PREGON DE LAS FIESTAS PATRONALES DE LA VIRGEN DE LA PLAZA 2010

4,646 views
4,345 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,646
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

PREGON DE LAS FIESTAS PATRONALES DE LA VIRGEN DE LA PLAZA 2010

  1. 1. PREGON DE LAS FIESTAS DE LA VIRGEN DE LA PLAZA 5 de septiembre de 2010 Autoridades, convecinos, personas que habéis acudido a este evento de nuestras fiestas. Gracias a las asociaciones y las personas que habéis depositado en mi persona la confianza de hacer el pregón de este año. Es un honor poder dar desde este balcón un saludo de bienvenida a nuestras fiestas. El pregonero de este año no va a dar fama al acto porque no es famoso. Tampoco va a traer polémica porque no es polémico. Este pregonero viene cargado de afecto y cariño a este pueblo, que es lo que recibe y ha recibido de su gente. El afecto, el cariño, ese motor tan potente de las emociones y los sentimientos, no se aprende en los manuales ni en cursillos; se aprende en la convivencia, en el calor de la familia y las amistades, en la vivencia de experiencias, en el trato con los papeles y piedras de este pueblo, y principalmente con vosotros y vosotras, personas que hacéis y hacemos parte de nuestro recorrido vital, guiñando un ojo a este pueblo llamado Elciego. Hoy en día, en que todo se globaliza, en que ser ciudadano anónimo del mundo prevalece sobre otros conceptos, en que viajar y conocer los rincones del planeta capta el interés de las personas,…..hoy en día…. tiene más sentido aún tener un rincón emotivo y geográfico donde refugiarse para cargar pilas, para encontrarnos con nosotros mismos, para ver más clara la trayectoria y el sentido de esta vida. Para muchos de nosotros ese refugio es Elciego, esa cadena, larga y firme cadena, a la que nos agarramos y afianzamos cuando recordamos nuestro pasado y con la que nos columpiamos muchas veces en esta aventura tan estupenda que es la vida. Esta cadena está construida con muchos eslabones que otros colocaron, eslabones que otros vamos poniendo y eslabones que otros seguirán añadiendo. Hay eslabones brillantes, otros más apagados, e incluso algunos oxidados; pero todos firmes y enlazados en este proyecto tan particular nuestro que es Elciego. Al pregonero le gusta indagar en esa cadena, mirar cómo se han forjado e incluso quitar el óxido a algunos de ellos. Me vais a permitir recordaros algunos de los que para mí, reflejan este espíritu particular de nuestro pueblo.
  2. 2. Un eslabón que todos miramos y admiramos es el forjado por los constructores de nuestra Iglesia parroquial. Casi cien años extrayendo de nuestras canteras, de las entrañas de nuestra tierra esos bloques pétreos que transportaron y labraron, colocaron uno a uno y erigieron nuestro edificio más singular. Un regalo que nos dejaron nuestros antepasados, sin haber podido contemplarlo la mayoría de los que lo cimentaron y construyeron. Eslabones de generaciones han sido las cofradías de San Vicente, San Roque, San Andrés y la desaparecida de la Vera Cruz. Sufrieron amenazas y reprimendas por parte de las autoridades eclesiásticas en los siglos XVI y XVII; pero han permanecido generación tras generación cuidando, aparte de su particular fe y hermandad, las ermitas de nuestro entorno. Singular fue nuestro arzobispo Navarrete Ladrón de Guevara. Dejó dineros de su beneficiado para que el pueblo pudiera remodelar las ermitas de Santa Cruz y San Vicente y hacer arreglos importantes en la Parroquia de San Andrés. Desde su estancia en Mondoñedo animó a gallegos a venir a este pueblo en busca de trabajo y sustento. Desde su poder político y religioso en Burgos, siempre tuvo presente a su pueblo, al que constantemente envió ofrendas y dineros para mejorar el patrimonio religioso. Menos conocido pero con gran respeto está la figura de José Ruiz de Ubago Busto. Vivió su niñez en Elciego y se formó en las mejores Universidades españolas de su tiempo. Tras pasar por varios puestos en la Corte del Reino y tras ser Fiscal de él, vino durante su última etapa a su pueblo natal a gobernar el Mayorazgo de su familia, dejando sensatez y buen obrar en todas sus actuaciones. Buen reflejo histórico deja el eslabón forjado por nuestros gobernantes locales de los siglos XVII al XIX que fueron ideando la concepción urbanística de todo nuestro casco histórico. Más de doscientos años remodelando edificios y trazados para dejarnos esta joya urbana que es la arquitectura civil en torno a esta plaza mayor y camino de la Iglesia. Un legado que ahora nosotros disfrutamos y explotamos. Eslabones, más que eslabón colocó la emigración gallega de los siglos XVIII y XIX. Más de doscientos años de mozos solteros desfilando y mendigando trabajo y sustento por estas calles. Gracias a ellos se cavaron las viñas, se construyeron todos estos edificios y se excavaron las bodegas. Elciego lleva mucha sangre gallega en sus venas.
