Your SlideShare is downloading. ×
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
La Eutanasia (Monografia)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La Eutanasia (Monografia)

4,631

Published on

La Eutanasia y sus diferentes tipos de aplicación

La Eutanasia y sus diferentes tipos de aplicación

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,631
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
77
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD LEONARDO DA VINCIEscuela de Derecho y Ciencias Empresariales LA EUTANASIA Autor: Edgar Jonathan García Orué Trabajo del curso de Lenguaje y Comunicación II Trujillo - Perú 2012
  • 2. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéDedicatoriaLe dedico el presente trabajo monográficoA todos los estudiantes quienes tengan interésPor este tema y a las personas a quienes yoEstimo mucho.Agradecimiento A mis padres por el apoyo que me Dan el día a día y al profesor que me Brindo los pasos para realizar este trabajo.
  • 3. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué ÍNDICEDEDICATORIA ……………………………………………………………………………..AGRADECIMIENTO ……………………………………………………………………….INTRODUCCION…………………………………………………………………………..CAPITULO I: CONCEPTOS Y DEFINICIONES FUNDAMENTALES1. Definición ……………………………………………………………………………72. Historia ………………………………………………………………………………73. Clasificación ………………………………………………………………………...83.1. Eutanasia Directa ………………………………………………………………...83.1.1. Forma Activa ……………………………………………………………………83.1.2. Forma Pasiva ………………………………………….………………………..93.2. Eutanasia Indirecta …………………………………………………………..….104. Tipos de Eutanasia Activa ………………………………………………………...115. Tipos de Eutanasia Pasiva ………………………………………………………..12CAPITULO II: LA EUTANASIA VISTA DESDE DIVERSOS ASPECTOS6. La Medicina anta la Eutanasia ……………………………………………………167. Visión Católica de la Eutanasia …………………………………………………...177.1. Puntos Fundamentales ……………………………………………..……………198. Argumentos de la Eutanasia ………………………………………….……………208.1. Argumentos a favor ………………………………………………….……………208.1.1. Médicos …………………………………………………………….…………....208.1.2. Jurídicos ………………………………………………………………………....20
  • 4. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué8.2. Argumentos en Contra …………………………………………………………...219. La Actual Discusión Sobre la Eutanasia …………………………………………2210. Conclusiones …………………………………………………………………………11. Referencias bibliográficas ………………………………………………………….12. Glosarios ……………………………………………………………………………..13. Anexos ………………………………………………………………………………..
  • 5. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué INTRODUCCIÓNEn el presente trabajo me referiré hacia un tema tan complicado e interesantecomo es "la eutanasia”, que si bien en nuestra sociedad tiene una carga emotivade tipo negativo, paradójicamente. Esta hace alusión a un bien morir, lo cual,desde mi punto de vista, se entiende como una muerte digna sin sufrimientosinnecesarios y en lacondición que cada caso permita.Es posible que se practique en nuestro país de forma encubierta como en muchospaíses del mundo siendo este un problema persistente en la historia de lahumanidad en el que se enfrentan ideologías diversas.Agenciándome del internet y libros para realizar este trabajo, he podido recopilarimportante información abarcando estos subtemas que mostrare a continuación:-Eutanasia activa y pasiva-Tipos de eutanasia.-Visiones sociales.Teniendo como objetivo desarrollar el concepto e historia como base de iniciohacia el tema a tratar.Como segundo, tratar sobre la clasificación de esta incluido sus tiposcorrespondientes, señalando las múltiples formas en que esta se da.
  • 6. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéFinalmente apreciar el punto de vista que tiene ciertos puntos en la sociedadacerca de este tema que de por si no es nada nuevo.La importancia de este trabajo primeramente radica en el ampliocampo psicológicoque abarca muchos aspectos de la vida del ser humano haciendo referencia a unasituación cada vez mas común, y segundo, el interés de un proceso cognitivocomo aceptar y decidir su propia muerte, o que otros la decidan por ti, siendorelevante en cuanto al impacto psicológico que genera.Hay que saber que para los médicos les ha sido difícil llevar a cabo o aceptar quehan aplicado este tipo de prácticas debido a la gran polémica moral que conlleva.El método empleado para desarrollar el presente trabajo monográfico es el de lainvestigación bibliográfica atraves de la técnica del fichaje (fichaje textual,paráfrasis, resumen).Dejo a consideración a los lectores este mi primer trabajo monográfico. El autor.
