PRÓLOGO       Desde De la Buena Memoria Ediciones queremos expresar nuestro orgullo aleditar “Dos sagas ferroviarias: vive...
Es por esta razón que este prólogo va a manera de agradecimiento por laconfianza y la amabilidad de don Alfredo Avilés, de...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Prólogo

174

Published on

Prólogo escrito para el libro "Dos sagas ferroviarias. vivencias de un carasucia" editado por DBM Ediciones, Córdoba, Argentina

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
174
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Prólogo

  1. 1. PRÓLOGO Desde De la Buena Memoria Ediciones queremos expresar nuestro orgullo aleditar “Dos sagas ferroviarias: vivencias de un Carasucia”. Nuestra meta principal escontar las historias de vida de la gente, reunir en un libro aquellas experiencias que tantovalor tienen para cada ser humano; que puedan ser un legado para sus familias, amigosy, como en este caso, el público en general. Con esa meta trazada, nos dimos a conocer a través de diversos medios decomunicación; de esa manera don Alfredo Avilés nos contactó. Y nosotras tuvimos elgusto de conocerlo a él y su universo de rieles. Inmediatamente quedamos atrapadas conel relato de sus vivencias, además del interés en la historia de acontecimientos ypersonajes de nuestro país, que él conoce y cuenta tan bien. Así comenzamos el procesode reunir el material: textos y fotografías que fueron tejiendo una misma trama hastaconvertirse en este libro. Es muy emocionante pensar en el proceso de creación, desde elcomienzo hasta su impresión. En cada una de las reuniones que mantuvimos a lo largo de estos meses fuimosconociendo a una persona entusiasta, activa, feliz con la vida vivida, y también con supresente. En cada una de esas reuniones fuimos escuchando miles de historias condiferentes personajes y distintos escenarios. Don Alfredo “Cara sucia” nos fue pintandosus relatos con entusiasmo y alegría, contagiándonos de esa energía positiva que brindaa quienes se acercan a él. A medida que fuimos diseñando, revisando y pensando este libro, tambiénfuimos imaginando aquellos lugares que a bordo de su coche motor, Alfredo “Carasucia” recorrió a lo largo de más de cuarenta años de servicio en el ferrocarril. Y nosdimos cuenta de la importancia que el tren tuvo para nuestra historia y la construcciónde la nación argentina. Pero también cómo este medio de transporte tan emblemático,influía en la vida cotidiana de las personas; por ejemplo uniendo localidades alejadasdel norte cordobés con la capital o llevando agua a poblaciones que sufrían sequíaspermanentes. Cuando soñamos DBM Ediciones, soñábamos que podíamos conocer, a travésde las historias que fuéramos escribiendo, a sus protagonistas también. Así nos sucediócon don Alfredo, quien inmediatamente nos confió su historia de vida para plasmarlaen el papel. Y de alguna forma, por unos meses, fuimos parte de esas innumerablesvivencias, muchas de las cuales podrían formar parte de un próximo ejemplar.
  2. 2. Es por esta razón que este prólogo va a manera de agradecimiento por laconfianza y la amabilidad de don Alfredo Avilés, de habernos elegido para llevar a caboun sueño y cumplir, de alguna manera, una misión más en ese recorrido ferroviario. Además, gracias a esta experiencia, pudimos comprobar el valor de laspequeñas y grandes cosas, el orgullo y el amor por la tarea diaria, y el permanenteafecto dado y recibido en ese intenso camino de la vida.Prólogo escrito para el libro: ”Dos sagas ferroviarias: memorias de un carasucia”Editado por De la Buena Memoria Ediciones sept-2012

×