Genes y memes (ii), analogía estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje humano.pdft
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Genes y memes (ii), analogía estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje humano.pdft

on

  • 1,151 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,151
Views on SlideShare
560
Embed Views
591

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

17 Embeds 591

http://elarcadelmisterio.blogspot.com.es 292
http://elarcadelmisterio.blogspot.com 135
http://elarcadelmisterio.blogspot.mx 106
http://elarcadelmisterio.blogspot.com.ar 32
http://elarcadelmisterio.blogspot.com.br 4
http://elarcadelmisterio.blogspot.de 4
http://www.elarcadelmisterio.blogspot.mx 3
http://elarcadelmisterio.blogspot.in 3
http://feedly.com 2
http://elarcadelmisterio.blogspot.co.uk 2
http://elarcadelmisterio.blogspot.fr 2
https://translate.googleusercontent.com 1
http://elarcadelmisterio.blogspot.pt 1
http://www.elarcadelmisterio.blogspot.com.es 1
http://paranormales-videos.blogspot.com 1
http://maestroviejo.wordpress.com 1
http://feedreader.com 1
More...

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Genes y memes (ii), analogía estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje humano.pdft Genes y memes (ii), analogía estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje humano.pdft Document Transcript

  • Genes y Memes (II): Analogía estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje humano. El Principio de Coherencia como nuevo Paradigma Holográfico del ADN Índice I Introducción, conceptos básicos II Carácter lingüístico de las secuencias de ADN "basura", intrónico o "no codificante"; La sarcástica paradoja de un colosal error: La "basura" transformada en la "aristocracia del genoma" III Principio de Coherencia: Trascendental significado y demostración experimental. Un nuevo Paradigma Holográfico del ADN
  • IV Conclusiones y Reflexión Personal V Bibliografía y Referencias ------------------ I Introducción, Conceptos básicos Si recuerdan el primer ensayo de esta corta pero jugosa serie, todo su planteamiento partía de la tesis principal en la que se apoya la célebre Hipótesis del Meme, original del etólogo y biólogo evolucionista Richard Dawkins – así como mi modelo teórico sobre la Teoría Cinética de los Replicadores Evolutivos Transferentes y su desarrollo termodinámico, aplicable tanto al campo biogenético-evolutivo como al psicofísico –. El Principio Fundamental de dicho postulado y tal teoría no es otro que la existencia de una altísima "analogía" entre el código genético, sus mecanismos de expresión, y los que controlan la adquisición y transmisión de la información y representación cultural, en especial aquel de todos ellos más complejo, articulado, completo, abstracto y definitoriamente humano: el lenguaje.
  • En la Introducción al citado trabajo, traté de exponer muy sucintamente los fundamentos y razonamientos que demuestran tal analogía, reseñando las importantes aportaciones realizadas por variados autores y autoras de reconocido prestigio, especialistas en lo que pude denominarse "memética", amén de sus más que destacadados precursores tanto en especialidades científicas como humanísticas. Sus referencias constan en la Bibliografía al final de aquel texto. Antes de valorar en el marco de este nuevo trabajo lo "destilado" a partir de estas consultas, conviene aclarar lo que implica el término "analogía", para no caer en la relativamente frecuente confusión, e incluso uso indistinto en el habla común, con otro concepto propio de la dinámica de los sistemas evolucionarios, en apariencia semejante, pero en verdad muy diferente y, en cierto sentido, hasta opuesto: el de "homología": Un elemento, órgano, mecanismo o sistema complejo abierto y evolutivo es "análogo" con otro cuando, siendo sus orígenes y "caminos" evolutivos muy alejados o independientes, sus rasgos o propiedades morfo-funcionales profundos acaban por tornarse muy similares – pese a sus patentes y a veces fuertes diversidades más externas o superficiales –, a raíz de determinado punto o etapa de su historia adaptativa, a causa de verse sometidos ambos a condiciones de presión ambiental y por ende reactivo-selectivas comparables. Un ejemplo biológico-filogenético típico serían las alas de las mariposas en relación con las de aves o murciélagos. En el terreno de los "memes", y en particular de la lingüística-filología, podríamos citar las palabras sinónimas o de significado muy próximo, sobre todo si algunas de ellas provienen de un préstamo léxico de otra familia idiomática: Los sustantivos "urinario", "váter" e "inodoro", todos ellos admitidos en castellano, ilustran lo que pretendo expresar. El proceso ligado a este fenómeno se denomina "Convergencia"; En contraste, son "homólogos" en el caso de que – siendo su origen filogenético o histórico-cultural común, y por tanto subsistiendo más o menos claras huellas estructurales o conformacionales de ello –, su posterior serie de cambios evolutivos en el seno de entornos dispares ha terminado por hacer transformarse en variablemente múltiples y decisivos aspectos su morfología y – sobre todo – su función (fisiológica/metabólica en el nivel biogenético, o gramatical y/o de "significado" semántico en la esfera lingüística de los "memes"): La estructura interna de las extremidades superiores de los mamíferos – como los brazos humanos – y las alas de las aves son órganos homólogos; Las palabras polisémicas son homólogas en sentido filológico: Por ejemplo, "matriz"( o "matrix", en su versión inglesa), con el triple significado de "órgano femenino gestatorio", "operador matemático algebraico" y "mundo virtual ciber-holográfico". El proceso clave es en este caso – pues – la Divergencia o "Evolución Paralela".
  • Pues bien, el código, mecanismos de expresión y procesos evolutivos tales como mutación, recombinación, asimilación horizontal o transferencia de genes y de memes, son "análogos" entre sí, no "homólogos", pues es evidente que su génesis, soporte material-energético-informacional, velocidad y escala espacio-temporal evolutiva en el acervo genético y el meméticocultural son independientes primordialmente – por más que puedan influirse entre sí de modo discutible y controvertidamente limitado, variante y asimétrico –, aunque existen sólidas y crecientes pruebas de su profunda similitud estructural y funcional convergente, debido a la naturaleza y leyes termodinámicas, biofísicas y psicofísicas generales comunes de los sistemas replicadores abiertos transferentes de energía-información, así como al hecho de que ambos son fruto de una lucha competitiva-adaptativa reactiva por la pervivencia en el tiempo a través de sus respectivas "máquinas de guerra" desarrolladas a tal fin, células y cerebros, respectivamente, que es la gran idea gestada en la brillante mente de Richard Dawkins... En el primer ensayo, se evidenciaba – a través de las reseñas de los ilustres investigadores e investigadoras citados –, que los replicadores "meméticos" vinculados a los códigos o arquetipos de representación cultural – y muy especialmente el lenguaje –, muestran una tremenda analogía formal, dinámica y operativa con los propios de los replicantes genéticos de ADNARN, solo que dotados de un índice de mutación, variabilidad recombinante y transferencia horizontal adaptativo-reactiva a las alteraciones bruscas y "traumáticas" del medio ambiente mucho mayores y, por consiguiente, menor grado de estabilidad-fidelidad de copia y más alta propensión a "errores deletéreos" o contradictorio-perjudiciales con la propia supervivencia, a cambio de una rapidez evolutiva y flexibilidad adaptativa muy superiores. Mas faltaba demostrar la tesis en dirección opuesta: Que también el genoma presenta una fuerte correspondencia analógica tanto conformacional como dinámica con el código lingüístico, sus mecanismos y procesos expresivos y efectores. Y esto es justamente lo que recientes y apasionantes hallazgos experimentales acaban de evidenciar. Entremos en materia sin más preámbulos. II Carácter lingüístico de las secuencias de ADN "basura",
  • intrónico o "no codificante"; La sarcástica paradoja de un colosal error: La "basura" transformada en la "aristocracia del genoma" Reconocidos expertos del Departamento de Genómica Computacional del Instituto Nacional de Medicina Genómica de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), publicaron en 2007 un excelente y riguroso estudio que demuestra que el ADN no-codificante (ADNnc) o "basura" (que no se transcribe y traduce habitualmente en orden a sintetizar las proteínas "cotidianas" que regulan y controlan el mantenimiento y funcionamiento de la célula), presenta una estructura ordenada muy parecida a la de un texto lingüístico coherente. Estos científicos – Brenda Cantú Bolans y Enrique Hernández-Lemús – analizaron las distribuciones de probabilidad ligadas a la secuencias de este ADNnc o intrónico utilizando avanzadas técnicas estadísticas, con el objeto de establecer sus propiedades como código lingüístico, con sorprendentes y relevantes resultados. Lo hicieron, además, utilizando muestras de una amplia variabilidad de organismos para garantizar la universalidad de los mismos, desde el genoma íntegro de una bacteria (Mycoplasma Neumoniae), hasta grupos de secuencias significativas del proveniente de un gato doméstico, pasando por otras de pino negro japonés y de la "habitual cobaya archi-veterana en genética molecular", la famosa "mosca de la fruta". Usaron un generador de números aleatorios como control. Los resultados y conclusiones esenciales de su cuidadoso examen fueron los siguientes: 1) Gráficas de las funciones de entropía informacional de Shannon: En las obtenidas para todas las muestras, se evidencia un claro contraste entre lo datos procedentes del generador aleatorio y los trazados de acuerdo con los resultados de las primeras: En las curvas “Entropía Total frente a Posición en la Serie Temporal” de los genomas, se observa que, al principio, arrancan con valores negativos y muy bajos de entropía (es decir, altas cantidades de información), que van aumentando o acercándose al origen de coordenadas muy lentamente de manera casi vertical, para luego ir creciendo poco a poco en curva suave hasta dispararse y tender a una saturación máxima de mínimo nivel informacional o entropía prácticamente nula. La información se va
  • perdiendo así gradualmente a lo largo de la cadena, al igual que en los textos lingüísticos el contenido coherente del mensaje va disminuyendo desde el emisor o fuente a la transmisión, luego hacia el receptor, y así sucesivamente. La curva continua apreciable en ellos indica la tremenda y estrecha convergencia entre los nucleótidos que componen la secuencia de ADN y las palabras que integran el texto lingüístico. Exactamente al revés ocurre en las series del generador aleatorio, en las cuales se aprecian cuatro agrupamientos sin continuidad alguna producidos por las redundancias: Puesto que no hay – a diferencia de las series genómicas o las textuales, reglas genéticas ni gramaticales algunas en su código-fuente que lo impidan –, este efecto se provoca por mero efecto estadístico al azar. 2) Distribución de Probabilidades de Zipf (análisis lingüístico por frecuencias de palabras): Este método mide el grado de coherencia y estructuración de un escrito o discurso oral: O sea, cuantifican cuándo y en cuánta medida un conjunto de reglas – genéticas o gramaticales-semánticas – determinan que las palabras o cúmulos de nucleótidos de una secuencia o texto lingüístico o biológico, respectivamente, guardan un significado lógico por sí mismos y en interrelación con otros elementos o unidades textuales. También hace patente de forma visual que los datos se ajustan a una Ley de Potencia, el tipo de función matemática que cabe esperar, ya que implica una correlación de largo alcance entre los nucleótidos o "palabras" y, por consiguiente, una memoria a largo plazo de la cadena de bases o "letras". Los datos de los ensayos indican la bajísima coherencia del generador, plasmando que constituye un texto o serie de unidades informacionales intercaladas al azar sin estructura lógico-codificante alguna, naturalmente, que sigue una Ley casi exponencial. Al mismo tiempo, son patentes en su gráfica global la acumulación en cuatro escalones con incremento periódico de dos, tres, cuatro y cinco nucleótidos, ya registrados en la curva de Shannon, corroborando su independencia estadística y nula interconexión. Asimismo, tanto si se trata de dímeros, trímeros, tetrámeros o RDFs (repeticiones de dímeros en filas, muy características de las secuencias de ADNnc), la gráfica de Frecuencias de aparición vs. Rango estadístico de cada elemento o "palabra" definida obedece a un patrón o Ley Potencial, que indica un orden o coherencia interna de tipo lingüístico en la red de elementos procesadores de información; En dicho sentido, todos los organismos generan exponentes menos negativos a medida que aumenta el tamaño de los cúmulos, lo que es lógico puesto que va creciendo la cantidad de "palabras" con significado lingüístico-biológico;
