Your SlideShare is downloading. ×
Modelo de Gestion Socialista. Conclusiones III Seminario Nacional
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Modelo de Gestion Socialista. Conclusiones III Seminario Nacional

5,664
views

Published on

Published in: News & Politics

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
5,664
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
58
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA GESTION SOCIALISTA DE LA ECONOMÍA Y LAS EMPRESAS Propuesta de los trabajadores(as) al pueblo y gobierno de la República Bolivariana de Venezuela CONCLUSIONES DEL TERCER SEMINARIO NACIONAL SOBRE FORMACIÓN Y GESTIÓN SOCIALISTA Valencia, 18 y 19 de abril de 2008 El modelo económico de transición al socialismo En el proceso de transición del capitalismo al socialismo, el Modelo de Desarrollo debe integrar de manera sistémica: sus objetivos esenciales, los tipos de propiedad que permite y/o, que fomenta el Estado de manera preferencial para alcanzarlos; y el modelo de gestión de la economía nacional, regional y local; así como el de las empresas, cadenas y redes productivas. También las relaciones internacionales, políticas, sociales, económicas y de defensa que sirven para lograrlos. La construcción consciente del socialismo requiere una planificación científica, centralizada, desconcentrada, democrática y participativa. En ella deben participar de abajo arriba y de arriba abajo, las regiones y las localidades, vinculando en todos los niveles a los voceros(as) del Poder Popular, que se concreta en Consejos Comunales y Consejos de Trabajadores(as) de fábricas y empresas; campesinos, mineros, pescadores y en general pequeños productores organizados en redes de productores(as). De igual manera los Consejos de Estudiantes(as). Todos deben tener voceros en la Comisión Central de Planificación dirigida por el Presidente de la República y en sus capítulos regionales. Se debe promover en todo el país, el debate, y luego su aprobación, por parte de la Asamblea Nacional, del proyecto de ley de los Consejos de Trabajadores, que son parte integrante del Modelo de Gestión Socialista. Estos deben participar activamente en la construcción del socialismo, de manera complementaria con los sindicatos revolucionarios. Para avanzar en el logro de los objetivos estratégicos socialistas de la revolución bolivariana es indispensable una reforma constitucional, cuya propuesta debe ser
  • 2. elaborada con amplia participación del pueblo y los trabajadores. En la carta magna debe quedar establecido el modelo de desarrollo económico que será de obligatoria aplicación por parte del Estado y la sociedad, mediante el cual se planificará e impulsará la construcción del socialismo en Venezuela. Los objetivos del modelo de desarrollo económico y de gestión socialista En términos generales el modelo debe ser útil y hecho suyo por el pueblo y los trabajadores, como instrumento para alcanzar los siguientes objetivos: a. Afianzar la soberanía nacional, desarrollar las fuerzas productivas de la sociedad para avanzar hacia la satisfacción de las necesidades prioritarias y estratégicas, materiales y espirituales, de la población y del gobierno nacional, en primer lugar las que permitan elevar la calidad de vida, y asegurar el acceso al trabajo, alimentación, salud, educación y cultura, y vivienda. Y ante todo, la dignidad y la libertad. b. Establecer relaciones socialistas de producción basadas en principios de igualdad, equidad, justicia social y solidaridad. c. Avanzar hacia la eliminación de la explotación de unos seres humanos por otros en cualquiera de sus formas, por tanto, hacia la liquidación progresiva de sus causas y soportes principales: la alienación, la división social del trabajo y la propiedad privada de los medios de producción. d. Superar de manera progresiva la división social del trabajo, especialmente la que existe entre el trabajo intelectual y material. e. Superar la alienación que el sistema de explotación capitalista ha impuesto al trabajo, a los trabajadores(as) y al conjunto de la población, por medio de su participación creciente en la planeación y control de la economía en sus diferentes escalas: nacional, regional, local, de empresa y cadena productiva, y en la distribución de los excedentes. También con la realización de nuevas formas de intercambio como el trueque y con la creación de Comunas Socialistas. f. Formar el nuevo ser y la cultura socialistas en el proceso mismo de formación de la economía socialista. g. Lograr la equidad de género en el trabajo, con igualdad real de oportunidades para hombres y mujeres, creando apoyos y compensaciones
