• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Lipidos dietas para terminacion (feedlot)
 

Lipidos dietas para terminacion (feedlot)

on

  • 1,740 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,740
Views on SlideShare
1,740
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
24
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Lipidos dietas para terminacion (feedlot) Lipidos dietas para terminacion (feedlot) Document Transcript

    • 4. SUPLEMENTACIÓN CON LÍPIDOS EN DIETAS PARA TERMINACIÓN.La utilización de lípidos en la nutrición de la vaca lechera ha sido un tema bastanteestudiado del que se dispone actualmente de abundante información nacional yextranjera (Gagliostro y Chilliard, 1992, Gagliostro, 1998). La utilización de este tipode energía (lípidos) en bovinos en terminación y sus consecuencias zootécnicas resultaen cambio un tema menos conocido del que no se dispone de información local. Lasuplementación con lípidos en períodos de terminación de animales para carne puedejustificarse por varias razones a saber:• Abundante cantidad de subproductos de la industria aceitera a precios accesibles.• Aumento de la densidad energética de la ración y atenuación de cuadros de acidosis (reemplazo de granos almidonosos por lípidos).• Una mejora en la calidad de terminación de los animales• Una posibilidad de modificar la composición en ácidos grasos de los depósitos adiposos del animal de manera de lograr una carne más adecuada según criterios dietéticos: aumento en la cantidad de ácidos grasos (AG) poliinsaturados y disminución (teórica) de riesgos de aparición de ciertas patologías cardio vasculares (Clinquart y otros, 1995).El contenido lipídico (extracto etéreo) de las dietas suele ser cercano al 2-3%. En dietaspara terminación o cuando los componentes de la ración son de contenido energéticobajo resulta frecuente elevar el tenor lipídico al 5-7% mediante la utilización de grasas.Si el objetivo es de aumentar la proporción de AG poliinsaturados, los lípidos deberánser necesariamente protegidos para evitar la biohidrogenación ruminal que llevan a cabolos microorganismos. Por otra parte, la utilización de grasas protegidas o bypassdisminuye o anula los riesgos 111 de:• afectar negativamente la digestión de la fibra• modificar la composición de la microflora ruminal (disminución de protozoarios)• ejercer efectos citotóxicos sobre los microorganismos.Los grupos carboxilos libres serían los responsables de dicha toxicidad y es por eso quelas sales cálcicas de ácidos grasos o los triacilglicéridos afectan poco (o nada) ladigestión de la fibra. Los ácidos grasos insaturados no protegidos poseen el mayorefecto antimicrobiano (Drackley y otros, 1985, Jenkins, 1993, Galbraith y Miller 1973).Es importante destacar que las semillas de oleaginosas (colza, girasol, soja) norepresentan lípidos inertes sino potencialmente capaces de afectar los procesosdigestivos en el rumen en virtud a su riqueza en AG insaturados (Galbraith y otros,1971; Storry, 1981; Doreau y Michalet-Doreau, 1987). De hecho, cuando dichassemillas son incluidas en dosis altas en la dieta (6-15% de la MS) pueden efectarnegativamente la ganancia de peso.4.1 Qué se entiende por lípido protegido o bypass.Los efectos esperables a nivel ruminal de los lípidos no protegidos se presentan enforma esquemática en la Figura 32. La alimentación con lípidos no protegidos puedemodificar la intensidad y la orientación de las fermentaciones ruminales reduciendo ladigestión de los constituyentes de la pared celular y la producción de ácido acéticoaumentando la proporción de ácido propiónico (Palmquist y Jenkins, 1980; Storry,
