Your SlideShare is downloading. ×
Informe psicologico niños comunidad mississipi por empresa celco
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Informe psicologico niños comunidad mississipi por empresa celco

2,490

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,490
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
19
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. IMPACTO PSICOSOCIAL Y DAÑO PSICOLÓGICO EVALUADO EN NIÑOS RESIDENTES EN LA COMUNIDAD DE MISSISSIPPI ASOCIADO A LA INTERVENCIÓN DE LA EMPRESA CELCO . Claudia Molina G. PsicólogaI. INTRODUCCIÓN. Las etapas iniciales de la vida son cruciales para sentar las bases deldesarrollo posterior de los individuos. En este sentido, los primeros años devida constituyen un período crítico para el desarrollo integral, sin que en ningúnperíodo posterior de la vida vuelvan a darse condiciones equivalentes deplasticidad cerebral. Lo anterior permite reconocer como fundamental lainfluencia que las condiciones medioambientales poseen en el procesoevolutivo del ser humano, como un elemento sustancial en el desarrollo de sufuncionamiento psicológico, incidiendo en el proceso sináptico y en laformación de funciones cerebrales superiores 1. Partiendo de este concepto, del que se desprende la vulnerabilidad deesta etapa evolutiva, el año 1990 Chile participa de la “Cumbre Mundial de laInfancia”, ratificando junto a más de setenta países la “ConvenciónInternacional sobre los Derechos del Niño y Adolescentes”.Este cuerpo legal reconoce al niño como sujeto de derecho, regulando susituación jurídica y sus relaciones con padres, familia, comunidad y con elEstado2. “Recordando que en la Declaración Universal de Derechos Humanos las Naciones Unidas proclamaron que la infancia tiene derecho a cuidados y asistencia especiales. Convencidos de que la familia, como grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, y en1 Informe Final “Propuestas del Consejo Asesor Presidencial para la Reforma de las Políticas deInfancia”, Santiago de Chile, Junio 2006.2 “Niños y Adolescentes, sus derechos en nuestro derecho”, Servicio Nacional de Menores, Santiago 1995 1
  • 2. particular de los niños, debe recibir la protección y asistencia necesarias para poder asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad. Reconociendo que el niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia de un ambiente de felicidad, amor y comprensión” (Convención sobre los Derechos del Niño y Adolescentes). De esta forma, se reconoce la necesidad de resguardar las condicionessociales y familiares que posibiliten un proceso de desarrollo evolutivo quehabilite al niño para una vida independiente, dentro de los parámetros valóricosdefinidos como fundamentales para la convivencia en grupo, los que soninternalizados y aprehendidos a través del aprendizaje resultante de laconvivencia e interacción familiar y social. Sumado a lo anterior, esta Convención sostiene el principio de igualdadde derechos y oportunidades, lo que se traduce en que los derechos quecontiene deben ser garantizados a todos los niños y niñas sin distinción, eindependiente de cualquier característica individual, cultural o social.3 No obstante, históricamente las políticas y legislaciones aplicadas por elEstado de Chile a los pueblos indígenas han buscado asimilarlos a la sociedadchilena, sin un mayor respeto por las culturas e identidades propias,constituyendo una amenaza para la subsistencia de los pueblos originarios,sus territorios y su cultura, situación que afecta principalmente a lascomunidades mapuche. Estás últimas presentan una larga historia deexclusión, marginación y despojo de territorios4, lo que se expresa en laexistencia de indicadores sociales de pobreza que colocan a este sector ensituación de clara desventaja comparativa respecto a otros sectores del país5. Las demandas por territorios ancestrales realizadas por lascomunidades mapuche han entrado en conflicto con la expansión de lasempresas forestales, situación que ha significado serios impactos sociales yambientales donde las comunidades han sido testigos vivenciales del3 Informe Alternativo Chile “Respuesta a las Principales Recomendaciones Comité de los Derechos delNiño de Naciones Unidas”. Red de ONGs Infancia y Juventud Chile, Santiago de Chile, Junio de 2005.4 Id.5 INE-MIDEPLAN “Censo 2002” Estadísticas de Pueblos Originarios, Santiago de Chile, 2004 2
