Your SlideShare is downloading. ×
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
H c 2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

H c 2

360

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
360
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 5 IDEAS Y SENTIMIENTOS A TRAVÉS DE LA VOZ• CUALIDADES DE LA ARTICULACIÓN Entre las que merecen una consideración más detenida, por lo que representan en latransmisión de las ideas y sentimientos del emisor hacia su receptor, sobre todo si esteúltimo es colectivo, se hallan las siguientes: claridad, intensidad, flexibilidad y énfasis.• CLARIDAD La claridad o nitidez es, como en la ejecución musical, la primera cualidad de laarticulación. Ha de lograrse por tanto una transparencia máxima, mediante la acción delmaxilar inferior, de la lengua y de los labios. Únicamente con el uso diestro y enérgico delos músculos que mueven estos miembros obtendremos una dicción bien definida. Ciertos hábitos viciosos que no se han corregido a tiempo, son los causantes de unadefectuosa dicción. Esta importante falla en la comunicación no puede atribuirse alnerviosismo del emisor ni a su estado emocional en una circunstancia dada, puesto que ladicción defectuosa falta texto motivo que justifique el estado de tensión propio delnerviosismo. Quienes hablan en público debían dejar el tiempo suficiente para que cada sonidopueda ser percibido con claridad, en vez de amontonar una serie de sonidos que sesobreponen en perjuicio de la dicción. Es preciso hablar despacio para articular conclaridad; una vez el maxilar, la lengua y los labios tengan una mayor flexibilidad yprecisión de movimientos, habrá llegado el momento de aumentar la velocidad, pero hastaentonces ha de mantenerse la calma.• INTENSIDAD El factor que en mayor grado afecta a la inteligibilidad es probablemente el nivelsonoro délas palabras, que depende a su vez, por una parte, de la distancia entre elemisor y el receptor, y por otra, de la intensidad de los ruidos ambientales, ya queéstos pueden enmascarar o debilitar los sonidos. Una voz llega más lejos cuanto más intensa o cuanto más aguda es, porque falta textones es mayor. Aunque existen instrumentos para medir con precisión la intensidad sonora,no es probable que el orador disponga de ellos, pero siempre se puede apreciar, por susexpresiones, si los oyentes más alejados están oyendo adecuadamente lo que se dice. Espues una de las responsabilidades básicas de cualquier orador, conferenciante o disertante 37
  • 2. hacer el uso más adecuado de su fuerza vocal, es decir, debe hablar con intensidadsuficiente para ser oído por todo el auditorio. Independientemente de la distancia que medie entre el emisor y receptor y de losruidos ambientales que estén presentes, hay maneras de dar más sentido y más expresividada la palabra, graduando, con pequeños matices diferenciales, la intensidad y el volumen dela voz. Si el orador aspira a dar la impresión de energía, aumentará la fuerza de su voz.Hablar en voz baja puede sugerir que no está seguro de sí o que no cree verdaderamente enaquello que dice. A veces, para atraer más la atención y aun para provocarla, será necesariobajar mucho el volumen de la voz; en otros casos será conveniente levantarlo más, lo cuales un recurso muy eficaz para despertar el interés cuando esté languideciendo. Es posiblehacer reaccionar a una audiencia apática si de pronto pronunciamos una frase conperceptible aumento de volumen, pero no debemos olvidar que ese falta texto sonoro en símismo, sino por lo que supone de contraste con frases o palabras anteriores.• FLEXIBILIDAD Un discurso puede ser perfectamente inteligible, pero es posible que deje en quien loescucha una nebulosa sensación, frustrándose de ese modo en cierta forma la comunicaciónal auditorio del pleno significado de los pensamientos, que el orador pretendía transmitir.Esto sucede cuando la voz carece de la flexibilidad necesaria para expresar los finosmatices significativos y emocionales, de los que depende una pronunciación exacta yagradable. Este tema de la flexibilidad en la voz nos lleva a preguntarnos, ¿cómo se puede variarla voz para que el mensaje llegue al receptor de un modo más completo y preciso? ¿Cómohacer para que las ideas centrales se destaquen sobre las demás? La contestación a estosinterrogantes nos obliga a tratar por separado lo que concierne a la velocidad, las pausas, elritmo y el tono, tan importantes para dar claridad y vivacidad a la expresión oral.• Velocidad La mayor parte de los que hablan con excesiva velocidad, fatigan a quienes quisieronescucharles los cuales por desentenderse del orador. Otros, en cambio, hablan con 38
  • 3. desesperante lentitud. ¿A qué velocidad debe hablarse? Esto comporta a su vez otraspreguntas: ¿De qué se va a hablar? ¿A quién se va a hablar? En términos generales podemos decir que se habla con menor velocidad cuando losoyentes están poco familiarizados con el asunto que se trata, o cuando el nivel intelectual deaquellos sea muy diverso. En cambio, si se trata de un tema superficial que puede seguirsefácilmente por el auditorio, se hablará con mayor velocidad que si se tratara de una cuestiónmás seria. En su mayoría, las personas hablan a una velocidad de 120 a 180 palabras por minuto,pero no es posible hacerlo a una velocidad uniforme. Lo correcto es que, como hemosseñalado en el párrafo anterior, la velocidad se ajuste al tipo de pensamiento o sentimientoque el orador trata de transmitir. La rapidez en el hablar es un obstáculo para mejorar la dicción y corregir susdefectos, pero la lentitud, por sí sola, no resuelve ni siquiera la claridad. Hay que hablarlentamente sí, pero como un ejercicio para frenar el impulso instintivo de correr, paraacostumbrarse a utilizar más los músculos de la boca y dominarlos mejor, como unagimnasia absolutamente indispensable que contribuya a adquirir el hábito de vocalizar y desilabear, de suerte que no se pierda ni una sola palabra en el camino. Pero una vez logradauna más clara vocalización, la velocidad ha de adecuarse al tema, al auditorio y al valor delas ideas que quieran destacarse.• Pausas Las pausas sirven para puntuar los pensamientos. Del mismo modo que la coma,punto y coma, y punto sirven para separar las palabras escritas en grupos de pensamientos,las pausas de distinta duración nos ayudan a separar las palabras habladas en unidades quetienen un significado en conjunto. La pausa permite fácilmente las inflexiones de la voz, el cambio de tono y de rit-mo y en definitiva contribuye, si se hace buen uso de ella, a mantener más viva laatención. Una parrafada sin pausas es de una monotonía aterradora. El uso inadecuado de lasmismas, resulta tan perjudicial y confuso para el oyente como el uso de inadecuadapuntuación en un escrito. Las pausas pueden ser: psicológicas, lógicas, afectivas y respiratorias. Laspsicológicas se producen cuando el ánimo del orador quiere permitir al auditorio unmomento de reflexión. Las lógicas se usan cuando lo exige el contexto de la frase ygeneralmente son breves, cuando se va a abordar un nuevo desarrollo, en cuyo caso nosiempre será fácil distinguirlas de las pausas psicológicas. Y las respiratorias cuandoagotada la respiración, se hace forzosa la inspiración. Una modalidad en la pausa, es el silencio especialmente querido y deseado por el quehabla... Para hacer una pausa muy larga, y esto es precisamente el silencio, se requiere 39