  • 7. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué CAPITULO I “CONCEPTOS Y DEFINICIONES FUNDAMENTALES”
  • 8. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué 1. DEFINICIONEl término eutanasia deriva del griego: "eu" (bien) y "thánatos" (muerte).La eutanasia es la acción o inacción hecha para evitar sufrimientos a personaspróximas a su muerte, acelerándola ya sea a sabiendas de la persona o sin suaprobación. Se puede considerar también como el hecho de morir sinexperimentar dolor.1También se le llama, “muerte piadosa”, pero esta debe producirse ante un pedidoconsciente y expreso, no bajo el sopor producto del dolor.2Estaresponsabilidad la tiene el personal médico o las personas cercanas alenfermo, ocasionándole a este la muerte inmediata con la finalidad de evitarlesufrimientos insoportables o la prolongación artificial de su vida. Cabe inicialmentedestacar dos datos relevantes: para que la eutanasia sea considerada como tal, elenfermo ha de padecer, necesariamente, una enfermedad terminal o incurable, yen segundo lugar, el personal sanitario ha de contar expresamente con elconsentimiento del enfermo. 2. HISTORIA DE LA EUTANASIALa eutanasia no es algo nuevo. La eutanasia es un problema persistente en lahistoria de la humanidad en el que se enfrentan ideologías diversas.La eutanasia no planteaba problemas morales en la antigua Grecia: la concepciónde la vida era diferente. Una mala vida no era digna de ser vivida y por tanto ni eleugenismo, ni la eutanasia suscitaban grandes discusiones.Hipócrates represento una notable excepción ya que prohíbe a los médicos laeutanasia activa y la ayuda para cometer suicidio.Durante la Edad Media se produjeron cambios frente a la muerte y al acto demorir. La eutanasia, el suicidio y el aborto bajo la óptica de creencias religiosascristianas son considerados como “pecado”, puesto que la persona no puededisponer libremente sobre la vida, que le fue dada por Dios.31 http://es.wikipedia.org/wiki/Eutanasia.2 Dr. Alberto Vásquez Ríos –Derecho a las Personas tomo 1 pág. 1123 http://es.wikipedia.org/wiki/Eutanasia 7
  • 9. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéLa llegada de la modernidad rompe con el pensamiento medieval, y escuando laperspectiva cristiana deja de ser la única. La salud puede ser alcanzada con elapoyo de la técnica, de las ciencias naturales y de la medicina.Hoy en día, se considera eutanasia a la acción por la cual una persona que sufrede enfermedad incurable (irreversible), incapacidad cerebral o dolor insoportable,se le retira el sustento que aun le procura la vida, ocasionando su deceso. 3. CLASIFICACIÓN:3.1. Eutanasia Directa: la que principalmente se basa en adelantar la hora de lamuerte en caso de una enfermedad incurable, esta a su vez posee dos formas:3.1.1 Forma Activa:Consiste en provocar una muerte indolora a petición del afectado cuando se esvíctima de enfermedades incurables muy penosas o progresivas y gravementeinvalidantes; el caso más frecuentemente mostrado es el cáncer, pero pueden sertambién enfermedades incurables como el sida4. En estos casos se recurre, comose comprende, a substancias especiales mortíferas o a sobredosis de morfina.El medico puede, mediante procedimientos médicos, abreviar la vida de unpaciente moribundo.Si con esta finalidad, aplica una inyección mortal al agonizante, sucomportamiento constituye un homicidio. Es un caso de la llamada eutanasiaactiva directa.5Se entiende como el matar por piedad, por compasión6Lo relevante es que la persona consienta libremente, y para ello debe tener plenacapacidad de obrar, es decir, un incapaz o un menor no pueden consentir,entonces se daría un problema jurídico que versaría sobre la validez delconsentimiento en las personas de sus representantes legales pueden consentiren esta cuestión. Lo lógico es que no porque este tipo de eutanasia suponesiempre un delito.4 http://problemasybioetica.blogspot.es/5 José Hurtado Pozo “Manual de Derecho” pág. 196 Dr. Alberto Vásquez Ríos “Derecho a las Personas” tomo 1 pág. 112 8
  • 10. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Oruéb) Forma Pasiva:Ocurre cuando se deja de tratar una complicación, como por ejemplo unabronconeumonía, o de alimentar por vía parenteral u otra al enfermo, con lo cualse precipita el término de la vida; es una muerte por omisión.7 De acuerdo con Pérez Varela: “la eutanasia pasiva puede revestir dos formas: laabstención terapéutica y la suspensión terapéutica. En el primer caso no se iniciael tratamiento y en el segundo se suspende el ya iniciado ya que se considera quemás que prolongar el vivir, prolonga el morir” Debe resaltarse que en este tipo deeutanasia no se abandona en ningún momento al enfermo.Según Alberto Vásquez8 consiste en una omisión, un dejar morir por idénticarazón, puede darse el caso que la suspensión de un tratamiento medico, ante unenfermo supuestamente incurable, acelere su deceso.A la eutanasia activa se opone a la eutanasia pasiva. En la actualidad, estadistinción es muy discutida. La complejidad del problema se debe, en primer lugar,a que la muerte es un hecho mucho menos controlable de lo que se cree y, ensegundo lugar, a que la noción de eutanasia está