03 Parejas - Gerri Hill
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

03 Parejas - Gerri Hill

on

  • 2,227 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,227
Views on SlideShare
2,024
Embed Views
203

Actions

Likes
0
Downloads
56
Comments
0

2 Embeds 203

http://www.acortalo.com 158
http://acortalo.com 45

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

03 Parejas - Gerri Hill 03 Parejas - Gerri Hill Document Transcript

  • PAREJAS G.HILL Copyright © 2008 por Gerri Colina Bella Books, Inc. P.O. Caja 10543 Tallahassee, FL 32302 Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida o transmitida en cualquier forma o por cualquier medio, ya sea electrónico o mecánico, fotocopia, sin permiso por escrito de la editorial. Impreso en los Estados Unidos de América sobre papel libre de ácido Primera edición Editor: Cindy Cresap Cover Designer: Linda Calla Han Frente crédito fotografía: Linda Crist ISBN 10: 1-59493-130-5 ISBN 13: 978-1-59493-130-7 Capítulo 1 "O'Connor, ven a ver esto." Casey siguió el sonido de la voz de Tori Hunter, saludando con la cabeza a uno de los nuevos técnicos del laboratorio de criminalística, quién estaba aplicando polvo para obtener las impresiones cerca del teléfono. A pesar de que el apartamento estaba limpio y ordenado, el dormitorio estaba en ruinas. Se detuvo en el umbral de la puerta, encontrando a Tori en cuclillas junto a la cama, escuchando a Mac describir la escena. La cama era un caos sangriento. "Jesús" Tori levantó la vista, luego se acercó a Casey. "Spencer acaba de llevarse el cuerpo.” "Diablos, hay un montón de sangre." "Su garganta fue cortada." Tori se levantó señalando. "Ella estaba atada a la cama. Rita no piensa que hubo trauma sexual" "Pero encontramos semen en las sábanas y en las piernas de la víctima " dijo Mac "Ya lo he enviado de vuelta al laboratorio. Spencer llevará a cabo la prueba de violación, pero parece que nuestro hombre solo dejó un depósito sobre el cuerpo" "¿Quién es ella?" Preguntó Casey. Estaba acostumbrada a trabajar con víctimas vivas, no muertas. Todavía no se sentía cómoda refiriéndose a la víctima como un cuerpo. "Sikes está con el encargado del edificio en este momento, por la identificación en su bolso es Dana Burrows. Estudiante universitaria. UT Dallas"
  • "No parece que hayan forzado la entrada" dijo Casey. "¿Novio?" Tori se encogió de hombros "Siempre es posible. Envié un par de uniformados a preguntar a los vecinos para ver si alguien la conocía. Pero son casi las diez. Supongo que la mayoría ya se habrá ido a trabajar" "¿Quién la encontró?" "El encargado. Él dijo que recibió una llamada de una amiga de ella. Se suponía que ambas se reunirían para una sesión de estudio la noche anterior y no apareció. Después de no poder contactar con ella por su celular o por e-mail, la amiga llamó al encargado. Él sólo recuerda su nombre como Julie. No consiguió el apellido" "Está bien. Bueno, voy a empezar en la universidad. ¿Quieres que tome a Sikes desde el principio?" "No. Necesito a John aquí. Necesitaremos localizar a la familia. Lo tendré entrevistándolos" Casey asintió. Había aprendido que eso era algo con lo que Tori no se sentía cómoda, notificar a las familias. Sikes, por otra parte, era bueno en eso. Su atractivo y encanto le ayudaba a reflejar genuina compasión y pesar, y la mayoría le creía cuando decía que el departamento de policía tendría al asesino tras las rejas tarde o temprano. Tori volvió a entrar en la sala de estar con Casey, señalando con la mano. "Nada se ve revuelto por aquí" dijo. "Tal vez él tenía una llave y entró mientras ella dormía" sugirió Casey. "Es posible. Y si era un novio, tener una llave es más que probable” Esta bien. "Bueno, déjame ir a ver lo que se puede sacar de la universidad. Voy a estar en contacto”. Tori la detuvo, diciéndole: "¿Vendrás a cenar?" Casey levantó las cejas. "A juzgar por lo que había en el mostrador esta mañana, Sam cocinara unos espaguetis de pollo. " Casey sonrió. "Mi favorito. Yo llevare el vino" Capítulo 2 "Mira, entiendo las reglas de privacidad. Realmente lo entiendo. Sólo necesito parte de la información". "Detective O'Connor, no puedo darle nada que no esté ya publicado en la información del directorio " dijo el secretario por cuarta ocasión. "Podemos hacer una citación para obtener la información", amenazó Casey observando cómo las cejas de la mujer mayor se dispararon por encima de sus gafas negras. "Entonces, por favor hágalo. Sería mucho más fácil para mí" Casey se inclinó hacia delante "Esta niña fue brutalmente asesinada. Era una de sus estudiantes. Todo lo que estoy pidiendo es un poco de ayuda. Si pudiera encontrar a alguien
  • que la conociera, alguien que tomara una clase con ella, eso es todo lo que necesito" Casey le regalo lo que esperaba fuera una sonrisa encantadora, una que la secretaria no pudiera resistir. Finalmente, vio una grieta en la máscara profesional "Oiga, ¿por qué no espera en el pasillo? Voy a preguntar por ahí. Tal vez pueda encontrar a alguien que la conociera" "Apreciaría muchísimo eso, Sra. Wheat. Gracias". "No me dé las gracias todavía, detective. No le he dado nada". Casey asintió con la cabeza, luego se fue con sólo una ligera inclinación de cabeza en dirección a ella. Odiaba suplicar por información. Y lo más probable es que debían pedir una orden para los registros de la estudiante de todos modos, pero ese trámite alargaría demasiado el proceso. Se sentó en una silla de respaldo duro y cruzó una pierna sobre la otra, apoyada en su rodilla mientras observaba a los estudiantes pasar por ahí. Todos se veían tan jóvenes, haciéndole sentir mucho mayor de sus treinta y tres años. Se preguntaba si alguno de estos estudiantes podría haber conocido a Dana, si alguno podría haberse cruzado con ella de camino a clase, puede que incluso se habrían sentado a su lado en clase. Se preguntó si la noticia se había extendido hasta ahora, de que uno de los suyos había sido asesinado, asesinado sin piedad. Sólo habían pasado unos meses desde que había sido trasladada a la Unidad de Homicidios desde la Unidad de Víctimas Especiales, y todavía no se había acostumbrado a eso. Pero como Tori le había dicho, nunca te acostumbrabas a eso. Y ella esperaba que no lo hiciera. Ella nunca quería llegar a acostumbrarse al asesinato. Sin embargo, esa era la razón principal por la que había dejado la Unidad de víctimas especiales. Llegó a ser casi inmune a la violación, a la agresión sexual. A las lágrimas. Y había sido agotador tratar de convencer a sus víctimas de que testificaran en la corte, encarándose a sus atacantes, cuando todo lo que querían era olvidar. Así es que, cuando el teniente Malone le había ofrecido un puesto en el equipo, lo había aceptado después de sólo un poco de insistencia por parte de Tori. Después del fiasco de St. Mary y el asesinato del padre Michael, ellas permanecieron en contacto, con Tori y Sam invitándola a menudo a cenar o salir en el barco para un fin de semana de peca. Se habían convertido en amigas muy cercanas. De hecho, tan cercanas, que llamaría a Tori su mejor amiga. El suave zumbido de su teléfono móvil puso fin a sus pensamientos y lo abrió, viendo la palabra Hunter apareciendo en negritas. "O'Connor", respondió ella. "Tenemos el nombre del novio. Es un estudiante allí, de las clases nocturnas. ¿Estás teniendo algo de suerte? " Ella negó con la cabeza. "Ninguna. La secretaria no quiere romper FERPA". "¿Qué demonios es FERPA?" "La Ley de Privacidad que rige la educación superior. Traté de hablar de forma dulce con ella. Estoy esperando mientras ella ve si hay algo que pueda darme".
  • "Está bien. No pierda demasiado tiempo. Vamos en camino a recoger al novio" "¿Se pusieron en contacto con la familia?" "Sí. Sikes lo hizo. Ellos viven en Arlington. Y el novio es prácticamente parte de su familia. Nos dijeron que no había manera de que él lo hubiese hecho" "Siempre dicen eso". "También descubrimos quien es la Julie que llamó al encargado, es Julie Watts, su mejor amiga. No contesta su celular. Ya que estas ahí, tal vez podrías tratar de ponerte en contacto con ella, vive en el campus" "Sí, está bien." Casey anotó el número que Tori le dio, luego doblo su celular y lo guardó en la bolsa de cuero sujeta a su cinturón. Sintió como los ojos de los estudiantes se posaban en ella y conscientemente movió la funda hacia atrás, fuera de la vista. En otoño, invierno, incluso en la primavera, ella podría llevar una chaqueta para ocultar su arma. ¿Pero en el verano? No había mucho que pudieras hacer, y ella, al igual que Tori, se negaba a llevar una chaqueta deportiva con sus pantalones vaqueros cuando el clima estaba a cien grados afuera. "¿Detective O'Connor?" Ella se volvió, asintiendo con la cabeza a una joven que se acercaba. "Mrs. Wheat me pidió que le diera esto" dijo en voz baja, entregándole una hoja de papel. "Gracias. Dígale que se lo agradezco" Ella se dio la vuelta y desdobló el papel. El “Club de Debate” bajo la palabra estaba escrito un nombre y número de habitación. Caminó por el pasillo, deteniendo al primer estudiante que se encontró. "Disculpa. ¿Me puedes decir dónde puedo encontrar al Dr. Arness? Ella pertenece al club de debate" "Ella está en el edificio de negocios". Casey estaba a punto de preguntarle dónde podía encontrar ese edificio cuando el estudiante se alejó con rapidez. El campus no era tan grande, seguramente podría encontrarlo. "Siguiente cuadra", dijo Sikes, entonces se sostuvo cuando Tori aceleró rápidamente y dio vuelta en la esquina "Te lo juro, es un milagro que no nos hayas matado todavía con tu manera de conducir" "Nos traje aquí, ¿no?" "Oh, sí. Solo me quitaste años mi vida, eso es todo" Tori sonrió y freno de golpe, lanzando a Sikes hacia adelante. "¡Jesucristo, Hunter!" "La luz estaba amarilla". "¡Apenas te detienes en las luces rojas, y mucho menos en las amarillas!". "Los policías no están por encima de la ley". Ella miró por el espejo retrovisor, agradecida de que no les hubieran chocado. Nadie se detenía con el semáforo amarillo. Al momento en
  • que se puso en verde, aceleró a través de la intersección, lanzando a John de espalda contra el asiento. "Pareces un hombre", murmuró él mientras se ajustaba el cinturón de seguridad. "Un chico adolescente." "Artículos deportivos, ahí está". "¿Crees que la familia ya le habrá llamado?" "Les pediste que no lo hicieran, ¿verdad?" "Eso no significa que no lo hicieran." "Y lo más probable es que si lo hicieron." Sólo había unos pocos clientes en el interior, pero en uno de los registros estaban reunidos un grupo, portando etiquetas. Tori miró a Sikes y dijo. "Ellos lo llamaron." Ella se acercó al grupo mostrando su placa. "Estamos buscando a Brian Helms. Este es el detective Sikes y yo soy la Detective Hunter. ¿Está por aquí? " Después de una ligera vacilación, una de las jóvenes vino hacia adelante. "No, él se fue. La madre de Dana llamó. Simplemente no podemos creerlo. Brian estaba muy angustiado”. "¿Sabes a dónde se fue?" "Supongo que fue a su casa" "¿La casa de los padres?" "Sí". Tori suspiró. "Maravilloso" murmuró. Capítulo 3 Tori se deslizó cuidadosamente en el apartamento, sonriendo cuando escucho a Sam cantando en la cocina. Ella aspiró. Era pollo con espaguetis. Se paró en la puerta, mirando a Sam mientras ella vertía la mezcla en un molde para hornear. "Sé que estás ahí", murmuró Sam sin girarse. "¿Lo sabes?" "Sí. Así que no te pases de lista". "¿Necesitas ayuda?" "Sí, por favor” Tori tomó la cazuela, sosteniéndola mientras Sam recogió lo último de la fuente para hornear. Se acercó más, colocando un suave beso en los labios de Sam. Sam sonrió y tomó la cazuela de Tori y la colocó en el fregadero, antes de envolver con sus brazos los hombros de Tori. "Te extrañe hoy" Tori suspiró, dejando que Sam la abrazarla. "Sí, yo también. Fue un día duro". "Así escuché, cariño." Tori se apartó un poco. "¿Te apetece una ducha?" "Por supuesto. Pero tendremos que hacerlo rápido”. "¿Cómo es eso?" Sam condujo a Tori hacia su dormitorio. "Por qué siendo tan buena detective como lo eres, sabías que teníamos pollo con espagueti esta noche ".
  • "¿Y?" Sam le quito la camisa a Tori, sus manos fueron a sus pechos inmediatamente "Y eso significa que invitaste a Casey a cenar." Tori cerró los ojos mientras la boca de Sam se cerraba sobre su pezón. "¿Te importa?" "Por supuesto que no." Sam dejó su pecho encontrando sus labios en su lugar, sonriendo contra ellos. "Como he dicho, sólo tendremos que ser rápidas." Ella se apartó, quitándose la camisa y tirándola en la puerta cerca de la camisa de Tori. Pero detuvo las manos de Tori cuando ella trató de alcanzarla. "Nos vemos en la ducha." Tori se quitó las botas y los pantalones vaqueros, siguiendo a Sam dentro del cuarto de baño. El agua ya estaba corriendo y abrió la puerta de cristal, retuvo el aliento como siempre lo hacía cuando miraba a Sam de esa manera, desnuda, con la piel brillante por agua, con algo muy parecido a un halo alrededor de ella. Tori cerró la puerta detrás de ella, con los ojos cerrados mientras Sam se movía dentro de sus brazos. "Te amo" susurró Sam contra su boca. Tori profundizó el beso, gimiendo cuando la lengua de Sam encontró su camino en el interior de su boca. Ella deslizó sus manos hacia abajo, rodeando a Sam, sosteniéndola firmemente contra ella. Una vez más, le sorprendía la pasión que sentía la una por la otra. No importaba cuántas veces se tocaran, nunca era suficiente. No importaba cuántas veces hacían el amor, cada vez era más poderoso que la vez anterior. Así que se rindió a esa pasión, moviendo a Sam contra la pared, presionando su muslo entre las piernas de Sam. Las manos de Sam se movieron a su antojo a través de su cuerpo, poseyendo sus pechos, sus dedos jugueteando con sus pezones hasta endurecerlos. "Te amo" murmuró Tori. Sam la miró a los ojos, asintiendo ligeramente antes de bajar su cabeza y capturar un pezón húmedo con su boca. Sam lo rastrilló con sus dientes haciendo que Tori dejara escapar un gemido, antes que los labios de Sam lo poseyeran, chupándolo fuertemente dentro de su boca. No, ella nunca se cansaría de esto. Echó la cabeza hacia atrás, dejando que Sam se saliera con la suya. Y así lo hizo, volviéndolas, poniendo a Tori contra la pared, con sus muslos empujando entre sus piernas. El aliento de Tori se agitó cuando Sam movió la mano entre sus piernas, hundiéndose en su humedad. Ella abrió sus piernas y sus ojos se cerraron cuando Sam empujó dentro de ella. Se dejó ir, sus caderas moviéndose violentamente contra la mano de Sam, su pecho dolorido mientras la boca de Sam la devoraba, su pezón hinchándose mientras Sam lo chupaba. Ella se sacudió cuando el pulgar de Sam encontró su clítoris, moviéndose en círculos mientras sus dedos continuaban su penetración. Su orgasmo la golpeó entonces, de repente, sin advertencia. Sus caderas saltaron violentamente, su mente estallando mientras ella gritaba de placer, el sonido haciendo eco a su alrededor. Sam la atrajo más hacia sí, moviéndolas hacia el agua, dejando que la corriente cálida las lavara.
  • "Dios, me encanta hacerte esto" le susurró Sam. Tori abrió los ojos, dejando que Sam quitara el agua de su cara. Ella sonrió. "¿Cómo es que nunca llegamos a la parte del jabón durante nuestra ducha juntas?” Sam le tomó la mano y se la llevó hacia su entrepierna. Los dedos de Tori tocaron su humedad. "Porque siempre hay algo que nos distrae" suspiró ella, cuando los dedos de Tori la llenaron. "El jabón puede venir más tarde. " "Escuché un rumor hoy" dijo Sam cuando llenaban sus copas "De buena fuente". "¿Rumor sobre qué?" Casey preguntó. "Acerca de ti". "¿De mí?" "Leslie Tucker de la Unidad de Asalto, fue transferida a Homicidios". "¿Y?" Sam sonrió. "Nueva compañera". "¿Compañera? ¿Para mí? " "Ya era hora" dijo Tori. "No puedo creer que Malone haya dejado pasar tanto tiempo". "Hombre, odio conseguir nuevos compañeros". Casey tomó su copa de vino "Gracias". "He oído que es agradable" dijo Sam. "¿Por qué la transfirieron?" "Ella es de Fort Worth. Trabajó allí en Homicidios durante seis años, creo. Ella solo ha estado con nosotros nueve meses". Casey miró a Tori. "¿Lo sabías?" "No. Malone no me dijo ni una palabra. Pero será bueno que tengas tu propia pareja. No tendrás que estar pegada conmigo y Sikes. O peor aún, con Donaldson y Walker". Casey cogió el plato que Sam le extendía, repleto de espagueti con pollo. "Gracias, Sam." "Yo no me preocuparía demasiado. He oído cosas buenas sobre ella" "¿Qué edad tiene?" Sam se echó a reír. "¿Qué? ¿Tienes miedo de que sea mayor que tú y que vaya a mandarte por todos lados?" "Bueno, no es que yo tenga mucha experiencia en Homicidios. Y si ella estuvo alla seis años, sí, ella va a darme órdenes". "Creo que ella es de nuestra edad, por lo que dudo que vaya a ser un culo duro". "Además, tú tienes la antigüedad" dijo Tori, tomando su propio plato y el de Sam. "Ella debe ceder ante ti." "¿Antigüedad? ¡He estado con ustedes desde hace cuatro meses!”. Ella tomó un bocado de los espaguetis y gimió. "Dios, Sam, esto esta exquisito”. "Gracias." "Y tienes razón. Será bueno tener un compañero. Hoy, por ejemplo, Tori me mantuvo corriendo por todo el campus. Y yo no aprendí mucho en el proceso”. "¿Y estás segura de que el novio no lo hizo", preguntó Sam a Tori.
  • "Sí. Él estaba fuera de sí. No creo que nadie sea tan buen actor. "Tori enrolló espaguetis con su tenedor, luego se detuvo "Además, él ofreció voluntariamente su ADN". "Da miedo pensar que fue sólo el azar" dijo Casey "Porque el azar significa que no hay motivo”. "Y sin motivo significa que fácilmente podría hacerlo de nuevo" dijo Sam. "Tal vez tengamos suerte" dijo Tori. "Puede ser que Mac tenga éxito en CODIS". Capítulo 4 "¿O'Connor? Ven un minuto, " llamo Malone desde su oficina. Casey miró a Tori. "Aquí va". "¿Qué?" Preguntó Sikes. "¿Estás en problemas?" "Sam escuchó que recibiríamos un nuevo miembro del equipo." Casey se levantó, empujando su silla hacia atrás. "Gane un compañero." "Ah, bien, espero que el chico sea bueno” "Ella" corrigió Tori. "¿Ella? Bueno, espero que sea hetero" dijo John con una sonrisa. "Y linda" agregó. "Sólo espero que nos guste" murmuró Casey cuando se puso de camino a la oficina del teniente Malone. "Sí, señor, ¿me necesitaba?" "Siéntate, Casey," dijo Malone, señalando a sus sillas de invitados. "¿Está todo bien, Teniente?" Él se frotó la calva, y ella pudo ver la transpiración brillando sobre su piel. Se sentó frente a él, esperando. "Bien, O'Connor. De hecho, tengo algunas buenas noticias. " "¿En serio?" "Sí. Finalmente tendrás tú propio equipo. " Ella arqueó las cejas, pero no dijo nada. "Tienes un nuevo compañero" dijo. Abrió un archivo que estaba sobre su escritorio leyendo "Leslie Tucker. Está siendo transferida de la Unidad de Asalto". "Ya veo. Usted sabe, yo trabaje en esa Unidad de Asalto durante unos años antes de entrar a la Unidad de Víctimas Especiales. No reconozco ese nombre" "Ella ha estado allí menos de un año. Viene de la Unidad de Homicidios, en Fort Worth. Tiene un historial impecable. Creo que te gustara" Casey golpeo sus dedos nerviosamente en sus pantalones vaqueros, y luego se levantó. "Sabe, nunca he tenido una pareja femenina antes. ¿Está usted seguro? Quiero decir, si estamos haciendo pareja, Tori y yo nos llevamos muy bien " dijo "Tal vez usted podría darle la nueva compañera a Sikes" Malone se rió. "De ninguna manera. Sikes no podría trabajar con una cara bonita. Además, Sam me gusta demasiado". "¿Qué tiene que ver Sam con todo esto?"
  • "Bueno, tú y Tori", dijo Malone, cambiando incómodamente su postura en su silla. "Ustedes están juntas todo el tiempo, ambas...bueno, ya sabes, cualquier cosa puede suceder". Casey echó a reír. "¿Estás sugiriendo que Hunter y yo podemos involucrarnos?" "Es una posibilidad". "No, no. Definitivamente no. "Se sentó ella de nuevo. "Es como, usted sabe, cada relación necesita un yin y un yang, ¿sabe lo que decir? Y Tori y yo, bueno, las dos somos yang más o menos, si me entiende" Malone se sonrojó y desvió la mirada. "Bueno, yang o no, no seré yo quien provoque un emparejamiento entre ambas. En caso de que no estés enterada, la historia de Hunter con sus compañeros es legendaria. Y finalmente hemos conseguido una gran familia feliz. Bueno, desde que Sam subió a bordo. Así que cuando Tori está contenta, el equipo está contento. Y ella y Sikes, tan sorprendente como lo es, está funcionando, así que no quiero alterar eso. Tu conseguiste la nueva compañera, O’Connor”. "¿Qué pasa si no me gusta?" "Ella parece agradable, como de tu edad, pondrá todo su tiempo en esto ¿Por qué no habría de agradarte?" Casey se encogió de hombros. "¿Por qué dejo Fort Worth?" "Su prometido trabaja en Dallas y ellos viven aquí. Ella se cansó de viajar diariamente" ¿Prometido? Grandioso. Vamos a planear una boda, pensó con consternación. "¿Cuándo viene a bordo?" preguntó ella en su lugar. "Hoy mismo". "No quería darme mucha advertencia, ¿eh?" "Vas a estar bien, O'Connor. Como he dicho, ella parece muy agradable" Casey asintió. "Está bien. ¿Así que tiene algún caso nuevo para nosotras? ¿O quieres que trabajemos con Tori y Sikes en el caso de la estudiante del colegio?" "Trabajaran con Hunter y Sikes. Has empezado con ello. Donaldson y Walker acaba de terminar su caso, así que les di el caso de la abuela que fue encontrada esta mañana" "¿Que caso de la abuela?" "La encontraron en su coche. Un disparo en la cabeza”. "Maldición". "Sí. Tiempos locos que vivimos "Él miró a través de las ventanas de su oficina, asintiendo. "Justo a tiempo". Ella siguió su mirada, arqueando una ceja, sorprendida. ¿Esta era su nueva pareja? Cabello oscuro, cortado en capas, hasta llegar casi a los hombros enmarcaba un rostro bronceado y suave, con sólo un toque de maquillaje. Oh, maldita sea. Si ella iba a estar emparejada con una mujer heterosexual, por lo menos podía haber parecido un perro. No esta... esta belleza que caminaba a través de la sala ¿Qué justo era eso? Pero Malone ya estaba de pie, moviéndose hasta la puerta. "¿Detective Tucker? Aquí" Él dio un paso a un lado, haciendo un gesto para que entrara. Casey se levantó, ofreciéndole la mano cortésmente.
  • "Soy Casey O'Connor. El teniente esta justo poniéndome al día " "Leslie Tucker, un placer conocerte." Ella acomodo un mechón de cabello errante detrás de sus orejas, con una sonrisa confiada, sin mostrar ningún indicio de nerviosismo. "Espero que no te importe, pero he preguntado por ahí sobre ti, todavía tienes amigos en la Unidad de Asalto". "No me importa a menos que te hayan mentido" dijo Casey con un sonrisa, observando la expresión divertida en los ojos oscuros de la mujer. "Ellos tenían cosas muy buenas que decir acerca de ti. ¿Estaban mintiendo? " "Bueno, ya que vamos a trabajar juntas, creo que lo descubrirás tarde o temprano" Malone fue el que dio una risa nerviosa mientras miraba de una a la otra. "Estoy seguro que lo harás…" "Hey, lamento interrumpir," dijo Tori cuando asomó la cabeza por la puerta. "Mac ha llamado. Tienen resultados, tuvo un golpe de suerte en el CODIS" "¿Un nombre?" se preguntó Casey. "Él no ha entrado todavía. Estábamos a punto de ir hacia allá. ¿Quieres venir? "Entonces miró a Malone "Lo siento, teniente. Estoy suponiendo que ella todavía está trabajando en el caso con nosotros" "Sí. Y esta es la detective Tucker" "Leslie" dijo ella, ofreciendo su mano a Tori. "Tori Hunter. Bienvenida a bordo" Tori dio un paso atrás hasta el umbral de la puerta. "Vamos a caminar de nuevo. ¿Has conocido a Mac y a su equipo antes?" "Ya sé quién es el, sí. Uno de sus chicos, Emerson, es quien ha trabajado más tiempo en la Unidad de Asalto" Casey siguió a Leslie Tucker fuera de la oficina de Malone, entonces se detuvo y se volvió con una sonrisa. "Dios, teniente ¿no podía haber encontrado a alguien viejo y anticuado, supongo?" "Estaba a punto de advertirle a Sikes que mantuviera las manos y los ojos fuera de ella. ¿Tengo que advertírtelo también a ti?" "No, no. Aprendí hace mucho tiempo que nunca me lío con mujeres hetero. No se preocupe. No voy a poner a Tori y a Sam sobre usted" Leslie se sentó alrededor de la pequeña mesa con los demás, con la mirada moviéndose sobre ellos, uno por uno. John Sikes, mujeriego y residente, niño bonito. Ella había sido advertida acerca de ser demasiado amable con él. Siempre estaba buscando una cita, le habían dicho. Y Tori Hunter, escuchó todas las historias de horror de cuando empujo a su compañero desde una ventana de dos pisos para molestar a un teniente. Pero ella le parecía bastante agradable. Por supuesto, había escuchado esos otros rumores también, sobre su romance con Samantha Kennedy. Samantha, como Casey O'Connor, había comenzado en Asalto. Los chicos allí habían estado más que dispuestos a compartir lo que sabían acerca de las dos mujeres. Leslie dejó que sus ojos la llevaran a Casey, su nueva pareja. Ella era
  • alta y delgada, su cabello rubio oscuro, parecía un caos ingobernable, como si el viento hubiera soplado y lo hubiese secado esa mañana. Todo el mundo le había dicho prácticamente lo mismo acerca de ella. Ella era una buena persona que verdaderamente se preocupaba de su trabajo. Era amable y simpática y muy popular en la fuerza. En todo, una buena chica, por lo que Leslie estaba agradecida. Nunca había tenido como compañera a otra mujer. ¿Qué tan difícil sería si terminaba siendo alguien como Tori Hunter? Ella seguía mirándola cuando Casey se volvió, captando la mirada. Ella sonrió y miró hacia otro lado cuando Mac entró en la habitación. "Lamento haberte hecho esperar. Quería sacar el post que Jackson hizo en esta víctima anterior" "¿Cual víctima anterior?" preguntó Tori. "La muestra de ADN coincide con una escena del crimen de hace tres meses" Él miró sus notas "Donaldson y Walker tenían el caso. La chica fue encontrada en su apartamento. La causa de la muerte fue por estrangulación. Su garganta fue cortada después de muerta" "¿Violada?" preguntó Casey. "No. Al igual que tu víctima, atada a la cama. El semen fue encontrado en las sábanas y en las piernas de la víctima. Eso es todo" "¿Y Donaldson y Walker tienen el caso?" Tori se levantó, paseando detrás de las sillas "Maldita sea" "No pierdas la calma, Hunter", dijo Sikes. "Lee el expediente primero" Leslie les observaba, preguntándose si ella estaba a punto de presenciar un momento de Tori Hunter. Ella miró al otro lado de la mesa a O'Connor con las cejas arqueadas, pero Casey sólo le devolvió una, como diciendo lo veras después. "Estamos cotejando todas las huellas ahora", continuó Mac. "No hay visitas en el AFIS de la primer escena del crimen, pero podríamos ser capaces de empalmar las huellas de ambas escenas. No es que vaya a ayudar mucho para encontrar a nuestro hombre" "Está bien. ¿Spencer ha encontrado algo sobre nuestra víctima? " "Tox no ha vuelto. COD era una arteria carótida cortada”. Él levantó la vista de sus notas. "Por supuesto, eso ya lo sabíamos. No hay rastros. Había una fibra poco común que no parece coincidir con las cosas que había en el dormitorio. Mis chicos están tratando de dar con el origen de eso" Leslie escuchó, curiosa por el caso en el que debía participar. Había esperado a empezar desde el principio, no del medio. Por supuesto, seria de mucha ayuda si tuviera al menos la oportunidad de leer el expediente. Como estaban las cosas, no tenía ni idea en qué caso se encontraban trabajando. "¿Quieres que Tucker y yo tomemos el archivo de Donaldson y repasemos eso?" Leslie se sorprendió cuando Tori le regalo una sonrisa a Casey. "¿Qué? ¿Tienes miedo de que lo haga yo? " "No tiene sentido que alguien salga herido de un disparo, eso es todo." Ella se sorprendió aún más cuando Tori Hunter se echó a reír.
  • "Sí, probablemente es una buena idea, O'Connor. Además, ella tiene que ponerse al día en nuestro caso" dijo Tori, lanzando una mirada a su manera. "Pon al tanto a Malone, no sólo le tires el archivo" Casey se levantó y sonrió. "¿Por qué? Tú acabas de tirar de él" "Sí, pero yo no tengo ningún reparo en dispararle a Donaldson. Tu si" "Está bien. Nos encontraremos allí" Casey la miró y le hizo un gesto hacia la puerta. "Te pongo al día en el camino." Leslie estaba sin saber qué decir, así que no dijo nada, y sólo siguió a O'Connor por la puerta. A pesar de que había oído que Tori Hunter había madurado en los últimos dos años. Nunca había oído nada acerca de que tuviera sentido del humor. "Nuestra víctima es Dana Burrows," dijo Casey cuando caminaban hacia afuera. "Ella fue encontrada en su apartamento. No forzaron la entrada" "Espera". Leslie detuvo a Casey con un ligero toque en el brazo "¿Por qué Hunter está molesta con Donaldson?" "Mala sangre entre ellos. Hace unos años, hubo un asesino serial. Resulta que la primera víctima fue un caso que llevaba Donaldson y su pareja en ese entonces. Un Travesti. Apenas trabajaron en el caso, resultó que no obtuvieron ninguna pista y lo dejaron como un caso sin resolver. Cuando Tori encontró el enlace entre ese caso y su asesino en serie, se estalló. Se niega a trabajar con él. No confía en él" "¿Qué hay de ti? ¿Él es un buen policía?" "Por lo que sé, sí. Él era bastante nuevo en el momento, emparejado con un viejo que no podía pasar lo del asunto travesti. Y bueno, hubo algunas cosas personales, pero no creo que Donaldson tuviera mucho que decir sobre el caso”. Siguieron caminando y Leslie se sorprendió de lo cerca que estaba del cuartel el nuevo laboratorio de investigación de crímenes. Mucho más conveniente que conducir al centro para llegar al antiguo edificio. "Está bien, ¿cómo haces esto normalmente? Nunca he trabajado un caso donde estuviesen cuatro detectives en él. Estoy asumiendo que Hunter es el líder?" "No solemos tener cuatro, no. Pero he estado aquí por menos de seis meses y no había tenido una pareja, por lo que Malone me ha mantenido junto a Hunter y Sikes, poniéndome al tanto" "Eras de víctimas especiales, ¿verdad?" "Sí". "¿Cómo estuvo eso?" "Apestaba. Yo solía pensar que era mejor que Homicidios porque por lo menos mis víctimas estaban todavía vivos. Pero se necesita dar mucho de ti misma, ver la desesperación en sus rostros, escuchar su agonía, sabiendo que algunos de ellos deseaban no estar con vida" "¿Cómo terminaste aquí?" "Trabajé en un caso con Hunter. El del Padre Miguel de St. Mary´s. Iban hacia atrás y adelante en cuanto a si era una víctima de asalto sexual o solo un homicidio simple".
  • "Sí, me acuerdo de eso." "Bueno, nos llevamos bien. Nos hicimos amigas. Ella y Sam son grandiosas" Casey hizo una pausa. "Samantha Kennedy está en CIU ahora". "He oído hablar de ella. Ella estaba con Asalto antes". "Eso es correcto. Supongo que habrías oído su nombre. De todos modos, Malone tenía un lugar abierto, así que pidió la transferencia después de tener un poco de insistencia de Hunter. "Ella sonrió. "Sólo tomó un poco de tiempo tener una pareja" "Bueno, estoy feliz de estar aquí. No es que Asalto sea malo o algo así, pero después de estar seis años en Homicidio, Asalto parece fácil de domesticar". "Sí, he descubierto eso." Casey abrió la puerta y Leslie le precedió en su interior. "¿Qué le dirás a Malone sobre el caso de Donaldson?" "¿Querrás decir, ¿qué vamos a decirle?" "Lanzándome a los lobos de inmediato, ¿verdad?" "No. Pero nunca he tenido que hacer esto antes. Si fuera otro detective y yo quienes estuvieran pasando por encima de mi caso, yo estaría enojada como el infierno. Pero he aprendido que es fácil hablar con Malone. No se anda con juegos. Todo está a la vista" Entraron en la sala de la brigada, encontrándola vacía. Casey se fue a propósito a la oficina de Malone, haciendo un gesto para que ella la siguiera. "No tuviste la oportunidad de conocer a Donaldson y Walker, ¿no?" "No. Pero sus escritorios están allí, ¿no? ", Preguntó ella, señalando a la pared del fondo "Los vi." "Sí". Casey tocó en el marco de la puerta con los nudillos. "¿Teniente? ¿Tiene un minuto? " "Claro, O'Connor. ¿Qué pasa? "Él miró más allá de Casey donde Leslie y le sonrió. "¿Necesitan romper la asociación tan pronto?" Leslie negó con la cabeza, luego miró a Casey, esperando que ella tomara la iniciativa. Ella lo hizo. "Tengo algunas noticias de Mac. El ADN en el semen coincide con un caso de hace unos tres meses". "Eso es genial, O'Connor. Pero ¿por qué la cara larga?" "Caso sin resolver" dijo. "Yo no llamaría caso sin resolver a un caso de tres meses de atrás". "Donaldson y Walker tenían el caso. No avanzaron" "Jesús" murmuró. "Y supongo que Hunter desea revisar ese otro caso". "Sí, señor". "¿Y tú quieres disponer del archivo y echar un vistazo?" "Si podemos, sí." "¿Puedo preguntar por qué Hunter no está aquí exigiendo el expediente?" Casey sonrió. "Tenía miedo de que pudiera dispararle a Donaldson"
  • Él se rió y Leslie se sorprendió de la cantidad de simplicidad que había en el grupo. Primero Hunter le hizo bromas a O'Connor, ahora al teniente. Esto era algo que no era común de ver, no en la Unidad de Asalto y mucho menos en Fort Worth. "Está bien, saca el expediente y haz lo que tengas que hacer. Voy a dejarle saber a Donaldson lo que está pasando". "Gracias, teniente." Casey tomó del brazo a Leslie y la condujo de nuevo al interior de la sala de la brigada. "No ha sido tan difícil, ¿verdad?" Capítulo 5 Leslie abrió la puerta de su apartamento y entró en la casa, escucho la televisión a todo volumen, era un partido de béisbol. Ella suspiró. Sólo una vez le gustaría volver a casa sin que hubiera un juego, sin el canal ESPN o sin ninguno de los amigos de Michael compitiendo en un juego de vídeo. Sólo una vez. "Estoy en casa", dijo mientras caminaba hacia el salón vacío del dormitorio. Se detuvo ante la puerta del cuarto extra, golpeando con fuerza. "Estoy en casa" dijo ella de nuevo. El volumen fue silenciado y una puerta se abrió cuando Michael salió corriendo al pasillo y le dio un abrazo de oso, alzándola y haciéndola girar. "¿Y cómo fue tu primer día en el trabajo?" Ella se echó a reír. "Por favor, bájame." Él lo hizo. "Estuvo bien. Entré abordo en medio de un caso, así que estoy un poco perdida" Ella se inclinó para darle un beso. "Y los vecinos te odian. Prácticamente se puede oír la televisión desde el estacionamiento". "Lo siento. Me dejé llevar. "Se dio la vuelta para volver a su juego, luego se detuvo. "¿Planes para la cena?" él preguntó. "No." "Bien. Jeff nos ha invitado a comer pizza. Tenemos una apuesta amistosa para el juego de los Rangers. Sabes que es un gran fanático de los Yankees" "Pizza, ¿eh? Bueno, sabes qué, ¿por qué no te vas sin mí? Tengo un caso que estudiar" "¿No te importa?" "No, por supuesto que no." Una parte de ella sabía que tenía que importarle, por supuesto. Jeff era su mejor amigo. Inclusive vivía un piso por encima de ellos. Y en el tercer piso vivían Miles y Russell. Los cuatro habían sido amigos desde la universidad. El problema era que todos ellos pensaban que aún estaban en la universidad. Al menos de vez en cuando Jeff tenía citas. Miles y Russell nunca las habían tenido. Pero tenían boletos de temporada para todos los deportes profesionales de equipos en el Metroplex. Y muchas de las veces Jeff y Michael eran sus citas. Ella seguía pensando que eso podría cambiar. Cuando empezaron a salir en serio, pensó que Michael dejaría de pasar tanto tiempo con ellos. Luego, cuando se mudaron juntos, ella supuso que se quedaría en casa más tiempo. Ahora sabía que aún si ellos se casaban, nada
  • iba a cambiar. No a menos que se mudaran a una casa en un vecindario lejano. Y hasta ahora Michael se había negado a esa sugerencia. Y ella, a su vez, se negó a fijar una fecha para la boda. Casey se sentó en la terraza con vista al lago White Rock. Ella había cambiado su botella de agua por un vaso de vino, que se había convertido en dos. Estaba en la cubierta. Descubrió que podía sentarse aquí durante horas, simplemente mirando el agua, con su mente a la deriva. A pesar de que era casi septiembre y los días todavía eran tan calientes como la mitad del verano, las noches se volvían más frías, ahuyentando la humedad, haciendo alusión a lo que sería el otoño. Sólo había vivido aquí seis meses, pero se sentía como en casa. El lago era pequeño y rodeaba la ciudad, pero era el lugar más pacífico que podías conseguir dentro de los límites de la ciudad. Y era conveniente. Tori y Sam vivían al otro lado del lago, haciéndole difícil decir que no cuando Sam la invitaba a cenar. Que era a menudo. Ella sonrió y bebió un sorbo de vino, pensando en lo mucho que su vida había cambiado desde que había conocido a Tori. Como le había dicho a Tori una vez, tenía un montón de amigos, un montón de amigos en la fuerza, con quienes podía tomar una cerveza o una cena rápida. Pero ella no tenía realmente amigos cercanos y ciertamente no tenía una amante en casa con quien regresar cada noche. Pues bien, una de esas cosas había cambiado. Tori se había convertido en la mejor amiga que ella había anhelado. Escapaban a menudo por una cerveza después del trabajo, sólo para hablar, sólo para compartir cosas. A Sam no le importaba su amistad. De hecho, ella la anima. Y Tori finalmente le había hablado de su familia y de sus asesinatos. Casey había llorado con ella cuando Tori le contó sobre esa noche años atrás. Y Casey finalmente le había contado a Tori acerca de cómo su hermano le había prohibido ver a sus hijos, le había prohibido comunicarse con ellos. Apoyó la cabeza hacia atrás, mirando hacia el cielo, recordando ese día tan bien. Su sobrina era una marimacha, al igual que la tía Casey. Su sobrina quería ser policía, al igual que la tía Casey. Y su sobrina no quería casarse, al igual que la tía Casey. Esa había sido la causa de la ruptura. Casey era una mala influencia, por lo que su hermano tuvo una charla con ella. No vuelvas más, él dijo. No llames. No eres necesaria aquí. Maldición, eso había lastimado. Su sobrina tenía doce años de edad. Ella no lo entendía. Diablos, Casey no lo entendía. Así que se fue con su abuelo, esperando que él pudiera hacer entrar en razón a su hermano. No. Había estado de acuerdo con él. Ninguno de los dos quería que Érica fuese como Casey. Todos tenían grandes planes para Érica. Médico o un abogado, cualquier cosa menos una policía humilde. Cualquier cosa menos una policía lesbiana. Y así se había desvanecido de la familia. Incluso su madre, había perdido el contacto con ella. Por supuesto, su madre había sido condenada al aislamiento por la familia, años atrás. Un amargo divorcio lo había hecho. La muerte de su padre no había ayudado a aliviar la tensión entre su madre y su hermano.
  • Eso pasó siete años atrás. La muerte de su abuelo y el funeral había ido y venido, todo sin Casey. Oh, ella había intentado. Pero su hermano había dicho un firme no, no era querida allí. La graduación en la secundaria de su sobrina había pasado. Para eso, ella no había hecho ningún intento de ir o ponerse en contacto con Érica. Habían pasado muchos años. Así que había compensado su falta de familia siendo amiga de todos y rodeándose de mucha gente. Y la mayoría del tiempo, estaba feliz. Salía con algunos. No mucho. Las citas tomaban tiempo. Pero ella no estaba sola. En realidad no. Todo lo que tenía que hacer era coger el teléfono. Lo cual estado haciendo cada vez menos últimamente. Por mucho que le gustaba estar cerca de Tori y Sam, eso le hacía darse cuenta de cuan superficiales eran las relaciones en su vida. Lo que Tori y Sam tenían, era algo que Casey anhelaba imitar. Ese alguien especial, esa persona que te amaba sin dudas, sin causa. Eso era lo que quería en su vida. Asi es que había dejado la mayoría de los insignificantes encuentros de una noche. Si estuviese deseando simplemente liberación física, podría conseguirlo por sí misma. La última vez que se había acostado con alguien sin preocuparse por el mañana había sido cuando Marissa Goddard había entrado y salido de la ciudad en una semana. Y aunque el sexo había sido bueno, grandioso de hecho, seguía siendo sólo un acto sin sentido. Así es que por ahora, se sentía contenta sentada en su cubierta, mirando el agua y el centelleo de las luces que rodeaban el lago. Por ahora, tenía su carrera. Y tenía realmente dos mejores amigas en Tori y Sam. Por ahora, eso era suficiente. Capítulo 6 Leslie se sentó tranquilamente en su escritorio mirando a Casey mirar a Tori. Tori estaba leyendo el reporte de Donaldson. Ella y Casey lo habían revisado ayer, sin ver nada fuera de lo común. Cada pista se había seguido. Las entrevistas fueron documentadas. Todos los posibles ángulos estaban cubiertos. Y como Casey le había advertido entonces, Tori iba a estar enojada. Ella saltó cuando Tori cerró con fuerza el archivo "Maldición". Casey desvió su mirada a Leslie, luego hacia Tori "Te lo dije. Está limpio". "Está bien. Así que llegué a la conclusión equivocada. No hay daño, no hay faltas". "No, no. Le debes una disculpa. " Los ojos de Tori se estrecharon. "Al infierno que lo haga" "Sabes que lo harás. Deberías hacerlo de una vez". "Bésame el culo, O'Connor". Casey se echó a reír, mirando rápidamente a Leslie y guiñando un ojo. Y ella no pudo evitarlo. Se encontró sonriéndole de vuelta, son saber en realidad que era tan divertido. Al parecer, tenía mucho que aprender acerca de su nuevo equipo. "Simplemente un poco de diversión, Hunter." Ella señaló a Leslie. "Dile a Tori lo que encontraste, Les"
  • Tori miró expectante. Leslie se detuvo en la pantalla donde había puesto sus notas, su mente todavía reponiéndose de como Casey había acortado su nombre. No le habían llamado Les desde la universidad. "Regresé al primer asesinato sólo para revisar el apartamento, para ver si había sido realizada alguna llamada al 911 desde allí. No de su apartamento. Pero del complejo, sí. Dos días antes del asesinato, entró una llamada reportando a un mirón. Por lo tanto, amplié la búsqueda. En las tres semanas antes del asesinato, realizaron nueve reportes sobre un mirón en un radio de cuatro cuadras. Después del asesinato, nada" Ella se detuvo, al ver la expresión pensativa en la cara de Tori. "Entonces revisé nuestra víctima actual. Lo mismo. Dos llamadas desde su complejo fueron realizadas por la presencia de un mirón. En total, siete llamadas en tres semanas en un radio de cuatro manzanas. Una vez más, ninguna llamada desde entonces" Ella se encogió de hombros "Por supuesto, sólo han pasado tres días." Tori asintió. "Buen trabajo, Tucker." Se dio la vuelta en su silla, mirando a Casey "¿Qué te parece?" "Nuestro hombre empieza mirándolas. Y eso es suficiente por un rato. Luego él quiere acercarse. Hasta ese momento, sabe quien vive sola, conoce su rutina". "Pero en ningún lugar forzó la entrada," Tori le recordó. "Tal vez era alguien que les era familiar. Un repartidor " Leslie sugirió. "Pizza, por ejemplo". "O pudo pretender ser el individuo de la entrega" dijo Casey. "¿Qué mejor manera de conseguir que le abrieran?" Ella tocó una puerta imaginaria "Pizza" dijo "La chica dice que no ordenó una pizza. Él dice, yo no sé nada de eso, pero tengo dos grandes para esta dirección. ¿Las quieres o no? "Casey se levanta, caminando "Así que, sin pensarlo, ella abre la puerta para ver lo que tiene. Boom, él entra. No hay entrada forzada" "¿Ella debió gritar? Seguramente alguien pudo escucharla" dijo Leslie. "Pero él está listo. Ella no se lo esperaba. Ella abre la puerta, él la agarra, tapándole la boca para evitar que gritara" "En algún punto, si no estás amordazada, vas a gritar" Tori dijo. "Y tox sobre la primera víctima reportó que estaba limpia, así que no la drogó. ¿Cómo es que evitó que ellas gritaran?" "Tal vez haya un cómplice. Alguien con una pistola en su cabeza. O un cuchillo, en este caso" Leslie sintió a Casey caminando detrás de ella y se tensó cuando el brazo de Casey se cerró alrededor de su garganta. "Grita y te mato" dijo amenazadoramente. La soltó, alejándose. "Si estás lo suficientemente asustada, si le crees, te mantienes callada". "Y si no está siendo violada, podría no gritar, pensando que si está tranquila, no le dañaría" dijo Tori. Leslie inclinó la cabeza, pensando "O tal vez la mato inmediatamente. Tal vez la ata a la cama después"
  • "Y tal vez deja su depósito de semen después" Casey se encogió de hombros. "Eso es probablemente lo más aceptable. Nadie, las escucha gritando porque ya están muertas" "Maravilloso" dijo Tori. "Hemos resuelto el misterio. Ahora ¿quién es el asesino?" Leslie se volvió cuando Casey caminó nuevamente detrás de ella, señalando a su monitor " Saca un mapa. ¿Qué distancia separa a estos dos complejos de apartamentos?" "Oh, no muy lejos. Coincide con un radio de cuatro cuadras" señaló el mapa, moviendo su dedo por la pantalla. "Siete cuadras de distancia." "¿Y cuántos complejos de apartamentos se encuentran en esta zona?" Leslie sonrió. "Si estuviéramos en la televisión, podría hacer clic unas cuantas veces y tendría esa información para tí. Pero no lo estamos. Va a tomar un poco tiempo" "Había algunos complejos que yo recuerde" dijo Tori. "Pero había residencias también. No todos eran apartamentos" "Puedo investigar" dijo Leslie. "Algunas de las llamadas al 911 pudieron venir de una residencia privada cerca de los apartamentos" Casey le apretó el hombro cuando regresó a su propio escritorio "Lo estás haciendo muy bien. Odio esas cosas" Leslie frunció el ceño. "¿Qué? ¿Computadoras?" "Llámame anticuada". Leslie rió. "Mi prometido se estremecería por oírte decir eso. Él es un experto en computadoras. ‘Las computadoras son nuestras amigas Leslie’" ella lo imitó. "Ah, así que no estás loca por las malditas cosas tampoco". "Sirven con su propósito. No veo el punto de comer, dormir y beber con ellas" "Prometido, ¿eh? ¿Cuándo es la boda?" Leslie utilizó su ratón inalámbrico, mirando a Tori que parecía estar absorta en la lectura de los archivos. "No hemos fijado una fecha todavía" "¿En serio? ¿Acaban de comprometerse entonces?" Leslie odiaba esa pregunta "No. Hace un año más o menos" Ella vio la mirada sorprendida que cruzó el rostro de Casey. "Así es que, ¿quieres estar absolutamente segura antes de decir acepto? Buen plan" Leslie mostró una rápida sonrisa, reconociendo el tono bromista en las palabras de Casey. Ella sacó sus notas de nuevo, volvió a leerlas antes de empezar su investigación sobre los apartamentos de la zona. Sólo había estado aquí dos días, pero se sentía más relajada con este grupo de lo que nunca estuvo en Fort Worth. Allí, todo era negocio, todo el tiempo. Y eran pocas las discusiones sobre los casos sin la presencia del jefe. Aquí, aunque Malone parecía estar en control, se dio cuenta de que él se mantenía en un segundo plano, dando rienda suelta a sus detectives. Era una práctica de la que tendría que acostumbrarse. "Entonces, ¿va a gustarte?" preguntó Tori mientras caminaban hacia la pastelería por sándwiches.
  • "¿Tucker? Sí, ella parece agradable. Ayudaría si no estuviese tan condenadamente hermosa. Quiero decir, de mediana edad y corpulenta sería mejor" "¿Corpulenta?" "Espantosa y corpulento. Sabes lo que quiero decir. Es demasiado bonita para ser un policía. Como Sam, ya sabes. Ellas simplemente no parecen policías" "¿Quieres decir cómo nosotras?" "Sí. Tú y yo, un par de tortilleras, nosotras encajamos en la descripción perfectamente" dijo riendo "Pero ella parece bastante fuerte" "Si. Me gustó la forma como saltó. No tenía miedo de dar su opinión" "Y no parece sentirse intimidada por tí, Hunter. Tal vez esa nueva reputación que tienes está empezando a regarse. La suave, agradable Tori Hunter" Casey golpeo juguetonamente el hombro de Tori. "No digas eso muy fuerte" "No hay nada malo en ser agradable, Tori. Es mucho menos agotador que ser una perra todo el tiempo" Tori se rió. "¿Cómo lo sabes? Dudo que alguien te haya llamado perra" "Sí, tienes razón." Casey mantuvo la puerta abierta, señalando a Tori que entrara "La edad antes que la belleza." Esperaron en línea, sin que ninguna necesitara mirar la tabla del menú. Eran criaturas de hábito y siempre pedían la misma cosa. Casey empujó a Tori con el codo "Así que, ¿qué te parece de su idea de la vigilancia?" "Parece como un tiro en la oscuridad, pero ¿qué otra cosa nos queda?" "Si. Y si esta se mantiene, los reportes sobre el mirón fueron realizados entre las ocho y las once. No es demasiado tiempo como para que nosotras patrullemos alrededor" "El único problema, es que parecen intensificarse justo antes de la asesinatos. Tres meses de diferencia. No podemos sentarnos aquí y juguetear con nuestro malditos pulgares por un par de meses". "Si no hay pistas, no hay pistas, Tori." Casey dio un paso hasta el mostrador. "Pavo con pan de trigo, sin cebolla." Se dio la vuelta "Y Sikes, con su gran encanto, ha entrevistado a todos en la familia y la mayoría de sus amigos, y todos dicen la misma cosa, ella no tenía enemigos. ¿Qué más tenemos que hacer?" "Roast beef con pan de centeno. Mostaza picante" Tori sacó algunos billetes arrugados de sus bolsillos, luego miró a Casey. "¿Tienes una par de dólares?" "Oh, demonios, Hunter, guarda eso. El almuerzo es por mi cuenta" "Gracias. Y no me gusta sentarme en un caso sin hacer nada" "Ya lo sé. Pero no podemos inventar sospechosos" "Viste la familia. Ellos quieren respuestas" "Por supuesto que quieren respuestas. Y nosotros también" Casey tomó su canasta de sándwich y té, luego encontró una mesa vacía.
