Principios Constitucionales, Generales y Reglas del Derecho Procesal

22,709 views
22,511 views

Published on

Realizado por el Br. Vladimir Platero

Published in: Education
0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
22,709
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
221
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Principios Constitucionales, Generales y Reglas del Derecho Procesal

  1. 1. INTRODUCCIÓNEs fundamental conocer algunas de las tesis generales que posee el Derecho Procesal, puesestos son los que dirigen y determinan el debido proceso. De manera introductoria podemosdefinir al Derecho Procesal como “el conjunto de principios y normas jurídicas que regulanla actividad judicial del Estado y de los particulares en la realización indirecta del derecho”1.Pero más bien en una definición más estricta el Derecho Procesal se puede concebir como “larama del derecho que estudia el fenómeno jurídico llamado proceso judicial y los problemasque le son conexos…”2. De ahí se deduce que el proceso es el instrumento creado por laConstitución y constituido por normas para la realización indirecta del derecho por medio deprocedimientos y con la intervención del Órgano Jurisdiccional que cumple la función derecomposición del orden jurídico.Explicado de manera general lo que es Derecho Procesal, y lo que es también el Proceso,podemos establecer el tema de nuestro trabajo de investigación que se denomina “PrincipiosConstitucionales, Generales y Reglas Procesales dentro del Derecho Procesal”, siendo unode los objetivos indagar y aclarar este tema.A manera de introducción, hemos revestido de importancia definir las palabras que son objetode nuestra investigación para comprender más su naturaleza. Según G. Cabanellas principio esla “causa primera… máxima, norma, guía”3entendiendo este término como la funcióndirectriz y orientadora que guía una determinada causa. Y regla definido por el Diccionario dela Real Academia como el modo de ejecutar algo o aquello que ha de cumplirse.1FERREYRA DE LA RUA, Angelina. et al. Teoría General del Proceso. Tomo I, Editorial Advocatus, Córdoba,2003, p.13.2Ibíd. pp. 12-13.3CABANELLAS, Guillermo. Diccionario Jurídico Elemental. Editorial Heliasta, Perú, 2006, p.382.
  2. 2. I. FUNDAMENTOS CONSTITUCIONALES DEL DERECHO PROCESALLa Constitución es reconocida por varios doctrinarios como una de las fuentes formales delDerecho Procesal evidentemente por la naturaleza normativa que posee. Pues está siendo lanorma fundamental con carácter supremo y dado su característica de fundamentalidad, se partede la premisa de que todas las áreas o ramas del Derecho están supeditadas a esta, así se partede que la carta magna consagra las bases de la organización del sistema político imperante: asímientras unos son unitarios o federalistas, otros poseen una forma republicana, y otros que sederivan del pensamiento democrático del Estado; y es por eso que los autores Beatriz yEugenio nos dicen que “por medio de las constituciones se resuelven los complejos problemaspolíticos que significan la administración de justicia y las garantías de los justiciables”4.A. FUNDAMENTOS REPUBLICANOS DEL DERECHO PROCESAL“Se enlistan como tales algunos de los siguientes: a) carácter exclusivo y obligatorio de lafunción jurisdiccional… b) independencia”5. Carácter exclusivo y obligatorio de la función jurisdiccional: Según este principio,el Estado como ente soberano y supremo es el único que puede dictar derecho objetivo,y por lo tanto se le reserva el ejercicio de la actividad jurisdiccional de una maneraúnica, exclusiva y obligatoria. Independencia: Según este fundamento se le reviste importancia al principio de laseparación de poderes, pues es este el que garantiza exclusivamente al poderjurisdiccional (en nuestro caso órgano judicial) la respectiva función soberana, y todaslas disposiciones constitucionales que garanticen la independencia de este órgano4QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Teoría General del Proceso. 1° Edición, Editorial Temis, Santa Fe,1995, pp.86-87.5Ibíd. p.87.
