Your SlideShare is downloading. ×
La renovación de la novela en el siglo xx
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La renovación de la novela en el siglo xx

2,502
views

Published on

La renovación de la novela en el siglo XX y sus principales autores

La renovación de la novela en el siglo XX y sus principales autores


0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,502
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
49
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Tema 6. LA NOVELA EN EL SIGLO XX6.1 RENOVACIÓN NARRATIVA DE PRINCIPIOS DE SIGLO: KAFKA, PROUST, JOYCE,THOMAS MANN6.1.1. Introducción.Lo que caracteriza a la novela del siglo XX es la emancipación de las fórmulas tradicionales a partirde la incorporación de nuevas técnicas narrativas. La novela se convierte así en un complejoinstrumento de conocimiento y percepción, que cuestiona el modo de captar la realidad e incluso lafunción del autor. El género ha tratado de adaptarse a los nuevos tiempos: la teoría de la relatividad, el psicoanálisis,las teorías socialistas y los grandes cambios estéticos de las vanguardias han proporcionado nuevasmaneras de ver el mundo y el hombre; en consecuencia serán necesarios nuevos procedimientosnarrativos para reflejarlo.La renovación narrativa empieza a principios de siglo con Marcel Proust, James Joyce, Franz Kafka ,Thomas Mann y, en EEUU, William Faulkner (al que suele incluirse dentro de la llamadaGeneración perdida). Tras ellos, multitud de narradores. Todos han hecho de la novela el géneroliterario por excelencia del s. XX y la han trasformado de tal forma que, incluso, es difícil definireste género.A pesar de que también sea complicado enunciar unos rasgos caracterizadores, podemos destacarlos siguientes: A) El argumento, cuestionadoDesaparece la preocupación por el argumento clásico, con su planteamiento, nudo y desenlace. Enocasiones la historia llega a desaparecer o es sustituida por fragmentos que el lector deberáreconstruir para comprenderla. Importará más cómo se cuenta que el argumento en sí; en la novelaprevalece la presentación de problemas y mundos interiores. Frente al realismo de la noveladecimonónica, la novela actual da entrada a lo imaginativo, lo alucinante, lo irracional y lo onírico;la obra de Franz Kafka, de William Faulkner y la de los narradores hispanoamericanos son buenosejemplos. B) Personajes colectivosEl personaje deja de ser el héroe central en tomo al cual gira el relato y se convierte en un elementomás de éste. El narrador ofrece pocos rasgos del personaje; en algunas ocasiones no se conoce ni sunombre o sólo se conserva de él la inicial, como en El castillo de Franz Kafka donde el protagonistase llama K. El personaje colectivo interesa más a la nueva novela; el hombre masa ha sustituido alantiguo héroe individual. John Dos Passos con su novela Manhattan Transfer y Thomas Manncon La montaña mágica son pioneros en la incorporación del protagonista colectivo. En la narrativaespañola hay que destacar La colmena (1951) de Camilo José Cela. C) Tiempo y espacioEn la novela tradicional el relato seguía una presentación de los hechos cronológica y lineal. Losnovelistas del siglo xx han prestado gran atención a los aspectos temporales y en algunas novelas deMarcel Proust, Thomas Mann y Virginia Woolf el tiempo es el protagonista. Según el críticoBaquero Goyanes, «el desorden cronológico se ha convertido en uno de los rasgos estructurales máscaracterísticos de la novela actual». Es decir, se ha roto la linealidad temporal, intercalando el pasadoen el presente, como consecuencia del funcionamiento, no siempre ordenado, de la memoria. En lanovela En busca del tiempo perdido de Marcel Proust o en ¡Absalón, Absalón! de William Faulkner,las alteraciones temporales llegan a la fusión del pasado y presente en un único tiempo. Las técnicas
  • 2. cinematográficas han facilitado esta nueva concepción del tiempo mediante recursos como lafragmentación del relato en planos o secuencia casi independientes y el «flash back» (En narrativa,se llama analepsis al salto al pasado de la narración y prolepsis, el salto hacia el futuro)Otro aspecto que se ha modificado desde la aparición del Ulises de Joyce es el tiempo externo delrelato, que se ha concentrado en unos pocos días e incluso horas. La reducción da mayor complejidada la narración. La obra de Joyce dura escasamente un día.Las innovaciones en el tratamiento del tiempo han determinado una modificación en el concepto deespacio. En muchas novelas la ubicación también se reduce y en ocasiones