Your SlideShare is downloading. ×
El pino
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

El pino

2,773
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,773
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. “ Porqué el pi no, el abeto y el e neb roC u e n t o p op ula r co nserva n sus hojas e n invierno”
  • 2. Una vez, hace yamucho tiempo, hacíamucho frío; elinvierno estabacerca. Todos lospájaros emigrantes sehabían marchado haciael sur, para quedarseallí hasta laprimavera.
  • 3. Pero quedaba unpajarito que tenía unala rota y no podíavolar. Miró a sualrededor para ver siencontraba un lugardonde abrigarse. Yvio los hermososárboles del enormebosque.
  • 4. ¡Quizás los árboles mecobijarán durante elinvierno!- pensó.Y aleteando lo mejorque pudo, llegó allindero del bosque. Elprimer árbol queencontró fue unálamo blanco de hojasplateadas.
  • 5. -¡Ah, ah!-dijo el álamo-. ¡Vaya una idea!. Bastante trabajo tengo para viglar mis propias ramas. ¡¡Fuera de aquí!!.Álamo precioso- dijo elpobre pajarito-. ¿Me dejarvivir en tus ramas hastaque llegue el buen tiempo?.
  • 6. El pobre pajarito,aleteando lo mejor quepudo, con su ala rota,llegó al árbol siguiente.Era un roble grande yfrondoso.-Roble, buen roble- dijoel pobre pajarito-, ¿medejas vivir en tus ramashasta que llegue el buentiempo?.
  • 7. -¿Vaya una pregunta!-dijo el roble -. Si tedejo vivir en mis ramaspicotearás todas misbellotas. ¡¡Fuera deaquí!!.El pobre pajarito,aleteando lo mejor quepudo, con su ala rota,llegó a un gran sauce,que crecía a orillas delrío.
  • 8. -Precioso sauce- dijoel pobre pajarito-, ¿medejas vivir en tus ramashasta que llegue el buentiempo?.- No, de ningunamanera – dijo elsauce-. Y no cobijo ojamás a losdesconocidos. ¡¡Fuera deaquí!!.
  • 9. El pobre pajarito ya nosabía a quién dirigirse,pero continuó Muy pronto vio al abetoaleteando lo mejor que y éste le dijo:pudo, con su ala rota. -¿Dónde vas pajarito?.- -No lo sé – respondió, los árboles no quieren cobijarme y yo no puedo volar lejos con mi ala rota.
  • 10. Ven a mis ramas- dijoel gran abeto-, puedesescoger la que más teguste; mira me pareceque en este lado seestá más calentito.-Muchas gracias- dijo elpajarito-, pero ¿podré ¡Claro! - dijo el abeto-.quedarme todo el Así me harás compañía.invierno?.
  • 11. - El pino estaba muy De esta manera, elcerca de su primo el pajarito se arregló unabeto, y cuando vio al lugar abrigado, en la ramapajarito que brincaba y más grande del abeto yrevoloteaba sobre las el pino le protegía delramas del abeto, le dijo: viento.Mis ramas son muyfrondosas, pero puedoprotege del viento alabeto, porque soygrande y fuerte.
  • 12. El pajarito estaba muy - Cuando el enebro se contento en su casa,enteró, dijo que daría calentito y bien abrigado,comida al pajarito y todos los días iba adurante todo el comer a las ramas delinvierno. Sus ramas enebro.estaban cubiertas dehermosas bayas negras.Y las bayas del enebroson un gran alimentopara los pájaros.
  • 13. Los otros árboles Y no prestaría mis ovieron esto e hicieron ramas a un pájaro quemuchos comentarios. no conozco- dijo el álamo. - A mí me daría miedo perder mis bellotas- dijo el roble. - Y no hablo jamás con o desconocidos- dijo el sauce, y los tres se irguieron con orgullo.
  • 14. Aquella noche el Vientodel Norte pasó por elbosque. Sopló sobre losárboles con su alientohelado y hoja que Quería tocar todas lastocaba, hoja que caía. hojas, porque al Viento del Norte le gustaba ver a los árboles desnudos.
  • 15. ¿Puedo jugar contodos los árboles?- lepreguntó el Viento alRey de la Escarcha.No – dijo el Rey-, losárboles que han sidobuenos con el pajarito,pueden conservar sushojas.
  • 16. Y el Viento del Nortelos dejó en paz, y elpino, el abeto y elenebro conservaronsus hojas todo elinvierno hasta quebrotaron las nuevas. Ydesde entonces,siempre ha sido así.
  • 17. fin