limitada sólo a los casos deenfermos o accidentados condenados a una muerte inminente.En principio, según dos actitudes del médico, deben ser consideradas:9La primera: consiste en no hacer nada para evitar la muerte después de haberconstatado el estado del moribundo. El médico renuncia a internar al paciente enun hospital o se abstiene de someterle al procedimiento técnico destinado amantenerle en vida.La segunda actitud consiste, muy frecuentemente, en interrumpir el tratamientoaplicado al paciente; por ejemplo, interrumpiendo el funcionamiento del aparatoque asegura la respiración o la alimentación artificiales.La eutanasia pasiva presenta muchas dificultades y para intentar aclararlos loprimero que hay que hacer es delimitar los diferentes hechos que se puedenenglobar dentro del concepto de este tipo de eutanasia; así se diferencianprácticas punibles de otras prácticas médicas que son irrelevantes.7 http://problemasybioetica.blogspot.es/8 Dr. Alberto Vásquez Ríos “Derecho a las personas” tomo 1 pág. 1129 José Hurtado Pozo “manual de derecho” pág. 21 9
  • 11. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéSi la eutanasia pasiva consiste en la interrupción del tratamiento, en no iniciarotros, en no prestar auxilio o asistencia, no se evitaría así el desenlace de lamuerte la cual se hubiera producido mas adelante, se debe comprobar si esasactuaciones las ha solicitado el interesado. Esta perspectiva nos sitúa en elconsentimiento del paciente y si este es válido para poder rechazar los posiblestratamientos, a los cuales se les denominan tratamientos vitales.2. Eutanasia Indirecta : Consiste en efectuar procedimientos terapéuticos quetienen como efecto secundario la muerte, por ejemplo la sobredosis deanalgésicos, como es el caso de la morfina para calmar los dolores, cuyo efectoagregado, como se sabe, es la disminución de la conciencia y casi siempre unaabreviación de la vida.Aquí la intención, sin duda, no es acortar la vida sino aliviar el sufrimiento, y lo otroes una consecuencia no deseada. Entra así en lo que desde Tomás de Aquino se llama un problema de dobleefecto, en este caso aceptando voluntariamente pero no buscando que se veaadelantada la muerte del paciente.10La eutanasia indirecta se considera por lo general penalmente lícita pues noqueda dentro de la intencionalidad del autor el acortamiento de la vida, sinoúnicamente aliviar el sufrimiento.No cabe duda que el tratamiento del dolor es una de las funciones propias de lamedicina, no en vano existen en algunos centros hospitalarios unidades de dolor.En consecuencia la administración de fármacos o la aplicación de aparatos paracombatir el dolor o mitigarlo en enfermos terminales dentro de los cauces deprudencia señalados no supone una infracción del cuidado objetivamente debido,ni el eventual adelanto de la muerte constituiría un hecho típico culposo punible.En estos casos la voluntad del interesado es determinante, tanto en la asuncióndel riesgo que supone el tratamiento, como en la de cualquier otra medidapaliativa que mitigara el dolor.1110 http://problemasybioetica.blogspot.es/11 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_12.html 10
  • 12. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué 4. TIPOS DE EUTANASIA ACTIVA:12La eutanasia activa, la conocida como “hacer morir”, puede aplicarse de muydiversas formas.Hay quien opina que tiene cierto paralelismo con la pena de muerte y susaplicaciones; pero evidentemente, todos sabemos que las razones por las queambos tipos de ejecución se pueden dar son bien distintas como los que semostraran a continuación:- Inyección letal:Con este procedimiento, se consigue de forma rápida, que el paciente fallezca.Se suministran dosis exactas de sustancias letales, como el cloruro de potasio,que produce un paro cardiaco en el enfermo; este método se suele practicar enindividuos semi- inconscientes o inconscientes, debido a la exaltación nerviosaque en el organismo se genera.Se conocen algunos casos en los que, se suministraron inyecciones de “aire” envena, produciendo un traumatismo cerebral por la presencia directa de gases (losque componen el aire); es una muerte aun más agonizante y lenta.- Inhalaciones gaseosas:Este tipo de eutanasia activa es, tal vez de las más “dulces” o “agradables” que sesuministran a pacientes conscientes y semi-inconscientes.Aquí, el enfermo mediante una mascarilla buco- nasal, inhala en primer lugar (enalgunos casos) un gas, anestesian te, y posteriormente, un segundo gas, decarácter tóxico, por ejemplo, monóxido de carbono, cianógeno (carbono ynitrógeno) o dosis muy densas de anhídrido carbónico (rara vez se suministra estegas), que producen una muerte serena al paciente.- Dosis letales:En este caso, el paciente recibe de un segundo, o bien toma de su propia mano,una determinada cantidad de una sustancia tóxica.Se puede suministrar en enfermos semi - inconscientes o totalmenteinconscientes, bien por sonda naso- gástrica, perforaciones abdominales(conductos gástricos directos) u oralmente; las más usadas son la sal del ácidocianhídrico (cianuro).12 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_12.html 11