  • En cambio, la variación en los exponentes del grupo de generadores de control en función del mismo factor no es progresiva sino confusa o aleatoria – comprendidos entre -0.08 y -0.84 de manera divergente –, como era de esperar; Los valores máximos se hallaron en la curva de resultados globales (-1) y en la de RDFs (-2), revelando así la potente coherencia general intrínseca en el ADNnc, que, como es bien sabido, compone el 95% del genoma. Otro dato fundamental es que los exponentes Zipf para las RDFs fueron sensiblemente más grandes en cifras absolutas en todos los organismos, menos en el caso del generador aleatorio: Esto prueba la existencia de una poderosa estructura lingüística coherente. Lo que encaja con el hecho, sabido desde hace bastante tiempo, de que la presencia de RDFs en el ADNnc es muy acusadamente superior a la que conserva en las series de nucleótidos y sus agrupaciones en el seno de los ADNc o exones codificantes "usuales" en la transcripción-traducción. (Refs: Stanley et al., 1999, 2000; Dokholyan, 1999). En estos nuevos análisis, se pudo demostrar que tal superestructura semántico-gramatical (los RDFs), en efecto, posee los parámetros máximos de coherencia o grado potencial (en torno a -2), al igual que su persistencia a gran escala en el genoma intrónico de las cuatro especies estudiadas; En contraste, no ocurre nada ni de lejos semejante para sus ADNc, entre los cuales el valor más alto obtenido fue para el del gato doméstico (-0.5) ni, menos aún, por descontado, en el generador aleatorio. 3) Procesos o Cadenas de Markov: En el ADN codificante "cotidiano" de lectura copia/transcripción lineal y sus cadenas de ARN transcrito, o viceversa, en los procesos de retrotranscripción, de relevancia creciente en los mecanismos de incorporación horizontal de genes y reajustes epigenéticos – insistamos, del orden de un 5% del total del contenido genómico –, las unidades trímeras (tripletes o codones) son la clave del proceso de transferencia de información. Por ende, en el ADNc o exónico existen multitud de posiciones posibles que pueden ser ocupadas por estos codones a lo largo de la cadena polinucleotídica en genomas de diferentes especies y/o individuos. Por ello, cabe concebirlas como ladrillos o "sillares" moleculares distribuidos de modo más inestable y aparentemente aleatorio porque, en conjunto, cada unidad o grupo significante completo de ellas (gen), es independiente y sólo se afecta a sí misma en términos estadísticamente significativos. Este rasgo estructural básico define su topología en red exponencial – como prueban sus curvas de frecuencias Zipf – su mecanismo
  • lector-transductor sustancialmente lineal y la índole de "cadena Markoviana" de su sistema de memoria: Esto último implica que la frecuencia de cada grupo o unidad de código es inversamente proporcional a su rango, tamaño o complejidad (Ley Exponencial), como bien dejaron sentados los trabajos de H. E. Stanley et al. (1999), entre otros, y respalda plenamente el que nos ocupa; Por contra, en las secuencias de ADN "no-codificante" o intrónico hay vastas regiones de hasta cientos de bases o pares de bases de longitud que se encuentran relacionadas estadísticamente y en consecuencia son modularmente interactivas, a causa de su memoria no-markoviana o de largo alcance, como refleja su pauta de Red Libre de Escalas, que obedece a una Ley Potencial. En este caso, enormes unidades muy complejas no pueden disponerse al azar, sino adoptar la posición, conformación morfológica y – derivada de ella – desempeñar el rol funcional específico y selectivo que esa memoria de largo alcance determina. Es decir, en el ADNnc o intrónico, como existen menos maneras de "colocar" los nucleótidos, el nivel de aleatoriedad del ordenamiento o entropía del sistema mengua, aumentando en idéntica proporción su "neguentropía" o cantidad de información interactiva compleja y coherente hasta grados análogos con los del lenguaje humano. De ahí derivan su alta dependencia estadística y estabilidad molecular o de unidades portadoras de información; En otras palabras, las moléculas unitarias y sus agrupaciones operantes en el ADNc son relativamente pequeñas e inestables conformacional-posicionalmente, les está permitido cambiar con más relativa facilidad de localización en el genoma sin afectar al resto de secuencias de bases y – consiguientemente – se pueden estimar como mayoritaria y estadísticamente independientes entre sí en términos aproximados, cual hace tiempo estableció la Genética Mendeliana y Cromosómica. El desplazamiento, cambio relativo o recombinación de los grupos reducidos de codones (genes y alelos) admite tantas configuraciones permitidas dentro de la cadena que el sistema en red se comporta como si éstos fueran total o al menos parcialmente independientes entre sí; Sin embargo, como consecuencia de su gran tamaño y complejidad, una RDF o similar "superestructura" de código dentro del ADN intrónico funesta y absurdamente bautizado como "basura" – que habitualmente pueden llegar a medir muchos cientos de bases o pares de bases y el mismo número dividido por 3 de codones –, no pueden alterar su posición-conformación sin un tremendo aporte de energía, y a costa de trastornar grandes secciones de la intrincada trama en red modular a la que se hallan interconectados, por lo que son estables y estadísticamente
  • dependientes, o lo que es equivalente, configuran una trama coherente lógico-lingüística de sofisticación comparable al lenguaje. Los desplazamientos o variaciones de las RDF y subsistemas modulares parecidos acontecen de muy pocas maneras, y cuando ocurren lo hacen de forma extremadamente dirigida, lo que supone orden o alta "neguentropía-información" en un sentido termodinámicoestadístico. Además, como puede observarse en las curvas de frecuencias Zipf, la estructura asociada a una Ley de Potencia impone colas de largo alcance en la distribución y, así, un fuerte efecto de persistencia o memoria de elevado rango correspondiente a un proceso operativo no-markoviano. Todo ello posee tremendas y trascendentales consecuencias evolutivas que fundamentan a nivel experimental con nueva y firme solidez tanto la Hipótesis del Meme de Dawkins como mi Modelo de Evolución Acelerada por Transferencia TET bajo factores de alto impacto o estrés ambiental, como en el punto final de este ensayo desarrollaremos. 4) Dimensión Fractal de Hausdorff: Los valores del parámetro d (dimensión fractal de Hausdorff), se utilizan para estimar la magnitud de complejidad dimensional de un objeto matemático cuasi-fractal, como el genoma. En rigor, no es un fractal en el pleno sentido del concepto, pues éste ha de presentar un número virtualmente "infinito" de puntos de estructuras semejantes o análogas en libre escala, y el genoma posee una cantidad enorme de ellos, pero finita. De todos modos, cuanto más elevada sea d, la complejidad del sistema será mayor y viceversa, obviamente. Por otra parte, si d es un número fraccionario, se define que el cuasi-fractal es no-trivial o "propiamente semejante a un fractal" en términos topológicos. Los matemáticos han demostrado que si una red o sistema complejo Libre de Escalas como el genoma – cuya estructura sigue una Ley de Potencias – lleva asociada adicionalmente una dimensión fractal, la cantidad o densidad de información que es capaz de albergar y su complejidad modular jerarquizada aumentan, tornándose más coherente y de largo alcance todavía. Esto es justo lo que acontece con el lenguaje..., y también con el ADNnc. Para realizar el análisis de complejidad fractal, los investigadores
  • procedieron a construir las "series de tiempo" para cada nucleótido, sustituyendo en el genoma cada base concreta (por ejemplo, la Adenina, A), por un 1 y los restantes nucleótidos por 0; Se repite el proceso de igual modo con cada tipo de base, Citosina (C), Timina (T) y Guanina (G); Una vez completado dicho algoritmo en el ordenador, se obtiene la primera derivada según la serie de derivadas fractales de Mandelbrot (Ref: B. Derrida, 2000), y así sucesivamente hasta alcanzar la décima derivada; A continuación, se calculan numéricamente con tales funciones la integral de correlación de Grassberger y Procaccia (Ref: P. Grassberger e I. Procaccia, 1983), que representa gráficamente la estructura de tales cuasi-fractales; Ahora bien, como el genoma es redundante y muy extenso-complejo, hasta el más simple de ellos, el bacteriano – al igual que ocurre con el lenguaje humano y sus distintas manifestaciones o lenguas particulares –, se precisa renormalizarlo: Esto quiere decir que se sustituyó con un 1 cada vez que aparecía en las secuencias el nucleótido elegido en cada ciclo del algoritmo, y los demás por ceros, como ya se dijo; Luego se tomaron tríos de números que fueron a su vez reemplazados por 0 ó 1 en función de que su suma fuese mayor o menor que la unidad... Y así se repitió el procedimiento en un bucle operacional hasta conseguir invarianza. Este método se aplicó sucesivamente para cada clase de base o nucleótido en todos los organismos experimentales y con las cadenas virtuales producidas por el generador aleatorio como control; Posteriormente, se consideraron las series de tiempo así renormalizadas para cada uno de los nucleótidos y se elaboró para éstos una gráfica lineal de concentraciones de cada base específica frente a posición dentro de la cadena genómica. Como en el paso previo, se reiteró este proceso para cada uno de los cuatro organismos y el generador aleatorio; Se extrajeron los valores de la serie de tiempo renormalizada original más los del conjunto de sus diez derivadas y, con ellos, se elaboraron gráficos tipo anillos y radiales que reflejan la estructura fractal de los diversos sistemas o redes genéticas y permiten estimar su número dimensional de complejidad de Hausdorff d y otros parámetros relevantes al respecto: Los valores para "d" resultaron siempre y exclusivamente fraccionarios, lo que confirma el carácter cuasi-fractal de elevada densidad-coherencia-complejidad informacional de grado lingüístico del ADN, muy en especial el de tipo intrónico como ya indicamos. Las cifras obtenidas indican que en todas las muestras o especies aparecen dos valores altos (máximos relativos y absolutos) y dos bajos (mínimos relativos y absolutos). Los dos primeros para la proporción de adeninas y timinas complementarias (0.7 a 0.8 entre los organismos vivos), y los dos segundos para la de citosinas y guaninas (0.07 a 0.13); La periodicidad
  • en todos es la misma porque siempre se asienta en cuatro bases complementarias dos a dos, evidentemente; En contraste, los datos del generador aleatorio difieren llamativamente: Sus promedios para las sumas de A-T y C-G fueron 0.36 y 0.33 respectivamente; Ello obedece a que su proporción de concentraciones nucleotídicas diverge notablemente de la existente en los materiales genómicos orgánicos (sobre un 25% en relación a cualquiera de las cuatro especies). Es muy significativo destacar que todas las bases del generador mostraron idéntico valor para su dimensión cuasi-fractal d, lo cual demuestra que, pese a existir en él una fuerte cantidad o densidad de informacióncomplejidad "bruta", ésta es redundante o de baja coherenciamodularidad-estructuración para las cuatro clases de bases o nucleótidos. Asimismo, el coeficiente r2 de correlación, proporcional a su probabilidad o frecuencia relativa, es casi constante para los cuatro tipos de bases, lo que prueba que se encuentran distribuidas de manera equiprobable u homogénamente azarosa en su "genoma virtual". Dicho de otra forma, el generador posee información con cierto nivel de complejidad – de hecho, para la proporción G-C supera a la de todos los demás – pero no se halla bien estructurada o modularizada y no llega – por ende – al grado de coherencia de orden lingüístico que caracteriza a los genomas de ADNnc de las células vivas. O, expresado en otros términos más técnicos: Carecen de la adecuada complementariedad entre bases y de una idónea distribución de valores de dimensionalidad fractal d que posibiliten alguna forma de dinámica interactiva compleja en el espacio de fases de la serie de tiempo. En cambio, sus concentraciones de nucleótidos son las mismas y la probabilidad de encontrar o localizar cada uno de ellos no varía, lo que sería comparable a verse obligado a recorrer un largo e intrincado camino para volver al punto de partida, una variedad de complejidad hiper-redundante y azarosa y, por ello, funcionalmente inútil; En los genomas orgánicos – por el contrario – se observa una complejidad dirigida y persistente – como si fuera el curso de un caminante parcialmente aleatorio pero guiado por un "plano" o "mapa" lógico de rastreo, por mantener la metáfora –. Por consiguiente, ahora la probabilidad de localizar cada una de las bases nucleotídicas no es uniforme, puesto que las concentraciones de éstas cambian dependiendo de la sección genómica en el seno de la cadena de ADN donde se "interne", y de la base o agrupación-configuración de ellas que "busque". Por ejemplo, aumentan espectacularmente para las secuencias RDFs en el ADN intrónico. El panorama general es una estructura cuasi-fractal constituida por dos conjuntos complementarios de dos nucleótidos cada uno, que se