    • 1981; Palmquist, 1984; Bauchart y otros, 1985; Doreau y Michalet Doreau, 1987;Enjalbert, 1995a).El término protección involucra dos aspectos: a) la protección de los ácidos grasos delos lípidos contra la biohidrogenación ruminal. b) la protección de las bacterias delrumen contra la acción depresora de los lípidos sobre la degradación de loscarbohidratos.Figura 32. Efectos posibles de los lípidos no protegidos a nivel de rumen (-) Proceso negativamente afectado (+) Proceso favorecido. Lípidos - + Adsorción sobre Ca ++ Bacterias - celulolíticas partículas vegetales -Protozoarios Velocidad de digestión y digestibilidad de la pared celular - Modificación del Orientación propiónica ecosistema ruminal de los AGV producidos Síntesis de proteína microbiana -A fin de reducir los riesgos de alterar la actividad fermentativa ruminal, se handesarrollado técnicas industriales de protección de lípidos: a) Protección por encapsulado: consiste en encerrar (encapsular) a las partículaslipídicas en una matriz proteica (generalmente caseína) tratada con formol. La técnicaha sido aplicada a grasas de origen animal (sebos) ricas en ácidos grasos saturados(GSP) y a aceites vegetales ricos en ácidos grasos insaturados (AIP). El complejoproteína-formol resiste el ataque bacteriano en rumen pero se degrada por acidez en elabomaso y por las enzimas del intestino delgado. Los ácidos grasos son así liberadospara su absorción intestinal (Storry y otros, 1980; Fogerty y Johnson, 1980). b) Protección por saponificación: los ácidos grasos de cadena larga sontransformados en sales cálcicas (AG-Ca). Dichas sales cálcicas son insolubles a pHruminal (6,0-6,5), pero en las condiciones de acidez del tracto post-ruminal los ácidosgrasos se liberan del calcio quedando disponibles para la absorción intestinal (Jenkins y
    • Palmquist, 1984). El Ag-Ca son lípidos protegidos muy utilizados en la suplementaciónde rumiantes. c) Protección por punto de fusión: las grasas o aceites pueden hacerse inactivas(insolubles) en rumen por medio de su hidrogenación química a fin de aumentar elpunto de fusión de los productos por encima de la temperatura ruminal.Mediante las técnicas a) y b) se han logrado productos diferenciados (lípidos bypass)de alta calidad pero también a veces de alto costo para el mercado argentino. Estopuede constituir una limitante económica para la utilización de los lípidos bypasselaborados a partir de materias primas importadas. La utilización de subproductos de laindustria aceitera nacional (triacilglicéridos protegidos por punto de fusión o salescálcicas de ácidos grasos) puede constituir una fuente energética válida yeconómicamente viable para la suplementación de rumiantes. Conviene por lo tantoanalizar el efecto de la suplementación con lípidos sobre algunos parámetros de interésen producción de carne.4.2 Efecto de la suplementación con lípidos sobre la respuesta animal.Las vías metabólicas conducentes a la acumulación de ácidos grasos de cadena larga enel proceso denominado terminación fueron descriptas anteriormente (pág. 43 y Figura17). En una reciente revisión bibliográfica Clinquart y otros (1995) analizaron el efectodel aporte de lípidos a la dieta de bovinos en terminación sobre cinco parámetros deinterés productivo:• duración del período de suplementación.• peso inicial de los novillos.• ganancia de peso vivo.• consumo de materia seca.• índice de conversión alimenticia.Cabe comentar que la base de datos utilizada no es en absoluto específica para lípidosprotegidos sino más bien comprende todo tipo de materias primas (granos deproteaginosas, sebos bovinos, aceites, grasas amarillas, etc.). Ello explica en parte laimportante variabilidad de respuesta observada en ciertos parámetros (Figuras 33, 34 y35).Respecto a la duración del período de suplementación y al peso inicial de los animales,existe una amplia variación entre los ensayos realizados con una duración mínima de 70días para novillos de 255 kg al inicio del experimento y una máxima de 244 días paranovillos de 398 kg al inicio de la prueba. En la mayoría de los trabajos, la duraciónresultó similar entre el grupo testigo y el suplementado con lípidos (ensayos a duraciónfija). En los ensayos con duración variable, los autores ajustaron la longitud delexperimento en función a la ganancia de peso obtenida en cada tratamiento a fines(probablemente) de obtener reses de igual peso final.El efecto de la suplementación con lípidos sobre la ganancia de peso de los animales sepresenta en la Figura 33. En términos generales puede observarse que la suplementacióncon lípidos induce una mejora en la ganancia de peso del orden de 2 al 8 % respecto algrupo testigo observándose una importante variabilidad de respuesta. Existen tambiéncasos de disminución de la GPV sobre todo cuando los lípidos son incluidos a niveles
