Your SlideShare is downloading. ×
Desigualdad de genero
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Desigualdad de genero

29,436
views

Published on

Published in: Education, Technology

1 Comment
3 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
29,436
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
89
Comments
1
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Sociología Educación y cultura Historia Educación y Desigualdad de género en las familias de las estudiantes de sociología de la UAM Xochimilco. Responsables de proyecto: Lucia Reyes Acosta. Leticia Vázquez Salazar. Leticia Villanueva Estrada.
  • 2. Resumen. Este trabajo tiene como propósito conocer la manera en que es percibida la desigualdad de género en el ámbito familiar, esta comienza por la división sexual del trabajo, la cual desfavorece a las mujeres. Sin embargo los cambios culturales como la urbanización e industrialización, pero sobre todo las aspiraciones de la mujer por colocarse en otros ámbitos de la vida social y darse a notar no sólo como trabajadora en el hogar sino como un individuo que puede realizar otro tipo de actividad, incorporándose tanto al ámbito profesional como al laboral. Estas actividades en algunos casos han dado a la mujer mayor responsabilidad para llevar un hogar, ya que tienen que cumplir con las actividades domesticas y aparte las exteriores a la familia, llevándose a cabo esta desigualdad de género que poco a poco se ha ido evidenciando, y que en algún momento puede llegar a ser menos desigual si vemos al otro (hombre) no como enemigo sino como un compañero que puede colaborar de igual manera para el bienestar. Palabras clave: género, desigualdad de género, construcciones culturales, familia, sexos. Abstract. This paper aims to know the way it is perceived gender inequality in the family. "As this begins with the sexual division of labor, which disadvantage women. But cultural changes such as urbanization and industrialization, but especially the aspirations of the woman placed in other areas of social life and be noticed not only as a worker at home but as an individual who can perform other activities, incorporating both professionally and at work. These activities in some cases have given women greater responsibility for running a household, as they have to comply with domestic activities and apart from the outside the family, thus fulfilling the gender inequality that has slowly been showing, and that at some point may become less unequal if we see another (man) not as an enemy but as a partner who can work the same way for welfare. Keywords: gender, gender inequality, cultural constructions, family, sex.
  • 3. Educación y Desigualdad de género en las familias de las estudiantes de sociología de la UAM Xochimilco. Introducción México se ha caracterizado por ser una sociedad patriarcal, donde las relaciones entre los cónyuges asumen diferentes roles donde las mujeres enfrentan de diversas maneras el dominio masculino, generando desigualdad. A lo anterior la feminista Miriam Johnson citada en (Ritzer, 2002: 385), atribuye parte de la desigualdad de género a la estructura de la familia patriarcal, comunidad que se transforma en una pequeña familia basada en el matrimonio monogámico, y en la cual la mujer se convierte en propiedad privada de su marido, dentro de este núcleo se producen y reproducen formas violentas que discriminan, jerarquizan y asignan papeles a sus integrantes; el jefe de familia manda, el ama de casa sirve, los hijos obedecen. Por ende las relaciones de género son relaciones de poder, creencias, valores, estereotipos y normas sociales que las sociedades elaboran a partir de la diferencia sexual, la cual genera la división sexual del trabajo donde las mujeres están reducidas a una esfera no valorada, la domestica y los hombres a la esfera considerada como privilegiada, la pública. Es por esto que se reconoce que la diferencia de roles sexuales es social, cultural, construida por tanto derivada de las funciones que cumple la familia en la sociedad. En este sentido, afirma Ritzer: “La familia cumple funciones diferentes a las de la economía, y otras instituciones públicas ya que es ella la que se encarga de socializar a los niños y renueva emocionalmente a sus miembros adultos, las cuales son actividades esenciales para la cohesión social y la reproducción de valores”. (2002: 395). Sin embargo la mujer está recuperando una visión más amplia en la cual refleja que ya no pueden seguir en una situación de dominación o diferenciación que tiene ante la sociedad, lo cual se puede apreciar en base a la siguiente reflexión.