  • 3. para superar las desigualdades surgidas de la condición fisiológica de la mujer y de sus responsabilidades como madre. h. Proteger y conservar la naturaleza, realizar procesos productivos no contaminantes, o cada vez menos contaminantes y propiciar el desarrollo socialista integral y sustentable. i. Crear las condiciones adecuadas para proporcionar al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela la mayor suma de estabilidad política y social, y de felicidad posible. j. Proporcionar solidaridad en sus más diversas formas y manifestaciones a los pueblos y países de América Latina y del mundo, que la necesiten. k. Crear un nuevo orden económico y político internacional, basado en los derechos humanos, derecho de las naciones a la autodeterminación, el respeto a la soberanía nacional, a sus valores culturales, étnicos, políticos y espirituales; en la igualdad, la equidad y la solidaridad entre pueblos y países del mundo, así como en la complementariedad económica y cultural entre los mismos. Los tipos de propiedad Por considerarlos útiles para el logro de los objetivos anteriormente enumerados el Estado deberá fomentar y proteger de manera preferencial, el desarrollo de los siguientes tipos de propiedad: a. Social indirecta, o Estatal, en donde se entiende que el Estado representa los intereses de toda la nación. b. Social directa, o Comunal, que es ejercida de manera directa por las comunidades organizadas, a través de los Consejos Comunales o mancomunidades de Consejos Comunales, a escala local, regional o nacional, otras formas del Poder Popular, que expresen de manera genuina los intereses del Poder Constituyente. c. Mixta, entre el Estado, y los Consejos o mancomunidades de Consejos Comunales y las empresas cooperativas o de propiedad privada, en cualquiera de sus combinaciones, con la limitante que nunca la participación de la propiedad privada o cooperativa, de forma aislada o conjunta, puede ser superior a la de la propiedad social directa e indirecta sumadas. d. Cooperativa, que se posee por sus asociados y asociadas, se gestiona de acuerdo a los principios y valores universales del cooperativismo
  • 4. elaborados por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), es propiedad colectiva, de ingreso abierto y patrimonio irrepartible. Reciben el apoyo del Estado y son exoneradas de impuestos solamente aquellas que se integran a las redes y cadenas socialistas de producción, distribución, intercambio y consumo; y que destinan parte de sus excedentes a obras y actividades de beneficio social o comunitario. e. Familiar, sobre la vivienda y medios de producción o de consumo de uso familiar. f. Personal, sobre los bienes de uso y consumo de los ciudadanos. g. Propiedad Privada de los medios de producción. También podrá existir la pero subordinada a los intereses estratégicos socialistas de la Nación. El modelo de transición y las características de la economía en conjunto, deben crear las mejores condiciones para la construcción de una Economía Socialista con participación protagónica del pueblo. Para esto, el modelo debe garantizar que el sector capitalista se subordina al socialista, el cual, con el apoyo preferencial del Estado, en el marco jurídico de la Constitución Nacional, debe crecer y fortalecerse de manera progresiva. Articulación socialista de las diversas formas de propiedad Las diversas formas de propiedad deben articularse en redes y cadenas productivas por rubros con orientación socialista, que propicien el desarrollo endógeno integral y sustentable de las poblaciones y las regiones, asumiendo como eslabones fundamentales las fábricas socialistas de propiedad estatal y las empresas de propiedad social directa. La ambivalencia de la propiedad estatal Los tipos de propiedad por si solos, no siempre determinan los objetivos y propósitos para los que pueden servir. En el caso de la propiedad estatal, esta puede servir para liberar al ser humano y construir relaciones socialistas, o para esclavizarlo o someterlo a diversas formas de alienación y explotación, como ocurrió en los antiguos imperios: egipcio en África y azteca en México; así como en la extinta Unión Soviética, para dar solo tres ejemplos. Por estar subordinada a los intereses de clase que representa el bloque de poder dominante en la sociedad y en el Estado (que toma las decisiones
