Efectoseconomicosdelashuelgas

1,470 views
1,399 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,470
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Efectoseconomicosdelashuelgas

  1. 1. AUTORES Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Nayahttp://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com
  2. 2. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGASÍNDICE: PÁGINA1.- Introducción histórica 3 72.- ¿Qué es una huelga? 83.- Convocatoria de una huelga 94.- Legalidad de una huelga 115.- Desarrollo de una huelga6.- Efectos laborales y de seguridad social 11de una huelga legal 147.- Efectos laborales de una huelga ilegal8.- Efectos económicos, sociales y 14políticos de las huelgas Página 2 de 15
  3. 3. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya1.- INTRODUCCIÓN HISTÓRICACONTEXTO INTERNACIONALComo en tantas otras áreas en las que los egipcios fueron pioneros, la primer huelga detrabajadores de la cual existe registro tuvo lugar en Egipto el 14 de noviembre de 1152 antesde Cristo durante el reinado del Faraón Ramsés III, cuando sesenta artesanos se negaron arealizar su trabajo en el Valle de los Reyes. Eran picapedreros, carpinteros y dibujantes que,guiados por el escriba Paturere y dos contramaestres, reclamaron el salario alimenticio que nohabían recibido durante el último mes. Sentados ante la puerta del templo, clamaron: “Tenemoshambre y sed”. Tras tres días de huelga, por fin recibieron del visir 50 sacos de trigo).Obreros de EgiptoIndependientemente de este dato, y aunque los orígenes de la huelga se remontan a laRevolución Francesa de 1789, su pleno desarrollo se produce con la Revolución Industrial y lageneralización del trabajo asalariado a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.Se inicia en Inglaterra, como consecuencia de la falta de derechos de los trabajadores en lasfábricas; jornadas de trabajo de más de doce horas en instalaciones insalubres, bajo unaestricta disciplina, sin ningún tipo de cobertura ante enfermedades, accidentes, despidos ojubilaciones, con salarios muy bajos, en donde trabajaban además niños con salariosmuchísimo más bajos.Las primeras manifestaciones del movimiento obrero se plasmaron en el ludismo (1810),conocido como el movimiento de los rompedores de máquinas, a las cuales se lasresponsabilizaba de la pérdida de la capacidad adquisitiva del pequeño artesano. El nombreviene del líder del movimiento, Ned Ludd, que fue el primero en romper un telar como protesta.A pesar de todo, sin una base ideológica definida, su alcance era claramente limitado debido aque se dirigía a las máquinas en lugar de atacar las verdaderas causas de su situación, por locual empezó a desaparecer a medida que la protesta se fue desplazando de ir contra lasmáquinas para dirigirse contra sus propietarios, forjándose de esta manera los primerossindicatos obreros.Grabado que muestra a los rompedores de máquinas Página 3 de 15
  4. 4. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez NayaLa reacción del gobierno inglés fue prohibir cualquier tipo de asociación obrera a través de lasCombination Acts, leyes que prohibían las organizaciones obreras.En los años 1830 aparecen las primeras organizaciones obreras agrupando a los trabajadoressegún su oficio. En Inglaterra tomaron el nombre de trade-unions (literalmente uniones deoficios) o simplemente unions.En sus orígenes, el sindicalismo británico optó por las reivindicaciones económicas, sinadherirse a ideales políticos revolucionarios. Pero entre los años 1838 y 1848, el movimientoobrero británico pasó a la acción política utilizando el cartismo, movimiento que trató depresionar al parlamento mediante la recogida de firmas en apoyo a determinadas cartas dondese reivindicaban ciertos derechos. La primera de ellas la "Carta del Pueblo" (The PeoplesCharter) fue enviada al Parlamento Británico en 1838, señalando las 6 peticiones delmovimiento: 1. Sufragio universal (a los hombres mayores de 21 años, cuerdos y sin antecedentes penales). 2. Voto secreto 3. Sueldo anual para los diputados que posibilitase a los trabajadores el ejercicio de la política. 4. Reunión anual del parlamento, que aunque pudiera generar inestabilidad, evitaría el soborno. 5. La participación de los obreros en el Parlamento mediante la abolición del requisito de propiedad para asistir al mismo. 6. Establecimiento de circunscripciones iguales, que aseguren la misma representación al mismo número de votantes.El cartismo organizó huelgas, pero el movimiento fracasó a causa de la represión, de lasdivisiones internas y la derrota de la revolución de 1848 en Europa.Caricatura de le entrega de la “carta del pueblo” al ParlamentoTodavía en el siglo XIX, pero un poco más tarde aparece el socialismo contemporáneo, que secaracterizó por una crítica radical al sistema capitalista, al que se consideraba social yeconómicamente injusto; por la defensa de un modelo de sociedad en el que la propiedad delos medios de producción fuese colectiva; y, sobre todo, por la identificación de la clase obreracomo protagonistas de los cambios. El 28 de septiembre de 1864 se fundó la AsociaciónInternacional de Trabajadores, la Primera Internacional. Londres fue la sede en la que se Página 4 de 15
