Bulimia nerviosa

12,188 views
11,861 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
12,188
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
138
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Bulimia nerviosa

  1. 1. Instituto de Docencia, Investigación<br />y Capacitación Laboral de la Sanidad<br />ENFERMERIA EN SALUD MENTAL Y PSIQUIATRIA<br />BULIMIA NERVIOSA<br />Profesores: <br />Lic. Barrera, Alejandra<br />Lic. Olivares, Glenda<br />Integrantes:<br />Jiménez, Jesica.<br />Jofré, Carina.<br />Malla, Gabriela.<br />Quintana, Claudio.<br />Quintana, Marcelo.<br />Cohorte: 3ro. D.<br />Mendoza, 21 de mayo de 2010.<br />ÍNDICE<br />Índice……………………………………………………………………………1<br />Introducción……………………………………………………………………2<br />Bulimia nerviosa………………..…………….……………………………….3<br />Características diagnósticas........................................……………………..3<br />Subtipos de métodos de purga……………………………………………….4<br />Síntomas y trastornos asociados…………………………………………….4<br />Síntomas dependientes de la edad y el sexo………………………………5<br />Prevalencia………………………………....…………………………………..5<br />Curso……………………...……………………………………………………..5<br />Patrón familiar……………………………………………………………….…5<br />Diagnóstico diferencial……………………..…………………………………5<br />La bulimia nerviosa desde la perspectiva de la enfermería psiquiátrica..6<br />Conclusión………………………………………………………………………10<br />Referencias……………………………………………………………………..11<br />Anexos……………………………………………………………………………12<br />INTRODUCCIÓN<br />La bulimia nerviosa, trastorno de nuestros días es un tema preocupante, los medios de comunicación, las nuevas tendencias a la moda, y el continuo mercadeo exponen a cientos de jóvenes a tener que estandarizarse, producto de una presión social. Lo que los lleva a situaciones psicofísicas que alteran su calidad de vida.<br />Por lo cual, en el presente trabajo, abordaremos, el tema bulimia nerviosa, desde una perspectiva psico-física, exponiendo las causas y consecuencias de este padecimiento.<br />Finalmente, desde nuestro punto de vista como futuros enfermeros profesionales, daremos una conclusión sobre el tema a tratar.<br />BULIMIA NERVIOSA<br />Características diagnósticas<br />Las características esenciales de la bulimia nerviosa son:<br />Atracones: Consumo a lo largo de un período corto de tiempo de una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de los individuos comerían; que generalmente se producen en un promedio, de dos veces por semana durante un período de 3 meses. Los atracones, son por lo general de dulces y alimentos de alto contenido calórico, como helados y pueden durar hasta que el individuo ya no pueda más, incluso hasta que llegue a sentir dolor por la plenitud. Los individuos con este trastorno se sienten, muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Por lo que los atracones, los realizan a escondidas.<br />Este tipo de conducta se puede ver afectada por: ánimo disfórico, situaciones interpersonales estresantes, hambre intensa secundaria a una dieta severa o sentimientos relacionados con el peso, la silueta o los alimentos.<br />Los atracones también se acompañan por una sensación de falta de control, el individuo puede estar en un estado de excitación cuando se atraca de comida, otros padecen síntomas de naturaleza disociativa.<br />Métodos compensatorios inapropiados para evitar la ganancia de peso: Muchos individuos utilizan el vómito inducido, este método de purga lo emplean el 80-90% de los sujetos. Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso. Estas personas pueden utilizar gran variedad de técnicas para provocar el vómito, con los dedos o con diversos instrumentos. También pueden utilizar laxantes y diuréticos, y muy de vez en cuando emplean enemas. Algunas veces, estos individuos pueden estar sin comer uno o más días, o bien realizar ejercicio físico intenso. Excepcionalmente, los individuos con este trastorno toman hormonas tiroideas con el fin de no ganar peso.<br />La autoevaluación está influida por la silueta y el peso corporal: Estos pacientes padecen el miedo a ganar peso, el deseo de adelgazar y el nivel de insatisfacción respecto a su cuerpo.<br />Subtipos de métodos de purgas:<br />Tipo Purgativo: El enfermo se provoca el vómito, y hace un mal uso de los laxantes, diuréticos y enemas durante el episodio.