  • "Tenemos que llegar más temprano. Se está poniendo demasiado abarrotado" Tori se quejó mientras era golpeada por detrás. "Abogados. Se creen dueños del lugar" Tori se sentó, pero Casey hizo un gesto con la cabeza. "Hay alguien mirándote. ¿Lo conoces?" Tori se volvió para mirar "Genial" murmuró "¿Quién es él?" "Robert". "¿Robert quién?" "El ex de Sam" "Oh, mi Dios. El tipo que estaba viendo cuando…" "Vaya, vaya, si es Tori Hunter". Casey miró como Tori se giró lentamente, con una expresión de aburrimiento en su rostro "Robert" El miró a Casey, luego de vuelta a Tori. "Y Samantha me hizo creer que había amor verdadero entre ustedes dos. Supongo que no funcionó tan bien, ¿eh?" "Ha funcionado muy bien, gracias. Esta es la Detective O'Connor, una colega. Voy a darle a Sam tus saludos" dijo Tori con una pizca de sarcasmo. "Sí, hazlo. Dile que voy a llamarla. Todavía me debe una cena" Tori frunció el ceño mientras él se alejaba y Casey se acercó más. "¿Qué diablos fue todo eso?" "Él dejó la ciudad. Fue a Houston creo. Al parecer, está de vuelta" "¿Sam le debe una cena?" "No. Sam no le debe una cena. El solo está siendo…Robert" "¿Abogado defensor?" Tori dio un mordisco a su sándwich y asintió. "Es un idiota" "Bueno, ¿quién puede culparlo? Él está saliendo con una hermosa mujer como Sam y ella lo deja a él por ti" Casey se echó a reír. "Eso amargaría a cualquiera" "Muy gracioso" "Oh, es broma. Sabes que eres linda como un pastel, preciosa" tuvo el placer de ver como su amiga se ruborizaba. Capítulo 7 Leslie se sentó en silencio mientras su futura suegra divagaba sobre los planes para su luna de miel. Hasta el momento, Michael se mostraba receptivo a Cancún, St. Thomas, o un crucero de siete días a las Bahamas. Ella puso su tenedor sobre la mesa, su cena casi sin ser tocada, y alcanzó su vino en su lugar. Odiaba esas ocasiones cuando Rebecca se unía a ellos para la cena. La conversación se centra siempre en su inminente boda y, como ahora, la luna de miel.
  • "No sé por qué no fijan la fecha, así no tendríamos que seguir especulando sobre la temporada". Leslie levantó la vista "¿Qué?" "¿La fecha? ¿Una boda de Navidad, una boda de primavera?" Leslie miró a Michael. "No hemos fijado una fecha todavía" "Sí, cariño, lo sé. Ese es mi punto. Han estado comprometidos por casi dos años. No puedo contener mi emoción por más tiempo" Ella bajó su copa de vino, escogiendo sus palabras con cuidado. "Ud sabe, no puedo planear las vacaciones y esperar que todo cuadre a la perfección. Quiero decir, estamos en medio de una investigación por asesinato, no puedo simplemente irme durante dos semanas de luna de miel. No funciona de esa manera" "Otra razón para cambiar de carrera", dijo Rebecca. "Michael puede emplearte en su empresa ¿verdad, cariño?" "Sí, siempre tenemos empleos para recepcionista disponibles" Leslie le miró, estupefacta. "¿Recepcionista?" "Buen puesto para trabajar" dijo Rebecca con una sonrisa, como si eso pudiese tentarla. "Rebecca, Michael, sin querer ofender, pero yo elegí mi carrera mucho antes de conocerles. He trabajado duro para llegar a donde estoy. Y me siento muy afortunada de haber sido trasferida a Homicidios aquí en Dallas, cuando sólo he estado poco tiempo en el departamento. Así es que no, no voy a cambiar de carrera por la de recepcionista en tu compañía" Ella se puso de pie con una pequeña inclinación de cabeza "Si me disculpa" "Leslie, no era mi intención molestarte, querida" dijo Rebecca rápidamente "Yo solo…" "No me ha disgustado. Pero tengo mucho trabajo que hacer". Cerró la puerta de su dormitorio y se apoyó en ella, mirando a la pared del fondo. Una parte de ella sólo quería acabar de una vez, incluso si eso significaba una boda rápida en frente de un juez. Pero la otra parte de ella no podía evitar la sensación de que estaba cometiendo un error. ¿Era realmente feliz? ¿Era esto lo que ella quería para el resto de su vida? ¿Una suegra que interfiriera en todo? ¿Un marido que estaba más interesado en sus juegos que en ella? ¿Era eso lo que quería de la vida? Capítulo 8 "Así es que, ellos están listos para fijar una fecha, ¿eh?" condujo Casey lentamente por la calle, su SUV negro mezclándose bien. Como Tori, prefería conducir su propio vehículo. El set de automóviles a su disposición estaba bien en caso de un apuro, pero estaban sucios y olían a comida para llevar y café. Leslie puso su cabeza contra el asiento, mirándola. "Han estado listos. O al menos, Rebecca lo está. Michael no ha presionado demasiado" Casey se detuvo junto a la acera, su visión de la zona verde detrás del apartamento se dificultaba sólo por el paso de los coches "¿Por qué no estás lista?"
  • "Honestamente, no lo sé. Hemos salido durante años, hemos estado comprometidos por casi dos años, hemos vivido juntos por un año" Leslie se ajustó el cinturón de seguridad, separándolo de su pecho "Fue una de aquellas situaciones en las que no sabes por qué estás saliendo, pero lo estás. Y en poco tiempo, ha pasado un año, se convierte en algo familiar, por lo que pasas por alto el hecho de que en realidad no tienen nada en común y sigues saliendo. Y después de varios años, es solo natural tomar el siguiente paso" "¿Es un tipo de computadoras?" Ella asintió con la cabeza. "Él es un jugador. La compañía para la que trabaja hace los gráficos y efectos especiales en juegos de computadora, juegos de video. Eso es lo que hace. Los diseña, luego los juega, entonces repara los problemas y luego vuelve a jugarlos" "¿Así es que él es como un programador?" "Si. Supongo. "Ella vaciló. "Le gusta jugar. Nuestra habitación extra es su sala de juegos. La televisión es un monstruo enorme. No sólo para sus juegos de vídeo, pero para los deportes. Sus amigos viven en el mismo complejo. Son fanáticos de los deportes. Viven y respiran por el próximo partido. Michael es tan adicto como el resto de ellos" Ella se echó a reír. "Y yo lo estoy haciendo parecer un gran ogro. No lo es realmente. Es sólo que a veces me siento como si yo fuese un por si acaso para él. Si alguien le ofreciera entradas para un partido, estoy convencida de que olvidaría cualquier plan que tuviese conmigo" Ella se movió en su asiento. "¿Qué hay de ti? No has mencionado ni una sola cosa acerca de tu vida personal" Casey se encogió de hombros. "No tengo realmente una de qué hablar" "¿No estás saliendo con alguien? ¿En una relación con alguien?" Casey vaciló y se sorprendió cuando Leslie se acercó y le tocó el brazo brevemente “Sé que eres gay. No tienes que evitar ese tema conmigo" "Lo sabes ¿eh?" "Es del conocimiento de todos" "Sí, supongo que sí." "¿Y?" Casey se echó a reír "Todavía no hay nada que contar. He salido un poco. No tanto como solía hacerlo cuando era más joven, eso es seguro" "¿Alguien te rompió el corazón?" "No, nada de eso. Eso solo que no he conocida a la indicada todavía. Había perdido un poco la esperanza, pero estar cerca de Tori y Sam me permitió darme cuenta de que todavía existe una posibilidad" "He oído historias sobre ellas. Rumores, realmente. Ella estaba saliendo con un abogado cuando se conocieron, ¿verdad?" "Sí. Me encontré con él por primera vez el otro día. No tomó la ruptura muy bien, al parecer. Sigue estando bastante amargado. Pero deberías ver juntas a Tori y Sam. Están tan enamoradas. Sólo las miras y lo sabes" Casey miró a Leslie " Nunca he tenido algo así con nadie. Eso de estoy tan enamorada que no puedo soportar ese sentimiento, ya sabes. Ellas lo
  • tienen. Tori se convierte en una gran bola de masa blanda cuando está cerca de Sam" Ella se echó a reír. "Y no te atrevas a decirle a Tori que dije eso" Se sentaron en silencio, ambas mirando el apartamento en silencio. Había poca gente paseando pero ninguna se veía sospechosa. Casey puso en marcha de nuevo el motor "Vamos a probar con otro" A dos cuadras de distancia, se detuvo en el estacionamiento de otro complejo, conduciendo lentamente. La zona común estaba oscura y silenciosa. Casey estacionó y apagó las luces "Será fácil ver a alguien desde aquí " dijo "Un montón de sombras donde ocultarse" "Como buscar una aguja en un pajar sin embargo" "Sí, lo es." Casey se inclinó hacia atrás, tratando de contener su curiosidad, pero pudo más que ella. Como Tori había dicho, ella siempre tenía que hacer cientos de preguntas cuando conocía a alguien nuevo. "Mencionaste a la madre de Michael, pero no la tuya. ¿Es que no vive aquí?" Leslie se volvió, sonriendo. "Escuché eso de ti, sabes." "¿Escuchar qué?" Leslie rió. "Que hablas demasiado y que estás llena de preguntas" "Oh, ya veo. Markie tenía que ponerte al tanto ¿no es así?" "Sí, lo hizo. También dijo que no importaba lo que la gente tratara de ocultarte, tú lo averiguarías. Estoy bastante segura de que era un cumplido" "No he visto a Markie en mucho tiempo. Te juro, hablar con él era como hablar con una roca" "Tal vez es por eso que pensó que hablabas demasiado. Él no habla en absoluto" "Soy curiosa" "Ya veo". "Sí. ¿Y tu madre te está empujando a casarte como lo hace la madre de Michael?" "Oh, misma pregunta, redacción diferente. ¿Siempre haces eso?" "¿Hacer qué?" "Seguir preguntando hasta que obtienes una respuesta" Casey se encogió de hombros. "Soy una detective" "Una muy curiosa" Casey esperó lo que pensaba era una cantidad adecuada de tiempo, y luego se volvió. "A tu madre no le gusta Michael, ¿no es así?" Riendo, Leslie levantó las manos. "Está bien, tú ganas. Voy hablar" "¿Madre?" "Ella no sabe que estoy comprometida" "¿Por qué demonios no?" "No somos cercanas" "Eso no es una excusa. La mitad de todas las relaciones madre-hija podrían ser descritas de la misma manera. Inténtalo de nuevo" Leslie inclinó la cabeza hacia atrás con un suspiro. "Mi madre es...bueno, ella es diferente. Cuando estaba en la escuela secundaria, mi padre se metió a vivir con su secretaria. Él nos
  • dejó. Y mi madre se volvió furiosa. Después de su divorcio, empezó a salir con hombres más jóvenes. Mucho más joven. Fiestas, drogas, ella lo hizo todo, como si estuviera reviviendo la universidad o algo así. Ha estado casada cuatro veces desde entonces. Actualmente, está viviendo con un hombre seis años menor que yo. Así es que ya no tenemos una relación" Ella se volvió en su asiento. "Y la madre de Michael es todo lo contrario. Quedó viuda muy joven, sin embargo, nunca se volvió a casar. Ella todavía lleva su anillo de bodas. Ella es muy conservadora y reservada. Una madre normal. Estaría avergonzada si las dos se conocieran" "¿Y tu papá?" "Es algo tenso. Siempre lo ha sido. Sin embargo, sigue estando con la misma mujer, voy a concederle eso" "¿Pero no estás cerca de él tampoco?" "En realidad no. Quiero decir, lo veo más que a mi madre, pero es algo muy forzado. Y todavía me llama en mi cumpleaños, cosas así" hizo una pausa "Él tiene dos hijos con esa mujer, por lo que creo que sólo me llama por obligación, ya sabes" "¿Sabe que te vas a casar?" "Él sabe que estoy comprometida, sí." "Así es que él…" "Basta." Leslie se volteó en su asiento, metiendo su cabello oscuro detrás de sus orejas en un gesto que Casey notó hacía antes de hablar "Mi turno" "¿Tu turno?" Casey tocó su pierna nerviosamente. Ella siempre había tenido curiosidad acerca de otras personas y sus vidas. Siempre había estado llena de preguntas. Pero cuando otros querían corresponder, se callaba. No había tenido una infancia feliz, ni una adolescencia memorable, nunca tuvo la típica familia americana. Disfuncional era aún una palabra demasiado suave para describir a su familia. Y mientras crecía a una vida adulta, nada había cambiado mucho. "Dijiste que no estabas saliendo con nadie, así que vamos a retroceder. ¿Madre?" Casey asintió "Sí". "¿Sí? ¿Eso es todo lo que consigo?" "Ella está en California ahora. Yo no la veo" "Está bien. ¿Padre? " Casey negó con la cabeza. "No. Fallecido" "Lo siento" "No, no. Él no era parte de mi vida. Ellos se divorciaron cuando yo era una niña. Divorcio desagradable. Y de todos modos, él murió hace años" "Está bien, ¿hermanos?" "No realmente". "Eso es más que una pregunta de sí o no. Ya sea que lo hagas o no lo hagas" Casey sonrió. "Está bien, voy a ir con el no, entonces"
  • Leslie le miró fijamente. "Acabo de hablarte de mi madre loca. Dudo que puedas superar eso" "No. Pero es...es doloroso. No pienso mucho en eso. Y hablo cada vez menos de eso" admitió. "Está bien, lo siento. Eso es justo. Y no es como si realmente nos conociéramos lo suficientemente bien como para compartir ese tipo de cosas" Casey se rió en voz baja. "Ella lo dice después de haber hablado de su madre loca” Leslie se echó a reír también. "No quise decirlo de esa manera. En serio. Estaba siendo sincera. Algunas cosas simplemente no se lo dices a los extraños" "¿A menos que el desconocido resulte ser un gran formulador de preguntas?" "Sí. Pero he aprendido mi lección contigo" Casey se movió en su asiento, volviéndose hacia Leslie. "Yo sí creo en conocer a mis compañeros. Creo que eso hace que la relación sea mucho más fuerte. Sé que para algunos es sólo cuestión de trabajo, no quieren saber de los cónyuges y niños. Creo que eso es una locura" "Estoy de acuerdo. Pasas tanto tiempo, juntos, tu relación tiene que ser algo más que trabajo. Tienes que preocuparte por la otra persona. Y si no sabes nada acerca de ellos o de su vida, es difícil preocuparte" "Es difícil preocuparte, sí. Pero es sólo un mecanismo de defensa. Especialmente en nuestra línea de trabajo. Si no llego a conocerte como persona, si no sé acerca de tu esposo e hijos, entonces no somos realmente amigas. Así que si llegas a lesionarte o morir a tiros, entonces sólo he perdido a alguien del trabajo. No he perdido a una amiga" Leslie sonrió y le tocó el brazo. "Estás hablando hipotéticamente, lo sé, pero por favor no menciones mi persona y disparo y muerte en la misma oración" "Lo siento. Y nunca he perdido a un compañero, por lo que debes estar segura" Leslie apretó su brazo y luego lo soltó. "Dime por qué no estás saliendo con alguien" "Ah, ¿asunto seguro?" "Tal vez." Casey giró los hombros, aflojándolos. Odiaba estar tanto tiempo sentada "Nada está pasando aquí. ¿Deseas continuar?" "¿Esa es tu forma de evitar el tema de las citas?" "No. No me importa hablar de mi falta de vida amorosa" Casey dijo con una sonrisa, pero ella encendió el motor de todos modos "¿Qué sigue en la lista? ¿Twin Peaks?" Leslie rió. "Twin Gables. Siguiente bloque" "Son casi las diez. ¿Qué está haciendo Michael que no le importa que estés en una emboscada?" "Se fue a un partido de los Rangers. Miles y Russell, dos de sus amigos tienen boletos para la temporada. Por lo general, invitan a Michael y Jeff como sus citas" "¿Esos son los amigos que viven en el mismo complejo que ustedes?" "Son ellos." "¿Lo mismo ocurre con sus novias y contigo, todas salen juntas?"
  • Leslie rió. "¿Qué novias? Miles y Russell no hacen citas. Nunca. De hecho, creo que serían maravillosos para un comercial de cerveza. Jeff tiene algunas citas, no mucho. Creo que las chicas dan una mirada a esa sala de juegos y corren" Su sonrisa se desvaneció "A diferencia de mí, que permanecí atascada" Casey condujo a través del estacionamiento, pero la zona común se ocultaba a la vista. Aparcó y apagó el motor. "¿Te gustaría un paseo?" "Por supuesto" Cerraron sus puertas en silencio y se movieron bajo las sombras, entre los edificios. La zona común estaba en su mayoría cubierta de hierba, con unos pocos árboles maduros. Cuatro mesas de picnic y parrillas de carbón fueron posicionadas en cada esquina. En el medio había una red de voleibol, el césped desgastado alrededor. Casey vio al hombre a través del camino mientras se movía en la sombras. Ella agarró el brazo de Leslie y la atrajo hacia sí, ocultándolas de su vista. "Lo veo" susurró Leslie. Ellas lo observaron mientras él se movía rápidamente de arbusto en arbusto, escondiéndose. Él estaba haciendo su camino alrededor del complejo, dirigiéndose hacia su dirección. De pronto se detuvo y se agachó. "¿Qué está haciendo?" Casey negó con la cabeza. "No lo sé". Entonces vieron y escucharon a un grupo de personas que se dirigían a la cancha de voleibol. "¿A esta hora? Yo estaría enojada si viviera aquí" dijo Leslie. "Mira a nuestro hombre" Él se puso de pie, caminando de vuelta por donde había venido, con las manos metidas despreocupadamente en los bolsillos, como si estuviese dando un paseo. Él llegó a la acera y desapareció detrás del edificio. "¿Debemos tratar de seguirlo?" "No. Vamos a conducir por ese lado. Tal vez podamos encontrarlo en su coche y anotar las placas" Pero todo estaba en silencio cuando llegaron al otro lado del complejo. Nadie caminaba alrededor, ni coches en marcha, ni luces encendidas. "Por supuesto, ¿cuáles eran las probabilidades de que él fuese nuestro hombre?" "Escasas" dijo Casey. "Como habías dicho, una aguja en un pajar." Casey miró su reloj "¿Lista para terminar la noche?" "Sí". Casey salió de la zona de aparcamiento hacia la calle, el tráfico ligero a esa hora "¿Dónde vives?" "Cerca en Irving. La oficina de Michael está a sólo dos cuadras de distancia" "¿Esa fue la razón por la que transfirieron aquí? Malone dijo algo sobre el viaje a Fort Worth" "Sí. Solíamos vivir en Arlington, pero la compañía de Michael fue reubicada" "¿Y él odiaba conducir?" Casey adivinó.
  • "Sí. Y sé lo que estás pensando. Su argumento fue que nos veríamos más si viviéramos en el mismo complejo que sus amigos, ya que le ahorraría tiempo" Casey gimió. "¿Y compraste eso?" "No. Pero me cansé de discutir sobre ello. Así que hice el viaje durante cinco meses, entonces apliqué a Dallas P.D" "¿Y cómo se siente él acerca de tu trabajo?" "¿Qué quieres decir?" "Bueno, algunos chicos se sienten intimidados porque su cónyuge sea policía, o sienten que es un trabajo demasiado peligroso para una mujer. Muy pocos lo aceptan de todo corazón" "No estoy segura de cuál es su posición al respecto. Creo que para él, es sólo lo que hago. Quiero decir, yo era policía cuando nos conocimos. Creo que es totalmente indiferente a eso. Ahora su madre, lo odia. Y no estoy segura si es porque ella piensa que es peligroso, o porque lo uso como una excusa para no fijar una fecha para la boda" "¿Esa es la excusa que estás usando?" Casey se detuvo en un semáforo y se volvió a mirarla. "¿Por qué necesitas una excusa?" "En realidad no es una excusa. Quiero decir, decir que tengo una fecha fijada para esta semana estando en medio de una investigación de asesinato. ¿Cuán encantada estarías si me voy durante dos semanas en mi luna de miel?" "Bueno, no encantada, sí. Pero es un hecho de la vida. Otras personas se casan todo el tiempo. Sólo tenemos que hacer excepciones" "Está bien, así es que quizás sólo es una excusa conveniente" El semáforo se puso en verde y Casey siguió su camino. "Así que de vuelta a mi pregunta, ¿por qué necesitas una excusa?" "Debido a que es un poco tarde para decir que no estoy segura si estoy lista. O sea, acepté su anillo" Casey se echó a reír. "Así es que muchos gays y lesbianas quieren el derecho a casarse, pero lo tomamos fácil, creo" "¿No te gustaría casarte?" "Oh, no lo sé. No es tan importante para mí. " "Tal vez porque no estás en una relación." "Probablemente. Quiero decir, mira a Tori y Sam. Puedo verlas casadas. Bueno, podría ver a Sam" se rió, tratando de imaginarse a Tori en un esmoquin recitando sus votos mientras la gente miraba. No, ella probablemente podría verlas afuera en su barco, anclado en una cala favorita, ambas en pantalones cortos y trajes de baño. "Dime otra vez por qué no estás saliendo con alguien." "Dios, ¿de vuelta a esa pregunta? Hablando de no darse por vencido" "Te he contado prácticamente la historia de mi vida esta noche. Necesitas darme un poco del pasado" "¿Y no haber encontrado a la mujer adecuada, no es suficiente?" "Sólo vas a conocerla si tienes citas, y dices que no tienes citas"
  • "Dije que no salgo mucho", corrigió Casey con un suspiro "Cuando era más joven, yo no creía mucho en eso de conseguir a la persona adecuada, ya sabes. Todo era diversión y juegos y sexo" dijo echando un vistazo rápido a Leslie. "Y estaba concentrada en mi carrera. Era suficiente. Tenía un montón de amigos, no era como si estuviera sola. Y estaba pasando esta fase cuando pensé que era hora de sentar cabeza, así que lo intenté. Pensé que ella tal vez podría haber sido la elegida. Pero ella no podía entender mi trabajo. Quería que yo saliera. Vivimos juntas casi un año y medio. La única vez que he vivído con una amante" admitió Casey. "Pero al final, se volvió bastante malo. Fue entonces cuando decidí que no viviría nuevamente con nadie hasta que estuviese segura de que era real" "Eso aún no explica por qué no tienes citas" Casey se volvió para mirarla. "Me cansé de una sola noche. Se convirtió en una tarea. Conocer a alguien, hacer conversación, preguntándote si ellas esperaban que durmieras con ellas en la primera cita" dijo con una sonrisa "O peor aún, pensando que ellas lo hicieron solamente para descubrir que no lo hicieron" Se volvió en su estacionamiento, estacionando detrás del coche de Leslie "Eso no quiere decir que no quiero una relación. La quiero. Me gustaría enamorarme. Me gustaría tener a alguien con quien volver a casa. Me gustaría tener esa sensación donde miras a través de una habitación concurrida y puedes encontrar sus ojos sobre ti y no ver nada más que amor. Y me gustaría saber que hay alguien con quien voy a envejecer" Ella apagó el motor, volviéndose para mirar a Leslie "No la he conocido. Y no creo que vaya a conocerla en una cita a ciegas o en un bar. Ese tipo de cosas son tan forzadas" Leslie sonrió ligeramente. "Conocí a Michael en una cita a ciegas. Un amigo mío pensó que encajaríamos bien porque teníamos tanto en común. Recuerdo que pensé en ese momento que no teníamos nada en común" Su sonrisa desapareció. "Resultó ser cierto" "Entonces tal vez sea una buena idea seguir haciendo excusas para no fijar una fecha" Leslie se dio la vuelta, mirando por la ventana. "Me acabo de dar cuenta en la situación que me encuentro" "¿Qué quieres decir?" "Estoy comprometida para casarme con un hombre con quien no me quiero casarme" Casey no dijo nada, simplemente se sentó allí en silencio. Se conocían de pocos días, sin embargo, sospechaba que Leslie había compartido más de sus sentimientos esta noche de lo que había compartido en mucho tiempo. Quizás por eso fue una revelación para ella. No había dicho realmente las palabras en voz alta. Capítulo 9 "Dios, eso se siente bien" gruño Tori. "Duro" Sam se echó a reír. "¿Por qué es que nunca obtengo los masajes en la espalda?" "Porque siempre tratas de convertirlo en más. Yo, por otra parte, amo los masajes en la espalda y no los asocio con el sexo"
  • "¿Pero convertirlos en el sexo es algo malo?" "No, mientras pueda obtener mis masajes en la espalda primero" Las manos de Sam apretaron más fuerte y Tori se mordió los labios, sus ojos se pusieron en blanco de placer. Sam tenía las mejores manos. Ella sonrió en la almohada. Sí, las mejores manos. "¿De qué estás sonriendo?" "¿Cómo sabes que estoy sonriendo?" "Puedo decirlo" "Sólo sonrío de placer, ¿no te parece bien?" Sam apretó más fuerte. "Nunca dijiste cuanto le gusta a Casey su nueva compañera" "Está bien. Parece agradable. Linda como el infierno" "¿Linda? Oh, no. Pobre Casey" "Sí, pobre Casey", dijo Tori con una sonrisa. "Ella tenía la esperanza de que fuera corpulenta o algo así" "¿Ella es hetero?" "Sí. Comprometida" "¿Así que ustedes tendrán la oportunidad de ir a una boda?" "Supongo. Auch" "Dijiste duro" "No quería decir que me hicieras daño" "Lo siento. Déjame besarte" Tori sintió los labios de Sam acariciando su cuello y cerró los ojos. El masaje en la espalda había terminado. Se dio la vuelta, tomando a Sam con ella, cubriéndola con su peso. "Te amo, lo sabes" "Mmm". "Tu turno". Sam sonrió contra su boca. "No va a tomar mucho tiempo" Capítulo 10 Leslie se detuvo en la puerta de su apartamento, preguntándose de nuevo, si debería tener una charla con Michael, preguntándose si debería hablar de sus dudas con él. Después de anoche, después de lo que ella le había admitido a Casey, una perfecta desconocida, que no quería casarse, la culpa se había apoderado de ella. Había dejado de lado sus preguntas, sus dudas y sus miedos, y se había metido en la cama al lado de Michael, le había envuelto con sus brazos y le había acercado hacia ella, tratando de evocar algunos sentimientos que se parecieran a lo que Casey había llamado ‘Estoy tan enamorada que no puedo soportar lo que siento’. Esos sentimientos nunca aparecieron y Michael nunca despertó, por lo que se alejó de él, rodando a su lado y mirando a la pared, preguntándose qué iba a hacer.
  • Y ahora, después de un agitado día de entrevistar a aquellos que habían reportado al mirón de los dos asesinatos, con la esperanza de obtener una descripción, ella y Casey habían cancelado su improvisada operación de vigilancia de los apartamentos. Una de las razones por la que no tenían la descripción concreta de su tipo. De hecho, tres habían insistido en que era una chica. Así que habían decidido recopilar todas las entrevistas para revisarlas en la mañana y ver si podían llegar a algo, dando por terminado el día. Y así es que, de camino a casa, ella había luchado consigo misma sobre lo que debía y no debía decirle a Michael. Por un lado, ella no podía solo decirle que estaba teniendo dudas. Él nunca lo entendería. Si estás teniendo dudas, no aceptas una propuesta de matrimonio, no te vas a vivir juntos. Deslizó la llave, abrió la puerta y se detuvo de nuevo. ¿Y por qué estaba dudando en estos momentos? Inclinó la cabeza, tratando de recordar lo que había provocado esos sentimientos. ¿Era por las preguntas directas de Casey y ella respondiendo con la verdad? Cayó en cuenta que eso podría muy bien ser la verdad. Ella no había tenido amigas cercanas en su vida. No había tenido a nadie con quien hablar de sus sentimientos. Estaba su trabajo y estaba Michael. Y cuando Michael estaba fuera con sus amigos, ella no llenaba su tiempo con otra persona, una mejor amiga, ella lo llenaba estando sola. Pero ahora, otra mujer le había hecho preguntas directas sobre su relación y había respondido directamente. Y las dudas se habían apoderado de ella. Tomó una respiración profunda, empujando la puerta abierta. Estaba cansada y sus pensamientos eran un revoltijo. Ahora no era el momento de tener una charla. "Estoy en casa" le gritó, sorprendida de que la televisión no estaba a todo volumen. En su lugar, olores tentadores venían de la cocina. "Aquí" Ella asomó la cabeza, viendo a Michael encima de la estufa "¿Qué demonios estás haciendo?" "¿Cómo luce? Estoy cocinando" "De eso se trata. No cocinas" "Pastel de carne" Las cejas de Leslie se alzaron "¿Pastel de carne? ¿Has hecho pastel de carne?" "Bueno, mi madre hizo pastel de carne. Me lo trajo para que lo horneara. Tengo judías verdes aquí" dijo señalando a la olla en la estufa. "Y una ensalada en la nevera" "Así es que, ¿Rebecca viene a cenar?" "Oh, no. Ella acaba de traer esto" Se dio la vuelta y sonrió. "Yo creo que está dando a entender que tenemos que cocinar más en vez de comer fuera" "Genial. Podría ser un nuevo pasatiempo para tí. Huele maravilloso" añadió mientras se alejaba. Y minutos después, en lugar de tener que decidir entre salir para comprar comida rápida o sentarse en un restaurante, estaban sentados en su propia mesa con la cena. Lo qué le pareció gracioso. La única vez que utilizaban la mesa era cuando su madre estaba presente. Y eso implicaba ordenar para llevar a casa y apresurarse para preparar la mesa antes de que ella llegara. Ahora, allí estaban, un festín con comida que Rebecca había cocinado,
  • sentados correctamente en la mesa bebiendo vino en vez de en el sofá viendo la televisión o navegando en la red en sus computadoras portátiles, o Michael comiendo en la habitación de invitados mientras veía un partido. No, allí estaban, prácticamente como personas normales. Personas casadas normales. Pero se preguntaba si la conversación era tan escasa entre las personas casadas. Seguramente, ellos tenían algo de lo que podían hablar. Y Michael fue quien la sorprendió iniciando la conversación. "No has dicho mucho acerca de tu nuevo trabajo. ¿Te está gustando?" "Sí, está bien. ¿Por qué lo preguntas?" "Bueno, cuando estabas en Fort Worth, la mayor parte del tiempo te quejabas de cómo te trataban. Y cuando te transfirieron de Asalto para acá, hablaste de lo diferente que era, de lo aburrida que estabas. Ahora, llegaste a donde querías, pero no has dicho mucho al respecto" Ella frunció el ceño, no se había dado cuenta, pero era la verdad. Ella había contado muy poco. Lo que era sorprendente, teniendo en cuenta cuan a gusto se sentía con su nuevo equipo. "Me gusta mucho estar aquí" dijo "Son muy agradables. Es un ambiente relajado. Y no hay mejores muchachos allí. Ni siquiera el teniente Malone". "¿Y tú nueva pareja? Sé lo importante que es para ti que hagan click" Leslie sonrió. "Sí. Y Casey es grandiosa. Ella viene de víctimas especiales. Sólo lleva en Homicidios unos meses" "¿Ella? Me pareció que era un chico. Nunca habías sido emparejada con otra mujer. ¿Es eso seguro?" "¿Seguro?" Leslie bajó su tenedor. "¿Como si, porque ella es una mujer no es una buena policía?" "Yo no quise decir eso. Es sólo que...ya sabes, si algo se presenta y tienen que usar una pistola o algo así, probablemente sería mejor si por lo menos uno de ustedes fuese un hombre" Leslie se echó a reír, aunque totalmente carente de humor "Oh, Dios mío. No puedo creer que hayas dicho eso. Yo sé cómo utilizar mi arma, sabes. Es necesario, bien seas hombre o mujer" "Estás a la defensiva porque estás tomando mal mi argumento. De ninguna manera quise decir que eras una policía inferior porque eras mujer. Solo estaba siendo un hombre " dijo con una sonrisa "Y los hombres son los protectores". La sonrisa de Leslie se desvaneció "Si crees que estás suavizando las cosas con esa última afirmación, olvídalo. Estás cavando tu agujero más profundo" "Oh, vamos. Esto no es Cagney y Lacey. No hay ningún asunto de mujer por lo que sea necesario discutir conmigo. Sé que eres una buena policía " dijo "Pero, ¿cómo sabemos si esta persona, Casey, lo es?" Leslie lo miró fijamente, sintiendo como su ceño se fruncía sin poder detenerlo. ¿Cómo él sabía que era una buena policía? ¿Por qué tenía un puñado de elogios? ¿Debido a que aún estaba viva? ¿Por qué? Él no estaba realmente involucrado en su trabajo. Rara vez hacía
  • algo para conocer a sus compañeros o su equipo. No asistía a ninguna de las funciones. ¿Cómo sabía que era una buena policía? "¿Qué?" Ella parpadeó varias veces, despejando su mente. "¿Hmm?" "Me estabas mirando como si hubiese dicho algo malo de nuevo" Ella negó con la cabeza. "Nada". "¿Entonces?" Aunque su apetito se había esfumado, cogió el tenedor de nuevo, empujando el pastel de carne alrededor de su plato. "Estoy segura de que Casey y yo estaremos bien juntas. De hecho, me siento honrada de que nos emparejaran, teniendo en cuenta que tiene tan poca experiencia. Eso significa que están impresionados con mi record en Fort Worth" "En otras palabras, no debería preocuparme por ello." "Exactamente". Y así terminó la cena, con Michael yendo a la habitación extra y cerrando la puerta firmemente, la televisión pronto inundó el lugar con los sonidos de un juego de video mientras ella limpiaba la cocina y limpiaba los restos del pastel de carne. Ella escapó al baño, llenando la bañera con agua caliente y burbujas, preguntándose por qué su vida de repente parecía tan vacía. El hombre con quien pensaba casarse estaba en la habitación de al lado, gastando su tiempo con un juego y muy probablemente chateando con Jeff. Se preguntaba que elegiría si ella lo invitaba a unirse con ella en un baño de burbujas. Ella sonrió con ironía. Lo más probable elegiría el juego. No importaba. Ella prefería estar sola. Se desnudó dónde estaba de pie, y luego entró en el agua tibia, hundiéndose hasta el cuello mientras las burbujas le rodeaban. "El cielo" murmuró mientras sus ojos se cerraban. Echó fuera sus pensamientos, eligiendo perderse en el agua caliente que la envolvía. Capítulo 11 Casey hacía malabares con cuatro tazas de café mientras se apresuraba al salón del escuadrón, deteniéndose en seco en el escritorio vacío de Sikes. "¿Finalmente me detuve por café y él no está aquí?" Ella entregó a Tori su taza, aceptando su sonrisa como agradecimiento "Les, ya que no conozco tu favorito, me arriesgué con moca. Quiero decir, a todo el mundo le gusta el moca ¿verdad?" "Buen trabajo, O'Connor. Ese en realidad es mi favorito" "Genial, anoté puntos." Se dio la vuelta en su computadora antes de sentarse, y luego miró a Tori. "¿Algo nuevo?" "Hubo un reporte sobre un mirón anoche" "No es broma. ¿Dónde?" "Twin Gables". Casey miró a Leslie y le guiñó un ojo. "Twin Peaks".
  • "De todos modos, para cuando la patrulla llegó, nuestro hombre se había ido. Sikes está entrevistando a la mujer que llamó" "Así que tal vez es hora de hacer la vigilancia de verdad. Quiero decir, así fue cómo empezó antes. Podemos concentrarnos en esa área. Tal vez reforzar el patrullaje" sugirió. Leslie negó con la cabeza. "Pero si ponemos más unidades en el patrullaje, podría asustar a nuestro hombre. Puede moverse a otra parte y disminuir nuestra oportunidad de atraparlo mientras su delito apenas se asoma" Tori asintió "Estoy de acuerdo. Y vamos a ver si Sikes puede obtener una buena descripción. Porque lo que ustedes lograron ayer apesta" "Lo juro, tres personas dijeron que era una mujer" dijo Casey. "Intenta convencer a Mac de que una mujer dejó semen en la escena" Casey miró a Leslie y sonrió. "Estás de buen humor esta mañana. ¿Tuviste una buena noche, Hunter?" "Probablemente mejor que la tuya, O'Connor". "Oh, ahora estás siendo malvada" "Sí, eso fue bajo. Y Sam viene después del trabajo. Ella está de humor para comida mexicana. Dijo que te invitara" "Está bien, seguro. Tú me conoces con las margaritas" Casey se volvió hacia Leslie "Me gustaría invitarte a venir con nosotras, pero creo que Michael estará en casa esperándote" "En realidad, él va a salir con sus amigos esta noche" "Genial. Entonces ¿por qué no te unes a nosotras? "Casey arqueó una ceja a Tori. "Sí, únete a nosotras. A Sam le encantaría conocerte" Leslie miró de una a la otra, y luego asintió. "Está bien, gracias. Me encantaría". "Bien." Casey señalo hacia su monitor "¿Por qué haces esa cosa del mapa que hiciste? ¿No es esta la primera llamada de Twin Gables?" "Creo que sí". Casey estaba detrás de ella, esperando "Está obviamente en nuestra área, ya que estábamos de crucero por allí la otra noche" "Así que, tomando en cuenta la escena de los crímenes y las llamadas sobre el mirón, ¿tenemos un radio de ocho cuadras?" preguntó Tori. "Sí. Y lo que me parece extraño…" dijo Leslie "…es que su objetivo son los apartamentos más cercanos del centro de la ciudad, donde está más congestionado. ¿Por qué no los apartamentos de la vía principal donde podría tener más vías de escape?" "Eso es verdad. Quiero decir vimos la otra noche, que el aparcamiento es limitado. ¿Dónde esconde su coche? ¿Cuánto camina para llegar a su objetivo?" "Ambos asesinatos fueron en los apartamentos convencionales con ventanas, en la planta baja". "Y entrada exterior" dijo Casey. "La mayoría de la apartamentos remodelados tiene una entrada central. Los más nuevos tienen entrada privada. Eso haría más difícil la entrada a nuestro hombre"
  • "Pero en los apartamentos que él está atacando, tiene más opciones" Tori dijo "Y esta justo en el borde de Deep Ellum. Tal vez no utiliza un coche. Quizás solo camina" "Y fácilmente desaparece en Deep Ellum." "He estado en Deep Ellum un puñado de veces" dijo Leslie "Pero durante la semana, no hay mucho tráfico en la calle, ¿verdad?" "Ciertamente, no tanto como en los fines de semana, no. E incluso entonces, es un poco monótono. Muchos de los clubes y restaurantes han cerrado en los últimos años. Pero todavía hay bastante gente caminando por las calles, yendo de bar en bar, por lo que él puede mezclarse" Tori explicó. "Está bien. Entonces, ¿cuál es el plan? ", Preguntó Leslie. Casey le apretó el hombro mientras caminaba detrás de ella, entonces señaló el monitor de nuevo. "Ya que eres tan buena con esa cosa, ¿qué tal una hoja de cálculo o algo así con todos los apartamentos en ese radio de ocho cuadras? Entonces podemos establecer algunas directrices ¿Cuáles tienen entrada extra? ¿Cuántos pisos hay? ¿Cuáles tienen esos patios diminutos? ¿Ventanas en la planta baja? Cosas así" Ella se fue a su escritorio, pero se detuvo cuando unos dedos rodearon su brazo. "Voy a hacer la hoja de cálculo, pero vamos a recorrer la zona después. Será mucho más fácil de registrar toda esta información a la luz del día en lugar de suponerla pasando rápidamente por la noche" Casey era consciente de los dedos que todavía se aferran a su brazo y era consciente de la mirada de Tori sobre ellas. Por alguna razón, el toque en su brazo le hizo temblar. Ella asintió con la cabeza, intentando encontrar su voz. "Me parece muy bien." La mano finalmente se escabulló y ella se movió de nuevo, mirando brevemente Tori que seguía mirando. Casey se echó agua en la cara, y luego levantó la vista cuando la puerta del baño de damas se abrió y se asomó la cabeza Tori. Sus ojos se encontraron en el espejo. "¿Qué pasa?" Tori sonrió. "Ha pasado una semana, ¿eh?" "¿Una semana?" "Con tu nueva pareja." "Oh." Casey alcanzó las toallas y sacó dos secando su rostro "Si. Una semana" "Verlas a las dos por ahí, me recordó a Sam" "¿Qué quieres decir?" "Cuando Sam llegó por primera vez, eso solía volverme loca. Siempre me tocaba cuando me hablaba" Tori se rió un poco "Pero tú eres diferente a mí. Tú la tocas mucho también" Casey frunció el ceño. "Yo no lo hago" "Probablemente ni siquiera se dan cuenta." Tori pasó por delante y entró a uno de los puestos "Es un poco lindo" Casey miró sus ojos en el espejo "Ayudaría si ella fuese anticuada, ya sabes. "
  • "Sí. Anticuada. ¿Y cuál fue la palabra que usaste?" Casey sonrió a su reacción "Corpulenta" Capítulo 12 "Confía en mí, Casey es la experta en margarita" dijo Sam riendo. "He probado mi parte de margaritas, sí. Y el Rio Rita es el mejor" "Bueno, entonces voy a tener que probar uno" dijo Leslie mirando a su menú "¿Cuál es la especialidad aquí?" "Enchiladas de pollo", dijeron al unísono y Leslie se echó a reír. "Veo que vienen aquí a menudo." "Casey se niega a comer comida mexicana en cualquier otro lugar" dijo Tori. "Sí, pero contigo, me cuesta conseguir margaritas" Casey se volvió a Leslie. "Tori no bebe mucho, y cuando lo hace, es cerveza. Y en un día caluroso de verano cuando estamos en el barco pescando, está bien, pero incluso ahora cuando vamos a tomar una copa después de trabajar, me hace ordenar cerveza. Así que esta noche, tengo que disfrutar" "¿Quién tiene un barco?" "Sam y yo" dijo Tori. "Es un yate que mantenemos en el lago de Eagle Mountain" "Me dejan acompañarlas a veces" dijo Casey. "No hay nada mejor que salir a cubierta y pescar todo el día, luego pasar la noche en el agua" Ella se echó a reír "Por supuesto, eso es si podemos convencer a Sam para que nos cocine" "Bueno, creo que es genial que ustedes hagan cosas fuera del trabajo. Nunca tuve eso en todos mis años en el cuerpo. En Fort Worth, bueno, yo era la única mujer y creo que los chicos o querían protegerme porque les recordaba a sus hijas, o pensaban que estaba allí sólo para asegurarme de que la cafetera estuviese siempre llena" "Hay algunos veteranos que piensan de esa manera" dijo Sam "Pero en su mayoría, no tenemos ese estigma. Es todo muy justo con el género". Ella tocó el brazo de Tori "No es que Tori no haya participado en riñas". Leslie asintió. "He escuchado algunas de las historias". "No creas todo lo que oyes" dijo Tori. "Sí. Sólo alrededor del noventa por ciento de eso es verdad" dijo Casey con una sonrisa y se volvió por un toque en su brazo "Fran" dijo poniéndose de pie para saludar a la mujer mayor. "Si es mi detective favorita" Ella les sonrió cálidamente "Y veo que trae a sus buenas amigas. Hola, Tori y Sam" "Hola, Francesca" "¿Están hacinadas en un puesto pequeño, Casey? ¿Por qué no viniste a buscarme? Yo podría haberles encontrado una mesa"
  • "A Tori y Sam les gusta este lugar. Mira lo cerca que pueden sentarse" Leslie no pudo dejar de sonreír cuando un rubor apareció en el rostro de Tori, pero Sam simplemente se acercó aún más a ella, completamente a gusto. Casey dio un paso atrás "Y esta es Leslie Tucker" "Oh, sí. ¿Cómo está usted, Leslie Tucker? Siempre soy tan feliz cuando Casey trae una amiga. Eres muy hermosa" ella dijo, tomando la mano de Leslie. "Casey puede ser un terremoto. No dejes que te asuste" Ella le guiñó un ojo "Dicen que es un buen partido" Leslie levantó una ceja y sonrió cuando el rostro de Casey cambió a un lindo rojo. Para dos policías duras, Casey y Tori se avergonzaban fácilmente "Voy a tratar de mantenerla bajo control" "Las bebidas serán por cuenta de la casa" Se dio la vuelta, aplaudió con sus manos y un camarero apareció. "Mantén a mis amigas felices, Carlos." Ella hizo una reverencia en su dirección "Disfruten de sus comidas, señoras. Tori y Sam, me alegro de verlas de nuevo. Y, Leslie, asegúrate de que Casey te traiga nuevamente y pronto" "Lo siento mucho" susurró Casey cuando ella se deslizó a su lado. "No hay problema". "Deberías haberle mostrado tu anillo." Leslie miró el diamante en su dedo. Era obscenamente grande, en su opinión. Nunca había sido una de joyas y piedras. Incluso sus pendientes eran sencillos pendientes de diamantes, nada escandaloso. Recordó cuando Michael le había dado el anillo. Se había quedado sin palabras. Él había asumido que era de alegría y por lo impresionante de su tamaño. No. Era por darse cuenta de que tendría que llevar esa cosa. Se había acostumbrado a él y apenas pensaba en él, pero por alguna razón, parecía burlarse de ella esta noche, así que metió la mano debajo de la mesa y fuera de la vista. "¿Qué puedo traerles de beber, señoras?" "Tres Rios Ritas", dijo Casey. "Y una cerveza para Tori." "Una Corona" dijo Tori. "Excelente. Traeré inmediatamente las papas fritas y la salsa" "Espero que Fran no te haya hecho sentir incómoda" dijo Sam "Ella siempre juega a la casamentera con Casey." "No, está bien." "Entiendo que estás comprometida" Sonrió Sam. "No sé cómo es contigo, pero cuando yo estaba saliendo con Robert, él pensaba que ser una mujer policía tenía que ser el trabajo más peligroso del planeta" "Sabes, es gracioso. Michael realmente nunca ha tenido mucho que decir acerca de mi trabajo en los años que le conozco. No hasta la otra noche cuando se enteró de que mi pareja era otra mujer. Entonces comenzó con el argumento de que al menos uno de ustedes debería ser un hombre en caso de que necesiten disparar a alguien" dijo. "¿Estás bromeando?" Tori sacudió la cabeza "Hombres" murmuró provocando risas en la mesa.
  • Casey le dio un codazo, y luego movió sus cejas en broma "Voy a ser el hombre" Leslie rió. "Sólo si me ganas" Todas alcanzaron las papas al mismo tiempo cuando el camarero colocó la canasta a su alcance. "Mmm, la salsa es excelente" dijo Leslie mientras tomaba porciones de ambas, del cuencos rojo y del verde "Hay un lugar en Fort Worth donde sólo sirven burritos envueltos. Creo que ocho variedades diferentes. De todos modos, la salsa verde es para morirse" Ella miró a Casey "Sus margaritas no son tan calientes sin embargo" "Bueno, entonces ¿cuál es el punto?" "¿Te gusta Dallas? Es decir, comparado a Fort Worth" Sam preguntó antes de morder una papa. "Uno no pensaría que las actitudes de las dos ciudades pudiesen ser tan diferente ¿verdad? Yo estuve en Homicidios allí por seis años, con más o menos la misma gente todo el tiempo. Creo que hice un buen trabajo, a pesar de las limitaciones. Para el público, la igualdad era la palabra. Pero en mi equipo, yo era la mujer, y punto. Ellos amablemente mantenían las puertas abiertas para mí, y se apresuraban en pasar sus tazas de café vacía para que las llenara nuevamente". "¿Cómo lo soportabas?" preguntó Tori. "Yo le hubiese disparado a alguien". Ella se echó a reír. "El pensamiento cruzó por mi mente. Pero después de seis u ocho tazas rotas, aprendieron a buscar su propio café, por lo que no tuve que utilizar mi arma" "Señoras, aquí tienen. Tres Rios Ritas y una… cerveza" dijo él, provocando una mirada severa de Hunter. "¿Han decidido que van a cenar?" Casey se volvió hacia ella, enarcando las cejas y Leslie asintió "Sí, voy a probar las famosas enchiladas de pollo" "Nosotras también" dijo Sam. "Igual para todas" dijo Casey "Gracias" "Tenían razón. Esto es fabuloso" dijo Leslie, bebiendo de su bebida. "Mmm, no venimos aquí lo suficiente" dijo Sam. "No es por mi falta de insistencia" dijo Casey. Sam agarró otra papa y la llenó con la salsa, pero se detuvo antes de comer "Por cierto, ¿qué piensas de que nosotras compremos una casa?" Las cejas de Casey se alzaron y se quedó mirando a Tori "¿Qué?" Sam también miró a Tori. "¿No se lo dijiste?" "No. Y este es el por qué" Casey miró de una a otra "¿Quieren mudarse? ¿Lejos de mí?" "No lejos, Casey." "Pero aun así." Sam se inclinó sobre la mesa y apretó la mano de Casey. "No es lejos, lo prometo" Miró a Leslie. "Vivimos en el lago White Rock, al igual que Casey. Pero estamos en un apartamento y Casey en esta linda casita" "Casita es la palabra clave" dijo Casey.
  • "¿No son costosas las viviendas en esa zona?" preguntó Leslie. "Bueno, está el lado bueno del lago y el lado malo" "Actualmente, estamos en el lado barato" dijo Casey. Sam se inclinó hacia adelante y le sonrió a Casey "¿Cómo suena el country club para ti?" "¡Oh, Dios mío! ¿No hablas en serio?" Ella miró a Tori "¿El Country Club, Hunter? ¿Qué demonios?" "Le dije a Sam que mientras estuviésemos cerca del trabajo y del lago, no me importa" "Sí, pero ¿el country club?" Ella bajó la voz "¿Permiten que las lesbianas entren allí?" Leslie rió, disfrutando de la conversación. "Hemos encontrado una casa que es algo razonable" dijo Sam "Y en comparación con los precios de las casas nuevas que están construyendo en el lado norte, esto es como una ganga" "Pero el country club. Eso no está bien" Ella golpeó la mesa con sus dedos "¿Así que tendremos que jugar al golf ahora?" "Dudo que te dejen a ti o a mí entrar en el campo, O’Connor” Casey sonrió. "Sí, pero podríamos andar en un carro de golf, beber una cerveza o dos, y echar un vistazo a las damas. Ya sabes, manejar por la piscina, cosas así" Sam agarró el brazo de Tori y se rió "No lo harás" Leslie se encontró riendo con ellas, entonces se sorprendió cuando golpeó juguetonamente el hombro de Casey. "Suenas como que eres la alborotadora" bromeó. "¿Yo?" Sonrió Casey. "No, en absoluto". "No le creas" dijo Sam. "Pon a las dos juntas y tendrás un puñado de travesuras" Leslie tomó un sorbo de su bebida, disfrutando la tarde y la compañía. Le hacían sentir a gusto y nunca fue excluida de la conversación, siempre haciendo un alto para explicarle de lo que estaban hablando. En el momento que se sirvió la cena, todas estaban charlando como viejas amigas. Y recordó lo que Casey le había dicho acerca de Tori y Sam. Todo lo que tenías que hacer era echarles un vistazo y sabrías que estaban profundamente enamoradas. La mano de Sam nunca estuvo lejos de Tori, tocándola frecuentemente mientras hablaban. Y Tori, bueno Casey tenía razón. Ella se convertía en una gran bola de masa blanda alrededor de Sam. Era obvio de cuanto se preocupaban la una por la otra. Dejó que sus ojos cayeran sobre Casey, de nuevo preguntándose por qué estaba sola. Era muy agradable, encantadora, divertida y conversadora. ¿Por qué no había encontrado a alguien a quien amar? Casey se volvió entonces, mirándola a los ojos. Leslie fue sorprendida por la mirada gentil. Ella le devolvió la sonrisa, y luego hizo un gesto con su cabeza a la pila de tortillas calientes "¿Puedo?" "Puede, Detective Tucker" dijo Casey con una sonrisa, tomando una y se la entregó "¿Está bien?" "Excelente".
