• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Presentacion ficciones y affliciones by ernesto uría
 

Presentacion ficciones y affliciones by ernesto uría

on

  • 1,483 views

Here is the presentation speech written by Rogelio Pérez-Bustamante for the public presentation of "Ficciones y Aflicciones", latest book by Ernesto Uría ...

Here is the presentation speech written by Rogelio Pérez-Bustamante for the public presentation of "Ficciones y Aflicciones", latest book by Ernesto Uría

You can read more about it over at http://kcy.me/51w6

Statistics

Views

Total Views
1,483
Views on SlideShare
1,483
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
6
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Presentacion ficciones y affliciones by ernesto uría Presentacion ficciones y affliciones by ernesto uría Document Transcript

    • Presentación de la obra de Ernesto Uría Ficciones y aflicciones Presentación: Rogelio Pérez-Bustamante Catedrático de Historia del Derecho Ámbito Cultural de El Corte Inglés 27 de septiembre de 2011 Serrano, 52 (Madrid) - 19h
    • Dice Rimbaud: “Soy un inventor de muy distinto mérito quecuantos me precedieron; un músico incluso, que ha encontrado algoasí como la clave del amor. Ahora, gentilhombre de una campiñaáspera en el sobrio cielo, trato de emocionarme con el recuerdo de unainfancia mendicante, del aprendizaje o de la llegada en zuecos, de laspolémicas, de las cinco o seis viudeces, y de algunas nupcias en lasque mi testarudez me impidió estar a tono con mis camaradas. Noañoro mi antigua porción de alegría divina: el aire sobrio de estaáspera campiña alimenta muy activamente mi atroz escepticismo. Perocomo en adelante ese escepticismo no puede ponerse en práctica, ycomo además me he entregado a una nueva turbación, - espero llegar aser un loco muy malvado.” Para Pere Gimferrer “en cien años no se ha ido más allá deRimbaud”, quizás alguien pueda alguna vez escribir poemas tanbuenos como los de Rimbaud, pero nunca uno mejor. Ernesto confiesa que es un escritor de poesía pero que en losúltimos años ha estado haciendo relatos aunque reconoce estar máscómodo y reparado en la poesía, quizá quiera decir que está másreforzado o quizá busca otro significado. Dice el poema 2 de las“Notes disperses” de Josep Pla: Ai, Reparada, que és trista la vida /quan es comencen de tenir cabells blancs / i es descobreix queaquestes formes fines / seran dun distret menestral! / Tu, Reparada,tens unes aparences / plenes de secrets i dencants” y comentaReparada és un nom espantós, i per a portar-lo una noia, literalmenthorripilant. Una senyora grassa, duna certa edat, petulant, bleda, quees digués així, encara podria passar. Cambiemos el reparado de Ernesto por el de excepcionalmentedotado para la inmersión en el alma o si queremos, y lo podemos verhoy, para sacarle partido al alma, iluminando iluminado. Ya sé que esmuy fácil pensar que con una deficiente visión uno no alcanza adistinguir la plenitud de la luz, pero esa es una falsa percepción quehoy no nos interesa a los que estamos aquí presentes, que admiramosy adoramos la luz del alma, la luz del alma que desprende Ernesto,aunque sea una luz aparentemente herida o tenue pero bellísima, comoes el libro que nos presenta. 2
    • En los aforismos del yoga, o textos fundacionales del yogaescritos por Patañjali en el siglo III a. C se lee “"Antes de que el almapueda ver, debe lograrse la armonía interna, y los ojos de la carne,deben estar ciegos a toda ilusión. / Antes de que el alma pueda oír, laimagen (el hombre) debe estar sorda a los rugidos y a los murmullos,a los bramidos de los elefantes y a los argentinos zumbidos de ladorada luciérnaga. /Antes de que el alma pueda comprender yrecordar, debe unirse a aquel que habla en silencio, así como la mentedel alfarero se une primero a la forma que le dará a la arcilla”. Vamos a empezar dándole una vuelta más a las aflicciones,porque