  • entremezclan de modo altamente coherente y modularizado: Uno más simple, formada por G-C, y otro más complejo, por A-T. Esta conformación fundamental es común a todos los genomas vivos estudiados. Es particularmente interesante y sugerente resaltar que – por más que todos los cuasi-fractales genómicos exhiben una estructura global muy similar, incluyendo el generado por las series aleatorias del generadorcontrol – , no todos ellos presentan idénticas dimensiones fractales de Hausdorff ni el mismo perfil para las gráficas de series de tiempo renormalizadas originales: Tan sólo uniendo los tres tipos de evidencia (frecuencias de Zipf, análisis de cadenas de Markov y parámetros fractales), se consigue llegar a conclusiones fiables y rigurosas en términos topológico-matemáticos acerca de cuáles sistemas muestran un grado potente y “lingüístico” de complejidad y coherencia (los genomas vivientes, sobre todo en sus ADNnc), y cuáles no (el generador aleatorio, o las zonas “codificantes operativas habituales” (ADNc o exónico) de los primeros, aunque se “aproximen un poco más”). 5) Proporciones de Bases Complementarias: Histórica y ya “clásicamente”, fue el bioquímico judío-austríaco Erwin Chargaff quien demostró en el laboratorio que la concentración en cualquier ADN celular de adeninas y timinas es la misma. Igual ocurre con la de citosinas y guaninas. Esta “Primera Regla de Chargaff” puede – por tanto – enunciarse cual sigue: A=T C=G Como es simple y común en todo texto de Bioquímica o Biología Molecular elemental. De un modo casi igualmente sencillo puede formularse la “Segunda Regla de Chargaff”, consecuencia directa de la anterior: (G+A)/(C+T) = 1 (G+T)/(A+C) = 1
  • Relaciones que se ha comprobado se cumplen en todo genoma orgánico con gran aproximación. Como es natural, al determinar estas razones en sus análisis, los científicos de la UNAM obtuvieron exactamente las mismas proporciones que el investigador austriaco, generador aleatorio inclusive. Sin embargo, al llevar a cabo las operaciones equivalentes con las sumas de pares de bases complementarias por separado, en todos los casos, para las secuencias procedentes de muestras de genomas vivientes – como nos consta, muy mayoritariamente compuestos por cadenas de ADNnc –, las cifras manifestaron una clara tendencia positiva a un aumento de la fracción de uniones A-T a expensas de las de C-G, cuyos valores son los que se dan a continuación: A-T = (59-63)% G-C = (37-41)% Evidentemente, esto implica que las relaciones entre las sumas complementarias se alejen de la unidad a favor de los emparejamientos selectivamente favorecidos (A-T). En concreto, el resultado cuantitativo es: (A+T)/(C+G) = (0.61-0.68) O un promedio muy ajustado de constante en todos los organismos. 0.645 prácticamente E igual ocurre si se realiza esta estimación usando la relación o cociente inverso, arrojando entonces una media muy estrecha casi invariante en torno a 1.550, como es lógico. Dicho resultado prueba que la actividad mutua funcional bioquímica entre los diversos nucleótidos de las cadenas genómicas no es homogénea, lo que es absolutamente indispensable para poder ocasionar las interacciones moleculares selectivas o “asimétricamente dirigidas” de tipo específico a través de puentes de hidrógeno, fuerzas de Van Der-Waals, enlaces covalentes, ión-dipolo, etc, las cuales sustentan la operatividad de largo alcance no-markoviano, alta
  • complejidad modular y elevada coherencia de estructura morfo-funcional análoga con el lenguaje humano que caracterizan al ADN. En agudo contraste – tal y como cabía suponer – en el generador aleatorio se obtuvieron proporciones muy diferentes: A-T = 51% C-G = 49% Y, consecuentemente: (A+T)/(C+G) = 1.040 Esto reafirma que en la cadena virtual de control generada por números aleatorios – con clarísima diferencia a lo acontecido para los genomas de los organismos vivientes –, los nucleótidos o pares de bases complementarias se distribuyen de manera indistinta, su actividad bioquímica interactiva funcional es uniforme – en verdad podría asegurarse que inerte – debido a que no pueden operar ninguna clase de acción mutua compleja y codificante coherente entre sus bases, en el supuesto de que se tratase de secuencias genómicas reales. Conclusiones de los autores de la investigación Merece la pena reseñar literalmente las conclusiones finales inferidas por Cantú Bolans y Hernández-Lemús al final de su riguroso, arduo, brillante e importante trabajo: "A lo largo del desarrollo de este trabajo se ha podido comprobar que el mal llamado ADN no codificante, que como hemos mencionado anteriormente constituye 95% del genoma de los seres vivos, no solamente no carece de información ni está dispuesto de manera aleatoria, sino que a través de los análisis realizados fue posible constatar que: 1. Un análisis de la Teoría de la Información muestra una entropía menor que la del resto de los casos considerados (incluidas las secuencias de tamaño tres como las que constituyen al ADNc),
  • puesto que entropía e información son cantidades complementarias, esto indica una mayor cantidad de información. El caso más sobresaliente son las Repeticiones Diméricas en Fila (RDFs). 2. No está dispuesto de manera aleatoria como lo demuestra la forma de su distribución de probabilidad (una Ley de Potencia). Lo anterior puede ser visto como consecuencia de una regla de carácter gramatical, semántico o genético, de manera similar a la propuesta por Zipf en sus estudios sobre el lenguaje humano. Es de suponerse una conclusión similar para los textos biológicos: coherencia y estructuración. 3. Posee un enorme grado de correlación estadística y, por lo tanto, de coherencia interna, estabilidad ante mutaciones y estabilidad química debido a su memoria de largo alcance de carácter no markoviano. 4. El análisis de los conjuntos fractales asociados muestra un enorme grado de complejidad en sentido estadístico. 5. Por otro lado, los conteos de nucleótidos indican la presencia de reglas específicas en su distribución similares a las propuestas por Chargaff (Gribbin 1986, Resendis O. y L. S. García-Colín 2001) en el contexto de cadenas complementarias. Esto resalta un principio subyacente en el texto genómico que indica que la proporción de nucleótidos posee un significado relacionado con su función. Todo esto lleva a concluir que el ADN llamado no codificante contiene dentro de sí una gran cantidad de información dispuesta de manera coherente, estructurada y compleja, cuyo carácter lingüístico (comunicativo) hace pensar en alguna clase de función biológica. Queda desde luego mucha investigación por hacer para dilucidar los complejos mecanismos bioquímicos y genéticos que se encuentran presentes en la información que nuestras pruebas estadísticas han revelado." No lo afirmo yo, ni el Dr. Dawkins, sino quienes lo han experimentado y medido con plenas garantías empíricas...
  • Si esto no es la demostración experimental del Principio Básico de la Teoría del Meme – así como de la trascendencia crucial del muy equivocada, superficial y apresuradamente mal denominado "ADNBasura", clave en el modelo de Evolución Acelerada o "Saltatoria" por Transmisión Horizontal/Asimilación/Modulación de genes intrónicos, reajustes epigenéticos y Transferencia de memoria celular articulado por este humilde librepensador –, entonces es que la pura lógica inductivo-deductiva se ha transmutado en un caos balbuciente al estilo del generador aleatorio de los ensayos... Tan sólo los cerrados de mente por definición se negarán a a mirar por el telescopio, como Monseñor Belarmino... Y no se trata de compararme – y ni tan siquiera de comparar a los autores del análisis precedente, quienes seguramente lo merecen más que yo –, con el genial Galileo Galilei... Pero es que tanto los "ultra-ortodoxos titulados" como los irracionales "creacionistas" o "anti-evolucionistas" de variopinto pelaje tampoco pueden presumir de acercarse a la figura del matemático, teólogo, astrónomo e inquisidor jesuita encargado de dirigir el proceso contra Galileo en 1616... No se engañen, son bastante más cerrados de cráneo... Pues no admiten nada "nuevo" o contrario a sus "dogmas", ni a modo de puro modelo teórico especulativo, como sí hizo el profundamente errado pero al menos no completamente cerril cardenal renacentista... III Principio de Coherencia: Trascendental significado y demostración experimental. Un nuevo Paradigma Holográfico del ADN Una vez establecida (en doble sentido), la existencia efectiva de una profunda y extensa Analogía formal y funcional entre los sistemas replicantes evolucionarios vinculados al código lingüístico-simbólico de representación cultural (memes) y el código biológico hereditario (genes), cabe preguntarse – al menos en términos filosóficos –, si esta convergencia entre ambos se
  • sostendrá hasta en aquel aspecto en el que parecen diferir en mayor grado: Sus sensiblemente diversas capacidades para los cambios rápidos o “saltos” adaptativos de alta magnitud. Tal cual ya apuntábamos en el ensayo anterior y en la introducción del que ahora leen, es obvio que lo que podemos denominar “poder de asimilación/inserción/reajuste horizontal” y “velocidad de transferencia” del acervo memético entre cerebros, son mucho más intensos y eficaces que sus análogos procesos en el caso del acervo genético celular. Esto hace que los equivalentes culturales a los mecanismos “neolamarckianos” de tipo epigenético, difusor horizontal vía incorporación de genes a través de vectores retro-víricos o bacterianos, transferencia de memoria celular y semejantes – tanto a nivel micro como macro-evolutivo –, cobren una importancia cualitativa, cuantitativa y constancia mucho mayor en el campo de la memética que en el de la genética; Mientras que el proceso lento, gradual y estadísticamente acumulativo de la Selección Natural darwiniana “clásica” – aun cuando también es patente que opera en el “Universo de los Memes” –, posee una correspondientemente inferior relevancia relativa. Por supuesto, es obvio que asimismo funciona la selección diferencial competitiva de los memes egoístas que pugnan entre sí para procurarse el limitado recurso de la “atención-condicionamiento-mímesis” de las mentes que los captan, transmiten y procesan, y a una velocidad igualmente muy superior que los replicantes génicos... Pero en la dinámica evolutiva cultural está claro que los periodos de “suave” equilibrio o “estasis” gobernados por el patrón de la Reina Roja son considerablemente más cortos en proporción a la “incesante”, flexible y sucesiva serie de etapas en las que predominan los “grandes saltos organizativos” bajo impacto y “dirección” de las mucho más frecuentes “crisis ambientales cataclísmicas”, controladas por los mecanismos no-darwinistas que siguen la pauta del “Bufón Saltarín”... La confluencia de los dos factores – mutuamente reforzada – explica muy bien la razón por la cual la rapidez o celeridad general de la Evolución Cultural/Memética es varios órdenes de magnitud más elevada que la Evolución Biológica, pese a la ya probada y enorme analogía entre sus sistemas codificantes-replicadores. Pero – si este escenario es sustancialmente correcto – es de suponer que, aun admitiendo su palpable menor eficiencia y papel más modesto o “limitado” en el tiempo en términos comparativos, los mecanismos biogenéticos asociados a los procesos reactivos “acelerados” ante las condiciones de bruscas alteraciones externas de fuerte estrés ambiental, en el mundo biológico u orgánico, han de conservar también un próximo grado de estrecha analogía con los que actúan ante similares escenarios en el devenir de la evolución cultural.