  • Capítulo 13 "No puedo creer que te hayas quedado aquí durante el fin de semana" dijo Leslie. "¿Por qué no? Soy la único sin una vida" dijo Casey mientras se detenía en una plaza de aparcamiento. "No es como si estuviese haciendo algo emocionante. Podrías haberme llamado" "No tiene sentido que los dos estemos dando vueltas hasta la medianoche. Además, no vi nada fuera de lo ordinario". "Y no hubo reportes del mirón desde esta zona". "Ahí lo tienes. Un fin de semana perdido" Casey extendió las piernas y trató de ponerse cómoda. Serían tres largas horas. Ese era el plan, de todos modos. Ella y Leslie tomarían los lunes, miércoles y viernes. Hunter y Sikes tomarían los martes y jueves. Decidirían los fines de semana más tarde, pero a Casey no le importaría ser voluntaria. Como había dicho, era la única sin una vida, a pesar de que había sido aburrido como el infierno pasar el fin de semana por su cuenta. Leslie desdobló la hoja de cálculo que había traído, entonces apuntó su pequeña linterna de bolsillo en él. "¿Hiciste Brookhaven?" Ella preguntó. "Sí, pero requiere caminar. El estacionamiento está lejos del edificio. Pero el área común del interior se abre a todas las unidades de la planta baja". "¿Puertas corredizas en los patios?" "Sí. Brookhaven es uno de los más accesibles. Podemos ir allí la próxima vez". "Pensamos que Creekside sería difícil" le recordó. "¿Lo revisaste?" "Sí. Las unidades de la planta baja, pero todas ellas tienen algo de privacidad alrededor de los patios, así que no puedes ver hacia adentro. Y todas las puertas del frente dan hacia el frente de los edificios opuestos. No creo que nuestro hombre vaya a atacar Creekside" "Y estoy segura que revisaste Twin Peaks" dijo con una sonrisa. "Lo hice. Y no creo que nuestro hombre vaya a elegir un viernes o sábado por la noche para su negocio. Hay demasiada actividad. Le sería difícil andar a escondidas. Sin mencionar, que la mayoría de las personas salen los viernes y sábados en la noche" "El primer asesinato fue un lunes en la noche, el segundo fue un domingo". "Sí, las dos noches más tranquilas. Sin embargo, el mayor número de llamadas sobre nuestro mirón fueron hechas los miércoles y los jueves" Leslie dobló la hoja y la puso a un lado. "Tal vez es cuando está haciendo su vigilancia. Solo va a ser cuestión de tiempo si tenemos suerte con él" "Me temo que si" Guardaron silencio y Casey cerró sus ojos por un segundo. Estaba cansada. Había estado fuera, hasta la medianoche, las dos últimas noches patrullando alrededor de los apartamentos. Para el momento en que llegaba a casa y lograba relajarse, se hacían las 2
  • am, que era cuando conseguía meterse en la cama. Desafortunadamente, su reloj interno la despertaba a las 5:30 am, su tiempo habitual para levantarse. "Realmente disfruté cenar con ustedes la otra noche" Leslie dijo después de un rato. Casey abrió los ojos y rodó su cabeza a lo largo del asiento. "¿Sí? Bien" Sus ojos se encontraron por un momento. "Estás agotada". Casey asintió. Estaba demasiado cansada para mentir. "Sí, no dormí mucho este fin de semana" "Seguramente no patrullas por aquí toda la noche, ¿verdad?" "No. Sólo hasta la medianoche" Suspiró "Tengo el hábito de...bueno, relajarme, me siento fuera en mi terraza en la oscuridad y veo el lago, y simplemente disfruto de la tranquilidad y todo" Ella cerró los ojos de nuevo. "Y tal vez un par de copas de vino" "¿Ese es tu ritual? Antes de dormir, ¿te sientas fuera en la oscuridad?" Ella se recostó contra el asiento. "Pienso que eso suena maravilloso" Casey sonrió "Si. Estar en el lago me recuerda momentos más feliz" dijo en voz baja. "Mi abuelo tenía un lugar fuera en el lago Fork. Cuando era más joven, solíamos ir allá" "Pero te escuché decirlo, no tienes familia. Creo que elegiste la opción: no hermanos" "¿Es ésta tu manera sutil de sacarme información?" "¿Está funcionando?" Casey se enderezó en su asiento y se frotó la cara. "Supongo que deberíamos hablar o podría quedarme dormida sobre ti" Se aclaró la garganta. "¿Qué quieres saber?" "Ya me dijiste que tu madre está en California y no son cercanas, pero dibujaste una línea cuando mencioné hermanos" "Lo hice, ¿no?" Ella golpeó el volante con aire ausente, su mente perdiéndose de vuelta al pasado, fragmentos de eventos y conversaciones pasando a la velocidad del rayo. Le había contado a Tori y a Sam sobre su vida. Antes de eso, no le había contado realmente a nadie, no toda la historia de todos modos. Todavía era un recuerdo doloroso, pero no hablar de ello no haría que desapareciera. Sintió unos cálidos dedos acariciando su antebrazo antes de apretar. Miró a Leslie, preguntándose por qué su toque hacía que su corazón acelerara su ritmo. "No quiero entrometerme, Casey. Si se trata de algo de lo que prefieres no hablar, entonces dime que me meta en mis propios asuntos y pasamos a temas más ligeros". Ella se encontró con los ojos de Leslie en las sombras, sorprendida por la gentil preocupación que vio allí. Ella esperó, sintiendo una extraña sensación de pérdida cuando los dedos de Leslie se apartaron de ella. "Tengo un hermano" dijo. Ella suspiró de nuevo, sintiendo cuan pesado era. "Es diez años mayor que yo" Ella tragó, tratando de conseguir que desapareciera el bulto de su garganta "Y una vez estuvimos muy unidos" Ella alcanzó los binoculares, mirando a un hombre que paseaba a su perro. Los bajó de nuevo y sonrió. "Vi a ese tipo anoche también" Ella tamborileó sus dedos sobre la pierna, preguntándose
  • por dónde empezar con su historia. "Tuve una infancia bastante horrible" dijo finalmente "Mis padres se odiaban. Luchaban constantemente. Golpeando, gritando, peleando. Todo el tiempo" Ella miró a Leslie. "Pensé que eso era todo lo que la vida conyugal significaba, sabes. Pensaba que los padres de todo el mundo hacían eso" "¿Tu hermano aún estaba en casa?" "Hasta que tuve ocho años. Él y tres compañeros consiguieron un apartamento cuando fueron a la universidad. Él solo se fue a Denton, lo suficientemente cerca de casa. De todos modos, se puso peor cuando Ryan se fue. Él era un tipo grande. Era un amortiguador" "¿Por qué se quedaron juntos?" "Oh, se separaron una vez, cuando Ryan era joven. Pero se unieron de nuevo" Ella se señaló a sí misma "Yo soy el resultado de esa noche salvaje. Estoy bastante segura de que fue la última vez que durmieron juntos " dijo con una sonrisa "Era todo tan extraño, ya sabes. Durante la semana, era el infierno con ellos, pero cada domingo por la mañana nos vestíamos y nos dirigíamos a misa. Y los domingos eran los mejores días. Era como si hicieran una tregua los domingos. Pero eso terminó también. Y el divorcio fue asqueroso. Ordenes de restricción y acusaciones y más peleas. Y al final, el juez le concedió la custodia a mi madre y a mi padre no se le permitieron visitas por el supuesto abuso" "Lo siento mucho" dijo Leslie "Cuando dijiste doloroso, no tenía idea”. "Ni siquiera estoy en la parte dolora, Les. Eso ocurrió siendo adulto". "No lo entiendo". "Mi padre nunca me golpeó. Le pegó a mi madre un par de veces, pero en la forma como llegaron a eso, no podía culparlo. Quiero decir, ella solía darle palizas" "¿Te hubieses ido con tu padre?" Casey negó con la cabeza. "Los amaba y los odiaba a los dos por igual. Eso no era realmente un problema. Y de todos modos, Ryan venía por mí los fines de semana, la mayoría los fines de semana, y me llevaba al lago Fork y nos quedábamos con mi abuelo. Esa era la única vez que me sentía normal, ya sabes. No había ninguna pelea. No había conflictos. Sólo pasaba el rato con mi hermano mayor. Incluso cuando se casó, él venía y me llevaba. En ese entonces creo que tenía catorce años. De todos modos, tenía un par de hijos y yo era la tía Casey, e incluso eso era normal. Y él me ayudó a entrar en la universidad, me ayudó con dinero, dejaba que me quedara con ellos algunas veces. En ese momento, mi madre se había mudado. Ella se mudó ese verano justo después de que me graduara en la secundaria, por lo que solo éramos nosotros. Su familia y yo" "Pero tuvieron una pelea" adivinó Leslie. "Creo que se puede llamar así." Casey apretó el volante "Su hija, Erica, ella pensaba que yo colgaba de la luna. Quería estar conmigo, sin importar nada. Y cuando me hice policía, pensó que era genial" dijo Casey con una sonrisa tranquila. "Si" Ella no se sorprendió cuando la mano de Leslie encontró su brazo y le dio un reconfortante apretón. Leslie era cariñosa. A ella le gustaba eso de ella "Erica era un poco marimacho. Y quería ser como la tía Casey. Quería ser policía, al igual que la tía Casey. Y fue entonces cuando mi hermano
  • se asustó. Porque ser como la tía Casey significaba ser gay. Y a pesar de que tanto él como su esposa me aceptaban, al parecer, ellos trazaron un límite a su hija" Casey se volvió y miró a Leslie quien estaba sentada en silencio observándola. "Él muy amablemente, pero con firmeza, me prohibió que volviera" "¿Tienes que estar bromeando?" "Erica tenía doce años. Yo tenía veintisiete años" Casey inclinó la cabeza "Estaba devastada". "¿Asumo que tu padre ya había partido?" "Sí. El murió pocos años después de su separación. Cayó muerto de un ataque al corazón un día. Pero sí, éramos sólo mi hermano y yo. Así que fui a ver a mi abuelo. Quiero decir, él estaba entrado en años, pero pensaba que éramos cercanos, pensaba que tal vez podría hacer entrar en razón a Ryan" tomó una respiración profunda. "No. Él estuvo de acuerdo con Ryan. Erica tenía potencial, dijo. No querían que yo la dañara" "Dios, lo siento mucho, Casey" "Así es que cuando me preguntas si tengo familia, si tengo hermanos, es por eso mi respuesta es no" "¿Y nunca los volviste a ver?" "Mi abuelo murió, oh, hace tres o cuatro años, supongo. Traté de ponerme en contacto, quería ir al funeral. Pero mi hermano dijo... él dijo que no" Ella liberó el volante y frotó sus manos entre sí, notando la humedad. Inclinó la cabeza hacia atrás, y luego enderezó los hombros, sintiéndoles sonar "Así es que esa es mi horrible pequeña historia" dijo tratando de sonreír. "En pocas palabras" "Después de todo eso, estoy totalmente asombrado por ti" "¿Qué quieres decir?" "Eres una persona feliz. Siempre tienes una sonrisa en tu cara, estás siempre de buen humor. No puedo creer que no estés amargada y cabreada con el mundo" "No, esa es mi madre" dijo Casey "Ella siempre me decía que ella había sido jodida por la vida. Decía que le había repartido una mala mano" Casey negó con la cabeza. "No quería ser como ella. Si te toca una mala mano, te pliegas y pides nuevas cartas. No tiene sentido mantenerse colgada en eso durante años, esperando que las cosas cambien" "Así que esa es la verdadera razón por la que no te has establecido ¿no es así? Tienes miedo de que vayas a terminar como tus padres” Casey pasó sus dedos por el cabello un par de veces, finalmente asintiendo. "Sí. Supongo. Es decir, la única vez que lo intenté, no terminó bien. Al final, había muchas discusiones, dimes y diretes. Muchas peleas, de verdad. Pero como he dicho, ella no era la elegida. Y me negué a forzar las cosas para que ella lo fuese. Porque creo que eso fue lo que hicieron mis padres. Ellos trataron de forzarse el uno al otro a ser algo, alguien, que no eran" Permanecieron en silencio por un momento, ambas mirando por el parabrisas, viendo el puñado de personas que caminaban cerca del complejo. Después de un rato, Leslie se volvió hacia ella. "Sin ánimo de ofender, pero tu hermano es un idiota"
  • Casey se rió en voz baja, pero no dijo nada. Sí, ella había usado esa palabra una o dos veces. Ella se enderezó, encendiendo la camioneta. "Vamos a probar con otro, ¿eh?" "Por supuesto. ¿Brookhaven? " "Sí, pero recuerda, vamos a tener que caminar por él" "Está bien. Es mejor que permanecer sentada durante tanto tiempo" "Sí, por lo menos está más fresco esta noche. ¿Te imaginas haciendo esto en medio del verano?" la respuesta de Leslie se vio interrumpida por el celular de Casey. Ella lo desenganchó del cinturón sin mirar "Sí, O'Connor" contestó ella. Ella desvió su mirada hacia Leslie, escuchando "Estamos a cuatro o cinco cuadras de distancia" Ella cerró el teléfono y luego aceleró, girando en el siguiente cruce "Era Malone. Tienen un cuerpo en Deep Ellum. Parece ser un vagabundo. Homicidio" "¿Dónde?" "En el callejón detrás Curtain Calls. Es un club de comedia". "No conozco esta área en absoluto" "Va a tomar tiempo" dijo Casey dando la vuelta de nuevo en Elm Street y dirigiéndose hacia el centro. Había tres coches patrulla con las luces intermitentes, y Casey se detuvo junto a la acera. Ella sostuvo su placa antes de que uno de los oficiales pudiese detenerla. "O'Connor, de Homicidios. Esta es la detective Tucker. ¿Tienes un cuerpo para nosotras?" "Sí, señora. Al final del callejón" "Gracias" Caminó hacia adelante, luego se detuvo. "¿El laboratorio de criminalística?" Ella preguntó. "Sí, señora, ya han sido notificados. Y al M.E" "Está bien, gracias." Ella miró a Leslie con una media sonrisa. "Nunca he levantado una escena sin Hunter o Sikes" explicó. "Eso es lo primero que Hunter pregunta" "Vamos a estar bien" Pero tan pronto como llegaron al callejón, se detuvieron, cubriéndose la boca cuando el olor dulce y podrido de la muerte les golpeó "Jesús" murmuró Casey. Miró a una de las patrullas "¿Qué diablos?" "Ha estado muerto por varios días" "Ya veo" Su mirada seguía por donde él señalaba, encontrándose con un bulto debajo de una manta. "¿Quién lo encontró?" "Uno del club estaba sacando la basura. Lo olió" "¿Es este un lugar de reunión?" preguntó Leslie, mirando a su alrededor. "Hay un montón de cajas rotas" "Sí. Muchas de las personas sin hogar duermen aquí " dijo "Ellos desaparecen durante el día" "¿Alguno de ellos estaban por aquí?" "Sí, se dispersaron cuando llegamos, pero hablamos con algunos"
  • "¿Este tipo tiene un nombre?" preguntó Casey mientras se acercó, movió la manta a un lado con el pie. "Dependiendo de a quién le preguntes, o es Rudy o Bobby". Ella dejó caer la manta y dio un paso atrás. "Maldición, su garganta ha sido cortada" miró a Leslie "Vamos a ver si podemos encontrar a alguien que hable con nosotras" "Hay un par de tipos que permanecen, están hacia el final" Pero cuando se dirigieron hacia ellos, los tipos se fueron. "Hey, esperen. Sólo tenemos algunas preguntas" Casey les llamó mientras les perseguía. Los alcanzaron en la calle. "Hey, hombre. Sólo unas cuantas preguntas" "No quiero ningún problema." "No habrá problemas" le aseguró Casey. Hizo un gesto a Leslie con la cabeza, que se fue tras el segundo tipo "¿Duermes aquí afuera?" "A veces, sí." Casey lo miró, suponiendo que su edad era de unos sesenta o algo así, aunque sabía que la calle envejecía. Su cabello y su barba, estaban sucias y enmarañadas, con canas. Sus ropas estaban viejas y desgarradas, la chaqueta casi en jirones "¿Lo conoces?" El hombre se encogió de hombros. "¿Sabe su nombre?" "Rudy". "¿Era su puesto regular?" El hombre asintió con la cabeza. Casey inclinó su cabeza "¿Y me imagino que no sabes quién lo mató?" "No sé nada" "¿Cuánto tiempo lleva muerto?" El hombre cerró los ojos y Casey lo imaginó contando Abrió los ojos de nuevo "Tres días" "¿El viernes por la noche?" El se acercó más y Casey trató de no alejarse de su olor "No siempre sabes qué día es en las calles" Casey finalmente dio un paso atrás y el hombre hizo lo mismo. "Si sabía que estaba muerto ¿por qué nadie avisó a la policía?" "No quiero ningún problema." "¿Crees que tal vez tenía algo que alguien quería? ¿Dinero? ¿Bebida?" El hombre negó con la cabeza. "Si anotas, no vuelves aquí hasta que se ha terminado" "¿Dónde comen?" "En el refugio". "¿Rudy iba allí?" "La mayoría de los días." "¿Tuvo alguna pelea con alguien? ¿Alguien le acosaba?" El hombre dio otro paso atrás. "No sé nada" Casey se acercó más. "¿A quién le tienes miedo?" preguntó en voz baja.
  • El hombre miró a su alrededor rápidamente, luego negó con la cabeza. "No sé nada". Se dio la vuelta para irse y Casey se lo permitió. Si sabía algo, no lo diría. Miró hacia el final de la calle encontrando a Leslie. Ella seguía hablando con su hombre y Casey aprovechó la oportunidad de mirarla sin ser vista. Alta, estaba vestida de manera similar en pantalones vaqueros y botas ligeras, su cabello oscuro despeinado por el viento y rebelde. Casey asintió. Ella encajó. Los primeros días, había llevado pantalones ajustados y mocasines de lujo. Pero ahora, seguía el ejemplo de Tori y el de ella, vestirse para las calles, no para la oficina. Mientras le miraba, Leslie se dio vuelta, atrapándola. Sus ojos se encontraron por un breve momento, entonces Leslie anotó algo en su bloc de notas antes de dirigirse hacia ella. Casey esperó, finalmente alzó las cejas cuando Leslie se acercó. "Bobby" Casey sonrió. "El mío dijo Rudy" Leslie se encogió de hombros. "Bueno, será Rudy Bobby" Ella echó un vistazo a sus notas "Él había estado por aquí la mayor parte del año. Ni peleas con nadie, ni enemigos. Se mantenía a sí mismo. Lleva muerto un par de días" "Sí, lo mismo que tengo yo" Casey miró alrededor de la calle, vio a varias personas que las observaban. "Entonces, ¿qué te dice tu instinto?" "Que él sabe quién lo hizo pero tiene miedo de decirlo" Casey la miró fijamente, encontrándose con sus ojos "Es curioso, eso es lo que mi instinto me dice" "¿Otro vagabundo? ¿Alguien que ellos ven todos los días?" "Lo más probable". Ella tomó una respiración profunda "Nunca vamos a lograr que hablen. No confían en los policías. Si el asesino fuese un desconocido de la calle, ellos se presentarían. Habrían informado el asesinato. Pero no esto. No cuando es uno de los suyos" "¿Sólo seguirán adelante?" "Sí. Aquellos que saben lo que pasó, encontrarán otro lugar donde dormir. No quieren problemas" Casey se dirigió al callejón. "Vamos al refugio. Tal vez alguien quiera hablar con nosotras. Si hay algún tipo de guerra territorial pasa, ellos sabrán al respecto" Pero incluso allí, parecían nerviosos, incapaces de hablar. Casey finalmente perdió los estribos después de que la cuarta persona le dijo que no sabía nada. "Mira, corta la mierda, bien," le dijo "No estoy de maldito humor para juegos. Sabemos que él vino aquí a comer, así que sabes de quién demonios estamos hablando" Pero el hombre todavía sacudió la cabeza "No. Hay tantas personas. Yo no lo conozco" Miró a su alrededor rápidamente. "Regresa mañana. Pregunta por María" él se alejó de ellas y Casey metió las manos en los bolsillos de sus pantalones vaqueros. "¿Qué pasó con los viejos tiempos cuando un policía podía hacer una simple pregunta, conseguía un respuesta sencilla y detenía al malo de la película?" Leslie sonrió "TV"
  • Casey inclinó su cabeza, mirando como Leslie enroscaba los dedos en su cabello, retirando el flequillo que caía sobre sus ojos "Son casi las diez y media. ¿Lista para terminar por hoy? " Leslie le siguió afuera, haciendo una pausa en la calle. "¿Deberíamos investigar con Spencer o Mac?" "No. No trabajarán en esto hasta mañana. Además, si ellos encuentran algo, nos llaman" dijo Casey mientras regresaban a su camioneta. El viaje de regreso a la brigada se hizo en silencio. Casey miró un par de veces a Leslie, que se limitaba a mirar por la ventana, con una expresión pensativa en su rostro. Casey quiso preguntarle en varias oportunidades que estaba pensando, pero se las arregló para frenar su curiosidad. Ella se detuvo al lado del coche de Leslie y apagó el motor. Se quedó quieta por un momento, luego Leslie se volvió en su asiento mirándole de frente. "De lo anterior…" dijo "…he disfrutado mucho nuestra conversación" Ella levantó la vista, mirando a los ojos de Casey. "Gracias por hablarme de tí. Espero no haberme entrometido demasiado". Casey negó con la cabeza. "No. No, está bien" "Bien. Porque realmente quiero que seamos amigas. Mis otras parejas, siempre eran hombres, siempre mayores. En realidad, nunca teníamos una relación que no fuese de trabajo" Casey se movió en su asiento, volviéndose hacia Leslie, cuyo rostro estaba oculto por las sombras. "Es gracioso. Siempre me he llevado con mis compañeros, los he considerado amigos, pero si pienso al respecto, realmente sólo éramos amigos en la superficie. No hay uno solo de ellos a quien le hubiese contado mi historia. Yo les conocía y conocía sus familias, pero supongo que ellos nunca me conocieron realmente" Leslie le sorprendió acercándose más y tirando de ella dándole un abrazo rápido. "Gracias por confiar en mí" Casey asintió en silencio, mirando como Leslie abría la puerta y salía "Nos vemos mañana, O'Connor". Casey mostró una rápida sonrisa, esperando que Leslie pusiera en marcha su coche antes de alejarse. Ella respiró hondo y soltó el aire poco a poco, entrando en el tráfico sin pensar, su mente todavía se centraba en el rápido abrazo. Y el olor carácterístico del perfume de Leslie. Leslie se incorporó en la autopista y en el tráfico, con las manos agarrando con fuerza el volante. ¿Por qué tuviste que darle un abrazo? ¡Jesús! ¿Por qué en realidad? "Me gusta" Sí, Casey era ese tipo de persona. ¿A quién no le gustaríá? ¿Pero un abrazo? No sólo le abrazaste. La gente no sólo abraza. Se preguntó qué pensaría Casey de ella. En primer lugar, se entrometió en su vida personal, prácticamente arrastrando sus recuerdos dolorosos. Entonces tenía que ir y abrazarla. Me gusta tocar, se recordó. Maldición, pero sí, siempre había sido así. Cuando se sentía a gusto con alguien, cuando sentía afecto, les tocaba
  • cuando hablaba. Y por alguna razón, cuando estaba cerca de Casey, simplemente se sentía atraída por ella "No hay nada malo con eso" Capítulo 14 Leslie se volvió, su mirada persistente cuando Casey entró a la brigada, su nivel de energía parecía elevado. Ella se detuvo al lado del escritorio de Leslie, con los ojos centelleantes. "Para la hermosa dama, un moca con crema batida adicional" Ella le guiñó un ojo mientras sacaba una taza de café de la bolsa. "He coqueteado con la chica del café, lo obtuve gratis" bromeó. "¿No eres dulce? Tener que coquetear con lindas adolescentes por mi crema batida. Debe haber sido doloroso" dijo Leslie con una sonrisa. Tori resopló y puso los ojos. "Es una estudiante de primer año en la universidad, muchas gracias" Ella se volvió "Y para la vieja amargada, capuchino" dijo ella, entregándole a Tori su taza. "Gracias, asalta cunas" "Ah, sólo estás celosa, vieja dama" Casey respondió de vuelta. Se volvió hacia John "Y para mi chico favorito hetero" dijo ella, tendiéndole el café. Hizo una demostración exagerada tratando de ocultar como le deslizaba un pastel sobre la mesa. "Dulce". "Oh, no. No, no, no, O'Connor. No es justo. No puedes traer pasteles para uno y no para todos. Ya conoces las reglas" dijo Tori mirando primero a Casey, luego a Sikes cuando él mordió el fresco pastel con un gemido "¿Cómo diablos Sikes ganó un pastel?" "Él es mi niño" "Niño de juguete, tal vez" murmuró Tori, provocando la risa de Casey. "Aquí tienes, calabacita. Tengo uno para todo el mundo, sólo estoy jugando contigo" Ella le tiró uno a Tori, luego colocó otro delante de Leslie "Me encanta hacerle eso. Se irrita tanto". "Cállate, O'Connor". "Maldita sea, estás de mal humor esta mañana, Hunter. ¿No hubo nada anoche o qué?" Leslie casi escupe su café por la mirada que Tori le dio a Casey, lo que sólo provocó más risas entre Casey y John. Su sonrisa se desvaneció cuando Tori volvió su ceño en su dirección. "Oh, Hunter, no trates de asustar a la nueva niña" Casey apretó su hombro, luego se inclinó, susurrando lo bastante alto para que Tori escuchara "Ella solo ladra, no muerde" Leslie rió de nuevo cuando Casey le lanzó un beso exagerado a Tori. "¿Qué diablos te pasa esta mañana, O'Connor? ¿Finalmente follaste?" "Desearía" Ella se movió a su propio escritorio. "No. Es un hermoso día y estoy feliz. Además, he tomado tres tazas de café y estoy un poco acelerada"
  • "Sólo un poco" coincidió Leslie, luego se volvió cuando el teniente Malone caminó detrás de ella. "¿Tucker? ¿Tienes un minuto?" Leslie asintió "Por supuesto" se levantó preguntándose qué estaría pasando. Miró a Casey quien simplemente se encogió de hombros. "Entra, siéntate" dijo Malone, cerrando la puerta detrás de ella. Ella esperó a que él se sentara detrás de su escritorio, se agarró de las manos con nerviosismo mientras trataba de pensar si había hecho algo mal. Ella tomó una respiración profunda. "¿Hay algún problema, Teniente?" "Oh, no. No, no, nada de eso" Él sonrió y se inclinó sobre la mesa, sus manos entrelazadas sobre un archivo "Pero es tu segunda semana. Sólo quería comprobar las cosas, ver cómo está yendo todo" Ella frunció el ceño. "¿Yendo?" "Quiero decir, ya sabes, tú y Casey, ¿todo funciona bien?" "Oh." Leslie se relajó "Sí, por supuesto. Casey ha sido grandiosa. Nosotras nos llevamos bien. No veo ningún problema, Teniente" "Bien, bien". Abrió las manos, golpeando sus dedos índices entre ellos "Todo ha cambiado desde que Casey llegó aquí" Él miró hacia fuera de la ventana "Ella mantiene las cosas ligeras, siempre de buen humor. Mantiene a Tori a rayas, eso es seguro" "Sí. Parecen buenas amigas. Había oído historias acerca de Hunter, por supuesto. Todo el mundo las tiene. Ella no es nada de lo que imaginaba" notó la sonrisa afectuosa que cruzó la cara de Malone. "No, ella ha cambiado. Sam lo hizo" Él la miró "¿Conoces a Kennedy?" Ella asintió con la cabeza. "Fui a cenar con ellas una noche. Ella es muy agradable" "¿Ah, sí?" "Casey me invitó a unirme a ellas" "Ya veo" Él se movió incómodo en su asiento. "Pensé que tú estabas...bueno, comprometida" "Lo estoy" "Con un hombre" añadió rápidamente. Ella se echó a reír. "Sí, con un hombre. ¿Hay algún problema?" "No, por supuesto que no. Es sólo que…" "Todas fueron muy agradable. Creo que Casey y Tori están tratando de incluirme, eso es todo" "Bien. Los tiempos han cambiado, eso es seguro. Hace unos años, antes de Kennedy, no había socialización entre los detectives. No creo que ninguno de ellos podía soportar la compañía mutua" dijo frotándose la cabeza calva. "Todo el mundo está ajustado ahora. Incluso Sikes y Tori. Me gusta eso" "A mí también"
  • Se levantó entonces "Bueno, sólo quería tocar base contigo, asegurarme de que todo estaba bien" Él miró por la ventana, luego a ella. "Somos muy abiertos por aquí. Si tienes una queja, una preocupación, puedes venir a mí" Él sonrió con sinceridad "¿Está bien?" Ella asintió con la cabeza, todavía confundida por sus preguntas. Cuando regresó a su escritorio, los otros permanecieron en silencio, mirándola fijamente. Alzó las cejas inquisitivamente. "Así es que, Tucker" dijo Casey en voz baja, imitando a Malone "¿Todo va bien? ¿Crees que va a funcionar? Quiero decir, tienes que vigilar a O'Connor. Ella piensa que es un imán para las chicas. No confíes en ella" Leslie rió "Y ese Sikes, no le des la espalda, persigue cualquier cosa con faldas" John se echó a reír, pero le lanzó un bolígrafo. De pronto, su sonrisa se desvaneció. Lo mismo hizo Leslie cuando escuchó a Malone aclarar su garganta. Casey cambió a varias tonalidades de rojo mientras lo miraba. "¡Cristo! ¿Quién se supone cubriría mi espalda aquí?" Hubo un momento de silencio, y luego Malone se echó a reír. "Estás mejorando, O'Connor. Eso estuvo muy bueno". "Gracias, Teniente" dijo ella débilmente. Él se acercó "Ahora, ¿qué pasa con este vagabundo?" Casey se pasó las manos por el cabello dos veces. "Sí. Sí, señor. El vagabundo. Bien” "Ella ha tomado mucha cafeína" dijo Leslie, saliendo en su rescate "Fuimos al refugio anoche, pero no pudimos encontrar a alguien dispuesto a hablar. Vamos a regresar allí esta mañana" Ella miró a Casey por confirmación, quien asintió. "Sólo tenemos un nombre de la calle hasta el momento" "¿Qué vagabundo?" preguntó Tori. "Ayer por la noche mientras estábamos fuera" explicó Casey "Había estado muerto por días. A una cuadra de Elm". "¿Deep Ellum?" "Sí". "¿Natural?" "Oh, no. Le cortaron la garganta" "Buena suerte con eso. Ellos no hablan con los policías" "Sí, ya lo descubrimos" dijo Leslie "Incluso la gente que trabaja en el refugio no quieren hablar" "Eso significa que uno de ellos es el asesino" dijo Tori "Un sin techo mata a un sin techo, ellos no van a hablar" Leslie y Casey se miraron. "Bueno, vean que revela el post. Tal vez el equipo de Mac encontró algo" dijo Malone "No permitan que esto se les pase a través de los dedos. Un homicidio es un homicidio". Casey asintió "Sí, señor" Ella lo miró irse, luego se volvió a los otros. "No puedo creer que me dejaran atrapar" dijo bajo su aliento. Tori se rió "Te lo mereces listilla"
  • "Tal vez debí quedarme con el jugo de la mañana" "Tal vez deberías limitarte a una taza" Se puso de pie "Está bien, Tucker. Hora de trabajar" "Estoy lista" dijo mientras tomaba el último sorbo de café. Ella sólo se había comido la mitad de su pastel. Miró a Casey elevando sus cejas "¿Lo quieres?" "Sí, tráelo. Pelearemos por él en el camino" "Hey, espera un minuto" dijo Tori. "¿Qué pasó anoche? Los apartamentos" "Nada" dijo Leslie "Tengo un registro establecido en la hoja de cálculo que hice. Voy a actualizarla esta tarde, entonces podrán llevarla con ustedes esta noche". "Está bien, gracias." "Nos pondremos al día más tarde chicos" dijo Casey. Leslie se sorprendió al sentir la mano de Casey tocando ligeramente la parte baja de su espalda mientras se alejaban. La mano desapareció rápidamente y le sonrió. Lo más probable era que Casey ni siquiera era consciente de que había estado tocándola. En la puerta, Casey la abrió, manteniéndola abierta para que Leslie pasara. "No tienes que hacerlo todo el tiempo, ya sabes" "Lo siento. Hábito" Casey se rió "Te dejaré ser el hombre mañana" "No, no. Eres buena en eso. No me importa" Casey se detuvo en la puerta de su camioneta. Ella la abrió, entonces sacó su celular "Déjame consultar primero con Mac. Ver si ya han trabajado en ello" Leslie se metió, preguntándose si debía ofrecerse su coche para variar. En Fort Worth, siempre tomaban los coches asignados por el departamento, nunca los propios. Incluso cuando trabajaba en Asalto, era raro que utilizaran sus propios vehículos. Casey entró y cerró la puerta, poniéndolo en marcha rápidamente y encendiendo el aire acondicionado "Lo siento, sé que está caliente". "El calendario dice que es septiembre". "Sí, las personas calendarios no vive en Texas, ¿no?" Ella retrocedió, luego salió a la calle. "Mac dijo que aún no han trabajado en eso. La programación de Spencer para hacer el post es a las dos" "Así es que vamos a trabajar en María entonces" Y sorprendentemente, María, que no era mucho mayor que ellas, estaba más que feliz de visitar con ellas. Se las llevó a través de la cocina, donde no menos de quince personas trabajaban en la preparación del almuerzo. La puerta de atrás, marcada con una señal en color rojo de NO SALIR, estaba abierta, dejando salir algo de calor. María empujó la puerta, sosteniéndola mientras ellas caminaban hacia el callejón. Allí, entre el contenedor y la basura, ella se volvió para mirarlas de frente. "Esto es lo mejor que puedo hacer por privacidad" dijo. "No hay problema" dijo Casey. "Las he estado esperando, por supuesto. Sabía que con el tiempo su muerte se descubriría" "Tenemos dos nombres. Rudy y Bobby "dijo Leslie. "Lo conocía como Rudy. Para algunos, era Bobby”.
  • "¿Supongo que no sabes su nombre verdadero?" "La mayoría de ellos ni siquiera saben sus nombres verdaderos" "Está bien. ¿Entonces no creo que sepas quién lo mató?" Casey preguntó. Ella se dio la vuelta y miró detrás de ella, y luego las alejó más de la puerta "Él fue asesinado la noche del viernes. Vio algo que no debió haber visto" Leslie miró a Casey, enarcando las cejas. "Si sabía que estaba muerto ¿por qué no lo denunció?" Leslie preguntó. "No. Esa no es la forma como se hace en las calles, Detective Tucker. Podría ponerme en peligro y a quienes me lo dijeron" "Así es que, ¿sabes quién lo mató?" "Sólo tengo un nombre. Lo llaman Patrick" "Pero este Patrick ¿no viene por aquí?" "Si lo hace, yo no lo conozco como Patrick. No hay nadie llamado Patrick por aquí". "Pero es que alguien de la calle" le preguntó Casey. "Sí". "¿Y tienen miedo de este Patrick?" "Oh, sí. Y para que ellos tengan miedo, es porque debe ser más jóven, tener más activos…" "¿Activos?" "Dinero, bebida, ropa, comida y al parecer un cuchillo" "Así que, incluso en la calle, hay un orden jerárquico". "Oh, sí. Muchísimo" Leslie se adelantó "Perdóname por ser tan ignorante sobre todo esto, pero el refugio, ofrece comidas, catres, ¿verdad?" "Sí. Y la ropa cuando podemos conseguirla". "Sin embargo, no todo el mundo se beneficia de eso." "Por desgracia, no. Por supuesto, si todos lo hicieran, me temo que se acabaría rápidamente. Emitimos boletos para las duchas. Dos por semana. Tratamos de encontrarles trabajo, aquellos que son capaces, aquellos que están dispuestos. Si podemos encontrarles trabajo, con el tiempo, podemos encontrarles viviendas con bajos alquileres. Tratamos de sacarlos de las calles. Pero es una batalla perdida". "Cualquiera puede venir y comer, ¿no?" "Sí. Y a pesar de que ofrecemos catres, sólo se llenan durante los días más fríos de invierno. Ellos prefieren estar en la calle. Ahí es donde se sienten más cómodos" Casey sacó su tarjeta y se la entregó a María. "Puedes ponerte en contacto conmigo día y noche. Si tienes más información, o si escuchas algo..." "Por supuesto, detective." Casey se volvió para irse, pero Leslie le agarró del brazo, deteniéndola. "¿María, qué es lo que crees que Rudy vio? ¿Qué pudo llevarlo a la muerte?" Ella se encogió de hombros. "Vio un crimen, supongo" "¿Qué tipo de crimen?"
  • "Oh, podría ser cualquier cosa. Pero, obviamente, era algo que Patrick no quería que se revelara" "¿Cómo lo sabes?" preguntó Casey. "Porque él estaba gritando: 'No lo voy a decir, no lo voy a decir’ antes de que muriera" "Jesús" Casey negó con la cabeza. "¿Y las posibilidades de encontrar a este Patrick?" "No van a denunciarlo. Ni siquiera a mí" Capítulo 15 Casey se detuvo en su camino, sacudiendo la cabeza mientras el Sr. Gunter de pie en una escalera, limpiaba su cuneta. Detuvo la camioneta y salió corriendo, saltando fácilmente la pequeña cerca que separaba sus jardines. "¿Qué demonios cree que está haciendo?" dijo mientras agarraba la escalera. "¿Ya no hemos tenido esta conversación?" "Oh, Casey, te preocupas demasiado. Estoy perfectamente bien" "Tiene setenta y ocho años de edad. No necesita estar subiendo escaleras" Ella miró hacia arriba. "¿Qué demonios estás haciendo de todos modos?" Tenía una pequeña pala en sus manos y la tendió. "Se supone que va a llover mañana". "¿Y?" "Los canales no se han limpiado en todo el verano." "Oh, santo cielo. Baje ahora". "Acabo de empezar". "Yo terminaré" dijo Casey "¿Dónde está Ruth?" "Ella estaba durmiendo la siesta." "Y ella va a matarlo cuando le diga lo que estaba haciendo. Ahora baje" Sostuvo la escalera mientras él bajaba lentamente, ayudándolo a bajar los dos últimos peldaños "Ronnie, tienes que ser cuidadoso. ¿Qué va a hacer Ruth si algo te pasa?" "Lo sé." Se quitó los guantes e hizo una bola con ellos. "Es que, a veces, quiero hacer algo". "Oh, hombre, lo siento" Ella lo abrazó rápidamente "Lo sé" Él levantó la mirada hacia la cuneta. "Parecía una buena idea" "Vamos. ¿Quiere una cerveza?" Él sonrió. "Eso dio en el clavo" "Bueno, te espero. Permítame ponerme unos pantalones cortos y vamos a matar un par de cervezas antes de abordar las cunetas, ¿de acuerdo?" "Eres demasiado buena con nosotros, Casey." Casey se limitó a sonreír. Él decía esas palabras cada vez que les ayudaba con algo alrededor de su casa. Cortar el césped, acarrear sacos de abono para sus flores, arreglar las goteras en el grifo del baño, y sacar su basura hacia la acera todos los martes y viernes por
  • la mañana. Pero eran las cosas que disfrutaba hacer por ellos. Tenían dos hijos y siete nietos, y en los seis meses que Casey llevaba viviendo allí, solo les había visto visitarles dos veces. La casa estaba llena de fotografías, pero podía ver la tristeza en sus ojos cuando hablaban de sus nietos. Al parecer, nadie tenía tiempo para visitarles. Más tarde, después de que ella y Ronnie habían terminado sus cervezas, abordaron las cunetas. Su recompensa fue llegar a compartir la cena con ellos. Ruth hizo empanadas de pollo y Casey, a pesar de sus protestas, fue enviada a casa con las sobras. Era una de sus comidas favoritas y Ruth lo sabía. Ahora, mientras se sentaba en la oscuridad bebiendo su vino, las luces de sus vecinos se habían apagado. Había sido un día caluroso, incluso ahora, cerca de las 10, la humedad estaba aún elevada. Casey estiró las piernas haciéndolas descansar a lo largo de la barandilla de la cubierta, aplastando un mosquito ocasional. Miró hacia el agua oscura, notando las brillantes luces a lo lejos de la orilla. Al otro lado del camino estaba el country club y el campo de golf. Ella sonrió, preguntándose si Tori y Sam realmente seguirían con la idea de comprar una casa allí. A ella no le importaría, de verdad. Eso sería mejor que ellas mudándose a algún lugar, lejos de ella. Ella echó la cabeza hacia atrás, mirando las numerosas estrellas, permitiendo que su mente viajara. No se sorprendió cuando pensamientos sobre Leslie vinieron a ella. En cuanto a la parte de ser parejas, no podía quejarse. Parecían percibir mutuamente sus preguntas y acciones. No había habido ni siquiera un indicio de problemas entre ellas. Ella le gustaba. Le había contado prácticamente la historia de su vida. Y disfrutaba sus conversaciones, incluso disfrutaba la tarea monótona de vigilar los apartamentos. Y como dijo Leslie, sería agradable si se hicieran amigas. Sin embargo sería mejor si ella fuese vieja y anticuada. Ella sonrió. "O fe y corpulenta" dijo en voz alta. Capítulo 16 "Está bien, reportaron cuatro posibles mirones... ¿qué es eso?" preguntó Leslie. "Quiero decir, ni siquiera teníamos un posible" Ella y Casey caminaba por la acera, la mañana fresca dando paso al calor de la tarde. En la puerta del laboratorio, Casey se detuvo, permitiendo que Leslie pasara primero. "Gracias, Detective O'Connor". "Mi placer" Pasaron junto a la recepción con un gesto de saludo y Leslie notó la rápida sonrisa que Casey le dio a Sarah. Y la persistente mirada que Sarah le dio a Casey. Había descubierto que Casey le gustaba coquetear. Lo hacía de una manera sutil y amable, lo que por alguna razón, lo hacía agradable. "Está bien, así es que sus mirones…"dijo de nuevo "…o lo están convirtiendo en un concurso, y bueno, digamos que están haciendo trampa" dijo Casey con una sonrisa. "O
  • tenemos diferentes descripciones de lo que constituye un mirón. Quiero decir, si vamos a reportar cada varón que camine en el área común como un potencial, entonces podemos. Sólo creo que desordenaría las cosas" "Estoy de acuerdo. Tal vez tenemos que aclarar con ellos lo que ambas estamos buscando". Casey se detuvo en la puerta de Mac y tocó. "Entre" Abrió la puerta y se hizo a un lado para permitirle que Leslie entrara primero. Leslie rozó su brazo mientras entraba, dándole una sonrisa. Con cualquier otra persona, podía haber pensado que era un acto condescendiente lo de abrir constantemente la puerta para ella. Pero no con Casey. Se había dado cuenta de que Casey lo hacía con casi todo el mundo, incluyendo Tori. "Buenos días, damas. Tomen asiento" "Hey, Mac. ¿Tienes algo bueno?" preguntó Casey. "Creo que sí" Él le pasó un trozo de papel a través de su escritorio "Echale un vistazo" Casey lo cogió y lo sostuvo en alto para que Leslie pudiese ver también. Era una fotografía de dos piezas de hilo o lana "Está bien. ¿Y?" "Son idénticos." Casey le entregó nuevamente el papel "Maravilloso. Estoy tan feliz" Ella se inclinó hacia delante "¿Qué demonios significa eso?" Mac inclinó la cabeza. "Es pavoroso el parecido entre tú y Hunter algunas veces". "Por favor, no somos para nada iguales" se burló Casey. Mac miró a Leslie "Seguro" dijo secamente "Las fibras son idénticas. La primera fue encontrada en la escena del crimen de Dana Burrow" "¿La víctima del segundo apartamento?" "Sí. Spencer encontró la fibra en el área genital. No coincidía con nada en su apartamento. Lo registramos como transferencia". "¿Y la segunda?" preguntó Leslie. "La segunda es de tu vagabundo. Es de la manta con la que estaba cubierto". "Así que, en teoría, eso pondría a nuestro vagabundo dentro del apartamento de Dana Burrows" "En teoría". Leslie negó con la cabeza. "No puedo verla abriéndole la puerta a un extraño, especialmente a alguien de la calle. Quiero decir, las personas no hacen eso. Especialmente las mujeres jóvenes que viven solas. Sencillamente no haces eso". Casey asintió "¿Así es que? ¿Trasferencia del asesino? Eso significaría que nuestro asesino estuvo en contacto físico con nuestro vagabundo antes de matar a Dana" Se volvió hacia Leslie con las cejas levantadas "¿Patrick?" "¿Quién es Patrick?" preguntó Mac. "Alguien llamado Patrick mató a Rudy Bobby". Mac frunció el ceño. "¿Quién?" "El vagabundo. Rudy Bobby".
  • "No sabía que le teníamos un nombre" "No sé su nombre legal, no." "¿Algún otro enlace?" preguntó Leslie "Su garganta fue cortada. Igual que Dana Burrows. ¿Podemos compararlo?" Mac asintió con la cabeza "Tengo a Emerson repasando las fotos ahora. Te informaré tan pronto como él haya terminado" Casey se levantó "Está bien. Gran trabajo, Mac. Voy a informarle a Hunter" "Gracias. Y voy a enviarte por e-mail el informe. El post de Spencer fue sencillo para Jane, nada salió. Tendremos que volver con tox mañana". "Gracias". De vuelta al exterior, se dirigieron hacia el edificio, manteniéndose en el lado sombreado de la calle. Nada de esto tenía sentido para ella. Extendió la mano, deteniendo a Casey. "Parece demasiado como para ser una coincidencia" dijo alejando su mano del brazo de Casey. "Si teorizamos que Dana Burrows no le abriría la puerta a Rudy Bobby, un vagabundo ¿por qué iba a abrirle a Patrick, otro vagabundo?" "Puede que nunca sepamos eso. Dudo que ella supiera a quién le estaba abriendo. Quiero decir, podría haber sido a cualquier. Nos imaginamos a un repartidor de pizza o de cualquier otra cosa. Y si se enteró de cuál era su nombre, por lo que simplemente llama a su puerta y dice su nombre con una voz amigable. Tal vez ella piensa que es un vecino o algo así y solo abre" "Aterrador". "Síp". En la puerta de su edificio, Casey hizo una pausa. "Todo está bien contigo, ¿verdad?" Leslie frunció el ceño. "¿Qué quieres decir?" "Quiero decir esta noche, con Michael." "Oh. ¿Lo dices porque estaré contigo vigilando los apartamentos?" "Sí." Ella le abrió la puerta "Quiero decir, si yo fuera él, te querría en casa. Los civiles no siempre entienden el trabajo" "Gracias. Pero me temo que él no va a extrañarme. Los Rangers están en la ciudad. Todos van al juego de esta noche" "Bien. Entonces no me sentiré mal" "¿Por qué te sentirías mal? Es mi trabajo". Casey sonrió "Porque si yo tuviera una mujer caliente esperándome en mi casa, esperaría que te sintieras mal porque yo tuviese que ir a una vigilancia". "Oh, así que estás suponiendo que Michael está caliente ¿es eso?" "Asqueroso. No vayamos allí" Leslie rió y apretó el brazo de Casey rápidamente mientras entraban. Sikes estaba sentado solo en la sala de la brigada. Tori no se veía por ninguna parte, y Leslie miró los dos escritorios vacíos que estaban alejados de los cuatro de ellos. Donaldson y Walker. Ella los había visto una sola vez desde que había llegada a la brigada. De hecho, había olvidado que
  • ellos estaban juntos en el mismo. Pero a juzgar por la distancia de sus escritorios con respecto a los otros, probablemente no se sentían como si fueran parte del equipo. "¿Dónde está Hunter?" "Fue a hacer pis" Leslie sonrió, todavía se sorprendía por la falta de formalidad entre ellos. Pero Sikes algunas veces debía sentirse como un hermano en una casa llena de hermanas. Y sospechaba que le gustaba. "Bueno, Mac encontró algo. Es posible que hayamos encontrado una apertura" Casey le miró "Por supuesto, no sabemos si termina no siéndolo". "¿Qué tipo de apertura?" Todos se volvieron cuando Tori entró en la habitación. Casey señaló su monitor. "Mac iba a enviarte un e-mail. ¿Pero recuerdas el post de Dana Burrows? Spencer encontró una fibra y que no coincidía con nada en su apartamento" "Sí. ¿Y?" "Mac dijo que era una coincidencia exacta con la manta que cubría a Rudy Bobby". "¿Quién diablos es Rudy Bobby?" "Oh, lo siento. Ese es nuestro vagabundo. No se sabe muy bien su nombre". "¿Rudy Bobby?" "Algunos lo llamaban Rudy, otros Bobby" explicó Leslie "Casey y yo nos referimos a él como Rudy Bobby". "Ya veo." Ella abrió su correo electrónico, escaneando el informe "¿Así que, transferencia?" "Están comprobando las heridas del arma blanca en ambas víctimas, pero es muy probable que quien mató a Dana Burrows también mató a nuestro vagabundo". Tori respiró hondo y se inclinó hacia atrás. "Está bien, sabionda, ¿cuál es tu teoría?" Casey sonrió. "Dejaré que Tucker te la diga". Leslie asintió. "María en el refugio, dijo que su nombre era Patrick, o al menos eso es lo que le dijeron. Ella no conoce de un Patrick que frecuente el refugio. Pero se trata de otro vagabundo, es por eso que ellos no lo denunciaron. Basado en las últimas palabras de Rudy Bobby…" "No voy a contarlo, no voy a contarlo…" Casey expresó teatralmente. "Creemos que Rudy Bobby sabía que Patrick mató a Dana Burrows. Por lo que la fibra fue transferida de Rudy Bobby a Patrick y luego a Dana, o Rudy Bobby estaba realmente en el apartamento y sólo estamos adivinando en este punto" Tori se inclinó hacia delante. "¿Cómo sabes que esas fueron sus últimas palabras?" "Él fue asesinado la noche del viernes, presuntamente mientras estaba en cama, al igual que los otros que utilizaban ese callejón" "Y eso fue lo que los otros le dijeron a María que habían escuchado" añadió Casey. Tori asintió. "Está bien. ¿Y ahora qué?" "Bueno, creo que ese es el problema. Todavía estamos buscando un mirón". "Hablando de eso" dijo Leslie. "¿Cómo es que tienen cuatro posibles?" "Conseguimos cuatro sospechosos merodeando" dijo Sikes.
  • "¿Merodeando? ¿Merodeando dónde?" "Ya lo sabes. En los alrededores" "Mira, si vamos a empezar a enlistar cada individuo sospechoso que esté merodeándo" dijo Casey "entonces estamos perdiendo el tiempo. Este no es un concurso, ya sabes" Ella levantó sus cejas hacia Tori. "O ¿no?" "No" Ella sonrió a Sikes. "Estábamos aburridos. Se hizo un poco más emocionante tener un posible". "Así que en otras palabras, realmente no tienen nada" "No, O'Connor, supongo que no lo tenemos" dijo Sikes "Pero Tori me obligó a hacerlo". "Ajá" dijo Casey lanzándole su bolígrafo a Tori "La verdad sale a relucir" Tori rió "Sabía que no serías capaz de soportarlo" "¿Yo? Tucker fue la que dijo que uds estaban fumando crack o algo así. Yo solo dije que estaba haciendo trampa" Malone sacó la cabeza fuera de su oficina "¿Qué está pasando?" Tori le hizo un guiño a Casey, luego se volvió hacia el teniente. "Sólo discutimos el caso" Él asintió con la cabeza. "Acabo de leer el informe de Mac. Es algo por lo menos" "Sí, señor" dijo Casey. "¿Ustedes dos van a salir esta noche?" preguntó señalando a Leslie y Casey. "Sí, Teniente" dijo Leslie. "Está bien. Bueno, tengan cuidado" Capítulo 17 Casey se detuvo al lado del coche de Leslie, sorprendida de que estuviese allí. Ella llegó 15 minutos temprano. Sonrió a través de la ventana, viendo como Leslie hacía malabares con su cartera, la botella de agua y una bolsa de papas mientras trataba de cerrar su coche. "¿Necesitas ayuda?" preguntó Casey cuando bajó la ventana. "Ya lo tengo" Casey se inclinó sobre la consola y abrió la puerta, luego tomó la botella que Leslie le entregó "¿Perdiste la cena?" preguntó mirando la bolsa de papas fritas. "No estaba de humor para comida para llevar" dijo "Hay muchos lugares de comida rápida a los que puedes ir antes de que te enfermes a muerte de ellos". "Ah, no cocinas" adivinó Casey "¿Lo hace Michael?" preguntó mientras retrocedía. "¿Estás bromeando?" "¿Así que ustedes comen comida rápida para llevar todas las noches?" "No comida rápida para llevar, no. Pero sí, comemos fuera. Quiero decir, no necesariamente fuera. Puedes recoger los pedidos en casi todos los restaurantes hoy en día" "No es tan difícil cocinar" dijo. "Lo sé. No es que no sé cocinar. Bueno, no gourmet o cosas así, pero puedo salir adelante. Pero es que yo no cocino" Casey levantó las cejas.