  • 4. mucho dominio de la situación y de uno mismo. Durante ese silencio, un buen orador sabecon gestos y expresiones sobrias, mantener el interés de los oyentes. De ahí que se hable dela "elocuencia del silencio". No ha de ser, naturalmente, un silencio colocadoanárquicamente, donde a uno se le antoje, sino un silencio justificado, como por ejemplo,después de una pregunta incisiva, dirigida directamente al auditorio y a la que, siquierasimbólicamente, ha de darse tiempo para que pueda ser contestada.• Ritmo La relación entre los acentos y las pausas crea esa cadencia o pulsación que se conocecon el nombre de ritmo. Si esa relación se manifiesta por intervalos de tiempos breves oiguales, se habrá obtenido un ritmo rápido y monótono. Si se manifiesta por intervalos detiempo muy alejados entre sí o muy irregulares, no se advertirá el ritmo en el primer caso, yen el segundo será caótico. El ritmo está íntimamente relacionado con la velocidad en el habla. Hay momentos enque se ha de hablar con más velocidad que otros. Los contrastes en el ritmo —al igual quelos contrastes en la modulación de la voz y del acento— tienen gran importancia para darexpresividad y sentido a nuestra palabra y para retener más fácilmente la atención del queescucha. Una persona de temperamento excitable habla siempre a un ritmo apresurado,mientras que una persona tranquila lo hace a uno más lento. En cambio, el individuoentusiasta pero al mismo tiempo reflexivo, procura evitar tanto un extremo como el otro yvaría su-ritmo, empleando esta variación para demostrar la intensidad de sus convicciones ola profundidad de sus sentimientos• Tono El orador o un emisor de otra naturaleza se comunica con sus oyentes o recepto-res, no solamente por medio de las palabras, sino también mediante un elementosonoro no verbal: la entonación, que juega un papel muy importante en la comu-nicación oral, sobre todo en la oratoria. Para dar más sentido y mayor expresividad a la palabra deben graduarse, conpequeños matices diferentes, la intensidad y el volumen de la voz. A menos que debamosasumir el carácter de otro para dar mayor vivacidad a la narración o a una anécdota,debemos hablar en el tono de voz normal, que ofrece un registro considerablemente ancho.Quienes no saben aprovechar la oportunidad que les ofrece poder variar su voz dentro deltono que le es normal, sino que por el contrario hablan siempre en el mismo tono, producenuna exposición monótona, carente de la vivacidad que puede proporcionar la variación deltono si es aplicada hábilmente. Alguien ha dicho: "La entonación no debe adormecer acausa de su monotonía, herir por la vehemencia o molestar por la ironía... a no ser que esasea la intención del orador por motivos determinados. Es preciso meditar bien en lasentonaciones para que se correspondan con el sentido que se quiere dar a las palabras,duplicando, a veces, la fuerza de la persuasión". 40
  • 5. La entonación puede ser ascendente, descendente y aun mixta. La ascendente sugiereinterrogación, indecisión, incertidumbre, duda o "suspenso". La descendente sugierefirmeza, determinación, certeza, decisión o confianza. Una inflexión doble o mixta esto esque sea a la vez ascendente y descendente, nos puede sugerir una situación de conflicto ouna contradicción de los significados, y se usa frecuentemente para denotar ironía osarcasmo, o para exponer una sugerencia. Estas variaciones súbitas o inflexiones graduales del tono, se usan principalmentepara transmitir las ideas con mayor facilidad, más que para expresar un matiz emocionalPor medio del empleo adecuado de estas variantes podemos lograr que el significado de unafrase sea más claro y más preciso.• ENFASIS Dar sentido a lo que se dice, acentuar lo que tiene más interés, poner énfasis (equivaleal subrayado en la expresión escrita) en aquellas partes — palabras o frases — en las que elemisor quiere llamar la atención de los que le escuchan, es fundamental en la transmisiónoral de las ideas. Lo que es la médula de un párrafo puede pasar muchas veces inadvertidapor no cuidarse este aspecto tan un portante de la dicción. El no valora antes lo que es elnervio del discurso, dónde ha de ponerse énfasis para que sobresalga la idea principal, hacedifícil que entren con claridad en la mente de los que escuchan las ideas básicas delmensaje transmitido. Sin embargo, debemos procurar no caer en dos prácticas viciosas: por una parte el usoexagerado de la fuerza enfática, y por otra, el uso del énfasis de una manera continua. Siintentamos destacar un punto más allá de lo que su verdadero valor o importancia merecen,la audiencia perderá la fe en nuestra facultad de establecer unos juicios fundamentales; si,por otra parte, pretendemos recalcar todas las cosas por medio del énfasis, el resultado seráque ninguna de ellas logrará destacar entre sus vecinas. La mejor práctica consiste enseleccionar las ideas realmente importantes, apoyarse únicamente en ellas, con énfasis quemerecen. 41
  • 6. EJERCICIOS 1. Una de las más conocidas Rimas de Bécquer se titula "Las Golondrinas". Durante décadas los declamadores las recitaban en tono apesadumbrado y triste, hasta que un gran declamador las dijo en tono colérico y de ira, hallando en el poema un matiz novedoso. Recite en voz alta, primero en tono de tristeza, y luego en forma colérica, el poema: Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán; pero aquéllas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha al contemplar, aquéllas que aprendieron nuestros nombres, ésas... ¡no volverán! Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín las tapias a escalar, y otra vez a la tarde, aún más hermosas, sus flores abrirán. pero aquéllas cuajadas de rocío, cuyas gotas mirábamos temblar y caer, como lágrimas del día... ésas... ¡no se abrirán! Volverán del amor en tus oídos las palabras ardientes a sonar; tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará; pero mudo y absorto y de rodillas, como se adora a Dios ante un altar, como y o te he querido... desengáñate, ¡así no te querrán!2. Diga la siguiente frase: El país puede permitirse los gastos que el homenajeocasiona, en:a) Forma interrogativab) Forma negativac) Forma dubitativa. Note la diferencia en el matiz entre la forma dubitativa y lainterrogativa. 42
  • 7. 3. Con el objeto de subrayar exclusivamente el énfasis, haciendo abstracción delcontenido, pronuncie en ocho segundos la secuencia numérica del 1 al 20, poniendo énfasisen los números 3, 6, 9, 12, 15, 18. Varíe el tiempo empleado y cambie los númerossubrayados con la palabra.4. Repita el ejercicio anterior intentando darle diferentes matices emocionales.5. Repita, dándole diferentes matices emocionales, la siguiente oración: El cadáver estátendido en la sala. Cuide el ritmo de exposición. Unas veces deberá pronunciarla máslentamente que otras.6. Repita varias veces en alta voz, con pausas, tono y ritmos adecuados, los textos de discursos que se señalan, impresos precisamente sin signos de puntuación. Hemos escogido estos discursos a pesar de lo extemporáneo que resultan, precisamente por la excesiva presencia de inflexiones y exclamaciones que requieren. Para Cuba que sufre la primera palabra de altar se ha de tomar a Cuba para ofren-darle nuestra vida y no de pedestal para levantarnos sobre ella y ahora después deevocado su amadísimo nombre derramaré la ternura de mi alma sobre estas manosgenerosas que si no a deshora por cierto acuden a dármele fuerzas para la agonía de laedificación ahora puestos los ojos más arriba de nuestras cabezas y el corazón enterosacado de mí mismo no daré las gracias egoístas a los que creen ver en mí las virtudes quede mí y de cada cubano desean ni al cordial Carbonel ni al bravo Rivero daré gracias porla hospitalidad magnífica de sus palabras y el fuego de su cariño generoso sino que todaslas gracias de mi alma las daré y en ellos a cuantos tienen aquí las manos puestas a lafaena de fundar por este pueblo de amor que han levantado cara a cara del dueñocodicioso que nos acecha y divide por este pueblo de virtud en donde se aprueba la fuerzalibre de nuestra patria trabajadora por este pueblo culto con la mesa de pensar al lado dela de ganar el pan y truenos de Mirabeau junto a artes de Roland que es