Fracaso escolar

  • 8,820 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
8,820
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8

Actions

Shares
Downloads
75
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UPEL-IUNE MARACAIBO 2012FRACASO ESCOLAR INTEGRANTES. EMILI LEON RENNY CHACIN YOSELIN CRIOLLO
  • 2. Fracaso escolarDe Wikipedia, la enciclopedia libreSaltar a: navegación, búsquedaPor fracaso escolar o abandono escolar prematuro se entiende normalmente el hecho de nolograr el título académico mínimo obligatorio de un sistema educativo. No debe confundirse con elabandono escolar temprano, indicador que también incluye a quienes terminan la educaciónobligatoria con aprovechamiento, pero no siguen estudiando (en el caso español el abandonoescolar incluye a quienes fracasan en la Educación Secundaria Obligatoria y además, a quieneslogran el título y no estudian FP, Bachillerato o cualquier otro tipo de enseñanza).La expresión «fracaso escolar» ha sido cuestionada,1 debido al estigma que implica, pues pareceseñalar que quienes no alcanzan un título educativo se están convirtiendo en personas fracasadas.Además, parece llevar la responsabilidad sobre el logro educativo hacia los estudiantes, no teniendoen cuenta que el éxito escolar es un proceso en el que, aparte de los estudiantes, tambiénintervienen los profesores, la gestión de los centros educativos, las autoridades educativas, laspolíticas educativas y las familias. Por ello se han propuesto eufemismos y perífrasis, como«alumnos que abandonan el sistema educativo sin la preparación suficiente», pero por ser máslargas y novedosas no son tan informativas como la propia de fracaso escolar.Causas del fracaso escolarLas causas del fracaso escolar las podemos agrupar en tres tipos: las que tienen que ver con elpropio estudiante, con el sistema educativo o con factores socioeconómicos ajenos al sistemaeducativo. Entre los motivos relacionados con los estudiantes contamos con los que puedan ser susnecesidades especiales, que les dificultan seguir ciertas materias, y los que tienen que ver con sumotivación. En cuanto a los factores relacionados con el profesor, están su capacidad para atender ala diversidad o los métodos didácticos que emplean. En cuanto a los centros, cabe destacar laimportancia del clima escolar, así como la autonomía para gestionarse. Los rasgos del sistemaeducativo, como financiación, educación más o menos comprensiva, carrera docente, horarios, etc.también se consideran características relevantes para explicar el fracaso escolar.
  • 3. En cuanto a los factores extraescolares, cabe destacar la familia y el mercado de trabajo. La familiainfluye al menos de dos formas; por un lado, criando al niño en un medio cultural similar al delsistema educativo. Por otro lado, con su preocupación y supervisión sobre el trabajo escolar de sushijos. El mercado de trabajo puede influir en la medida que hace más atractivo para los jóvenes noesforzarse en terminar sus estudios, pues saben que podrán encontrar un trabajo sin necesidad detítulo.Los expertos sobre fracaso escolar discuten sobre cuáles de estas causas son más importantes ycómo se pueden abordar.[editar] Fracaso escolar y desigualdad socialExiste una clara relación entre desigualdad social y económica, tal como demuestra un metaestudioreciente sobre 150 artículos académicos, recogido en el libro Desigualdad: Un análisis de la(in)felicidad colectiva del especialista británico en salud pública Richard Wilkinson prueba que existeuna clara correlación positiva entre fracaso escolar e índice de Gini en los países de renta más alta.[editar] Fracaso escolar y géneroEn México el 37% de los adolescentes abandonan la escuela, en zonas urbanas las mujercitasabandonan los estudios y en zonas rurales la mayoría son varones. Se observa una tendencia endiversos países a que el fracaso escolar de los chicos sea mayor que el de las chicas. Esto haplanteado el debate de a qué se debe el diferencial de rendimiento educativo entre chicos y chicas.Hay quienes sostienen que estas diferencias se deben a caractarísticas psicológicas asociadas deforma natural a cada sexo. Por otra parte, hay quienes afirman que estas diferencias se deben a lasrelaciones de género, a cómo chicas y chicos se desenvuelven en el entorno escolar, siendo laschicas más obedientes con el orden escolar, mientras que los chicos tienden a ser más rebeldes,para desafiar la autoridad establecida. Por último, hay quienes sostienen que chicos y chicas seenfrentan a diferentes oportunidades laborales. Las oportunidades laborales de las mujeres con bajonivel educativo son mucho peores que las de los chicos, por lo que ellos estarían tentados de dejarel sistema educativo y ponerse a trabajar en mayor medida que las mujeres.El Instituto Mexicano de la Juventud, dentro de su llamado programa de mediano plazo 2008 - 2012da a conocer las estadísticas que se arrojan a partir de la enuesta nacional de la juventud 2005acerca de las causas de desercion escolar en México; sus cifras resultan escalofriantes ya que solouna mínima parte de los jóvenes se encuentran insertos en el sistema educativo nacional despuésde los 16 años, la mayoría abandona la escuela porque prefiere trabajar, la escuela no cubre susexpectativas, sus padres no quisieron que siguiera estudiando ó debido a las condicionesecónomicas de la familia derivadas de la poca preparación que han tenido sus padres, conreferencia a ese tema, este equipo de trabajo realiza un estudio de caso del que más adelantehabrán de publicarse los resultados.234Una causa del fracaso escolar es la poca motivación causada por los innumerables controles quesiempre se acumulan con menos de una semana de antelación, en la cual el estudiante solo secentra en los controles que sabe que va a poder aprobar y ya tira la toalla con los exámenes difícilesy no hace más caso de la asignatura. Asín sigue la rutina hasta que al final no estudia para ningunoya que siempre está tirando la toalla y no prestando atención ya que no se entera de nada.
  • 4. El instituto hace referencia a la importancia del financiamiento para lograr disminuir los índices dedeserción sin embargo habría que preguntarse que tan importante podría ser el acceso a un subsidioque inferimos seria apenas lo necesario en el mejor de los casos, para cubrir llos gastos que implicaasistir a la escuela sobre todo si son los padres quienes buscan que los hijos aporten de formainmediata recursos al gasto familiar y al continuar dentro del sistema educativo lo único que selograría desde su punto de vista, seria postergar la entrada de recursos tan necesarios para elsustento de la familia.[editar] Fracaso escolar e inmigraciónLa relación entre fracaso escolar e inmigración es mucho más matizada de lo que tiende a pensarse.La categoría "inmigrante" agrupa a una realidad social tan heterogénea que no tiene valor para elestudio del problema educativo. Esto se debe a que tan inmigrante es la persona que entrairregularmente en un país sin conocer el idioma y sin experiencia con una sociedad urbanizada y deservicios como el gerente de una multinacional que proviene de un país más desarrollado que elpaís de acogida. Por tanto, como primer paso conviene distinguir los inmigrantes según el país deorigen. Además, también es muy relevante la experiencia educativa previa de los inmigrantes y desu familia en el país de origen. Procediendo así, se observa que buena parte de las diferenciasobservadas entre inmigrantes y nativos se deben a las diferentes características socioeconómicasde las familias. Igualmente la población inmigrante suele tener una renta más baja, parte de susproblemas son sencillamente el fruto de la desigualdad económica simple.[editar] Políticas contra el fracaso escolarLas políticas contra el fracaso escolar se pueden clasificar en dos grandes tipos, según se centrenmás en lo que pasa dentro de la escuela o en lo que pasa fuera. Las políticas centradas en lo quesucede dentro de la escuela buscan mejorar los métodos didácticos, mejorar el asesoramiento a losestudiantes en cuestiones tales como técnicas de estudios o futuro profesional. También tienen encuenta los recursos que se invierten en la escuela, como ratio alumnos/profesor, clases de refuerzo,mejoras en bibliotecas u otros recursos. Las políticas centradas en lo que pasa fuera de la escuelatienden a hacer más hincapié en aspectos tales como la relación de los padres y madres con elprofesorado y con la supervisión que hacen de la educación de sus propios hijos, o la relación entreservicios sociales y problemas en los centros escolares.Políticas educativas contra el fracaso escolar a nivel internacional Una de las medidas máspopular contra el fracaso escolar, muy practicada en lugares como la comunidad francófona deBélgica, es el hacer repetir a los alumnos con nivel bajo. En la otra cara de la moneda algunospaíses han adoptado un sistema de promoción automática de los alumnos durante toda laescolaridad obligatoria o parte de ella. Entre los países industrializados que han optado por estesistema están Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Irlanda y Japón. Entre lospaíses que utilizan la práctica de repetir, algunos sólo lo hacen de forma excepcional como Italia,Grecia y Alemania. En otros, como Francia, Bélgica y Portugal, la proporción de alumnos que repitenpor lo menos un curso durante su escolaridad es significativa (Marchesi y Hernández, 2003).Pero, ¿es útil esta política? Holmes recopiló bibliografía sobre estudios en los que se compara laevolución de los grupos de alumnos que repiten con la de alumnos con idénticas característicasiniciales que son promocionados. Midió factores como los progresos cognitivos, actitudes frente a la
  • 5. escuela, absentismo, inserción social, equilibrio emocional del alumno, etc. Los resultados sonllamativos. No sólo disminuye objetivamente el rendimiento de los repetidores, sino que el mismotiende además a ser infravalorado por los maestros. La evolución es negativa también en casi todoslos criterios afectivos. ¿Por qué entonces se sigue empleando esta medida poco eficaz? Lo que eldocente no tiene la posibilidad de verificar es que el año repetido es significativamente menosproductivo de lo que habría sido para estos alumnos si hubiesen pasado de curso. La comparaciónde la edad constante muestra que los alumnos promocionados han progresado bastante másdeprisa que los que repiten y la diferencia ha ido acentuándose a lo largo de los años. Esto seexplica porque repetidores y promocionados no se han enfrentado a un mismo currículum: elrepetidor ha retomado asignaturas ya abordadas, mientras que el promocionado ha sido «arrastradohacia arriba» por la presión de un programa exigente. El año que unos y otros han pasado en susrespectivos entornos ha sido desigualmente estimulante y el tiempo disponible desigualmenteaprovechado (Marchesi y Hernández, 2003).Un caso ilustrativo es el de Bélgica analizado por los investigadores del Servicio de PedagogíaExperimental de la Universidad de Lieja. A la luz de las comparaciones internacionales, elrendimiento de las escuelas de habla francesa belgas resulta anormalmente bajo en varias materias,especialmente en Lectura y en Ciencias, mientras que las escuelas de habla holandesa, donde serepite mucho menos, obtienen resultados muy superiores en Matemáticas y en Ciencias.Cuando el alumno que repite recibe un apoyo individualizado, sus resultados son un poco menosnegativos; no obstante, los repetidores que reciben este apoyo no obtienen un resultado mejor queel de sus compañeros de igual nivel inicial que han sido promocionados. Las formas «indirectas» conlas que a veces se repite son igualmente ineficaces. Un ejemplo de forma indirecta sería retrasar unaño el ingreso en educación primaria de niños considerados inmaduros. Por otra parte, variosestudios demuestran que con un nivel de competencias igual, los alumnos que en su pasado escolarhan repetido un curso tienden a abandonar significativamente más la escuela que los otros.Los dos países con el mayor índice de preocupación por los problemas relacionados con el fracasoescolar son Reino Unido y Estados Unidos. En Reino Unido se emplean los resultados de losexámenes de la escuela secundaria, las calificaciones de las pruebas en «niveles clave» o puntospor edades, y los informes periódicos de los equipos de los inspectores escolares, para determinar siuna escuela o un distrito va bien o si está «fracasando». Todos los años, los informes revelan quelas escuelas requieren «medidas especiales» por las que se les asignan equipos de intervenciónpara crear y poner en marcha planes cuyo objetivo es obtener mejoras medibles en el plazo de unaño; de otro modo, es posible que se cierren las escuelas. El proceso de inspección tambiénidentifica una segunda categoría de escuelas con «serias debilidades». A estas escuelas también seles asignan ciertas medidas de apoyo (entre las que se incluyen últimamente las presentadas porempresas privadas) para que no se sigan deteriorando y pasen a formar parte del grupo de las«medidas especiales» (Marchesi y Hernández, 2003).En Estados Unidos, algunos estados y distritos clasificaron a sus escuelas simplemente comoescuelas de bajo rendimiento o sin rendimiento, publicaron los resultados y no tomaron ningunamedida. Otros estados han cerrado escuelas que «fracasaban» y las han reconstruido con nuevopersonal y liderazgo (por ejemplo Chicago y California). Estados como Kentucky y Tennessee hanpuesto en práctica estrategias de mejoras de «transformación», mediante la asignación de equiposde apoyo, «educadores altamente cualificados» a las escuelas que atravesaban dificultades. No
  • 6. todas las escuelas con bajos niveles de rendimiento son iguales. Es por esto que las estrategiaspara mejorar las escuelas varían entre los sistemas de alta y baja capacidad. De hecho, el gobiernodel Reino Unido ha institucionalizado esta distinción al aplicar niveles de «intervención en proporcióninversa al éxito» (Barber, 2000,22 citado en Marchesi y Hernández, 2003).Como señalan Marchesi y Hernández (2003), Los profesores son la clave para garantizar una buenaeducación por lo que una iniciativa de mejora de la educación está basada en la calidad delprofesorado. En este tema hay dos tendencias: la contratación de los profesores y su mantenimientoy el desarrollo profesional de éstos. Las medidas que se deben adoptar han de estar en función de lasituación local. En Inglaterra, donde el profesorado ha tenido durante muchos años una bajaconsideración social y es poco común que los alumnos más brillantes se dediquen a la enseñanza,se ha utilizado una estrategia que ha consistido en una prominente campaña de publicidad paraelevar la imagen de la enseñanza. Así, al celebrar la importancia de la enseñanza, mostrando frasesdel tipo «nadie olvida a un buen profesor», se espera mejorar la propia imagen de los profesores enactivo, animar a los que alguna vez hayan sido profesores a volver a clase y alentar a los jóvenescon buen historial académico a que se dediquen a la profesión. Otra estrategia relacionada con losmedios de comunicación ha sido establecer premios anuales para los profesores, el denominadoOscar de la enseñanza, transmitido en directo en cadenas de máxima audiencia. Otra estrategiaestá relacionada con la remuneración de los profesores. El gobierno ha destinado 2000 millones delibras esterlinas (unos 3200 millones de euros) para aumentar el salario de los profesores, pero – loque ha causado una gran polémica- ha insistido en que el incremento se relacione con elrendimiento.Hay varios modelos para potenciar el desarrollo profesional continuo para los profesores: ampliaciónde los estudios de posgrado, módulos de enseñanza a distancia, cursos breves de diversos tipos,iniciativas basadas en los centros escolares. En los últimos años, una novedad sustancial en GranBretaña ha sido el establecimiento de cinco jornadas de capacitación para cada centro escolar,donde la totalidad del personal – sin los alumnos- se reúne con vistas a orientar su desarrolloprofesional a situaciones específicas.La mejora no depende solamente de los profesores, ni de los directores, ni del personal de apoyo delas escuelas. Hay toda una responsabilidad colectiva también: hace falta que todos realicemos unesfuerzo conjunto. Una iniciativa de este tipo es el Programa de escuelas sanas [Healthy SchoolsProgramme], llevado a cabo conjuntamente por el Ministerio de Educación y Empleo [ Departmentfor Education and Employment] y el Ministerio de Salud [ Department of Health] de Inglaterra. Lasautoridades sanitarias y de educación local trabajan juntas para proporcionar servicios a lasescuelas, tales como los fondos de salud comunitaria, servicios policiales, sociales y de la juventud(Marchesi y Hernández, 2003).Algunas de las reformas relacionadas con el mercado que se han introducido en los centrosescolares ingleses en los últimos años son: examen obligatorio de todos los alumnos a los 7, 11 y 14años. Establecimiento de objetivos en cada centro en términos de niveles de rendimiento esperados.Publicación de los resultados de cada centro, historial de asistencia de los alumnos, etc.Inspecciones de los centros llevadas a cabo por personal independiente. Revelar el nombre de lasescuelas con fracaso escolar. Responsabilizar a los centros de su propio presupuesto. Organismosgubernamentales firmes, con total transparencia. Elección de los centros por parte de los padres.Ninguna de estas reformas ha funcionado de manera brillante, pero tampoco han fracasado. Lo que
