Your SlideShare is downloading. ×
04 de 15 MEE pymes centros deportivos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

04 de 15 MEE pymes centros deportivos

417

Published on

Manual de eficiencia energética para pymes …

Manual de eficiencia energética para pymes

Centros deportivos

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
417
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 04 Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos CNAE 93.1
  • 2. presentManual de eficiencia energética para pymesEl IDAE, como miembro del patronato de la Fundación EOI, no puede menos que felicitar a la misma por laoportunidad en la edición del presente Manual de eficiencia energética para pymes. La volatilidad registradapor los precios energéticos durante buena parte del año pasado ha continuado también en 2008, y a ella se haañadido una crisis financiera mundial que afecta al conjunto de la economía. Por ello, la mejora de la eficienciaenergética como instrumento de apoyo a la competitividad es básica en nuestro actual tejido industrial.El tejido empresarial español cuenta con mayor presencia de las pequeñas y medianas empresas (pymes) queen la Unión Europea, ocupando al mismo tiempo un mayor volumen de empleo: de un total de 3,3 millonesde empresas, el 99,9% son pymes que representan el 82% del empleo empresarial. La economía españo-la es, por lo tanto, una economía de pymes, en la que, además, el tamaño medio empresarial es reducido:6,6 trabajadores por empresa.Si a esta situación habitual de las pymes españolas se añade la actual coyuntura económica, el resultado es unincremento en la fragilidad de este tipo de compañías. En este contexto, mejorar su nivel de innovación, tantotecnológica como no tecnológica, su productividad y su competitividad se convierte en la estrategia apropiadaque permitirá la persistencia y adaptación de nuestras pymes a los nuevos entornos y desafíos planteados porunos mercados cada día más globalizados.La energía es un bien que incide directamente sobre el desarrollo de la sociedad. A su vez, el desarrollo cons-tituye un factor fundamental de seguridad, en tanto que aporta estabilidad, cohesión social y una mejor opeor posición estratégica. El sector industrial, en general, y las pymes, en particular, han venido mostrandohistóricamente un gran interés en la utilización efectiva de la energía. Baste decir que desde el comienzo delas primeras crisis energéticas, en la década de los años 70 del siglo pasado, el sector mejoró su intensidadenergética en un 7%, gasificando sus suministros energéticos en detrimento de los productos petrolíferos,55% del consumo industrial en 1973 frente al 11% en 2007 y, en menor medida, el carbón, 19% del consumo ,industrial en 1973 frente al 8% en 2007 .Pese a estas mejoras en los consumos energéticos, los primeros años del presente siglo muestran cierta sa-turación en lo que a incrementos de eficiencia energética se refiere. Si se añaden a la reciente evolución de laintensidad energética, prácticamente estabilizada desde el año 2000, la actual coyuntura económica y la altavolatilidad de los precios energéticos, se hace necesario incrementar las actuaciones que permitan continuaraumentando la eficiencia energética de las pymes.Las mejoras de los procesos productivos, con la incorporación de tecnologías más eficientes y sostenibles, larenovación de equipamientos obsoletos y la adecuada gestión de los procesos y servicios productivos serán losejes básicos de actuación que conducirán a una disminución de las intensidades energéticas.
  • 3. tación La incorporación de estas actuaciones al mercado cuenta, desde las administraciones públicas, con un conjunto de herramientas específicas destinadas a ayudar a las pymes a mejorar su competitividad a través de un mejor, más racional y sostenible uso de la energía. La Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España 2004-2012 (E4), aprobada por el Consejo de Ministros de 28 de noviembre de 2003, establece el marco de desarrollo para las actuaciones de eficiencia energética en el periodo 2004-2012. El desarrollo de la E4 se implementa a través de los planes de acción para el pasado pe- riodo 2005-2007 y el actualmente vigente 2008-2012, así como el Plan de Activación 2008-2011, recientemente aprobado por el Gobierno. En conjunto, la E4, sus planes de acción y el plan de activación tienen como objetivo lograr un ahorro energético, en términos de energía primaria, de cerca de 88 millones de toneladas equivalentes de petróleo, de las cuales al sector industrial le corresponden alrededor de 25. Para ello, el Plan de Acción 2008- 2012 proveerá de unos incentivos públicos de 370 millones de euros, equivalentes a una intensidad de ayuda del 22%, a las inversiones para la mejora de la eficiencia energética que se realicen en el sector industrial, que se estima que alcancen un volumen de 1.671 millones de euros. La incorporación de tecnologías renovables al mercado empresarial dispone de un instrumento adicional de apoyo: el Plan de Energías Renovables 2005-2010, aprobado por el Consejo de Ministros de 26 de agosto de 2005. Los usos térmicos finales de las pymes y empresas de comercio y servicios cuentan en este plan con un marco de apoyo a la diversificación energética sostenible a través, básicamente, de las tecnologías de biomasa térmica y solar térmica de baja temperatura. Desde el prisma de la innovación tecnológica, el instrumento por excelencia es el Plan Nacional de I+D+i que tiene como objetivo, entre otros, situar España a la vanguardia del conocimiento, promoviendo un tejido empresarial altamente competitivo. A las anteriores actuaciones y herramientas se añade el presente Manual de eficiencia energética para pymes, que deberá convertirse en una guía básica que oriente a las empresas sobre las posibles actuaciones energéticas existentes que les permitan mejorar sus productos y procesos, aumentando la competitividad de las mismas. Es de agradecer la dedicación de la Fundación EOI y del Centro de Eficiencia Energética de Gas Natural Fenosa en la elaboración de este Manual de eficiencia energética para pymes que, estamos seguros, redundará en beneficio, no solo del tejido empresarial del país, sino también de la sociedad en su conjunto, posibilitando un consumo energético responsable y sostenible.
  • 4. índicManual de eficiencia energética para pymesContexto energético general e introducción a la situación sectorial 0. Introducción 6 1. Identificación de los puntos de consumo energético del sector 6 1.1. Consumos específicos de las instalaciones deportivas 6 1.2. Fuentes energéticas 7 1.3. Balance energético 7 1.4. Principales sistemas consumidores de energía 8 1.4.1. Iluminación 8 1.4.2. Climatización, calefacción y refrigeración 10 1.4.3. Sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) 12 2. Ineficencias energéticas 13 2.1. Servicios energéticamente ineficientes 13 2.1.1. Sistema de iluminación 13 2.1.2. Sistema de climatización 13 2.1.3. Servicio de agua caliente sanitaria (ACS) 14 2.2. Equipos ineficientes 14 2.2.1. Equipos de iluminación 14 2.2.2. Equipos de climatización 14 3. Mejoras tecnológicas y de gestión 14 3.1. Mejoras en sistema de iluminación 15 3.1.1. Selección de lámparas adecuadas y eficientes 15
  • 5. ce 04 Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos CNAE 93.1 3.1.2. Uso adecuado de la iluminación 16 3.1.3. Elección de luminarias apropiadas 16 3.1.4. Uso de balastos electrónicos (HF) frente a balastos electromagnéticos 17 3.1.5. Empleo de sistemas de regulación y control 18 3.1.6. Adecuado mantenimiento de la instalación 19 3.2. Mejoras en sistemas de climatización y calefacción 20 3.2.1. Elección apropiada de la temperatura en cada zona 20 3.2.2. Adecuado aislamiento de los edificios y sus partes 20 3.2.3. Correcta gestión de la instalación 20 3.2.4. Sustitución y adaptación de equipos 22 3.2.5. Adecuado mantenimiento de las calderas 23 3.3. Mejoras en sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) 24 3.3.1. Pulsador-temporizador 24 3.3.2. Sistemas monomando 24 3.3.3. Sistemas de detector de presencia-ausencia 24 3.3.4. Perlizadores 24 3.3.5. Grifos de válvulas termostáticas 25 3.3.6. Grifos de volante con montura cerámica 25 4. Bibliografía 25