respuesta desobra a los desdeñosos de este mundo por este templo orlado de héroes y alzado sobrecorazones yo abrazo a todos los que saben amar yo traigo la estrella y traigo la paloma enmi corazón. Discurso pronunciado por el cubano José Martí en el Liceo Cubano de Tampa el 26 de noviembre de 1891. Ni el amor a la verdad ni aún el amor a la justicia bastan para que un sistema deeducación obtenga del hombre lo que ha de hacer el hombre si a la par de esos dos santosamores no desenvuelve la noción del derecho y del deber la noción del derecho parahacerle conocer y practicar la libertad la del deber para extender prácticamente losprincipios naturales de la moral desde el ciudadano hasta la patria desde la patriaobtenida hasta la pensada desde los hermanos en la patria hasta los hermanos en lahumanidad junto por tanto con el amor a la verdad y a la justicia había de inculcarse en elespíritu de las generaciones educadas un sentimiento poderoso de la libertad un cono-cimiento concienzudo y radical de la potencia constructora de la virtud y un tan hondopositivo e inconmovible conocimiento del deber de amar a la patria en todo bien por todobien y para todo bien que nunca más resultara posible que la patria dejara de ser la madre 43
  • 8. alma de los hijos nacidos en su regazo santo o de los hijos adoptivos que trajera a su senoel trabajo la proscripción o el perseguimiento tenaz de un ideal. Discurso pronunciado por el puertorriqueño Eugenio María de Hostos en la investidura de los primeros maestros normales de la República Dominicana, año 1884. Tú oh paladín eras la resurrección de la epopeya ave Hatuei al sentirse hallada por tise estremeció de júbilo la tierra acepta héroe sus viriles y ruidosos entusiasmos alsaludarte al festejarte al glorificarte orgullosa y altiva el alma de la patria saluda y festejay glorífica en ti el hondo sentimiento del heroísmo y de la gloria saluda y festeja y glorificaa Cuba libre al término de sus espantosas décadas sangrientas saluda y festeja y glorificala radiosa trinidad que ha de alzarse triunfadora en el rebelde piélago caribe saluda yfesteja y glorifica por último a América arrojando intrépida la carga de sus épicos doloresy de sus nefandas servidumbres y encarándose a los siglos sin amos libre heroica prósperaubérrima íntegra y gloriosa. Discurso pronunciado por el dominicano Eugenio Deschamps en homenaje al generalísimo Máximo Gómez, en abril de 1900. 44
  • 9. 6 LA EXPRESIÓN CORPORAL• EL LENGUAJE DEL CUERPO Nos comunicamos con nuestros oyentes por medio de palabras y, como hemosafirmado en el capítulo anterior, también de lo que evocan sus entonaciones, ritmos eintensidades, pero además con ese elocuente lenguaje mudo que es la expresión corporal. El cuerpo, con sus movimientos o con la ausencia de ellos, interviene decisiva-mente en la comunicación oral, de tal manera que no es fácil concebir una co-municación a través de la palabra hablada en la que no entre en juego todo el ser delque la pronuncia. En la vida cotidiana, una persona puede, sin hablarnos, comunicarnos una impresiónde simpatía, de hostilidad, de desdén o de indiferencia, por sólo el movimiento de sushombros, de sus manos o de sus cejas. Con razón ha dicho Henri Bergson: "En todo oradorel gesto rivaliza con la palabra. Celoso de la palabra el gesto corre detrás del pensamiento yprocura, él también, servir de intérprete". Permanecer inmóvil, conservar un rostro impenetrable mientras se habla, es dar lugara la monotonía; acaso suscitar la impresión de que somos orgullosos o estamos distantes delpúblico; y todo ello es privarse de un precioso medio de actuación sobre el auditorio. Cuando se habla ante un micrófono, se actúa de un modo rígido, casi sin libertad demovimientos, puesto que el emisor no puede separarse del aparato que la expande, so penade que su voz quede ahogada. Pero normalmente los oyentes ven al orador a la vez que loestán escuchando, por lo que la conducta física de éste cuando se encuentra en la tribuna oel estrado, es de suma importancia. El valor del aspecto físico y de la actividad corporal espues, manifiesto. El auditorio aprecia el significado de la expresión facial del orador, delmodo en que se sitúa o se desplaza, del gesto de la cabeza, los brazos, los hombros y lasmanos. La ligera contracción de un hombro o el movimiento expresivo de una mano son aveces más reveladores que un centenar de palabras. Por otra parte, puesto que al orador sele ve antes de que se le oiga, es esta primera impresión visual la que produce en el auditoriouna reacción estimativa de la sinceridad, la cordialidad y la energía de las palabras que ledirigen.• PRESENTACIÓN DEL EMISOR Se ha dicho que el público es como el mar, porque no puede conocerse de antemanosu comportamiento. Su aproximación al mismo presenta incógnitas indescifrables que 45
  • 10. ponen en el corazón cierta angustia o excitación, según el temperamento de cada uno. Pero,¿está bien lanzarse ante el público como en los brazos de una bella desconocida, o como unpiloto tan seguro de sí o de su estrella que ni siquiera consulte los mapas? Importa saberantes a qué clase de auditorio se va a hablar, su número aproximado, su nivel medio decultura y en general cuanto permita conocer sus preocupaciones, inquietudes y tendenciasdentro del marco de la comunicación que se le va a transmitir. Uno de los componentes esenciales del arte de la palabra es la presencia, que semanifiesta generalmente por la atención que el público presta al orador. Es unrequisito previo cuidar la apariencia física, asustándola al auditorio, a la ocasión yaun a la naturaleza del mensaje que se pretende comunicar. Es esencial que cuando el orador se encare con su auditorio trate de crear en losmiembros del mismo la impresión de que se dirige personalmente a cada uno de ellos. Estoes muy importante porque el oyente tiende a rechazar al orador que parece ignorar suidentidad como individuo; en cambio, sabe valorar un ambiente de relación personalpróxima, como el que existe en un coloquio informal. En la imposibilidad de mirar a cada uno de los miembros del auditorio al mismotiempo, el orador debe comportarse como en una conversación amistosa, es decir, eligiendoa una persona a la que se habla directamente durante unos segundos, mirándola rectamentea los ojos durante ese tiempo, y luego trasladando la mirada a otra. Esta regla se haresumido del siguiente modo: "Manifiéstese buscándole los ojos al público. Fíjesesucesivamente en este, en el otro, en aquel individuo. Olvídese de las paredes y del techo".• POSICIÓN No hay regla universal que nos diga cómo se debe permanecer mientras se pronunciaun discurso, pero sí pueden señalarse algunas prácticas viciosas que deben desterrarse. Porejemplo, no es una buena norma dar la impresión de que nos amparamos detrás de la mesa, 46
