Uploaded on

Unidad 9

Unidad 9

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,812
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
32
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. MICROECONOMÍA UNIDAD Nº 9: DEMANDA DEL CONSUMIDOR:
  • 2.
    • 9.1 Efecto Sustitución según Slutsky.
    • 9.2 Teoría de la Preferencia Revelada.
    • 9.3 Números Índices y los Cambios en el Nivel de Vida del Consumidor.
    • 9.4 Teoría de la Utilidad en Condiciones de Incertidumbre.
    • 9.5 Demanda por Características y Curvas de la Demanda Empíricas.
  • 3.
    • 9.1 Definición de la Competencia Monopolística. EL EFECTO SUSTITUCIÓN SEGÚN HICKS Y SLUTSKY
    • El Efecto Sustitución analizado en la unidad 4, se conoce con el nombre de Efecto Hicks. Vamos a analizar ahora el mismo efecto pero según Slutsky. Teniendo en cuenta la gráfica de la Figura 1, vemos que: La línea auxiliar y teórica que se trata como “compensación” al consumidor en su ingreso monetario, se traza de igual manera que en el análisis Hicksiano, sólo que en lugar de hacerla tocar la curva de indiferencia original, se la traza paralela a la nueva razón de precios, pero pasando por el punto de equilibrio original, lo que implica los siguientes razonamientos:
  • 4.
    • La pendiente de la línea original se ha cambiado pero se mantiene constante la capacidad de compra.
    • La nueva pendiente es igual a la que tiene la nueva línea de precios con lo cual es paralela, o sea tiene los mismos precios relativos.
    • Al pasar por la combinación D, se quiere señalar que dicha combinación es asequible dados los precios de las mercancías y el ingreso “ajustado” el gasto total es alcanzable, se tiene capacidad de compra para adquirir la combinación original [al ingreso OA. (P-P´)] , o sea, el monto originalmente comprado de X multiplicado por la diferencia de su precio.
    • Cuando la baja en Px se modifica la línea de los precios con pérdida de pendiente, la combinación óptima debe cambiar a una curva más alta de la indiferencia. La línea teórica auxiliar es tangente a la curva II´ de indiferencia y la combinación teórica de equilibrio es H. Como se ha eliminado toda influencia del cambio en el ingreso, AB es el efecto sustitución.y x GHDIIIIIEI/PyI/P´xFCBAI/PxAB  Efecto Sustitución = DH
    • BC  Efecto Ingreso = HGo
    • Al devolver hipotéticamente al consumidor el “ajuste” teórico realizado, la línea de los precios toma la posición normal que resulta de la disminución en el precio y es tangente a la curva de indiferencia III, indicando que la nueva combinación óptima es la G, en la que OC es el nuevo monto de X, de éste, BC es el efecto ingreso.
  • 5.
    • Figura 1
    y x G H D I I III E I/Py I/P´x F C B A I/Px AB  Efecto Sustitución = DH BC  Efecto Ingreso = HG o
  • 6.
    • El efecto sustitución de un cambio de precio que se definió en la sección 4.11 y se mostró gráficamente en los problemas 4.32 (Fig. 4-28) y 4.33 (Fig. 4-29) se conoce como el efecto sustitución de Hicks. Este difiere del efecto sustitución de Slutsky, el cual mantiene constante el ingreso real al rotar la línea del presupuesto original a través del punto de equilibrio original hasta quedar paralelo con la nueva línea del presupuesto después del cambio de precio. El movimiento desde el punto de equilibrio original hasta el punto donde la línea del presupuesto rotada es tangente a la curva de indiferencia mas alta (que la original) representa el efecto sustitución de Slustky.
  • 7.
    • Ejemplo1. La figura 5-1 es la misma del panel A de la figura 4.28, excepto que se ha añadido la línea del presupuesto K”J”. La línea K”J” pasa por el punto E (el punto de equilibrio original sobre la línea del presupuesto KL antes del cambio de precio), es paralela a la línea del presupuesto KJ (después del cambio de precio) y es tangente a la curva de indiferencia II´ (que es más alta que II). El movimiento desde el punto E hasta el punto H (3X) es el efecto sustitución de Slustky, comparado con el efecto sustitución de Hicks de 2X dado por el movimiento desde E hasta G. Obsérvese que Hicks mantiene constante el ingreso real al conservar al consumidor en la curva de indiferencia original II. Por su parte, Slutsky mantiene constante el ingreso real en el sentido de que el consumidor podría comprar la canasta original de X y Y dada por el punto E. Sin embargo, el consumidor se moverá al punto H sobre la curva de indiferencia más alta II´, de modo que el efecto sustitución de Slutsky excede el efecto sustitución de Hicks. Por lo general, se prefiere la medida de Slutsky a la de Hicks, debido a que se basa en precios y cantidades observables. La curva de la demanda de Slutsky (que muestra solo el efecto de sustitución de Slutsky) es más elástica que la curva de la demanda de Hicks, y ambas son menos elásticas que la curva de la demanda normal que muestra los efectos sustitución e ingresos (véase el Problema 5.1).
  • 8.  
  • 9.
    • 9.2 Teoría de la Preferencia Revelada.
    • En esta sección realizaremos un estudio a la inversa del análisis de la conducta del consumidor realizado en el capítulo anterior. Hasta ahora fueron punto de partida las preferencias del consumidor (su mapa de indiferencia), al que sobrepusimos su capacidad de compra (la línea de los precios) para determinar la combinación óptima que podría alcanzar con esos elementos.
    • El estudio de las preferencias reveladas plantea el enfoque de diferente manera. Dado el ingreso y los precios de las mercancías, observando la actitud, las elecciones del consumidor, se pretende conocer las preferencias; esto es, a la luz de la elección del consumidor deducir su mapa de indiferencia.
    • Antes de iniciar el razonamiento de este enfoque, puntualicemos las hipótesis y puntos de apoyo del mismo:
  • 10.
    • Los bienes en estudio son competitivos y sus combinaciones se expresan en curvas de indiferencias normales, esto es, convexas en relación con el origen. Quedan fuera de estudio los mapas de indiferencia especiales o excepcionales.