  • 7. han hecho es introducir la competencia y las fuerzas de mercado en un sistema educativo que,tradicionalmente se ha mantenido apartado del mercado.En cada país se han adoptado enfoques diferentes para proporcionar una segunda oportunidad paraconseguir una educación secundaria completa y crear así una «Sociedad del Aprendizaje». Elproyecto de Escuelas Aceleradas es un movimiento que ha nacido en Estados Unidos para acelerarla vida académica de los estudiantes que corren el riesgo de sufrir un fracaso escolar. Esta iniciativatiene su Centro Nacional en California y numerosos centros satélite en el resto de Estados Unidos.Tratan a los alumnos en riesgo como estudiantes dotados de talento y buenas cualidades. Losobjetivos son: unidad de propósitos, dotar de responsabilidades (el personal, los padres y losestudiantes se hacen responsables de las principales decisiones que van a determinar los resultadoseducativos) y crear puntos fuertes (identificarlos y potenciarlos tanto en alumnos como enprofesores, padres y otros miembros del personal del colegio) (Marchesi y Hernández, 2003).Un programa conocido como Sucess for All (Éxito para Todos) tiene la idea de utilizar todos nuestrosconocimientos acerca de la instrucción eficaz de los estudiantes en peligro para hacer que laorganización de la escuela y las clases tengan como objetivo, en primer lugar, evitar que aparezcandeficiencias académicas; reconocer cualquier deficiencia e intervenir de forma intensiva y ofrecer alos estudiantes un plan de estudios rico y completo que les permita ir creciendo sobre la base de lasdestrezas básicas. Los elementos que componen el programa varían según su localización,dependiendo de las necesidades de la escuela y los recursos disponibles para poner en marcha elprograma. Sin embargo tienen unos elementos comunes: programa de lectura, evaluaciones delectura cada ocho semanas, tutores de lectura, preescolar y jardín de infancia, equipos de apoyofamiliar, facilitador del programa, los profesores y su formación, financiación y atención constante.Los resultados de los estudios que evalúan Éxito para Todos muestran efectos significativamentepositivos desde el punto de vista estadístico. Se demostró que dicho programa aumenta elrendimiento de lectura de los estudiantes (Marchesi y Hernández, 2003).Por otra parte, tenemos las escuelas inclusivas. En ellas se tiene en cuenta la enseñanza y elaprendizaje, los logros, actitudes y bienestar de todos los jóvenes. Las escuelas más eficaces noson las que dan por hecho la inclusión educativa sino las que controlan y evalúan constantemente elprogreso de los alumnos, identifican a los estudiantes que pueden quedar excluidos, los que sondifíciles de atraer o los que se sienten apartados de alguna forma de lo que la escuela pretendeproporcionarles. Últimamente, en todas las escuelas inglesas se emplea un instrumento dedesarrollo escolar llamado índice de inclusión gracias a la labor de un equipo de maestros, padres,gobernantes, investigadores y el representante de los grupos de incapacitados. Este Índice incluye alas escuelas en proceso de convertirse en inclusivas, recurriendo a las opiniones del personal,gobernantes, alumnos, padres/cuidadores y otros miembros de la comunidad. Se centra en la mejorade los logros educativos a través de prácticas inclusivas (Marchesi y Hernández, 2003).No hay que olvidar que las investigaciones llevadas a cabo sobre las mejoras escolares handemostrado que las recetas comunes no funcionan: la misma forma de estrategia de mejora no esválida en todas las escuelas. Por esto, lo que funciona en una ciudad puede no tener importancia enuna escuela rural o lo que es efectivo en un país puede no serlo en otro.Políticas educativas contra el fracaso escolar a nivel nacional: En España, resaltan tresprogramas básicos: Diversificación curricular, Educación compensatoria y Garantía Social.
  • 8. Considerados los dos primeros preventivos y tercero paliativo. Además existe un amplio número deprogramas enfocados a la atención a la diversidad. Otras medidas preventivas tomadas por laAdministración educativa son: detección de necesidades de integración, detección de necesidadeseducativas especiales, realización de un diagnóstico precoz de perfiles, evaluación de factores queintervienen en el fracaso escolar y programa de prevención del absentismo.El programa de Educación compensatoria se encamina a procurar una salida a los alumnos que, yaen 3º de la ESO, parece difícil que puedan completar el ciclo de formación básica. Existen tresmodalidades: compensación externa, en centros y aula de compensación. La compensación encentros consiste en clases de apoyo para alumnos en situación o riesgo de exclusión social y queacumulen un mínimo de dos años de desfase curricular. La compensación externa es un conjunto deactividades de apoyo escolar, ocio y acompañamiento que llevan a cabo asociaciones o las ONG enhorario extraescolar y son financiadas por la Administración educativa. El aula de compensacióneducativa combina adquisición de conocimientos básicos con el desarrollo de habilidades manuales.Por último, el programa de garantía social representa un año (o dos en algunos casos) de formaciónnetamente vinculado a las demandas del mundo laboral y destinado a proporcionar una cualificaciónprofesional básica, que habilite para ocupar un puesto de ayudante (Navarrete, 2007). Fracaso EscolarVamos a hablar del fracaso escolar, pero… ¿A qué se le llama fracaso escolar?, ¿Cuálesson las causas?, ¿Y las consecuencias?, ¿Cómo afecta al alumno y a su familia y engeneral a toda la sociedad?, ¿Es un problema que se escapa de las manos de lospedagogos y especialistas…?Muchas preguntas, muchos interrogantes a los que vamos a tratar de dar respuesta.Vamos por tanto a tratar de definir elfracaso escolar, y cuando lo hacemos estamoshablando de un problema que se vive, se ha vivido o se vivirá en la mayoría de loshogares españoles…Los últimos sondeos hablan de un 29% de fracaso escolar, que es muy superior a lamedia europea, en concreto, sólo nos supera Portugal. Quedamos muy lejos del 7%
  • 9. que existe en Suecia por ejemplo. Esta media ha ido subiendo e incrementándose apesar de que debido al descenso demográfico cada vez son menos los estudiantes. Lascifras son ahora mismo alarmantes. En la enseñanza media un 32% de los alumnosrepiten curso, un 35% no terminan con éxito 2º de ESO. El 48% no superan elbachiller y en la universidad el abandono de los estudios ronda el 50%.DEFINICIÓN DE FRACASO ESCOLAR¿Pero, cuando hablamos realmente de fracaso? Hablamos de fracaso cuando un niñono es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivelpedagógico.Dado que el único criterio para evaluar el éxito o el fracaso de los niños, son lascalificaciones, el fracaso se traduce en suspensos ,que por supuesto suelen sermasivos y hacer que los padres ya no sepan que hacer con ese niño o ese joven. Novamos a hablar de uno o dos suspensos en alguna evaluación, que pueden serabsolutamente normales y superables, sino de esos otros niños cuyas calificacionesson negativas al finalizar el curso escolar. Para delimitar aún más el campo del queestamos hablando, podríamos referirnos a aquellos alumnos que hayan acabado elcurso con más de dos asignaturas pendientes, que es cuando en principio repetiráncurso, lo que evidentemente sería una medida del fracaso escolar, aunque en nivelesprácticos y hasta la ley de calidad, debido a la coordinación entre los padres y losprofesores, a veces se iba pasando a los niños de curso, y así se aplazaban losconceptos de fracaso escolar hasta la finalización de cada ciclo de primaria osecundaria que no pudieran superar, situación que en la actualidad, se ha reformado.CAUSAS DEL FRACASO ESCOLARMuchas son las causas que pueden originar un fracaso escolar. Las más reseñables sonlos trastornos de aprendizaje y los trastornos emocionales. Las cifras varían según losdiferentes estudios, pero son aproximadamente las siguientes: Sólo un 2% se debe afactores intelectuales. Alrededor de un 29% de fracaso se debe tanto a trastornos deaprendizajes, entre los que destaca por su importancia la dislexia. Aproximadamente lamisma proporción se debe a factores emocionales de todo tipo y un preocupante 10 %lo ocupa en este momento, el trastorno más estudiado en España en psicología infantilen los últimos años: TDAH, o trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
  • 10. Esfera Orgánica:Aquí englobaremos todas aquellas deficiencias que tienen que ver con trastornos queimpliquen disminución física, alteraciones sensoriales, de psicomotricidad, etc…. Seríanentre otras, enfermedades crónicas como la diabetes, o la epilepsia, alteracionescardíacas, enfermedades genéticas, etc, que pueden constituir un impedimento para elaprendizajenormal del niño.También otras características físicas , como tartamudez, estrabismo, cojera, inclusoobesidad, etc., que hacen que el niño pueda ser objeto de burla o de sentimientos deinferioridad y que harán que existan problemas de socialización y afectivos que luegocomo veremos más adelante influirán también en su rendimiento y aprendizaje.Es importante incidir en detectar los defectos de visión o audición que necesitan pautasde educación distintas.A veces no es tan sencillo. Hemos comprobado que esto sucede en el caso de los“hipoacúsicos”. No se trata de una deficiencia total, no es una sordera. Pero enalgunos de los fracasos escolares en los que el niño presenta dificultades desde elprincipio, a veces en una exploración otorrina, se puede descubrir una “ hipoacusia”, esdecir una pérdida de audición que muy normalmente hace que el niño llegue a la edadescolar sin que sus padres se hayan dado cuentapuesto que a veces no es muyacusada, pero que evidentemente perjudica el aprendizaje sobretodo lectoescritor, yque condiciona todo su rendimiento. A veces son remisibles con tratamiento, como porejemplo las otitis serosas, que al no ser dolorosas, pueden pasar desapercibidas y sinembargo provocan una verdadera hipoacusia.Por la etiología que es claramente neurológica, podemos englobardentro de esteapartado dos importantes trastornos por su prevalencia que inciden notablemente enla definición de fracaso escolar. Ambos son considerados como trastornos deaprendizaje, aunque realmente tienen una clara base orgánica.
  • 11. Hablamos de La dislexia, que puede en los primeros años, convertirse en predictor deun futuro fracaso escolar si no es detectada y tratada, puesto que todo el aprendizajeestá basado en un adecuado aprendizaje lectoescritor. En los últimos estudios sedetecta un 10% y hasta un 25% de dislexias en el aula, lo que nos previene sobre lafrecuencia de esta alteración. Trataré de dar unas nociones básicas de lo que significaesta alteración que es la causa de muchos de los fracasos escolares en la actualidad.Se puede hablar de dislexia cuando un niño con unnivel mental normal o superior,aprendizaje adecuado y sin problemas emocionales graves, no es capaz deestablecer el mecanismo de la lectura y lleva un retraso de unos dos años conrespecto a su edad mental y cronológica.La sintomatología es quizás, el capítulo más importante y por ello procuraré utilizar lostérminos más asequibles y huir de conceptos excesivamente profesionales.La lectura es muy lenta y siempre por debajo de la media del grupo de su clase. Se producen en ella continuos tartamudeos. No hacen puntuaciones. Es muy fácil que se cambien de línea, y se salten alguna porque su orientación espacial también es deficiente. Además existen inversiones especialmente en las trabadas, puede leer pardo por prado, persa por presa, etc. Las rotaciones también son frecuentes, confunden la d - p, o la p -q, d y b, n y v, etc., con giros en la percepción de la letra de derecha - izquierda o arriba y abajo. Confusión de letras parecidaspor su sonido, p y c, c y t. O confundir las letras por el punto de articulación. Suele ser muy frecuente la ll y la ñ, l y r, Las omisiones son constantes, los padres dicen que " come muchas palabras y letras," o que " lee muchas mentiras ".La escriturapresenta las mismas dificultades que en lectura y yo diría que es uno de los síntomas más fáciles de detectar por lo " evidente" A la dificultad especial de la ortografía se le llama “disortografía”y es característica de la dislexia.La disortografía se diagnostica por:Inversiones en las sílabas, escribir por - pro, etc., rotaciones, darle la vuelta alas letras arriba o abajo, p y b, derecha o izquierda, d y q, etc. …Unir o separarpalabras inadecuadamente, omisiones de palabras enteras, plurales, repetirvarias veces la misma palabra, confusión de fonemas, r y l, o ll y ñ.A veces existe una auténtica escritura en espejo con niños que llegan a escribirtotalmente al revés, aunque esto suele pasar en los primeros estadios,
  • 12. Bien, estos son los síntomas más claros de un síndrome disléxico, que podemosresumir con las siguientes frases: Su hijo es disléxico si:La aparición del lenguaje ha sido tardía, presenta dificultades motrices siendo desde siempre muy torpe en juegos, deportes y habilidades manuales.Si tiene más de siete años, y no sabe leer o lo hace invirtiendo las palabras o confundiendo las letras, silabea y le cuesta un enorme esfuerzo por lo que en general suele rechazar la lectura sistemáticamente.Si su escritura presenta faltas especiales, como “ comerse letras al final o en el medio de una palabra, invertir en las sílabas trabadas como tra por tar, bra por bar,, o bien rotar las letras, tanto en espejo como confundir la p - d, p - q, d y b, n y s, ll y ñ, r -l, etc...Confunde los conceptos temporales, hoy y mañana, antes y después, días de la semana, meses, estaciones, el reloj.No sabe distinguir derecha e izquierda, le cuesta orientarse en la hoja de papel, lo que hace que la apariencia de su escritura sea desastrosa, y confundía conceptos como delante y detrás, arriba y abajo, etc.Si utiliza la mano derecha, a veces hace cosas con la izquierda o bien mano derecha y saca fotos con ojo izquierdo, o mano izquierda con pié derecho, etc., es decir no esta lateralizado mano, pié, ojo y oído, del mismo lado.Otra causa importante de fracaso escolar, que en la actualidad está siendoobjeto de muchos estudios en nuestro pais, es la de niños que presenten:-Trastorno de déficit de atención con hiperactividad.La prevalencia de estetrastorno oscila alrededor del 10%. Estos niños presentan habitualmente unfracaso escolar que se asocia con trastornos como el de dislexia que hemosdescrito, disgrafía, discalculia, problemas todos ellos asociados a la falta deatención, la hiperactividad y la impulsividad que les caracterizan. Esto haceque el 42 % de ellos repitan curso, con lo que configuran una parteimportantísima de la población que configura el fracaso escolar.En este momento ambos trastornos, son causa de más del 25% del fracaso escolar,aunque el baile de cifras sigue siendo importante. Mi experiencia en cambio, habla deeste nivel de porcentajes y aún mayor.