el espacio es puramenteinterior, el del propio protagonista. D) Narrador y punto de vistaLa novela del siglo XX ha intentado huir del narrador omnisciente. Se trata de dar una visión queesté de acuerdo con los mecanismos humanos de percepción y captación del mundo. Algunosnovelistas han reivindicado la total imparcialidad del narrador, para evitar que se inmiscuya en elrelato. El narrador actúa como una cámara cinematográfica que limita el campo de susconocimientos y no cuenta más que lo que ve; no profundiza en la interioridad de los personajes, yaque considera que sólo se les puede conocer desde fuera, por sus gestos, actos o palabras.La nueva novela también ha empleado con frecuencia la narración en primera persona; de estamanera se transmite una visión limitada de la realidad, algo parecido a lo que ocurre en la vida real.En la segunda mitad del siglo XX se creó la narración en segunda persona, desde el «tú», y no desdela primera o la tercera persona de la novela tradicional. Esta segunda persona suele aparecer ennovelas de carácter confesional, en las que el protagonista se dirige a sí mismo como si desdoblara supersonalidad.Una estructura muy usada en el siglo XX es el multiperspectivismo: la visión del mismo hecho, o delmismo personaje, desde diferentes perspectivas, no siempre coincidentes y a menudo divergentes.Cada perspectiva puede diferenciarse de las restantes, no sólo por lo que el narrador sabe, sino porcómo lo dice y por el tono de su voz.Con las diferentes perspectivas se consigue hacer dudar al lector y que él mismo acabe adoptando supropia visión sobre lo narrado. Un buen ejemplo de multiperspectivismo es El cuarteto deAlejandría de Lawrence Durrell, novela que presenta el mismo hecho en cuatro libros diferentes,cada uno de ellos narrado por un personaje; el autor intenta demostrar que no existe una verdad, sinodiversas verdades. E) El monólogo interiorLa eliminación del narrador y la desaparición del interés argumental (o al menos la disminución desu importancia) traen como consecuencia el predominio de lo técnico sobre lo temático. Una de lastécnicas más usadas es el monólogo interior, que consiste en reproducir (usando la primera persona)los pensamientos de un personaje, tal como brotarían de su conciencia, es decir, sin someterlos a unorden racional o a una sintaxis lógica.De esta manera, el lector entra en contacto directo con la vida psíquica del personaje. No hay queconfundirlo con el monólogo tradicional (soliloquio) que es un diálogo del personaje consigo mismoy que se atiene a un orden racional y a una sintaxis lógica. Mediante el monólogo interior, losnovelistas indican el desordenado fluir de la conciencia eliminando en la escritura los signos depuntuación y las estructuras gramaticales. El monólogo interior fue utilizado con gran maestría por
  • 3. James Joyce en Ulises, por William Faulkner y por Virginia Woolf. En España lo han cultivado,entre otros, Camilo José Cela, Miguel Delibes, Luis Martín-Santos y Juan Goytisolo. F) Renovación estilística y nuevas estructurasSe tiende a borrar la tradicional separación entre el lenguaje narrativo y el poético. Los límites de lanovela han desaparecido y en ella tienen cabida los textos periodísticos, los anuncios, los informes…La tipografía se carga de valores expresivos, desaparece la puntuación ortográfica, se utilizandiversos tipos de letra, distintos idiomas. Algunos autores han conseguido efectos singulares jugandocon los artificios tipográficos.En la estructura externa se aprecian cambios como la desaparición en ocasiones de la división encapítulos, surgiendo así la secuencia (fragmentos de texto separados por espacios en blanco). En laestructura interna hay nuevas técnicas como el contrapunto, que consiste en presentar varias historiasque se combinan y alternan; un buen ejemplo es la novela Contrapunto de Huxley. Cuando sonmuchas las anécdotas y los personajes, se habla de técnica caleidoscópica, por ejemplo ManhattanTransfer de John Dos Passos y La colmena de Camilo José Cela.ConclusiónLa novela deja de ser puro entretenimiento para convertirse en testimonio de conocimiento,preocupación intelectual y reflejo de profundos problemas humanos. Pero, más importante que elenriquecimiento temático resultará la renovación técnica, el cambio radical de la estructura:desplazamiento del punto de vista narrativo, enfoque de una acción desde distintas perspectivas,ruptura de la secuencia temporal, contrapunto, monólogo interior, etc. El lustro que abarca desde1920 hasta 1924, se mostró pródigo en la publicación de