  • 6. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) 0 Introducción como por los gestores y responsables de mantenimiento de sus instalaciones, se puede traducir en considerables La energía se ha convertido en un bien de primera nece- niveles de ahorro energético. sidad en nuestros días presente en todas las facetas de la vida cotidiana. Sin embargo, es un bien escaso que debe gestionarse adecuadamente. Identificación de los puntos 1 de consumo energético del sector Ahorrar energía no implica reducir el confort, la estética, ni la calidad ofrecida por una instalación. Significa seguir Las instalaciones deportivas así como las piscinas, se unas sencillas pautas de conducta que tengan en cuenta engloban dentro del llamado sector terciario. Según el verdadero valor de la energía. la E4 (Estrategia de Eficiencia y Ahorro Energético en España), el consumo energético de este sector ascendió Esta publicación quiere contribuir a que los gestores y en el año 2000 a 5.575 ktep (1 ktep = 1.000 toneladas encargados de instalaciones deportivas adquieran una equivalentes de petróleo, es decir, diez mil millones de mayor información sobre el verdadero valor de la energía kilocalorías). Esto supuso un 6,13% de toda la energía y con ello sean conscientes de las ventajas que su uso consumida en España durante ese año. eficiente tiene para todos. Aunque este manual intenta ser lo más generalista Para ello se han identificado los consumos de energía posible, es muy difícil abarcar todos los casos particu- más importantes que una instalación de este tipo lares que puedan darse en este tipo de instalaciones tan6 presenta en su actividad cotidiana y la oportunidad de heterogéneas. En principio, se diferenciarán las instala- mejorarlos llevando a cabo prácticas muy sencillas. ciones deportivas que dispongan de piscina climatizada de las que no dispongan de ella. El calentamiento del El sector: instalaciones deportivas agua de la piscina y la climatización del recinto en el que se encuentra suponen un gasto energético importante y La amplia oferta de los actuales recintos deportivos y de gran peso en el balance global. su creciente número de usuarios están contribuyendo a grandes incrementos en los consumos energéticos de unos establecimientos que, teniendo que prestar unos 1.1. Consumos específicos de servicios y niveles de confort cada vez mayores, cuentan las instalaciones deportivas con una variedad de instalaciones demandantes de energía con grandes posibilidades de mejora. El consumo energético es un buen indicador para tener una Llevar a cabo una adecuada administración del uso de la idea aproximada del tamaño de una instalación. Pero para energía en un recinto deportivo, tanto por sus usuarios comparar unas con otras, en términos de si son energéti-
  • 7. camente eficientes o no, debemos disponer de los deno- otros usos como la generación de agua caliente sani-minados consumos específicos. Esto es, el gasto energé- taria (mediante termos eléctricos) o climatizacióntico que se origina dividido entre algún factor común a todo (bombas de calor, radiadores eléctricos y aires acon-este tipo de instalaciones que permita discriminarlos inde- dicionados). Tanto para la generación de ACS comopendientemente de su tamaño. para la calefacción, es más frecuente que en centros deportivos, sobre todo de tamaño mediano o grande,Para este estudio se han considerado relevantes los se utilice otro tipo de fuente, como gas o gasóleo.consumos específicos por metro cuadrado de instalación ypor usuario. Así, se puede obtener una idea de la eficiencia • Calor: Se emplea principalmente para proporcionarde una instalación independientemente del tamaño que calor para climatización, calefacción de piscinas y ACS.tenga, pudiéndola comparar con otras del mismo tipo. Se puede obtener de calderas, mediante la combus- tión de materiales fósiles o biomasa o de instalaciones solares térmicas. El actual Código Técnico de la Edifi-Tabla 1. Consumos específicos en instalaciones deportivas cación establece unas cantidades mínimas de aporte solar a este sistema dependiendo del tipo de instala- Media piscina Media sin piscina ción y la zona climática en la que se encuentre. cubierta cubierta kWh/usuario 2,76 1,84 1.3. Balance energético kWh/m2 303 30,6 7 Fuente: E4 El balance energético es una distribución de los consumos energéticos según el uso al que se están destinando,Como se puede comprobar, el consumo que origina una independientemente de la fuente de energía con la quepiscina cubierta destaca dentro del conjunto global, supo- sea generada la energía.niendo que las instalaciones consumirán casi el doblede energía por usuario y que se debe emplear hasta 10 A partir de datos contenidos en la E4, en un pabellónveces más por metro cuadrado de instalaciones. deportivo con piscina, el ratio del consumo de energía final se distribuye principalmente en calefacción (24%), iluminación (16%), ACS (10%), refrigeración (9%) y 1.2. Fuentes energéticas otros (41%), como puede observarse con más claridad en la siguiente figura. Dentro del apartado Otros se debe englobar el consumo originado por la piscina cubierta,Las fuentes energéticas primarias (tal y como se presentan que, como ya se había comentado, supone una granen la naturaleza) se clasifican generalmente en renovables parte del consumo global del centro.y no renovables. Las renovables son las que se obtienen derecursos inagotables. En este grupo las más conocidas sonla energía solar o la eólica. Las no renovables generalmente Figura 1. Distribución del consumo energético enprovienen de combustibles fósiles. En la combustión de centros deportivos con piscina climatizada.estos suministros se produce CO2 y otros residuos que sonemitidos a la atmósfera. 9% RefrigeraciónRespecto a la energía final (la forma en la que se presenta 10% ACSal usuario en su punto de consumo), la que realmenteinteresa en este caso, se muestra también en diferentes 16%formas. Las principales que se pueden encontrar en unas Iluminacióninstalaciones deportivas son las siguientes: 41% Otros • Electricidad. Obtenida mediante la transformación tanto de fuentes renovables como de no renova- bles. La energía eléctrica proporciona principalmente alimentación a los sistemas de iluminación, equipos 24% Calefacción Fuente: E4 conectados a red (enchufes) y puede tener también
  • 8. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) En el caso de centro deportivos que no dispongan de 1.4. Principales sistemas consumidores piscina, los principales consumos de energía final están de energía destinados a calefacción (7 ,1%), iluminación (35,5%), ACS (49,9%) y otros (7 ,5%). De igual forma, dicho desglose puede observarse con más claridad en la Como ya se ha comentado, la iluminación, junto a los siguiente figura: sistemas de calefacción, ACS y aire acondicionado abarcan prácticamente la totalidad del consumo de las instalaciones. A continuación se pasan a describir con Figura 2. Distribución del consumo de energía detenimiento estos sistemas, los diferentes tipos y carac- Ratio consumo anual: 40 kWh/m2 terísticas que se pueden encontrar y otros equipos que Pabellón polideportivo pueden aparecer en este sector. También se hace refe- rencia específica al sistema de climatización de piscinas. 7,1% Calefacción 1.4.1 Iluminación 7,5% Otros La iluminación supone uno de los puntos más impor- tantes del consumo eléctrico de los centros deportivos, por lo que cualquier actuación enfocada a reducir el 35,5% consumo de iluminación tendrá una repercusión subs-8 Iluminación tancial en el consumo energético de la instalación. 1.4.1.1. Iluminación en instalaciones deportivas Los elementos básicos de un sistema de iluminación son: 49,9% ACS • Lámpara. Es el aparato encargado de generar la luz. Fuente: Equipaments Esportius. Generalitat de Catalunya. • Equipo auxiliar de conexión que necesitan algunas lámparas para su correcto funcionamiento. Respecto a estas distribuciones, se observa que la cale- • Sistema óptico. Es el objeto destinado a contener facción es una partida muy importante en ambos casos. la lámpara y proporcionar una distribución adecuada Esto se debe a los grandes espacios que deben ser de la radiación luminosa de la lámpara. aclimatados en el caso de pabellones y al fuerte gasto en calefacción de los vestuarios. La iluminación supone El objetivo de iluminar instalaciones deportivas, ya sean un gasto importante, por encima del 15% en ambos interiores o exteriores, es ofrecer un ambiente adecuado casos, originado, principalmente, en las lámparas de para la práctica y disfrute de actividades deportivas por alta potencia destinadas a los recintos de juego y pistas parte de jugadores y público. Lógicamente, las exigen- deportivas. El ACS, que supone hasta un 50% en el caso cias varían según el tipo de instalación (recreo, entrena- de los pabellones, es un gasto que no debe pasarse miento o competición) y el nivel de actividad (aficionado, por alto. profesional o retransmisión por televisión). Es importante señalar respecto al gasto de refrigeración, Iluminar este tipo de instalaciones no es fácil, pues hay que que las gráficas anteriores muestran una media ponde- asegurarse de que los jugadores y los objetos en movimiento rada evaluada a partir de datos de instalaciones depor- sean perfectamente visibles independientemente de su tivas situadas en diferentes regiones geográficas de tamaño, posición en el campo, velocidad y trayectoria. España. Por lo tanto, habrá lugares en las que la refrige- ración no sea necesaria, mientras existirán otros en los 1.4.1.2. Parámetros mínimos de iluminación exigidos que este gasto sea mayor que el reflejado en las gráficas. De todos modos, los valores deben ser tomados como A continuación se indican los parámetros mínimos de referencia, y cada instalación particular puede presentar iluminación recomendados para las distintas áreas que variaciones significativas en estos porcentajes. forman los centros deportivos y piscinas:
  • 9. Tabla 2. Iluminaciones medias recomendadas Lámparas halógenas Espacio Iluminancia Contienen un aditivo de halógeno, por lo que se consigue media (LX) una mayor limpieza del interior de la ampolla y un incre- PABELLÓN mento de la duración de la lámpara. Muchos de los proyectores de alta intensidad utilizados para iluminar Entrenamiento 300 pistas y zonas deportivas son de este tipo. Competición 500 Lámparas fluorescentes PISCINA EXTERIOR Son lámparas de vapor de mercurio a baja presión. Se Entrenamiento 200 utilizan principalmente en pasillos, vestuarios y zonas administrativas. Competición 500 Lámparas de descarga de alta intensidad PISCINA CUBIERTA Entrenamiento 300 Este tipo de lámparas, junto con los proyectores haló- genos, son los empleados para iluminación de alta Competición 500 potencia en pistas deportivas. Las hay de los siguientes tipos: GIMNASIO 9 • Vapor de mercurio alta presión. Su funcio- Entrenamiento 300 namiento se basa en la descarga de vapor de Competición 500 mercurio a alta presión. Instalaciones exteriores para entrenamiento, recreo 200-300 • Luz mezcla. Son una combinación de una lámpara Instalaciones exteriores de mercurio a alta presión, con una incandescente, para competición 500-700 que habitualmente lleva un recubrimiento fosfores- cente. Oficinas administrativas 500 Botiquín 500 • Halogenuros metálicos. Derivan de las lámparas de vapor de mercurio alta presión, en las que el Almacenes 100 tubo de descarga contiene diversos elementos metálicos, potenciando la eficacia luminosa y el Vestuarios/aseos 150 rendimiento de color. Pasillos/vestíbulos 150 • Vapor de sodio baja presión. Es el tipo de lámpara Fuente: Normativa vigente. más eficaz de las fuentes de luz existentes para el ojo humano.1.4.1.3. Tipos de lámpara empleados en • Vapor de sodio alta presión. No tienen práctica- centros deportivos mente emisión ultravioleta, por lo que su eficacia es bastante elevada y las hacen idóneas para apli-A continuación va a realizarse una breve descripción de caciones extensivas y de iluminación exterior.cada uno de los tipos existentes: 1.4.1.4. Tipos de equipos auxiliares de encendidoLámparas incandescentes Son los equipos que necesitan las lámparas para suGeneran luz como consecuencia del paso de intensidad correcto funcionamiento y serán diferentes para cadaeléctrica a través de un filamento conductor, dando origen tipo. Mientras que las lámparas incandescentes o haló-a la emisión por termorradiación. La mayor parte de la genas se pueden conectar directamente a la red sinenergía eléctrica absorbida por la lámpara se pierde en necesidad de ningún equipo auxiliar o mediante un trans-calor, por lo que la eficacia luminosa es muy reducida. formador, en las lámparas de descarga (tanto de alta
  • 10. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) intensidad como fluorescentes) es necesario un disposi- caldera viene caracterizada por la potencia calorífica o tivo para estabilizar la corriente que pasa por és ta. calor que se genera al quemar el combustible y por su potencia útil, o calor que es realmente transferido al agua Equipos convencionales que circula por la caldera. La mayor parte del calor que se genera se transmite al agua, pero existe una parte Los equipos auxiliares convencionales para fluorescentes que se pierde al ambiente a través de los humos, todavía están formados por tres elementos: calientes, que salen de la caldera. El rendimiento de la caldera vendrá dado por la relación entre la potencia útil 1. Balasto electromagnético. Limita el consumo de y la potencia calorífica. corriente de la lámpara. Los más utilizados son de tipo inductivo y están formados por una bobina con Los principales tipos de calderas son tres: su núcleo magnético, donde se produce la pérdida de calor. También se denominan reactancias elec- • Calderas estándar. La temperatura media del tromagnéticas. agua de la caldera suele ser 70 ºC, y no puede bajar de 50 ºC - 60 ºC para evitar que se produzca 2. Cebador o arrancador. Es el equipo encargado y condense el anhídrido y el ácido sulfúrico de los de arrancar la lámpara, de proporcionar la tensión humos de la combustión y se provoque la corro- requerida para el encendido de la lámpara. sión de la caldera. 3. Condensador. Corrige el factor de potencia o rela- • Calderas de baja temperatura. Pueden operar10 ción entre la energía reactiva y la energía activa. continuamente con una temperatura de agua de entrada entre 35 ºC - 40 ºC sin que se produzca Equipos electrónicos de alta frecuencia (HF) corrosión, por lo que sus pérdidas en los intervalos de paro son menores. Los balastos electrónicos tienen un consumo inferior al resto de los balastos y al trabajar en alta frecuencia • Calderas de condensación. Son calderas de baja permiten que las lámparas emitan la misma cantidad temperatura, diseñadas para captar el calor que se de luz pero absorbiendo menos potencia. Los balastos produce al condensar el vapor de agua de los humos. electrónicos ya incorporan los componentes electró- Se recomienda el uso de gas natural porque tiene una nicos que desempeñan las funciones de los cebadores y combustión más eficiente y limpia que el gasóleo. condensadores. Bombas de calor 1.4.2 Climatización, calefacción y refrigeración La bomba de calor es una máquina capaz de transferir calor de un ambiente a temperatura inferior (el exterior) Los métodos más empleados para calefacción y clima- a un ambiente a temperatura superior (el interior del tización son las calderas y bombas de calor, mientras local). Está constituida por un circuito cerrado por donde que para la refrigeración se usan máquinas enfriadoras circula un fluido refrigerante en forma de líquido o vapor o bombas de calor. en función de las condiciones de presión y temperatura a las que se encuentre. 1.4.2.1. Calefacción Las bombas de calor más utilizadas en el sector terciario son Una instalación de calefacción es aquella que está desti- la bomba de calor aire-aire y la bomba de calor aire-agua. nada a mantener la temperatura ambiente de un recinto a un nivel superior al de la temperatura a la que se • Bombas de calor aire-aire. Toman el calor del encuentra el entorno de dicho recinto. A continuación se aire exterior y lo ceden directamente al interior detallan equipos empleados en estos sistemas. (descarga directa) o al aire que es transportado a través de conductos hasta el local. Las configu- Calderas raciones típicas en las que se presentan son en forma de grupo compacto o grupo split. La caldera es un aparato donde el calor generado al quemar una mezcla de combustible y de aire se trans- - Grupo compacto. Todos los componen- mite al agua que se utilizará en la calefacción. Cada tes se suministran como un conjunto, los
  • 11. más habituales son desde pequeños acon- sin accionamiento de un motor y ventilación mecánica dicionadores de ventana de 2 kW - 6 kW cuando se realiza a través de equipos mecánicos, y puede que calientan el aire del local hasta grupos ser natural o forzada. 11 compactos horizontales, verticales o de cubierta que descargan el aire mediante Cuando la ventilación es mecánica, se emplean equipos conductos hasta el local climatizado. Las extractores o unidades de tratamiento de aire. Las UTA, potencias de estos grupos compactos va- también llamadas climatizadores, son equipos en los que rían desde 7 kW hasta 80 kW. se acondiciona el aire antes de introducirlo en la sala a la - Grupo partido o split. Consta de dos unida- que se dé servicio. des, una externa y otra interna. Las unidades interna y externa son unidas en obra median- 1.4.2.3. Refrigeración te tuberías por donde circula el refrigerante. Cuando una unidad externa se conecta a va- La refrigeración en las zonas de canchas deportivas no es rias internas se conoce como multisplit. habitual. No obstante, estos centros cuentan con depen- dencias en las que sí se pueden requerir estos servicios. • Bombas de calor aire-agua. Son unidades Normalmente, la refrigeración de estancias grandes se compactas con todo el circuito de refrigeración y realiza a partir de máquinas enfriadoras de agua y conden- equipo hidráulico, situadas en el exterior y que se sadas por aire. Estos equipos emplean energía eléctrica utilizan como centrales de producción de agua fría para su funcionamiento. o caliente que luego se distribuye a las unidades terminales del edificio, normalmente fancoils. Las enfriadoras disminuyen la temperatura del agua en torno a 7 ºC y, ayudándose de la red de tuberías y de losEn otras ocasiones, el agua fría o caliente pasa por unos equipos de bombeo, el agua refrigerada llega a los equiposelementos intermedios denominados UTA (unidades de terminales como por ejemplo UTA o fancoils. Tanto lastratamiento de aire), con unos intercambiadores llamados UTA como los fancoils son equipos que ceden el frío delbaterías, donde se produce el intercambio agua-aire. Estas agua al aire, y es el aire el que climatiza la sala. Además deUTA están provistas de ventiladores que impulsan el aire darle temperatura, las UTA le dan humedad e introducenclimatizado a través de la red de conductos del edificio. aire fresco exterior.Este tipo de sistemas de UTA son útiles para climatizargrandes espacios, como los recintos de las piscinas De forma simultánea a la introducción de aire fresco secubiertas o grandes pabellones. debe extraer el viciado, bien de forma mecánica, bien por mera sobrepresión de la zona.1.4.2.2. Ventilación La refrigeración de estancias de pequeña capacidad seLa ventilación es la renovación del aire interior de una sala. suele realizar con equipos de aire acondicionado tipo split,Se conoce por ventilación natural aquella que se produce por lo que no hablamos de climatización, sino simple-
