Your SlideShare is downloading. ×
C:\Documents And Settings\Reyes\Escritorio\Etnografia De La Adolescenci
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

C:\Documents And Settings\Reyes\Escritorio\Etnografia De La Adolescenci

1,455

Published on

Adolescencia

Adolescencia

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,455
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. (J V 2. I¡ ~ 1--; u :z ~ 1/ ,J!'~/f!!) jT>-r~-~ ~ ¡k.,/ (..-/ (- #(J )0 ETNOGRAFIA DE LA ADOLESCENCIA ji ['f1 {( 1/ .... .. / ,.¡,('j! °.'- 0')19' - /' "->' Q' J 'i .. (j"" ":') ~fr 't-t)/ (L.. '<"';I~: .,,-' Marina CamargD A* CU0J-,I'l /'U2 ~) «?-~ ,r. .'"~?-'.C,,). {,). __ (pro yec lo /J Ik j-l/do ACERCA DE HACER INVESTIGACION ETNOGRAFICA El propósito de este ensayo es recoger una manera particular de hacer et- nografía, esto es, contar cómo se llevó a cabo una práctica investigativa, realizada a lo largo de dos años, a propósito de un objeto específico de /lcflC{ ó investigación: el adolescente y la cultura escolar. El oficio de investigar desde la etnografía lo va conformando no sólo la teoría o conocimiento IV {)cWf; /0 acumulado hasta el momento, el cual en parte dirige, orienta y marca el deber ser" de la investigación, sino tan:bién las formas concretas corno los 11 investigadores enfrentan una problemática en contextos sociales y cultu- ralesespecíficos, se van adentrando en ella, le van haciendo preguntas y le van dando salida, solución o explicación, desde el punto de vista teórico, Existe la tendencia a definir la etnografía en términos parciales,'en los que se destaca alguno de sus componentes. Así, desde el punto de vista de los instrumentos de recolección de información se dice que es una me- todología de ohservación (participante o no) permanente y sistemática de la realidad; teniendo en cuenta el objeto de investigación (siempre suje- tos) y la disciplina que empezó a darle cuerpo (la antropología) se la con- sidera como vivir, apropiar, comprender, entender y explicar la cultura particular de grupos o individuos elegidos para ser estudiados; conside- rando el trabajo de campo se afirma que es el estudio de la cotidianidad l' I de los grupos hl,lmanos; atendiendo al investigador se sostiene que es la búsqued¿ de significado en la perspectiva de los otros, no de quien inves- tiga; el diseño metodológico permite situarla como una perspectiva de investigación cualitativa; la forma de prQceder para la explicación e inter- pretación la ubica como una actividad ft'tndamentalmente comprensiva y Socióloga, investigadora del CIUP y docente de la Facultad de Educaciór¡ de la Uni- versidad Pedagógica Nacional. L."
  • 2. ,, 1 " ~ • ,. • 1 ." Il LA CULTURA FRAc:-nJRAOA METOOOLOG1A 54 5:; , ( l,..;<C' ~ • '" .' ...~~ hermenéutica. Ninguna de estas ¡.1severadones es falsa, lo que pasa es que ciones en las que empieza'a depositarse el cariño, la atracciQrt,el entusias- son parciales; la etnografía es al inísmo tiempo todo lo antes dicho. mo, el gusto y la empatía. Pero ese compromiso no puede sesgar la visión En otras palabras, es un conjunto coherente donde el objeto, el diseño, y el análisis, por lo cual el investigador tiene gue realizar irtgentes esfuer- los métodos de recolección de información, el investigador, los procedi- zos para despojarse de lo propio e intentar mirar lo ajeno, desde su óptica, mientos de búsqueda y conocimiento, la teoría, los resultados y las explh pero con la claridad de no anteponerlo ni imponerJo él la realidad obser- cacíones se ponen en contacto, de forma articulada y con sentido para dar vada. cuenta de una realidad. El problema y sus interrogantes van abriendo Lo anterior significa que no solamente los coriocimientos del investi- caminos a la postura del investigador y a su manera de darle resolución, gador son puestos en suspenso para el estudio de la realidad sino también de tal modo que es en el conjunto total del proceso de investigación donde sus afectos. Ambos pueden contaminar el proceso investigativo, por lo / se decide la perspectiva etnográfica y no en los métodos o en los instru- cual son importantes una vj.&iJanciape~!llanenter una naturalización con mentos utilizados. extrañamiento, si se quiere ser fiel a los fenómenos en estudio. , La etnografía se plantea como una posibilidad de internarse en la di- Indudablemente, el investigador etnográfico constituye el principal námica de una realidad social concreta -ya sea de instituciones, grupos,. instrurnenta de investigación. Con su mirada, con sus oídos, con sus cinco individuos o programas- de sumergirse en ella, para vivir su cultura, sentidos está recopilando información. Es lo que él ve y posiblemente otro apropiarIa, entenderla y comprenderla. La intención explícita es profun- - no ve; es lo que él va considerando relevante y pertinente; es lo que él dizar sobre esa realidad, ir más allá de lo que a la superficie es capaz de encuentra de interés dentro de 10 educativo. El investigador va seleccio- emerger, para construirle unalógica de funcionamiento, de presentación, nando de la realidad, que se le presenta _múltiple, variada, 'compleja y de reaIi7,,dón y, a través de esa elaboración, aportar explicaciones com- cargada de elementos, aquello que a su criterio es importante y necesario, i ( prensivas que permitan,por una parte, abrir caminos teóricos de interpre- teniendo como límites los propósitos y las preguntas de la investigación, pero háciendo así un estudio interesado sobre la realidad escolar, El hecho .J ¡ h/:~} tación y, por otra, orientar la acción a nivel micra y macrosocial y en la :':':.'0,01 realidad educativa. I de fo;rmar parte de la realidad investigada marca una ubicación valora ti- Sumergirse en la realidad escolar para investigarla significa asistir co- va que participa de todas sus elecciones dentro del proceso investigativo. , Essu pertenencia al mundo de 10 social la que posibilita hablar de realidades < (c J(Jic' tidianamente a las instituciones educativas, observarlas, miradas y par- subjeti1ias e impide defender una neutralidad valorativa u objetividad. "¡J(,,f ticipar de todo lo que en ellas pasa, tener un trazado completo de la Dentro de las ciencias sociales esto no es una novedad. La realidad l'] I I cotianidad para no sesgar la mirada y atribuir a la cultura escolar lo que (II"~ , • ¡ 'N{1 f{,·'" por azar y ocasionalmente en ella sucede. La etnografía quiere captar una 1'< ) socicl es una construcción de los sujetos y como tal los implica con sus intereses, necesidades, conocimientos, visiones y sentimientos. Hablar de ,,1 realidad profunda, oculta y silenciosa de la escuela pero una realidad que los fenómenos de la socie_dades construir esos fenómenos desde el cono- ¡ exprese realmente su vida, su manera de constituir un entorno social; por ello, el investigador asume como rutina su viaje diario a la escuela, su cimiento e interés de quien pretende cónocerlos. Es, pues, una práctica mirada sistemática, todos los díasy muchas horas diarias, durante un lap- interesada como lo es la investigación en ciencias sociales y como lo ha so largo. , sido este proceso de investigación etnográfica. Pero internarse en las instituciones escolares implica que el investiga- Una característica importante del trabajo realizado es el esfuerzo por dor forme parte de la realidad pero también que pueda distanciarse de '.,Jnvestigar los ambientes naturales, sin realizar en ellos ninguna interven- ;,,,.<-, ción ni cambio; explorados tal y como se presentan cotidianamente. El () (. J ella para mirada, nacerle preguntas e intentar explicarla. Es vivir la cul- , respeto, el reconocimiento y la valoración de los demás, de sus formas de 1 V_'.l' J ); •• , tura pero no incapacitarse para veda, para desentrañar sus significados ~F'( pensar y actuar, de su cultura particular, estéÍn en la base de esta conside- ,".'/ sociales, para entender los intereses, motivos, intencione~, actitudes y ración naturalista de la investigación etnográfica; es dicha posición la que creencias que guían las acciones de los actores sociales. El investigador va ¡ permite estar atento y ser fiel a los fen6menos sociales. Aunque la presen- adquiriendo a lo largo de su contacto con los grupos humanos estudiados un compromiso afectivo, pues no en vano él entra a formar parte de rela- cia del investigndor introduce ya '01riaciÓn o cnmbio en el ámbito inves- ',' ¡ 1-.....