  5. 5. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Nayareunieron sindicalistas anglo-franceses y representantes de otros países como Bélgica oAlemania. Karl Marx se encargó de redactar el Manifiesto inaugural y dirigió la redacción delproyecto de estatutos que son aprobados en el Congreso de Ginebra de 1866. Lostrabajadores exigían un salario justo, el derecho a la huelga, jornadas de ocho horas, etc.La Primera InternacionalLa ciudad estadounidense de Chicago también se ha convertido en un punto decisivo en lahistoria del movimiento obrero. De allí viene nuestra conmemoración del Día Internacional delos Trabajadores, el 1 de mayo. El referente histórico que originó este recuerdo nos traslada alChicago de 1886, donde se produjo una manifestación pacífica, conocida como la revuelta deHaymarket, que tuvo lugar en Haymarket Square el 4 de mayo de 1886 y que fue el puntoálgido de una serie de protestas que desde el 1 de mayo se habían producido en respaldo a losobreros en huelga, para reivindicar la jornada laboral de ocho horas. Durante unamanifestación pacífica una persona desconocida lanzó una bomba a la policía que intentabadisolver el acto de forma violenta. Esto desembocó en un juicio (años después calificado deilegítimo y deliberadamente malintencionado) hacia ocho trabajadores anarquistas, donde cincode ellos fueron condenados a muerte (uno de ellos se suicidó antes de ser ejecutado) y tresfueron recluidos. Los trabajadores implicados fueron conocidos como los “Mártires de Chicago”.Posteriormente este hecho dio lugar a la conmemoración del 1 de mayo, originalmente porparte del movimiento obrero, y actualmente considerado en la mayoría de los paísesdemocráticos (exceptuando los Estados Unidos, el Reino Unido y el Principado de Andorra) elDía Internacional de los TrabajadoresGrabado que muestra la explosión en la Revuelta de Haymarket Página 5 de 15
  6. 6. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez NayaCONTEXTO NACIONALUna de las primeras huelgas que se producen en España es la de la Real Fábrica de Pañosde Brihuega, en Guadalajara, en 1730. Pero es a raíz de la formación y desarrollo delmovimiento obrero, tras la revolución septembrina de 1868, cuando la huelga general seestablece como herramienta de lucha de la clase obrera, para paralizar la economía deesta manera y hacer frente a Patronal y Gobierno con sus exigencias. Los movimientoscampesinos de finales del XIX en Andalucía tienen mucho ya de movilización popular. Eldesarrollo que tuvo entre 1870 y 1874 la Federación de la Región Española, así como entre1880 y 1888 la Federación de Trabajadores de la Región Española, es buena muestra delavance del movimiento obrero. A inicios del siglo XX, Francisco Ferrer y Guardia publica enBarcelona un periódico con una cabecera muy sugerente, La Huelga General.Cabecera de Francisco Ferrer y Guardia (15/11/1901)Entre 1902 y 1903 se producen numerosas huelgas para la mejora de la clase obrera (variasen el campo zamorano por ejemplo). Esto lleva a que en 1904 en el Gobierno de Azcárragaapruebe la Ley del Descanso Dominical, uno de los primeros avances en materia laboralgracias a la presión huelguística.La situación de los trabajadores obligados a ir a la guerra de Marruecos provocó una reacciónen las organizaciones sindicales y anarquistas. Así, en 1909 y coincidiendo con el embarco detropas a Marruecos tras el desastre del Barranco del Lobo, se convoca una huelga general encontra de la guerra y por la mejora de las condiciones obreras. Es la Semana Trágica deBarcelona, que termina con una fuerte represión y con cinco fusilamientos, entre ellos el delpedagogo libertario Ferrer.En 1910 nace la CNT y un año después es protagonista de la huelga general que se convoca,lo que supone su ilegalización en 1911. En Barcelona se produce la llamada huelga de LaConstancia, en 1913, que está encabezada por mujeres.La huelga general revolucionaria de agosto de 1917 vino de la mano de un pacto tácito entreCNT y UGT. La represión por parte del Gobierno fue brutal y el Comité de Huelga acabó enpleno en la cárcel. En 1918 se produce la huelga de La Canadiense, empresa barcelonesa deelectricidad. Esta huelga provoca una negociación con Gobernación que lleva a la aprobaciónde la jornada de ocho horas de trabajo, una reivindicación histórica del movimiento obreroespañol, que consigue por fin la CNT.Indicar que a diferencia que ahora, las huelgas se convocaban siempre con carácterindefinido hasta conseguir sus objetivos. Esto hacía de las huelgas un instrumento de luchapoderoso y temidos por las clases dirigentes. Los obreros que no las secundaban eraninsultados como esquiroles, los cuales eran muy mal vistos por sus compañeros y familiares,la conciencia colectiva empujaba a secundar las huelgas, que eran en beneficio de todos losobreros, y por lo cual todos debían sumarse y luchar.La dictadura de Primo de Rivera pone fuera de la legalidad a las organizacionesrevolucionarias, por lo que la lucha se desarrolla en otros campos. Al proclamarse la República Página 6 de 15
