Your SlideShare is downloading. ×
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Paradigmas y corrientes teóricas en psicología social

45,212

Published on

Recorrido por la historia de la disciplina, hilando mi perspectiva sobre su objeto de análisis e intervención: las formas de interacción colectivas en los distintos niveles de análisis y campos de …

Recorrido por la historia de la disciplina, hilando mi perspectiva sobre su objeto de análisis e intervención: las formas de interacción colectivas en los distintos niveles de análisis y campos de problemas.

Published in: Education, Technology
1 Comment
7 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
45,212
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
648
Comments
1
Likes
7
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social De los orígenes a la actualidad Lic. Elena Isabel Rozas - 2011La psicología social es una disciplina universal. Por lo tanto, así como conocemos lascorrientes teóricas que están en la base del pensamiento pichoneano, es muyimportante conocer las corrientes teóricas que hacen a la psicología social engeneral. Debernos por lo menos saber que existen, qué perspectiva plantean, quémetodologías han desarrollado...La historia de la psicología social, como la de toda ciencia, es en principio la historiadel recorte de un campo de fenómenos, la historia de los métodos que se construyenpara abordar dicho campo, y la historia de lo que se predica sobre la materialidad oespecificidad de esos fenómenos. El caso de la sociología es un ejemplo de esto,considerando los señalamientos de su fundador, Emile Durkheim, en “Las reglas delmétodo sociológico”. En segundo término (en sentido lógico) tiene importancia loque se conceptualiza sobre ese campo (las generalizaciones que se puedanestablecer) y recién en tercer lugar, los concentos operacionales (los que seconstruyen para operar sobre la realidad) porque esto se desprende y se apoya enlas cuestiones epistemológicas y metodológicas.Cada ciencia surge en un contexto socioeconómico e histórico determinado, lo quecondiciona la formulación de preguntas y respuestas, el campo de visibilidad. Elcontexto también condiciona el desarrollo y direccionalidad del proceso de unadisciplina. Por lo tanto es necesario conocer la historia, para comprender el porquéde su desarrollo. Como dice Torregrosa, en la historia de toda disciplina son muyimportantes también los condicionamientos académicos, que son institucionales y notienen que ver con las exigencias analíticas (teóricas).CONDICIONES DE POSIBILIDAD PARA EL SURGIMIENTODE LA PSICOLOGÍA SOCIAL COMO DISCIPLINA:Durante la emergencia de la modernidad, más específicamente en el perí odoinmediatamente anterior a la configuración de las ciencias sociales como tales,observamos gran cantidad de corrientes de pensamiento que abren preguntas sobrela realidad social en general y construyen perspectivas que no recortan nidicotomizan la realidad del modo que se constata con posterioridad, a partir de laconfiguración de las ciencias sociales bajo el paradigma positivista. Se postulanconcepciones que buscan la conformación de un saber sobre lo humano quecombine e integre los distintos niveles de análisis (ámbitos para nosotros),abarcando la totalidad del fenómeno social sin reduccionismos (práctica que aún nose había consolidado), entendiendo ese enfoque como el camino posible paraabordar los fenómenos específicos y particulares. Los casos de Wundt o Stuart Millson destacables en ese sentido.Estas primeras búsquedas se relacionan con lo que señala Najmanovich sobre lanecesidad del naciente pensamiento científico de buscar la perspectiva de Dios(saberlo todo). Más tarde, las ciencias sociales seguirían el derrotero de las Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 1
  • 2. naturales, cayendo bajo el paradigma positivista y la necesidad de recortar objetosespecíficos de conocimiento para cada una, la frustración de conformarse con lascausas eficientes, la mutilación en manos de la metodología experimental y (lo quetiene mucha importancia en nuestro caso) las luchas de poder académico-institucionales.Es en este contexto que debemos comprender las afirmaciones de diversos autores,como Torregrosa, alrededor de la idea de que históricamente la sociología y lapsicología se configuran como disciplinas científicas casi simultáneamente. De lafundamentación que cada una hace del recorte de su campo específico surgeinevitablemente la interdependencia de los fenómenos que abordan. Se empieza ahablar de interconexión entre sociología y psicología para poder abordar algunosfenómenos que no tienen explicación desde ninguna de las dos disciplinas tomadasaisladamente.Es decir que ambas disciplinas tenían que plantearse el problema de sus relacionesrecíprocas. Como señala Torregrosa, sería más razonable considerarlas como unasola clase de investigación, un estudio psicosocial (o sociopsíquico) de los sereshumanos socialmente relacionados. Pero la historia cultural, institucional yacadémica de ambas disciplinas (en un contexto con determinado horizonte devisibilidad) y el esfuerzo de ambas por fijar los límites de cada una, confirieron a lapsicología social un carácter residual, periférico y dependiente. Los compromisosacadémico-institucionales se sumaron e influyeron sobre las exigencias analíticas oteóricas.Hablamos de una época en que las disciplinas, primero las naturales y luego lassociales (desprendidas todas de la filosofía) establecían “objetos formales” deestudio específicos para cada una como primer paso para configurarse comodisciplina científica. Objetos de estudio (o análisis o investigación) que sólo podíanconcebir en un estado estático, sin considerarlos en sus procesos de interacción o detransformación (rasgo del paradigma positivista, naciente en aquel momento) . Decualquier modo, el trabajo de delimitación permitió que con el tiempo pudieracomenzar a pensarse en un campo de fenómenos diferente al de la sociología y lapsicología.Para la psicología era más fácil intentar delimitarse, dado que por influencia de labiología, su perspectiva era la de una concepción del individuo de base fisiológica ybiológica. Sin embargo, el problema se presentaba en la medida en que se rebasabaesta concepción.Para la sociología, el problema de la base humana de la sociedad, las relacionesentre el individuo y la comunidad, las creencias colectivas, etc., eran cuestionesfundamentales que exigían supuestos psicológicos.Gino Germani 1 (que considera a la psicología social corno parte de “lo quepodríamos llamar el sistema de las ciencias sociológicas") señala que la "distinciónentre conducta concreta y pauta típica origina una doble perspectiva desde la cualpuede estudiarse la realidad social: por un lado, puede enfocarse desde el punto devista de sus uniformidades, considerándose las pautas típicas como independientesde las personas que las realizan. Y esta es la perspectiva de la sociología. Estaciencia estudia las normas, los valores, las instituciones sociales desde un punto devista objetivo, aislándolos, por decirlo así, de los individuos, que, sin embargo, sonlos portadores reales de aquellas normas, valores, y la materia misma de la vida1 Introductor de la Sociología en la Argentina, citado por Torregrosa. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 2
  • 3. social. El cometido de la psicología social, en cambio, es justamente el de estudiaraquellos aspectos variables de la conducta manifiesta y encubierta (psíquica) deindividuos y grupos, en relación con los aspectos típicos de los que se ocupa lasociología. (...) Pero los hombres no son meros portadores; son tambiéntransformadores, creadores de nuevas formas sociales. Si por un lado son losherederos de la estructura social que los ha precedido y que condiciona su acción,por el otro modifican esa herencia, y en este acto de transformación creadora, quesignifica una continua desviación de las formas sociales establecidas, una continuaparcial negación de lo ya cristalizado, de la estructura heredada, reside la posibilidady la necesidad de un punto de vista del conocer que tenga su objeto específico en elanálisis de estos actos de transformación. Tal es el motivo por el cual la psicologíasocial guarda una muy estrecha vinculación con la dinámica social, y la razón de lapreeminencia del punto de vista psicosocial en los períodos de rápidos cambios, enlas épocas de crisis. Solamente en los casos de sociedades muy estáticas -como lasque estudiaba preferentemente Durkheim y su escuela- es posible omitir el punto devista psicosocial. Pues en estas sociedades los hombres se limitan a repetir sinvariaciones apreciables las pautas típicas socialmente establecidas…"En este sentido, las condiciones de posibilidad para el surgimiento de la psicologíasocial como disciplina reconocida científicamente, son:1) Existencia de la ciencia como forma de conocimiento. (Reflexiones sobre lo psicosocial y lo social hay desde el comienzo del pensamiento humano.)2) Existencia de la sociología y la psicología. (El campo de visibilidad y la historia institucional y metodológica no permitieron abordar desde un comienzo los fenómenos de lo psicosocial, más complejos y en permanente mutación.)3) Trabajo de delimitación entre sociología y psicología, que dio lugar a que se comenzara a pensar en un tercer tipo de fenómenos, diferentes a los dos anteriores.Si tenemos en cuenta estas condiciones, todo lo anterior a Tarde (1843-1904) sonantecedentes. El pensamiento de Tarde también es un antecedente de la psicologíasocial, pero es el primero en que aparecen todas las condiciones para la formulaciónde la psicología social como campo específico.De cualquier modo, se constata que, más allá de los compromisos académicos, en lapráctica profesional (aunque a nivel mundial, en la mayoría de los casos ésta secircunscribe a la investigación básica), los psicólogos sociales son influidos en susprácticas y en sus formulaciones por:- Los paradigmas contemporáneos y las transformaciones que éstos sufren por el transcurrir de lo histórico-social.- Los problemas sociales para los que es necesario construir una respuesta.Así, en la práctica, la mayor parte de los investigadores cruzan y toman aportes dedesarrollos de varias disciplinas que abonen el pensamiento sobre un campo deproblemas. No se limitan al campo disciplinario, sino que trabajan en nudosproblemáticos (perspectiva distinta a la de campo, área u objeto de estudio). 22 Cfr. Weinsenfeld, Esther. Teoría crítica y constructivismo: hacia una integración de paradigmas. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 3
