Estructura economica de bolivia 2000

4,171 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,171
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
51
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estructura economica de bolivia 2000

  1. 1. Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) BOLIVIA: PROSPECTIVA ECONOMICA Y SOCIAL 2000 - 2010 Cuaderno De Futuro 10 La Paz – Bolivia 2000
  2. 2. 2 ÍndicePRESENTACIÓNINTRODUCCIÓNI. ESTRUCTURA ECONOMICA E INSTITUCIONALIDAD 1. C ARACTERÍSTICAS DE LA ECONOMÍA BOLIVIANA 2. L AS ACTIVIDADES ECONÓMICAS 3. EL AMBIENTE ECONÓMICO – INSTITUCIONAL Y LA APERTURA EXTERNA 4. LAS REFORMAS ESTRUCTURALES 5. EL ROL DE LOS AGENTES ECONÓMICOS 6. RESULTADOS MACROECONÓMICOS EN EL PERÍODO DE POST-ESTABILIZACIÓN 7. LA SITUACIÓN REGIONALII. LOS GRANDES DESAFIOS DE LA ECONOMIA 1. LOS SECTORES CLAVES 2. LOS PROCESOS DE INTEGRACIÓN REGIONALIII. LOS ESCENARIOS A FUTURO 1. E SCENARIO TENDENCIAL 2. ESCENARIO OPTIMISTAIV. BIENESTAR DE LA POBLACION Y POBREZA 1. LAS CAUSAS DE LA POBREZA 2. SITUACIÓN DE LA POBREZA EVOLUCIÓN DE LA POBREZA
  3. 3. 3 CARACTERÍSTICAS DE LOS POBRES CONDICIONES DE BIENESTAR DE LOS HOGARESV. LOS GRANDES DESAFIOS SOCIALESVI. LOS ESCENARIOS SOCIALES 1. METODOLOGÍA 2. ESCENARIO TENDENCIAL 3. ESCENARIO MODERADO 4. ESCENARIO OPTIMISTACONCLUSIONESReferencias bibliográficas
  4. 4. 4 PresentaciónEl presente trabajo tiene por objetivo reflexionar sobre los posibles escenarios deevolución de la pobreza en Bolivia en el mediano plazo. Para plantear esasposibilidades, la Unidad de Análisis de Política Económica (UDAPE), instituciónautora de esta investigación, analizó los datos relacionados con el crecimientoeconómico y los efectos de distribución asociados a las políticas sociales. En esesentido, se han planteado tres escenarios en el periodo comprendido entre losaños 1997-2000.El análisis de las tendencias económicas a futuro fue un importante contraste conel cuadro de aspiraciones generales de la sociedad, dado que las primerasplantean las condiciones de posibilidad de las segundas.UDAPE descubre que en la sociedad boliviana existe una bifurcación entre elcrecimiento económico y las aspiraciones de las personas en función deldesarrollo humano. Si bien persiste la idea generalizada de que el futuro será loque fuimos en el pasado, también es posible pensar en que la economía puedeser un escenario desde donde es posible reducir la pobreza.Como es de suponer, el trabajo de UDAPE pone en tensión a la política, entendidacomo el arte de lo posible, y asumida en su papel constructivo.Desde el Informe de Desarrollo Humano en Bolivia, que patrocina la publicaciónde esta serie “Cuadernos de Futuro”, los escenarios reflexionados por UDAPE nosinvitan a impulsar un compromiso activo de la sociedad para que los pobres seconviertan en actores de su existencia, se establezcan políticas municipalesdescentralizadas como eje del desarrollo y se fortalezca una cultura basada enresultados, pero también en el pluralismo y la participación de abajo hacia arriba.Somos conscientes de las limitaciones que tiene un análisis prospectivo de lamarcha de la economía, más aún en un país con serios déficits de información ycon un aparato productivo dependiente e inestable como el boliviano. A pesar deello, este trabajo, junto a otros de esta serie como el de Gabriel Loza o elcoordinado por Manuel Contreras, marcan un horizonte que debe tomarse encuenta a la hora de fijar metas y políticas nacionales. Fernando Calderón Gutiérrez Coordinador del Equipo IDH 2000 Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) Volver al Índice
  5. 5. 5IntroducciónEl desarrollo de los países está condicionado por eventos del pasado reciente ylas oportunidades y limitaciones que pueden presentarse en el mediano y largoplazo, razón por la cual es necesario contar con una visión a futuro que permitaorientar las decisiones presentes para reforzar las tendencias favorables y evitaraquellas que entorpezcan el logro de un mayor bienestar para la población,objetivo central del desarrollo.Este trabajo busca aportar a la construcción de una visión prospectiva sobre laeconomía y las condiciones de vida de la población en Bolivia. Para tal efecto sehan elaborado diferentes escenarios a futuro que muestran las perspectivaseconómicas y las posibles situaciones de bienestar de la población que, a su vez,se derivan del crecimiento y acciones del sector público.Esta prospectiva simula situaciones deseables en un horizonte temporaldeterminado para lo cual se han realizado varios supuestos sobre elcomportamiento de variables económicas y sociales. Para esto, se parte delreconocimiento de potencialidades, restricciones y posibles efectos de lasacciones actualmente en curso. Sin embargo, los escenarios planteados nodesconocen que el futuro es el espacio de tiempo donde ocurren eventosprevisibles y no previsibles.Por las características de los ejercicios prospectivos, los resultados debenconsiderarse como una posibilidad, siempre y cuando, se cumplan los supuestos ycondiciones previamente definidas. Es conveniente aclarar que a diferencia de lasproyecciones donde se trata de minimizar la probabilidad de error, la prospectivase construye con base en eventos deseables.La metodología requirió la aplicación de instrumental cuantitativo. Se usaronmodelos contables, econométricos y estadísticos y se tomó en cuenta lainformación macroeconómica, sectorial y social del sistema de información de laUnidad de Análisis de Política Económica (UDAPE), que fue revisada paraasegurar la consistencia de los modelos utilizados.El trabajo consta de dos partes y está dividido en seis capítulos. En la primera deellas, se abordan los aspectos relativos a las características de la economíaboliviana, su evolución en los últimos años, las reformas estructurales a partir delas cuales se identifican los desafíos del futuro que permiten estructurar dosescenarios de proyección.En la segunda parte se desarrollan los temas sociales y se incorpora undiagnóstico de las condiciones de vida de la población, a partir del cual sedeterminan los principales desafíos en el área social para construir tres escenariosprospectivos. Se concluye con algunas consideraciones sobre los mismos.
  6. 6. 6Este documento es resultado del trabajo de un equipo de profesionales de UDAPEespecialistas en macroeconomía, sectores productivos y de servicios, en pobreza,desigualdad y en modelos econométricos.El presente estudio fue realizado a solicitud del Programa de las Naciones Unidaspara el Desarrollo (PNUD), en el marco del Informe de Desarrollo Humano (IDH)para el año 2000. Volver al ÍndiceI. Estructura económica e Institucionalidad1. Características de la economía bolivianaDe acuerdo a clasificaciones de organismos internacionales, Bolivia está entre lospaíses de menor desarrollo relativo e ingreso mediano bajo. Según el ProductoInterno Bruto (PIB) per cápita ($us 892), en 1997 ocupó el lugar 81 de un total de133 países, nivel que sólo es superior para Latinoamérica al observado enHonduras y Nicaragua. La mayoría de los indicadores socioeconómicos muestraque las condiciones de la población son inferiores al promedio de la región y, enciertos casos, semejantes a las de algunos países africanos.1Desde hace más de una década, la economía presenta una significativaestabilidad macroeconómica, resultante de la aplicación de políticas fiscales ymonetarias adecuadas y de reformas estructurales que además buscan promoverel crecimiento a través de un mayor flujo de inversión privada (nacional yextranjera) y de un mejor funcionamiento del mercado. En este periodo se observóuna mayor urbanización como consecuencia de fuertes flujos migratorios delcampo hacia las principales ciudades del eje central y cierta diversificación de laproducción. El Estado redujo su participación directa en la economía y orientó susacciones a su promoción y regulación, y a la creación de infraestructuraeconómica y social. Por su parte, el sector privado mostró mayor dinamismo en lasáreas productivas.El crecimiento de la economía boliviana alcanzó en los años 90 un promedio anualde 4.3% superior en varios períodos a la tasa de crecimiento regional. Se captaronmontos significativos de inversión extranjera orientados hacia los sectoresextractivos, de transportes, comunicaciones y de servicios que en muchos casoseran monopolios estatales. La inversión extranjera incorporó formas deadministración y tecnología que tienden a elevar la competitividad de la economía.1 World Bank Atlas (1998).