  3. 3. Impresionante es la huella de Xavier Ariza, el boticario de Elciego que en sus más de cuarenta años entre nuestra gente convivió con plantas, investigaciones y catalogaciones. Fue el gran padre de la botánica moderna en La Rioja y el País Vasco. Sus cartas y escritos constituyen uno de los tesoros más preciados del Archivo del Real Jardín Botánico de Madrid. En todos esos papeles el nombre de Elciego está escrito una y otra vez. Hasta hizo un manual de utilización de las plantas de nuestro entorno para el practicante del pueblo. ¡Qué lujazo¡ ¡ caso único¡ Eslabón con decisión y visión de futuro lo fraguó el Ayuntamiento de 1870, quien al ver las dificultades para la exportación de los vinos a través de los carruajes y del barco del Ebro, se embargó en la aventura de construir un puente de piedra sobre el río Ebro para acercar el ferrocarril a nuestras bodegas. Y ante todo tipo de dificultades adelantó el dinero de la expropiación de los terrenos de la jurisdicción de Cenicero, para poder conseguir el objetivo de embarcar en el ferrocarril los vinos de nuestro pueblo. Eslabón oxidado aún, es el que forjó Jean Pineau, el gran padre de los modernos vinos riojanos. Lo trajo Diputación para enseñar a nuestros agricultores cómo hacer que los vinos fueran más duraderos. De la mano del Marqués de Riscal estuvo en nuestro pueblo sus últimos 20 años, trabajando silenciosamente y divulgando sus grandes conocimientos sobre la viticultura, la enología y la tonelería. Llevó el nombre de Elciego a las mejores citas vinícolas y a través de su hijo Carlos comenzó la artesanía de la tonelería precisamente en nuestra villa. En nuestro cementerio descansa eternamente, en una de las sepulturas más voluminosas; pero seguramente la menos visitada y la más olvidada. Una injusticia de la vida: la persona que más futuro y riqueza aportó a los vinos riojanos, está olvidada ahí en nuestro cementerio, y hasta en nuestro recuerdo. Anilla cariñosa y afectuosa en esta cadena colocó Ricardo Bellsolá. Ese famoso ingeniero de la construcción civil que sin haber nacido en nuestra villa siempre la tuvo en su corazón por ser la de su madre y por haber vivido en ella parte de su infancia. Fue agradecido con la gente que le ayudó económicamente en sus estudios y con cualquier solicitud que viniera de este pueblo. Puso sus servicios para hacer la primera bodega moderna de Rioja, ideó y reideó el puente del Ebro y bajo sus conocimientos se construyó la fuente, pilón y lavadero para dar un mejor servicio a este pueblo.
