La Celestina: Aspectos básicos de esta obra

43,247 views
42,692 views

Published on

Análisis de los aspectos básicos de La Celestina. 1º Bachillerato

Published in: Education
1 Comment
9 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
43,247
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
132
Actions
Shares
0
Downloads
237
Comments
1
Likes
9
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Celestina: Aspectos básicos de esta obra

  1. 1. La Celestina “Libro, a mi entender, divino, si encubriera más lo humano” Cervantes
  2. 2. Versión antigua en la página anterior, visión picassiana en ésta.
  3. 3. La Celestina es un texto sorprendente y original, que ha suscitado variedad de interpretaciones . Su análisis no es fácil de simplificar y varios aspectos plantean problemas : • Autoría •Datación •Título •Género •Interpretación..
  4. 4. Sobre ediciones y cambios de título
  5. 5. 1499 APARECE UNA OBRA IMPRESA EN BURGOS SIN TÍTULO NI NOMBRE DE AUTOR
  6. 6. Estas dos ilustraciones corresponden a esa edición (de Fadrique de Basilea) Constituyen una primera muestra de la iconografía sobre la obra
  7. 7. Esa primera edición conserva la f- inicial que ya no se pronunciaba más que con valor arcaizante (como hará más de un siglo después Don Quijote). Este hecho ha permitido identificar la época de los textos que se proponían para su identificación (sin título ni nombre de autor, como la primera celestina) en el que era temido examen para profesores opositores aspirantes a impartir clases de Bachillerato (ahora ESO y Bachillerato).
  8. 8. COMEDIA DE CALISTO Y MELIBEA Las siguientes, Toledo (1500), Sevilla (1501), ya sin f-, llevan por título…
  9. 9. Las ediciones de Salamanca, Sevilla y Toledo en 1502 (?) y la de Zaragoza de 1507 llevan por título: Tragicomedia de Calisto y Melibea
  10. 10. LA EXPLICACIÓN NOS LA DA EL PROPIO AUTOR: “Otros han litigado sobre el nombre, diciendo que no se había de llamar comedia, pues acaba en tristeza, sino que se llamase tragedia [...] Yo, viendo estas discordias [...] llaméla tragicomedia
  11. 11. En ediciones posteriores, la obra experimentó nuevos cambios de título, ésos ya ajenos al autor. Y como la figura de la alcahueta fue destacando sobre el resto de personajes, pronto se incorporó a algunas portadas de las portadas, como en la edición de Sevilla de 1502: Libro de Calisto y Melibea y de la puta vieja Celestina
  12. 12. Poco después (edición de Alcalá , en 1569), la figura de la alcahueta se impone y acaba por dar título definitivo a la obra: La Celestina . Así la conocemos hoy y éste es el nombre con el que se ha convertido en referente cultural en nuestra literatura y fuera de ella.
  13. 13. INCLUSO, HAY QUIENES PIENSAN QUE EL VERDADERO NOMBRE DEBERÍA SER CELESTINA ASÍ, SIN ARTÍCULO NI NADA.
  14. 14. El éxito de La Celestina fue tal que en poco tiempo se superaron las cien ediciones, se tradujo a otras lenguas (hay una edición italiana ya en 1506) y generó toda una saga de imitaciones y continuaciones. Fue un best-seller de su tiempo
  15. 15. Sobre las modificaciones en el número de actos
  16. 16. • La obra constaba en la primera edición de dieciséis actos. • Sin embargo, la edición de 1502 se presenta ya con veintiuno (cinco actos más que algunos críticos han llamado “El tratado de Centurio”) • El autor lo justifica así:
  17. 17. [...], miré por donde la mejor parte estaba y hallé que querían que se alargase en el proceso del deleite de estos amantes [...]; de manera que acordé, aunque contra mi voluntad, meter segunda vez la pluma...”