  • 5. macroeconómicas fundamentales), la propiedad estatal puede servir para propósitos diferentes, incluso contrarios. Ello está determinado por el modelo de gestión que, si es ejercido por una clase dominante explotadora, necesariamente sirve para reproducir la alienación del trabajo, los trabajadores y los pueblos, y para perpetuar las condiciones que hacen posible la dominación y explotación de unos hombres por otros: la propiedad privada sobre los medios de producción fundamentales y la división social del trabajo, en la que unos piensan, planifican y ordenan, y otros obedecen y trabajan operativamente. Es indispensable tener en cuenta que, en la distribución de los excedentes se produce una redistribución del valor creado mediante el trabajo social. Quienes toman las decisiones sobre esta distribución (incluida la burocracia estatal), siempre, de manera consciente o inconsciente, tratan de hacer prevalecer sus intereses como grupo, lo que necesariamente afecta a toda la sociedad. La cogestión y la propiedad privada La cogestión hasta ahora aplicada en la República Bolivariana de Venezuela, impulsada probablemente con la intención de avanzar hacia una sociedad de inclusión social y bienestar, ha respondido más, a una concepción reformista dentro del capitalismo, que a una concepción verdaderamente socialista. En el capitalismo, el derecho a participar en la toma de decisiones (gestión), está determinado por la propiedad sobre los medios de producción, -capital-, que se expresa en la propiedad de “acciones” de las empresas. Estas se poseen en forma individual o colectiva. En este caso, en sociedades limitadas, anónimas, o en cooperativas. De acuerdo al Derecho burgués (capitalista), lo fundamental para participar con determinada cantidad de votos en la toma de decisiones, no es, si el accionista participa o no en los procesos productivos, sino, la cantidad de acciones que posee. Esto es lo que otorga el “derecho” a emitir una determinada cantidad de votos en la Asamblea de accionistas y en las Juntas Directivas. Puede ser el caso de muchos trabajadores organizados en cooperativas y de capitalistas, en las empresas recuperadas con recursos del Estado. Así se reconoce, incorrectamente, que es la propiedad sobre los medios de producción, -el capital-, el que genera derecho a participar en la toma de decisiones. Mientras que en la concepción socialista, es el trabajo en cualquiera de sus formas: material o intelectual, simple o complejo, -reconocido como fuente
  • 6. de la riqueza social-, el que otorga el derecho a participar en la gestión de las empresas. A pesar de las buenas intenciones, el otorgar créditos del Estado, a trabajadores para que obtengan acciones de las empresas, con el propósito de que puedan participar en su gestión, ha generado en ellos confusión ideológica y muchas frustraciones. Con la preeminencia de la mentalidad individualista y egoísta generada en nuestra sociedad por 500 años de alienación colonialista y capitalista, en general, los trabajadores, -al ser propietarios de acciones- tienden a sentirse más como “empresarios” privados, que como trabajadores o proletarios, porque su nueva condición de propietarios privados de una parte del capital de las empresas, los separa objetivamente del resto del pueblo. Se produce en los trabajadores un desclasamiento, una sociopatía, una pérdida de identidad, una esquizofrenia. Si las acciones son propiedad privada de algunos trabajadores y/o de capitalistas, no pueden ser a su vez, propiedad de otros trabajadores, ni de las comunidades, ni de todo el pueblo. Y en consecuencia, tampoco lo pueden ser, los excedentes que se generan en el proceso productivo, ya que estos deben ser apropiados por los dueños de las acciones. Es decir, con la propiedad de las acciones, los trabajadores terminan de manera objetiva convertidos en nuevos capitalistas. La experiencia histórica sobre cogestión no arroja un balance positivo. Su aplicación en la desaparecida República Federativa de Yugoeslavia significó: alienación de los trabajadores, anarquía capitalista, competencia entre trabajadores de unas empresas y otras. Y en últimas, terminó por reproducir de nuevo el capitalismo. Por eso, la presente propuesta, pretende superar la cogestión como uno de los métodos ya fallidos para la transición al socialismo; y más bien, invita a la sociedad venezolana a experimentar un nuevo paradigma: La Gestión Múltiple Socialista, cuyas características se explican más adelante. La gestión socialista de la economía, las Empresas y las Fábricas Por esto, es indispensable que en la gestión socialista de la economía y de las fabricas, especialmente en las de propiedad estatal, participen, además de los voceros(as) del Estado, los Consejos de Trabajadores (as), los Consejos Comunales y los productores (as) de materias primas, con el propósito de crear un