  • 4. “Veo que la mujer puede hacer más que lavar y planchar y cocinar en la casa a los hijos. Yo creo que es real. Lo estoy sintiendo ahora y lo estoy viviendo. Descubrí mi lado dormido y ahora que está despierto no pienso parar.” (www.democraciaglobal.org/.../feminismo%20latinoamericano 2010/06/20) A fines de la década de los 60´, una nueva generación de mujeres jóvenes dio origen a los movimientos feministas los cuales llevaron a la reflexión y al activismo por los derechos de las mujeres, dichos movimientos marcaron la pauta para la búsqueda de espacios que eran privilegios del hombre como el trabajo y la educación, esta lucha no ha concluido y a pesar del paso del tiempo, aun es visible ya que la desigualdad de género sigue presente especialmente al interior de la familia, es por esto que es importante reflexionar sobre las experiencias de un sector que ocupa la mitad de la población es decir sobre las mujeres. Cabe señalar que este sector, ha desempeñado un papel importante en la Escuela, debido a que como institución abre un espacio en el que se dan transformaciones con respecto a la visión del mundo. Cambiando costumbres, valores, ideales etc. Este aspecto cobra relevancia, como tema de estudio en Educación y Cultura como fenómeno que atraviesa, las dimensiones de la cultura y de la educación. Es por ello que es importante observar de qué manera viven y perciben las desigualdades de género las estudiantes de sociología de la UAM-X al interior de su familia, ya que estas mujeres han logrado romper algunas barreras que impedían que estudiaran y han logrado incursionar en ámbitos exclusivos de hombres, demostrando que tienen las mismas capacidades intelectuales y de desarrollo. Para lo cual se llevará a cabo una investigación que constara de tres capítulos en los cuales se dará una visión más amplia que nos ayude a comprender como es que las estudiantes de la UAM-X viven y perciben la desigualdad de género al interior de la familia.
  • 5. El primer capítulo nos hablará sobre el tema de género es decir, que se entiende por género, como es que surgió, quienes ayudaron a que surgiera, al igual que la postura de autoras como Joan Scott, y las luchadoras Feministas que nos facilitaran la comprensión sobre este tema, debido a que no podemos hablar de desigualdad de género sin antes conocer que es género. Posteriormente abordaremos el tema de la desigualdad de género, es decir, que se entiende por está, que autores han tratado el tema, cuáles son sus principales características, así como la posición de hombres y mujeres, en el México actual, partiendo de que la desigualdad de género se da en base a la división sexual del trabajo. En el segundo capítulo abordaremos el tema de la cultura, el cual está íntimamente ligado a la desigualdad de género, tratando de explicar que es lo que entendemos por cultura, y posteriormente lo trasladaremos al interior de la familia, es decir, analizaremos como es que se desarrolla la desigualdad de género al interior de las familias mexicanas. De esta manera daremos paso al tercer capítulo en el cual se llevará el análisis de resultados obtenido de tres entrevistas a estudiantes de decimo trimestre de sociología de la UAM-X , en donde podremos ver si la información recabada nos ayudará a despejar la incógnita que nos llevo a realizar dicha investigación, es decir, si dentro de las familias de México se sigue dando la desigualdad de género, a pesar de que a se han dado cambios importantes, como una mayor incursión a la educación, una mayor participación de las mujeres en ámbitos externos a la familia. Marco teórico Partiendo de que los individuos hacen una construcción social de las diferencias biológicas entre hombres y mujeres podemos entender género como una construcción simbólica que va ligada al conjunto de atributos socioculturales asignados a las personas a partir del sexo.
  • 6. El sexo otorga los diferentes roles a desarrollar por hombres y mujeres, lo cual genera un desequilibrio entre obligaciones y derechos donde la mujer adquiere una condición de desigualdad. “Las diferencias entre hombres y mujeres se deben fundamentalmente a variaciones genéticas, aunque ello no implique que sea solamente innata. Durkheim acepta la subordinación de las mujeres por razones de cohesión social, ya que considera que su situación social está en gran medida determinada por su capacidad reproductiva y cuidado de los niños” (Aguirre, 1998:25) La desigualdad de género es un campo de estudio muy amplio, que implica la participación de diferentes disciplinas y enfoques, como lo son: las luchadoras sociales, psicología, sociología, antropología, filosofía, derecho, por mencionar las más importantes. La presente investigación la abordaremos desde el enfoque sociológico, y los aportes feministas partiendo de la división sexual del trabajo, la cual es construida a partir de la diferencia de sexo, esta se presenta como un fenómeno natural y por ende estático por largos periodos de tiempo. Teóricos como Durkheim plantean que las diferencias entre hombre y mujeres se plasman desde la división sexual del trabajo, lo cual se concibe como una división originaria del trabajo entre hombres y mujeres, a lo que Marx y Engels llaman División natural del trabajo. La primera división sexual del trabajo, se da al interior de la familia, ya que esta es la primera y la principal institución que ejerce opresión en las mujeres, es aquí donde se aprenden y refuerzan los roles tradicionales de género, en este espacio se presenta la desigualdad de género de una forma natural, es decir, es normal que una mujer atienda las cuestiones del hogar (aunque quiera superase profesionalmente) mientras que el hombre tienen la oportunidad de buscar nuevas alternativas.