  7. 7. 7El crecimiento no fue uniforme. La economía presenta importantes diferencias, enalgunos sectores como la agricultura y minería coexisten empresas conproducción artesanal e intensivas en mano de obra y otras con adelantostecnológicos y alta densidad de capital. La producción de los sectores intensivosen mano de obra se canaliza, a excepción de la minería, al mercado interno y losde mayor desarrollo buscan colocar sus productos en el exterior.En la composición del PIB, la participación de las actividades primarias de origenagropecuario y extractivo es de 25%, las de comercio y servicios productivos ysociales participan con un 54%, mientras que las de transformación (industriamanufacturera y construcción), representan el 21%. Las características referidasgeneran diferencias en la calidad del empleo que repercuten en los niveles deingreso. Volver al Índice2. Las actividades económicasLos sectores económicos más importantes son la industria manufacturera, laagropecuaria, la minería, la explotación de hidrocarburos, los servicios financierosy los prestados a empresas, el transporte, almacenamiento y comunicaciones ycomercio. La producción de éstos, en conjunto, representa alrededor del 63% delPIB.Composición porcentual del PIB según ramas de actividad, 1990 – 1998 1990 1992 1994 1995 1996 1997 1998Agricultura, silvicultura, caza y pesca 15,4 15,1 15,4 14,9 14,9 15,2 15,2Extracción de minas y canteras 10,2 9,9 10,0 10,2 10,2 9,6 10,1Industrias manufactureras 17,0 16,6 16,7 17,1 17,1 17,1 16,8Electricidad, gas y agua 1,6 1,7 2,0 2,1 2,1 2,0 2,0Construcción y obras públicas 3,1 3,4 3,3 3,4 3,4 3,5 3,6Comercio 8,9 8,9 8,8 8,6 8,6 8,7 8,7Transporte, almacenamiento y comunicaciones 9,3 9,7 9,8 10,0 10,0 10,2 10,6Establecimientos financieros, seguros, bienes 10,2 10,5 10,9 10,8 10,8 11,2 11,6inmuebles y servicios a las empresasServicios comunales, sociales y personales 3,8 3,9 3,8 3,8 3,8 3,8 3,8Restaurantes y hoteles 3,3 3,4 3,3 3,2 3,2 3,2 3,2Servicios bancarios imputados -1,6 -2,0 -2,3 -2,4 -2,4 -2,8 -3,6Servicios de las administraciones públicas 10,1 9,9 9,6 9,4 9,4 9,1 8,9Servicio doméstico 0,6 0,6 0,6 0,6 0,6 0,5 0,5Impuestos indirectos y derechos sobre 8,3 8,5 8,3 8,6 8,6 8,5 8,6importacionesTOTAL 100 100 100 100 100 100 100 Fuente:Elaboración en base a información Instituto Nacional de Estadísticas (INE).El sector agropecuario aporta el 15% al PIB, al interior del mismo se destaca laproducción agrícola no industrial que representa el 44% del producto sectorial,
  8. 8. 8caracterizado por actividades que se realizan a secano, pequeña escala y sinmayores adelantos tecnológicos, lo que incide en su baja productividad. Siguen enorden de importancia la producción pecuaria (26%) y la agrícola industrial (19%)constituida por los cultivos orientados a los mercados externos (en 1998 lasexportaciones de este subsector representaron 31% del total). También sedestaca la silvicultura y la producción de coca que representan el 11% delproducto sectorial, aunque se encuentra en franco descenso.La falta de infraestructura, riego, transportes y almacenamiento limita, en granmedida, un mejor desempeño del sector agropecuario que, además, es vulnerablea variaciones climáticas y costos de transporte y comercialización muy altos.Los sectores extractivos que incorporan el petróleo crudo, gas natural, mineralesmetálicos y no metálicos, participan con el 10% del PIB y su producción se destinaen su mayoría al mercado externo. La actividad minera aporta con el 5.3% al PIB yestá integrada por la minería mediana que genera el 59% del valor total de laproducción, la minería chica y cooperativas que generan el 36% y la estatal que,luego de la privatización, sólo aporta con el 5%. En 1998, las exportacionesminero metalúrgicas representaron el 33% del valor total exportado.La producción hidrocarburífera genera el 4.8% del PIB y participa con un 7.3% deltotal de las exportaciones nacionales. La producción de derivados del petróleo secanaliza sobre todo al mercado interno y un porcentaje marginal de petróleo esdestinado a la exportación. En cambio, la producción de gas permite abastecer elmercado interno y genera un significativo excedente que se exporta al Brasil. Lasperspectivas de producción y exportación son importantes, porque se registraronreservas certificadas de gas por 23.7 trillones de pies cúbicos.En 1997, con la capitalización de las unidades de exploración, explotación y partede las de transporte, se transformó la propiedad de la empresa estatalYacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Actualmente, se estánprivatizando las refinerías y sólo quedan en poder de YPFB las unidades decomercialización y algunas de transporte.El sector industrial participa con 17% en el PIB y el 14% de sus ventas se destinaal mercado externo, lo que representa más o menos el 30% de las exportaciones.Sus productos de exportación más importantes son los derivados de la soya, lasmanufacturas de madera y cuero, estaño y oro metálicos, joyería, alimentos ytextiles. Las ramas agroindustriales que aportan con el 45% del valor agregadosectorial, muestran un importante encadenamiento con la agricultura, en tanto queen las otras ramas sus interrelacionamientos son menores.El comportamiento del mercado y gestiones no eficientes determinan una bajautilización de la capacidad industrial que se refleja en índices de productividad nosatisfactorios. En la industria, el 83% de su producción está compuesta por bienesno duraderos, el 14% por bienes intermedios o materias primas y el resto porbienes de capital.
  9. 9. 9En el sector manufacturero los establecimientos grandes representan el 1%, losmedianos el 4%, los pequeños el 14% y la microindustria, el 81%2, sin embargo,las industrias grandes y medianas generan, en conjunto, casi el 96% del valoragregado sectorial.El sector de electricidad, gas y agua, representa el 2% del PIB. El sistemaeléctrico está conformado por el Sistema Interconectado Nacional (SIN) que unelos principales nudos de generación y distribución e interconecta a La Paz, Oruro,Potosí, Cochabamba, Sucre y Santa Cruz. Fuera del área de cobertura del SIN,operan los sistemas aislados. Las empresas que trabajan dentro del SIN estándesagregadas verticalmente y se dividen en empresas de generación, transmisióny distribución de electricidad; en cambio, las empresas que operan los sistemasaislados se encuentran integradas verticalmente. A fines de 1998, la capacidad instalada de generación de electricidad ascendía a1.042,8 MW y se registró un consumo de energía eléctrica de 3.222 GW. Ademásexiste un amplio potencial hidro y termoeléctrico en las principales cuencasgeneradoras de electricidad.El sector de transportes, almacenamiento y comunicaciones constituye el 11% delPIB y abarca a los sistemas de transporte terrestre, aéreo, ferroviario, fluvial ylacustre. En el sistema de carreteras se destaca la red fundamental, integrada porvías que vinculan las capitales de departamento y el territorio nacional con lasprincipales carreteras de países limítrofes. Cuenta con 8.650 kilómetrosconstruidos, de los cuales la tercera parte está asfaltada. Por su parte, el sistemade transporte ferroviario se encuentra privatizado y conformado por las redesandina y oriental.En los últimos años, en el sector de telecomunicaciones se efectuaron importantesinversiones e innovaciones tecnológicas como las realizadas en la EmpresaNacional de Telecomunicaciones (ENTEL), capitalizada en 1996, y en operadorasprivadas como Telefónica Celular (Telecel) y las cooperativas telefónicas. Lacapitalización y la promulgación de la Ley de Telecomunicaciones otorgaronprivilegios de exclusividad a empresas en ciertos mercados. ENTEL tiene elmonopolio de las comunicaciones de larga distancia y las cooperativas telefónicasen sus áreas de acción hasta el año 2001.El sector comercio mantiene una participación de 9% en el PIB. La actividadcomercial se deriva del movimiento mercantil en el mercado interno y externo. Secaracteriza por la existencia de un reducido número de empresas modernas y conservicios eficientes y una gran cantidad de comerciantes que hacen parte de la2 Se clasifican como establecimientos grandes aquellas industrias con 50 o más p ersonas ocupadas; medianaindustria los que cuentan con entre 15 y 49 personas ocupadas; pequeña industria a establecimientos conentre 5 y 14 personas ocupadas y; microindustria a establecimientos con 1 a 4 personas ocupadas.
  10. 10. 10informalidad urbana que efectúan sus actividades en condiciones no adecuadas yen muchos casos al margen de las normas legales.El sector de construcción y obras públicas está altamente relacionado aldesempeño del resto de la economía y según la previsión de los agenteseconómicos sobre su desenvolvimiento en el corto y mediano plazo, representa el3.6% del PIB. Dentro de esta rama de actividad, la construcción de viviendascomprende el 34%; otros edificios, 14% y otras construcciones, 52% del PIBsectorial. Volver al Índice3. El ambiente económico – institucional y la apertura externaEl ambiente económico e institucional vigente y la mayor apertura de la economíaal resto del mundo, son el resultado de las transformaciones que seimplementaron desde mediados de los años 80 con la aplicación de la NuevaPolítica Económica (NPE) en 1985, que permitió superar la hiperinflación yrestablecer los equilibrios macroeconómicos, mediante la liberalización de losmercados, una administración fiscal disciplinada, la aplicación de políticascontractivas de demanda, la unificación cambiaria y la liberalización de losmercados financieros.La disciplina fiscal se sustentó en el incremento de los niveles de ingresos y laracionalización del gasto gubernamental, que se expresó en el congelamiento desalarios en el sector público y en la reducción de la inversión pública. El aumentode los ingresos estuvo basado en la regularización y aumento de los impuestos delos hidrocarburos, en la racionalización de los precios de los bienes y serviciosproducidos por las empresas públicas y en el establecimiento de un régimencambiario que permitió a las empresas exportadoras del Estado recibir susingresos al tipo de cambio de mercado.Con la eliminación de brechas entre el tipo de cambio oficial y de mercado, laimplementación del Bolsín (1985) que permitió la flotación de las divisas, elaumento progresivo de las reservas internacionales netas y los bajos niveles deinflación interna se mantuvo un tipo de cambio real competitivo. El manejomonetario se concentró en el control del circulante, medido en términos de M1.La liberalización de las tasas de interés y la reforma financiera tuvieron porobjetivo mejorar los niveles de intermediación para promover el ahorro interno ygenerar mayores recursos para las inversiones.En el ámbito laboral, en 1987 se flexibilizaron las condiciones del mercado detrabajo a través de la libre contratación y se generó un mecanismo de fijación desalarios que consistió en la unificación de los bonos al salario mínimo nacional.
  11. 11. 11Se promovió la liberalización de los movimientos internacionales de capital y laamplia apertura de la economía al comercio exterior eliminando la alta dispersiónde las tarifas arancelarias, las barreras para-arancelarias e implementando unsistema arancelario con alícuotas bajas y uniformes3 a fin de promover lacompetitividad interna y externa.También se implementaron mecanismos de fomento, diversificación yabaratamiento de los procedimientos de las exportaciones y se implementaronregímenes de neutralidad tributaria que eliminan los sesgos antiexportadores.Ahora están en vigencia el Régimen General de Neutralidad, de InternaciónTemporal para la Exportación y el de Zonas Francas. Volver al Índice4. Las reformas estructuralesLas políticas implementadas desde 1985 no sólo se orientaron a estabilizar laeconomía, sino también a poner en marcha reformas de carácter estructural, quebuscan estimular la inversión y la actividad privada, aumentar la eficiencia y laproductividad de la economía, desarrollar mercados competitivos, modernizar elEstado y lograr el crecimiento sostenido con una distribución equitativa delingreso.Entre las reformas estructurales, se destaca la reforma del sistema tributario, queredujo el número de impuestos4, simplificó los mecanismos de recaudación yamplió el universo tributario permitiendo, al mismo tiempo, la existencia deregímenes especiales en favor de la pequeña propiedad rural y los pequeñoscontribuyentes. Por otra parte, se promulgó la Ley de Aduanas marco en el cual seaplica la reforma de aduanas para elevar las recaudaciones y eliminar elcontrabando.La reforma del sector financiero eliminó los mecanismos de intervención estatal enel mercado de capitales mediante el cierre de los bancos estatales. En este marco,se adoptaron medidas para aumentar la eficiencia en la intermediación y laasignación de los recursos, generar mayor competitividad en el mercado decapitales y reducir las tasas de interés fijadas en el mercado, implementandomecanismos de supervisión y regulación para garantizar la estabilidad y solvenciadel sistema financiero.3 Antes de 1985 los aranceles variaban en un rango de 0 a 180% y existían cupos de volumen y valor para ciertos bienesimportados con licencias previas para importar, entre otras medidas proteccionistas. Posteriormente, se estableció unarancel único y uniforme de 20%, que actualmente se ha reducido a 5% para los bienes de capital y 10% para los demásbienes.4 Actualmente existen los siguientes impuestos entre directos e indirectos: el impuesto al valor agregado (IVA) con unaalícuota de 13%, el impuesto complementario al IVA que grava los ingresos personales con una tasa de 13%, el impuesto alos consumos específicos (ICE) que grava con distintas tasas al consumo de hidrocarburos, alcohol y cigarrillos, el impuestoa las transacciones (IT) de 3%, deducible del impuesto a las utilidades, el impuesto que grava con 25% a las utilidades delas empresas, el impuesto “ad-valorem” a la propiedad de bienes inmuebles y vehículos, y el impuesto sobre donaciones yherencias.