obras sumamente significativas. En esoscinco años verán la luz El Castillo y El proceso, de Franz Kafka; El mundo de Guermantes, deMarcel Proust; Ulises, de James Joyce y La montaña mágica, de Thomas Mann. En toda estanarrativa se impone una poderosa introspección anudada a un mágico mundo subyacente. Unaconsecuencia de este nuevo viraje es el autoanálisis intelectualista de Marcel Proust o la hondapenetración de Joyce en los menores secretos de sus protagonistas.6.1.2. Los grandes innovadores de la novela: Joyce, Proust y Kafka, Thomas Mann JAMES JOYCEJames Joyce (1882-1941) nació en Dublín en el seno de una acomodada familia numerosa que seempobreció progresivamente. La ciudad de Dublín y la educación religiosa son claves de su obra.Los problemas de vista, la creciente afición al vino y los trastornos mentales de su hija le sumieronen una profunda tristeza.Antes de publicar su obra cumbre, Ulises, en 1922, Joyce había escrito una colección de cuentostitulada Dublineses (1914) y la novela Retrato del artista adolescente (1916), relato de aprendizajeen el que ya aparecen temas y personajes recurrentes en su obra. El protagonista, Stephen Dedalus,realiza un auténtico descubrimiento de sí mismo a través de las distintas etapas de su evolución vital.La novela se compone de cinco capítulos con análoga estructura: cada uno de ellos inicia una nuevaexperiencia que concluye con una caída; ahora bien, cada fracaso supone, sin embargo, un pasoadelante en el camino del autoconocimiento. Cuando Stephen acaba conociendo su condición deartista, asume la soledad y el aislamiento que conlleva la creación. Esta obra es una reflexión sobre lafunción del arte y del artista en el siglo xx.
  • 4. Ulises, la novela rompecabezasUlises constituye una absoluta ruptura con la narrativa tradicional, acaso la más profunda revoluciónjamás realizada en la novela. Narra un día en la intrascendente vida de tres personajes, StephenDedalus (protagonista de la novela anterior), Leopold Bloom y la mujer infiel de este último, Molly.La novela se desarrolla en un período de tiempo muy reducido, durante dieciocho horas de un 16 dejunio de 1904. El marco de la acción es Dublín. La trama principal se centra en el ir y venir del señorBloom mientras resuelve las pequeñas tareas de ese día, pero la acción se intensifica con laincorporación de otros personajes. Conoce al joven Stephen (tratado con mucha ironía en estanovela: ahora es la caricatura de un artista) en un prostíbulo y, desde ese momento, se entrecruzansus vidas, pues pasa a actuar en la novela como «padre» del joven. La obra funciona como unaparodia de la estructura de la Odisea de Homero:Bloom sería un Ulises contemporáneo que cruza los mares de la vida cotidiana, es encontrado por suhijo Telémaco ( Stephen) , que lo salva de Circe (en el burdel) ,vuelve, después de tan arriesgadaaventura, a los brazos de su esposa Molly, que le he sido infiel (en necesario contrapunto con la fielPenélope de la Odisea).La experimentación lingüística se convierte en un elemento fundamental de la novela; abarca todoslos recursos posibles, pero sobre todo se centra en el monólogo interior. Con esta técnica capta ytransmite la acción interior del personaje ( sentimientos, ideas y recuerdos), su voz mental que nuncacesa y que no tiene pudor ante nada. Al exponer los pensamientos de los personajes, estádesnudándolos como nunca se había hecho. Muestra que el hombre es humano por ser hablante y quela vida mental sólo se desarrolla apoyándose en las palabras. En la novela se mezclan estilos yregistros diversos, desde el más culto al más vulgar; alterna géneros literarios y muestra diferentespuntos de vista, en ocasiones opuestos.MARCEL PROUST.Marcel Proust (187] -1922) nació en París en una familia de la alta burguesía, lo que le permitió unaesmerada educación. Era un snob frecuentador de salones aristocráticos, con entreveladasinclinaciones homosexuales. Tras la muerte de su madre en 1906, tiene una crisis que le lleva aaislarse en un cuarto y refugiarse en la literatura.Su gran obra En busca del tiempo perdido fue publicada entre 1912 y 1927. Está dividida en sietelibros: Por el camino de Swann, A la sombra de las muchachas en flor, El mundo de Guermantes,Sodoma y Gomorra, La Prisionera, La fugitiva y El tiempo recobrado. Es uno de los monumentos dela literatura moderna. Es, en cierto modo, una novela circular: narra la infancia, adolescencia,juventud y madurez de un hombre que quiere escribir una novela, pero no se considera capaz, osiente pereza y lo va dejando para más tarde. Al