  • "Al principio, cocinaba todo el tiempo. Sin embargo, muy a menudo comía sola. Nuestros horarios no estaban en sincronía. Así es que terminó convirtiéndose en conseguir comida para llevar y que cada uno pudiese comer cuando quisiera" "Ya veo." Leslie suspiró. "No, no lo haces. Es un arreglo loco, ya lo sabemos" Se dio la vuelta "Pero no te imagino como cocinera" "Oh, sé desenvolverme en la cocina" Ella se encogió de hombros "Pero es difícil cocinar para uno. Filete a la parrilla, papa al horno, vegetales y estoy lista. Pero como mucho comida para llevar también" dio la vuelta en Live Oak y se dirigió hacia el este "Y sabes, Sam cocina. Ellas me invitan todo el tiempo, pero trato de no ir demasiado. No quiero ser una plaga" "¿Y ya comiste?" Ella se echó a reír "No. Tenía la esperanza de que pudiéramos tomar un descanso y comer una hamburguesa o algo así. O si no voy a robar la mitad de tus papas" "Menos mal que opté por la bolsa más grande" Leslie las arrojó detrás en el asiento de atrás y sacó la hoja de cálculo y su linterna "Vamos a ver. Brookhaven requiere caminar, y Creekside creemos que no es accesible para un acosador. Por lo tanto, ¿quieres probar Cascades? ¿O Twin Peaks?" "¿Cuál de todas vigilaron anoche?" "Ya que Brookhaven requiere caminar, supongo que por eso la saltaron. Aparte de eso, parece que vigilaron todas" "¿Cómo tuvieron tiempo para vigilarlas todas?" "Debido a que probablemente no se sentaron y estacionaron como nosotras" "No me sorprende. Debería haberlo sabido. Tori no puede quedarse quieta tanto tiempo". "Vamos a hacer Cascades" sugirió Leslie. "Nunca la vigilamos la otra noche. Mis notas dicen que tiene patios al aire libre en cada unidad de la planta baja". "¿Qué cuadra?" "Gira a la derecha en el Hall. Es antes de llegar a Gaston" Casey vio la puerta de entrada bien iluminada, al igual que la cascada, mucho antes de ver el letrero. Ella entró en el estacionamiento, conduciendo lentamente hasta que vieron la abertura entre los cuatro edificios. "La vista no es grandiosa" dijo Leslie cuando estacionaron "Podemos marcarla como requiere caminar también". Casey apagó el motor y abrió las ventanas, dejando entrar la poca brisa que había "Va a ser una noche cálida" "Oh, bueno. Supongo que todos estamos acostumbrados hasta ahora" Leslie volteó hacia ella "Te imagino como del tipo de verano de todos modos. Completamente bronceada y todo, jugando en el lago" "Sí. Me gusta el verano. En mis veinte años, estaba en el lago todo el tiempo" Ella sonrió "Tenía mucha energía en ese entonces" "No la teníamos todo"
  • "Sí. Mucha energía, menos sentido" Leslie rodó la cabeza a lo largo del asiento, mirándola. Casey finalmente se volvió y levantó una ceja. "¿Cuándo supiste que eras gay?" Casey sonrió "La pregunta estándar de una mujer hetero, ¿eh?" Leslie se encogió de hombros. "Sólo me preguntaba" "Lo supe cuando era joven, supongo. Siempre me sentí un poco diferente. Así que lo guardé para mí. No tenía un montón de amigos entonces. Creo que, en ese momento, lo atribuí a mi vida en el hogar. No era normal, por lo tanto, no me sentía normal. Y no era como si llevara amigos a casa, ni nada. No quería que mis padres estuviesen allí al mismo tiempo. Si lo estaban, por lo general significa una pelea. Era más fácil mantener mi distancia con las personas...chicos" "¿Qué edad tenías cuando...¿sabes?" "¿Qué? ¿Sexo?" "Sí. Tu primera vez". "Tenía diecisiete años. Ella era la hermana de una amiga" Casey inclinó la cabeza hacia atrás, recordando. "Ella era una estudiante de primer año en la universidad. Tenía las piernas más largas que había visto nunca" Se dio la vuelta rápidamente, mirando a Leslie con una sonrisa. "Cada vez que me veía, coqueteaba conmigo. Realmente no lo entendía. Hasta ese día. Era Acción de Gracias. Me habían invitado a su casa. Me llevó arriba para escuchar algo de música que acababa de comprar" "¿Dónde estaba tu amiga?" "Ayudando en la cocina" "¿Ella no lo sabía?" "No. Por supuesto, yo tampoco. Quiero decir, pensé que realmente íbamos a escuchar música. Fuimos a su habitación y antes de que supiera lo que estaba pasando, me tiró en la cama y su mano bajó mis pantalones" "Pero sabías, ¿no?" "Sí. Lo sabía. Simplemente no era la manera en la que imaginé perder mi virginidad, ya sabes, con un rapidito antes de la cena de Acción de Gracias" Leslie sonrió "¿La has visto otra vez?" "Sí. En Navidad" Casey se volvió, mirando por la parabrisas "Pero esa fue la última vez. Ella llegó a casa ese verano y tenía un novio. Ni siquiera quería hablar conmigo" "¿Así que no era gay?" "No, ella era gay. Pero como algunos, intentó luchar contra eso. Está bien. No la culpo por eso" "¿Has intentado luchar contra eso?" "No. En realidad, nunca se me ocurrió luchar. Es lo que yo era. Lo que soy. No veo el motivo de pretender" "¿Así que nunca te has acostado con un hombre?" "No. Trato de no pensar en ello" Ella sonrió. "Debido a que eso sería asqueroso"
  • "Mmm". "¿Mmm?" Leslie negó con la cabeza. "Nada" "Está bien. Así que ahora que estamos actuando como adolescentes y hablando sobre sexo, ¿cuándo fue tu primera vez?" "Te voy a dar una pista. Fui la virgen más vieja en la universidad" "De ninguna manera" "Sí" "Hombre, los chicos tenían que estar cayendo sobre ti. Eres preciosa. ¿Cómo te las arreglaste?" "Tuve esa idea tonta de que esperaría hasta el matrimonio" "Y supongo que no lo hiciste" Ella lo miró fijamente "¿Michael es tu primera vez?" "No. Por supuesto que no. Me contuve hasta mi último año. Era una tortura. La mayoría de las chicas sabían que aún era virgen. Se burlaban constantemente" "Espero que por lo menos haya sido lindo" Leslie rió. "No. Fue horrible. Él era virgen también" "¡Oh, Dios mío!" "Sí. Bastante malo" "¿Entonces qué?" "Bueno, pensé, ¿cuál era todo el alboroto? El sexo está sobrevalorado" Casey se echó a reír "Espero que tus amigas no hayan sabido que el tipo era virgen" "Probablemente. Lo peor, continuamos saliendo el resto de ese semestre" "¿Mejoró en la cama?" "Ni un poco" "Pobre chica". "Sí". "Así que, ahora…" "No, no, no. No voy a hablar de mi vida sexual contigo" Casey se echó hacia atrás y se relajó "Bien. Me gustas. Trato de no pensar en ti con un chico" Tan pronto como las palabras salieron de su boca, ella se encogió. ¿Qué demonios? Ella cerró los ojos, esperando que Leslie no hiciera comentarios. No lo hizo. Pero la verdad era que le gustaba Leslie. Y también se dio cuenta que tendía a olvidar que Leslie estaba viviendo con un chico y comprometida para casarse. Y, probablemente, teniendo sexo heterosexual todas las noches. Asqueroso. Pero había algo en la forma en que Leslie se comportaba, algo en la mirada de sus ojos. Algo sobre la manera casual que la tocaba todo el tiempo. Había algo en ella que derretía a Casey. Le gustaba estar cerca de ella, como ahora. Apenas sentada, sin hablar. Sólo estar en su presencia física, provocaba algo en ella. Se volvió para mirar por la ventana. Jesús, por favor no te enamores de tu pareja heterosexual. Idiota. "Un poco tranquilo por aquí" dijo Leslie después de un largo silencio "¿Quieres dirigirte a Brookhaven?"
  • Casey se sentó derecha "Sí, claro" encendió la camioneta y retrocedió, luego sonrió "Sabes, había un par de chicos merodeando por la zona de la piscina. Tal vez deberíamos colocarlos, ¿eh?" "Sí, creo que lo haré, sólo para darle a Sikes algo que comentar". "Está bien, Brookhaven, está cerca de Ross, ¿no?" "Sí, es el lado de Ross" dijo ella, mirando sus notas. Casey cruzó sobre Bryan, pasando por la zona residencial antes de acercarse a Ross "Pensarás que los conozco a todos hasta ahora, pero están empezando a correr juntos" "Brookhaven está justo en el borde de nuestra radio. Creo que si no tenemos ningún resultado esta semana, me sentiría cómoda sacándolo de la lista. Eso nos daría menos que monitorear" "Sí, pero tengo este miedo de que vamos a estar en un apartamento mientras que el asesinato está ocurriendo en otro" "Lo sé. He pensado en eso también. Pero no se puede estar en todas partes al mismo tiempo" "No. Pero he estado pensando. En las noches cuando Hunter y Sikes estén vigilando los apartamentos, creo que puedo vigilar Deep Ellum. Si realmente creemos que Patrick es nuestro vagabundo, entonces no estaría de más buscarlo donde pasa el rato". "Pero no tenemos idea de cómo luce" "No. Pero en base a lo que María dijo, él es más joven que la mayoría y tiene más bienes. Eso significa que quizás no se parezca a un vagabundo. Tal vez sus ropas no son tan gastadas y raídas. Tal vez esté bien afeitado" "Está bien. Yo juego". Casey negó con la cabeza "No, no me refiero a que me acompañes. Tres noches a la semana es suficiente. Es sólo que, ya sabes, tengo tiempo libre" "Bueno, tengo dos problemas con eso. Uno, si es parte de trabajar en el caso, aunque no tengo tiempo libre no es un problema. Y dos, no debes estar sola, sin respaldo. Y me aventuro a suponer que si Malone lo sabe, tendría tu culo" Casey encontró un sitio para aparcar en la fila del medio y apagó el motor "Sí, probablemente lo haría. Pero estaba realmente planeando observar, no arrestar a alguien" "Lo siento. Aun así no vas a hacerlo sola" "Hablaremos de eso" admitió Casey. Sin embargo, reconoció la mirada en los ojos de Leslie y se dio cuenta de que ya habían hablado de eso. Bueno, así que no saldría sola. Ella se dio la vuelta, permitiéndose una breve sonrisa. Había pasado un tiempo desde que alguien se había preocupado por ella. "No olvides poner tu celular en vibrador" dijo mientras salía. "Ya lo hice. Odio los teléfonos celulares". "Sí. Un mal necesario". Se mezclaron en las sombras, caminando entre los edificios y dirigiéndose a la zona común. Después de las nueve, los miércoles por la noche, no había mucha gente pasando el reto en
  • los alrededores, a excepción de la piscina. Parecía haber de seis a ocho personas aún en el agua. "Un montón de arbustos y matorrales" señaló Leslie. "Y vallas cortas alrededor de los patios. No hay mucha privacidad" Ella se detuvo, señalando "Allí, por ejemplo. Las persianas están abiertas. Puedes ver todo el camino a través de la sala y la cocina" "Sí. Dos chicos sentados alrededor sin sus camisas. Es probable que lo hagan a propósito" Casey resopló. "Sí, esa es la manera de atraer a las mujeres" Leslie sonrió y le tocó el brazo, sujetándola. "¿Quieres parar y darles consejos?" "Quiero decir, mi Dios, él tiene pelos por toda la espalda" se estremeció "Eso es asqueroso" miró rápidamente a Leslie "¿Debo pedir disculpas? Quiero decir ¿Michael tiene…?" "No. No tiene la espalda peluda" Entonces se echó a reír "Y por favor, dime que no estás imaginando a Michael desnudo" "Por supuesto que no" No a Michael de todas maneras. Ella siguió caminando, sintiendo la mano de Leslie alejarse de su brazo. Estaban en silencio mientras caminaban por la piscina, moviéndose lentamente como si estuviesen tomando un paseo nocturno. Había mesas de picnic y bancos en el césped, pero estaban vacías a esa hora. Ellas cruzaron la acera, pasando al otro lado. Las sombras eran más espesas aquí, los árboles bloqueaban la luz de las lámparas de seguridad. Ambas lo vieron de inmediato y se detuvieron, instintivamente retrocediendo contra el edificio. Entró con pasos rápidos y cortos, deteniéndose con frecuencia para mirar a su alrededor, luego moviéndose otra vez. Casey sintió como Leslie se tensaba detrás de ella. "¿Crees que es él?" susurró. Casey quería pensar que era él, pero estaba demasiado lejos para distinguir sus características o su ropa. "Vamos a seguirlo" Se movieron en silencio, lentamente, permaneciendo ocultas detrás de los arbustos. Deteniéndose cuando él se detenía y moviéndose cuando él se movía. Leslie estaba ansiosa, Casey lo sabía. Ella la agarró del brazo, manteniéndola tranquila a su lado. El hombre finalmente se detuvo, se arrastró a lo largo de la valla corta de uno de los apartamentos. La luz estaba encendida, pero las persianas cerradas. Cuando saltó la valla, Casey sintió a Leslie moverse. "Tiene que ser él" dijo ella, saliendo de las sombras. Casey la agarró, colocando una mano sobre su boca y tirando de ella hacia atrás contra ella, manteniéndola quieta "Shhh" ella le susurró al oído. Sintió temblar a Leslie en su contra y la mano en la cintura de Leslie se apretó involuntariamente. Fue sólo entonces que se dio cuenta de su posición "Shhh" Leslie no estaba preparada. No tuvo tiempo de reaccionar. Sintió que su cuerpo temblaba cuando el cuerpo de Casey se envolvió alrededor de ella. Su visión se nubló cuando sus caderas se moldearon contra sus nalgas y dos pechos firmes se apretaron en su espalda. ¿Dios, no podía haber usado un sujetador?
  • "Mira" Casey le susurró al oído mientras quitaba la mano que cubría su boca. Pero la mano en la cintura se mantuvo, y Leslie trató de concentrarse en su sospechoso, pero en lo único que podía pensar era en la mujer que tenía tan cerca, y la mano aún apoyada en su cintura. "No creo que sea nuestro hombre" Leslie asintió con la cabeza, parpadeando varias veces para despejar su cabeza. Alejate. Pero no podía. Se quedó clavada en el suelo, sintiéndose segura dentro de los cálidos brazos de Casey. Se relajó, dejando que su cuerpo descansara cómodamente contra Casey mientras observaban. El hombre apretó la cara contra el cristal, como si buscara en su interior. Entonces, para su sorpresa, comenzó a golpear ligeramente. Las persianas se abrieron y la cara de una mujer apareció. Ella esbozó una sonrisa y luego desapareció. Unos segundos después, la puerta trasera se abrió y se abrazaron compartiendo un beso. ¿Qué demonios? Pero aun así, no podía concentrarse. Sintió el apretón de Casey aflojarse, pero no pudo alejarse. Cerró los ojos, absorbiendo su calor, imaginando los pechos que se apretaban contra ella. Se mordió el labio, conteniendo el pequeño gemido que amenazaba con escapar. Finalmente, gracias a Dios, Casey se apartó. "Lo siento" murmuró. Leslie ignoró su comentario. Si ella lo reconocía, entonces ella reconocería lo que acababa de pasar. Y ella sabía que no podía hacer eso. Ella sabía que tenía que hacer caso omiso de lo que acababa de suceder. "¿Así que se conocen?" "Me imagino" "¿Una aventura?" Casey se encogió de hombros moviéndose "¿Quién sabe?" Y así, el resto de la noche pasó con preguntas cortas y respuestas aún más cortas. Vigilaron cinco complejos. Y nada que destacar en el informe, en ninguno de ellos. Cuando Casey la llevó hasta su auto más tarde, su despedida fue tan breve y abrupta como había sido su conversación. Pero no pensó en ello. Condujo a casa sin pensar, consciente del fuerte agarre que tenía en el volante. Y por suerte, Michael no estaba en casa todavía. Cerró la puerta, se fue a la cocina y se sirvió una copa de vino. Después de beber casi la mitad, tomó la botella con ella, fue al baño y cerró la puerta, se desnudó donde se encontraba mientras la bañera de llenaba con agua caliente. Solo cuando se dejó caer hasta que las burbujas cubrieron su cuello, copa en mano, fue que reconoció lo que había sucedido esa noche. Podría interpretarse como algo perfectamente inocente. No era culpa de Casey que su cuerpo haya respondido de esa manera. Pero, Casey sabía, ¿no era así? ¿Por qué si no, había estado tan distraída el resto de la noche? Casey tuvo que haber sabido que su cuerpo había respondido. Ella tomó un sorbo de vino, dejando surgir recuerdos que pensaba habían sido enterrados mucho tiempo atrás, olvidados hace mucho tiempo. Pero todo lo que había tomado era un corto momento entre los brazos de otra mujer para que reaparecieran. Tenía diecinueve años, joven e ingenua. Su madre estaba en su segundo matrimonio, esta vez un músico
  • veinte años más joven. Y en cuanto a las relaciones, ella sabía lo que no quería. Ella no quería un matrimonio como el de sus padres, uno que terminara en divorcio. Y ciertamente no quería lo que su madre tenía, un hombre tras otro, intentando llenar el vacío que había dejado su divorcio. No, ella quería una vida normal, un matrimonio normal, un hombre normal. Y había tenido un plan. Estudiar duro, graduarse con honores, conseguir un buen trabajo, casarse con un hombre agradable y mudarse a una gran casa en los suburbios. Y tener una amante femenina no entraba en la ecuación. Carol Ann. Leslie dejó que sus ojos se cerraran, recordando a la niña de su pasado, la que había despertado tanta pasión en su interior. Dos desconocidas que se encontraron porque no tenían compañera de habitación, fueron asignadas a una habitación en la residencia de estudiantes. Extrañas, sí, pero Leslie se derritió por ella desde el principio. Alta y desgarbada, confiada y segura, Carol Ann sólo exudaba sexualidad. La primera vez que Leslie la vio desnuda, su corazón dio un vuelco. Recordó como su boca se había secado simplemente por mirar a Carol Ann. Y, para su horror, Carol Ann lo había notado. Y Carol Ann estaba muy emocionada. Debido a que ella era lesbiana. La primera vez que se besaron, Leslie estaba segura de que iba a perder el conocimiento. No había sido como los besos que había tenido con los chicos. No, los labios de Carol Ann eran suaves, no eran violentos. Pero aun así, Leslie luchó. Ella no era una lesbiana. No entraba en su plan. Pero no pudo resistir. Los besos castos se convirtieron en más. Cada noche, Carol Ann venía a ella, subiendo a su cama. Leslie trataba de luchar. Ella lo hizo. Pero simplemente no podía rechazarla. Las sesiones de besos eventualmente le llevaron a tocarse. Cada vez la detenía antes de que fuera demasiado lejos. Y cada vez, Carol Ann se echaba hacia atrás, nunca la forzaba. Nadie lo supo. No pasaban tiempo juntas en la universidad. No compartían los mismos amigos o clases. Por la noche, era su secreto. Ellas se desnudaban y yacían desnudas, tocándose. Y el deseo aumentaba cuando la boca de Carol Ann devoraba sus pequeños pechos. Sí, ella la quería. Pero nunca la dejó llegar hasta el final, siempre la detenía antes de que su mano pudiera deslizarse entre sus piernas y en la humedad que había causado. Ella era virgen. Se estaba guardando para el matrimonio. Y, finalmente, Carol Ann se dio por vencida, cansada de su juego. El semestre siguiente, ella siguió adelante y Leslie tuvo una nueva compañera de cuarto. Y enterró los recuerdos, echándolos fuera como si nunca hubiesen sucedido. Porque no entraban en sus planes. Se sirvió más vino, sustituyendo los recuerdos de Carol Ann con una visión nueva y fresca de Casey. Con los años, había sido muy cuidadosa. No tenía muchas amigas. Las que permitía acercarse eran casadas, por lo general con los niños. Ellas eran seguras. Y cuando conoció a Michael, cuando sus citas les llevaron a ser una pareja, ya no temió estar cerca de una mujer. Lo había superado. Había sido una cosa de una sola vez, se había convencido a sí misma. Y era verdad. Ella nunca tuvo esos sentimientos de nuevo. No hasta esta noche.
  • No hasta que Casey la atrajo hacia sí, envolviendo su cuerpo inocentemente alrededor suyo. Su mano tembló cuando trajo la copa de vino a sus labios. El cuerpo de Casey había sido cálido, su mano casi quemándola cuando la apoyó en su cintura. Y sus pechos... "Dios" gimió recordando cómo se sentía al tenerlos presionados en su espalda. ¡Basta ya! Ella cerró los ojos con más fuerza. Era perfectamente inocente. Casey no estaba diciendo nada con eso. Simplemente estaba deteniéndola, eso era todo. ¿Entonces por qué se había disculpado Casey? ¿Por qué se retiró? ¿Había sentido la reacción de Leslie? ¿Estaba avergonzada por ella? Leslie golpeó el agua con su puño causando que las burbujas desaparecieran. Estás comprometida para casarte. Con un hombre, por el amor de Dios. "Actúa como tal". Y lo intentó. Más tarde, cuando Michael llegó a casa y se metió en la cama junto a ella, ella no se resistió mientras sus brazos la atrajeron hacia sí, no se resistió cuando sus manos se movieron sobre su cuerpo, quitándole la camisa de dormir mientras acariciaba sus pechos. "¿Quieres hacer el amor?" Ella asintió con la cabeza, tratando con todas sus fuerzas de sentir esa pasión que siempre le había eludido cuando él la tocaba. Ella se rindió a sus besos y a su contacto familiar, rezando para que fuera suficiente. Pero nunca lo era. Y cuando él le separó las piernas, cuando se puso sobre ella y entró en ella, no parecía darse cuenta de que ella no estaba lista. Ella cerró los ojos controlando las náuseas que amenazaban con liberarse. Dejó que su mente se quedara en blanco como solía hacer cuando él le hacía el amor. Le golpeó entonces. ¿Cómo había pensado alguna vez que podía pasar el resto de su vida de esta manera? Vagando lejos mientras un hombre usaba su cuerpo para su liberación. Afortunadamente, todo terminó rápidamente. Ella lo empujó mientras él se recuperaba, avergonzada por las lágrimas que sentía. "Lo siento. No pude aguantar más" jadeó "Voy a compensarte". Ella sacudió la cabeza y se sentó. "No. Estoy bien" Pero él la detuvo mientras ella trataba de levantarse de la cama. "¿Qué pasa? ¿Te he hecho daño? " "No, no es nada" dijo ella, incapaz de detener la lágrima que se deslizaban por sus mejilla. "Leslie, ¿qué?" "Sólo hormonas" mintió. Como la mayoría de los hombres, lo tomó como una salida. "Lo siento. No lo sabía" "No, no. No es tu culpa. En absoluto" Ella se levantó "Yo sólo...sólo quiero tomar una ducha" "Está bien." Se levantó también "Estoy completamente despierto ahora. Creo que voy a comprobar la prensa de última hora o algo así" Ella asintió con la cabeza y desapareció en el cuarto de baño una vez más cerrando la puerta detrás de ella. Se puso de pie en el agua caliente, fregándose a sí misma. Y odiándose.
  • ¿Por qué? ¿Por qué ahora? Después de todos estos años, ¿por qué ahora? Pero al secarse, se atrevió a mirarse a los ojos en el espejo. La verdad estaba allí y ella no podía huir de la verdad. "Te sientes atraída por ella" Curiosamente, esas palabras no fueron tan aterradoras ahora para ella como lo fueron cuando tenía diecinueve años. No, el problema era si ella sería lo suficientemente adulta para ser capaz de hablar con Casey acerca de ellas. Porque francamente, correr y esconderse de ella parecía ser la elección lógica en este momento. Capítulo 18 Después de agonizar sobre lo sucedido durante toda la noche, Casey todavía estaba molesta por lo que había hecho la noche anterior. Se paró en su cubierta tomando una taza de café, al igual que había hecho la noche anterior, mientras tomaba una copa de vino. Leslie había estado evidentemente molesta por ello. ¿Podría culparla? Ella prácticamente la había manoseado. Fue totalmente inapropiado. Ella nunca hubiese hecho eso si su pareja hubiese sido un hombre. Y una pareja masculina nunca le hubiese hecho eso a ella. Pero ella lo hizo. Agarró Leslie. Ella la agarró y no la dejó ir. Peor aún, la sostuvo como si...bueno, como si se tratara de un abrazo. "Jesús Cristo" susurró. ¿Qué diablos está mal contigo? Sí, Leslie había estado molesta. Apenas había hablado el resto de la noche. Y Casey había estado demasiado avergonzada como para pedirle disculpas adecuadamente. Pero lo haría hoy. La primera cosa que haría. Iba a disculparse. Y con un poco de suerte, Leslie no le levantaría cargos por acoso sexual "Idiota" Pero sus planes para ir a trabajar temprano con la esperanza de que Leslie estuviese allí, también fallaron cuando quedó atrapada en el tráfico. Para el momento en que su escáner de la policía le dio el lugar del accidente, fue demasiado tarde para tomar una ruta alterna. Ahora, veinte minutos tarde, se apresuró a entrar en la sala de la brigada, casi chocando a Sikes cuando irrumpió a través de las puertas dobles. "¿Dónde está el fuego, O'Connor?" "Lo siento, amigo. El tráfico era un infierno" "Había un accidente en Garland" dijo Leslie. Casey encontró sus ojos al otro lado de la habitación, asintiendo con la cabeza "Sí" se dirigió a su escritorio, con los nervios sacando lo mejor de ella. "He oído que ustedes pensaban que tenían al asesino" dijo Tori. "¿Eh?" Leslie sonrió "Le estaba contando a Tori cómo estuve lista para saltar de los arbustos y arrestar a este hombre antes de que me detuvieras". Casey sintió que sus mejillas se sonrojaron y trató de actuar normal, pero sabía que estaba fallando "Si. Nuestra única emoción de la noche"
  • "Me gusta la idea de vigilar Deep Ellum" dijo Tori "Aunque no sé si podamos emparejarte en las noches de descanso" "Sí, lo sé. Sam me mataría" dijo Casey. "Sam lo entendería. Es Sikes quien me preocupa" Todos se volvieron a mirar a John. "¿Qué?" "¿Sabes qué?…" Tori bromeó. Miró de nuevo a Casey "…John está enamorado" "¡Oh, Dios mío! ¿Es una broma?" Ella estaba complacida por el rubor que cubrió el rostro de John. "Yo no estoy enamorado" dijo. "Claro que lo estás. ¿Ha tenido qué? ¿Cuatro citas?" "¿Cuatro citas? ¿Con la misma chica?" Casey miró a Leslie "John es de una cita y está fuera, normalmente" "Bueno, que maravilloso, John. Felicitaciones" El miró a Tori "Te voy a matar". "Creo que es dulce" "Cállate". Casey se echó a reír "No se sientas avergonzado, Sikes. Todo el mundo debe enamorarse al menos una vez" "¿Sí? ¿Qué hay de ti?" Casey se encogió de hombros "Todavía estoy esperando. Va a suceder algún día" su sonrisa se desvaneció "Espero" levantó la vista, sorprendida de encontrar los ojos de Leslie sobre ella. Echó un vistazo a los otros, pero Tori había cogido el teléfono y Sikes se había vuelto a su ordenador. Hizo una seña al pasillo. "¿Puedo hablar contigo?" preguntó en voz baja. Leslie asintió con la cabeza y se levantó, luego siguió a Casey por el pasillo al baño de mujeres. Casey se volvió tan pronto como la puerta se cerró, enfrentando a Leslie. "Necesito pedirte disculpas" dijo. Leslie frunció el ceño. "¿Porque?" "Vamos. Las dos sabemos por qué. Fue inapropiado. Lo siento" Leslie levantó las cejas "¿Qué parte, Casey?" Casey dejó caer la cabeza. Ella no iba a hacérselo fácil ¿no es así? "Si fueses un hombre, nunca hubiese hecho eso. Y si tu pareja hubiese sido un hombre, nunca te hubiese tocado de esa manera" Leslie dio un paso más cerca. "¿Tocado de esa manera?" repitió. Casey asintió "He cruzado la línea. No sé lo que pasó. Yo sólo...yo sólo lo hice. Te agarré sin pensarlo" Sus ojos se encontraron, manteniéndose. Casey trató de adivinar lo que estaba pasando por la mente de Leslie. ¿Estaba recordando la forma como Casey había acercado su cuerpo al de ella? Casey tragó, tratando de despejar su cabeza, tratando de olvidar como se sentía. "Si te da igual" dijo Leslie "Prefiero no hablar de ello"
  • Casey negó con la cabeza. "No. No me da igual" dijo "Por favor, tenemos que hablar de ello. Me siento como una burra. Sólo quiero decir que lo siento y quiero pedirte que me perdones y olvidaremos todo al respecto" Leslie le dio la espalda "Sólo tendremos que olvidar todo al respecto ¿no es así?" "Sí. No volverá a suceder. Lo siento" Leslie se dio la vuelta "¿Así que el hecho de que tuve una...una reacción a tu toque no importa?" Fue el turno de Casey para mirar "¿Qué?" "Tal vez debería ser yo quien se disculpe" Casey se acercó, alargando su mano para alcanzar el brazo de Leslie "¿De qué estás hablando? Yo lo hice, no tú. Podrías levantar cargos en mi contra". Leslie sonrió. "¿Es eso lo que te preocupa? ¿Acoso sexual?" "Me pasó por la mente" "¿Fue acoso sexual?" "No, por supuesto que no. Te lo juro. No sé qué se apoderó de mí" "Y yo no sé qué se apodero de mí" Sus ojos se encontraron de nuevo y Casey se sorprendió por lo que vio allí. Era incapaz de apartar la mirada. "Yo...yo sólo tuve un...un momento" dijo Leslie en voz baja. "Pensé que tu podrías decirlo. Pensé que lo sabías" Casey no podía apartar su mirada. Lo único que recordaba era la sensación de Leslie temblando en sus brazos. Un temblor que supuso era de miedo "Creo que...bueno, supongo que tal vez tuve un momento también" Ambas sonrieron y Casey se relajó, sintiéndose aliviada. Al menos Leslie no estaba enojada con ella. "Está bien, así que tuvimos un momento" dijo Leslie "Y no vamos a hablar más de eso, ¿no?" "Correcto" Ella asintió con la cabeza. "Está bien. Puedo vivir con eso". Pero cuando la puerta se abrió y entró Tori, ambas dieron un paso alejándose la una de la otra. Los ojos de Leslie pasaron de la una a la otra. "Estaba saliendo" dijo y salió corriendo de la habitación. Tori miró a Casey con las cejas enarcadas "¿Todo bien?" Casey asintió. "Sí, claro. Estábamos...estábamos teniendo un momento". Tori sonrió y se acercó a uno de los puestos. "Sí, Sam y yo solíamos tener momentos aquí todo el tiempo" Sus ojos se encontraron y Casey sintió que su cara se sonrojaba. Ella siguió a Leslie hacia la sala, oyendo la risa burlona de Tori. "Hey, Mac llamó" dijo Sikes, cuando regresó a su escritorio.
  • "Concordancia positiva con las heridas del arma blanca. Y dijo que tiene el tox de tu vagabundo. Dijo que pasaras si querías hablar sobre el resultado, o te pasa un e-mail" "Gracias. Creo que voy a pasarme por allí" miró a Leslie. "¿Quiere ir?" Se dio cuenta de su vacilación, y no la culpó, pero asintió "Si. Vamos" Pero su silencio era inquietante y Casey finalmente se detuvo. "Mira, ¿estás enojada conmigo?" "No, por supuesto que no." "¿Estás segura?" Leslie se acercó un paso y Casey sintió unos dedos cálidos agarrando su brazo "Estamos bien, Casey. Pero, por favor, vamos a olvidarlo ¿de acuerdo? Porque todo está bien" Ella le apretó con sus dedos una vez más, y Casey vio cómo su mano se apartaba. Estaríamos mejor si dejaras de tocarme. Leslie se volvió "¿Qué?" Los ojos de Casey se abrieron como platos "Oh, Dios mío. ¿Dije eso en voz alta? Pensé que lo estaba pensando" "¿Pensar qué?" "Pensando lo que piensas que dije" "¿Eh?" Ella se echó a reír "Pensé...bueno, no importa." Leslie le miró fijamente, luego golpeó su hombro ligeramente a medida que comenzaban a caminar de nuevo. "Ya sabes, con un poco de perfección, podemos tomar este acto de comedia en el camino" "Divertido, Tucker". Divertido, sí, pero Leslie sentía que iba a explotar si no lograba solucionar esto pronto. Su admisión la pasada noche, y su plan de actuar como un adulto esta mañana y hablar con Casey se había ido por la ventana tan pronto como puso los ojos en ella. Era fácil dejar que Casey fuese devorada por la culpa pero Leslie no podía dejar que ella asumiera toda la culpa. Pero tampoco se atrevía a decir las palabras: me siento atraída por ti. Así que se quedaron en las disculpas finalmente aceptando olvidar todo el asunto y seguir adelante. Lo que hubiese sido ideal, si no fuese por un pequeño problema. Se sentía atraída por ella. "¿Qué piensas?" Ella parpadeó "¿Qué?" Casey inclinó su cabeza "Acerca de la cocaína" Ella frunció el ceño, mirando a los ojos de Casey. "Está bien. Así que no estabas escuchando" dijo Casey elevando sus cejas "Tox dio positivo para cocaína. Los vagabundos no pueden permitirse la cocaína. Los vagabundos no pueden permitirse periodos de drogas. Entonces, ¿de dónde crees que obtiene la cocaína?" "¿Patrick?" "Si Patrick es un vagabundo también ¿de dónde consigue la cocaína?" "Está bien, ¿así es que es realmente una pregunta retórica?"
  • Casey se echó a reír "No, yo esperaba que tuvieses una suposición" "Por la forma en que ustedes han descrito a este Patrick, él pudiese ser el mensajero de un distribuidor. ¿Será por eso que es un poco mejor que los demás?" Mac sugirió. "Pero, ¿qué distribuidor va a confiarle dinero a un vagabundo?" Leslie preguntó. "Cierto". Casey suspiró "Está bien, Mac. ¿Algo más?" "Nada más en tox." "¿Y las heridas del arma blanca son una coincidencia positiva?" "Si. Voy a incluir fotos de ambas en mi informe. Voy a copiárselas a Hunter en un e-mail" "Gracias. Al menos sabemos que tenemos un enlace ahora" Leslie se sentó en silencio, viendo como Casey cepillaba su cabello inconscientemente metiendo las hebras más largas detrás de las orejas. Ella bajó sus ojos y se sintió horrorizada consigo misma cuando se encontró mirando los pechos de Case. Miró hacia otro lado, centrándose en Mac. "Si puedes encontrarme un cuchillo, podremos comparar el corte" "Sí, y si puedo encontrarme a Patrick, tal vez puedo encontrarte un cuchillo" Casey se levantó "Gracias por tu tiempo, Mac". Casey abrió la puerta para ella y Leslie pasó sin un comentario. De nuevo en la calle, se encontró manteniendo su distancia con Casey mientras se dirigían de vuelta a su edificio. "Sabes, esta noche, no hay ninguna necesidad de que las dos salgamos" dijo Casey. "¿Vas a empezar con eso de nuevo?" Casey la miró rápidamente, luego desvió la mirada "No te ofendas, pero parece que hay un poco de tensión entre nosotras. Y lo odio" Leslie se detuvo, agarrando el brazo de Casey para obligarla a hacer lo mismo "Yo lo odio también. Lo siento" Casey se pasó la mano por el pelo, mirando hacia el cielo. "Mira, No sé qué hacer. Siento lo que pasó. Es obvio que te hace sentir incómoda estar cerca de mí" "¿Qué?" "Es por eso que tal vez esta noche, no deberíamos estar juntas" "O'Connor, supéralo ya, ¿quieres? Las dos somos adultas. Y por alguna razón, no estás viendo el cuadro completo" Se dio cuenta de que todavía estaba agarrando el brazo de Casey y lo soltó. Cristo, ¿podrías mantener tus manos alejadas de ella? Sus miradas eran intensas, ninguna la apartaba. Finalmente, Casey dio un paso atrás. "Está bien. Voy a superarlo" "Gracias" Pero ni una palabra fue dicha mientras se dirigían a su edificio. En la puerta, se detuvo, moviéndose nerviosamente mientras Casey esperaba. "Mira, tengo una cita" espetó ella. Mirando su reloj "Almuerzo temprano. Estaré de vuelta en una hora" Casey frunció el ceño "¿Qué?" "Llama a mi celular si me necesitas"
  • Dejó a Casey de pie en la puerta, pero tenía que escapar. Se sentó por un momento en su coche, tratando de decidir qué hacer. Entonces la golpeó. Sam. Pero casi perdió sus nervios cuando entró en CIU. Sam y Tori eran buenas amigos de Casey. Pero, ¿quién mejor que Sam para hablar de esto? Así que ella mostró su placa y se dirigió hacia la oficina de Sam sin tener que explicar su negocio. En la puerta, levantó la mano para llamar pero se detuvo, cerrando sus ojos por un momento antes de tocar levemente. Sam miró hacia la puerta y luego dio un rápido: Entre. Se sorprendió cuando Leslie Tucker asomó la cabeza. "Sam, lamento irrumpir sin previo aviso, pero…" "No, adelante ¿Está todo bien?" Entonces su corazón se aceleró "¿Tori?" "No, no. Todo está bien. Sólo necesitaba... bueno, quería hablar. Es personal". Sam asintió con la cabeza. "Por supuesto" indicó la silla frente a ella para las visitas, cuestionándose la mirada de preocupación en el rostro de Leslie. "Sé que sólo son las 10:30 pero… ¿podrías hacer un alto para almorzar?" Algo en la mirada atormentada de sus ojos hizo que Sam estuviese de acuerdo "Por supuesto. Puedo salir". Leslie sonrió agradecida. "Y cuando digo almuerzo, yo quiero decir que tengas que comer. Yo sólo...sólo..." "¿Necesitas hablar?" Sam agarró su bolso. "Entiendo. ¿Qué tal si caminamos hacia The Palms? Podemos tomar un poco de té helado y conseguir una mesa bajo la sombra" sugirió. "Perfecto" Sam se detuvo en la recepción al salir, dejando saber a Melissa que estaría fuera. Una vez que estuvieron en la acera, Sam se acercó más "¿Quieres decirme ahora o prefieres esperar?" "Ya sabes ¿verdad?" "¿Casey?" Adivinó ella. Leslie miró hacia otro lado "Estoy comprometida para casarme y me encuentro atraida por otra mujer" Se detuvo en seco en la acera. "Y no sé qué hacer" Sam la tomó del brazo "Vamos. Hablaremos" En el restaurante The Palms, al aire libre, dirigió a Leslie a una mesa y luego fue en busca de un camarero. Dos tés y quiche de espinaca y champiñones debían servir como un almuerzo ligero. Cuando volvió a la mesa, ella apretó la mano de Leslie "No es el fin del mundo" "Lo sé" Ella retorció nerviosamente la servilleta "¿Qué hiciste cuando te sentiste atraída por Tori? Quiero decir, estabas con un hombre entonces, ¿no?" Sam sonrió ante el recuerdo "Sí. Y tenía miedo al principio, realmente no sabía lo que estaba sucediendo. Obviamente, eso hizo que me diera cuenta que lo que sentía por Robert no era tal cosa, ¿sabes? Pero nosotros no vivíamos juntos, por lo que fué más fácil. Y no estábamos comprometidos. Él quería casarse, pero yo nunca estaba lista" Ella apretó la mano de Leslie nuevamente "Y por supuesto, ahora sé por qué no estaba lista".
  • "Es gracioso. Cuando Michael me pidió que me casara con él, pensé que sería bueno porque él todavía tenía sus amigos y sus juegos, y él no esperaría que yo estuviera con él constantemente" Leslie lanzó su servilleta y apoyó los codos sobre la mesa "¿No es eso una razón horrible que aceptar casarte?" Sam la miró, preguntándose qué era lo que Leslie no le estaba diciendo. Ella no tuvo que preguntarse mucho tiempo. "He tenido estos sentimientos antes" Ella miró "Por una mujer, quiero decir. Bueno, una chica realmente. Teníamos diecinueve. Y sin entrar en muchos detalles, huí de eso. Simplemente no podía hacerle frente en ese momento. No creía que pudiese lidiar con eso" Ella hizo una pausa cuando el camarero les trajo el té "Lo escondí, lo enterré y seguí con mi vida. La verdad es que me olvidé del asunto. Quiero decir, tengo treinta y dos. Los diecinueve pasaron hace mucho tiempo" "Pero antes de Michael, ¿supongo que no hubo nadie?" "No, en realidad no. Salí, pero... ¿cómo lo sabes?" "Porque antes de Robert, yo sentía de la misma manera. Y cuando lo conocí, pensé, esto no es tan malo. Quiero decir, tal vez esto es todo lo que, ¿sabes?" "Exactamente. Así era como me sentía con Michael. Había estado bien. Pero ahora, no está bien" Ella le miró "Casey, pienso en ella todo el tiempo. No puedo esperar para ir a trabajar cada día. Quiero estar cerca de ella, quiero tocarla. Y cuando llego a casa con Michael, me doy cuenta de que no se siento esas cosas con él. Nunca sentí esa necesidad de estar con él" Sam asintió con la cabeza "Sé exactamente cómo te sientes. Sólo quería estar con Tori todo el tiempo. No me importaba cómo ni cuándo". Leslie rió. "Lo sé. Nunca pensé que me encantaría pasar toda la noche…vigilando". Permanecieron en silencio por un momento, Sam dejó que Leslie ordenara sus pensamientos. Ella finalmente se echó hacia atrás en su silla "¿Y? ¿Y ahora qué? ¿Casey lo sabe?" "O Casey es inconsciente de todo, o está fingiendo que lo es" "Bueno, si se trata de algo parecido como con Tori, tuve que golpearla prácticamente en la cabeza con eso. ¿Pero tal vez eso no es lo que quieres? ¿Tal vez quieres que Casey lo ignore?" "¿Como si se trata de una fase y voy a superarlo?" Sam se encogió de hombros. "Tal vez. Quiero decir, te consideras hetero, ¿no?" "Lo hice, sí." "Yo también. Hasta que conocí a Tori. Y pensé, qué gracioso. ¿Cuáles eran las posibilidades de que pudiera llegar a mis treinta años y nunca haber conocido a una mujer que agitara mi atracción sexual con anterioridad? Debe ser una anomalía. Pero no pudo sacudírmelo. Todas las cosas que me enseñaron que sentiría al enamorarme, nunca las sentí hasta que conocí a Tori. Y una vez que acepté eso y deje de luchar contra ello, simplemente todo cayó en su lugar. Tori, por otra parte, era más difícil de convencer. Tenía este enorme muro alrededor de ella. No iba a dejar que nadie se acercara. Ella no quería que nadie la amara y no quería amar a nadie. Era su manera de no salir herida" tomó un sorbo de su té,
  • preguntándose cuánto decirle a Leslie "Sé que no las conoces muy bien, sobre todo a Tori, pero, si las miras en serio parecen tan diferentes la una de la otra. Tori es distante, parece inaccesible para la mayoría. No hace amigos con facilidad. Casey es todo lo contrario. Ella es muy amable, muy abierta, y muy accesible. Y las dos se esconden detrás de estas características. Tori perdió a toda su familia cuando era joven" hizo una pausa "Fueron asesinados mientras le hicieron verlo" Los ojos de Leslie se abrieron como platos "No tenía ni idea" "Ella tenía doce años y tuvo su efecto. Y Casey, bueno, ella sólo tuvo una infancia horrible. Y su hermano, bueno, vamos a decir que es un…" "Bastardo" Leslie terminó por ella "Ella me contó algo" "Bien. Entonces puedes entender cómo ambas estuvieron hambrientas de familia. Por eso, cuando las dos se juntan, aun siendo tan diferentes como parecen en el exterior, cuando dejan sus escudos de protección, son tan parecidas, que da miedo. Podrían ser hermanas. Bromeo sobre eso todo el tiempo, y pese a sus protestas, creo que les encanta. Se necesitan una a la otra" miró a través de la mesa, preguntándose a dónde iba con esta historia "Creo que lo que estoy tratando de decir es que debajo de esa persona ‘despreocupada, contenta con su suerte’ que refleja Casey la mayoría de las veces, se esconde un frágil y tierno corazón, al igual que Tori. Y no quiero ver que se rompa. Ella no se merece eso" Leslie sonrió "No. Pero eso significaría que tendríamos que realmente hablar de esto" Sam se echó a reír "Si. Buena suerte con eso. Lograr que ellas hablen de sus sentimientos es como tirar de los dientes" El camarero trajo su quiche y Leslie levantó la vista con sorpresa. "¿Almuerzo?" "Me perdí el desayuno." sintió que su rostro se ruboriza, recordando por qué había perdido el desayuno. "Sucede muy a menudo." Leslie cogió el tenedor, pero se detuvo. "No vas a decir nada, ¿verdad? Quiero decir, ¿a Tori?" "No. Te lo prometo. No voy a decir ni una palabra. Esto es entre tú y Casey" Y ella no lo haría. Se sentó allí, mirando a Leslie, recordando su propia situación, recordando lo asustada que estaba cuando se dio cuenta que no era de Robert de quien ella estaba enamorada, sino de una mujer. Miedo, sí, pero había valido la pena. No había sido fácil, pero no lo cambiaría por nada. Tori era su vida. Y ella no quería nada menos para Casey, que encontrar esa clase de amor. Independientemente que Leslie fuese o no la elegida, ella sabía que tendrían un duro camino por delante. Pero algunas cosas valían la pena. Capítulo 19 Casey se detuvo al lado del coche de Leslie, como siempre. Y como siempre, Leslie estaba esperando por ella. Esta vez traía dos botellas de agua. "Estoy cansada de que robes la mía" dijo ella suavemente mientras le entregaba una a Casey.
  • "Y aquí te traje una bolsa extra de papas fritas" Casey dijo con una sonrisa. Sus miradas se cruzaron por un segundo y Leslie asintió. Sí, ambas sabían lo que estaban haciendo. Y estaba bien. Olvidarse de ayer. Empezar de nuevo. Podían hacerlo. Casey se detuvo en el tráfico, conduciendo lentamente por Main, en dirección a Deep Ellum. Hunter y Sikes ya debían estar fuera, patrullando los apartamentos. Y con un poco de suerte, encontrarían algo. Porque la idea de estar fuera toda la noche, paseando por las calles, era deprimente. "¿Michael tiene planes esta noche?" preguntó. "No. En realidad, él estaba enojado" "Te lo dije". "Eso no importa. Te dije que no ibas a salir sola" "Sí, bueno, no podemos mantener esto indefinidamente. Tu estarás divorciada antes de que te cases y yo nunca conseguiré una cita." Leslie rió. "¿Esas son nuestras opciones? ¿Divorciada y célibe?" Casey entró en Elm, desplazándose lentamente por el club del distrito "Entonces, ¿cuán enojado estaba?" "Aparentemente estoy rayando en la negligencia." "Ya veo. ¿Comida o sexo?" "Las dos cosas. Parece que él no puede pedir comida para llevar por sí mismo" "Pero el sexo por sí mismo no es un problema, ¿verdad?" Leslie rió. "No lo sé. Pero tuvimos bastante con el argumento anterior". "Lo siento. Una vez más…" "Detente. Nuestro argumento tenía poco que ver con que estuviese fuera nuevamente. Era sólo una excusa" "No lo entiendo". "Cuando Michael tiene opciones, como un juego de pelota, no le importa mi horario. Pero cuando no tiene nada, como esta noche, le importa. Y como le dije, si me hubiese dejado sola anoche mientras él iba a su partido, él no habría considerado negligente que estuviese sola en casa. Pero, al parecer, como estoy fuera esta noche, mientras él está solo en casa, de repente es un gran problema" "¿Así que lo dejaste sin cena y estás haciendo que se valga por sí mismo?" adivinó Casey. "Más o menos. Pero él terminará yendo donde Jeff. Pedirán una pizza y jugarán video juegos, y olvidará todo acerca de nuestra pelea para cuando regrese a casa". Y entonces podrán hacer las paces con sexo. Casey se sorprendió por la sacudida de celos que sintió ante la idea. Demonios. Están comprometidos para casarse. Están viviendo juntos. Tienen sexo. Supéralo. Probablemente tuvieron sexo la noche anterior. Miró rápidamente el perfil de Leslie. Estaba mirando por la ventana, perdida en sus pensamientos. Sí, probablemente tuvo relaciones sexuales la noche anterior. Casey había estado en casa, agonizando sobre la pequeña indiscreción que había tenido, y Leslie estaba con Michael. Teniendo relaciones sexuales. Ella no se dio cuenta del férreo control que tenía en el volante hasta que Leslie le tocó el brazo.
  • "¿Qué pasa?" "Nada. ¿Por qué? " "Tienes un agarre de muerte sobre el volante" Casey se obligó a relajarse. Soltó una mano del volante y cogió su botella de agua, tomando un largo trago. "¿Casey?" "¿Hmm?" "Me gustas mucho, lo sabes" Casey se detuvo en un semáforo en rojo, mirándola. Pero la mirada de Leslie seguía al frente, mirando por la ventana. El semáforo se puso en verde y continuó, sin saber qué decir. Y durante la siguiente hora, patrullaron de arriba a abajo por Elm, y por las calles laterales, en busca de alguien que les llamara la atención. Hablaron poco, pero su conversación tomó un tono menos personal. Lo que estaba bien. Era menos estresante de esa manera. A las 10:30, justo cuando estaba planeando dar su última vuelta bajando por Elm, Leslie se fijó en él. Agarró el brazo de Casey, moviéndola de un tirón hacia ella. "Allí. Ese hombre" Era un hombre joven, alto y delgado, y la única cosa fuera de lo ordinario era el abrigo largo que llevaba. Estaba por lo menos a ochenta grados. El se metió por una calle lateral, caminando rápidamente, con las manos metidas en los bolsillos de su abrigo, con la cabeza hacia abajo. Casey giró por la calle, siguiéndole de lejos. El tráfico estaba ligero y se sintió visible "Voy a pasarlo. Será demasiado obvio que estamos siguiéndole si nos quedamos atrás" "Está bien. Pero ve despacio". Y ella lo hizo, pasó por delante de él a una velocidad constante, y luego encendió la luz intermitente una cuadra más abajo y tomó otra calle. Condujo fuera de vista, luego hizo un giro en U y apagó sus luces. Ellas esperaron. "Allí, es él" El pasó la intersección de Baumer y se dirigió hacia el norte sobre Oak. Casey le permitió avanzar una cuadra más y se apartó de la acera "¿Lo ves?" "Sí. Está más adelante" "Si se queda en Oak, tendrá que cruzar Gaston" "¿Cascades? ¿Crees que se dirige allí?" "Podría ser" Casey esperó que la luz de cruce encendiera para entrar en el tráfico. Pasó entre dos coches, yendo lentamente mientras le pasaban otra vez. En Gaston, dobló a la derecha. "Míralo" Leslie se volvió en el asiento, mirando por la parte posterior "Lo tengo" Casey condujo tan lento como pudo sin llamar la atención. A una cuadra de Gaston, en Hall, cambió de carril, moviéndose a la izquierda "¿Todavía puede verlo?" "No. Está fuera de la vista"
  • "Maldita sea" murmuró. Corrió a través de la intersección, girando a la izquierda otra vez, tratando de volver a Oak. "¿Dónde diablos estamos?" "Estamos en Swiss. Sigue adelante. Allí se cruza con Oak" Y allí lo vieron de nuevo mientras corría a través de Swiss y cruzaba en Cobb, hacia el norte. "Cascades está a una cuadra más arriba" dijo Leslie. "¿Deberíamos llamar a Hunter?" "Vamos a esperar. Diablos, por lo que sabemos, él podría vivir allí. Pudo haber pasado una noche en la ciudad y estar regresando a casa" Condujo pasando Cobb, tomando la siguiente calle hacia arriba. Vio la caída de agua y se dirigió a la puerta de entrada del complejo Cascades, se estacionó en el primer lugar que encontró disponible y luego apagó el motor y las luces. "Agáchate". Ambas lo hicieron, deslizándose bajo el asiento. Y en cuestión de minutos, él apareció, cruzando prácticamente delante de ellas mientras se agachaba en las sombras, moviéndose silenciosamente entre los arbustos. "Él no vive aquí" dijo "No. Pero conoce los alrededores" "Vamos a seguirlo" Salieron, cerrando sus puertas en silencio. Sin pensarlo, Casey tomó el brazo de Leslie, tirando de ella, instándole a seguir primero. Ella la siguió, manteniéndose en las sombras, siguiéndolo. Leslie se detuvo en seco y Casey hizo lo mismo. "Se fue entre los edificios" susurró. Casey asintió con la cabeza, manteniendo una mano sobre el brazo de Leslie "Vamos a darle un minuto" Y esperaron. Casey podía sentir la tensión entre ellas. Apretó el brazo de Leslie quién se volvió hacia ella, levantando las cejas. "¿Lista?" Leslie asintió, moviéndose de nuevo, siguiéndolo. Lo encontraron fácilmente. Estaba al lado de un arbusto, mirando a un apartamento, con la mano dentro de sus pantalones. "Jesús Cristo" murmuró "Se está haciendo la paja" "Creo que eso es lo que un mirón hace" Casey se presionó contra el edificio, tirando a Leslie con ella. Se quedaron cara a cara, mirándose a los ojos "Quédate aquí" dijo "Voy a ir por un lado, para evitar que salga corriendo" Leslie asintió con la cabeza, sin apartar sus ojos de ella. Pero cuando Casey se volvió para irse, Leslie tiró de ella "Ten cuidado" Palabras sencillas, pero maldición si no le provocaron un vuelco en el corazón. La mirada de Casey cayó sobre los labios de Leslie y sintió una abrumadora urgencia de besarla, entró en pánico. Retrocedió, casi tropezando con el arbusto, sólo para recuperar el equilibrio cuando Leslie la agarró. "¿Estás bien?"