  • 13. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué 5. TIPOS DE EUTANASIA PASIVA:13Como ya hemos mencionado anteriormente, las formas de aplicación enla eutanasia pasiva son más bien, formas de “no aplicación”; pues bien, lo querealmente se hace es dejar de aplicar un cuidado, o de suministrar una necesidad(no siempre básica). Es “dejar morir”.- Inanición:Consiste en dejar de suministrar alimento a un paciente. Se retiran goteros tanto de sondas naso- gástricas, como intravenosos y dietasorales; la mayoría de los casos son de carácter voluntario por parte del enfermo.Aunque es bastante inhumano como método de aplicación involuntaria, se hadado en casos de estados de coma irreversible, tras haber sido valorados comomás adecuados por parte del equipo médico. En repetidas ocasiones, los enfermos conscientes, se retiran habitualmente losgoteros, dejan de comer o incluso se extraen las sondas alimenticias; siendo ellosmismos los que eligen este método de ejecución cuando la situación se legaliza.Además, es de los más lentos y agonizantes, pero con la asistencia del dolor seaplaca el sufrimiento.- Deshidratación:Este método viene, generalmente unido al de inanición.Como en el anteriormente mencionado, se retira una necesidad básica, el agua, alpaciente. Las causas de la elección de dicho procedimiento son las mismas queen el de inanición, aunque también se han dado excepciones, aplicándose comoeutanasia pasiva, en casos de coma irreversible.Es un método degradante y angustioso, por ello, suele venir acompañado detratamientos sedantes, que mantienen al enfermo en un estado de semi-inconsciencia.- Retirada de elementos mecánicos:Otro hecho de carácter pasivo, y no siempre voluntario, es la retirada deelementos o maquinaria de ayuda al enfermo, como respiradores, sondas,controladores cardiacos, etc.13 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_3.html 12
  • 14. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéEstos aparatos, inicialmente y en algunos casos no son necesarios, pero a medidaque el enfermo va empeorando, se incorporan como tratamiento paliativo, y sehacen imprescindibles.Por ello, algunos pacientes deciden desde el primer momento no hacer uso deellos, e ir degradándose de forma natural, tanto que, un enfermo podría respirar enperfectas condiciones con una traqueotomía, pero decide que no se le aplique; espor tanto su decisión un método eutanásico pasivo, que directamente no lo mata,pero que “le deja morir”.En la mayor parte de los casos por los que opta esta decisión, los enfermos queconocen su diagnóstico irreversible, desean morir dignamente, puesto que perecerestando enchufado a máquinas, y con tubos por todos los orificios naturales yartificiales del cuerpo, resulta denigrante y poco digno, sabiendo que el tristedesenlace es el mismo.- Retirada de tratamientos:Otra opción, es dejar de suministrar las dosis transcritas como tratamiento a unpaciente. No tomar unas pastillas diarias, o no poner la inyección de cada día,repercute paulatinamente sobre el enfermo, disminuyendo su calidad de vida, ypor tanto aproximándole a la muerte.Esta decisión suele ser voluntaria, y además, es de las más practicadas, tantolegal como ilegalmente, incluso a escondidas del médico; cuando las dosis sontomadas de manos de los pacientes, de forma libre, son muchos los que tiran lassuyas, o las esconden, causándose un mal lento y degradante pero que noproduce dolor instantáneo.- Aumento paulatino de una sustancia tóxica:Este recurso es de carácter totalmente legal siempre y cuando, dicha sustanciatenga como prioridad otra función sobre el paciente, por ejemplo, ciertosanalgésicos que, a la larga son venenosos para el organismo; en estos casos, lospacientes pueden ser conocedores o no de lo sucedido, pueden pedirlo o se lepuede ser suministrado de forma involuntaria, en estados de coma o aimposibilitados mentales. 13
  • 15. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéComo ya hemos mencionado, este hecho queda muy habitualmente fuera delámbito de la legalidad, pero pocas veces se ha penalizado, señalándolo como unaactividad compasiva. Es sin duda el mayor representante de la eutanasia como tal,una “muerte dulce”.- Evadir un cuidado extraordinario:Este método pasa absolutamente desapercibido, puesto que en realidad, no esdelito, tan solo es una circunstancia: por ejemplo, si un enfermo necesita unaoperación, que le prolongaría la vida algún tiempo más, el médico o el equipomédico, bien por carecer de los medios necesarios o porque no lo considerenoportuno (que no quiere decir no necesario), no la realicen y en consecuencia, elenfermo viva menos y tenga una peor calidad de vida.Este efecto es casi siempre involuntario, aunque suele decidirse junto con laopinión de los familiares. Este método está considerado al límite de la eutanasia, pudiéndose clasificarcomo un cuidado paliativo que persigue la tranquilidad del enfermo, aunque sereduzcan sus posibilidades, ante un posible riesgo innecesario.1414 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_3.html 14
  • 16. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué CAPITULO II LA EUTANASIA VISTA DESDE DIVERSOS ASPECTOS 15