final del último libro comprenderá que ha llegado elmomento de ponerse a escribir.Tras múltiples desilusiones y decepciones, el protagonista-narrador se dedicará a la única actividadque no puede decepcionarle: la literatura y el arte. Considera la creación literaria como la actividadmás sublime del espíritu, puesto que ordena el pasado y saca a la luz la esencia y la verdad delmundo. Uno de los grandes méritos de Proust es la creación de numerosos personajes; algunos sonsecundarios y episódicos pero otros están perfectamente caracterizados. Crea hablas individualescaracterísticas de cada persona, mediante las cuales consigue plasmar una dicción particular, unléxico, unos tics. Como la acción de la novela tiene lugar a lo largo de muchos años, se ve cómocambian de aspecto físico, de forma de hablar y de pensar.
  • 5. El narrador: héroe, actor y espectadorLa novela, salvo raras excepciones, está escrita en primera persona, pero no debe ser identificada conel autor. Proust pretendía que su novela no fuera entendida como una autobiografía. Del narrador-personaje de la novela sabemos que no tiene ocupación alguna, que lleva una vida mundanaasistiendo a los más conocidos salones aristocráticos y burgueses de su época, que intenta escribiruna novela y que presenta como únicas condiciones físicas un aspecto pálido y una salud débil. A lolargo del extenso relato el narrador muestra cómo cambia su visión del mundo desde la niñez hasta lamadurez. Acaba decepcionándose del amor y de la sociedad aristocrática.La búsqueda de un tiempo subjetivoEl tiempo constituye uno de los elementos principales de la obra. Proust, guiado por la filosofía deHenri Bergson, se dedicó a conquistar el tiempo pasado. En el recuerdo, en la contemplación y en elarte Proust encontró la única manera de poseer la vida. Distingue entre memoria voluntaria, mediantela que reclamamos a nuestra inteligencia elementos o datos del pasado, pero que sólo proporcionaimágenes aisladas, y la memoria involuntaria, que brota espontáneamente por una sensación, vividaanteriormente, que actúa de estímulo. El narrador llega a descubrir que todo nuestro pasadopermanece vivo, oculto de una forma u otra dentro de nosotros, y puede ser rescatado,involuntariamente, mediante percepciones sensoriales, o por la intervención del arte. Por ejemplo, elnarrador siente una gran felicidad cuando moja una magdalena en el té; analizando las causas de estesentimiento recuerda cuando en su niñez realizaba este acto y vuelve a revivir el pasado.Además de la crónica de una vocación literaria, la obra es una comedia social en la que laaristocracia decadente termina por rendirse ante la clase media, y donde los vicios y falsedades deuno y otro grupo aparecen revelados implacablemente. El amor, heterosexual y homosexual, esanalizado con crueldad en varias ocasiones y también acaba decepcionando al narrador. Su únicorefugio, al final, es la literatura. KAFKA: UN MUNDO ABSURDO Y ANGUSTIOSOFranz Kafka (Praga; 1883-1924) refleja la distancia que existe entre el mundo y el hombre. Suconcepción del mundo, basada en la minuciosa descripción del absurdo y el horror, inspiró a losexistencialistas, que aparecieron tras la Segunda Guerra Mundial, y al teatro del absurdo, que surgióen los años cincuenta.La biografía de Kafka es un factor primordial para comprender su obra. Perteneció a una familiajudía acomodada que se había asimilado a la burguesía alemana. Kafka creció en una encrucijada deculturas -eslava, alemana y judía-, sin identificarse del todo con ninguna. Criticará a su padre lapérdida de identidad, el no haber crecido en un terreno firme que pisar. Todos estos reproches seencuentran en Carta al padre. Tras doctorarse en derecho, se convierte en empleado de unacompañía de seguros, trabajo que no le gustaba porque entorpecía su vocación literaria. Kafka fue uninadaptado que vivió completamente volcado en la escritura.Antes de morir ordenó que toda su obra fuera destruida, pero su amigo Max Brod no cumplió susdeseos y llegó a publicar incluso sus cartas y diarios. Hay que destacar Cartas a Felice (mujer con laque se comprometió dos veces aunque en ambas ocasiones Kafka anuló el compromiso) y Cartas aMilena (la mujer que tradujo algunos relatos de Kafka),En sus novelas los personajes son entidades simbólicas, ficciones o parábolas, siempresorprendentes. Sus obras reflejan las angustias del hombre contemporáneo. El sentimiento que setransmite es el de hallarse en un mundo sin explicación, regido por no se sabe quién; un mundo quesomete, condena o degrada a la persona.
