En La Gruta Del Rey De La MontañA

1,913 views
1,758 views

Published on

Comentario sobre suite orequestal Peer Gynt de Eduard Grieg

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,913
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

En La Gruta Del Rey De La MontañA

  1. 1. En la gruta del rey de la montaña Comentario de la audición Esta pieza instrumental es uno de los números que componen la Suite nº 1 de Peer Gynt, obra creada por Edvard Grieg (1843-1907) para la obra de teatro del mismo nombre escrita por Henrik J. Ibsen (1828-1906), amigo y compatriota de Grieg, ambos noruegos. Grieg compuso dos suites, nº 1 y nº 2 para esta obra teatral, Peer Gynt, aquí hablamos de la nº 1. Esta suite nº 1 está compuesta de varios números, sus títulos son: La mañana, La muerte de Aase, La Danza de Anitra y En la Gruta del Rey de la montaña. Los títulos ya son ilustrativos del carácter de la música de que se trata, una música descriptiva o narrativa. Y así es, se trata de un tipo de música a la que se la conoce como música incidental, música hecha para acompañar “algo”, una obra de teatro, un programa de televisión, etc, es una música “de fondo”. Pero en este caso, la música es la que ha prevalecido, mientras la obra de teatro ha dejado de estar en vigor, la música fue adaptada y forma parte del repertorio habitual de música sinfónica. Hay que mencionar la pertenencia de la obra a la época del Romanticismo, más concretamente a la segunda mitad del siglo XIX, e inscrita dentro del movimiento nacionalista que se da en Europa en esta segunda mitad de siglo, tomando elementos de la música popular de cada país, como reivindicación de la propia cultura de cada país. Grieg adapta melodías basándose en el estilo del folclore noruego y Peer Gynt se convirtió en el drama nacional de su país. La obra se puede relacionar con la música programática que se está realizando en este momento, segunda mitad del siglo XIX, por compositores como Berlioz , Liszt o Richard Strauss, si bien hay una diferencia, la música programática de estos compositores sigue un texto, se inspira en él, es música absoluta, para escuchar por sí misma, mientras la música de Peer Gynt no sigue un texto, sino que acompaña a la obra
  2. 2. de teatro para la que fue compuesta, independientemente de su evolución posterior a música de concierto. La forma musical que adopta la obra, la suite, tiene sus orígenes en el Renacimiento con la agrupación de danzas bailadas o estilizadas. El punto de partida es la formación de pares de danzas, a una danza lenta le sigue una rápida, como la Pavana y la Gallarda. Luego se añadirán más danzas. En el Barroco esta forma adquiere gran importancia con suites orquestales, y para instrumentos como el clavecín. La suite desaparece a mediados del siglo XVIII, siendo sustituida por otras formas musicales, como la sonata o la sinfonía, para reaparecer nuevamente en el siglo XIX como suites de ballet (Tchaikovsky, Suite del Cascanueces) o suites de danzas estilizadas (estilizadas quiere decir que no están destinadas a ser bailadas). La obra en si, nos presenta a Peer Gynt, un muchacho alocado, conquistador compulsivo, descarado, aventurero: un pícaro. Peer G. descubre que la chica que él creía que le amaba, Ingrid, se va a casar con el herrero y sale disparado a la ceremonia con la intención de impedirla. Pero por el camino se encuentra a otra chica, Solveig, y, olvidando su primera intención, comienza a bailar con ella. Cuando se acuerda de Ingrid, va en su búsqueda y la rapta para abandonarla a la mañana siguiente. Finalmente Peer se casa con la hija del Rey de la montaña a cambio del reino que se le da como dote. Los duendes le van imponiendo condiciones para reinar, que Peer va aceptando, hasta que se proponen quitarle su libertad y convertirlo en duende, y es entonces, en el momento de su huida, cuando le encontramos en este número de la suite que estamos comentando. Después de muchas vicisitudes regresa a Noruega, donde concluye la historia. En cuanto a la música en sí, podemos observar el clima de misterio que se crea con el acorde inicial y con la melodía, primero en pianísimo, y que se va a ir repitiendo a lo largo de toda la pieza. En principio parece que Peer está intentando huir sin ser descubierto, pero a partir de cierto momento, la agitación aumenta, ha sido descubierto y le persiguen, aumenta la intensidad, se acelera el tiempo, reflejando la huida desesperada, para concluir en una coda con la máxima intensidad y con todos los recursos tímbricos de la orquesta, como los platillos.

×