    • El consumidor es consecuente en todo momento con los supuestos siguientes:
      • Más es preferible a menos; b) el consumidor tiene capacidad para deducir expresar sus preferencias; c) el consumidor es consecuente en sus preferencias; d) el análisis es reflexivo; e) el consumidor conoce cualitativa y cuantitativamente los medios de satisfacción.
    • Aún cuando no se conocen las preferencias del consumidor y cualesquiera que ellas sean, durante el estudio se las considera constantes, es decir, el mapa de la indiferencia permanece sin cambio, no obstante que se supongan modificaciones en los precios y en el ingreso.
    • Que puesto a elegir entre dos combinaciones de bienes, si el consumidor elige una de ellas cuando tiene capacidad económica para adquirir cualquiera de las dos, es que prefiere la escogida.
    • Cuando se considera la hipótesis anterior resulta muy poco revelador o descriptivo el nombre de preferencias reveladas a este análisis, ya que al pronunciarse por una combinación en lugar de otra, en realidad está eligiendo, escoge, selecciona, más que preferencias son “elecciones”.
  • 11.
    • Las combinaciones expresadas por lo puntos A y B en la Figura 2 son susceptibles de ser compradas por el consumidor.
    • En la primera gasta todo su ingreso, y con B le sobra parte de ese ingreso. No obstante que ambas combinaciones pueden ser compradas por el consumidor, al elegir debe optar por la combinación A si es consecuente y con la cual además maximiza su satisfacción como consumidor. Cuando elige la combinación óptima (A) es cuando esta teoría se expresa que A es reveladamente preferida a B.
    • Respecto a todas las combinaciones localizadas debajo de la línea de los precios puede decirse lo mismo A es reveladamente preferida a cualquiera de ellas, porque, aunque dispone de ingreso suficiente y aún puede tener ahorros, la preferida es A (debería decirse elegida, seleccionada) en tanto que las otras son rechazadas.
    • En lo referente a las combinaciones localizadas arriba de la línea de los precios, intuitivamente se afirma que una combinación que contenga más de cualquiera de los dos bienes o de los dos es más satisfactoria para el consumidor y compraría si se lo permite su ingreso y los precios de ambas mercancías.
  • 12. I/Py I/Px A B Bien x Bien y A es relevadamente preferida a B
  • 13.
    • I/PyI/PxABBien x Bien yxy o
    • En la Figura 3, se expresa gráficamente lo anterior A es la combinación óptima dado su ingreso y los precios de X e Y. Si a partir de ese punto se traza una línea vertical paralela al eje de las ordenadas , y una horizontal paralela al delas abscisas, se delimita un área integrada con combinaciones que contendrán más de los dos bienes o de uno de los bienes y que, cualquiera de ellas, B por ejemplo es reveladamente preferida sobre A; si el consumidor elige A es porque la puede comprar, ya que ninguna de las combinaciones del área sombreada son asequibles dado su ingreso y los precios de los bienes.
  • 14. I/Py I/Px A B Bien x Bien y x y o
  • 15.
    • Veamos ahora la Figura 4 en la que se han presentado dos líneas de los precios y cinco combinaciones para deducir la actitud del consumidor. La combinación A es reveladamente preferida de manera directa a B y C (ver análisis de la figura 2), ya que ambas se encuentran en el área que se forma debajo de la restricción presupuestal derivada del ingreso I y los precios Px y Py.
    • Si estos elementos se modificaran de tal manera que se tuviera por ejemplo una línea del presupuesto como I´/P´y, I´/P´x y que con propósitos ilustrativos se ha hecho cruzar por C, puede asegurarse que indirectamente A es reveladamente preferida a E y D. Es posible hacer un razonamiento semejante al siguiente: A es de manera directa reveladamente preferida a cualquier otra combinación sobre o por debajo de la línea de los precios; solamente seria reveladamente preferida sobre A cualquier combinación localizada en el área sombreada arriba y a la derecha de A en la figura 3; las combinaciones D y E de la figura 4 tienen más unidades de X pero menos de Y y difícilmente serán preferidas sobre A si antes se ha indicado que ésta es la combinación óptima.
  • 16.
    • El Oligopolio Diferenciado incluye muchos productos manufacturados y otros; por ejemplo, vehículos de motor, detergentes, discos y los servicios de las compañías aéreas. Los proveedores poseen control sobre su propio precio, pero, debido a la interdependencia, prefieren una rigidez en los precios (o unos acuerdos) antes que la guerra de precios. La competencia tiende adoptar la forma de la diferenciación (marcas) de campañas publicitarias.
    • La característica básica del oligopolio es la interdependencia de las acciones de los participantes. Por esta razón es muy probable que las empresas oligopolistas, a la hora de tomar decisiones, tengan en cuenta la reacción previsible de sus rivales, dando lugar a comportamientos estratégicos.
    • Vamos a concentrar nuestra atención en dos grupos de teorías sobre el oligopolio. Primero analizaremos algunas soluciones clásicas al problema del duopolio, suponiendo que las empresas actúan independientemente aún cuando sean interdependientes en el mercado. Luego analizaremos algunas soluciones teóricas del mercado, teniendo en cuenta la característica fundamental del mercado de oligopolio, cual es la interdependencia.
  • 17.
    • Con base en los razonamientos anteriores y dado el ingreso y los precios de Y y de X, y puesto que directa e indirectamente A es reveladamente preferida a todas las otras combinaciones, por A debe pasar una curva de indiferencia del consumidor reveladora de sus preferencias, cualquiera que sea el grado de crecimiento de la TMS, esto es, cualquiera que sea la forma de esa curva pero siempre convexa al origen.
    • Mediante un ejercicio se puede mostrar cómo a partir de la preferencia revelada de A sobre las otras combinaciones se deducen las preferencias del consumidor que se expresan en el mapa de indiferencia.
  • 18. I/Py I’/Px Bien x Bien y A es relevadamente preferida a B y C directa e indirectamente a E y D I’/Py I/Px x y A B C E D
  • 19.
    • Para formar la Figura 5 se han tomado elementos de las figuras anteriores y se han representado tres posibles curvas de indiferencias. Ahí se confirma que la conducta observada en el consumidor, de revelar directa e indirectamente su preferencia por la combinación A sobre las indicadas por los puntos B, C, D, y E, es la selección óptima. Su conducta intuitiva corresponde a la mejor conducta teórica.