  • 4. ETAPA DE ANTECEDENTES DE LA PSICOLOGÍA SOCIALGermani considera como contribuciones al inicio de la psicología social, los enfoquesdel idealismo hegeliano, el positivismo de Comte, el historicismo, el movimientoromántico, el evolucionismo. Los estudios sobre psicología de los pueblos (Lazarus ySteinthal), los de Wundt, los de psicología criminal (en Italia) y de lasmuchedumbres (Le Bon). Ya en el siglo XX, la polémica Tarde-Durkheim en Francia yla teoría de los instintos en la psicología social anglosajona. También la teoría deLevy Bruhl sobre la mentalidad primitiva, los trabajos de Halbwachs sobre memoria ysociedad, los aportes de Mauss sobre el carácter evolutivo de la noción de yo.Acaso también bajo el influjo de la escuela durkheimiana, señala Germani, buenaparte de la psicología francesa nunca dejó de reconocer la dimensión social de lopsíquico, buscando integración y síntesis con la sociología. No es que hayan faltadolas discusiones. Pero la impronta quedó marcada por ejemplo en los aportes deWallon y su escuela en el campo de la psicología infantil (que pueden serconsiderados una psicología social de la infancia). Toda la psicología evolutiva noencarada estrictamente desde una perspectiva biologista, debe desembocar en unaporte valioso para la psicología social. En el pensamiento americano se observa unasituación análoga con las contribuciones a la psicología evolutiva de psicólogossociales y sociólogos corno Baldwin, Cooley y Mead. Todos ellos muestran de quémanera se van integrando las condiciones psicosociales y las psicobiológicas en eldesarrollo de la inteligencia, las emociones, la conciencia de sí y el carácter del niño.También son fundamentales las obras de Piaget.En rigor, una verdadera psicología social, como disciplina autónoma desarrollada,sólo la encontraremos dentro del pensamiento anglosajón, sobre todo en EstadosUnidos (a pesar de la importancia de la escuela francesa) por el progreso en elcampo teórico pero sobretodo en el de la investigación, con un desarrollo de técnicasque es el aporte más original de la tradición empirista sajona.En sus comienzos, la psicología social se desarrolló en Estados Unidos bajo lainfluencia del positivismo y empirismo francés e inglés y de algunas tendenciaspsicológicas alemanas, especialmente Wundt; en un segundo momento con Freud.Por último, Europa aportó la psicología de la estructura, el neo-psicoanálisis, elpersonalismo, y la influencia indirecta del funcionalismo de Malinowski y la escuelade Boas.Torregrosa señala en este período de antecedentes al Conde de Saint Simón (1760-1825). Era un filosofó social que vivió la revolución francesa. Esta situación generóen su pensamiento una concepción de la realidad social y de la perspectiva que debeadoptarse para su estudio que son claramente sociopsicológicas, antecedente clarode un análisis de los procesos sociales en sus aspectos subjetivos o psicológicos.Para él, la Fisiología Social (Sociología) no sólo debe estudiar los hábitos, lasprácticas y las regularidades de la vida colectiva, sino fundamentalmente lasaspiraciones, las voliciones colectivas, las efervescencias. Al estudiar las capas nocristalizadas de la realidad social, sobre todo la psicología social llega a ser unaciencia de la libertad colectiva y no sólo de los determinismos.Augusto Comte (1798-1857), filósofo francés fundador del positivismo. Señalabaque la psicología (o moral) debe basarse en la sociología o en la biología,equilibrando los dos puntos de vista. "Considerando a la biología como esbozo del Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 4
  • 5. estudio de la existencia humana, conforme al de las funciones vegetativas yanimales, la sociología nos hace conocer nuestros atributos intelectuales y morales(inteligencia y actividad), que son sólo importantes en su impulso colectivo. Desdeentonces, la verdadera ciencia final, es decir, la moral, puede sistematizar elconocimiento especial de nuestra naturaleza individual, siguiendo una combinaciónconveniente entre los dos puntos de vista -biológico y sociológico- quenecesariamente se complementan en ella." La psicología social sería, desde estepunto de vista, el estudio del individuo en la medida en que éste está condicionadopor la sociedad. Por eso Allport dice que es el fundador de la psicología social. Comteno pensaba tanto en la delimitación de un área de la psicología y/o de la sociología,cuanto en el hecho de que toda psicología tenía que ser, en cierto sentido, social.John Stuart Mill (1806-1873) fue un filósofo inglés difusor de las ideas de Comteen Inglaterra. Plantea que para construir auténticas explicaciones en cienciassociales, hay que considerar tres niveles de análisis (distintos perointerdependientes): el psicológico, el sociológico y el etológico. El nivel etológicodebía abocarse al estudio de la formación del carácter, en el que intervienen lasdisposiciones individuales y las influencias socio-institucionales. La etología deberelacionar las generalizaciones de la psicología con las de la sociología. Sus hipótesishacen posibles auténticas explicaciones en las ciencias sociales, dado que planteaque los tres niveles son necesarios para una adecuada ciencia del hombre y lasociedad. No pueden existir ni sociología y psicología autónomas: los tres niveles sonnecesarios interconexamente para un satisfactorio estudio científico de todas lasdimensiones de la conducta y la experiencia humana en el contexto de las relacionessociales, cuyas interdependencias se estructuran en el marco de la organizaciónsocial como totalidad. En todo el sistema de análisis sociológico de Mill son los"principios intermedios”, las hipótesis y las deducciones en términos de etología opsicología social los que son considerados más importantes para la explicación.Así, desde el inicio de la sociología académica, en el pensamiento de losconsiderados sus fundadores, aparecen perspectivas y problemas que hasta hoyreconocemos como temas de la psicología social. Estos planteamientos iniciales sevan decantando a lo largo del siglo XIX hasta llegar a configurar una sociologíapsicológica.Pero atención: no se trata se trata de que se señale una recursividad existente en larealidad o un campo específico que dé origen a fenómenos psicológicos osociológicos en un segundo término (lo que podría estar primero desde un punto devista lógico y marcaría la necesidad de una disciplina autónoma y jerarquizada). SóloStuart Mill se acerca más a esta posibilidad. Pero esto no existe como posibilidad enel horizonte de visibilidad de la época. El problema al que pretendía responder lasociología era en aquel momento el del orden dentro de la nueva sociedad. Elproblema al que atendía la psicología era el “funcionamiento” del individuo, parapoder moldearlo según las necesidades del nuevo orden. Por otra parte, todos losautores citados hasta ahora eran filósofos, no científicos. Señalan perspectivas, norecortan campos ni objetos, y menos para la psicología social.Ya desde el campo de la ciencia y en este proceso de delimitación, debemosconsiderar como antecedentes de la psicología social al pensamiento de EmileDurkheim (1858-1917), fundador de la sociología. Para él, salvo los fenómenos Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 5
  • 6. psíquicos de base biológica, todos los fenómenos humanos son sociales y por lotanto deben ser abordados por la sociología. Una de las características de todohecho social es la de ser exterior al individuo, la de imponérsele desde fuera; elhecho social tiene una existencia objetiva independiente de los miembros del grupo,con lo que el hecho social queda despersonalizado, vaciado de contenidopsicológico-individual.Wilhelm Wundt (1832-1921). Considerado el fundador de la psicología comodisciplina científica por haber creado el primer laboratorio de estudios experimentalesen Leipzig. Él había señalado la necesidad de distinguir entre psicología fisiológica ypsicología social, dado que, los procesos mentales superiores no pueden serabordados sin considerarlos dentro de un horizonte cultural. Los procesos delpensamiento tienen como transfondo el mundo simbólico de la cultura. Siguiendo latradición hegeliana de Lazarus y Steinthal, señala que la psicología social tiene comoobjeto la descripción y análisis de las características del "alma del pueblo", que semanifiestan en el lenguaje, el mito, la costumbre, el derecho, la religión y laorganización social. Sin embargo, la orientación hacia la psicología epistemoló-gicamente fisiológica y metodológicamente experimentalista de su pensamiento, fuela que dio los resultados más importantes para la psicología, que en este períodoestaba en pleno proceso de institucionalización. Desde este punto de vista, losfenómenos psíquicos tienen una materialidad, una causalidad orgánica e instintivistay son determinantes de las conductas individuales. De todos modos, constituye un antecedente claro de ulteriores desarrollos de la psicología social, como el análisis del carácter nacional, los estudios sobre cultura y personalidad, la psicología comparada, etc.Gabriel Tarde (1843-1904), fue un sociólogo discípulo de Durkheim que estabaligado e influenciado por el surgimiento de la psicología experimentalista. Él queríaconstruir una sociología experimentalista (Durkheim había construido un métododiferente). Así, se enfrenta a Durkheim, planteando que el hecho social existeporque existe en las conciencias y subjetividades individuales (podríamos decir hoyque tienen una materialidad psíquica). Para Tarde, lo que hay que destacar en elhecho social no es su exterioridad sino su interioridad, su subjetividad, el sercontenido de las conciencias individuales. Por eso, para él la sociología debía basarseen la psicología, dado que "la psicología colectiva, la psicología intermental, esto es,la sociología, es sólo posible porque la psicología individual, intramental, incluyeelementos que pueden ser transmitidos desde una conciencia a las otras…” Losfenómenos que la sociología estudia se producen a partir de la interacción entreindividuos, fundamentalmente a partir de la imitación.La imitación, la invención y la oposición son principios utilizados como procesosomn¡comprensivos de explicación en la amplia gama de problemas a los que intentódar respuesta (desde la criminología al análisis de la influencia de los medios demasas, la estratificación social o la influencia).Del mismo modo que para Tarde el hecho social por excelencia es de naturalezapsicológica (la imitación), para Durkheim es de orden sociológico (el contrato) lapresión social que se impone y moldea los actos y los pensamientos de losindividuos. Para Tarde el individuo es lo único real; la sociedad es una abstracción.Por lo tanto, la vida psíquica de las conciencias individuales encierra en sí t ambiéntoda la vida de la sociedad. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 6
  • 7. La polémica Durkheim-Tarde es una de las más perdurables de toda la historia de laSociología. Durkheim negaba la posibilidad de una psicología social, mientras paraTarde, la sociología se transformaba en una psicología intermental. Detrás de laoposición, sobre todo en el desarrollo ulterior de la escuela de Durkheim, habíamuchos puntos comunes y en particular, una manera común de concebir lapsicología colectiva. Para ambos, el hombre es doble. Es animal y desde este puntode vista su vida mental refleja su vida fisiológica. Pero también es espíritu, y desdeeste segundo punto de vista, su vida mental refleja la sociedad y la civilización quelo circunda. Los seres humanos están socializados. Nada hay en ellos que nopertenezca al mismo tiempo a los grupos de los que forman parte.Importantes temas de psicología social fueron abordados por la escuela deDurkheim: suicidio, vida religiosa, representaciones individuales y colectivas, entreotros. Tarde se constituye en el punto de partida de la psicología social, al instalarseen un terreno de articulación entre psicología y sociología y trabajar desde elescenario común de la relación interpersonal. Pero hasta el momento, estosfenómenos interpersonales son psicosociales para la psicología y sociopsíquicos parala sociología.Tarde publicó en 1898, en Francia, el texto “Estudios de Psicología Social”, que seríael texto antecedente para un punto de partida de la disciplina.Torregrosa cita a Gustave Le Bon (1841-1931) como otro antecedente de lapsicología social y de un ejemplo de envoltura científica para un pensamientoideológico. Era un filósofo influenciado por las ideas de la restauración posteriores ala revolución francesa, preocupado por el advenimiento de las masas a la vidapública. Los elementos conceptuales que utiliza provienen de Tarde (imitación),Durkheim (el todo es más que la suma de las partes) y Charcot (principio desugestión y el del inconciente y su fundamental irracionalidad y depravación). Le Bonaporta, junto un cierto misticismo racista y un elitismo antidemocrático que puedensituarlo como uno de los padres del facismo moderno, un conjunto de observacionessobre la conducta colectiva y los procesos de persuasión.En su libro "Psicología de las multitudes", formula la ley psicológica de la unidadmental de las multitudes, por la cual, el solo hecho de formar parte de una multitudproporciona una especie de alma colectiva. Las causas de la aparición de estascaracterísticas multitudinarias son: 1) el individuo en masa da escape a impulsos queestando solo, habría reprimido; 2) el contagio; 3) la sugestionabilidad del individuo.Por formar parte de una multitud, el hombre desciende varios peldaños en la escalade la civilización. El individuo aislado puede ser culto; en masa es instintivo ybárbaro.Puesto que las multitudes son impulsivas, irritables, incapaces de razonar,intolerantes y autoritarias, quienes quieran convencerlas y manejarlas deberánutilizar “la afirmación pura y simple, desprovista de todo razonamiento y todaprueba” y esta afirmación deberá ser suficientemente repetida. Le Bon tambiéndestaca la importancia que el prestigio tiene para la persuasión, la influencia. “Elprestigio es una especie de fascinación que ejerce sobre nuestro espíritu unindividuo, una obra o una doctrina. Esta fascinación paraliza todas nuestrasfacultades críticas y llena nuestra alma de admiración y respeto... El prestigio es elmás potente resorte de toda dominación.”Otra línea de pensamiento importante desde la sociología, desde los Estados Unidos, Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 7
