Acordaos de la mujer de Lot

  • 2,811 views
Uploaded on

Breve lección donde analizamos el ejemplo de la mujer de Lot.

Breve lección donde analizamos el ejemplo de la mujer de Lot.

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
2,811
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ACORDAOS DE LA MUJER DE LOTLucas 17:32INTRODUCCIONI. Ro. 15:4.II. 1 Cor. 10:6; 11.III. Varias y preciosas son las enseñanzas que obtenemos a partir del ejemplo de la mujerde Lot.A. Cuando el Señor Jesucristo exhortó a sus discípulos sobre la actitud necesaria pararecibir el reino de Dios (Lc. 17:20-22), les animó a recordar la conducta de lamujer de Lot; cf. Lc. 17:32.B. Todos nosotros, como discípulos de Jesucristo,también estamos esperando lavenida del Señor; sin embargo, ello requiere unaactitud correcta; cf. Lc. 12:37-40.C. Cuando examinamos la actitud de la mujer de Lot, somos advertidos sobre ladisposiciónnecesaria de todo aquel que espera al Señor. Recordemos entoncesalgunos de los aspectos más destacables en cuanto ala actitud y comportamiento dela mujer de Lot.DESARROLLOI. Recordemos las ventajas que tuvo la mujer de Lot.A. La mujer de Lot contó con grandes ejemplos.1. Ella contó con el ejemplo de Abraham; cf. Gn. 13─14.2. Ella contó con el apoyo de su esposo; cf. 2 P. 2:7-8.B. La mujer de Lot contó con las pruebas suficientes.3. Ella pudo reconocer la maldad de sus vecinos; cf. Gn. 19:4-10.4. Ella pudo ver el poder de los ángeles; cf. Gn. 19:11.5. Ella pudo anticipar la terrible destrucción; cf. Gn. 19:12-13.C. La mujer de Loto contó con la misericordia de Dios.1. Ella fue advertida del mal por venir; cf.Gn. 19:12-13.2. Ella fue sacada por los ángeles; cf. Gn. 19:15-17.3. Dios le esperó hasta hallarse lejos de la destrucción; cf. Gn. 19:18-25.
  • 2. II. Recordemos la actitud de la mujer de Lot.A. La mujer de Lot desaprovechó cada ventajaque tuvo.1. Ella ignoró (el ejemplo) la actitud justa de su esposo.2. Ella ignoró la advertencia (amonestación) del Señor.3. Ella ignoró las consecuencias de la desobediencia tangibles en los sodomitas.B. La mujer de Lot obró impulsada por la carne.1. Ella pudo actuar por incredulidad (tal vez ella pensó que Dios no haría aquellacosa tan terrible).2. Ella pudo actuar por curiosidad (tal vez ella quiso saber cómo su ciudad eradestruida)3. Ella pudo actuar por materialidad (tal vez ella quiso saber qué podía salvar detodo lo que tenía).C. La mujer de Lot pagó cara su obstinación.1. La mujer de Lot fue castigada de inmediato.2. La mujer de Lot fue castigada terriblemente.3. La mujer de Lot no tuvo una segunda oportunidad.III. Recordemos las enseñanzas de la mujer de Lot.A. La salvación o la condenación es personal; Ez. 18:20.1. Lot (con todo lo justo que fue) no pudo salvar a su esposa.2. La mujer de Lot (con todo lo desobediente que fue) no pudo condenar a suesposo.3. La responsabilidad espiritual es primeramente personal; cf. 2 Cor. 5:10.B. La salvación debe asegurarse; He. 10:23.1. La mujer de Lot escuchó la advertencia de los ángeles y sin embargo pereció deigual forma que los sodomitas.2. La mujer de Lot alcanzó a salir de la ciudad, para hallar la muerte fuera de ella.3. La mujer de Lot casi se salva; pero se perdió totalmente; cf. Hch. 26:28.
  • 3. C. La desobediencia cuesta caro; cf. Nm. 14:18.1. El juicio de Dios llegó cuando ni los sodomitas, ni Lot, ni su mujer lo esperaron;cf. 1 Ts. 5:2-3; 2 P. 3:10; Ap. 3:3.2. Todos los impíos fueron terriblemente castigados; cf. Gn. 19:24-26.3. Pocos fueron los salvos (3 personas); cf. Mt. 7:13-14.CONCLUSIONI. Pueden existir muchas razones para mirar atrás; pero ninguna de ellas es tan poderosapara hacerlo; cf. He. 10:38.II. Hoy es el día de la salvación; cf. 2 Cor. 6:2.III. Acordémonos de la mujer de Lot.