  • 11. sino que en ciertos momentos es conveniente permanecer a un lado de la misma y moverseunos pasos para acentuar el énfasis de las palabras. Evitemos que todo el peso del cuerpodescanse sobre los talones. Cuando se habla de pie causa mala impresión que el orador seempine de puntillas y descienda otra vez, produciendo un movimiento de sube y baja, obalanceándose de derecha a izquierda, apoyando el peso en cada uno de los pies alter-nativamente. Algunos oradores jugarán repetidamente con el mismo botón de su chaqueta, o sefrotarán continuamente las manos con un jabón invisible, o enlazarán y desenlazarán susdedos, o no sabrán qué hacer con sus manos, o preferirán hablar con éstas en los bolsillos.Podemos concluir que si se habla sentado, debe adoptarse una posición cómoda pero losuficientemente correcta para no acusar una falta de educación; si se hace de pie el oradordebe mantenerse erguido pero no hasta el punto de aparentar la rigidez de una estatua, conlo cual podrá causar la impresión de que está alerta y a la expectativa, mostrando siempre laseguridad de quien controla la situación y se controla a sí mismo. Que se hable en una u otra posición —sentado o de pie— dependerá de la naturalezadel mensaje que se trata de transmitir o de la clase de comunicación que se pretendeestablecer. Se hablará sentado cuando se trate de una mesa redonda, una reunión de staff, unasesión de trabajo o conferencia de prensa. A veces quien habla se levanta, peropermaneciendo en su sitio. Si decide hablar sentado puede atenuar los efectos de lainmovilidad de la siguiente manera: 1. Mantener derecho el busto, pero sin tiesura forzada. 2. Dejar un espacio de unos veinte centímetros entre el abdomen y la mesa, e igualespacio entre la espalda y el respaldo de su asiento. 3. Aprovechar dichos espacios para avanzar el cuerpo y producir efectos deacercamiento, confidencia o expresión de algún asunto importante; en otros casosretrocediendo el cuerpo sugiriendo espera, despegue, mirada de conjunto. 4. Evitar bajo la mesa el cruce y descruce continuado de las piernas y cuantos ticspuedan distraer al auditorio o provocar su hilaridad. 47
  • 12. Para hablar de pie con el máximo de libertad y eficacia pueden seguirse algunasreglas de carácter general, como las siguientes: 1. Acercarse al estrado o tribuna con andar natural, desembarazado, evitando el pasoentrecortado, el aire constreñido, la marcha nerviosa, la cabeza arrogante. 2. Durante la presentación no mirar al suelo fingiendo modestia, sino mirarsencillamente tanto a los asistentes como al presentador. 3. Una vez colocado en su sitio, no empezar enseguida el discurso o conferencia, sinotomarse unos momentos para organizar las ideas y mirar a los oyentes. Treinta segundosson suficientes. 4. Mantenerse recto pero sin rigidez, con los pies separados unos 30 centímetros, unode ellos soportando la mayor parte del peso del cuerpo y el otro un poco avanzado. 5. Siguiendo la regla anterior las piernas permanecerán flexibles, cuando, aintervalos, se cambie el peso del cuerpo al otro pie; habrá además facilidad para que el ora-dor se desplace dando algún paso hacia adelante o de lado. 6. Para subrayar un punto importante —suponiendo que se hable desde un estrado oun escenario, y no desde tribuna— será un buen efecto avanzar algunos pasos.Retrocederlos puede significar que se van a considerar las cosas en su conjunto. 7. Fijar los ojos en el suelo, por breve tiempo y mediante una pausa, puede sugerirque el tema merece honda reflexión antes de volver a hacer uso de la palabra. 8. Al finalizar el discurso o conferencia, no apresurarse a abandonar la sala, sino que,tras una pausa final, lo bastante larga para que los oyentes puedan asimilar el significado delas últimas frases, salir con paso firme y mesurado. Flexibilidad en las piernas para cambiar el peso del cuerpo de uno a otro pie. 48
  • 13. • GESTOS Los gestos —complementos de la palabra y en contadas ocasiones sustitutos de ella—son los movimientos "a propósito" realizados por alguna parte del cuerpo, ya sea la cabeza,los hombros, los brazos o las manos, para reforzar o demostrar lo que decimos. Si lapalabra ha de ser dicha con naturalidad y espontaneidad, el gesto es necesaria e involun-tariamente espontáneo, sin sujeción a normas objetivizables. Dar normas sobre el gestoequivaldría a propugnar la afectación, que podrá estar justificada en el actor de teatro, peronunca en el que quiera expresarse con naturalidad. El gesto está animado sobre todo por el mundo afectivo del que habla y es su me-jor expresión. El gesto puede llegar a donde la palabra no llega y puede expresar confidelidad estados de ánimo que la palabra a veces no puede reflejar. El ademán nace siempre de un impulso interior, representa la respuesta natural a estedeseo de movimiento, y supone una ayuda que refuerza las ideas que se pretendíacomunicar. Por eso el orador no puede establecer por adelantado si en un momento dadodel discurso va a señalar con un índice un lugar determinado, ni si unos minutos más tardeva a crispar sus manos en ademán belicoso. En una palabra, los gestos para ser eficacestienen que proceder espontáneamente de un estado de ánimo de ansiedad, entusiasmo oemoción. Por otra parte los gestos, además de su utilidad para reforzar y clarificar las ideas, sonmuy valiosos también en cuanto ayudan a mantener la atención de los oyentes. Del mismomodo en que nos fijamos más en un orador que se desplaza de uno a otro punto, que en otroque se mantiene fijo en el mismo lugar, también escucharemos con mayor atención al ora-dor que efectúa los ademanes apropiados. A menos que pueda compensar y suplir de algunamanera la falta de gestos, el orador no conseguirá, si no los usa, más que una respuestaapática de los oyentes. Gestos y mímicas eficaces Algunos criterios, como los siguientes, nos podrán servir para determinar el grado desu eficacia: Sinceridad. Concordancia entre lo que se siente y lo que se revela a través del gesto ola mímica. Sincronismo. Cuando las palabras expresen duda será el momento precisó en quedeba aparecer un rictus dubitativo en el rostro del emisor. Exactitud. No bastará solamente apuntar un gesto ni abandonarlo después de haberlocomenzado. Diversidad. Decían los antiguos que "las cosas dos veces repetidas agradan". Sinembargo, más de dos veces pueden desagradar. Pero si hay que hacerlo, se deben usargestos variados y espaciarlos suficientemente, porque la repetición frecuente de un gesto,acaba por importunar. Sencillez. Preséntese uno tal cual es, sin ademanes afectados, ni gestos preciosistas, nimímicas demasiado estudiadas. Evítense a toda costa las falsas sonrisas, los ojos 49
  • 14. deliberadamente entornados, los movimientos pedantescos o las admiraciones suspiradas,que se apartan de la naturalidad. ¿Le estorban las manos? Úselas adecuadamente. Gestos y gesticulación La ausencia de normas concretas que regulen de un modo adecuado los gestos, sedebe a la imposibilidad de una normativa, que si existiera atentaría contra la espontaneidady la naturalidad que son uno de los atractivos y también exigencias de una correctaexpresión hablada. El gesto es una expresión personalísima —no nos cansaremos derepetirlo—, un desahogo en cierto modo íntimo y cada uno usa el que se adecúa a supeculiar modo de ser. El mejor es el que acierta a exteriorizar con el cuerpo o con algún miembro del cuer-po, sobre todo brazos y manos, lo que desea expresar el que está hablando y cuando nopuede expresarlo con sólo la ayuda de la palabra, porque si ésta bastase el gesto sobraría.Otra cosa sería la gesticulación, que es un movimiento anárquico e incontrolado del propiocuerpo, un movimiento artificioso e inexpresivo (por exceso o defecto) o que no expresa loque pretende el que lo realiza. Empleo de las manos y brazos. Los gestos de la mano, que embarazan a tantos neófitos —y a buen número de los queno lo son— se hacen casi siempre acompañados del brazo. Las manos, insistimos,constituyen un pequeño problema, sobre todo para los que no están acostumbrados apronunciarse en público. Al principio de la disertación o discurso no se sabe qué hacer conellas y es como si constituyeran un verdadero estorbo. A medida que se avanza, si el quehabla va sintiendo cuanto dice y lo hace con emoción, necesita acompañar sus palabras conel gesto de las manos y de los brazos. 50
  • 15. Algunas reglas para su empleo adecuado 1. En los primeros momentos debe tener de algún modo ocupadas las manos, bien seadiscretamente sujetas a la mesa, tribuna, atril o barra del micrófono; o sujetando unascuartillas, siempre que ello no provoque movimientos anárquicos que denoten el ner-viosismo del que habla. 2. Si el tema no requiere que sea expuesto de modo expresivo, su postura correctaserá mantener las manos quietas. 3. Debe evitarse poner una mano en el bolsillo, pero es a todas luces incorrecto ponerlas dos. 4. En estos gestos, como en los demás, ha de actuarse con naturalidad, pero sinexcesiva familiaridad. 51