  3. 3. frente a los demás y especialmente del poder ejecutivo. A través de este principio seestablece un tipo de “sistema de incompatibilidades” que garanticen a la personasometida por la jurisdicción la rectitud y la imparcialidad, este sistema se puederesumir “para que el juez pueda hallarse por encima de los poderes políticos y aun delas masas que pretenden presionar sobre las decisiones; autoridad, para que sus fallosno sean dictámenes académicos ni piezas de doctrina, y se cumplan efectivamente porlos órganos encargados de ejecutarlos”6así el juez está sometido meramente a la leyprocesal. Ahora bien, cabe reconocer algunos de los principios o garantías deindependencia que posee este poder jurisdiccional, los cuales brevemente son: a) elnombramiento de los juzgadores se hace independientemente a la intervención depoderes políticos, b) la estabilidad de los miembros del poder judicial, y c) laimpalpable remuneración con el fin de evitar represalias del poder administrador7.B. FUNDAMENTOS DEMOCRATICOS DEL DERECHO PROCESAL“La concepción democrática busca un justo equilibrio entre el Estado-autoridad y losderechos del individuo como tal”8. Se ahonda en el análisis de estas tesis: la concepción delEstado Liberal que transcribe en el derecho procesal, especialmente en la idea formal delproceso, el cual adhiere figuras instrumentales que se convierte en forma para la satisfaccióndel derecho adjetivo. Según Beatriz y Eugenio uno de los primeros postulados es el de que“los justiciables son libres y son iguales…”9, y se ve entonces al sistema apoyarse en uno desus cimientos fundamentales el principio de igualdad de las partes, igualdad que como dice6COUTURE, Eduardo. Fundamentos del Derecho Procesal Civil. 3° Edición, Ediciones De Palma, BuenosAires, 1997, p.161.7QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p. 88.8Ibíd. p.88.9QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p. 88.
  4. 4. E.Couture no deja de ser un enunciado meramente teórico, pues lo que se ve en realidad es queestos postulados democráticos de la igualdad y de la libertad, representativos de valorespolíticos hagan parte del derecho procesal, transformados por la incidencia de otros valores decarácter cívico como la seguridad, el orden y la paz10. Así en un sentido jurídico esta igualdadsignifica en resumen “la igualdad de los iguales en iguales circunstancias”.Mas sin embargo el equilibrio democrático no se fundamenta solamente en los enunciados oformulación de principios declarativos, sino también en la manera de comprender las garantíasdemocráticas que nos da el derecho procesal, y estas primordialmente son dos: La garantía del debido proceso legal. La garantía de la supremacía constitucional, concebida como la facultad del poderjudicial de inaplicar la ley inconstitucional en su proveído. En el caso de nuestralegislación encontramos esta garantía debidamente establecida en el Art. 246 Cnrespectivo a la preeminencia de la constitución, y Art.182 Cn respecto de lainaplicabilidad de las leyes.C. PROTECCIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES EN RELACIÓN ALPROCESO1. GARANTIAS FUNDAMENTALES DEL DEBIDO PROCESOEl principal argumento de este principio relativo a la protección de los derechosfundamentales, es que es de principal importancia, muchas veces muy menester dilucidar si unimputado es culpable o no, de ahí la superación de distintas etapas judiciales que en sucomplejidad se denominan “proceso”, esto es, “el medio de discusión de dos litigantes ante10COUTURE, Eduardo. Loc cit. p.149.
  5. 5. una autoridad según cierto procedimiento preestablecido por la ley”11, pero aun en un strictosensu seria definida como aquella actividad compleja, progresiva y metódica, que se realiza deacuerdo con reglas preestablecidas, cuyo resultado sería el dictado de una norma individual(llámese sentencia), con la finalidad de declarar el derecho material aplicable al caso concreto.Y más todavía, en el proceso penal el que es más que primordial salvaguardar las garantíasmínimas al imputado, sobre todo aquellas que aseguren su dignidad como persona humana, yla posibilidad de ejercer su derecho de defensa. Pues si bien la garantía del debido proceso esimportante en todas las ramas civil, mercantil, laboral… en el derecho penal acoge unaimportancia trascendental, pues este atenta con el valor comprometido de la libertad personal.Es por eso que el denominado “debido proceso” es un protocolo esencial del derecho procesalpenal moderno, y más que todo es una exigencia que se hace al ordenamiento jurídico para elrespectivo respeto a los derechos humanos.El debido proceso se nutre de ciertos requisitos mínimos, para que este no pase de ser unconcepto vacío de contenido. Los tratados internacionales poseen un papel muy relevante eneste tema, pues estos además de consagrar el debido proceso, suministran esos requisitosmínimos que debe reunir un verdadero debido proceso. Así en el mismo sentido, son estos losque reafirman y amplían la garantía de la inviolabilidad de la defensa en juicio, y a manera deejemplo tomamos el Art. 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, laDeclaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en su Art. 26, el Art. 14 delPacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y así muchísimos tratados más.a) REQUISITOS DEL DEBIDO PROCESO11ALVARADO VELLOSO, Adolfo. Introducción al estudio del Derecho Procesal. Tomo 1, Rubinzal-CulzoniEditores, Argentina, 1989, p.43.