    Bien y Bien x A B C E II I III Derivación de Posible curvas de Indiferencia a partir de la conducta del consumidor
  • 20.
    • Solo resta acercarnos un poco a las combinaciones reveladamente preferidas a A, mediante modificaciones en precios e ingresos y nuevas líneas de los precios por arriba de la original en que se encuentra A. Para tal fin sirve la Figura 6. Supóngase que con la primera de las modificaciones de la línea de los precios cambia a la II, y que en esas condiciones el consumidor revela preferir a la combinación B sobre la A. Revela la preferencia de B sobre A por el hecho de ser una combinación superior a A, sin que ello se interprete que en su nueva situación objetiva B sea la combinación óptima. En esas condiciones el área que originalmente delimitamos arriba y a la derecha de A se amplia de manera irregular hacia B.
    • Si con la segunda modificación en los elementos objetivos la línea de los precios fuera como la III, el consumidor podría revelar que prefiere a la combinación C sobre la B y la A (puesto que es consecuente), por razones semejantes a las anteriores, también la superficie original se ampliará hacia C. De manera similar con una línea de los precios IV podría revelarse la preferencia de D sobre C, B, y A y, con la línea de presupuesto V de E sobre las demás y así sucesivamente de tal manera que el área de combinaciones en que se revelarían preferencias sobre la combinación original A se ampliaría como lo muestra el área acotada de la figura 6 ¿Y que hay de la curva de indiferencia según esta teoría?; ¿En dónde se localizaría y que forma tendría dicha curva?.
  • 21.
    • La curva de indiferencia quedaría entre las combinaciones rechazadas por preferir la combinación A y todas aquellas combinaciones preferidas reveladamente sobre A . En los términos de la figura 6 la curva de indiferencia se localizaría entre el área sombreada debajo de la línea de los precios I y la figura irregular acotada arriba de A. Seria algo así como la frontera entre mejores y peores combinaciones en relación con A.
  • 22. Bien x Bien y D B A C E x y I II III IV V ¿ Donde se localiza y como es la curva de Indiferencia?
  • 23.
    • Hasta ahora se ha supuesto que las curvas de indiferencia se derivaban al pedirle al consumidor que seleccionara entre todas las posibles canastas o combinaciones de artículos. Sin embargo, con frecuencia los consumidores no pueden dar, o no darán, respuestas confiables a las preguntas directas sobre sus preferencias. De acuerdo con la teoría de la preferencia revelada se pueden deducir las preferencias de un consumidor (y derivar su curva de indiferencia) a partir de un numero suficiente de elecciones o compras observadas en el mercado sin necesidad alguna de averiguar en forma directa las preferencias del individuo. Por ejemplo, si se observa que un consumidor compra la canasta A en lugar de la B, y que A no es más barata que B, entonces para este consumidor A tiene que ser superior a B.
  • 24.
    • La teoría de la preferencia revelada se apoya en los siguiente supuestos:
    • Los gustos del individuo no cambian durante el periodo considerado.
    • Existe consistencia; es decir, si se observa que el consumidor prefiere la canasta A a la canasta B, entonces este consumidor nunca cambiara la B por la A.
    • Existe transitividad; es decir, si A se prefiere por B y B por C, entonces A se prefiere por C.
    • Por último, se puede inducir al consumidor a comprar cualquier canasta de bienes si su precio es lo suficientemente atractivo.
  • 25.
    • Ejemplo 2. La figura 5-2 muestra como puede derivarse la curva de indiferencia de un consumidor a partir de la preferencia revelada. Suponga que se observa que el consumidor se encuentra en el punto A de la línea de presupuesto NN (la misma del punto E sobre KL en la Fig.5-1). Entonces, A se prefiere en cualquier punto o por debajo de NN. Por otra parte, los puntos por encima y/o a la derecha de A son superiores a A puesto que incluyen más de X y/o Y. Por lo tanto, la curva de indiferencia del consumidor tiene que encontrarse por encima de NN, excepto en el punto A donde es tangente a NN, y a la izquierda y por debajo del área sombreada LAM. Una curva de este tipo debe tener pendiente negativa y ser convexa respecto al origen. Para ubicar con más precisión la curva de indiferencia, se puede descartar la zona de ignorancia inferior, al demostrar que puede inducirse al consumidor a comprar la canasta B sobre NN si Px/Py baja lo suficiente, por ejemplo, hasta PP. Entonces, cada punto sobre PP es inferior a B, que a su vez es inferior a A. Así, se ha eliminado el área NPB de la zona de ignorancia inferior. Por otra parte, la línea del presupuesto S´S´ a través del punto A muestra el mismo ingreso real que el punto A, pero dado Px/Py es más alto que en el punto A, el consumidor comprara menos X y más Y, como en el punto G. Entonces, todas las canastas en el área sombreada por encima y a la derecha de G se prefieren sobre G, el cual se prefiere por A. Por lo tanto, se ha eliminado parte de la zona de ignorancia superior. Estos procesos se pueden repetir cualquier número de veces, de modo que la ubicación de la curva de indiferencia se puede identificar con más precisión (véanse los problemas 5.3 y 5.4). Aunque no es muy practica para derivar realmente una curva de indiferencia, la teoría de la preferencia revelada se puede utilizar para derivar con facilidad una curva de la demanda sin curvas de indiferencia (véase el Problema 5.5.).
  • 26.  
  • 27.
    • 9.3 Números Índices y los Cambios en el Nivel de Vida del Consumidor.
    • Cuando se trata de evaluar el bienestar del consumidor, pocas cuestiones son mas sensibles desde el punto de vista político que la medición de las variaciones del coste de vida. Una de las razones se halla en que hay enormes recursos ligados por medio de una fórmula a nuestros indicadores de inflación. Por ejemplo, tanto las prestaciones de la seguridad social como muchas pensiones privadas están indicadas con respecto al Índice de Precios al Consumidor. La controversia política existe porque no hay ningún método sencillo e inequívoco para medir las variaciones del costo de vida. La dificultad reside no sólo en que consumimos muchos tipos distintos de bienes, aunque sea una parte del problema, pues incluso aunque la persona consumiera miles de bienes diferentes al año, sería fácil medir la inflación si todos los precios subieran exactamente en la misma proporción. Por ejemplo, si todos subieran exactamente un 3,92%, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que el costo de vida ha subido exactamente un 3,92%.