  • 8. es la de los fundadores del interaccionismo simbólico: Charles Cooley, WilliamThomas y George Mead (además de los psicólogos Baldwin y James).Charles Cooley (1869-1929). En “La naturaleza humana y el orden social” afirmaque la antítesis entre sociedad e individuo es falsa, ya que “un individuo aislado esuna abstracción desconocida a la experiencia, de igual modo que la sociedad cuandoes considerada como algo separado de los individuos”. Consideraba que la naturalezahumana no es innata, sino que se determina en la interacción social y se expresa através del sí mismo. De ahí que la sociología tenga que analizar los procesos, las víasde interrelación entre ambos, o mejor, entre los individuos, y entre los individuos ylos grupos. Es así corno el proceso de comunicación y sobre todo la comunicaciónsimbólica, se convierten en el eje central de su sociología. Para ello parte de unaposición innecesariamente idealista: “En lo que se refiere a las relaciones socialesinmediatas, la idea personal es la persona real. Es así sólo como una persona existepara otra y actúa directamente en su mente... La sociedad es, pues, en su aspectoinmediato, una relación de ideas personales.” Para él, el yo se desarrolla comoreflejo de las evaluaciones de los otros. Aunque este acento en las imágenes que losindividuos tienen unos de otros y de sí mismos y cómo estas imágenes se mediatizanrealmente, le confieren a Cooley bastante actualidad. Sus observaciones sobre cómo,a través de la comunicación y atribución interpersonal se va configurando el símismo, y la importancia de los grupos primarios como el contexto natural para sudesarrollo, así corno para la vida social en general, forman hoy patrimonio común delsaber psicosociológico.William Thomas (1863-1947) Uno de los más influyentes en la sociología ypsicología social estadounidenses. Consideró con rigor conceptual e investigacionesconcretas, el estudio de las actitudes como el objeto central de la psicología social.Subraya los aspectos subjetivos, experienciales, de la realidad social. "Puesto que elcomponente personal es un factor constitutivo de todo acontecer socia l, las cienciassociales no pueden quedarse en la superficie del devenir social, en donde algunasquisieran que flotase, sino que deben llegar a las experiencias y actitudes humanasreales, que constituyen la plena, viva y activa realidad social debajo de laorganización formal de las instituciones sociales”. El objeto de la psicología social esel estudio de esas actitudes y experiencias en tanto que contenidos y orientacionesdependientes de determinadas condiciones socioculturales. Por eso, “la psicologíasocial tiene que desempeñar el papel de una ciencia general de los aspectossubjetivos de la cultura”. Thomas hubiera considerado gran parte de los estudiosactuales como psicológicos, pero no psicosociológicos.George Mead (1863-1931) Fue un filósofo interesado en la sociología y uno de losfundadores del pragmatismo americano. Hoy, es uno de los clásicos cuyopensamiento sigue más vivo y sugerente. Mead estudia la interrelación entre lo socialy lo subjetivo. Toda conducta es en última instancia un acto de comunicación y comotal, es simbólica; está sostenida por el lenguaje. Mead demostró la naturalezaintrínsecamente social de la personalidad, dado que en el proceso social surge el símisino, la conciencia del propio yo: el individuo se experimenta como tal desde laperspectiva de los otros. No contrapone individuo y sociedad; para él, lo individual esinterindividual. Su especificación de los mecanismos concretos a través de los quesurge el sí mismo, hacen que su obra sea difícilmente superable.Para Mead existe una diferencia insalvable entre la comunicación inmediata que seproduce en la interacción animal y la comunicación que se produce en el hombre através de la conversación de gestos, impregnados de significado y simbolismo. Este Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 8
  • 9. nivel de comunicación simbólica en el hombre a través del lenguaje (de los símbolossignificantes) es lo que permite la formación y desarrollo de la mente; por eso debeconsiderarse dentro del proceso social, en el contexto de la interacción social.Es también en el proceso social como surge el sí mismo, la conciencia del propio yo.“El individuo se experimenta a sí mismo corno tal, no directamente, sino sóloindirectamente, desde las perspectivas de los otros individuos miembros del mismogrupo social, o desde la perspectiva generalizada del grupo social como un todo… Yllega a convertirse en un objeto para sí mismo adoptando las actitudes de los otroshacia sí mismo dentro de un entorno social o contexto de experiencia en que uno yotros están implicados.Aunque estaba más próximo de los medios psicológicos y filosóficos, su herenciaintelectual ha sido asumida casi totalmente por la sociología y la psicología social decorte sociológico. En su base filosófica había influencias hegelianas, lo mismo que en Wundt. Ambos consideraban que los procesos mentales tienen como transfondo el mundo simbólico de la cultura. Mead, Cooley, Wundt, comienzan a pensar en la problemática del lenguaje, considerado del lado de la relación social. En la 2° mitad del s XX surge la lingüística, a partir de la que se aborda al lenguaje en su especificidad, ligada también a los fenómenos del habla.Germani señala que en el interaccionismo simbólico influyeron también elpsicoanálisis y la Gestalt.Según Germani, el psicoanálisis influyó en la psicología social y en elinteraccionismo simbólico de modo decisivo. Pero debido a la posición culturalista yrelativista (imperante en un amplio sector estadounidense por influencia de laantropología) en la aceptación del psicoanálisis ortodoxo se realizó una severaselección, rechazándose precisamente el biologismo y el mecanicismo freudianos.Fue por esto que el neopsicoanálisis surgió luego en Europa pero se aclimató enEstados Unidos. Allí ya otros pensadores como Mead habían seleccionado elpensamiento freudiano. Por otra parte, esa reforma del psicoanálisis produjo efectosen el campo psicoanalítico. Las obras de Fromm, Horney y Sullivan lo atestiguan.Hay que recordar la teoría interpersonal de la psiquiatría de Sullivan, que reconocecomo parte de su fundamento teórico la obra de Mead.También influyó la psicología de la forma, atenuando o eliminando el atomismodel pensamiento psicosocial norteamericano, debido a sus vinculaciones originaríascon el asociacionismo. La noción de campo, que diferencia las partes y el todo(concepto central en ciencias sociales) y la noción de situación, fueron desarrolladaspor Dewey. El libro de Dewey “Naturaleza humana y conducta” de 1922, representóel golpe de gracia a la teoría de los instintos. Es interesante señalar que allí tambiénDewey critica al psicoanálisis desde el mismo punto de vista que losneopsicoanalistas de los 70.PRIMER ETAPA: LA PSICOLOGÍA SOCIAL COMO CAMPO DIFERENCIADOEn 1908 aparecen los dos primeros textos específicos sobre psicología social (uno enlos Estados Unidos y otro en Inglaterra) ambos punto de partida del reconocimientocientífico de la disciplina: Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 9
  • 10. Edward Ross (1866-1951) escribe “Psicología social”. Tiene una orientaciónsociologista, influido por las ideas de Tarde, Le Bon y la sociología americana.Para Ross los principales mecanismos explicativos de las uniformidades sociale s sonla imitación y la sugestión. Ross divulgó en su manual las leyes de la imitación deTarde y analizó, además, el papel de la interacción y la asociación entre individuosen la determinación del comportamiento individual.No obstante, su planteamiento sociologista tuvo más éxito entre los sociólogos queentre los psicólogos. De hecho, Ross era sociólogo y aunque McDougall era médico,las posturas instintivistas de éste fueron las imperantes, en su momento, dentro dela orientación psicologista. La psicología social, según Edward Ross, debe estarenmarcada dentro de la sociología, puesto que su objeto de estudio versa sobre lascausas y condiciones que hacen del individuo un ser social. La psicología social tratade comprender y explicar las uniformidades en los pensamientos, creencias yvoliciones que son consecuencia de la interacción de los seres humanos. Sinembargo, también considera que la persona posee, por sí misma, una entidadpropia, pues entiende al ser humano como agente del cambio social, introduciendoasí su tercer mecanismo explicativo de la conducta en la sociedad: la actividadagente. Aunque suelen marcarse diferencias entre los supuestos de Ross y los deMcDougall, hay un fondo común en ambos, pues para Ross la imitación, por el hechode ser considerada innata en el ser humano, no es otra cosa que un instinto. Sinembargo, el instintivismo de Ross es subyacente, mientras que el de McDougall esfundamental.William McDougall (1871-1938), publica en Inglaterra “Introducción a lapsicología social”. Es uno de los iniciadores de la psicología experimental,comenzando con sus investigaciones en psicología fisiológica. En su pensamientoconvergen el evolucionismo, una concepción sobre la naturaleza humana comoirracional y la idea de convertir la psicología en ciencia, para proporcionar las basesrigurosas para el resto de las ciencias sociales, ya que hasta ese momento hanutilizado una psicología experimental, de sentido común. Según sus afirmaciones, laparte de la psicología más importante, es la más atrasada: “... la que trata de losresortes de la acción humana, de los impulsos y los motivos que mantienen laactividad mental y corporal y regulan la conducta”. Se trata pues, de una psicologíade la motivación, que es la que él desarrolla, basándose en el concepto de impulsoinstintivo. Tiene una orientación psicologista, es decir instintivista y biologicista.Torregrosa señala (tomando a Germani) que no estudia los mecanismos fisiológicosque determinarían a los instintos (que sería lo lógico desde su perspectiva) sino quedescribe y clasifica las conductas supuestamente instintivas (autoafirmación, huida,reprobación, etc.), llegando a establecer un número enorme de categorías. Este fueuno de los primeros temas en que se centró la polémica en contra el ¡nstintivismo.Durante dos décadas esta perspectiva fue hegemónica en psicología, psicologíasocial y sociología, viéndose reforzada por el auge del psicoanálisis.También se le critica que si los instintos son estructuras neurofisiológicas, no se vecómo determinan los objetivos y fines de las conductas humanas, cuya estructura esconsiderada simbólica ya desde las formulaciones de Wundt y por lo tanto, estáninsertas en un contexto social en el que adquieren significación.El declive de la perspectiva instintivista se había iniciado ya con los primerosdesarrollos del conductismo y los constantes ataques desde el campo sociológico. En Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 10