  7. 7. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Nayaen 1931 y coger el Ministerio del Trabajo el ugetista Francisco Largo Caballero, hay una partede las reivindicaciones obreras que son concedidas. Pero no todas. Ya en mayo de 1931 elSindicato Único Telefónico de la CNT proclama una huelga general. Y tanto ugetistas comocenetistas, al no ver cumplidas las expectativas laborales con la República, protagonizan variosmovimientos huelguísticos entre 1931 y 1933. También se hacen huelgas de alquileres deviviendas, en las cuales las familias obreras dejan de pagar a los caseros. Al producirse lavictoria de la derecha en noviembre de 1933, la CNT declara una huelga general revolucionariapara diciembre de ese año, que fracasa. Durante 1934 la estrategia de acción directa consiguealgunas victorias laborales, como en la huelga de camareros en Madrid. Pero el mayormovimiento revolucionario se produce en octubre de 1934, cuando ya es un hecho que elavance de la derecha amenaza las libertades y los derechos conquistados. La huelga triunfatan sólo en Asturias, donde un pacto de socialistas, anarquistas y comunistas lleva incluso a laproclamación de la República Socialista y del comunismo libertario en numerosas zonas. Larepresión fue cruel.En Sevilla en el año 1936, tras intensas luchas, el sindicato de la construcción de CNT firma unconvenio para el sector provincial que rebaja la jornada laboral a 36 horas semanales (underecho algo impensable a día de hoy).Queda recordar la importantísima huelga de la construcción que se declara en la primaverade 1936, con un gran comité de huelga entre la CNT y la UGT en Madrid, que lleva a la cárcel amilitantes de primera línea como el cenetista Cipriano Mera. Con el inicio de la Guerra Civil, labatalla se traslada a otro campo y la victoria de las fuerzas golpistas contra la República lleva almovimiento obrero a una larga noche de represión y de crimen.Desde entonces hasta hoy en día han sido innumerables las huelgas de todo tipo que se hanproducido para la consecución de diversos objetivos.A continuación analizaremos los tipos de huelga, requisitos para la convocatoria de la misma, ylos efectos laborales, sociales y económicos que producen tanto al trabajador como a losempresarios.2.- ¿QUÉ ES UNA HUELGA?La huelga es el máximo elemento de presión con el que cuentan los trabajadores, que decidendejar de trabajar para defender sus intereses. Cualquier empresa no está libre de ella, pues lostrabajadores (directamente o a través de una organización sindical) pueden convocar unahuelga ceñida a la propia empresa, o bien, aunque en la empresa no haya problemas, puedensumarse a alguna convocatoria de huelga general o sectorial.La huelga es una perturbación de la actividad normal de la empresa acordada por lostrabajadores, que deciden no trabajar como forma de presión para defender sus intereses.Cuando está convocada una huelga, el trabajador que se suma a ella lo hace absteniéndose deacudir al lugar de trabajo, mientras que quien no se suma a ella lo hace acudiendo connormalidad a trabajar y rindiendo en su trabajo como de costumbre.Es un derecho reconocido constitucionalmente (art. 28.2 de la CE), pero no es ilimitado, sinoque los trabajadores deben ejercerlo respetando un procedimiento y, sobre todo, respetandolos servicios esenciales que se hayan acordado y también el derecho a trabajar de lostrabajadores que no hayan querido sumarse a la huelga.El derecho a la huelga es un derecho de titularidad individual y de ejercicio colectivo. Estosignifica que: Página 7 de 15