  • 17. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué 6. LA MEDICINA ANTE LA EUTANASIAEn la web15 podemos encontrar que su discurso siempre ha estado presente en elámbito de la Medicina: “los médicos tienen una larga tradición de dejar morir aciertos pacientes graves de edad avanzada que se encuentran en estado terminaly sin esperanzas de cura”. No debe interpretarse como que los médicos hanpracticado a lo largo de la historia la eutanasia activa; más bien a lo quehistóricamente se ha entendido como el desahucio.La eutanasia, tal y como la plantean los defensores de su legalización, afecta delleno al mundo de la Medicina, puesto que las propuestas de sus patrocinadoressiempre hacen intervenir al médico o al personal sanitario. Pero la cuestión de laeutanasia no es, propiamente hablando, un problema médico, o no tendría queserlo.La eutanasia merece la misma calificación ética si la practica un médico o unaenfermera en el técnico ambiente de un hospital que si la practica, por otro mediocualquiera, un familiar o un amigo de la víctima. En ambos casos se trata de unhombre que da muerte a otro.La eutanasia no es una forma de Medicina, sino una forma de homicidio; y si lapractica un médico, éste estará negando la Medicina.16Porque la razón de ser de la Medicina es la curación del enfermo en cualquier fasede su dolencia, la mitigación de sus dolores, y la ayuda a sobrellevar el trancesupremo de la muerte cuando la curación no es posible.La eutanasia, por el contrario, no sólo es la renuncia a esa razón de ser, sino queconsiste en la deliberada decisión de practicar justamente lo opuesto a laMedicina, ya que es dar muerte a otro, aunque sea en virtud de una presuntacompasión.Cualquiera es perfectamente capaz de advertir la diferencia sustancial que existeentre ayudar a un enfermo a morir dignamente y provocarle la muerte.La eutanasia no es una técnica, es un recurso de la Medicina: la eutanasiaexpulsa a la Medicina, la sustituye. La eutanasia, además, precisamente por ser lanegación de la Medicina, se vuelve contra el médico que la practique.15 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_12.html16 http://www.conferenciaepiscopal.nom.es/ceas/documentos/eutanasia.htm 16
  • 18. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéEl deber del medico es uniforme: curar a los enfermos, aliviar sus sufrimientos y,asimismo, asistirlos hasta la muerte.La noción de muerte clínica o cerebral permite, en especial, precisar mejor elmomento a partir del cual – en razón del fallecimiento de la persona – el debermedico de preservar la vida desaparece.Este criterio es propuesto no como valoración de la vida en cuestión, sino como unmedio para superar esta problemática.La asistencia al moribundo no obliga al medico a realizar, contra la voluntad delpaciente, todo tratamiento para conservarle la vida.17 7. VISIÓN CATÓLICA DE LA EUTANASIALa vivencia religiosa del cristianismo concibe la vida como un don y una bendiciónque ha recibido de Dios y de la que no puede disponer.Esta vivencia se plasmará en la afirmación de que Dios es el único dueño de lavida humana y el hombre es su mero administrador. La teología católica medievaldefenderá la inviolabilidad de la vida humana basándose en tres argumentos: esapropiación de un derecho que corresponde a Dios, es falta de amor a uno mismoy es una indebida dejación de las responsabilidades sociales.La doctrina de la Iglesia sostiene que la eutanasia aunque se quisiera llevar acabo por motivos de piedad ante los sufrientes es siempre un atentado al valor yrespeto a la vida, aunque se hiciera con buena intención.Respecto a lo que a la eutanasia voluntaria se refiere, la Iglesia indica que cuandoun enfermo manifiesta el deseo y voluntad de que lo maten, no es morir lo queprimariamente busca sino acabar con una serie de condicionantes como el dolor,la soledad, incapacidad propia, ser molestia y estorbo para los demás, miedosinteriores, debilidad, depresiones normales y muchas mas cosas, que le hacen lavida demasiado dura e imposible y por consiguiente la suplicas de los enfermosmuy graves que alguna vez invocan la muerte no deben ser entendidas comoexpresión de una verdadera eutanasia.17 José Hurtado Pozo “Manual de derecho” pág.18. 17
  • 19. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéLa Iglesia expresa la petición de muerte por parte de una enfermo gravemanifiesta fundamentalmente una demanda implícita para otro tipo de ayuda queesta necesitando, casi siempre son peticiones angustiadas de asistencia y deafecto, es decir que está clamando además de los cuidados médicos, el amor, elcalor humano y sobrenatural, con el que pueden y deben rodearlo todos aquellosque están cercanos, padres, hijos, médicos y enfermeros.Por lo anterior, la respuesta mejor a un enfermo que pide la muerte no consiste endarle gusto, sino en ofrecerle esos medios sanitarios, psicológicos y afectivos quele hagan llevadera y soportable la vida a pesar de las condiciones degradadas enque se encuentre, tampoco hay que olvidar la presión inconsciente, a la quepodría verse sometido el enfermo, que reconoce las molestias y el malestar quecausa a su alrededor, pero que no quiere abandonar su lucha.En el documento “Declaración sobre la eutanasia, Ecclesia” la Iglesia dice: “Nada ni nadie puede autorizar la muerte de un ser humano inocente, sea feto,embrión, niño o adulto, anciano, enfermo incurable o agonizante. Nadie, ademáspuede pedir este gesto homicida para sí mismo o para otros confiados a suresponsabilidad, ni lo puede consentir explícita o implícitamente.Ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo.Se trata, en efecto de una violación a la ley divina, de una ofensa a la dignidad dela persona humana, de un crimen contra la vida, de un atentado contra lahumanidad. Podría también verificarse que el dolor prolongado e insoportable,razones de tipo afectivo u otros motivos diversos, induzcan a alguien a pensar quepuede legítimamente pedir la muerte o procurarla a otros.“La eutanasia voluntaria, cualesquiera que sean sus formas y sus motivos,constituye un homicidio. Es gravemente contraria a la dignidad de la personahumana y al respeto del dios vivo, su creador”.18Para Jesús la vida biológica y temporal del hombre, aún siendo un valorfundamental, no es el valor absoluto y supremo, ya que El mismo dijo “el quepierde su vida, la gana” y “nadie tiene más amor que quien da la vida por susamigos”.Para el creyente en Jesús, su forma de asumir la muerte es un modelo para elcristiano puesto que “en la vida y en la muerte somos del Señor”.18 Catecismo de la iglesia católica 1992 pág. 510. 18
  • 20. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéPara la ética de Jesús, la vida es un valor fundamental pero no absoluto; lo únicoabsoluto es la causa del Reino de Dios.19Como plantea Jack w. Provonsha:20 “En las escrituras no podemos encontrar unmodela especifico para saber cuando prolongar artificialmente la vida de unenfermo terminal, cuando suspender el proceso y en que circunstancias” 7.1. PUNTOS FUNDAMENTALESPodemos encontrar en la web21un documento reciente de la Congregación para laDoctrina de la Fe en el que se expresa la postura de la Iglesia en el tema de laeutanasia. Estos son:-Clara afirmación de la inviolabilidad de la vida humana: "nadie puede atentarcontra la vida de un inocente... sin violar un derecho fundamental, irrenunciable einalienable".-Por ello se condena la eutanasia "con el fin de eliminar radicalmente a losenfermos mentales o a los incurables la prolongación de una vida desdichada,quizá por muchos años, que podría imponer cargas demasiado pesadas a lasfamilias o a la sociedad".Es inadmisible poner fin a la vida de un enfermo, incluso ante un dolor "prolongadoe insoportable".La eutanasia debe situarse en un marco que habrá de tenerse en cuenta: ladificultad de la sociedad actual para asumir e integrar el hecho de la muerte, y ladel hombre actual para aproximarse al enfermo terminal y acompañarle en susangustias y sufrimientos."Las súplicas de los enfermos muy graves, que alguna vez invocan la muerte, nodeben ser entendidas como expresión de una verdadera voluntad de eutanasia;éstas, en efecto son casi siempre peticiones angustiadas de asistencia y afecto.19 http://www.redessvida.org/publicaciones-red-latinoamericana-de-sacerdotes-y-seminaristas-por-la-vida/245-la-eutanasia.20 Provonsha, Jack w, bioética cristiana, dialogo universitario pág. 10.21 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_derecho-a-la-vida.html. 19
  • 21. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéAdemás de los cuidados médicos, lo que necesita el enfermo es el amor, el calorhumano y sobrenatural con el que pueden y deben rodearlo todos aquellos queestán cercanos, padres e hijos, médicos y enfermeras". 8 ARGUMENTOS DE LA EUTANASIA228.1 Argumentos a favor8.1.1. Médicos Desde siempre, los médicos han participado en la toma de decisiones sobre el fin de la vida y actualmente es común suspender o no instaurar tratamientos en determinados casos, aunque ello lleve a la muerte del paciente. Es lo que se conoce como limitación del esfuerzo terapéutico, limitación de tratamientos o, simplemente, eutanasia pasiva. Ésta se lleva a cabo con el conocimiento y anuencia de los familiares y/o curadores del paciente. En medicina, el respeto a la autonomía de la persona y los derechos de los pacientes son cada vez más ponderados en la toma de decisiones médicas. En sintonía con lo anterior, la introducción del consentimiento informado en la relación médico-paciente, y para éstas situaciones, la elaboración de un documento de voluntades anticipadas sería una buena manera de regular las actuaciones médicas frente a situaciones hipotéticas donde la persona pierda total -o parcialmente- su autonomía para decidir, en el momento, sobre las actuaciones médicas pertinentes a su estado de salud.8.1.2. JurídicosLa despenalización de la eutanasia no significa obligatoriedad absoluta.No se puede imponer el criterio de un conglomerado al ordenamiento jurídico detodo un territorio, por lo que el derecho debiera asegurar los mecanismos pararegular el acceso a la eutanasia de los pacientes interesados que cumplan unosrequisitos especificados legalmente; así como de la legalidad y transparencia delos procedimientos.22 http://problemasybioetica.blogspot.es/ 20