  18. 18. ¿AUTOR O AUTORES? Sobre el autor
  19. 19. En la «Carta del autor a un su amigo»—, Fernando de Rojas declara haber encontrado unos «papeles» sin «firma del autor» y viendo «ser dulce en su principal historia» y contener «deleitables fuentecicas de filosofía», haber completado la historia en «quince días de unas vacaciones». A pesar de esto, algunos críticos han defendido la tesis de un único autor, dada la coherencia y unidad de la obra. En la actualidad, por el contrario, tras estudios que demuestran distintas fuentes y variaciones estilísticas y lingüísticas entre el primer acto y los restantes, se acepta la doble autoría: el primer acto es de un autor todavía desconocido; el resto, de Fernando de Rojas
  20. 20. De Fernando de Rojas no se sabe mucho: su lugar de nacimiento en Puebla de Montalbán (Toledo), hacia 1470; sus estudios en Salamanca, donde se graduó en Leyes; su ascendencia judía y, por tanto, su condición de converso, que nunca negó; su matrimonio con Leonor Álvarez y el proceso inquisitorial en que su suegro se vio envuelto; su cargo de alcalde en Talavera de la Reina... Pocos datos más y muchas hipótesis. Entre ellas, recientes aportaciones parecen demostrar que la Inquisición condenó por judaizante a su padre
  21. 21. SOBRE EL GÉNERO
  22. 22. ¿Género dramático o novela dialogada? A juzgar por el título que da a su obra, el autor debió de sentirla como obra dramática, y así se aceptó hasta el siglo XVIII. En esta época, los preceptistas neoclásicos se decantaron por considerarla una “novela dialogada” ,basándose, sobre todo, en las dificultades que planteaba su representación: obscenidad de algunas escenas, ritmo lento; tratamiento libre del tiempo y el espacio; duración excesiva.. A pesar de que la polémica, nosotros vamos a considerarla dentro de la tradición de la «comedia humanística», tipo de obra pensada no para ser representada (recordemos que aún no existían los teatros) sino para ser recitada o leída en pequeño grupo.
  23. 23. Sobre temas y motivos
  24. 24. Desde el punto de vista argumental sobresalen, estrechamente enlazados, tres temas :   AMOR ---  MUERTE ---  CODICIA   A ellos se vinculan algunos motivos temáticos como: La Fortuna, El Tiempo El poder de la magia y la hechicería   De fondo, otros temas igualmente importantes son:   RETRATO DE UNA SOCIEDAD QUE SE DEBATE ENTRE LO MEDIEVAL Y LO RENACENTISTA   LA CRÍTICA SOCIAL Y RELIGIOSA
  25. 25. Obra en el tránsito del mundo medieval al renacentista Todos los personajes de la obra son producto de un mundo que asiste al desvanecimiento de los valores feudales y caballerescos. Víctimas de una sociedad en crisis y con un fuerte desgarro social, que Fernando de Rojas retrata en el enfrentamiento entre amos y criados
  26. 26. El Amor: Ese “ fuego escondido, agradable llaga, sabroso veneno, dulce amargura, alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda muerte” • El amor, los excesos pasionales, se producen tanto en el mundo de los señores como en el de los criados. El primero se caracteriza por la mezcla del “loco amor” o amor-pasión (como herencia del amor cortés) y el amor ilícito o sexual. En el mundo de los criados el amor es sencillo y directo, donde predomina el sexo y el interés
  27. 27. SOBRE LOS PERSONAJES
  28. 28. Los personajes que pueblan la obra se nos presentan, al tiempo que como seres individuales, como miembros de un grupo social en conflicto: el mundo de los señores frente al mundo de los criados y la sociedad marginal Dos mundos que solo comparten el individualismo, que sólo se guían por el interés y el beneficio personal.
