Introduccion Al Gobierno Electronico

2,516 views
2,347 views

Published on

silavan Alanis nos presenta una introduccion al gobierno electronico,

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,516
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
72
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Introduccion Al Gobierno Electronico

  1. 1. Gobierno Electrónico Introducción Actualmente podemos ver el impacto social del uso de la tecnología en nuestra vida, es común observar hoy en día, personas de todas las edades navegando en internet, escuchando música en mp3, realizando trámites mediante cajeros automáticos, hablando por teléfono celulares, muchas cosas que compramos tienen códigos de barra, anuncios con promociones de conexión de banda ancha a internet y publicidades donde aparece un nuevo dato a utilizar: una dirección que comienza con “www.” De algún modo, estamos en contacto con nuevos artefactos, nuevos modos de hacer y de comunicarnos, y con nuevas palabras que se van incorporando a nuestro vocabulario. Estos cambios que percibimos en nuestra vida cotidiana se originan, fundamentalmente, en investigación, procesamiento de información, desarrollo de tecnologías y su aplicación a los procesos de producción y distribución de bienes y servicios. A toda esta situación de cambios sociales, económicos, culturales y políticos se le ha dado un nombre: Sociedad de la Información. Entre todos los aparatos que se van incorporado a nuestra cotidianidad, podemos distinguir, por su importancia en la sociedad actual, a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Por TIC entendemos al conjunto de tecnologías que posibilitan el procesamiento de datos (digitales) a través del uso de computadoras, que permiten administrar, almacenar, encontrar, transmitir, proteger y convertir datos en todo momento y en todo lugar. Vivir en la Sociedad de la Información plantea nuevas cuestiones y necesidades. Una persona que no pueda operar fluidamente con estas tecnologías perdería la oportunidad de acceder a una cantidad de redes de comunicación y posibilidades de empleo. En el siglo XXI, utilizar una computadora personal, un procesador de textos, un navegador de Internet serán parte de las competencias básicas requeridas para la inclusión social. Estas nuevas competencias básicas se han agrupado en un conjunto de saberes que se denominan alfabetización digital. Es importante la destreza en el manejo técnico de la tecnología (por ejemplo, saber operar una computadora) pero no es suficiente. Ser alfabetizado en la Sociedad de la Información supone también ser capaz de utilizar las tecnologías de manera eficiente, crítica y ética, y desarrollar habilidades para el manejo de la información. La brecha digital es una expresión que hace referencia a las diferencias entre personas, grupos e incluso países en relación al acceso a las TIC, a la conectividad (computadoras conectadas a Internet) y a su capacidad para utilizarlas de forma eficaz. También se utiliza, en ocasiones, para señalar las diferencias en el acceso a contenidos y recursos digitales de calidad, como la posibilidad de producir los propios contenidos y difundirlos. Considerándola de este modo, la brecha digital puede verse tanto en la disparidad entre los distintos países como en las diferencias al interior de los mismos, diferencias en términos de acceso a las TIC, y también en la capacidad de destinarlas a procesos de desarrollo económico, social, cultural y político. La experiencia indica que disponer de tecnología (computadoras, redes, telecomunicaciones, Internet, etc.) no se traduce automáticamente en mejores oportunidades para el desarrollo general. Para sacar provecho de los beneficios y posibles resultados positivos, se necesita acceso equitativo, uso con sentido y apropiación social de los recursos de las TIC. En este sentido, disminuir la brecha digital es trabajar más allá de la promoción de la alfabetización digital masiva y el uso, por sí mismo, de las tecnologías. Es pensar y llevar a cabo acciones y programas para
  2. 2. lograr beneficios positivos para las comunidades y soluciones concretas a sus problemas reales. El avance de las tecnologías y de las comunicaciones a nivel mundial, la velocidad con la que se realizan distintos tipos de operaciones a través de la utilización de internet en el ámbito privado y las ventajas que todo esto implica; provocan un cambio fundamental en la forma habitual de relacionarse, frente a todo este cambio eminente el Estado, en todos sus niveles, no puede quedar fuera por lo que debe adecuarse a las nuevas tendencias, surgiendo así lo que se ha dado a conocer como “Gobierno Electrónico”. Podemos definir como “Gobierno Electrónico” a la aplicación de la tecnología de la información y comunicación a los procesos y productos de las organizaciones públicas con el objeto de mejorar su calidad y cantidad, disminuyendo sus costos económicos, institucionales y sociales; teniendo como resultado una mayor optimización en su gestión interna, en la oferta de servicios e información y en los sistemas de intercambio e interacción con los ciudadanos y con las organizaciones públicas y privadas. Las tecnologías que se encuentran en la base del gobierno electrónico hacen posible que instituciones y ciudadanos interactúen permanentemente, permitiendo un cambio en la manera en que el gobierno se organiza y sirve a los ciudadanos. Esto hace pensar en cambios en la forma en que están organizados los gobiernos y de los modos en que los ciudadanos participan en la vida política. El gobierno electrónico propone una relación más directa con los ciudadanos, a la vez que aumenta su velocidad de respuesta e incremente su eficiencia y eficacia. Todo ello, con menos recursos financieros, humanos, materiales y sociales. Sin nuevas formas de participación, el Gobierno Electrónico solo sería la informatización de la gestión e implicaría un uso conservador de las tecnologías. Sin mejoras en la eficiencia de los procesos, el Gobierno Electrónico solo implicaría hacer digital lo que se hace en papel. No cabe duda que el gobierno electrónico es una tendencia universal, y si bien es cierto que en países como la Argentina, enfrenta múltiples desafíos del orden cultural, económico y tecnológico, su despliegue es de alguna manera inevitable ya que responde a un fenómeno mayor: la Sociedad de la Información. Escrito por: C.P.N.Silvana Alanis E-Mail: silvana-alanis@hotmail.com

×