    • superiores al 5% de la MS de la dieta. Estos efectos negativos estaríanfundamentalmente explicados por interacciones digestivas negativas a nivel ruminal(disminución de la degradabilidad de la FDN) a causa de la presencia de lípidos libresen rumen y también por disminuciones en la palatabilidad de la dieta (Clinquart y otros,1995).Figura 33. Efecto de la suplementación con lípidos sobre la ganancia de peso vivo(GPV) en bovinos en terminación.Datos expresados como % de aumento o disminución respecto al lote testigo (sinlípidos).Adaptado de Clinquart y otros (1995).El aumento en la ganancia de peso resulta generalmente asociado a una disminución delconsumo de materia seca no lipídica (-60 a –5%) (Figura 34).Figura 34. Efecto de la suplementación con lípidos sobre el consumo de materia secaen bovinos en terminación. Datos expresados como % de aumento o disminución delconsumo respecto al lote testigo (sin lípidos).Adaptado de Clinquart y otros (1995).La disminución del consumo de materia seca ante una suplementación lipídica es unfenómeno normalmente observado tanto en vacas lecheras (Gagliostro y Chilliard,1992) como en bovinos en terminación (Figura 34). Las hipótesis propuestas paraexplicar la reducción de la ingestión se basan en los siguientes argumentos:• Una protección incompleta (o nula) del lípido utilizado capaz de perturbar la digestión ruminal• Problemas de palatabilidad del suplemento lipídico.• Mecanismos de regulación energética de la ingestión.Otros mecanismos podrían estar también implicados ya que se ha observado en el ovinoque una infusión duodenal de ácidos grasos insaturados de cadena larga (C18) inhibe demanera importante la motricidad del retículo-rumen (Titchen, 1968, Nicholson y Omer,1983). La hormona colecistokinina (CCK) podría estar involucrada ya que su liberaciónpor parte del intestino resulta fuertemente estimulada por la presencia de lípidos(Johnson y Grossman, 1971) y su efecto inhibidor sobre la ingestión y sobre lafrecuencia de movimientos del retículo-rumen ha sido demostrada (Grovum, 1981;Baile y Della-Fera, 1988). El rol que juega el intestino parecería confirmarse si tenemosen cuenta que una infusión de lípidos (aceite de soja emulsionado) en el cuajar inhibe en
    • forma importante la motricidad del retículo y el consumo en el ovino pero esos mismoslípidos inyectados en vena yugular no producen los mismos efectos (Grovum, 1986).Nuestra propia experiencia con infusión duodenal de aceite de colza a vacas lecheras hademostrado que los ácidos grasos exógenos de cadena larga pueden reducir la ingestiónde materia seca no lipídica por mecanismos independientes de perturbaciones digestivasa nivel ruminal o palatabilidad del suplemento (Gagliostro y Chilliard, 1991). El efectonegativo de los lípidos sobre el consumo podría entonces explicarse por efectoshormonales (CCK) y/o a través de una regulación homeostática de la absorción total deenergía (Gagliostro, 1990). Cualquiera sea el mecanismo involucrado, la reducción delconsumo asociada a un aumento en la ganancia de peso genera una importante mejoraen el índice de conversión alimenticia de los novillos (menos kg de alimento/kg deganancia de peso) del orden de -5 a -10 % (Figura 35).Figura 35. Efecto de la suplementación con lípidos sobre el índice de conversiónalimenticia (kg MS/kg GP) en bovinos en terminación. Datos expresados como % deaumento o disminución respecto al lote testigo (sin lípidos).4.3. Efecto de la suplementación con lípidos sobre la composición de la res.La suplementación con lípidos en dietas para terminación de novillos produce en lamayoría de los casos aumentos en la proporción de grasa en la res (3-24%) conmoderados