  • 12. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) mente de refrigeración, ya que no se controla la humedad Según el sistema empleado para la producción del ACS: ni se regula la ventilación. Estos equipos introducen aire en las salas a temperatura de entre 15 ºC y 20 ºC aproxi- • Instantáneas. Se prepara exclusivamente el12 madamente. caudal demandado en cada instante. Por ejemplo, un pequeño calentador a gas. 1.4.3 Sistemas de Agua Caliente Sanitaria (ACS) • Con acumulación. Se prepara previamente al consumo una determinada cantidad de ACS, que La clasificación de las instalaciones de producción de ACS es acumulada en un depósito al efecto y posterior- puede efectuarse atendiendo a diferentes criterios. mente distribuida de acuerdo con la demanda. Por ejemplo, un sistema termo solar. Según el número de unidades de consumo que atiende: Ha de indicarse que las instalaciones más adecuadas • Individuales. Si atienden a diversas unidades de para ser usadas en centros deportivos son, como ya consumo, pertenecientes a un único usuario. Por se ha explicado anteriormente, las instalaciones que ejemplo, a una sola vivienda. producen ACS de forma centralizada. • Centralizados. Si atienden a la demanda originada 1.4.3.1. Uso de energía solar térmica en ACS por varios usuarios distintos. Por ejemplo, grandes edificios que requieran gran cantidad de agua La producción de ACS puede realizarse a partir de distintas caliente. tecnologías, como pueden ser calderas, bombas de calor o energía solar térmica de baja temperatura. En esta guía Las instalaciones centralizadas son las más adecuadas en quiere realizarse una mención especial a la generación este tipo de instalaciones. Las ventajas de estas instala- de ACS a partir de esta última tecnología, por los bene- ciones en este tipo de edificios son: ficios que de forma general la misma conlleva, y más concretamente en este tipo de edificios, donde puede • La potencia instalada está ajustada a la demanda utilizarse para producir agua caliente sanitaria y para el global del edificio, contemplándose la posible simul- calentamiento del agua de las piscinas. taneidad en el servicio. Una instalación centralizada requiere menor potencia global instalada que la Los centros deportivos presentan condiciones venta- correspondiente a la suma de las individuales. josas para el uso de esta tecnología, entre las razones cabe mencionar: • Los sistemas centralizados son susceptibles de automatización y, por tanto, de optimización de • El rendimiento de estos sistemas es mayor cuanto funcionamiento, lo que conlleva un ahorro de menor sea la temperatura de utilización del agua mantenimiento y energía. caliente. Las dos aplicaciones requeridas en estas
  • 13. instalaciones son las que necesitan una tempera- considera que la iluminación general es la adecuada y si el tura menor. usuario está cómodo con dicha situación. • En este tipo de instalaciones suelen existir 2.1.1.2. Sistema de control y regulación inadecuado terrazas o lugares apropiados para su instalación. Un sistema de control de la iluminación es esencial para evitar costes innecesarios. Entre estos sistemas se2 Ineficiencias energéticas incluye los que regulan el flujo luminoso, los detectores de luz ambiental (no es necesario el mismo nivel de ilumi-En este apartado se enuncian y detallan las situa- nación a las 10 de la mañana que a las 8 de la tarde) o losciones más frecuentes que se pueden encontrar en los detectores de presencia (en zonas en las que el tráficocentros deportivos que supongan evidentes ineficiencias de personas sea ocasional, como en pasillos).energéticas. 2.1.1.3. Mantenimiento incorrecto del sistemaParte del trabajo del empresario o encargado de manteni- de iluminaciónmiento debe consistir en identificar dichas ineficiencias,para poder baremarlas y tomar decisiones que puedan Con un adecuado mantenimiento del sistema de ilumi-resolver la situación. La resolución de la ineficiencia no nación se podrán evitar y reducir gastos de reposicióndebe conllevar una disminución de la calidad del servicio de equipos y se mejorará la calidad de iluminación de lasprestado o del confort del usuario, sino que debe propor- instalaciones en general. 13cionar la posibilidad de obtener el mismo resultado perocon un menor gasto energético. 2.1.2 Sistema de climatizaciónA continuación se describen las ineficiencias máscomunes clasificadas en dos grandes grupos: las que El sistema de climatización es fundamental en unas insta-se pueden aplicar a servicios y mantenimiento y las que laciones deportivas, debido al gran consumo que origina,simplemente tratan de identificar equipos energética- a que proporciona confort al usuario y a que influye en sumente ineficientes, los cuales se propondrán para ser sensación general cuando se encuentra disfrutando delsustituidos en el punto 3. centro. Este sistema es especialmente importante si las instalaciones disponen de una piscina climatizada, fuente principal de consumo energético en el caso de que exista. 2.1. Servicios energéticamente ineficientes Este sistema puede presentar las siguientes ineficien- cias, independientemente de los equipos por los que esté compuesto. 2.1.1 Sistema de iluminación 2.1.2.1. Incorrecto funcionamiento de las calderasIndependientemente de que las lámparas o equipos utili-zados en iluminación de la instalación sean más o menos En caso de que exista este equipo, la eficiencia de laeficientes, es de mayor importancia el uso que se hace combustión en la misma es un parámetro que se debedel sistema. En un sistema de iluminación y control de vigilar, controlar y ajustar periódicamente.la iluminación se pueden encontrar diferentes problemasque afectan a la eficiencia. 2.1.2.2. Desaprovechamiento de calores residuales2.1.1.1. Iluminación ineficaz El calor residual de algunos sistemas de climatización o calefacción puede ser recuperado antes de ser desechado.Un sistema de iluminación debe proporcionar la cantidad En el punto 3 de este manual se refieren más explícita-adecuada de luz para cada zona o ambiente que se desee mente las posibles formas de hacer esta recuperación.crear. Tanto la pobre iluminación, que proporciona unamala experiencia al usuario, como la excesiva iluminación, 2.1.2.3. Inapropiado sistema de control y regulaciónque puede crear reflejos y deslumbramientos, y que reper-cuten negativamente en los costes operativos, deben ser Una vez más, una mala gestión del sistema de clima-evitadas a toda costa. Por lo tanto, se debe estudiar si se tización produce unas ineficiencias evidentes, como
  • 14. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) puede ser que la climatización permanezca encendida 2.2.1.3. Luminarias inapropiadas en momentos en que no hay nadie en una determinada zona o que haga demasiado frío o calor, con el consi- Aunque las lámparas que se estén utilizando sean guiente malestar del usuario. eficientes, una mala elección de las luminarias puede estar provocando que la luz se dirija a donde no debe, 2.1.2.4. Mantenimiento inadecuado creando reflejos, malos efectos visuales de iluminación y desaprovechamiento de la energía. Un mantenimiento inapropiado del sistema de climatiza- ción puede provocar que los equipos dejen de funcionar prematuramente o no lo hagan adecuadamente. El mante- 2.2.2 Equipos de climatización nimiento preventivo puede ahorrar gastos en reposiciones que se podrían haber evitado con una mejor gestión. 2.2.2.1. Aislamiento inadecuado Las pérdidas térmicas contribuyen a un mayor gasto 2.1.3 Servicio de agua caliente sanitaria (ACS) energético en climatización. Un vidrio de mala calidad, insuficiente aislamiento en determinadas zonas o una En muchos centros deportivos la temperatura de salida ventana mal ajustada generan mala sensación de confort del ACS en los grifos parece excesiva, llegando incluso al usuario y producen un gasto de energía fácilmente a niveles contraproducentes. Estos casos, además de evitable mediante la subsanación de esta situación. resultar peligrosos porque pueden provocar quemaduras,14 son energéticamente ineficientes, ya que el sistema está 2.2.2.2. Sistema de climatización inadecuado generando temperaturas mayores a las necesarias, con el consiguiente derroche energético que supone. Es posible que el sistema mediante el que se climatiza el centro no sea el más apropiado para la zona y tipo de instalación. Un sistema de aire acondicionado puede 2.2. Equipos ineficientes resultar absolutamente necesario en una determinada zona climática y ser totalmente superfluo en otras, mien- tras que, de forma análoga, algunas instalaciones nece- A continuación se detallan los equipos que son energética- sitarán ser calefactadas en invierno y otras no. mente ineficientes y que pueden ser sustituidos de manera fácil, rápida y con bajo coste por otros que proporcionan el El uso de bomba de calor para zonas en las que las mismo servicio pero con un menor consumo de energía. temperaturas en invierno bajen considerablemente no es adecuado, puesto que en estas circunstancias el Como en el apartado anterior, se clasificarán estos equipos rendimiento de estos equipos es muy bajo y pueden según el sistema al que pertenecen. estropearse prematuramente. 2.2.2.3. Calderas convencionales 2.2.1. Equipos de iluminación Estos equipos pueden ser sustituidos por nuevos tipos 2.2.1.1. Lámparas incandescentes de calderas más eficientes, como las de funciona- miento en baja temperatura o de condensación. Esta Es la lámpara de iluminación de interiores más barata medida requerirá una inversión fuerte, pero tiene unos del mercado, pero también es la más ineficiente. períodos de retorno de la inversión muy razonables 2.2.1.2. Balastos electromagnéticos para fluorescentes 3 Mejoras tecnológicas y de gestión Estos equipos, además de producir una importante En este apartado, se detallan las diferentes actuaciones cantidad de gasto energético desaprovechado, emiten que se pueden llevar a cabo en el sector para resolver las calor, lo que puede influir negativamente en la climati- ineficiencias presentadas en el capítulo anterior. zación (particularmente en verano), proporcionan una calidad de iluminación inferior y disminuyen la vida de la La mayoría de las medidas que se proponen resultan de lámpara más que si se usa el equipo electrónico. fácil y barata implantación, consiguiendo unos periodos