  • Casey sonrió "Soy un idiota. Aparte de eso, estoy bien" entonces escapó, volviendo al camino por donde habían venido y bajando por la acera y dirigiéndose para ponerse detrás de él. Cuando lo tuvo a la vista, aminoró el paso, caminando resueltamente hacia él. "Hey, hombre. ¿Qué pasa?" El movió la cabeza y se miraron el uno al otro durante un segundo, luego salió disparado, dirigiéndose hacia Leslie. Ella sacó su arma, apuntando directamente hacia él. "No te muevas" Se detuvo, girando, pero Casey estaba allí y ella agarró sus hombros, empujándolo contra la pared del edificio. "No, no" dijo "No vas a ninguna parte" "¿Quién eres tú?" "Policía. Y tú has sido muy travieso" Casey dio un paso atrás, mirándolo "Cristo, hombre, pon esa mierda de nuevo en los pantalones, ¿de acuerdo?" "Yo...yo no hice nada malo" "¿Sí? ¿Crees que está bien ver a las chicas y hacerte la paja mientras lo haces?" "Pero ella deja las persianas abiertas" "Lo que sea." Casey retorció sus manos detrás de su espalda. "¿Cuál es tu nombre?" "John". "Bueno, John, estás bajo arresto" Ella deslizó sus esposas alrededor de sus muñecas "Vamos a empezar con exposición indecente" dijo mirando de nuevo a sus pantalones desabrochados. "Yo...yo no quería hacer daño, señora." "Uh-huh. ¿Y cuál es tu apellido, John?" "Doe" "¿Doe? ¿Me estás tomando el pelo? ¿Vas a decirme Doe? ¿John Doe?" "¿Qué quieres decir? Ese es mi nombre" Casey le dio la vuelta mientras sentía que Leslie se movía a su lado, sintió su ligero toque en el brazo. "¿John? Soy la detective Tucker. Esta es la Detective O’Connor”. "¿Cuál es tu nombre?" él preguntó. Ella sonrió "Es Leslie. Ella es Casey" "Bonitos nombres. El mío es John" Ella asintió con la cabeza. "Sí. Vamos a querer que vengas con nosotras a la estación de policía, John. ¿Te parece bien?" Él se encogió de hombros. "Ella me tiene atado. No sé si va a dejar que me vaya" Leslie miró a Casey. "Ella va a dejarte ir. De hecho, va a llevarnos". "Está bien, entonces. Creo que puedo ir, señorita Leslie" "Bien." Leslie se volvió hacia ella "¿Está bien?" Casey asintió. "Voy a llamar a Hunter."
  • Capítulo 20 "¿Y su nombre es John Doe? ¿Me estás tomando el pelo? " "Él es...bueno, él es un poco lento" dijo Casey. "Y está dispuesto a dar ADN" añadió Leslie. Tori dio la vuelta "¿Sabe que está dando ADN? Si dices que está bajo arresto ¿él ha solicitado un abogado?" "No." "Así que cuando dices que es lento, ¿siquiera sabe dónde está?" Tori miró a Casey "Cristo, O'Connor, no podemos estropear esto por un tecnicismo" "Ha sido por el libro, Hunter." Leslie se movió entre ellas, sintiendo la necesidad de defender a Casey. "Le dijimos que puede solicitar que un abogado esté presente. Le dijimos que no tenía que hablar con nosotros. Le dijimos que no tenía qué dar voluntariamente ADN. Es por el libro" "¿Sabe por qué queremos su ADN?" "Sí". Tori asintió "Está bien. Lo siento. Es sólo que…" "Ha sido una larga noche para todos " dijo Casey "Vamos a hacerlo y acabar de una vez. Además, él no es el asesino" "¿Cómo puedes estar tan segura? Cualquiera puede actuar y hacerse pasar por lento". "Yo no creo que sea un acto, Hunter. Pero estamos tomando su ADN, por lo que no será un problema". "Y podemos retenerlo durante la noche. Hablé con Mac. Llamó a Emerson. Van a apurarse con eso en el laboratorio" "Está bien. ¿Le ofrecimos una llamada telefónica?" "Sí. Dijo que no tiene a nadie a quien llamar. Lo vamos a reportar perdido por la mañana" Tori se quedó mirándola a las dos, finalmente relajándose. "Está bien. Es tu caso, tu llamada" Ella se volvió para irse, pero se detuvo. "¿Infórmale a Malone?" "Sí" Ella sonrió. "Él me dijo que lo dirijas tu" "Maravilloso" murmuró con un suspiro "Está bien, estoy saliendo. Nos vemos en la mañana" Casey se dejó caer en su silla tan pronto como Tori se fue, y Leslie no pudo evitar ir hacia ella. Deslizó sus manos sobre sus hombros, apretando suavemente, sintiendo los músculos tensos bajo sus dedos. Ella apretó más fuerte, provocando un gemido de Casey. Un gemido que hizo que un escalofrío corriera por su espalda. Ella cerró los ojos por un momento, sus manos todavía descansando en los hombros de Casey. Entonces se movió, acariciando su brazo en lo que esperaba fuese una manera amistosa. "¿Estás tan cansada como yo?" preguntó suavemente mientras se sentaba en su propio escritorio.
  • "Mmm. Y me hubieses puesto a dormir con ese masaje en la espalda" dijo Casey, con los ojos todavía cerrados. Leslie la miró, sin ser vista, lo que le dio la libertad de admirarla. La frente de Casey estaba fruncida, arrugado. Esta noche, su habitual aspecto impecable, mostraba signos de estrés. Hasta sus labios, por lo general curvado hacia arriba en una sonrisa, parecía sin vida. Pero entonces los ojos azules se abrieron, capturando su mirada fija. Ellos la cautivaron, negándose a dejarla ir. No es que ella intentara apartarse. Los ojos de Casey eran cualquier cosa menos sin vida. "Deberías ir a casa" dijo Casey en voz baja "Es tarde" "Tenemos que…" "Voy a esperar a Emerson. Tu vete" dijo flexionando sus hombros "Michael probablemente está preocupado" Leslie casi hizo una mueca con la mención de su prometido. Esos momentos, cuando ella miraba fijamente los ojos de Casey, olvidaba que tenía un prometido. Se preguntó si Casey mencionó su nombre a propósito, sólo para recordarle. O tal vez para recordarse a si misma que existía. Dios, de repente se estaba haciendo demasiado complicado. Así que ella asintió con la cabeza, poniéndose de pie. Cogió las llaves de su escritorio y las metió en el bolsillo de sus vaqueros. Ella había dejado su bolso en el coche "Supongo que me voy entonces. Nos vemos en la mañana" Casey asintió con la cabeza, cerrando los ojos nuevamente. Leslie la observó por un momento, luego se fue. Pero en la puerta, Casey la llamó. "¿Les?" "¿Hmm?" "Podemos hacerlo. Todo va a estar bien" Las palabras fueron pronunciadas en voz baja, sin duda. Y la tomaron por sorpresa. No tuvo que pedirle que se explicara. Sabía exactamente lo que Casey quería decir. Y estaba muerta de miedo. Capítulo 21 Casey estaba a dos manzanas de su edificio cuando su celular sonó. Era Hunter. "Mac tiene algo para nosotras. ¿Por qué no me alcanzas en el laboratorio? " "¿Dónde está Tucker?" "Aún no ha llegado" "Está bien. Bueno, te veré en el frente. Estoy estacionando" se sentó por un momento, preguntándose si debía llamar a Leslie. Por supuesto, no era tarde. Ni siquiera eran las ocho todavía. Salió, mirando alrededor por Tori. La vió saliendo del edificio cuando su celular sonó de nuevo. Esta vez, era Leslie. Respiró profundamente antes de contestar. "Hey, soy yo." Ella sonrió, sintiéndose tonta "Buenos días"
  • "Estoy parando para tomar un café. ¿Quieres uno?" "Sí, por favor." "Así que estoy llegando tarde" Casey sonrió. "El café es una buena excusa" "No hay excusa. No dormí bien" Hizo una pausa "¿Tú?" Casey vaciló "No, en realidad tampoco dormi bien" oyó el suspiro que Leslie dejó escapar, por lo que forzó una sonrisa en su rostro "Pero es fin de semana. Vamos a ponernos al día" "Si. Supongo" Ella se aclaró la garganta "Está bien, bueno siento llegar tarde" "No hay problema". Ella se acercó para encontrarse con Tori, sonriendo como saludo. "Hunter y yo vamos de camino al laboratorio" "¿Los resultados?" "No lo sé todavía" "Está bien. Bueno, nos vemos en un rato" "Sí" Ella cerró su teléfono, mirando a Tori. "Era Tucker" "Ya veo." Ella arqueó las cejas. "Teniendo un momento, ¿no es así?" Casey no le hizo caso "Va a traernos a café". "Grandioso". Casey notó la sonrisa que Tori estaba tratando de ocultar y le dio un codazo "Ya basta". "No he dicho ni una palabra, O'Connor". "No tienes que hacerlo." Caminaron unos pasos más en silencio, luego Tori se volvió hacia ella "Entonces, ¿estás completamente loca por ella o qué?" "Es posible. Debes saberlo". "¿Qué se supone que significa eso?" "Bueno, Hunter, que has estado allí antes. ¿Tú me lo dijiste?" "Está comprometida". "Sí, lo está. ¿Así que dime lo que tengo que hacer?" "Lo siento, niña. Estás por tu cuenta en este caso" Ella se detuvo antes de llegar a la puerta. "Pero sé por lo que estás pasando, Casey. Sólo ten cuidado" Y así, habían hablado de ello sin realmente haber hablado. Ella y Hunter... joder, vaya par. Al igual que un par de chicos. Ella sonrió siguiendo a Tori mientras se dirigían a la oficina de Mac. "Adelante" dijo él cuando Tori llamó. "¿Estás seguro de eso tan pronto, Mac?" dijo Casey. "Emerson me llamó a las tres de la mañana. Quería que lo comprobara" empujó una gráfica sobre su escritorio. "Es una secuencia de ADN" Tori se lo quedó mirando, esperando "Este es el perfil del ADN que fue dejado en la escena del crimen. Y este es el perfil del ADN de tu John Doe". Casey cogió el papel "John Doe, ese es su nombre. No John Doe como si no supiéramos su nombre" corrigió ella. "¿Qué? ¿Me estás tomando el pelo? "
  • Casey se encogió de hombros, mirando el papel. A continuación, se lo entregó a Tori "Solo somos policías tontos, Mac" dijo "¿Secuencia de ADN? ¿Tenemos una coincidencia o no?" "No tenemos una coincidencia exacta, no" Él tomó el papel de Tori y señaló el grafico "Pero mira esto. Esta es la razón por la que Emerson me llamó. No es una coincidencia exacta, pero similar" "¿Similar?" "Sin entrar en la secuencia de genes y perderlas por completo, en términos simples, están relacionados entre sí. Padre e hijo. Tal vez dos hermanos. Incluso podría ser un tío. Relacionado de esa manera" "¿Hablas en serio? ¿Puedes decir eso desde...esto?" Tori preguntó, señalando a la gráfica que sostenía. "Sí. El perfil de DNA ha recorrido un largo camino. Hemos sido capaces de romper la secuencia de genes desde hace algunos años. Porque, si me das…" "Sí, Mac, eso es genial" dijo Tori, interrumpiéndole "Vamos a volver a esto" "Así que John no es nuestro asesino, pero es alguien que está relacionado con él" Casey se puso de pie, paseándose "Si él vive en la calle, es lógico pensar que su pariente también" Ella se detuvo, mirando a Tori. "¿Patrick?" "¿Podríamos tener tanta suerte?" Se puso de pie también. "Vamos a hablar con John Doe" Ella asintió con la cabeza a Mac "Gracias, hombre. Buen trabajo". "No me lo agradezcas. Emerson fue quien se quedó aquí toda noche". "Así es que, piensas que si lo presionamos, él caiga" se preguntó Tori. "No lo sé. Como dije anoche, es un poco lento, pero no es estúpido" "¿Así es que, Poli bueno - poli malo no funcionará con él?" Se quedó en la puerta, mirando a Leslie y Sikes. Una taza de café estaba en cada mesa. Leslie se volvió, como si sintiera que estaba siendo observada. "Creo que deberíamos dejar que Tucker hable con él” "¿Por qué?" "Por un lado, él no te conoce, y francamente, eres intimidante. Y por el otro, se encariñó con ella. Creo que va a hablar con ella" "Está bien. Tu decisión. Sin embargo Sikes y yo vamos a observar, si no te importa". "No, eso está bien". "No puedo creer que estés dejando que la nueva chica haga esto" dijo Sikes mientras se apoyaba contra la pared. Tori se encogió de hombros "O'Connor pensó que era lo mejor." Ella se movió a la ventana, mirando como John era llevado a la sala de interrogatorio. Sikes se acercó a su lado y ajustó el volumen de los altavoces, dejando que la voz de Leslie llenara la habitación. "¿Has dormido bien, John?" preguntó Leslie. "Sí, señorita Leslie. Estaba suave" miró a O'Connor "Buenos días señorita Casey. ¿Estás aquí para atarme otra vez?" Casey sonrió. "No, John. De hecho, vamos a llevarte de vuelta a las calles". Su rostro se iluminó "¡Oh, qué bien¡".
  • "Pero primero, tenemos unas cuantas preguntas. Entonces te puedes ir. ¿Te parece bien? ¿Te puedo hacer unas preguntas?" "No me importa". Sikes le dio un codazo en el brazo. "Él no tiene ni idea acerca de sus derechos. Un juez tiraría esto en un instante. " "No estamos buscando una declaración. Sólo necesitamos un poco de información". "John, vives en la calle, ¿no?" preguntó Leslie. "Sí". "¿Tienes un hermano?" Él negó con la cabeza. "No. Yo no tengo un hermano" "¿Tu padre vive contigo, tal vez?" Él hizo una mueca. "¿Mi padre? Yo no tengo un papá". "Está bien. Bueno, ¿hay alguien que vive contigo? " "¿Te refieres a mi hermana?" "¿Tienes una hermana?" preguntó Casey "¿No un hermano, pero una hermana?" Él asintió con la cabeza. "¿Cuál es su nombre?" preguntó Leslie. "Patty". Casey y Leslie se miraron. "¿Patty? ¿Ella tiene un apellido?" preguntó Casey. Él hizo una mueca. "Duh. Ella es mi hermana". Leslie ocultó una sonrisa "Patty Doe". Sikes se rió. "Míralas. ¿Aún no tienen una pista?" "¿Qué quieres decir?" "Oh, vamos, Tori. Ya he pasado por esto contigo y con Sam, ¿recuerdas? Mira cómo se miran la una a la otra. Ni siquiera saben que lo están haciendo" "Sí, ya veo lo que quieres decir." "¿Y? ¿Tienen alguna pista? " Ella se encogió de hombros "Leslie está comprometida". Se oyó un golpe rápido en la puerta y se asomó la cabeza de Malone "Libérenlo. Pagaron la fianza". "¿Cómo?" "No lo sé. Pero su abogado está esperando. Acaba la entrevista". "Es un vagabundo. ¿Qué abogado?" preguntó Sikes mientras Tori zumbaba en la sala de interrogatorios. Casey miró hacia la ventana, luego se dirigió al teléfono. "O'Connor, Malone dice que lo suelten. Su abogado está aquí" Observaron el rostro de Casey, vieron su mirada de qué coño mientras colgaba el teléfono "Dios, la amo" dijo Tori sin pensar. Ella miró a Malone y Sikes "¿Qué?" "Nunca voy a entender a las mujeres" Malone murmuró mientras se alejaba. "Hey, no me refiero a amor como amor, ya sabes." "Lo que sea." Se volvió a Sikes "Ahora él va a pensar que estoy teniendo un aventura con O'Connor. "
  • "Sí. Espere hasta que tenga una idea de O'Connor y Tucker. Eso realmente le va a voltear la cabeza" Él sonrió "Sé que ya está volteando la mía" Caminaron por el pasillo cuando Casey y Leslie salieron con John Doe. Antes de que Tori pudiera decir algo, dos hombres de traje se acercaron detrás de ellos. "Bueno, bueno. Detective Hunter. Debí haberlo sabido". Tori dio la vuelta, encontrándose cara a cara con Robert, de todas las personas. Maravilloso. "Tengo entendido que ha estado interrogando a mi cliente sin representación". "Él renunció a su derecho de un abogado" Robert mostró una falsa sonrisa en su rostro "Vamos a ver. Desde ¿cuándo exposición indecente requiere tiempo en la cárcel? ¿O te ha dado por hostigar a los vagabundos ahora?" Tori inclinó la cabeza, consciente de que todo el mundo estaba mirándoles. "Yo no fui el oficial que le arrestó" Ella dio un paso más cerca "Pero entiendo que se estaba exponiendo mientras observaba a una joven en su apartamento" "Yo no expuse nada" dijo John. Luego sonrió tímidamente "Bueno, tal vez sólo un poco." "No tienes que decir una palabra más. Vamos a salir de la aquí" dijo Robert "Te voy a llevar a casa" "¿Quién eres tú?" John dio un paso atrás "Miss Leslie ¿quién es él?" "Él es tu abogado." "Yo no tengo ningún abogado. No, yo no quiero ir con él". "Quien pagó su fianza" preguntó Tori. "Tú eres el detective" dijo Robert "Te dará algo en que ocuparte" miró a John de nuevo "John, te voy a llevar al refugio para que puedas comer algo ¿de acuerdo? Luego puedes quedarte. Puedes volver a las calles. No estás en problemas". John miró a Leslie y ella asintió. "Está bien, John. Ve con él" "¿Te veré otra vez?" Ella sonrió y le tocó el brazo cariñosamente. "Pienso que sí ¿no crees?" "Espero que sí." Se dio la vuelta. "Srta Casey, me alegro que no tuviera que atarme otra vez" "Sí, yo también" Miró a los demás. "Pero para que conste, eran sólo las esposas" Sikes le dio un codazo a Tori cuando Leslie extendió la mano y apretó el brazo de Casey. Se inclinó más cerca "Te lo dije" Regresaron a sus escritorios en silencio, luego Leslie se volvió, frente a ellos "¿Quién diablos era ese?" preguntó. Tori miró mientras todos los ojos estaban puestos en ella. Ella se encogió de hombros. "Robert". "¿Robert quién?" Sikes sonrió. "Sí. ¿Robert quién?" "Cállate, Sikes."
  • Casey finalmente vino a su rescate. "Robert es el abogado defensor con quien Sam estaba saliendo cuando... bueno, cuando... ya sabes, cuando Tori y Sam... cuando ellas... bueno cuando ellas... " "Eres de gran ayuda" murmuró Tori. Miró directamente a Leslie "Para que conste, Sam rompió con Robert antes de que nosotras...bueno, antes de que nosotras, ya sabes... antes de la primera vez que... bueno, nosotras nunca..." Leslie se echó a reír, mirando a Casey luego a Tori con un movimiento de su cabeza "Por Dios, ustedes dos son un par, ¿no?" Sikes se adelantó. "Ellas estuvieron coqueteando la una con la otra, sin vergüenza, cuando Sam dejó a Robert. Me atrevo a decir que fue muy poco tiempo después de que Tori y Sam durmieron juntas por primera vez, volviendo su aventura amorosa oficial". "¡Sikes!" "¿Qué? Yo estaba aquí. Se supone que se" Capítulo 22 Estaban sentados en sus escritorios, con envolturas de Burger, bolsas de papas y bebidas ocupando sus escritorios, mientras intercambiaban ideas. "Recuerdan cómo algunos de los testigos dijeron que el mirón era una mujer" Casey les recordó. "Podría haber sido esta Patty. " "No estarás pensando seriamente que su hermano Patrick es realmente su hermana travesti Patty?" Sikes levantó una papa "Creo que eso es muy poco probable" "Oh, ¿así es que piensas que es una coincidencia que él llame a su hermana Patty? Vamos, te contamos lo que dijo Mac sobre el ADN. Un pariente. Su hermano". "Pero él dijo que no tenía un hermano" dijo Sikes "Creo que nos estamos olvidando de algo aquí" dijo Leslie "John es ingenuo " Ella sonrió. "Y no me refiero a ti, Sikes" Tori se rió. "Muy buena, Tucker". "De todos modos, John ve las cosas en blanco y negro. Así que si esta persona en su vida, lleva un vestido y se va por Patty, para él, es su hermana. Puede muy bien ser su hermano biológico y lo más probable es que lo sea, por lo que él respondió con honestidad. Él no tiene un hermano, tiene una hermana". Casey se echó hacia atrás y cruzó los brazos detrás de la cabeza, mirando al techo "¿Pero por qué Patrick siente la necesidad de vestirse como Patty? ¿Y lo hace todo el tiempo? Obviamente no. Debe haber sido Patrick cuando mató a Rudy Bobby. No dijeron Patty lo mató. Dijeron Patrick" "¿Y todos saben que se disfraza?" se preguntó Tori. "Si se trata de algo que hace de vez en cuando, entonces John no hubiese dicho que tenía una hermana. John dijo que tenía una hermana como si se vistiera como Patty todo el tiempo"
  • Casey cerró los ojos, todavía pensando. Ellos tenían más preguntas que respuestas. Pero al menos tenían preguntas. Al menos tenían un lugar para ir ahora. "Oh, hice que Sam hiciera algunas llamadas. La Alianza de los vagabundos pagó su fianza. Parece que Robert es voluntario allí" dijo Tori. "¿Cómo la Alianza de los vagabundos siquiera sabía que estaba detenido?" "Sharon está en la reserva. Ella es una voluntaria también" "¿Qué? ¿Es como una pequeña red de voluntarios? ¿Todos esperando a que nosotros detengamos a alguno de ellos para que puedan enviar sus tropas?" Casey negó con la cabeza "Increíble". "Todo el mundo tiene una causa, O'Connor," dijo Tori mientras hacía una bola con la envoltura de su papel de aluminio y la tiró hacia ella "¿Qué piensan si detenemos la vigilancia de los apartamentos? Creo que puede ser una pérdida de tiempo". "No estoy de acuerdo" dijo Leslie. "Si Patrick es nuestro asesino, entonces tiene que hacer algún tipo de reconocimiento a sus víctimas. No son al azar" "En realidad, tiene sentido" dijo Casey "Es menos probable que levante sospechas si él es un ella, ya sabes. Ves a una mujer caminando por los alrededores, no piensas nada malo de eso. Ves a un hombre espiando apartamentos, llamas a la policía" "Pero hay mucho terreno que cubrir. Y sólo tuvieron suerte con John Doe. Si no hubiese sido así, entonces él habría estado en Cascades haciendo suciedades y ninguno hubiésemos tenido conocimiento de eso. Estábamos patrullando a seis cuadras de distancia" "Y tal vez tengamos suerte con Patrick manteniendo la vigilancia" dijo Leslie "Por lo menos vamos a estar allí. Si no es así, entonces estaremos a la espera de su próximo asesinato" "Vamos a hacerlo todos cada noche" dijo Casey "Si salimos los cuatro, podemos cubrir más terreno" Su sugerencia fue recibida con un gemido por parte de Hunter y Sikes. "Oh, lo olvidé. Soy la única sin una vida". "No, no. Es una buena idea" dijo Tori "Sam va a entender" miró a Leslie "¿Puedes equilibrarlo? Quiero decir, tu prometido podría…" "Puedo hacerlo equilibrarlo" dijo sin dudarlo. "Está bien. ¿John? ¿Va a arruinar tu vida amorosa de nuevo?" "Diablos, sí, lo hará. Pero supongo que si Sam puede manejarlo, Kristi puede". "¿Kristi? ¡Qué dulce!" Casey bromeó. "Pero las noches del viernes, no, pérdida de tiempo" dijo Tori "Hay demasiada actividad los fines de semana. No puedo imaginar que se arriesgue a explorar apartamentos en ese momento. Demasiada gente alrededor" Ella miró a Leslie. "Cuando abriste los informes de los mirones, ¿qué días tenían la mayor cantidad de golpes?" "Miércoles y jueves" "Pero creo que deberíamos salir los lunes y martes también" dijo Casey "¿No están de acuerdo?" "Sí, sí. Cada maldito día, O'Connor. Por cierto, vamos a salir en el barco mañana, pasa la noche. Sam quiere que te invite"
  • "¿Estás segura?" "Sí. Ella hizo un sartén grande de lasaña anoche. Vamos. Tenemos que aprovechar el tiempo de verano mientras podamos" "Genial. Estoy dentro" Casey miró a Leslie "¿Ustedes tienen planes?" "Vamos a Austin. Un amigo de la universidad de Michael se está casando. Realmente no los conozco" Casey miró hacia otro lado. "Bueno, tal vez puedas conseguir algunos consejos para tu boda" "No es necesario. La madre de Michael ya tiene todo planeado ¿recuerdas?" Se produjo un silencio incómodo en la habitación, luego Sikes se aclaró la garganta. "Así que, ¿han elegido una fecha?" Capítulo 23 El sol estaba alto y caliente, y Sam se protegió los ojos mientras veía a Casey subir a bordo. Ella sonrió, sacudiendo la cabeza. Tori y Casey se saludaron con un golpe de brazo. Caminó más, envolviendo con sus brazos a Casey en un abrazo. "Me alegro de que hayas podido venir." Ella besó su mejilla con cariño, complacida al ver el ligero rubor que cubría el rostro de Casey. "Gracias por incluirme." Casey sacó de su bolso una botella de vino tinto. "Para la cena". "Excelente. Gracias. Ahora ve a poner tu cava en la sombra. Tori está ansiosa por salir al agua" "La voy a poner en marcha. ¿Están listas?" dijo Tori desde el control de mando. "¿Ves lo que quiero decir?" Sam miró a Tori y puso su pulgar hacia arriba. Se sentaron en las sillas de cubierta mientras Tori aceleraba a través del lago. Ella aceptó la cerveza que Casey le ofreció, luego deslizó sus gafas de sol en su cabeza. Ella quería hablar con Casey y quería hacerlo ahora, en privado. Ella se moría por saber sobre Leslie. "¿Todo bien?" "Sí. ¿Por qué lo preguntas?" "Pareces un poco... bueno, silenciosa. Distraída". "¿Lo parezco?" Sam sonrió. "¿Quieres hablar de ello?" "Oh, estoy bien. No es nada serio" Sam se acercó y le apretó la rodilla. "Sabes, no le cuento todo Tori. Y soy buena escuchando" Casey respiró hondo. "Es sólo que...soy un idiota" dijo finalmente. Sam se echó a reír. "Está bien. Así que voy a adivinar que implica a una mujer". "Sí" Casey torció nerviosamente la botella de cerveza en la mano "En realidad, es Leslie" dijo en voz baja. "¿Tu pareja?"
  • "Sí" Sam asintió con la cabeza, preguntándose cuántas preguntas podía hacer antes que Casey se callara "¿Quieres dar más detalles?" "He cometido el pecado más grande" Casey le miró fijamente a los ojos "Tengo un enamoramiento con mi pareja" "No por estallar tu burbuja, pero puedo relacionarme con eso" "No, no puedes. Tori no era hetero" "No, pero yo sí. O pensaba que lo era" Casey suspiró. "No sé lo que es. Solo hicimos clic. Podemos hablar, ¿sabes? Atrapadas en un coche cada noche, podemos hablar. Estamos cómodas juntas" "Las amigas pueden hablar también. Las amigas pueden sentirse cómodas estando juntas" Casey sonrió "Si. Pero quiero saltar sobre sus huesos" Sam se echó a reír "Sí, eso cruza la línea de la amistad" "Y por supuesto, está comprometida para casarse. Eso pone un freno a las cosas". "¿En serio?" "Lo hace, si no me tocara todo el tiempo. Y Dios, Sam, a veces me mira y... bueno, siento algo". "¿Cómo qué?" "Como...bueno, como que mi corazón hace un golpeteo. Es repugnante" Sam reprimió una sonrisa, sabiendo cuán vulnerables Casey debía sentirse en este momento. Así que intentó otro enfoque. "Sabes, sólo la has conocido unas pocas semanas. Tal vez…" "Lo sé" dijo Casey rápidamente. "Es por eso que te estoy diciendo que soy una idiota" Esta vez Sam no pudo contener su sonrisa y se inclinó hacia ella para abrazarla "Tú no eres una idiota" Sólo te estás enamorando. Pero no podía decir eso sin que Casey saltara por la borda. "Tal vez es sólo que...no lo sé…" "¿Una fase?" Ella rodó sus ojos. "Me siento atraída por mi compañera, que está comprometida para casarse. Con un hombre. Y en vez de recuperar mis sentidos, estoy celosa" "Bueno, vamos a cambiar de marcha. ¿Qué pasa con Leslie?" "Creo que ella sabe. Estoy bastante segura de que lo sabe. Quiero decir, como he dicho, soy una idiota" "Ya veo. Entonces, ¿crees que ella siente algo también?" "Cristo, Sam, cuando yo la sostenía, te juro que ella sentía algo. Y ella dijo…" "Espera, espera, espera. ¿Qué quieres decir con cuando estabas sosteniéndola? " Pero Casey no respondió. Tenía los ojos puestos en Tori quien se abrió paso por la escalera hacia la cubierta. Se volvió hacia Sam. "Voy a estar bien. Gracias por dejarme hablar". "Pero…"
  • "¿No es genial?" preguntó Tori, extendiendo sus brazos. "Amo los tardíos fines de semana de verano como este. No hay muchos barcos en el agua, no tienes que pelear con nadie por nuestra cala preferida. Es perfecto". "Sin embargo sería más perfecto si tuvieses una cerveza, ¿no?" preguntó Casey yendo a su cava. "Una cerveza y una caña de pescar" Se acercó a Sam "Y un beso" Los labios de Sam persistieron en el beso, luego se trasladaron a la oreja de Tori "Te amo" le susurró. Ella se apartó "Ahora, ve a disfrutar. Voy a sentarme aquí en el sol y voy a leer" Sacó una butaca y puso una toalla sobre ella, entonces se relajó, deslizando sus gafas de sol protegiendo sus ojos. Pero la novela negra no podía mantener su atención tanto como las dos mujeres bajo su vista. Le encantaban momentos como este. Le hacía sentir como si su mundo fuera perfecto. Tori y Casey se había quitado la camisa. Ambas estaban en la barandilla, vestidas con diminutos sujetadores deportivos y pantalones cortos, con los pies desnudos sosteniendo una caña de pescar en una mano y una cerveza en la otra. Estuvo tan feliz cuando Casey entró en sus vidas. Casey y Tori, aunque tan diferentes, eran muy parecidas. Ellas se hacían bien la una a la otra. Más importante aún, sabían que se hacían bien la una a la otra. Tori finalmente tenía la mejor compañera que necesitaba y Casey, bueno, Casey tenía la hermana mayor, y la familia, que había faltado en su vida. Ahora bien, si tan sólo pudiéramos conseguir que su vida amorosa estuviese resuelta. Sam sonrió y abrió el libro de nuevo. Le gustaba Leslie. No la envidiaba por tener que pasar por lo que Sam sospechaba estaba pasando. Sam recordó lo difícil que había sido. Las incertidumbres, el miedo. Y la emoción de enamorarse. Pero enamorarse de una mujer por primera vez podía ser impactante. No sólo para ti misma, sino para los que te conocieron. Ella lo sabía. Capítulo 24 Leslie hizo girar la copa de vino metódicamente entre sus dedos, tratando con todas sus fuerzas de escuchar la conversación, de estar interesada en la conversación, pero la verdad es que estaba aburrida hasta las lágrimas. Ella, obviamente, había estado en bodas anteriormente, pero por su vida, no recordaba que existiera esta infinita discusión de bodas y procedimientos. Y lunas de miel. Dios mío. Lo habían diseccionado a muerte. Seguramente ¿había más temas interesantes para discutir? Como el hambre en África, por ejemplo. Sonrió para sí misma, contenta de no haber perdido su sentido del humor esta noche, aunque sus pies le dolían por los tacones altos que había elegido usar. Ella miró a su alrededor, todas las hermosas parejas emparejadas correctamente, hablando animadamente en grupos. La novia y el novio eran la pareja perfecta. O al menos eso le habían dicho cientos de veces. Y Michael y yo parecíamos tan felices. ¿Cuándo es tu gran día? Ella juró que si otro de los amigos de Michael le hacía esa pregunta, iba a vomitar.
  • Y allí estaba él, charlando con sus amigos de la universidad. Todos ellos colgados de sus palabras mientras él estaba describiendo, sin duda, el nuevo juego de computadora en el que estaba trabajando. De repente, no pudo soportarlo por más tiempo. Pasó de largo por la mesa de vinos, que era libre en las fiestas de bodas, y se dirigió a la barra en su lugar. ¿Quién hace una boda en un bar de todos modos? "¿Me estoy quejando?" Ella sacudió la cabeza. No. Ella eligió un taburete en la esquina, lejos de la gente, lejos de la televisión, donde un grupo estaba sentado viendo un partido de fútbol americano universitario. En cambio, ella miró en el espejo detrás de la barra, encontrándose con sus ojos, no se sorprendió por lo que vio. Confusión y un toque de depresión. Estos eran los amigos de Michael, la gente de Michael. No la suya. Ella no los conocía. Y al juzgar por las conversaciones que había sostenido, no quería conocerlos. "¿Qué puedo servirle?" Apoyó los codos en la barra y apoyó la barbilla en sus manos, sonriendo al camarero. Sí, en efecto. ¿Qué podría servirle él? Ella levantó una esquina de su boca en una sonrisa, tratando por lo menos "Algo fuerte" dijo. "¿Directamente en las rocas?" Ella negó con la cabeza. "Es mejor matarlo con algo" "¿Doble Corona con un disparo de Coca?" "Perfecto. Y ábrame una cuenta". "Por supuesto" Se dio la vuelta, mirando a los invitados de la boda a través de la doble puerta. Dios mío. Una vez más, ¿quién tiene una boda en un bar? "¿Estás con la boda?" le preguntó mientras colocaba el vaso frente a ella. "Más o menos". Ella tomó el vaso y bebió un sorbo, asintiendo. "Perfecto. ¿Cuál es tu nombre?" "Gracias. Es Paul" sacó un trapo y limpió la mancha de humedad delante de ella, y luego arrojó el trapo detrás de él. "Entonces, ¿estás en la boda?" "Dios, no." Ella se inclinó más cerca "¿Quién se casa en un bar de todos modos?" "Se conocieron aquí." "¿Y?" "Ellos vienen mucho por aquí" "Su familia es propietaria del hotel, ¿verdad?" Él se echó a reír. "No. Pero creo que es un poco romántico. Ya sabes, se conocen aquí como extraños una noche, se enamoran, luego vuelven a menudo para cenar, tomar unas copas, una habitación arriba en el hotel. ¿Por qué no atar el nudo aquí también?" "Menos mal que no se conocieron en la tintorería" ella bromeó. Él se echó a reír y se acercó. La mirada en sus ojos era una que había visto muchas veces antes. Y sobre todo en los bares. "¿Y? ¿Estás aquí sola?" preguntó.
  • Cogió su copa de nuevo, mirándolo fijamente "No." Ella tomó un sorbo. "Porque si estuviera sola, yo no estaría aquí" "Las bodas no son lo tuyo, ¿eh?" "Leslie, ahí estás. Te he estado buscando" Ella se encontró con los ojos de Pablo. "Ese debe ser Michael. Mi prometido" ella añadió. "No lucen como que estén juntos" susurró. "Estoy empezando a ver eso" Se dio la vuelta cuando Michael agarró su hombro. "¿Qué estás haciendo aquí?" "Me cansé del vino" dijo mientras sostenía su vaso "Paul es simplemente el mejor barman". "Voy a tomar tu palabra. Pero están listos para la cena" "Vamos a cenar aquí ¿verdad?" "En una habitación privada, sí. Estoy seguro de que Pablo no le importará si te traes tu bebida" "¿Te importa, Paul?" preguntó mientras sacaba un poco de dinero de su bolso y lo dejaba sobre la barra. "No, en absoluto. Espero que vuelva más tarde" "Absolutamente" dijo, mientras Michael se la llevaba. "¿Qué pasa?" él susurró. "Nada. Bueno, además de tratar de emborracharme. ¿Por qué?" Tiró de ella acercándola "¿Qué demonios pasa contigo?" "¡Por el amor de Dios! He estado atrapada en un grupo de discusión de bodas y lunas de miel durante horas. Eso haría que el maldito Papa quisiera beber. Si hubiese tenido mi arma conmigo, le hubiese disparado a alguien". Él se echó a reír. "¿No estás exagerando un poco? Además, yo pensaba que la boda era perfecta. Espero que la nuestra sea tan buena" La llevó por el brazo hacia atrás para la fiesta "Creo que fue una gran idea hacerla en el hotel. Todo está aquí. Tus invitados sólo tienen que tomar un ascensor para ir a sus habitaciones. No tienes que preocuparte por divertirte demasiado y luego conducir" la miró "Me gusta" Ella lo miró fijamente. "¿No estás hablando en serio?" "¿Por qué no?" "Bueno, para empezar, tu madre te va a matar" "Es nuestra boda, no la de ella" "¿Desde cuándo?" terminó lo último de su copa, sintiendo un leve mareo del trago doble. Pablo era un buen hombre. Ella podría ser capaz de superar la noche. Él la atrajo hacia sí de nuevo. "Por favor no me avergüences". "¿Quieres decir esta noche? ¿O en nuestra boda?" Él sonrió "Ambas". Ella tomó una respiración profunda. "No estoy borracha, Michael. Este es mi primer trago. Sólo estaba escapando...de todo esto" dijo agitando sus manos hacia sus amigos.
  • "Son realmente gente divertida, Leslie. Dales una oportunidad. Creo que te van a gustar" Ella tomó una respiración profunda. "Por supuesto, Michael. Lo siento. Voy a tratar". Pero mientras jugaba con la comida en su plato, estaba convencida de que nunca sería amiga de esa gente. No es que ellos no lo intentaran. Era ella. Ella simplemente no estaba interesada. Y después de otra hora tratando de mantener conversaciones falsas con extraños, se escapó de nuevo. Pero esta vez no al bar del hotel. Se encontró en el tercer piso donde el patio al aire libre daba a la piscina. Aún estaba lleno de gente en un sábado por la noche, a pesar de lo tarde que era. Se acercó a la orilla, inclinándose sobre la barandilla, mirando hacia abajo a la piscina luego hacia arriba al cielo nocturno, bloqueando el parloteo a su alrededor. Cerró los ojos por un momento y finalmente dejó entrar en sus pensamientos a la persona que había tratado de mantener a raya el fin de semana. Casey. Tratando de mantenerla lejos, sí, pero que había estado allí todo el tiempo. Sacó su celular, mirando la hora. Pasada las once. ¿Aún estaría despierta? Ella estaba con Tori y Sam, fuera en su barco. ¿Se atrevería a llamar? Y si estaban las tres despiertas, ¿cómo podría explicarlo? Cerró su teléfono. No hagas nada estúpido. Pero mientras miraba hacia arriba, viendo el tenue brillo de las estrellas sobre la ciudad, abrió su teléfono otra vez, con el pulgar buscando a través de los números, deteniéndose cuando el número de Casey apareció. Ella cerró los ojos por un momento, y luego apretó el botón de llamada. Sólo quería escuchar su voz. El aire, cálido, todavía mantenía la frescura. Tal vez fuese simplemente por estar en el agua, pero le faltaba el efecto que tenía en la ciudad. Casey echó la cabeza hacia atrás, mirando las estrellas. A ella le encantaba estar aquí. El suave balanceo del barco, el viento, la luz sobre el agua, los sonidos de las ranas y los insectos, los sonidos de la noche. Se había convertido en un ritual. Desde que se había unido a Tori y a Sam, había apartado un tiempo para estar en la cubierta después de que ellas se fuesen a la cama. Privacidad. Ella no quería meterse en la de ellas. Así es que, como era su hábito, después de que se iban a la cama, sacaba una botella de vino y la llevaba a cubierta con ella. Algunas noches, se sentaba sola por unas horas. Otras veces, permanecía allí hasta que aparecía la luz de la mañana. Simplemente sentada. Pensando. Como ahora. Pensando. Ella sonrió. O tratando de no pensar. Pero su corazón dio un vuelco cuando su teléfono móvil vibró contra su pierna. Lo sacó de su bolsillo, entrecerrando los ojos bajo la luz de la luna para leer el nombre. Leslie. Maldición. "Casey" respondió en voz baja. "Soy yo".
  • Casey sostuvo el teléfono con fuerza "¿Está todo bien?" "Sí." Una pausa. "¿Estás sola?" "Uh-huh. ¿Y tú?" "Si no tomas en cuenta los treinta y tantos en el patio, sí." Casey sonrió, mirando por encima del agua. "Está bien, así que no los contemos". Sólo hubo un instante de silencio, y luego oyó el silencioso suspiro "Te extraño". Apretó aún más el teléfono "Yo...yo también te extraño" Una vez más, un suspiro. "No debí haber llamado. Solo necesitaba escuchar tu voz" "Está bien" le susurró Casey. Cristo, no sabía si eso estaba bien o no. Ella no sabía nada. "¿Es así, Casey? ¿Está bien realmente?" "No lo sé" admitió. Oyó una risa silenciosa. "Sí, temía que esa fuese tu respuesta" aclaró su garganta "Tengo que irme" Casey se quedó mirando las estrellas otra vez. Sí, vete. De regreso a Michael. "Disfruta el resto de tu fin de semana" logró decir. "Nos vemos el lunes" Y ella se sentó, su teléfono todavía en la mano, escuchando como los sonidos de la noche se desvanecían y lo único que oía era el latido constante de su corazón. Y las palabras que resonaban en su cerebro. Te extraño. Capítulo 25 Cuando Casey entró en la sala de la brigada, estaba decidida a hacer todo tan normal como fuese posible. Ella olvidaría la llamada telefónica de la noche del sábado. Olvidaría la conversación que había tenido con Sam. Y olvidaría cómo su corazón se detenía de sólo ver a Leslie Tucker. Porque, como se había convencido finalmente la noche anterior, Leslie estaba fuera de límites. Un anillo de compromiso tendía a hacer eso. Así que ella forzó una sonrisa en su cara cuando entró, sosteniendo las dos bolsas en sus manos. Una con café y la otra con pasteles. "Gracias, O'Connor. Estaba esperando que trajeras café " dijo John dándole su mejor sonrisa." Eres la mejor" "Uh-huh" ella puso el capuchino en el escritorio de Tori, tomando en cuenta la silla vacía "¿Dónde está Hunter?" "No ha llegado" dijo Leslie, alcanzando la taza que Casey le entregó. "Gracias. Necesitaba esto" Y como si nada, con sólo una mirada, su determinación se derrumbó. La mirada en los ojos de Leslie, estaba atormentada, tan atormentada como había estado la de ella en la mañana. Quitó la tapa de su taza de café, bebiendo, tratando de convencerse de que Leslie Tucker era su compañera, nada más y nada menos. Una llamada telefónica, tarde en la noche, durante un momento de debilidad no significaba nada. Al menos, eso era lo
  • que se había dicho a sí misma. Pero cuando Leslie volteó esos suaves ojos castaños hacia ella, ya no estaba tan segura. Te extraño. ¡Cristo! Ella bajó su taza de café y se acercó más. "¿Pasa algo, Les?" le preguntó en voz baja, sin poder contenerse. Vio como Leslie mirada a John, luego de vuelta a ella. "Nada, O'Connor. Todo está bien". "Está bien." La sonrisa falsa que Leslie le dio no pudo convencerla, pero, obviamente, Leslie no quería hablar. Bien. Probablemente fuese más seguro de esa manera. Ella sólo había tomado un bocado de su pastel cuando sonó el teléfono. "O'Connor", dijo con la boca llena. "Soy yo. Coge el equipo. Tenemos un homicidio. No sé si ella es nuestra o no" Casey se levantó, chasqueando sus dedos a Sikes y Tucker. "¿Dónde?" "Cascades". "¿Cascades? Ahí fue donde arrestamos a John" "Lo sé. Nos encontraremos allí. Y, O'Connor, trae mi cappuccino" Ella deslizó su teléfono en el clip de su cinturón y cogió su café. "Otra mujer. Cascades" Señaló el café Tori "Sikes, lleva eso para ella ¿podrías?" miró a su alrededor "¿Dónde diablos está Malone?" "Ha salido esta mañana. Al médico" Sikes le recordó. "Por eso Tori recibió la llamada" murmuró ella, apresurándose hacia la puerta con los otros. Ella y Leslie automáticamente fueron a su camioneta, luego se detuvieron, mirando a John. Si bien era una camioneta grande con espacio en la cabina adicional detrás de los asientos, de ninguna manera él subiría allí. Todos se miraron el uno al otro, esperando. "Mira. Tomo el mío. Será más fácil" dijo "Las encuentro allí" Mientras ella entraba, se preguntó por qué no se iban todos en el coche de John, pero él ya se estaba alejando. Bien. Ellas podían hacer esto. Eran adultas. "Lo siento" dijo Leslie inesperadamente. Casey arrancó la camioneta y retrocedió. "¿Por qué?" "Por lo de antes. Por llamarte la otra noche. Por…" "No tienes que disculparte. Olvídalo". "¿Olvidarlo? ¿Olvidar que, Casey? ¿Qué debo olvidar? " Casey se volvió, mirándola a los ojos. "Todo. Vamos a olvidar todo". Ella escuchó más que ver la sonrisa. Una sonrisa, pero una sonrisa triste. "¿Cómo es que conseguimos hablar de ello sin realmente hablar de ello, Casey?" "Porque es muy atemorizante, por eso" "¿Tenemos miedo de decirlo en voz alta?" "Al parecer" Ella aceleró, pasándose una luz en Gaston. Tomó una respiración profunda. "Entonces, ¿cómo estuvo tu fin de semana?" "¿Es tu manera no tan sutil de cambiar de tema?" "Sí" sintió como Leslie se alejó de ella y quiso disculparse por haber sido tan brusca. Pero no lo hizo.
  • "Está bien. No vamos a decirlo en voz alta entonces. Cambiaremos de tema, O'Connor" Ella se encogió de hombros. "Maravilloso fin de semana". "Bien". "Sí. Bien". Casey dio la vuelta bruscamente, lanzando prácticamente a Leslie contra la puerta cuando entró en el aparcamiento de Cascades. Tres unidades, un camión de bomberos, una ambulancia y la camioneta del forense. Llamando plenamente la atención de los vecinos. Salió sin esperar a Leslie, necesitando escapar de su presencia, aunque sólo fuesen por unos momentos. Sin embargo, fue por corto tiempo. Al doblar la esquina, sintió la mano de Leslie en su brazo, deteniéndola. "Mira. Es el mismo apartamento" Casey detuvo. "Tienes razón. Maldita sea" murmuró. "Hey, chicas, por aquí" llamó Tori "Apartamento uno treinta y cuatro. Primer piso, al igual que los otros" "¿Cuál era su nombre?" preguntó Leslie. "Rhonda Lampton" dijo. "Hampton" Sikes la corrigió. "Así es. Hampton. Rhonda Hampton. Edad veinticuatro" "Estuvimos aquí" dijo Casey. "¿Qué? ¿Cuándo? " "La otra noche. Estuvimos aquí" Se dio la vuelta, señalando los arbustos alineados en el patio pequeño. "Aquí fue donde encontramos a John". "¿El mismo maldito apartamento?" Tori las miró "¿Qué carajos?" "¿Qué carajos qué?" dijo Casey en voz alta. "Él se estaba haciendo la paja, mirando en este apartamento. Se supone que debíamos saber que su hermano atacaría el mismo maldito piso?" "Hey, chicas. Cálmense" dijo Sikes, agarrando por el brazo a Tori y alejándola. "Lo siento, O'Connor. Es sólo que…" Casey hundió sus manos en su pelo "Lo sé. Demonios, lo sé". Leslie se acercó "Si podemos discutir esto racionalmente…" dijo mirandolas a ambas, a Tori y a Casey "…tal vez podamos descifrar como Patrick supo que este era el apartamento. ¿John hace las recopilaciones para él? ¿John alardea delante de él como es capaz de ver a las mujeres sin ser descubierto? ¿Es así como Patrick sabe quien vive sola y quién no?" "Sin evaluarlo él, realmente no sabemos muy bien si John es lento o no, o sólo está fingiendo" dijo Tori "Debido a esto" ella dijo, señalando al apartamento "es jodidamente demasiado" "Él no está fingiendo" dijo Leslie. "No puedes estar segura. Podría estar jugando contigo" "No. No lo creo. Nunca cambió su actitud, su discurso. Todo le salió muy natural" Tori les miró
  • "Encuéntrenlo. Tráiganlo" "¿Bajo qué cargos?" "Lo que sea. No me importa" dijo mientras se alejaba "Sólo encuéntrenlo". "¿Por qué demonios está enojada con nosotras?" se preguntó Leslie. Casey sonrió. "Eso es sólo Hunter. Eso es justo lo que hace" "Es aterradora". "Sí, lo es. Pero yo la quiero de todos modos" Ella miró rápidamente a Leslie "Vamos". Leslie condujo por Elm por lo que le pareció cientos de veces ese día. Sintió que estaba tan familiarizada con el entorno como si fuese la palma de su mano. Habían estado allí todo el día. Y no habían visto ni rastro de John Doe. Habían tomado un descanso a las cinco, reuniéndose de nuevo a las siete. Leslie sabía que Casey estaba cansada de conducir todo el día, por lo que ofreció su coche para el turno de la noche. Y la noche estaba demostrando ser tan silenciosa como el día. Silenciosa como Casey que no decía mucho. Silenciosa como si ella estuviese tomando una siesta. "¿Estás dormida?" Finalmente preguntó. Había pasado por lo menos una media hora desde la última vez que habían hablado y Casey estaba en la misma posición, mirando por la ventana lateral. "No. No dormida" Casey flexionó sus hombros y se movió en el asiento "Sólo viendo, eso es todo" Leslie soportó otro largo silencio, el tiempo suficiente para viajar por Elm dos veces más y hacer un círculo en Gaston. Y ya había tenido suficiente. "Casey, quiero hablar de esto" explotó "No puedo soportarlo". "No hay nada de qué hablar. Estás comprometida para casarte" Se dio la vuelta para mirarla por primera vez en horas "Así que no hay nada de qué hablar realmente" Leslie miró el camino, sin saber por dónde empezar "Hablando de comprometidos, ellos quieren una boda en diciembre". Casey sacudió su cabeza "¿Diciembre? ¿Este diciembre?" "Sí. Tres meses" podía sentir como Casey se alejaba de ella aún más, podía sentir la tensión en el coche. Pero no le importaba. Quería hablar de ello. "Wow. Tres meses" dijo Casey en voz baja "Creo que vas a estar ocupada de vez en cuando" Leslie golpeó su mano contra el volante "¡Maldita sea Casey! Esto es ridículo. Sabes tan bien como yo que no voy a casarme en diciembre". "Mira…" "No, tu mira. Estoy cansada de hacer caso omiso a esto" Ella arrebató su teléfono, desplazando los números hasta encontrar el de Tori. El teléfono sonó dos veces "¿Hunter? Es Tucker. Escucha, no hemos tenido suerte. Vamos a terminar por hoy" Ella asintió con la cabeza. "Bien. Nos vemos mañana" Ella echó un vistazo a Casey. "Tambien terminaron por hoy" "¿Qué estás haciendo?"
  • "Te voy a llevar para que busques tu camioneta, entonces te voy a seguir a tu casa. Vamos a hablar". "Les, por favor. No hay nada que decir. Esto es lo que es. Fin de historia". "¿Por qué siento como si estuviéramos hablando en clave? ¿Por qué hablamos con rodeos? "miró a Casey, luego de vuelta a la carretera. "Me siento atraída por ti. Allí está. Ya lo he dicho en voz alta" "Leslie, por favor... no lo hagas" "¿No hacer qué? ¿No sentirme atraída por ti?" Se volvió a su estacionamiento, deteniéndose al lado de camión de Casey. Se dio la vuelta en su asiento enfrentándola "Pero me siento atraída por ti. Y sabes que me siento atraída por ti" Ella alargó su brazo y tomó la mano de Casey, sosteniéndola con fuerza cuando ella trató de apartarse "Y sé que el sentimiento es mutuo" susurró "Estoy cansada de fingir que no está sucediendo" sintió como Casey se endurecía, pero se negó a liberar su mano "Está bien. Así que lo hemos dicho en voz alta. Y sí, el sentimiento es mutuo. Pero tenemos dos problemas aquí. Uno, somos pareja. Y eso no puede suceder. Y dos, estas comprometida, por el amor de Cristo" Finalmente soltó la mano de Casey y pulsó el botón para desbloquear las puertas. "Por favor, Casey. No vamos a tener esta discusión en mi coche. ¿Podemos ir a tu casa y hablar? Por favor" Pudo ver la indecisión que invadía la cara de Casey, podía sentir su vacilación. Finalmente, ella asintió. "Tienes razón" Sus ojos se encontraron "Tenemos que hablar". "Gracias." Capítulo 26 "Toma" dijo Casey, entregando una copa de vino a Leslie. Estuvo complacida de que su mano no temblara. Volvió su espalda a ella, apoyándose en la barandilla, mirando hacia el agua. Le gustaba más cuando lo estaban ignorando. Al menos de esa manera no se sentía como una colegiala. Oyó a Leslie levantarse de la silla, la sintió moverse a su lado. Ella imitó su postura, apoyando sus brazos en la barandilla, mirando hacia la oscuridad. "¿Qué pasa? ¿Estás nerviosa? ¿O avergonzada?" Leslie adivinó. Casey sonrió. "Ambas, supongo. Acabo de cometer el pecado capital para las lesbianas" "¿Cuál es?" "No sólo eres hetero, también estás comprometida. Doble mala suerte". Leslie inclinó su cabeza levemente mientras la miraba. "Oh, entiendo. Asumes que eres la primera mujer de la que me he sentido atraída y estoy pasando por una loca curiosidad antes de casarme ¿Es eso?" "¿No es así?"