  • 11. la medida en que el instintivismo supuso una continuación de la perspectiva deDarwin, una inserción del hombre en la naturaleza, subrayando la necesidad de unamejor apoyatura fisiológica de las ciencias sociales, su impacto fue positivo. Pero alutilizar la evolución natural como supuesto sustitutivo de la evolución sociocultural, elinstintivismo además de suponer una dirección s¡n salida para las ciencias sociales,constituyó una ideología legitimadora del irracionalismo en ascenso. Germaniadvierte que el instintivismo fue un comienzo de clasificación de los distintos tipos deconducta. Esta doctrina, que en definitiva acaba por poner límites alperfeccionamiento humano, pues atribuye al hombre una naturaleza invariable,surge en concomitancia con el desencanto que empezó a observarse en occidentesobre el futuro del hombre a fines del s XIX, el comienzo del fin de la ideología delprogreso indefinido. La doctrina del hombre natural, que constituyó durante e liluminismo del s XVIII un elemento de carácter positivo en el que fundar laposibilidad de progreso, se transformó en límite insuperable para la transformaciónde la sociedad en sentido utópico, ya que filosóficamente era la expresión de unaposición determinista y mecanicista tendiente a reducir la sociedad, la cultura y lahistoria a un juego de factores biológicos. Triunfó en Estados Unidos por el prestigiodel pensamiento evolucionista y la posibilidad de bases científicas para la psicologíasocial.El instintivismo tuvo rápida reacción contraria, con un doble origen:La posición antiintrospectivista de Watson y el conductisrno. Sostenía un extremoambientalismo (atribuía todas las características de la conducta a factoresambientales) y rechazaba teórica y metodológicamente, toda hipótesis acerca de unaexperiencia interna. Queriendo realizar una psicología sin psique, debía rechazarestas entidades llamadas instintos. Watson redujo toda la conducta no aprendida aunos pocos reflejos innatos (no condicionados) para interpretar la conductaadquirida, al mecanismo de los reflejos condicionados (descubiertos por los fisiólogosrusos Pavlov y Betcherev).El interaccionismo simbólico: Dewey y Mead, junto a Baldwin, Cooley, Thornas, Faris,Kirnbaü Young y Bernard. El interaccionismo supo colocar en su justo enfoque elproblema de las relaciones entre lo biológico y lo cultural. Esto puede verse sobretodo en dos temas principales: la motivación de las acciones humanas (la noción deactitud social) y el de la personalidad y la formación del yo.El interaccionismo sustituye la noción de instinto por la de actitud social. En estepunto influyeron la sociología, la antropología cultural y el psicoanálisis. El primeroen exponersistemáticamente el concepto fue Thomas, si bien Dewey lo había trabajado comohábito, aplicándolo en su monumental investigación junto a Znaniecki sobre “Loscampesinos polacos en Europa y América” (1918).Una actitud se define corno una disposición psíquica, para algo o hacia algo,disposición que representa el antecedente interno de la acción y que llega aorganizarse en el individuo a través de la experiencia (es adquirida) y resulta de laintegración de elementos indiferenciados biológicos y de elementos socioculturalesespecíficos.Para esta definición, Thomas introduce el concepto situación: “previamente a todoacto voluntario existe siempre una fase de examen y deliberación que llama rnos ladefinición de la situación”. Pero tales definiciones no son asunto meramenteindividual: la sociedad dicta en cada caso cuáles son las definiciones posibles (similara las representaciones colectivas de Durkheim). Pero la actitud individual nunca Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 11
  • 12. reproduce exactamente el hecho sociológico; a veces esta divergencia puedepermanecer puramente en lo interior, otras veces se exterioriza en la conducta y searticula en la expresión. La actitud es un hecho social, pues no sólo siempre surge envirtud de una situación social sino que también es el resultado de la formación delindividuo, que es inseparable del nexo social, pero no es puramente receptiva, puescon su capacidad de desviación concurre a destruir las viejas estructuras cristalizadasy a sustituirlas por nuevas: es justamente un concepto de orden psicosocial,correspondiente al proceso concreto de la conducta de individuos y grupos.Entre otras ventajas, el concepto es nexo entre las dos ramas de la psicología socialactual (la colectiva y la individual).El concepto ha influido en la sociología del conocimiento: explica las causas delarraigo o rechazo de las ideologías que la sociología del conocimiento estudia desdeel punto de vista estructural u objetivo. Además, se vincula de manera estrecha conel problema de la personalidad, que representa el tema central de la psicología socialdel individuo.Dentro de la tradición asociacionista, un grupo de investigadores interpreta lapersonalidad como una colección de actitudes altamente específicas. Este punto devista, metodológicamente se basa en procedimientos estadísticos y análisis factorial(consistente en buscar por medio de una técnica matemática los factores comunesen los resultados de una serie de tests). Cattel, Woodworth y Thorndike (1914)sostienen que es posible reducir a personalidad a cierto número mínimo decomponentes básicos y uniformes, análogos en todos los hombres. Unaconsecuencia de esta posición es la teoría de la especificidad de las actitudes, segúnla cual las actitudes que manifiesta un individuo dependen fundamentalmente de lasituación en que se encuentra más que de la estructura de su personalidad. Unmismo individuo se comportará de manera semejante en dos situaciones diferentes,tan solo en la medida en que tales situaciones contengan elementos similares. Estaposición originó una discusión de parte de quienes sostenían la existencia detendencias generales inherentes a la personalidad en contra del atomismo, queamenazaba pulverizar la unidad del individuo. El atomismo extremo fue superadoaun dentro de la misma corriente asociacionista, especialmente con el desarrollo delanálisis factorial.Pero la contribución más fecunda en el campo del problema de la personalidad sedebe a la corriente interaccionista, que lo encaró sobre todo desde el punto de vistagenético aun cuando no descartó el análisis de la situación como elementodeterminante de la conducta de individuos y grupos. La personalidad debe serconsiderada una función de la sociedad, pero capaz de trascenderla. Por un lado, lapersonalidad representa el aspecto subjetivo de la cultura; por el otro, posee lacapacidad de trascender las formas culturales para transformarse de simplereceptora, en creadora de nuevas formas. La tarea de la psicología social consiste endescribir y explicar cómo se efectúa este incesante proceso de transmisión ycreación.Floyd Allport (1890-1971) publica en 1924 “Psicología social”. Es un autorestadounidense cuyos postulados resultaron muy influyentes en la disciplina durantela década del 30.Para él la psicología social es un subdominio académico de la psicología."Ciertamente, es un interés legítimo considerar la conducta y la conciencia socialesmeramente como una fase de la psicología del individuo en relación a una parte Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 12
  • 13. limitada de su ambiente sin tener en cuenta la formación o el carácter de los gruposque resulten de esas reacciones.” Torregrosa considera esta afirmación comoambigua, ya que se podría considerar los grupos como variables dependientes(resultado) de las reacciones individuales, pero no se puede prescindir delconocimiento de los contenidos culturales y demás características del grupo paracomprender esa “fase de la conciencia del individuo”; es decir, de la consideracióndel grupo como variable independiente. Se trata de una posición teóricamenteinsostenible, que más o menos han venido manteniendo muchos psicólogos socialesulteriores.Según nos sintetiza Pons Diez, la aspiración de Allport fue crear una psicología socialde carácter empirista, que produzca conocimientos comparables con los de lasciencias naturales y que se apoye en la metodología y la epistemología positivista.Sus ideas constituyen el punto de confluencia en psicología social de tres elementospropios del paradigma conductista: el análisis de la conducta observable, elindividualismo metodológico y la investigación experimental. La conciencia humana,en la interpretación de Allport, no es un agente activo o un principio explicativo de laconducta. Allport rebatió la noción de mentalidad de grupo propuesta por McDougall,sobre la base de que era metafísica y no sostenible empíricamente. Incluso la mismanoción de grupo, como concepto explicativo de la conducta, la considerabaincompatible con lo que debía ser una psicología social científica −y conductista−,interesada solamente por los individuos y sus conductas de interacción con otrosindividuos. Para Allport el objeto de estudio de la psicología social debía ser un tipode conducta que se entiende como el conjunto de reacciones que surgen cuando elestímulo ambiental es otro u otros individuos. Así, el significado de la conducta sociales el mismo que el de la conducta individual, por tanto no reconoce una psicologíasocial que no sea, en el fondo, lo mismo que una psicología de los individuos, ya queentiende que las características de la sociedad se pueden reducir metodológicamentea las características de sus partes individuales. La sociedad y los grupos se reducen ala mera manifestación de conductas individuales. El razonamiento de Allport respectoa la consideración del grupo sigue tres argumentos: el grupo, en caso de servir paraalgo, sería como instrumento descriptivo de la realidad social, pero nunca comofactor explicativo de la misma; el grupo es resultado y producto, nunca causa, delcomportamiento individual; y la teoría mentalista del grupo es incapaz de ofrecer unaexplicación coherente del comportamiento social. Más adelante, Allport matizó suindividualismo extremo, pero sus opiniones, y la predominancia del conductismo engeneral, ayudaron, en su momento, al abandono de la dimensión social para ciertascorrientes de psicólogos sociales. Posteriormente, con la llegada del cognitivismo,esta individualización de la psicología social acabaría de consolidarse.Desde esta doble vertiente disciplinaria, vemos cómo se va perfilando unaproblemática que exigía a los sociólogos adoptar una cierta perspectiva psicológica(en el sentido de tener que dar razón de los aspectos subjetivos o experiencias de larealidad social, de las relaciones individuo-sociedad, etcétera para explicar lasvariaciones entre conducta individual y pauta típica) y a los psicólogos adoptar unacierta perspectiva sociológica (en el sentido de que intentaron explicar problemascomo la “mentalidad de grupo”, la conducta colectiva, el funcionamiento de lasinstituciones, los condicionamientos sociales del individuo, entre otros).Kurt Lewin (1890-1947) es otro claro y conocido pensador de la psicología social, Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 13