  29. 29. Celestina Es el personaje más completo y rico: «labrandera, perfumera, maestra de hacer afeites y de hacer virgos, alcahueta y un poquito hechicera». Rasgos destacados de este personaje son: su moral utilitaria, su vitalidad y su hedonismo. Su éxito se debe a su astucia y a su capacidad persuasiva, fruto de su profundo y consciente conocimiento del alma humana Su dominio de la lengua le permite adecuar su discurso a la finalidad que persigue y a su interlocutor, sobre el que ejerce un claro dominio psicológico. Su complejo carácter tiene su punto más débil en la codicia
  30. 30. Calisto Se nos presenta desde el principio como una parodia del amante cortesano, Obseso por la pasión, no repara en medios ni personas con tal de satisfacerla. Es un joven egoísta, ensimismado, ausente de la realidad. Su egoísmo lo sitúa al margen de la moral y de las convenciones sociales . Es un ser inseguro, impaciente, a veces ridículo, de religiosidad ritual y acomodada. Está empapado de literatura que afluye en ideas, expresiones y citas, pero tiene poco de amante idealista: sólo expresa en un lenguaje artificioso, en un simulacro de amor cortés, su exclusiva y obsesiva pasión carnal.
  31. 31. Melibea No es la joven ingenua que describen sus padres, sino una personalidad compleja a cuyo dificultoso proceso evolutivo asistimos: rechaza, duda, es tentada por el amor, se resiste, ama, teme perder su honra y agraviar a sus padres, pero, resuelto su conflicto interior, se entrega al amor con pasión, A partir de esto, se muestra resuelta y firme en su decisión . Tras la muerte de Calisto, su suicidio es consciente y coherente con la decisión que, contra todas las convenciones sociales y morales, había adoptado. Su vida, volcada en la experiencia pasional con Calisto, no tiene razón de ser: «¡Muerta llevan mi alegría! ¡No es tiempo de yo vivir!»
  32. 32. Alisa y Pleberio Los padres de Melibea ejemplifican el modelo de padres ingenuos y confiados: Alisa es una señora pagada de sus riquezas y orgullosa de su posición social, arrogante y, en algún aspecto, autoritaria. Por el contrario, Pleberio se nos presenta como un ser comprensivo que entiende las vivencias de su hija. Es un personaje excepcional en nuestra literatura: en el “planto final”, tras la muerte de su hija se limita a culpabilizar al amor y lamentarse de la fortuna, del azar, del mundo. No hay queja por el honor perdido: entiende que su decisión, aunque especialmente dolorosa para él, es fruto de la libertad limitada del ser humano
  33. 33. Los criados de Calisto, Sempronio y Pármeno, coinciden en su comportamiento primario y egoísta, basado en el engaño, la falsedad, la cobardía, la codicia y la concupiscencia. Sin embargo, se observan diferencias entre ellos:
  34. 34. Sempronio El orador misógino, es un individuo resentido, ambicioso y agresivo; su pragmatismo le lleva a tratar de aprovechar lo que su baja condición le proporciona y tiene una óptica totalmente distanciada de su señor: los problemas de éste sólo le interesan en la medida en que puedan beneficiarle o perjudicarle
  35. 35. Pármeno Más joven y menos resabiado, muestra su inseguridad mediante cambios de comportamiento: de ser un criado fiel, comprometido en la defensa moral y física de su señor, pasa a comportarse como un aprovechado, algo cínico y desleal. Su transformación se opera gracias a la atracción que ejercen en él el interés económico y el placer sexual.
  36. 36. Las dos jóvenes prostitutas de Celestina, Elicia y Areúsa, también presentan rasgos individualizadores. Coinciden en su odio a las clases altas, que se concentra en Melibea. Al planear su venganza, sus diferentes caracteres se ponen de manifiesto: mientras Elicia pide a Centurio: «Déle palos porque quede castigado y no muerto», Areúsa, más dura y resentida, replica: «Mátele como se le antojare. Llore Melibea como tú has llorado.»
  37. 37. Elicia vive en casa de Celestina, se entiende con distintos amantes y parece sentir verdadero afecto por la alcahueta
  38. 38. Areúsa manifiesta más independencia y mayor sentimiento de libertad: tiene casa propia, por lo que no depende directamente de Celestina, hacia la que siente cierto resquemor; mujer dispuesta y con iniciativas, reivindica, frente a las dignidades heredadas, el relieve de la valía personal: «Las obras hacen linaje, que al fin todos somos hijos de Adan y Eva.»