  6. 6. Como anteriormente se dijo, el debido proceso se fundamenta de los requisitos proporcionadospor los tratados internacionales que son los que suministran y determinan los elementos queeste debe poseer; así estos pueden sistematizarse en cinco categorías: Juez Natural: Es lo mínimo que debe presentar un proceso para que sea legal y justo;y conforma una verdadera garantía al imputado. Así definitoriamente es aquel “juez otribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por laley”. Competencia: aptitud que la ley confiere a los jueces para conocer endeterminadas causas, para ejercer su jurisdicción. (tiene que ver en razón alterritorio, y la materia sometida a juzgamiento) Independencia: condición del juzgador que implica que no se encuentresubordinado a ninguna de las partes dentro del proceso. Imparcialidad: es la que perfila al juez como un verdadero tercero neutral entrelas partes, que decidirá con objetividad. Establecido con anterioridad por la ley: el juez tiene que haber sido designadopreviamente al hecho que motiva el proceso, de acuerdo al mecanismo legal parasu nombramiento. Derecho de ser oído: Se puede definir como la potestad que tiene todo imputado a serescuchado por el órgano competente, en este caso el jurisdiccional. Duración razonable: El desarrollo del proceso debe prolongarse por un plazorazonable.
  7. 7.  Publicidad: A través de este se aseguran las transparencias judiciales. Este asegura ladefensa en su sentido más amplio, pues permite que otros que no estén involucradoscon el proceso tengan acceso a su desarrollo… Prohibición del doble juzgamiento: Requisito de rango constitucional, establece enque nadie puede ser perseguido penalmente más de una vez por el mismo hecho.b) GARANTIAS DEL DEBIDO PROCESOEstas garantías son primordialmente dos:Necesidad de oír al demandado Igualdad de las partesEs así, ya que es indispensable vincular alproceso a la parte contra quien se formula elderecho que el demandante reclama, a fin de queeste se introduzca dentro del proceso, y puedaejercer su derecho de defensa.Significa que las dos partes, dispongande las mismas oportunidades paraformular cargosII. PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO PROCESALSegún los autores Beatriz y Eugenio los principios generales del derecho procesal son “lospresupuestos políticos que determinan la existencia funcional de un ordenamiento procesalcualquiera”12. Es así que ellos concretan o mediatizan algunas de las garantíasconstitucionales y en cada uno puede encontrarse una relación directa con las normasfundamentales contempladas en la Constitución de la República. Lino Palacio por su parteafirma que estos principios son “las directivas u orientaciones generales en que se funda cadaordenamiento jurídico procesal”13.12QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p. 90.13PALACIO, Lino. Manual de Derecho Procesal. Tomo 1, Editorial Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1977, p.70.
  8. 8. Algo muy importante que cabe destacar de estos principios que rigen el Derecho Procesal, esque estos son un tipo de criterios informadores de nuestro ordenamiento procesal que se trazanen relevancia por su adecuación con el modelo de proceso justo trazado por nuestraConstitución. Así en conclusión, se puede entender a estos principios como un punto departida, el cual se ve en función de lo que se pretende encontrar, la causa eficiente y la causafin del proceso. “Líneas directrices u orientadoras que rigen el proceso plasmándose de estemodo una determinada política procesal en un ordenamiento jurídico determinado y en unmomento histórico dado”14.A. PRINCIPIO DE BILATERALIDAD (CONTRADICCIÓN)“El debate procesal debe ser ordenado a fin de preservar la igualdad de los contendientes almomento de hacer valer sus derechos”15. El principio de bilateralidad de la audiencia o decontradicción se resume en lo siguiente: a que a “cada una de las partes debe concederse unacantidad y calidad de oportunidades para intervenir, atacando, defendiéndose, probando…que sea igual para ambas”16. Juan Luis Gómez dice que este principio es muy antiguo ypresupone la obligación de escuchar a todas las partes antes de tomar una resolución,principalmente la decisión de fondo17.En un criterio más estricto los doctrinarios Beatriz y Eugenio enmarcan a este principio a que“el juez no podrá decidir una pretensión o reclamo del actor, si la persona en contra de quienha sido propuesto no ha tenido oportunidad de ser oída”18. Este principio recibe el nombre en14FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Teoría General del Proceso.Universidad Empresarial, Córdoba, 2003, p.129.15Ibíd. p.132.16FAIREN GUILLEN, Víctor. Teoría General del Derecho Procesal. 1° Edición. Universidad NacionalAutónoma de México, México, 1992, p.33.17GÓMEZ COLOMER, Juan Luis, et al. Introducción al Derecho Procesal (Parte General del DerechoJurisdiccional). 1° Edición, Colección Sapientia, España, 2010, p.117.18QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.91.