  • 7. equilibrio y un control mutuo entre los diferentes grupos de intereses de la sociedad, pues estos son con frecuencia, contradictorios y a la vez complementarios, para que, entre todos ellos, tomen, de manera conjunta, las mejores decisiones que permitan satisfacer sus necesidades y su desarrollo integral sustentable, subordinados a los intereses estratégicos de la nación y la humanidad. Esto permitirá también crear mecanismos para controlar, disminuir y contrarrestar al máximo posible, el burocratismo y la corrupción. Así pues, la gestión socialista de la economía, las empresas y fabricas en el socialismo del siglo XXI, debe realizarse de manera conjunta y con participación equitativa– insistimos en ello porque es indispensable para crear una nueva sinergia socialista - por los voceros (as) de los Consejos de Trabajadores (as), los voceros (as) de los Consejos Comunales, los del Gobierno Nacional y en los casos en que sea posible, los productores (as) de materias primas fundamentales (entre ellos, campesinos (as), pescadores (as), mineros y otros pequeños productores(as). Este tipo de gestión, realizada mediante una Comisión de Dirección Múltiple de las Unidades de Producción, que toma las decisiones estratégicas, debe ser incorporada en la Constitución Nacional para que sea implementada de manera obligatoria, por y en, los organismos del Estado, especialmente en aquellos que toman decisiones sobre la economía, tales como son la Comisión Central de Planificación y los Ministerios del Poder Popular del ramo. También, en las empresas creadas y financiadas con recursos del Estado, que pueden ser de propiedad social directa o indirecta, o de propiedad mixta; y en las cadenas socialistas de producción, distribución e intercambio -que estas integran e influyen-, en las que participan también otras unidades económicas de diferente naturaleza y tipos de propiedad, incluida la capitalista, que podrá existir en condiciones limitadas para cumplir una función social subordinada a los intereses estratégicos del proyecto revolucionario. La gestión socialista podrá realizarse a través de los Consejos de Dirección Múltiple Socialista de las Empresas o Fabricas y de los Consejos de Dirección Múltiple Socialista de las cadenas de producción, distribución e intercambio, cuyos integrantes serán elegidos o designados: en el caso del gobierno, según las leyes y su correspondiente reglamentación; y en los otros casos, mediante Asambleas Generales.
  • 8. Elementos esenciales del Modelo de Gestión Socialista a. Formación y autoformación socialista permanente y comprometida: sociopolítica, Ideológica, científico técnica, en Gestión y para la profundización y Defensa Integral de la Revolución y el socialismo. b. Reconocimiento del trabajo en cualquiera de sus expresiones: material o intelectual, simple o complejo, urbano o rural, agrario o industrial, como fuente de la riqueza social, junto a la naturaleza; como derecho fundamental de toda persona para realizarse como ser social; y como medio para obtener los medios de sustento que le permitan vivir dignamente con su familia, beneficiándose de manera justa y equitativa del producto del trabajo social, incluidos los excedentes. c. Registro y control de la producción, sus insumos y su distribución con base en una nueva contabilidad socialista centrada en medidas de trabajo equivalente. d. Unión del trabajo y el estudio, acreditación y cualificación continúa de los saberes adquiridos por experiencia y formación y educación mediante la resolución de problemas. e. Decisiones tomadas de manera colectiva y democrática con participación, al máximo posible, de todos aquellos que son afectados por las mismas. Para ello se pueden usar entre otros, los siguientes organismos o instancias: • Asamblea General de Trabajadores(as). • Consejo de Trabajadores(as), Campesinos(as), Mineros(as), etc. • Consejo de Dirección Múltiple de la Fábrica o Unidad Productiva que incluye a voceros(as) de trabajadores(as), Consejos Comunales, productores(as) de materias primas fundamentales, donde esto último sea posible, y del Estado. • Coordinaciones y coordinadores(as) por actividades o procesos. • Asamblea Socialista de Cadena Productiva. • Comisión de Dirección Múltiple de la Cadena productiva. f. La Planificación de la producción o procesos internos de las unidades económicas socialistas, será hecha por los Consejos de Trabajadores(as). Se refiere a los que no tienen implicaciones macroeconómicas, o que puedan generar impactos ambientales, económicos o sociales negativos sobre la comunidad. g. Nombramiento de los Cargos por Asamblea General de Trabajadores(as), rotación y revocabilidad de los mismos.