  • 7. La división sexual de trabajo en las sociedades modernas divide la producción en términos de género y de las esferas llamada pública y privada, en donde la esfera pública es donde se expresan y gestionan los intereses universales y la esfera privada o domestica se encarga del bienestar de sus propias familias. A las mujeres se les asigna principalmente la responsabilidad de la esfera privada, en tanto que a los hombres se les da el acceso privilegiado a la esfera pública, que para las feministas liberales es la esfera donde se pueden obtener las verdaderas recompensas de la vida social, es decir, el dinero, el poder, status, libertad, oportunidades de promoción y valía personal. Es por lo anterior que los hombres y las mujeres no solo están situados en la sociedad de manera diferente, sino también desigual; en concreto las mujeres tienen menos recursos materiales, status social, poder y oportunidades para la autorrealización. Esta desigualdad procede de la misma organización de la sociedad no de la diferencia biológica o de personalidad entre los hombres y las mujeres, es por esto que la desigualdad entre géneros no equivale a que las mujeres son menos capaces, sino son las condiciones sociales las que las reprimen reduciendo sus oportunidades de sobre salir en el ámbito laboral, profesional y en todos aquellos donde incursione. La feminista Marcela Lagarde atribuye la permanencia de la desigualdad de género a la identidad que prevalece en las mujeres de familias patriarcales, parte de la subjetividad que implanta la sociedad, esta logra penetrar la dimensión psíquica, sus estructuras, sus capacidades, sus lenguajes y sus métodos, construyendo una identidad sujeta a las decisiones de otros, al respecto afirma: “La identidad se refiere así al conjunto de pensamientos afectos que los otros y el sujeto tienen sobre los otros y el mundo. La identidad compromete representaciones imaginarias simbólicas del mismo”. (Lagarde, 1997:21) La identidad se forja a través de los años y empieza desde que naces, sin embargo la infancia es considera primordial para la construcción, ya que esta es
  • 8. considerada la identidad primaria y esta se conserva toda la vida y sirve como referente para el presente. Es por lo anterior que la desigualdad de género es difícil de eliminar, ya que la primera en reproducirla es la mujer y no es por decisión o por que sea un fenómeno innato, sino porque se cree que entre más arcaica sea la identidad mas se le cree verdadera y se le considera como una cualidad innata, de ser hereditaria y no adquirida. “Somos invisibles justamente en los hechos que los mitos identitario patriarcales se consideran naturales” (Lagarde, 1997:23) La mujer reproduce lo aprendido durante su vida, pero siempre está en busca de aceptación de los otros, el rol que desempeña va en función de lo aprendido a su madre porque representa la primera imagen, el vínculo primario, el afecto más importante: “En nuestra sociedad la crianza es femenina y madre hija son del mismo género, la función de la mujer y la madre es automática. Se produce al inicio de la vida cuando se internaliza a la propia madre como el símbolo de la mujer, es decir en la subjetividad de cada mujer (lo genérico) es idéntico a su madre.” (Lagarde, 1997:40) ¿Cómo viven y perciben la desigualdad de género las estudiantes de sociología de la UAM-Xochimilco? La desigualdad de género al interior de la familia, se construye desde la infancia, mejor dicho desde que se nace, dicha construcción se refuerza al paso del tiempo por la división del trabajo, la cual se define por el sexo de los integrantes. A lo anterior Marx dice: La diferencia de los talentos naturales entre los individuos no es tanto la causa como el efecto de la división del trabajo; el trabajo define la relación de los seres humanos con la naturaleza en dos sentidos; en uno los humanos se apropian de la naturaleza al transformarla mediante el trabajo, al
  • 9. humanizarla. El otro, pone en acción la naturaleza historizada de sus cuerpos. (Lagarde, 2003:99) Es posible decir que el trabajo es vital para mostrar la desigualdad de género, ya que los hombres y mujeres se definen de manera decisiva frente al trabajo, porque este ha formado a través de la historia la forma masculina y femenina de los individuos. Para las feministas el trabajo es: el resultado de las cualidades genéricas históricas determinadas, de los individuos y de los grupos sociales. Por ende el trabajo es un espacio creativo social y cultural : es un conjunto de actividades, de capacidades y destrezas, de conocimientos y sabiduría, de relaciones sociales, de normas, de concepciones de transmisiones y de creencias, que realizan los seres humanos para vivir y transformar la naturaleza, la sociedad y la cultura. (Lagarde, 2003:107) Las sociedades se han encargado de especializar a los individuos en actividades particulares del trabajo, enfocándolos en roles específicos determinados por el sexo, lo cual delimita de forma excluyente el trabajo, en el caso especifico de las mujeres se ha mitificado que el trabajo privado es exclusivo de ellas, esto se debe a que la división del trabajo genérico-sexual es concebido como natural o como creación divina. A pesar de que las mujeres siempre han trabajado, se han enfrentado a la falta de reconocimiento, porque existen dificultades para definir su trabajo como natural por las características sexuales, además de que una parte de su trabajo le ocurre y lo hace, en y por mediación de su cuerpo (la gestación). Marcela Lagarde hace referencia a los tabús sobre la mujer, señalando que la ideología dominante en su explicación del mundo, construye la prohibición de concebir a la mujer como trabajadora, de llamar a sus actividades trabajo y de relacionarse con ella a partir de la cultura.