incrementos en el peso de la res (+3%) y del rendimiento a la faena (+0,3%)(Clinquart y otros, 1995).Respecto a la composición química del músculo (Longissimus Dorsi), se ha observadoun aumento en el tenor graso del mismo (extracto etéreo) que no resulta en absolutoproporcional a la cantidad de lípidos suplementados. El contenido de colesterol noaumenta ante la suplementación con lípidos resultado que no resulta extraño si tenemosen cuenta que no existiría ninguna relación entre el contenido graso de la carne y elnivel de colesterol en la misma (Clinquart y otros, 1995; Rhee y otros, 1982).Teniendo en cuenta ciertos criterios actuales de juzgamiento de calidad del producto quetienen en cuenta la composición en ácidos grasos de la carne, la suplementación conlípidos constituye una herramienta nutricional capaz de aumentar el contenido en ácidosgrasos mono- y poli-insaturados juzgados por el consumidor como menos peligrosos encuanto a frecuencia de aparición de patologías cardiovasculares. El mismo comentariopuede aplicarse para la vaca lechera en el sentido de lograr mantecas y leches de calidaddiferenciada por la composición de la grasa (Gagliostro, 1997). La suplementación congrasas insaturadas protegidas (origen vegetal) conduce a aumentos en la proporción deácidos grasos insaturados en el producto. Los efectos son menos espectaculares en lagrasa intramuscular que en la grasa perirrenal y este resultado podría explicarse por untenor basal de ácidos grasos insaturados más elevado en los depósitos adipososintramusculares (Clinquart y otros, 1995). Los resultados indican a su vez que si la
    • materia prima resulta rica en C18:3, la probabilidad de recuperar este ácido graso en elproducto aumenta debido a una menor susceptibilidad del ácido graso a ser hidrogenadoa nivel de rumen (Clinquart y otros, 1991; Doreau y Ferlay, 1994).Los efectos de la suplementación lipídica en novillos sobre la calidad de la carne fueronestudiados por Clinquart y otros (1995) y pueden resumirse de la siguiente manera:• No parece existir ningún efecto significativo sobre la terneza de la carne aunque resulta bien conocido que un aumento en la cantidad de grasa resulta predisponente a lograr carnes más tiernas.• No ha sido aparentemente evaluado el efecto sobre la oxidación de las grasas de carnes enriquecidas con ácidos grasos insaturados a través de la suplementación lipídica. La nota de aroma-sabor (flavour, inglés; flaveur francés) es negativamente afectada (-15%) cuando la proporción de ácido linoleico (C18:2) aumenta de 1% a 20% (Ford y otros, 1976). El enrancia miento y sus efectos desfavorables resultan aspectos a tener en cuenta.• Parece no haber efecto sobre la pérdida de jugo en el momento de cocinar la carne.• La carne puede presentar un color ligeramente más claro.Como conclusiones del tema, podemos citar las siguientes:• La suplementación con lípidos parece mejorar los parámetros de interés zootécnico (ganancia de peso, conversión) en dietas para novillos en terminación. En novillos en crecimiento, la información es virtualmente nula. Podría hipotetizarse un reemplazo de glucosa por los ácidos grasos en el metabolismo oxidativo del animal. La glucosa sería entonces utilizada para abastecer energéticamente la proteo génesis muscular.• El aumento en el contenido de grasa (de hasta un 10%) de la carne es un resultado esperable ante la suplementación lipídica sobre todo cuando los períodos de suplementación son largos. Este aumento en el tenor graso se ve compensado por una mayor calidad dietética de la grasa (presencia de ácidos grasos insaturados) cuando los lípidos utilizados son insaturados y protegidos de la biohidrogenación ruminal (lípidos bypass).• La suplementación con lípidos bypass puede implicar un aumento en el costo de la dieta que se verá compensado por una mejora en el índice de conversión superior a 5%, por un aumento en el rendimiento de la res y por una eventual disminución de cuadros de acidosis por excesiva utilización de energía almidonosa (granos) en la formulación de la dieta.