  • 13. Continuando con las causas, existe otro porcentaje aunque menor, de causa de fracaso escolar, pero que siempre debemos descartar .Factores intelectuales: En primer lugar es básico saber su capacidad intelectual. La capacidad intelectual de una persona se mide por su cociente intelectual que es una valoración hecha a través de unas pruebas psicológicas y cuya normalidad se establece dentro de un intervalo de puntuaciones. En el caso de que el cociente intelectual se encuentre por debajo de la media esperada estaríamos en el caso de debilidades mentalesque si son ligeras que no son fácilmente detectables o bien superdotaciones, es decir niños con un nivel intelectual muy superior al normal, que suelen presentar paradójicamente fracaso escolar. Los primeros, con un bajo nivel intelectual, coeficiente menor de 85, van pasando de curso sin haber asimilado lo anterior hasta que el fracaso es tan estrepitoso que cualquier técnica de diagnóstico intelectual nos indica que existe una inmadurez mental, que justifica la no-adecuación a las exigencias escolares de su entorno. Los segundos, los superdotados, con coeficiente intelectualsuperior a 130 pueden presentar alteraciones en su rendimiento hasta llegar con los años a un verdadero fracaso escolar. La explicación en este caso es sencilla, se trata de niños para los que no está diseñado el aprendizaje, puesto que la escuela presenta ciertas limitaciones porque está orientada a niños normales. De esta forma los superdotados encuentran un desfase importante entre su inteligencia y las tareas que se le piden con lo que comienza un aburrimiento que hace que vayan perdiendo todo interés… Otra de las causas de los fracasos estaría en los problemas emocionales de los niños y alteraciones de la esfera afectiva: Factores afectivos- emocionales: Algunas investigaciones han demostrado que entre un 30 y un 50% de los fracasos escolares se deben a causas emocionales. Dentro de este apartado entrarían trastornos como la depresión ( mucho más frecuente en la infancia de lo que los mayores creemos), la baja autoestima, trastornos de ansiedad, y luego ya complicaciones más severas, como psicosis o neurosis. Y por supuesto no podemos eludir el papel, yo diría que imprescindible, que representa la familia en estos trastornos. La influencia de esta en la estabilidad emocional del niño es fundamental. Por ello, estas circunstancias pueden alterar el equilibrio afectivo y perjudicar su rendimiento escolar: Situaciones especiales que alteran el núcleo familiar como la muerte o enfermedad de uno de los progenitores o de un ser querido por el niño, el abandono, separación del matrimonio, nuevo matrimonio de uno de los padres,
  • 14. nacimiento de un nuevo hermano, situaciones hoy mucho más frecuentes y que siempre que no estén bien enfocadas, afectan enormemente el desarrollo emocional del niño. Estilos educativos de los padres: Como la severidad excesiva o disciplina extrema, o bien un exceso de perfección que hacen que los padres creen unas expectativas que los niños no pueden alcanzar ( tienen que ser los mejores) lo que crea una fuerteinseguridad en el niño que nunca podrá llegar a las altas metas fijadas y como consecuencia se sentirá frustrado si no lo consigue. Por el contrario el exceso de protección, el niño excesivamente mimado y protegido, cae también en la inseguridad porque no saben enfrentarse solos a las frustraciones si mamá o papá no están allí para resolver el problema. Podemos incluir en este apartado, aquellos padres con estilos educativos distintos que producen un gran desconcierto en el menor, y que se traduce también en fracasos escolares, falta de cariño, indiferencia de los padres, etc.… Y sería interesante relacionar también los problemas en el rendimiento escolar con las nuevas adicciones infantiles, la televisión o los vídeo juegos y el ordenador, que cuando no existe control pueden perjudicar de una forma importante su rendimiento escolar. El fracaso también tiene que ver con la situación de tantos y tantos niños que están solos en casa por el trabajo de los padres y carecen del apoyo, de la presencia de un adulto que les enseñe unas normas adecuadas. Pero esto entraría dentro de otra reflexión mucho más larga, que sería la de como establecer límites a nuestros hijos, para evitar que se produzca no sólo el fracaso escolar, sino el personal. Trastornos debidos al desajuste emocional en etapas cruciales como la adolescencia. Es fundamental el control de la familia y la información sobre esta etapa. Hablaríamos también de los problemas de los chicos, de su relación con el alcohol y las drogas, cada vez más preocupante, y que en el menor de los casos se nota en los primeros días de la semana, después de un fin de semana de consumo abusivo, y que desgraciadamente puede condicionar no sólo su rendimiento sino también su vida. Situación social desfavorable. Existe una clara correlación entre el nivel social y el rendimiento. Tiene que ver evidentemente con los estudios o formación de los padres, con la marginalidad, con las diferencias como en el caso de los inmigrantes, situaciones todas ellas que inciden en la formación del niño y por tanto también en su rendimiento.Causas pedagógicas:Podríamos hablar de la irregularidad en la escolaridad. Bien por constantes trasladosde un colegio a otro, por inasistencia escolar, que evidentemente hacen que el niñocarezca de base para continuar el aprendizaje.Otra de las causas puede ser el método de enseñanza del centro , en el sentido de noadecuar el interés del niño con los contenidos que se imparten, o bien la alta exigencia
  • 15. que no atiende a la madurez de cada uno, y a veces no se tiene en cuenta porejemplo, que en una misma clase puede haber niños que se lleven hasta doce meses.Por otra parte es un hecho que en algunos centros existe un exceso de deberes, y queen la actualidad el sistema educativo actual conlleva, en mi opinión, la dispersión dematerias, llegando a tener un número elevado de asignaturas que a veces sólosuponen un masivo número de suspensos para el chico, logrando desmotivarlo yenquistar el fracaso.El desconocimiento de las adecuadas técnicas de estudio, de las que hablaremos másadelante y en ocasiones un exceso de actividades extraescolares que presionan alalumno, pueden conseguir también que el rendimiento escolar del niño no responda asu verdadera capacidad.La masificación: El número de alumnos que a veces supera los 25 , parece tambiénincidir en los resultados puesto que se observan más casos de fracaso escolar, yaunque la nueva reforma trata de ir disminuyendo ese número, aún estamos muy lejosde algunos países como Dinamarca en el que la relación de alumnos por clase es de15.Y por supuesto la figura del profesor es básica también. En el sentido de que todossabemos de casos de profesores que han marcado negativa o positivamente a losalumnos y que determinadas aptitudes se pueden potenciar o bloquear, según sea elprofesor…Está claro que para ser docente se necesita una vocación muy fuerte y unasdeterminadas aptitudes que no todos tienen… Evidentemente puede no ser la causaprincipal, pero sí es un eslabón más en la cadena…La nueva reforma educativa trata de poner énfasis en la individualización y lasuperación de estas barreras, pero sinceramente creo que la reforma debería ser tanimportante que estamos aún muy lejos de lograrlo.TIPOS DE FRACASO ESCOLAR1.Primario:Cuando aparecen problemas de rendimiento en los primeros años de la vida escolar del niño, suelen estar asociados a dificultades madurativas y dependiendo de cuales sean, pueden solucionarse espontáneamente o ser la base de un fracaso escolar permanente.2.Secundarios produce cuando después de unos años de escolarización muy buena aparecen problemas, generalmentedebido a cambios en el niño, como la adolescencia o algún hecho puntual en la vida del niño que interfiere momentáneamente.
  • 16. 3.Circunstancial. El fracaso es transitorio y aislado, es por tanto algo cuyas causas deben averiguar, para poder poner el remedio adecuado.4.Habitual: Los suspensos constituyen la tónica habitual del niño, desde el comienzo de la escolaridad. Debido a causas de origenpersonal como por ejemplo, retraso en el desarrollo psicomotriz, retraso del lenguaje hablado, retraso en la adquisición de la lectura y escritura [dislexias, dislalia (pronunciación defectuosa), problemas de motricidad en la grafía, disgrafía] en la letra con desorientación espacial, mala “ caligrafía” muy aparatosa, bajo nivel intelectual, problemas personales, etc.…Este fracaso habitual, es el más peligroso en cuanto a que hasta llegar a cursossuperiores, los padres no suelen dar importancia al hecho de que los profesores delprimer ciclo de primaria y del segundo opten por él necesita mejorar en algunas de lasmaterias. Para la mayoría son todavía muy pequeños y sus “pequeños fracasos” entrecomillas, no tienen importancia. Sin embargo y desde mi experiencia, es precisamenteen estos años donde se va fraguando el futuro fracaso escolar, y donde es básico eimprescindible detectar las alteraciones que puedan presentar los niños para establecerel programa de reeducación necesario.Empiezan a reconocerlo cuando los niños ya son mayores y empiezan a suspendermasivamente en 6º de primaria, y no pueden superar el 2º de ESO. Habitualmentecuando se les advierte que deben repetir, o se les presenta ya en 4º de ESO la opciónde continuar por una formación profesional, si el fracaso ha sido muy grande. Esentoncescuando suelen acudir a pedir ayuda a tutores, o profesionales de la psicología,además de haber intentado durante años paliar esos suspensos con todo tipo de clasesparticulares, que a menudo no les sirven de mucho, cuando se desconoce el origen dedicho fracaso.Bien creo que hemos descrito ampliamente que es y cuales son las causas del fracasoescolar… pero no debemos olvidarnos de las posibles soluciones a éste.¿ QUE PODEMOS HACER ANTE EL FRACASO?Parece claro que en el caso de un fracaso escolarprimario y habitual, se deberá realizaruna exhaustiva exploración médica y psicológica del niño, que descarte algún tipo detrastorno específico, o la existencia de un problema lectoescritor, déficit de atención,bajo nivel intelectual, etc, para poder tomas las medidas oportunas, estableciendo undiagnóstico precoz que es fundamental en muchos casos. Yo diría que en el caso del fracaso escolar circunstancial las medidas atomar son en primer lugar analizar todo el grupo ( padres, educadores, equipopsicopedagógico etc.) las circunstancias concretas que hayan podido motivar ladesgana o la apatía de ese alumno, como las cuestiones personales,sobretodo en laadolescencia, problemas con el sexo opuesto, novios, sentimientos de inferioridad o
  • 17. inadecuación, que suele hasta considerarse normal una cierta inflexión o fracaso en loscursos claves como por ejemplo 2º y 4º de ESO. Durante toda esta etapa no es difícil encontrar problemas de ansiedad,depresiones, miedos y complejos, consecuencia lógica de la etapa evolutiva quepresentan y que serán más acusados, cuanto más desinformación tengan sobre estaetapa, padres y educadores. Analizar si las circunstancias familiares, atraviesan una etapa especial quepuede haber afectado al chico, o son demasiado exigentes o perfeccionistas, o bien siexiste un ambiente malo para el estudio. Hacer por tanto un claro autoexamen denuestra situación y actitud con respecto al alumno. También debe averiguarse también si ha existido por parte de algún miembrode la comunidad educativa críticas o humillaciones, por parte de algún docente y delos propios compañeros, que hayan minado el interés del alumno. En este sentidoexisten interesantes estudios sobre el “ bullying” o acoso en las escuelas. Tampocopodemos descartar las calificaciones injustas, o el exceso de tareas o un nivelexagerado, habitualmente forzado por la necesidad de aprobar la PAU, enseguida lareválida, con la competitividad que se tiene a veces entre los centros, y que hace queel alumno acabe agotándose puesto que se siente desbordado y por tanto se abandonatotalmente.Por otra parte, todos sabemos que la socialización es importante. No es raro, que unchico suspenda el curso cuando cambia de centro, o cuando tiene problemas derelación con los demás, si carece por tanto de habilidades sociales. Habría que analizartambién este contexto.Una vez hallada la causa debe ponerse elremedio, con la ayuda del psicólogo en elcaso de problemas personales o emocionales o de socialización (depresiones, crisis deangustia, ansiedad, introversión exagerada, timidez, drogadicción) que nos orientaráhacia el tratamiento adecuado, o bien reconduciendo las conductas familiaresequivocadas, reconociendo los propios errores, si hemos sido capaces de detectarlos ocon la terapia psicológica adecuada.En el caso de que la causa esté en la comunidad educativa abordando inmediatamenteel problema para tratar de solventarlo y si es necesariorealizar un cambio de centro.No quiero olvidarme sin embargo, de las herramientas que son fundamentales paraconseguir un buen trabajo, lo son en todas las profesiones y en la del estudiante, esasherramientas son imprescindibles : son las famosas técnicas de estudio quefacilitarán un buen rendimiento. Los puntos principales son los siguientes.Forma física para el estudio:aquí mencionaremos una correcta alimentación y un descanso adecuado, el estudiante necesita cuando es mayor más de 8 horas de sueño , y cuando son más pequeños aún más
  • 18. horas de descaso. Evidentemente esto implica desde luego, saber apagar a tiempo la televisión, aunque este es un tema muy amplio que también se debe tratar. Considero también importante para su equilibrio psicofísico, la realización de algún deporte.Entorno adecuado:Sitio para él, si es posible, donde no haya muchas interrupciones o jaleo, en el que pueda tener sus cosas, con un ambientenormal a su alrededor, con una familia en la que se respeten los tiempos de ocio y de trabajo.Herramientas adecuadas: Lectura rápida y comprensiva. Esquemas resúmenes, este.Planificación-organización: No dejarlo todo para el día antes del examen, procurar ir día a día, tenerlo todo organizado de antemano, con descansos cada hora, etc...Asimilación de lo estudiado: comprensión de lo leído, memorización adecuada, saber escuchar en clase, tener atención, análisis y síntesis, etc.…Podríamos alargarnos en este apartado, pero lo dejaremos para una próxima ocasión…Creo que como colofón, lo importante es destacar que ningún niño quiere ser un malestudiante, sobretodo en los primeros cursos, en los que muchas veces el traer buenasnotas es sinónimo para ellos de que papá y mamá le querrán más, le aceptarán más,estarán más orgullosos… y ¡qué niño no quiere esto! Por supuesto que también hayniños vagos, más apáticos, con pocas ganas de estudiar, pero éstos no tendrán unfracaso estrepitoso. Con un estímulo adecuado podrán superarlo, al menos para llegara una media… cuando no lo consiguen podemos pensar que exista en la base algunasde las muchas causas de las que hemos hablado hoy… por lo tanto no debemoscontentarnos con la primera impresión, siempre hay que ir más allá, hay que llegarhasta el fondo de ese niño fracasado, para impedir que dicho fracaso le marque todasu vida…Para finalizar unas recomendaciones que no puedo dejar de ofrecerles….¿ Que podemos hacer como padres, para prevenir el fracaso?PAUTAS PARA EVITAR EL FRACASO ESCOLAR Existen unos puntos importantes que quiero reseñar.Demuéstrale a tu hijo que le quieres no por sus éxitos sino por él mismo.Permítele que tome decisiones y le dale responsabilidades acordes con su edad.