  • 6. En 1913 publica La metamorfosis, novela cuyo protagonista despierta convertido en un insecto,condición monstruosa y absurda que tendrá que aceptar como algo inevitable. Al año siguientecomienza a escribir la angustiosa novela de El proceso, en la que un tal Joseph K. se ve procesadosin llegar a saber nunca por qué, perdido en un laberinto de leyes y procedimientos enigmáticos. Deesta novela hizo una magnífica adaptación cinematográfica Orson Wells en 1962, en la que captaperfectamente el complejo de culpa del personaje kafkiano. No menos angustiosa es Elcastillo (1921): un agrimensor llamado también K. ha sido contratado para trabajar en un castillo enel que nunca podrá entrar; tampoco sabrá qué trabajo se le pedía, ni quién es el terrible señor quedomina a las gentes del lugar. Esta novela también fue llevada al cine en 1968 con Maximilian Shell.El procesoEn El Proceso, el protagonista se despierta y se ve acusado por dos policías que no le explican cuáles su delito. Él asume que está procesado y hace todo lo posible por defenderse de algo que nunca sesabe y en un ambiente de situaciones absurdas y terroríficas a la vez. Mientras tanto, sigue viviendoun año: se ocupa de su trabajo, tiene aventuras amorosas…Parece que sus jueces le condenan en unasala oscura y cercana al mundo de los sueños. Al final, dos señores bien vestidos y educados van abuscarle y le invitan a que les siga. Con la mayor cortesía le o Kafcondenado dice solamente: comoun perro .José K. es detenido en las vísperas de cumplir treinta años y es asesinado justo antes de cumplir lostreinta y uno. En ese mismo intervalo de tiempo Kafka contrajo, para luego romperlo, compromisomatrimonial con Felice Bauer. Los paralelismos existentes entre este noviazgo y el proceso de JoséK. han sido puestos de manifiesto por distintos autores. De hecho, la ruptura del compromiso fuesiempre vivida por Kafka como la comparecencia ante un tribunal. Así lo puso de manifiesto elpropio Kafka en sus diarios: Estaba cogido como un delincuente. Si me hubieran sentado en unrincón con cadenas de verdad y hubieran puesto guardianes ante mí y hubieran dejado que me vieraúnicamente de esa forma, no habría sido peor. Y así era mi compromiso…Pero el significado de esta novela inacabada va mucho más allá de una interpretación biográfica: unser humano se siente atrapado por una serie de circunstancias que no puede controlar, por unosaparatos represivos que le dominan y por su propia conciencia de culpa.La metamorfosis o La transformaciónFriedrich Thieberger, escribe en sus recuerdos sobre Kafka: «Una noche, cuando me encontraba conmi padre justo delante del portal cerrado (debía de ser por tanto después de las diez de la noche,cuando en Praga se cierran todos los portales de las casas de alquiler), llegó Kafka con mis doshermanas, a las que acompañaba hasta casa. Mi padre había leído unos días antes La transformación,y por más que Kafka se envolviera en una reservada sonrisa cuando se hablaba de sus trabajos, dejóque mi padre le dijera algunas palabras sobre aquella transformación de un ser humano en unescarabajo. Entonces Kafka retrocedió un paso y, con una seriedad espantosa, sacudiendo la cabezacomo si se hubiera tratado de un suceso real, dijo: “Hay que ver lo que ocurre en nuestra casa”».Hay suficientes motivos para interpretar esta obra como autobiográfica, lo que se echa de versuficientemente en la Carta al padre, que escribió el mismo Kafka. Pero, igual que sucede en Elproceso, la significación de esta obra supera en mucho lo biográfico para convertirse en una metáforade la opresión y de la soledad, de la incomunicación humana, y en una denuncia del autoritarismo.El realismo minucioso que aparece en el relato, como marco de un hecho fantástico (las relacioneslaborales y familiares, la situación económica, los detalles domésticos, etc.) refuerzan lainterpretación existencial de la obra. Por otra parte, el hecho de que el relato comience al despertar,como el relato de El proceso nos introduce en el mundo onírico, de pesadilla, que es una importantecaracterística de la literatura de este autor.