  39. 39. Otros personajes, de menor relevancia, completan el mundillo de las clases desfavorecidas Sosia, mozo de espuelas de Calisto, es un criado simple e ingenuo. Tristán, más joven, es, sin embargo, más receloso y lúcido. Centurio, el chulo de Areúsa, bravucón, cobarde y charlatán, es en cierta medida un personaje tragicómico.
  40. 40. Lucrecia: tiene en la obra escasa relevancia. Se muestra como la criada fiel de Melibea. Al ser testigo de sus amores, se deja contagiar también por el deseo. Crito: apenas aparece; tiene relaciones con Elicia; al inicio de la obra tiene que esconderse ante la llegada de Sempronio
  41. 41. Sobre el espacio y el tiempo
  42. 42. Y toda esta reducida galería de seres deambula y se mueve en un marco muy concreto: la ciudad Dentro de ésta, los espacios se suceden: huerto de Melibea, casas de los protagonistas, calles... Múltiples escenarios que fluyen de entre la conversación de los personajes con una agilidad cercana a la técnica cinematográfica.
  43. 43. La ciudad en la que transcurre la obra no aparece citada con nombre específico . Se la ha identificado con Salamanca, Talavera o Toledo (Es especialmente Salamanca la que parece querer “apropiarse” de su localización; incluso se puede visitar “el huerto de Melibea)
  44. 44. El tiempo tiene un tratamiento bastante peculiar y en apariencia contradictorio. Hay dos visiones temporales: • un tiempo explícito, que corresponde al desarrollo lineal de los hechos: es de corta extensión (cuatro o cinco días) y de acción continua • un tiempo implícito, mucho más largo («muchos y muchos días, un mes), que no transcurre ante el lector sino que se presupone, pues es necesario para presentar como verosímiles los acontecimientos.
  45. 45. Sobre la lengua y estilo
  46. 46. En La Celestina confluyen, en difícil y logrado equilibrio, las dos tendencias literarias características de su época: la culta y erudita de los humanistas y la popular. La primera se caracteriza por la tendencia latinizante (verbo al final de la frase, hipérbaton...), la profusión de recursos retóricos (hipérboles, antítesis, enumeraciones...), y el elevado nivel de erudición (citas, máximas, referencias históricas). Por el contrario, el lenguaje popular evoca un ambiente fresco y espontáneo, de calle (coloquialismos, diminutivos, “palabrotas”... Su recurso más característico es el uso de refranes (más de doscientos cincuenta)
  47. 47. Sobre la intención del autor y el significado de la obra
  48. 48. Si partimos de las palabras del autor, su finalidad es hacer una propuesta moral: “compuesta en reprehensión de los locos enamorados y en aviso de falsos y lisonjeros sirvientes.”
  49. 49. Pero ¿qué sentido adquiere esa propuesta moral? Hay dos líneas interpretativas: a)La perspectiva didáctico-cristiana defiende que la obra iría enfocada a ilustrar cómo el amor ilícito, el abandono del hombre a su egoísmo y bajas inclinaciones, desemboca siempre en su perdición, en el castigo divino. b)La perspectiva “judeo-pesimista” defiende que el pesimismo existencial que se desprende de la obra —la vida como una continua e inútil lucha, dominada por las pasiones y cuyo final es siempre la muerte— cuadra poco con una concepción consoladora-cristiana de la vida y se explica por la condición de converso de su autor. Ésta le llevaría a denunciar la baja catadura moral de una sociedad que pretendía marginarlo y con cuyas bases ideológicas no se identifica.
  50. 50. Paralelamente a estas dos propuestas interpretativas, la obra puede ser entendida como plasmación del conflicto interno de un ser , el autor, «atrapado» entre dos creencias — una heredada, la judía- y otra impuesta, la cristiana—, entre dos mundos —el medieval que se desmorona y el renacentista que se vislumbra —; un ser, por tanto, con las contradicciones y la complejidad que las épocas de crisis, de cambio de valores, añaden a la tarea de vivir.
  51. 51. La Celestina nos muestra una sociedad en la que todas las relaciones humanas son conflictivas y en la que los personajes luchan entre sí por motivos materiales y egoístas. La cita inicial de Heráclito, la idea del mundo como contienda o batalla, es muy reveladora en este sentido. El monólogo final de Pleberio, presentando el mundo como un laberinto de errores donde el amor sólo es dolor y destrucción, intensifica la visión pesimista que la obra transmite.