  • 19. Jamás le compares desfavorablemente con sus hermanos o amigos. Jamás le hagas sentirse inútil o culpable, anímale a confiar en sí mismo y a valorarse. Enséñale que no hay que desanimarse ante los primeros fracasos, que hay que ser tenaz y buscar alternativas, practicar para superarse. Fomenta la lectura desde pequeño, contando cuentos, haciendo que los cuente él, animándole cuando lea algo. Enséñale palabras nuevas y haz como un juego, que enriquezca su vocabulario, háblale mucho y con propiedad. Estate atento con sus éxitos, por mínimos que sean, esto le ayudará a ir superándose y a sentirse seguro. Enriquece su ocio. Que no vea sólo la televisión cuando es pequeño. Enséñale programas adecuados, llévale a museos, cuéntale historias, haz que tenga contacto con la naturaleza… En fin, fomenta que tu hijo se quiera a sí mismo, se acepte, esté seguro y sobre todo que SEA FELIZ.Bibliografía y enlaces de internet para consultar:Fracaso escolar, en primaria y secundaria (I)El fracaso escolar es una condición socio-personal que puede quedar definida de manera operativacomo la incapacidad de un individuo para alcanzar los objetivos educativos propuestos por unsistema o centro escolar, para un determinado nivel curricular.Esta definición, implica considerar que el elevado porcentaje de alumnos con fracaso escolar crónicotiene, necesariamente, que explicarse por la existencia de alguno de los siguientes factores:
  • 20. Comportamiento del alumno:* Falta de aptitudes, expresadas básicamente por un déficit de habilidades o capacidad intelectual,pérdida de atención, problemas de memorización o retrasos del lenguaje.Quedan descartadas las carencias sensoriales y motrices, por cuanto éstos suelen ponerse demanifiesto de manera precoz y, por ello, tener una escasa influencia en el fracaso escolar.* Falta de conducta de estudio, la cual normalmente se adquiere a través de un proceso inicial deéxito escolar que conlleva a la aprobación social y otras consecuencias valoradas como deseablespor el escolar. El hábito de estudiar se adquiere según los principios de cualquier otro hábitoinstrumental; esto es, según las leyes del Efecto, de la Práctica y de la Disposición.Resulta obvio que la falta de conducta de estudio se debe explicar desde un punto de vista históricoe interactivo; es decir, comprobar si en los inicios de la escolaridad el alumno fue adecuadamenteincentivado por sus educadores para que manifestase una conducta escolar deseable y suficientecomo para ser recompensado, de manera inmediata y frecuente, preferiblemente mediante elogios yotras muestras de aprobación verbal.Comportamiento del educadorEl educador debe tener en cuenta las habilidades previas y las capacidades, más o menos limitadas,de cada alumno para adecuar el proceso de enseñanza-aprendizaje a las mismas. Ritmos deprogreso, contextos explícitos de aprendizaje en los cuales el alumno pueda conocer sin ningunaduda cuál es el comportamiento que se espera de él, información inmediata y concreta sobre suejecución, etc.En general, los progresos en dificultad: cantidad y calidad de las tareas que se le proponen, debenestar acordes a su nivel de competencia previo. Un sistema educativo implantado en un Centro o enun aula, que imponga unas condiciones de aprendizaje iguales para todos los alumnos, constituyefrecuentemente uno de los principales factores de "anti pedagogía", que afectan de manera notabley progresiva al escolar.En la segunda entrega, continuaremos ampliando este interesante tema que atañe tanto a jóvenescomo a adultos.EL DOCENTE ANTE EL FRACASO ESCOLAREleazar NarváezArtículo publicado en la Revista de Pedagogía N° 63, Vol. XXIII, enero-abril de 2001, Escuela deEducación de la Universidad Central de Venezuela; y en el libro El fracaso escolar: definición y modode producción, editado por la Secretaría de la Universidad Central de Venezuela en el año 2002.
  • 21. En la investigación educativa hay dos temas importantes que reclaman mayor atención. Uno de ellosestá referido al papel que se le atribuye al docente en la producción del fracaso escolar; el otroconcierne al reconocimiento por parte del docente de su contribución en la fabricación oconstrucción de ese problema educativo.Si insistimos en el primer asunto, sencillamente es porque estamos convencidos de la necesidad dedestacar la importancia que tienen las actuaciones del docente en el aula en las posibilidades deéxito o de fracaso de los alumnos en la vida escolar; por supuesto, siempre en el entendido de saberque esta cuestión, compleja por lo demás, ha sido enfocada de maneras distintas en variadosestudios.Por otra parte, si persistimos en el segundo de los tópicos antes mencionados, es debido a quejuzgamos fundamental la búsqueda de una mayor concienciación sobre las serias dificultades quesurgen en los intentos de combatir el fracaso escolar cuando el docente se siente con poca oninguna responsabilidad en la generación de ese problema.Aún más, si nuestras reflexiones en este trabajo las dirigimos a estos dos puntos – sobre cómo esvisto y cómo se ve a sí mismo el docente ante el fracaso escolar – se debe a que sentimos laurgente obligación de reconocer con mayor coraje, sin caer en simplismos de ningún tipo, lasignificativa influencia que tienen en el comportamiento y en los logros de los alumnos, elpensamiento y la acción del docente en la vida escolar. Pensamos que tal reconocimiento, inscritodentro de una perspectiva pedagógica optimista, constituye, sin lugar a dudas, un paso inicialnecesario para tratar de potenciar las prácticas de enseñanza que desarrollamos como docentes, entanto que compartimos la idea de que “...no todo está decidido de antemano y que hay, desde luego,lugar para examinar todos los recursos de la situación pedagógica antes de sumirnos en fatalismosde todo género, sean económicos, sociológicos o biológicos “ (Charles Delorme, 1985: 23). Se trata,entonces, parafraseando al autor de esta cita, de que cada uno, desde el lugar en que nos situemos,definamos los espacios de transformación y acometamos la investigación de lo posible.No obstante - es necesario advertirlo de entrada - la asunción del planteamiento anterior en modoalguno quiere decir que estemos de acuerdo con la idea de atribuirle sólo al docente, bajo unpensamiento disyuntivo y reduccionista, la responsabilidad de todo lo malo que ocurre en la escuelay en el aula de clase, o en todo caso la culpa por los resultados educativos adversos que suelenconsiderarse en la expresión fracaso escolar. De ninguna manera significa que nuestro punto devista esté alimentado por esa cultura individualista y de aislamiento con la que se experimenta laenseñanza – criticada por Remei Arnaus (1999) - según la cual “...los éxitos o fracasos educativosson problemas relacionados con las capacidades y circunstancias individuales” (p. 608), y “...todo enel aula depende del profesorado” (Ibídem, p.604). Por supuesto, esto no nos impide que intentemosreivindicar, a manera de premisa, algo que Charles Delorme (1985) señalaba hace ya más de quinceaños: “...para que se produzcan cambios significativos en el sistema educativo hace falta partir delos problemas cotidianos con que se encuentran los formadores y los enseñantes “ (p.11)EL IMPACTO DEL DOCENTEEn la literatura educativa de los últimos setenta años aproximadamente, resulta interesante constatarla considerable cantidad y diversidad de trabajos que enfocan, de modo explícito o implícito, elasunto relativo a la incidencia de los docentes en el éxito o el fracaso de los alumnos en susestudios.En su conjunto, las distintas investigaciones y estudios que aluden a dicho tópico constituyen unmaterial heterogéneo y bastante polémico, dadas las evidentes y significativas diferencias que senotan en el número y la naturaleza de las variables o factores tomados en cuenta, en lasperspectivas disciplinarias de referencia, en los modelos de análisis utilizados y, en términos
  • 22. generales, en las ópticas paradigmáticas que orientan los diversos planteamientos hechos alrespectoEntendemos que tales diferencias, sobre todo aquellas que remiten a la distinción de paradigmas enla investigación educativa, no permiten en modo alguno hablar de una lectura única del papel quejuega el docente en la producción del fracaso o del éxito escolar de los alumnos, sino en todo casode concepciones contrapuestas acerca de este tema que están asociadas a posicionesepistemológicas antagónicas en la investigación de la enseñanza.Así, en atención tal señalamiento y tomando como punto de partida lo dicho por Angel Pérez Gómez(1985) acerca de los paradigmas en la investigación didáctica, veamos a continuación cuatroorientaciones en las cuales se inscriben los planteamientos realizados en diversos trabajos en tornoa la cuestión del influjo del docente en el fracaso o en el éxito escolar.El paradigma presagio-producto: El poder decisivo de la personalidad del docenteLa relación entre las características físicas y psicológicas de la personalidad del docente y elrendimiento de los alumnos es abordada en varios estudios que evidencian la influencia delparadigma presagio-producto en la investigación didáctica. En una perspectiva como ésta, lapreocupación fundamental consiste en determinar qué repercusión tienen ciertos rasgos de lapersonalidad del docente – medidos en situaciones ajenas a los acontecimientos que ocurren en elaula de clase – en la producción de los logros de aprendizajes deficientes observados en aquellosalumnos etiquetados como malos o fracasados.Dicen Eggen y Kauchak (1999) que esta óptica en el estudio de la enseñanza [...] tenía en cuenta las características del docente, tales como calidez y humor, e investigaba si la presencia o la ausencia de esas características hacía diferencias en el aprendizaje del alumno. Sin embargo, los investigadores a menudo no lograban determinar si esas características, típicamente medidas en pruebas de papel y lápiz, producían alguna diferencia en la conducta real del docente, mucho menos diferencias en los logros del alumno. Como era de esperarse, este enfoque probó ser improductivo y fue abandonado finalmente(pp.13-14).El paradigma proceso-producto: El carácter determinante de los comportamientosobservables del docente en el aula de clase.Ante la falta de consistencia en la mayoría de los resultados alcanzados a partir del esquemaconceptual propio del modelo presagio-producto, considerado muy pobre y simplista para explicar deuna manera convincente, entre otras cosas, por qué unos alumnos satisfacen ciertas expectativas derendimiento y otros no (Pérez Gómez, 1985; Eggen y Kauchak, 1999), en un número importante deestudios se ha venido optando por indagar, desde hace unos cuantos años, qué relación tiene lo queel profesor hace en el aula de clase con los resultados de aprendizaje que obtienen los alumnos.Señala Félix Angulo Rasco que el núcleo central en esta perspectiva de investigación de laenseñanza [...]viene representado por una serie de principios que Anderson, Everston y Brophy (1979) definieron del siguiente modo: “La investigación en la enseñanza ha de enfocarse en las relaciones entre lo que los docentes hacen en el aula (los procesos de la enseñanza) y lo que les pasa a los alumnos (los productos del aprendizaje)...La investigación que corresponde a esta orientación supone que un mayor conocimiento de dichas relaciones conducirá a una mejora de la instrucción, en razón de que una vez descrita la instrucción efectiva, se supone que pueden diseñarse programas para promover esas prácticas eficaces”, por ello, el “producto que ha recibido más atención es el de rendimiento en las habilidades básicas de los alumnos” (p.193) (Angulo Rasco, 1999: 266-267)
  • 23. En un primer momento, como lo dice Angel Pérez Gómez (1985), la atención se dirigió a lainvestigación de los métodos eficaces de la enseñanza, y Se percibe la necesidad de romper el hermetismo de la caja negra y empezar a considerar variables del proceso, variables internas que ejerzan un influjo mediador entre las características del profesor y el rendimiento del alumno y que sean capaces de explicar el resultado diferencial de profesores con capacidades y características personales similares (p.99)Posteriormente, como lo indica el mismo autor, se asume la necesidad de estudiar los procesosmismos que tienen lugar en el aula de clase, y particularmente la observación de la actuación realdel docente en dicho escenario, en atención a los dos propósitos que se señalan a continuación: 1.Identificar patrones estables de comportamiento que puedan estimarse como estilos reales de enseñanza... 2.Establecer correlaciones entre patrones estables de conducta, estilos docentes y el rendimiento académico de los alumnos (Pérez Gómez, 1985: 100)Pues bien, de acuerdo con esta orientación, en el aula de clase se dan comportamientos de losdocentes que pueden favorecer o no los aprendizajes de los alumnos y, por consiguiente, contribuiral éxito o al fracaso escolar. A esas conductas observables y mensurables de los docentes se lesadjudica importancia o relevancia didáctica por su alta frecuencia o estabilidad y, una vez traducidasen ciertos modelos de actuación y estilos de enseñanza, se les correlaciona- como una variableindependiente- con el rendimiento académico de los alumnos, casi siempre con la pretensióninterpretar en términos de causalidad las relaciones estadísticas encontradas.Por su gran parecido con este paradigma (Pérez Gómez, 1999),i[1]respecto a este asuntoconsideramos importante destacar de manera particular las proposiciones fundamentales y losresultados de los trabajos inspirados en el movimiento de las escuelas eficaces, los cualescomenzaron a difundirse en distintas partes del mundo a partir de la década de los setenta del siglopasado, con un mensaje optimista y en reacción a los señalamientos nada alentadores de quienes,como los autores del conocido Informe Coleman y los seguidores de sus recomendaciones, hansostenido desde finales de los años sesenta que muy poco o nada puede hacer por sí misma lainstitución escolar para mejorar el rendimiento de aquellos alumnos desfavorecidossocioeconómicamente (Eggen y Kauchak, 1999; Creemers, 1997; López, 1996; Muñoz-Repiso,1996; Davis y Thomas, 1992).En sintonía con el planteamiento central de la investigación sobre la enseñanza eficaz - consistenteen la idea según la cual el rendimiento del alumno está estrechamente relacionado con el ambienteacadémico de la escuela, la manera de dirigirla y las prácticas docentes y de gestión del aula, y queel mismo puede mejorarse con independencia de los factores no escolares – autores de diversosestudios proceso-producto han hecho referencia a varias características observadas en la actuaciónde los docentes en las escuelas exitosas. A estos docentes se les atribuyen ciertos rasgos quesintonizan con el mecanismo y los factores que supuestamente determinan la eficacia escolarii[2].Así, en este marco de referencia, la contribución del docente al éxito o al fracaso escolar es valoradade acuerdo a la presencia o ausencia de determinadas características que han sido identificadas enla actuación de quienes se dedican a la labor de enseñanza en las escuelas eficaces (Muñoz-Repiso, Murillo Torrecilla y otros, 2000; Davis y Thomas, 1992; Creemers, 1997), tales como: Activo liderazgo compartido con el personal directivo, dadas las competencias que se le asignan en la toma de decisiones acerca del currículum, la instrucción, la planificación y la ejecución de programas.iii[3] Habilidades y técnicas de una buena gestión del aula, expresadas entre otros aspectos, en la capacidad para comunicarle a los alumnos que se tiene conocimiento de lo que sucede en la