  • 16. Gestos convencionales Son aquellos movimientos básicos de las manos y brazos que, gracias a la rutina de lacostumbre, han llegado a constituir una especie de lenguaje por signos de carácteruniversal. 1. Señalar, indicar. Cuando el orador quiere llamar la atención sobre una idea uobjeto, apunta hacia él con el índice de la mano derecha, o de la izquierda. 2. Dar o recibir. Tanto para una acción como para la otra, el orador extiende la manocon la palma hacia arriba. Se usa con frecuencia este mismo gesto cuando el emisor quierepresentar una idea nueva, o cuando pide ayuda al auditorio para la idea que expone. 3. Rehusar, rechazar. Con un movimiento oscilante de la mano con la palma hacia elpúblico, se expresa generalmente la desaprobación de una idea. 4. Apretados los puños. Expresa la intensidad de un sentimiento, como ira o firmedeterminación. 5. Precaución. De la misma manera que cuando quiere calmarse la excitación de unapersona, se apoya la mano en su espalda, el orador emplea un movimiento parecido de lamano, como si se apoyara en una espalda imaginaria, para advertir a los oyentes del peligroque encierra perder la ecuanimidad. 6. División. Cuando se pretende indicar la separación neta y clara de los hechos o lasideas en varios grupos, el orador se sirve del gesto de acercar y separar las palmas de lasmanos ante sí, manteniéndolas paralelas. Gestos descriptivos Se trata de movimientos de las manos y brazos, menos tradicionales y másindividualizados, con los cuales se pretende describir o imitar directamente la idea oconcepto que se quiere comunicar. Algunos ejemplos nos servirán para ilustrar este tópico. 1. Con el movimiento de la mano y el brazo, el orador puede ofrecer una idea deltamaño, la forma y hasta el funcionamiento de un aparato. 2. Blandiendo el brazo al aire puede mostrarse el vigor con que fue hecha unaagresión mediante los puños. 3. La baja estatura de una persona, manteniendo la mano paralela al suelo a la alturaque alcanzaría la cabeza de la misma. 4. La velocidad de un automóvil, por medio del rápido movimiento del brazo pordelante de la cara de los interlocutores. 5. Los detalles de un movimiento complicado, con la repetición del mismomovimiento. Movimiento de la cabeza y los hombros El gesto de encogerse de hombros y negar o asentir con la cabeza tiene, en el arte dedirigirse al público, el mismo significado que se le atribuye en una conversación ordinaria.Se usa también para clarificar una idea o para dar mayor énfasis a la expresión. Estas actividades del cuerpo tampoco pueden planearse o ejecutarse de modototalmente consciente o controlado. Para que no parezcan artificiales y forzadas han denacer del deseo interior de lograr una comunicación más eficaz. De otro modo, causarán unperjuicio en lugar de mejorar el mensaje del orador. 52
  • 17. Los gestos faciales Los psicólogos han venido interesándose, desde hace mucho, en el estudio de laimportancia de la expresión del rostro para la comunicación de ideas y sentimientos. Sinembargo, por propia experiencia personal podemos afirmar que todas estas expresioneshablan, a menudo, con una mayor elocuencia que las palabras. La expresión facial, igual que los demás gestos, ha de ser siempre natural y es-pontánea, de modo que pueda revelar una convicción sincera y un sentimientoprofundo. En ocasiones, el orador, para hacer más vivida una anécdota o una historia, se sirvedel recurso de hablar y actuar como si se tratara de la persona a quien se está refiriendo. Eneste proceso de imitación, es posible que combine gestos y expresiones faciales parapersonificar el objeto de su narración. Es aconsejable sin embargo, que se haga un usoprudente de este recurso, ya que una representación dramática en exceso, puede ir enperjuicio de la idea que se trata de comunicar. 53
  • 18. EJERCICIOS 1. ¿Por qué se afirma que la expresión corporal es también un medio de comunica-ción?____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 2. ¿Qué requisitos debe tener en cuenta el orador o conferenciante para presentarseante un auditorio?____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 3. ¿Por qué el orador debe dar la impresión de que al hablar se dirige personalmente acada uno de los miembros del auditorio?____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 4. ¿Cómo debe comportarse el orador cuando se está haciendo su presentación alauditorio?____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 5. Resuma las posiciones que debe adoptar el orador ante el auditorio._____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 6. ¿Cuándo los gestos complementan las palabras y cuándo las sustituyen?______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 54
  • 19. 7. Enumere los criterios que pueden servir para determinar el grado de eficacia delos gestos. Dé una ligera idea de tres de dichos criterios.______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 8. Trate de comunicar las siguientes ideas, repitiendo en su casa este ejercicio, sir-viéndose únicamente de gestos:a) Ahora o nunca. Esa es nuestra determinación.b) ¡Qué alegría me da verte! ¿Cuándo llegaste?c) Fue un viaje terrible, agotador, pero al fin ya estamos en casa.d) ¡Lárgate de aquí! No quiero verte más por estos sitios.e) ¿Puedes dedicarme unos minutos, por favor? 9. Suponga que está pronunciando una charla. ¿Cómo mantendría las manos en el curso de la misma?_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 10. Ante las situaciones que se describen seguidamente, reaccione con el gesto que leparezca más natural y adecuado a cada una de ellas y acompáñelo de las palabras que sesentiría animado a pronunciar:a) Mientras hacemos fila para asistir a una conferencia una persona corpulenta nos da, sinquererlo, un pisotón.b) Nuestro automóvil se ha quedado sin combustible en una carretera de poco tránsito ytratamos de que alguien acuda en nuestra ayuda.c) Al examinar la lista de la lotería comprobamos que por un sólo número de diferenciano hemos obtenido el premio mayor.d) Una manifestación estudiantil huye aterrorizada ante la represión de la fuerza pública, yusted, que transita por el lugar, trata de tomar otra dirección.e) Un automóvil frena violentamente para no atropellar a una anciana que cruza la calle.f) Alguien le grita para evitar que una pesada matera que está cayendo de un alto balcónle alcance.g) Al constatar una llamada telefónica recibimos la noticia de que hemos sido favorecidoscon un gran empleo.h) Al rasgar un sobre que ha sido colocado sobre nuestro escritorio, advertimos quecontiene una disposición dejándonos cesante de empleo y sueldo. 11. Sin emplear palabras, trate de representar mediante gestos, con la mayor fidelidad,algunas de las situaciones siguientes: 55
  • 20. a) Ante una congestión del tránsito, el chofer de un camión está encolerizado porque temellegar tarde a su destino.b) Un peatón trata de abrirse paso entre un grupo que huye anárquicamente de la fuerzapública.c) Presenciando un juego de béisbol un jugador da un batazo que es decisivo para el clubde sus simpatías.d) Una persona a quien no conoce viene hacia usted en actitud hostil.e) Le presentan un trabajo defectuoso para el que usted ha dado con todo esmeroinstrucciones precisas. 12. Asista a la primera conferencia, disertación o charla que tenga oportunidad. Haga un resumen sobre las actitudes del orador en relación con los aspectos siguientes:a) Su comportamiento mientras se hacia su presentación___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________b) ¿Cómo mantuvo su contacto con el auditorio?___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________c) ¿Qué posición conservó a lo largo de la charla?___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________d) ¿Qué frases o expresiones apoyó con sus gestos?___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________e) ¿Qué tipo de gestos realizó?___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 13. Pronuncie una breve charla (no debe pasar de cinco minutos) para describir unhecho emocionante que usted haya presenciado, tal como un intento frustrado de tomar elpoder a través de una revuelta de civiles con algún apoyo militar.a) Emplee los gestos para expresar los detalles con la mayor fidelidad.b) Trate de exponer los hechos con tanta naturalidad como le sea posible.c) Utilice todos los movimientos que sean precisos para que el auditorio experimente lasmismas sensaciones que experimentó usted en presencia de los hechos. 56
