Your SlideShare is downloading. ×
Milagro o embrujo, Artículo de Eva Szalvai, Profesora de EAE, en El Periódico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Milagro o embrujo, Artículo de Eva Szalvai, Profesora de EAE, en El Periódico

57

Published on

Más información en: …

Más información en:

www.eae.es

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
57
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. E l nombre de Brasil suscita imáge- nescontradictorias:lasinmensas playas tropicales, los exuberan- tes carnavales de Río con sus be- llas mujeres o el desarrollo eco- nómico sin precedente contras- tan con la profunda pobreza de las favelas, los rostros de niños malnutridos con escaso futuro, una tasa de interés bancario en au- mento o la muy presente corrupción. La pregunta es: ¿qué lado de la cara de Brasil será el más perse- verante en el futuro próximo? EnelsigloXXI,Brasilsehaconvertidoenunade las cuatro economías gigantes en vías de un desa- rrollo espectacular. Si atendemos a los tres indica- dores macroeconómicos, desde finales de los años 90,Brasilhasidocapazdemanteneruncrecimien- to económico positivo con una inflación controla- da del 6% (en contraste con los graves problemas de 1989 y 1993) y una tasa de desempleo baja de al- rededordel5%(lamitaddeladehaceunadécada), que se puede considerar pleno empleo. Conunasuperficiedeunos8,5millonesdekiló- metros cuadrados y con 198 millones de habitan- tes–conunatasadenatalidadtodavíaen15,13por mil (aunque bajando lentamente) y con una espe- ranza de vida de 74 años (datos que se traducen en unaltoindicadordeltamañomediodeloshogares de 3,7)–, Brasil es un país de grandes posibilidades graciasaungranmercadoemergenteenplenoau- ge. En su informe del 2001, el economista británi- co Jim O’Neill (presidente de Goldman Sachs Asset Management)empezóahablardeungrupodeeco- nomías,lasBRIC(Brasil,Rusia,laIndiayChina),co- mo los mercados emergentes más poderosos del mundo. Actualmente, Brasil es la séptima econo- mía más grande a nivel global (por detrás de paí- ses como EEUU, China, Japón, Alemania, Francia, yReinoUnido,respectivamente)y,segúnlasprevi- siones del Banco Mundial, alcanzará la quinta po- sición en la economía mundial en el 2050. Tasa de pobreza a la baja Hoy su PIB per cápita es de 8.516 euros, valor que experimentó un rápido aumento hasta el 2013 a la vez que se reducía significativamente el por- centaje de la pobreza de sus habitantes. De hecho, los datos del Banco Mundial constatan un declive constante en su tasa de pobreza durante la última década: en el 2007, casi una cuarta parte de los ha- bitantes (24,2%) vivían por debajo del nivel de po- breza, porcentaje que se logró combatir en el 2012 al reducirse al 15,9%. Pero el coste de tal desarrollo parece ser más al- to de lo esperado. El aumento del PIB ya no es tan significativocomoenelperiodo2003-2010(aprin- cipios del 2010 se registró un crecimiento por tri- mestre de hasta el 9,3%) y de hecho, el PIB trimes- tral se ha visto sometido a cambios constantes, dejandoatráselaltoyrelativamentecontinuocre- cimiento anterior. En el 2013, el PIB todavía alcan- zóel3,3%,peroactualmenteapenasrebasael1,9%. Eltemoralainflación,acausadelaumentodelcos- te de trabajo en un mercado doméstico que se ex- pande, ha empujado al Banco Central de Brasil a subir repetidamente la tasa de interés durante los últimos dos años. En la actualidad, los bancos de- ¿Milagrooembrujo? El coste del desarrollo experimentado por Brasil en los últimos años parece ser más alto de lo esperado. El PIB ya no crece a las tasas de hace solo unos años y la industria brasileña, pese al auge del consumo doméstico, está estancada debido al alto coste del dinero. La corrupción y la falta de seguridad también afectan a los negocios. Eva SZALVAI ProfesoradeESCI-UPF (NegociosInternacionales)y deEAE-UPC(Económicas). DoctoraenComunicación InternacionalporlaBowling GreenStateUniversity(EEUU). Consultoraencomercioexterior ynegociosinternacionales. sigue en