  12. 12. 12Se modernizó la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras, comoentidad autónoma encargada de fiscalizar el sistema de intermediación financieray se promulgó la Ley de Bancos y Entidades Financieras que regula lasoperaciones de intermediación y adopta el concepto de banca universal parapermitir la diversificación de las actividades.Además se promulgó la Ley del Banco Central de Bolivia por la cual se le otorga alente emisor autonomía de gestión e independencia en la formulación eimplementación de las políticas monetaria y cambiaria. La promulgación de la Leydel Mercado de Valores en 1998 permite el desarrollo del mercado bursátil comofuente alternativa de financiamiento, la Ley de Seguros define las normas paraesta área y, con el objetivo de ampliar el microcrédito, se promulgó la Ley dePropiedad y Crédito Popular.Entre otras reformas, se destaca la Ley de Inversiones que otorga un trato similara los inversionistas nacionales y extranjeros, facilitando el ingreso y salida decapitales, garantizando la repatriación de utilidades. Para complementar dichaLey, se promulgaron normativas sectoriales como el Código de Minería, la Ley deHidrocarburos y las Leyes Forestal, del Medio Ambiente y de Aguas.Se promulgó la Ley de privatización y capitalización, lo cual dio lugar a una ampliaparticipación de capitales extranjeros en las empresas de energía, hidrocarburos,comunicaciones y transporte. El proceso de capitalización, implicó innovacionestecnológicas y el fortalecimiento en la gestión de las empresas.Las reformas económicas estuvieron acompañadas por transformaciones en elárea social, que tuvieron el propósito de elevar los niveles de vida de la población,mejorar la asignación de recursos, redistribuir el ingreso e incrementar laproductividad del capital humano. Entre ellas se destacan la reforma educativa, lade salud, los programas de saneamiento básico y la dotación de infraestructurasocial, la reforma de pensiones, que no sólo garantiza una pensión vitalicia, sinoque además promueve el ahorro de largo plazo y alienta al mercado de valores.Se aplicaron reformas políticas y administrativas en el Estado con el fin deestablecer un sector público eficiente e institucionalizado. Se creó el TribunalConstitucional encargado de velar por el cumplimiento estricto de la normaconstitucional, el Consejo de la Judicatura como órgano administrativo ydisciplinario del Poder Judicial y el Defensor del Pueblo, para garantizar losderechos y las libertades del ciudadano. Se han emprendido reformas en elsistema judicial, mediante la promulgación de los nuevos códigos deProcedimiento Penal y Civil. En el marco de la modernización de la administraciónpública, está vigente la Ley SAFCO, el Programa de Servicio Civil y el Estatuto delFuncionario Público.Para consolidar las reformas estructurales, el gobierno actual aplica el PlanOperativo de Acción 1997-2002, con cuatro pilares de acción: Oportunidad,
  13. 13. 13Dignidad, Institucionalidad y Equidad, cuyas metas principales son laconsolidación de la estabilidad macroeconómica, el crecimiento económicosostenido, la generación de empleos y mayores ingresos, la reducción de lapobreza urbana y rural, el mejoramiento de la educación, la salud, el acceso a lavivienda y a los servicios básicos, la consolidación del marco institucional y legal, yla erradicación del narcotráfico.5. El rol de los agentes económicosCon la vigencia del nuevo modelo económico y la implementación de las reformasestructurales, se modificó el rol de los agentes, se le otorgó al sector privado unpapel protagónico dentro de la actividad productiva, y se reorientaron las funcionesdel sector público hacia la regulación de los mercados, la provisión de serviciospara el desarrollo del capital humano, la construcción de infraestructura y la luchacontra la pobreza.Con el proceso de privatización, se implementó el Sistema de Regulación Sectorial(SIRESE), compuesto por las superintendencias e intendencias sectoriales a fin deincentivar la competencia en los distintos mercados y maximizar el excedente delconsumidor.Una transformación importante en el rol de las instancias públicas tiene lugar conlas Leyes de Participación Popular y Descentralización administrativa, queestablecen que el nivel central adquiere un rol normativo y regulador, lasinstancias departamentales una función articuladora entre las políticas nacionalesy las municipales y, finalmente, los gobiernos municipales son el nivel interlocutorentre la sociedad civil organizada y el sector público. Con este nuevo esquema, segenera el cambio de un esquema tradicionalmente centralista a unodescentralizado y participativo. Volver al Índice6. Resultados macroeconómicos en el período de post-estabilizaciónDespués de la estabilización, los resultados macroeconómicos son positivos, sehan consolidado los equilibrios macroeconómicos, reflejados en bajos niveles deinflación de 6.7% en 1997, 4.4% en 1998 y una inflación esperada de alrededorde 3.0% hasta fines de 1999. Se aprecia una paulatina reducción del déficit fiscalque se estima alcanzará en 1999 al 4.2% del PIB, nivel que podría estar cerca acero si no se considera la reforma de pensiones.El stock de reservas internacionales netas fue de $us 1.063 millones en 1998 querepresentan el 12% del PIB y casi siete meses de importación, lo que essignificativamente superior al valor que en 1990 era de $us 132 millones (0.4% delPIB). Se mantiene un tipo de cambio real competitivo, que favorece el desempeñodel sector exportador.
  14. 14. 14Principales indicadores macroeconómicos 1990 – 1998INDICADORES 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998Tasa de inflación dic.a dic. 18.0 14.5 10.5 9.3 8.5 12.6 8.0 6.7 4.4(%)Tasa de crecimiento del PIB 4.6 5.3 1.7 4.3 4.7 4.7 4.4 4.5 4.8real (%)Déficit fiscal (% PIB) 4.4 4.2 4.4 6.0 3.0 1.8 1.9 3.3 4.0Indice de términos de 100.0 87.1 76.3 67.3 68.9 69.0 67.5 67.5 62.8intercambioIndice del tipo de cambio real 100.7 104.8 108.8 119.6 122.8 100.0 116.75 115.97 113.35(1) 6 1 8 7 4Stock reservas Int.netas 1.066. 1.063. 132.3 200.3 233.5 370.9 502.4 650.3 950.8(mill.$us) 1 4Saldo en Cuenta corriente - - - - 98.4 -71.2 -349.2 -553.1 -675.6(mill.$us) 216.8 409.2 408.3 299.7 1022.Inversión total (mill $us) 610.2 831.7 941.5 955.1 858.6 1219.6 1543.2 1942.5 4 Inversión pública (mill.$us) 315.4 420.5 531.6 480.6 513.3 519.7 588.7 548.3 504.7 Inversión privada (mill $us) 294.8 411.2 409.9 474.5 345.3 502.6 630.9 994.9 1437.9Ahorro interno (mill $us) 708.6 614.9 532.3 546.8 787.4 722.8 870.4 990.1 1266.9Ahorro externo (mill $us) -98.4 216.8 409.2 408.3 71.2 299.6 349.2 553.1 675.6(1) ITCR global, multilateral y regionalizado con los principales socios comerciales de Bolivia. Fuente: Elaboración en base a información UPF, BCB, VIPFE y UDAPE.En el sector externo, el déficit en cuenta corriente se amplió de $us 217 millonesen 1991 a $us 676 millones en 1998, sobre todo por el deterioro de los términosde intercambio y las importaciones crecientes de bienes de capital e insumos. Eldéficit fue financiado por un flujo creciente de inversión extranjera, que pasó derepresentar menos del 1% del PIB en 1990 a casi el 8% en 1998.La estabilidad macroeconómica y las reformas permitieron el crecimiento delproducto (4.8% en 1998), el incremento del ahorro interno y de la inversiónprivada, situación que permitió la expansión de la infraestructura económica. Enello se destaca la construcción de carreteras, caminos regionales y avances en elsector de hidrocarburos y comunicaciones que fue posible gracias al aumento dela inversión pública que pasó de $us. 315 millones a $us 505 millones entre 1990 y1998.El crecimiento se ha visto limitado por la vulnerabilidad de la economía a shocksexternos, que generan disminuciones de precios de los principales productos deexportación y deterioro en los términos de intercambio. Esta limitación puedeexplicarse por la baja diversificación de las exportaciones que en gran medidaprovienen de actividades primarias y con bajo grado de transformación, sujetas ala inestabilidad de los mercados internacionales. También existe una altapropensión a importar especialmente bienes de capital e insumos, que no cuentancon una oferta doméstica alternativa.