  • "¿No crees que estoy un poco vieja para un juego como ese?" Casey se volvió para mirarla. "¿Vamos a hablar en círculos otra vez? ¿O solo vamos a hablar? " Leslie sonrió. "Oh, ahora ella es valiente". Casey asintió. "Permíteme comenzar contándote una historia". "¿Cuánto vino tienes? Porque también tengo una historia" "¿Quieres quedarte aquí o quieres entrar?" "No, es bonito aquí fuera. Cuéntame tu historia". "Bueno, es sobre el pecado capital" dijo "Conocí a esta mujer cuando estaba en la Academia. Nos llevamos bien de inmediato. Resulta que acababa de romper con su novio. Debí haber corrido por la derecha entonces" Casey tomó un sorbo de su vino, sorprendida de que el recuerdo de ese tiempo todavía escocía. Había sido tan ingenua. Miró a Leslie, sintiéndose todavía muy ingenua a los treinta y tres "Pero no corrí. Estaba encaprichada con ella. Y ella conmigo. Y nuestra aventura duró casi un mes. Hasta que volvió con su novio. Ella dijo que su curiosidad acerca de tener sexo con una mujer había sido satisfecha. Y la verdad era que, ella durmiendo con otra mujer encendía a su novio" "Wow" "Sí. Así que, ya he cometido este pecado antes. Me involucré con alguien con quien trabajaba, alguien con un novio" Se volvió lentamente, mirándola a los ojos "Y yo no quiero hacerlo otra vez" "Entiendo" Leslie se alejó, yendo al otro extremo de la cubierta, bajo las sombras. Casey esperó mientras apoyaba una cadera contra la barandilla, observó mientras ella tomaba un sorbo de vino. Ahora ¿quién estaba nerviosa? "Yo tenía diecinueve años" dijo Leslie finalmente "Y tenía este gran plan para mi vida. Pensé que era magnífico porque no era nada comparado con la vida que mi madre había llevado. Y sabía sin duda que no quería ser como mi madre, un marido perdedor tras otro" Ella se movió, acercándose de nuevo. "Me graduaría en la universidad, obtendría un buen trabajo, me casaría con un hombre agradable que sería bueno para mí y viviríamos felices para siempre. Parecía bastante simple" Ella bebió el resto de su vino y dejó la copa en la barandilla junto a ella "No contaba que Carol Ann entraría en mi vida" Casey guardó silencio, solamente moviéndose para llenar la copa de Leslie "Fuimos compañeras de habitación en la residencia de estudiantes. Y ella era lesbiana. Y yo estaba total y completamente enamorada por ella" Ella tomó la copa de vino, mirando dentro del cristal "Y la primera vez que nos besamos, lo supe. Era tan diferente a los besos que había compartido con los chicos. Mi cuerpo cobró vida" Ella sonrió "Mi cuerpo cobró vida, y me asusté. No estaba en mis planes enamorarme de una mujer" Ella se movió otra vez, de vuelta a las sombras "No importó. No pude resistirme a sus caricias. Pero tampoco podía permitirme estar enamorada de ella. Así que cada noche, cuando ella venía a mí, cuando nuestras caricias se volvieron más atrevidas, cuando simplemente me
  • dolía el deseo por ella, la rechazaba. No podía permitir que lo hiciera. Veía a mi madre. Y me acordaba de mi plan. Y Carol Ann no estaba en el. Así que la alejé de mi" Casey la miró fijamente, tratando de encontrar sus ojos en las sombras, deseando ver su cara, pero Leslie permaneció escondida. "La alejé. Escondí todos esos sentimientos. Y seguí con mi vida. Nunca me permití acercarme a otra mujer. Tenía pocas amigas mujeres. No podía correr el riesgo. Entonces conocí a Michael y me pareció bien. Era lo suficientemente bueno". Ella hizo una pausa, mirando el lago. "Pero no es lo suficientemente bueno" dijo en voz baja. "No estoy enamorada de él. Nunca he estado enamorada de él. Pensé que tal vez vendría. El es bueno para mí, y él piensa que todo está bien con nosotros. Así que pensé...bueno, pensé que podría ser feliz" entonces se volvió hacia Casey "Lo supe el primer día que te vi, supe que serías la única que arruinarías mi plan" dijo con una risa silenciosa. "Sabía que me sentía atraída por tí. Pero lo ignoré. Hasta esa noche cuando me abrazaste. No podía ignorarlo por más tiempo" "Lo siento. Lo siento mucho". Leslie salió de las sombras, sonriendo. "Oh, Dios, Casey. ¿Así que ahora te vas a sentir culpable porque llegaste y arruinaste mi plan?" movió su mano entre ellas, tocando suavemente su brazo "Obviamente, mi plan era ‘aterrador’ ” dijo a la ligera. Dejó caer la mano, poniendo un poco de espacio entre ellas. Casey no sabía qué decir. Impresionada por la historia, sí. ¿Debió haberlo pensado? ¿No había algo en la forma en que Leslie se conducía? Confiada y segura. Nunca minimizándose como algunas mujeres hacían cada vez que un hombre estaba cerca. Ella cerró los ojos. Todavía había un problema con su historia. "Tienes un prometido". "Sí, lo tengo" Ella caminó pasando junto a Casey para tomar la botella de vino " A pesar de todas mis quejas sobre él, es realmente un hombre agradable y decente. Y va a estar muy lastimado" Hizo una pausa "Pero lo que dije era la verdad. No estoy enamorada de él. Y esto va a lastimarlo mucho" En vez de volver a llenar su vaso, bajó la botella "Tienes razón. Tenemos dos problemas. Tengo un prometido, y tú y yo somos pareja" Ella tomó una respiración profunda. "Y estoy muy cansada". Casey asintió. "Debería irme" Se dio la vuelta, mirando hacia Casey "Gracias. Gracias por hablar" dijo. "¿Resolvimos algo?" "No. Me imagino que no lo hicimos" Ella se acercó "Simplemente no deseaba esta distancia entre nosotras. Sin importa qué, debemos ser capaces de ser amigas ¿no?" "Así es" "Bien" Hizo una pausa "Así que me voy a ir. Ya es tarde" Casey se quedó allí como una estúpida, preguntándose... ¿qué? Pero Leslie sonrió dulcemente y tomó el par de pasos necesarios. Su abrazo debió haber sido breve. Al menos, eso fue lo que se dijo. Pero cuando sintió los brazos de Leslie alrededor de ella, cuando sus propios brazos la rodearon, breve fue la última cosa en su mente. Un largo sentimiento
  • dormido rugió a la vida mientras se abrazaban, mientras escuchaban los latidos de sus corazones, mientras sus cuerpos se fundían juntos. Leslie fue quien se apartó, sus ojos oscuros, excitados. Dio un paso atrás, pero Casey la sintió temblar. ¿O era ella misma quien lo hacía? "¿Amigas?" murmuró Leslie. Casey asintió "Amigas" Capítulo 27 "¿Cómo puede alguien sólo desaparecer?" Leslie sonrió "De nuevo, ¿una pregunta retórica?" Habían estado trabajando toda la semana, en busca de John Doe. Habían patrullado las calles, de día y de noche. Habían mostrado su imagen en los alrededores y se encontraron con miradas en blanco. Habían vigilado el refugio en la hora de la comida pero fue en vano. Era casi como si él no existiera. Incluso María, quien dijo que John comía allí la mayoría de las veces, no lo había visto. Así que allí estaban de nuevo, la tarde del viernes, manejando hacia Elm. Habían conducido po Deep Ellum y los alrededores tantas veces que pensaban que podían hacer el camino con los ojos cerrados. Se volvió lentamente, observando el perfil de Casey mientras conducía. Había pasado una semana desde la conversación que habían tenido. Una semana. No lo habían mencionado desde entonces. Oh, estaba allí. Cuando se miraban la una a la otra, cuando se tocaban, aunque fuese de manera inocente, estaba allí. Pero al menos la tensión, la distancia, había desaparecido. Pero en su lugar había una animosidad artificial, las dos hacían todo lo posible para que todo pareciera normal entre ellas. Pero no lo era normal. Porque estaba Michael. Se alejó de Casey, mirando de nuevo por la ventana, sus ojos como dardos sobre los peatones que paseaban por Elm Street. Sí, aún estaba Michael. Pero en su defensa, ¿cuándo es un buen momento, para decirle al hombre con el que estás comprometida que no estás enamorada de él? ¿Simplemente lo sueltas durante la cena una noche? No era que hubieran tenido la oportunidad de cenar, por supuesto. No cuando ella estaba trabajando, día y noche. Y Michael, por su parte, había dejado de quejarse de que ella nunca estuviese en casa. Él salía a divertirse con sus amigos. De hecho, la mayoría de las veces, le ganaba llegando primero a casa en las noches. Y muy frecuentemente, la despertaba, queriendo que hicieran el amor. Y ella se estaba quedando sin excusas. Dolor de cabeza, cansancio, su período, no estaba de ánimo. Ella las había usado todas. Pero el fin de semana había llegado. No habría más excusas. Tenía que decirle. ¿Y luego qué? ¿Estaba dispuesta a admitir que su vida había sido sólo una gran farsa? ¿A los treinta y dos años, podía finalmente aceptar lo que ya sabía a los diecinueve años? Miró de nuevo a Casey, dejando que sus ojos se deleitaran.
  • Sí. Ella era lesbiana. "¿Estás bien?" Ella asintió con la cabeza. "Sí". "Estás un poco silenciosa" "Mmm". Sin pensarlo, se inclinó sobre la consola, apoyando la mano sobre el brazo de Casey, dejando que sus dedos le presionaran. Aunque fue un toque inocente, pudo sentir la electricidad entre ellas. Por tan sólo un segundo unos ojos azules capturaron los de ella. Un segundo, eso fue todo. Pero fue todo lo que necesitó. En esa breve súplica, todo adquirió perfecto sentido para ella. Esta mujer sentada a su lado, esta hermosa mujer, podía poner su alma en fuego. Sí, ella era lesbiana. Y sí, esta era la mujer que quería. Su compañera. Ella cerró los ojos. Sí, el segundo de sus problemas. Ellos eran compañeras. "Todo va a estar bien" Ella abrió los ojos, escuchando las palabras de Casey. ¿Había leído sus pensamientos? Ella se volvió hacia ella "¿Lo crees?" "Esa va a ser mi mantra de todos modos" dijo con una sonrisa, aliviando algunos de sus miedos. Leslie sonrió también. Su mundo se estaba poniendo al revés lentamente, pero sí, todo estaría bien. Vivir en una mentira, como lo había hecho, estaba poco a poco fulminando su vida. Podía verlo ahora. Lo que sea que el futuro trajese para ella, tenía que ser mejor que una mentira. "Hey. Dale un vistazo a esa mujer" Leslie se volvió, mirando hacia donde Casey estaba señalando. Una alta y delgada mujer caminaba por la acera a un ritmo acelerado "¿Sí? ¿Y?" "¿No te parece familiar esa manera de caminar?" "Oh, Dios mío. Pásala". Ella, manejó lentamente junto a la mujer "Es John" dijeron al mismo tiempo. Casey frenó en la acera en frente de él, deteniéndolo. Leslie no estaba segura si Casey esperaba que John corriese o no. Pero él no lo hizo. Él las miró por la ventana, su rostro mostrando una sonrisa. "¡Srta Leslie! ¡Srta Casey¡" les saludó, entonces se apresuró hacia la camioneta. Pero su sonrisa se desvaneció "Srta Casey, usted no va a…" "No te voy a atar, no." Ella señaló su vestimenta "Entonces John, ¿qué hay con el vestido?" El miró a su alrededor con nerviosismo, como asegurándose de que no hubiese nadie alrededor que les escuchara, entonces asomó la cabeza por la ventana. "Yo soy la hermana hoy" Leslie esperaba que la sorpresa que sentía no se reflejara en su rostro. "¿Tú eres la hermana?"
  • Casey se inclinó sobre la consola, mirando a John "Así es que tu hermana entonces, ella es ahora…" "Mi hermano" "Oh, Dios mío" Leslie oyó el murmullo de Casey. Ella quería hacer eco de esas palabras. En lugar de eso, dijo "John, ¿tal vez te gustaría andar por ahí con nosotras y hablar?" Él inclinó la cabeza. "Se supone que no la haga" "¿Por qué no?" "Porque él dijo que no." "¿Él?" "El abogado Robert" Leslie escondió su sonrisa mientras miraba a Casey. "¿Conoces al abogado Robert?" "No. No creo que me guste. Él fue malo". "Está bien." Leslie sonrió, intentando otro enfoque. "¿A dónde vas?" "Para el parque". "¿Exall?" "Sí" Él se inclinó más cerca. "Para ver a las chicas bonitas" entonces sus ojos se abrieron. "Pero no para... ya sabes. No quiero ser atado de nuevo". "No, no. Estarás bien" dijo. "¿Podemos ir al parque contigo?" "Oh, claro". "John, ¿no va a parecer gracioso si miras a las chicas y tú, ya sabes, estás usando un vestido" preguntó Casey. Se echó a reír, con un delicioso sonido infantil "Igual de divertido como cuando tú miras a la señorita Leslie de esa manera" Leslie no pudo contener su propia risa. La expresión en la cara de Casey no tenía precio. "Chico inteligente" murmuró Casey "Así que, ¿quieres venir con nosotras al parque?" "Me gusta caminar. Hay más cosas que ver de esa manera" "Está bien. Bueno, déjame estacionar en la calle por allí y caminaremos contigo ¿genial?" A medida que se alejaban hacia el parque, Leslie susurró "¿Qué demonios crees que está pasando?" "Estoy casi asustada de averiguarlo" "¿Deberíamos llamar a Hunter?" "No. Ella nos hará arrestarlo por algo, ¿recuerdas?" "Cuando sepa que finalmente lo encontramos, va a estar enojada" Leslie bajó la voz " No crees que va a dispararnos ¿verdad?" el sonido de la risa de Casey, hizo que Leslie se uniera a ella "En realidad no estaba bromeando" agregó. "Las dos sabemos que no podemos arrestarlo. No ha hecho nada malo" se estacionaron y salieron, esperando a que él se les uniera "El me gusta" admitió Leslie. "Lo sé." "Él es..." "Dulce"
  • "Sí, es dulce. Inocente". "O al menos eso parece" dijo Casey, sonriendo mientras John se apresuraba a lo largo de la acera para unirse a ellas. "Esto va a ser divertido" dijo "Ojalá hubiera comprado algunos chocolates". "¿Chocolate?" "Sí." Se detuvo, mirando alrededor. Y abrió su blusa sacando una billetera de cuero pequeña "Mira" dijo abriéndola para que la vieran "Trece dólares" dijo emocionado. "¿De dónde lo sacaste?" "Mi hermano me lo dio. Pero lo ahorré. Realmente no necesito dinero. Puedo comer en el refugio" él caminó adelante "Y la señorita María a veces me deja tener tres duchas a la semana en lugar de dos. Pero me gustaría comprar chocolate. Y refresco" "Hablando de tu hermano, la otra noche cuando te recogimos, recuerdas que te preguntamos si tenías un hermano. Pero dijiste que no" Él negó con la cabeza "No, en ese momento no lo tenía. Hoy lo tengo" "Entonces, ¿cuál es tu nombre hoy?" preguntó Casey. "Es John, tonta" Leslie sabía que Casey estaba perdiendo la paciencia, por lo que la golpeó suavemente con el hombro, lanzándole una mirada de: se agradable "Está bien. Pero dijiste que el nombre de tu hermana era Patty. Así que hoy, si tu hermana es tu hermano, ¿todavía su nombre es Patty?" "No. Nunca encuentro un nombre de chica que le guste". "¿Y su nombre es?" "Patrick" "Así es que cuando él es tu hermano, es Patrick. Y cuando él es tu hermana, es Patty?" "Uh-huh" Él se detuvo, señalando. "¡Oh, mira! Los patos están aquí" dijo mientras se echaba a correr. El estanque que ocupaba el centro de Exall Park estaba rodeado de florecientes árboles y arbustos, céspedes bien cuidados y un malecón pequeño. Cuatro patos nadaban perezosamente hasta que John corriera hacia ellos haciéndoles chillar ruidosamente y obligándoles a nadar hacia el otro lado del charco. "A veces veo a las personas darles de comer pan" dijo "Ojalá tuviera un poco. Me gustaría mucho darles de comer" "Bueno, ya sabes, tal vez la próxima vez que compres chocolate, podrías comprar un poco de pan" sugirió Leslie. "Podría hacerlo ¿no es así?" Él dio la vuelta rápidamente "Vamos, srta Leslie, vamos a encontrar un banco" entonces se detuvo "Y también tú srta Casey. No quise decir que no podías venir" Ella sonrió "Voy detrás de ti" Pero Casey se quedó atrás y Leslie la miró por encima de su hombro, al ver la expresión pensativa en su rostro. Casey, como ella, debía tener un centenar de preguntas para él. "John, tengo curiosidad. ¿Cómo sabías que serías la hermana hoy?"
  • "Porque el vestido estaba allí" "¿Dónde?" "Donde yo duermo" "¿Con qué frecuencia eres la hermana?" Casey presionó. Él levantó la vista hacia el cielo, sus ojos moviéndose como si estuviese pensando "No demasiado” dijo finalmente. "¿Una vez a la semana?" Él la miró con extrañeza. "¿Una semana?" Entonces él miró hacia otro lado, avergonzado. "Pierdo la cuenta de los días" Entonces sus ojos se iluminaron. "Pero sé cuándo es domingo. Es cuando oigo las campanas" Leslie sonrió "Sí. Las campanas de la iglesia" "Ese es domingo" dijo con orgullo. "Está bien, John, pero de vuelta al vestido" dijo Casey "¿Patrick deja el vestido para ti?" "Uh-huh" "Así que ¿vives... como, en un apartamento?" Él le dio una mirada a Casey que hizo que Leslie riera a carcajadas. No pudo evitarlo, ver a Casey sacándole información a este niño, y eso era lo que era, un niño en el cuerpo de un hombre, era demasiado cómico. Así que, como hacía con cualquier niño, le preguntó directamente. "John, ¿dónde duermes?" "Depende del tiempo. Si no es demasiado frío, me gusta estar con Sammy" "¿Quién es Sammy?" "Él es mi amigo. Él me permite dormir con él a veces" "¿En la calle? ¿En un callejón?" Él asintió con la cabeza "No es tan malo" "¿Patrick duerme contigo?" preguntó Casey. Él negó con la cabeza. "A él le gusta lo oscuro" "¿Qué quieres decir?" "Siempre está adentro. Pero hace frío allí. Frío y oscuridad. Por eso me gusta afuera" "¿Dentro de dónde?" Él la miró por un momento, frunciendo el ceño. "No estoy seguro" Sus ojos se iluminaron "¡Mira! Aquí vienen" Su voz baja "Creo que son bailarinas. Son tan bonitas". Leslie siguió su mirada, al ver el grupo de chicas jóvenes corriendo por el césped. Bailarinas, por cierto. Pero no era un musical. Parecía ser una especie de clases de ejercicios. "Ellas no vienen todo el tiempo" dijo "Pero a veces, cuando estoy aquí vienen" "John, escucha" dijo Casey "¿Crees que podrías presentarnos a Patrick?" Él hizo una mueca. "No creo que a él le gustaría eso". "¿Por qué no?" "Él se enoja a veces." Hizo una pausa "Pero yo no lo veo tanto". "¿Por qué no?" Preguntó Leslie.
  • "Él es opuesto". "¿Opuesto? Quieres decir, como que a veces él usa el vestido y a veces lo haces tú" John se rió. "No, tonta. Quiero decir que es lo opuesto a mí" Leslie miró a Casey, preguntándose si tenía alguna idea de lo que estaba hablando. "Está bien. Opuesto... ¿como si tú eres un niño y él una niña?" Casey intentó. "Él es sobre todo una chica. Yo soy sobre todo un chico. A veces, los dos somos chicos. Pero solamente somos una niña, uno a la vez" "Está bien." Casey se puso de pie, pasando por delante de John. Ella se puso en cuclillas, mirándolo. "Opuesto como... ¿a ti te gusta el chocolate y a él no?" John se rió. "No. Como que a mí me gusta el día y a él la noche" Casey frunció el ceño "¿Eh?" "Él duerme cuando estoy despierto" dijo levantando sus manos hacia el sol "Yo duermo cuando él está despierto. Opuesto". Casey la miró con una expresión de dolor en su rostro. Ayuda. Leslie sonrió, teniendo que contenerse para simplemente no acercarse y abrazarla con fuerza. En su lugar, golpeó el hombro de John con el suyo, sentada a su lado en el banco. "Opuesto. Entiendo. Así que ahora mismo, él está durmiendo". "Sí, supongo" Él inclinó la cabeza. "Debemos ser iguales, pero no lo somos" "¿Por qué son hermanos?" "Porque somos gemelos. Pero no nos gusta lo mismo. Él no le gusta el chocolate" Las cejas de Casey se alzaron. "¿Ustedes son gemelos?" Ella agarró el puente de su nariz. "Gemelos. Imagínate eso". "¿Dónde está él ahora?" Preguntó Leslie. "Está en el agujero, supongo." Casey tocó su rodilla "¿Qué agujero, John?" "El agujero en la pared". Él rompió en una sonrisa. "¡Mira! Los patos volvieron" Se levantó de un salto, corriendo de nuevo al estanque. "Cristo" murmuró Casey. Ella la miró. "¿Qué quiere hacer?" "No podemos seguir presionándolo. Es como un niño. Él va a callarse cuando esté cansado de hablar" Casey asintió "Gemelos. No lo vi venir". "Gemelos. Pero no gemelos idénticos" dijo "¿Cómo lo sabes?", Preguntó Casey. "Debido a que los gemelos idénticos tienen el mismo ADN" Ella se encogió de hombros "Me tomé un par de clases forenses". "Así que a pesar de que son gemelos, pudiesen no tener el mismo aspecto". "Correcto. Pero debido a que cambian para ser la hermana, me imagino que ellos se favorecen uno al otro" "Bueno, al menos tenemos algún tipo de relación con él." Casey sonrió. "Creo que él tiene un enamoramiento contigo" Leslie se levantó. "Y creo que tiene miedo de que vayas a atarlo" bromeó.
  • "Está bien. Tratemos de averiguar dónde va durante el día y ¿por qué demonios no pudimos encontrarlo en toda la semana" "Sí. Pero ¿por qué crees que Patrick hace lo del vestido? ¿Y por qué haría que John lo usara de vez en cuando? No tiene sentido". "Si hay otro asesinato, CIU va a participar. Y luego tendremos psiquiatras y perfiladores revisando el caso. Sabremos muy pronto por qué hace lo del vestido" "Ese es el problema. El porqué de eso no va a ayudarnos realmente a atraparlo" Capítulo 28 "Dame un respiro, Hunter" dijo Casey "¿Bajo qué malditos cargos?" ella volvió su mirada en Leslie, rodando sus ojos. "Él no ha hecho nada malo. Lo encontramos, hablamos con él, fin de la historia" Ella frunció el ceño. "Porque nosotras le creemos maldición, es por eso" Leslie le miró, después de haber aprendido cómo Casey y Tori se hablaban la una a la otra cuando parecían estar molestas. Lo cual, en realidad, no estaban. Era sólo la forma en que Tori descargaba y Casey lo permitía. Hasta cierto punto. "Sí, sí. Por el amor a Sam" Cerró su teléfono "Me vuelve loca. Te lo juro, creo que lo hace a propósito. De todos modos, Malone está tratando de obtener la aprobación para una detención de veinticuatro horas, con la esperanza de que John nos pueda llevar a Patrick. Voy a juntarme con Hunter este fin de semana y repasar todo lo que John nos dijo" "Bueno, al menos sabemos más de lo que hacemos. Me alegro de que podamos terminar temprano por una vez" Tan pronto como las palabras salieron de su boca, quiso regresarlas. "Sí. Noche corta" Casey forzó una sonrisa "Y un viernes. ¿Supongo que tú y Michael tienen grandes planes" Leslie se mordió el labio. Casey no había mencionado el nombre de Michael en toda la semana "No, Casey, no fue lo que quise decir. Es que...ha sido una semana larga. Eso es todo" "Sí, lo ha sido" Casey la miró rápidamente. "Lo siento. Por lo tanto, tengo planes de lavandería para el fin de semana. Y le prometí al Sr Gunter que cortaría el césped de su patio" Ella tomó una respiración profunda. "¿Qué tienen pensado? ¿Algo divertido? " "Ya basta" Casey puso la luz intermitente a la espera de que un coche pasara antes de entrar en el estacionamiento. "Lo siento" dijo ella de nuevo "Tienes razón. Ha sido una semana muy larga. No es de mi incumbencia de todos modos" "¿Casey?" Ella la miró y Leslie se sorprendió por la tristeza que vió en sus ojos. Alargó una mano, pero Casey se apartó. "No" susurró. "¿Casey? ¿Qué estamos haciendo?"
  • "Supongo que no estamos haciendo nada. Lo siento. Estoy muy cansada. Sé que tú también" Casey miró a través del parabrisas. "Que tengas un buen fin de semana. Nos vemos el lunes" En cuanto a despidos, Leslie estaba segura de que éste había sido el más frio. Ella no podía pensar en ninguno en este momento. Así que ella asintió con la cabeza, luchando entre tratar de explicarle las cosas a Casey y su necesidad de llegar a casa con Michael. Porque ya era hora. Ya era hora de que ella hablara con él. Tenía que terminar con esto. Y ella quería hacerlo sin que Casey lo supiera. No quería que se sintiera culpable. No quería que se sintiera presionada. No quería que el hecho de que hubiese terminado con Michael, fuese considerado cuando se tratara de la relación de ambas. "Casey…" "Buenas noches, Leslie." Ella bajó la cabeza. "Por favor" ella susurró "Sólo buenas noches". Leslie suspiró "Está bien." Salió y cerró la puerta sin hacer ruido detrás de ella. Casey se volvió y sus miradas se cruzaron por un segundo, luego Casey se marchó, dejándola allí de pie, con el recuerdo de esos encantadores ojos azules grabados en su cerebro. Sus manos se apuñaron, mirando como las luces rojas de la camioneta de Casey se perdían de su vista "Oh, Casey" susurró. Respiró hondo, dejando que el aire saliera lentamente. Michael tendría que esperar. Simplemente no podía dejar las cosas como estaban con Casey. Así que ella corrió a su coche, saliendo a toda velocidad por la calle detrás de Casey. Capítulo 29 "Idiota" Casey se sentó en su silla, tratando desesperadamente de no pensar acerca de Leslie con Michael. La parte racional de su cerebro, le decía que no podían estar durmiendo juntos. ¿Cierto? Pero la otra parte, la parte que le estaba alimentando los celos, le decía por qué otra cosa Leslie salía corriendo para estar con él un viernes por la noche. Idiota. ¡Jesús! Nunca te enamores de una mujer heterosexual. Nunca. Pensaba que había aprendido esa lección hacía diez años. Al parecer, no. Las mujeres heterosexuales solo son curiosas. Bien. Ella podía superar esto. Ellas eran compañeras. Eran amigas. Allí terminaba. Este tonto enamoramiento, esta atracción, simplemente desaparecería con el tiempo. Sin duda. "Idiota". "¿Con quién estás hablando?" Ella casi se cayó de la silla y se sintió avergonzada por el grito ahogado que salió de sus labios. "¡Jesucristo! ¡Podrías recibir un disparo por hacer eso!"
  • Leslie rió "Si. Veo lo rápido que sacaste tu arma" Casey se dio la vuelta. "¿Qué demonios estás haciendo aquí, de todos modos?" "He venido a hablar contigo" Casey negó con la cabeza. "No. Vamos, Les. Por favor, no hagamos esto. Esto es una tontería. Estás comprometida. Vives con un hombre. Y yo soy una idiota" dijo. Leslie se acercó "¿Una idiota porque te sientes atraída por mí?" "Estoy tratando de superar esto". "¿Lo estás?" "Sí. De hecho, voy a trabajar en eso este fin de semana" "¿Por qué?" Casey levantó las cejas. "¿Se te olvida ese pecado mortal?" "¿Así que vamos a volver al argumento de que sólo estoy curioseando? ¿Una mujer heterosexual jugando contigo?" Ella se acercó "¿Es eso lo que realmente piensas?" Es lo que quería pensar. Sus inseguridades le decían que eso era lo que era. Sus inseguridades le decían que esta hermosa mujer que estaba comprometida para casarse, no podía encontrarla atractiva, no podía desearla. Pero cuando sus ojos se encontraron, no pensó tal cosa. "Curiosidad no es la palabra correcta, Casey. No quiero tocar los pechos de otra mujer. Quiero tocar los tuyos. No siento curiosidad por saber cómo sabe la piel de otra mujer, quiero saber cómo sabe la tuya" susurró "Y no quiero besar a otra mujer, Casey. Dios, quiero besarte a tí, y quiero hacer el amor contigo" cuando sus ojos se encontraron, Casey se volvió incapaz de hablar, incapaz de pensar. "Así es que no lo superarás este fin de semana. Pero tienes que dame un poco de tiempo para poner mi vida en orden, Casey. Por favor, no huyas de esto" Ella cerró los ojos "Por favor no dudes de mí. Estoy haciendo lo mejor que puedo" Casey finalmente se movió, alzando la mano y tocando la cara de Leslie. Dejó que sus dedos se movieran suavemente a través de su piel, consciente de que era el toque más íntimo que había compartido "Lo siento" ella susurró. "No es un juego para mí, Casey. Pero aún no estoy preparada para esto, y yo no creo que tú lo estés" Ella cubrió la mano de Casey con la suya, manteniéndola cerca "Yo no quiero arruinar esto. No quiero hacerte daño o a mí, y no quiero arruinar nuestra nueva amistad por esto. Aun no estamos listas" "Lo sé." Casey la atrajo hacia ella "Ven aquí" tenía razón. Todo lo que dijo era correcto. No, probablemente no estaban preparadas para una relación física. Por qué no iba a ser sólo físico. Y tenían una relación de trabajo con que tratar. Se le ocurrió que cualquier persona sensata, habría terminado en ese momento las cosas antes de que incluso empezaran. Pero una persona sensata no le había mirado a los ojos, no había visto el brillo de deseo, no había sido acariciada inocentemente por ella, haciendo que su propio deseo ardiera. Una persona sensata no podría ver más allá del miedo en sus ojos para ver la promesa. Así que se acercó a ella, envolviendo sus brazos alrededor del cuerpo de Leslie simplemente abrazándola, dejando que sus cuerpos se conocieran entre sí. No, ellas no estaban preparadas. Pero se
  • sentía tan bien abrazarla, escuchar los latidos de su corazón, sentir su respiración y sentirla temblar, sólo por estar cerca. Imagínate como sería hacerle el amor. Ella se echó hacia atrás, necesitando terminar esto, antes de que su cuerpo tomara el control, pero no, los dedos de Leslie pasaron a través de su cabello, tocándola, tirándola de regreso, acercándola de nuevo. "Bésame" Casey miró sus labios. ¿Era una orden? ¿O sólo lo había imaginado? Pero no, los labios de Leslie se separaron, la mano en su cuello le guio, atrayéndola. Ella no se resistió. Tomó lo que le estaban ofreciendo. Sencillamente no estaba preparada para la suavidad, para la dolorosa dulzura que le dio la bienvenida. Ella gimió ¿O fue Leslie? Levantó la cabeza y miró esos ojos oscuros inundados en el deseo, preguntándose si los pensamientos de Leslie estaban tan revueltos como los de ella en ese momento. Pero Leslie tiró de ella hacia abajo, y el fuego fue encendido. Su boca se abrió, su lengua exigiendo entrada, y Leslie lo permitió, sus manos vagando libremente, apretando a Casey contra ella. Cualquier restricción a la que se había aferrado, desapareció cuando sus propias manos se deslizaron por las caderas de Leslie, agarrándola, tirándola con fuerza contra su cuerpo. Ella sintió las manos de Leslie clavándose en su espalda, oyó los sonidos provenientes de su garganta mientras sus caderas se mezclaban juntas. Apartó su boca, necesitando respirar, necesitando pensar, pero los muslos de Leslie se separaron, y perdió su voluntad para pensar. Agarró las caderas de Leslie, tirando de ella con fuerza contra su pierna, imaginando la humedad que encontraría allí mientras Leslie se frotaba contra ella. Mentalmente no estaban listas, no, pero Dios, físicamente, estaban a punto de explotar. ¿Cuándo fue la última vez que sintió esta clase de fuego por besar a una mujer? Estaban tan cerca, aferrándose la una a la otra, no estaba segura de dónde terminaba su cuerpo terminó y comenzaba el de Leslie. Pero cuando Leslie le levantó la camisa y sintió el aire fresco de la noche sobre su piel, cuando sintió el calor ardiente de los dedos de Leslie mientras se deslizaban hacia arriba, supo que debía parar. Se dio cuenta por las acciones de Leslie que su cuerpo había superado su mente, primordialmente con su sensibilidad y su pasión desenfrenada. Pero así no era como quería que fuese su primera vez, un apresurado encuentro en su cubierta, como si estuvieran escondidas, como si se tratara de algún tipo de aventura. No. Ella quería que Leslie pudiera entregarse libremente, sin sentirse culpable por hacer el amor tan precipitadamente sólo porque la necesidad de tocarse les había sobrepasado. Así es que ella alejó su boca de Leslie, tomando sus manos y manteniéndolas entre sus cuerpos, intentando calmar su acelerado corazón. "Oh, Dios" susurró Leslie "Lo siento. Yo…" "Shhh, no. Y que me detenga no tiene nada que ver con ser valiente de mi parte" Ella inclinó la cabeza rozando suavemente sus labios con los de Leslie "Simplemente no quiero que nuestra primera vez sea así"
  • Leslie se apartó, con los ojos desorbitados. "He perdido completamente mi mente" Ella trató de sonreír. "Sabía que sería así contigo. Sabía que mi cuerpo iba a reaccionar de esta manera" Ella se acercó a la barandilla, inclinándose, recuperando el aliento. "Nunca había demasiado de esta manera a alguien" se volvió de nuevo "Pensé que tendría miedo" "¿Miedo de mí?" "Miedo de esto" dijo. "Nosotras" "Podemos tomarlo tan lento como sea necesario, Les" Ella sonrió "¿Lento? Yo no creo que mi cuerpo entienda esa palabra" Ella se enderezó. "Tengo que irme. Antes de que nosotras..." Casey asintió "Lo sé." Leslie se detuvo al llegar a las escaleras de la cubierta y se dio la vuelta "Besas increíblemente, por cierto" dijo, dejando a Casey sonriente, detrás de ella. Increíblemente ¿eh? Capítulo 30 La indiferencia que trató de mostrar a Casey al salir, se desvaneció tan pronto entró en su coche. Se sentó por un momento, agarrando el volante, su mente dando vueltas. "Mi Dios", susurró. ¿Se supone que sea tan intenso? Sin pensarlo, se metió las manos entre las piernas, apretando con fuerza, su cuerpo todavía estaba recuperándose del contacto con Casey. Podía sentir la humedad desconocida entre sus piernas, aún podía sentir el calor, y su cuerpo clamaba por liberación. "Oh Dios" gimió mientras apretaba la costura de sus pantalones vaqueros ajustados contra ella. ¡Alto! Alejó las manos de ella, tratando de calmarse. Miró su reflejo en el espejo, apenas reconociendo la mirada en sus ojos. "La quiero" susurró. Entonces sonrió. ¿No me digas? Pero su humor se desvaneció cuando se fue. Tenía que contarle a Michael. Cómo iba a decirle, no tenía idea. Porque no tenía ningún deseo de hacerle daño. ¿Pero qué hombre entendería esto? Cuando llegó a casa y la consiguió silenciosa, asumió que él había subido donde Jeff. Ella no le había llamado. Él no había tenido ni idea de que ella regresaría temprano. Su esperanza de que él se hubiese ido, dándole la oportunidad de ensayar lo que tenía que decirle, era efímera. Gritó cuando él la agarró por detrás y la atrajo hacia él. "¡Michael! Estás mojado". "Acabo de salir de la ducha." Él le dio la vuelta, besándola con fuerza "Y me siento juguetón. Vamos, no hemos tenido sexo en años" "Michael, ¿qué estás haciendo? ¿Ahora?"
  • "Sí, ahora. ¿Por qué no ahora?" Él la besó de nuevo. "Vamos a hacerlo antes que tengas dolor de cabeza, o digas que estás demasiado cansada, o cualquier otra excusa en la que puedas pensar". Leslie lo empujó con fuerza "No sabía que necesitaba una excusa para no tener relaciones sexuales. Sigue siendo una opción, ¿verdad?" Ella se limpió la boca con el dorso de la mano, su violento beso sustituyendo el suave toque de Casey. "Vamos. Sabes lo que quiero decir. Últimamente siempre hay alguna razón. La última vez que lo hicimos, empezaste a llorar" Se inclinó contra la pared "¿Quieres decirme qué está pasando?" No era así como ella imaginaba tener esta conversación. No con él deseando tener sexo y ella teniendo que defenderse a sí misma. Miró a otra parte por un segundo, recordando la caricia de Casey, su beso. No, no podía posponerlo más. "Michael, no quiero tener sexo contigo" dijo en voz baja "Simplemente no se siente…correcto para mí" "¿Correcto? ¿Qué cosa? ¿El sexo?" Ella metió las manos bajo sus brazos, incapaz de mirarlo "No sólo el sexo, Michael. Todo. Nosotros. Tengo dudas sobre esto" dijo ella débilmente, odiándose a sí misma por no ser capaz de simplemente decirle. "¿Acerca de la boda?" Dio un paso más cerca "¿Estás bromeando?" "Michael, simplemente no es justo con nosotros. ¿No puedes sentirlo?" Ella finalmente le miró a los ojos. "Quiero decir, ¿Qué estamos haciendo aquí? Siento que estamos dejándonos llevar". "¿De qué estás hablando?" "Estoy hablando de nosotros, Michael. ¿Me puedes nombrar alguna cosa que tengamos en común? Sólo una" dijo ella. Ella observó cómo su frente se fruncía y humedecía sus labios nerviosamente. Finalmente él sonrió "A los dos nos gustan las películas" "A tí te gusta el cine" "Está bien. Bueno, a los dos nos gusta salir a comer" "Dios mío, Michael, eso es porque ninguno de los dos cocina" Ella le agarró del brazo, apretándole con fuerza como si eso le hiciera entender "Lo más parecido que tenemos a algo en común, es cuando empieza la temporada de fútbol, me gusta ver el partido contigo. Contigo y Jeff y Miles y Russell" Ella dejó caer su mano "¿No te das cuenta, Michael? Amas tus juegos, tu televisor grande, tus boletos de temporada, tus amigos. Estamos aquí en este apartamento porque Jeff y los muchachos viven aquí. Pudimos costearnos una casa, pero no quesíste hacerlo. Porque te encanta estar aquí". "Es un lindo apartamento. No veía la necesidad de apresurarnos a adquirir una casa". "Oh, Michael, ese no es el punto. Somos nosotros. ¿Siquiera nos conocemos realmente?" Ella levantó las manos. "¿Quiero tener niños?" Él se encogió de hombros. "No lo sé. Supongo".
  • Ella lo miró fijamente "¿En serio?" "Bueno, algún día, sí. Supongo que sí" Ella sonrió con tristeza "¿No es extraño que nunca hablemos de eso? ¿Quién planea casarse sin saber si el otro quiere tener hijos o no?" "Leslie, creo que estás sacando esto de proporción ¿no?" entrecerró los ojos "¿Comenzó tu período otra vez?" "No, Michael, no se trata de mis hormonas" Ella tomó una respiración profunda "Estoy tratando de decirte que no puedo casarme contigo" sabía que él iba a enojarse. Lo esperaba. Pero la mirada de devastación que cruzó su rostro fue casi demasiado para ella "Lo siento" ella susurró. "¿Quieres cancelar la boda?" preguntó en voz baja. "¿Quieres...romper?" Ella lo miró a los ojos "Sí." y por supuesto, su siguiente pregunta no fue inesperada. "¿Has conocido a alguien, no es verdad?" Pero había provocado suficientes heridas por una noche. No había necesidad de hablarle de Casey o sobre la mentira que había estado viviendo. Así que negó con la cabeza "Esto no tiene nada que ver con conocer a alguien más, Michael. Se trata sólo de nosotros. Y nosotros no encajamos" Él golpeó su puño sobre el mostrador. "¿Y justo ahora llegaste a esa conclusión? ¿Solo te despertaste una mañana y golpeó?" se merecía su ira, sí. Pero aún así era impactante. Él nunca, ni una sola vez, le había levantado la voz. Ella mantuvo su voz calmada, su mirada fija "Creo que debemos detenernos aquí, Michael. Antes de que alguno de los dos diga algo de lo que nos arrepintamos" Él bajó la cabeza "Lo siento. No puedo creer esto" susurró "Simplemente ha salido de la nada". "Piensa en esto, Michael. ¿Salió realmente de la nada? Piensa al respecto". El frotó su cabeza, apartando se cabello de la frente una y otra vez, sus ojos clavados nerviosamente por la habitación. "Bueno, yo...yo podría quedarme con Jeff. Puedes quedarte aquí. Podemos…" "No. Este es tu apartamento, no el mío. Sólo voy a empacar algo de ropa y voy a conseguir una habitación para el fin de semana. La próxima semana hablaremos. Ya veremos nuestras cosas" dijo. Dios, ¿cómo romper podía ser tan civilizado? Pero no, no lo era. De repente, la expresión de sus ojos cambió. Él la agarró del brazo con fuerza. "Creo que nos estamos dando por vencidos demasiado rápido. No estamos peleando por esto. Vamos a terapia" dijo, sosteniéndola frente a él "Tenemos mucho invertido para sólo tirarlo a la basura". Ella lo miró fijamente. "No, Michael. La consejería no va a ayudar". "¿Por qué no? ¿Por qué no intentarlo?" Él dejó caer sus manos de ella, sin dejar de mirarla fijamente "No entiendo cómo puedes simplemente renunciar a esto sin intentarlo? ¿No te importa aunque sea un poco?" "Michael…"
  • "Voy a conseguir una cita. Podemos ir a un par de sesiones, ver qué podemos hacer para cambiar las cosas. Vamos." Él suplicó "No. No podemos cambiar las cosas". "Sí, podemos" insistió "Podemos. Si nosotros…" "¡Michael, basta!" dijo agarrando su brazo. "Michael, no podemos cambiar, porque...porque soy lesbiana" Michael abrió la boca, pero no salió ningún sonido. La miró, interrogantes reflejándose en sus ojos. Pero el silencio era demasiado. "Lo siento" dijo ella. "No. Sólo estás diciéndolo. Sólo estás usando eso como una excusa. Tú no eres lesbiana. Dios mío, hemos estado viviendo juntos, estamos jodidamente comprometidos. Las lesbianas no se comprometen" dijo en voz alta. "No. Supongo que normalmente no se comprometen" Ella tragó saliva "Asumo toda la responsabilidad, Michael. Y toda la culpa. No has hecho nada malo" "¡No! Las lesbianas no tienen sexo con los hombres" gritó "No puedo creer que pienses que eres gay" se rió con amargura "¿Es la excusa que se te ocurrió para romper conmigo? ¿Que eres gay?" Él pasó la mano por su cabello otra vez "Jesús, Leslie. ¿Qué tal sobre…tú queriendo volverte una monja o algo así? Podría creerlo. Pero no, tú no eres una jodida gay" apuntó su dedo hacia ella "Y no te atrevas a decirle eso a ninguno de nuestros amigos. No voy a dejar que te burles de mí" Él se giró y ella lo escuchó en su dormitorio, poniéndose los pantalones vaqueros y los zapatos. Muy pronto, el sonido de sus llaves tintineando y la puerta delantera abriéndose. Y entonces el slam. Sabía que iba a venir y aun así saltó por la fuerza de la misma. Ella tomó una respiración profunda, frotándose la cara con las manos, tratando de liberarse de parte de la tensión. No funcionó. "Eso no fue muy bien" murmuró. Pero no podía culparlo. Ella hubiese estado sorprendida si él le hubiese anunciado que era gay. Pero seguramente él lo sabía. A través de los años, ¿no tenía que saber que ella no era tan receptiva con él como debería serlo? Había dormido con muchas mujeres antes que ella. ¿Seguramente él sabía cómo tenía que ser? Seguramente él sabía que ella estaba fingiendo. "Oh, Dios". Ella se sentía como un fraude. Lo cual era, por supuesto. Y él tenía todo el derecho a odiarla. En realidad, ella había desperdiciado casi cuatro años de su vida. Y cuatro años de los de ella. No, la verdad sea dicha, había perdido casi catorce años de su vida, desde que rechazó Carol Ann y todo lo que ella representaba. Desde que trató de ocultarse bajo un manto heterosexual y fingir que era perfectamente feliz. Desde que ella huyó de lo que era y trató de ser algo que definitivamente no era. Una mujer heterosexual. Así que, sin ceremonia, deslizó el anillo de su dedo, apretándolo en la palma de su mano durante unos segundos antes de abrir su mano, mirando la luz que reflejaba el diamante,
  • burlándose de ella. Curiosamente, sólo el simple hecho de quitarse el anillo parecía liberarla. Capítulo 31 "Oh, mi Dios" susurró ella, bajando sus gafas de sol asimilando el completo efecto de Casey cortando el césped con nada más que un sujetador deportivo y unos diminutos pantalones cortos. Su cuerpo estaba tan bronceado y tonificado como ella sospechaba que estaría. Y la visión de ella causó que su libido volviera a la vida. Oh, mi Dios Se bajó de su coche, sonriendo como saludo al anciano que estaba sentado en su porche mirando a Casey. Ese debía ser el Sr. Gunter cuyo césped necesita cortar. Caminó por la acera, más allá de las bien cuidadas y frondosas flores que aún floreaban de manera exuberante incluso finalizando septiembre. El hombre se puso de pie cuando llegó a su pórtico, tendiéndole la mano en un amistoso saludo. "Estoy aquí por Casey" explicó. Él asintió con la cabeza "Siéntate" dijo en voz alta cuando el zumbido de la segadora de Casey se acercaba. Ella la vio entonces y Leslie notó la mirada de asombro que cruzó su rostro. Sorprendida porque ella estaba sentada en una silla al lado del señor Gunter, o incluso sorprendida de verla en absoluto, no estaba segura de qué. Leslie sonrió, y luego en una demostración exagerada, dejó que sus ojos siguen la longitud del cuerpo de Casey, pasando por el ridículamente encantador sujetador púrpura brillante, el vientre liso, curtido, los diminutos pantalones cortos que se colgaban sobre sus caderas, bajando por la interminable longitud de sus piernas hasta un par de viejos, raídos y manchados zapatos. Oh, mi Dios. Y el rubor que cubrió el rostro de Casey debido a su evaluación simplemente se añadió a su encanto. Casey levantó dos dedos y señaló hacia el patio. Leslie asintió. "Ella está a punto de terminar" dijo el anciano. Leslie se acercó más a él "Usted debe ser el señor Gunter. Soy Leslie Tucker" dijo en voz alta "Una amiga de Casey." Él sonrió y asintió con la cabeza, y luego se echó hacia atrás en su silla, sus ojos siguiendo a Casey por el patio. Al principio, ella supuso que él estaba disfrutando de la vista de Casey casi desnuda, al igual que ella estaba disfrutando. Pero entonces se dio cuenta de que había un poco de orgullo en sus ojos, casi como un padre por una hija. Se preguntó cuál sería la relación entre ellos. Obviamente lo suficientemente amigable como para que Casey cortara su césped. ¿Sería un viudo? Después de dos vueltas más alrededor del patio, Casey apagó la podadora. Inclinándose casualmente sobre ella, mirándola. "¿A qué debo el placer, detective Tucker?"
  • "Pensé que tal vez podría llevarte a almorzar, Detective O'Connor". "¿Almuerzo?" Ella se acercó más, ampliando su sonrisa. Miró al Sr. Gunter "¿Qué piensa usted, Ronnie?" "Ella es bonita" dijo "Le tomaría la palabra si fuese tú" Casey asintió con la cabeza. "Ella es bonita, ¿no? Está bien. Almuerzo" Leslie arrugó la nariz. "Pero te vas a...tú sabes" dijo, señalándola. "¿Ducharme? Sí, me voy a duchar. Voy a dejar que Ronnie te entretenga" Ella empujó la podadora por el césped, pero se detuvo. "Y, Ronnie, ningún secreto" dijo por encima del hombro "Ella no tiene por qué saberlo todo" Leslie rió "Oh, creo que ella abrió una lata de gusanos aquí. ¿Qué secretos sabe?" Él sonrió, arrugándose la piel alrededor de sus ojos "¿Quieres un poco de limonada?" Miró el vaso vacío en su mano y asintió "Claro, si no es mucha molestia" Pero antes de que pudiera levantarse, la puerta se abrió y una anciana salió con dos vasos llenos. Ah, así que él no era viudo. "Ruth, esta es Leslie. Una amiga de nuestra Casey" Leslie tomó el vaso de limonada ofrecido y sacudió suavemente la frágil mano de la mujer "Encantada de conocerte, Ruth. Gracias por esto. No puedo creer el calor que sigue haciendo" Ella tomó un sorbo, su ojos muy abiertos. No sólo era limonada, era limonada casera. "Delicioso". "Oh, he estado haciendo limonada durante años" Ella sonrió dulcemente "Casey la disfruta también" Tiró de la bata de casa lejos de su pecho para abanicarse, señaló hacia la puerta "Creo que voy a volver atrás donde está más fresco. Encantada de conocerte, Leslie" Él se acercó más cuando la puerta se cerró "A ella no le gusta salir mucho" dijo en voz baja con una rápida mirada a la casa. "Los últimos años, sólo quiere permanecer adentro" Leslie no sabía qué decir "Bueno, algunas personas no pueden soportar el calor. Y sé que es septiembre, pero todavía se siente como agosto" dijo a la ligera. "Eso no es todo" apuntó hacia las flores “Ella solía amar sus flores. Amaba plantarlas, amaba sentarse aquí y verlas" Él negó con la cabeza "Ya no es así. Es como si hubiese perdido el interés" Hizo un gesto hacia la casa de Casey y sonrió "El punto culminante de su semana es cuando arrastramos a Casey y Ruth puede cocinar para ella" "Casey no ha vivido aquí mucho tiempo, ¿verdad?" "No, no. Sólo este año. Creo que fue a finales de primavera cuando se mudó" Sus ojos se arrugaron mientras sonreía de nuevo. "Estaba tratando de sacar algunas bolsas de mantillo de mi coche. Era tiempo para las flores, ya sabes. De todos modos, Casey se detuvo con su camioneta toda cargada, me vio luchando con las bolsa y vino directamente, quejándose de que me iba a romper algo si no tenía cuidado" Él se echó a reír. "Le llamé joven sabe-lotodo y le dije que se metiera en sus propios asuntos" Leslie se rió con él, al ver en sus ojos el afecto genuino por Casey.
  • "Oh, ella me puso en mi lugar. Dijo que era su asunto si tenía que venir y hacer RCP todo el tiempo sólo porque yo estaba siendo un vejete rebelde" Él se rió de nuevo y palmeó su rodilla "Oh, ella fue pendenciera ese día. Entonces Ruth me dijo que dejara de discutir con los niños del barrio. Casey recibió su patada de vuelta" Él se acercó nuevamente "Ella me invita una cerveza de vez en cuando. Nos sentamos en la terraza de atrás y hablamos" "¿A Ruth no le importa?" "No." Sus ojos miraron a lo lejos "Ahora a ella no le importa nada" "Lo siento" Él se encogió de hombros. "Parte de envejecer, supongo" Su cara se iluminó mientras le miraba "¿Así que tú y Casey son amigas?" "Sí" "Eso es bueno. Estaba empezando a pensar que no tenía ninguna" Leslie frunció el ceño "¿En serio?" "Tú eres la primera que ella ha traído. Bueno, excepto por esa policía amiga de ella" "¿Tori?" "Mujer Alta. Hunter, así la llama". Leslie asintió. "Sí. Ella viene algunas veces. Se sientan en la parte trasera y beben cerveza o vino. No es que esté espiando ni nada". "No." "Y sabes, no fue sino hasta hace poco que descubrimos que era... bueno, ya sabes...de esa manera. Una homosexual". Leslie trató de ocultar su sonrisa. "Ya veo" Sus ojos se clavaron en ella "¿Eres homosexual también?" "¿Yo?" Leslie sintió el rubor que cubrió rápidamente su rostro "Bueno, sí. Sí, lo soy" Sus ojos se alejaron de nuevo "Sabes, tan viejo como soy, empujando los ochenta, no creo que haya conocido a un homosexual antes. Fue un poco impactante. Casey, quiero decir. No estaba muy seguro de cómo tomarlo" Él la miró de nuevo "Ella ha sido más familia para nosotros, estos últimos seis meses, que nuestros propios nietos. Ella no es como todas las historias que solía escuchar en la iglesia, ya sabes" Él se rió y se frotó el pelo. "Yo esperaba verle crecer los cuernos en la parte superior de la cabeza o algo así. Pero como he dicho, ella es como de la familia. Es una buena persona ". "Sí, lo es." "Bueno, es mejor que vayas allá" Sus ojos brillaron cuando él la miró fijamente "Yo le daría una sorpresa cuando saliera de la ducha, si fuera tú". Una vez más, Leslie sintió un rubor cubrir su rostro. "Eso es lo que yo solía hacer con Ruth" dijo él, riendo de nuevo. "Por supuesto, era sesenta años más joven" "Bueno, en realidad, sólo somos amigas. Sólo nos estamos conociendo" ella aclaró "No. Vi cómo se iluminaban los ojos de Casey cuando te vio. Esa no era la mirada de una amiga".