  • 3. 1llll"- " ' 56 LA ruLTURA FRACruRADA METODOLCX:;IA 57 tigildo, es esa presencia cotidiana precisamente la quejo va involucrando AtIántida ha sido concebida y realizada como investigación etnográfi- , hasta el punto de quebrar la artificialidad que pudiera haberse dado. ca. Como tal es una experiencia que permite la reflexión, recuperación y Así en la investigación etnográfica el investigador entra a hacer parte escritura de la manera particular como se desarrolla -teórica y práctica- de la realidad analizada, de tal manera que se naturaliza con ella 'sin per- mente- una investigación cualitativa por parte de grupos de investiga- der nunca Su perspectiva de investigador. Esto le permite captar la cultura ción conformados a lo largo y ancho del país: una propuesta de FES a doce de los grupos e instituciones, queriendo con ello buscar ese mundo de 'nstituciones (universidades y secretarías de Educación) va teniendo lu- ritos, costumbres, usos, relaciones, reglas, normas que permiten y regulan gar y va adquiriendo sentido; va configurando una rica e intercambiable .'1 •. la interacción social y que la hacen única y particular de ese grupo e ins- diversidad, generando resultados variados y prácticas distintas que plas- ,> titución y por ello diferente de la de otro u otros; por tanto, es exigencia man maneras de enfrentar y resolver problemas de conocimiento especí- --no fácil de cumplir- acceder a las interpretaciones y significados que los investigados otorgan a su realidad social y a sus acciones dentro de l f aunque en cada sitio 1'apráctica asuma énfasis y características particula- lh y; ella. En este sentido la intención de Atlántida fue aproximarse a las expli- res dados por el objeto, el grupo perspectiva ficos. Los une el compartir una investigador de el contexto. Son ellos 1 y abordaje de la realidadj' , l caciones que los individuos integrantes de grupos e instituciones otorgan lJniversidad de los Andes (Facultad de Psicología), la Universidad Jave- a la realidad que viven, así como plasmar sus visiones, concepcion~s y riana (Facultad de Psicología), la Universidad Pedagógica Nacional (Fa- " sentidos en torno a los eventos que hacen parte de su vida cotidianá y de cultad de Educación), la Corporación Universitaria Minuto de Dios su cultura específica. Por otra parte, en la investigación cualitativa se asume que los sujetos ¡ (Facultad de Educación), la Universidad Pontificia Bolivariana (Facultad de Educa,ción), la Universidad del Quindío (Maestría en Orientación Es- construyen su realidad de manera individual y diferenciada, reconocién- f. colar), la Universidad del Norte (Facultad de Psicología), la Universidad r dose así una subjetividad básica importante resultante de la socialización f.' del Atlántico (Facultad de Educación), la Universidad del Valle (Facultad e irtteracción en contextos particulares y haciéndose necesario, desde esa ~ de Psicología), la Secretaría de Educación de San Andrés, el Colegio Junín .' óptica, rescatar la multiplicidad de formas en que individuos y grupos ~, de Providencia y el Instituto FES Liderazgo, que irradia su programa a realizan esa construcción anteponiéndola a la búsqueda, bajo una norma todo el país. f t O ley, de la manera como en general y homogéneamente la mayoría de La heterogeneidad de instituciones participantes y, por tanto, de pers- sujetos tenderían a construirla. En otras palabras, es una realidad subjeti- í pectivas de abordaje, así como la inclusión de contextos variados del país I- ,1 va e interesa rescatarla desde allí. ' r y las formas de aproximación, en profundidad, diferentes para cada enti- Ese rescate de la realidad no es parcial¡ no es posible desmembrar la , ¡ f - . en C0!!1Úll !':'!S9.!:l.ID'ilcdónconjunta (intercambio y discusión (: ,',~ 1" dad, tienen realidad en sus partes componentes¡ no se estudian aspectos particulares E~manente ,~~l trábajo, ,en sus distintos estadios, etapas y desarrollo). (,.' de ella, para juntarlos y hablar de la totali,dad¡ se escoge un fenómeno TodoeWo-p~~mi te dar cuenta de los jóvenes y la cultura escolar, con gran para mirarlo como un conjunto dentro del ámbito social. Calificar de 10- I , amplitud y holgura, aunque sin intenciones de generalización. Esto signi- i: lística la investigación etnográfica es lo mismo que afirmar que ~l estudio , f· r fica que bien puede considerarse que el estudio abarcó buena parte del , de la realidad se centra en individuos, grupos, personas e instituciones r territDrio nacional, y qué esta amplia y variada l!'tlt:stra il1te1!cional, así vistos en conjunto, en cuanto a su comportamiento, o a algunas de sus como la teoría y los esfuerzos de abstracción conceptual, constituyen un f formas de inserción en la vida social, pero en la medida de su pertenencia a ese conjunto. No es posible, en otras palab.ras"una visión ana!íticag~ la ¡ fuerte soporte de las hipótesis generadas a través de la investigación y de los hallazgos, a propósito del jov~Jl colombiano. realidad donde elestudio de sus partes componentes y de sus interrela- Parte de los logros del 'proyecto se deben a la dinámica organizativa y ciones puede dar cuenta de la realidad global¡ se requiere ver la realidad de ges tión: es cOI)struido a lo largo de procesos de estudio, reflexión y total en funcionamiento y los fenómenos en estudio permanentemente diScusión individuales y colectivos. Me vaya detener aquí en la qinámica inscritos en esa totalidad. dentro de la cual se desarrolló el trabajo. "
  • 4. 58 LA CUl11JRA FRACTIJRADA MeroOOLOGIA , .' 059, Enprimer lugar, cada investjgación,>€n cada institución, contÓ co'n un El trabajo investigativo ~rganizado de esta manera posibilitó una cons- acompmíamiento y asesoría permbnente a cargo de un coordinador, encar- trucción sólida, una formación permanente de todos, un intercambio de ." (11 ' gado de orientar, asesorar, dirigir y planear las actividades propias del ~experiencias, puntos de vista y saberes, una discusión dialogada, argÚ- I estudio y las que de él se derivaron. A manera de acompañamiento per- mpntada /v tolerante, elementos s.inlos cuales no habrían sido posibles el I ',1 .•....... manente, el coordinador estuvo al tanto del trabajo desarrollado por su lo ,-'procesoni los resultados. grupo, abrió espacios para la evolución y desarrollo del trabajo, trató de El orden de.presentación de este ensayo sigue los pasos señalados tra- captar las necesidades más urgentes, buscó mantener activa la dinámica dicionalmente para la realización de un proceso investigativo: el proble- del estudio e intentó satisfacer los requerimientos básicos del proceso in- ma, el marco teórico, la población, la recolección de información, el análisis, vestigativo. Fue una labor de acompañamiento y asesoría teórica y prác- la presentación de resultados y conclusiones. La intención es mostrar las tica. dificultades, línutes,interrogantes y logros a lo largo del estudio. Recons- Otra característica de la dinámica del trabajo fue su constitución gru- truir, en suma, una práctica inveStigativa y contribuir a la creación yacu- mulación de conocimiento sobre la investigación etnográfica. pal: así como cada institución conformó sugrupo de investigación, el total de las instituciones conformó un ,e.'l!~pg-, su interior se dio una di- En námica particular de avance, desarrollo y crecimiento con Atlántida. Las DE LA COMPLEJIDAD DE UN OBJETO experiencias dentro de cada institución son variadas, los niveles de c'om- promiso alcanzados diferentes, el involucramiento afectivo diverso, los Dos aspectos ingresan a complejizar el objeto de investigación. En primer niveles de conceptualización heterogéneos, los tiempos de dedicación,his discusiones, las maneras de organizarse y operar, todo esto, se dejó a la I lugar, se va a trabajar sobre el adolescente y es necesario decir cuál adoles- cente, quién es él, qué lo define como tal. Y segundo, se busca recuperar su , libre elección de cada institución¡ y los elementos así reunidos le impri- voz, para que esa voz hable sobre sí mismo, sus concepciones, ideas, mo- I mieron particularidad a cada uno de ellos. Las reuniones del grupo total tivaciones e intereses en torno a su relación con la escuela. Por supuesto, de investigadores de Atlántida (coordinadores institucionales y equipo estos dos aspectos no se explicitan ni trabajan desde un inicio; se van cons- asesor de FES) posibilitaron compartir, contrastar, confirmar o no, avan- - truyendo, adarando y delimitando a lo largo de la interacción con las ins~ ces, hallazgos, tesis/posibilidades de análisis. Cada institución era un in- tituciones escolares donde se realizó el trabajo de campo. Es, pues, un logro terlocutor válido de las otras. de la investigación, posible por haber particip~do y llevado a cabo el estu- dio en diferentes contextos culturales y en '!IDa multitud de instituciones También tuvieron lugar reuniones de cada grupo institucional con la edu~ativas (oficiales y privadas, de estratos. sociales alto, medio y bajo, coordinación general del proyecto, a cargo del equipo de FES. Allí se es- IIl.Íxtas'yunisexo, del centro, oriente, occidente, costa e islas del país). tudió, se discutió, se compartió, se prestó atención a los avances de cada uno, se aportó, no sólo en lo teórico sino también en la dinámica del pro- yecto mismo y sus etapas. Los grupos enriquecieron el trabajo con expe- El adolescente sobre quien re cae la mirada riencias disímiles, aproximaciones diferentes y puntos de vista propios, para el crecimiento y avance de todos y la contrastación permanente de Sin lugar a dudas se plantea una ihvestigación sobre el a~?lescente escola- hallazgos e hipótesis. Estas reuniones permitieron la discusión, paso a ri~ado. y se asume que él se enCuentra en la básica secundaria y media paso, durante el desarrollo del proceso investigativo, al ritmo y perspec- f f vocacional. Con este adolescente concreto se empieza a trabajar y sólo ala tiva de cada institución. f' largo del itinerario investigativo surgen los interrogantes en torno a: ¿Quién ¡ Adicionalmente, se realizó un encuentro nacional en el que participa- es el adolescente? ¿Cómo se ha concebido hasta ahora? ¿Las diferentes disci- t plinas aportan diferentes aspectos y conceptualizaciones de adolescente? {'l(' IV,'! l-;.I¡-:q t. ron t~dos los coordinadores, más los investigadores de cada institución, i i Qué lo diferencia del joven? ¿Los diversos contextos.socioeconómicos pro- y alg~nos de los jóvenes investigados. Allí cada proyecto presentó un pri- ! , ducen diferentes concepciones de adolescente? ¿Cuáles son los conceptos mer avance, resultado de una primera puesta en común y socialización de hallazgos, de una manera descriptiva. o ejes que permiten definido? t.laIl!7R : RtI. •••.• _.10- ... L ¡