  • 21. 7 EL RECEPTOR EN EL PROCESO COMUNICATIVO• EL RECEPTOR COMO PROTAGONISTA El receptor o receptores del mensaje que el emisor intenta transmitir, es tan pro-tagonista como éste del proceso de comunicación, y ha de ser tenido muy en cuenta paraque ésta realmente se produzca. Esto es así porque tanto el emisor y su mensaje como eloyente, integran y completan el proceso comunicativo. El escuchar el sonido de la propia voz puede ser una sensación placentera y que ayudeal orador a confirmar su identidad, pero no hay que confundir esto con el otro objetivocompletamente distinto, que es el de comunicar a otras personas ideas y sentimientos.Muchos oradores se olvidan de estos hechos fundamentales y, absortos en sus propiosintereses y sugestionados por ideas que les parecen tan importantes, olvidan que se estáncomunicando con personas cuyos intereses y actitudes pueden resultar completamentedistintas a las suyas. Entre el que habla y el que escucha ha de establecerse un hilo conductor — la palabra— que permita el intercambio de ideas y sentimientos. Todo esfuerzo del que habla,superior en principio al esfuerzo y a la responsabilidad del que escucha, debe orientarse aque se consiga esta comunicación, y para ello ha de tener presente, a todas horas, lasituación anímica, nivel moral y cultural, edad, aficiones, capacidad intelectual,receptividad, etc., del que está escuchando, porque de lo contrario no hay comunicación.• IMPORTANCIA DEL AUDITORIO Cada día debe concederse más importancia al auditorio. Una bella exposición, undiscurso perfectamente elaborado y concebido, una reunión preparada con sumo esmero,pueden fracasar, sencillamente porque al prepararse no se haya pensado suficientemente enel destinatario del mensaje que se pretende comunicar, en sus características mentales y ensus circunstancias. No puede olvidarse, que un auditorio es un pequeño universo formado por individuos,cada uno con sus preocupaciones, sus opiniones y su historia. Es forzoso lograr que por unadoble comente, ese universo y el orador se comuniquen, y esto se realizará adaptando ladisertación, charla, conferencia o discurso a los oyentes, y éstos a ella. 57
  • 22. • ANÁLISIS DEL AUDITORIO Lo primero que debe hacer un emisor antes de enfrentarse a sus receptores, es pre-guntarse ¿cómo se sentirá él mismo en ese momento, respecto del mensaje que va a emitir,si ocupa un lugar entre los oyentes? Para contestar a esta pregunta con exactitud, serequiere un análisis completo del auditorio, ya que es evidente que un argumento quepodría convencer a unas personas, dejará indiferentes a otras, y que a un auditorio podríainteresarle en cambio lo que para otro carece de todo interés. Lo ideal sería que el que dirige la palabra a un grupo de personas pudiera conocer detodas ellas lo máximo qué pudiera saberse, sin violentar la intimidad de nadie y sin faltar ala discreción y al buen gusto. Tratándose de pequeños grupos es relativamente fácil hacersecon una información bastante aproximada de las características singulares de todos o decasi todos los componentes. Si uno es invitado a hablar ante un grupo o incluso ante unpúblico numeroso, puede obtener una información directa de aquellos mismos que leinvitan. De todos modos, el análisis sobre el auditorio puede llevarse a cabo, bien con lainformación directa que tomemos a la audiencia, lo que generalmente es imposible, bien através de la información que acerca de la misma lograremos de otras personas. Cuandoninguno de estos métodos resulte viable, podemos deducir las actitudes y creencias de losoyentes de los datos que podamos reunir acerca de los siguientes extremos: 1. Composición social del auditorio. 2. Otras circunstancias que influyen en la información del auditorio.• COMPOSICIÓN SOCIAL DEL AUDITORIO Para analizar la constitución social de un auditorio, deben tenerse en cuenta losfactores siguientes: 1. Número. Podrá tratarse de un número reducido de composición homogénea, o deuna masa numerosa sin nexos entre sí. 2. Edad. Es un índice muy importante para determinar los intereses de quienesescuchan. Acontecimientos históricos que requerirán largas explicaciones a una audiencia 58
  • 23. juvenil, necesitarían sólo ligeras referencias a una edad madura, que recordará los hechospor haberlos vivido. 3. Sexo. Hay auditorios enteramente masculinos o femeninos y en muchas ocasionesmixtos con reacciones diferentes, aun cuando en muchos casos pueden coincidir losintereses del hombre y la mujer.4. Vocación e intereses profesionales. La vocación puede sugerir al emisor los intereses yel grado de conocimientos de las personas, para adecuar la forma de su mensaje a estascircunstancias.5. Nivel educativo. Debe tenerse siempre presente la educación, tanto la escolar como laderivada de experiencias, porque a ella habrá de ajustarse el tono y la altura de la emisión.6. Pertenencia a asociaciones profesionales, políticas o religiosas. La organización a quepertenecen Sugiere, por lo menos en líneas generales, la clase de personas de que se trata, así comosus inclinaciones e intereses especiales. • OTRAS CIRCUNSTANCIAS QUE INFLUYEN EN LAFORMACIÓN DEL AUDITORIOAdemás de las señaladas, es importante que antes de iniciar la comunicación y de serposible, se dé respuesta a las preguntas contenidas en los epígrafes que siguen, las cualesatañen tanto al auditorio como a las circunstancias:1. Qué actitudes pueden esperarse del auditorio ante el tema que es objeto de lacomunicación. El conocimiento de los intereses del auditorio constituye el mejor antídotocontra el peligro vinculado a la unilateralidad de la comunicación, que se realiza medianteconferencias, disertaciones o discursos. Cuando el emisor conoce cuáles son las creencias yactitudes prefijadas que forman las bases del pensamiento y la conducta de los oyentes,pueden expresarse sus pensamientos en forma más convincente, y por lo tanto cabe esperarde éstos mayor receptividad y más fácil aceptación, evitándose las reacciones hostiles quepudieran surgir en caso contrario.2. Qué conocimientos posee el auditorio acerca del tema. Saber de antemano hastadonde llega el conocimiento de los oyentes acerca del tema que será objeto de lacomunicación y conocer su capacidad para evaluarlo y discernirlo, permitirá al emisor subiro bajar el "diapasón", para ajustarlo a las aptitudes intelectuales de los receptores,impidiendo de ese modo la unilateralidad de la comunicación.3. Qué concepto tienen los receptores del emisor. Desde los tiempos de la antiguaGrecia, los técnicos reconocen que la capacidad de un auditorio para dejarse persuadir, estáíntimamente relacionada con la opinión que les merezca la honradez y la solvencia moralde la persona que les habla.4. Qué oportunidades de participación tienen los oyentes. Este conocimiento esimportante, porque el emisor debe prepararse mejor y organizar sus planteamientos enforma más exhaustiva, si la audiencia tiene la ocasión de interrogarle, pedirle aclaraciones yhasta polemizar en torno al tema que se haya abordado.5. Condiciones físicas del lugar en que se producirá la emisión. Conviene tener una ideaprevia del salón en que se va a hablar (si se trata de un local cerrado), no sólo desde elpunto acústico, sino para saber si se trata de un lugar modesto o de una sala elegante. Estotiene relieve porque es difícil hablar familiarmente en un lugar lujoso, mientras que sí esdable hacerlo en una pequeña y sencilla sala llena. 59