  9. 9. locución latina de audiatur et altera par, y cabe destacar que este se incrusta en la Constitucióncomo una garantía al individuo a la inviolabilidad de su defensa en un juicio, en nuestro casoel Art.11 Cn hace referencia a este principio mencionando que “ninguna persona puede serprivada del derecho a la vida, a la libertad… sin ser previamente oída y vencida en juicio conarreglo a las leyes…”. Mas sin embargo este principio es de carácter eventual, y decimoseventual porque “no interesa al derecho que la parte efectivamente se pronuncie sino que sele haya otorgado una razonable oportunidad de defenderse o de cumplir con la cargaprocesal de expresarse, de ofrecer, producir y controlar la prueba”19. Por eso decimoseventual porque lo que es esencial es la posibilidad de la contradicción, no el momento en queesa posibilidad se trate, ni tampoco exigir que efectivamente se contradiga.Ahora bien, los procesalistas nos indican el enfoque bifronte que posee el principio de labilateralidad de la audiencia: Desde un punto de vista positivo tiene que ver con la disciplina de las notificaciones, loque indica la manera en cómo se comunica el juzgador con las partes dentro delproceso, “con el fin de tener la certeza de que los actos procesales sean efectivamenteconocidos por sus destinatarios”20. Desde un punto de vista negativo significa el establecimiento de remedios procesalesque restituyan a las partes la garantía de la contradicción cuando el efecto preclusiónde los actos procesales transgredan esta garantía.En nuestra legislación podríamos citar como ejemplos el Art 6 del Código Procesal Civil yMercantil.19FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.133.20QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.92.
  10. 10. B. PRINCIPIO DE FORMALISMO“Las formas procesales son establecidas como garantía del justiciable y se basan en elprincipio de la seguridad jurídica”21. Esta regulación de las formas procesales estampa unacualidad especial al derecho procesal, pues una característica de este es que es un derechoformal. Se dice que la doctrina desde siempre se ha preocupado por la regulación de lasformas procesales, dándole en ciertos tiempos un sentido muy relevante y prioritario, y enotros se le ha desvirtuado hasta tener como consecuencia una libertad absoluta (arbitrariedad),más estas posturas del sistema rígido y el sistema de libertad absoluta se han identificadocon ciertos momentos de la historia, el primero puede llevar a situaciones inaceptables “en lascuales se exige la forma por la forma misma”22y esto puede implicar una preponderancia delo ritual en el contenido del acto, un ejemplo de esto lo mencionan los doctrinarios Beatriz yEugenio ellos describen que “en el derecho primitivo la actuación procesal era severamenteritualista… esta exageración origino los abusos y las degeneraciones del formalismo, ya quela forma fue adquiriendo un valor esencial, por la forma misma, con prescindencia de suobjeto y de su fin”23. Entonces se reaccionó con esa rigidez excesiva, pero la reacción produjomales mayores ya que el sistema opuesto al de rigidez fue el de libertad absoluta y esto trajocaos, situaciones de anarquía y de inseguridad “así se intentó mantener la regulación legal dela forma pero se admitió al mismo tiempo que por un acto gracioso del juez se dispensara suobservancia y así la arbitrariedad jurisprudencial introdujo el caos…”24. Conforme a estecontexto, surgió otro sistema llamado sistema de disciplina judicial que en resumen leotorgaba al juez algunas facultades para establecer las modalidades para el cumplimiento de21FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.135.22Ibíd. p.135.23QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.95.24QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.95.
  11. 11. cierta actividad procesal25, más sin embargo la problemática no se resuelve con ese tópico, yaque fue necesario construir un medio para cumplir con el acto y conseguir la realización delderecho sustantivo que corresponda, en este suceso entra en el acto el sistema de la legalidadde las formas según el cual la eficacia jurídica es su mayor premisa y comprende que la“actividad individual ante el órgano jurisdiccional está reglamentada por el derecho procesalque establece las condiciones de tiempo, modo y orden que deben desarrollarse”26“se regulael modo de cumplimiento de la actividad procesal ya sea, con previsiones específicas paracada acto o por disposiciones generales de remisión, en las que se refleja el sistemaadoptado”27. Así con este sistema se garantiza mayormente la seguridad jurídica, y para eso suimplantación coexiste tanto por las partes como por el legislador, en el caso de las partescoexiste de manera excepcional como por ejemplo: el arbitraje privado28, mientras que en elcaso del legislador con efecto erga omnes (regla general); “el legislador estructura las formasprocesales como condición para la eficacia jurídica del procedimiento y de los actosprocesales y, en previsión de algún vacío, establece una norma general de remisión en la cualdebe buscarse la sistemática del ordenamiento procesal”29.1. LA FORMA DEL PROCEDIMIENTOEl diputado predetermina tipos de procedimiento con miras a mantener la primacía del procesode pleno conocimiento (proceso ordinario o común), y a su margen consagra procedimientosespeciales30. La estructura de los procedimientos se adecuan al derecho adjetivo (sustancial)25FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.136.26QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.95.27FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.136.28Aquel que trata de resolver las controversias suscitadas entre particulares. Vid.http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/ledi/hernandez_f_vw/capitulo4.pdf29QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.96.30QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. pp.96-97.