  • 5. .' . LA CUl,TURA FRACTURADA lv1HODOLOCIA 61 60 Pues bien, la lectura teórica y documental sobre el tema, por una parte, del niño. Aunque ello sea así, esta definición tan homogénea excluye tam- y el trabajo de campo, por otra, permiten construir una idea de adoles- bién a la cultura como variable que hace heterogéneo al joven: no es sufi- cente que plasma su complejidad, ambigiiedad y aun su negación. Dicha ciente ser partícipe del mismo momento histórico; éste, en comunidades lectura muestra cómo diferentes variables entran a hacer parte de su de- e instituciones particulares da lugar a maneras de ser, constituirse y repre- finición o delirllitación: la edad, el concepto de generación, la escuela (tan- sentarse diferentes. to la básica como la universitaria), el ingreso al trabajo, la conformación Desde la escuela se concibe al adolescente ubicado en la secundaria. En de una familia, los medios de comunicación, la marginación o exclusión una sociedad con total cobertura educativa, esta puede ser una variable de las instituciones de la sociedad. Estas variables aportan diferentes de- definitoria de la adolescencia, Pero ello no es así, por lo menos en nuestra finiciones y marcan determinados límites a la consideración de ser ado- sociedad, donde todavía la escolarización no es completa para toda la po- lescente, La crítica fundamental a estas concepciones o definiciones estriba blación y menos aún la secundaria; por lo tanto, definir al joven desde la en el caracter perimetral, pues excluye elementos de la cultura que parti- escuela excluye a buen nÚmero de ellos que no tuvieron acceso por falta ,cularizan y complejizan la delimitación de adolescente. Es claro cómo ce oferta educativa o que lo tuvieron pero, por alguna razón, son margi- la definición en contravía de las anteriores proviene de la sociología de la nados o excluidos de la escuela, encontrándose tempranamente en el mundo dominación, para la cual la división existente en la sociedad a partir de laboral o sin ninguna actividad productiva y expuestos a su ingreso a los la edad (niños, jóvenes y viejos) no es algo arbitrario: expresa, como otras' grupos marginales de la sociedad: ladrones, drogadictos, pandilleros. divisiones (clase y sexo), un orden social en el cual cada uno ocupa luga~ El trab...ajo, por su parte, tiene la capacidad de definir al joven, particu- res específicos con funciones y roles también propios, haciendo parte de larmente .en contextos de deprivación económica y social, pues a edades la estructura de poder de la sociedad, de las maneras como unos grupos muy tempranas la situación los obliga a trabajar sin alcanzar a completar ejercen su dominio sobre otros. Pero también expresa que la adolescencia su circuito educativo. Así el joven está, de acuerdo con su edad, dentro o juventud es una construcción social, esto es, ella se da de una u otra del grupo de adolescentes, pero compartiendo ya los avatares del mundo forma, de acuerdo con límites determinados dentro de sociedades concre- l de los adultos, en el trabajo. ¿Se es adolescente en estas condiciones? ¿O tas y en interacción con los otros grupos .de población con respecto a los : cuales se define y adquiere sentido. , ¡ I es un tipo particular de adolescente el que allí se alberga? ¿O ya no se es adolesLente? En las áreas rurales, por ejemplo, tampoco es tan clara la ~ Es posible plantear la dificultad para definir al adolescente, así: ¡ transición de la niñez a la ad~lescencia, por razones económicas de sub- señala variados y diferentes años para el inicio y terminación La_ed.l!:~ L sistencia de las familias, que obligan a los jóvenes campesinos a desempe- de la adolescencia; a veces parece que más que la edad el límite estuviera ñarse tempranamente en las labores agrícolas. puesto en el desarrollo biológico del individuo, que empieza en la puber- ¡ I La conformación de unaJamilia permite poseer un criterio para dejar tad y finaliza en la maduración sexual. Se asocia la edad a estos cambios de ser joven. La adolescencia es una edad y un tiempo en el cual todavía de acuerdo con una norma o "deber ser" de la sociedad; sin embargo, no se depende económica, social y afectivamente de los padres. Ser adulto tien.e en cuenta la variación presente en las diferentes culturas y contextos, implica no sólo independencia económica; también salir del hogar de los los éuales aportan diferentes condiciones de vida a los individuos, condi- padres y conformar una familia propia. Esto puede suceder a variadas ciones de las que pende su desarrollo biológico. Por tanto, y según las edades, de acuerdo con ¡'os contextos socioeconómicos, entre otras cosas, condiciones de vida, alimentación y nutrición, lo? individuos retardan o lo que ha~e tan difícil la delimitación de adolescencia. adelantan su proceso de desarrollo físico, alterándose las edades limítro- Según los [rIr;qios_ q¡;comunicación sóloyarece existir un adolescente, a fes de ingreso y egreso a la adolescencia. quien le gusta vestirse de una determinada manera, se siente atraído por Según el concepto de generación, el adolescente hace parte de un gru- llna música especial, posee unos gustos particulares -explotables publi- po de la sociedad expuesto a eventos particulares'desde el punto de vista histórico, hecho que conforma particulares y homogéneas maneras de ver, Í !, citariamente para (nducir al consumo-, con los demás, de ser distinto, de pensar tiene una maneratalde relacionarse diferente; de formal dichos l I comprender y participar en la sociedad, diferenciándose así del adulto y ..~i.;;.~edios de comunicación crean imágenes y representaciones de joven uni-
  • 6. , 62 LA CULTURA FRACTIlRAOA MEíODOLOGIA • , . '6i3 ... ficadas: por un ladO, producen e~as realtdades que tienden a crear y, por ción del bachiller a más afios d,eestudio). Mientras la biol()gía y la psicologí'l otro, no diferencian, según estrat0s sociales, las diversas' maneras de ser se ocupan del adolescente, de su desarrollo individual, de su problemáti- ca física y psíquica, ubicándolo en unas edades determinadas, la sociolo- y sentirse joven. Las sociedades pobres .. .:l;cluyen de sus beneficios a buena parte de la e gía parece amplirtr el espectro de quienes pueden considerarse jóvenes población que entra a participar en la sociedad con conductas delir cuen- -los adolescentes y los estudiantes universitarios-, al tiempo que lo de- ciales y mucho más en contextos signados por la violenda,la doble moral fine en términos de interacción y lucha de poder con los otros grupos de la sociedad ... y la corrupción. Allí toman asiento grupos de jóvenes excluidos en térmi- Si se atendiera a las definiciones dadas de adolescente se encontraría nos de las variables expuestas anteriormente. So:! los pandilleros, sica- dos, drogadictos. cómo muchas de ellas al carecer de precisión se tornan ambiguas y con- Por último, la juventud demarca sus fronteras socialmente en' una per- tribuyen más a la negación del adolescente que a la especificación de lo manente lj.lcha de poder frente a los otros grupos de la sociedad. Se es joven que es, de su papel en la sociedad, de sus características como grupo, de sus posibilidades. No ser niño ni ser adulto, estar preparándose para un ya él se asocian funciones, roles y. asignaciones específicas, incluyentes de ciertas actividades sociales pero excluyentes de otras. Las poblaciones se futuro, para ser adulto} enccll1trarseen crisis, estar en un proceso de muta- (b . I ,. reservan así sus atribuciones, a través de las cuales tienen permiso para ción o cambio son mane~as, muchas veces, de negar la existencia de la ado- unas cosas y prohibición para otras. Desde este punto de vista la adoles- leséenciaen un presente, y es una negación puesto que sólo se privilegia en' la definición de este grupo poblacionallo que no es, no se le define un ( cencia es un producto de la sociedad construido en el ámbito de la lucha puesto en la sociedad, no son claros su función, su rol como ente social, ) de poderes dentro de la misma. ( Para Atlántida1, no cabe duda, de acuerdo con lo anterior, el adoles- sus deberes y derechos ciudadanos, su sentido y pertenencia presentes. Pero tambiéri. podría decirse que ser joven es estar sujeto a un grupo que recibe definiciones variables en cada contexto social o sociedad. Que 0bJ «,le ) de él yestá de otro ni depor su pertenencia aen la básica por lo cual semedia cente no delimitado todos. Además está la escuela, secundaria y habla vocacional y en alguftoscasos en la universidad. Pero además es un grupo no es, por tanto, una entidad homogénea; que no es lo mismo hablar de pobladonal al que se le reconocen su fuerza, su dinamismo, su diferencia, .jóvenes en los colegios de clase alta.que en los de clase baja; que también en términos de las posibilidades que la sociedad le brinda, de las repre- es distinto un joven que estudia y trabaja de aquel dedicado única y ex- sentaciones que de él tiene, de los permisos que le otorga y de las prohi- clusivamente al estudio; que entonces no se podría hablar de adolescencia biciones que lo limitan. En este sentido, es un joven con asignaciones sociales y cultura escolar si ese t~rmino no expresa diferentes maneras de ser ado- particulares y desde allí está alzando su voz, está haciéndose oír, propor- lescente, diferentes maneras de ser joven. cionando sentidos y significados a esas asignaciones. La explicitación que se está haciendo pretende señalar las dificultades Es importante explicitar dentro de lo dicho hasta ahora que el adoles- existentes para aprehender una realidad planteada desde su inicio como ~~I1tees concebido de manera variada según la disciplina que se ocupe de compleja, ambIgua; nada fácil de delimitar, diferenciada cultural mente y él y aun de manera diversa dentro de cada disciplina, según sus corrien- manipulable socialmente. Asumir así, al adolescente escolarizado, en Allá/!- tes. Es preciso señalar aquí que la sociología, en una perspectiva de énfasis tida, es una delimitación pero tarrbién un límite, una exclusión; es una !¡ . J' a lo social, introduce su especificación nombrando al joven y diferencián- const.rucción social con sentido, en términos de las estructuras sociales y ¡)1,«I/.; /. dolo del adolescente. Los movimientos universitarios de los años setenta de poder; es una entidad heterogénea marcada por los contextos socio- generan una reflexión que amplía la concepción de adolescente a la de culturales donde dicha población se desenvuelve. joven para incluir al estudiante universitario (dada la ampliación de co- bertura educativa, la estrecha oferta de puestos de trabajo y la consigna- ¡ , !. mite ubicar a ese adolescente cul,turalmente; asume la investigación per- Ahora bien, la manera particular como se esta ubicación permite na- . l blar de adolescentes de diferentes partes del país, así como de adolescentes 1 de diferente estrato social y también de adolescentes en distintos espacios 1 Al mencionar Allúlllida estoy haciendo referencia a su forma general de realizarse en las diferentes. instituciones del país, sin atender a las particularidades de cada una. LdUiatiVOS; "te es un pmblema que,se:g"ga a la complejidad "pue,'.,
  • 7. " . 64 LA CULTIJRA fRACTURADA METODOLOGIA 65 pues finalmente la voz del adolescente en muchas instituciones escolares, concepciones variadas, de maneras de estar y aparecer apasionantes, mun~ correspondientes a diferentes contextos socioeconómic05, no permite es- do que Atlántida se empeñó en sacar a la superficie. pecificar y definir a un adolescente sino a muchos de ellos. Aunque las En consecuencia, el foco de atención del estudio se colocó en el ado- diferentes variables que dan lugar a las diversas definiciones no se hagan lescente: lo que él piensa, vive y siente; no lo que los adultos piensan, explícitas, ellas están en la base de la investigación, en cada grupo de in- saben o imaginan de él, ni cómo lo concibe y entiende la institución edu- vestigación. Aunque parece que comenzara con una mirada homogénea del catiya. El adolesc.ente y su relación con la escuela se convirtió en el eje. de; adolescente, esa mirada empieza a heterogeneizarse a partir de las diferentes la mirada, siempre dirigiéndola hacia el adolescente. Su voz quiso oírse y preguntas y formas de darles respuesta en cada grupo de investigación. La rescatarse} en la idea de que esa voz expresa lo que él verdaderamente' heterogeneidad está plasmada en los diversos' informes de investigación. piensa, siente y comprende, o por lo menos que expresa lo que desea que Por su parte, el aporte de .