  • 14. desde la perspectiva psicológica. Estuvo influido por la psicología de la gestalt,además de por la física y la topología. Como rasgo esencial su modelo se basa en ypostula el modo de pensar galileano y de la física moderna, superando elesencialismo, la teleología normativista y el excesivo énfasis en las dicotomías y lasclasificaciones del modo de pensamiento aristotélico. Quiere subrayar el papel que enel modo de análisis científico desempeña la estructura de la situación en que elobjeto se halla inserto, y cómo el conjunto de fuerzas interdependientes que lacomponen son tan importantes o más en la determinación de su comportamientoque la propia naturaleza del fenómeno.Los tres grandes aportes de Lewin a la psicología social son la teoría del campo, ladinámica de grupo y la metodología de investigación-acción.Lewin concebía como parte determinante del procedimiento experimental lainteracción entre experimentadores y participantes, por lo que, habitualmente, éstaaparecía especificada en el procedimiento y en los informes para ser analizada.Lewin considera imprescindible, para la realización de cualquier trabajo científico, elrecurso a la teoría. Desde su perspectiva, hacer uso de la teoría permite trascenderlo que sería una mera recolección o clasificación de hechos sin valor predictivo.“Nada es más práctico que una buena teoría”, repetía. La teoría científica, paraLewin, se caracteriza por el análisis completo y en su totalidad de un hechoconocido. Estos análisis deben estar vinculados a los hechos observables, mediantedefiniciones operacionales. El objetivo es obtener de ahí un concepto generalverificable experimentalmente.En la teoría del campo, Kurt Lewin nos presenta a la persona permanentementeinserta en un campo de fuerzas psicológicas (“campo psicológico” o “espacio vital”).Según Lewin, cualquier suceso psicológico es función del espacio vital de la persona,es decir, del conjunto de fuerzas interdependientes formadas por el individuo y suentorno. Por lo tanto, para comprender el comportamiento de una personadeterminada, se deben considerar sus necesidades, sus metas, sus capacidades, supercepción y su situación, aunque ningún factor será suficiente por separado. Elespacio vital está integrado, asimismo, por los acontecimientos pasados, presentes yfuturos que puedan ejercer su influencia; sin embargo, y pese a ello, cualquierconducta o cualquier cambio en un campo psicológico depende, solamente, delestado de ese campo en ese momento. Esta noción no implica desconsiderar lainfluencia de los acontecimientos no presentes; al contrario, el campo pasado y elfuturo constituyen dimensiones del campo presente, pero la conducta dependerásólo de cómo es en la actualidad el campo presente. El espacio vital, por otra parte,abarca la totalidad de acontecimientos posibles −tanto explícitos como implícitos−que determinan la conducta en un momento dado. Esto significa que existe unadistinción entre la realidad y la percepción personal de la realidad. La percepciónpuede ser correcta o incorrecta, pero lo que la persona percibe es lo que de terminasu conducta. Otros conceptos también relevantes en la explicación del campopsicológico son el de fuerza −tendencia a actuar en una dirección específica−,valencia −la atracción positiva o negativa de un elemento del campo hacia unadirección− y locomoción −traslado de una región psicológica a otra−. La conducta,según Lewin, no está determinada solamente por las metas que el individuopersigue, sino también por los obstáculos que encuentra. Por ello, pasan a formarparte del campo psicológico.Cada movimiento dentro del campo o espacio vital abre nuevas posibilidades yexigirá una reestructuración del mismo, dado que al tratarse de un campo dinámico, Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 14
  • 15. el estado de cualquiera de las partes de este campo depende de cualquiera de lasdemás.La segunda de las aportaciones de Lewin es la dinámica de grupo. Destaca el hechode que el grupo presenta propiedades que no se encuentran en sus miembrostomados individualmente. Estas propiedades no dependen tanto de la similitud entrelos integrantes del grupo ni de sus características individuales, como de lasrelaciones de interdependencia entre éstos. El grupo constituye una unidad dinámicaen la que el cambio en una de sus partes modifica siempre a las otras; de ahí suintroducción del término “dinámica de grupo”. Para muchos autores, el paso de lapsicología individual a la psicología social lo facilitó Lewin con su concepto de grupo.La idea lewiniana “el todo es superior a la suma de sus partes” ofrece una base parauna nueva perspectiva de la psicología grupal alejada del reduccionismoindividualista. Además de la noción del grupo como totalidad dinámica, se resumenen cuatro las nociones relevantes de la teoría lewiniana sobre el grupo: a) El grupoconstituye el marco de referencia del individuo y el terreno sobre el que se sostiene.b) El grupo es un medio para que sus miembros satisfagan necesidades materiales ysociales. C) La dinámica del grupo siempre ejerce un impacto sobre los individuosque lo constituyen. D) El grupo es un elemento del espacio vital de la persona.Lewin realizó investigaciones sobre diferentes procesos grupales, siendo lasrelevantes la de clima social y la de cambio social. Por ejemplo, en susinvestigaciones comprueba las ventajas del liderazgo democrático sobre el autoritarioen los grupos de trabajo, no sólo en cuanto a los mejores resultados de la actividad,sino también por el mayor grado de cooperación entre los miembros y de climasocial. Lewin estaba muy interesado en mostrar la superioridad de la democraciafrente a los regímenes totalitarios, pues él mismo había sido perseguido por elnazismo y tuvo que abandonar Alemania.Lewin no publicó mucho sobre dinámica de grupos −fueron sus colegas y discípulosdel Centro de Investigación para la Dinámica de Grupos (en el MIT) los quedesarrollaron y difundieron sus ideas−, pero sí lo suficiente como para que suimpulso se constituyera en alternativa a la idea de Allport acerca de una psicologíadel grupo reducida a la psicología del individuo.La tercera gran aportación de Kurt Lewin es la propuesta de una metodología deinvestigación-acción. Este modelo representa un esfuerzo por combinar e integrar losconocimientos de las ciencias sociales con la solución de los problemas sociales. Seinvestiga en los contextos sociales para analizar sus problemas, y ese estudioproducirá conocimiento acerca del problema, sus causas, sus efectos y susprotagonistas; tal conocimiento podrá aplicarse a la solución, y de esa aplicación segenerará nuevo conocimiento sobre las dimensiones del problema y sobre elcontexto concreto en el que ocurre. Es necesario tener en cuenta el contexto o la“atmósfera social” como unidad más amplia en la que tiene lugar la actividad de losindividuos y los grupos.El modelo de investigación-acción propugnado por Lewin entiende que lainvestigación no se reduce a una teoría y a su consecuente aplicación práctica, sinoque ambas, teoría y praxis, se integran en un mismo y único proceso. De ahí que laseparación entre ciencia básica y ciencia aplicada no tenga sentido para Lewin, puesentiende que se trata de dos dimensiones de un mismo proceso. La idea lewinianade investigación-acción tuvo enorme influencia en la metodología de investigación-acción participativa desarrollada años más tarde en el campo de la psicología socialaplicada, que busca la implicación de las personas objeto de intervención −en Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 15
  • 16. contextos vecinales, organizacionales, educativos, tanto en la investigación como enla acción, con el fin de afrontar los problemas conjuntamente entre la comunidadafectada y los investigadores. Esta característica, que hace de los participa ntes losagentes activos del cambio social, es asumida totalmente por la psicologíacomunitaria actual.A partir de Kurt Lewin, la psicología social pasó a tener una carga muy fuerteexclusivamente ligada a lo grupal, para bien o para mal. Para mal porque quedó enmuchos países, un poco circunscripta a esto. Para bien porque se pudo empezar aanalizar una serie de fenómenos específicos.Hasta aquí tenemos:- Un campo recortado desde las disciplinas fundadoras, pero no hay una definición de la especificidad de sus fenómenos.- La psicología social es para muchos autores, el estudio de la relación interpersonal. Para otros, sería el estudio de los aspectos subjetivos de la cultura.- La relación interpersonal es un lugar de cruce entre la historia y las determinaciones individuales (de base instintivista-biologicista) y la historia y las determinaciones sociales (de base sociologista).La psicología encontró reconocimiento académico a partir de construirse como unapsicología individual cuyo referente fue el organismo, su conciencia y su conducta.Es decir, naturalista en su objeto y en su método. Esto reforzó la tendencia de aislara la persona de su contexto socio-cultural concreto, para insertarla en un "medioambiente", concepto de connotación también naturalista.Con este transfondo, los psicólogos sociales provenientes de la psicología siguieronel mismo camino (como McDougall o Allport), limitando su campo de atención a losaspectos de la conducta humana que encajasen en su metodología y dejando elresto afuera de su consideración (característica propia del positivismo). Con estaposición, la psicología social es, en sentido estricto, psicología.José Torregrosa nos explica que una de las cuestiones que quedan negadas por esteenfoque es que los contenidos de la experiencia y las conductas que la orientaciónpsicológica pretende explicar, se desarrollan en el marco inicial y real de unasestructuras de poder social y sus correspondientes ideologías legitimadoras. Larealidad produce a través de múltiples mediaciones, los contenidos de conciencia ylas conductas, y a la vez, es producida por ellas. El desconocimiento de esteentramado poder-ideología es lo que lleva a concebir a la psicología social como unaciencia de las relaciones interpersonales, y es uno de los rasgos de gran parte de lapsicología social de las décadas del 50/60. Reemplazar esta concepción teórica conel concepto de medio ambiente, revela una limitación teórica importante y enrelación con los problemas académicos, un imperialismo de la psicología sobre lapsicología social. Una cosa son los compromisos académicos y otra la exigenciaanalítica.Por su parte, las relaciones de la psicología social con la sociología siempre fueronmuy estrechas. Todas las corrientes del pensamiento sociológico se han ocupado enmayor o menor medida de temas psicosociales y es usual que consideren a lapsicología social como un subcampo de la sociología. Sin embargo, han tenido una Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 16