  8. 8. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya 1. Cada trabajador decide de forma individual si secunda o no una huelga ya convocada. Igualmente es un derecho individual suyo participar o no en las acciones preparatorias de la huelga y también incorporarse a su puesto de trabajo en cualquier momento durante la huelga, aunque otros compañeros prosigan con ella. 2. El ejercicio del derecho de huelga es colectivo, lo que implica que la huelga debe convocarse con el acuerdo de los trabajadores (art. 3.2 del Real Decreto Ley 17/1977 de 4.03.77 – en adelante RDL 17/1977).Tienen derecho de huelga los trabajadores sometidos a una relación laboral, cualquiera quesea su modalidad de contrato y su jornada. También lo tienen los que tengan una relaciónlaboral de carácter especial (por ejemplo, el personal de alta dirección, las personas condiscapacidad en centros laborales de empleo social, los representantes de comercio y losempleados de hogar). En caso de los trabajadores extranjeros, para tener derecho a huelgadeben tener autorización para trabajar (si un extranjero que no tiene autorización para trabajarestá prestando servicios por cuenta ajena, la falta de autorización no supone la nulidad delcontrato, por lo que será válida la relación laboral, pero sin derecho a huelga) (art. 11.2 de laLO 4/2000). También tiene derecho de huelga el personal estatutario de los servicios de saludy los funcionarios (salvo los miembros de las Fuerzas Armadas y los miembros de las Fuerzasy Cuerpos de Seguridad del Estado.Por el contrario, no tienen derecho a huelga ni el empresario ni los trabajadores que no esténsometidos a una relación laboral (por ejemplo, los trabajadores autónomos que prestenservicios a la empresa o los que simplemente colaboran en el negocio familiar).3.- CONVOCATORIA DE HUELGA:Pueden convocar una huelga: 1. Los trabajadores. 2. Las organizaciones sindicales. 3. Los representantes de los trabajadores.Además de ser los facultados para convocar la huelga, igualmente son los que: 1. Eligen la modalidad de huelga. 2. Establecen las reivindicaciones. 3. Deciden la publicidad o proyección exterior. 4. Negocian. 5. La dan por terminada.Algunas de estas funciones sólo pueden realizarlas quienes convocan la huelga (por ejemplo,elegir su modalidad, establecer las reivindicaciones o desconvocarla).El derecho de huelga es un derecho irrenunciable. Esto significa que si el trabajador y elempresario pactaran en el contrato de trabajo que el primero renunciara a este derecho, elpacto sería nulo. Sin embargo, mientras la empresa y los representantes de los trabajadoresestán negociando en convenio colectivo, sí es legal pactar una cláusula de “paz social” (o de Página 8 de 15
  9. 9. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya“paz laboral”) que tendría aplicación durante la vigencia del convenio. Mediante esta cláusula,los trabajadores renunciarían a convocar huelga a cambio de una contraprestación por partedel empresario.4.- LEGALIDAD DE UNA HUELGA 1. HUELGAS LEGALES: El derecho de huelga no es absoluto, por lo que está sometido a ciertos límites y requisitos para que sea legal (arts. 7 y 11 del RDL 17/1977) a. El fin de la huelga debe ser la defensa de los intereses de los trabajadores. b. Su objetivo no puede ser cambiar lo que está acordado en un convenio colectivo vigente. Para ser legal, los objetivos de la huelga pueden ser hacer que el empresario cumpla algo acordado mediante convenio, negociar un aspecto que no estaba regulado en el convenio o bien alterar algún aspecto del convenio a la vista de algún incumplimiento de éste por parte del empresario o de una variación sustancial de las condiciones en las que se pactó éste. c. Para llevarla a cabo, los trabajadores que participan en la huelga dejan de prestar servicios en la empresa. d. Debe someterse al procedimiento establecido en la ley (con las particularidades que pueda marcar cada convenio). e. Durante la huelga, los trabajadores que participan en ella no pueden ocupar el centro de trabajo ni sus dependencias. Pero aunque la ley reconoce de forma expresa que los trabajadores no pueden ocupar el centro de trabajo, la jurisprudencia ha matizado que se permite que los trabajadores estén en el centro de trabajo siempre que su actitud sea pacífica y no cause peligro para las personas ni las cosas. Por lo tanto, lo que está prohibido es la ocupación violenta del centro de trabajo. Si no se cumplen estos requisitos, la huelga sería ilegal o abusiva (art. 11 y 7 del RDL 17/1977). 2. HUELGAS ILEGALES Son aquellas que no respetan el procedimiento al convocarse o durante su desarrollo. Son las siguientes (art. 11 y 7 del RDL 17/1977): a. Huelgas políticas o no profesionales: son las que se inician o sostienen por motivos políticos o de cualquier otra índole, pero en cualquier caso ajenos al interés profesional de los trabajadores. Sin embargo, no son ilegales las huelgas que tienen por finalidad protestar contra determinadas actuaciones del Gobierno, pero que afectan de forma directa al interés de los trabajadores (por ejemplo, una huelga general). b. Huelgas de solidaridad y de apoyo, salvo que afecten directamente al interés profesional de los que lo promuevan o sostengan. c. Huelgas novatorias. Son las que tienen por objeto alterar lo pactado en un convenio colectivo o lo establecido por laudo. Página 9 de 15