(Hlántida a la definición de joven se ubica en su los demás sepan de él, o aun que esa voz expresa aquello que él cree que intento de globalización regional, en el cual, a través de la comparación los otros esperan oír, De todilS formas y cualquiera que sea la intención de unOS resultados con otros y de la abstracción teórica que esos resul- del adolescente al hablar, a lo largo de Atlántida está su YOZ, y fue a esa tados hacen posible, se expresa un joven ubicado cultural y socialmente. voz a la que se dio crédito sin más constataciones ni seguimientos. Fueron suficientes muchos adolescentes, de variadas instituciones educativas, en La recuperación de la voz del adolescent.e distintos contextos socioculturales, vistos por investigadores de diversa formación y experiencia, para dejar plasmada su voz como registro, como Una mirada él los estudios, trabajos y acciones sobre adolescencia permite un dato y sobre ese dato se trabajó, par_~~()l1.struir una explicación com- considerarla deterministamente como una edad vulnerable, crítica y difícil p~nsivadesu ser y actuar social. que demanda la atención de la sociedad, pues sobre ella recaen muchas El compromiso de las distintas instituciones con Atlántida implicó acep- problemáticas sociales relacionadas con la sexualidad (embarazo yenfer- medades), el consumo de drogas y alcohol, acciones violentas de la so- tigación: estudio de la relación adolescencia-cultura escolar desde una ciedad, etc. Es una edad sobre la que está puesta la mirada del adulto, , perspectiva etnográfica; un amplio espectro de preguntas o temas formu- tar el marco inicial dentro del cual se planteó la propuesta de inves-) solicitando control, prevención, responsabilidad y aplomo. Es una miradá lados por FES dio inicio a las inquietudes del grupo de investigadores; las temerosa, inquieta y expectante, aunque en muchas ocasiones esa mirada instituciones se aprestaron a la selección de problemáticas de investiga- sea de asombro e igno'rancia. Así como el joven es energía, vitalidad y po- ción teniendo en cuenta lo formulado o abriendo preguntas, temáticas y tencia, de igual manera se le ve comprometido en la problemática más problemas propios. De todas formas el planteamiento de FES proporcio- severa y escandalosa de la sociedad. Pero, según parece, se desconoce mu- nó un marco de referencia como punto de partida. El siguiente esquema cho del mundo juvenil. resume la gama de temáticas posibles de abordar: Ese fue el punto de partida de Atlántida. ?~interés ri.()_.s~_':ll:1.i_~ó en la Percepción de los adolescentes sobre llamada problemática adolescenéial, en el joven y su crisis, en la violencia juvenil, en el pandillismo o la drogadicción o en otro cualquiera de los Aspectos sociales de la adolescencia problemas a los que tiende a asociarse al adolescente. Quiso indagar sobre i:. ¡'. Pertenencia a grupos el joven ')1ormal" y "común y corriente", aquel que no protagoniza por La familia' , estar comprometido con una u otra problemática sociaL • El amor y la sexualidad Bajo el supuesto de que sobre el adolescente hay más desconocimiento Uso del tiempo libre que comprensión y entendimiento se quiso rescatfr "lo oculto" del joven, Uso del lenguaje (expresión orqt vocabÍllario, modismos ...) sumergirse en sus profundidades ysacarlo a la luz, develar la riqueza de Modelos de identificación sus pensamientos, intenciones, deseos, visio,nes yesperanzas. Sin intentar Participación social y política buscar al joven problema, ni al joven excluido, ni al joven mar&inal, se Habilidades ~anuales (realizar arreglos caseros, cocinar ) planteó un joven que guarda para sí un mundo de riqueza, de visiones y Habilidades prácticas (hacer papeleos, manejo del dinero ) i
  • 8. t' ~ I ' • '. I 66 LA CULTURA FRACTURADA j. METOOOLOGIA 67 ¡ Expresiones lúdic;as (humor, ironías, picp¡días, bromas) Amistad ) Esos temas empie~an a nacer curso en cada proyecto de investigación, Aspectos escolares de la adolescencia de tal manera que todos, en la intención de conocer a un joven, descono- cido hasta el momento, empezamos a explorarlo desde muchas de esas El conocimiento escolar grandes temáticas. Los primeros registros pueden dar cuenta de ello. Si • Habilidades intelectuales bien un amplísimo objeto sirve de punto de'partida, es interesante mirar • Habilidades artísticas cómO a lo largo del desarrollo de la investigación se va perfilando y pre- • Desarrollo del currículo • Relación maestro-alumno cisando, centrándose las preguntas, la mirada al joven, la búsqueda de información yel análisis. Q Sentido y papel que tiene el conocimiento escolar para la vida .• Formación de ciudadanos Pedagogía: creación o distribución de conocimiento deflmdose nI delmutado; ello se logra durante el proceso de investigaciónen l. .N,o ~em;~ e~tonces, en un principio, un problema de dos años, una interacción permanente,de las preguntas o temas iniciales, con la in- La organización social de la escuela formación aportada por los Jóvenes, con los análisis y discusiones sobre .• Conflictos que se viven en la escuela esa información, con elemel).tos teóricos que se van allegando y con las •• Organización normativa y valorativa confrontaciones. de los diferentes investigadores .. .• Sistemas de poder y autoridad en la escuela •• Disciplina Los primeros registros empiezan a arrojar información 'sobre el joven, •• Relación adolescente, familia y escuela sus gustos e intereses (música, moda, forma de vestir, baile, cine, deporte, artistas, etc.), los amigos y los valores de esa amistad, el afecto, las relacio- Los grupos escolares nes entre par~s, los temores,'miedos, preocupaciones, amores y desamo- .• La conformación y estructura de los grupos res; en fin, información bastante amplia y general sobre el joven, que no .• La noción de pertenencia a grupos posibilita profundizar en la comprensión y explicación, aunque sí permi te Los maestros . su exhaustiva descripción. • Cómo ven y viven los maestros lo que opinan los adolescentes Diferentes hallazgos que empiezan a sorprender algunas veces y a Elllumáo interno del adolescente repetirse orras, constituyen motor de estudio y guía del proceso investi- gativo; n_osiempre lo, que en el principio enrutó los esfuerzos investiga ti- Gustos,intereses v.?s fue lo.q--;e·p·~~~anedó; pero de todas maneras así comienza a buscarse Sueños, fantasías un sentido y significado a algunas preguntas que parecen pertinentes y Relaciones con su cuerpo Expresiones de originalidad (a través de su comportamiento, de esa misma manera va teniendo lugar la definición del problema de de lo corporal, de los objetos que posee, de los objetos que crea ...) i~:ves.tigadónen cada grupo. Emociones (miedos, rabias, temores, angustias, alegrías, frustraciones, La búsqueda de significado y de contenido, el establecimiento de rela- deseos, satisfacciones, ternura, tristezas, nostalgias.,. frente a qué) ciones entre los primeros hallazgos (encuentros y desencuentros, articu- Amor y sexualidad . lacione~ y oposiciones, continuidades y discontinuidades), las posibilidades EHca y moral. valores Creencias (religiosas, míticas, metafísicas) f de comparación de los avances de los distintos equipos y los aportes que todos iban haciendo a cada uno centraron la atención y permitieron ir Colecciones, pasatiempos Proyectos de vida (perspectivas vocacionales, de familia ... t ! ~elimitando el objeto. Pero se requirió un tiemp61argo de exploración del l f joven y búsquedas particulares para cada escuela. Prácticamente un <ño después de iniciado el estudio estábamos nuevamente en un trabajo de 2 Fundación FES, "Proyecto Al1tÍn/ida, Adolescencia y escuela", Santafé de Bogotá, di- campo intentando dar respuesta a interrogantes más puntuales sobre los ciembre 14 de 1992. diversos temas,
  • 9. MEraDOLOGIA 69 LA CULTURA FRAcnJRAOA h8 aproximaciones descriptivas e interpretativas de lo encontrado contri- Fin,dmente, los inteirogzmtes dentro de cada uno de los grupos de buyen a plasmar una manera de ver al adolescente ya reflexionar so- investigación terminan precisándose. El esfuerzo allí comprometido pue- bre los puntos de partida propios y los elementos aportados por la de resumirse en: . indagación. Aunque no es de interés explícitar esta distinción, es im- • Existencia de conceptos, teorías, concepciones y visiones prelimina- portante reconocer su interacción y liberada de sesgos e interpretacio- res sobre el adolescente y su relación con la institución educativa. nes prejuiciadas . • Establecimiento de un marco general de preguntas y temáticas sus- • Los investigadores empiezan a sentirse identificados con las maneras ceptibles de ser abordadas. de ver, pensar y sentir del joven. En este proceso de identificación, • Exploración de la realidad e intento de poner en suspenso visiones y poco a poco se va sintiendo que el adolescente no es ese ser que se { mira desde afuera y desde. aHí se levantan los cuestionamientos, los concepciones que pudieran predeterminar los rumbos de cada pro- yecto. Esta mirada a la realidad escogida para ser investigada (trabajo Irl' interrogantes y la investigación; por el contrario, es alguien hacia quien de campo) buscó aproximarse a los distintos contextos, familiarizarse el investigador empieza a sentir afecto y con quien establece una rela- con la situación de investigación, dejarse sOl:.prenderpor la realidad, ción que le permite mirarse en el espejo, colocarse en su piel, estar de formular preguntas orientadoras y confrontadas en un diálogo per- su lado en algunas cosas y tomar distancia en otras; es un adolescente manente investigadores-realidad. que no se mira desde fuera, sino desde el interior del investigador, • Intercambio de miradas, de preguntas! de hallazgos! de posibilidades tomando su lugar desde las transformaciones (de visión, de afecto, de de delimitación del objeto, dentro del equipo participante! permitien- relación, de entendimiento) que se realizan en el investigador a medi- do el aporte mutuo y un mayor refinamiento de los cuestionamientos da que trabaja con el adolescente. Es posible encontrar que .losproble- trabajados por cada institución. Este intercambio contó siempre con la mas, ilusiones, visiones y percepciones del joven las tienen también los asesoría y orientación del equipo central de FES3• investigadores; ¿será que ellos también pueden considerarse adoles- • Delimitación, precisión y concreción del problema u objeto de inves- centest. tigación a lo largo de dos años ininterrumpidos de trabajo de campo, • No sólo empiezan a aparecer los intereses de losadolescentes investi- acompañado de búsqueda de significado de los hallazgos y de in ter- gados sino también a revelarse, a través de los énfasis en los temas y cambio permanente de los avances. las preguntas del estudio,l<?si!1t~r~ses de los investigadores. Este he- / L En otras palabras, no se parte de un problema delimitado y preciso des- eho permite afirmar que logra establecerse entre los investigados yel ~elación interesada que el objeto de investigación se construye en esa¡ de el inicio de la investigación sino que éste se va configurando a lo largo Investigador. El énfasis .revela lo que aparece como más importante() del proceso indagativo, en un diálogo permanente conocimiento-realidad. para el adolescente -tal vez porque así es-, pero también el eje o En el camino de definición y delimitación del objeto es importante centro de la:mirada del grupo, lo que el grupo investigador ve. De allí señalar varios puntos: que cada grupo oriente su proceso de acuerdo con variadas preguntas • El investigador se descubre inicialmente, con bastantes estereotipos sobre el joven. La característica común a todos es que se reflejan a sí ( sobre el adolescente. Son necesarias las discusiones, la confrontación mismos en la problemática investigada y analizada. Es, finalmente, la de las maneras de ver al joven,la revisión,q~ l?u.nto~de yista distintos construcción social del investigador en su interacción con la realidad. ( ,{I (literatura, otros investigadores) para intentar despojarse de ideas y ,- .. prejuicios que vicien la mirada del joven. Las'preguntas! las primeras ~ealmente la mayoría de los integ;~ntes de los grupos de i~vestígadores eran tan Joven.es que bien podrían haberse incluido dentro de la población del proyecto. En algunas insti tuciones los mismos jóvenes investigadores daban cuenta de su realidad, 3 Conformado por: Rodriga Parra Sandoval, diree'tor científico; Elsa Castañeda y Mart- constituyéndose también en investigados o en enlaces claves con los jóvel1.~s investi- ha Luz Parodio coordinadoras generales y asesoras del proyecto; Francisco Cajiao, ~~ . responsable del estudio ante FES, y Jorge León Múnera, asistente administrativo.