  • 17. actitud más abierta hacia el desarrollo de investigaciones inter o transdisciplinarias yal reconocimiento de los desarrollos de la psicología social en forma autónoma.SEGUNDA ETAPA: LA CRISIS DE ENTREGUERRASDebido a la crisis capitalista que hace síntoma en las guerras mundiales, se producenfuertes cuestionamientos a los fundamentos y a la función de las disciplinashumanas. El programa de la sociedad capitalista tiene dos puntos centrales: a)desarrollar la capacidad humana de controlar a la naturaleza para ponerla al serviciode las necesidades humanas; b) garantizar las condiciones para el desarrollo de unavida plena a partir de la libertad, la igualdad y la fraternidad. El punto b) no secumple y, ante la evidencia del fracaso que es la guerra, hace entrar en crisis a todoel pensamiento humano tanto en las ciencias naturales como en las humanas, en lafilosofía, etcétera.Producto de esta crisis, se generan replanteos en varios campos del saber sobre lohumano:En el campo de la psicología se produce un desplazamiento del interés por lopsicológico hacia lo psíquico, recuperando los desarrollos freudianos y se instala elpsicoanálisis como disciplina, pero haciendo una relectura de la obra de Freud, dedonde surge como corriente fundamental la kleiniana.En el campo de la sociología, se produce una vuelta a las fuentes y una relectura dela teoría social de Marx, para investigar la crisis del orden mundial. Se desarrolla elneomarxismo o teoría crítica, cuyo exponente máximo es Althusser.Surgen o se desarrollan además, nuevas disciplinas y corrientes de pensamiento,como la lingüística, el estructuralismo o la antropología cultural.Se produce una profundización de la tendencia ya presente a ejercer lainterdisciplina en el pensamiento y la investigación y la un¡disciplina en la aplicacióny la praxis.Germani señala que en 1948 se publica el tratado de Kretch y Crutchfield (Teorías yproblemas en psicología social), que impulsa nuevamente la posición psicologista enpsicología social. En esta corriente, aunque no tan alejados del punto de vistasociológico, se encuentran Asch (1953: Psicología Social) y McLeod, autores que sehan formado en la tradición gestáltica.Germani es también quien señala que Mannheim formula los principios de lacolaboración interdisciplinaria, sintetizándolos así: 1. Las exigencias de la metodología científica (positivista) impulsan hacia la especialización y la fragmentación de los estudios. 2. Tal división de tareas se ha producido en base a hechos institucionales e históricos de por sí arbitrarios y totalmente ajenos a principios racionales o teoréticos. 3. Lo que interesa a la ciencia del hombre no son los objetos así fragmentados, sino instituciones y acontecimientos tomados en su totalidad. 4. De aquí la necesidad de reconstruir estos objetos para estudiarlos desde el punto de vista de su totalidad. 5. Para ello es menester reconocer que la ciencia del hombre es una y que la división de tareas entre especialistas sólo representa un instrumento heurístico para alcanzar ese conocimiento total. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 17
  • 18. 6. El método que se sugiere para lograr esta unificación es el de integrar las diferentes disciplinas humanas alrededor de los objetos de estudio, promoviendo el trabajo en equipo y las síntesis de las investigaciones.Esta exigencia sintética, formulada en el pasado por Comte, ha sido experimentadaintensamente por los estudiosos estadounidenses. La psicología social, por su mismoobjeto y por el predominio del interaccionismo (muy afín a esta exigenciaintegralista) se halla en el centro del movimiento interdisciplinar. Uno de los intentosmás serios de formular una teoría básica general de las ciencias del hombre entresociólogos, psicólogos y antropólogos, proporciona esquemas teóricosfundamentales para la psicología social (Parsons y Shils: Hacía una teoría general dela acción). La interdisciplina tiene antecedentes en los estudios de cultura ypersonalidad.En nuestro medio, Enrique Pichon Rivière es quien pregona la necesidad dedesarrollar para la psicología social y las ciencias del hombre una “epistemologíaconvergente”.Ya no podemos hablar de pensadores centrales, sino de corrientes de pensamiento,entre las que se destacan:Teoría crítica: plantea que la realidad es una construcción ideológica. Postulancategorías como la de la falsa conciencia, determinada por las condiciones socialesde existencia. Por lo tanto, el cambio parte del trabajo de despertar la conciencia delos oprimidos. Un autor conocido en Argentina es Paulo Freire. También IgnacioMartín Baró.Corriente freudo-marxista: preocupados por la articulación (por isomorfismo)entre la estructura social (determinada por lo económico) y la estructura subjetivainconciente (que determina la conducta del sujeto). No son kleinianos. Sostienen lasposiciones freudianas en relación a que parte de lo inconciente no puede acceder ala conciencia. Un exponente importante fue Wilhelm Reich.Nueva cuestión social: corriente transdisciplinaria que formula desarrollos sobre lateoría social independientemente de la sociología. Los representantes másdestacados son los de la Escuela de Frankfurt, por ejemplo Walter Benjamín. Haciafinales del siglo XX, Thomas Adorno, que centró sus estudios en los medios decomunicación social.Cognitivistas: abordan los fenómenos de la cognición desde una perspectivaintersubjetiva. Estudian fenómenos como la memoria, la emoción, la autoridad,abordándolos desde la relación entre el individuo y el escenario de la interacciónsocial. Son experimentalistas.Interaccionismo simbólico: discípulos de Mead. Estudian la interacción socialcomo conducta simbólica. Los representantes más destacados son Robert Merton yErving Goffman. También Berger y Luckmann.Cultura y personalidad: basada en la teoría psicoanalítica, la teoría de la gestalt yel funcionalismo desde la antropología. Tuvo influencia en la psicología social enprimer lugar, al demostrar que la “naturaleza humana” es variable, frente a la Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 18
  • 19. suposición de una naturaleza humana de carácter biológico y por lo tanto noinfluenciada por los caracteres culturales. También demostró la existencia deisomorfismos entre el orden institucional y el personal; es decir, que en cadaconfiguración cultural (e incluso institucional) hay algunos tipos de personalidadprevalecientes. Algunos autores destacados de esta corriente son Linton, Kardiner oMargaret Mead.TERCER ETAPA: LA CRISIS DE LOS 60/70Se produce una nueva crisis en el pensamiento en general y en las ciencias naturalesy sociales, pero debida ahora al fracaso de los postulados del pensamientoprogresista o de izquierda en general (que fueron las principales corrientes despuésde la crisis de posguerra). El síntoma de ese fracaso es ahora el de los movimientosrevolucionarios de la década del 60 y 70 y también la radicalización de lasconcepciones del materialismo europeo (en general, el neomarxismo: Althusser y elpartido comunista).En psicoanálisis entra en crisis la corriente kleiniana y se vuelve a Freud con unanueva relectura, de la que surge principalmente Lacan.En psicología se destaca Piaget.Desde una posición marcadamente transdisciplinaria, surgen pensadores comoFoucault (que sigue siendo un autor moderno) y surgen también los pensadores dela posmodernidad, como Guattari, Deleuze, Lipovesky. Otros autores muydestacados son Castoriadis y Robert Castel.También se generaliza la difusión y el desarrollo de las teorías de la complejidad,tanto en las ciencias duras como en las humanas.Son estas transformaciones en las corrientes de pensamiento las que confluyen,junto con los importantísimos procesos histórico-sociales en que se despliegan, en elpanorama de las corrientes actuales en la psicología social.LA PSICOLOGÍA SOCIAL HOYConstrucción social de la realidad: Es una concepción de psicología social desdela sociología y la teoría social de Marx, articulándola con el estudio de fenómenos dela subjetividad. Plantean que la realidad es una construcción simbólica, ya sea en susdimensiones social o subjetiva. Es una corriente muy importante. Berger y Luckmannson los representantes más destacados; ellos reconocen expresamente la influenciade G. Mead. Otros representantes importantes son Ibañez, que trabajó sobre laconstrucción de sentido y Herbert Blumer, que trabaja metodológicamente consemiótica narrativa. Barnett Pierce es un representante destacado en el terreno de laepistemología. Estos pensadores también son enrolados en la corriente delinteraccionismo simbólico, del que son herederos.Para ellos, la realidad es una construcción mental subjetiva y social, porque seconstruye en la interacción social y está plagada de significados compartidos a travésde la comunicación. No es una construcción ideológica en el sentido de un proyectode clase. Se trata de un proceso complejo. Existe en la mente de las personas (loque tiene que ver con la producción y reproducción de lo social y los procesos desubjetivación y socialización). Por lo tanto, el cambio se plantea a nivel simbólico. Se Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 19
  • 20. transforma la mente y la configuración de sentido, no la realidad. No se trata deeducar sino de construir sentido.Construcción de sentido: Son freudianos pero ponen énfasis en una fuertedeterminación de lo social. Esta corriente se emparenta con ramas de la construcciónsocial de la realidad. Toman desarrollos de la sociología crítica, la filosofía marxistaen su versión actual y realizan articulaciones muy productivas con la vertiente socialdel psicoanálisis (mayormente lacaniano). Plantean estudios sobre la relación entrelenguaje, pensamiento y realidad. Trabajan sobre nociones como la de que lapalabra es acción interactiva o que las estructuras sociales significantes defi nenfronteras, límites; como tales, funcionan como facilitadoras o inhibidoras de laacción. Además, acuden a las conceptualizaciones sobre el imaginario socialconstruidas por Castoriadis. Se plantea así, por ejemplo, que las metáforas o losobjetos imaginarios, construidos en el lenguaje, tienen realidad porque poseen unaestructura y un sentido social, una racionalidad no basada en la lógica abstracta, sinoen el consenso social.Algunos de los representantes importantes son Ibañez, que trabajó sobre laconstrucción de sentido y Herbert Blumer, que trabaja metodológicamente consemiótica narrativa. Fernández Villanueva destaca autores como Shotter, Parker yBillig.Cognición social: está en el otro extremo del arco epistemológico, dado que setrata de una psicología social mayormente experimental. Aquí se entremezclancorrientes muy distintas entre sí, algunas ligadas a lo que fue el conductismo.Podemos encontrar por ejemplo, estudios sobre el pensamiento cibernético. Tambiénlas investigaciones experimentales del MIT (Massachusetts Investigation Technology)en cuyos laboratorios se estudia desde el comportamiento de los ratones paraexplicar las conductas sociales (semejante a las teorías de Skinner y el conductismoen psicología social) hasta investigaciones que desde la psicología social intentanexplicar las conductas sociales. Es un abanico bastante amplio, en el que seencuentra por ejemplo la escuela soviética, que desarrolló estudios sobre lainteligencia basándose en un materialismo mecanicista.También estaría aquí incluida la teoría de la gestalt: la percepción no es un acto decongnición fisiológica ni individual, porque es una construcción y como tal, es social;no depende de la empiria. Algunos de sus representantes destacados después de lasguerras mundiales fueron Fritz Pearls, Solomon Asch, Theodore Newcomb y FritzHeider. En general, los continuadores de la Gestalt y de la teoría de Kurt Lewin por ellado estadounidense.Sociocognitivismo: Es una corriente mayormente europea que surge a partir detrabajos en el campo educacional. Son continuadores de Piaget. Desplazan lainvestigación de Piaget para completarla con una búsqueda de la determinaciónsocial del aprendizaje y el conocimiento. Un representante destacado es el argentinoRolando García.Teoría de la representación social: Serge Moscovici es el pensador que planteaque la representación social es una modalidad particular del conocimiento, cuyafunción es la elaboración de los comportamientos y la comunicación entre losindividuos. La representación es un corpus organizado de conocimientos y una de las Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 20