  • 24. sala de clase; para atender a las distracciones sin interrumpir la actividad de aprendizaje; para establecer expectativas positivas, normas claras y una transición eficiente entre las diferentes actividades de enseñanza; y para asegurar un elevado interés en los alumnos y mantenerlos ocupados y participando dentro de un clima académico adecuado para un aprendizaje de calidad.  uso del tiempo disponible en el aula de clase, al privilegiar el trabajo académico con los Buen alumnos.  ritmo de enseñanza para mantener el interés de los alumnos, incrementar el rendimiento y Buen la participación de éstos y elevar el nivel de cobertura de los objetivos instruccionales. Inferencias favorables acerca del rendimiento de los alumnos y del tipo de trabajo requerido por éstos.iv[4] Permanente inspección y control de la calidad del trabajo realizado por los alumnos tanto de manera individual como en grupo, e igualmente uso de una variedad de técnicas en la evaluación del rendimiento estudiantil. Afán constante por formarse y aprender, implicación en innovaciones e investigaciones educativas, uso efectivo de la planificación en la realización de las labores escolares, utilización en la enseñanza de un discurso claro, libre de ambigüedades y de contenidos irrelevantes, entre otras.Sin embargo, para apreciar mejor la significación de los rasgos antes indicados y su relación con eléxito o el fracaso escolar, es preciso tener presentes varias observaciones críticas interesantesefectuadas por distintos autores a las propuestas del movimiento de las escuelas eficacesv[5], comolas expuestas a continuación: 1.La influencia real de los rasgos mencionados, que son parte constitutiva de los factores identificados como requisitos de la eficacia escolar, sólo se puede determinar y comprender a través del análisis de su específica intervención en cada contexto singular, pues parcialmente son factores equívocos e interpretables de muy distintas maneras en la práctica, que no pueden aislarse objetivamente del escenario particular donde adquieren su sentidovi[6]. En modo alguno esos factores configuran, de un modo objetivo y automático, un mecanismo que garantiza la eficacia en cualquier centro educativo. 2.Los resultados encontrados en distintas investigaciones sobre la enseñanza eficaz, en lo que respecta al grado de influencia de dichos factores, son inconsistentes y hasta discrepantes desde el punto de vista estadístico. 3.Los productos de las escuelas eficaces con los cuales son asociados tales factores son definidos de una manera vaga y sesgada, ya que por lo regular se centra la atención en los efectos académicos – sin consenso alguno sobre las características definitorias de éstos (aun cuando a menudo se identifican con las calificaciones escolares) - y se subestiman otros importantes efectos sociales, morales o afectivos de la escolaridad. 4.Al primarse los aspectos organizativos y de gestión en el conjunto de los factores que presuntamente aseguran la eficacia, en detrimento de los aspectos curriculares, el entendimiento de la escuela parece restringirse, dentro de una perspectiva reduccionista empresarial, al estudio aislado de los procesos de gestión. 5.Por último, cabe destacar que al colocarse el énfasis en el logro eficiente de resultados objetivos y predeterminados a partir de los factores ya señalados, deja de atenderse la preocupación por la calidad de la práctica educativa al no tomarse en consideración la calidad del juicio y de la deliberación reflexiva de los docentes en la vida de las aulas.vii[7]
  • 25. El paradigma mediacional: El peso fundamental de la mediación de los procesos cognitivosdel docente.A partir de los supuestos de este paradigma se da un giro importante en el estudio del impacto deldocente en las posibilidades de éxito o fracaso de los alumnos en la vida escolar. Ahora lapreocupación fundamental deja de ser la de establecer relaciones entre las conductas observablesde los docentes y las calificaciones escolares o los resultados obtenidos por los alumnos endeterminados tests. No se trata de determinar qué comportamientos observables y cuantificablescausan el aprendizaje de los alumnos. El planteamiento es otro, lo más relevante consiste enindagar cuáles son las ideas o pensamientos que subyacen en el comportamiento de los docentesque activan respuestas o estrategias de procesamiento de información en los alumnos e influyen porconsiguiente en los resultados de aprendizaje de éstos; sin dejar de reconocerse en tal perspectivaque el alumno, considerado como activo procesador y ejecutor, de igual modo media los logros deaprendizaje a través de sus elaboraciones personales y además ejerce su influencia en el docente.En definitiva, se asume aquí como “...núcleo central la idea (o el principio, si se prefiere) según lacual tanto las acciones del docente como, asimismo, las conductas (o respuestas) del alumnadoestán mediadas por los procesos cognitivos de ambos” (Angulo Rasco, 1999:267)Con una concepción distinta de la enseñanza – entendida más bien como un proceso tecnológico deresolución de problemas, y no como una simple actividad de aplicación de “rutinas y técnicas decomportamientos óptimos minuciosamente pormenorizados” (Pérez Gómez, 1985: 115) – en elparadigma mediacional se concibe, asimismo, la idea de un docente que tiene el papel de elaborardiseños, decidir estrategias, ejecutar tareas y evaluar procesos y resultados; y, en consonancia conesto, se visualiza el examen del influjo del docente en el aprendizaje de los alumnos a partir de ladescripción de las relaciones entre los diferentes elementos del mundo subjetivo de los docentesque resultan determinantes en sus actuaciones.Sobre este asunto, Luisa Irureta (1996) expone con claridad la incidencia que tienen en la motivaciónde los maestros y en la conducta y el aprendizaje de los alumnos, los siguientes elementos ofactores determinantes de la construcción de significados por parte de los docentes en relación conlos procesos de enseñanza-aprendizaje, a saber: sus conocimientos y experiencias sobre ellosmismos, los estudiantes y la situación educativa en la que se involucran; las creencias que seforman a partir de tales conocimientos y experiencias; las metas amplias que se plantean en funciónde los elementos anteriores, las cuales condicionarán sus conductas futuras; las expectativas quedesarrollan al evaluar las situaciones educativas particulares que enfrentan; y las atribuciones oexplicaciones que brindan acerca de los resultados obtenidos por los alumnos, las cuales repercutenen sus conductas, metas y expectativas.De modo parecido, Angel Pérez Gómez (1985) habla de cuatro tipos de influjos que le llegan alprofesor como informaciones a procesar a la hora de adoptar decisiones sobre las tareas que debellevar a cabo tanto en la enseñanza preactiva como en la enseñanza interactiva, los cuales son: a)las expectativas que el docente tiene sobre cada uno de los alumnos y el grupo del aula de clase; b)las creencias, teorías y actitudes del mismo acerca de la educación; c) la naturaleza de las tareas deinstrucción; y d) la disponibilidad de materiales instruccionales y estrategias alternativas.Así, de acuerdo a las orientaciones del paradigma mediacional, se trata de penetrar en elconocimiento de los docentes, de profundizar en el análisis de los factores y procesos internos quedeterminan su actuación en las diversas tareas que llevan a cabo (en la planificación y la toma dedecisiones interactiva, por ejemplo), no sólo para comprender sus conductas observables, sinoigualmente para establecer las relaciones entre sus procesos mentales y los aprendizajes de losalumnos; pues, como lo señala Félix Angulo Rasco
  • 26. Los estudios sobre toma de decisiones docente se justifican en la idea de que, como indican Shavelson y Stern (1981), “la enseñanza es un proceso por el que los profesores formulan juicios y adoptan decisiones razonadas con la intención de optimizar los resultados de los estudiantes ...” ( Angulo Rasco, 1999: 276)También resulta muy esclarecedor al respecto, lo que nos dice Angel Pérez Gómez (1985): Antes, durante y después de la intervención didáctica, el pensamiento del profesor juzga y valora de forma continua...El juicio juega un papel importante en la predicción de adquisiciones cognitivas y afectivas de los alumnos, en la predicción de la utilidad y eficacia de métodos y estrategias, en el reconocimiento de la enseñanza eficaz o de las perturbaciones y distorsiones de los procesos en curso, y por último, en la valoración a posteriori de los efectos de la práctica. El problema aparece cuando los criterios que gobiernan el juicio del profesor son nebulosos o incluso inconscientes, cuando forman parte de una plataforma ideológica implícita que permanece a cubierto de todo análisis, contrastación y reconsideración, cuando se realimenta por vías propias e incontroladas y se reproduce insensible a lenguaje de los hechos o a las razones de la confrontación racional. Y más grave aún, por inevitable, es la cristalización de las creencias y teorías implícitas, elaboradas sin el concurso de la razón, transmitidas empíricamente, en formas habituales de apreciar, percibir, interpretar y actuar. Cuando la ideología, no debatida ni contrastada, se fosiliza, pierde la conciencia de su relatividad histórica y de su convencionalidad, se dogmatiza y atrinchera en hábitos de comportamiento mecánicos y automáticos que se reproducen invariablemente, indiferentes al flujo exterior de los acontecimientos e ideas (p. 119)No obstante, en atención a las críticas hechas a los estudios orientados por el paradigmamediacional, es necesario no perder de vista que el influjo del docente en el fracaso escolar: a) nosólo se pone de manifiesto a través de las estrategias de procesamiento de información que empleael mismo, sino igualmente mediante otros comportamientos suyos que no son plenamenteexplicados por vías estrictamente cognitivas; y b) tiene lugar en determinadas condiciones físicas ypsicosociales que definen las expectativas y condicionan los procesos de pensamiento (PérezGómez, 1985).El paradigma ecológico: La importante responsabilidad del docente como protagonista en unespacio social de comunicación e intercambio de significados.Conforme a las orientaciones de la perspectiva ecológica en la investigación didáctica, podríadecirse que al docente no se le puede ver como individuo aislado desde el punto de vista de sucontribución al éxito o al fracaso escolar. Al contrario, ante este asunto se valora su responsabilidaden tanto se le considera un miembro o uno de los protagonistas principales “...de una institución cuyaintencionalidad y organización crea un clima de intercambio y genera roles o patrones decomportamiento individual, grupal y colectivo” (Pérez Gómez, 1985:125).De acuerdo con este enfoque, la contribución del docente al fracaso escolar hay que situarlanecesariamente en el contexto peculiar de las prácticas institucionales donde se produce dichofenómeno educativo, es decir, en ese espacio socio-cultural complejo de comunicación e intercambioen el cual profesores y alumnos participan cotidianamente en una negociación de significadosacerca de diversos acontecimientosviii[8]. Es en este nicho ecológico – en la escuela como espaciode cruce de culturas (Pérez Gómez, 1999) y particularmente en el escenario real del aulacaracterizado por su multidimensionalidad, simultaneidad, inmediatez, imprevisibilidad, publicidad ehistoria (Torres Santomé: 1991) - donde se concretan y manifiestan particularmente las incidenciasdel docente en la calidad de vida del alumno en el ámbito escolar, a través de una variedad de