    • El verdadero problema, que se manifiesta en toda su plenitud incluso cuando sólo hay dos bienes diferentes, estriba en que los precios de los distintos bienes normalmente no varían todos ellos en la misma proporción, lo que nos lleva a preguntarnos cómo podemos agregar las diferentes tasas de aumento para llegar a un único indicador de la variación del costo de vida.
  • 28.
    • Un consumidor se encuentra en mejor situación en el periodo 1 que en un periodo base si sus gastos o ingresos totales en el periodo 1 exceden el costo de la canasta de bienes del periodo base en función de los precios del periodo 1. Es decir, si
    • P1x X1 + P1y Y1 > P1x X0 +P1y Y0
    • ó
    •  P1 q1 >  P1 q0
    • dónde P se refiere al precio, q a la cantidad, los superíndices 1 y 0 se refieren al periodo 1 y al periodo base, respectivamente, mientras que  se refiere a “la suma de”. Utilizando el mismo razonamiento el consumidor se encuentra en mejor situación en el periodo base si
    •  P0 q0 >  P0 q1 .
  • 29.
    • Sus gastos o ingresos totales en el periodo base exceden el costo de la canasta de bienes del periodo 1 en función de los precios del periodo base.
    • Esto se debe a que la canasta del periodo 1 de X de Y estaba disponible en el periodo base pero no se seleccionó.
    • Al dividir ambos lados de la desigualdad anterior para un aumento en el nivel de vida entre  P° q° se obtiene
    •  P1 q1 >  P1 q 0
    •  P0 q0  P0 q 0
  • 30.
    • donde ℰ es el índice de gastos o índice divisa (el índice perfecto del costo de vida), que mide la razón (relación) de los gastos del periodo 1 con los gastos del periodo base, el problema de este índice se halla en que para elaborarlo incluso en el caso de un único consumidor, es necesario conocer tanto la forma de la curva de indiferencia inicial como su localización, lo cual es difícil.
    • Al no poder elaborar un índice perfecto, veremos otros métodos imperfectos.
    • Vemos entonces el índice: ℒ que es el índice de precios Laspeyres, que mide el costo de las cantidades del periodo base en el periodo 1 en relación con los precios del periodo base. Mide el aumento de los gastos necesarios para obtener, no el mismo nivel de satisfacción que en el año base, sino uno mayor. Por lo tanto, si ℰ>ℒ, aumento el nivel de vida del consumidor.
    • Por otra parte, al dividir ambos lados de la desigualdad para una disminución del nivel de vida entre  P1 q1, se obtiene
    •  P0 q0 >  P0 q1
    •  P1 q1  P1 q1
    • 1 > 1
    • ℰ P
  • 31.
    • donde P es el índice de precios de Paasche, que mide el costo de comprar cantidades del periodo 1 a los precios del periodo 1 en relación con los precios del periodo base. Se basa en una comparación del costo de comprar la cesta del año actual a los diferentes precios.
    • Por consiguiente, si ℰ>ℒ y ℰ>P , aumento el nivel de vida del consumidor; si ℰ<ℒ y ℰ<P , disminuyo; y si P >ℰ>ℒ o ℒ>ℰ>P, no se puede decir si aumento, disminuyo, o permaneció igual.
    • ¿Hasta qué punto son graves los errores de los Índices de Paasche y Laspeyres?: La respuesta depende del grado en que varíen los precios relativos durante el período en cuestión y del grado en que los consumidores sustituyan unos bienes por otros cuando varíen los precios relativos. Si los precios relativos no experimentan grandes variaciones, o si las posibilidades de sustitución son reducidas, ambos índices son razonablemente precisos.
  • 32.
    • Ejemplo 3. Utilizando los datos de la tabla 5.1,
    Se encuentra que ℰ =  P1 q1 = P1x X1 + P1y Y1 = ($4)(5)+($5)(7) = $55 ≅ 1.83  P0 q0 P0x X0 + P0y Y0 ($2)(3)+($4)(6) $30 ℒ =  P1 q0 = P1x X0 + P1y Y0 = ($4)(3)+($5)(6) = $42 ≅ 1.40  P0 q0 $30 $30 $30 P =  P1 q1 = $55 = $55 = $55 ≅ 1.45  P0q1 P0x X1 + P0y Y1 ($2)(5)+($4)(7) $38 4 5 5 7 1 $2 3 $4 6 0 (base) Px X Py Y Periodo
  • 33.
    • Puesto que ℰ >ℒ y ℰ >P , aumento el nivel de vida. El índice Laspeyres (ℒ)da un sesgo ascendente del aumento en el costo de vida. El índice Paasche (P) da un sesgo descendente. Debido a que ℒ usa cantidades del periodo base, se dispone de ℒ antes que de P . El índice de precios al consumidor (IPC), que publica cada mes el Bureau of Labor Statistics, es un índice ℒ para una familia urbana “típica”de cuatro personas.
    • El IPC mide el cambio en el poder adquisitivo de la moneda y se usa para ajustes por la inflación en contratos de salarios, pensiones, pagos de seguridad social, etc. Se supone que los gustos del consumidor y la calidad del producto permanecen constantes. Otros índices de precios son el índice de precios al mayoreo (IPM) y el deflactor del PNB.
  • 34.
    • 9.4 Teoría de la Utilidad en Condiciones de Incertidumbre.
    • La teoría económica tradicional supuso, implícitamente un mundo sin riesgo. Sin embargo en casi todas las elecciones hay un elevado grado de incertidumbre. La elección de la universidad en la que vamos a estudiar, de la persona con que vamos a casarnos, de la ocupación que vamos a ejercer, e incluso de la película que vamos a ver, en todos estos casos es probable que la alternativa tenga importantes características inciertas en el momento de la elección. A veces tenemos que elegir entre dos opciones que entrañan el mismo riesgo, (por ejemplo, entre dos citas con dos personas a la que no conocemos); otras, tenemos que elegir entre una opción arriesgada y una relativamente segura (por ejemplo, entre ir a estudiar a otra universidad o quedarnos donde estamos.)