  4. 4. Eslabón didáctico nos dejaron los políticos y gobernantes de la Segunda contienda carlista. Litigaron con dureza en este Ayuntamiento los liberales y carlistas representados por Canuto Balanzategui y Fernando Sáenz de Olano; todo quedó en los escritos y actas del Consistorio. No aparece para nada ninguna agresión ni amenaza; ni mucho menos una “depuración” o muerte en toda la contienda carlista. Un ejemplo que no hemos sabido seguir en años posteriores. Otro eslabón, también didáctico, hoy más didáctico aún, lo encontramos en la Cooperativa Vinícola del siglo pasado. Una de las primeras cooperativas de agricultores y vinificadores que se hace en el Estado. Cuarenta años desde 1924 hasta 1964 elaborando vinos en el barrio de Barrihuelo y dando salida y solución a los trabajos y economías de los agricultores de este pueblo Otro anillo cercano en el tiempo y lustroso en su persona lo tenemos en Joaquín González Gallarza. Siempre tuvo a Elciego como su pueblo. Llevó a todos los mozos sin distinción de ideología a hacer la mili bajo su tutela y cobijo. Supo encauzar un dinero y un plan para hacer en La Pieza de la Villa de su pueblo una urbanización popular importante en su época, coronándola con frontón y piscina…¡qué lujo para esos años de la postguerra ¡ Ahí descansa eternamente en nuestro cementerio al lado de Pineau, sin haberse esclarecido aún su muerte, aunque es por todos conocida. Podríamos seguir enumerando más elementos de esta cadena, de esta robusta cadena; pero no es el objetivo de este pregón. Me vais a permitir recordaros dos, muy sólidos, anónimos y cercanos a nosotros. Uno lo han fraguado la generación de nuestras madres y abuelas. Esas mujeres que nos han hecho pertenecer a este pueblo; que nos han alimentado y sacado adelante con mucho trabajo, dedicación e imaginación. Que nos han transmitido el cariño y los valores sin grandes discursos ni conocimientos pedagógicos; pero con una dedicación constante a pesar de todas las dificultades que han tenido que sortear. El otro eslabón lo han forjado la generación de nuestros padres y abuelos. Esas personas que dejaron la mula por el tractor, el camportón por el mecanismo hidráulico del remolque, la siega y la trilla por la cosechadora, que quitaron de las entrañas de las bodegas de Barrihuelo las antiguas cubas de madera y pusieron depósitos de hormigón para elaborar más y mejor vino. Esas personas que supieron sujetar crisis a base de trabajo, mejoras e imaginación. Sin ellos no hubiéramos tenido lo que tenemos y con ellos hemos llenado nuestro interior de valores y fortalezas para caminar por nuestras vidas. Es de bien nacidos ser agradecidos.
  5. 5. Pero estamos en el portal de las fiestas, y de la fiesta toca hablar. Porque la fiesta y la celebración forman parte de la convivencia y es necesario hacer un alto en lo cotidiano. Santa Isabel fueron durante muchos decenios las fiestas patronales de nuestra villa. Todo evoluciona, y de las tres fiestas importantes: Santa Isabel, la Virgen de la Plaza en septiembre y Gracias, hemos pasado a que éstas de septiembre sean las más patronales, sin olvidarnos de las de la Independencia de Elciego de Laguardia, San Roque, Gracias, San Vicente, San Andrés, San Isidro,….un pueblo con muchas fiestas y celebraciones, porque la fiesta siempre nos ha gustado. Uno que está en la medianía de la vida y mira un poco a su niñez, poco tienen que ver estas fiestas con aquellas que inauguraba León Navarro, el aguacil, con el cohete nubada. En estas tres o cuatro décadas, sí que se ha notado la aportación de eslabones festivos a esta cadena que es Elciego. Cuatro amigos, muy amigos, tuvieron la brillante idea de comenzar las fiestas con un acto protocolario y casi litúrgico, donde Elciego saliera de nuestras calles y plaza y tuviera un eco en los medios de comunicación acorde a su saber bien hacer. Fueron “Los Ilustres” los que a lo largo del año, con imaginación y desinterés, supieron crear y elaborar esta antesala de la fiesta que es el pregón. Barrihuelo, ese muñeco que nos baja la fiesta desde el cielo y que nuestra chavalería no concebiría la fiesta