  10. 10. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya d. Las Huelgas durante las que se ocupe con violencia el centro de trabajo (por el contrario, una huelga “de manos caídas”, es decir, en la que los trabajadores permanecen en sus puestos de trabajo pero sin trabajar, en principio sería lícita). e. Las huelgas que contravengan la cláusula de “paz social” pactada en el convenio colectivo. f. Las huelgas convocadas para reivindicar aspectos en los que se ha planteado conflicto colectivo. Cuando se produce una controversia entre el empresario y los trabajadores que afecte al interés de un grupo de trabajadores (es decir, no de forma individual) y ese problema gira en torno a la aplicación e interpretación de una norma estatal o de un convenio colectivo, existe un procedimiento específico, al que pueden acudir tanto el empresario como el trabajador que es le procedimiento ce conflictos colectivos. Cuando los trabajadores acuden a él, no pueden hacer uso también de la huelga (art. 17.2 del RDL 17/1977). Sin embargo, si es el empresario el que insta el procedimiento de conflicto colectivo, los trabajadores sí pueden ejercer el derecho de huelga. g. Las huelgas que no cumplen el procedimiento legal para llevarse a cabo. También son ilegales aquellas en que no se cumplan los servicios mínimos en servicios públicos.3. HUELGAS ABUSIVAS Las huelgas abusivas son aquellas que exceden los límites del derecho de huelga, resultando desproporcionadas al fin que persiguen (art. 7.2 del RDL 17/1977): 1. Huelgas rotatorias: son aquellas en las que se suceden paros parciales que afectan a sectores de la empresa. 2. Huelgas tapón o estratégicas, en las que con la paralización de unos cuantos trabajadores se consigue el cese de actividad en toda la empresa. 3. Huelga de celo o reglamento: consiste en aplicar con meticulosidad las disposiciones reglamentarias y realizar con gran lentitud el trabajo para que descienda el rendimiento y se retrasen los servicios. 4. Cualquier otro tipo de huelga atípica (por ejemplo, la llamada “huelga a la japonesa”, en que se multiplica la producción de la empresa para producir un excedente perjudicial).Si en una empresa se produce una huelga que se sospecha que es ilegal, pero no secorresponde exactamente a ninguna de las enumeradas anteriormente, será el empresarioquien deba probar que es ilegal, por producir un daño grave a la empresa, reproporcionadoal fin que perseguía, e intencionado. Si por el contrario, el tipo de huelga entra dentro delas modalidades anteriores de huelga ilegal o abusiva, serán los promotores de éstasquienes deban probar que es legal (art. 7.2 y 11 del RDL 17/1977 y sents. del TC 11/1981 y72/1982). Página 10 de 15
  11. 11. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Naya5.- DESARROLLO DE LA HUELGA: EL PROCEDIMIENTO LEGALLa huelga está sometida a un procedimiento en varias fases, que deben cumplir losconvocantes y participantes para que sea legal. Si no siguen este procedimiento, la huelga seconvertiría en ilegal. De una manera muy resumida porque no es objeto de este trabajo, estospasos son: 1. Preparación (acuerdo de convocatoria, preaviso al empresario y mediación previa). 2. Creación del comité de huelga y negociación. 3. Desarrollo 4. Terminación (por llegar al fin (si se ha fijado un plazo concreto), por desconvocarla (en cualquier momento, art. 8.2 del RDL 17/1977), por acuerdo entre el comité de huelga y la empresa (art. 8.2 del RDL 17/1977), por mediación de la Inspección de Trabajo (art. 9 del RDL 17/1977) o porque las dos partes lleguen a un acuerdo en arbitraje obligatorio establecido por la autoridad gubernativa (art. 10.1 del RDL 17/1977).6.- EFECTOS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL DE UNA HUELGA LEGAL(TANTO EN HUELGA GENERAL COMO DE EMPRESA)Durante el tiempo que dura la huelga, el contrato de trabajo queda en suspenso (art. 6.2 delRDL 17/1977), lo que implica que el trabajador huelguista no realiza su trabajo y el empresariono le paga la retribución que corresponda por esos días. Hay que tener en cuenta que cadatrabajador puede reincorporarse al trabajo en cualquier momento durante la huelga, aunque laprosigan otros trabajadores.A cada trabajador se le debe descontar de su salario la retribución correspondiente a cada díade huelga (tanto el salario base como los complementos salariales y extrasalariales), ademásde la parte proporcional de pagas extraordinarias y de beneficios, y la parte proporcional de losdescansos semanales. Estos conceptos se descuentan en la primera nómina que se abone,salvo la parte proporcional de las pagas extraordinarias, que se descuentan en el momento enque proceda su abono. La empresa no deberá practicar retención a cuenta del IRPF sobre lossalarios descontados (o no pagados) de las percepciones correspondientes al tiempo notrabajado por huelga, puesto que las retenciones se practican únicamente cuando se satisfacenlos rendimientos del trabajo (respuesta