  • 15. de retorno de la inversión muy bajos, por lo que suponen Los tipos de lámparas recomendados para este tipo deuna gran oportunidad para reducir costes operativos con instalaciones son:poco esfuerzo. 1. Fluorescentes tubulares lineales (T8) de 26 mm de diámetro. 3.1. Mejoras en sistema de iluminación 2. Fluorescentes tubulares lineales (T5) de 16 mm de diámetro. 3.1.1 Selección de lámparas adecuadas 3. Fluorescentes compactas con equipo incorporado y eficientes (lámparas de bajo consumo).En términos generales, la selección de lámparas enca- 4. Fluorescentes compactas sin equipo incorporado.minadas a una optimización energética del alumbradotendrá los siguientes objetivos: 5. Lámparas de descarga de halogenuros metálicos. • Mejorar la uniformidad. 6. Lámparas de vapor de sodio de alta presión. • Reducir el consumo energético. 7 Lámparas de vapor de mercurio de alta presión. . 15 • Reducir la potencia instalada. Las lámparas fluorescentes, tanto tubulares como compactas, se utilizarán en las oficinas administrativas y salas de mante- • Mantener la calidad y cantidad de luz dentro de la nimiento, así como en aquellas zonas de uso general, como normativa. son los aseos y vestuarios, pasillos, escaleras.Para realizar esta selección hay que seguir una serie de Debe tenerse siempre en cuenta que los tubos fluores-pasos: centes son usados siempre que la altura de montaje de la luminaria esté por debajo de 6 m. 1. Seleccionar aquella lámpara que cumpla los pará- metros, tono de luz o temperatura de color (K) e En las zonas interiores, como pueden ser gimnasios, se índice de reproducción cromática (Ra), recomen- utilizarán lámparas de descarga de vapor de mercurio con dados para cada área. halogenuros metálicos o vapor de sodio de alta presión, siempre que la altura de instalación de las luminarias lo reco- 2. De aquellos tipos de lámparas que cumplan mienden. En estas instalaciones, en donde sea necesario, la condición anterior, seleccionar el de mayor se utilizarán lámparas de vapor de mercurio de alta presión. eficiencia energética, es decir, el que tenga un Hay que considerar que, en estas instalaciones, las lámparas valor mayor del parámetro lúmenes por vatio. de vapor de sodio sólo podrán ser utilizadas cuando no se requieran características cromáticas elevadas. 3. Seleccionar la lámpara con mayor vida media, medida en horas. En piscinas, las lámparas recomendadas serán las lámparas de vapor de mercurio con halogenuros metá-Las exigencias implícitas en la iluminación de centros depor- licos, por sus altas prestaciones.tivos y piscinas son las que se indican a continuación: En las superficies exteriores, destinadas principalmente • Alta eficacia luminosa, para evitar pérdidas de a actividades deportivas, así como los accesos, se utili- potencia en forma de calor. zarán lámparas de vapor de sodio alta presión. En los casos en que se necesiten características cromáticas más • Ausencia de deslumbramiento a espectadores y, elevadas, como puedan ser durante las competiciones sobre todo, a deportistas. de los distintos deportes, deberán utilizarse lámparas de vapor de mercurio con halogenuros metálicos. • Deben proporcionar un buen rendimiento de color, para los casos en los que se realicen retransmi- En la siguiente tabla se indican las principales caracterís- siones televisivas. ticas de esas lámparas recomendables.
  • 16. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) Tabla 3. Principales características de las lámparas recomendadas. Tipo de lámpara Rango de lm/W Tono de luz Ra Vida media (h) potencias (W) Incandescente blanco, Fluorescente lineal T5 8-80 55-95 blanco cálido, 80-93 10.000-20.000 blanco frío, luz día frío Blanco cálido, Fluorescente lineal T8 15-58 43-100 blanco frío, luz día, 85-98 7.500-20.000 luz día frío Fluorescente compacto Blanco cálido, 3-30 33-76 76-89 10.000-15.000 con balasto integrado luz día frío Blanco cálido, Fluorescente compacto 5-120 50-87 blanco frío, luz día, 80-89 8.000-10.000 sin balasto integrado luz día frío16 Blanco cálido, Halogenuros metálicos 20-2.000 64-120 60-90 9.000-12.000 blanco frío, luz día. Vapor de mercurio 50-1.000 32-60 Blanco frío. 40-69 16.000 de alta presión Vapor de sodio 50-1.000 68-147 Claro >39 16.000 de alta presión Fuente: Socoin. 3.1.2 Uso adecuado de la iluminación las LFC de balasto convencional (también llamado reac- tancia). En las zonas donde existan lámparas incandescentes es conveniente sustituirlas por lámparas fluorescentes En zonas equipadas con tubos fluorescentes lineales de compactas con equipo auxiliar incorporado (lámparas de 38 mm se recomienda sustituirlos por otros de 26 mm o bajo consumo, LFC). 16 mm, los cuales son más eficaces. Estas lámparas consumen en torno a un 80% menos de Es conveniente reemplazar las lámparas de vapor de electricidad que las incandescentes, duran hasta 12 veces mercurio existentes por lámparas de vapor de sodio, más y reducen los costes de mantenimiento, ya que nece- siempre y cuando se compruebe que las lámparas de vapor sitan ser cambiadas con menor frecuencia. de sodio sean adecuadas para el uso al que se las destine. Las LFC pueden sustituir directamente a las incandescentes tradicionales al estar equipadas con balasto (convencional o 3.1.3 Elección de luminarias apropiadas electrónico) y casquillo de rosca tipo Edison (E27 o E14). Es necesario actuar sobre todas aquellas luminarias de Las LFC con balasto electrónico presentan una mayor baja calidad óptica, o cuya óptica sea deficiente, aquellas eficiencia, menor peso y un mejor factor de potencia que que sean de antigüedad elevada (por encima de 15 años)
  • 17. o aquellas que no cumplan con las necesidades reales 6. Luminarias estancas de interior o zonas cubiertasdel alumbrado. Éstas son susceptibles de ser sustituidas para lámparas de descarga elipsoidal matepor nuevas luminarias que tengan mejores rendimientos, (lámparas de vapor de mercurio de alta presión,así como mejores propiedades de calidad y confort, vapor de sodio de alta presión y halogenurospudiendo incluso reducirse la potencia de la lámpara metálicos). Es recomendable su utilización paramanteniendo e incluso elevando los niveles luminosos. iluminación general de gimnasios, centros depor- tivos, etc.Los diferentes tipos de luminarias apropiados para lasdiferentes situaciones son los siguientes: 7 Luminarias tipo proyector y estancas de interior . para su utilización exterior o interior para lámparas 1. Luminarias de adosar con celosía especular (utili- de descarga elipsoidal mate y tubular clara, zada para evitar deslumbramientos) o difusa para para iluminación general de zonas deportivas, lámparas fluorescentes lineales o compactas. Se piscinas, gimnasios, centros deportivos cubiertos, utilizarán para iluminación general de áreas admi- accesos, etc. nistrativas, y áreas de utilización general. 2. Luminarias de adosar/suspender con celosías 3.1.4 Uso de balastos electrónicos (HF) especulares o difusas para lámparas fluorescentes frente a balastos electromagnéticos lineales, para iluminación gen eral áreas adminis- trativas y zonas de utilización general. La recomendación encaminada al ahorro energético 17 respecto a los equipos auxiliares es la utilización de 3. Downlights de empotrar para lámparas fluores- balastos electrónicos en todas aquellas lámparas en centes compactas. Es recomendable su utiliza- las que sea posible. Esta recomendación se debe ción para zonas representativas, como áreas de a las ventajas energéticas que los balastos electró- entrada, pasillos, etc. nicos presentan frente a los electromagnéticos y que mostramos a continuación: 4. Bañadores empotrados de pared con lámparas fluorescentes compactas, para iluminación de • Reducción del 25% de la energía consumida oficinas y pasillos. respecto a un equipo electromagnético. 5. Luminarias estancas para lámparas fluorescentes • Incremento de la eficiencia de la lámpara. lineales, siempre que se encuentren a baja altura serán utilizadas para iluminación general de gimna- • Incremento de la vida de las lámparas hasta el sios, etc. 50%, reduciendo los costes de mantenimiento.