  • 21. actividades psíquicas gracias a las cuales las personas hacen inteligible la realidadfísica y social, se integran en un grupo o en una relación cotidiana de intercambios,liberan los poderes de su imaginación.PSICOLOGÍA SOCIAL POSMODERNA. Es el nombre que Fernández Villanueva 3elabora para esta corriente, que define como nueva, abierta y emancipatoria.Incluiría a lo que está puntualizado como Construcción social de la realidad yConstrucción de sentido.Entre las construcciones teóricas y epistemológicas que distingue en esa corriente sehallan la adhesión a la discusión a la teoría representacionalista de la realidad através del lenguaje, que cuestiona la noción de realidad y la lógica con la que sepuede capturar esa realidad. En consecuencia, destaca un giro desde un sistema derepresentación lógico-formal a un sistema de representación figural, paradojal,acercándose a la representación metafórica o imaginativa.En psicología social, el poder del lenguaje es reconocido en el interaccionismosimbólico en el análisis del discurso. El poder del discurso se establece comopremisa, con lo que las investigaciones se dirigen a mostrar sus efectos en la vidasocial. Paralelamente, la retórica adquiere un estatuto mucho más relevante, alpunto de ser propuesta como modelo cognitivo. Las características de la retórica sonlas del pensamiento común, pensamiento de opinión próximo a la creencia,pensamiento contextualizado y no universal.También es central las consideraciones en torno a la dimensión imaginaria.De singular importancia se muestra la calidad de la mirada del observador.Se analiza también la fragmentariedad: los relatos cortos, vividos y losdiscursos contextualizados. Los teóricos se caracterizan por una actitud de serintérpretes de trozos de realidad de vida social que engarzan a su vez con otrostrozos, en una actitud cuya metáfora más expresiva es la del artesano que componecon instrumentos fragmentarios un objeto adaptándolo a sus propias necesidades.La interdisciplinariedad se hace patente en la mezcla de perspectivas de análisis yde temas a tratar. Análisis de distinto nivel de generalidad y en distintos enfoquessobre temas personales, sociales y macrosociales, que dificultan marcar los bordende la literatura, el ensayo, la sociología, así como diferenciar algunos de susproductos de los productos de la psicología social.La emergencia de nuevas metodologías refuerza el rasgo de interdisciplinariedad.La defensa radical del lenguaje como dato social de primer orden da entrada a lasemiótica y a las teorías estructuralistas. Los análisis del simbolismo acercan a lospsicólogos sociales a los métodos antropológicos. Asimismo, el carácter abiertopermite incluir datos científicos tradicionales, todo lo cual remite a la importancia dela relación entre todas las disciplinas que abordan los problemas humanos.La perspectiva ética es otro rasgo importante, en el intento de dar voz a lasminorías y a las voces silenciadas y desvelar los mecanismos de la represión y losprocesos de socialización.En resumen, la psicología social vuelve a conectar con el psicoanálisis. Laimportancia del lenguaje es básica en psicoanálisis. La importancia de la imagen y delo imaginario, así como el reconocimiento de la fragmentariedad de los mensajes y3 C. Fernández Villanueva: “Psicologías Sociales en el umbral del siglo XXI”. Cap. IV. EditorialFundamentos. Madrid. 2003. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 21
  • 22. los efectos de la mirada del espectador, son temas que los psicólogos socialesposmodernos comparten con los psicoanalíticos.Fernández Villanueva considera que la actividad de la psicología socialposmoderna es muy amplia y se desarrolla rápidamente, lo que hace difícil suclasificación definitiva.Los autores y enfoques que propone como posmodernos constituyen un entramadoque tiene sentido por ese tipo de lógica, porque entre ellos se establecen unosvínculos que construyen entramados de sentido: el sentido de lo que dicen unos nose puede construir sin la referencia a lo que dicen otros.Las vinculaciones epistemológicas de los psicólogos sociales posmodernos son de dostipos: - grandes teóricos de la filosofía del lenguaje: Wittgenstein, Gadamer, Austin o del pensamiento social: Foucault o Lacan - muestran en sus investigaciones las dimensiones contextuales del lenguaje y las implicaciones en la interacción socialfinalmente, Fernández Villanueva destaca como corrientes principales a las queanaliza a través de sus autores referentes:El construccionismo social. Kenneth GergenSus trabajos conducen a una concepción del yo más relacional. No se trataría decaptar un supuesto ser esencial o la esencia de nuestro ser, sino de un proceso en elque reflexionamos sobre la forma en que somos construidos en las relacionessociales y en los ámbitos de participación social en los que somos agentes.La posición de Gergen le ha hecho blanco de críticas, pero también punta de lanzade nuevas orientaciones de investigación, en particular la orientación construccionistay discursivista.Los criterios de validación que defiende han de ser siempre históricamenteconsensuados y nunca universales, y el criterio de verdad o adecuación se sitúa en lacomunidad de hablantes en la que ocurren los fenómenos.El giro construccionista sigue tres direcciones: 1) el cuestionamiento de la investigación empírica y el correspondiente cambio de orientación de la investigación 2) el nuevo desafío reflexivo 3) el desafío creativoLa psicología social crítica. John ShotterSu trayectoria, cada vez más próxima al construccionismo, sigue una evolución encierto modo paralela a la de Gergen. Desde el inicio plantea la intrínseca socialidad,intersubjetividad del ser humano. Esta socialidad se establece a través de lainteracción discursiva.La importancia que concede a las formas de hablar le acercan a los analistas deldiscurso, a quienes supera en su énfasis en las dimensiones simbólico-lingüísticas.Las formas de hablar crean las diferentes relaciones sociales, muestran actitudes yposiciones de los individuos frente a los interlocutores y, en definitiva, construyen unmundo articulado en el que se organizan las relaciones entre los sujetos.La insistencia de Shotter en que el lenguaje no tiene la función de representar lascosa, sino la de articular el mundo, reproducir las relaciones sociales, manifestar Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 22
  • 23. actitudes de los sujetos o articular y definir la propia subjetividad le sitúan dentro delos construccionistas, quizá entre los más radicales y comprometidos.La introducción del concepto de imaginario en psicología social es otra de susinteresantes aportaciones, que le conecta con la perspectiva posmoderna. En “Elpapel de lo imaginario en la construcción de la vida social” formula el concepto deimaginario y sus dimensiones sociales.La vida cotidiana se articula precisamente por los elementos no reales que apuntanhacia el devenir de la sociedad en el futuro y que son de naturaleza imaginativa. Lametáfora que Shotter presenta es la de “Esperando a Godot”, de Becket,especialmente cuando Vladimir y Estragon están hablando de Godot, que nuncallega. Y es precisamente el lenguaje el que crea la posibilidad de los objetosimaginarios. Godot es un ser virtual, pero adquiere presencia a partir del momentoen que se habla de él. Los seres humanos construyen en la interacción social“objetos imaginarios” que se articulan y definen con símbolos y palabras. Lo hacendesde la necesidad de organizarse, de estructurar la interacción y de dar sentido a suactuación. Parten de una necesidad, de un origen motivacional, y por ello, una vezconstruidos no se desmontan fácilmente.Deconstruccionismo y transformación de la psicología social. TomásIbáñezEn 1996 acentúa su crítica a la psicología social instituida, a partir de una serie detópicos afines a los apuntadas por Gergen, Harré y Shotter, que Ovejero recoge enun manifiesto del construccionismo. Ibáñez los denomina mitos, creencias oimágenes configuradas por la ideología de la ciencia moderna. En resumen: 1. El mito del conocimiento como representación correcta. 2. El mito de la objetividad. 3. El mito de la realidad como independiente de quien la percibe y consecuentemente, el mito de la verdad.Ibáñez señala las implicaciones negativas de estos mitos para el conocimiento de lasrealidades humanas y sus efectos distorsionadores y autoritarios. La aceptación deestos mitos, que situaría a nivel de lo imaginario ya que se trata de metáforas eimágenes, implica: 1. que la realidad psicológica es una construcción contingente, dependiente de las prácticas sociohistóricas del conocimiento 2. que le discurso psicológico no es más que una interpretación de la realidad entre otras posibles 3. que el discurso del psicólogo desempeña un papel en la definición y control de la realidad psicológica y que, por tanto, se puede exigir al psicólogo que aclare cuáles son las opciones éticas y normativas que guían su trabajo 4. impide que la gente pueda terciar en las cuestiones psicológicas, ya que solo el especialista está legitimado para detectar fallos y para enjuiciar los procedimientos.La dimensión ética que cobra esta perspectiva crítica socioconstruccionista esdefendida y explicada en 1997 en “Psicología social crítica”. Allí insta a retornar a losobjetivos primigenios: convertir los conocimientos psicosociales en instrumentosemancipatorios. Puesto que la psicología social no alcanzó esos objetivos, hay quecambiarla. Para ello, hay que partir de puntos de no retorno que ha elaborado elconstruccionismo. Son presupuestos ontológicos que enlazan con la perspectiva delinteraccionismo simbólico y que resume en el reconocimiento de: Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 23
  • 24. a. la naturaleza simbólica de la realidad social b. la naturaleza histórica de la realidad social c. la reflexividad d. la agencia humana e. el carácter dialéctico de la realidad social f. la perspectiva construccionista g. la naturaleza social del conocimiento científico h. la naturaleza autoorganizadora de la realidad socialPsicología social del discurso: investigación y teoría. Michael BilligApoyándose en Wittgenstein y en una investigación sobre el recuerdo, aporta unainteresante argumentación sobre la memoria. Es muy crítico de algunas teoríascognitivas de la memoria; para él tanto lo que se recuerda como los momentos delrecuerdo, como las palabras con las que se recuerda tienen una dimensiónintencional e interactiva más que cognitiva. Recordar es un asunto principalmentepsicosocial, particularmente si la psicología social se entiende como un análisis de laacción colectiva más que como la búsqueda de procesos internos ocultos en losindividuos.Este proceso argumentativo se puede extender al análisis de las opiniones: más queconclusiones subjetivas acerca de los hechos, son una forma de tomar posición trasun proceso de selección y evaluación de información que es mucho más colectivoque individual.El discurso no representa algo objetivo que puede ser dicho de distintas maneras,sino que cada manera de decir (o de no decir) es una posición subjetiva, unapuntuación y un énfasis en diferentes cuestiones, una forma de situarse ante lacuestión de la que se habla. Es una construcción en la que el sujeto está implicadode cierta manera.Obviamente, esta teoría se conecta con la de los actos de habla y también las teoríasde la acción discursiva de Potter y Wetherell.Concepto de ideología viva. Las ideologías son el sentido común de las sociedades.Están en la base de legitimación de los sistemas sociales. Partiendo de lasperspectiva discursivo-retórica, plantea que una ideología consiste no solo en unaforma de pensar, sino en una forma de actuar que tiene como consecuencia que losusos y maneras de organizarse las sociedades parezcan naturales e incuestionables asus miembros. Penetran tan profundamente en la psicología de los individuos quepueden llegar a ser inconcientes. Lo fundamental es ver cómo en los temas de laideología se producen (sustancian) en el habla cotidiana, y cómo los hablantes sonparte y continuadores de la historia ideológica de los temas discursivos que estánutilizando.El análisis del discurso: los repertorios interpretativos.Jonathan Potter y Margaret WetherellEpistemológicamente, comparten la teoría de los actos de habla de Austin, laetnometodología y la semiología. Pero su mayor logro ha sido incorporar a estasfuentes filosóficas, los métodos estructuralistas y cierta orientación psicoanalítica. Esuna escuela que se desarrolló mucho en la última década del siglo y que se encontrócon problemas a la hora de definir los actos de habla concretos y decidir lametodología para abordarlos, con lo cual necesitó un proceso de reelaboración yunificación constante. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 24