    • Las decisiones económicas que se toman en condiciones de incertidumbre son esencialmente juegos. Tenemos diversas ideas intuitivas sobre lo que hace que un juego sea atractivo, y muchas de estas ideas son válidas en el mundo de las elecciones económicas. Consideremos a modo de ilustración, las siguientes series de juegos consistentes en lanzar al aire una moneda equilibrada.
  • 35.
    • Juego1: Si sale cara, se ganan $100; si sale cruz se pierden $0,50.
    • Este juego es improbable que se ofrezca en un casino que pretenda ganar dinero. La cantidad que se gana si sale cara es de 200 veces superior a la que se pierde si sale cruz, y hay las mismas posibilidades de que salga cualquiera de los dos resultados. Solo las personas cuya fe religiosa les impida jugar considerarían la posibilidad de rechazar este juego e incluso en su caso, sería difícil la elección (por ejemplo podrían pensar que lo mejor es participar del juego y donar el dinero obtenido a una benéfica).
    • Juego2: Si sale cara, se ganan $200; si sale cruz se pierden $100.
    • Al ser la cantidad que se obtiene si sale cara solamente el doble de la que se pierde si sale cruz, este juego es evidentemente menos atractivo que el primero, pero también sería aceptado por muchas personas.
    • Consideremos por ultimo otro juego.
    • Juego3: Si sale cara se ganan $20000; si sale cruz se pierden $10000. (es igual que el segundo, con la salvedad de que los rendimientos se multiplican por 100).
    • Las personas que pierdan pueden pagar la pérdida en pequeñas cantidades mensuales en un plazo de 30 años.
    • La mayoría rechazaría esta apuesta, a pesar de que sus rendimientos se producen exactamente en la misma proporción que los del juego2. La tarea de la teoría de la elección en condiciones de incertidumbre es explicar este patrón de conducta.
  • 36.
    • Una importante propiedad de un juego es su valor esperado, que es la media ponderada de todos los resultados posibles, donde los pesos son las probabilidades respectivas. Así por ejemplo, las tres apuestas descriptas tienen los siguientes valores esperados:
    • VE1= (1/2) ($100)+ (1/2) (-$0.50) = $ 49.75;
    • VE2= (1/2) ($200)+ (1/2) (-$100) = $50.00;
    • VE3= (1/2) ($20000) + (1/2) (-$10000) = $5.000,00
    • La notación VE; representa el Valor Esperado del juego i; donde i= 1,2y3.
    • Un juego es claramente mas atractivo si tiene un valor esperado positivo en lugar de negativo. Pero por la manera en que responden los individuos a estos tres juegos hipotéticos, es evidente que el hecho de que un juego tenga un valor esperado positivo no es en modo alguno suficiente para que sea atractivo . El juego 3 tiene el mayor valor esperado de los tres y, sin embargo, es el que menos probabilidad hay de que se acepte. En cambio el juego 1 es el de menor valor esperado y es el que más probabilidades hay de que se elija.
  • 37.
    • Ahora bien la elección no es, evidentemente, que el echo de tener un mayor valor esperado sea algo malo en sí mismo, sino que las mayoría de las personas no solo tiene en cuenta el valor esperado de los juegos, sino también la sensación que les producirá cada uno de sus posibles resultados. La característica que hace que el juego 3 sea tan poco atractivo para la mayoría de las personas es el hecho de que hay una probabilidad de un 50% de que salga un resultado tan desagradable como es perder $10.000. El juego 2 también contiene una posibilidad desagradable, a saber un probabilidad de un 50% de perder $100. Pero se trata de un resultado que muchas personas piensan que pueden aguantar. El juego 1 es con mucho la mejor elección para la mayoría, ya que su resultado positivo es suficientemente grande como para que merezca la pena y el negativo es demasiado pequeño como para que tenga importancia.
    • La teoría económica formal de la elección entre opciones inciertas se debe a John Von Neuman, distinguido matemático y Oskar Morgenstern, economista. Según su premisa básica los individuos no eligen la opción que tiene el máximo valor esperado sino la máxima utilidad esperada .Su teoría de la maximización esperada de la utilidad se basa en el método cardinal para medir la satisfacción. Resumiendo, en este método se parte de una función de utilidad U que asignan un valor numérico a la satisfacción que reportan los diferentes resultados. La utilidad esperada de un juego es el valor esperado de las utilidades de cada uno de sus resultados posibles. La idea clave de la teoría es que la ordenación de los valores esperados de los resultados de un conjunto de opciones no tienen por qué ser igual que las utilidades esperadas.
  • 38.
    • Una función de utilidad que es cóncava con respecto a M también se dice que muestra una utilidad marginal decreciente de la riqueza. La utilidad marginal simplemente la pendiente de la funcion de utilidad y la pendiente de una funcion de utilidad con una utilidad marginal decreciente disminuye conforme aumenta M. Se dice que las personas cuyas funciones de utilidad son cóncavas con respecto a la riqueza total son renuentes al riesgo, lo que significa que siempre rechazarían un juego cuyo valor esperado fuera cero. Se dice que los juegos cuyo valor esperado es cero son juegos justos.
    U (M) M M 2 M 1 U (M2) U (M1)
  • 39.
    • Consideremos, por ejemplo, el caso de un juego G en el que se ganan $30 si sale cara y se pierden $30 si sale cruz. El valor esperado de este juego es: (1/2) (30) + (1/2) (-30) = 0. En el caso de una persona que tenga un nivel inicial de riqueza de 40 y la función de utilidad U = U(M), la utilidad esperada de este juego es:
    • UEG = 0.5U(40-30)+0.5 (40+30) = 0.5U (10) +0.5 (70)
    • Dado un juego justo cualquiera, el valor esperado de nuestra riqueza si aceptamos el juego es igual al valor seguro de nuestra riqueza si lo rechazamos . En este caso el valor esperado de la riqueza cuando aceptamos el juego es igual a 40. Si lo rechazamos, tendremos un nivel seguro de riqueza de 40, que reporta una utilidad igual U (40). Según la teoría de la utilidad esperada, si UEG > U(40), debemos aceptar el juego, de lo contrario rechazarlo.