  • 10. ~1 70 LA CULTURA FRACTURADA !vi E:TQDOLeG¡A t} 7'1 • Los registros que desde el primer momento empezaron a recolectarse energía en aspectos qu,e no requieren atención para el estudio; se ob- y la discusión e'h torno a ello~.posibilttan, poco a poco, la construcción viii también la recolección de información amplia y general, muchas del objeto de investigación. Como ya se señaló, es fin objeto que se veces de difícil ubicación. Cuando la problemática de investigación hil construye a lo largo del proceso, en permanente diálogo con el dato, sido explorada, cuando hay un conocimiento acumulado de partida, con la teoría, con otros investigadores que están trabajando lo mismo o de manera similar la realidad educativa. ' es posible y necesario precisar y delimitar las preguntas. La literatura sobre el tema lo expresa de la siguiente forma: Hoy, finalizado el estudio, emerge una pregunta relevante sobre el "No hay una regla única universal que determine hasta qué punto se pue- objeto de estudio en investigación etnográ fica: ¿Cómo plantear el proble- de elaborar el problema de investigación antes de empezar el trabajo de }¡ ,," ',1' ma de investigación? Su resolución está en l~ manera comoennvestiga- campo. Explorar los componentes e implicaciones de un problema pr~li- dar resuelve la siguiente tensión: minar general con ayuda de la lectura de la literatura pertinente dispo- nible es un primer paso necesario. (oo.) • Definido ampliamente e ir a trabajo de campo a observado todo, con El objetivo de la f;ase anterior al trabajo de campo y la de los primeros .la"idea <:le perder detalle, de recoger 10 que, por natural y cotidiano, no intentos por conseguir info.rmación es convertir los problemas prelimi- no se depara en ello, e ir, poco a poco, conociendo la realidad y preci- nares enun cuerpo de cuestiones a partir del cual se puedan extraer res- puestás teóricas, ya consistan éstas en una descripción narrativa de tina sando las preguntas, igual que ocurrió enAtlántída, tal y como se ha señalado. Hacerlo de esta manera aporta un aprendizaje valioso en secuendade hechos, .en un relato generalizado de las perspectÍvas y ~' ! prácticas de un grupo particular de actores o én Eormulaciones teóricas ,;. ~! cuanto a la mirada a la realidad, la construcción que se va haciendo de más abstractas. Sin embargo, en este proceso los problemas originales ella, el despojo paulatino de los conceptos previos, la precisióricon- son transformados o incluso completamente abandonados en bvor de ,,' ceptual, la manera de seguir mirando la realidad con preguntas más otros6• , ""i precisas. En otras palabras, el desconocimiento de la problemática y la primera incursión por la investigación etnográfica se benefician con En resumen, como proyecto de investigación, la búsqueda se orientó L¡ "", esta alternativa de definición de objeto, así: a rescatar la voz del adolescente con la intención de presentar su visión, ",1 concepción, decir y sentir del mundo en que vive, en relación con la escue- Aunque los observadores participantes tienen una metodología y tal vez la. En un inicio y como punto de partida las preguntas de investigación algunos intereses investigativos generales, los rasgos específicos de su eran de corte general y exploratorio; con ellas se empezó la documenta- enfoque evolucionan a medida que op"eran. ción de la realidad, para, poco a poco, ir perfilando y precisando los in- Hasta que no entramos en el campo, no sabemos qué preguntas hacer ni terrogantes claves en cada una de las instituciones. Así; paso a paso, lo cómo hacerlas. En otras palabras, la imagen preconcebida que tenemos fueron demandando las necesidades y conocimientos del momento. de la gente que intentamos estudiar puede ser ingenua, engañosa o com- pletamente falsa. la mayor parte de iosobservadores participantes trata de entrar en el campo sin hipótesis o preconceptos específicos5. LA TEORIA y SU PAPEL EN LA INVESTIGACION • ~:t:_arabajo de call1Po con unas preguntas muy concretas, con un ob- t En investigación etnográfica, una de las tensiones importantes y sobre la jeto preciso y delimitado, a partir de un marco teórico prevIo o de cual no existe acuerdo tiene q-le ver con la teoría, su papel y el momento estudios ya realizados o de conocimiento existente; ello perrdte se- de hacerla útil para la construcción del objeto. guir el desarrollo de eventos con relación a las preguntas de investi- Tradicionalmente, la teoría es el marco desde el cual se trabaja el ob- gación y, posiblemente, focalizar la mirada sin pérdida de tiempo y je_t,o; obre ella se levanta el diseño metodológico de investigación, y se s '. ~ 5 S.J. TayIor y R. Bogdan, introducción a los métodos Cllalitlltivos de investigación. La bús- 6 Martyn Hammersley y Paul Atkinson. Etnografía. Métodos de illvesligacióll, Barcdona, queda de significados, Barcelona, Ediciones Paidós, 1992, pp. 31-32. Ediciones Paidós, 1994, pp. 46-47.
  • 11. 72 orienta y guía el análisis, permitiendo constatar o LA CULTURA FRACllJRADA T f ¡ t' METODOLCGlA ción y elaboración conceptual, sin la escogencía de un hilo conductor del 73 tesis en ella contenidas. análisis, no es posible señalar una búsqueda teórica. Esta viene a ampliar En general, y como primer punto, la etnografía no busca -comprobar "cham hipót,,¡, O .¡ ya apoyar las comprensiones del investigador y su intento de creación de hipótesis. Su intención es elaborar explicaciones nuevas a partir de los explicaciones. hallazgos, intentando superar lo que hasta el momento se ha sostenido, Durante el desarrollo del proyecto la teorí~ fue I11ásvaliosa y perti- aventurando hipótesis, ensayando nuevas comprensiones. nente...cuando ya se tenía una primera estructuración concatenada de los En segundo término, más que un encuadre, la teoría posibilita abrir hallaz~os de la investigación; allÍ¡ ella entró a respo~der preguntas e inte- ínterrogantes, saber qué se ha dicho hasta el momento, tener puntos de rrogantes conqretos. Aquella teoría a la que se acudió cuando se inició el referencia para la información, leer los datos a través suyo. Pero no es una proyecto de investigación arrojó información en el mejor de los casos pero recolección de información para ajustada a las categorías teóricas previas en otros se perdió en el tiempo'JlliesJeet:.s.i~p..!:eguntas proria~, buscando sino una construcción de categorías a partir de la información recolec- que un tex:to aporte a:su respuesta, es como no leer; permite acumular tada. información, repetir la posición de un autor o corriente, pero no asumir El desacuerdo planteado se traduce en la siguiente oposición: ¿se li- ni apropiar para sí esos contenidos. mita el análisis a confirmar un conjunto de tesis o hipótesis inscritas e.n Así, en Atlántida, l~r~,¿,!~i_óne literatura sobre el tema se llevó a cabo d una teoría o se propende a una construcción teóricq, que salga de los datos ~n diferentes momentos, de~c:tierdo con las necesidades e intereses de los y sus relaciones? Este dilema revela la oposición ~xistente entre constata- (ÚS~~9Sgrupos investigadores, convirtiéndose en un esfuerzo creativq y ción o comprobación de conocimiento y creaciÓJ1del1nismo. enriquecedor, No tuvo como objetivo construir un marco teórico sino com- Atlántida se inició sin definiciones teóricas previas. Hacerla habría im- pJementar;ampliar, darle ~entido o iluminar la información recolectada plicado trabajar desde diferentes perspectivas la manera de entender y tratar al adolescente, para desde allí, desde alguna de ellas, asumir el ob~ por ejercicio de erl1dicióncon sentido en sí misméj.,§ino p9.~, ~ cap?ddad s jeto de investigación y el análisis: Al no realizarlo de esta máriera fue po- i·Éó~fl?.iH~~d!i:n~sq!ver interrogantes del estuctio. Y de esa manera se d sible explorar al joyen¡ enfrentarse con su reali.dad¡ dejarse ,asombr~r por asumió. ad.ole,scent. y laque la lectura sin preguntas y sin la!mp re.e.l Es muy posible escuela. ~~.teod~_,e. ~X~~~~e.nt(), visibilidad de SOb... e s .. ..oJta.l)~~, nOj' , ella, sin intentar ver a un tipo determinad? de joven bajo la lente 'de la su 9Plicación,$e torne injÍtil. teoría.' . .' . ' ,1: . Existe un'momento del proyecto cuando la lectura teórica empieza a v;> Se reconoce la existencia de ~n conocimiento por'p~rte del investiga- tener más sentido, y "~~~.U~~~li~a~ pr~me!.2ñ.-q.s.~ªnc;l.Q.º-<;YnE;:Ja Gpns- el dor, una forma de ver el mundo, una manera de éntender la problemática b:ucción.rle_un..ensaypL~_on un hilo conductor ycon la elaboración de ",nvestigada; y también se reconoce una dificultad para despojarse de todo i categorías articulada(l hacia ese eje, como primera aproximación de inter- conocimiento, aunque esa no sea la iI)tención pues la miradf del investi- pretación de hallazgos; ello permite recomendar bibliografía pertinente gador pasa por el filtro de lo que él es, de sus ideas y concepciones, para para cada problemática concr~ta y apuntar así a responder interrogantes desde allí seleccionar de la realidad objetos, relaciones, explicaciones y ya más claros en torno a la información recogida. Es este el momento don- ;comprensiones. Sin embargo, un conocimiento previo o un mar~o teó¡:ico de la lectura teórica s~ hace muy relevante y pertinente, no para repetida construido a la luz de los libros y escritos sobreaci?les~encia podría aca- sino para ampliar un marco teórico explicativo que tiene cada grupo de rrear sesgos en el estudio; más bien ser~querir'íii intentilr poner en sus- Sufenómeno de investigación. De esta manera caqa grupo accedió a dife- penso ese conocimiento y dejarse asombrar po.! la realidad, las relaciones J ret;,te 9P9 qe lJi91~()grafia.gueperrr~Uíqrm:iquece.r la est~~~tH!}:l. cOl)cep- y explicaciones que ella iba brindando. " .' , tual desarrollada .....• , ,'" El papel de la teq.l:f?_~S reaJm¡;nte eLd~ ir~trurnento de comprensión En conclusión: para que la teoría cumpla un papel importante, ella ha de la realidad, no el de ajt!~~ede la realidad aella; por tanto, su entrada al 'i'" de ingresar a la investigaciÓ;;ii'Ú'avés de pregW1tas.bien concretas que proyecto se realiza para iluminar una h~ctUraque los investigadores rea,li- amplían la visión del investigador, haciendo de la construcción ~órica un zan sobre los datos; sin una escritura previa, sin esfuerzos de categoriza- ejercicio de 'apropiación y encontrando elementos, relacio!1es, c~tego¡'ías ~':""