vinculante de la Dirección General de Tributos de8/06/2010).Importante: Si el día de la huelga tiene lugar a final de mes y ya están preparadas las nóminasde ese mes, se puede practicar los descuentos salariales correspondientes en la nómina delmes siguiente, indicando claramente en ésta el motivo de la regularización.Ejemplo: Tenemos un trabajador que presta servicio de lunes a viernes y descansa sábado ydomingo secunda una huelga general convocada un jueves. Además de descontarle en sunómina el sueldo correspondiente a ese día (jueves), la empresa también deberá practicarle undescuento de 0,4 días del salario del descanso semanal (es decir, si a cinco de trabajo lecorresponden dos días de descanso, a un día de huelga (de “no trabajo”) le corresponderán laparte proporcional, o sea, 0,4 días.Si la huelga sólo afecta a parte de la jornada, el trabajador percibirá la retribucióncorrespondiente a las horas de trabajo. Página 11 de 15
  12. 12. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez NayaSin embargo, los días de huelga no reducen las vacaciones ni la retribución de las 14 fiestasanuales (ni siguiera si alguna fiesta se encuentra dentro del periodo de huelga).Algunas empresas no descuentan de las nóminas de los trabajadores huelguistas los salarioscorrespondientes a los días de huelga. Es importante hacerlo, pues el derecho de huelga partede un sacrificio tanto del empresario como del trabajador (al descontársele esos importes). Nohacerlo es un agravio comparativo para los trabajadores que no han participado en la huelga,sienta un mal precedente en la empresa y puede ser interpretado como un síntoma dedebilidad por parte del empresario. Pero ojo, lo que no se debería hacer es practicar eldescuento a algunos de los huelguistas y no practicárselo a otros, pues sería una actuacióndiscriminatoria. Además, hay que tener en cuenta que la práctica de no descontar el salario enla huelga correría el riesgo de convertirse en un derecho adquirido para los trabajadores.Si la retribución de un trabajador es el salario mínimo interprofesional (SMI) o el mínimoestablecido en su convenio colectivo, este puede reducirse excepcionalmente una vez que sedescuente de éste la retribución correspondiente a los días de huelga.Si, para evitar el absentismo, el convenio establece un plus directamente relacionado con laasistencia de los trabajadores, lo que sí es válido es considerar la asistencia a la huelga deltrabajador como una de las causas de absentismo (del mismo modo que podría serlo la noasistencia por enfermedad). Ejemplo: Un convenio dispone que si un trabajador no tieneninguna ausencia al trabajo en el mes cobre un plus del seis por ciento sobre el salario base. Sien ese mes las ausencias no son superiores a cuatro, siendo éstas por la causa que sean, eltrabajador percibirá el tres por ciento. Si en una empresa un trabajador deja de acudir a trabajaren una mes más de cuatro días por motivo de la huelga, dejaría de percibir ese plus ese mes,sin que pueda considerarse una conducta sancionadora por parte de la empresa.En cuanto a la extinción del contrato por causas objetivas relacionadas con las faltas deasistencia al trabajo, hay que tener en cuenta que las faltas de asistencia por huelga nocomputan.Aunque el contrato del trabajador esté en suspenso por huelga y no vaya a trabajar, no quedansuspendidas otras de sus obligaciones laborales (como el deber de secreto o la buena fecontractual, por ejemplo).El tiempo de huelga se considera de servicio, por lo que no influye de cara al cómputo deantigüedad, permisos, etc. Sin embargo, no cuenta este periodo a efectos del pago de lossalarios de tramitación que pudiera tener que abonarle el empresario a consecuencia de undespido que se produjera posteriormente y que fuera declarado improcedente.Si un trabajador huelguista se encuentra en periodo de prueba, hay que tener en cuenta queéste se interrumpe por la huelga, por lo que se prolongará en los mismos días en que eltrabajador haya participado en la huelga.El trabajador que participe en la huelga no puede ser sancionado o despedido por haberparticipado en ella.Si durante la huelga el trabajador incurre en una falta laboral, sí puede ser sancionado por ella(por ejemplo, si coacciona o arremete a otros trabajadores que hayan decidido no secundar lahuelga). Igualmente responde de los daños que su conducta haya podido ocasionar en laempresa como consecuencia de la huelga (art. 6.1 RDL 17/1977)EFECTOS DE LA SS SOBRE LOS TRABAJADORES HUELGUISTASEn cuanto a la Seguridad Social, si la huelga afecta a la totalidad de la jornada, la empresadeja de tener obligación de cotizar a la Seguridad Social tanto por la parte empresarial como Página 12 de 15