expansión, la industria brasileña se con- trae debido al creciente coste del dinero, situando incluso al sector de la agricultura en la posición más relevante. Una de las razones de este hecho se encuentra en el mercado externo: mientras que losciudadanosbrasileñossiguenadquiriendomás productos de consumo y fomentando así la impor- tación, la industria no obtiene tanto éxito en la ex- portación. El declive del gigante Petrobras, la empresa es- tatal líder en el mercado mundial del petróleo, muestra señales de los problemas básicos a los que laeconomíadeBrasilseenfrenta:laproducciónde Petrobras se encuentra estancada, aumentando la importación de petróleo; Petrobas está atrapado en investigaciones de corrupción y demandas por incompetencia en su liderazgo; y con un nivel de crédito exuberante, se la considera la compañía mas endeudada del mundo (con dependencia cla- ra de los fondos de inversión americanos). Comosepuedeobservar,eldesarrolloeconómi- co no ha hecho mejorar el índice de corrupción de Brasil. Actualmente, el índice de percepción de la corrupción es de 42, lo que lo sitúa en la posición 72ªenunrankingde175países.Talniveldecorrup- ciónelevaelcostedehacernegociosenBrasilyfor- ma parte del coste Brasil, que incluye los costes im- plícitos y explícitos del conocimiento del ambien- te local, imprescindible para conducir cualquier negocio en el país. La corrupción también se refle- ja en el puesto que Brasil ocupa en el ranking Doing Business: 116º entre 189 países. Aunque constituye uno de los mercados más activos en la implantación de nuevas tecnologías –especialmente en energía tradicional y renova- ble, minería, transporte aéreo y telecomunicacio nes–, Brasil se encuentra en desventaja en la co- operación con inversores externos: los altos car- gos de las organizaciones son los que toman las decisiones importantes y esto, a menudo, incluye elementos de corrupción. Además, el sistema de aranceles resulta muy complicado, lo que dificul- ta en mayor grado cualquier actividad con el mer- cado externo. Finalmente, debemos mencionar la falta de se- guridad en el país, que también afecta a los nego- cios. El visitante empresarial no debe sorprender- se si al intentar localizar las oficinas de la empre- sa brasileña acaba en un barrio de baja categoría esperando con incertidumbre delante de la puer- ta de un edificio casi en ruinas. Esta persona se ma- ravilla al entrar y encontrar lujosos despachos re- pletos con la última tecnología. Las apariencias de fuera intentan proteger la riqueza de los negocios en el interior. Además, si alguno desea impresio- nar a su cliente potencial, unas palabras en brasi- leño bastarán (no olvidemos que el portugués es el quinto idioma más hablado en el mundo). El índice del rey de Bután Un último apunte. Para predecir el futuro de Bra- sil,losindicadoresmacroeconómicosresultanme- nos reveladores que el índice de felicidad ciudada- na, medida inventada por el monarca de Bután y que algunos países empiezan a considerar. Este ín- dice se obtiene a través de encuestas que van más allá de los datos económicos y que ayudan a enten- der aquello a lo que los ciudadanos confieren más valor y sus expectativas para el futuro. Este índice yafueconsideradoensudíaporelpresidenteNico- las Sarkozy cuando encargó una comisión de estu- dio,presididaporelpremioNobeldeEconomíaJo- seph Stiglitz, que publicó su informe final el 14 de septiembredel2009.Sugieroque,conelfindease- gurarsufuturo,Brasildeberíaconsiderartalinfor- me, puesto que se trata de una economía de gran- des dimensiones que generará, sin duda, proble- mas de igual tamaño. Según las previsiones del Banco Mundial, en el 2050 Brasil será la quinta economía mundial AFP PHOTO / Yasuyoshi CHIBA ben satisfacer el 11% de interés si quieren obtener reservasdelBancoCentralparagenerarmáscrédi- to e inversiones en la economía de Brasil. Pero es- tas últimas ya no son tan significativas en la indus- tria del país. A pesar de que el consumo doméstico 14 27 DE MAYO DEL 2014

×