  • 12. '1 74 ,LA OJLTURA FRACTURADA .. M¡¡TODO!.GGlA 75 . . , y conceptos iluminadores de la rralidad'1nvestigada. La idea no es super- grupos intencíonah,nente' formados -focales- para una recolección poner marcos conceptuales externos a los del investigadór sino lograr que más puntual y tematizada de algunos datos. él apropie e incorpore a sus marcos ideas y conceptos de otros, como saber En A tlán tida las entrevistas de la primera etapa de recolección de in- acumulado. formación (a comienzos del proyecto) son generales, con preguntas muy abiertas y con respuestas/muchas veces, vagas, ambiguas y con- LA RECOLECCION DE lNFORMACION y LOS INSTRUMENTOS tradictorias; en ocasiones llega a ser abundante la información de este tipo recolec~ada en un primer momento. Una segunta etapa de reco- Aunque la etnografía posee sus propios instrumentos de indagación de la lección de información (al año de iniciado el proyecto y después del realidad, Atántida estimuló y propició el uso variado y creativo de técnicas ensayo que ae mencionó) posibilitó un tipo de pregunta más centrada o herramientas para recolectar información. y una intención del investigador de seguir profundizando en la res- El primero y principal instrumento en la investigación etnográfica es puesta, Así; miéntras en el primer momento el investigador puede que- el investigador: su mirada de la realidad, s'u observación, su visión, su dar contento con la primera respuesta del adolescente, en ei segundo comprensión, su recuerdo lo convierten en instrumento inagotable de re- plantea dudas, :vuelve sobre la 'pregunta, solicita profundizar más y cuperación de datos .. ,. pide mayores explicaciones, , . En muchas ocasiones. las. en trevistas muestran respuestas lacónicas Las técnicas de recolección de información usadas fueron las siguientes: del adolescente (sobre todo las de la primera etapa); en otras habla " incansablemente, dando rienda suelta a su espontaneidad y locuaci- • l2!!':!..~~s"deampo, donde los investigadores de Attántida c ibahconsíg~ nando sus observaciones, con apreciaciones, hipótesis, descripciones, '- dad. Otras son.disperSas. También las hay con información de super- ficie, no profunda, y pot supuesto están aquellas que intentan abarcar sentimientos, opiniones y rea'cciones frente a la realidad presE-'ntada. , ¡l' ,. ,·conprofwl<:l.idad una·problemática. Aquí la riqueza es bien grande, Este instrumento permite un registro escrito completo, aetallado.l con- tinuo y permanente del proceso de investigación y de la forma: dé lIe- --- .ParáJasentrevistas " ...•.focales se seleccionaron grupos de adolescentes, .•.• _~- •... _ ... ~ ...•.... .:.':quiertespor alguna particularidad podían responder a ciertas pregun..; varIo a cabo. Aunque el trabajo que demanda es exigente en cuanto a diligencia y disciplina, no puede dejarse de lado pues aSí misrn6 apor- tas, podfantesolver dertos interrogantes 'o focos de atención.. ta un. material informativo muy importante para contextualizar los Las enh'eviStas, por su carácter, permiten expresar espontáneamente datos, ampliarlos, comprenderlos y explicados. Mientras más rápido un pensamiento, sentimiento o concepción; sin embargo, dependen se consigne el evento después de sucedido, mejor, pues hay menos de hi habilidad del investigador para canalizada, conducida y llevarla intervención de la memoria y, por tanto, menos distorsión de la infor- a término, consiguiendo información importante y profunda sobre un mación. El diario de campo no lleva un registro selectivo de informa- tema, Se requiere bastante entrenamiento para ello. Saber preguntar es casi un arte .. ción én un inicio: se parte de considerar que todo es importante, pues hasta el detalle más simple puede ser de gran importancia para la in- Entre la~_~~~él~io~e~ pueden contarse: preguntas que dirigen la res- vestigaciórt. A medida que el objéto se va precisando, entonces tam- puesta, respuestas que no se indagan más y quedan sin explicación , ;. .. 'bién la información registrada va siendo más selectiva. .suficiente, cambios bruscos de temas que quedan sin concluir y redon- f(~' 1;. ¡,,~ • Entrevistas, Por una parte, semiestructuradas para conseguir datos dear, preg~aserevadasé'lncomprensibles para los jóvenes, pregun- (',1"" ~~, ' tas que~olli¿¡:ari el supuesto de-qUe fodos entenderíán 10 mismo por ,", ~:-. :}. 'más focaliza dos sobre aspectosconcrefosque se querían indagar; por otra parte, entrevistas I'!.(B~s.i.t:ucturadas permitían explorar temá- que aquello preguntado. ticas y seguir el hilo posibilitado por las realidades particulares de Por ejemplo, una pregunta como: ¿Aquí en l~in~titución se crea cQXO- cada adolescente; finalmente, er.!.!!evistasclí:~li.cas para abordar en pro- ..ci~.~l1.tº .9..se repi te?, origina resp~~tas qtie no permiten aclarar qué fundidad realidades psicológicas s·úbjetívas. deladol~.scente.Estas entiende el joven por creacjón de conocimiento en oposición a repeti- entrevistas se realizaron, individualmehte, en grupos nahlrales y en ción, implica una oposición valo::tiva, llevándolo a pensar que crear -- ••••~-- ~_""" ·~~_IIlIi ~~ • ---.--------------------- .. ~-.---~-~~ -
  • 13. --............:. .... -l""----'-----------~- 76 LA ClILTURA FRACTURADA MIiTOOOLOGlA 77 es bueno y repetir no;' es tan directa que no permite al joven explayar- se; desde la pregunta se está dirigiendo la respuesta. En fin, contiene mes beneficios a un estudio con esta perspectiva. Interesa destacar muchos, si no todos, de los problemas señalados. aquí cómo son precisamente cierto tipo de profesores --chéveres, pi- • Documentos escritos por los jóvenes, ya sea de su iniciativa o solicita- las, abiertos, con intereses hacia su asignatura y hacia su práctica- dos para los fines de la investigación. En algunas ocasiones los jóvenes quienes permiten a los investigadores acceder a sus clases y ser obser- preferían escribir a hablar, pero en muchas otras sucedía lo contrario. titud. aquellos que más se quisiera mirar, no se ofrecen con esa pron- vados; Se les pedía comunicar por escrito sus maneras de pensar, sentir y reaccionar con relación a variados temas. Se recogían los escritos de la • Obsi.:rvación participante, en la cual el investigador se implicó en la escuela para alguna asignatura, considerados importantes para el situación investigada corno un actor de la misma, entra a formar parte tema. Pero también se recuperaban otros escritos de los jóvenes, de su de! contexto de la investigación. En esta situación el investigador ha . de registrar su propia conducta. libre iniciativa: papeles que se envían, tarjetas y dibujos, cuadernos ~" •• que se llenan con cosas personales, diarios y periódicos. Así se.tuvie- r)~. Biografía:; o historias 'de vida. Aunque no significan ni implican 10 mis- mo, ambas intentan profundizar en la historia existencia! de personas, f, ron en cuenta cuadernos de poemas, agendas, cmsmógrafos,cartele- " ras, periódicos, graffittis, cartas, dibujos y buzones." ~. aportando conocimiento y profundidad sobre problemáticas relevan- tes acerca de la población en estudio. La documentación escrita, sobre todo la solicitada por el investigádor, permite al joven plasmar lo que qtúere más reposadamente, pensar Otras situaciones y eventos aportaron información valiosa: autobio- más lcique va a decir, elaborar con más esmero lo que él piensa; esa "es grafías, charlas informales, talleres organizados con los jóvenes, pelícu- la expectativa del investigador, siendo esto último un límite; no mirar- las, salidas a convivencia, observación de eventos sociales y culturales le la cara al adolescente ni escuchar su tono al hablar ni saber sus én- de la vida escolar como minitecas, encuentros de adolescentes de di- fasis, son carencias del escrito y le introducen limitaciones. Pero ferentes colegios, paseos, izadas de bandera y celebraciones (día del también es un instrumento potente cuando el sujeto investigado quie- para ser del alumno). Muchos maestro, sometidos a análisis. de estos eventos quedaron registrados re comunicarse anónimamente. El medio escrito tolera mucho, aleja de compromisos, despersonaliza la relación con el investigador, y Una segunda etapa de recolección de información tuvo una caracte- cada pu.nto favorece en algunos casos'y limita en otros. ,', ' rística particular: tomó como base la lectura del informe de avance elabo- Por su parte, los escritos espontáneos del adolesc~nte son de una gran riqueza y naturalidad, expresan sus intereses y afectos, buscan comu- ~adopor los estudiantes investigadores. ~_c!(J!~scentes conocieron ese ~~n).~~~ P_~~!1Y.:J;lsi~r.onso~reaportaron elementos. nuevos, profun- él, lJh, {,e...., nicación con sus pares, plasman su emotividad a flo!,de piel. , dizaron I!;.Y.~!1os E~P!?ctosy ¡:orrigieron O negaron otros. Haberlos ot!:º~ Ql Ob~ervaciánna pnrticipmíieyde aula. En cuanto a la primera, el inves- te y enriquecedor de estatodos. en el proceso investigativo fue importan- tetUañ-eñcuenta para manera tigador, constituido en el principal instrumento de recolección de in- formación, estuvo permanentemente en actitud de asombro para El control de la información' recolectada -su credibilidad y fiabili- '. registrar los eventos que se sucedían paso a paso, así come;> carac- las ~9-.:-e llevó a cabo por s dos vías: primero, la observación de más de un terísticas de las situaciones en que se encontraba; el investigador du- hlvestigador.del mismo ev~nto y de esa manera, el sometimiento a la con- /u ((j f';: rante el trabajo de ca¡ppo es un permanenteobs'ervador. Y en 10 que trastación y evaluación del mismo, para tener Una "homogeneidad" en la atañe a la observación de aula, también no p~rticipante, permite la lttirada, esto es, para discutir sobre los desacuerdos en cuanto a lo que se recuperación y registro de lo que suce,de en' las aulas que no es fácil documentar de otras maneras; exige espacigs prolongadQs de tiempO !lleno, a través de diierentes)nstruiñ~ntos.Esto'último podría dar como en el salón de clase para observar alli ¡¡joven en interacción con el resultado tina triangulación de técnicas de recolección de información, maestro y con el conocimiento escolar. La observación es el instrU" ~lU1que se lo propusieron así todos los grupos de datos sobre un fenÓ-1 "o y log'" acuerdos; y segundo, la consecVdón.de investigación. no mento privilegiado en la investigación etnográfica y le reporta enOr" El ideal en la investigación etnográfica es, además de la triangufación ' ~?rnstrumentos de recolección de información, poder contrastar alrede- i