  • 27. respuestas que el mismo activa para hacerle frente a un conjunto diverso de presiones y exigenciasinstitucionales.Así, en tal sentido, podemos decir – recordando los interesantes planteamientos de Jackson (1991) -que la influencia del docente se ejerce mediante las acciones que logra desarrollar ante losrequerimientos impuestos por la complejidad de la vida del aula, cuando:  atención a las condiciones de hacinamientoix[9] en las cuales se desenvuelve, ejerce En algunos tipos de control para lograr los objetivos de la escuela y evitar el caos social; regula y controla el flujo del diálogo, determinando quién habla y en qué orden; sirve como distribuidor del espacio y los recursos materiales limitados a su disposición; concede privilegios especiales en la asignación de obligaciones a los alumnos que ayudan a la estructuración de las actividades; e igualmente vela por el cumplimiento del horario oficial en el desarrollo de la vida escolar, de manera que las cosas comiencen y concluyan a tiempo. Aborda las dinámicas complejas del proceso de evaluación, según ciertas normas y procedimientos que subyacen en la elaboración de jerarquías de excelencia que deciden tanto el éxito como el fracaso escolar y sus consecuencias; asunto éste de gran importancia, si se tiene en cuenta que las jerarquías de excelencia mantienen su omnipresencia en cualquier situación de enseñanza colectiva, “ ... aunque sólo sea por el hecho de que todo el mundo está sujeto, por principio, al juicio de un profesor y al de los demás alumnos”(Perrenoud, 1990:15)x[10] Ejerce el poder en la relación pedagógica asimétrica en la cual participa (Rockwell, 1995), que lo faculta para vigilar, controlar y dar órdenes a sus alumnos, quienes deben aprender a recibirlas y a ejecutarlas, incluso renunciando a sus deseos o a sus proyectos de formación. Esta desigualdad de poder o autoridad entre el docente y sus alumnos ha sido abordada por distintos investigadores (Frida Díaz y Gerardo Hernández ,1999; Paul Eggen y Donald kauchak, 1999; Luisa Irureta, 1996; Alain Coulon, 1995; Carina kaplan, 1992; Julio Machargo, 1991), quienes en general coinciden en afirmar que los docentes al clasificar o etiquetar a sus alumnos, producen expectativas que tienen importantes repercusiones en la vida escolar de los alumnos.En definitiva, así como se concibe que el aprendizaje del alumno es situacional, “...contextualizadoen función de la estructura de tareas académicas y el clima ecológico configurado a través de lanegociación del grupo social” (Pérez Gómez, 1985:133), igualmente se asume que elcomportamiento del docente, “... como cualquier otra variable de enseñanza no incide directamenteen el aprendizaje del alumno y, como consecuencia, en su adquisición. Su influjo es generalmenteindirecto, mediado por la estructura de tareas que define o en la que se incorpora” (ídem).Al respecto, Angel Pérez Gómez agrega lo siguiente: Así, parece estéril tratar en teoría de la eficacia de un comportamiento docente determinado o de un tratamiento instructivo específico. Su eficacia real se encuentra siempre situacionalmente mediada. Y no es ésta una mediación liviana. Desde la perspectiva ecológica esta mediación es el eje de los procesos de enseñanza- aprendizaje y debe ser, por ello, el centro de los estudios e investigaciones sobre la enseñanza. Todo factor actúa integrado en la estructura de tareas académicas y marco ecológico que el grupo social define en el forcejeo donde se negocia de forma explícita o encubierta las características del intercambio de actuaciones- calificaciones y la ordenación y reglamentación del comportamiento colectivo concomitante” (ídem).En concordancia con tales planteamientos, es de suponer que la calidad de la incidencia de laconducta del docente en el aprendizaje de los alumnos, y por consiguiente en el éxito o el fracaso
  • 28. escolar, está estrechamente vinculada a la calidad del aprendizaje que debe adquirir el docente paradesenvolverse en el atareado y complicado mundo del aula, pues él “...debe también aprender anavegar en el medio álgido y fluido de los acontecimientos vitales que ocurren en el aula. Ello implicainterpretar significados, crear procesos, prever orientaciones, establecer conexiones, expresar conapertura y juzgar con tolerancia y flexibilidad” (Pérez Gómez, 1985:133).CUANDO EL DOCENTE NO SE RESPONSABILIZASi bien en el mundo de hoy se insiste mucho en considerar al docente como uno de los factores ovariables importantes en la indagación de las causas del fracaso escolar, no obstante llama bastantela atención que en varios estudios los maestros y profesores se atribuyan poca o ningunaresponsabilidad en relación con ese fenómeno educativo. En casos como éstos la actitud de losdocentes aparece contrapuesta a la actitud de quienes, como los alumnos y sus representantes, porejemplo, suelen atribuirse a sí mismos el éxito y le achacan a los primeros la culpa de los resultadosadversos en la vida escolar.Santiago Molina García y Enrique García Pascual (1984) dan a conocer los datos de un estudio enlos cuales los profesores no ven al fracaso como una responsabilidad propia, sino como expresión,en lo fundamental, del influjo de los poderes políticos y administrativos, de los alumnos o de lasfamilias. Así, “...aquellas variables relacionadas directa o indirectamente con la responsabilidad delprofesor son las que se sitúan como las menos influyentes en la génesis del fracaso escolar” (p.253).Asimismo, dice Carina Kaplan(1992) que los maestros no se dan cuenta del impacto que tiene supropio desempeño en los resultados alcanzados por sus alumnos, y además sus opiniones –señalala autora- nos llevan a reflexionar acerca de algunas tentaciones que tenemos los docentes deapelar a factores o variables externas, del tipo histórico-poliítico-ideológicas, para explicar nuestroslogros como enseñantes y aquellos que corresponden a los alumnos de los que nos ocupamos.Parecidas observaciones hace Mabel Pipkin (1994)xi[11], cuando señala: Las causales del fracaso escolar, según el „decir‟ de los docentes tanto de la escuela urbana como de la urbano-marginal, remiten a factores externos a la escuela, ya sea a problemas cognitivos/afectivos/orgánicos de los alumnos, a las dificultades socio- económicas de sus familias, a la falta de participación/colaboración de los padres o bien a los modos de funcionamiento del gabinete de psicopedagogía u otras instituciones análogas(p.25)Por último, es importante mencionar que en un estudio dirigido a conocer la identidad profesional y eldesempeño docente en Venezuela, realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas ySociales de la Universidad Católica Andrés Bello y el Centro de Investigaciones Culturales yEducativas (1999), se señala que la mayoría de los profesores encuestados admitió que los factoresexternos, como las condiciones socioeconómicas y los problemas familiares de los estudiantes,constituyen los principales aspectos que inciden sobre los bajos índices de rendimiento delalumnado.Frente a estas constataciones de cuán responsables del fracaso escolar se sienten los docentes, esimportante no perder de vista dos grandes exigencias: 1.Es imprescindible que nos propongamos indagar las razones por las cuales el docente tiende a colocar su responsabilidad en el fracaso escolar, en un lugar muy por debajo de otros factores que son considerados como posibles causas de ese fenómeno educativo. Al respecto, podrían explorarse en estudios posteriores, entre otras, las tres hipótesis no excluyentes que se indican a continuación.Cuando el docente sólo ve más allá de sí mismo a la hora de explicar el fracaso escolar, es bastanteprobable que:
  • 29.  fundamente en una definición del concepto de fracaso escolar que parte del supuesto de que Se las dificultades u obstáculos confrontados por el alumno en su aprendizaje son propios de un sujeto que construye su conocimiento en soledad, sin la presencia y la acción fundamentada del docente en ese proceso de construcción (Pipkin, 1994)  Participe, tanto a nivel actitudinal como comportamental, de esa ideología dominante en la sociedad con respecto al rendimiento escolar que se alimenta de la mitología de los dones y le concede especial importancia al influjo familiar(Molina García y García Pascual, 1984)  Exprese su malestar o una respuesta defensiva ante esa “...crítica generalizada que...considera a los profesores como los responsables inmediatos de los fallos del sistema de enseñanza” (Esteve, Franco y Vera, 1995:21)2. Basados en el conocimiento que podamos alcanzar en la averiguación de las razones antesreferidas, a partir de las hipótesis adoptadas – que podrían se las mencionadas o bien otras – esfundamental promover actividades de reflexión que le permitan a los docentes tomar mayorconciencia acerca del impacto que tiene su discurso y desempeño en los resultados adversos oexitosos de los alumnos en el contexto escolar.CONCLUSIONESNo hay una lectura única del papel que desempeña el docente en la producción del fracaso escolar.Es preciso destacar que este asunto puede abordarse desde distintos lugares teóricos,metodológicos e ideológicos; y en tal sentido, las cuatro ópticas paradigmáticas utilizadas en lainvestigación didáctica (presiago-producto, proceso-producto, mediacional y ecológica) proporcionandiferentes coordenadas de referencia para examinar cómo influye el docente en el fenómenoeducativo en cuestión, al igual que orientaciones distintas para enfrentar en la práctica los problemasconcretos que logren identificarse al respecto.Acerca de cómo se ve a sí mismo el docente ante el fracaso escolar, es importante señalar queestamos obligados a investigar las razones por las cuales los profesores y los maestros tienden aubicar su propia responsabilidad muy por debajo del lugar asignado a otros factores, como lasdificultades de los alumnos y de su entorno socioeconómico, por ejemplo. Este es un desafío que nopodemos dejar de atender, si en verdad aspiramos a ampliar el horizonte de posibilidades demejoramiento de nuestra práctica pedagógica en el ámbito escolar.Fracaso escolar en VenezuelaEn la Universidad Pedagógico De Maturín la Profa: Mónica Mendoza en la materia DimensiónSociopolitica del Fracaso Escolar nos confirma un poco que se entiende sobre el fracaso escolar, esde no lograr el título académico en no alcanzar el nivel de rendimiento esperado para su edad y nivelpedagógico que el único criterio para evaluar el éxito o el fracaso de los niños, son las calificacionesson negativas al finalizar el curso escolar. Un gran problema que afecta a la eficiencia del sistemaeducativo en el fracaso escolar donde el estudiante que ingresa a una institución tiene tres opción:aprobar , repetir o desertar lo que evidentemente aunque en niveles prácticos y hasta la ley decalidad, debido a la coordinación entre los padres y los profesores, a veces se iba pasando a losniños de curso, y así se aplazaban los conceptos de fracaso escolar hasta la finalización de cadaciclo de primaria o secundaria que no pudieran superar, situación que en la actualidad, se hareformado.Es que los padres creen o piensa que los niños no pueden alcanzar sus estudios tienen que ser losmejores, sí puedes alcanzarlo en los niños con diferente dificultad y con discapacidad lo que creauna fuerte inseguridad en el niño que nunca podrá llegar a las altas metas fijadas y como
  • 30. consecuencia se sentirá frustrado si no lo consigue por eso es lo mas importante darleseguridad,apoyo, ayuda al niño para que supere sus rendimiento escolar con ayuda se puede perohoy en día los padres no se anima, en ayudar a sus hijos en los estudios por eso que ay muchosniños que no puedes alcanzar sus metas que es su estudios.Que sería de una escuela sin un verdadero maestro y sin valores éticos profesionales, y que seríamucho menos sin sus educando Como educadores o futuros educadores cambiemos radicalmenteel curso de esta situación, es decir, de la ausencia dentro del aula de los educadores como de losestudiante, tomemos las medidas necesarias para que esto no se siga suscitando, seamosvanguardistas, borremos de nuestros aconteceres la temática fracaso escolar y en cambio que seael día a día en nuestra educación el éxito escolar2 - Definición del Fracaso EscolarCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009Curso de Eviews 7.0 con aplicaciones econometricas descuentos 20% para estudianteswww.econometria.com.ve Anuncios Google < anterior | 123456 | siguiente >Ahora bien, qué es y a qué se debe el fracaso escolar en Venezuela. Para García (2001) “El fracasoescolar es una condición socio-personal que puede quedar definida de manera operativa como laincapacidad de un individuo para alcanzar los objetivos educativos propuestos por un sistema ocentro escolar, para un determinado nivel curricular”. El fracaso escolar tiene como manifestaciónmás grave la deserción, es decir, los alumnos son expulsados del sistema y quedan prácticamenteexcluidos de toda posibilidad de continuar sus estudios en educación formal. Pero por qué sonexcluidos, en realidad el fracaso escolar no es el fracaso de los alumnos que se ven obligados adesertar. Es el fracaso del sistema educativo y de la escuela, que no son capaces de retener en suseno a los alumnos que más necesitan las oportunidades brindadas por un alto número de años deestudio. Hoy en día se sabe que la mayoría de los desertores fueron primero repitientes. Y que larepitencia es mucho mayor en dos grados clave: primero (entrada al sistema educativo) y séptimo(inicio de la secundaria o del bachillerato). De modo que, si se lograra evitar la repitencia, sereduciría considerablemente el fracaso escolar. Pero entonces, a qué se debe la repitencia,deserción y por ende el fracaso escolar en los niños, niñas y jóvenes venezolanos.