  • 22. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué La sociedad moderna basa su ordenamiento jurídico en la protección de los derechos humanos. En este sentido, cada enfermo tiene derecho a decidir, informada mente, sobre los asuntos que pertenecen a una esfera tan privada como su cuerpo; y en virtud de esto, decidir cómo quiere seguir -o no seguir- viviendo.En la eutanasia se puede escoger el tipo de muerte que se le da al paciente.8.2. Argumentos en contra Los argumentos en contra inciden en la inviolabilidad de la vida humana, ladefensa de su dignidad independientemente de las condiciones de vida o lavoluntad del individuo implicado, y las repercusiones sociales de desconfianza quepodría conllevar la eutanasia."La eutanasia, es decir, el acto deliberado de poner fin a la vida de un paciente,aunque sea por voluntad propia o a petición de sus familiares, es contraria a laética.La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamentecontraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la IglesiaCatólica Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.La postura del actual papa Benedicto XVI quedó explícitamente recogida en unacarta a varios eclesiásticos norteamericanos de 2004:No todos los asuntos morales tienen el mismo peso moral que el aborto y laeutanasia. Por ejemplo, si un católico discrepara con el Santo Padre sobre laaplicación de la pena de muerte o en la decisión de hacer la guerra, éste no seríaconsiderado por esta razón indigno de presentarse a recibir la SagradaComunión. Aunque la Iglesia exhorta a las autoridades civiles a buscar la paz, y nola guerra, y a ejercer discreción y misericordia al castigar a criminales, aún seríalícito tomar las armas para repeler a un agresor o recurrir a la pena capital. Puedehaber una legítima diversidad de opinión entre católicos respecto de ir a la guerray aplicar la pena de muerte, pero no, sin embargo, respecto del aborto y laeutanasia.Tercer punto de la carta de J. Ratzinger, al cardenal Theodore McCarrick,Arzobispo de Washington DC 21
  • 23. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéLas Iglesias luteranas y metodistas en cambio, como asimismo la mayoría de lasafiliadas a la Comunión Anglicana se oponen en principio, pero dan espacio parala decisión individual caso a caso. Por otro lado, varias iglesias han optado por no pronunciarse a este respecto yenfatizar el valor de la conciencia individual en cuestiones éticas, es el caso de lasiglesias católicas afiliadas a la Unión de Utrecht, y algunas Iglesias presbiterianas,entre otras. 8. LA ACTUAL DISCUSIÓN SOBRE LA EUTANASIANo hay acuerdo sobre el significado del término “eutanasia”. Etimológicamente es“buena muerte”, pero esa acepción se ha dejado de lado. Más bien se entiende como la conducta intencionadamente dirigida a producir lamuerte de una persona que tiene una enfermedad incurable y terminal, porrazones compasivas y en un contexto médico.Podría realizarse a petición del paciente, mediante formas de expresión previa devoluntad, sin conocer su voluntad o en contra de ella.Se distingue así entre eutanasia voluntaria y eutanasia involuntaria. La eutanasiainvoluntaria no es aceptada en ninguna parte. En cambio, la voluntaria es aceptada por numerosos autores y por algunaslegislaciones europeas.El fundamento para aceptarla es el reconocimiento del derecho de las personas agestionar su propia vida y la forma de su muerte.Pero existe una contra de esta argumentación ya que se afirma que la vidahumana es un don, con un valor fundamental, y que nadie tiene derecho a atentaren su contra, aunque sea con la intención de terminar con el sufrimiento de unenfermo. Y para el caso de los médicos, se agrega que el fin de la medicina espaliar el sufrimiento cuando no se puede curar la enfermedad, desarrollandocuidados paliativos de excelencia, así que eliminar al enfermo sería traicionar esamisión.Asunto diferente es la limitación de tratamientos en enfermos terminales.En esos casos se trata de decisiones complejas y difíciles que se toman cuandoalgunos tratamientos se consideran desproporcionados o inútiles y cuandoalgunas de las medidas de soporte vital sólo están prolongando el sufrimiento y laagonía, sin posibilidad alguna de impedir la muerte. 22
  • 24. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García OruéMuchos evitan o postergan estas decisiones, pues temen que con ellas se estépracticando alguna forma de eutanasia, la mal llamada eutanasia pasiva, que esun término que muchos autores proponen dejar de usar. Con la limitación osuspensión de tratamientos desproporcionados, incluidas algunas medidas desoporte vital, se busca permitir la muerte.No se trata de producirla, sino de aceptarla como un hecho inevitable,manteniendo o reforzando las medidas de cuidado básico y de tratamiento deldolor.La muerte en paz que todos anhelamos es un proceso en el cual se nos trate eldolor, recibamos acompañamiento, apoyo emocional y espiritual, sin someternos aintervenciones que prolonguen artificial e indebidamente la agonía y elsufrimiento.23La brutal aplicación de la eutanasia en la época nazi convirtió esta palabra en untérmino tabú en los años de la posguerra.Sin embargo, no muchos años después vuelve a plantearse el tema en relacióncon el famoso proceso de