<br />Tipo no Purgativo: El enfermo emplea otras técnicas compensatorias inapropiadas, como ayunar o practicar ejercicio intenso, pero no se provoca ni hace un mal uso de laxantes, diuréticos o enemas durante el episodio.<br />Síntomas y trastornos asociados:<br />Características descriptivas y trastornos mentales asociados: Los individuos con bulimia nerviosa se encuentran dentro del margen de peso considerado normal. El trastorno puede aparecer en individuos con obesidad moderada y mórbida. Algunos, antes de presentar el trastorno, pueden mostrar un sobrepeso. <br />La frecuencia de síntomas depresivos es alta (baja autoestima), al igual que los trastornos asociados al estado de ánimo (distímico o depresión mayor). En la mayoría de los casos, los trastornos del estado de ánimo preceden a la bulimia nerviosa, al igual que la ansiedad, como así el abuso de sustancias o del alcohol.<br />Hallazgo de laboratorio: Las purgas conducen con frecuencia a la pérdida de hidroelectrolíticos y de ácido clorhídrico, determinando una alcalosis metabólica (bicarbonato sérico elevado) y abundantes diarreas por el uso de laxantes. Algunos presentan niveles elevados de amilasa, debido al aumento de isoenzima salivar.<br />Hallazgo de exploración física y enfermedades médicas asociadas: Los vómitos recurrentes pueden dar lugar a una pérdida significativa del esmalte dental. Estos dientes pueden resquebrajarse y parecer rotos o carcomidos. En algunos sujetos. Las glándulas salivales, la parótida, se encuentran aumentadas de tamaño. Los enfermos que se inducen el vómito, pueden presentar callos o cicatrices en la superficie dorsal de la mano. Se han descripto también, miopatías esqueléticas y cardíacas graves en los sujetos que toman regularmente jarabe de ipecacuana para inducir el vómito.<br />En las mujeres con bulimia nerviosa, a menudo presentan irregularidades menstruales o amenorrea. Los individuos que toman laxantes pueden presentar dependencia a este tipo de fármaco. Los desequilibrios electrolíticos producto de las purgas, llegan a veces a ser la suficiente importancia como para constituir un problema médico grave.<br />Síntomas dependientes de la cultura, la edad y el sexo: <br />La bulimia nerviosa afecta a individuos que habitan países industrializados, la mayoría de raza blanca, y un 90% son mujeres.<br />Prevalencia: <br />Se da entre mujeres adolescentes y jóvenes adultas, entre 1-3% y en varones es diez veces menor.<br />Curso: <br />Este trastorno se inicia generalmente, al final de la adolescencia o al principio de la vida adulta. El curso puede ser crónico o intermitente, con períodos de remisión que se alteran con atracones.<br />Patrón familiar: <br />Hay una mayor frecuencia de trastornos del estado de ánimo y de dependencia y abuso de sustancias en los familiares de primer grado. También puede existir una tendencia familiar a la obesidad.<br />Diagnóstico diferencial: <br />A los individuos con atracones, se los suele diagnosticar con anorexia nerviosa, tipo compulsivo/purgativo y no se lo establece como diagnóstico adicional de bulimia nerviosa.<br />La bulimia nerviosa desde la perspectiva de la enfermería psiquiátrica: <br />Valoración:<br />Patrón mantenimiento de la salud/percepción de la salud.<br />Incapacidad para controlar los sentimientos.<br />Negación de problemas de salud.<br />Hipervigilancia sobre el peso y la forma del cuerpo.<br />Uso de alcohol, cafeína, nicotina u otras drogas.<br />Patrón nutricional/metabólico.<br />Registra a diario ingesta de alimentos.<br />Atracones de comida.<br />Conducta purgativa, incluyendo vómitos, ejercicio intenso y rápido.<br />Uso de diuréticos, laxantes y pastillas de adelgazamiento.<br />Obsesión por contar las calorías.<br />Esconder y acumular comida.<br />Frecuentes fluctuaciones en el peso.<br />Bajo peso (por lo menos 15%) del peso corporal ideal.<br />Incremento en la incidencia de problemas dentales, incluyendo las caries.<br />Pérdida del cabello.<br />Piel seca y amarillenta.<br />Patrón eliminación.<br />Descomposición o diarrea.<br />Uso de laxantes y diuréticos.<br />Obstrucción de la vejiga.<br />Patrón ejercicio/actividad<br />Ejercicio compulsivo.<br />Estilos de vida sedentarios.<br />Trastornos de las actividades diarias normales.<br />Patrón descanso/sueño.<br />Incapacidad para dormir sin interrupciones.<br />Patrón percepción/cognitivo.<br />Dificultad de concentración.<br />Percepción distorsionada de la imagen corporal.<br />Patrón autoconcepto/autopercepción.