sin él, es la estupenda herencia que nos dejó esa cuadrilla de Los Unicos. Las Danzas; inconcebible e imperdonable un ocho de septiembre sin bailar nuestros pasacalles y danzas a nuestra patrona. Así lo hemos pensado mucha gente que hemos aportado en nuestra juventud baile y sonido a este patrimonio folklórico. Hoy las danzas de Elciego gozan de fama y están en los repertorios de la mayoría de los grupos folklóricos del País Vasco. Los gaiteros; ese eslabón musicado por los hermanos Gómez y que hace brillar el nombre del pueblo con luz propia y hasta buscada por músicos profesionales. Quién iba a pensar que cuando en 1976 mendigábamos unas gaitas de bog para tocar con las danzas a Don Marcelino y a Carlos Larrea se estaba iniciando una andadura musical en que convertiría a los Gaiteros de Elciego en el centro de miradas de todos los interesados por esta música y este instrumento. Los hermanos Gómez nos han acostumbrado a escuchar la mejor gaita en nuestra plaza y calles, nos han brindado en nuestro pueblo la mejor música de gaita y banda, con
  6. 6. los Friends nos deleitan sin freno, hasta hemos llegado a escuchar orquesta sinfónica con este ancestral instrumento, la Banda de Bilbao ha hermanado amistad y música con estos geniales intérpretes.....¿cuál será el siguiente peldaño que subirán?...Antes Pamplona y Estella eran los gurús de la gaita…Hoy en día, el epicentro de este instrumento se ha trasladado a Elciego. La Banda, qué os voy a contar de la banda¡¡…. hay que estar dentro de ella para saber y disfrutar qué es la banda. Cuando entré me dijeron…”Lo mejor de la Banda, la intendencia”. No sé si es lo mejor, pero desde luego que la intendencia funciona como uno de sus mejores acordes. He vivido fiesta y música con sus componentes, ocio y arte que no había sentido antes en mi piel. El resultado es a base de esfuerzo e ilusión entre sus componentes; ahí sí que se nota la convivencia de las generaciones. Uno no puede dejar de contar cuando este año, uno de sus músicos tuvo una intervención quirúrgica importante y al llegar al ensayo de ese viernes me encontré en el atril una partitura nueva titulada “Javier Navarro Izquierdo”; todo un detalle de calidad humana de lo que es la banda. No quedó ahí la única aportación, porque los gaiteros, con su estilo propio le dedicaron otra obra titulada: “El Trasplante”. Esta semana hemos acompañado a Pedro Gómez, el músico más veterano, perteneciente a una de las familias clásicas de este grupo. Así es la gente de la banda, un gran equipo lleno de musicalidad, pleno de humanidad. Como músicos, qué os voy a decir, ya los escuchamos con frecuencia. No olvidemos que gozamos de una de las mejores bandas de la Provincia, y eso no surge de la casualidad. Otro trozo cultural de esta cadena la forjan las voces de la Coral San Andrés, muchas horas vocalizando textos en idiomas, armonizando notas conjuntas y ofreciéndonos música mucho más allá de la liturgia religiosa. Pasean el nombre del pueblo allá donde van, con un matiz cultural. Eso también nos caracteriza. Voces ilusionadas bajo la batuta y el tesón, de Francisco García Basoco, Paco. ¿Qué sería de las fiestas sin las aportaciones y actos de Ayfam y Landalan?. Ponen sus txoznas como complementos festivos y tienen todo un rosario de actividades para todas las edades. Las fiestas sin ellos estarían muy empobrecidas. En años anteriores, “Los Unicos”,“Viva la Gente”, “Los Formales”, “Los Foros”, “Fórmula XI”,...ponían color a la fiesta con sus trajes de blusa, y participación con su presencia en los actos festivos. No me gustaría olvidarme de ese eslabón poético, de esas personas que año tras año han abierto y abren su pluma y su corazón para versarnos