  • 3. empobrecimiento de los suelos, escasez de agua y deterioro de losecosistemas comunitarios6. La situación expuesta ha generado un impacto negativo a nivel deinteracciones sociales, comunitarias y familiares, haciéndose cada vez másevidente la transgresión de derechos y el daño psicológico asociado a lapoblación infantil mapuche7. En este contexto se enmarca el inicio de la evaluación del impactopsicosocial en la población infantil (proceso iniciado en el mes de octubre de2008), y la consecuente vulneración de derechos, derivado de la intervenciónde la Empresa Celulosa Arauco y Constitución (CELCO) en la dinámica socialy productiva de las comunidades Mapuche Lafkenche y de pescadoresartesanales que residen en el Golfo de Mewin y localidades aledañas. Dicha intervención es reconocida por la totalidad de los entrevistadoscomo la cuestionada negociación realizada por Celco con algunos sindicatosde pescadores de la zona, forzada por el pago extraordinario a sus dirigentes,la que tuvo como resultado el quiebre del movimiento social existente en lazona, organizado en torno a la oposición a la construcción del ducto dedescarga de efluentes en dicho sector geográfico. Desde la realización de estanegociación en adelante, se han logrado establecer graves consecuenciasnegativas en la cohesión organizacional y comunitaria, iniciando una dinámicade conflicto y enfrentamientos entre los habitantes del sector8. Esta estrategiade intervención es una de las formas más recurrentes utilizadas como manejopolítico en una situación de conflicto y resistencia política9. Lo anterior no resta importancia a la intervención y amenaza territorialque representa para los miembros de la comunidad la potencial construcciónde un ducto de descarga de efluentes en su zona de residencia y laboresproductivas, sin embargo, las principales manifestaciones de daño psicosocial6 “Los Mapuche ante la justicia ”. Eduardo Mella Seguel. LOM Ediciones, Santiago de Chile, 2007.7 Informe Final "Meli Lof Trawun Newentulealu” Solar, T. y Mella, E., Servicio de Salud AraucaníaNorte, 2006.8 “Antecedentes del Conflicto Social y Ambiental de la Empresa Celco con las comunidades costeras deValdivia, Chile”. R. Giubergia, 2008.9 “Actuaciones Psicosociales en Guerra y Violencia Política”. Pau Pérez Sales (coordinador), Ed. Exlibris,Madrid, España, 1999. 3
  • 4. han aparecido tras las negociaciones que quebraron el movimiento socialexistente en la zona en torno a este conflicto.II. TÉCNICAS DE EVALUACIÓN UTILIZADAS. La metodología utilizada para la evaluación del impacto psicosocial anivel comunitario y familiar es de carácter cualitativo, que reconoce la relaciónindivisible entre la producción de conocimiento y la construcción de los objetosde este conocimiento, buscando reconocer el significado y sentido que tienepara los implicados, en su medio, el fenómeno de estudio. La elección de estametodología obedece también al carácter exploratorio de la presenteevaluación. Las técnicas cualitativas utilizadas han sido la entrevista y laobservación participante, lo que permite además triangular los resultadosobtenidos, aumentando de esta manera la validez y confiabilidad de laevaluación (Strauss y Corbin, 2002). Por otra parte, con el fin de realizar una adecuada evaluación del dañopsicológico experimentado por los niños a nivel individual, se han aplicadotécnicas proyectivas ampliamente utilizadas para el psicodiagnóstico en lapráctica clínica y en el ámbito pericial: • Test Gráfico Persona bajo la lluvia: Evalúa la autopercepción ante un evento estresante. Su análisis permite acceder a los conflictos internos, mecanismos de defensa y estructura de personalidad del evaluado/a (Pool, 2007). • Test Gráfico Dibujo de la Familia: Permite al niño/a proyectar la forma en que se percibe al interior de su núcleo familiar y los afectos y conflictos asociados a esta vivencia. • Test de Apercepción Temática Infantil (CAT): Su uso permite conocer y obtener información respecto a la estructura de personalidad del niño/a, acerca de las características de la dinámica de la vida familiar que lo rodea, permite explorar las defensas y conflictos internos del evaluado 4