  • 7. THOMAS MANNNConstruyó toda su obra partiendo de sus decisivas experiencias espirituales con Nietzsche,Schopenhauer y Wagner. Su compromiso le llevó a la pérdida de la nacionalidad alemana en 1936—a pesar de que había recibido en 1929 el Premio Nobel de Literatura—, y eso que desde 1933 seexilió de Alemania, con la llegada de Adolf Hitler. Mann se refugió primero en Suiza y después enlos Estados Unidos (1938), de donde se hizo ciudadano en 1944. En 1953 se estableció cerca deZurich (Suiza), donde murió el 12 de agosto de 1955.Desde su primer trabajo Mann apuntaba a la crítica del orden burgués a través de un romanticismodecadente de estilo muy bien cuidado y que basó en el conflicto entre la inteligencia y la vida. Y estaserá la constante de sus obras futuras, la perenne lucha entre el arte y la vida.Las novelas de Mann se caracterizan por una reproducción precisa de los detalles de la vida modernay antigua, por un profundo y sutil análisis intelectual de las ideas y los personajes, por un punto devista distanciado e irónico, combinado con un profundo sentido trágico. Sus héroes son confrecuencia personajes burgueses que sobrellevan un conflicto espiritual. Su primera novelaimportante y que determinó su reputación literaria es de 1901, Los Buddenbrook. El tema de estelibro, el conflicto entre el hombre de temperamento artístico y su entorno de clase media burguesa,volverá a reaparecer en Muerte en Venecia (1912), llevado al cine por Visconti. En 1924 publica Lamontaña mágica, su obra más destacable, tanto por la densidad de sus indagaciones filosóficas(tiempo, muerte, dolor, pasión, etc) como por la pulcritud de su lenguaje puede considerarse unanovela total: filosófica, psicológica, del tiempo…Otros autores:Virginia Woolf:(Londres 1882-1941) Coetánea de Joyce, su nombre está ligado al grupo de Bloomsbury, del queformaban parte connotados nombres de la filosofía y de la literatura que marcaron el sigloXX( Además de su esposo, Leonard Woolf, estaban el filósofo Bertrand Russell y el poetaT.S.Eliot entre otros) Fue autora de relatos cortos, cuentos, biografías, escritos autobiográficos,ensayos y novelas, entre las que destacan Al faro y Las olas (de esta última se hizo en el año 2002una adaptación cinematográfica, LAS HORAS de Stephen Daldry). Su obra, de gran intensidad lírica,presta más atención a las emociones y sensaciones que a las propias descripciones: algunas estánimpregnadas de un alto sentido feminista.En la narrativa en lengua inglesa, además de Joyce y Woolf, podemos mencionar a D.H. Lawrence(El amante de Lady Chatterley), George Orwell (1984, Rebelión en la granja), Aldous Huxley (Unmundo feliz), J.R Tolkien (El señor de los anillos), C.S.Lewis (Crónicas de Narnia)…En lengua alemana, junto a Kafka y a Mann, destaca Robert Musil, autor indispensable paracomprender la crisis espiritual de primeros de siglo. Sus obras, entre las que destacan Lastribulaciones del joven Törless y El hombre sin atributos, son pesimistas y muestran sudesconfianza hacia el individuo y la sociedad.