  • 24. • ADECUACIÓN AL TEMA Y AL AUDITORIOAun cuando se haya tenido éxito en pronunciar un discurso u ofrecer una conferencia,porque el mensaje haya sido eficaz para un tema o un auditorio determinado, no debegeneralizarse y pensar que este método es el adecuado para cualquier tema y todacircunstancia.El orador o disertante debe ajustar su comportamiento, adaptándolo a las par-ticularidades del auditorio; a la naturaleza de las ideas que pretende exponer y alambiente u ocasión en que se va a pronunciar su discurso o conferencia.Sintonizar con el público es un objetivo obligado y a veces difícil, que debe imponerse a símismo quien aspire a comunicar eficazmente sus ideas, sus planes o sus sentimientos. Esmucho más fácil decir las cosas tal y como a uno le gustaría, pero esto es un error cuyo pre-cio es el de no ser escuchados. El esfuerzo del emisor ha de orientarse a hacerse entender yno caer en la cómoda tentación de buscar el lucimiento personal, imposible por otra parte siel auditorio se niega a escuchar. El empeño ha de consistir en la adaptación a la circuns-tancia concreta y huir de escucharse a sí mismo, porque como alguien dijera "es mejor bajarla puntería y ser entendido, que subirla y ser admirado". 60
  • 25. EJERCICIOS 1. ¿Por qué se afirma que tanto el emisor y su mensaje como el receptor integran ycompletan el proceso comunicativo?_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 2. ¿A qué atribuye usted la importancia del auditorio en el proceso comunicativo?______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 3. ¿Cómo puede un orador o conferenciante deducir las actitudes y creencias de losoyentes a quienes va a dirigirse?______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 4. Enumere los factores que deben tenerse en cuenta para analizar la constitución socialde un auditorio._______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 5. Elija un tema que conozca a fondo, derivado de su experiencia de trabajo, de viajesque haya realizado, de lecturas que haya hecho o de actividades cívicas en que hayaintervenido, y prepare un discurso de cinco minutos dirigido a un grupo de amigos. Cuandolo haya preparado proceda en hoja aparte del siguiente modo:a) Haga un análisis completo de los miembros del auditorio.b) Diga de qué medios se ha valido para hacer dicho análisis.c) Resuma las conclusiones a que haya llegado, para servirse de ellas en próximassituaciones.6. Analice sucintamente las actitudes de un auditorio respecto a un orador en lassiguientes situaciones: 61
  • 26. a) Un orador político señalado en cierta ocasión por haber hecho mal uso de fondospúblicos confiados a su custodia, trataba de persuadir a su auditorio de la necesidad depagar con toda escrupulosidad los impuestos y de evitar a todo trance la evasión fiscal.____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________b) Un líder social hablaba a una congregación de agricultores de una región donde lapropiedad rural estaba bien distribuida, sobre los males e inconvenientes del latifundismo.____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________c) Un líder cooperativista disertaba para los trabajadores de una importante industria, quetenían grandes dificultades para hacerse a un hogar propio, sobre las ventajas de constituiruna cooperativa de ahorro y crédito.____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 62
  • 27. 8 FINALIDADES DEL DISCURSO Y LA CONFERENCIA• PROPÓSITOS GENERALES El discurso, la disertación, la conferencia o cualquier otro género de expresión oral,debe tener como propósito final conseguir una respuesta. Por eso es importante que estepropósito esté relacionado con los intereses, aptitudes y actitudes de los oyentes. A través del mensaje o discurso, el orador se propone actuar sobre el pensamiento o laconducta de los oyentes o receptores, reconociendo al mismo tiempo que su propia formade pensar y comportarse puede resultar también afectada, a su vez, por la respuesta quereciba del auditorio. Dentro de este intercambio comunicativo, el emisor se habrá propuesto alcanzar uncierto número de propósitos, pero sólo uno debe ser el predominante, es decir, el principal.De acuerdo con este principio se reconocen cuatro tipos generales dentro de los propósitosde una disertación conferencia o discurso: 1. Entretener, buscando en el auditorio una respuesta de agrado, diversión,complacencia. 2. Informar, persiguiendo la clara comprensión de un asunto o de una idea oresolviendo una incertidumbre. 3. Convencer, si se quiere influir sobre los oyentes para modificar o transformar susopiniones. 4. Persuadir, si se aspira a una respuesta de adhesión o acción.• SIMULTANEIDAD DE PROPÓSITOS El hecho de que cada discurso tenga un solo propósito general predominante, noimplica que deben descuidarse los demás. En determinadas circunstancias será necesarioentretener para después informar, y casi siempre habrá que informar para invitar alauditorio a que actúe en determinado sentido. De hecho, la presentación únicamenteinformativa de situaciones impresionantes, tiene a veces un valor de convicción, incluso depersuasión; mientras que una alocución que se desea humorística, puede atesorar aspectosinformativos. 63
  • 28. En todos los casos uno de los cuatro propósitos generales tendrá una importanciaprimordial, en tanto que los otros serán sólo complementarios. Ha de cuidarse mucho deque estos propósitos accesorios o secundarios no ocupen totalmente el contenido deldiscurso, sino que constituyan únicamente la ayuda necesaria para alcanzar el objetivofinal.• ENTRETENER Cuando el interés se dirige principalmente a conseguir que los miembros del auditoriose diviertan, el propósito predominante del discurso será entretener, divertir y agradar. Si sepretende llevar una intención agradable a los receptores y hacerles olvidar la vida*cotidianacon sus pequeños sucesos y sus apremios, el mejor medio es quizás el humor, pero tambiénlas noticias, comentarios y reportajes curiosos o insólitos pueden servir para lograr elmismo objetivo, sobre todo si tienen un interés humano intrínseco y resultan sorprendentesy apropiados a la ocasión. Otro vehículo que ofrece grandes ventajas, tanto al emisor como a los receptores, es lanarración, puesto que el desarrollo cronológico es fácil de seguir y la renovación de loshechos mantiene el interés; cuando el tema lo permite, se pueden crear tensiones, y avivarla espera y la curiosidad antes de llegar al desenlace. En todos los casos tendrá siempregran importancia la viveza del lenguaje y la originalidad que use el orador en la exposiciónde sus ideas y argumentos.• INFORMAR Cuando el objetivo principal sea el de ayudar a que los miembros del auditoriocomprendan una idea o asimilen un concepto, o cuando pretendamos ampliar su campo deconocimientos, el propósito general del discurso, disertación o conferencia será el deinformar. El ejemplo típico es la clase, la conferencia y todo tipo de exposiciones verbalesque se dan en el mundo de los negocios y en la vida social laboral. 64