  12. 12. que se les somete, al litigio, es decir, a la pretensión que se les formule; la variación puedeconsistir en una sola reducción de las etapas y de los términos, conservándose la estructura delllamado procedimiento ordinario, o puede cambiarse totalmente esa estructura con losdenominados procedimientos especiales dadas las características diferentes que establezcanel derecho sustancial a definirse, aunque también esa estructura puede cambiarse a veces enrazón de la misma diversidad que pueda poseer el derecho sustancial, cuando se varia laoportunidad de contradicción o se pospone, es decir cómo se acaece en el proceso cautelar31…“El procedimiento es el conjunto seriado de actos procesales que en su compleja unidad danfisonomía característica a un tipo de proceso fijado por la ley, para un objeto determinado”32.La garantía del debido proceso indica cómo tiene que desenvolverse el procedimientopreviamente señalado por la ley, y agotando por los pormenores todas las etapas en el orden yforma como lo concibe le precepto antecedente.2. LA FORMA DEL ACTO PROCESAL“Este problema se vincula con el de la función y trascendencia de cada acto procesal en elproceso”33. La regulación normativa de la forma implica la orientación legal del conjunto decondiciones que debe reunir el acto procesal para producir un efecto jurídico y su ámbitodomina todo el derecho procesal. Por lo tanto el término “forma” se utiliza para referirse alconjunto de solemnidades que deben reunir un acto para que este resulte valido o idóneo, y seentiende por acto procesal “todo aquello que realiza un sujeto con el objeto de iniciar,31También denominado diligencias cautelares, providencias precautorias, providencias cautelares, medidas degarantía, procesos de aseguramiento y es a través del cual las personas pueden prevenir los riesgos que puedenlesionar su integridad física, su patrimonio… Vid. http://procesalcivili.blogspot.com/2012/03/el-proceso-cautelar.html32QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.97.33Ibíd. p.98.
  13. 13. continuar o extinguir auto compositivamente el desarrollo del proceso”34. Enfocándonos en elsistema de la legalidad de las formas se observan dos tendencias: “Una que establece formas rígidas de las que las partes no solo no pueden separarsesino que su violación significa la ineficacia del acto procesal”35. La segunda tendencia “estatuye un criterio de idoneidad o formas elásticas deacuerdo con las cuales los actos procesales podrán cumplirse en la forma más aptapara obtener el propósito perseguido”36.C. PRINCIPIO DE AUTORIDADEn una definición practica “se define a partir del aspecto jerárquico autoritario que asume elderecho procesal por la incidencia del órgano jurisdiccional, considerado como poder delEstado político, en el conflicto de los justiciables”37. También se le conoce como principio dedirección judicial del proceso, y los corolarios que lo fundamentan son el poder deconducción, o de dirección del proceso y el poder de esclarecer la verdad de los hechos delproceso, luego será el sistema adjetivo el que impondrá los límites para su ejercicio, en lacategorización de los poderes-deberes del órgano jurisdiccional. Son dos las vertientesopuestas y bien definidas que obedecen a una ideología socio-política determinada: La Liberal-Individualista en la que impera la neutralidad del juez y opera en que “eljuzgador no ha de intervenir en la marcha del proceso en forma activa, cuyainiciativa, impulso, conducción y disposición es un atributo del justiciable”38. Este esun juez que se convierte en espectador de la contienda judicial, y en esto rige el34QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.98.35Ibíd.36Ibíd.37DIAZ, Clemente. Instituciones del Derecho Procesal. Tomo I, Editorial Abeledo Perrot, Buenos Aires, 1946,p.234.38DIAZ, Clemente. Loc cit. p.235
  14. 14. llamado principio de rogación que preconiza que el juez no actuara de oficio sino apetición de parte (ne procedat iudex ex officio). En una posición intermedia, se encuentra la que figura al juez como verdadero directordel proceso, y esta fórmula es una creación ideal de la doctrina para superar la posicióndel juez espectador, sin embargo Clemente Díaz entiende que “se trata de una formulaincompleta: excepto que se interpreta el verbo dirigir en una forma más amplísima:ello es así, ya que, el poder de dirección o conducción solamente afecta al desarrollodel proceso y hace a su marcha normal, pero no agota los predicados propuestos porlos fines del derecho procesal”39.En el caso de nuestra legislación se podrían citar como ejemplos los Arts. 14 y 15 del CódigoProcesal Civil y Mercantil.D. PRINCIPIO DE ECONOMIA PROCESAL (CONCENTRACIÓN)“El principio de economía procesal importa la aplicación de un criterio utilitario en larealización del proceso y se resume en dos ideas fundamentales: economía de gastos yeconomía de esfuerzos o de actividad”40. Más en stricto sensu, se puede definir como laconsecuencia del concepto de que debe tratarse de obtener el mayor resultado con el mínimode empleo de la actividad procesal. Dada estas premisas se considera el problema desde dospuntos de vista: Economía financiera del proceso: “corresponde a la idea esencial de que el procesoes un servicio público”41, y es que debe lograrse por esa idea de que el objetivo seagratuito (gratuidad).39Ibíd. p.239.40Ibíd. p.243.41QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Loc cit. p.102.