  • 18. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) • No es necesario sustituir el cebador cada vez que También es necesario prestar atención al Índice de se cambia la lámpara. Eficiencia Energética (EEI) del balasto que vendrá indi- cado en el etiquetado. • Reducción de la carga térmica del edificio debido a la menor generación de calor. 3.1.5 Empleo de sistemas de regulación y control • Reducción de la temperatura de funcionamiento de la luminaria, facilitando que las lámparas no Los interruptores manuales deben indicar sobre qué superen su temperatura óptima de funciona- instalación o circuito actúa cada uno, ya que los cuadros miento. centralizados sin rótulos inducen al personal a conectar todas las luces al desconectar el interruptor correspon- • Factor de potencia corregido a 1. diente. • Encendido instantáneo y sin destellos. El control centralizado supone una serie de ventajas, entre las que destacan: • Desconexión automática de lámparas defec- tuosas, impidiendo destellos molestos y reca- • Posibilidad de encendido/apagado de zonas lentamientos de otros componentes del equipo mediante órdenes centrales, bien sean manuales eléctrico, como es el caso con arranque por o automáticas (control horario). Realizándose en cebador. función del horario del centro deportivo, es decir,18 según el horario de las actividades deportivas. • Luz más agradable, sin parpadeo ni efecto estre- boscópico, mediante el funcionamiento a alta • Modificaciones del circuito de encendido a nivel frecuencia. central sin obras eléctricas. • Aumento del confort general, eliminándose los • Monitorización de estados de los circuitos y ruidos producidos por el equipo eléctrico. consumos de los mismos. • Protección del equipo eléctrico contra picos de En zonas de ocupación muy intermitente como accesos, tensión. y especialmente aseos, lo más adecuado es utilizar sistemas de control de presencia, así como pulsadores • Mayor seguridad contra incendios al reducirse la temporizados. A través de estas dos medidas pueden temperatura del equipo y de la luminaria. conseguirse ahorros superiores al 60%. • Posibilidad de conexión a corriente continua para En pabellones donde existan lucernarios en la cubierta iluminación de emergencia. del mismo es necesario aprovechar esta aportación de luz natural, empleando fotocélulas para controlar la Los balastos electrónicos con regulación presentan una cantidad total de luz existente, y utilizar la luz artificial serie de ventajas adicionales: sólo cuando el aporte natural sea insuficiente o cuando tenga lugar algún encuentro deportivo donde los requeri- • Mayor confort, permitiendo ajustar el nivel de luz mientos luminosos sean mayores. según las necesidades. En la iluminación de las instalaciones exteriores dedi- • Posibilidad de conectarse a sensores de luz y cadas a las actividades deportivas, así como las zonas de ajustar en automático la intensidad de luz de la uso obligado por la oscuridad (alumbrado periférico y de lámpara y mantener un nivel de luz constante. aparcamiento), deben analizarse las necesidades reales de alumbrado exterior, instalándose un control automá- • Reducción adicional del consumo eléctrico, hasta tico de encendido/apagado tipo regulador astronómico o el 70% en el caso de los sistemas de regulación fotocélula. Hay que tener en cuenta que la iluminación con la señal de 1 V - 10 V, o del 100% en el caso de de las actividades deportivas deben ser en tiempo y en los sistemas digitales cuando el nivel de flujo de nivel luminoso adecuado, facilitando la adaptación visual las lámparas llega al 1% y se desconectan automá- de los deportistas, evitándose los deslumbramientos, ticamente. así como generando las condiciones luminosas nece-
  • 19. sarias en el caso de que se produzcan retransmisiones mente. Es necesario controlar estas anomalías paratelevisivas. proceder al cambio de la lámpara, comprobando previamente que es ésta y no el arrancador el que 19También puede ser adecuado instalar detectores de debe ser cambiado. En un circuito de encendido demovimiento en las luces de seguridad. una lámpara fluorescente es recomendable probar con un cebador nuevo antes de desprenderse deEl alumbrado estará suficientemente zonificado, es decir, la lámpara.las instalaciones deben estar divididas en zonas (interrup-tores) con funcionamientos afines: horarios, ocupación y Al reemplazar la lámpara, la nueva deberá ser deaportación de luz natural. la misma potencia y clase que la antigua. Una lámpara de potencia superior puede recalentar la luminaria. En las lámparas de descarga, el cambio 3.1.6 Adecuado mantenimiento de la instalación debe hacerse compatible con el equipo auxi- liar de encendido. En este tipo de instalaciones,Es necesario que con el transcurso del tiempo se controle que pueden llegar a ser de gran tamaño, lo másel mantenimiento de los parámetros luminotécnicos y la adecuado es reemplazar todas en un momentoeficiencia energética de la instalación. determinado, en lugar de sustituirlas a medida que dejan de funcionar.Hay que elaborar un plan de mantenimiento de las insta-laciones de iluminación que contemple como principales • Limpieza de luminarias. Sobre todo las super-acciones: ficies reflectoras y difusoras, con la metodología prevista y limpieza de la zona iluminada, incluyendo • Operaciones de reposición de lámparas con en ambas la periodicidad necesaria. la frecuencia adecuada. En este punto, debe comprobarse la iluminación ofrecida y su inten- La simple labor de limpieza periódica de luminarias sidad, ya que aunque las lámparas continúen aporta una serie de ventajas, ya que su no realización funcionando, el flujo luminoso radiado por ellas reduce el flujo luminoso de la lámpara en un valor al final de su vida útil es un 70% del inicial y su que oscila entre 0,75-0,9, es decir, se pierde de un consumo es mayor, es decir, a partir de un deter- 75% a un 90%, del flujo luminoso solo por el hecho minado momento, la emisión luminosa en relación de no limpiar la luminaria, el reflector o el cierre. con su consumo hace aconsejable su sustitución. Si las luminarias incorporan difusores de plástico, En las lámparas de descarga, incluyendo los tubos lisos o prismáticos, y están envejecidos por el uso, fluorescentes, no es normal que fallen de forma deben sustituirse. La deposición de polvo sobre las instantánea, sino que su fallo es precedido por un luminarias y lámparas está afectada por el grado de parpadeo, encendiéndose y apagándose repetida- ventilación, el ángulo de inclinación, el acabado de
  • 20. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) las superficies que forman las luminarias y el grado 3.2.2 Adecuado aislamiento de los edificios y de contaminación del ambiente que las rodea. sus partes En locales con alto grado de contaminación lo idóneo es la utilización de luminarias estancas. El aislamiento de un edificio, paredes, puertas, techo y suelo, es fundamental para reducir las pérdidas de calor. Y se pueden llegar a conseguir ahorros hasta de un 40% 3.2. Mejoras en sistemas de climatización del gasto de calefacción. y calefacción Las paredes que dan al exterior es conveniente prote- gerlas con materiales aislantes. Dada la gran afluencia Como pudo observarse en la introducción, la calefac- de público a unas instalaciones deportivas, hay que ción es uno de los principales consumos energéticos en conectar el exterior y el vestíbulo con una doble puerta centros deportivos, independientemente de la existencia de acceso, para reducir las fugas que se producen o no de piscina, pudiendo suponer incluso un 24% de la cuando las personas entran y salen. También es acon- energía total consumida. El consumo energético desti- sejable la incorporación de una cortina de aire que evite nado a la refrigeración de estos locales no es tan elevado, que se produzcan corrientes (este último sistema será suponiendo entre un 5% y un 9%, según la E4. explicado más detalladamente posteriormente). Las puertas de paso entre diferentes zonas han de estar 3.2.1 Elección apropiada de la temperatura cerradas, por lo que hay que instalar mecanismos auto-20 en cada zona máticos, de manera que se eviten fugas de aire caliente. En los centros deportivos pueden diferenciarse distintas En los sistemas de calefacción por agua caliente, donde zonas, con unos requerimientos de calefacción, refri- se utilicen tuberías de acero, es obligatorio el aislamiento geración y ventilación muy diferenciados, como lo son de los tramos de distribución, es decir, aquellos tramos las estancias dedicadas a labores administrativas y las dedicados a la distribución de agua caliente hasta el destinadas a realizar diferentes deportes, destacando