del título yo no me creo que sean ficciones y más me convenceque sean aflicciones, pero, porqué aflicciones, o ¿qué quiere decirErnesto cuando habla de aflicciones? En una entrevista que le haceEsther Peñas: “Sabré buscarte donde la luz del sol / no llega” Ernestonos da su clave semántica de aflicción: la crisis, que nos vamos amorir, la pérdida, la carencia, el dolor, la imposibilidad y el tiempo,viajero infatigable que ni ve ni saluda. Pero eso no es todo, porqueErnesto juega y ríe con nosotros a través de este libro y se divierte ynos divierte y nos hace pensar en positivo, en creativo, en sacarlepartida a nuestros instrumentos vitales, empezando por el más íntimo,que en el momento cumbre es todo lo contrario a la aflicción. Las montañas de la aflicción es un relato de una famosaescritora americana de ciencia ficción, Lois McMaster Bujold, muyconocido, en el que el protagonista, Miles tiene que enfrentarse a losprejuicios de su pueblo contra los mutantes, una trama que invita a lareflexión y que ganó los mejores premios de novela corta de 1989 y1990. Según ello, habría que preguntarse quienes eran los mutantes, silos propios vecinos o los del relato, que no son sino el conocidorecurso habitual de las obras de ciencia ficción. Demasiados mutantesen estos 25 relatos y además, querido Ernesto, tú y yo tenemos unaformación canónica o clerical que nos enseñó que la aflicción no durapara siempre. Está en la Biblia, Salmo 30:5, "Porque un momento serásu ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, y ala mañana vendrá la alegría". 3
    • Pudieran ser soliloquios estos 25 relatos, reflexiones a solas,discursos que transmiten pensamientos o emociones, monólogosinteriores. Probablemente estos relatos entran en este género en el quese recuerdan siempre dos joyas universales, los soliloquios de SanAgustín y el famoso soliloquio de Hamlet. El soliloquio de Hamlet es también síntesis de estos relatos:¿Quién querría sufrir del tiempo el implacable azote, / del fuerte lainjusticia, / del soberbio el áspero desdén, / las amarguras del amordespreciado, / las demoras de la ley, / del empleado la insolencia, / lahostilidad que los mezquinos juran al mérito pacífico, pudiendo detanto mal librarse él mismo, alzando una punta de acero? / ¿quiénquerría seguir cargando en la cansada vida su fardo abrumador?...Morir y quedar dormidos / dormir… tal vez soñar. Los Soliloquios de San Agustín son considerados escritos deintrospección, examen de conciencia, purificación de la memoria,diálogos consigo mismo. El Libro Primero empieza de esta manera:“Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos ydiferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocermea mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijouna voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismoes lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquellavoz”. “Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién laencomendarás para seguir adelante?” y Agustín responde “A lamemoria” Y ya en el capítulo 6º se ocupa de los ojos del alma: “el almanecesita tres cosas: tener ojos, mirar, ver. El ojo del alma es la mentepura de toda mancha corporal, esto es, alejada y limpia del apetito delas cosas corruptibles. Y esto principalmente se consigue con la fe;porque nadie se esforzará por conseguir la salud de los ojos si no lacree indispensable para ver lo que no puede mostrársele por hallarseinquinada y débil.” […] “La mirada del alma es la razón; pero comono todo el que mira ve, la mirada buena y perfecta, seguida de lavisión, se llama virtud; así, la virtud es la recta y perfecta razón” 4