  • 10. Las mujeres participan diferenciadamente en la reproducción global de la sociedad y la cultura, lo hacen con la reproducción de los particulares (hijos, esposos y padres) en procesos que ocurren como reproducción cotidiana de condiciones vitales. Manteniendo un estado de bienestar y salud, de cuidados afectivos, intelectuales, corporales, alimenticios. Al hacerlo las mujeres contribuyen de manera vital en la reproducción de modos de vida y en la concepción del mundo de los particulares. Las mujeres en muchas ocasiones cumplen con una doble jornada de trabajo: público (productivo, asalariado, a contrato) y privado (reproductivo, el cuidado de los hijos, padres y esposo). “La doble jornada se refiere a una misma unidad convencional de tiempo a parir de la cual se regulan las relaciones laborales, la mujer lleva acabo dos jornadas distintas definidas por trabajo cuyas características sociales son diferentes.” (Lagarde, 2003: 111) Es preciso mencionar que la jornada domestica, no es concebida como trabajo, sino como actividades propias del sexo femenino, es decir, como naturaleza femenina esta jornada no tiene límites formales, ni se estable mediante contrato laboral, no hay diferencia entre días festivos y momentos de ocio. Las mujeres en muchas ocasiones cuentan con poco tiempo autónomo (es aquel que se estructura y se organiza por la misma persona que lo usa), es decir su tiempo en mayor medida es heterónomo (es estructurado y organizado por y para otros). Sin embargo podemos ver que la incorporación de la mujer a la educación superior debe reconocerse como el parteaguas para la formación de nuevas concepciones con respecto al género y por ende a la desigualdad de género. “En nuestro país, el acceso de la mujer a la escolaridad ha llegado a significar, en los niveles básicos la presencia en las aulas de un porcentaje similar al de los hombres (50%), está comprobado que al acceder en los niveles educativos esta proporción se va perdiendo hasta convertirse en un 39% con respecto al total de estudiantes que ingresan al nivel superior”. (Galeana, 1992:28)
  • 11. Sin embargo es preciso mencionar que la creación de la UAM (Universidad Autónoma Metropolitana) contribuyó de manera significativa a la introducción de la mujer mexicana al ámbito estudiantil, ya que esto aumento el numero de matricula femenino a nivel superior y ofreció nuevas oportunidades a estas. Ahora bien dado que pertenecemos a esta institución (unidad Xochimilco, turno matutino) y el corto tiempo de los trimestres consideramos pertinente realizar la presente investigación al interior de nuestro grupo, perteneciente al 10° trimestre de la carrera de sociología, eligiendo a tres compañeras, a las cuales se les realizo una entrevista de carácter exploratorio para un mayor acercamiento. En primera instancia se les pidió genosociograma el cual refleja que las familias de nuestras compañeras cuentan en gran medida con la educación básica tanto en hombres como mujeres, que los trabajos de los hombres son asalariados y mejor remunerados, mientras que las mujeres son comerciantes, además de cumplir con las actividades del hogar. Por otro lado podemos observar que la concepción que se tiene dentro de la familia sobre las mujeres y los hombres es diferente, por ejemplo: los calificativos que se le otorgan a la mujer son más despectivos y humillantes, en comparación a los que se les da los hombres Las entrevistas realizadas dieron a conocer que estas compañeras, viven de forma similar la desigualdad de género al interior de su familia, debido a que realizan las actividades domesticas como prioridad, dedicando de dos a más horas diarias, dejando en segundo lugar el estudio y en el caso de la última entrevista el trabajo público. Además es posible percibir que al interior de la familia las actividades están muy internalizadas ya que reproducen afectos hacia a los miembros del hogar, que en gran medida se vuelven actividades arquetípicas, disminuyendo los cuestionamientos de la desigualdad, haciéndola más fuerte. Aunado a esto los hombres al interior de la familia participan haciendo las labores, que en apariencia necesitan más fuerza, como reparando las fallas eléctricas, cambiando el gas, pintar la casa, por mencionar algunas.