la punto de consumo final. De esta manera, las pérdidas piscina cubierta. pueden reducirse en un 70%. La siguiente tabla resume las temperaturas recomen- Las ganancias térmicas y lumínicas producidas por la dadas en invierno para los distintos tipos de estancias entrada de radiación solar al interior del edificio han de que pueden encontrarse en un centro deportivo: tenerse en cuenta como aportaciones naturales gratuitas a los sistemas de calefacción, por lo que debe dispo- nerse de los medios adecuados para aprovecharlas al Tabla 4. Temperaturas recomendadas por zonas. máximo y también para controlar sus efectos, deseados o no deseados, en la creación del confort interior. Tipo de local Temperatura (ºC) En las instalaciones de piscina cubierta es necesario considerar la aportación térmica pasiva producida por el Vestíbulo de entrada 18 efecto invernadero de las grandes superficies vidriadas soleadas. Por lo que respecta a la orientación de los espacios cerrados, el eje longitudinal tiene que situarse Administración 21 en dirección este-oeste, de manera que la mayor super- ficie quede orientada hacia el sur. Secretaría 21 3.2.3 Correcta gestión de la instalación Vestuarios 22 A continuación se van a indicar una serie de recomenda- ciones prácticas para ahorrar en calefacción: Piscinas cubiertas 27-29 • Es necesario tener en cuenta que por cada grado Fuente: Socoin. por encima de los 21 ºC se estará gastando de
  • 21. forma innecesaria un 7% más de energía en • Los ajustes para termostatos internos son 4 ºC calefacción. En los espacios deportivos de salas y los externos de 0 ºC a 1 ºC. Estos deben estar y pabellones donde se lleva a cabo una acti- etiquetados como termostato contra helada. Si los vidad física de cierta intensidad, los 14 ºC son termostatos se ajustan demasiado alto, se perderá suficientes. Los vestuarios han de estar a un dinero por exceso de calefacción, y si están dema- mínimo de 20 ºC. Para reducir la evaporación, siado bajos, el sistema correrá peligro de conge- la temperatura del aire del recinto de la piscina larse. climatizada ha de mantenerse 2 ºC más alta que la del agua. • Es aconsejable comprobar periódicamente que los temporizadores indican la hora y el día correctos• En las oficinas administrativas que puedan existir y que el tiempo de ajuste corresponde al tiempo en los centros deportivos debe verificarse si se de ocupación. También debe revisarse que la cale- calienta más de 21 ºC, ya que el nivel máximo de facción y ventilación se apagan cuando el edificio calefacción recomendado se encuentra a esta está vacío. Los periodos de precalentamiento temperatura. deben ajustarse a las condiciones climáticas y ha de tenerse en cuenta que el calor almacenado en• Es recomendable plantear los niveles de cale- los radiadores y en el resto del edificio puede ser facción en las reuniones laborales del comité suficiente para permitir apagar la calefacción antes de empresa, así como colocar carteles con de que termine el horario de ocupación en deter- mensajes para sensibilizar al personal. minadas zonas del centro deportivo. 21• Es aconsejable reducir el nivel de calefacción en • Como ya se ha indicado, en una instalación depor- aquellas zonas en las que no se necesite una tiva existen espacios con muy diferentes tempera- temperatura ambiente alta. Deberían anularse turas, como son las zonas destinadas a realizar acti- los radiadores situados en pasillos y escaleras. vidad física, los vestuarios o la piscina. El sistema Debe considerarse que las necesidades de calor de calefacción debe estar zonificado, dividiendo el son menores en las zonas en que se realicen sistema de distribución según las distintas zonas ejercicios físicos. del edificio, ya que así puede asegurarse que el calor será usado solo donde se necesite y, por lo• Dividir el sistema de calefacción en grupos en tanto, se evitarán perdidas. Para ello, han de insta- los sistemas por aire caliente. De esta forma, larse válvulas de zona con controles de tiempo en función de las necesidades de calor podrá y temperatura allí donde sea necesario (con un activarse uno u otro grupo, evitando poner en margen de protección contra heladas). funcionamiento el sistema entero. Este encen- dido escalonado puede llevarse a cabo de forma • Es recomendable la instalación de controles con manual o electrónicamente. Con este sistema módulo de optimización cuando la superficie a pueden conseguirse ahorros del 10% sobre el calefactar sea superior a 1.000 m2. Los optimi- mismo equipo sin esta funcionalidad. zadores climáticos ajustan el encendido de los sistemas de calefacción para compensar las varia-• Instalación de bomba de calor, la cual consume ciones de temperatura del exterior, ahorrando tres veces menos energía que un radiador eléc- dinero al prevenir el sobrecalentamiento cuando trico y, además, puede ser utilizada también las condiciones climáticas son buenas, y adelantan como sistema de refrigeración (en el caso de las el encendido cuando el enfriamiento nocturno ha bombas de funcionamiento reversible), como ya sido elevado. se ha explicado. Este sistema es apropiado para instalaciones de tamaño moderado. • Es necesario comprobar si hay partes en el edificio que tienen normalmente una temperatura dema-• En superficies de gran tamaño es necesario siado elevada. Puede necesitarse la instalación ajustar los termostatos y controles de los radia- de termostatos o sensores adicionales en zonas dores para obtener la temperatura deseada y específicas. De igual forma, han de instalarse sellarlos con tapas antimanipulación. No debe válvulas de equilibrado para garantizar los caudales abusarse del uso de los controles de los termos- en todas las tuberías, para que no existan zonas tatos como interruptores. con menor caudal necesario.
  • 22. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) • Debe mirarse que ninguna superficie de calor esté A nivel ambiental, el gas natural es un combustible más obstaculizada, ya que si lo están puede reducirse limpio y respetuoso con el medio ambiente. No contiene su eficacia, con el resultado de poca emisión, azufre en su composición, por lo que se eliminan22 tiempos de calentamiento más largos y mayor las emisiones de SO2. Además, reduce las emisiones consumo de energía. También es importante la de CO2. correcta ubicación de los radiadores. 3.2.4.3. Sustitución de calderas de gasóleo existen- tes por calderas de biomasa 3.2.4 Sustitución y adaptación de equipos En la actualidad, existe una tecnología fiable y a costes Para tratar de mejorar la eficiencia energética en estas competitivos que hace de la biomasa un fuerte compe- instalaciones, puede necesitarse la introducción de tidor del gas natural y de los derivados del petróleo. nuevas tecnologías o modificar las ya existentes. Se pueden destacar las siguientes: Los biocombustibles sólidos (biomasa) pueden alimentar un sistema de climatización (calor y frío) al igual que si 3.2.4.1. Sustitución de equipos obsoletos por fuera gasóleo o gas natural el combustible. Además, hay equipos eficientes una gran variedad de biomasa que puede ser utilizada para este tipo de sistemas, las más usuales son: pelets, Sustitución de aquellos equipos que no permiten astillas de madera, huesos de aceitunas, briquetas, obtener un rendimiento correcto de la instalación. Entre cáscaras de frutos secos (piñones, almendra, etc.), estas modificaciones se puede hablar de sustitución de sarmiento, poda de olivo, etc. elementos ineficientes como quemadores o, incluso, sustitución de la caldera. El mantenimiento y operación de las calderas es sencillo, igual que en las calderas tradicionales. Además, tienen la 3.2.4.2. Adaptación de las calderas para que consu- ventaja de incorporar sistemas de control electrónico para man gas natural su manejo, pudiéndose poner en funcionamiento con un simple mensaje de teléfono móvil. El único inconve- A medida que las redes de distribución de gas natural se niente es la necesidad de la retirada de las cenizas por el van extendiendo, este combustible va adquiriendo mayor usuario. implantación. Es interesante comentar que estas instalaciones generan El precio del gas natural es más barato que el del gasóleo, un ahorro atractivo, superior al 10%, cuando las compa- además existe un ahorro energético con el gas natural debido ramos con instalaciones alimentadas con combustibles a los extracostes ocasionados en la manipulación y combus- fósiles, pudiendo alcanzar niveles mayores en función del tión de gasóleo. De igual forma, el rendimiento energético de tipo de biomasa utilizado, la localidad y el combustible las calderas a gas es superior al de las calderas a gasóleo. sustituido.