  • 31. ¿Cuáles son las consecuencias del fracaso escolar?Fundamentalmente y desde un punto de vista estrictamente humano y no social, la principalconsecuencia del fracaso escolar es un deterioro de la seguridad en sí mismo y una reducción de laautoestima del escolar. El Fracaso Escolar bien lo podemos percibir como un “Fracaso de Vida”. Eldeterioro que se produce en el escolar lleva poco a poco a éste a un progresivo desinterés por loescolar, a comportamientos de evitación. como olvidar las tareas; se deteriora la vida familiar,aumentan los niveles de ira, correspondientes a la frustración que supone no conseguir las metasque otros compañeros o compañeras alcanzan, o bien a sentirse agredido por el profesorado que noreconoce sus esfuerzos, y con ello aparecen agresiones verbales a hermanos, padres, profesores oincluso autolesiones.El fracaso escolar es una grave lacra social ya que conlleva que enorme gasto en recursos públicosque no pueden aprovechar los ciudadanos y que, al contrario, genera más gastos sociales en surecuperación.Causas del Fracaso Escolar en Venezuelatampoco ayudan los factores institucionales, la desintegración familiar y por último, la pobreza de losalumnos. En relación a los docentes se puede destacar que en su mayoría la carrera no le esatractiva y en general quienes la escogen lo hacen por defecto, y son bachilleres con bajospromedios en sus estudios de secundaria. Por otro lado, La formación docente impartida enuniversidades e institutos pedagógicos carece de la especialización requerida para las situacionescomplejas que afrontan los maestros en sus aulas. Como consecuencia de lo cual los maestros nodominan métodos eficaces de enseñanza de la lectura de matemática, no dominan contenidospresentes en los programas oficiales, no disponen de herramientas para el control de grupo, lamotivación de los alumnos, la evaluación de los aprendizajes, etcétera. En este sentido, elaprendizaje obtenido por medio de la experiencia no forzosamente mejora la especialización y puedemás bien empeorar el desempeño, especialmente en las escuelas oficiales. En consiguiente, las
  • 32. escuelas oficiales el clima y las condiciones de trabajo se convierten en “incentivos perversos”: sefomenta el incumplimiento; no se sancionan los vicios; no se reconocen los méritos de quienes lohacen mejor; las bibliotecas son pobres en materiales disponibles, o simplemente inexistentes; losalumnos no disponen a veces ni siquiera del libro de texto; la infraestructura está muy deteriorada,etc. Con respecto a las escuelas las públicas estas adolecen de fallas muy severas. Más de la mitadestá sin director o el director es provisional. Esto genera un clima de desorientación y de bajosniveles de exigencia. Este clima tiene como consecuencia: Ausentismo e impuntualidad en laentrada y en la salida por parte de los docentes, escasa planificación y preparación de clases,actividad poca o nada motivadora para los alumnos, exceso de dictado y copia como métodopedagógico dominante, poca inculcación de valores básicos, tales como el saludo, uso de “por favor”o “gracias”, y limpieza e higiene, tanto personal como de la escuela, y agresiones en clase y en losrecreos no controladas por los docentes. Actualmente prevale la desintegración familiar en lasfamilias venezolanas. La desintegración familiar siempre será un problema no solamente familiar,sino que involucra al individuo que está viviendo en esa familia e involucrará finalmente a lasociedad. Por ello cuando un alumno fracasa en la escuela puede ser que el asunto tenga que vercon la educación de mala calidad que se le da, pero también hay problemas familiares que influyencontundentemente para que el niño esté estimulado o no para sacar adelante sus estudios ycompleten así su vida académica. Por supuesto también prevale la violencia familiar en Venezuela loque genera un ambiente totalmente adverso para la estabilidad emocional y por supuesto que unniño que está viviendo en un contexto de violencia va a tener poco interés en su preparaciónacadémica. La desintegración familiar y la violencia familiar son totalmente opuestas a ese espíritude superación, de querer estudiar y prepararse. Evidentemente que hay otros puntos dentro de lafamilia, como puede ser la poca comunicación de los hijos con los padres, particularmente con elpadre. La poca comunicación en la familia favorece también el pobre aprovechamiento académico ytambién la deserción escolar. Cuando de parte de los padres hay indiferencia a lo académico, a losestudios de sus hijos, eso también favorece la posibilidad de la deserción escolar, es decir, cuandotodo esto se está dando, es obvio que no hay un ambiente estimulante para el joven estudiante. Enel fracaso escolar también incide la “pobreza”. En las escuelas oficiales muchos alumnos provienende hogares muy pobres. Si en la escuela no hay programas alimentarios, las familias tienendificultades para darles el dinero para la cantina, y en sus casas tampoco les proporcionan una dietasuficientemente nutritiva. En algunos casos, las patologías por desnutrición son determinantes y losalumnos ven limitada su potencialidad de aprendizaje. En otros casos, ya sea porque la escuelaposee programas alimentarios oficiales PAE o porque son escuelas bolivarianas que ofrecen trescomidas diarias a los alumnos, la pobreza incide de otras formas. Es frecuente ver a niños en la calleen horario escolar. Esto podría significar que asisten a la escuela en las mañanas y en las tardessalen a “trabajar”. Pero también ocurre que el costo de oportunidad se vuelve muy caro para lasfamilias. Esto sucede si las familias observan que envían a sus niños a la escuela, pero éstos estánde vuelta a sus casas mucho antes de la hora de salida, ya sea porque no hubo clases, porque nofue la maestra o porque hay reunión de docentes en la escuela. Además, el día que sí hay clases,las mamás se decepcionan al ver los cuadernos que vienen muy pobremente trabajados y es obvio
  • 33. que el alumno no progresa mucho. La escuela deja de valer la pena, ya que con esa baja calidad, noconstituye una verdadera oportunidad de mejorar, de progresar socialmente. Cuando se consulta alos maestros sobre el bajo rendimiento de sus alumnos, éstos suelen apelar al argumento de que nose puede lograr mucho con ellos “si las mamás no ayudan en su casa y no colaboran con laescuela”. Esto es un tema crucial. La escuela está para compensar las carencias educativas yculturales de las familias de todos los niños. Si sólo pueden progresar los alumnos cuyas familias lospueden ayudar en la casa, se está eliminando el carácter social de la escuela como vehículoprincipal de la igualdad de oportunidades. Justamente la escuela está para que la familia no seadeterminante en el éxito escolar de los alumnos. Está para que todos los alumnos tengan laoportunidad de aprender y de progresar en el sistema educativo, independientemente del origensocial de la familia y, en particular, del nivel educativo y de la condición socioeconómica de la mamá.Es obligatorio que todos los alumnos sean bachilleres según la nueva constitución de Venezuela.Estamos lejos de eso y los pobres están más lejos que el promedio. Otro factor, que no se debedejar de lado son las misiones. Referidas esencialmente a 2 de las 3 misiones propiamenteeducativas que el Gobierno ha venido implantando: la Misión Robinson y la Misión Ribas. LaRobinson es un programa nacional de alfabetización masiva. Según el censo de 2001, había enVenezuela poco más de un millón de analfabetas, de los cuales 22% eran mayores de 55 años. Estoes importante, porque los de esa edad no se beneficiaron de la masificación de la educación oficialde los años 1960 y 1970. Los demás son víctimas de la incapacidad de la escuela y del sistemaeducativo. Son analfabetas que pasaron por el sistema educativo pero se vieron obligados aabandonar el sistema muy prematuramente. Un programa nacional de alfabetización sin duda atacaun problema social grave, y no puede negarse que era necesario y muy conveniente. No se disponede ningún tipo de información para opinar sobre la veracidad de las cifras oficiales al respecto. Sehabla de más de 2 millones de personas alfabetizadas y de declarar a Venezuela territorio libre deanalfabetismo en octubre de 2005. La poca capacidad del Estado venezolano no permite ser muyoptimista respecto a los resultados de la Misión Robinson. Especialmente en términos de la calidadde los resultados. En cuanto a la Misión Ribas, es necesario acotar que también ataca un problemasocial grave representado por centenares de miles de jóvenes y adultos que abandonaron losestudios antes del noveno grado. Pero como hemos argumentado, una de las causas de eseabandono es la baja calidad que caracteriza la educación. La información disponible sobre la MisiónRibas no permite estar seguros de que la calidad de sus contenidos y métodos sea mejor. Alcontrario. Además de obtener el título de bachiller en sólo 2 años durante los cuales el estudiante sebeneficia con una beca de 160 mil bolívares mensuales, es sin duda más atractivo que lo mismo en5 años y sin beca. No será pues de extrañar que la Misión Ribas esté haciendo a muchos jóvenesabandonar prematuramente la educación formal. Por lo demás, la formación de los excluidos delsistema educativo hubiera requerido tomar en cuenta otras variables como la heterogeneidad enedad y experiencia de los inscritos y otras variables que permitirían diseñar programas variados enel marco de la misma finalidad que es la inclusión de los excluidos. Como puede apreciarse, laspolíticas educativas están lejos de la orientación que se requiere para alcanzar los objetivos deigualdad de oportunidades que justifican la existencia del sistema educativo. La desigualdad en la
  • 34. distribución de la calidad afecta severamente a quienes más necesitan sacarle provecho a laeducación formal, y los programas destinados a los ya excluidos tampoco parecen mostrar muchoénfasis en la calidad. Es cierto que la cobertura es importante, pero la calidad es la productora dejusticia social. Si la educación es mediocre, lo que produce es injusticia social.Ahora bien, es necesario identificar las consecuencias que acarrean todas estas causas. A medidaque se incrementa el fracaso escolar en Venezuela se aumenta los porcentajes de repitencia, ydeserción escolar en las escuelas, desperdiciando cada día más recursos humanos y financieros, ypor consiguiente genera mayor número de pobreza y delincuencia en el país. Por otro lado, estudiosrealizados por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica“Andrés Bello” (2003) señalan que la situación más grave se puede enmarcar en la relación que hayentre los desertores escolares y las víctimas o victimarios de los homicidios en Venezuela, quienesse concentran fundamentalmente en jóvenes de sexo masculino entre los 17 y los 30 años, afirmó elconcluyó el profesor Luís Pedro España. En el caso de las niñas, la decisión de abandonar el colegiono está influenciada, como suele juzgarse, por el embarazo precoz, sino, por el contrario, estesucede luego de que se abandona el sistema escolar. Entonces, es un problema que va aincrementarse, ya que observando la deserción escolar que se registra hoy en día, vamos a tenermuchos niños menores de 15 años y jóvenes entre 15 y 25 años que, o están embarazadas o sonhomicidas, mientras que las políticas educativas y el sistema escolar parecen ir en cualquierdirección, menos en la de apuntar hacia una formación integral, que prepare al joven para serproductivo cuando culmine sus estudios como bachiller.Medidas para abordar la problemática del Fracaso Escolar en VenezuelaCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009Capriles Radonski La Seguridad es el Camino Vota Abajo y En El Centrowww.voluntadpopular.comAnuncios Google< anterior | 123456 | siguiente >Para abordar esta problemática que actualmente afecta niños, niñas y jóvenes venezolanos esnecesario en primer lugar, que el gobierno se realice reajuste a nivel de la Ley Orgánica deEducación. Actualmente el gobierno tiene dos proyectos en materia educativa: uno es el Proyecto
  • 35. Educativo Nacional y el otro es la Ley Orgánica de Educación, pero es pertinente centrar todos losesfuerzos en la ley, que es la que define cuáles son los fines de la educación, cuáles son las metas,cuáles son los valores que se van a transmitir a través de la educación, etc. O finalidades de otrotipo, por ejemplo, el hecho de producir justicia social a través de la igualdad de oportunidades eneducación. En segundo lugar, es conveniente producir acuerdos, a nivel educativo, pues si bien laeducación obligatoria debe tener un carácter gratuito, esto no significa que no tenga costoseconómicos para quien la asume y que en este caso es el Estado, único con recursos para hacerlefrente. Es necesario acotar que el supuesto educativo es de 4 billones 600 mil millones de bolívares,según cifras del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD). El hecho de que la educaciónno tenga costos para el alumno, no quiere decir que el proceso deba ser asumido únicamente por elEstado, y refiere entonces que el sistema educativo gratuito más eficaz y dirigido a los más pobresque opera en Venezuela es el que se encuentra a cargo de Fe y Alegría. En tercer lugar, esnecesario de una supervisión en la educación nacional, con las dos dimensiones de control(animación y apoyo pedagógico) y, sobre todo, de animación pedagógica. La complejidad delsistema educativo y la diversidad de actores la hacen necesaria. Es deber del Estado instrumentarlos mecanismos más pertinentes para salir garante de que todos los venezolanos reciban laeducación obligatoria y de que ésta sea de calidad, independientemente de quién imparta esaeducación. El MECD ha reconocido esta precipitación y está tomando algunas correcciones. Sinembargo, todavía sigue siendo un problema grave de la educación venezolana actual está en laausencia de supervisión. En cuarto lugar, se debe incrementar el interés de los padres yrepresentantes por la educación de los hijos. La responsabilidad de la familia en la educación de sushijos y en el papel subsidiario del Estado y de toda otra instancia social, es esencial para reducir losíndices del fracaso escolar. El principio de la libertad de la familia para elegir la educación de sushijos dentro está dentro del marco constitucional; pero este principio es inexistente en el contextoconcreto del país, donde cientos de miles de venezolanos no tienen opción alguna a la educación ymillones de venezolanos tienen como única opción una pésima educación. Es obligación de lasociedad y del Estado crear condiciones para que la cobertura de la educación obligatoria de calidadalcance a todos los venezolanos. Es la función que deben jugar los padres y la sociedad toda paraque, conjuntamente con el Estado, se pueda alcanzar metas aceptables en una educación que seapertinente para las personas, sea constructora de sociedad en equidad y justicia y productora de losbienes y servicios para una calidad de vida de todos, especialmente de los que han sido excluidosde la sociedad.
  • 36. Medidas para abordar la problemática del Fracaso Escolar en VenezuelaCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009Capriles Radonski La Seguridad es el Camino Vota Abajo y En El Centrowww.voluntadpopular.comAnuncios Google< anterior | 123456 | siguiente >Para abordar esta problemática que actualmente afecta niños, niñas y jóvenes venezolanos esnecesario en primer lugar, que el gobierno se realice reajuste a nivel de la Ley Orgánica deEducación. Actualmente el gobierno tiene dos proyectos en materia educativa: uno es el ProyectoEducativo Nacional y el otro es la Ley Orgánica de Educación, pero es pertinente centrar todos losesfuerzos en la ley, que es la que define cuáles son los fines de la educación, cuáles son las metas,cuáles son los valores que se van a transmitir a través de la educación, etc. O finalidades de otrotipo, por ejemplo, el hecho de producir justicia social a través de la igualdad de oportunidades eneducación. En segundo lugar, es conveniente producir acuerdos, a nivel educativo, pues si bien laeducación obligatoria debe tener un carácter gratuito, esto no significa que no tenga costoseconómicos para quien la asume y que en este caso es el Estado, único con recursos para hacerlefrente. Es necesario acotar que el supuesto educativo es de 4 billones 600 mil millones de bolívares,según cifras del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD). El hecho de que la educaciónno tenga costos para el alumno, no quiere decir que el proceso deba ser asumido únicamente por elEstado, y refiere entonces que el sistema educativo gratuito más eficaz y dirigido a los más pobresque opera en Venezuela es el que se encuentra a cargo de Fe y Alegría. En tercer lugar, esnecesario de una supervisión en la educación nacional, con las dos dimensiones de control(animación y apoyo pedagógico) y, sobre todo, de animación pedagógica. La complejidad delsistema educativo y la diversidad de actores la hacen necesaria. Es deber del Estado instrumentarlos mecanismos más pertinentes para salir garante de que todos los venezolanos reciban laeducación obligatoria y de que ésta sea de calidad, independientemente de quién imparta esa