  • 5. respecto de las problemáticas que enfrenta en su desarrollo socioafectivo. • Test de Relaciones Objetales: Prueba diseñada para analizar y valorar las actitudes hacia las relaciones objetales y, de acuerdo al autor, aislar las principales variables dinámicas en los conflictos psicológicos. Finalmente, se aplicó una evaluación psicométrica abreviada de lasprincipales funciones intelectuales y cognitivas involucradas en la capacidad deevocación de de los niños/as con experiencia escolar. (WISC-R). Es necesario señalar que hasta la fecha del presente informe se haconcluido la evaluación de daño psicológico de cuatro niños y niñas (y susrespectivos núcleos familiares) pertenecientes a las comunidades deMississippi y Mehuin Alto. Además se ha incorporado la información obtenidade la interacción y observación en Asambleas, Talleres Grupales de niños yotras actividades comunitarias que también reportan y expresan vivencias dedaño psicosocial. Por lo anterior, los resultados expuestos a continuaciónrefieren de manera diferenciada, por una parte la sistematización de la vivenciay percepción de los niños y la comunidad, respecto de las alteraciones en sucontexto de desarrollo, y por otra, el daño psicológico individual de los niños yniñas evaluados.III. RESULTADOS DE LA EVALUACION Y DERECHOS VULNERADOS. a) Impacto en el contexto de desarrollo de los niños y niñas:Relaciones sociales, territorialidad y configuración de identidad. En esteámbito, la vulneración de derecho se ve representada a través de los actos eintervenciones externas que desestructuraron el entorno comunitario de losevaluados y otros niños del sector, quebrando e irrumpiendo en las dinámicasfamiliares, a lo que se suma el temor permanente de cambios en lascondiciones de su entorno que obliguen a su familia a abandonar su lugarhistórico de residencia, lo que puede llegar a configurar además el fenómeno 5
  • 6. de desplazamiento territorial. En este sentido, tanto la estructura y dinámicafamiliar, como el contexto geográfico y comunitario de desarrollo de un niñoconstituyen elementos centrales en la configuración de su autoconcepto eidentidad, proveyéndolo de referentes y marcos normativos, los queactualmente se ven alterados frente a la intervención externa y constante climade agresión y amenaza. Como refiere Martín- Baró en Delahanty (1990),“….toda identidad es una construcción histórica que se apoya dialécticamenteen un medio humano y en un ambiente material. El desplazamiento constituyeuna forma de desenraizamiento, es decir de privar a la persona de susreferentes sociales y materiales cotidianos…”.10 Hasta la fecha, estos recursoshan sido intervenidos y dañados (familia y comunidad), encontrándose ademásamenazada la relación y permanencia en su ambiente cotidiano, sin que sehaya establecido judicial ni institucionalmente ninguna instancia preventiva oreparatoria de manera oportuna. La totalidad de los niños evaluados y entrevistados, a los que sesuman su grupos familiares, expresan su temor, tristeza y ansiedad frente a laposibilidad de verse presionados u obligados a decidir el abandono de su lugaractual de residencia, entendiendo que es el tejido social que aún permanece ylas características geográficas y económicas del sector las que han definido sumodelo de pertenencia y de identidad cultural. Esta potencial decisión esatribuida tanto a las agresiones y amenazas permanentes hacia aquellos quese oponen a la construcción del ducto de Celco, como a la materialización deeste proyecto por parte de la empresa, situación que definiría la incapacidad demantener la actividad productiva en la zona. Esto último adquiere una relevancia preponderante al considerar que lamayoría de los participantes del presente proceso de evaluación pertenecen acomunidades mapuche lafkenche, donde el principal elemento que defineterritorialmente a su población es el mar (lafken), en la medida que existe coneste elemento una relación económica de sobrevivencia y de reciprocidadexpresada en la dimensión espiritual y religiosa (Marimán Quemenado, 2006).10 “La Psicología Política de Ignacio Martín Baró” Guillermo Delahanty, 1993. 6