  • Ahora bien, los contenidos y arquetipos culturales o meméticos sufren sus más súbitos, espectaculares, integrales y “explosivo-emergentes” “saltos adelante” organizativos o y/o regenerativos cual respuesta adaptativa a los grandes cambios de su entorno – incluyendo claro está la expresión del “fenotipo cultural extendido” de otros complejos meméticos clave –, de carácter amplio, brusco y “catastrófico”, equivalentes a las Crisis Geoclimáticas o Ecológicas de sus “análogos genéticos”, tales como vastas migraciones, conquistas, descubrimientos, guerras territoriales, transformaciones económico-políticas, revoluciones tecnológicas y sus correspondientes conversiones o reconversiones ideológico-religiosas... etc. Y, en todos los casos, esos fenómenos conllevan la percepción masiva por un número mínimo-umbral o superior de “máquinas lectoras-replicadorasprocesadoras” de memes (cerebros), de una serie excepcionalmente intensa y significativa de estímulos de alta densidad de energía-información, dentro de una población sometida a los citados “inputs perturbadores”. Dichos estímulos se encuentran codificados por paquetes de ondas portadoras principalmente visuales (electromagnéticas) y/o sonoras, las bases físicas de transferencia del lenguaje articulado –, o bien alguno de sus soportes decodificables más usuales y eficaces (formatos textuales escritos combinados con apoyo gráfico-icónico complementario), oratoria retórica y – de forma muy reciente –, otros de creciente potencia de difusión replicanteinductora de alta tecnología (radio, televisión, telefonía móvil, Internet...). ¿Ocurrirá lo mismo con los ADN-ARNs que asimilan, codifican, transmiten y procesan la información genética, en general, y bajo condiciones “traumáticas” de alto impacto ambiental o intensidad de estímulos perturbadores-inductores de “saltos adaptativos” de alta magnitud en especial?... La Analogía entre los dos sistemas de replicantes evolucionarios que propone la Teoría de los Memes y acaba de ser demostrada así lo haría prever...; Y en ello se asientan por su lado los Postulados Básicos de mi propia Teoría de Evolución Acelerada por Transferencia Reactiva a la Impregnación Ambiental... Si en verdad un proceso como el descrito es detectado y refrendado en el laboratorio, la Hipótesis del Meme del Dr. Richard Dawkins y su desarrollo teórico posterior quedarán por fin “doblemente reafirmados en doble sentido”... : “Remachados a demoledores martillazos” – por así decir –. Y – por su parte – mi modelo de “Turbo-Evolución por Transferencia”, sólidamente respaldado..., a falta ya tan sólo de aislar los mecanismos moleculares concretos de la transmisión y expresión de la memoria celular... Esto es,
  • completamente corroborado experimentalmente a nivel conceptual genérico y en términos micro-evolutivos, a falta en exclusiva de su verificación directa estricta para el alcance macro-evolutivo... Lo que no es poco..., sobre todo porque los indicios racionales y evidencias indirectas en relación con el fenómeno de la memoria celular heredable son cada vez más firmes... (Ver referencias en mis ensayos sobre un nuevo paradigma evolutivo). La gran noticia es que esto es exactamente lo que ha sido observado empírica e indiscutiblemente desde hace relativamente poco tiempo... EL “PRINCIPIO DE COHERENCIA”, DEMOSTRADO EN EL LABORATORIO Al supuesto antes explicado se le acostumbra a llamar “Principio de Coherencia”, porque implicaría que la potente capacidad reactiva-adaptativa de cualquier sistema conformado por replicadores evolucionarios con estructura en red compleja abierta de topología morfo-funcional potencial o “lingüística” – cuales el genoma o el acervo cultural-memético –, constituiría un rasgo común definitorio de los mismos. Así, el ADN-ARN biológico debería poseer la propiedad de captar los estímulos perturbadores portados o codificados mediante paquetes de ondas-partículas de impregnación ambiental, ya fueren de índole electromagnético o mecánico (sonoro, infrasonoro o ultrasonoro principalmente), así como de procesar su información “amenazadora” o “relevante” para su probabilidad de transmisión-supervivencia, y responder a ello a través de grandes cambios adaptativos “rápidos y saltatorios o puntuados”, organizativos-reestructuradores-moduladores de sus secuencias y configuraciones interactivas de ADN intrónico o ADNnc... En síntesis, de modo filosófico-epistemológico, podemos enunciar este trascendental Principio como sigue: “Lo que está ´Dentro´ (memes activos en la mente consciente o inconsciente), como lo que está ´Fuera´ (genes activos en las células orgánicas)” Algo que nos recuerda de inmediato el arcano precepto del saber ancestral hermético: “Lo que está Arriba, como lo que está Abajo”...
  • Y no por mera casualidad, desde luego... Lo maravilloso y apasionante es que tal Principio ha sido probado experimentalmente de forma tan oportuna como innovadora: Un equipo multidisciplinar de científicos rusos ha descubierto que es posible cambiar nuestro ADN mediante resonancias ondulatorias y paquetes de datos. Este ha sido el conmocionante hallazgo, resultado del estudio a fondo de la ultraestructura y propiedades dinámicas y reactivas del ADN cromosómico eucariota – centrándose como es natural en el 95% del mismo que corresponde a secuencias intrónicas, como ya hemos repetido varias veces –, logrado por un eminente y selecto grupo de especialistas rusos del Institute Control of Sciences, organismo dependiente de la Russian Academy of Sciences of Moscow y del Institute Lebedev – integrado por reputados investigadores, desde físicos, biofísicos, genetistas, bioquímicos y biólogos moleculares hasta lingüistas, pasando por expertos en computación y programación informática –, dirigidos por Dr. Peter P. Gariaev, biólogo molecular y biofísico destacado que trabaja en tal institución. Resulta triste y aleccionador constatar que, mientras en Occidente los científicos se han concentrado en las últimas décadas en el análisis pormenorizado de los mecanismos operantes en el sector del ADNc o “codificante proteico continuo” (exónico), sus colegas rusos y de otras naciones orientales han optado – con excelente criterio en mi modesta opinión y la de un número cada vez más numeroso de interesados, divulgadores y estudiosos en el tema –, en focalizar sus energías sobre el sector abrumadoramente mayoritario del genoma, lejos de perderse en absurdas y estériles polémicas dogmáticas acerca de si tuvo algún fundamento considerarlo como “basura” o “lastre/residuo evolutivo”, o por el contrario bien una suerte de “aristocracia inactiva” de “genes egoístas”, puramente reservados a ser replicados por el esfuerzo del 5 a 10% restante de los “genes obreros funcionales”, por así expresarlo... Mucho más sensatos, lógicos, pragmáticos y positivos, los sabios eslavos y más allá hacia Levante, llegaron hace tiempo a la elemental conclusión de que no era en absoluto razonable asumir que, después de miles de millones de años de Evolución, entre el 90 y el 95% del contenido de las cadenas y estructuras genéticas fuesen “inútiles” o “menos activas” que la exigua fracción ocupada en exclusiva en la biosíntesis serial de proteinas, y que la naturaleza y funcionalidad del código genético debía ser mucho más amplia y compleja que el mecanismo lineal ligado al ya obsoleto “Dogma Central: Un Gen, una Proteína”... Cuestión de lógica elemental: La mínima parte no podía ser más
  • importante que el “casi todo”, en especial tras vastas eras geológicas de acción permanente de la selección-adaptación natural. Así, al tiempo que en Europa, Norteamérica y la mayor parte de Sudamérica seguíamos enzarzados en bizantinas y necias polémicas sobre el “sexo de los ángeles”, o mejor dicho, en relación a si “éstos” existían o no, chinos, sud-coreanos, hindúes y – muy particular y destacadamente, dado su superior nivel científicotecnológico previo, como es natural –, rusos y japoneses, “se lanzaban sin más vacilaciones a buscarlos”..., como muy bien describe uno de los comentaristas/divulgadores en la Red de estos sensacionales descubrimientos... Un diáfano y enésimo signo más de la ya me temo irreversible Decadencia de Occidente..., y la más que segura emergencia como nuevo Polo Geoestratégico Dominante en lo económico, político y científicocultural/tecnológico del Área Indopacífica... Pero de eso me ocuparé en otro futuro ensayo – esta vez humanístico – cuyo título les adelanto: “Manifiesto Oceanista”... Por cierto que en él se argumentará que una de las escasas “islas” que al menos se podrían salvar del “Ocaso Imperial” de Poniente son Alemania, el entorno del viejo Mundo Austro-Húngaro (sobre todo el magiar y algunos de sus malavenidos “vecinos” históricos), California y – por una vez, toquemos madera –, España... Curiosamente, tan sólo un grupo “excéntrico” y “heterodoxo” de osados e inteligentes pioneros – ignorados y menospreciados por la ceguera académica habitual de los “científicos ortodoxos oficiales burocratizados y generosamente subvencionados por vía estatal o multinacional corporativa” –, el grupo hispano-germano de IRCAI, entre los que destacan los Drs. Ernst Dieter Broers, Rafael López-Guerrero, etc (Instituto de Radiofrecuencia Cuántica Avanzada Internacional), ha desarrollado en los últimos años trabajos que vienen a coincidir en lo esencial con los resultados del equipo ruso. Pues esta investigación culminada y la par abierta a un fabuloso porvenir de futuras indagaciones y aplicaciones de enormes perspectivas prometedoras en muy diversos terrenos – desde la biogenética y la biología evolutiva fundamental a la psicofísica o la biomedicina alternativa –, no es más que la primera cima relativa de un prolongado, constante y admirable esfuerzo de décadas, iniciado en los primitivos estudios acerca de foto-conductividad electrónica y bio-fotoluminiscencia de las cadenas de ADN realizados en los años 80 del siglo pasado...