    • 5. SUPLEMENTACIÓN CON LÍPIDOS A NOVILLOS EN ENGORDE A CORRAL. Resultados obtenidos enla E.E.A. Balcarce del INTA.El experimento se llevó a cabo durante los meses de Mayo a Septiembre de 1999 conuna duración total de 148 días. Se utilizaron 38 terneros Aberdeen Angus (7 meses alinicio del ensayo) asignados aleatoriamente a cada uno de los dos tratamientos. Losmismos consistieron en una dieta compuesta por un 22.6 % de silaje de maíz (base MS),40.6 % de grano de maíz partido, 35.4 % harina de girasol y 1.4 % de sales minerales(Control), más la adición de sales cálcicas de ácidos grasos (Tratamiento AG-Ca). LasAG-Ca presentaban un contenido de 1.6% C14:0, 16% C16:0, 1.6% C16:1, 13.5%C18:0, 32% C18:1, 30% C18:2, 0.8% C18:3 y 0.3% C20:0 (65% de ácidos grasosinsaturados y un 31% de saturados). La dosis de lípidos seleccionada representaba un0.13 % del promedio del peso vivo (PV). Ello implicó dosis desde 172 g/novillo/d en elperíodo de acostumbramiento hasta 351 g/novillo/d en la etapa final de engorde. Todoslos ingredientes de la dieta fueron mezclados y distribuidos dos veces al día medianteun mixer. Las dietas presentaron altos valores de MS (50,3%), de digestibilidad de laMS (67,5%), moderados contenidos de fibra (FDN=31,9%), de almidón (22,8%) y deproteína bruta (PB = 14,1%). La evolución del PV que presentaron los animales deambos tratamientos se presenta en la Figura 1.Figura 1. Evolución del peso vivo (PV) de novillos alimentados con silaje de maíz ygrano de maíz molido (Control) más la adición de sales cálcicas de ácidos grasos (AG-Ca). 300 * AG-Ca ** 250 Control ** kg de PV 200 150 Trat (P<0.15) Fecha (P<0.01) Trat x Fecha (P<0.01) 100 4/5 7/9 1/6 18/5 15/6 29/6 27/7 10/8 21/9 13/7 24/8 Fecha de pesada (*) P<0.05 (**) P<0.01Los animales de ambos tratamientos no presentaron ninguna diferencia significativa(P>0.05) hasta los 219.6 kg de PV (13/7). A los 84 días del período experimental (27/7),los animales a los que se adicionó AG-Ca presentaron un PV significativamente mayor(AG-Ca= 234.2 y Control= 217.9 kg PV, P<0.01). El peso final de los novillos almomento de la faena fue significativamente mayor en el tratamiento en el cual seadicionó AG-Ca (AG-Ca= 296.2 y Control= 282.0 kg PV, P<0.03). Los kg de PVproducidos a lo largo de todo el período experimental (148 días) fueron 153 y 138 para
    • AG-Ca y Control respectivamente. El ADP registrado a lo largo de todo el períodoexperimental fue un 12.8 % mayor (P<0.03) en AG-Ca (978 g/d) respecto a Control(867 g/d). La evolución del espesor de grasa dorsal subcutánea (EGD) se presenta en laFigura 2.Figura 2. Evolución del espesor de grasa dorsal de novillos alimentados con silaje demaíz y grano de maíz molido (Control) más la adición de sales cálcicas de ácidos grasos(AG-Ca). 8 ** 7 AG-Ca ** ** 6 Control ** ** 5 ** mm 4 3 2 Trat (P<0.01) Fecha (P<0.01) Trat x Fecha (P<0.01) 1 0 2/6 5/5 8/9 19/5 16/6 30/6 14/7 28/7 11/8 25/8 22/9 Fecha de medición (**) P<0.01Los animales suplementados con lípidos se diferenciaron del tratamiento control a partirde los 55 días de período experimental (30/6), aun cuando el PV no haya sido diferenteen dicho momento (Figura 1). La diferencia en el EGD se mantuvo durante todo elensayo llegando al momento de la faena con 1,85 mm (35,4%) más que el tratamientocontrol (Figura 2). La tasa de engrasa miento fue mayor (P<0.01) en AG-Ca (0.88 mmpor