  • 7. Dentro de las conductas que los evaluados y entrevistados reconocencomo indicadores de cambios profundos en las relaciones comunitariasasociadas a la intervención de Celco se encuentran la existencia de agresionesa sedes comunitarias, a viviendas y a una de las escuelas del sector,amenazas de muerte y de agresión física, agresiones físicas hacia opositoresdel ducto, quiebres familiares, desgaste de la organización social, siendo departicular relevancia la percepción compartida de un cambio en la relaciónentre los niños, quienes han sufrido un proceso de polarización evidenciado enjuegos e interacciones sociales . “…lo que ha cambiado que antes la gente estaba junta y ahora están separados por el conflicto que hay por culpa de la celulosa porque ellos querían tirar un ducto y el que no quería lo amenazaban y querían sacar tres millones…y ahora todo es distinto, por ejemplo los primos de mi papá que se vendieron a la celulosa, ellos ya no son tan cariñosos…ellos apedrearon a mi papá..”El flaco” es uno de ellos, cuando voy a Temuco y vengo cada cosa afecta, se vendieron los primos, después el apedreamiento, siempre suceden cosas malas..yo quiero que los que no se han vendido todavía no lo hagan nunca porque después se pelean por eso…lo que yo no quiero es que se acerquen los primos de mi papá, porque ellos lo apedrearon o le pueden hacer algo a mi abuelita...cuando voy a Temuco a ver a mis abuelos siempre veo las noticias a ver si sale algo y yo me quedo pensando que cómo va a ser la familia...ellos pasan con autos nuevos, miran mal a mi papá y a mí también, pasan piteando…yo ando mucho con mi papá porque me gusta estar con él y no quiero que le pase nada…” (Q.L.H.I, 08 años) “…la Q. se muere si sale el ducto al mar..si hasta por su nombre Lafken, a ella todo esto le significa tanto, se desilusionó tanto cuando se vendieron a Celco, familia, gente que uno conoce de tiempo…el año pasado (2008) nos fueron a apedrear la casa, la Q. le tiene tanta rabia a los vecinos, porque ellos parece que fueron…al salir no quiere juntarse con nadie..cuando el papá esta en la sede no puede dormir y no quiere separarse del papá, tiene que andar con ella para todos lados…las dos (Q. y K.) tienen miedo que nos pase algo a nosotros, sienten un avión y se ponen nerviosas, dicen puede ser la celulosa que viene a hacer las mediciones…”. (C.I, madre de Q.L.H.I). “…antes no veía el problema psicológico porque éramos muchos, entonces sentíamos que no nos iban a derrotar, ahora lo más fuerte que pasó entre nosotros fue la división después que Celco llegó ofreciendo plata…un día, como 7
  • 8. a la una de la mañana vine a la sede, porque siempre amenazan que se iban a tomar la sede, y cuando venía para acá entre cuatro me esperaron, uno me iba a dar con un palo por la espalda en la cabeza y una señora me defendió, una señora que era hermana del que me iba a pegar, con que me pega ahí quedo botado, no me levanto más…dan ganas de ponerse a llorar de repente porque esa es la injusticia grande, yo los denuncié y cuando me los encontré les dije, entonces ellos me pusieron a mí una denuncia por agresión y a mí me citaron y a ellos no los llamaron nunca…pensaba que me podían quemar hasta la casa, si al grado que llegan uno se pasa cualquier rollo, hemos pensado en irnos, dejar la casa botada e irnos, si imagínese que yo al balseo no puedo llegar porque estoy amenazado por la familia Hualme Caniulaf y por el otro lado por los Muñoces (familia Muñoz)...por ejemplo antes salíamos a pasear, a andar en bote, íbamos a Mehuín a pasear y antes allá en Mehuín todos me querían, ahora nadie me habla…” (V.LL, padre de H.LL.H). “…después que apedrearon la sede, los niños andaban jugando a los vendidos, se gritaban ¡vendidos! y se tiraban piedras entre ellos..tratamos de que no se den cuenta pero uno no puede evitar que vean lo que pasa porque ellos se dan cuenta, andan pendientes, ellos ven lo que ha pasado aquí por culpa de Celco…” (J.N.) En relación a la percepción de división