  13. 13. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez Nayapor la parte del trabajador, por lo que éste permanecerá en situación de alta especial (art. 6.3del RDL 17/1977) y art. 106.5 y 125.6 de la LGSS). Sin embargo, si la huelga sólo afecta aparte de la jornada, el trabajador continúa en situación de alta normal en la Seguridad Social, yla empresa tendrá que cotizar por él únicamente en relación al salario realmente percibido.Si la empresa utiliza el Sistema Red para comunicarse con la Seguridad Social, deberácomunicar la situación de cada trabajador como movimiento de “cambio decontrato(tipo(coeficiente”, en el plazo de seis días por ser una variación.Deberán figurar los mismos datos del contrato existente con cada trabajador pero indicando enel campo de “inactividad” uno de los siguientes valores: “Huelga total” (cuando el trabajadoresté de huelga toda la jornada de trabajo) o “Huelga parcial” (si está de huelga sólo parte de lajornada).Si lo desean, los trabajadores huelguistas pueden suscribir con la SS un convenio especial queles permite completar a su cargo las cotizaciones correspondientes a las contingencias deincapacidad permanente y muerte y supervivencia derivadas de enfermedad común yaccidente no laboral, jubilación y servicios sociales durante el período de la huelga legal ocierre patronal legal (art. 18 de la OM TAS 2865/2003).Dado que el trabajador huelguista se encuentra en situación de alta especial, esto significa queestá en situación asimilada al alta a casi todos los efectos, con algunas particularidades. Así, siel trabajador huelguista cae enfermo durante la huelga, y la huelga afecta a toda la jornada, seconsidera que sigue de huelga hasta el final del conflicto (por lo que no tendrá derecho a laprestación económica por IT mientras dure la huelga, aunque sí a la asistencia sanitaria). Unavez se establezca la normalidad laboral, si sigue enfermo, se le considerará de baja porenfermedad. Si la huelga es parcial, podrá percibir la prestación pero reducida en proporción alo que se haya reducido su jornada debido a la huelga.Si embargo, si el trabajador ya está enfermo cuando se declara la huelga, debe considerarseenfermo hasta su curación, pues no se puede presuponer si hubiera participado en la huelga ono si no hubiese estado enfermo. Por lo tanto, mantiene su derecho a recibir la prestación.El trabajador huelguista no tiene derecho a recibir la prestación por desempleo por el hecho deque se haya suspendido la relación laboral en el ejercicio de la huelga (art. 6 del RDL 17/1977y art. 3 de la OM de 30-04-77), es decir que no cobra desempleo por estar de huelga aunque lahuelga se prolongue en el tiempo y él no esté trabajando. Los días de huelga tampoco cotizande cara al desempleo.EFECTOS DE LA SS SOBRE LOS TRABAJADORES NO HUELGUISTASEl contrato de los trabajadores no huelguistas no se suspende, por lo que los trabajadores nohuelguistas tienen la obligación de trabajar con normalidad, de la misma forma que elempresario tiene la obligación de abonarles el salario. Lo mismo ocurre con los trabajadoresque realizan las funciones de seguridad y mantenimiento o las de los servicios mínimos. Estoes así incluso si los trabajadores no pudieran tener una ocupación efectiva debidoprecisamente a la huelga o porque se lo impidieran los piquetes (salvo que la empresa se vieraobligada al cierre patronal). También se mantienen su derecho a cobrar íntegro su salario sipretenden trabajar pero no pueden hacerlo porque no pueden acudir al trabajo por fallos en losservicios de transporte.Pudiera ocurrir que el número de inasistencias al trabajo o las irregularidades que conlleve lahuelga impidan gravemente el proceso de producción en ese caso, la empresa puede optar porel cierre patronal o por la suspensión del contrato de los trabajadores no huelguistas por fuerzamayor (art. 12.1 del RDL 17/1977 y art 45 del ET). Página 13 de 15
  14. 14. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez NayaRespecto a su situación ante la Seguridad Social, no hay ninguna variación en su caso por elhecho de que haya una huelga en la empresa, pero si debido a que el empresario se veobligado a recurrir al cierre patronal el trabajador no puede prestar servicios, entonces eltrabajador pasará a la situación de alta especial, con los mismos efectos ante la SeguridadSocial que tiene la huelga para los trabajadores huelguistas.Algunas empresas abonan una gratificación a los trabajadores no huelguistas. La empresadebe tener en cuenta que sólo podría abonarlo si se pretende retribuir un esfuerzoextraordinario que hubieran tenido que hacer los trabajadores. Por lo tanto, lo que no puedehacerse es abonarse sin más, pues se podría interpretar como una coacción a los trabajadorespara animarles a no participar en las huelgas en el futuro, lo que supone un atentado alejercicio de la libertad (sent. del TSJ de Madrid de 23-12-1992). Como es fácil que puedainterpretarse así, es preferible no entrar en ningún caso en este tipo de gratificaciones.7.