  • Resumamos sus éxitos o conclusiones a renglón seguido sin mayores dilaciones, fruto de los experimentos y desarrollos teóricos ultimados por estos científicos, tanto en el Institute of Control Sciences de Moscú como en la sede de la Fundación Wafe Genetics Inc., creada por el Dr. Gariaev: CONCLUSIONES: EL ADN, UN BIO-ORDENADOR ONDULATORIOCUÁNTICO HOLOGRÁFICO DE SOFTWARE LINGÜÍSTICO AVANZADO 1) El ADN puede ser descrito como un “bio-ordenador optoacústico-cuántico”, facultado para recibir, procesar y transmitir información de su medio entorno tanto interno (orgánico), como externo (ambiental), a través de ondas electromagnéticas y/o mecánicas (sónicas, prioritariamente). A partir de estos estímulos, genera respuestas adaptativas genómicas que modifican las pautas metabólicas, sintéticoproteómicas, fisiológicas y de comportamiento relacional electroquímico de las células, en diferentes tejidos-diana susceptibles, en función de la índole de los paquetes de datos de energía-información captados. Es de suponer que, si los impactos perturbadores ambientales son amplios y muy intensos – como los ligados a grandes crisis ecológicas o geofísicas “traumáticas” persistentes de alta amenaza a la probabilidad de supervivencia o presión selectiva –, estos cambios acaben por afectar al código-fuente del ADN intrónico de las células germinales o gametos, modificando así de modo hereditario el acervo genotípico, y por ende los rasgos fenotípicos de las siguientes generaciones, produciendo “saltos rápidos evolutivos” de elevada magnitud reorganizativa. 2) Por consiguiente, debido al progresivo perfeccionamiento selectivo de esta función adaptativa, la Evolución ha ido estructurando – a lo largo de cientos y cientos de millones de años –, en los organismos vivos, biosistemas dotados de “textos genéticos”, articulados y conformados de acuerdo con patrones análogos al conjunto de normas y reglas subyacentes a todas las lenguas humanas – lo que confirma el trabajo anteriormente expuesto de los investigadores mexicanos –, en los que los tripletes de nucleótidos de ADN-codones de ARN juegan el papel de “letras” o caracteres. Y a partir de estos “textos coeherentes altamente modulares, estables, jerarquizados y complejos”, de topología en red potencial libre de escalas, se van configurando y determinando las distintas “arquitecturas”
  • y procesos orgánicos. Toda familia, grupo orgánico o especie viviente – y en particular aquellos más “exitosos” evolutivamente, tales como los virus, bacterias, plantas fanerógamas, insectos sociales, delfines y humanos, por poner unos pocos ejemplos en extremo “populares” –, somos, en este sentido, “bellos discursos, relatos, poemas o cánticos” de la Naturaleza..., literalmente hablando... 3) El aparato nucleo-proteico (polinucleótidos estructurales + histonas) que constituyen los cromosomas actúa cual la “antena” macromolecular encargada de la recepción y transmisión de estímulos del entorno. El ADN intrónico los descifra, codifica y reenvía al sector “codificante” exónico, y éste los traduce y ejecuta proteómicamente de manera adaptativa-reactiva. 4) Es más, los cromosomas de los seres pluricelulares eucarióticos más complejos o evolucionados – plantas y animales superiores – actúan, en virtud de su ultra-estructura solenoidal replegada polinucleotídica-histónica como auténticos “portales holográficos”, capaces de reproducir la imagen de todo el organismo o sistema en cada una de sus partes, de manera abierta a su probable progresión espacio-temporal. LOS CÓDIGOS-FUENTE DE LOS GENES Y LOS MEMES, CONVERGENTES E INTERACTIVOS: EL PRINCIPIO DE COHERENCIA REVELADO EN TODO SU ESPLENDOR Con el propósito de afrontar su investigación, el Dr. Peter Gariaev – en su calidad de director del Wafe Biological and Medical Insititute of Moscow (Instituto de Biología y Medicina por Ondas de Moscú), además de destacado miembro de la Academia Rusa de Ciencias Naturales, la Academia Rusa de Ingenierías y Medicina y de la Academia de Ciencias de Nueva York –, reclutó a su alrededor a respetados y esclarecidos físicos del prestigioso Instituto Lebedev, así como a su equipo de brillantes biólogos moleculares, biofísicos, genetistas, embriólogos, lingüistas y especialistas en informática de sistemas y computación. Pues bien, cuando todos ellos aunaron sus esfuerzos, técnicas y métodos en el análisis del estudio comparativo entre la semántica, la sintaxis, bases gramaticales y otros aspectos sustanciales de la configuración común profunda de las lenguas humanas y la estructura del ADN intrónico, el código de expresión genética y su traducción en la síntesis de proteínas, llegaron a
  • la conclusión – como sabemos refrendada por los estudios de otros equipos internacionales de científicos – de que ambos comparten las mismas reglas o patrones de conformación esencial. De esta manera, la unidad elemental del lenguaje es el fonema, cuyo equivalente genético es el nucleótido. Su morfo-funcionalidad convergente fundamental constituyente queda – pues – definida como sigue: 1) Por su “Expresión Fenotípica”: Sonidos verbales articulados o “pulsos electroquímicos”, adaptativos-reactivos a estímulos ondulatorios electromagnéticos o mecánicos específicos, en todo caso, obedeciendo un patrón de mantenimiento de un equilibrio homeostático-pervivencia como sistema replicante, en aras a conservar y reproducir su “máquina de supervivencia orgánica o mental” asociada: Transferencia o intercambio de ondas-paquetes de datos, en definitiva. 2) Por su “Forma”: Que es el lugar o secuencia que ocupan en el sistema (texto o cadena de polinucleótidos). 3) Por su “Contenido”: Se trata del papel que pueden jugar dentro del sistema o economía gramatical de una lengua: en el caso biogenético, la formación de determinadas proteínas o cadenas polipeptídicas de acuerdo con sus relaciones concretas en unas condiciones ambientales dadas. También descubrieron que análoga “estrategia evolutiva” a la que opera detrás de los mecanismos y procesos que dan origen a las correspondencias y subordinaciones sintáctico-gramaticales en el seno de los componentes básicos de una oración o un texto de orden superior en cualquier lengua, se hallan asimismo tras la que conduce a la interrelación y selección química de biomoléculas complemetarias-catalíticas-transferentes a la hora de ejecutar la síntesis específica de proteínas a nivel de ADN. Los ensayos realizados por Gariaev, sus colegas y colaboradores dieron lugar a evidencias contundentes al respecto, y cito al propio investigador ruso: “A través de una señal láser y sus campos electroacústicos solitónicos podemos leer en el bio-computador de ondas-ADN. Así es como el gen ´capta, lee y entiende´estos textos de manera similar al pensamiento humano. Pero a su propio nivel genómico de
  • ´razonamiento´. Esto significa que los textos humanos – independientemente del idioma usado – y los ´textos genéticos´ tiene características matemático-lingüísticas y entrópicoestadísticas análogas, donde en el caso de los ´textos genéticos´ los caracteres se identifican con los nucleótidos. En otras palabras, si el ADN 'entiende' y ´traduce´ ciertas frecuencias, entonces puede establecerse un tipo de intercambio de información con él”. Con objeto de demostrar empíricamente el alcance de su hallazgo y su interpretación teórica, Gariaev y su equipo realizaron experimentos modulando ciertos patrones o pulsos de frecuencias láser, ¡consiguiendo mediante esta técnica reparar cromosomas dañados por Rayos X! El físico y astrofísico Grazyna Frosar y el matemático y físico Franz Buldorf, los dos alemanes, residentes y dedicados a sus investigaciones y por cierto muy apreciadas labores divulgativas por diversos medios escritos y audiovisuales en Berlín –, unos de los sabios más eruditos y volcados en el desarrollo de un nuevo paradigma holístico coherente entre la física, la biología, la psicología y la parapsicología en el marco de una Nueva Teoría General de Sistemas –, se han ocupado extensamente – como es lógico – de los cruciales trabajos del grupo moscovita del Dr. Gariaev: En su muy divulgada obra “Vernetzte Intelligenz” (“Inteligencia en Red”), detallan con elogiable precisión algunos de estos ensayos, exponiendo como llegaron a capturar patrones de codificación de una muestra de ADN celular “Donante” y lo implantaron vía puramente ondulatoria en otro “Receptor”, reprogramando de esta forma las células del segundo organismo: ¡Utilizando esta sorprendente y absolutamente “etérea” y “limpia” tecnología, consiguieron transformar embriones de rana en embriones de salamandra! Recalcamos lo afirmado, que se halla avalado rigurosamente por los informes y credenciales del reputado investigador ruso y sus colaboradores, por más “fantástico” o “exótico” que suene a oídos todavía semi-taponados por el cerumen mecanicista residual moribundo: ¡¡¡Una transmutación genómico-cromosómica integral inducida por meros medios electromagnéticos-electroacústicos, sin contacto material entre ambas cadenas poliméricas de ADN!!!... Incomparablemente más rápida, eficaz y selectiva, sin los acostumbrados efectos colaterales indeseables que conlleva la manipulación directa de los genes por otras técnicas más “convencionales”... De hecho, los científicos de las citadas instituciones moscovitas están convencidos de que armonizando ondas resonantes portadoras de imágenes o sonidos – palabras y/o montajes audiovisuales significativos, en suma – en
  • determinadas intensidades y frecuencias de modo repetitivo y sistemático, podríamos llegar a modificar el ADN y, en consecuencia, el funcionamiento mismo de nuestras células..., con las tremendas, fascinantes y abrumadoras implicaciones – a la par inefables y terribles, hiper-terapéuticas e hiperdestructivas –, que tal concepto implica... Idéntico Principio permite aproximar una explicación mecanística a nivel biofísico para el sensacional y hasta ahora teóricamente muy difícil de comprender descubrimiento del investigador y terapeuta japonés Masaru Emoto, quien demostró hace años que la estructura en red dipolar de las moléculas de agua cambia por impacto o exposición a sonidos musicales, palabras, emociones, sentimientos y pensamientos convenientemente focalizados y persistentes, empleando para ello técnicas instrumentales refinadas tales cuales la RMN ultrafina y la microscopía de efecto túnel, esta última para registrar microfotográficamente los diminutos cristales de agua congelada de diversas fuentes naturales y artificiales, así como sus variaciones una vez sometidas las muestras a sus tratamientos... Igualmente, posibilitaría entender porqué determinados sonidos emitidos por los cuencos de cuarzo y, en menor medida, minerales cristalinos cuarcíferos (materiales altamente psico-bioelectropermeables/transferentes a todas luces), parecen frenar, ayudar a remitir y, en ocasiones, hasta curar algunos tipos de cáncer: “Insólito” fenómeno que fue publicado por el Dr. Michael L. Gaynor – titular del Departamento de Medicina Oncológica e Integrativa del Centro Strang-Cornell para la prevención del cáncer de Nueva York – quién no dudó en reseñar que había observado efectos terapéuticos positivos a través de este método en cientos de pacientes. En la misma línea se encontraría la justificación racional del poder efectivo de la Musicoterapia, el mecanismo funcional del tan traído, llevado y, por desgracia, tantas veces falseado y manipulado “pensamiento de afirmación positiva”, los mantras, las diferentes terapias por hipnosis y, por supuesto, desde los más variados rituales y ceremonias mágico-religiosas a la más sencilla oración a cualquier “dios/a”, en verdad, un Arquetipo Memético de alto potencial colectivo y biogenéticamente reforzado por la memoria genética y celular de la especie en términos del psicoanálisis jungiano... La insistencia de todas las tradiciones y maestros espirituales originales de las culturas y civilizaciones, así como los sistemas de creencias más diversos e incluso opuestos, en la necesidad y conveniencia de promover – mediante los medios psicológicos, meditativos, químicos o rituales más variopintos, entre los que coinciden una y otra vez la repetición de fórmulas sonoras y mantras visuales de muy polimorfa índole –, no sería, a la postre, otra cosa que un saber ancestral empírico e intuitivo, del que solo ahora empezamos a