social y desgaste organizacional referidas por adultos y niños, la situación de conflicto social que prevalece en la zona ha dado lugar a sentimientos de alerta e hipervigilancia, de vulnerabilidad y a procesos de polarización social que han afectado las relaciones con los “vendidos”, pudiendo también extenderse a la propia capacidad de organización, a través de tendencias desintegradoras de dispersión y fragmentación que se traducen finalmente en dificultades para la articulación de proyectos colectivos11. Asociado a lo anterior, y considerando que históricamente el proceso de resistencia a la instalación del ducto se ha mantenido por aproximadamente doce años hasta la fecha, con distintos niveles de intensidad, puede hipotetizarse que el acto de negociación de parte de algunos dirigentes respondió ya a un proceso de desgaste organizacional, donde los intereses individuales se supeditaron a los intereses colectivos, primando estos últimos11 “Psicología de la Amenaza Política y el Miedo”, Lira y Castillo, Santiago:ILAS, 1991. 8
  • 9. en parte de la organización original, siendo utilizado entonces políticamente el momento natural de desgaste organizativo para facilitar el quiebre comunitario12. Tras lo anterior, se agudiza el desgaste de los recursos individuales ycomunitarios, incluyendo aquellos disponibles para la crianza y cuidado de losniños y para labores productivas, lo que, sumado a la amenaza a elementosidentitarios fundamentales, tanto a nivel organizacional como cultural y lacarencia de un sistema legal y judicial que proteja efectivamente a lacomunidad amenazada de las agresiones y hostigamiento constantes, sólocontribuye al aumento en los niveles de vulnerabilidad, incertidumbre, depérdida de control sobre la propia vida y aumenta los niveles de alerta ystress13.Limitaciones en la función familiar. El bienestar infantil es la consecuenciadel predominio de experiencias de buen trato que un niño o niña tiene elderecho de conocer para desarrollarse sana y felizmente. Estos buenos tratosno solo corresponden a lo que los padres son capaces de ofrecer, sino tambiénson el resultado de los recursos que la comunidad pone al servicio paragarantizar la satisfacción de las necesidades infantiles y el respeto de susderechos, así como para apoyar y favorecer el desarrollo de competenciasparentales; para que esto pueda producirse, deben existir recursos sociales ycomunitarios que ayuden a cubrir adecuadamente las necesidades de los niñosy de los adultos. El bienestar infantil es, por lo tanto, una responsabilidad delconjunto de la comunidad.14 De acuerdo al relato de los entrevistados durante la presenteevaluación, la experiencia de quiebre social es vivenciada como consecuenciade la intervención de la empresa Celco en el proceso de oposición y resistenciaa la construcción del ducto en el golfo de Mewin. Este quiebre provocado hagenerado un proceso de duelo social, stress psicosocial y victimización en los12 “La violencia en la vivencia campesina. Una experiencia de trabajo” Ignacio Dobles, 199313 “El miedo: un enfoque psicosocial” Lira y Weinstein, Revista Chilena de Psicología, 1993.14 “La responsabilidad del mundo adulto en la producción del sufrimiento infantil”. Jorge Barudy, 2005. 9
  • 10. involucrados15, dado que los hechos ocurridos y denunciados pueden serdefinidos como la generación de un proceso de violencia organizada,conceptualizada por Organización Mundial de la Salud (OMS, 2008): “ Laviolencia organizada consiste en comportamientos agresivos llevados a lapráctica por grupos sociales o políticos motivados por objetivos específicos decarácter político, económico o social…”. Los indicadores conductuales y emocionales en las familias evaluadasse presentan a través de conflictos en las interacciones intrafamiliares y depareja (“…nosotros siempre hemos tenido problemas, pero un par deaños antes nos habíamos estabilizado como familia..pero ahora con laspeleas, con todo lo que ha pasado..han pasado tantas cosas…otra vezhay discusiones en la casa..”