<br />Percepción del hábito alimentario como una conducta problemática.<br />Preocupación con la comida.<br />Descripción de uno como “gordo” incluso cuando está demacrado.<br />Sobrepreocupación, con intenso miedo a ganar peso.<br />Culpabilidad y vergüenza.<br />Autoconcepto negativo.<br />Obsesión con la imagen corporal y la apariencia.<br />Sentimientos de impotencia.<br />Patrón relación de roles.<br />Patrón familiar sobreprotector.<br />Expectativas familiares altas y no realistas.<br />Cambio de rol, caracterizado por sentimientos de responsabilidad para alimentar a los padres.<br />Evitación de relaciones íntimas.<br />Patrón reproducción/sexualidad.<br />Historia de amenorrea.<br />Atrofia del pecho.<br />Confusión o ansiedad sobre el rol sexual.<br />Promiscuidad.<br />Desarrollo psicosexual significativamente retardado.<br />Disminución de la libido.<br />Patrón afrontamiento/tolerancia al estrés.<br />Uso de alimentos y de las conductas alimentarias como mecanismo primario de afrontamiento.<br />Incapacidad para identificar y nombrar los sentimientos.<br />Ansiedad.<br />Depresión.<br />Dificultades en el control de los impulsos.<br />Abuso sexual o incesto.<br />Baja autoestima.<br />Uso o abuso de sustancias.<br />Patrón creencias/valores.<br />Incapacidad para alcanzar logros o metas.<br />Creencia de que el perfeccionismo es inalcanzable.<br />Principales diagnósticos de enfermería.<br />Diagnóstico de enfermeríaCriterio de resultadoAlteración de la nutrición, menor que los requerimientos corporales, relacionada con un rechazo a la comida, actividades purgativas o excesivo ejercicio físico.Ayudar al paciente a reducir la incidencia de la restricción de alimentos y de las conductas de purgación.Potencial de nutrición alterada, menor que los requerimientos corporales, relacionadas con atracones y purgas.El paciente no mostrará signos de atracones y purgas.Alteración de la imagen corporal relacionada con la percepción equivocada sobre la apariencia física del paciente.Ayudar al paciente a que verbalice la percepción errónea de la imagen corporal, incluyendo la forma y la talla.Déficit de conocimientos sobre la nutrición y los trastornos de la alimentación.Informar al paciente sobre nutrición y los trastornos de la alimentación y sus influencias en el bienestar físico y emocional.Potencial de lesión relacionado con el ejercicio excesivo o conductas potencialmente perjudiciales.Ayudar al paciente a mantener una seguridad personal.Alteración de los procesos familiares relacionada con un sistema familiar disfuncional relacionado con un sentido alterado de perfeccionismo, sobreprotección o caos.Ayudar al paciente y la familia a identificar roles, reglas y rituales que impiden la autonomía, un funcionamiento diferenciado entre los miembros de la familia que contribuye a la aparición de trastornos de la alimentación del paciente.Negación inefectiva relacionada con una falta de conocimientos sobre los peligros reales o potenciales asociados a los trastornos de la alimentación.Desafiar la negación del paciente y facilitarle la participación en el plan de tratamiento.Alteración de la interacción social, relacionada con retirada del grupo, miedo al rechazo y preocupación por las conductas o rituales alimentarios.Ayudar al paciente a desarrollar estrategias positivas que faciliten la socialización.<br />CONCLUSIÓN<br />Como futuros enfermeros, hemos llegado a la conclusión que la bulimia nerviosa, es un trastorno que requiere de la participación activa de la familia y del grupo médico y enfermeros, a la hora de una recuperación en el paciente.<br />Es importante, el diálogo y el afecto para que el enfermo se sienta contenido y aceptado.<br />El llegar asimilar dicho trastorno requiere de un continuo trabajo psico-físico junto a su entorno, esto le posibilitará al paciente la posibilidad de reinsertarse en su ambiente, queriéndose y aceptándose como persona.<br />REFERENCIAS<br />Bernabeu Tamayo, D. (2006). Enfermería Psiquiátrica en Salud Mental. Tomo I y II 2º edición. Barcelona, Ed. Monsa.<br />DSM-IV Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. (1998). 4º edición. Barcelona, Ed. Masson.