  • 40.
    • La utilidad esperada de un juego tiene una sencilla interpretación geométrica. Primero construimos la cuerda que une los puntos de la función de utilidad que corresponde a ganar y perder el juego, respectivamente (es decir, los puntos A y C de la figura 8).
    • En el caso de la función de utilidad que muestra la figura 8). En el caso de la función de utilidad que muestra la figura 8, la utilidad esperada del juego es igual a 0.5 (18) + 0.5 (38) =28.
    • Obsérvese que este valor corresponde al punto de la cuerda entre A y C que se encuentra directamente por encima del valor esperado de la riqueza correspondiente al juego (40). Obsérvese que la utilidad esperada de rechazar el juego es simplemente U (40) = 32, que es claramente mayor que la utilidad esperada del juego.
    • De hecho el gráfico muestra claramente que una persona renuente al riesgo rechazará no solo los juegos justos sino incluso algunos que tengan un valor esperado positivo.
    • En el caso de una función de utilidad mostrada, todos los juegos en los que el valor esperado de la riqueza final es menor que 54 generan una utilidad esperada menor que la que se deriva de quedarse con el nivel inicial de riqueza de 40.
  • 41.
    • Figura 8
    U M 40 10 32 18 28 38 54 70 A C U=U(M)
  • 42.
    • La teoría económica tradicional supuso, implícitamente, un mundo si riesgos. Sin embargo, la mayor parte de las elecciones económicas incluyen un riesgo o incertidumbre. Por ejemplo, una persona puede decidir ser abogado o dedicarse a los negocios, donde los ingresos pueden ser o muy altos o solo modestos. De igual forma, el propietario de una casa puede adquirir un seguro contra la pequeña posibilidad de una fuerte perdida debida a un incendio y comprar también un boleto de lotería que le ofrezca una pequeña posibilidad de una gran ganancia. La teoría económica tradicional no podría explicar las elecciones que implicaran riesgos debido a su estricto apego al principio de la utilidad marginal decreciente. Este comportamiento, aparentemente contradictorio pues la misma persona compra seguros y también juega, puede racionalizarse mediante una curva de la utilidad total que primero se eleve a una tasa decreciente (de modo que decline la UM) y después a una tasa creciente (de modo que aumente la UM).
    • Ejemplo 4. La figura 5-3 presenta una curva de utilidad total que primero asciende y después desciende, trazada contra el ingreso. Suponga que el ingreso de un individuo es OA con la utilidad AA´ sin un incendio y OB con la utilidad BB´ con un incendio. Si la probabilidad de que no se produzca un incendio es p, entonces el ingreso esperado (Ī) del individuo lo da:
    • Ī= (p) OA + (1 - p) OB
  • 43.
    • Si Ī= OC, entonces la utilidad de Ī es CC´ sobre la línea puntada B´A´. Si al mismo tiempo, el costo del seguro es AD, el ingreso asegurado del individuo con seguro es OD, con utilidad DD´>CC´. Por lo tanto, el individuo debe comprar el seguro. Además, partiendo del ingreso OD (con seguro), el mismo individuo también compraría un boleto de la lotería con un costo de DF. Entonces, el ingreso del individuo seria OF con la probabilidad p´ de no ganar, u OG con la probabilidad (1- p´) de ganar. Por consiguiente, el ingreso esperado (Ī´)con seguro y el boleto de la lotería es:
    • Ī´= (p´) OF + (1 – p´) (OG)
    • Si Ī´= OH con utilidad HH´> DD´, entonces el individuo también debe comprar el boleto de lotería. (El problema 5.7 muestra esto numéricamente y el problema 5.8 muestra un método relacionado que antes se creía medía la utilidad cardinalmente.)
  • 44.
    • 9.5 Demanda por Características y Curvas de la Demanda Empíricas.
    • En la teoría tradicional las curvas de indiferencia del consumo se determinan en términos del grupo original de bienes y si se introduce un nuevo bien, entonces se tiene que redefinir todo un nuevo juego de curvas o superficies de indiferencia. Se descarta toda la información sobre las preferencias relacionadas con el antiguo grupo de bienes.
    • Muchos de los llamados nuevos bienes son en realidad los mismos que los antiguos con las características en proporciones diferentes. Un nuevo automóvil no es exactamente lo mismo que un modelo antiguo pero tampoco difiere considerablemente. Es similar el caso de los refrigeradores y muchos otros bienes, por lo que si se consideran las preferencias en términos de características, se puede analizar con mucha facilidad la introducción de nuevos bienes. No se tiene que desechar ninguno de los antiguos grupos de preferencias.
    • Por supuesto que siempre existen nuevos bienes con nuevas características; por ejemplo cuando se presentó por primera vez una televisión a colores o una cámara de vídeo, se tenía un producto con nuevas características. En este caso se tuvo que introducir un nuevo juego de preferencias.
  • 45.
    • Una ventaja importante del enfoque de características es que permite el análisis de muchos bienes. Con frecuencia el número de bienes es mucho mayor que el número de características. Más aún, una vez que se comienza a pensar en términos de características, se tiene que considerar un efecto sustitución que es diferente al estudiado.
    • Por ejemplo, suponga que el consumidor esté interesado en dos características: nutrición y calor. Su ponga que cuenta con los bienes X1; X2; X3, etc que proporcionan nutrición. Es evidente que el consumidor seleccionara aquel con precio, más bajo por unidad de nutrición. Digamos que se trata de X1. Si los precios de estos bienes cambian y ahora es X2 el que tiene precio menor, el consumidor eficiente sustituirá X1 por X2. Lancaster llama a esto el efecto de sustitución de eficiencia. Esta sustitución no tiene relación alguna con las curvas de indiferencia. En forma similar, si Y1; Y2; Y3, etc son bienes que proporcionan calor, el consumidor seleccionará aquel con el precio por unidad menor y lo sustituirá por algún otro bien con precio menor si el precio cambia.
  • 46.