  • vislumbrar su auténtica científicamente... base psicofísica y biológica, racional y Todo dependería del mismo Principio Fundamental: Caminos alternativos para conectar con lo que esos magos-chamanes-sacerdotes-místicos llamaron “Yo Interior” (de modo más realista, los inmensos bancos “lingüísticos” de nuestros acervos memético y genético profundos), moldeables, adaptables, regenerables y potenciables a través de los procesos interactivos entre los pulsos de vibraciones específicas de perfiles cuidadosa e idóneamente seleccionados y sus secuencias o cadenas de “textos” vivos en perpetuo reajuste por adaptación evolutiva... El Reverso Oscuro del mismo conjunto de fenómenos serían los correspondientes sistemas de “magia roja”, “negra”, maldiciones, vudú, sacrificios de sangre, canibalismo-vampirismo ritual y semejantes, que manipularían exactamente los mismos mecanismos de naturaleza psicobioenergética-informacional con el fin de “parasitar”, esclavizar, “fagocitar”, drenar o, en el límite, aniquilar o “deconstruir” los códigos-fuente y reservas de energía celular y psico-neural del Donante/Víctima o más o menos extensos “rebaños” de ellos, en beneficio de uno o pocos “Receptores”... De lo que hay abundantísimos y patentes ejemplos a lo largo y ancho de la apasionante pero cruel Historia de la Humanidad... Y lo que, por otra parte, encaja a la perfección – dejándonos de falsos pudores, mistificaciones e hipocresías “políticamente correctas” –, con la fría e inexorable lógica competitiva nuclear intrínseca a la Evolución Darwiniana... Uno de los más célebres casos entre ese “Océano Tenebroso” fue – en concreto –, el que encendió la chispa de “inspiración” que ha engendrado en mi a la par “gótico” y “racionalista” cerebro toda esta serie de ensayos sobre Biofísica, Psicofísica y Nueva Biología Evolutiva: Los famosos “Baños de Sangre” de la condesa húngara Erzsébet Báthory..., practicados durante diez años a expensas de sus más jóvenes y lozanas doncellas, campesinas y siervas de la gleba, con el afán de detener su envejecimiento y preservar su seductora y radiante belleza y juventud... Terribles y despiadadas prácticas, pero en contra de lo que casi todo el mundo cree, ni demenciales ni exentas de un “Método” incipiente, racional y experimental, rudimentario únicamente a causa de las colosales limitaciones en los conocimientos científicos de su época (finales del siglo XVI a principios del XVII). Hoy en día, sin embargo, la hermosa, para nada compasiva e inteligente aristócrata y alquimista magiar sería probablemente una opulenta patrona, co-fundadora, alta ejecutiva y, a la vez, avanzada investigadora del equipo del Dr. Gariaev u otro parecido, o quizá, mejor aún, consagraría su talento – qué
  • adecuada palabra...ven, el lenguaje es pura “magia racional”, del color que sea –, al servicio de uno de los proyectos más “secretos e inconfesables” de alguna que otra mega-corporación multinacional dedicada a la farmacología estética de vanguardia, de cuyo Consejo de Administración también formaría parte, por descontado... Ahora, por consiguiente, se cierra el Círculo... Y volvemos al Principio... Para poder empezar a ver un poco más claro... Porque la Nueva Ingeniería Genética Ondulatoria, iniciada por el genio y la iniciativa precoces del Dr. Gariaev y su excelente equipo, abre una Ciclópea y Majestuosa Puerta, mucho más allá de la plena confirmación de la Hipótesis del Meme o la vigorosa consolidación empírica del Postulado Medular de mi Teoría de Evolución Acelerada por Transferencia de Impregnación Ambiental, además de su aplicación al campo de la Psicofísica/Parapsiocología (Modelo de Impregnación Psíquica)... A años-luz del actual y primitivo haz de tecnologías biogenéticas de “cortar y pegar” series de genes, abre la Caja de Pandora de un nuevo y fabuloso universo de paraísos e infiernos posibles..., una auténtica Revolución Biomédica sin precedentes: La posibilidad real de manipular nuestro propio ADN y dirigir nuestra misma Evolución y la de otras criaturas por medio de estímulos electromagnéticos y electroacústicos programados... La clave estaría en lograr “decodificar” – esto es, traducir – la “gramática ondulatoria” del Sistema Genómico. ONDAS SOLITÓNICAS, LA LLAVE DE LA NUEVA PANDORA Según han comprobado en el laboratorio los pioneros y audaces científicos rusos citados, todos estos procesos de transferenciaintercambio de energía libre y entropía-información entre el ADN y los estímulos que impregnan su entorno, así como entre cadenas de polinucleótidos, radican en el intercambio de vibraciones ondulatorias en un estado muy peculiar: El de paquetes de ondas solitónicas. En Física, se define cual “onda solitónica” o “solitón” a todo impulso o movimiento vibracional periódico solitario – de ahí su nombre –, en extremo compacto y coherente, capaz de almacenar una extraordinaria densidad de
  • información durante mucho tiempo y de propagarse sin debilitarse o distorsionarse a enormes distancias en medios no-lineales. El fenómeno fue descrito por primera vez en términos científicos por el físico escocés John Scott Rusell, en 1844: Lo observó en la propagación de una onda a lo largo de un canal de agua, a modo de una “barra” o frente cuyo curso siguió por varios kilómetros remontando corriente arriba sin debilitarse ni deformarse, lo que llamó poderosamente su metódica y perspicaz atención analítica. Posteriormente, se identificó en diferentes ríos bajo condiciones concretas, tanto más probables y espectaculares cuanto más caudaloso es su flujo, siendo los que se forman en el Amazonas famosos por sus impresionantes dimensiones y duración. Hasta 1973, nadie imaginó ni previó utilidad práctica alguna a los solitones: Fue entonces cuando en 1973, el investigador japonés (otra vez), Akira Asegawa, quien trabajaba en los Laboratorios Bell para la empresa AT&T, los propuso en un modelo teórico como un sistema destinado a mejorar fuertemente el rendimiento en las primeras redes ópticas de telecomunicaciones. Una década y media después (1988), Linn Mollenauer y su equipo usaron el “Efecto Raman” de amplificación para la señales – descubierto y estudiado teórico-cuánticamente por el físico hindú de igual nombre – en una fibra óptica, y así lograron transmitir solitones a más de 4000 Km. En 1991 – también en los Bell Labs., perfeccionaron esta tecnología consiguiendo la transmisión de pulsos solitónicos hasta más de 14000 Km empleando amplificadores de erbio. Siete años más adelante, combinaron haces de solitones de longitudes de onda diferentes para llevar a cabo una transmisión de información a larga distancia semejante, al entonces imponente récord de velocidad de 1 Terabit/segundo (un “billón español”, o “millón de millones”, 1012 bits/s). Tal proeza – que marcó un hito en el desarrollo de la alta tecnología de telecomunicaciones –, fue obra del físico e ingeniero electrónico Thierry Georges y su equipo del centro de investigación de la France Télécom. Finalmente, en 2001 la transferencia de información por señales solitónicas se convirtió en la base del tráfico de señales por banda ancha de fibra óptica en redes comerciales, hecho que se sigue manteniendo de manera cada vez más potente, eficiente y refinada. Obviamente, ha sido el basamento principal de la explosiva y exponencial implantación y difusión de un servicio de Internet amplio, masivo, económico y operativo a escala mundial... Esto es, el cimiento físico-tecnológico del nacimiento de toda una Nueva Revolución Cultural en el “Poder Memético” de la especie, de innumerables y decisivas consecuencias... Únicamente comparables a las ocasionadas por la Imprenta de Gütemberg o la “invención” de la escritura.
  • Gráficamente, podemos visualizar un solitón como una doble ondulación o cresta-valle perfectamente simétrica o vientre de idéntica amplitud en los dos sentidos del “eje de vibración” (+-A), cual onda envolvente o transportadora, circunscribiendo una serie variablemente rápida o corta de oscilaciones, de signo definido (+, por ejemplo), máximas en su magnitud central y cada vez más “bajas” o de menor amplitud hacia ambos extremos, a un ritmo o longitud entre cada pico relativo uniforme, lo que representa las ondas portadoras de información codificada. Si comparamos las prestaciones de esta clase de ondas estables, estacionarias y resonantes con las que constituyen las emisiones habituales de radio o de la ya “clásica” televisión analógica, la relación equivale aproximadamente a la que guardan una diligencia con un tren-bala, o probablemente todavía más desproporcionada. Esta magnífica potencia de procesado es lo que permite a los servidores actuales sostener el titánico crecimiento funcional de la Red Cibernética Global..., así como al ADN cromosómico comportarse cual una “gigantesca antena” emisora-receptora-procesadora de ingentes cantidades de datos complejos, tanto internos como externos. En referencia a ello, el Dr. Gariaev puntualiza: “La mayoría intenta entender los principios del ordenador biológico que es el ADN a través de una fijación exclusiva a las reglas del ADN de Watson, Crick y Chargaff: la igualdad entre las bases adeninatimina, guanina-citosina. ¡Y esto es correcto pero no suficiente! El ADN cromosómico en los sistemas vivos tiene atributos de onda que nos llevan a una dimensión desconocida. El ´muy conocido´código genético es tan sólo la parte del código referida a la síntesis de proteínas..., y nada más. Pero los cromosomas trabajan como ordenadores solitónicos holográficos bajo la influencia de radiaciones láser endógenas (internas) del ADN”. Estos pulsos endógenos estables compuestos por haces de solitones de alta densidad y coherencia serían la transducción/reacción adaptativa efectiva a los estímulos del entorno, bien procedentes del medio interno o externo de las células u organismos, además del mecanismo para coordinar e intercomunicar dichas funciones entre todas las unidades celulares a través de los distintos tejidos, órganos y aparatos en los seres multicelulares superiores: He aquí la prueba final del Postulado Elemental de mi Modelo de Evolución Saltatoria Acelerada por Transferencia de Estímulos de Alto Impacto Ambiental.
  • Las implicaciones, no ya teóricas, sino prácticas, son tan abrumadoras y pasmosas cual lógicas y sencillas, una vez asumido el Principio: Si modulamos un láser a determinadas frecuencias, podemos alterar los parámetros de los pulsos solitónicos y, con ello, modificar la información genética en sí misma y su ulterior expresión. Repitiendo el proceso un número muy elevado de veces y observando con precisión los resultados a nivel genotípico y fenotípico, llegaríamos a descifrar la “clave semánticogramatical” completa del ADN intrónico, y con ella el auténtico y definitivo “Santo Grial” de la Nueva Ingeniería Genética Cuántico-Ondulatoria. Una labor ingente, pero apasionante, fascinadora... y cargada de promesas increíbles, casi inimaginables, incluso a medio plazo en sus etapas de primeros resultados parciales... Que es justo lo que se propone la Fundación del Dr. Peter Gariaev. Esperemos que su ejemplo cunda y múltiples grupos de científicos de alto nivel se empeñen en tan magno y decisivo Proyecto. En suma, el ADN cromosómico funciona a modo de una gran antena cuyas características técnicas vienen establecidas por su tamaño y grado de compactación: La molécula “desenrollada” mide alrededor de 2 m. de longitud, y se ha determinado que le corresponde una frecuencia máxima natural de resonancia de unos 150 megahertzios (Mhz), rango en el que almacena espontáneamente sus estados armónicos resonantes. Esta frecuencia se halla justamente en el centro de la banda utilizada por nuestros rádares y otros dispositivos de ingeniería de microondas: O sea, que nuestro ADN y la tecnología de telecomunicaciones usan la misma zona del espectro radioeléctrico para recibir y emitir señales. Obviamente, no se trata de una “mera coincidencia”... Como tampoco lo son que el principal componente de las redes cristalinas tridimensionales del cuarzo y los minerales graníticos sean los silicatos, éstos jueguen un papel muy acentuado en los fenómenos de transferencia de información vía solitones sonoros al ADN y, a su vez, constituyan – junto al agua del efecto Emoto, subterránea o en forma de humedad atmosférica –, los dos principales materiales “psicopermeables” potenciadores de la Impregnación Psíquica Ambiental... Ni que el silicio dopado con “huecos” de otros semiconductores proporcionen el soporte de los circuitos integrados y procesadores que conforman el hardware de nuestras computadoras..., o los pulsos solitónicos el de la transmisión en banda ancha por fibra óptica de la Red de conexiones simultáneas entre millones de ordenadores a lo largo y