  15. 15.  Simplificación y facilidad de la actividad procesal: “Esa simplicidad de los trámitesprocesales… se traduce en dos corolarios: la eventualidad de la información y laconcentración de los actos procesales”42.Ahora bien este principio más que ser meramente un principio, es un conjunto de principiospor los cuales se llega a aquel, y entre ellos se encuentran primordialmente: Concentración: Este consistiría en reunir todas las cuestiones debatidas o el mayornúmero de ellas para polemizarlas y decidirlas en el mínimo de actuaciones yprovidencias, así se evita que el proceso se distraiga en cuestiones accesorias queimpliquen suspensión de la actuación principal; el asunto no es reducir la cantidad deetapas procesales, sino procurar que dentro de cada una de ellas se reduzca el desgastede la actividad y la energía43. Eventualidad: Conocido también como acumulación eventual (ad omniun eventum), yconsiste en que “supone que las alegaciones, ya sean fácticas o defensivas, deben serrealizadas simultáneamente”44. Los doctrinarios dicen que este se parece con elprincipio de preclusión, pues ambos toman como referencia las fases o términos delproceso. Celeridad: Consiste en que el proceso se concrete a las etapas esenciales y cada una deellas limitada al termino previsto y fijado por la norma. Saneamiento: Consiste en que las situaciones o actuaciones afectadas de nulidadpuedan ser validadas por la parte en cuyo favor se establece.42Ibíd.43Ibíd. p.104.44FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.138.
  16. 16.  Gratuidad: Como se dijo anteriormente, como el proceso es un servicio público sedice que a él le corresponde sufragar todos los gastos que esa función entraña.En el caso de nuestra legislación podríamos citar como ejemplo el Art.16 del Código ProcesalCivil y Mercantil.E. PRINCIPIO DE MORALIDAD (PROBIDAD, LEALTAD Y BUENA FE)Es el principio que figura en lo deontológico dentro del proceso, pues es un modo de referirsea la moralidad y a la ética, y según Ferreyra de la Rúa está integrado por un “conjunto denormas que imponen conductas, imbuidas de un contenido ético que deben ser observada porel juez, las partes y demás participantes”45. En un stricto sensu es aquel principio procesal quereclama una conducta de las partes en el desarrollo del proceso, acorde con la moral, y en suinobservancia la posibilidad de sancionar su violación. En el caso de nuestra legislaciónpodríamos citar el Art.13 del Código Procesal Civil y Mercantil.F. PRINCIPIO DE IGUALDADPrincipalmente es menester indicar que este principio tiene especial relación con el principiode contradicción, y según diversas definiciones significa “que ninguna de las partes debetener privilegios sobre la otra, teniendo todas las mismas posibilidades, los mismos derechosy las mismas cargas, en función de la posición procesal que ocupan”46. Este principio dominael proceso y significa una garantía fundamental para las partes, pues importa el tratamientoigualitario a los litigantes lo cual es resultado del principio constitucional de igualdad ante laley (Art. 3 Cn). Según Devis Echandia dos efectos se producen a través de este principio: laprimera de que en el curso del proceso las partes gozan de iguales oportunidades para su45FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.139.46GÓMEZ COLOMER, Juan Luis, et al. Loc cit. p.118.