    • Los efectos de sustitución y de ingreso que se estudiaron siguen aún aplicándose para una selección entre bien X y el bien Y, pero la sustitución intra grupos no depende de ninguna curva de indiferencia. En el ejemplo anterior X1; X2; X3 etc sólo proporcionan nutrición y Y1; Y2; Y3, etc sólo se proporcionan calor. Con mucha frecuencia este no es el caso. Las características están presentes en todos los bienes pero en proporciones diferentes. Para demostrar el análisis en este caso se considera el siguiente ejemplo: Hay dos características carbohidratos representados por C y proteínas representado por P. Considérense dos alimentos con las siguientes características:
    • Alimento A: 2 unidades de C $1/lb.
    • 0.25 unidades de P
    • Alimento B: 0.25 unidades de C $1/lb.
    • 2 unidades de P
  • 47.
    • La línea AB en la figura 9 muestra la línea del presupuesto para un consumidor con un presupuesto de $8. Si el consumidor gasta todo el dinero en el alimento A obtiene 16 unidades de C y 2 unidades de P. Si gasta todo su ingreso en B obtiene 2 unidades de C y 16 unidades de P. Sobreponiendo las curvas de indiferencia del consumidor se puede encontrar el equilibrio de éste y las cantidades de los dos alimentos, A y B que compra.
    • Suponga que llega al mercado un nuevo alimento D que proporciona 3 unidades de C y 3 unidades de P por libra y cuesta $2 la libra. Si el consumidor gasta todo su ingreso en el nuevo alimento obtiene 12 unidades de C y 12 de unidades de P. Esto queda representado por el punto d en la figura 9. Ahora la nueva curva de presupuesto es ADB. Un consumidor con curvas de indiferencia I 1 , I 1 ´, consumirá ahora solo alimentos con A y D. Un consumidor con curvas de indiferencia I 2 , I 2 ´, solo consumirá alimentos B y D. Obsérvese los siguientes puntos:
  • 48.
    • Cada consumidor consumirá cuando mucho 2 alimentos.
    • Si existe la suficiente dispersión en las preferencias de los consumidores se encontrara que se consumen los tres alimentos
    • Tanto los consumidores del tipo 1 como del tipo 2 están en mejor situación por la disponibilidad del alimento D.
    • Ningún nuevo alimento se puede comercializar a menos que se desplace hacia la derecha la línea del presupuesto del consumidor.
    • La introducción de nuevos bienes con las mismas características se puede analizar con tan solo cambiar la línea del presupuesto. Lo importante que se debe observar es que la línea del presupuesto, no el mapa de indiferencia, es lo que cambia con la introducción de nuevos bienes con una proporción diferente de características.
  • 49.
    • Figura 9
    12 2 16 d 16 12 2 P C A B I 1 I’ 1 I´ 2 I 2
  • 50.
    • De acuerdo con el nuevo enfoque de la teoría del consumidor presentada por primera vez por Lancaster, un consumidor demanda un bien debido a las características o propiedades del mismo, y son estas características y no el bien en sí, lo que da lugar a la utilidad. Por ejemplo, un consumidor no demanda el azúcar como tal, sino más bien por su característica de dulzura, que es la fuente directa de utilidad. En general un bien posee más de una característica y una determinada característica se encuentra presente en más de un bien. Por ejemplo, el azúcar proporciona dulzura y calorías, y estas características también se encuentran presentes (pero en diferente proporción) en la miel. Este nuevo enfoque es superior a la teoría tradicional del consumidor debido a que: 1) los bienes sustitutos se explican en términos de poseer alguna característica común, 2) puede considerarse la introducción de nuevos bienes y 3) puede estudiarse el efecto de las variaciones en la calidad. La teoría tradicional del consumidor no pudo tomar en cuenta estas consideraciones importantes.
  • 51.
    • EJEMPLO 5. En la sección A de la figura 5-4 el eje horizontal mide la característica de dulzura y el eje vertical las calorías. Un peso de azúcar proporciona la combinación de dulzura y calorías que se señala en el punto A, y un peso de miel proporciona el punto B. (Se supone que dos pesos de azúcar dan un punto del doble de la distancia del origen al punto A a lo largo de la línea delgada OA.) Entonces, la restricción del presupuesto del consumidor o frontera, se obtiene mediante la línea AB. Si la curva de indiferencia del consumidor en el espacio característico esta dada por I, el consumidor se encuentra en equilibrio en el punto C, donde la curva de indiferencia I es tangente a la frontera del presupuesto AB. El consumidor llega al punto C con OF características de la miel y FC (que es igual a OG en longitud y dirección) del azúcar.
  • 52.
    • La sección B muestra que con el valor de un peso en un bien nuevo como la sacarina (con una pendiente de calorías mucho más baja respecto a la dulzura), se obtiene el punto H por lo que la restricción del presupuesto se convierte en AH. El consumidor se encuentra en equilibrio en el punto J sobre la curva de indiferencia II al obtener OK características de la sacarina y KJ (igual a OL) del azúcar, sin comprar nada de miel. La nueva teoría puede usarse también para mostrar cambios en el precio, el ingreso y calidad (véanse los Problemas 5.10 hasta 5.12).
  • 53.
    • CURVAS DE LA DEMANDA EMPÍRICAS
    • Una curva de la demanda real o empírica para un artículo puede estimarse con base en los datos del mercado sobre las cantidades compradas del artículo a diferentes precios a través del tiempo. Sin embargo, a través del tiempo cambian los gustos, el ingreso de los consumidores y el precio de los bienes relacionados, lo que ocasiona que se desplace la curva de la demanda. En forma similar, los cambios en la tecnología, los precios de los factores y las condiciones meteorológicas (para los productos agrícolas) hacen que se desplace la curva de la oferta. Por consiguiente, las relaciones observadas de precio-cantidad se refieren a los puntos de equilibrio en diferentes curvas de la oferta y la demanda del bien. Si los factores que afectan la oferta son independientes de los factores que afectan la demanda y se desplazan mucho más que los factores que afectan la demanda y si los gustos permanecen constantes durante el periodo del análisis, entonces se puede ajustar o derivar una curva de la demanda a partir de las observaciones efectivas de precio-cantidad. Por otra parte si lo factores que afectan la demanda se desplazan mucho más que los factores que afectan la oferta, se obtiene una curva de la oferta.