<br />ANEXOS<br />El problema en cifras<br />Según la investigación " Alteraciones Alimentarias en niños y adolescentes argentinos que concurren al consultorio del pediatra" (Bay, L.; Herscovici, C. R.; Kovalskys, I.; Berner, E. et al, 2005) la prevalencia de sospecha de trastornos alimentarios en una muestra nacional de varones y mujeres de 10-19 años es de 3,36 casos femeninos por cada caso masculino. La distribución por edad mostró una concentración entre los 14 y 15 años, con un pico de prevalencia a los 19 años. Entre los casos estudiados, se confirmó el diagnóstico de esta clase de trastornos en el 6,95%, que se distribuyó de la siguiente manera: 6,6% trastorno alimentario compulsivo, 0,05% bulimia, 0,3% trastornos alimentarios no especificados y 26,4% sobrepeso y obesidad.<br />Este estudio demuestra que, cuando los trastornos alimentarios son definidos en forma rigurosa, y evaluados por medio de una metodología apropiada, la prevalencia de la Argentina es comparable a la de otras poblaciones de América y de Europa Occidental. Sin embargo, y probablemente vinculado con la elevada prevalencia de sobrepeso y obesidad, el trastorno alimentario compulsivo fue el más frecuente. Además, pone de manifiesto que ser mujer, tener sobre peso y tener más edad son factores que, interrelacionados, están asociados a problemas y trastornos alimentarios.<br />Fuente: http://www.educared.org.ar/entrepadres/dossier/formatod.asp?id=3&pag=3&tra=13<br />Los casos de bulimia y anorexia crecen en Argentina<br />09/12/04<br />Las estadísticas dicen que 1 de cada 25 adolescentes sufre algún desorden alimentario y de ellas, el 10% padece bulimia y/o anorexia. Desde hace algunos años, la Argentina es el segundo país -después de Japón- con los índices más altos de casos de bulimia y anorexia en el mundo. <br />Según la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia, las consultas aumentan al acercarse el verano: sube entre un 20 y un 30%, y las jóvenes en tratamiento incrementan los síntomas. <br />Los resultados de este año de la campaña " Prevención de Anorexia y Bulimia. Detección de familias en riesgo" , dan que el 22% de los consultados presenta riesgo familiar de patología alimentaria. Si bien afecta en mayor proporción a adolescentes y jóvenes, baja cada vez más la edad de inicio. Se ven trastornos en niños desde 4 o 5 años. Estas consultas se triplicaron en el último año. <br />Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 15% de quienes padecen anorexia, mueren a causa de estas patologías. <br />" No se puede hablar de patología alimentaria sin preguntarse por el contexto que la favorece. La anorexia y la bulimia existen desde que el hombre empezó a comer. Pero recién en la segunda mitad del siglo XX se manifiesta en forma masiva. Este aumento guarda una estrecha relación con el cambio cultural. El individualismo es el sustento filosófico de nuestra cultura. Otra peculiaridad es la estética de lo efímero. En el contexto de una cultura cambiante y consumista, el concepto de familia se relativizó, cayó en desuso" , dice Mabel Bello, asesora médica de ALUBA.<br />Una patología alimentaria es una alteración en la conducta de comer, pero lo fundamental es la alteración en la conducta. " No guarda una relación directa con la comida, la raíz de la patología es la inmadurez. El origen psicológico-emocional revela por qué son los jóvenes los más vulnerables: porque tienen miedo a crecer, a vivir" , explica Bello. <br />" La patología alimentaria es una adicción de todas las clases sociales y niveles económicos. Los adictos pierden su autoestima, deterioran su personalidad y no consiguen ser independientes ni autosuficientes. Y pueden tener problemas en el colegio, en el trabajo, con la familia. Si la adicción no se trata, puede llevar a la muerte" , explica Bello.<br />En cuanto a la prevención, la especialista acuerda con mejorar la comunicación familiar: " Hay prácticas que sólo los padres pueden inculcar, como evitar las dietas de moda; establecer horarios para las comidas y ayudarlos a integrarse socialmente a la vida" . <br />La anorexia es una enfermedad mental que ocasiona una pérdida voluntaria de peso, con origen en el deseo patológico de adelgazar y en un intenso temor a la obesidad. Y la bulimia es un síndrome caracterizado por episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos (atracones) y por una preocupación exagerada a controlar el peso, lo que lleva al enfermo —por ejemplo— a provocarse vómitos repetidos o tomar laxantes en exceso. <br />Fuente: http://www.gordos.com/Noticias/detalle.aspx?dieta=648<br />

×