  • Leslie no pudo evitar sonreír ante él, y apretó ligeramente su hombro mientras se levantaba "Supongo que debería ir a ver eso, entonces" Ella colocó su vaso al lado del suyo "Por favor, dele las gracias a Ruth por la limonada". "Lo haré. Vuelve a visitarnos". "Gracias." Se dirigió a la parte trasera de la casa de Casey y a la cubierta, haciendo una pausa para mirar hacia fuera en el lago. Me llamó una homosexual. Ella bajó la cabeza, pero no pudo contener la risa. Una semana atrás se hubiese desmayado si alguien le hubiese dicho eso. ¿Esta semana? No, esta semana había sido animada a espiar a Casey mientras salía de la ducha. ¡Animada por un hombre de ochenta años de edad! Entró en la casa, sin la intención de seguir su consejo. En realidad no. De hecho, ni siquiera estaba segura de dónde estaba el dormitorio de Casey. Sólo había estado dentro de su casa una vez, y fue una rápida caminata mientras iban a la cubierta para su charla. Ayer en la noche, se había ido directamente a la cubierta, a sabiendas de que era allí donde la encontraría. Así que ahora, se tomó el tiempo para mirar alrededor, sin estar realmente sorprendida por la combinación de muebles que Casey había juntado. El sofá era de un sólido de color marrón neutro. La silla era un rayado marrón granate. La mesa de café era de roble claro. La mesa del comedor parecía ser de caoba. Y el sillón de cuero reclinable de color negro azabache. Nada parecía viejo o desgastado. De hecho, el sillón parecía nuevo. Pero parecía que todos habían sido adquiridos en diferentes momentos, épocas diferentes, para diferentes hogares. Y por la prominente posición del sillón frente a la TV, ella supuso que había sido su última compra, probablemente cuando compró la casa. Caminó por la sala, su mano deslizándose por el cuero, mientras miraba a su alrededor. Ella inclinó la cabeza al oír que cerraba la ducha, luego el silbido. Sonrió, imaginando una desnuda Casey silbando mientras se secaba. Qué lindo. Sí, lindo. Y sin duda Casey estaba preguntándose que estaba haciendo aquí, casi al mediodía de un sábado. El almuerzo había sido una excusa. Realmente sólo quería verla, hablar con ella, estar con ella. Después de su conversación con Michael, había empacado suficiente ropa para la semana y consiguió una habitación en el nuevo Dallas Suites en la autopista, pero aun así cerca del centro. Usaría la semana para encontrar un apartamento. Como le había dicho a Michael, aquel era su lugar, no el de ella. Prefería adquirir algo nuevo, algo que fuese sólo de ella. Algún lugar donde no pudiese encontrarse con Michael o sus amigos en el estacionamiento. Y por eso hoy, después de haber buscado apartamentos en el periódico, después de tres tazas de café...y después de haber revivido los besos de Casey de la noche anterior, probablemente por centésima vez, tenía que verla. Así que el almuerzo era sólo una excusa. "Hey" Leslie se volvió lentamente encontrando a Casey de pie en el borde del pasillo sosteniendo unas sandalias de cuero en una mano y unos Nikes en la otra. Pero Leslie sólo miró
  • superficialmente los zapatos. Sus ojos viajaron de su cabello todavía húmedo, a la camiseta blanca que estaba metida en sus pantalones cortos color caqui permaneciendo largo rato sobre sus largas piernas bronceadas que anteriormente ya habían mantenido su atención. "No estaba seguro de a dónde pensabas ir" dijo Casey, sosteniendo los zapatos. Leslie subió la mirada y frunció el ceño "¿Qué?" "¿El almuerzo?" Bajó la mirada, avergonzada. "Claro. El almuerzo" Ella rió brevemente y miró de nuevo "Se me olvidó que estaba muerta de hambre..." dijo bajando la voz hasta un susurro cuando los ojos de Casey se fusionaron con los de ella. Tragó saliva con nerviosismo, quedando sin aliento cuando Casey dejó caer los dos pares de zapatos al suelo. "Me muero de hambre también" dijo Casey cuando se acercó. La garganta de Leslie estaba seca, y tragó nuevamente, sus ojos atrapados por los de Casey, mientras se colocaba delante de ella. La tensión en la habitación era eléctrica, estaban a un pie de distancia, mirándose la una a la otra. Leslie vio el latido rápido del pulso en la garganta de Casey, vio cómo su pecho subía y bajaba, sorprendida de que ella era la causa de eso, sólo con su presencia, ya que no se habían tocado. Sus palabras valientes de la noche anterior parecían burlarse de ella. No estoy preparada para esto. Pero, oh, sí, lo estaba. Habían pasado muchos años fingiendo, muchos años de pasión forzada, y muchos años anhelando una caricia sobre su piel que la liberara. Las caricias de Casey podrían hacer eso, estaba segura. Las caricias de Casey, sin duda, la llevarían a lugares que sólo había soñado. "Mentí" susurró. Casey parecía entender exactamente lo que esas palabras significaban y sus ojos se suavizaron en respuesta. No había más preguntas en esos profundos ojos azules, no había vacilación, y no había un velo que ocultara sus emociones. Los ojos de Casey estaban abiertos, revelándolo todo a plenitud. Cuándo la mano de Casey se levantó, cuando sus dedos temblorosos rozaron su mejilla, Leslie supo en ese momento que esta era la mujer que había estado esperando. Simplemente lo supo. En el fondo de su corazón, en el fondo de su alma. Y todo lo que necesitó fue ese ligero toque sobre su rostro para saber que estaba a punto de ser liberada de sus cadenas autoimpuestas. Casey la acercó aún más hacia ella y los ojos de Leslie se cerraron, su boca esperando que Casey la reclamara. Pero sintió la vacilación de Casey y sus ojos se abrieron nuevamente. "¿Estás segura de que tú…?" "Sí. Quiero saber. Quiero saber lo suave que es tu piel…"susurró"…quiero saber cómo se sienten tus senos cuando los toco…" ella se lamió los labios "…quiero saberlo todo sobre hacer el amor contigo" No hubo más discusión, no hubo más dudas. Ella se deslizó en el abrazo de Casey como si fuera la cosa más natural en el mundo, encontrándose con su boca sin la cautelosa urgencia de la noche anterior. Sus brazos se movieron sobre los hombros de Casey, acercándolas aún más, mientras que los brazos de Casey bajaban por su espalda, deslizándose hacia sus
  • caderas. Ella gimió contra su boca, dejando que la lengua de Casey capturara la suya, sus caderas sacudiéndose en respuesta, presionando firmemente contra Casey. Oh, Dios. Quería arrancarle la ropa, quería tocar su suavidad. Gimió de nuevo cuando sintió la mano de Casey se deslizaba desde sus caderas hasta la parte inferior de su cintura, deslizándose bajo la blusa corta que había llevado. Ella se echó hacia atrás, jadeando con rapidez, sus ojos cerrados mientras las manos de Casey se movían a través de su piel. "Quiero tocarte" susurró Casey, como pidiendo permiso. "Sí" suspiró ella. Por favor. Pero sus ojos se cerraron de golpe al sentir los dedos de Casey acariciar sus pechos, moviéndose sobre ellos como si estuviese leyendo Braille, sus dedos la tocaban ligeramente. Leslie inclinó la cabeza hacia atrás, ofreciéndose a sí misma a Casey. Dios. Casey finalmente tomó lo que ella ofrecía, poseyendo sus pechos completamente, sus pulgares rozaron sus pezones tensos, haciendo que le dolieran, haciendo que anhelara más. "Casey, por favor, me voy a caer" dijo cuándo la boca de Casey encontró el pulso en su cuello y le mordió allí. Sintió la sonrisa de Casey contra su piel y Leslie la atrajo aún más cerca, amando la tranquila y pausada pasión que estaba a punto de explotar entre ellas. "Me muero de ganas de verte desnuda" le susurró al oído. Casey se apartó, sus manos liberando sus pechos, sus ojos todavía oscuros de deseo "¿A la habitación? ¿Está bien?" entonces ella vaciló "Quiero decir…" "Sí" dijo Leslie "Quiero hacer el amor contigo. Lo quiero todo, Casey" ella se sorprendió por la ingesta rápida de respiración, el silencioso gemido. Casey parecía tan nerviosa como ella. Pero luego sonrió, esa perezosa media sonrisa que iluminaba sus rasgos. "Nuestra próxima comida podría ser el desayuno entonces" Pero su sonrisa se desvaneció cuando Leslie se acercó más, sus labios persistentes "Enséñame como amarte. Muéstrame". Y sin decir nada más, Casey le tomó de la mano y la condujo hacia su habitación, sus pies descalzos silentes en el piso. Se detuvo, mirando a la cama y luego a Leslie. "Estoy nerviosa" Casey finalmente confesó. "¿Porque nunca he estado con una mujer?" "¿Y si...quiero decir, y si yo no…" Leslie le hizo callar colocando un dedo sobre sus labios. "¿Estás bromeando? Estoy a punto de explotar aquí. No creo que tengas que preocuparte por eso" Ella tiró de la camisa de Casey "Ahora, por favor, quítate esto". Y Casey lo hizo, tirando de ella por encima de su cabeza, dejándola en un apretado sujetador deportivo negro. Pero antes de que Leslie pudiera tocarla, Casey le desabrochó la blusa, deslizándola por sus hombros. La cabeza de Casey bajó, moviendo sus labios contra su piel, su lengua tocando el borde de su sujetador de encaje. Ella gimió, deslizando sus manos por detrás cuello de Casey, atrayéndola más cerca, anhelando tener su boca sobre su pechos. "Oh, Casey" ella respiró cuando la boca de Casey finalmente la cubrió, sólo la fina tela de su sujetador las separaba. Pero entonces, Casey soltó su sujetador, separando su boca lo suficiente para arrojar la prenda y luego volver, esta vez sin un obstáculo que la bloqueara.
  • Una vez más, Leslie tuvo miedo de caerse. El húmedo torbellino provocado por la lengua de Casey mientras jugaba con su pezón, trayéndolos a la vida, casi fue su perdición. La boca sobre su pecho era suave, traviesa, luego exigente mientras la succionaba, sus dientes rastrillaban contra su pezón. Leslie la abrazó con fuerza, suplicándole en silencio que tomara más. Su cabeza cayó hacia atrás y se quedó allí, con la boca abierta y jadeante mientras Casey se daba un festín con su pecho. Se sentía tan perdida por la sensación de la cálida boca de Casey devorándola, que no se dio cuenta cuando sus pantalones cortos fueron desabotonados, no se dio cuenta cuando las manos de Casey cubrieron su carne hasta que sintió que se deslizaban dentro de sus bragas, ahuecando su duro trasero duro, amasándolos. Ella gimió cuando la boca de Casey abandonó su pecho y se trasladó a su oído, su lengua serpenteando dentro con vehemencia. "¿Estás mojada para mí?" susurró. Involuntariamente, las caderas de Leslie se elevaron, tocando las de Casey, buscando alivio desesperadamente. Sus manos se movieron por su espalda y por su cabello mientras que la parte inferior de su cuerpo trataba de moldearse con Casey. ¿Estaba mojada? Ella estaba más que mojada. Estaba absolutamente palpitante. Y maldita sea, se sentía tan bien. Entonces ella tiró la cabeza hacia atrás encontrando los labios de Casey en esta ocasión, y sonrió sobre ellos "¿Por qué no me tocas y lo averiguas?" Ellas se separaron, mirándose a los ojos. Leslie casi colapsó allí mismo por la mirada de puro deseo que se reflejaban en esos maravillosos ojos azules. Nadie jamás le había mirado de esa manera. Nadie jamás le había querido de ese modo. Y, ciertamente, nadie jamás la había puesto de rodillas con pasión. Pasión por ella. Mientras miraba, Casey dio un paso atrás y se quitó el sujetador. Leslie se quedó allí, con el pecho casi jadeante, con los ojos fijos en los pechos de Casey. Inconscientemente, ella se humedeció los labios mientras miraba como sus pezones se endurecían, atrayéndola. Luego su mirada se desplazó hacia abajo cuando las manos de Casey abrieron la cremallera de sus pantalones cortos y los deslizó más allá de sus caderas, por sus muslos y al piso. Cuando sus manos alcanzaron el último elemento restante de su ropa, Leslie se lo impidió. "No" Casey levantó las cejas y Leslie sacudió la cabeza. "Déjame" susurró. Sus propios pantalones cortos, que ya colgaban bajo sus caderas, se deslizaron fácilmente por sus piernas, y ella los echó a un lado. Estaban de pie una frente a la otra, desnudas, excepto por la prenda que cubría el lugar donde ambas querían estar. Entonces Leslie dio un paso adelante, casi avergonzada por el temblor de su mano mientras la extendía para tocar a Casey por primera vez. Ella observó con fascinación como los pezones de Casey se endurecieron aún más con su toque ligero. "Tu piel es tan suave" murmuró, preguntándose si ella había pronunciado las palabras o sólo las estaba pensando. Pero su toque fue más audaz cuando tomó los dos pechos de Casey, sintiendo que sus párpados se volvían pesados por el deseo "Yo quiero...quiero besarlos" dijo con timidez.
  • Casey simplemente asintió con la cabeza, esperando. El corazón le latía con tanta fuerza, que bloqueó todo pensamiento. Ella bajó la cabeza, emitió un suave gemido cuando su boca se cerró suavemente, sobre el pecho de Casey dejando que su lengua arremolinara el duro pezón dentro de su boca. "Sí, más duro" susurró Casey, sujetándola firmemente sobre su pecho. Y Leslie lo hizo, su boca se abrió de nuevo, dejando que su hambre le guiara chupándo con fuerza el pecho de Casey, tomándolos con ambas manos, sosteniéndolos hacia su boca. "Ahora voy a caerme" dijo Casey, alejando suavemente a Leslie. "Dios mío" susurró "Cama". Leslie no estaba segura de poder llegar a la cama. Sentía las piernas tambaleantes, su mente borrosa. Miró a Casey, perdida en la pasión que había soñado, apenas consciente de que Casey deslizaba sus bragas por sus piernas. Entonces Casey la llevó a la cama, acostándose y empujándola hasta acostarla sobre ella. Los viejos-enterrados recuerdos de ella acostada con otra chica, explorando tímidamente el cuerpo de otra chica, bajo el amparo de la oscuridad en un pequeño dormitorio, nunca le había preparado para esto. Dejó que su peso cubriera Casey, era consciente de los muslos de Casey abriéndose, creando un espacio para ella. Pero entonces todo pensamiento coherente le abandonó cuando las manos de Casey agarraron sus caderas y la atrajeron hacia sí, ambas arqueándose, tocandose. "Te sientes tan bien" susurró Casey cuando su boca una vez más encontró la de ella. La cama giró y Leslie se encontró sobre su espalda con los ardientes ojos de Casey apoderándose de los suyos. Entonces la rodilla de Casey urgió que sus piernas se abrieran y apretó su firme muslo contra ella. El último pensamiento coherente que aún conservaba, se desvaneció cuando se perdió a sí misma en las manos y boca de Casey. Una vez más, una cálida lengua hizo círculos en su pezón, jugando con él, hasta que hizo temblar a Leslie. Pero las manos que se movían a través de su piel tan suavemente, tan lentamente, la estaban dirigiendo hasta el mismo borde de la locura. Ella arqueó sus caderas, sus piernas se abrieron más ampliamente, tratando desesperadamente de traer algo de alivio a su cuerpo ardiente. Gimió cuando Casey presionó con fuerza contra su clítoris, luego emitió un grito ahogado cuando los dientes de Casey rastrillaron sobre su pezón. "Por favor" rogó "No puedo más" Ella sintió la boca suave de Casey mientras movía sus labios hacia su otro pecho "Es una agonía. Una tortura " suspiró mientras la boca de Casey se cerró sobre ella. Ella agarró las caderas de Casey, tirando de ellas con fuerza contra sí misma. "Por favor, tócame". Sintió que el peso de Casey se movió abandonándola, luego gimió cuando la mano de Casey se movió más allá de su cintura hacia las caderas. Date prisa, date prisa, date prisa. Nunca había estado tan necesitaba como ahora, nunca antes había estado al borde de mendigar a alguien que le hiciera el amor, nunca había pensado que moriría por anhelo. En agonizante lentitud, los dedos de Casey bailaron a través de su piel, volviéndola loca de deseo, de necesidad, con un hambre que exigía ser satisfecha. Justo cuando pensaba que no
  • podía soportar más, los dedos de Casey se sumergieron más abajo, rozando sobre su humedad, tocando ligeramente la parte interior de sus muslos, abriendo sus piernas. Sintió la pausa de Casey y abrió sus ojos encontrándose con los ojos de Casey. "Sí." Sí a todo. Y entonces, finalmente, Casey la tocó, sus dedos hundiéndose dentro de ella, llenándola. Dios, sí. Ella se arqueó, tomando a Casey dentro de ella, sosteniéndola allí. Luego bajó sus caderas nuevamente, sintiendo a Casey retirarse, casi, entonces esos dedos la tomaron nuevamente, llenándola, moviéndose con el ritmo que Leslie había establecido, sus caderas meciéndose suavemente con cada golpe. Intentó abrir sus ojos, quería ver a Casey mientras la poseía, pero sus ojos se negaban a cooperar, permaneciendo cerrados mientras sus caderas se movían cada vez más rápido, sintiendo que Casey la poseía cada vez más duro. Los únicos sonidos, la resbaladiza humedad cuando Casey la penetraba y la respiración frenética de ambas. Sí, sí, sí, sí, su silenciosa consigna mientras sentía que su cuerpo se aleja de ella, tirando de su alma, amenazando con destrozarla. Cuando estuvo segura de que literalmente iba a explotar, cuando su cerebro simplemente dejó de funcionar, sintió que Casey retiraba sus dedos, sustituyéndolos inmediatamente con su boca. Unos cálidos labios se cerraron sobre su doloroso clítoris y ella agarró las sábanas entre sus puños, tratando de aguantar, pero Casey la llevó al límite. Su grito, un profundo sonido gutural, venía de su alma y en su neblina se preguntó si alguna vez había tenido realmente un orgasmo. Pero no tuvo tiempo para recuperarse. Casey recogió sus caderas hacia ella, su boca alimentándose todavía de ella, succionándola, su lengua explorando profundamente dentro de ella. No, ella no podría responder nuevamente, su cuerpo estaba demasiado agotado, su mente demasiado exhausta. Pero lo hizo. Como un lento crescendo, lo construyó, tirando de ella, empujándola hacia adelante. Abrió los ojos, viendo a Casey situada entre sus piernas. La visión de esta mujer dándole placer, haciendo el amor con ella, fue su perdición. Sus caderas se sacudieron una vez más, con fuerza contra la cara de Casey, a continuación apretó sus muslos uniéndolos, sosteniendo a Casey, dejando que ella tomara lo último de su orgasmo en su boca...y luego se desplomó. Casey se apoyó en un codo, mirando a Leslie mientras recuperaba su aliento, incapaz de detener su mano mientras encontraba su camino a través de su cuerpo, acariciando suavemente la piel de Leslie, moviéndose hacia su pecho. El pezón se endureció contra su palma, y ella apretó, sintiendo como Leslie se estremecía. Sus ojos marrones se abrieron y se cerraron de nuevo cuando una satisfecha sonrisa apareció en sus labios. "¿Wow es una descripción bastante adecuada?" preguntó Leslie mientras rodaba hacia ella "Pensé que me iba a desmayar" "Mmm" Casey se echó hacia atrás, tirando del cálido cuerpo de Leslie hacia ella, cerrándo sus propios ojos cuando la mano de Leslie tímidamente cubrió su pecho, jugando con ella. "Tu piel es tan suave" Leslie se inclinó más cerca, sus labios se movieron sobre su pecho, cerrándose finalmente sobre su pezón.
  • Casey gimió, forzando a sus ojos a permanecer abiertos mientras miraba a Leslie poseer su pecho. ¿Era demasiado pronto? ¿Habían precipitado las cosas? Dejó que sus ojos se cerraran cuando Leslie se trasladó hacia su otro pecho. No, era inevitable. Hoy, la semana siguiente, no importaba cuándo. "¿Te gusta?" Casey sonrió "Mmm". "¿Puedo...puedo tocarte?" Casey, finalmente abrió los ojos, olvidando que esta era la primera vez de Leslie. Acercó a Leslie hacia ella, besándola lentamente, escuchándola gemir "Quiero que me toques" susurró. Leslie no necesitó otro estímulo, entonces su mano se deslizó por su cuerpo, más allá de sus caderas. No hubo dudas, simplemente separó sus muslos, sus dedos moviéndose a través de su humedad, tocándola. "Oh, Dios" susurró Leslie, sus ojos encontraron los de Casey "¿Puedo tocarte con mi boca?" Casey simplemente asintió con la cabeza, incapaz de hablar. Había un hambre en los ojos de Leslie que no había visto antes. Una mirada de puro deseo, de anhelo. De repente se sintió aterrorizada de que no pudiera ser capaz de soportarlo. Una vez más, no hubo vacilación cuando Leslie se deslizó por su cuerpo, sus manos y su boca moviéndose a través de su piel, casi quemándola donde la tocaba. Ella abrió las piernas, arqueando su espalda, rogándole silenciosamente a Leslie que se diera prisa. La boca de Leslie se movió a través de su estómago, dejando una hilera de besos, encontrando el punto sensible en la curva de su cadera, lo que la hizo gemir. "Sí." Oh, sí. Sintió que Leslie se apoderaba de sus caderas, situándose entre sus muslos, sintió su aliento contra su piel mojada. Se obligó a abrir los ojos, observándola. Entonces Leslie levantó la vista, encontrando su mirada. "He soñado contigo toda mi vida" susurró. Cualquier respuesta que Casey tenía, se perdió cuando Leslie bajó la cabeza, deslizando su lengua dentro de ella, cubriéndola con su boca, besándola y succionándola, expulsando todo pensamiento excepto por la realidad de que esta mujer estaba acomodada entre sus muslos, devorándola. Capítulo 32 Leslie se miró en el espejo, preguntándose por qué no se veía diferente esta mañana. Ciertamente se sentía diferente. ¿Alguien sabría? ¿Alguien sabría qué había pasado los últimos dos días en la cama de otra mujer? Agarró el mostrador con fuerza, todavía no se acostumbraba al flujo de deseo que se apoderaba de ella cada vez que pensaba en Casey haciéndole el amor y ella amando a Casey. Sólo una vez más, le había rogado a Casey.
  • Sólo una vez más. Un beso más, una caricia más. Pero nunca era suficiente. El sábado se convirtió en domingo, mientras cada una exploraba cada centímetro del cuerpo de la otra, encontrando los lugares secretos, llevándose la una a la otra al límite una y otra vez. Y aun así no era suficiente. Abrió el grifo, salpicando su cara con agua, recordando cada beso, cada caricia, cada vez que gritaba el nombre de Casey. "Dios mío" murmuró. Incluso ahora, aún podía sentir su deseo, aún podía oler a Casey, saborearla. Todavía podía imaginar sus dedos mientras se deslizaban en su humedad, acariciándola, haciéndole venir una y otra vez. Cerró el suministro de agua, mirándose una vez más. ¿Cómo iba a superar el día? Cuando viera a Casey, ¿cómo iba a detenerse para no tocarla? ¿Cómo sería capaz de mirarla y no la quererla? ¿Por qué no lo habían discutido? ¿Si quiera habían hablado? No, en realidad no. Ciertamente no sobre Michael. No tuvieron que hacerlo. Casey tocó su dedo donde el anillo había estado. No había necesidad de traer a Michael a su fin de semana ¿Pero y el resto? No, no habían hablado de ello. Como Casey había dicho una vez, era muy aterrador. Pero ¿qué harían ahora? Ellas reconocieron su atracción, sí. Actuaron en esa atracción. ¿Y ahora qué? El pánico y el miedo le llenaron casi ahogándola. ¿Eso sería todo? ¿Un fin de semana? ¿Estaba Casey satisfecha? ¿O podrían tener citas ahora? ¿O Casey pensaría que necesitaban ver a otras personas? ¿Pensará que quiero ver a otras mujeres? Respiró profundamente, preguntándose por qué de repente todo parecía tan complicado. Así es que tuvieron sexo. Era algo natural. Se sentían atraídas la una a la otra, así es que tuvieron sexo. Nada más, nada menos. Correcto. Entonces, ¿entonces por qué en su interior sentía todo mezclado? ¿Por qué estaba su corazón alojado en su garganta? ¿Y por qué se escondía en el baño de mujeres a las siete y media de la mañana? Antes de que una respuesta viniera a ella, la puerta se abrió. Levantó la mirada, capturándo el reflejo en el espejo. En esa sola mirada, sus temores se apaciguaron tan rápidamente como habían aparecido. Debido a que la mirada en los ojos de Casey, era la misma mirada que había visto en todo el fin de semana. Deseo. Entendimiento. Y la apenas simulada mirada de anhelo. Ella se volvió lentamente, absorbiendo la calidez y el afecto que encontró allí, sorprendida de ser capaz de detenerse de lanzarse hacia los brazos de Casey. "¿Estás bien?" Leslie asintió con la cabeza, temerosa de hablar. Casey dejó que la puerta se cerrara detrás de ella, luego se acercó. Demasiado cerca. Esta vez Leslie no pudo detenerse y movió su mano capturando los dedos de Casey entre los suyos. "Probablemente debimos haber hablado" dijo Casey, sus labios insinuando una sonrisa.
  • "Sí. No estoy segura de cómo se supone debo actuar esta mañana" Se miraron la una a la otra, sus dedos aún tocándose. Entonces Casey finalmente sonrió, apretando sus dedos antes de alejarse "Vamos a estar bien" dijo "Somos compañeras" Ella se fue a la puerta, luego se detuvo, volviéndose. "Tuve un fin de semana fantástico. ¿Cómo estuvo el tuyo?" Leslie rió, sintiendo la tensión salir de la habitación "Si. Fue un fin de semana maravilloso". "Bien." Casey salió, luego asomó la cabeza al interior. "¿Tal vez podríamos hacerlo de nuevo? ¿Pronto?" "Sí. Me gustaría eso". "Bien" Entonces le guiñó un ojo "¿Ves? Estamos hablando de eso". La puerta se cerró detrás de ella y Leslie se volvió hacia el espejo, encontrándose con sus ojos. Había una clase diferente de miedo en ellos esta vez. Creo que me estoy enamorando de ella. Por supuesto, tomando en cuenta de cómo acababa de pasar el fin de semana, esperaba que fuera algo más que lujuria lo que la había mantenido en la cama de Casey durante dos días. Capítulo 33 Se reunieron rodeando el escritorio de Malone, desordenando las sillas de visitantes para sentarse todos. Tori echó su silla hacia atrás, apoyándose en la pared mientras observaba a O'Connor y Tucker. Estaba pasando algo con ellas. En primer lugar, se sentaron tan lejos como les fue posible, lo que Tori encontró extraño. Normalmente, estaban prácticamente pegadas por la cadera. Y en segundo lugar, no se estaban mirando la una a la otra. Arqueó una ceja mientras casualmente miró la mano de Leslie. No había anillo. ¿No había anillo? "Bueno, terminemos esto" dijo Malone. "Finalmente conseguí la aprobación para detener por 24 hs a John Doe. Tuve que sacar varios favores por esto, tomando en cuenta que ni siquiera es un sospechoso". "Su hermano…" "Sí, el hermano misterioso, o hermana, dependiendo de su estado de ánimo" Malone miró a Casey "O'Connor, entiendo que ambas hablaron con él el viernes. ¿Por qué no nos informan? " O'Connor cruzó las piernas y miró a Leslie rápidamente. "Bueno, como todos saben, estuvimos buscando a John durante toda la semana. Finalmente lo encontramos la tarde del viernes. En un vestido". "¿Qué diablos?"
  • "Él dijo que era su turno de ser la hermana. Básicamente, cada vez que Patrick quiere que sea la hermana, le deja el vestido. Así que cuando John se despierta y el vestido está ahí, él sabe que tiene que ser la hermana". "¿Y cuál es el propósito de eso?" Preguntó Sikes. "No tenemos idea" dijo Leslie. "John no sabe por qué, y no se lo pregunta. Él simplemente hace lo que dice a su hermano". "¿Crees que podría ser una coartada?" preguntó Tori. "Quiero decir, si John es visto en la calle con el vestido, ellos sólo asumirían que es Patrick, como siempre" "Creo que el vestido es un capricho de Patrick" dijo Leslie "Pero no creo que sea la norma para él" "John decía que eran lo opuesto" dijo Casey "Cuando él está despierto durante el día, Patrick duerme. Por la noche él duerme y Patrick está afuera y rondando. Y normalmente no duermen juntos" "John dijo que Patrick se queda en el interior, donde es frío y oscuro. El agujero en la pared " dijo Leslie. "¿Un almacén?" "Hay un montón de edificios abandonados. Podrían ser fríos y oscuros" "John es como un niño" dijo Leslie "Ve las cosas en blanco y negro. Cuando le preguntamos dónde dormía Patrick dijo que en el agujero en la pared. Porque eso es lo que ve. Él no ve un edificio o un almacén, o lo que sea. Para él, ve a Patrick entrando en un agujero en la pared" "Y tengo la impresión de que él tenía miedo de ese agujero" Casey añadido. "Dile a Malone sobre la parte gemela" dijo Tori. "Oh, sí. No sólo hermanos. Dijo que eran gemelos" "¿Gemelos idénticos?" se preguntó Malone. "¿Me estás tomando el pelo?" "No idénticos" dijo Leslie "Su ADN es diferente" "No lo entiendo". "Sí, he comprobado con Mac" dijo Tori "Los gemelos idénticos tienen ADN idénticos. La secuencia de ADN de John sugiere que es un familiar, por lo tanto su hermano. Mac dijo que los gemelos idénticos proceden de un huevo que se divide, por lo que esencialmente son dos del mismo huevo. Los gemelos fraternos empiezan como dos huevos separados. Ellos podrían lucir iguales, pero no idénticos" "¿Mac te dijo todo esto y tú realmente entendiste?" Casey bromeó. "Hey, no soy tan tonta como parezco" dijo Tori mientras le arrojaba un bolígrafo "No. Es que he estado con ustedes anteriormente, cuando Mac te explicó lo del ADN. He visto la mirada en blanco en tu cara" "Niñas, ¿podemos enfocarnos en esto, por favor?" "Lo siento teniente" dijeron al unísono. "Está bien, tenemos tres asesinatos relacionados con esto. El otro caso... ¿hace cuatro meses ahora?" Él revisó a través de los archivos "El que Donaldson y Walker tenían. Sí, Christine Farmer. 26. Apartamentos Cascade. Luego pasaron casi tres meses antes de tener a Dana
  • Burrows, la estudiante universitaria, en los apartamentos de Stone Ridge. Ahora, Rhonda Hampton, de nuevo en Cascades. Todas mujeres en sus veintes, todas vivían solas" "Todos en la planta baja" añadió Sikes. "Ninguna de las mujeres fueron violadas, sin embargo, se ha encontrado semen en cada víctima " dijo Tori. "No se olviden de Rudy Bobby" dijo Casey "Nuestro vagabundo que fue asesinado con el arma homicida que usaron en nuestras chicas" "Y la fibra que coincide" Leslie les recordó. "Así es. Se encontró una fibra en Dana Burrows" dijo Malone "Y coincidía con la manta que cubría al vagabundo". "El Tox de Rudy Bobby mostró cocaína. Algo que John dijo…" Casey miró a Sikes "…No tú. El otro John. Él dijo que Patrick le da dinero. Y dijo que Patrick está afuera y rondando en las noches, no durante el día. Junta las piezas con el hecho de que los otros en la calle tienen miedo de Patrick…" "¿Distribuidor de drogas?" "Yo no diría distribuidor. Supongo que más bien un mensajero. Y apostaría que Rudy Bobby le robó un poco a Patrick y eso lo llevó a la muerte. Quizás Rudy Bobby estaba siguiéndole, vio cosas que no debió ver. Tal vez lo siguió hasta el apartamento, vio el asesinato, entró…" "Sin saberlo, dejó una fibra" dijo Leslie. "O tal vez vio el asesinato y chantajeó a Patrick, negociando su silencio por cocaína " sugirió Sikes. Casey asintió. "Podría ser más aceptable que robarlo, tienes razón" "Todavía no entiendo lo del traje" dijo Malone. Miró a Tucker "Dijiste que un capricho suyo, pero no la norma. ¿Cuáles son tus ideas?" "Creo que, como dijo Tori, es una especie de coartada. No me sorprendería si él estuviese con el vestido puesto cuando mata a sus víctimas. Todos nos hemos preguntando cómo logra entrar en los apartamentos. Vestido como una mujer. Una mujer joven, probablemente conseguiría con más facilidad que otra le abriera la puerta" miró a Casey "Si alguien lo ve yendo y viniendo, verían a una mujer" "Y que John use el vestido de vez en cuando, le permitiría a Patrick estar en las calles durante el día haciéndose pasar por John. Tengo la impresión de John, que Patrick rara vez está fuera de casa durante el día. Así que en las ocasiones en que quiere, o necesita, estar afuera, hace que John use el vestido y Patrick se transforma en John, dejando al verdadero Patrick bajo cubierta" Tori la miró, sacudiendo la cabeza "Jesucristo, O'Connor, creo que has tomado demasiadas clases de psicología. ¿Él se transforma en John? ¿No crees que él sólo sea un matón que le va eso de vestirse como mujer?" "Creo que Casey tiene razón" dijo Leslie. "Esto va más allá de jugar a disfrazarse. Y sé que nunca hemos conocido a Patrick, ni siquiera sabemos cómo luce, pero creo, como dice John, que ellos son bastante opuestos. Creo que es muy inteligente, mientras que John no lo
  • es. Asumiría que es calculador, meticuloso. John es un niño, simple y por lo tanto fácil de manipular. Creo que el vestido es sólo parte del juego. No creo que él lo haga por razones emocionales" Malone se recostó en su silla, lentamente, frotándose la calva, observándolos. Se encontró con los ojos de Tori y arqueó las cejas. Ella se encogió de hombros. "El capitán quiere que traigamos a CIU, junto con un perfilador" dijo "Personalmente, no me gusta cuando CIU se involucra." Él miró rápidamente a Tori "Lo siento. Sin ánimo de ofender a Sam" Tori sonrió "Me siento de la misma manera, Teniente." "Bien. Vamos a tratar de terminar con esto. Detención por Veinticuatro horas. Ustedes deciden cómo romperlo. Nadie sale solo" dijo echando un vistazo a Casey "Si necesitamos ayuda, puedo intentar sacar a alguien de otro equipo. Sugeriría Donaldson y Walker, pero…" "Podemos manejarlo, Teniente" dijo Tori rápidamente "Como dijo tratemos de terminar con esto" "Muy bien. Pero quiero que me mantengas informado. Tengo una reunión con Hagen de narcóticos, quiero ver si este Patrick está en su radar". "Sí, señor". "Lo digo en serio. Déjenme saber lo que consiguen. El capitán quiere una actualización al final del día. Supongo que tenemos un par días más, antes de que CIU y el perfilador sean llamados". "Bueno, Leslie y yo vamos a dirigirnos al refugio" dijo Casey "Queremos hablar con María otra vez. Ella conoce a John. Puede que no conozca a Patrick, pero a lo mejor sabe de Patty" "Entonces parece que Sikes y yo tenemos la primera guardia" dijo Tori cuando se puso de pie. Señaló a Casey y a Leslie "Ustedes dos necesitan descansar un poco esta tarde, si van a tomar el turno de la noche" "¿Una siesta?" "Sí, O'Connor, vas a desear haber tomado una siesta cuando sean las 02 a.m. y estén rodando por los alrededores y cruzando la calle" "Está bien. ¿Así que hacemos el cambio a las qué? ¿Siete? ¿Ocho?" "Digamos ocho. Y toma una radio en caso de que necesitemos reportar". "Diez-cuatro" dijo Casey con una sonrisa. Tori salió con Casey, empujando su hombro "¿Y? ¿Tuviste un buen fin de semana?" preguntó en voz baja. Ella se sorprendió por el ligero rubor que coloreó el rostro de Casey. "Sí. Bien" dijo "¿Tú?" "Uh-huh. Sam me arrastró en busca de casas" "Lamento haberme perdido eso" "Sí. Yo estaba esperando que me llamaras ayer y me persuadieras para ir al lago". "Sí, bueno, tuve que...ya sabes, lavar la ropa y otras cosas para ponerme al día" Tori se rió "Eres tan malditamente lindo, O'Connor". "¿Qué demonios significa eso?" "Eso significa que soy una detective, sabelotodo".
  • Casey arqueó una ceja. "Ella no está usando su anillo" Casey se sonrojó de nuevo. "Mira, por favor, no digas nada" susurró, y luego dió un paso atrás cuando Leslie se acercó. "Estoy lista si tú lo estás". "Sí, claro. Todo listo" se alejó y luego se volteó. "Nos vemos a las ocho, Hunter." Tori las vio irse, sonriendo. "¿Qué pasa contigo?" preguntó Sikes. "Nada". "¿Te diste cuenta que Tucker no tenía su anillo puesto?" Tori se rió. "Oh, sí. Me di cuenta" "¿Qué pasa con eso?" "¿Cuál sería tu suposición, Sikes?" Capítulo 34 Mientras se abrían camino por la acera a la entrada refugio, Leslie le agarró del brazo y la detuvo. "Casey, ¿podemos hablar un momento?" Casey se dio la vuelta, asintiendo. "Por supuesto. ¿Qué? ¿Quieres hacer el interrogatorio? Está bien. María…" "No. No, no es eso" Leslie la empujó a un lado "¿Por qué estamos haciendo esto?" "¿Haciendo qué?" "Casey, ¿estás...no sé... nerviosa por lo que pasó el fin de semana?" Casey se echó a reír y se dio cuenta de que sonaba nerviosa "Puede quelo esté un poco, sí. No pensé que lo demostraba" Leslie sonrió ligeramente "Tuvimos un paseo agradable mientras veníamos para acá, hablando de temas tan diversos como el clima y nuestro persistente verano. Pero me pregunto por qué estamos evitando, e ignorando por completo, el hecho de que nosotras, bueno, que pasamos el fin de semana juntas. Desnudas". Casey pasó la mano por su cabello, otro gesto nervioso, así que hundió sus manos en el bolsillo de sus pantalones vaqueros. Sí, estaba nerviosa "No estoy segura de cómo hacer esto" dijo "Como he dicho, el fin de semana fue fantástico. Pero entonces…" "Pero entonces, ¿qué?" Leslie se volteó y la llevó al lado del edificio, lejos del tráfico "Pensaba que era yo quien debería estar nerviosa ya que todo esto es nuevo para mí, pero en realidad es nuevo para ti también" Leslie se acercó aún más "Debimos haber hablado acerca de esto antes de salir de tu cama ayer". Casey casi tropezó por el impacto de esas palabras.
  • Antes de salir de tu cama. Ella cerró los ojos por un momento breve mientras las imágenes de ellas, haciendo el amor, llenaban su mente "Hagamos esta entrevista, hagamos nuestro trabajo, luego por favor, ven a casa conmigo" dijo en voz baja "Hablaremos. Descansaremos un poco. Nos prepararemos para esta noche" "Si vuelvo a casa contigo, no vamos a descansar" Casey tragó "Por supuesto que lo haremos. Hablaremos. Vamos a decidir a dónde iremos desde aquí" Ella tomó una respiración profunda. "Y nosotras...vamos a dormir". "Está bien. Pero te lo estoy advirtiendo ahora. Si me meto en la cama contigo, dormir no va a ser lo número uno en mi mente. " Se dio la vuelta, volviendo a la acera, dejando a Casey mirándola fijamente. No, dormir no estaría en su mente tampoco. "¿María?" Sonrió Leslie. "Detectives Tucker y O'Connor" "Por supuesto. Me acuerdo. ¿Tienen alguna noticia sobre Rudy?" Casey se adelantó. "Nos gustaría hablar contigo de nuevo, si no te importa. ¿Tiene unos minutos?" Leslie miró alrededor de la sala grande, la mayoría de las mesas estaban vacías ahora que el desayuno ya se había servido. Un puñado de voluntarios, estaban ocupados con la limpieza de las mesas. Se volvió hacia Casey y María, esperando. "La cocina está muy ocupada ahora. Están preparando el almuerzo. Vamos a entrar al almacén. Tendremos algo de intimidad allí" la siguieron, esquivando las mesas hacia el otro lado de la habitación y bajando por el pasillo. El olor de jabón y vapor las golpeó cuando doblaron la esquina. Las duchas, sin duda. "¿A cuánto alimentas en una comida normal?" preguntó Casey. "No hay comidas normales, detective. No es de extrañar, que el almuerzo sea la comida más ocupada. Algunos todavía están durmiendo la borrachera y pierden el desayuno. Otros comienzan su noche merodeando desde temprano y pierden la cena. Pero el almuerzo por lo general los atrae a todos" Ella se detuvo ante una puerta "Aquí" El almacén era grande y estaba casi a punto de reventar. Leslie entró en la habitación, girando en un círculo "Wow. Muchas cosas". "Sí. Estamos almacenando para el invierno. Esa enorme hueco en la pared…" dijo, señalando "…está en su mayoría lleno de mantas y abrigos. Y por supuesto, cuando tenemos una colecta de alimentos, aquí es donde los productos enlatados terminan". Ella cerró la puerta detrás de ellas "Pero estoy segura de que no han venido a inspeccionar nuestro inventario" "Tenemos algunas preguntas" dijo Casey "Acerca de John Doe". Ella sonrió. "Oh, sí. John es muy dulce. Uno de mis favoritos. No ha estado viniendo regularmente sin embargo" "¿Cuando él viene, trae a alguien con él?" Leslie preguntó y luego miró a Casey "¿Alguien que se parezca a él? ¿Una chica que se la pase con él?" "No. Nunca lo he visto con nadie. Pero él es amigable con los otros" Ella frunció el ceño "¿Qué es lo que está preguntando?"
  • "John tiene un hermano. O una hermana " dijo Casey. "En realidad, es un hermano, que se viste como una chica de vez en cuando" Las cejas de María se alzaron por la sorpresa "No. No ha habido nadie con él". "Está bien. ¿Pero John siempre parece John?" preguntó Leslie. "Quiero decir su personalidad " explicó. "Todo el mundo tiene días malos, detective. No espero que John siempre tenga esa felicidad infantil de él. La vida es dura en la calle. Algunos días, me pregunto qué edad tiene John, es decir, se ve tan joven y sin preocupaciones. Entonces, otras veces, sus ojos tienen esa dureza, haciéndolo parecer mucho más viejo. No siempre es amable, no siempre es sociable. A veces, ni siquiera me habla" Ella se encogió de hombros "Pero como he dicho, la vida en la calle tienes días buenos y días malos" "Pero cuando él es dulce, alegre, amable…" le persuadió. "Sí. Entonces él siempre me habla. Me llama señorita María" Ella sonrió. "Sí, ese es el John que conocemos" "¿Y nunca has visto a John en un vestido?" preguntó Casey. "No. ¿Por qué John usaría un vestido? ¿Y qué tiene esto que ver con Rudy?" abrió mucho los ojos "¿Ciertamente no pensarán que John tenga algo que ver con su asesinato?" "No, no" le aseguró Leslie "Sólo estamos tratando de juntar toda nuestra información" Casey se volvió, aparentemente inspeccionando los estantes llenos con productos enlatados, de espaldas a ellas "Dime, María, cuando John no parece ser John, ¿que aspecto tiene?" "Bueno, sí. El…"se detuvo, mirando entre ellas "Oh, Dios mío" dijo en voz baja "No. El cabello" Casey se volvió. "¿El cabello que?" "John tiene el pelo claro. Pero a veces es más oscuro. No sé la razón por la que no me di cuenta antes. El otro día, cuando él estaba aquí, al ver que no me hablaba, me acerqué a preguntarle si se encontraba bien. Había algo diferente en él, su expresión, la mirada en sus ojos. Y su cabello. Estaba oscuro. Como si lo hubiese teñido" Ella frunció el ceño "¿Qué está pasando?" Leslie miró a Casey, que asintió con la cabeza. Ella se movió delante de Maria. "John tiene un hermano. Un gemelo. Su nombre es Patrick" Sus ojos se abrieron. "¿No se referirán al Patrick…?" "Creemos que sí. Él también se viste como una chica a veces. John lo llama Patty en esos días " dijo de manera práctica "Al parecer no podemos encontrar a alguien que conozca a Patrick. Creemos que cuando sale, lleva un vestido para que no lo reconozcan. Y cuando viste como un hombre, se hace pasar por John" "Es por eso que a veces John me habla y a veces no lo hace " dijo María, su voz distante. "Sammy. John se la pasa con Sammy en las noches. Si alguien pudiese saber, sería él" "¿Dónde podemos encontrarlo?" "Sammy viene para la cena. Nunca se la pierde" "¿Tienes una descripción de él?" preguntó Casey.
  • María sonrió con tristeza "Si. Un viejo desaliñado con una barba peluda y ropas desgarradas. No pueden perderlo" "Lo siento" dijo Casey. "No quise decir…" "Está bien Detective. Sé que estás haciendo tu trabajo. Honestamente, a pesar de mi descripción, todos tienen su propia apariencia, su propia personalidad. Las calles no pueden arrebatarles eso" "¿A qué hora es la cena?" preguntó Leslie. "Comienza a las 5:30. A las siete, nos quedamos sin comida". "¿Sería demasiado problema que nos llames cuando Sammy aparezca?" preguntó Casey "No quiero vigilar el lugar por horas. No tiene sentido hacer que todos se pongan nerviosos " dijo "Puedo hacerlo" dijo María "Sammy generalmente viene a las seis" Casey entregó su tarjeta "Vamos a esperar tu llamada. Gracias" Capítulo 35 Después de llamar a Hunter para hacerle saber que estarían trabajando hasta las 6, Casey guardó su teléfono, mirando una vez más a Leslie quien estaba sentada en silencio a su lado, con los ojos fijos en la ventanilla del copiloto. Ellas no habían hablado, y sin duda las dos estaban nerviosas. ¿Podrían sentarse en el sofá y hablar? ¿Tal vez fuera en la terraza? ¿O simplemente rasgarían sus ropas y olvidarían todo sobre hablar? "¿Casey?" "¿Hmm?" "No siempre va a ser tan incómodo entre nosotras, ¿verdad?" "No lo creo, no." Leslie finalmente apartó sus ojos de la ventana, moviéndose en su asiento. Se inclinó sobre la consola y le tocó el brazo "Necesitamos hablar, lo sé. Sin embargo, parece que no puedo superar el hecho de que quiero hacer el amor contigo otra vez" Casey sonrió "Sí, estaba tratando de decidir si podríamos sentarnos en el sofá y hablar como adultos maduros, o si solo rasgaría tu ropa y te arrastraría a la cama" "Yo voto por la segunda" Casey no dijo nada mientras dio la vuelta hacia su calle. No sabía por qué estaba tan nerviosa. Bien sea que hablaran primero o después, no tenía importancia. En algún momento, iban a estar desnudas. Desnudas, tocándose...y haciendo el amor. Entró en su estacionamiento y se detuvo. Ambas se quedaron sentadas, esperando. Finalmente, se dio la vuelta. Y se quedó sin aliento cuando vio la mirada indefensa en los ojos de Leslie. "¿Tienes miedo?" susurró Leslie. Casey asintió "Hace unos días estabas usando un anillo de compromiso. Sí, estoy muerta de miedo"
  • Leslie sonrió. "También tenía miedo. Esta mañana, estaba asustada. ¿Qué he hecho? ¿Qué pasará después? ¿La gente sabrá? ¿Casey lo disfrutó? Toda clase de pensamientos corrían por mi mente" respiró profundamente "Pero entonces entraste en el baño de mujeres, y tu sola presencia me tranquilizó. Estabas tratando de parecer segura, en control" Ella sonrió "Tenías la actitud en marcha. Pero luego miré a tus ojos y vi que estabas tan nerviosa como yo. Y cuando te fuiste, creo que estaba más asustada que antes. Porque me di cuenta de que me estaba enamorando de tí y me aterrorizó" Ella tomó la mano de Casey y la apretó "Ya no estoy aterrorizada" dijo "Porque sé que también te estás enamorando de mí ¿no es así?" Casey no podía apartar sus ojos de ella, y definitivamente no podía negar esa declaración. ¿Era demasiado pronto para sentirse así? ¿Podría un fin de semana de pasión impulsarlas hacia el amor? Hace años se hubiese burlado de la idea. Sexo era sexo. La parte de ella que estaba aterrorizada quería declarar que había sido sólo sexo. Sin embargo, su mente estaba convencida de la razón del porque estaba aterrorizada en primer lugar. Estaba asustada porque no era sólo sexo. Así que cedió a lo que su corazón ya sabía. No serviría de nada negarlo. "Sí, estoy enamorada de ti" notó el brillo de alivio en los ojos de Leslie, y se preguntó si tal vez Leslie pensaba que podría refutarlo. "¿Podemos entrar ahora?" Leslie preguntó en voz baja "Te voy a contar por qué ya no llevo un anillo y lo que le dije a Michael" Ella apretó su mano de nuevo "Voy a decirte todo lo que quieras saber. Podemos hablar tanto como quieras" Ella sonrió. "O, poco" Sí, Casey quería saber sobre el anillo. Quería saber lo que Leslie le había dicho a Michael. Pero eso podía esperar, pensó mientras llevaba a Leslie través de la casa hacia su dormitorio. Hablar podía esperar. Estarían atrapadas en un coche por doce horas. Podrían hablar entonces. Ahora, sólo quería desnudarla. Cuando se detuvo y se volvió, Leslie estaba allí, deslizándose entre sus brazos. Su beso no era suave. Era hambriento y exigente, necesitado e insistente. Y tan embriagador como lo recordaba. Se separaron, su respiración agitada, ambas jadeantes por la faltaba el aire. Sin una palabra, tiraron de sus ropas, arrojándolas lejos de ellas, desnudándose rápidamente, para sentir piel sobre piel, humedad sobre humedad. Casey guio a Leslie hacia la cama, una necesidad ciega recorría todo su cuerpo mientras sus dedos encontraban a Leslie, llenándola, admirando como el placer transformaba su rostro. Las caderas de Leslie se elevaron, tomándola dentro de ella, y Casey se deslizó profundamente, su mano bombeando con mayor rapidez, encontrándose con cada golpe que las caderas de Leslie creaban mientras se sacudía contra ella. "Sí" susurró Leslie "Tómame..." Casey lo hizo.
  • Capítulo 36 El sonido intermitente de su teléfono la despertó de su sueño y rodó suavemente desenredándose de los brazos de Leslie mientras llegaba a él. "O'Connor" dijo adormilada. "Soy yo" Ella abrió los ojos, buscando adormilada su reloj. ¿Se habían quedado dormidas? "Uh-huh" "Pensé que despertaría tu culo" dijo Tori "Estabas dormida ¿no?" "Correcto" dijo con un bostezo. "Pero no estás sola, supongo. Espero que haya sido muy divertido" "Cállate, Hunter" Ella volteó los ojos cuando la risa de Tori estalló. "Lo siento, niña. No me pude resistir" "¿Hubo suerte?" preguntó cambiando de tema. "Nop. Hemos patrullado un radio de doce cuadras todo el día y ni una sola señal del pequeño bastardo. La detención por 24 horas sólo funciona si efectivamente lo detenemos" El comentario de Casey murió cuando sintió una cálida mano recorriendo su estómago y poseyendo su pecho. Volteó su cabeza encontrando los ojos de Leslie entrecerrados, con una mirada saciada en su rostro mientras sus dedos acariciaban suavemente su pezón endurecido. Eran pasadas las 5pm, sólo habían dormido pocas horas y aun así su hambre por esta mujer era tan fresca y salvaje, como si nunca la hubiese tocado. Sintió que el teléfono se resbalaba a medida que ella se acercaba, encontrando sus labios suaves, tocándolos con su lengua. "¿O'Connor? ¿Te volviste a quedar dormida o qué?" Sintió la sonrisa de Leslie contra su boca y cogió el teléfono que se había deslizado hacia abajo entre ellas. "Sí, Hunter. Lo siento. ¿Qué dijiste?" "Olvídalo. Pero no tienes tiempo para sexo, O'Connor. Aléjate de ella, toma una ducha, sola, y trata de mantener tus manos lejos de ella esta noche" se echó a reír "Sikes quiere un informe completo en la mañana" Casey sonrió "Eres malvada. Los dos lo son". "Sí, sí. Pero...bueno, ten cuidado, O'Connor". Casey asintió. Las palabras tenían un doble significado, lo sabía. "Lo tendré. Gracias". Cerró el teléfono y apretó a Leslie más cerca de ella, suspirando cuando sintió que sus labios se movieron a través de su pecho. "Supongo que ellos lo saben" murmuró Leslie mientras su lengua acarició su pezón. "Mmm. Sí, ellos saben" Leslie levantó la cabeza. "¿Estamos en problemas?"