  • 54.
    • Ejemplo 6. Los puntos de ambas secciones de la figura 5-5 se refieren a los puntos de equilibrio observados sobre curvas cambiantes de la oferta y la demanda del mercado. Si la oferta se desplaza mucho más que la demanda (como sucede con los productos agrícolas) se puede derivar la curva de la demanda promedio D del mercado en la sección A corrigiendo los factores que ocasiona el desplazamiento de la demanda. Si la demanda se desplaza más que la oferta (como generalmente sucede con los productos industriales), se puede derivar la curva de la oferta promedio O del mercado en la sección B. Suponiendo que los desplazamientos de la oferta sean mucho mayores que los de la demanda y asegurándose de que los gustos permanecen constantes, se puede usar el análisis de regresión para separar los efectos de los cambios de precio e ingreso y ajustar o estimar una curva real de la demanda del mercado, a partir de las observaciones de precio-cantidad (véanse los Problemas 5.13 a 5.14).
  • 55.
    • ¿ COMBATIRA EN REALIDAD LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE UN IMPUESTO A LA GASOLINA?
    • Un aplicación interesante de la teoría de que los bienes se demandan por sus atributos es el estudio de los impuestos sobre los bienes. En un interesante documento Yoram Barsel afirma que puesto que las mercancías tal como se comercian, son una combinación compleja de diferentes atributos, los márgenes con respecto a los cuales se lleva a cabo la optimización son numerosos. Por lo tanto, un impuesto sobre una mercancía provocara una reasignación de recursos, no solo de la mercancía gravada hacia otras mercancías sino también de su calidad, a través de la sustitución del atributo gravado por otros.
    • Por ejemplo con frecuencia se considera que un impuesto a la gasolina es un buen método de combatir la contaminación del aire, ya que disminuirá el consumo de combustible. Sin embargo, en virtud de que el impuesto es constante por litro, todas las clases de gasolinas, la de alto octanaje ahora será relativamente mas barata y los consumidores tenderán a sustituir las otras por las alto octanaje. Pero dado que ésta se obtiene utilizando plomo, que es un importante contaminador del aire, el impuesto sobre la gasolina podría tener incluso un efecto negativo y aumentar la contaminación del aire. Esta afirmación la hizo Barzel en 1976. Desde entonces se ha ido eliminado poco a poco el plomo. Sin embargo el punto interesante es el argumento de que con un impuesto a un bien se producirá una sustitución de atributos, no tan solo de bienes.
  • 56.
    • Otras implicaciones que deriva Barzel de esta teoría (que los impuestos conducen no tan solo a cambios en las cantidades sino también en la calidad de los bienes) son que:
      • Un impuesto por unidad aumentará el precio al consumidor en más de lo que sugiere el análisis convencional y
      • Un impuesto ad valorem (un impuesto sobre el valor, como es el caso de un impuesto sobre la venta) aumentara el precio en menos de lo que hace un impuesto por unidad comparable.
    • La teoría es bastante compleja, pero los puntos más importantes a tener en cuenta son:
    • Cada mercancía es una combinación compleja de atributos.
    • Los impuestos se aplican a las mercancías, no a los atributos, pero afectan a diversos atributos en modos diferentes.
    • Debido a que los consumidores sustituirán un atributo por otro, los impuestos no solo afectaran las cantidades sino también las calidades de los bienes.
  • 57.
    • Definiciones Básicas:
    • Consistencia: Un consumidor que se ha observado que prefiere la canasta A por la B nunca preferirá a B por A.
    • Curvas de la demanda empíricas: Se refiere a las curvas estimadas derivadas de las observaciones del mercado de precio-cantidad observadas con el transcurso del tiempo.
    • Efecto sustitución de Hicks: El cambio en la cantidad demandada de una mercancía como resultado de un cambio en su precio, mientras se mantiene constante el ingreso real al conservarse el consumidor sobre la misma curva de indiferencia, antes y después del cambio en el precio.
    • Efecto sustitución de Slutsky: El cambio en la cantidad demandada de una mercancía como resultado de un cambio en su precio, mientras se mantiene constante el ingreso real en el sentido de que el consumidor podría comprar la misma canasta de bienes después del cambio de precios como la compraba antes de este cambio.
    • Índice de gastos ( ℰ ): Mide la relación de los gastos del periodo 1 con los gastos del periodo base.
  • 58.
    • Índice de precios al consumidor: (IPC) mide el cambio de los precios promedios de los bienes y servicios que compra una familia urbana “típica” de cuatro personas. Es un índice de precios de Laspeyres publicado mensualmente por Boreau of Labor Statistics.
    • Índice de precios de Laspeyres (ℒ): Mide el costo de comprar cantidades del periodo base a precios del periodo 1 en relación con los precios del periodo base.
    • Índice de precios de Paasche (P ): Mide el costo de comprar cantidades del periodo 1 a precios del periodo 1 en relación con los precios del periodo base.
    • Ingreso esperado (Ī): Se determina mediante la probabilidad (p) de un ingreso más (1 – p) veces un ingreso alternativo.
    • Nuevo enfoque a la teoría del consumidor : Afirma que un consumidor demanda un bien debido a las características o propiedades del mismo, y que dichas características, y no el propio bien en sí, son las que dan origen a la utilidad.
    • Números índice de precios: Miden el precio de los bienes consumidos durante un periodo determinado en relación con un periodo base.
  • 59.
    • Teoría de la preferencia revelada: La teoría según la cual pueden deducirse las preferencias de un consumidor (y derivar la curva de indiferencia) a partir de un número suficiente de elecciones o compras observadas en el mercado.
    • Transitividad: Si A se prefiere por B y B por C, entonces A se prefiere por C.
    • Zona de ignorancia: Las áreas por encima de la línea de presupuesto original y a la derecha y a la izquierda del punto original de equilibrio del consumidor, dentro de las cuales no se sabe la localización exacta de la curva de indiferencia.
  • 60.
    • REALIZADO POR :
    • “ EDUARDO FABIÁN ROBLES ”