  52. 52. Pervivencia de La Celestina
  53. 53. De La Celestina nos separa el lenguaje y el cambio de costumbres sociales. Pero por debajo de estos cambios, las grandes obras literarias reflejan temas, actitudes y comportamientos de los seres humanos que perviven en el tiempo
  54. 54. La presencia en los escenarios de la obra y las diversas versiones cinematográficas que de ella se han hecho son muestra de que sigue suscitando emociones entre los lectores y los espectadores de hoy
  55. 55. El gusto y el interés por la obra sigue vivo y de la fascinación que ejerce el personaje de la alcahueta dan muestra las distintas recreaciones artísticas
  56. 56. Por ejemplo, Picasso, además de su conocido retrato ya visto, retoma la Tragicomedia para realizar 66 ilustraciones (al aguafuerte y al aguatinta) que forman parte de su famosa serie “347” La atención de Picasso está focalizada en los encuentros amorosos organizados por Celestina y desarrollados en su presencia. .
  57. 57. Maja con celestina , Goya. Observa cómo el nombre, ya común, ha pasado a designar un tipo de personaje Esta Vieja mesándose los cabellos, de Massys podría servirnos también para poner rostro a Celestina          
  58. 58. Como ya os comentamos, para las vacaciones de Navidad, tendréis como lectura, esta novela de Luis García Jambrina ,‘El manuscrito de piedra” La obra tiene como protagonista a un joven Fernando de Rojas que, antes de escribir ‘La celestina’, se ve envuelto en una trama detectivesca ambientada en la Salamanca de finales de la Edad Media y los albores del Renacimiento. Como veis, tanto el autor de La Celestina como sus protagonistas han alcanzado “vivos” el siglo XXI.
  59. 59. Bibliografía - LA CELESTINA Editorial Cátedra, Colección Cátedra Base Edición: Elisa Hernández - CELESTINA Editorial Espasa. Colección Centenario Edición: Pedro M. Piñero, 1998. - HISTORIA DEL TEATRO ESPAÑOL (desde sus orígenes hasta 1900). Madrid: Alianza Editorial, 1ª edición, 1967; Cátedra, 3ª edición ampliada, 1979; 10ª edición, 1997. Francisco Ruiz Ramón - Claves para la lectura de La Celestina Ediciones Daimón, por Eduardo Galán Font, 1986 - Las ilustraciones de los personajes son del artista Celedonio Perellón , para la edición de especial limitada de Liber Ediciones (prólogo de Francisco Rico)
  60. 60. A nuestros queridos alumnos, para que esta síntesis os ayude a fijar algunos aspectos de esta obra. De vuestros “profes”: Paco Fernández Elisa Hernández
  61. 61. TAREA 1 Contextualización de la obra La Celestina es una obra que se inscribe en la difícil época de tránsito que une la Edad Media con el Renacimiento. Así resume tres de los temas más importantes de la Edad Media: la fortuna, el amor y la muerte. Aspectos que inauguran también la nueva sensibilidad renacentista. Las vueltas de la Fortuna se observan en la caída mortal de la mayoría de los personajes. Lee el siguiente texto y responde a las preguntas: Asesinada Celestina, los criados huyen por las ventanas y caen. La justicia acaba con ellos. ¡Oh señor, que si los vieras, quebraras el corazón de dolor! El uno llevaba todos los sesos de la cabeza de fuera sin ningún sentido, el otro quebrados entrambos brazos y la cara magullada, todos llenos de sangre, que saltaron de unas ventanas muy altas por huir del alguacil, y casi muertos les cortaron las cabezas, que creo que ya no sintieron nada! Explica cómo afectan las muertes de Pármeno, Sempronio y Celestina en el desarrollo de la acción posterior. ¿Crees que según la forma de pensar medieval la vida que llevaron Pármeno y Sempronio determina su muerte? Justifica tu respuesta.

×