  • 12. Las familias de las entrevistadas reflejan que la educación hacia los hombres y las mujeres era diferente en generaciones anteriores, sin embargo en dos entrevistas las familias están compuestas en su mayoría por mujeres, lo cual ha inducido a estas a educar de manera más equitativa a las generaciones siguientes. Lo cual es un factor alentador para la disminución de la desigualdad, porque son la base de una sociedad diferente. Dicho lo anterior el reflejo de una educación diferente es posible observarlo en las motivaciones y las pocas restricciones que ponen los padres a que las mujeres decidan estudiar una carreara e inclusive trabajar. Otra forma que pudimos observar de desigualdad fue en cuestión de permisos y en la forma de vestir, ya que a los hombres se les otorgan mas libertades de salir con sus amigos e incluso los horarios de regreso al hogar son más flexibles, y en el caso de las mujeres sucede lo contrario, ya que existen más restricciones en tiempo y en la forma de vestir. Por último nos dimos cuenta que fue importante este acercamiento con las compañeras ya que a pesar de que sigue existiendo la desigualdad de género, consideran a la familia como la base de la unión, en donde se inculcan los valores que forman un mejor ser humano. Conclusión La desigualdad de género al interior de las familias de las estudiantes de sociología de 10° trimestre de la UAM-Xochimilco se presenta a partir de la división sexual del trabajo, ya que estas tienen que cumplir con funciones especificas dentro del hogar, que están dirigidas para el bienestar de los padres y a los hermanos, (actividades domesticas y el cuidado de la familia). Además de asistir a la escuela e ir trabajar. Respondiendo la pregunta ¿Cómo viven y perciben las desigualdades de género las estudiantes de sociología?, podemos decir que las mujeres entrevistadas viven todos los días con la desigualdad de género al interior de su
  • 13. familia, la división del trabajo se da de forma desigual, porque los integrantes que mas trabajan son las mujeres, por lo anterior reflejan que están consientes de la desigualdad en la que viven, sin embargo están en la lucha por el cambio y por una vida más equitativa, a pesar de los mitos que rigen a sus familias, donde la mujer debe estar al servicio del hombre. En conclusión podemos decir que la presente investigación refleja nuestras interrogantes sobre nuestra condición como mujeres al interior de la familia y de la necesidad de cambio por una sociedad más equilibrada, donde las diferencias de sexo no sean motivo de desigualdad y de exclusión. Es necesario cambiar los mitos que han permitido que la cultura mexicana de género siga minimizando el trabajo realizado por las mujeres, la implementación de talleres que fomenten la igualdad entre mujeres y hombres, son necesarios desde el nivel preescolar hasta los padres de familia En el caso específico de las entrevistadas fue posible observar que a pesar de tener un nivel de escolaridad superior, no están exentas de reproducir la desigualdad de género, la cual es el resultado de la interiorización cultural del género construido a lo largo de sus vidas. ¿Cuánto tiempo dedicas los días hábiles a la escuela? R: Lo que queda después de las actividades domesticas, dos horas también a veces un poco más. (Pregunta realizada en la entrevista de la investigación) Mencionado lo anterior, sí la construcción de género hace más notable las diferencias naturales entre hombres y mujeres, es posible que el conocimiento de dichas diferencias entre mujeres y hombres sirva como herramienta para intercalarlas y que sean complementarias. Podemos decir que la lucha de las mujeres debe estar guiada por la construcción de un mundo y por ende de una sociedad capaz de aceptar las diferencias del
  • 14. otro, pero al mismo tiempo las similitudes, es decir que sea un enriquecimiento mutuo, ya que en medida que somos diferentes somos iguales. Mujeres y hombres tenemos derechos y obligaciones que deben desarrollarse de manera igualitaria Ahora es cuando hay que cambiar el ritual, los símbolos deben transformarse, deben cambiar las narraciones, estas ya no deben ser relatos de mujeres al servicio de los hombres y mucho menos deben ser concebidas como elementos estáticos, los sueños deben vislumbran un futuro de complemento entre mujeres y hombres, las imágenes que nos representan deben unificarnos y no contraponernos. Las mujeres y hombres deben vivir en unión y no como oponentes, es difícil porque el “poder” está en juego, sin embargo no es imposible una consolidación más flexible.