  • 25. Las primeras propuestas explícitas del análisis del discurso eran: 1. el análisis del discurso tiene que ver con el habla y el texto producidos naturalmente. 2. tiene que ver con el contenido del habla, con su tema sustantivo y con su organización social más que con su organización lingüística 3. presta especial atención a tres temas: la acción, la construcción y la variabilidad 4. centralmente, se relaciona con la organización retórica (argumentativa) del habla y el pensamiento cotidiano 5. se relaciona con asuntos ostensiblemente cognitivos como realidad y mente; está especialmente preocupado en el examen del discurso, en cómo temas cognitivos de conocimiento y creencia, hecho y error, verdad y explicación están relacionados entre sí.El objetivo del análisis del discurso es respetar lo más posible el discurso de lossujetos: no imponerle condiciones previas, no imponerle categorías inapropiadas nidespreciar partes con lecturas selectivas. Para ello es necesaria una reestructuraciónteórico-metodológica que permita atender a la organización del discurso en relacióncon la función y el contexto.Proponen un nuevo concepto al que denominan repertorios interpretativos: conceptosimilar al de representaciones sociales, con la diferencia de que los repertorios nocontienen representaciones del mundo sino construcciones significativas. Por otraparte, los repertorios interpretativos no se vinculan a los grupos tradicionales, sino aotras unidades sociales más propiamente significantes: las comunidadesinterpretativas. Es decir, los repertorios pertenecen comunidades que comparten lamisma interpretación de ciertas cuestiones. Cada repertorio interpretativo puede serinofensivo considerado aisladamente, pero en la articulación de los repertorios puedeemerger la función ideológica, la conclusión para la acción, que puede transformar lainofensividad en nocividad. La articulación de los repertorios es de crucialimportancia de cara al afecto social.Estas investigaciones aún no están orientadas a la colaboración para el cambio; sólose interesan por comprender desde el punto de vista del actor.LA PSICOLOGÍA SOCIAL EN ARGENTINA HOYEn la Argentina, el marco teórico tradicional de la psicología social es el construidopor Enrique Pichon Rivière entre la década del 40 y del 60 del siglo XX.Se trata de un marco teórico con características propias de la teoría crítica,paradigma hegemónico en aquellos años. Los modos en que Pichon Rivière define elobjeto de estudio y de intervención de la psicología social permiten situarla tanto enuna corriente focalizada en lo psicosocial (mal entendido a veces como lopsicoanalítico) como en un nivel de análisis más colectivo, según el modo en que seasuman los textos y las prácticas del maestro.Pichon Rivière define a la psicología social como la ciencia que estudia el vínculo yotras formas de interacción; como la ciencia de las interacciones orientada hacia uncambio social planificado; como una crítica de la vida cotidiana…. Y también señalaque el objeto de estudio de la psicología social es el “desarrollo y transformación deuna realidad dialéctica entre formación o estructura social y la fantasía inconciente Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 25
  • 26. del sujeto, asentada sobre sus relaciones de necesidad. Dicho de otra manera, larelación entre estructura social y configuración del mundo interno del sujeto, relaciónque es abordada a través de la noción de vínculo.” Nada hay en el sujeto que no seala interacción entre individuos, grupos y clases.En los últimos años, el ECRO fue enriquecido con los aportes del paradigma de laconstrucción social de la realidad y el de la construcción de sentido, aun conservandoalgunas características de la teoría crítica, en especial en cuanto a la metodología dela investigación-acción y la lógica dialéctica. Se trata de un proceso en marcha ycuyos resultados no están definidos. De modo que se encuentran fuertes defensasde la teoría crítica en sí misma y fuertes defensas de la construcción social de larealidad y el interaccionismo simbólico por sí mismos.En ese proceso también, encontramos rasgos de un paradigma incipiente desde lasteorías de la complejidad, bastante consonante con las descripciones presentadaspor Fernández Villanueva. Es la corriente en la que me inscribo.Por lo demás, otro tema son los desarrollos institucionales que se produjeron en l osúltimos años, tras el fallecimiento de Pichon Rivière en 1977 y con la recuperación delos espacios públicos, el desarrollo de la sociedad civil y las transformaciones en elcampo de la formación y la intervención profesional, tras la vuelta a la democraciaen el país, a partir de 1983. En este sentido, se identifican:Corriente pichoneana en proceso de institucionalización: la que se sostienedesde los niveles académicos terciario y de grado universitario en Psicología Social.La tendencia es a la sistematización de las intervenciones profesionales y aldesarrollo práxico del cuerpo teórico, junto a su reconfiguración a partir de poner elECRO en diálogo con los aportes de los pensadores más importantes de latransdisciplina latinoamericana y mundial, fundamentalmente desde la construcciónsocial de la realidad y la corriente de la construcción de sentido, aún conservandorasgos de la teoría crítica. A partir de allí es que se encuentran desarrollos yconstrucciones en cuando a ámbitos de análisis y a los campos de intervención enpsicología social además del trabajo con grupos (trabajo comunitario, análisis eintervención en organizaciones, problemática de género, redes sociales, violenciasocial en sus diversas manifestaciones, inclusión social, aprendizaje organizacional,derechos, políticas públicas, entre otros).Corriente pichoneana informal: la que se mantiene en los centros de formaciónprivada (no oficiales) de Psicología Social. En general, a partir de lasconceptualizaciones clásicas de Enrique Pichon Rivière, mantienen las prácticas y lasconceptualizaciones en el terreno de los vínculos y los grupos.Corriente pospichoneana: realizan articulaciones entre psicoanálisis, marxismo ypsicodrama. Son antilacanianos y toman aportes de autores como Deleuze yGuattari. Investigan fenómenos grupales. Sus representantes estuvieron nucleadosen torno a la revista Lo grupal: Kesselman, Pavlovsky, Bauleo, De Brassi, Del Cueto,Fernández, entre otros. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 26
  • 27. Conclusiones preliminares:Torregrosa cita a Yinger, quien establece cuatro niveles analíticos, ya especificadospor Parsons: el biológico, el psicológico, el sociológico y el cultural. En cada nivelsurgen problemas a los que no puede darse una respuesta satisfactoria sin recurrir alpunto de vista de un nivel adyacente. Puntos de vista como este han permitidoentrever la posibilidad de una ciencia unificada de la conducta humana, con unaperspectiva que utilice, sin confundirlos, distintos niveles explicativos, perocomprendiendo que ningún fenómeno, en ningún nivel queda resuelto desde elpunto de vista teórico, sin recurrir a todos los demás.Pero en principio, el objetivo de la psicología social debe ser, según Torregrosa,describir y explicar los modos en que se interpenetran e interactúan los nivelespsicológico y sociológico. En cuanto al objeto material psicología social, losaspectos de la realidad que estudia no difieren para él de los que estudian lasciencias en las que principalmente se apoya. Su carácter específico viene dado porsu objeto formal, por su punto de vista. Y éste no es más que el de la interacciónde esos dos niveles.Parte de los objetivos de la psicología social es develar, descubrir y explicar lasformas de interacción predominantes, a través de las cuales surgen las distintasidentidades personales y se revelan las características de la estructura social. Estoporque las interacciones posibles no son infinitas y azarosas, dependen de laestructuración, selección y valoración que las sociedades han hecho de las mismas.La psicología social centra su interés en la intersección de la conducta individual y losprocesos socio-institucionales. Por ellos, el objeto de atención fundamental delanálisis psicosocial es la interacción social; es el nivel de análisis másdistintivamente psicosocial o psicosociológico.La lectura de Fernández Villanueva jerarquiza una perspectiva epistemológicapropia de la complejidad, desde un entramado conceptual que sostiene losdesarrollos de la psicología social posmoderna, con sus metodologías inter ytransdisciplinarias y sus análisis de distintos niveles de generalidad (ámbitos) y endistintos enfoques sobre temas personales, sociales y macrosociales.Particularmente si la psicología social se entiende como un análisis de la accióncolectiva, se comprende que los sujetos son construidos en las relaciones sociales yen los ámbitos de participación social en los que son agentes. Allí, se reconoce quenuestra sociabilidad se establece a través de la interacción discursiva. Se comprendela realidad social como autoorganizada, dialéctica, reflexiva, histórica, significativa,simbólica e ideológica (a nivel de pensamiento y de acción).En mi opinión, la historia institucional de la psicología y la sociología prevalecieronsobre los debates y la sistematización teórica. Mi hipótesis es que la especificidadde la interacción humana es lo que está en la base de la constitución porun lado de lo social y por otro, de lo psíquico; es decir que es lo que dalugar al surgimiento del mundo de lo humano.En este sentido, la psicología social debería tener un status académico independientey jerarquizado, siendo su objeto de estudio las formas de interacción humana , en losdistintos niveles de análisis. Pichon Rivière señala que el objeto de estudio de lapsicología social es el “desarrollo y transformación de una realidad dialéctica entreformación o estructura social y la fantasía inconciente del sujeto, asentada sobre susrelaciones de necesidad.” Sin embargo, la clave de esta relación dialéctica estaría, Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 27
  • 28. como él señala, en la interacción humana, que es interacción simbólica. EnriquePichon Rivière inicia su artículo “Estructura de una escuela destinada a la formaciónde psicólogos sociales” diciendo que “toda psicología social, definida como cienciaque estudia los vínculos interpersonales y otras formas de interacción...” y pocospárrafos después plantea que “La psicología social es la ciencia de las interaccionesorientada hacia un cambio social planificado”.Fuentes:- J. Torregrosa: Alcances y problemas de la psicología social. En “Teoría e investigación en la psicología social actual”. Instituto de Opinión pública. Madrid. 1974.- X. Pons Diez: Aproximación histórica, ideológica y temática a la Psicología Social. Extracto del Proyecto Docente ganador del concurso público de promoción a Profesor Contratado Doctor en el Departamento de Psicología Social de la Universitat de València. 2008- C. Fernández Villanueva: “Psicologías Sociales en el umbral del siglo XXI”. Editorial Fundamentos. Madrid. 2003.- M. Deutsch y R. Krauss: “Teorías en Psicología Social”.- E. Heidbreger: “Psicologías del siglo xx”. Cap. “Psicología Social”.- J. Schellenberg: “Los fundadores de la Psicología Social”.- E. Weinsenfeld: “La teoría crítica y el constructivismo: hacia una integración de paradigmas”.- Apuntes de clases- Apuntes personales- Trabajos presentados a los Congresos de Psicología Social organizados por Inserción Asociación Civil.- Inserción Asociación Civil. Comisión Científica. Informe de situación sobre la Psicología Social en Argentina. Buenos Aires. 2003. Paradigmas y corrientes teóricas en Psicología Social Lic. Elena Isabel Rozas - 2011 Historia y actualidad 28

×