  15. 15. 15Esta vulnerabilidad es acentuada por los eventos climáticos adversos como elfenómeno del Niño y la Niña que afectan la actividad agropecuaria y agroindustrialdonde se concentra una parte importante de las exportaciones no tradicionales.Durante 1999 se espera una tasa de crecimiento sustancialmente menor a laobservada en 1998 debido a los efectos negativos de la crisis del Brasil y lasrepercusiones retardadas de la crisis asiática.Si bien las políticas y programas de ajuste estructural redujeron las tasas deinflación y mejoraron el crecimiento económico, éste aún no es suficiente paraelevar sustancialmente el empleo, los ingresos y tener efectos destacables en lareducción de la pobreza. Volver al Índice7. La situación regionalBolivia muestra importantes diferencias regionales. El eje central conformado porlos departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, genera el 73.2% delPIB nacional aunque presenta distintos perfiles de producción. Así, en el caso deLa Paz las actividades están volcadas hacia la administración pública y losservicios, mientras en Santa Cruz predominan las actividades agropecuarias.En efecto, dentro de la producción agropecuaria nacional, el departamento conmayor incidencia es Santa Cruz, que genera alrededor del 45% de la misma.Además es la región que concentra el 94% de la producción agropecuariamecanizada e integrada con la producción agroindustrial. La producción depetróleo crudo y gas natural sólo se realiza en los departamentos de Santa Cruz(43%), Cochabamba (26%), Tarija (16%) y Chuquisaca (15%). La extracción deminerales metálicos y no metálicos, se concentra en La Paz (22%), Oruro (29%) yPotosí (33%). Por su parte, la industria manufacturera, está concentrada en el ejecentral: Santa Cruz (31%), La Paz (24%) y Cochabamba (23%).
  16. 16. 16Estructura del PIB e inversión pública por departamentos Participació Crec. anual PIB per cápita Participación en laDepartamento n en el PIB promedio 1996 ($us) inversión púb. total 1996 (%) 89-96 (%) 1998 (%)Chuquisaca 5.5 0.56 623 6.4La Paz 26.0 4.00 785 20.3Cochabamba 18.4 3.93 846 16.1Oruro 6.1 5.67 1,007 6.4Potosí 5.7 2.83 481 7.1Tarija 4.8 4.01 800 10.5Santa Cruz 28.8 5.63 1,130 16.8Beni 3.9 2.15 838 4.9Pando 0.8 4.86 1003 2.3Bolivia 100.0 4.16 843 9.2 Fuente: Elaboración en base a información del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y VIPFE.La dinámica del crecimiento muestra diferencias entre las regiones. Así, entre1989 y 1996, mientras Santa Cruz, Oruro, Tarija, Pando y La Paz mostraron tasasde crecimiento promedio mayores o similares a la del promedio nacional, losdepartamentos de Chuquisaca, Cochabamba, Potosí y Beni tuvieroncomportamientos por debajo del promedio. Al considerar el producto per cápita seobserva que Potosí presenta el nivel más bajo con $us 481 y Santa Cruz el másalto, con $us 1.130.En lo que se refiere a la inversión pública, en 1998 los departamentos del ejecentral concentraron el 53% del total, donde se destaca el departamento de LaPaz (20%), mientras los otros seis participaron con el 38% de la inversión pública.Estas diferencias son atribuibles a la dispersión de los tamaños relativos de laseconomías regionales.Las características regionales mencionadas se explican por el desarrollo de laproducción agroindustrial, las exportaciones de productos no tradicionales ehidrocarburos y la asignación de montos importantes de inversión pública queestimularon el desarrollo de la región suroriental, principalmente del departamentode Santa Cruz. Esas diferencias, que tuvieron efectos multiplicadores en laeconomía, promovieron la migración desde el occidente al oriente. Al mismotiempo, la caída de los precios internacionales del estaño en 1986, afectó sobretodo a regiones del occidente boliviano con vocación productiva tradicionalmenteminera como los departamentos de Potosí y Oruro.En perspectiva, debe reconocerse que existen regiones que presentan unreducido grado de actividad económica, pero a la vez cuentan con dotacionesimportantes de recursos naturales explotados plenamente (sobre todohidrocarburos), como los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Beni. Volver al Índice
  17. 17. 17II. Los grandes Desafíos de la EconomíaEl crecimiento económico sostenido y el desarrollo social que se espera en lospróximos años, resultará del mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, laconsolidación de las reformas estructurales, el funcionamiento democrático ydescentralizado del Estado y de la implementación concertada de políticaseconómicas y sociales.La estabilidad deberá sustentarse en la continuidad y consolidación de la políticafiscal que busca incrementar los ingresos públicos a través de la profundización dela reforma impositiva, la ampliación de la base imponible, el aumento de losimpuestos progresivos en el sistema, la aplicación de la reforma de aduanas y laracionalización del gasto público, priorizando el gasto social y promoviendo unaasignación eficiente de recursos.Si se considera que la restricción fiscal está condicionada por la capacidad degeneración de ingresos internos, el acceso a financiamiento externo y lainflexibilidad del gasto corriente referido al servicio de la deuda externa y lareforma de pensiones, se deberán continuar las negociaciones para el alivio dedeuda en el marco de la iniciativa HIPC. De igual manera, se espera continuarrecibiendo el apoyo de la cooperación internacional, en el marco del nuevorelacionamiento establecido en el Grupo Consultivo de París (1999).Gracias a la independencia del Banco Central, la política monetaria se orientará apromover la liquidez adecuada a la evolución de la economía, preservando laestabilidad de precios y la flexibilidad cambiaria a fin de asegurar la competitividaddel sector externo en función a la oferta y demanda de divisas en un contexto deliberalización del movimiento de capitales.También se deberán realizar esfuerzos para disminuir el déficit en cuentacorriente, promoviendo el incremento de las exportaciones que depende,críticamente, de las reformas sectoriales, de un ambiente favorable en el comercioexterior y de estabilidad de precios internacionales. Al mismo tiempo, cualquierpolítica relacionada a fortalecer el sector externo, deberá considerar que laeconomía boliviana es altamente vulnerable a los cambios en el contextointernacional.De manera general, es posible identificar los siguientes desafíos que deberánenfrentarse a futuro.a) Incremento de los niveles de ahorro e inversión extranjera y nacional.Las posibilidades de incrementar el ahorro e inversión están estrechamenterelacionados con el mantenimiento de Ia estabilidad macroeconómica, la
  18. 18. 18superación de las rigideces del mercado, el establecimiento de reglas de juegoclaras y la garantía de que éstas permanezcan en el tiempo.Los mayores niveles de inversión están asociados a la capacidad de generarmayores niveles de ahorro interno del sector público y privado. En el sector públicola racionalización y eficiencia en la asignación del gasto y la reforma impositiva einstitucional de la aduana son los instrumentos que permitirán elevar el ahorropúblico. Por su parte, niveles superiores de ahorro privado están vinculados a másaltas tasas de crecimiento, al fortalecimiento de la estabilidad económica y social,a los resultados de la reforma de pensiones y a la transformación del sistemafinanciero para mejorar los niveles de intermediación.Este conjunto de medidas deberá complementarse con políticas de promociónpara la inversión extranjera y nacional, mediante una amplia difusión de lainformación sobre oportunidades en Bolivia y elevar los rankings en lascalificadoras de riesgo.Adicionalmente, y con el propósito de promover el uso del factor trabajo semodernizará la legislación laboral para adecuarla a las nuevas características dela economía.b) Aprovechamiento de las ventajas de una mayor inserción competitiva en la economía internacionalLas oportunidades otorgadas por el comercio internacional determinan que losesfuerzos nacionales deberán orientarse a incrementar la productividad de losfactores. Con este objetivo, es fundamental mejorar el capital humano, apoyar losprocesos de transferencia de tecnología, la asistencia técnica y la promoción deuna gestión gerencial eficiente.A fin de asegurar y ampliar los mercados de exportación es necesario fortalecerlos acuerdos de integración regional y subregional que otorgan ventajasarancelarias y facilidades a los productos bolivianos. Al mismo tiempo se deberápromover el diseño de un sistema de información que difunda, de maneratransparente y oportuna, la información sobre mercados internacionales, lademanda de productos, precios, procesos de exportación y cadenas decomercialización con costos accesibles para los exportadores nacionales.c) Creación y mejoramiento de la infraestructura económicaEl crecimiento y la competitividad deben estar fuertemente apoyados en unainfraestructura económica que genere significativas externalidades positivas.Considerando este importante factor, una prioridad nacional es el mejoramiento ymantenimiento adecuado de las carreteras, tanto de la red fundamental como
  19. 19. 19departamental y un apoyo estratégico a la construcción de caminos vecinales parafacilitar los circuitos de comercialización y la integración nacional. En este sentidodebe garantizarse la ampliación y conclusión del corredor interoceánico quepermitirá el flujo de bienes entre los países del Pacífico y el Atlántico.También es fundamental continuar y ampliar el apoyo al sector privado paramejorar los sistemas de comunicación y una mayor eficiencia de los sistemas deenergía eléctrica y de derivados del petróleo. En el sector agropecuario, el Estadodeberá financiar la construcción de obras de riego para aprovechar mejor lastierras con vocación agropecuaria.d) Orientación de la estructura productiva hacia la generación de bienes con mayor valor agregadoCon el objetivo de incrementar el ingreso nacional y reducir la vulnerabilidad de laeconomía, se deberá promover una mayor articulación de los procesosproductivos con los de transformación. En esta perspectiva, se debería generaruna mayor dinámica de la agroindustria y de la industria derivada de los mineralesno metálicos y del petróleo.Otro elemento orientado a fortalecer la estructura productiva nacional será elfomento de una mayor interrelación entre los establecimientos empresariales degran tamaño, con los que pertenecen a la mediana y pequeña empresa, mediantecadenas de producción que promuevan una integración vertical para, así, generarcírculos virtuosos de productividad.A fin de orientar la estructura productiva hacia una mayor participación de losbienes transables en un escenario de mayor apertura, se fomentará ladiversificación de las actividades productivas, basada principalmente enmecanismos de mercado a través de la minimización de las asimetrías deinformación. La diversificación también puede incentivarse mediante un mejorconocimiento de la vocación y las potencialidades regionales, de la viabilidad desu explotación y de la posibilidad de asegurar la participación de la iniciativaprivada nacional o extranjera para desarrollar actividades productivas en lascuales existen ventajas comparativas regionales.En este sentido, se generarán las externalidades económicas necesarias para lainversión productiva en los sectores intensivos en mano de obra, en las regionespobres del país y en aquellas que no han realizado una adecuada explotación desus recursos naturales, complementadas con la profundización de los procesos dedescentralización y participación de la sociedad civil organizada. Ambos procesosdeben generar estrategias y políticas regionales y locales compatibles con laspolíticas nacionales, que permitan una asignación eficiente y equitativa de losrecursos y expandan el nivel de empleo y los ingresos.