    • Es cierto que los Soliloquios de Agustín son un diálogo entre larazón y la fe, o bien entre el corazón y la razón dialéctica, quepregunta, pone a prueba y ayuda a obtener conclusiones. Pero en elfondo se trata del conocimiento humano, ¿hasta dónde puede llegarnuestro conocimiento? ¿Hasta dónde puede llegar nuestraexperiencia? Los relatos de este libro son experiencias. No sonexactamente ficciones ni aflicciones. Ni siquiera sabemos de quienson experiencias, pero ahí entra en juego nuestra mente o la teoría dela falsa memoria. Se dice que cuando recordamos el pasado, o cuando tratamosde reconstruir el pasado, en nuestro cerebro se enciende un circuitoque se haya en el lóbulo temporal, lo que origina en nosotros laexperiencia del recuerdo, pero sólo de aquellas situaciones que hemosvivido. Se sabe que hay personas que tienen este circuito activopermanentemente, originando memorias que nunca existieron o queaún no existen. Todo este mundo de las áreas neuronales del cerebroimplicadas en ciertos estados de conciencia, está en investigación y seesperan encontrar nuevas explicaciones a la conexión entre lamemoria y la conciencia. Cuando se leen las ficciones de Ernesto se tiene la sensación deque se está reviviendo algo, de que se está reviviendo una parte de loque se lee, o lo que es lo mismo, que nuestra memoria reconocepequeños detalles, olores, colores, sonidos, experiencias. Lo queleemos nos resulta familiar, nada es insólito en este libro.Concretamente, hay un pasaje, el 25, recomiendo poner un numerito acada relato para paladearlo mejor o para leer uno cada noche, cosa queal autor igual no le parece bien pero que a mí me ha parecidonecesario a la hora de trazar una línea que me permita envolverlos enun haz cuando proceden de tiempos y espacios distintos. Confieso que en ese relato me sentí muy pronto identificado, esirónico y simpático. Al personaje le piden acción para estar al día y asíse pone a dar saltos, se tapa los oídos con unos cascos para oír músicacon mucha marcha y el personaje acaba atropellado por un autobúsmás o menos en la ciudad de los periodistas. Del aerobic al infierno, oal cielo, cualquiera sabe, pero desde luego, al creador de este relato no 5
    • le gusta esta presión del gimnasio a golpe de saltos, de ritmo y deacción. Sin duda prefiere el yoga. Si no son ficciones, ni siquiera aflicciones, ¿qué es este libroque nos entrega Ernesto y que dedica a muchos de los que estamosaquí presentes sino a todos? Sincera y llanamente, son trozos del alma.Son relatos como exploraciones al interior del alma o sentimientos,recuerdos o sensaciones escapados del alma a la pluma. Qué curiosoque haya una pluma en la portada “Plumín de oro para un maestro quehoy se postró en tristezas” Pone Proust en boca del protagonista, del cuarto volumen de sufamosa obra À la recherche du temps perdu, que en un momento de suvida se había puesto a leer antiguos relatos de exploraciones deviajes. Estos relatos, dice, me apasionaban y los aplicaba a la vidacorriente para darme más valor. Cuando alguna crisis me obligaba aquedarme varios días y varias noches seguidas, no sólo sin dormir,sino sin acostarme, sin beber y sin comer, pensaba en algún viajeroarrojado a la arena, envenenado con hierbas malsanas, titiritando defiebre en sus ropas mojadas por el mar y que sin embargo se sentíamejor al cabo de dos días. Su ejemplo me tonificaba, me devolvía laesperanza y me avergonzaba de haber tenido un momento dedesaliento. Y es que los 25 relatos de Ernesto tienen, ante todo, un sentidoreparador. Son, como decía, trozos de vida desde el interior del alma.Aquí, como diría Walt Withman, “El alma se ha sumergido en esasreminiscencias, en esos hermosos episodios de la vida o en las escenaspenosas de marineros y soldados en mar y tierra”. ¿Qué es Ernesto, unmarinero o un soldado? ¿Venido a menos o venido a más? Que nosofrece diferentes versiones de caminos recorridos, individuales,fraternales, valerosos, luminosos, apagados, asustados, sensuales, másque sensuales, pronunciados, interiores, abismales. No nos engañesErnesto, parecen tan reales que se convierten en un ramillete de tusvivencias, intervalos de vida de quien gusta desprenderse de sucaparazón golpeado, aquí estoy yo, Ernesto Uría, voluntario en estamierda de vida ramplona en la que tanto nos cuesta salir a flote,respirar el aire libre apañando el anhelado umbral de la esperanza. 6