  7. 7. sus mejores sentimientos sobre este pueblo y plasmarlos en el programa de fiestas: Teodoro González, Francisco Nieto, Asunción Valgañón, Juli Entrena,….Sucesores en la rima de aquel otro antepasado nuestro, Juan María Sáenz de Navarrete, el de los versos esculpidos en la portada del cementerio, quien allá en 1880 en su obra “Poesías y Cuentos Morales”definió así a nuestro pueblo: El San Andrés ya no existe sobre sus campos amenos, célebre por sus claretes de su aromático suelo; descuella sobre una vega con majestad otro pueblo, patriarcal en sus costumbres, en su proceder discreto, jovial en sus diversiones, en las desgracias sereno, incansable en el trabajo y apacible por su genio; y es el pueblo que describo la linda villa de Elciego. Y hablando del Programa de Fiestas, quisiera agradecer particularmente a una persona que muchas veces anónimamente nos aporta materiales para su ilustración. Nos narró una y otra vez la vida de Amable Romaneda, está siempre dispuesto a cualquier colaboración cultural y el programa de este año nos lo ha ilustrado con fotografías estupendas e inéditas de nuestra Iglesia; me estoy refiriendo naturalmente a Pablo Cañas. Y hay eslabones que se retoman y se refuerzan. De niño vivíamos el entierro de Barrihuelo como un acto silencioso y hasta tristón. “Los Unicos “y los de “Viva la Gente”, iniciaban la comitiva de este acto de cierre. Hace años, la genialidad de Guillermo Bauza, hizo que Barrihuelo no tuviera solamente un entierro, sino unas pompas fúnebres, con su parafernalia y cierre. Las fiestas empiezan con un sermón y acaban con otro. Así somos en este pueblo. Esta es una visión bonita y entrañable de nuestro pueblo. También tiene su cara oculta, como la luna, como la mayoría de las personas. Pero esa parte es mejor dejarla para dialogarla con más silencio y para enmendarla en todo lo posible.
  8. 8. Así es Elciego, algo más que un lugar geográfico donde convivimos poco más de 1.000 habitantes. ¡Cuántas comunidades de vecinos en edificios verticales o en urbanizaciones con más expansión horizontal de muchas de nuestras ciudades tienen mil habitantes y no tienen este tipo de relación, ni estos actos comunitarios, ni esta historia tan entrañable,….¡ ni por supuesto, tampoco tienen banda¡ El pregonero es del gremio de la enseñanza, y no sé si por deformación profesional o porque cree sinceramente en ello, la construcción de esta cadena que es Elciego siempre ha estado forjada en buena fragua. Creo sinceramente que los eslabones históricos que merecen la pena mostrar y que nos aportan enseñanza para nuestros días, están templados en la fragua de la educación y de la formación. Ha habido buenas cabezas y gente formada entre los dirigentes civiles y religiosos de nuestra villa. En las cláusulas que regían el Mayorazgo de los Ruiz de Ubago, una de las familias más influyentes en nuestro pueblo, había un apartado con dotación económica para que uno de sus miembros se formara en las buenas universidades. Los hijos de nuestras familias más pudientes de los siglos pasados estudiaron en las universidades de Alcalá, Salamanca, Valladolid, Madrid, Valencia….allí están en sus archivos los nombres de ellos y el de nuestro pueblo. Desde el siglo XVI hasta la regulación estatal de la enseñanza por parte del Estado, en nuestro pueblo siempre ha habido maestro de primeras letras para los niños y niñas del municipio. Una población sin formación está encaminada a un fracaso total, así lo concibieron nuestros antepasados y así debemos tenerlo siempre presente. Chavales y chavalas, jóvenes del pueblo, vosotros y vosotras que vais a ser políglotas, que vais a recorrer el mundo de mil maneras, vosotros y vosotras que viajáis por la red, pasead por Internet este pueblo e id templando poco a poco vuestros propios eslabones. Ideadlos como creáis que deben ser, pero ponedlos. Nadie os debe decir cómo debéis forjarlos; pero no olvidéis que todos los eslabones de esta cadena se han construido con tiempo, trabajo, dedicación, ilusión y mucho cariño por este pueblo. Nadie ha abierto sus manos esperando una remuneración económica ni que un herrero extraño aterrice con una buena tenaza. Como expresa la famosa frase de transmisión de los antiguos saberes en este País Vasco, “katea ez da eten”, “ la cadena no se acaba.” Gracias, eskerrikasko, por vuestra atención y vuestra presencia. Leed conmigo en voz alta esa frase que está escrita con piedras en la entrada de esa ermita
  9. 9. ¡¡¡VIVA ESTA VILLA¡¡¡ ¡¡¡VIVA ELCIEGO¡¡¡ ¡¡¡GORA ZIEKO¡¡¡ Jesús Fernández Ibáñez

×