  20. 20. 20Adicionalmente, los programas de inversión pública continuarán desarrollando lainfraestructura económica, especialmente de transporte, generando un sistemaconsistente de externalidades que permita el incremento de la competitividad delaparato productivo, reduzca los costos de operación y comercialización, y facilitesu integración y expansión vertical y horizontal.Las acciones necesarias para que la economía boliviana sea capaz de asumiradecuadamente los desafíos del próximo milenio, deben estar apoyadas porinstituciones fortalecidas y consolidadas, con normas y reglas transparentes,conformadas por recursos humanos capacitados e idóneos, con capacidad paraacelerar el crecimiento económico en un marco descentralizado que permitamejorar la calidad de vida de grandes segmentos de población que se encuentranen situación de pobreza. Volver al Índice1. Los sectores clavesEl fortalecimiento de la economía y los niveles de crecimiento necesarios paraacelerar el desarrollo requieren que en los sectores con mayor potencialidad seimplemente un conjunto consistente de políticas que permitan fortalecer susventajas, superar sus limitaciones y garantizar su inserción eficiente en mercadoscompetitivos y globalizados.En el sector agropecuario debe incrementarse la productividad mediante laincorporación de mejoras tecnológicas, lo que permitirá una mayor integración delsector agropecuario tradicional con la economía de mercado. Se espera que laproducción agroindustrial alcance ritmos de crecimiento importantes, consistentescon la orientación exportadora.El sector de hidrocarburos deberá convertirse en uno de los principalesabastecedores de gas natural del cono sur y la producción doméstica de petróleodeberá abastecer totalmente la demanda doméstica. En el sector minero sepretende aplicar una explotación de los recursos con tecnología de punta, lo cualdisminuirá los costos de producción e integrará los procesos de extracción con losde fundición. Esto posibilitará obtener mayor valor unitario para las exportacionesy aumentará la competitividad.En el sector industrial se buscará incrementar la participación relativa de lasactividades de transformación dentro del PIB. Así, deberán expandirse lasindustrias intensivas en tecnología, sin descuidar el desarrollo de la mediana y lapequeña empresa ni los encadenamientos verticales y horizontales entre lasunidades industriales, los sectores extractivos y los servicios. Se espera que eldesarrollo de los sectores productores de bienes pueda apoyarse en la expansióncompetitiva de los sectores financieros, de transportes, comunicaciones y energía.
  21. 21. 212. Los procesos de integración regionalDurante los años 90, la apertura de la economía y la búsqueda de una inserciónexterna competitiva, se fortalecieron con políticas de integración multilaterales yregionales aplicadas en el marco de relaciones internacionales másinterdependientes.La política de comercio exterior converge con su liberalización postulado por laOrganización Mundial de Comercio (OMC). Bolivia es miembro pleno de la OMCdesde 1995, situación que puede fortalecer el multilateralismo profundizando laliberalización de los mercados mundiales, eliminando las profundas asimetríasexistentes entre las distintas regiones y naciones para lograr una mayorcooperación internacional en favor de los países en desarrollo.Dentro del proceso de integración regional, Bolivia participa activamente en laComunidad Andina (CA), que actualmente es una unión aduanera con laliberalización total del comercio entre sus países miembros y la vigencia de unarancel externo común para las importaciones desde terceros países. En elmediano plazo se espera aumentar los volúmenes de exportación de bienesnacionales hacia los países andinos y profundizar la complementariedadproductiva y comercial comunitaria. Estas expectativas pueden concretarse, dadoque la CA proyecta convertirse en un “mercado común” hasta el año 2005,liberalizando también el comercio de servicios y los flujos intracomunitarios detrabajo y capital.Bolivia también se integra al Mercosur mediante la implementación de una zonade libre comercio, que el año 2006 permitirá alcanzar un comercio recíproco debienes totalmente liberalizado, con un grupo reducido de productos quepermanecerán protegidos por seis y ocho años adicionales. Al mismo tiempo, elpaís mantiene programas de construcción vial, desarrollo cultural e integraciónenergética. Por otro lado, el Mercosur y especialmente el Brasil, es uno de losprincipales abastecedores de importaciones de bienes de capital e insumos y seespera que pueda convertirse en un centro de demanda de exportacionesbolivianas.Bolivia participa en el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).Actualmente grupos de trabajo multinacionales analizan las condicionesnecesarias para implementar el ALCA. Adicionalmente, existen otros acuerdoscomerciales y de integración con Chile, México, Cuba y Estados Unidos quepueden ampliar mercados para la producción nacional y promover un intercambiode tecnologías. Volver al Índice
  22. 22. 22III. Los Escenarios a FuturoEl planteamiento de los desafíos y perspectivas de la economía permite el diseñode escenarios prospectivos, cuyos resultados dependen del cumplimiento de lossupuestos utilizados. Con fines analíticos, se utilizaron dos escenarios para laposible evolución de las principales variables macroeconómicas. El primero secaracteriza por mantener las tendencias de los últimos años y, el segundoconsidera perspectivas más alentadoras de la evolución de las variables.1. Escenario tendencialLos principales supuestos macroeconómicos que sustentan este escenarioasumen que en los próximos 10 años se consolidarán las condicioneseconómicas, sociales y políticas que han caracterizado el país en las últimasgestiones, promovido iniciativas privadas para impulsar el crecimiento económico,sustentado en más ahorro e inversión y generado condiciones objetivas paraimplementar programas sociales.En el ámbito sectorial, se supone que las ramas de actividad económicamantendrán su comportamiento histórico considerando, en algunos períodos, elimpacto que tendrá la puesta en marcha de proyectos concretos en cada sectorproductivo.Supuestos macroeconómicosLa aplicación de una política monetaria prudente y otra fiscal austera permitiránmantener una tasa de inflación por debajo del 4.5%. El año 2003 ésta alcanzó unnivel de 4.0% y el 2010, un 3.1%. La preservación de una baja inflación esconsistente con una política cambiaria orientada a mantener la competitividad delas exportaciones.La inversión total alcanzaría más o menos al 22.6% del PIB, promedio anual, delcual un 6.6% correspondería a la inversión pública y se mantendría hasta el año2001, para luego alcanzar a un 6.5% del PIB, en términos absolutos, significa unmonto de $us 650 millones anuales, que se orientará sobre todo a los sectoressociales con énfasis en educación, salud, saneamiento básico y desarrollo rural.Las acciones de política buscarán la consolidación de la participación de lainversión privada nacional que se mantendría en 5.5% del PIB hasta el año 20065,lo que significa, en promedio, valores anuales de $us 613 millones entre los años2000 y 2010.5 El año 1998 la inversión privada nacional alcanzó al 6.3% del PIB; sin embargo, se estima que para 1999 esta proporción descienda a 5.5% del producto.
  23. 23. 23La garantía de la estabilidad macroeconómica y las reformas estructuralespermitirán mantener los flujos de inversión extranjera directa en los últimos años,se estima que alcanzará un promedio anual de $us 1,100 millones hasta el año2002 (12% del PIB). Entre los años 2003 y 2005, se espera un aumento debido ala puesta en marcha de proyectos de inversión en hidrocarburos, construcciones,electricidad, telecomunicaciones, transporte, industria, agroindustria6 y minería. Apartir del año 2006 se mantienen los niveles asumidos para años previos.Respecto al sector externo, considerando las ventas de gas natural al Brasil, seprevé para el año 2000 una tasa de crecimiento en el valor de las exportacionestotales del 10%. Con la puesta en marcha del proyecto minero San Cristóbal queincidirá en las ventas externas de zinc y plata, el valor de las exportaciones totalesse incrementará el año 2001 en un 12%. A partir del año 2002, se espera una tasade crecimiento de las exportaciones de alrededor del 4% anual, como resultado demayores inversiones sectoriales.Después de la disminución observada a la conclusión del gasoducto al Brasil, seasume que el valor de las importaciones presentará una tasa de crecimiento decasi el 4% en el período 2000-2010. No obstante este desempeño estaríareflejando las nuevas importaciones de bienes intermedios y de capital, asociadasal aumento en la inversión total.Supuestos sectorialesDurante la próxima década, el desempeño de la economía estará basado sobretodo en las inversiones que se implementarán en los sectores agropecuario,pesquero, hidrocarburífero, minero, eléctrico, manufacturero y de transportes ycomunicaciones.En el sector agrícola se tiene previsto completar la erradicación de los cultivosilegales de coca hacia el año 2002, por lo cual las tasas de crecimiento de estesubsector serán negativas hasta llegar a cifras similares correspondientes alperiodo entre 1981 y 1983. En cambio, en la producción agrícola industrial es pocoprobable que se repitan las elevadas tasas de crecimiento del período 1991-1997,que respondieron a condiciones favorables en los mercados internacionales, y seespera que el crecimiento en la producción responda sobre todo a incrementos enlos rendimientos.Se ha previsto la presencia del fenómeno de El Niño, con distinta intensidad cadatres y siete años. Para los años 2001 y 2004, se ha considerado que tendráefectos leves con consecuencias en la producción agrícola no industrial. En6 La cifra de inversión privada extranjera programada para el período 1999-2005 es de $us 7,682 millones distribuidos en los siguientes sectores: hidrocarburos, $us 4,032 millones; construcciones, $us 450 millones; electricidad, $us 954.5 millones; telecomunicaciones, $us 615 millones; transportes $us 37.5 millones, comercio y servicios, $us18.0 millones; minería, $us 1,021 millones; industria y agroindustria, $us 554 millones.
  24. 24. 24cambio, para el año 2007 se han previsto efectos severos con efectos negativossobre la producción agrícola industrial y no industrial.Respecto al sector de hidrocarburos, se prevé un mayor dinamismo durante lospróximos años, no sólo en cuanto a la prospección y la explotación, sino tambiénen el transporte y la comercialización. Las exportaciones estarán fuertementeinclinadas hacia el gas natural con destino al mercado brasileño. Para el año 2000,se prevé exportar 9.1 millones de metros cúbicos al día y, a partir del 2001,aumentarán los volúmenes y se transarán bajo la modalidad de “take or pay” 7. Porotro lado, se espera que las exportaciones de crudo crezcan en un 5% a partir delaño 2000.En cuanto a la comercialización interna, se espera que las ventas de productosderivados de petróleo crezcan a un 3% anual. Los combustibles y líquidosprocedentes del gas natural crecerán a un 2% anual y las importaciones de dieseloil al 8%.La reactivación del sector minero estará asociada a la puesta en marcha delproyecto ejecutado en la mina de San Cristóbal8, por el cual la plata y el zinc seránlos principales minerales de explotación y exportación. Por otra parte, se esperauna recuperación sostenida en el precio del oro, lo que permitirá la ejecución devarios proyectos mineros que se encuentran pendientes debido a la baja en lascotizaciones de este metal en los últimos dos años.Las actividades del sector eléctrico, como servicios complementarios de la actividadproductiva, están ligados a la dinámica de otros rubros. Una situación similar se presentaen los servicios de transportes y comunicaciones. Al respecto, se espera que este sectorgenere servicios transables con la conclusión de los corredores interoceánicos, quepermitirán el transporte internacional de carga y pasajeros. El subsector detelecomunicaciones continuará con un gran dinamismo debido a la apertura del mercadoen el año 2001, que afectará a la telefonía de larga distancia y local.7 Esta modalidad se refiere a que Brasil está obligado a comprar volúmenes mínimos de gas natural los utilice o no.8 Este proyecto será realizado por la empresa Andean Silver Company.