  17. 17. defensa, y la segunda que no son aceptables los procedimientos privilegiados, al menos enrelación con fortuna, raza, entre otros… este se estima necesario, pues conlleva una verdaderasuperación a la “justicia privada”. En nuestra legislación podríamos citar como ejemplo el Ar.5 del Código Procesal Civil y Mercantil.G. PRINCIPIO DE INMEDIACIÓN“Significa que el juez debe encontrarse en un estado de relación directa con las partes yrecibir personalmente las pruebas”47. En stricto sensu debe haber una inmediatacomunicación entre el juez y las personas que obran en el proceso, los hechos que en el debanhacerse constar y los medios de prueba que se utilicen; de esto se indica que la inmediaciónpuede ser subjetiva, objetiva, y de actividad. La Subjetiva es cuando hay proximidad o contacto entre el juez y determinadoselementos personales o subjetivos, bien sean los sujetos mismos del proceso, opersonas distintas de tales sujetos, es decir terceros. La Objetiva se refiere a la comunicación del juez con las cosas y los hechos queinteresan al proceso.De nuestra legislación podríamos citar el Art.10 del C. Procesal Civil y Mercantil.H. PRINCIPIO DE PUBLICIDADEste “implica que los actos que se cumplen en el proceso deben ser conocidos en formairrestricta tanto por parte de la sociedad, como por los intervinientes, a fin de permitir uncontrol adecuado de la actividad procesal, y en definitiva, de los actos de los jueces”48.47ALSINA, Hugo. Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y Comercial. Tomo I, Editorial Ediar,Buenos Aires, 1980, p.460.48FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.130.
  18. 18. Consiste en dar a conocer las actuaciones realizadas en el proceso por el funcionario judicial.Este principio puede observarse desde dos puntos de vista: Publicidad Interna: Se refiere a que las partes conozcan todos los actos llevados acabo por el juez en el proceso, por ejemplo cuando el demandando se entera de unademanda puede acceder a ella mediante la notificación del auto que la admite. Publicidad Externa: La posibilidad de que personas ajenas al proceso sepan lo queestá ocurriendo en el mismo, y presencien la realización de determinada diligencia.I. PRINCIPIO DE PRECLUSIÓNEsta proviene del latín praeclusio que significa clausurar, cerrar o impedir; y se define como elefecto de un estadio del proceso que al abrirse clausura definitivamente el anterior. Esto es queel procedimiento se cumple por etapas que van cerrando la anterior, como según losdoctrinarios indican, es como las esclusas de un canal, que al abrir la próxima, queda cerradala anterior y las demás ya recorridas. Ahora bien, según Piero Calamandrei esta se produce portres motivos: 1° no haber observado el orden señalado o aprovechando la oportunidad queotorga la ley, 2° por haberse ejercido válidamente la facultad; y este ejercicio de la facultad esintegral: no puede completarse luego, salvo norma legal expresa, y 3° por cumplir unaactividad incompatible con la otra49. Este principio tiende a buscar un orden, claridad y rapidezen la marcha del proceso…J. PRINCIPIO DE ADQUISICIÓNConsiste en que los actos procesales no pertenecen a la parte que los haya realizado uoriginado sino al proceso, esto significa que el acto procesal es común, o sea, que sus efectos49CALAMANDREI, Piero. Algunas consideraciones sobre la Preclusión en Revista de Derecho Procesal.Editorial Jurídica de Chile, Chile, 1974, p.13.
  19. 19. se extienden por igual a las dos partes. De ahí por ejemplo que la prueba de una de las partespuede llegar a beneficiar a la contraparte…III. REGLAS PROCESALESLas reglas procesales “son las condiciones que conforman técnica y estructuralmente laactividad de aquellas personas y sujetos procesales”50.A. REGLA DEL IMPULSO PROCESALEste principio se refiere a cuál de los sujetos del proceso le corresponde darle curso al procesohasta ponerlo en estado de proferir sentencia, el impulso procesal hace referencia a laactuación posterior. La doctrinaria Ferreyra de la Rúa nos dice que primero para entender a laregla del impulso procesal, habrá que distinguir impulso inicial del impulso posterior, pues “elimpulso inicial debe ser realizado por un sujeto diferente del juez, el impulso posterior puedeestar a cargo de las partes, del ministerio público, del imputado, o por el mismo órganojurisdiccional”51. Iniciativa: El proceso se inicia si media de la correspondiente petición del interesadopor conducto del acto que en el civil y los que siguen sus orientaciones se les denominademanda y en el penal acusación. Titularidad: El impulso procesal, en general, esto es, sin consideración al sistema querija, reside en el juez, con la colaboración del secretario, ya que a este le correspondevelar por el control de los términos.B. REGLA DE PRECLUSIÓN PROCESAL50FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.145.51Ibíd. p.145
  20. 20. “La regla o principio de la preclusión impide que el proceso se retrotraiga a estadios oetapas que se encuentran superadas o que se reproduzcan actos procesales ya cumplidos oque no tuvieron cumplimiento en el orden establecido por la ley”52.C. REGLA DE ADQUISICIÓN PROCESAL“Establece que el resultado de la actividad realizada durante el trámite se adquiere para elproceso y no puede ser invocada para el beneficio particular de alguna de las partes, noteniendo relevancia al respecto de quien la ha producido”53. En resumen los actos procesalesno pertenecen a la parte que los haya realizado u originado sino al proceso.D. REGLA DE INMEDIACIÓN PROCESALEste principio o mejor dicho regla es aquel de la evacuación de las pruebas quien directamentese encarga el juez, es obligar al juez para que utilice o evacue los casos, tenemos lainmediación cuando el juez comunica directamente con las partes y con los terceros, en otraspalabras, cuando el juez recibe directamente el material, las pruebas, y todos los elementosprocesales, de donde ha de sacar su convicción para la sentencia.E. REGLA DE CONCENTRACIÓNSe relaciona con el principio de economía procesal mencionado anteriormente, pues este esuna de las condiciones para que el de economía procesal sea válido, el de concentraciónconsiste en reunir todas las cuestiones debatidas o el mayor número de ellas para ventilarlas ydecidirlas en el mínimo de actuaciones y providencias.52DIAZ, Clemente. Loc cit. p.146.53FERREYRA DE LA RUA, Angelina y GONZALEZ DE LA VEGA, Cristina. Loc cit. p.147.