(G.C.G.) y en el desarrollo de sintomatologíaansiosa y depresiva en los progenitores, que describen como “andar másmañoso/a”, no poder concentrarse en tareas cotidianas, dificultades paradormir, intolerancia e irritabilidad, desmotivación y confusión, entre otros. A loanterior se suma la modificación de las rutinas cotidianas en los períodos deagudización del conflicto, habitualmente asociada a los períodos de muestreopara el proceso de estudio de impacto ambiental (“..yo las más de las vecesestoy en la casa y pienso cómo estarán en la sede ..y si pasa algo, siestarán bien..y parto para acá…porque uno piensa y dice que es lo quetiene pa´ darle de comer a sus hijos..el mar, nosotros somos de acá, perocon el tiempo uno va pensando que esto no va a parar hasta que mueraalguien… Si bien las familias afectadas han desplegado recursos para aminorar elimpacto que perciben en sus hijos a raíz del proceso de conflicto social,mantienen la sensación de ineficacia y frustración frente a la imposibilidad decontrolar o predecir las agresiones y hostigamientos que reciben, lo que hace15 “Informe de situación psicosocial comunidad de Mehuin y Mississippi”. Centro de Salud MentalComunitaria Las Ánimas (CESAMCO), Servicio de Salud Región Los Ríos, Marzo, 2009. 10
  • 11. permanecer en el tiempo la sensación de riesgo físico, además de percibir laagudización del daño psicológico en los niños y niñas16. La experiencia descrita se ha configurado como un proceso traumáticoextrafamiliar17, derivado de una ruptura psicosocial causada por la violencia dela intervención externa y de sus posteriores consecuencias, cuya expresiónprovoca limitaciones en el ejercicio de las funciones familiares de sostén ycontención en el proceso de desarrollo infantil18b) Daño psicológico evaluado en niños y niñas: Como se señaló anteriormente, hasta la fecha del presente informe sehan realizado evaluaciones psicodiagnósticas de daño a cuatro niños y niñasde las comunidades de Mississippi y Mewin Alto. La prioridad de estasevaluaciones fue definida por sus padres y la comunidad atendiendo a laobservación de cambios conductuales agudos en los niños, desde dondedefinieron un criterio de urgencia. Es importante referir que los padres de estosniños están entre los que han recibido mayor número de amenazas yagresiones durante el período de conflicto en la comunidad. No obstante, las descripciones realizadas son coincidentes respecto a lasituación emocional observada en otros niños y niñas, quienes seránevaluados en un corto plazo, lo que probablemente aportará nuevainformación. En primera instancia, tanto en entrevistas grupales como individuales,los niños poseen una categorización clara de los elementos gatillantes del16 “Cuando se agrede a los padres, se agrede doblemente a los niños: directamente mediante el ataquefísico que reciben, e indirectamente porque retomarán su desarrollo en contacto con unos padres dañadosellos mismos por la violencia. El niño…deberá aprender a vivir con una parentalidad alterada…” BorisCyrulnik en Barudy y Marquebreucq, 2006.17 Se designan así aquellos hechos dolorosos y estresantes que han sido producidos por personas ajenas alnúcleo familiar. Estos hechos se convierten en traumáticos cuando sobrepasan los recursos psicológicos ysociales que poseen los niños y sus familias para calmar el dolor y el stress en un grado aceptable para sufuncionamiento interno, lo que permitiría un posterior proceso de elaboración. (Barudy y Marquebreucq,2006).18 Más allá de la descripción de síntomas, el concepto de limitación funcional se refiere a la manifestaciónde la sintomatología en un deterioro de habilidades y capacidades existentes previamente al inicio de laviolencia. Ver “Efectos psicosociales y sobre la salud mental de las situaciones de violencia colectiva”Richard Mollica, 1999: 6-7. 11