  • 23. Estas calderas tienen una larga vida útil y son silenciosas, renovación se precalienta en el recuperador, y en veranopresentando un alto rendimiento energético, entre se reduce el consumo eléctrico asociado al aire acondi-el 85% - 92%. cionado.3.2.4.4. Instalación de calderas de condensación o de baja temperatura 3.2.5 Adecuado mantenimiento de las calderasLas calderas convencionales trabajan con temperaturas • La finalidad que tiene la caldera es calentar el agua de agua caliente entre 70 ºC y 90 ºC y con temperaturas que circulará por los elementos emisores, radiadoresde retorno del agua superiores a 55 ºC. En cambio, una o suelo radiante. Por lo tanto, como elemento prin-caldera de baja temperatura está diseñada para aceptar cipal del sistema tiene que encontrarse en perfectouna entrada de agua a temperaturas menores a 40 ºC. estado.Por ello, los sistemas de calefacción a baja temperaturatienen menos pérdidas de calor en las tuberías de distri- • Es recomendable la contratación de un servicio perió-bución que las calderas convencionales. dico de mantenimiento.Las calderas de condensación están diseñadas para recu- • Tanto las calderas como los quemadores perar más calor del combustible quemado que una caldera deben limpiarse periódicamente por un técnicoconvencional y, en particular, recuperan el calor del vapor especializado.de agua que se produce durante la combustión de los 23combustibles fósiles, consiguiéndose rendimientos ener- • Revisión de la juntas de puertas, registros o cajas géticos más altos, en algunos casos superiores al 100%, de humos para asegurar la estanqueidad, evitandoreferido al poder calorífico inferior del combustible. una entrada de aire indeseada. Estas entradas de aire incontroladas disminuyen el rendimiento, con elEl inconveniente es la mayor inversión de este tipo de correspondiente incremento de consumo de energía.calderas, que suele ser entre un 25% - 30% más para lasde baja temperatura y hasta duplica la inversión para las • Cuando se realice la revisión periódica de las calderas calderas de condensación. es también recomendable hacer un análisis de la combustión, para ver si está funcionando en condi-3.2.4.5. Recuperación del calor de los gases ciones óptimas de rendimiento: de combustión - El rendimiento de la combustión tiene un ópti-Las pérdidas energéticas debidas a un exceso de salida mo correspondiente a un determinado excesode los gases de combustión pueden reducirse hasta un de aire.10% mediante la instalación de economizadores que - Deben regularse los gases de combustión,permitan aprovechar, a través de un intercambio térmico, para que la caldera funcione siempre en con-el calor de los humos para calentar el agua de alimenta- diciones óptimas de rendimiento y con nivelesción de la caldera. El diseño de estos equipos debe evitar de emisiones controladas.que los humos tengan una temperatura inferior a los - Para evitar mayores pérdidas de calor a tra-150 °C, correspondiente al punto de rocío del ácido sulfú- vés de la chimenea, y poder realizar un ma-rico procedente del azufre del combustible. Esta sustancia, yor aprovechamiento del calor liberado por elal condensar, puede atacar las partes más frías de la insta- combustible, hace falta un buen diseño de lalación como el propio economizador y la chimenea. caldera para evitar temperaturas de gases de- masiado altas y las consiguientes pérdidas.3.2.4.6. Recuperación de calor del aire de ventilación - La medida más recomendable para eliminar estas deficiencias y aumentar el rendimientoConsiste en la instalación de recuperadores de calor del aire de la caldera es la adquisición de un analizadorde ventilación. En el recuperador se produce un intercambio de los parámetros de combustión (porcenta-de calor entre el aire extraído del edificio y el aire exterior je de oxígeno, de monóxido de carbono y deque se introduce para la renovación del aire interior. temperatura de los humos) para realizar con- troles semanales que permitan ajustar estasDe esta forma, disminuye el consumo de calefacción variables mediante la correcta regulación deldurante los meses de invierno, ya que el aire exterior de quemador.
  • 24. Manual de eficiencia energética para pymes Centros deportivos (CNAE 93.1) - También debe limpiarse el filtro de aspiración Funciona moviendo la palanca en dos sentidos: hacia del combustible, el sistema de fotorresisten- arriba, se abre progresivamente el grifo, y hacia abajo, cias, los electrodos y las boquillas. Este man- se cierra. Girándola de derecha a izquierda se obtiene, tenimiento será realizado por una persona es- gradualmente, agua fría, tibia y caliente. pecializada. Por lo tanto, si todavía existen grifos independientes para agua caliente y fría, se recomienda su sustitución. 3.3. Mejoras en sistemas de Agua Caliente Sanitaria (ACS) 3.3.3 Sistemas de detector de presencia-ausencia A continuación se detallan medidas sencillas de ahorro Se instalan sensores que detectan la presencia de las de ACS. Muchas ahorran tanto energía como agua. manos y actúan sobre el grifo haciendo que la salida de agua sea automática. Dicha salida cesa cuando se apartan las manos del grifo. Existen dos técnicas: infra- 3.3.1 Pulsador-temporizador rrojos y microondas. Se utilizan en zonas de tránsito. Pueden conseguirse ahorros de hasta un 60%. De esta manera, los grifos se accionan pulsando un botón y dejan salir el agua durante un tiempo deter- minado, después se cierran automáticamente. Deben 3.3.4 Perlizadores24 evitarse los tiempos de funcionamiento excesivamente largos. La duración adecuada para los grifos existentes Son unos elementos dispersores que se enroscan en la en los lavabos es de seis segundos. punta de los caños de los grifos, mezclan aire con agua apoyándose en la presión, y las gotas de agua salen en forma de perlas, y reducen de este modo el consumo 3.3.2 Sistemas monomando de agua hasta un 40% del inicial, pero la sensación es la misma, ya que el agua sale a la misma presión o incluso Se trata de un grifo mezclador en el que la apertura, cierre a mayor. Un equipo similar existe para las duchas, deno- y mezcla del agua se efectúa mediante una sola palanca. minado reductor de caudal.
  • 25. 3.3.5 Grifos con válvulas termostáticas tria Energía y Minas y Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (2008).Sirven para regular y limitar la temperatura del ACS deconsumo. Fijan la temperatura de salida del agua caliente • Manual de buenas práctica energéticas en laen 42 ºC. Tienen un preselector de temperatura que pymes de Toledo. Agencia Provincial de la Energíamantiene la salida del agua a la temperatura elegida. Al de Toledo, Cámara Oficial de Comercio e Indus-cerrar el grifo para enjabonarse y volverlo a abrir, el agua tria de Toledo y su EuroInfoCentre. Guillermo J.sale a la misma temperatura. Suponen un ahorro de hasta Escobar, et al (2003).un 50% en los consumos de agua y de energía. Estasválvulas son de diversos tipos, tanto individuales, para • Manual de buenas prácticas empresariales paracada grifo, como colectivas, para un conjunto de ellos. el ahorro energético. Confederación Vallisole- tana de Empresarios y Observatorio Industrial del Sector Energético de Castilla y León (2007). 3.3.6 Grifos de volante con montura cerámica • Bases de datos internas y auditorías energé-En las instalaciones en las que se encuentren grifos ticas desarrolladas por Socoin, S.L.U.de volante tradicionales se recomienda la sustituciónde la montura clásica de zapatas por montura cerá- • Equipaments Esportius. Generalitat de Cata-mica, puesto que permite la apertura y el cierre del lunya.agua en un solo cuarto de vuelta, evitando problemas 25de apriete y cierre inadecuados, así como fugas ygoteos constantes. Puede ahorrarse un 10%.4 Bibliografía • Guía de eficiencia energética en instalaciones deportivas. Comunidad de Madrid. Consejería de Economía y Consumo. Dirección General de Indus-
  • 26. 04 Centros deportivos (CNAE 93.1) Guillermo J. escobar lópez Socoin Ingeniería y Construcción Industrial, S.L.U. Empresa Colaboradora de EOI Escuela de Negocios Obra realizada por:Con la colaboración del Centro de Eficiencia Energética de: © EOI Escuela de Negocios © Centro de Eficiencia Energética de Gas Natural Fenosa Reservados todos los derechos Edita: Gas Natural Fenosa Diseño y maquetación: Global Diseña Impresión: División de Impresión Impreso en papel ecológico y libre de cloro.
  • 27. www.empresaeficiente.com www.gasnaturalfenosa.es

×