mes) respecto al tratamiento Control (0.54 mm por mes).El consumo individual de materia seca no fue afectado por los tratamientos (5.9 y 5.5kgMS/d, P<0.28 para AG-Ca y control respectivamente). Cuando se lo expresó comoporcentaje del PV tampoco se detectaron diferencias (AG-Ca= 2.4 y Control= 2.4%,P<0.79). En el presente ensayo, la eficiencia de conversión no fue modificada por laadición de lípidos en la dieta (P<0.71), siendo de 7.4 y 7.7 kg de alimento por kg de PVganado en AG-Ca y Control respectivamente.Las concentraciones plasmáticas de metabolitos y hormonas se presentan en el Cuadro1.
    • Cuadro 1. Concentración basal de triacilglicéridos, nitrógeno ureico en plasma (NUP),glucosa, colesterol total, hormona de crecimiento (GH) y somatomedinas (IGF-I) denovillos alimentados con silaje de maíz y grano molido de maíz (Control) más laadición de AG-Ca (AG-Ca). Tratamiento Metabolito Control AG-Ca SD TratTriacilglicéridos (mg/dl) 154.8 147.7 16.7 0.12NUP (mg/dl) 11.2 11.8 3.9 0.52Glucosa (mg/dl) 84.5 76.5 11.3 0.15Colesterol (mg/dl) 109.1 131.6 16.3 0.01GH (ng/ml) 8.9 9.5 6.8 0.83IGF-I (ng/ml) 873.6 855.2 237.1 0.72El nivel de colesterol sanguíneo fue significativamente mayor en el tratamiento en elque se adicionó AG-Ca sin modificaciones importantes en los demás parámetrosanalizados. La adición de lípidos en la dieta de novillitos permitió una mayor gananciade PV y una mayor velocidad de engrasa miento sin afectar ni el consumo ni laeficiencia de conversión alimenticia. La mejora en la respuesta productiva no estuvoacompañada de modificaciones en la concentración de algunas hormonas reguladorasdel crecimiento.Se estudió además el efecto de los lípidos sobre las características de faena de losnovillos (Villarreal, Gagliostro, Schroeder, Mezzadra, Santini, F.J. y Paván, 2000).Ambos grupos experimentales se faenaron simultáneamente 24h después del últimoregistro de peso vivo (PVF), EGD (EGDF) y área del bife (AOBF). Se registróconformación (CONF) y gordura (TERM) de la res y los pesos de diversoscomponentes corporales. Los promedios (± el error estándar) de las variables másrelevantes se presentan en el Cuadro 2. En el texto, las diferencias entre medias deproporciones se expresan en unidades porcentuales (p).Los novillos suplementados con lípidos superaron a los testigos en EGDF, TME yAOBF. Presentaron 2,7 kg más peso en el conjunto de grasas de capadura y riñonada(GRASAS) el que, expresado como proporción del peso de la res con grasas(PGRASAS), representa 1,4p a favor del tratamiento AG-Ca. Aunque los pesos de ressin grasas (RES), residuo duro (RESIDUR=patas, cabeza, cuero, rabo) y blando(RESIBLA=vísceras rojas y verdes) no difirieron, el tratamiento AG-Ca tuvo 1,28p másde rendimiento (REND=100*RES/PVF). Esto se asocia con la mejor terminación de lasreses AG-Ca: 56% de ellas mereció calificación 1 (escasa) y 44% mereció 2(moderada), mientras que en Control las respectivas proporciones fueron 88% y 12%.Esta diferencia es coherente con los mayores EGDF, GRASAS y PGRASAS deltratamiento AG-Ca. El mayor rendimiento ante la suplementación lipídica también seasocia con su menor contenido ruminal (RUMINAL).Las reses AG-Ca tuvieron mejor conformación: se distribuyeron entre las clases 2 y 3 enproporciones de 78% y 22%; en tanto, las de Control se distribuyeron en las clases 2, 3 y 4en proporciones de 41%, 53% y 6%, respectivamente.