  • 12. conflicto que afecta a su comunidad, percibiendo la intervención y negociaciónde la empresa Celco como el motivo del quiebre comunitario (“… si nos vamospara otro lado no seríamos nadien nos separaríamos de toda la gente quequeremos, si es Celco que no nos va a dejar vivir tranquilos…”E.P.C, 12años; “…que Celco para hacer sus estudios mande gente a atacar la sedeo a mi Tata…me da miedo andar sola, o quedarme sola, porque nosapedrearon la casa…”K.M.H., 11 años). Dentro de la sintomatología conductual desarrollada con mayorfrecuencia por los niños y niñas que han participado de la presente evaluaciónse puede referir aumento en la agresividad, trastornos de sueños, alteracionesen los procesos de aprendizaje, disminución de la interacción social, inhibiciónafectiva, dificultades en el contacto emocional, procesos de adultificación yparentalización, disminución en la calidad de sus recursos de vinculación, ysentimientos de temor y rabia persistentes. Las evaluaciones individuales, que han tenido también como objetivo elinicio de un proceso de apoyo terapéutico, permiten reconocer indicadoresasociados a stress postraumático y e identificar sintomatología depresiva yansiosa, existiendo la vivencia de ruptura del contexto vital, que ha significadola alteración de los procesos de desarrollo y capacidades en evoluciónexistentes en el período previo al inicio del conflicto. Además de lo expuesto, es posible reconocer diferencias generales en laexperiencia de los niños más pequeños (entre cuatro y seis años de edad),quienes han expresado su desconfianza e inseguridad a través de conductasque manifiestan mayores niveles de confusión y descontrol, lo que se asocia ala ruptura del contexto social en un momento en que la crisis evolutiva seorienta resolver su inserción en el medio externo a la familia nuclear (porejemplo a través del ingreso al sistema escolar), el que es percibido por losniños como altamente amenazante e inseguro, retrasando o interrumpiendoprocesos de socialización reconocidos como hitos al interior de la comunidad 12
  • 13. (suspensión prolongada de la asistencia a clases por temor, dificultades deadaptación que retrasan el ingreso al sistema escolar). Los niños que se encuentran más cercanos a la etapa de la pubertadcuentan con recursos que permiten una mejor comprensión y organización delas experiencias de violencia, no obstante esto también ha favorecido laaparición de sentimientos de rabia, impotencia, desprotección social einestabilidad, a lo que se suma el desarrollo de una percepción polarizada desu entorno, lo que obstaculiza el desarrollo de procesos de integración a nivelafectivo, pudiendo presentar a futuro dificultades a nivel vincular.IV. ACCIONES JUDICIALES REALIZADAS Y RESULTADOS OBTENIDOS. Por lo anteriormente expuesto, se han solicitado Medidas de Protecciónen el Tribunal de Familia de San José de Mariquina a favor de los cuatro niñosque han culminado su proceso de evaluación, considerando la existencia devulneración grave de sus derechos y la profundidad del daño e impactopsicológico evaluado tanto en ellos como en sus referentes adultossignificativos. (Ver anexo Nº 1). Las cuatro medidas solicitadas fueron aceptadas y decretadas comoMedidas de Protección por Peligro Físico o Moral por dicho Tribunal entre el 06y 09 de febrero de 2009 (Ver Anexo Nº 2), encontrándose actualmente enespera de la realización de las audiencias preparatorias fijadas para el mes demayo de 2009. Además fueron aceptadas por el Tribunal las Medidas Cautelaressolicitadas para asegurar la integridad de los niños, niñas y sus familias. Estasmedidas son el ingreso a terapia reparatoria con la Psicóloga informante, Sra.Claudia Molina González y la prohibición de acercamiento por noventa días deaquellas personas que han presentado conductas de agresión sistemática yconstante hacia su núcleo familiar (nueve personas en total). Si bien las medidas solicitadas han disminuido la presión existente,luego del inicio de las medidas de protección ha sido necesario informar dosnuevos ataques hacia la familias uno de los niños, condiciones que dificultanseveramente el avance en los procesos de reparación y aumenta la tensión 13
  • 14. intrafamiliar, lo que motivó la decisión de iniciar el proceso de apoyosistemático de una Lawentuchefe (conocedora de la medicina mapuche),evaluando en conjunto con los afectados la necesidad de recurrir a apoyofarmacológico para favorecer las condiciones de estabilidad y controlemocional, dada la gravedad de la sintomatología psicológica y psicosomáticapresentada (opresión precordial, dolores de cabeza recurrentes, cronificaciónde los trastornos de sueño). Valdivia, Marzo de 2009. 14

×