  • ancho del Globo... Silicio y Carbono..., los dos elementos químicos más singulares y a la par similares entre sí en términos energéticos y electrónicos de toda la Tabla Periódica... Como pueden ver, el “rompecabezas” termina por encajar... En otras palabras, lo que estas investigaciones demuestran es que el ADN no únicamente tiende a resultar dañado por la absorción de radiaciones electromagnéticas de alta frecuencia como los rayos ultravioleta, los X y los gamma – cosa bien sabida desde hace muchos decenios –, si no también puede ser modificado – negativa o positiva/adaptativamente – a través de perfiles determinados de ondas electromagnéticas y sonoras en otros rangos de longitudes de onda muy específicas, ya que en verdad la “prodigiosa” macromolécula que compone nuestros genes no es más que una suerte de “antena + microchip electrobiológico” superconductor, que toma paquetes de datos del medio entorno, los almacena, decodifica, recodifica y procesa, reajustando sus patrones o secuencias “profundas” de ADN intrónico y remitiendo “órdenes” en forma de pulsos solitónicos entre células, para así responder a dichos estímulos o perturbaciones. Este hecho abre un imponente abanico de posibilidades para la futura Biomedicina Avanzada: Desarrollando los dispositivos adecuados de tecnología de irradiación láser solitónica, sería factible “reprogramar” el ADN intrónico de manera que activase el metabolismo celular en la dirección adecuada para regenerar tejidos enfermos, envejecidos o degenerados, o bien reparar defectos genéticos, sin los riesgos o efectos secundarios actualmente asociados a los procedimientos presentes. Esta Terapia Génica Ondulatoria bien puede convertirse en el más rutilante porvenir para la Medicina de un “Nuevo Mediodía del siglo XXI” y de los inicios del siguiente... E incluso en la llave para una vida humana muy prolongada y en excelente estado de salud, belleza y juventud... Pues bien, si esto se antoja asombroso y emocionante, preparémonos para lo que viene a continuación, porque aún queda otro hallazgo del indicado equipo de investigación ruso que nos ha dejado a todos literalmente de piedra..., y boquiabiertos, dicho sea de paso... Algo que – por añadidura – constituiría la prueba empírica directa de la aplicación al campo de la fenomenología “paranormal” o la Parapsicología de la Teoría de Transferencia de Impregnación Ambiental... Por lo que fácilmente comprenderán que el primero en abrir al máximo ojos y boca he sido yo
  • mismo... Los científicos dirigidos por el Dr. Gariaev descubrieron durante sus ensayos que las oscilaciones vibratorias del ADN pueden ocasionar patrones de perturbación en el vacío, produciendo así una especie de “agujeros de gusano magnetizados”, equivalentes a escala submicroscópica de los “puentes de Einstein-Rosen” que las ecuaciones de la Relatividad General predicen como soluciones en las áreas extremadamente distorsionadas curvadas-deformadas del espaciotiempo asociadas a ciertos tipos de agujeros negros. La Física teórica considera estas estructuras cuatridimensionales cual “túneles” que conectarían zonas muy distantes del espacio-tiempo entre sí, a través de los cuales se podría transmitir información “fuera” de toda referencia espacio-temporal. Consiguientemente, por medio de estos micro-agujeros de gusano, el ADN podría intercambiar información “más allá del vacío” – y, por ende, de un espacio y tiempo local definidos –, e incorporarla a su sistema (es decir, a la memoria y “programa” genético-celular de nuestros organismos). Este proceso sería el fundamento biofísico de los célebres y polémicos “campos morfo-genéticos” de Rupert Sheldrake, de la “hipercomunicación” y otros fenómenos aparentemente “anómalos” como la percepción por parte de ciertos “sensitivos” de los contenidos informativos ligados a los enclaves “impregnados”, como yo postulaba en mis ensayos al respecto. En la Naturaleza, la hipercomunicación – independientemente de lo que opinen o gusten los “escépticos mecanicistas por sistema” –, ha triunfado en determinadas especies y grupos de ellas como estrategia evolutiva desde hace cientos de millones de años; El ejemplo más claro lo encontramos en algunas impresionantes manifestaciones o pautas del comportamiento de los insectos sociales. El caso concreto – inexplicable según los conceptos “convencionales” –, es oportunamente expuesto por los ya antes citados Fosar y Bludorf: Si una hormiga reina es separada “espacialmente” a una gran distancia de su colonia, el hormiguero sigue siendo construido, mantenido y defendido por sus obreras y soldadas, y las primeras prosiguen criando a los machos para su particular función... Tan peculiar fenómeno ocurre aun cuando la reina sea llevada muy lejos, de modo que la comunicación por emisión de feromonas se torne absolutamente imposible, tal cual se ha comprobado en sucesivas y bien constrastadas experencias. Por el contrario, si matamos a la reina, se halle a distancia más o menos extrema, se detiene de inmediato toda labor en la colonia... Con una simultaneidad
  • escalofriante y, hasta ahora, inexplicable. Ninguna hormiga de clase alguna sabe qué hacer y sobreviene el caos... La evidente conclusión es que la reina porta en su genoma y su sistema “nervioso-memético” los “planes u órdenes de construcción detallados”, y los envía o transmite mediante algún mecanismo virtualmente instantáneo por lejos que se localice físicamente su cuerpo..., mientras que sus “redes de procesadores de solitones” (memes y genes) funcionen, esto es, tan sólo con conservar su vida. Por fin podemos explicar de modo racional la esencia de la “percepción a distancia” o “hipercomunicación psí” y los campos morfo-genéticos de Sheldrake, hasta ahora altamente especulativos. En la especie humana existen documentados casos de fenómenos sustancialmente similares, hasta ahora negados o mantenidos “en suspenso” por la “Ciencia Oficial”, desterrados en el cesto de las “extravagancias de la Parapsicología”, o calificados bajo los vagos y literarios conceptos de la “inspiración” o “intuición”: Entre las primeras destacan la percepción a distancia o “telepatía”, así como las experiencias “paranormales” de médiums y “sensibles” al tomar contacto variablemente cercano con objetos, lugares, edificios o escenarios de intensos y repetidos sucesos traumáticos del pasado (impregnación psíquica); Entre las segundas, tales vivencias son bastante comunes para las personalidades creativas, ya sean artísticas o científicas: Por citar únicamente algunas de ellas entre una lista más que dilatada, podemos recordar las siguientes: Dentro del campo artístico, Giuseppe Tartini, quien soñó como “el mismísimo Lucifer” interpretaba su famosísima y muy original y difícil sonata “El trino del diablo”; Igor Stravinsky también aseguró haber “escuchado en su cabeza” mientras dormía las notas de su maravillosa y enérgica “Consagración de la Primavera”, Edgard Allan Poe afirmó “recibir al dictado” los versos de su magnífico y abismal poema “El Cuervo”, brotando del pico de una gigantesca “visión” de un ente figurado como dicho negro y “espectral” pájaro – en esta ocasión en estado de vigilia, probablemente gracias a sus abundantes cócteles cotidianos de opio y alcohol – ; En el terreno científico, reseñemos a Friedrich Kekulé, eminente químico orgánico quien describió su hallazgo de la solución correcta para la estructura hexagonal “plana” formada por tres pares de enlaces dobles resonantes alternos de la molécula de benceno a través de un sueño en el que una serpiente se mordía su propia cola; O al igualmente insigne químico Dimitry Mendeleyev, al que la clave para el ordenamiento del Sistema Peródico acudió a su cerebro por medios asimismo oníricos; O bien Alfred R. Wallace, co-enunciador original independiente de la Ley de Selección Natural junto a Charles Darwin, cuya “idea básica” le fue “revelada” – según sus propias palabras –, en medio de un agitado sueño durante un ataque de fiebres tropicales en su expedición al Archipiélago Malayo; Y el historiador
  • Herman Hilprecht, quien refirió como “la aparición de un antiguo sacerdote asirio en un sueño de nombre Kurigalzu” le suministró la pista para proceder a la traducción exacta de una inscripción cuneiforme en honor a Ninib, hijo del dios Bel...; Esta clase de fenómenos o experiencias es más corriente de lo que se cree de por lo común, y en cuanto a su muy frecuente proclividad en estados de sueño o alterados de conciencia – en muchos casos inducidos o facilitados por drogas –, no es nada extraño, pues la “transcomunicación” entre los niveles profundos de la memoria genético-celular y la del inconsciente colectivo formulado por Jung, ocurriría con mucha mayor fluidez, eficacia y espontaneidad en situaciones en las que la mente subconsciente controla el sistema, libre de las fijaciones, distracciones, preocupaciones, limitaciones y condicionamientos del pensamiento y las emociones conscientes. Pero lo más extraordinario es que cuando la “hipercomunicación” se verifica, se halla ligada a fenómenos biofísicos concretos en el ADN que pueden ser aislados e identificados en el laboratorio: Los investigadores rusos irradiaron muestras de ADN con luz láser coherente a frecuencias específicas, confinado al vacío en cámaras especiales aisladas de toda incidencia o interferencia acústica o electromagnética exterior de cualquier índole. En la pantalla del detector se plasmó una pauta espectroscópica de ondas típica para cada absorción. ¡¡¡Y cuando retiraron las muestras de ADN mediante una “trampa expulsora” adecuada para así evitar romper el sellado absoluto de la cámara, dichos patrones o perfiles de onda no desaparecían!!! Multitud de repetidos ensayos de control probaron que este perfil persistente provenía de las muestras originales ahora ausentes a una distancia “infinita” en términos moleculares, y fuera de la cámara aislada, por si ésto fuera poco. Este “alucinante” resultado demostraba que el campo energético vinculado a la recepción de los solitones excitantes se mantenía por sí mismo, aun en ausencia espacial o física material de su generador-portador, exactamente igual que en el ejemplo de la reina-abeja. Tal efecto de “pervivencia holográfica” del patrón ondulatorio imprimado en el espacio alcanzó varias veces hasta unos 30 días de duración antes de acabar disipándose o extinguiéndose. El fenómeno expuesto fue bautizado “Efecto ADN Fantasma”. ¡Ojo..., el nombre fue elegido por ellos, no por este modesto autor, intentando “arrimar el ascua a su sardina” por lo de su modelo sobre la
  • Teoría de la Impregnación Psíquica, que conste! La única explicación concebible es que la energía-información proveniente de un tiempo anterior y/o un espacio desmesuradamente distante fluye por los micro-agujeros de gusano, aunque ya se haya retirado la molécula de ADN o Fuente Primaria de Descarga/Emisión/Impregnación... No creo necesario añadir nada más..., excepto las palabras del ilustre físico cuántico – compatriota y colaborador de Gariaev –, mundialmente reconocido por sus estudios acerca de la interacción del electromagnetismo con los sistemas biológicos, e investigador puntero del Biochemical Physics of the Russian Academy of Sciences, Vladimir Poponin: “Después de reproducir esto muchas veces y verificar el equipo de todas las maneras concebibles, nos vimos obligados a aceptar la hipótesis de trabajo de que alguna nueva estructura de campo estaba siendo excitada desde el vacío físico. Y lo denominamos 'ADN fantasma' para dar énfasis a que su origen está relacionado con el ADN físico. No hemos observado este efecto todavía con otras sustancias en la cámara. Después de este descubrimiento iniciamos un estudio más riguroso y continuo de estos fenómenos. Y nos encontramos que con tal de que el espacio de la cámara no se perturbe se puede medir ese efecto durante largos periodos de tiempo. Lo hemos observado durante un mes en varios casos. Es importante dar énfasis a que dos condiciones son necesarias para observar el ADN fantasma: La primera es la presencia inicial de la molécula de ADN y la segunda su exposición a una débil radiación de láser coherente. Esta última condición puede darse con dos frecuencias diferentes de radiación del láser. Quizás el hallazgo más importante de estos experimentos es que proporcionan una oportunidad de estudiar la subestructura del vacío bajo perspectivas estrictamente científicas y cuantitativas. Es posible debido a la habilidad intrínseca del campo fantasma de acoplarse con los campos convencionales”. Y, a guisa de colofón, las aseveraciones o conclusiones de Peter P. Gariaev et al en su artículo “DNA wafe-biocomputer” : “Los solitones del ADN tienen dos tipos conectados de memoria. El primero involucra la capacidad de los sistemas no lineales para recordar modos iniciales de energetización y repetirlos periódicamente. Los cristales líquidos de ADN dentro de la