  • 14. .~. 78 LA CULTURA FRACTtlRAOA M¡¡;OOOl.GGlA " ~9: . pretación. De allí el resÚltad~: varios informes finales o ensayas donde cada una de las institueion~s plasma su desarrollo investigativo, donde ) educativos: alumnos, maestros, las percepciones de Ello diferentes confron- dor del mismo suaeso o hecho, padres, directivos. los permite adores : taciones que otorgan al estudio mayores niveles de credibilidad. Pero cada informe bien puede concebirse autónomo de los demás. De la misma además, un suceso debe ser seguido y cuestionado con el sujeto que lo manera, como la información proporcionada por las instituciones, mirada protagoniza para no quedarse en la primera observación y el primer sig- globalmente, es dispareja, pues no se trabaja sobre los mismos temas, se nificado otorgado por el investigador; el seguimiento permite constatar hace difícil la comparación entre las instituciones y la mirada especifica- sus motivaciones, qué se proponía, cómo se sintió, qué reacción esperaba dora por contexto. Sin embargo, el equipo de FES logra esta perspectiva de los demás, cte., aportando también mayor credibilidad, menos sesgos globalizadora al intentar reunir los informes en una perspectiva regional. y subjetividades y más posibilidades de tratamiento de los datos. La pregunta sobre qué instrumentos utilizar para la recolección de investigar es esCog~t;~u:¡uellas..QEequier~Aser il1_~~g_~9.?s; nada serviria de Ci información encuentra sus respuestas en el objeto de investigación y en encontrar norma institución para características intencional de instituciones obs- ' Una una práctica con la selección muy interesantes pero con por r', E v ~ las alternativas para dar las respuestas má,s significativas y fieles a los tácuIos para su acceso. Por otra parte, cuando la renuencia a dejarse inves- , intertogantes de la investigación .. "' . tigar no es total pero se pres~tantropiezos, estos mismos obstá.culos o ) límites constituyen objeto de reflexión y análisis .. ,':' . " Atlántida tampoco dio lugar a generalizaciones; al no trabajar con LA POBLACION ESTUDIADA: UNA ELECCION INTENCIONAL' ,- -, . muestras, representativas de la población los resultados no son generali-) ,1 Las instituciones seleccionadas poseen características diversas: las hay de clase social baja, media, media-baja y alta; mixtas, femeninas y masculinas; zabl~s; la :tnografía no está interesa?a en ~llo. ~~s q~e generaliza: busca ( c/c. particulanzat, encon,trar, desde la dIferenCia,. hlP.otesls nu~vas, te.slS y ar- )) (':~,,_,,1,,_ de carácter oficial y privado; académicas, de enSef.anza diversificada y for- gumentos nUeVtls, para aportar a las generahzaclOnes teóncas eXIstentes. (l.". J;lladoras de maestros; ubicadas en diferentes contextos regionales y socio- ~,. Las instituciones éstudi'ádas de acuerdo con sus características permiten culturales. Algunas gozan de una amplia infraestructura física donde se ~{ más o menos asimilación a las demás existentes en la sociedad. Fue im- alberga a miles de estudiantes o a bastante menos, nUentras otras pueden portante en este sentldo hacer la selección teniendo en cúenta lo que po- considerarse deprivadas a nivel econónUco, hecho que sé revela también --,,- drían llamarse instituciones -normales, no especiales desde ningun punto ~ ..... ,~ .... - ... '. en su edificio escolar. de vista: poblacional, pedagógico (innovativas, pilotos, experimentales, @ Sus Frgerios de selección (l~.rOn-intencienaks;,a partir del interés fUn- X: modelcis, etc.) o cualquier otro. ' :,' damental manifestado por ellas para ser investigadas y partidpar en Atlántida, yde contactos personales y profesionales con ellas, así como de ANALISIS E INTERPRETACION: BUSQUEDA DE NORTE , "W la búsqueda de alguna heterogeneidad en el conjunto de las instituciones: ívLlrt~ Muchos elementos surgen al hablar del análisis. Vamos a intentar relatar- Durante los dos años, la pennanencia en las escúelas fue continua: para la recolección de información hubo una inmersión' cotidiana en la vida los siguiendo el proceso vivido, Vale la pena anotar que este análisis se escolar, asistiendo prácticamente todos los días a las actividades escola- ~1E!.Y..a.ª_~~?_dur.ªDJe,tQ9Q.el procesqde hwestigadón; no es una etapa final; recorre todo el estudio. Así las primeras informaciones recolectadas y el res. Se quería garantizar una mirada sistemática y rigurosa, produCto no trabajo'de campo inicial van acompañados de permanentes interpretacio- del azar de una visita sino de una presencia cotidiana. nes y búsquedas de sentido clarificadoras de los datos y orientadoras de la La manera como se trabajó Atlántida no posibilitó un trabajo homogé- indagación. neo para las instituciones, permitiendo compararlas y especificadas des- Cada registro obtenido es sometido a un proceso de lectura y discu- de los mismos parámetros y preguntas; otorgan informaciones distintas; sión por parte de los investigadores, En una primera lectura se iba colo- es posible encontrar similaridades y una dirección común, pero cada gru- cando a la izquierda del registro el tema al que iba h,!ciendo referencia su po era autónomo en el planteamiento de su práctica investigativa, en la contenido. En las reuniones grupa les se sometía a discusión esta primera elección de problemas o preguntas de investigaCión, en el uso de instru- clasificación del registro. Los temas permiten una mirada del material en mentos de recolección de datos y en la elección de ejes de análisis e inter-
  • 15. -- '. .' "1 • ~; L r: 80 81 MrrODOLOCLA LA llJLTURA FRAcnJRADA l f r/ .~",,:, { .....•. !(. términos de la problemática que se está tocando. Así: relación del joven tradOs, con su argumentación, para así ir encontrando ejes centrales. Cada. con el conocimiento, relación con el maestro, concepción de reglamento [ nuevo registro entraba a ser contrast~do con la hipótesis formulada yasí ¡ escolar, etc., aunque es una mirada bastante aséptica y general. se mantenía o se rechazaba. l1n caso particular o único que niega lo de 'f Posteriormente y a lo largo de relecturasde los registros nos dimos a la construcción de S~~pos más específicos llamadoscatt;gotias. Varios i muchos otros casos merece ate~ción y seguimiento especial, y es tenido ~n cuentá cómo'posible hipótesis nueva por lanzar. temas podían entrar a hacer parte de una categoría, de la misma manera Un segundo mecanismo desfslematización, persistentes lechuas del que un terna podía generar más de una categoría. Esta categorización im- ~. material y sus distintos niveles de clasificación, va dando origen a orde- plicó una toma de posición sobre los datos y sobre los temas así: acepta- namientos conceptuales. Por una parte, esfuerzos de cpnstrl,lcdón rleLpo- ),., dI ción de las normas-rechazo d~ las norm~s; el maestro como potenciador del conocimiento; ausencia de relación afecto y conocimiento, etc. Este trabajo era vertido en cuadros de tres columnas en los que aparecía: ! sible ín~ice g~ lm. trabajo, sustentando cada una de sus partes y, de otro lado, la l:ní.sq1edªd~hm~~áf~r~saglutinadoras y articuladoras de los con- ceptos construidos. ~a metáfora se convierte en una herramienta teórica y conceptual importante para tratar de dar sentido a la interpretación, de Categoría Observaci ones Registro manera articulada y coherente, pero también para intentar contener en t ella la conceptualización llevada a cabo . No es posible explicitar la forma corno emerge una categoría o un con~ cepto ó una metáfora. Es tener los datos en la cabeza, darles muchas vuel- tas, no dejar de pensar en ellos, leer cualquier cosa y hacer vinculaciones Con esta elaboración se iniciaron las articulaciones o vín<::ulosentre con ellos, observar la realidad y articularla con aquello que se'tiene en la c~~~gºrías para dar J~gara,.cqn<::epJos.Estos conceptos em,ergen de la in- cabeza, hasta que, porfiri, sale una palabra, una frase, una metáfora que formación recolectada, de la teoría o de una metáfora; esta última, corno iluIIÚna el contenido. Ella emerge en cualquier momento, a propósito de idea o concepto surgido en cualquier otro espacio -desde la vida cotidia- cualquier evento, y produce una sensación de felicidad pues entra a dar na hasta las diferentes disciplinas- aporta una mirada comprensiva al evento educativo. Un nuevo cuadro entra a servir de instrumento para la sentido y significado a esos datos contenidos en la mente y vida diaria del 1 investigador. Este acto cre.~tivo ~§"!l~acto na!Ural, producto de estar rne- '/ consignación de esta qasificadón: tido en los datos, ñoprocede -con arregío-a:;ingiín orden, sólo es posible Concepto Observaciones Definición decir que de tanto trabájar y·trabajar los datos, de buscarles sentido, llega Registro un momente en que la luz señala caminos aclarando el panorama. De ahí . en adelante lo que resta es eLclesarrollo de ese hallazgo¡ llenarlo con los .. datos, organizarlo conceptualmente, escribir, redactar . ,, Lo expuesto hasta aquí ha implicado ejercicios de interpretación del Este trabajo !}.9fu.eJi:oeat tal y como se presenta aquí. Había vueltas material recolectado sobre el 'joven en la idea de comprender y dotar de al primer nivel de elaboración, revisiones, correcciones, cambios'que per- significado su voz. Del dato a la construcción de los conceptos es el pro- ' manentemente estaban modificando los significados asignados' a los re- y ~~dimiento segu;do ~qlfi~ no al contrario: de una teoría o un concepto a ! gistros. Era además un proceso sometido a la ,,<ii;:;cus.iól} grupa!. lap.~s..queda·d~l dato que 10 llene y le dé contenido. Pero una vez surge el ; - "__ ._0' ."_ , . __ , -- Una vez establecidos los conceptos se realizaba '.:I!~p.~9ueda de hilo .... -- concepto de esa' manera, empieza un ir y venir del concepto a los datos y .conductor .oeje central que vinculara diferentes c;pnceptqs o_que peri::ni~ de éste al concepto hasta lograr definiciCiles.Es una tarea ardua y d~spen- tiera armar una historia. Dos mecanismos contribuyen a esto: el primero, diosa frente a un material volurrunoso que va siendo ·seleccionado en la la elaboración de _~E;J!l:0raI]:cJ.ºS9.p.rotocolo.s-sobre.198. .I~giªtros o sobre medida'en que ~e van logrando precisio~es. Al principio la información parte de ellos o sobre la conceptualización hecha¡ los memorandos se pro- es tanta y tan diférente;· de un nivel tan heterogéneo, que el investigador ponían lanzar hipótesis explicativas y comprensivas delosci"atos'encon- Se angustia( no .sabe qué hacer con eso, duda de su capacidad para hacer
  • 16. .~ 82 LA Oll.1URA fRACTURADA M¡¡roDOLOGIA 8J .' esa lectura, no sabe cómo empfzar ni-por dói1de, se abruma ante esta ser y Strauss, 1967): la recopilación de información está estratégicamente perspectiva. Poco a poco la tenSión va cediendo, se va lIvanzando en la orientada por el desarrollo teórico. La elaboración teórica y la recogida interpretación y va teniendo lugar el ordenamiento de la información. de información están relacionadas dialéctic~ente8. Vale la pena señalar aquÍ cómo a la mitad del proceso (un año), como un alto en el camino, se hizo una primera escritUra organizada, explora- LA ESCRITLiRA U ORGANIZACION DEL INFORME O COMPRENSION FINAL toria y descriptiva, de la información recogida con intentos de interpreta- ción por parte de los investigadores. Esta sistematización fue de gran ayuda Del paso anterior a éste hay una enorme distancia por la dificultad que pues permitió ver los vacíos, los niveles de interpretación y conceptuali- implica la reorganización de la información en un rela to lineal. Tal vez sea zación alcanzados y sugirió caminos de indagaciónl problemáticas por éste otro esp~~io de tensión y angustia del investigador. ¿Qué hacer y díT' seguir trabajando así corno exclusión de otras y, definitivamente, centró dr? ¿Por dónde empezar? ¿Cómo decirlo? ¿De qué manera organizarlo? la recolección de datos en su segunda etapa, a partir de la delimitación de ¿En qué forma fiélrrativa? ¿Quién va a hablar? la problemática por trabajar. No significa esto que la primera conceptua- Pues bien, la angustia sólo va cediendo en,la medida en que la orga- lización permanece, pero sí es orientadora, señala caminos,emuta y pro- nización va apareciendo y la es¡:ritura se materializa. Son momentos de porciona salidas. presión que anteceden á la alegría, goce y satisfacción que da ir logrando un trabajo con sentido y significado. :g,ll1.~lª-z..&oe una metáfora o un hilo d Los autores en materia de trabajo con los datos y de análisis afirman: ~s.llnalivio para el inicio de la escritu-;:~, pe~o ~o'si1fjcie~te para No hay ninguna fórmula simple para identificar temas y desarrollar con- aliviar la angustia del síndrome de la hoja en blanco9• ceptos, pero las sugerencias siguientes pueden poner al lector en la bue- En este ejercido de escritura que plasma finalmente la interpretación na senda: . del material y que entra a mostrar una manera de entender y comprender 1. Lea repetidamente sus datos ... al joven convergen varios puntos: 2. Siga la pista de temas, intuiciones, interpretaciones e ideas ... 