- EFECTOS LABORALES DE UNA HUELGA ILEGALEn las huelgas ilegales se producen los mismos efectos salariales en los huelguistas que losque producen las huelgas legales, quedando su contrato de trabajo en suspenso. Pero además,las empresas podrán reducir estos días de sus vacaciones (sent. del TSJ de Cataluña de3/02/1997)Los trabajadores huelguistas podrán ser sancionados por su conducta, incluso con el despido(pero no por la preparación de la huelga, sino por su participación destacada), puesto que seconsidera una actitud suficientemente grave y culpable.También es causa de despido el que los trabajadores que deban prestar los servicios deseguridad y conservación o los designados para cubrir los servicios mínimos no los lleven acabo.En caso de huelga ilegal, el empresario no verá limitadas sus facultades organizativas y decontratación, por lo que si lo considera oportuno, puede realizar acciones para minimizar losefectos de la huelga ilegal en la empresa como contratar a trabajadores para sustituir a loshuelguistas, etc.8.- EFECTOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y POLÍTICOSComo ya hemos visto son efectos directos de la huelga la abstención de actividades y lasuspensión del contrato de trabajo, pero, y aunque los gobiernos lo nieguen, las huelgasgenerales también desencadenan una serie de efectos sociales, políticos y por supuestoeconómicos.Por lo que respecta a los efectos económicos afectan a varios niveles (micro y macroeconomía),además son difíciles de medir, principalmente por el baile de cifras de movilización, que sonmuy distintos según vengan de los sindicatos o del gobierno, pero por ejemplo, para la últimahuelga general de España (septiembre de 2010), Expansión publicaba un artículo en el queaseguraba que la Seguridad Social podría dejar de ingresar 286 millones de euros.A continuación vamos a exponer algunos de los efectos producidos por las huelgas a lo largode la historia. Página 14 de 15
  15. 15. EFECTOS ECONÓMICOS DE LAS HUELGAS http://efectoseconomicosdelashuelgas.blogspot.com efectosdelahuelga@gmail.com Héctor Manuel Mallo Acha Antonia Dolores Martínez de Moya Salvador Roberto Martínez NayaEL CARTISMO Y LA LEY DE LAS 10 HORASEn 1838 el cartismo fracasa, pero no fue un fracaso rotundo, pues constituyó una importanteexperiencia para la clase obrera en su intento de mejorar las condiciones de vida, ya que fue elprimer ensayo de organización política obrera.Su acción forzó al gobierno británico a articular una legislación, que contó con un elevadocontenido social, siendo un ejemplo de ello la “Ley de las diez horas” (reducción de la jornadalaboral).El cartismo supuso la toma de contacto de las masas obreras con la acción política, que hastaentonces habían concentrado su empeño en la conquista de mejoras de carácter laboral.Contribuyó a aumentar la conciencia de clase y a que los obreros luchasen para aumentar larepresentación popular en el Parlamento.CHICAGO 1886 Y LAS OCHO HORAS DE TRABAJOLa consigna fue: "A partir de hoy, ningún obrero debe trabajar más de ocho horas por día.¡Ocho horas de trabajo! ¡Ocho horas de reposo! ¡Ocho horas de recreación!". Bajo estepredicamento, el 1º de Mayo de 1886, en Estados Unidos se declararon más de 5 milmovimientos laborales. Alrededor de 190.000 trabajadores iniciaron la huelga y cerca de150.000 obtuvieron su demanda con la amenaza de Paro. A fines de Mayo otros 50.000obreros lograron el reconocimiento legal de nueva jornada y al finalizar el año un total de250.000 trabajadores alcanzaron el mismo beneficio. El camino hacia una jornada de trabajorazonable estaba abierto al fin.ESPAÑA 1904 Y LA LEY DEL DESCANSO DOMINICALEntre 1902 y 1903 se producen numerosas huelgas para la mejora de la clase obrera (variasen el campo zamorano por ejemplo). Esto lleva a que en 1904 el Gobierno de Azcárragaapruebe la Ley del Descanso Dominical, uno de los primeros avances en materia laboralgracias a la presión huelguística.ESPAÑA 1990 Y LA CREACIÓN DE LAS PENSIONES CONTRIBUTIVASLa huelga de 1988 obligó a Felipe González a retirar las medidas anunciadas, aunque el girosocial no llegó hasta 18 meses después, con la negociación de reformas sociales, como lacreación de las pensiones no contributivas y en Cataluña la instauración del salario social.ESPAÑA 2002 CONTRA LA REFORMA LABORALEn el 2002, la huelga obligó a Aznar a derogar la reforma laboral cinco meses después de seraprobada, aunque antes hizo dimitir al ministro de Trabajo.ESPAÑA 2010 CONTRA LA REFORMA LABORAL Y LA LEY DE PENSIONESCelebrada el pasado 29 de septiembre de 2010 contra el Gobierno de José Luis Zapatero, tuvoun seguimiento alto en las zonas más industrializadas, aunque el país "estuvo funcionando sinpararse" según la prensa. De momento la reforma sigue vigente. Página 15 de 15

×