  • 37. educación. El MECD ha reconocido esta precipitación y está tomando algunas correcciones. Sinembargo, todavía sigue siendo un problema grave de la educación venezolana actual está en laausencia de supervisión. En cuarto lugar, se debe incrementar el interés de los padres yrepresentantes por la educación de los hijos. La responsabilidad de la familia en la educación de sushijos y en el papel subsidiario del Estado y de toda otra instancia social, es esencial para reducir losíndices del fracaso escolar. El principio de la libertad de la familia para elegir la educación de sushijos dentro está dentro del marco constitucional; pero este principio es inexistente en el contextoconcreto del país, donde cientos de miles de venezolanos no tienen opción alguna a la educación ymillones de venezolanos tienen como única opción una pésima educación. Es obligación de lasociedad y del Estado crear condiciones para que la cobertura de la educación obligatoria de calidadalcance a todos los venezolanos. Es la función que deben jugar los padres y la sociedad toda paraque, conjuntamente con el Estado, se pueda alcanzar metas aceptables en una educación que seapertinente para las personas, sea constructora de sociedad en equidad y justicia y productora de losbienes y servicios para una calidad de vida de todos, especialmente de los que han sido excluidosde la sociedad.Causas del Fracaso Escolar en VenezuelaCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009DIRECTV Venezuela A Sólo Bs.499 Tus Deportes en HD DIRECTV Llama Hoy! 0212-9181423www.directv.com.ve/DeportesAnuncios Google< anterior | 123456 | siguiente >En Venezuela existen una serie de factores que permiten analizar está situación compleja. En primerlugar, existen factores relacionados con la carrera de los docentes; en segundo lugar, tampocoayudan los factores institucionales, la desintegración familiar y por último, la pobreza de los alumnos.En relación a los docentes se puede destacar que en su mayoría la carrera no le es atractiva y engeneral quienes la escogen lo hacen por defecto, y son bachilleres con bajos promedios en susestudios de secundaria. Por otro lado, La formación docente impartida en universidades e institutos
  • 38. pedagógicos carece de la especialización requerida para las situaciones complejas que afrontan losmaestros en sus aulas. Como consecuencia de lo cual los maestros no dominan métodos eficacesde enseñanza de la lectura de matemática, no dominan contenidos presentes en los programasoficiales, no disponen de herramientas para el control de grupo, la motivación de los alumnos, laevaluación de los aprendizajes, etcétera. En este sentido, el aprendizaje obtenido por medio de laexperiencia no forzosamente mejora la especialización y puede más bien empeorar el desempeño,especialmente en las escuelas oficiales. En consiguiente, las escuelas oficiales el clima y lascondiciones de trabajo se convierten en “incentivos perversos”: se fomenta el incumplimiento; no sesancionan los vicios; no se reconocen los méritos de quienes lo hacen mejor; las bibliotecas sonpobres en materiales disponibles, o simplemente inexistentes; los alumnos no disponen a veces nisiquiera del libro de texto; la infraestructura está muy deteriorada, etc. Con respecto a las escuelaslas públicas estas adolecen de fallas muy severas. Más de la mitad está sin director o el director esprovisional. Esto genera un clima de desorientación y de bajos niveles de exigencia. Este clima tienecomo consecuencia: Ausentismo e impuntualidad en la entrada y en la salida por parte de losdocentes, escasa planificación y preparación de clases, actividad poca o nada motivadora para losalumnos, exceso de dictado y copia como método pedagógico dominante, poca inculcación devalores básicos, tales como el saludo, uso de “por favor” o “gracias”, y limpieza e higiene, tantopersonal como de la escuela, y agresiones en clase y en los recreos no controladas por losdocentes. Actualmente prevale la desintegración familiar en las familias venezolanas. Ladesintegración familiar siempre será un problema no solamente familiar, sino que involucra alindividuo que está viviendo en esa familia e involucrará finalmente a la sociedad. Por ello cuando unalumno fracasa en la escuela puede ser que el asunto tenga que ver con la educación de malacalidad que se le da, pero también hay problemas familiares que influyen contundentemente paraque el niño esté estimulado o no para sacar adelante sus estudios y completen así su vidaacadémica. Por supuesto también prevale la violencia familiar en Venezuela lo que genera unambiente totalmente adverso para la estabilidad emocional y por supuesto que un niño que estáviviendo en un contexto de violencia va a tener poco interés en su preparación académica. Ladesintegración familiar y la violencia familiar son totalmente opuestas a ese espíritu de superación,de querer estudiar y prepararse. Evidentemente que hay otros puntos dentro de la familia, comopuede ser la poca comunicación de los hijos con los padres, particularmente con el padre. La pocacomunicación en la familia favorece también el pobre aprovechamiento académico y también ladeserción escolar. Cuando de parte de los padres hay indiferencia a lo académico, a los estudios desus hijos, eso también favorece la posibilidad de la deserción escolar, es decir, cuando todo esto seestá dando, es obvio que no hay un ambiente estimulante para el joven estudiante. En el fracasoescolar también incide la “pobreza”. En las escuelas oficiales muchos alumnos provienen de hogaresmuy pobres. Si en la escuela no hay programas alimentarios, las familias tienen dificultades paradarles el dinero para la cantina, y en sus casas tampoco les proporcionan una dieta suficientementenutritiva. En algunos casos, las patologías por desnutrición son determinantes y los alumnos venlimitada su potencialidad de aprendizaje. En otros casos, ya sea porque la escuela posee programasalimentarios oficiales PAE o porque son escuelas bolivarianas que ofrecen tres comidas diarias a los
  • 39. alumnos, la pobreza incide de otras formas. Es frecuente ver a niños en la calle en horario escolar.Esto podría significar que asisten a la escuela en las mañanas y en las tardes salen a “trabajar”.Pero también ocurre que el costo de oportunidad se vuelve muy caro para las familias. Esto sucedesi las familias observan que envían a sus niños a la escuela, pero éstos están de vuelta a sus casasmucho antes de la hora de salida, ya sea porque no hubo clases, porque no fue la maestra o porquehay reunión de docentes en la escuela. Además, el día que sí hay clases, las mamás sedecepcionan al ver los cuadernos que vienen muy pobremente trabajados y es obvio que el alumnono progresa mucho. La escuela deja de valer la pena, ya que con esa baja calidad, no constituyeuna verdadera oportunidad de mejorar, de progresar socialmente. Cuando se consulta a losmaestros sobre el bajo rendimiento de sus alumnos, éstos suelen apelar al argumento de que no sepuede lograr mucho con ellos “si las mamás no ayudan en su casa y no colaboran con la escuela”.Esto es un tema crucial. La escuela está para compensar las carencias educativas y culturales delas familias de todos los niños. Si sólo pueden progresar los alumnos cuyas familias los puedenayudar en la casa, se está eliminando el carácter social de la escuela como vehículo principal de laigualdad de oportunidades. Justamente la escuela está para que la familia no sea determinante en eléxito escolar de los alumnos. Está para que todos los alumnos tengan la oportunidad de aprender yde progresar en el sistema educativo, independientemente del origen social de la familia y, enparticular, del nivel educativo y de la condición socioeconómica de la mamá. Es obligatorio que todoslos alumnos sean bachilleres según la nueva constitución de Venezuela. Estamos lejos de eso y lospobres están más lejos que el promedio. Otro factor, que no se debe dejar de lado son las misiones.Referidas esencialmente a 2 de las 3 misiones propiamente educativas que el Gobierno ha venidoimplantando: la Misión Robinson y la Misión Ribas. La Robinson es un programa nacional dealfabetización masiva. Según el censo de 2001, había en Venezuela poco más de un millón deanalfabetas, de los cuales 22% eran mayores de 55 años. Esto es importante, porque los de esaedad no se beneficiaron de la masificación de la educación oficial de los años 1960 y 1970. Losdemás son víctimas de la incapacidad de la escuela y del sistema educativo. Son analfabetas quepasaron por el sistema educativo pero se vieron obligados a abandonar el sistema muyprematuramente. Un programa nacional de alfabetización sin duda ataca un problema social grave, yno puede negarse que era necesario y muy conveniente. No se dispone de ningún tipo deinformación para opinar sobre la veracidad de las cifras oficiales al respecto. Se habla de más de 2millones de personas alfabetizadas y de declarar a Venezuela territorio libre de analfabetismo enoctubre de 2005. La poca capacidad del Estado venezolano no permite ser muy optimista respecto alos resultados de la Misión Robinson. Especialmente en términos de la calidad de los resultados. Encuanto a la Misión Ribas, es necesario acotar que también ataca un problema social graverepresentado por centenares de miles de jóvenes y adultos que abandonaron los estudios antes delnoveno grado. Pero como hemos argumentado, una de las causas de ese abandono es la bajacalidad que caracteriza la educación. La información disponible sobre la Misión Ribas no permiteestar seguros de que la calidad de sus contenidos y métodos sea mejor. Al contrario. Además deobtener el título de bachiller en sólo 2 años durante los cuales el estudiante se beneficia con unabeca de 160 mil bolívares mensuales, es sin duda más atractivo que lo mismo en 5 años y sin beca.
  • 40. No será pues de extrañar que la Misión Ribas esté haciendo a muchos jóvenes abandonarprematuramente la educación formal. Por lo demás, la formación de los excluidos del sistemaeducativo hubiera requerido tomar en cuenta otras variables como la heterogeneidad en edad yexperiencia de los inscritos y otras variables que permitirían diseñar programas variados en el marcode la misma finalidad que es la inclusión de los excluidos. Como puede apreciarse, las políticaseducativas están lejos de la orientación que se requiere para alcanzar los objetivos de igualdad deoportunidades que justifican la existencia del sistema educativo. La desigualdad en la distribución dela calidad afecta severamente a quienes más necesitan sacarle provecho a la educación formal, ylos programas destinados a los ya excluidos tampoco parecen mostrar mucho énfasis en la calidad.Es cierto que la cobertura es importante, pero la calidad es la productora de justicia social. Si laeducación es mediocre, lo que produce es injusticia social.Ahora bien, es necesario identificar las consecuencias que acarrean todas estas causas. A medidaque se incrementa el fracaso escolar en Venezuela se aumenta los porcentajes de repitencia, ydeserción escolar en las escuelas, desperdiciando cada día más recursos humanos y financieros, ypor consiguiente genera mayor número de pobreza y delincuencia en el país. Por otro lado, estudiosrealizados por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica“Andrés Bello” (2003) señalan que la situación más grave se puede enmarcar en la relación que hayentre los desertores escolares y las víctimas o victimarios de los homicidios en Venezuela, quienesse concentran fundamentalmente en jóvenes de sexo masculino entre los 17 y los 30 años, afirmó elconcluyó el profesor Luís Pedro España. En el caso de las niñas, la decisión de abandonar el colegiono está influenciada, como suele juzgarse, por el embarazo precoz, sino, por el contrario, estesucede luego de que se abandona el sistema escolar. Entonces, es un problema que va aincrementarse, ya que observando la deserción escolar que se registra hoy en día, vamos a tenermuchos niños menores de 15 años y jóvenes entre 15 y 25 años que, o están embarazadas o sonhomicidas, mientras que las políticas educativas y el sistema escolar parecen ir en cualquierdirección, menos en la de apuntar hacia una formación integral, que prepare al joven para serproductivo cuando culmine sus estudios como bachiller.Medidas para abordar la problemática del Fracaso Escolar en VenezuelaCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009Capriles Radonski La Seguridad es el Camino Vota Abajo y En El Centrowww.voluntadpopular.com
  • 41. Anuncios Google< anterior | 123456 | siguiente >Para abordar esta problemática que actualmente afecta niños, niñas y jóvenes venezolanos esnecesario en primer lugar, que el gobierno se realice reajuste a nivel de la Ley Orgánica deEducación. Actualmente el gobierno tiene dos proyectos en materia educativa: uno es el ProyectoEducativo Nacional y el otro es la Ley Orgánica de Educación, pero es pertinente centrar todos losesfuerzos en la ley, que es la que define cuáles son los fines de la educación, cuáles son las metas,cuáles son los valores que se van a transmitir a través de la educación, etc. O finalidades de otrotipo, por ejemplo, el hecho de producir justicia social a través de la igualdad de oportunidades eneducación. En segundo lugar, es conveniente producir acuerdos, a nivel educativo, pues si bien laeducación obligatoria debe tener un carácter gratuito, esto no significa que no tenga costoseconómicos para quien la asume y que en este caso es el Estado, único con recursos para hacerlefrente. Es necesario acotar que el supuesto educativo es de 4 billones 600 mil millones de bolívares,según cifras del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD). El hecho de que la educaciónno tenga costos para el alumno, no quiere decir que el proceso deba ser asumido únicamente por elEstado, y refiere entonces que el sistema educativo gratuito más eficaz y dirigido a los más pobresque opera en Venezuela es el que se encuentra a cargo de Fe y Alegría. En tercer lugar, esnecesario de una supervisión en la educación nacional, con las dos dimensiones de control(animación y apoyo pedagógico) y, sobre todo, de animación pedagógica. La complejidad delsistema educativo y la diversidad de actores la hacen necesaria. Es deber del Estado instrumentarlos mecanismos más pertinentes para salir garante de que todos los venezolanos reciban laeducación obligatoria y de que ésta sea de calidad, independientemente de quién imparta esaeducación. El MECD ha reconocido esta precipitación y está tomando algunas correcciones. Sinembargo, todavía sigue siendo un problema grave de la educación venezolana actual está en laausencia de supervisión. En cuarto lugar, se debe incrementar el interés de los padres yrepresentantes por la educación de los hijos. La responsabilidad de la familia en la educación de sushijos y en el papel subsidiario del Estado y de toda otra instancia social, es esencial para reducir losíndices del fracaso escolar. El principio de la libertad de la familia para elegir la educación de sushijos dentro está dentro del marco constitucional; pero este principio es inexistente en el contextoconcreto del país, donde cientos de miles de venezolanos no tienen opción alguna a la educación ymillones de venezolanos tienen como única opción una pésima educación. Es obligación de lasociedad y del Estado crear condiciones para que la cobertura de la educación obligatoria de calidadalcance a todos los venezolanos. Es la función que deben jugar los padres y la sociedad toda paraque, conjuntamente con el Estado, se pueda alcanzar metas aceptables en una educación que seapertinente para las personas, sea constructora de sociedad en equidad y justicia y productora de losbienes y servicios para una calidad de vida de todos, especialmente de los que han sido excluidosde la sociedad.
  • 42. Medidas para abordar la problemática del Fracaso Escolar en VenezuelaCurso gratis creado por Kelly Desiree Nivillac Gomez .14 Mayo 2009Capriles Radonski La Seguridad es el Camino Vota Abajo y En El Centrowww.voluntadpopular.comAnuncios Google< anterior | 123456 | siguiente >Para abordar esta problemática que actualmente afecta niños, niñas y jóvenes venezolanos esnecesario en primer lugar, que el gobierno se realice reajuste a nivel de la Ley Orgánica deEducación. Actualmente el gobierno tiene dos proyectos en materia educativa: uno es el ProyectoEducativo Nacional y el otro es la Ley Orgánica de Educación, pero es pertinente centrar todos losesfuerzos en la ley, que es la que define cuáles son los fines de la educación, cuáles son las metas,cuáles son los valores que se van a transmitir a través de la educación, etc. O finalidades de otrotipo, por ejemplo, el hecho de producir justicia social a través de la igualdad de oportunidades eneducación. En segundo lugar, es conveniente producir acuerdos, a nivel educativo, pues si bien laeducación obligatoria debe tener un carácter gratuito, esto no significa que no tenga costoseconómicos para quien la asume y que en este caso es el Estado, único con recursos para hacerlefrente. Es necesario acotar que el supuesto educativo es de 4 billones 600 mil millones de bolívares,según cifras del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD). El hecho de que la educaciónno tenga costos para el alumno, no quiere decir que el proceso deba ser asumido únicamente por el
  • 43. Estado, y refiere entonces que el sistema educativo gratuito más eficaz y dirigido a los más pobresque opera en Venezuela es el que se encuentra a cargo de Fe y Alegría. En tercer lugar, esnecesario de una supervisión en la educación nacional, con las dos dimensiones de control(animación y apoyo pedagógico) y, sobre todo, de animación pedagógica. La complejidad delsistema educativo y la diversidad de actores la hacen necesaria. Es deber del Estado instrumentarlos mecanismos más pertinentes para salir garante de que todos los venezolanos reciban laeducación obligatoria y de que ésta sea de calidad, independientemente de quién imparta esaeducación. El MECD ha reconocido esta precipitación y está tomando algunas correcciones. Sinembargo, todavía sigue siendo un problema grave de la educación venezolana actual está en laausencia de supervisión. En cuarto lugar, se debe incrementar el interés de los padres yrepresentantes por la educación de los hijos. La responsabilidad de la familia en la educación de sushijos y en el papel subsidiario del Estado y de toda otra instancia social, es esencial para reducir losíndices del fracaso escolar. El principio de la libertad de la familia para elegir la educación de sushijos dentro está dentro del marco constitucional; pero este principio es inexistente en el contextoconcreto del país, donde cientos de miles de venezolanos no tienen opción alguna a la educación ymillones de venezolanos tienen como única opción una pésima educación. Es obligación de lasociedad y del Estado crear condiciones para que la cobertura de la educación obligatoria de calidadalcance a todos los venezolanos. Es la función que deben jugar los padres y la sociedad toda paraque, conjuntamente con el Estado, se pueda alcanzar metas aceptables en una educación que seapertinente para las personas, sea constructora de sociedad en equidad y justicia y productora de losbienes y servicios para una calidad de vida de todos, especialmente de los que han sido excluidosde la sociedad.