  • estructura del cromosoma forman una estructura no lineal. El segundo es del ADN total en un organismo. Tal memoria es un aspecto no localizado del genoma. Es cuasi-holográfico/fractal y tiene que ver, como es el caso de cualquier holograma o fractal, con la propiedad fundamental del biosistema, es decir su habilidad de restaurar el todo a partir de una parte. Esta propiedad es bien conocida. Recordemos el crecimiento de las plantas dañadas, la regeneración de la cola de un lagarto...” . IV Conclusiones y Reflexión Personal IV.1 Conclusiones El cúmulo de experimentos y evidencias empíricas indicadas demuestra la veracidad científica de los siguientes hechos: 1) La Analogía morfo-funcional profunda, constitutiva, dinámica e intrínseca entre las Redes Libres de Escala de topología potencial compleja y alta coherencia lingüística que componen el sistema de unidades replicadoras abiertas de representación cultural codificada (memes) y los equivalentes elementos que soportan, transmiten y modifican adaptativamente la información biológica estructural, reguladora y hereditaria (genes). Ambos han de presentar – por tanto – muy semejante pautas de comportamiento evolutivo, solo que ha diferente escala de frecuencia de variabilidad y velocidad general de desarrollo. La Teoría de los Memes creada por el Dr. Richard Dawkins queda – pues – fundamentalmente probada. 2) En particular, ante estímulos de suficiente intensidad, estabilidad, persistencia y relevancia para alterar las condiciones de su medio entorno y, con ello, sus probabilidades de transmisión futura o supervivencia de sus
  • “máquinas de guerra protectoras/reproductoras” (cerebros y células u organismos, respectivamente), dichos sistemas en red, al captar los citados paquetes cuantizados de ondaspartículas portadoras de elevada densidad informática, electromagnéticas o acústicas preferentemente, elaboran respuestas en forma de pulsos de solitones de frecuencias específicas que inducen cambios reorganizativos, ajustes, asimilaciones, activaciones, inhibiciones y/o modulaciones tendentes a su adaptación al nuevo escenario y el intento – no siempre exitoso y en medida variable –, para recuperar su equilibrio homeostático funcional bajo el nuevo conjunto de parámetros ambientales. Estos flujos solitónicos estacionarios, resonantes y coherentes, intercomunican también entre ellas a las células de los distintos tejidos, órganos y sistemas anatomo-fisiológicos en los seres vivos de orden multicelular, coordinando la reacción del organismo como un todo integrado. Estas respuestas constituyen los “saltos evolutivos bruscos” puntuales, carentes de formas o pasos intermedios, de gran amplitud, alcance y magnitud observados en el registro fósil, ligados a etapas de fuertes crisis o estrés selectivo ambiental, inexplicables por medio del modelo clásico darwiniano de selección estadística puramente acumulativa y gradual de pequeñas variaciones favorables por mutación o recombinación sexual. Con ello quedan demostrados los Postulados básicos de mi Teoría de la Evolución Acelerada por Transferencia de Impregnación Ambiental. 3) Cuando el ADN cromosómico es irradiado por ciertos pulsos de láser solitónico en torno a dos valores definidos de longitud de onda, su perfil de absorción persiste en una cámara de vacío herméticamente aislada aún después de retirar la muestra molecular y separarla espacialmente a una distancia arbitrariamente grande del interior de la cámara. Esta “huella por impregnación energética” o campo de vacío perturbado permanece largos periodos de tiempo, pudiendo alcanzar sobre un mes completo. Este sorprendente “Efecto del ADN Fantasma” ha sido comprobado rigurosamente y es perfectamente reproducible a nivel experimental. Ello implica la existencia de algún tipo de “hipercomunicación” acoplada entre un campo de vacío asociado a las interacciones solitónicas de los polinucleótidos y el campo electromagnético
  • a través de “túneles” hiperdimensionales equivalentes a microagujeros de gusano o “Puentes de Einstein-Rosen”a escala molecular. Dicho mecanismo podría ser la explicación biofísica de fenómenos aparentemente “anómalos” o “paranormales”, tales como los estudiados en el mundo biológico por Rupert Sheldrake y otros, además de los experimentados por sensitivos humanos en el contexto de la Parapsicología científica y, por ende, el fundamento de la aplicación de mi Teoría de la Transferencia como modelo para la Impregnación Psíquica. IV.2 Reflexión Personal Los hechos empíricos precedentes no tan sólo dotan de elevado rigor y respaldo empírico construcciones teóricas sobre los sistemas abiertos en red compleja formados por replicantes-procesadores de información de algortimo dinámico evolucionario – tales como genes y memes –... Modelos cuales los derivados de la Hipótesis del Meme debida a Richard Dawkins, o los Postulados de Evolución Acelerada Saltatoria por Transferencia en condiciones de Alto Estímulo por Impacto Ambiental Traumático originales de este autor... Tal cosa puede ser relevante para el Dr. Dawkins o este modesto ensayista, y quizá para algunas minorías de especialistas o interesados en las teorías evolutivas..., pero nada más. Ni tan siquiera se limitan a señalar un excitante y casi prodigioso camino para una nueva Ingeniería y Terapia Genética Ondulatorias de posibles perspectivas inimaginablemente potentes y revolucionarias... O tienden a establecer los cimientos de una renovada y mucho más firme Parapsicología Científica o “Transpsicofísica”, como la ha bautizado este humilde librepensador... Lo que ya reviste una notablemente superior importancia colectiva, si bien, como poco, situada a medio plazo...
  • No. Hacen todo conmocionador.. eso y algo más... Algo extraordinario y Abren el Portal de un Nuevo Paradigma Biofísico y Psicofísico de la Realidad... Nada más..., y nada menos. Una Realidad multidimensional, fractal y holográfica del Universo – o el Multiverso –, convergente con los últimos y más rabiosos avances de la Cosmología Cuántica, Teoría M de Supercuerdas, Teoría Cuántica de Bucles Gravitatorios... –, así como con su creciente coherencia interna y serios indicios de corroboración empírica a cargo de la Física de Partículas de Altísimas Energías y la Astrofísica/Radioastronomía de vanguardia... El “Bebé” emergente de una Nueva Física más allá de los modelos estándar asumidos hasta la fecha en Cosmología y Micro-Física... Una Realidad en la que el Multiverso Hiperdimensional Holográfico Fractal interacciona, se refleja y es reflejado como Observable en cada Observador de grado variablemente consciente en virtud de sus propias Redes Holográficas Fractales neuronales-meméticas y bimoleculares-genéticas... En una sucesión evolutiva incesante de estados cuánticos permisibles alternos que colapsan en cada interacción-elección-observación... Una Realidad en la que ya no tiene, en el fondo, sentido hablar de “mente” y “materia”, ni de “Observador” y “Observable”, sino más bien de “Participantes Sinérgicos Acoplados”... Una Realidad en la que – como ya intuyeron los sabios inspirados del pasado remoto –, “Lo que está Arriba, como lo que está Abajo”, y “Lo que está Dentro, como lo que está Fuera”... Pero ahora científica y matemáticamente formulado con rigor predictivo y cuantitativo... Y ESTO SI QUE ES AUTÉNTICA Y ABRUMADORAMENTE IMPORTANTE... TRASCENDENTAL, DE HECHO... PORQUE SIEMPRE QUE SE HA PRODUCIDO UN GRAN CAMBIO DE PARADIGMA GLOBAL, TODA LA SOCIEDAD Y LA MISMA CIVILIZACIÓN HUMANA EN SU CONJUNTO ACABAN POR SER
  • AFECTADAS, HASTA QUIENES JAMÁS BARRUNTAN UN ÁPICE DE INTERÉS O CONOCIMIENTO INTELECTUAL DE ELLO... Ocurrió con Copérnico-Galileo-Newton, con Darwin, con Planck-Einstein-Bohr y todos los demás... ¿Cuál podría ser el nombre de este Nuevo Paradigma, el Primer Paradigma General de Realidad del Tercer Milenio de nuestra Era Vulgar? Ya ha sido bautizado..., al menos provisionalmente. Se llama “Darwinismo Cuántico”... En un próximo trabajo trataremos sobre él y comprenderemos cuál es el motivo de tan curioso nombrecito. Hasta pronto y, como de costumbre, espero haber entretenido e interesado a mis Amables y Pacientes Lectores. V Bibliografía y Referencias • Dawkins, Richard C. (1976): "The selfish gene", Oxford University Press. • Distin, Kate E. (2005): "The selfish meme", Cambridge Press Syndicate (Ed. Original); "El meme egoísta", Ediciones de Intervención Cultural/Biblioteca Buridán (Ed. Española). • Cantú-Bolán, Brenda y Hernández-Lemus, Enrique (2007), "EL CARÁCTER LINGÜÍSTICO Y LA COHERENCIA TEXTUAL PRESENTES EN EL ADN 'NO CODIFICANTE' ", "ESTUDIOS DE ANTROPOLOGÍA BIOLÓGICA (VOL. XIII), ANTROPOLOGÍA GENÉTICA Y MOLECULAR, Editoras Magalí Civera Cerecedo y Martha Rebeca Herrera Bautista, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Antropológicas, Instituto Nacional de Antropología e Historia, Asociación Mexicana de Antropología Biológica, México,
  • (2007). • Cantú-Bolán, B. & Hernández-Lemus, E., "Statistical properties and linguistic coherence in noncoding DNA sequences", Revista Mexicana de Física E, 51 (2): 118-125 (2005). • Gariaev, Peter P., et. Al, "The DNA-wave Biocomputer", at http://www.rialian.com/rnboyd/dna-wave.doc • Gariaev, Peter P., et. Al, "Crisis in Life Sciences. The Wave Genetics Response", at http://www.emergentmind.org/gariaev06.htm • Miller, Iona and Richard and Webb, Burt, "QUANTUM BIOHOLOGRAPHY: A Review of the Field from 1973 – 2002.", at http://www.emergentmind.org/MillerWebbI3a.htm • P.P. Gariaev, K.V. Grigor'ev, A.A. Vasil'ev, V.P. Poponin and V.A. Shcheglov, "Investigation of the Fluctuation Dynamics of DNA Solutions by Laser Correlation Spectroscopy", Bulletin of the Lebedev Physics Institute, n. 11-12, p. 23-30 (1992). • P.P. Gariaev and V.P. Poponin, "Vacuum DNA phantom effect in vitro and its possible rational explanation", Nanobiology 1995 (in press). • Fosar, G. & Bludorf, F., "Vernetze Intelligenz", ISBN-10: 9783930243235, ISBN-13: 978-3930243235, ASIN: 3930243237. • Emoto, Masaru (2003), "Mensajes del Agua: La Belleza Oculta del Agua". Editorial Liebre de Marzo. • Schreiber, Juan (28-03-2011), "Genes y Memes: Teoría Cinética de los Replicadores Evolutivos Transferentes”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas al autor: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (5-8-2009): “Evolución por Transferencia. (Un modelo de Neolamarckismo Sintético capaz de superar los
  • límites del Neodarwinismo). (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas al autor: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (5-2-2010): “Modelo Bio-Matemático de la Evolución por Transferencia”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.).Para consultas: enviar e-mail a: magojuan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (7-4-2010): “TEORÍA DE REDES Y TRANSFERENCIA. TEORÍA BÁTHORY/SCHREIBER DE LAS REDES PSICOBIOLÓGICAS (Un primer intento de explicación morfo-funcional del fenómeno de Impregnación Ambiental y su interacción por Transferencia con Receptores sensitivos)”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (2-3-2010): "La Reina Roja “MAD”, el Bufón de Corte “Saltarín” y la Evolución por Transferencia: Un primer ensayo para un nuevo Paradigma de Evolución Unificada (Una aproximación a un nuevo Modelo de Co-Evolución y Especiación bajo Crisis Ambientales de Alta Presión Adaptativa)”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (8-3-2010) “FUNDAMENTOS DE TRANSPISCOFÍSICA (I): PSICOFÍSICA DE LA TRANSFERENCIA. (Un primer modelo psicofísico del fenómeno de Impregnación Psíquica)”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (21-3-2010) “FUNDAMENTOS DE TRANSPSICOFÍSICA (II): PSICOTERMODINÁMICA DE LA TRANSFERENCIA (Un modelo psicofísico sobre la termodinámica de la Transferencia por Imprimación Psíquica)”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (17-7-2010) “FUNDAMENTOS DE TRANSPSICOFÍSICA (III): PSICOTERMODINÁMICA DE LA TRANSFERENCIA (Un primer ensayo sobre las bases para una nueva Parapsicología Científica)”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-
  • juan@hotmail.es. • Schreiber, Juan (18-4-2011) “FUNDAMENTOS DE TRANSPSICOFÍSICA (IV): “Transferencia de Taquiones por Retro-Impregnación: Bases mecano-cuánticas y relativistas para una Teoría Psicofísica de la Precognición”. (Internet, disponible en: www.scribd.com.). Para consultas: enviar e-mail a: mago-juan@hotmail.es. Por: Juan Schreiber (Bioquímico y Librepensador) En Sevilla, a 01/05/2011 8:50 A.M.