    • Cuadro 2. Características de faena en novillos suplementados con lípidos en engorde acorral.Variable AG-Ca Control Nivel__EGDF, mm 7,12 (0,29) 4,95 (0,30) *TME, mm/mes 0,91 (0,06) 0,54 (0,07) ***AOBF,cm2 55,2 (1,2) 49,9 (1,7) *RESIDUR,kg 40,8 (0,9) 40,0 (0,9) NSRESIBLA,kg 62,4 (1,5) 61,2 (1,5) NSRUMINAL,kg 14,5 (0,7) 16,4 (0,7) NSRES,kg 165,0 (3,9) 158,6 (4,0) NSCONF (1) 2, 2 (0, 1) 2, 6 (0, 1) * (2)TERM 1, 4 (0, 1) 1, 1 (0, 1) *REND, % 56, 12 (0, 35) 54, 84 (0, 36) *GRASAS,kg 8,0 (0,4) 5,3 (0,4) ***PGRASAS, % 4, 6 (0.2) 3, 2 (0, 2) ***Cortes de 1ª (C1), kg 38, 5 (0, 9) 37, 8 (0, 9) NSCortes de 2da (C2), kg 19, 2 (0, 6) 17, 4 (0, 6) *Cortes de 3ª (C3), kg 21, 0 (0, 5) 21, 1 (0, 6) NSPorciento C1 49, 0 (0.3) 49, 6 (0, 3) NSPorciento C2 24, 3 (0, 3) 22, 7 (0, 3) ***Porciento C3 26, 7 (0, 2) 27, 7 (0, 2) **________________________________________________--______NS (P>0, 05) *(P<0, 05) ** (P<0, 01) *** (P<0,001)(1) CONF: 1(mejor)-7(peor); (2) TERM: 0(ausente)-4(excesiva)El tratamiento afectó a la partición del peso de la media res. El AG-Ca tuvo 1,8 kg máspeso en el conjunto de cortes de 2da (C2), de valor intermedio de la región abdominal,que incluyen el costillar y vacío. No hubo diferencias en peso de cortes de 1ª, de mayorvalor (cuarto trasero o pistola, C1) ni de cortes de 3ª, de valor inferior (cuarto delantero,C3). Expresando estos pesos como proporciones del total de carne mayorista de lamedia res (C1+C2+C3), ambos tratamientos tuvieron similares proporciones de carne de1a (PC1), pero AG-Ca tuvo 1,6p más de 2da (PC2) y 1,0p menos de 3a (PC3), lo queindica una diferencia a su favor en el valor de cada kg de res. Se concluye que lasuplementación con grasa protegida provocó un mayor grado de engrasa miento, unaimportante ventaja en rendimiento de res, reses con una mejor y más uniformeconformación carnicera y una distribución de peso más favorable en términos de carnede mayor valor.Referencias.Schroeder G.F, Gagliostro G.A., Paván E., Santini, F.J, Becu-Villalobos D., Lacau- Mengido I. y Eyherarbide G. 2000. Suplementación con lípidos insaturados protegidos a novillos en engorde a corral. Rev. Ar. Prod. Animal (20) Suplemento 1.Villarreal, E.L., Gagliostro, G., Schroeder,G.F., Mezzadra, C.A., Santini, F.J y Paván, E. 2000. Evaluación al sacrificio de novillos engordados a corral y suplementados con grasas insaturadas protegidas. Rev. Ar. Prod. Animal (20) Suplemento 1.