    • No por conocido es menos bello y menos sorprendente aunquea veces aparezca el relato de quien parece envejecido por los excesos.Unas cuantas con sus nombres, una noche, varias noches, las ilusionesperdidas, las insinuaciones interrogativas, ¿fueron realidades osensaciones interiores y profundas? ¿eran batallas o uno ya estabaprotegido de las infidelidades ajenas y propias? Son 25 relatos deviajes de ida y vuelta expuestos con una luminosa inteligenciaprodigiosamente mantenida. Le preguntan a Ernesto: ¿Lo tópico o lo utópico? Y no contesta,vuelve otra vez lo uno porque no me queda más remedio y lo otroporque me resulta reparador, otra vez se nos descubre. Querido Ernesto, lo tópico es lo que canta El Barrio, el cantantegaditano de flamenco fusión: “Resulta muy tópico decirle al mundo /que el amor es un sentimiento / que tiene lado claro y lado oscuro / ylas alegrías y penas van por dentro. / Pero mi amor es como un hilo /que arregla y cose lo descosio..” Lo utópico, ya lo decía el sabio, “Elvarón sólo puede guiar en el nivel teórico, utópico; pero la mujer esaquella que puede realizarlo en la teoría y la práctica a la vez”. No te sorprendas, siempre se vuelve a lo perdido, lo recuerdacaballero Bonald: “yo viví sometido a las simulaciones / de la paz másestéril, inventándome / máscaras que encubrieran mi hastíoirrazonable / hasta que la costumbre diaria del error / se convirtió enmateria de mis años / y a solas me conduje sin poderme valer / delsedimento de verdad del tiempo, / también sin atender a los avisos / dela inflexible persuasión terrestre” y continúa “nuevamente retorno,tiempo atrás a mi vida / porque siempre se busca y sin remedio lamarca de la infancia que perdimos. / Maniatado a mi ayer / me voydesparramando a medida que vuelvo”. En estas batallas entre las aflicciones y el alma, queridoErnesto, el que se encuentra a sus anchas, disfrazado claro está, esMefistófeles. Como la ciencia, el mundo físico o real no leproporcionara la sabiduría, Fausto se entrega a la magia, al mundofantástico, que es el que entonces se apodera de la vida real. Lo 7
    • importante es que para Goethe no sólo se salva el que, a pesar de susdebilidades, se somete a la autoridad de las autoridades humanas, sinolos otros, muchos de nosotros, personas osadas, rebeldes e insaciablesque cuando desesperados estamos llevando ya el veneno a nuestroslabios porque no podemos conocer el secreto de la vida, oímos loscantos de nuestra juventud y de nuestra infancia y este recuerdo denuestra propia inocencia nos salva del suicidio. ¿Qué hay detrás de nuestra vida? ¿Qué nos importan losvalores o más bien las conquistas que nos ofrece el mundo quevivimos? Los tesoros, la fama, el eterno movimiento, la actividaddesenfrenada. Acabamos hartos. Lo que se nos ofrece nos conduce aldesencanto y a la frustración. La mayoría de los relatos nos dicen queno hay bastón en que apoyarse; si corremos de una aventura a otra, deuna extravagancia a otra, de una esperanza a la nada, de unaexpectativa de tarde que a la noche ya está rota. Y si leemos despacio los relatos veremos que hay soluciones,las clásicas: la esperanza, la paciencia, la armonía, la armonía estético-moral, la hidalguía, lo que en el norte llamamos el señorío, que o esespiritual o no es nada, las cosas sensibles, el saber que somosperegrinos por este mundo, la hermosura y el amor. Es un acto deamor lo que Ernesto nos ofrece. 25 relatos para la introspección, parala reflexión, para la diversión, para la comprensión y para incitarnos aser pacientes en eso tan maravilloso que llamamos el amor. Gracias Ernesto Uría, gracias amigos, gracias hermanos, que lapróxima cita sea pronto. Y eso sí que depende de ti, Ernesto. 8