  25. 25. 25 Escenario tendencial. Principales variables económicas 1998 2005 2010 PIB en millones de Bs.1990 21,554 29,379 39,586 Crecimiento del PIB (%) 4.71 5.51 6.59 Sectores (Tasas de crecimiento) Agricultura -3.49 3.1 3.6 Hidrocarburos 11.6 3.62 4.81 Minería -0.46 11.03 5.69 Industria manufacturera 3.91 6 6.6 Electricidad 6.13 6.7 6.7 Construcción y obras públicas 36.95 8.2 8.6 Comercio 4.1 6.7 6.9 Transportes, alm. y comunic. 7.77 6.1 4.7 Establecimientos financieros 6.48 6.5 7 Servicio administración pública 4.91 2.36 2.02 Servicio doméstico 2.51 3.1 2.65 Inversión % PIB 22.8 22.4 21.6 Pública 6.3 6.5 6.5 Externa 10.2 10.5 8.9 Nacional 6.3 5.4 6.3 Déficit fiscal % PIB 4.0 2.6 2.4 Déficit en cuenta corriente % 7.9 6.1 6.0 PIB Nota: En el anexo se incorpora mayor información sobre este escenario.Con relación a la industria manufacturera, se espera que ésta aporte más a laproducción, porque los sectores con los que se encuentra relacionada son másdinámicos. Con la incorporación de cambios tecnológicos, se buscará un mayorgrado de industrialización. Sin embargo, como se requiere de maduración, seestima que las tasas de crecimiento del sector no se modificarán substancialmentedurante la próxima década, aunque se pueden presentar cambios ligeros a nivelintrasectorial.De forma complementaria, los subsectores de industrias básicas de metales noferrosos y de refinerías de petróleo mantendrán su importancia dentro de laindustria manufacturera. Sucederá sobre todo con éste último, debido a lademanda interna creciente de derivados de hidrocarburos. Además, con laprivatización de estas plantas se espera que las nuevas empresas atiendan elmercado local y externo.Por último, las mayores exportaciones de gas al Brasil incidirán de manera positivaen la tasa de crecimiento del sector, que en el horizonte de proyección tendrá unatrayectoria ascendente hasta alcanzar su máximo nivel.
  26. 26. 26Resultados macroeconómicosEn general, el reporte macroeconómico de las proyecciones del escenariotendencial, considerando el crecimiento relativamente moderado de la inversión,muestra un mantenimiento del equilibrio macroeconómico.Los niveles supuestos de inversión extranjera directa junto a una mayor eficienciadel acervo del capital, permitirán un mayor crecimiento del producto a partir delaño 2000. Así, para el periodo 2000-2010, la tasa promedio anual de crecimientoreal del PIB se prevé en alrededor del 5.4%, nivel superior al promedio histórico delos 90 (4.3%) a pesar de los efectos negativos del fenómeno “El Niño” previstospara los años 2001, 2004 y 2007.La aplicación de una política fiscal austera y la reforma aduanera permitirán, porun lado, contraer el gasto corriente y, por otro, lograr mayores recaudaciones. Elresultado de ello serían déficits con una ligera tendencia a la baja. Se espera parael año 2002 un déficit global (incluido el costo de la reforma de pensiones) del2.6% del PIB y para el 2010 una proporción de 2.4% del PIB.Finalmente, según los supuestos de este escenario se observa un incremento delPIB per cápita del orden del 26% en el periodo 1998-2010, lo que representa unaumento de aproximadamente $us 284 en 12 años.Resultados sectorialesEn este escenario, debido a la existencia de proyectos de gran escala en lossectores de hidrocarburos y minería, el crecimiento en el sector industrial no serásuficiente para cambiar la estructura productiva y, por tanto, se mantendrá el perfilactual.Dentro de los sectores extractivos, el agropecuario tendrá tasas de crecimientomodestas que repercutirán en una disminución de su participación en el PIB de14% a 10%. El sector hidrocarburos presentará un fuerte crecimiento al inicio dela década por las exportaciones de gas al Brasil, al igual que el minero, en el queen los años 2001 y 2005 los proyectos San Cristóbal y Asientos repercutirán deforma positiva en su crecimiento. A largo plazo, sin embargo, esto no cambiará elaporte al PIB de estos dos sectores.Al mantener la tendencia histórica de crecimiento en la industria manufacturera, noexistirán cambios significativos en su participación. No obstante, a mediano plazose espera que la privatización de las refinerías, el cumplimiento de la Ley deAduanas y el desarrollo del mercado de valores repercutan en el crecimiento delmismo.Dentro de los sectores de servicios, el crecimiento del sector electricidad está enfunción a las estimaciones de crecimiento de la demanda de las empresas, es así
  27. 27. 27que este sector lograría mantener su participación en el PIB hacia el 2010. En elsector de transportes y comunicaciones, se presentarán tasas mayores decrecimiento en los tres primeros años de la siguiente década, como efecto de lasinversiones realizadas en los últimos años. Después, se espera que este sectordisminuya su ritmo de crecimiento, aunque se prevé que su participación dentrodel PIB se incrementará al 12%. Volver al Índice2. Escenario optimistaEn este escenario se evalúa el efecto del incremento de la actividad económicasectorial a niveles cercanos a su potencial sobre el ritmo de crecimiento global dela economía. Al igual que en el escenario tendencial, se toma como base elcomportamiento histórico de las ramas de actividad económica y el impacto de lapuesta en marcha de varios proyectos de inversión.Supuestos macroeconómicosA diferencia del escenario tendencial, éste supone una mayor tasa de crecimientoen todos los sectores económicos, principalmente en el de la energía eléctrica,debido a las inversiones planeadas para lograr exportaciones de este servicio alBrasil. Se asume además, que los efectos de El Niño en los años 2001, 2004 y2007 podrán ser atenuados con la implementación de un programa agropecuario,lo que permitirá obtener tasas superiores de crecimiento en el sector agropecuario.Para lograr mayores niveles de crecimiento se requiere más inversión. De estamanera, la inversión total en términos del PIB se incrementará en dos puntosporcentuales respecto al escenario tendencial a partir del año 2002.La inversión privada nacional aumentaría en $us 100 millones a partir del año2003, mientras que la inversión pública crecería a partir del año 2004. El ahorropúblico generado por mayores ingresos tributarios se destinará especialmente a lainversión en infraestructura, sin afectar el déficit fiscal.Por su parte, el flujo de inversión extranjera directa será mayor, especialmente apartir del 2002, año en que se espera el inicio del proyecto energético para laexportación de energía eléctrica al Brasil, incrementándose en $us 300 millonesrespecto al escenario tendencial, lo que se mantiene hasta el año 2005. Enpromedio, la inversión extranjera en el período 2000 al 2010 alcanzaría más omenos a los $us 1,295 millones.Por último, considerando las exportaciones de energía eléctrica al Brasil a partirdel año 2002, las exportaciones totales crecerían en una tasa promedio anual del10%, mientras las importaciones lo harían a un ritmo del 5% anual.
  28. 28. 28Supuestos sectorialesEn el sector agrícola, al igual que en el escenario tendencial, se mantienen lossupuestos sobre la erradicación de los cultivos ilegales de la hoja de coca.También se consideran la intervención del Estado en la transferencia detecnología y la investigación y las acciones de previsión para afrontar la llegadadel fenómeno climático de El Niño.Se espera que en el año 2000, se implemente el Programa de ServiciosAgropecuarios (PSA) para que, en el mediano plazo, genere un impacto positivosobre todo en la actividad de algunos subsectores mediante la mejora, porejemplo, de los rendimientos de productos agrícolas no industriales y productospecuarios.Para reducir los impactos de El Niño, se promoverá la dotación de infraestructurade riego y cultivos más resistentes, con lo cual se espera un efecto negativomenor en el crecimiento del sector. En los años 2001 y 2004, su incidenciaafectaría sólo a la producción agrícola no industrial y, probablemente para el 2007,tendría efectos en los subsectores agrícolas no industrial e industrial.Respecto al sector de hidrocarburos, las exportaciones dependerán del gasnatural destinado al Brasil. Para el año 2000, se prevé exportar 9.1 millones demetros cúbicos al día y, a partir del 2005, este nivel se incrementaría hasta 30millones de metros cúbicos diarios. A partir del 2006, se espera una exportaciónadicional de 2.5 millones de metros cúbicos al día a través del ducto San Miguel-San Matías-Cuiabá, que el año 2010 alcanzará a 6.5 millones. Se estima que lasexportaciones de crudo crezcan a un 5% a partir del año 2000.En cuanto a la comercialización interna, las ventas de productos derivados depetróleo crecerían a un 3% y los combustibles y líquidos del gas natural a un 2%anual. Respecto al diesel oil, se espera cubrir todas las necesidades del mercadolocal con la producción de las refinerías recientemente privatizadas y, en algunoscasos, lograr la sustitución de su consumo con el de gasolina.A partir de la puesta en marcha de varios proyectos de explotación de oro, plata,plomo, zinc y estaño a partir de los años 2004 y 2005, se espera una mayordinámica en el sector minero. También se consideró la producción de la mina deSan Cristóbal desde el año 2001. Finalmente, se asumió una tasa de crecimientodel 1.5% anual en el precio de los principales minerales de producción, queasociada a las elasticidades precio constantes para cada año, se traducen en másproducción y por tanto, en crecimiento de las exportaciones.El sector eléctrico incluye la posibilidad de exportación de esa energía al Brasil.También se prevé un aumento en la demanda por este servicio, asociada a ladinámica de otros sectores productivos.