  • "No. Todavía no. No hasta que Malone se entere" rodó sobre ella, dejando caer su peso sobre Leslie. "Tori me dijo que no teníamos tiempo para esto. Pero tenemos que tomar una ducha" Ella arqueó las cejas. "¿Compartimos?" "Dios mío, hay tantas personas" dijo Leslie sus ojos escaneando el comedor del refugio. Fila tras fila tras fila personas sentadas, en su mayoría hombres, en su mayoría desaliñados, comiendo tranquilamente su cena. "Si. No se ves todo esto cuando estás patrullando por las calles" Casey señaló la línea de servicio "Hay está María" "Estamos sobresaliendo como un pulgar dolorido, ya sabes." Podía sentir los ojos sobre ellas. "Lo sé." Leslie llamó la atención de María, quien asintió con la cabeza hacia ellas, señalando a un lado. Esperaron pacientemente mientras ella encontraba a alguien que la relevara en la línea de servicio. "Le dije a Sammy que querían hablar con él. Es justo que sepa" dijo. "Entiendo. ¿Todavía está dispuesto?" "Sí. Rudy era su amigo. Le dije que tenía preguntas sobre eso. No mencioné John". "Bien. Gracias" Casey miró a la multitud "¿Dónde está él?" "Oh, no. Él no se reunirá con uds aquí" "¿Cómo vamos a conocerlo?" "Él les encontrará fuera" Ella les entregó una bolsa de papel "Se fue sin comer. Por favor, denle esto". Leslie asintió. "Por supuesto, María". "¿Así es que él no quiere ser visto hablando con los policías?" preguntó Casey. "¿Debimos ser más discretas al venir aquí?" "No, está bien. Los policías vienen todo el tiempo. Sobre todo uniformados, pero aún así, después de lo que pasó con Rudy, no es raro que hayan preguntas" Ella se volvió para irse, pero se detuvo "Sammy es un buen hombre. Pero al igual que los demás, tiene más miedo de la maldad en las calles que de la policía. Solo les dirá lo que quiera" "No vamos a acosarlo, si eso es a lo que estás haciendo alusión" Leslie le aseguró "Queremos sacar de las calles la maldad tanto como todos". "Sí. Creo que lo hacen" Hizo un gesto hacia la puerta. "Sólo regresen a su coche. Estoy segura de que él las vio llegar. Él las encontrará". "Gracias, otra vez, María." Casey asintió brevemente hacia ella. "Una vez más, si te enteras de algo que podría ser útil para nosotros…" "Voy a hacerles saber" se limpió las manos en el delantal. "Ahora, si me disculpan, tengo que volver al trabajo" Leslie siguió a Casey a la salida, haciendo una pausa para mirar hacia atrás "Admiro a la gente como ella" dijo "Dudo que su salario esté muy por encima del mínimo, sin embargo,
  • ella probablemente se preocupa por su trabajo más que la mayoría de la gente que gana cuatro veces más" "Sí. Me pregunto si es algo personal para ella" "¿Qué quieres decir? ¿Como su padre o algo así?" Casey se encogió de hombros "Tal vez. Conocí a una mujer cuya hermana vivía en la calle. Ella no tenía que hacerlo. La familia tenía dinero. Pero la hermana, creo que fue diagnosticada como bipolar. Ella entraba y salía de sus vidas. Lograban medicarla por un tiempo, pero ella desaparecía de nuevo en las calles" Ella se detuvo en la camioneta y presionó en el mando a distancia para abrirla "Conducían a lo largo de las calles y la veían mendigando". "¿Qué pasó con ella?" "Murió. Fue enterrada como Jane Doe. Cuando lo averiguaron, movieron su cuerpo, todo fue muy triste. Pero de todos modos esta mujer, Sharon, después de eso, ofreció cada minuto libre que tenía para trabajar como voluntaria. Eso la consumía" "Todas sus caras. Simplemente parecen tan desamparados" "Y tal vez lo son" dijo Casey mientras abría la puerta. "Vivir día a día. Sin felicidad, sin amor. Sólo existiendo". Leslie se metió en el asiento del pasajero y cerró la puerta "Por supuesto, no tienes que ser vagabundo para tener esos síntomas" "No, supongo que no" Se sentaron en silencio por un momento, luego Casey encendió el camión. "¿Qué te parece? ¿Manejamos por la cuadra o algo así?" "Todavía es de día. Si él no quiere que nadie lo vea, dudo que estará esperando en la acera por nosotras" "Entonces vamos a recorrer la cuadra". Pero no tuvieron que ir muy lejos. En el siguiente cruce, lo vieron recostado en la señal de pare. Barba abundante, la piel alrededor de sus ojos arrugada, su cabello largo oculto por una vieja capucha. Casey se detuvo y bajó la ventanilla. "¿Sammy?" El miró al frente, sin mirarla a ellas "Encuéntrenme en la esquina de Walton y Worth" Casey asintió. "Eso queda a pocas cuadras al norte de aquí. ¿A qué hora?" Él se encogió de hombros. "No tengo ningún reloj" Se dio la vuelta sin otra palabra, caminando lentamente hacia el refugio. "Olvidé su bolsa" dijo Leslie, levantándola en el aire. "Se la daremos más tarde" Ella miró su reloj "6:30. Creo que vamos a Walton y Worth y esperamos por él" "¿Quieres que me reporte con Hunter?" "Sí. Y veamos si encontró a John". "Aquí viene". Casey miró en el espejo, asintiendo con la cabeza. Habían estado esperando cuarenta y cinco minutos. Lo suficiente como para que ellas dudaran de que él aparecería.
  • Hunter y Sikes habían visto a John finalmente. Lo atraparon comprando un burrito a un vendedor ambulante en Elm y lo siguieron al viejo cementerio que no había visto un entierro desde los años sesenta. Allí, sobre un banco de madera, se sentó y comió su cena. Desde allí, regresó a la calle, desapareciendo por uno de los callejones en Deep Ellum. "Podríamos conseguir mayor beneficio siguiendo a Sammy esta noche que vigilando a John por los alrededores" sugirió. "Por supuesto, siempre existe la posibilidad de que John esté afuera paseando por los apartamentos. No olvidemos que le gusta ver chicas". Casey bajó la ventana, esperando hasta que Sammy pasó de largo. Una vez más, no se detuvo para mirarlas. "Vamos a caminar" dijo él, todavía arrastrando los pies a lo largo de la acera. "Bueno, él es cuidadoso, tengo que decirlo" "Estaba a punto de decir que él ha visto demasiadas películas de espías" dijo Casey "Pero quizás no." Se bajaron de la camioneta, moviéndose detrás de él, y luego a su lado, una a cada lado. Mantuvo su ritmo lento y constante, sin hablar. Estaban en una zona residencial, las casas eran antiguas con grandes patios y árboles. Antes de llegar a Baumer, se metió detrás de una hilera de cercas de casi ocho metros de altura. "Vengan, vengan. Fuera de la vista "dijo. Se arrastraron entre las ramas y las hojas, Casey se encontró con los ojos de Leslie en las sombras. "Que acogedor" murmuró. "¿Sammy? Soy la detective Tucker. Esta es la Detective O'Connor" dijo Leslie. "Lo sé. John me lo dijo. La srta Leslie y la srta Casey señorita" Se volvió hacia Casey "Tú eres la que lo ata". "No lo ato" dijo ella, ignorando la risa silenciosa de Leslie "Necesitamos tu ayuda, Sammy. Necesitamos encontrar al hermano de John ¿Sabes dónde se queda?" Sus ojos miraron los alrededores nerviosamente mientras negaba con la cabeza "No. No le veo mucho. No quiero verlo". "Él mató a Rudy" dijo Leslie "También ha matado a otros. Mujeres jóvenes que viven solas. Tenemos que encontrarlo". "¿Alguna vez lo has visto con John?" preguntó Casey. "No sé a dónde va, dónde se queda. Él sólo aparece. Creo que John le tiene miedo" "¿Tú tienes miedo de él?" Se echó a reír nerviosamente. "Diablos, sí. No soy estúpido" "¿Qué hizo Rudy?" preguntó Leslie. "¿Qué hizo para que Patrick lo matara?" Él negó con la cabeza. "No voy a hablar de eso. No tengo nada que ver con ese lío" "¿Drogas?" preguntó Casey. "Sí, drogas. Y le dije a Rudy que lo dejara. Pero no. Él siguió a Patrick una noche. Lo vió hacer un trato con un chico. Así que siguió al chico y lo revisó. Como si el chico no
  • volvería con Patrick" Sacudió la cabeza de nuevo. "Patrick vino por él la noche siguiente. Oí los gritos. Todos lo hicimos. Luego no gritó más" "¿Alguien vio a Patrick matándolo?" "No teníamos que ver" Casey miró por encima de los arbustos a la calle, la oscuridad finalmente cubriendo la ciudad. Se volvió a Sammy. "¿Tienes miedo a estar hablando con nosotras?" "Sí. Como he dicho, no soy estúpido" "¿Pero te gusta John?" adivinó ella. "John es sólo un niño. No importa qué edad tiene, él es sólo un niño. Él no conoce nada mejor. Le digo que no salga por la noche. Sé lo que él hace" "¿En los apartamentos?" preguntó Leslie. "Él las mira" "¿Crees que Patrick lo mira mientras él las observa?" Sammy miró fijamente. "No sé nada de eso". "John lleva un vestido a veces. ¿Qué pasa con eso?" Casey preguntó "No lo sé. Yo no sé nada" miró a la calle. "Me tengo que ir. He estado aquí por mucho tiempo" "Sammy, espera" dijo Leslie "La srta María me dio una bolsa para darte. Está en la camioneta" "No lo necesito. Sólo necesito volver" él caminó fuera de la cerca, pero se detuvo "Y no vuelvan a buscarme. Yo no sé nada más" se fue, corriendo de vuelta por la calle, su abrigo viejo apretado alrededor de él, incluso en esta cálida noche. "¿Es un buen momento para hablar de lo absurdo de la situación?" preguntó Leslie. "¿Qué quieres decir?" "Estamos escondidas en los arbustos, O'Connor," dijo ella con una sonrisa. "Oh, sí, supongo que sí." ella se echó a reír también "Interrogando a un vagabundo que sabe más de lo que quiere saber" "Más de lo que nos está diciendo, sin duda." Casey salió a la calle y le tendió la mano a Leslie "¿Te da la sensación de que la única manera que vamos a encontrar a Patrick es si nos tropezamos con él?" "Sí. Y quizá deteniendo a John no era la respuesta. Quiero decir, al parecer no se la pasan juntos, no duermen juntos" "No. Sin embargo, eso que le dijiste a Sammy, sobre Patrick viendo a John ver a las chicas. Creo que es una excelente teoría". "Tal vez. Pero no hay manera de probarlo" "Bueno, a menos que vigilemos a John" Leslie se detuvo en la camioneta, mirándola a través de la parte trasera. "¿Te refieres a buscar a Patrick mientras él está viendo a John observar a las chicas?" "Sí". Entraron en la camioneta, pero Leslie le tocó el brazo "Pero eso quiere decir que John es el que desencadena los asesinatos" Casey frunció el ceño. "¿Cómo es eso?"
  • "Los reportes del mirón vienen a borbotones. Así es que si él está viendo a John, tiene que esperar hasta que el...bueno, hasta que la urgencia le pega. Y los patrones pasados indican que la incidencia ha aumentado en frecuencia, casi todos los días, antes de la matanza" "Los asesinatos están aumentando en frecuencia también. Un lapso de tres meses entre el primero y el segundo, luego dos semanas" "¿Por qué no sacamos los datos de ese lapso de tres meses? Quiero decir, tal vez John estaba fuera, pero Patrick no estaba interesado". "Y estamos asumiendo que todos los reportes del mirón en esta área son de John. Las dos sabemos que no es probable" dijo Casey mientras encendía la camioneta. "No creo que todos, no. Pero estos apartamentos, dentro de nuestro radio, lo más probable es que sea John" Casey condujo de vuelta a Elm, sin sentirse segura de que pudiesen atrapar a John esta noche. Tori dijo que lo habían perdido cuando se había metió por el callejón detrás del Bar de Mariscos Captains’Chair. Y si no encontraban a John esta noche, no encontrarían a Patrick, entonces, CIU y su perfilador estaría sobre todo el caso. "Si un perfilador se involucra, si CIU se involucra, entonces John ya no podrá ser protegido" dijo. "No sé qué bien pueda hacer un perfilador". "Bueno, técnicamente, Patrick es solamente un nombre. Nunca lo hemos visto. Es como un fantasma que ronda por las calles" Casey la miró "Tenemos el ADN, eso es todo. ¿Y Rudy Bobby? Sammy lo dijo bien. No, ellos no vieron a Patrick matarlo, pero todos saben que fue él. ¿Qué jodidamente bien podría hacernos eso en la corte?" "Tenemos la fibra" Leslie le recordó. "Una fibra que potencialmente pone a Rudy en la escena del crimen de una mujer joven. Casi no implica Patrick" Leslie se reclinó en el asiento, volviendo la cabeza ligeramente. "¿Así que conduciremos toda la noche esperando tropezarnos con él?" "Así es como todo este caso está yendo, ¿no? Tropezamos con John. Obtenemos su ADN, pensando que es él a quien buscamos, sólo para tropezar con el hecho de que no, no es él, sino un pariente, posiblemente su hermano" Giró a la derecha en Elm, de vuelta a Deep Ellum. El tráfico estaba pesado, como era costumbre, pero el tráfico peatonal era ligero a esta hora temprana. La gente después del trabajo que se reunían para la hora feliz se habían ido, y los regulares nocturnos no había llegado todavía. Porque incluso en un lunes por la noche, habían fiesteros. "Va a ser una larga noche." Casey se volvió y asintió "Si. Y exactamente no dormimos hoy". Leslie sonrió. "No exactamente, no." "Bueno, podemos tomar turnos para conducir. Sé que no es el lugar más confortable para tomar una siesta, pero siéntete libre". "Tal vez en un rato. Estoy bien por ahora".
  • Casey asintió con la cabeza y volvió su atención de nuevo a las calles. No, no habían dormido mucho. Algo, pero no mucho. Ciertamente no lo suficiente como para mantenerse durante un turno de doce horas. Pero fue bueno, ¿no? Abrazándola mientras dormían, despertando con ella. ¿Así era como se sentía estar enamorada? Porque si era así, todo lo anterior palidecía en comparación. Sexo era sólo sexo. Pero ya no. Un puñado de citas no hacían una relación, y vivir con alguien no significaba que fuera tu compañera de vida. ¿Pero ahora? Ella volvió a mirar a Leslie y se encontró con sus ojos. Sonrió y apartó la mirada, sintiéndose tan mareada por las posibilidades, estaba casi avergonzada. Entonces una mano suave tocó su brazo, unos dedos le acariciaron suavemente sobre la piel. Se dio la vuelta, quedando atrapada en la cálida mirada de Leslie. Ninguna dijo nada. No tenían que hacerlo. Capítulo 37 Leslie escuchó que hablaban y trató de forzar sus ojos para que se abrieran. Ella rodó su cabeza, el frío cristal de la ventanilla de la camioneta chocó con su frente. "No tenemos nada, Hunter. Hablamos con Sammy. Lo único que nos dijo fue que Rudy aparentemente revisó a un chico al que Patrick le había vendido cocaína. Él quiso tomar parte y Patrick lo mató" Se dio la vuelta, finalmente abriendo los ojos. El sol casi había salido y se estiró, logrando suprimir un bostezo. "Te lo estoy diciendo, Patrick es como un fantasma. Espero que ustedes tengan mejor suerte hoy". Leslie estudió a Casey, viendo como asentía. "Está bien, sí. Nos vamos a estrellar. Ha sido una jodida larga noche" Casey la miró y sonrió. "Nos vemos". Leslie sonrió tímidamente "Lo siento. Me quedé dormida". "No hay problema. Yo dormí la siesta cuando estabas manejando". "Tal vez dormiste una media hora. A juzgar por el calambre en mi cuello, diría que estuve fuera por un largo tiempo" "No más de dos horas. Pero estaba tranquilo" "¿Así que estamos fuera de horario?" "Si. Ya están abajo en Elm con la esperanza de detectarlo temprano". Casey se dirigió al norte, cruzando sobre Gaston "¿Tienes hambre?" "No puedo decidir si estoy más hambrienta que cansada. ¿Y tú?" "Estoy demasiado cansada como para tener hambre. Sólo quiero dormir" Ella le miró "¿Vienes conmigo a casa?" Leslie levantó las cejas. "Dormir" Casey aclaró "No tengo la energía para otra cosa". "Está bien. Dormir. Nos preocuparemos de comer más tarde" Y supuso que se preocuparía por su arreglo de vivienda más tarde también.
  • La habitación del hotel estaba pagada por una semana, y tendría que hacer una pasada por allí para conseguir ropa. Realmente necesita pasar por el apartamento de Michael para recoger más de sus cosas. No sabía cuándo tendría tiempo, no mientras trabajaran a esas horas locas. La vibración de su teléfono contra su cintura la sobresaltó. Sólo una persona llamaría tan temprano. Ella se inclinó hacia un lado y tomó su teléfono, mirando el número. No, no era Michael. Lo que era peor. Ella respiró profundamente y contestó. "Buenos días, Leslie. Es Rebecca. Quería alcanzarte antes de que empezara tu día" "En realidad, estoy terminando mi día. He trabajado el turno de noche" Ella se encontró con la mirada de Casey y pronunció en silencio la madre de Michael. "Lo siento. ¿Es este un mal momento? " "No. ¿Qué tienes en mente, Rebecca? " "Bueno, es una pregunta tonta, querida. Supongo que sabes que hay en mi mente" "No te ofendas, pero en realidad, esto es entre Michael y yo." "Él está devastado. Nunca lo había visto tan perturbado. Seguramente tú puedes salirte de este compromiso sin tratar de reconciliar sus diferencias" Ella volteó los ojos, preguntándose qué era lo que Michael le había dicho "No hay reconciliación. Quieres que sea franca, lo seré. No estoy enamorada de él" miró a Casey quien estaba siendo educada y al menos estaba fingiendo que no estaba escuchando "No voy a casarme con él" "¿Y crees que diciéndole que eres gay va a apaciguarlo? ¿Cómo puedes decirle una cosa así?" "¿Así es que no cree que sea lesbiana? ¿Si le dijera que estaba teniendo una aventura con otro hombre, lo creería? " "Oh, Leslie, ¿qué estás haciendo? ¿Era tan malo que necesitabas arruinar su vida? ¿Qué pasa con todos los planes? Por qué, prácticamente había arreglado tu boda". Leslie suspiró. "Sí, lo hiciste. Y lo siento. Pero las cosas suceden. No era feliz con Michael, y si él es honesto contigo, te diría que no era realmente feliz conmigo. Esto es lo mejor, Rebecca" "No, yo no lo creo. Quiero que lo reconsideres. Lo menos que puedes hacer es ir a la consejería como él sugirió. Le debes mucho". "Oh, no. No vas a hacerme sentir culpable con esto. Yo no le debo nada" Ella miró de nuevo a Casey. "Todos merecemos ser felices en la vida. No voy a arreglarlo. Ni él debería". "Simplemente no entiendo por qué…" "Rebecca, estoy muy cansada. Confía en mí cuando te digo que no hay nada que tú o Michael puedan decir que me hagan cambiar de opinión". "Pero…" "Adiós" Ella cerró su teléfono y se recostó en el asiento, con los ojos cerrados. Era una conversación que no necesitaba tener delante de Casey. En realidad, aún no le había
  • contado a Casey acerca de su conversación con Michael. Y después de escuchar el final de la conversación, era muy probable que estuviese llena de curiosidad. Pero aun así, ella no dijo nada, sus ojos fijos en la calle. Finalmente Leslie no pudo soportarlo más. "Sé que quieres saber ¿Por qué no me has preguntado?" Casey se echó a reír "Estaba tratando de ser cortés y pensar en mis propios asuntos". "Después de todo lo que hemos...bueno, compartido los últimos días, ¿no crees que sea tu asunto?" "Con todo lo que hemos hablado antes de esto, sabía que no vendrías a mí hasta que hubieses terminado las cosas con Michael. Cómo lo terminaste, lo que le hayas dicho, no creo que sea asunto mío. No lo conozco. Esa parte de las cosas era solamente entre ustedes" Ella sonrió "Y al parecer de su madre" Leslie le miró fijamente. "Eres muy confiada". "Me gusta pensar que soy una buena conocedora del carácter" Casey le miró rápidamente luego a la carretera "¿Estoy equivocada?" "No. No estás equivocada. Le dije a Michael que no estaba enamorada de él y queno podía casarme con él. Cuando él insistió en ir a terapia para tratar de arreglar las cosas, le dije que no podían ser arregladas. Le dije que era lesbiana" sonrió. "Por supuesto que no me creyó". "¿Fue tan difícil?" "¿Decir la palabra lesbiana en voz alta? Sí, lo fue. Un poco. Pero decirlo en voz alta, sobre todo a Michael, lo hizo todo real para mí. No era sólo algo en mi mente. No era sólo algo que yo pensaba cuando estaba contigo. Decirlo en voz alta lo hizo real". "No creo que vaya a ser fácil. Tienes personas en tu vida que te han conocido como una mujer heterosexual. Un cambio como éste, será un shock para muchas personas" "Sí. Y espero que Sam esté dispuesta a hablar conmigo. Ella parece tan fuerte con todo" "Es fuerte sobre todo porque está segura de su relación. Tori era la que ponía obstáculos cuando se conocieron. Pero entonces tenías que conocer a Tori. Tenía la idea de que nadie podría amarla" "¿Así que no se fiaba de Sam?" "No creo que ella creyera que alguien como Sam pudiese amarla. Por supuesto, la Tori que ahora conocemos no era la misma persona entonces. Como dice Sam, ella tenía problemas para trabajar a través de eso" Casey entró en su estacionamiento y se detuvo. Ella sonrió con cansancio "Mi problema ahora es ¿podré llegar al dormitorio antes de dormirme?" No dijeron nada más mientras entraban en la casa y al final del pasillo. En el dormitorio, se desnudaron, pero no había nada sexual en ello. Casey levantó las mantas y se metió, sosteniéndolas para Leslie. Ella se metió a su lado, dejando que Casey cubriera su cuerpo desnudo con el de ella. "Me encanta dormir contigo" Casey murmuró antes de que su respiración indicara que estaba profundamente dormida. Leslie suspiró con satisfacción, tirando del brazo de Casey más firmemente a su alrededor y dejando que sus ojos se cerraran.
  • Capítulo 38 "Ahí está" dijo Tori, señalando un callejón de donde John emergía, su mano por encima de su cara como para protegerse de la luz del sol "Ya era hora" "Espera un minuto. Pelo oscuro" Sikes buscó en la parte trasera y sacó la carpeta con el archivo que Tucker había formulado. Dentro había una toma de John de su interrogatorio. La sostuvo. "Rubio. ¿Qué dijo O'Connor sobre el color de cabello?" "María, la señora del refugio, dijo que John tenía el pelo oscuro la última vez que le había visto, pero que no actuaba como John "Tori condujo lentamente, manteniéndolo a la vista "O'Connor piensa que es Patrick quien tiene el cabello oscuro" miró a Sikes "¿Quieres agarrarlo?" "Cristo, Hunter. ¿Bajo qué cargos? Ni siquiera sabemos cómo luce Patrick. Este tipo…"dijo, señalándolo "…se parece a John pero con el cabello oscuro. Así es que agarras de nuevo a John y tendrás a su abogado Robert, respirando en tu cuello, entonces estaremos en los periódicos por acosar a vagabundos. No, yo no quiero detenerlo" "Deberíamos llamar a O'Connor. Han pasado más tiempo con el tipo. Sabrán si este es él o no" "¿No han dormido en muchos de días? No. Vamos a seguirlo. Ese era el plan" "Tengo un mal presentimiento, Sikes" "Sube por aquí" dijo. "¿Todavía puedes verlo?" "Sí. Supongo que se dirige al refugio para el desayuno" "Está bien, bien. Por lo menos vamos a tener un lugar para su localización" Tori estaba dando la vuelta, con la intención de encontrarse con él en la siguiente cuadra, más allá de los clubes, cuando Sikes le apretó el hombro con fuerza. "¿Qué?" "Allí está John con un vestido. ¡Dios mío, lucen igual". "¿Estás bromeando?" Ella se apresuró hacia la acera, quitándole los binoculares de la mano "Jesucristo" murmuró. "Lucen idénticos" bajó los binoculares "Mac dijo que no podían ser idénticos. Dijo que si su ADN no era idéntico, no eran gemelos idénticos". "Tal vez sólo desde esta distancia se parecen. De cerca, tal vez no" "Llama a las unidades de respaldo, luego infórmale a Malone. Voy a despertar a O'Connor. ¿Quién demonios sabe quién es quién?" "¿Crees que ellas sabrán?" "Si no, los detenemos a los dos y dejamos que el fiscal se entienda con el juez para obtener ADN" sacó su teléfono y continuó manejando, esperando que los dos Johns aparecieran al final del lado opuesto del callejón. "Oh, Dios no" murmuró Casey, buscando a tientas el teléfono, con los ojos todavía cerrados. Voy a matarla "Más vale que sea bueno, Hunter"
  • "Los tenemos a la vista" Casey abrió los ojos. "¿A los dos?" "Sí. Acaban de entrar a un callejón detrás del Club Rat. Creemos que se están dirigiendo al refugio. Uno de ellos está usando un vestido" Casey se sentó, haciendo caso omiso de la sabana que se deslizó hasta su cintura. "María dijo que nunca los había visto juntos. Y que nunca les había visto a ninguno en un vestido. Tal vez, asumir que van al refugio es demasiado esperanzador" Ella golpeó a Leslie con su pierna, sonriendo por el gruñido que recibió en respuesta "¿Quieres que vayamos?" "Sí, te necesito aquí. No podemos distinguirlos. Tal vez ustedes puedan. Independientemente de lo que dijo Mac, se ven idénticos para mí. Y ambos tienen el cabello oscuro" Casey inclinó su cabeza "John tiene los ojos azules. Cabello rubio, ojos azules" "Está bien, ¿lo que está suponiendo es que Patrick es naturalmente oscuro con ojos marrones? ¿Es así como vamos a diferenciarlos?" "No voy a asumir nada. Sólo sé que John es rubio y azul" estaba inclinándose para recoger los pantalones vaqueros que había descartado poco tiempo atrás "Podrían ser ambos naturalmente rubio y azul y Patrick sólo oscureció su cabello por alguna razón. O coloreó el cabello de ambos" "Está bien. Dirígete al refugio. Te llamaré de nuevo si veo que no se están dirigiendo hacia allá" "Todavía tenemos la radio, no lo olvides. Más rápido". "Sí. Con más oídos. Pero mantenlo contigo" Casey luchó con sus pantalones vaqueros con el teléfono apoyado contra su hombro "Vamos de camino" Se sentó en el borde de la cama agitando suavemente a Leslie "Vamos. Nos tenemos que ir" "Estás bromeando, ¿verdad?" preguntó Leslie, con la cara todavía enterrada en la almohada. "Lo siento, cariño. Pero tienen a Patrick en la mira". Leslie rodó su cabeza, sus ojos parpadeando "¿En serio?" "Vieron a John y a Patrick juntos. Ambos con el cabello oscuro" Leslie se sentó, sacudiendo la cabeza. "John tiene…" "…el cabello rubio, lo sé. Ellos no saben quién es quién. Sin embargo estoy segura de que podremos identificar a John" Se levantó, recogiendo su ropa del piso. “Ojalá tuviéramos tiempo para una ducha, pero no lo tenemos" "Lucimos como el infierno" Casey se echó a reír "Seré amable y diré que estás tan hermosa como siempre". Leslie se quitó las mantas y se levantó "Y estarías mintiendo". Casey miró como Leslie caminaba desnuda hacia el baño "No, mentira no"
  • Capítulo 39 "¿Dónde diablos estás?" preguntó Casey mientras examinaba la calle, buscando el Explorer de Tori. "Cristo, O'Connor, ¿estás ciega?" Casey alejó el teléfono de su oreja y se quedó mirándolo, luego fijó su mirada en Leslie "Ella es una sabelotodo" dijo en voz baja. Volvió a poner el teléfono en su oreja "He tenido unas seis horas de sueño en los últimos cuatro días, Hunter. Ni siquiera debería estar conduciendo". "Tal vez deberías bajar el ritmo entonces, O'Connor. Puedes tener sexo en cualquier momento. Toma una noche libre para dormir" "Eres tan divertida" dijo mientras sacudía su cabeza, finalmente los visualizó "Podrías haber dicho que no estaban en la calle" "Oh, sí. Estamos en el estacionamiento del Club Rat". Casey entregó su teléfono a Leslie. "No puedo lidiar con ella en este estado de ánimo. Es toda tuya" "Está bien. Pero no estoy de mejor humor" Leslie tomó el teléfono "Oye, Tori. Es Tucker. Nos quieres en la calle o ¿qué?" Tori se estaba divirtiendo, Casey lo sabía. Y bajo circunstancias normales, ella estaría jugando también. Pero hoy, no. Estaba cansada, estaba de mal humor, estaba estresada sobre el caso, y deseaba estar de vuelta en la cama enredada con Leslie. "¿Cuánto tiempo han estado allí?" "¿En dónde?" preguntó Casey. Leslie cubrió el teléfono con la mano. "En la tienda de café" dijo en voz baja antes de retirar la mano. "Sí, bueno, yo no pienso…" "Espera... ahí" dijo Casey, señalando. "Es John". "Hunter, tenemos una visual" dijo Leslie. Ella negó con la cabeza "No, en un vestido" miró a Casey. "¿Qué te parece?" "No sé qué diablos pensar" Ella agarró el teléfono que tenía Leslie "Los dos están fuera, Hunter. Uno en un vestido, el otro no. Demonios, se parecen" "Te lo dije". "Pensé que Mac había dicho…" "Sí, sí. Pero no tenemos tiempo para discutir acerca de Mac ahora. Si no puedes hacer una identificación positiva de quien es Juan, entonces detendremos a los dos" Casey asintió. "Están bajando hacia Elm, lejos de ustedes". "Mierda" murmuró "Bien, estamos en movimiento. Síguelos, O'Connor ". Casey se apartó de la acera, conduciendo lentamente, manteniendo una distancia segura de John y Patrick. "¿Qué piensas, Les? ¿Cuál es John?"
  • Leslie miró a la pareja y negó con la cabeza. "Se ven tan parecidos. Pero el vestido. Hemos visto a John en un vestido. ¿Recuerdas cómo caminaba? Como si no estuviese acostumbrado. Pero éste, el que está usando el vestido, no se ve incómodo en absoluto" Casey les observaba. "Estoy de acuerdo. Hunter, ¿has oído eso? Creemos que Patrick es el que usa el vestido" "Estamos justo detrás de uds" Casey casi pisó sus frenos cuando ambos hombres se detuvieron y se volvieron, mirandolas directamente. "Mierda, nos vieron" dijo, mientras sentía la adrenalina fluir por su cuerpo. "Maldita sea" murmuró Tori. "¡Están corriendo!" "¡Síguelos, O'Connor! Tenemos coches patrullas detrás de nosotros". "Están en el callejón" "Síguelos" Casey se detuvo y saltó, corriendo rápidamente hacia el callejón. Oyó a los demás a sus espaldas. John y Patrick no estaban muy lejos. Patrick se vio frenado por los talones. "¡Policía! ¡Alto! "gritó ella. John se dio la vuelta y la miró, entonces casi tropezó al golpear un bote de basura. "¡John! ¡Alto!" En la esquina entre los edificios, se separaron. Patrick se dirigió por el lado del callejón y John se dirigió a la calle. "O'Connor, sigue a John" gritó Tori. "Tenemos al otro". Casey se detuvo, señalando a Leslie que siguiera a Tori. Corrió detrás de John hacia la calle, esquivando el tráfico mientras las cornetas sonaban a su alrededor "¡John, espera!" Redujo la velocidad finalmente, mirando por encima del hombro mientras corría. "¿Qué diablos te pasa?" gritó ella. "Estamos tratando de ayudarte" Él finalmente se detuvo, inclinándose por la cintura para recuperar el aliento. Ella también se detuvo, respirando con dificultad. "¿Por qué huyes de mí?" Jadeó. Él negó con la cabeza y dio un paso lejos de ella. "No me hagas daño. No me hagas daño, ¿de acuerdo?" "No voy a hacerte daño. Jesús ¿Alguna vez te he hecho daño?" Ella respiró profundamente varias veces. "Vamos". "¿Dónde?" "Tenemos que volver, John." Él negó con la cabeza. "No. Vas a hacerme daño" "No voy a hacerte daño. Pero tienes que venir conmigo" Él vaciló. "¿Qué le van a hacer a mi hermano?" "Sólo queremos hablar con él, eso es todo. Sólo tenemos algunas preguntas. Como cuando teníamos preguntas para tí ¿Recuerdas?" Sus ojos estaban muy abiertos por el miedo "Si. Está bien" "Bien. Ahora, vamos" Ella comenzó a caminar hacia atrás, mirando por encima de su hombro mientras él le seguía unos pasos detrás. Lucía asustado, pero ella no podía culparlo.
  • Probablemente no sabía qué demonios estaba pasando con todos gritándole y persiguiéndole. Cuando llegaron a la calle, el tráfico había sido bloqueado por seis coches patrullas que miraban hacia el callejón. Ella trotó hacia allá y levantó su placa "¿Alguna palabra?" "No. Están en uno de los almacenes". Señaló a John que estaba a varios metros de distancia. "No lo pierdas de vista, ¿está bien? " preguntó, entrecerrando los ojos en su tarjeta de identificación. "¿Oficial Staton?" "Sí". "Ponlo en la parte trasera de tu coche. Él no está bajo arresto, pero no quiero que salga corriendo" "Sí, señora". Ella salió corriendo y se volvió "John, tú te quedas aquí" No espero la respuesta mientras ella corría hacia el callejón. Ella sabía lo que estaba buscando. Un agujero en la pared. Pero se detuvo en seco, algo le molestaba. No me hagas daño. "No puedo ver absolutamente nada" dijo Sikes mientras se apretaba contra la pared. "¿Tucker?" susurró Tori. "Detrás de ti". "Sikes, a la derecha. Tucker, a la izquierda. Voy al frente". Esperó mientras se alejaban, y lentamente caminó hacia el almacén, sus ojos ajustándose a la oscuridad, mientras diminutos haces de luz penetraba a través de los agujeros por el metal de las paredes. Parecía como si hubiese estado abandonado por años. Las cajas que cubrían el piso olían a viejo y rancio y estaban recubiertas de polvo. Escuchó un estornudo más adelante y se detuvo, inclinando la cabeza. Se volvió lentamente hacia su derecha, al oír pasos tenues que sonaban a lo largo del concreto. Ella agarró su arma más fuerte, las palmas de las manos estaban húmedas de sudor. "¿Sikes?" "Escuché" Ella se movió en esa dirección, al oír los pasos cuidadosos de Sikes delante de ella. Estaban en el interior del almacén y las ventanas tapiadas dejaban entrar suficiente luz para ahuyentar a las sombras. Vio a Sikes, quizá diez pasos por delante de ella. Se detuvo, mirando a su izquierda. Tucker se movía lentamente, su arma en mano, mirada al frente. Los tres se movieron constantemente más adentro en el almacén, en busca de movimiento. Pero cuando él se levantó por detrás de dos cajas, no tuvieron tiempo de reaccionar. Él se abalanzó sobre Sikes en un instante. No me hagas daño. Casey frunció el ceño. No, no me aten. Pero no me hagas daño. John nunca dijo eso. John decía no me ate, srta Casey. Eso es lo que John siempre decía. Y los ojos azules de John eran amables y sonrientes. No duro como estos. No sin vida como estos lucían.
  • "¡Hijo de puta!" Se dio la vuelta, corriendo lo más rápido que pudo hacia la patrulla "¿Dónde diablos está?" exigió ella, con los ojos como dardos entre los coches. Agarró a Staton por el brazo y le dio la vuelta "¿Dónde diablos está?" Cristo, debería haber sabido que no era John. Ella debió haberlo conocido. "¡Sikes!" Pero él fue demasiado rápido. El cuchillo rápidamente atravesó el cuello de John y en un instante la sangre comenzó a brotar por la herida. Tori disparó sin pensar, tres tiros hacia Patrick, apenas registrando la caída de su cuerpo mientras corría hacia John, presionó ambas manos con fuerza sobre la herida de su cuello, tratando de detener la sangre. "¡Oficial caído! ¡Oficial caído!" gritó tan fuerte como pudo. "¡Oficial caído!" vio Tucker llegar a su lado, la vio enredarse con su radio, repitiendo ¡Oficial caído! ¡Oficial caído! Ella hizo un gesto a sus espaldas hacia Patrick "Compruébalo" Entonces ella se inclinó hacia John, sabiendo que sus manos temblaban mientras la sangre se filtraba entre sus dedos. "Maldita sea Sikes, aguanta ¿Me escuchas? Maldita sea aguanta" Ella levantó la cabeza de nuevo "¿Dónde está la ambulancia de mierda?" gritó. Casey se volvió al oír el sonido de los disparos. Todos lo hicieron. ¡Oficial caído! ¡Oficial caído! "Oh, Dios, no." Ella se echó a correr otra vez, su corazón latía tan salvajemente en su pecho que pensó iba a explotarle. Encontró el agujero en la pared, una pieza de metal levantado de la parte inferior, oculto por un contenedor de basura. El contenedor había sido empujado a un lado. Señaló con su arma y entró. Leslie pateó el cuchillo de manos de Patrick, sorprendida por la similitud con John. Si no fuera por el pelo casi negro ella… Su mano se movió y ella vio con asombro cuando sus ojos se abrieron. Ojos azules. Oh, Dios mío. "Srta Leslie" susurró "Lo siento" "¿John?" "Él... él me obligó" Se quedó a su lado, sosteniendo su cabeza, incapaz de detener las lágrimas que se formaban en sus ojos. "Oh, John" susurró "No..." "Él dijo...dijo que iría detrás de ud si no lo hacía" Tosió y brotó sangre de sus labios "Yo... no podía dejar que él...él hiciera..." Ella sintió que su cuerpo se relajaba mientras la vida desaparecía de sus ojos. Ella lo sostuvo firmemente en su regazo, mirando a Tori que aún sostenía firmemente a Sikes, un charco de sangre les rodea.
  • Casey estaba en las sombras, la escena que se desarrollaba frente a ella parecía una película mala. Sus pies seguían pegados al piso, mientras observaba como Leslie le sostenía. John. Sabía que era John. Y tan sólo a unos metros de distancia, Tori estaba arrodillada al lado de Sikes, con las manos cubiertas con su sangre. Oh, Dios. No. Entonces las voces llenaron el lugar y fue empujada fuera del camino mientras el lugar se llenaba de paramédicos y policías. Observó a Tori levantarse y ponerse a un lado sin poder hacer nada, mientras apartaban a Sikes de su lado. Tori miró a Leslie, sus cejas se fruncieron. "No es Patrick" dijo Leslie "Es John". "¿Qué diablos?" Ella se movió al alrededor, levantando sus cejas mientras miraba a Casey. Casey negó con la cabeza. "No. Él se escapó" Capítulo 40 Casey estaba junto a la puerta de la sala de espera, viendo a Tori observar pensativamente por la ventana, de espaldas a la habitación. Sam estaba sentada en una de las sillas de visitante, con las manos cruzadas en sus rodillas, con los ojos mirando al vacío. Casey se obligó a moverse. Sam miró hacia arriba y le ofreció una débil sonrisa mientras se sentaba a su lado. "¿Cómo lo está tomando?" "No estoy segura. No quiere hablar conmigo" Sam se inclinó más cerca, apoyando la mano en su muslo y apretándolo. "Estoy asustada. Por primera vez, ella no me ve, no me escucha. Parece que no puedo llegar a ella" Sam se inclinó en su hombro. "Por vez primera no puedo llegar a ella" Casey puso su brazo alrededor de Sam y la atrajo hacia sí. "Está en estado de shock. Sikes es como su hermano, ya sabes. Y ella mantuvo sus manos en su garganta, tratando de detener la hemorragia, tratando de mantenerlo con vida. Todavía está en el modo de policía, Sam. No tiene nada que ver contigo". "Lo sé. No puedo soportar verla así. Es como si se hubiese ido a otro lugar" Sam se alejó un poco de ella y le miró "Me imagino que es el mismo lugar al que fue cuando su familia fue asesinada. Un lugar donde no hay consuelo. Y no quiero que vaya allí sola" "Ella va a estar bien, Sam. Ella va a volver" Sam no dijo nada mientras apoyaba la cabeza sobre los hombros de Casey nuevamente. "¿Supongo que no hay ninguna noticia?" preguntó Casey. "No. No hemos oído ni una palabra" Sam se volvió "¿Dónde está Leslie?" "Fue a su antiguo apartamento a conseguir algo de ropa. Creo que necesitaba un poco de tiempo a solas. John, John Doe, era especial. Lo tocó muy fuerte"
  • Sam se sentó de nuevo "¿Qué quieres decir con antiguo apartamento?" Casey sonrió tímidamente. Sam se rió en voz baja. "Así que Tori tenía razón" Ella le dio un codazo a Casey juguetonamente "Bien por ti" "Me gusta mucho" "¿Y es mutuo?" "Sí" "Maravilloso. Ahora voy a tener a alguien con quien jugar mientras Tori y tú pescan" "Gracias, Sam. Ella está...bueno, creo que se siente un poco perdida. Imagino que va a necesitar a alguien con quien hablar. " "Y tal vez tú la subestimas. El amor es una cosa muy poderosa, una vez que lo aceptas. Leslie me parece muy fuerte y sensata. No creo que necesites preocuparte acerca de su ajuste, si eso es lo que es" Casey sonrió. "No, ella se está ajustado bastante bien. Me refiero a cómo lidiar con sus compañeros de trabajo, amigos, familia" "He descubierto que la gente, por regla general, sólo quieren que seas feliz. Ahora la familia…" "Oh, es cierto, aún no le has dicho a la tuya" Sam se sonrojó ligeramente. "No es algo que pueda mencionar casualmente en una llamada telefónica. Y no es como si hubiera estado a Denver para verlos". Las dos se volvieron cuando la puerta se abrió. Leslie se detuvo allí, con los ojos enrojecidos e hinchados. Casey se levantó y se acercó a ella, tirando de ella en un abrazo. No dijo nada. No había nada que decir. Leslie le abrazó con fuerza "Gracias" susurró. Casey asintió con la cabeza y se apartó. "Ven a sentarte con Sam" Ella hizo un gesto hacia la ventana donde estaba Tori. "Tengo que ir a hablar con ella" Leslie apretó su brazo cariñosamente "Sí, vamos. Estoy bien". Casey caminó tranquilamente hacia Tori y se mantuvo a su lado mirando por la misma ventana, preguntándose si Tori estaba viendo algo o simplemente estaba perdida en sus pensamientos. Se quedó en silencio a su lado, permitiendo que Tori sintiera su presencia. Finalmente, ella golpeó su hombro suavemente. "Te quiero, lo sabes" Hubo un momento de silencio y luego escuchó a Tori tomar una respiración débil "Es mi culpa. Realmente jodí las cosas" "No. No voy a permitir que cargues con la culpa de esto" Tori se apartó de la ventana, con sus ojos inundados de lágrimas "Lo siento" susurró. Casey se movió sin pensar, abrazando a Tori sosteniéndola con fuerza. Nunca había visto llorar a Tori anteriormente, nunca le había visto quebrarse. Dudaba que alguien lo hubiese hecho. No así, con sollozos profundos ahogando su garganta. Casey no sabía qué decir, así es que dijo lo que ella pensó querría oír si las todo fuese a la inversa. "Hiciste lo que tenías que hacer. Él tenía un cuchillo. Todos pensábamos que era Patrick. Aunque hubieses sabido que no lo era, aún tenías que disparar. Yo hubiese disparado también, Tori"
  • Sintió el apretón de Tori aflojarse, sintió que sus sollozos disminuían. Finalmente se alejó. "Gracias, O'Connor" dijo mientras se limpiaba los ojos con ambas manos "Si le dices a alguien sobre esto, te voy a matar". "Es algo entre nosotras" Tori respiró hondo, luego se limpió la nariz con la mano "Sikes, hombre. Simplemente no puedo creerlo. Perdió mucha sangre. Nunca debí mandarlo…" "Detente ahora mismo, Tori. No empieces con segundas suposiciones. No puedes controlar todo. Lo sabes" "No nos han dicho nada. Quiero decir, ¿y si está en muerte cerebral o algo así? Entonces esa es mi culpa también. Lo mantuve con vida" "Sí. Lo mantuviste con vida. Eso es todo lo que pediría que hicieras por mí" Se encontró con los ojos de Tori "El resto depende de él. Él está enamorado. Tiene a alguien que lo esperaba. Él va a luchar" Sam les miró, sus ojos llenos de lágrimas. Tori estaba sintiendo dolor y no le había buscado a ella. Estaba buscando a Casey. Se volvió hacia Leslie. "Casey está siendo una hermana" limpió sus propios ojos y sonrió "Le quiero, ya sabes. Ella es especial" "Eso pienso" "Sí. Mírala. Ella está tratando de traer a Tori de vuelta a mí. Tori no era Tori hace un minuto" "Fue...fue terrible, en realidad" dijo Leslie "Todo pasó tan rápido. Yo vi lo que estaba pasando y no pude responder lo suficientemente rápido. Pero Tori, fue como si todo lo hubiese procesado en un milisegundo y disparó. Antes de que me diera cuenta de lo que había sucedido, ella estaba sobre John, tratando de detener la hemorragia" Sam asintió con la cabeza "Ella tiene un don. Ella...ella me salvó una vez de una...una situación" ¿Una situación era una buena palabra para violación, se preguntó? Pero Tori irrumpió por la puerta y en un abrir y cerrar de ojos tenía, los había retirado a cada uno de ellos. Era un recuerdo que trataba de mantener enterrado, pero de vez en cuando, volvía a su cabeza. Como ahora "Fue antes de que estuviéramos juntas, ya sabes" Ella sonrió "Sin embargo estábamos en el margen de estar juntas. De todos modos, ella es grandiosa en el campo. No vacila" "¿Ha habido alguna noticia sobre John?" "Ninguna". "¿Y su familia?" "Malone estaba llamando. No viven a nivel local, por lo que no tengo ni idea de cuándo van a estar aquí" "¿Qué pasa con esta chica que ha estado viendo?" "¿John Sikes tiene una chica?" Sam rió en voz baja "No creo que alguna vez haya salido con alguien dos veces" "Sí. Ellas se han estado burlando de él. Al parecer, está enamorado" "Vamos a tener que averiguar de quién se trata. Ella querrá saber"
  • Ambas levantaron la vista cuando Tori y Casey se acercaron. Sam envió un silencioso gracias a Casey, se puso de pie, moviéndose hacia los brazos de Tori. "Te amo" murmuró al oído de Tori. "Lo siento. Lo perdí. Y no quería que me vieras de esa manera" "Te dije hace mucho tiempo que no puedes ser fuerte todo el tiempo. Permiteme ser fuerte por ti de vez en cuando" se alejó de sus brazos y miró a Casey "Pero es una cosa de hermanas, ¿verdad?" Tori sonrió "Si. Si yo tuviera una hermana, querría que fuese como tú O'Connor". Sam se sorprendió por la emoción que cruzó el rostro de Casey, sorprendida al ver que sus ojos se llenaban de lágrimas. A veces olvidaba que Casey no tenía familia. "Gracias, Hunter" Ella se aclaró la garganta "Hacerme llorar frente a Leslie, ¿por qué no?" Se rieron en voz baja. El tipo de risa para aliviar tensiones, aliviar la tensión de la situación de estar en la sala de espera de un hospital...esperando. Capítulo 41 "Así que no estabas mintiendo cuando dijiste que podías cocinar" Casey levantó la vista del sartén que estaba moviendo. "No soy un gourmet, no me malinterpretes. Pero algunas noches, me gusta jugar en la cocina con un vaso de vino". "Así que Arroz frito, ¿eh?" Ella se acercó, llenando la copa de vino de Casey. "Arroz frito con pollo y camarones. Y algunos vegetales salteados para que sea semisaludable" Ella tomó un sorbo de vino y sonrió "Gracias" Leslie sacó una silla de la pequeña mesa y se sentó observándola. Habían sido unos días emotivos, pero realmente no habían tenido tiempo para reconciliar todas las cosas. Técnicamente, su caso seguía abierto. Patrick no estaba en custodia. Pero estuvieron patrullando toda la zona de Deep Ellum durante tres días y noches, y aún ninguna señal de Patrick. Los pocos hombres en las calles que hablarían con ellos, les dijeron que no lo habían visto en días. Pero fue cuando hablaron con Sammy que temieron que Patrick había salido de la ciudad. Él no ha estado por los alrededores, el muy cabrón. Pobre John. No puedo creer que esté muerto. John Doe. Tan irónico como su nombre, así era como sería enterrado. No había nadie que reclamara su cuerpo. "Hey" Leslie miró hacia arriba. "¿Estás lista para hablar de ello?" Leslie se encogió de hombros "Es una situación trágica. Sigo pensando ¿ y si hubieramos sido tú y yo allí en vez de Tori y Sikes? Habría disparado, sí. Esa no es la pregunta. Pero ¿podría vivir conmigo misma? John era un peón inocente en todo esto. Patrick le utilizaba a voluntad, desde usar el vestido, pintar su cabello, y hacerlo atacar con un cuchillo a Sikes.
  • Era inocente, todo el camino hasta el final. Y ahora no tenemos esperanza de encontrar a Patrick. Sin duda él se fue a otra ciudad" "Probablemente, sí." "Entonces, ¿qué logramos? Tenemos tres mujeres muertas. Un inocente, un muchacho ingenuo muerto. Y John Sikes acostado en una cama de hospital, vivo por pura suerte ¿Qué logramos?" Leslie se levantó "Y no me digas que está fuera de las calles aquí en Dallas. ¿Y qué? ¿Él sigue adelante? Ahora hay otra ciudad que no está segura". "Hicimos lo mejor que pudimos, Les. Como he dicho muchas veces, era como un maldito fantasma" Casey movió el sartén a un quemador frio y se volvió mirándola de frente "¿Cómo crees que me siento? Tuve al bastardo justo en mis manos, y lo dejé ir. Debí haber sabido que no era John". "Ellos estaban jugando un juego. ¿Cómo podrías saberlo?" "Porque me di cuenta de ello" dijo "Antes de escuchar los disparos, sabía que no era John" Leslie frunció el ceño. "Cuando finalmente lo atrapé, no dejaba de decir no me hagas daño, no me hagas daño. Y yo le dije, no voy a hacerte daño. Nunca te hemos hecho daño John. Así que lo dejé con uno de los oficiales, le dije que pusiera a John en la patrulla. Y cuando iba detrás de uds, me golpeó. John nunca dijo no me hagan daño" Ella inclinó la cabeza "¿Qué era lo que John siempre me decía?" "No me ate, srta Casey" "Exactamente. Así que me fui corriendo. Pero ya había salido de la patrulla y se había ido. Entonces oímos los disparos. Y supe que era demasiado tarde". Leslie se acercó y rodeó con sus brazos los hombros de Casey, atrayéndola hacia sí. Casey también estaba sufriendo. Había estado demasiado absorta en sus propias dudas, demasiado preocupada por Sikes, para darse cuenta de que Casey también se sentía en parte culpable. "Hay tantas variables en este caso, ¿no es así?" ella le besó suavemente en la boca "Tori se siente responsable porque envió a Sikes adentro. Está tomando la culpa por haber matado a John y no a Patrick. Tú sientes que es tu culpa porque tenías a Patrick y no lo sabías. Y yo siento como si fuera mi culpa también. Los vimos juntos, uno en vestido, otro en pantalones. Estaba tan segura de que Patrick era el del vestido. Tan segura" sus brazos se alejaron de Casey y ella levantó su copa de vino nuevamente "El descanso este fin de semana llega en un buen momento. Creo que todos lo necesitamos. Tori especialmente”. "Sí. Y te va a encantar estar en el bote. Dormir allí es maravilloso. Es fresco afuera. El movimiento del agua sólo te relaja. Va a ser maravilloso" Ella sonrió "Dormir, ¿eh?" Casey movió las cejas y sonrió. "Creo que Sam está entusiasmada de que estés allí. Le gustas. Y Tori y yo tendemos a ser absorbidas por la pesca" "Me gusta también. Será bueno pasar tiempo con ellas. Estoy entusiasmada por conocerlas tan bien como tú lo haces" Ella puso su copa en la mesa. "Me voy a duchar antes de la cena. ¿De acuerdo?" "Claro, adelante. Aún tengo que calentar los rollos de huevo"
  • Se detuvo en la puerta y se dio la vuelta. "¿Casey?" "¿Hmm?" "Yo...yo... realmente me gustas mucho" mentalmente puso sus ojos en blanco ¿Gustar? No, ella estaba enamorada de ella. Pero decírselo en la cocina mientras cocinaba comida china no parecía el momento perfecto. Casey sonrió y asintió con la cabeza. "Sí. Tú también me gustas" Leslie rió "Sí". Pero en la sala de estar, su sonrisa se desvaneció cuando miró por la ventana al lago y vio un rostro mirándola fijamente. Ella se quedó sin aliento, incapaz de detener el grito de sobresalto. Entonces Casey estaba detrás de ella. "¿Qué pasa?" Leslie negó con la cabeza. "Yo pensé... creí ver a alguien en el exterior " dijo mientras sostenía su mano sobre su pecho, avergonzada por su acelerado corazón. "Déjame echar un vistazo." Leslie le agarró del brazo para detenerla. "No, no. No fue nada. Sólo mi imaginación, estoy segura" ¿No era así? Se obligó a caminar a la ventana, con los ojos como dardos en todas direcciones. No había nadie afuera. "¿Estás segura?" "Sí. Estoy segura" Pero sus ojos buscaron en todas las ventanas, deseando de repente que Casey tuviese cortinas para ocultar la vista del lago. ¿Patrick? ¿Estaba ahí afuera? No seas tonta. Pero aun así. "¿Casey?" "¿Sí?" "¿Te duchas conmigo?"