  • 9. h. Reducción progresiva de la escala laboral y relación entre el salario máximo y mínimo de las empresas, para llevarlo durante los próximos 5 años de 1 a 6. i. Adecuada combinación entre estímulos morales y materiales, para promover la productividad del trabajo y el desarrollo humano integral sustentable. j. Disminución responsable de la jornada laboral a seis (6) horas y aprovechamiento del tiempo disponible para el desarrollo humano integral sustentable. k. Estímulo al trabajo voluntario como componente fundamental del desarrollo del compromiso revolucionario, los valores y la moral socialista. l. Diseño de un nuevo sistema y categorías económicas, contables y presupuestales adecuadas para la economía y la gestión socialista. La contabilidad debe ser de libros abiertos, es decir pública. Destino de los excedentes Una parte de los excedentes se enviará a un Fondo Nacional de Desarrollo Económico y Social, que permita redistribuir los excedentes y satisfacer de manera centralizada las necesidades nacionales e internacionales entre ellas las referentes a la solidaridad y la seguridad. El resto, queda a disposición de la Comisión de Dirección Múltiple de las Unidades de Producción Socialista, para destinarlas en forma parcial o total, y en diferentes proporciones según las necesidades, para los siguientes objetivos: a. Mejorar las compensaciones y condiciones de vida de los trabajadores (as) y sus familias, así como de los productores(as) de materias primas e insumos y elevar continuamente su nivel cultural. b. El desarrollo socialista de las comunidades y el mejoramiento ambiental de la localidad y la región, y a obras que les beneficien. c. La solidaridad nacional e internacional. d. Aumentar la producción y productividad para cumplir mejor los tres anteriores objetivos. Evaluación y corrección periódica del Modelo de Desarrollo Económico y de Gestión
  • 10. El modelo de Desarrollo Económico y de Gestión debe ser evaluado semestral, anual y quinquenalmente, mediante Asambleas realizadas de manera separada y conjunta, por los integrantes de las Comisiones de Dirección Múltiple, a escala local, regional y nacional, así como por cadenas productivas y sectores económicos, como mecanismo concreto para que el poder constituyente realice de manera oportuna, democrática y protagónica, las correcciones necesarias para superar las desviaciones y acelerar el cumplimiento de los objetivos propuestos. El modelo económico, la gestión socialista y la defensa integral de la Patria y la Revolución Socialista Con este modelo económico y de gestión de la economía, es seguro que la mayor parte de la población: los(as) trabajadores(as) del campo y la ciudad, así como los del Estado, las comunidades, los(as) productores(as) libres asociados, los(as) estudiantes(as) y capas medias, participarán activamente en las tareas necesarias para defender la soberanía nacional y el proyecto socialista, puesto que ellos estarán estrechamente ligados a un proceso revolucionario que toma en cuenta los intereses de la inmensa mayoría del pueblo y crea las mejores condiciones y posibilidades para avanzar hacia la mayor suma de estabilidad, seguridad y felicidad posibles. Este documento profundiza el acuerdo del Segundo Seminario Nacional Sobre Gestión Socialista, realizado en Pueblo Nuevo, Municipio Falcón-Estado Falcón, durante los días 20 y 21 de Octubre de 2007 y se entrega como papel de trabajo al Palacio de Miraflores, a la Asamblea Nacional, al Ministerio del Trabajo, a los Ministerios del ramo de la economía, a la dirección del PSUV y a los(as) trabajadores(as) venezolanos(as). Un Primer Congreso nacional de formación y gestión socialista de trabajadores a celebrarse en La Fábrica INVEVAL en el próximo mes de octubre propondrá discutir este documento y adoptarlo como decisión vinculante para el movimiento nacional de trabajadores(as). Voceros de Trabajadores, de comunidades, y otras organizaciones sociales e Instituciones asistentes al 3er Seminario Permanente de Gestión y Formación Socialista Voceros de los trabajadores de: INVEVAL-INAF, INVEPAL, VIT, VENIRAUTO, INVETUBO, RUALCA, INVETEX, IETELCA, Frente Cooperativo Ernesto Che Guevara, Frente Comunal Socialista de Pescadores Artesanales de Palma Sola
  • 11. “El Paito”, CORPOCENTRO Carabobo, RUALCA, VETELCA (Venezolana de Telefonia), ELEVAL, REMAVENCA, MERCAL, CORPIVENSA, Centro Nacional de Balance Industrial y Comercial (MPPILCO), FRETECO, Movimiento por la Unión del Estudio y el Trabajo MUESTRA, Bloque Socialista de Cooperativas- Morón, Frente Revolucionario Artístico Patria o Muerte (FRAPOM), Consejo Comunal Simón Rodríguez – Bombona (Naguanagua), Mancomunidad de Consejos Comunales de Guaica (Carlos Arvelo), Mancomunidad de Consejos Comunales de Palma Sola (Morón), Matadero Industrial Ospino Cooperativa “Pedro Pérez Delgado, FTTS-INTEVEP (Frente de Trabajadores y Trabajadoras Socialistas de INTEVEP-PDVSA), Empresa Cogestionada Alfarería "El Ladrillo", Edo. Anzoátegui, Colegio Universitario de Los Teques "Cecilio Acosta", IUTAG-Instituto Universitario de Tecnología “Alonso Gamero”.