  29. 29. 29En el sector manufacturero se espera incrementar el uso de la capacidad instaladay mejorar su nivel tecnológico. Al mismo tiempo, se considera la privatización de lafundición de Vinto, que lograría incrementar el valor agregado de este subsector.De la misma forma este escenario considera nuevas inversiones en las refineríasrecién privatizadas. A mediano plazo se espera cubrir con la provisión de diesel oilal mercado local.Se prevé además, un efecto favorable por la aplicación de la Ley de Aduanas quereducirá el contrabando generando incentivos para una mayor producción de lasramas de alimentos, bebidas, tabaco y prendas de vestir. A mediano y largo plazo,se espera que el desarrollo del mercado de valores permita captar recursosfinancieros adicionales e incrementar las exportaciones del sector mediante unmejor aprovechamiento de los acuerdos de integración.El sector de transportes se caracteriza por ser un servicio complementario deotros. Su comportamiento depende del gasto de consumo e inversión, por lo cualtiene una fuerte dependencia de la demanda agregada.En adición se considera la conclusión de los corredores interoceánicos, que serádesarrollada en parte como concesión a entes privados. En lo que respecta altransporte ferroviario, se espera que las redes andina y oriental esténinterconectadas para abaratar los costos de transporte. En el transporte aéreo, seestima que nuevas compañías aéreas operarán en el país y las existentesexpandirán sus servicios. Escenario optimista Principales variables económicas 1998 2005 2010 PIB en millones de Bs.1990 21,554 32,332 46,744 Crecimiento del PIB (%) 4.7 7.9 8.1 Sectores (tasas de crecimiento) Agricultura -3.5 3.7 4.2 Hidrocarburos 11.6 14.0 6.8 Minería -0.5 12.9 6.1 Industria manufacturera 3.9 7.3 9.0 Electricidad 6.1 16.5 7.9 Construcción y obras públicas 37.0 8.4 8.5 Comercio 4.1 7.5 7.8 Transportes, alm. y 7.8 9.5 7.7 comunicaciones Establecimientos financieros 6.5 7.9 7.2 Servicios administración pública 4.9 3.5 2.5 Servicio doméstico 2.5 3.3 2.8
  30. 30. 30 1998 2005 2010 Inversión % PIB 22.8 24.2 22.1 Pública 6.3 6.6 6.5 Externa 10.2 11.2 7.6 Nacional 6.3 6.4 8.0 Déficit Fiscal % PIB 4.0 1.2 -0.8 Déficit en cuenta corriente %7.9 4.9 1.2 PIB NOTA: En el anexo se incorpora mayor información sobre este escenario.A partir del proceso de privatización, el servicio de transporte de hidrocarburostoma mayor relevancia, porque existen operadores privados diferentes a los deexploración, explotación y comercialización, en esta perspectiva contribuirán a ladinámica del sector las exportaciones de gas al Brasil.En el subsector de telecomunicaciones, se estiman mayores volúmenes deinversión con la apertura del mercado a partir del 2001. Un factor que puededinamizar el sector es el tecnológico, mediante la oferta de mayores y mejoresproductos (telefonía fija, móvil, celular, celular global y celular en sistema PCS).En la construcción se espera que el sector público mantenga sus niveles deinversión en carreteras y con la Ley de Concesiones se anticipa la participacióndel sector privado en su construcción y mantenimiento. Otras inversiones en esterubro se darán más a nivel municipal con la construcción de infraestructura deapoyo a la producción, como caminos vecinales, sistemas de riego y otros.Resultados macroeconómicosLos resultados del escenario óptimo muestran una tasa de crecimiento promediodel producto de 7.0% anual, con una aceleración importante a partir del año 2000cuando se alcanzaría un crecimiento del 5.4%; este ritmo es sostenido, con lo queel año 2010 se lograría un crecimiento del 8.1%.Como resultado del incremento de las recaudaciones impositivas derivadas de unmayor crecimiento económico y el mantenimiento de una política fiscal austera, seespera elevar el ahorro público destinado a la inversión en infraestructura. Así, enel periodo 2000 – 20109 se alcanzaría un promedio de $us 790 millones, sin queésto represente presiones sobre el déficit fiscal.9 En términos relativos significa mantener la inversión pública más o menos en los mismos niveles del escenario tendencial(aproximadamente 6.6% del PIB).
  31. 31. 31En efecto, durante la mayor parte del período de proyección se presentaría unadisminución progresiva del déficit fiscal con relación al escenario tendencial. En losaños 2008, 2009 y 2010 se observaría un superávit fiscal de 0.1%, 0.4% y 0.8%del PIB, respectivamente.Los niveles de inversión, a partir del año 2002, se incrementarían en casi dospuntos porcentuales con respecto al escenario tendencial, lo cual representa enpromedio el 24% del PIB, y donde la participación de la inversión extranjera directasería de alrededor del 11% del PIB. De igual manera, se observaría mayordinámica de la inversión privada nacional, que aumentaría de 6.3% a 8.0% delPIB entre 1998 y el año 2010 ($us 1,297 millones10).Por su parte, el ahorro externo se mantendría en alrededor del 7% del PIB hasta elaño 2002, como consecuencia de mayores flujos de inversión extranjera directa.A partir del 2003, estos flujos se reducirían de forma notable para mantenerse enpromedio a niveles cercanos al 3% del PIB. Esta caída sería compensada por elahorro privado doméstico, que se incrementa en más o menos dos puntosporcentuales del PIB.La proporción de exportaciones de bienes y servicios respecto al PIB seincrementaría en más del 20% en los años 2005 y 2006, lo que coincide con elnivel máximo de exportación de energía eléctrica al Brasil. Luego, esta variable seestabilizaría en torno al 19% del PIB, lo que representa un incremento de más omenos cuatro puntos porcentuales con relación al nivel observado en 1998.Por su parte, las importaciones crecerían a una tasa promedio anual de 5% en elperíodo 2000-2010 (6% en los primeros años y 4%, en los últimos), resultado delas mayores importaciones de bienes de capital necesarias para los proyectossectoriales. Una vez concluido el período de inversiones, esta variable seestabilizaría en alrededor del 20% del PIB.Adicionalmente, el PIB per cápita subiría en 47.8% en el periodo, lo que es unaumento de $us 514 por persona en 12 años, aproximadamente $us 42.8 por año.Resultados sectorialesEn este escenario, la existencia de proyectos de gran escala en los sectores dehidrocarburos, minería y electricidad que determina el crecimiento del sectorindustrial no sería suficiente para cambiar significativamente la estructuraproductiva. El conjunto de sectores extractivos (agricultura, hidrocarburos yminería) disminuye su participación de 24% a 22%, en cambio, la industriamanufacturera la incrementa ligeramente de 16,7% a 17% del PIB entre 1998 y el2010.10 E n 1998, la inversión privada nacional fue de $us 539 millones; en el escenario óptimo este nivel no es superado hastael año 2003, cuando alcanza a $us 593 millones.
  32. 32. 32Se considera que el sector agropecuario tendrá tasas de crecimiento modestas,pero a diferencia del escenario anterior, el efecto cíclico de El Niño afectará sucomportamiento en menor medida.El sector hidrocarburos presentará altas tasas de crecimiento durante el primerquinquenio debido a las exportaciones de gas. Asimismo, en el sector minero seespera un mayor crecimiento debido a la puesta en marcha de varios proyectospara la explotación de oro, plata, plomo, zinc y estaño en los años 2004 y 2005. Alfinal del período, se estima que los sectores de hidrocarburos y minería alcancenun 7% y 6% de participación en el PIB, respectivamente.Debido a las exportaciones previstas al Brasil, la dinámica de los sectores dehidrocarburos, minería y electricidad, permitirán un crecimiento sostenido de laindustria manufacturera. Sin embargo, este crecimiento será suficiente para lograrcambios significativos en su participación dentro del PIB.Se considera que para una transformación de una economía extractiva a otra en laque el sector secundario tenga mayor importancia, se requiere de más tiempo, unmejor conocimiento de los mercados, condiciones favorables en el mercadoexterno e inversiones en innovaciones tecnológicas y políticas que otorguenincentivos para la expansión del sector durante varios años.En el sector de transportes y comunicaciones, se esperan mayores tasas decrecimiento compatibles con los requerimientos en los otros sectores de laeconomía. De esta manera, el sector podría lograr una mayor participación en elPIB. Entre los sectores que generarían más demanda de transporte se encuentrael agropecuario, la silvicultura, la caza y pesca, la agroindustria y la mineríaCon relación a la construcción, los resultados muestran que esta actividadmantendrá el comportamiento a un ritmo de crecimiento sostenido, destacando laconstrucción de viviendas con un crecimiento del 8%.Como resultado de la dinámica de la demanda agregada y las mejoras deinfraestructura de transportes y comunicaciones, en la actividad comercial setendría un crecimiento a tasas similares a las del promedio de la economía. Volver al Índice
  33. 33. 33IV. Bienestar de la Población y Pobreza1. Las causas de la pobrezaCausas macro-socialesLa pobreza es una expresión de la falta de oportunidades para obtener recursosque permitan satisfacer las necesidades básicas y sobre todo garantizar el accesoa un nivel mínimo de consumo y servicios básicos. Las causas de la pobrezaestán relacionadas con factores económicos, sociales y culturales.La pobreza está asociada a la inestabilidad macroeconómica, las bajas tasas decrecimiento y el aumento de la desigualdad. Una economía inestable reduce elingreso de los pobres y las bajas tasas de crecimiento disminuyen lasoportunidades de empleo.Las disparidades regionales son factores que refuerzan la pobreza. En el áreaurbana, las elevadas tasas de migración hacia las ciudades han exacerbado losproblemas en el mercado de trabajo y la provisión de servicios básicos. En el árearural, la pobreza está asociada no sólo a una oferta difusa de los servicios básicos,sino también a la falta de infraestructura económica y social.Los bajos niveles de capital humano determinan que los pobres tengan menoscapacidades para generar ingresos en el mercado de trabajo. También influyensobre la calidad de vida y el bienestar de la población pobre.La escasa acumulación de activos físicos y financieros de los pobres, carentes dederechos de propiedad, dan lugar a una alta vulnerabilidad que, además, seagudiza ante efectos adversos como los riesgos de enfermedad, desempleo,desastres naturales, alta inflación y conflictos sociales.La diferenciación social y la marginación también contribuyen a que la pobreza y laelevada desigualdad se mantengan. Estos factores han generado mecanismos deexclusión que afectan sobre todo a las poblaciones indígenas del área rural, a losbarrios marginales y a las mujeres en el ámbito laboral y educativo. Al mismotiempo, la debilidad institucional de los mecanismos participativos ha reducido lacapacidad para el ejercicio de los derechos ciudadanos y ha dificultado laparticipación efectiva de los pobres en las instancias de decisión.- Empleo y pobrezaEntre los aspectos señalados, el que cobra más relevancia está asociado a lageneración de ingresos para los pobres, lo que se explica por las condiciones ycaracterísticas del mercado laboral y el empleo.