  21. 21. CONCLUSIÓNDe la anterior investigación concluimos que conocer las tesis más importantes sobre elderecho procesal nos ayuda a dirigir y determinar el debido proceso. Todo esto atendiendo quepara aplicar el proceso existen principios constitucionales rectores que el legislador debeseguir, atendiendo a la configuración política del país en donde ejerza, esto porque algunosutilizan principios democráticos y otros republicanos, a la vez existen garantías relativas a laprotección de los derechos fundamentales de las personas, en esto comprendimos que laesencia de un Debido Proceso radica en que se respeten los preceptos legales que asisten a unindividuo, sometido a un proceso, por tal razón dichas normas deben ir encaminadas agarantizar a ese ciudadano su dignidad humana.Al finalizar este trabajo nos queda la satisfacción de tener plenamente claro los conocimientosrespecto del derecho procesal en los que la investigación respecta, así también de lasdiferentes instituciones que lo conforman, tal como los principios en que se soporta, así comoaquellos en que el legislador debe emplear propiamente como el de probidad, lealtad y buenafe.De la última parte podemos concluir que las reglas procesales son las condiciones queconforman técnica y estructuralmente la actividad de aquellas personas y sujetos procesales,entre estas comprendimos la regla de la impulsión como el impulso inicial de realizado por unsujeto diferente del juez que dará origen al proceso, aquellas reglas que nos impiden regresar aprocesos pasados, entre otras reglas que permitirán el menor número de errores cuando serealicen los procesos.Esperamos que al haber realizado la lectura del trabajo de investigación usted seencuentre complacido en los temas aquí desarrollados.
  22. 22. BIBLIOGRAFIAALSINA, Hugo. Tratado Teórico Práctico de Derecho Procesal Civil y Comercial. Tomo I,Editorial Ediar, Buenos Aires, 1980.ALVARADO VELLOSO, Adolfo. Introducción al estudio del Derecho Procesal. Tomo 1,Rubinzal-Culzoni Editores, Argentina, 1989.CABANELLAS, Guillermo. Diccionario Jurídico Elemental. Editorial Heliasta, Perú, 2006.CALAMANDREI, Piero. Algunas consideraciones sobre la Preclusión en Revista de DerechoProcesal. Editorial Jurídica de Chile, Chile, 1974.COUTURE, Eduardo. Fundamentos del Derecho Procesal Civil. 3° Edición, Ediciones DePalma, Buenos Aires, 1997.DIAZ, Clemente. Instituciones del Derecho Procesal. Tomo I, Editorial Abeledo Perrot,Buenos Aires.FAIREN GUILLEN, Víctor. Teoría General del Derecho Procesal. 1° Edición. UniversidadNacional Autónoma de México, México, 1992.FERREYRA DE LA RUA, Angelina. et al. Teoría General del Proceso. Tomo I, EditorialAdvocatus, Córdoba, 2003.GÓMEZ COLOMER, Juan Luis, et al. Introducción al Derecho Procesal (Parte General delDerecho Jurisdiccional). 1° Edición, Colección Sapientia, España, 2010.PALACIO, Lino. Manual de Derecho Procesal. Tomo 1, Editorial Abeledo Perrot, BuenosAires, 1977.QUINTEROS, Beatriz y PRIETO, Eugenio. Teoría General del Proceso. 1° Edición, EditorialTemis, Santa Fe, 1995.

×