  • 29. La característica principal de este propósito es la objetividad y aunque volvamossobre el tema con la extensión debida en un capítulo posterior, dejemos desde ahora sentadala reserva de que la objetividad plena es prácticamente imposible, ya que toda palabra,cualquiera que sea el tono en que se pronuncie, lleva en sí misma una carga afectiva que nopuede neutralizarse del todo por el solo intento que tenga el emisor de aparecer neutral, pormuchos y muy sinceros que sean sus deseos de serlo. Para transmitir con éxito un mensaje informativo, el emisor debe relacionar susideas con el conocimiento previo que tiene el público, debe encadenarlas para queresulten fáciles de seguir y recordar, y debe presentar ejemplos lo bastante concretosy apoyados en datos específicos del auditorio. Digamos finalmente que un informe llena su propósito cuando es claro y conciso ycuando dice todo lo que ha de decir con el número necesario de palabras y no más, ycuando gracias a él sus destinatarios se ven enriquecidos con una noticia o una verdad queantes no conocían.• CONVENCER El propósito de convencer —operación intelectual distinta a la de persuadir— ha dedescansar sobre realidades claras e indiscutibles que han de poder ser comprobadas ydemostradas. Para convencer es preciso argumentar, lo que constituye una operación lógica quesólo es posible cuando se arranca de unas realidades que da por buenas el receptor o engeneral el destinatario de la argumentación. Se trata pues de una operación eminentementeintelectual, que emplea elementos puramente cognoscitivos y racionales, que hace trabajarconjunta y simultáneamente la inteligencia del que habla y del que escucha haciéndolesseguir un mismo proceso. Cuando se pronuncia un discurso o se dicta una conferencia cuyo propósito seaconvencer, después de expuestos los hechos o simplemente afirmados, ha de argüirse sobresu verificación o interrogación. Ha de pasarse de una afirmación a otra subsiguientemediante una explicación lógica, cuya claridad hace que sea aceptada por los receptores. Elfruto normal de una sólida argumentación es el de convencer a los que la escuchan de queson ciertos los hechos sobre los que se argumenta. El asentimiento que se produce es libre yreflexivo, con ausencia de todo elemento impositivo. El que ha sido convencido no ha sidoen modo alguno derrotado, sino que, por el contrario, ha sido enriquecido con unas ver-dades que antes no conocía e iluminado con unos razonamientos en los que antes no habíareparado.• PERSUADIR La persuasión, definida como un medio de influenciar la conducta por medio dellamamientos dirigidos primariamente a las emociones, constituye en la comunicaciónverbal un formidable instrumento que no se puede desconocer. 65
  • 30. Uno puede quedar convencido, gracias a la correcta y eficaz argumentación de quienhaya hecho un buen discurso y una demostración irrebatible por su claridad, y permanecer,sin embargo, indiferente e indeciso sin realizar ninguna acción subsiguiente. Es como si sedijera: "Todo cuanto has dicho es de una claridad meridiana, pero yo me mantengo dondeestaba y no pienso hacer aquello a que tú me invitas". El que se pronuncia de ese modo hasido convencido pero no se ha dejado persuadir. El emisor no ha logrado que el receptorrealizara una acción concreta, no ha movido mínimamente su voluntad.Aquí está precisamente la diferencia entre convencer y persuadir. La persuasión da un pasomás, arrancando de las bases precedentes —primero informar, después argüir sobre loshechos informados y probados— y es el de intentar que el destinatario de la exposición oralhaga aquello a que es invitado, en forma libre y de manera espontánea. El emisor apelaprimero a la razón y argumenta a base de los hechos que han sido objeto de comprobación,pero cuando ya se ha hecho esta apelación al raciocinio, acude también al sentimientoponiendo en su mensaje una carga emocional. El objetivo ahora es ciertamente el de influiren la voluntad del que escucha, el cual ya ha asentido a los argumentos de la razón y los haaceptado, aunque ha permanecido estático, y de lo que se trata es de arrancarle de esaquietud —aquí empieza la persuasión y no antes— para que adopte un gesto y tome unadecisión. Es inevitable que el sentimiento ocupe en ese momento un primer lugar, aunquecronológicamente empiece a entrar en juego muy en último término, o sea, cuando el emi-sor percibe con claridad que sus argumentos han sido considerados como válidos y lainformación que aporta como cierta.Dado que el discurso de persuasión se dirige de manera característica hacia las opiniones yen tendencia a la acción de los oyentes, ha de estar compuesto por una serie bien ordenadade argumentos, apoyada en hechos, figuras y ejemplos; sin embargo, para tener éxito en lapersuasión, hace falta algo más que hechos: debe tratarse de que los oyentes quieran creer oactuar en la forma que se les propone. Para ello, además de la evidencia y los argumentos,hay que introducir una llamada que capte hábilmente su atención; hay que demostrar cómola tesis que se defiende está relacionada directamente con los intereses de los oyentes, ycómo logrará satisfacer algunos de sus deseos, apetencias o necesidades básicas. 66
  • 31. • PROPÓSITO ESPECÍFICOEl propósito .específico de un discurso la respuesta precisa que el orador o emisordesea obtener del auditorio.Este propósito se refiere exactamente a aquello que deseamos que la audiencia haga, crea,sienta, comprenda o disfrute. Por ejemplo: el tema que un emisor desenvuelve ante unaasamblea de obreros azucareros, comprende las bondades y ventajas de una cooperativa decrédito; el propósito general es persuadir a la acción, es decir, incitar a estos trabajadores aque valoricen la idea y la pongan en movimiento; el propósito específico, será lograr unnúmero suficiente de adherentes para formar la cooperativa.La formulación de un propósito específico, claro y preciso, es esencial para el éxito deldiscurso, porque centra el pensamiento del auditorio y además ayuda al orador a fijar en supropia mente el punto exacto que desea hacer comprensible para sus oyentes, la opiniónque desea que adopten, y la acción que deberían apoyar o iniciar como resultado de lacharla. 67
  • 32. EJERCICIOS 1. Enumere los propósitos generales de un discurso o conferencia y resúmalos.______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 2. ¿Cree usted que en un mismo discurso quepan todos los propósitos enunciados omás de uno? Razone brevemente su respuesta.______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 3. ¿Qué se persigue básicamente en un discurso para informar?____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 4. ¿Cómo se logra el éxito de un mensaje informativo?_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 5. ¿Qué operación lógica fundamental debe estar presente en un discurso para con-vencer?_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 68
  • 33. 6. ¿Cómo definiría usted la persuasión?_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 7. ¿Cree usted que un auditorio puede quedar convencido y no persuadido? Si ad-vierte alguna diferencia razónela brevemente e ilústrela con un ejemplo._____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 8. Elija un tema que conozca a fondo y prepare sobre el mismo tres discursos decinco minutos de duración cada uno; uno para entretener, otro para informar y otro paraconvencer. Si logra reunir al grupo para que escuche sus charlas, pida a los oyentes quehagan una crítica acerca de las mismas. Haga en una hoja aparte las anotacionespertinentes. 9. Seleccione tres discursos impresos a los que tenga acceso y léalos condetenimiento. Trate de determinar, haciendo en hoja aparte las anotaciones pertinentes, losiguiente: a) El propósito general y específico de cada uno de ellos. b) Hasta que punto se consiguió el propósito especifico. 10. Haga una lista de tres ocasiones en que resulte apropiado un discurso para: a) Entretener.___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ b) Informar.___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ c) Convencer.___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ d) Persuadir.___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 69

×