3. Busque los temas emergentes .... El relato 4. Elabore tipologías ... o esquemas de clasificación ... 5. Desarrolle conceptos y proposiciones teóricas. El investigador pasa de la i1:tlántida h~!:~e~_él99 y propiciado maneras creativas de presentación de descripción a la interpretación y la teoría a través de conceptos y propo- siciones ... 19s h~géi..~gºs./en ªs~ua~es. dichos hallazgos se desarrollen teóricamente 6. Lea el material bibliográfico ... p~ro también f1.uiday estéticamente. Así, un cuento, U!la.!listo.ría, una obra 7. Desarrolle tlna gula de la historia. A veces es útil desarrollar una línea c!!:,Je3"trº"-.cl ..relato de_tm.!l:~or:rIdo en tren, cartas, o cualquier otra forma guía de la historia para orientar el análisis. La guía de la historia es la narrativa es posibilitada, estimulada y potenciada mientras se logre un desa- hebra analítica que une e integra los principales temas de los datos ..? rrollo teórico y se dé lugar a una comprensión del joven. También se pue- den combinar distintas formas; no hay una exigencia de homogeneidad En etnografía el análisis de la información no es un proceso diferente del aunque sí de rígor. de la investigación. Este comienza en-la fase anterior al trabajo de campo, en la formulación y definición de los problemas de investigación; y se No es solamente escribir bonito, ni repetir lo que sielnpre se ha dicho prolonga durant~ el proceso de redacción del texto. Formalmente, em- de la escuela pero de una manera estéticamente linda, poética o novela da; pieza a tomar forma mediante notas y apuntes analíticos; informalmente tampoco es embellecer el discurso del adolescente, ni limitarse a describir está incorporado a las ideas, intlliciones y conceptos emergentes del etnógra- hermosamente una realidad. No es desestimular el discurso académico, fa. De esta numera, el análisis de la información es paralelo al diseño de la investigación. Esta es la idea central de la "teorización enraizada" (Gla-' 8 Martin Hammersley y Paul Atkinson,op. dI., p. 191. 9 Es una metáfora de Rodriga Parra Sandaval para significar la angustia del escritor 7 S. J. Taylor y R. Bogdan, op. cit., pp. 160-166. frente al vado de una hoja por lI"nar con el material que se tiene en mente. ~~~~~~'S!1!i'i.l2!~·~?8!!!1:'!~"'''''''''''''''''''''''''''''!I!!l!~ - III-''lII-lllIII~_·IIiiIlIBll __ III!!IIl1IIilIII_IIiII.IlI..rDli "" "' •• -_ ••- _
  • 17. 84 LA CUL1lJRA FRACTuRADA r¡ .¡ ME'JODOLeGlA 85 pero sí acabar con esa herencia repetitiva de autores, de textos, de citas, , l- t .: . Dp. una manera mucho más libre'se permite.reescribir el dato, recons- de trabajos que no permiten ver, pensar ni crear. Es hacer converger la interpretación, la comprensión y la explicación de la realidad juvenil y ! f trt¿irl9, J;'~CJ.~ª_do, einventarlo, r de acuerdo con los registros, con las observaciOnes realizadas, con la institución que el investigador tiene escribirlo de manera grata, amena y fluida. e~ su cabeza. De alguna mariera el método de imputación abre camino El estilo de escritura es aigo tan propio que va tomando lugar en el para una interpretación y rec0.r:strucción de muchos datos en un ~()lo t papel de una determinada manera sin que el investigador se lo proponga, pers.onaje o e:,~nto. -- ... La historia y ubicación personal van permitiendo esas maneras de decir y expresar por escrito lo que se piensa, siente y encuentra de una realidad estudiada. I De acuerdo con lo anterior, el dato -objeto pretación, explicación y comprensión- de lectura, análisis, inter- es susceptible de ser manejado de diferente manera segím la opción del investigador. Atlántida no lo ha rea- lizado de un~ ú.T1Íca forma: los informes finales revelan el uso de estas tres I Las voces alternativas de manejo deldatoetnográfico. El escrito exige el reconocimiento explícito de quién habla: ¿el investiga- dor? ¿El adolescente? ¿Es hombre o mujer? ¿Es de un curso u otro? ¿De qué institución? Todas estas variables agregan singularidades a lo dicho y son i ¿Describir? ¿Explicar? ¿Interpretar? ¿Comprender? La elnograña posibilita estos distintos niveles. La descripción aparece como relevantes según l~ que quiera mostrarse o desarrollarse. J¡ una caracterización de la población y sus eventos, un señalamiento de sus Muchas veces se construye un adolescente ideal o tipo, con el método características, elementos y componentes más importantes, un detalle de de imputación: a él se le atribuyen hechos, opiniqnes, eventos y observa- lo que alrededor de un tema puede decirse; es el nivel donde es más fuerte ciones de otros adolescentes, permitiendo así una 'mayor comprensión del la presencia del dato y su apego. a él. La explicación supera la descripción problema que se deseó abordar. al atribuir cansas o antecedentes a la aparición de un fenómeno. Por su parte, la interpretación engloba en un discurso reconstruido y articulado por el investigador lbs hallazgos de la investigación. Finalmente, la com- El dato P!~ns19J.1_ª};lar.Cíi .ll1a,nUradéJ. tQ~alizadora y con sentido del fenómeno J .« b 1 J ( " i!1"~~Eg~qº{. ()~()rgándole signifi.cado desde su propia dinámica, lógic< y y Existen y~riªgª-$.,!TI!t.nl::~~s -e ITfl.tar~l.c.i_'l~O esto es bien importante 9 en el racionalidad ... ' proceso de la interpretación y en la escritura de ~os hall~zgos: . ,--- Como ya se mencionó, al afto de trabajo en Atlántida tuvo lugar el {I • El dato O registro etnográfico apoya la hipótesis o tesis.~onstruida. so- primer decantanúento de la información recuperada y la primera elabo- ración sistemática de un informe que recogía una interpretación coheren- . bre él, y a la manera positiva, lo hace textualmente, tay como fue te, articulada y con significado sobre la realidad investigada. Cada grupo entregado por el ~nformante, sin ninguna alteración. ~~ 'fidelidad al de investigadores, sobre las c;liferentes escuelas; creó alternativas de lec- dato es privilegiada. El dato es el testimonio fiel que apoyaías'aseve- tura teórica del material así como formas creativas de escritura del mis- raciones y explicaciones teóricas que se hagan.' lO mo. Primó eltano deso;iptivo, La ayuda de este material, su discusión, el Desde otra perspectiva es posible hacer modificaciones al registro o señalaIrÚento de sus vados y la apertura de nuevas preguntas a partir de dato, sin que ello implique alteraciones de sentido y significado im- él fueron de inmensa ayuda. Sobre esta base descansa la construcción del portantes. No interesa aquí excluir las muletillas, arreglar los términos informe final. ~ erróneamente usados, presentar el dato cQn conerencia lógica. Ningu- na de estas cuestiones modifica sustantiva,mente el dato, por 10 cual I son permitidas. Así el investigador puede combinar más fácilmente 'í su relato con las palabras del joven expresadas a través del dato flui- " I 1 do, no textual. I ;;::.o;;:,'7-~~~~;'¡.~'='!'L""'_"""""~~~"""' __ ,"-><. ~_~_~_., __ .~~ __ ~ .. ~ ~ .._---
  • 18. aó LA aJLTIlRA PRACTURADA .'. ~- JI , 8; CONCLUSIONES ,.,... - ) A TLANTIDA: ~ROE>UCCION DE CONOCIMIENTO Es importante resaltar aquí el propósito del ensayo: docu~ntar una prác- tica etnográfica mostrando sus caminos teóricos y metodológicos. Práctica POR FUERA DE LAS REGLAS DEL METODO llevada a cabo por muy diversos investigadores: aquéllos con experiencia docente e investigativa y otros con menor h'ayectoria¡ estudiantes para quie- nes la investigación hace parte de su formación en el pregrado o posgrado y aquellos que nunca habían participado en un proceso investigativo teó- rico ni práctico¡ estudiantes de secundaria para quienes las posibilidades Elssy Bonilla-Caslro" de inyestigar estaban lejos de ser alcanzables o siquiera pensables. Este variado, heterogéneo y complejo grupo se torna más diverso pero también más rico si se mira desde una perspectiva disciplinar: psicólogos, sociólo- gos, educadores y jóvenes escolares, compartiendo eso sí una mirada de la escuela desde la visión de los adolescentes. ANTÉCEDENTES y OBJETIVOS A ~ANERA DE INTRODUCClON Para todos fue posible la realización de un proceso investigativo, aun- Elconocimiento de los adolescentes continúa siendo en Colombia una caja que de muy variada manera para cada institución. Fue posible también negra sin pistas paradesentranar su información. El sistema educativo en un acercamiento comprensivo y explicativo de una realidad que plantea- el cual transcurre la vida de una gran mayoría de ellos se desenvuelve a la ba innumerables interrogantes. Estos se respondieron pero se abrieron Ir i,· deriva, reproduciendo los problemas de violencia, marginalidad, desespe- otros, se lograron formular nuevas preguntas, nuevas hipótesis, nuevas ranza y pobre~a en que se encuentra sumida por lo menos la mitac,l. e la d necesidades de estudio. población colombiana. En este contexto, un grupo de investigadores cono- Resultado de todo el proceso son los informes que se están presentan- cedores de la problemática educativa del país decidió salirle al paso al pro- do. Contienen las descripciones, teorizaciones y comprensiones de lps in- blema de estudiar a los adolescentes, buscando empezar a desenmadejar vestigadores pero también 10 que formó parte durante un tiempo de su la trama de incomprensiones, confusiones y desconocimiento que se tiene proyecto de vida, de su existencia, de su crecimiento personal y profe- sobre esta población. sional. Atlántida es un novedoso proyecto de investigación que busca desen- Porque Atlántida no fue un proceso de investigación cualquiera: a la trañar el conocimiento que estudiantes adolescentes tienen de sí mismos, par de la b1.'tsquedade conocimiento estaba la formación dej6venes y es- de sus congéneres y de su entorno familiar, escolar y social. El gran reto tudiantes como investigadores, práctica que poco a poco ingresó en la delproyecto se fincaba en la posibilidad de pasar la voz a los adolescentes vida de muchos de éllos. Encontrar alternativas de enseñar y aprender a y de propiciar que ellos se tornaran en verdaderos investigadores, bus- investigar investigando no es muy común y son esfuerzos que siempre cando ir más allá de la VIsión de los adultos (científica o no), para permitir vale la pena intentar. que los jóvenes, de manera espontánea, pero validada por su propia ex- Sólo resta agradecer a las instituciones y maestros que permitieron periencia, fueran generando y construyendo un conocimiento sobre los abrir su realidad para ser interrogada y documentada por otros; contribu- adolescentes colombianos. yendo así a la búsqueda de una mejor educación, a cuyo fin se dedica la La investigación así concebida hizo necesario que se integramn gru- investigación. pos de estudiantes adolescentes que, con la guía de sus maestros y el li- derazgo del equipo coordinador, iban generando e interpretando la información sobre ellos mismos y sobre otros muchachos y muchachas de Socióloga, Ph.D. en Comunicación de Masas. Decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, Universidad de los Andes. 87

×