  34. 34. 34La expansión económica, experimentada desde finales de los 80, promovió unaumento sostenido del empleo en el área urbana. La tasa de ocupación entre1990 y 1997 pasó del 47% al 50%, lo que refleja un crecimiento del empleo mayoral de la población en edad de trabajar. El resultado fue la caída del desempleoabierto que se redujo del 7.2% al 4.4%.Los cambios institucionales, sobre todo la libre contratación, permitieron que lasunidades económicas ajusten sus niveles de ocupación a las condiciones delmercado. En algunos casos se incrementó la demanda de trabajo calificado en elsector formal pero, a su vez, estos cambios propiciaron, a fines de la década delos 80, elevados incrementos de ocupaciones informales que captaron losexcedentes de la fuerza de trabajo de los sectores donde la ocupación se redujo.La evolución del empleo muestra una tendencia hacia una mayor participación delas ocupaciones formales que, de representar el 54% del empleo total en 1990,pasaron al 56% en 1997.11 Sin embargo, aún es preocupante el alto grado deocupaciones informales caracterizadas por actividades precarias, inestables y debajos ingresos. En este sector se ubican trabajadores de baja calificación, jóvenesy mujeres que en muchos casos trabajan más de 50 horas a la semana realizandotareas de baja productividad. En los últimos años se ha detectado un importanteincremento de trabajadores familiares sin remuneración directa.En el sector formal, se observó un aumento apreciable de la representatividad delos patrones, socios o empleadores, que pasaron de un 4.3% al 7%. Estefenómeno se atribuye sobre todo a la creación de pequeñas unidades económicasque surgieron debido a la liberalización de la economía y las oportunidadesderivadas del crecimiento.La orientación productiva de la economía urbana hacia el sector de bienestransables que exige mayores niveles de productividad se reflejó en impactosmoderados en la generación de empleo. Entre 1990 y 1997, la industriamanufacturera elevó su participación en la ocupación del 19% al 21%. En el sectorno transable, el empleo estuvo influenciado por una creciente participación de lasactividades del comercio, la construcción y los establecimientos financieros y seobservó una contracción de la ocupación en los servicios comunales y sociales.El comportamiento de los ingresos del trabajo refleja la elevada segmentación delmercado laboral que desfavorece a los trabajadores de menor calificación, y lacreciente competitividad que determina que los costos salariales estén asociadosa las ganancias de la productividad.El ingreso laboral promedio se incrementó en términos reales a una tasa anual del4.5% desde 1990.12 Los asalariados obtuvieron aumentos del 6.1% en el periodo.Los ingresos de los trabajadores por cuenta propia y patrones o socios11 Ver Dossier de UDAPE (1998).12 Los ingresos laborales se calcularon a partir de encuestas de hogares.
  35. 35. 35prácticamente se mantuvieron constantes debido a una mayor competencia entrepequeños empresarios, lo que determinó la saturación de algunos mercados.Entre 1989 y 1997, el ingreso de los ocupados en el sector no transable tuvo unmejor desempeño con relación al que obtienen los del sector transable. Estatendencia se explica por el crecimiento de los sectores de electricidad y serviciossociales. En los sectores transables, el menor ritmo de crecimiento de susingresos estuvo determinado por la competitividad con el exterior.Los problemas del mercado de trabajo están centrados en la baja calificación delos ocupados que provoca la baja productividad de la mano de obra y el uso demétodos de producción poco intensivos en tecnología. Se ha evidenciado tambiénla discriminación salarial y la segregación ocupacional en contra de mujeres eindígenas, la falta de seguridad en el empleo y la insuficiente información parapromover una reconversión laboral, aspectos que explican la persistencia deelevados niveles de pobreza en el área urbana.En el campo, el mayor porcentaje de las ocupaciones está representado por lospequeños productores agrícolas que enfrentan ingresos bajos y muy variablesdebido a las cambiantes condiciones climáticas y la actual estructura de losmercados. Los productores enfrentan un elevado riesgo lo que ocasiona lapobreza extrema y las elevadas tasas de migración hacia las ciudades.Causas micro-sociales13Con el propósito de analizar los determinantes de la pobreza en el hogar se estimóun modelo de probabilidad que asocia una serie de variables con diferentescategorías de pobreza. Los resultados muestran que el tipo de empleo, laeducación y otros factores como el género del jefe de hogar, la condición étnica, ellugar de residencia y el tamaño del hogar influyen sobre la magnitud de lapobreza.Se evidenció que el empleo del jefe de hogar es lo que más influye sobre laprobabilidad de pobreza, en particular, en el área urbana. Cuando éste cuenta conun trabajo en el sector formal y no está subempleado, la probabilidad de ser pobredisminuye. En menor medida, influye el hecho de que el jefe de hogar sedesenvuelva en el mercado formal, pero como subempleado.14Por otro lado, los hogares con más educación tienen menos probabilidad de serpobres en el área urbana y rural. En las ciudades capitales, se observa que loshogares cuyos miembros tienen educación básica o educación superior tienenmás oportunidades de salir de la pobreza. En el área rural, las mayoresreducciones en las tasas de pobreza e indigencia están asociadas a la educaciónbásica completa y más que completa.13 Para analizar los “determinantes” de la pobreza se utilizó el modelo de “Probabilidad y grado de pobreza” planteado porHernany (1999).14 Un ocupado es subempleado si trabaja menos de 20 horas a la semana (subempleo visible).
  36. 36. 36En el área urbana, los hogares, cuyo jefe es mujer o “indígena”, tienen mayoresprobabilidades de ser pobres lo que, en alguna medida, se explica por ladiscriminación que enfrentan en el mercado laboral. Sin embargo, este hechotambién estaría reflejando factores no observables relacionados con lasdesventajas que enfrentan estos hogares como la ausencia del padre o la bajacalidad educativa.Las diferencias regionales se manifiestan en el hecho de que los hogares queresiden en las ciudades del eje central tienen más probabilidades de salir de lapobreza en comparación con el resto de las ciudades, lo cual se explica por losmayores retornos a la escolaridad, por la experiencia y las economías de escala yaglomeración como resultado de la mayor concentración poblacional. En el árearural también se observa que los hogares de la región del Chaco tienen mayoreschances de salir de la pobreza en comparación con las familias de la regiónandina debido a las mayores oportunidades que ofrecen sus actividadesganaderas y agrícolas.En el caso urbano y rural, el número de miembros del hogar y, en particular, deniños menores de diez años aumenta la probabilidad de caer en la pobreza. 15En el campo, dentro de la explicación de la pobreza, resultaron significativas lasvariables relacionadas con migración y el estado de salud del jefe de hogar. Lamigración en los hogares pobres rurales es una oportunidad para mejorar susingresos.16 En lo que se refiere al estado de salud, la oportunidad de reducir losriesgos de enfermedad puede elevar la productividad de los individuos y contribuira generar más ingresos. Volver al Índice2. Situación de la pobrezaEvolución de la pobrezaLas estimaciones de pobreza para Bolivia se construyeron a partir de lasestimaciones separadas de pobreza para el área urbana y rural, para las que seusaron datos de la Encuesta Nacional de Empleo (1997) y de la de Evaluación deImpacto del FIS (1993) que también considera las áreas urbana y rural.1715 Debe tenerse en cuenta que parte de esta explicación debe ser atribuida a la no aplicación de “escalas de equivalencia”(las que atribuyen a distintos tipos de hogares distintas líneas de pobreza, según su composición y tamaño) lo que puedesesgar las medidas de pobreza hacia arriba para los hogares más grandes.16 Debe tenerse especial cuidado con este resultado pues la implementación de esta variable no toma en cuenta losdiferentes tipos de migración que pueden existir i.e. migración inter-rural, urbana rural.17 Dadas las limitaciones de información para el área rural, se aplicaron factores de expansión a la muestra de las encuestasFIS para realizar inferencias sobre el comportamiento de las tasas de pobreza.
  37. 37. 37Para el año 1997, a nivel nacional, cerca del 59% de los hogares están por debajode la línea de pobreza y un 32% no tiene ingresos ni siquiera para cubrir unacanasta básica de alimentos (incidencia de pobreza extrema). Estos niveles seencuentran 1.6 veces por encima del promedio de América Latina, situación queclasifica a Bolivia entre los países más pobres de la región.Entre 1993 y 1997, los niveles de pobreza prácticamente se han mantenido. Seobserva una reducción de sólo 0.7 puntos porcentuales, mientras la pobrezaextrema se ha reducido en 1.1 puntos. La brecha de pobreza, medida por ladiferencia entre el ingreso promedio de la población y el ingreso promedio de lospobres, se redujo de 28% a 27% y la severidad de la pobreza se redujo del 17% al16%.En el área urbana, la pobreza pasó del 49% al 47%, la extrema pobreza se redujodel 22% al 20% y la brecha se redujo del 21% al 19%. Debe destacarse que entrelos centros urbanos se han observado diferencias. Así, mientras la ciudad deCochabamba mostró importantes reducciones en la pobreza del 53% al 42%, LaPaz registró incrementos de 44% a 48%.En el área rural, el porcentaje de hogares en condiciones de pobreza y pobrezaextrema no se ha modificado entre 1993 y 1997. La pobreza afecta al 76% de supoblación y la extrema pobreza, al 50%. La brecha representa el 40% del ingresopromedio y la severidad llega hasta el 25%. Al interior del área rural, la región“andina” que abarca comunidades de La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosípresenta tasas de incidencia de pobreza extrema del 52% que se encuentran muypor encima del 39% observado en la región del Chaco que abarca comunidadesde Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija. Evolución de la Pobreza en Bolivia Incidencia de Incidencia de Brecha de Severidad de Característica pobreza pobreza extrema pobreza pobreza s Urbano 1993 49.59 21.83 20.91 11.38 1997 46.93 19.85 18.81 10.09 Rural 1993 76.17 50.96 39.55 24.61 1997 75.84 50.30 39.74 24.96 Bolivia 1993 60.22 33.48 28.36 16.67 1997 58.50 32.03 27.18 16.03 Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta FIS (1993) y ENE (1997)Características de los pobresCon datos de 1997 y a partir del análisis de la información sobre el empleo,educación, tipo de actividad económica y otros factores socioeconómicos de los

×