Lieja contra el matrimonio Vandeput.Sobre todo a partir de los años setenta, la discusión en torno a la eutanasiacomienza a ser más intensa. En esta nueva situación inciden varios hechos concretos, que han sido muydifundidos por los medios de comunicación social.24Hoy en día, se acepta generalmente un límite:La intervención del médico no debe comportar una inútil prolongación desufrimientos mas allá de lo soportable, ya que este se inspira en el respeto de ladignidad humana que tiene como fuente esencial la libertad de cada uno paradecidir sobre el tratamiento que se le propone o aplica. El carácter inalienable del derecho a la vida no impone al titular la obligación deseguir viviendo en contra de su voluntad y en consecuencia a esto el médico nopuede ignorar la decisión manifestada por el paciente aun en el caso que fueracontraria a las prescripciones de la ciencia médica.El médico no puede pretender ni ser visto como dueño de la salud y muerte delpaciente.23 http://medicina.udd.cl/centro-bioetica/2010/08/05/el-debate-actual-sobre-la-eutanasia/24 http://html.rincondelvago.com/eutanasia_derecho-a-la-vida.html 23
  • 25. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué CONCLUSIONES1) La eutanasia es entonces el acto cuyo fin es evitarle sufrimientos insoportableso la prolongación artificial de la vida a aquella persona que padece de un malincurable.2)Este tema está muy debatido, existen miles de personas padeciendoenfermedades terminales y diariamente están alargando no solo su vida sinotambién su sufrimiento mediante maquinas, tan solo pueden estar acostados y enpocos casos hablar o mover alguna de sus extremidades hasta la hora de su final.3) En la eutanasia paciente debe tener necesariamente una enfermedadirreversible para que esta pueda ser aplicada.4)Se puede concluir como “voluntaria” a la eutanasia activa ya que cuando elpaciente, siendo totalmente consciente de sus facultades, y pudiendo usarlas ensu totalidad, declara su deseo de dejar de seguir viviendo en unas condicionesque carecen de dignidad, tranquilidad, felicidad, sosiego, paz espiritual que privande la felicidad que cualquier individuo debe tener.5)La eutanasia pasiva llegaría ser “involuntaria” debido a los Casos que seproducen cuando, ante un cuadro médico irreversible, de inconsciencia o falta defacultades mentales mínimas, el médico o grupo médico, junto con la opinión delos familiares, deciden sobre un enfermo el practicar un método eutanásico, queacabe con su vida, de forma indolora, tal que el enfermo no sea consciente deltránsito entre la vida y la muerte.6) La Limitación del esfuerzo terapéutico que es la limitación de tratamientos o,simplemente, eutanasia pasiva se lleva a cabo con el conocimiento y anuencia delos familiares del paciente.7)La mayoría de las religiones y mucha gente está en desacuerdo con laeutanasia pero yo pienso que si una persona quiere morir ha de tener derecho ahacerlo, aun más si está viviendo gracias a medicamentos y con muchosufrimiento.8) En la actualidad es común suspender o no instaurar tratamientos endeterminados casos, aunque ello lleve a la muerte del paciente. 24
  • 26. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS-Alberto Vásquez Ríos “Derecho a las Personas” tomo 1Editorial San Marcos,Perú, 1997.-Catecismo De La Iglesia Católica, Madrid, Asociación De Editores delCatecismo1992.-José Hurtado Pozo, Manual de Derecho.-Provonsha, Jack w, Bioética Cristiana, Dialogo Universitario 1989 PAGINAS WEB (LINKOGRAFIA)-http://es.wikipedia.org/wiki/Eutanasia-http://problemasybioetica.blogspot.es/-http://html.rincondelvago.com/eutanasia_12.html-http://www.conferenciaepiscopal.nom.es/ceas/documentos/eutanasia.htm-http://www.redessvida.org/publicaciones-red-latinoamericana-de-sacerdotes-y-seminaristas-por-la-vida/245-la-eutanasia-http://medicina.udd.cl/centro-bioetica/2010/08/05/el-debate-actual-sobre-la-eutanasia/ 25
  • 27. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué GLOSARIO-Anuencia: Consentimiento, permiso para realizar algo.-Aplacar: Aliviar, disminuir.-Desahucio: Abandonado o condenado a algo.-Desdichada: Desgraciado, que tiene mala suerte.-Dignidad: Cualidad de digno, que se comporta con decoro y se hace respetar.-Enfatizar: Expresarse con énfasis.-Expreso:Claro, explícito.-Implícita: Se dice de lo que se entiende incluido en otra cosa sin expresarlo.-Inadmisible: Intolerable, que no se puede aceptar.-Inalienable: Que no se puede enajenar, es decir, ni transmitir, ni ceder ni venderlegalmente.-Paliar: Disminuir la intensidad de un dolor o los efectos dañinos de algo.-Paliativa: Lo que mitiga, suaviza o atenúa el dolor o efectos negativos de algo.-Parenteral: forma de administración de un medicamento cuando no es digestiva.-Perspectiva: Punto de vista, forma de considerar algo.-Pertinente: Que pertenece o se refiere a una cosa.-Ponderado: Se aplica a la persona que se comporta con tacto y prudencia.-Procurar: Esforzarse en tratar de conseguir algo.-Punible: Que debe ser castigado.-Relevante: Sobresaliente, excelente.-Terapéutico:Parte de la medicina que tiene por objeto el tratamiento de lasenfermedades. 26
  • 28. La Eutanasia Autor: Edgar Jonathan García Orué ANEXOS 27

×