Espana vislumbra la salida de la crisis sin cambios en el modelo productivo. Estudio SRC La Inversión en I+D+i, El Correo Español Bizcaia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Espana vislumbra la salida de la crisis sin cambios en el modelo productivo. Estudio SRC La Inversión en I+D+i, El Correo Español Bizcaia

on

  • 57 views

EAE Business School presenta el estudio La Inversión en I+D+i en España, que desde hace seis años analiza la inversión pública y privada en innovación y desarrollo tanto en Europa como en ...

EAE Business School presenta el estudio La Inversión en I+D+i en España, que desde hace seis años analiza la inversión pública y privada en innovación y desarrollo tanto en Europa como en España, completado con un análisis de las empresas y sectores más innovadores en España e información territorial de la inversión en este área.

Descárgate el Informe completo aquí: http://goo.gl/Zpzp2k

Statistics

Views

Total Views
57
Views on SlideShare
57
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Espana vislumbra la salida de la crisis sin cambios en el modelo productivo. Estudio SRC La Inversión en I+D+i, El Correo Español Bizcaia Espana vislumbra la salida de la crisis sin cambios en el modelo productivo. Estudio SRC La Inversión en I+D+i, El Correo Español Bizcaia Document Transcript

    • Ninguna reforma de los últimos gobiernos potencia la industria ni la investigación como alternativas al turismo y el ladrillo MADRID. Nadiedudadequeelprin- cipal pecado de la economía españo- la ha sido depender excesivamente del ladrillo y del turismo de sol y pla- ya. Un problema no abordado por los sucesivos gobiernos, a pesar de sus promesas sempiternas de un cam- bio en el modelo productivo del país para ganar competitividad en un mundo cada vez más globalizado. Con la crisis, las declaraciones en ese sentido se multiplicaron, al tiempo que se aprobaron leyes y reformas enfocadas, en teoría, a paliar ese de- fecto. ¿Se ha avanzado algo? Desde 2008, los distintos presidentes y mi- nistros han lanzado mensajes gran- dilocuentes sobre la nueva estruc- tura productiva basada en la inno- vación, el desarrollo y el emprendi- miento. Sin embargo, los datos po- nen esa versión en duda. En 2007, en pleno apogeo de la burbuja inmobiliaria, la construc- ción representaba el 21,9% del PIB. En 2013 solo aportaba el 10,5%. Se- gún los expertos, el desplome de uno de los pilares de la economía del país hace más urgente un cambio del mo- delo. «Necesitamos más peso de la industria en la estructura producti- va», afirma Eugenio Recio, profesor emérito de ESADE. Sin embargo, la aportación de este sector a la econo- mía española lleva descendiendo paulatinamente en las últimas dé- cadas. Si en los años ochenta repre- sentaba en torno al 30% del PIB, en 2012 apenas suponía un 15,9%, se- gúndatosdelINE.Perosisedescuen- ta la energía –como hace Eurostat– la cifra se desploma hasta el 13,3% del PIB, cuando la media de la UE está en el 18%. Así, el objetivo mar- cado por Bruselas del 20% se con- vierte en una quimera. Y no solo eso. Durante la crisis, entre 2008 y 2012, el sector industrial en España se ha reducido un 30% al perder más de un millón de trabajadores en ese pe- riodosiendoeltercerpaísdelaUnión Europea con un descenso mayor de la actividad, solo por detrás de Gre- cia y Chipre. Una reducción que contrasta con el peso de la industria en países como Alemania, donde un tercio del PIB proviene de ese sector.Algo impen- sable en España hoy en día, pero que era real hace tres décadas. Ningún gobierno, ni antes o durante la cri- sis, ha dado pasos concretos hacia una reindustrialización del país. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de San- tamaría,anuncióestasemanalaapro- bación en mayo de un plan de reac- tivación económica y de apoyo a la industria, el mismo día que los gran- des empresarios reclamaban a Ra- joy medidas para lograr la reindus- trialización de España.A falta de co- nocer el contenido del plan, los pre- cedentes no son halagüeños. Uno de los intentos con mayor eco para cambiar el modelo produc- tivo español se produjo en 2011 con la Ley de Economía Sostenible. Fue entonces cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero volvió a re- currir al cambio de modelo como mejor vacuna para futuras crisis. El propio presidente socialista calificó su iniciativa como una «profunda reforma transversal de múltiples as- pectos que rigen la actividad econó- mica y que supone un nuevo paso en la modernización de la economía española». Entre sus objetivos para mejorar la competitividad destaca- ban la simplificación administrati- va, la formación de los trabajadores y el impulso a la actividad investi- gadora, entre otras cosas. Sin inversión en I+D+i Otro de los pilares del tantas veces pronosticado cambio de modelo es el del impulso a la investigación, el desarrollo y la innovación. Sin em- bargo, a pesar de repetir esta idea como un mantra, en la práctica la política seguida desde la crisis por todos los gobiernos ha sido la de re- ducir la financiación. Así, España destinó en 2013 el 1,3% de su PIB a I+D+i. Una cantidad inferior a la de países como Irlanda (1,72%) o Por- tugal (1,5%), al mismo nivel de Hun- gría y, por supuesto, a años luz de la dotación de Finlandia (3,55%), Sue- cia(3,41%),Alemania(2,92%)oFran- cia (2,26%). Y lejos de la media co- munitaria del 2%. «Para lograr un cambio en el mo- delo productivo es imprescindible la inversión en I+D+i», aseguraAlain Cuenca, director de Economía Pú- blica de Funcas. En su opinión, para poder competir con otras economías es necesario invertir en «capital hu- manoyenvalorañadido»delamano de la innovación. Sin embargo, la realidad es la contraria. Según un es- tudio de la EAE Business School pu- blicado hace unas semanas la inver- sión pública y privada en I+D+i en España cayó un 7% desde 2008. De hecho, desde la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) alertan de que las partidas destinadas en los últimos presupues- tos suponen retroceder a niveles de 2002. Pero esta disminución no se pro- duce únicamente en el ámbito pú- blico. En 2012 –últimos datos dispo- nibles– descendió un 4,1% la inver- sión en innovación por parte de la empresa privada, según el INE.Otro aspecto que choca con Europa.Ante este panorama desolador los cientí- ficos han alertado del gran riesgo que supone para la competitividad del país la caída de la dotación en I+D. Además de la fuga de cerebros inherente a la escasa inversión. La reforma energética también ha supuesto un tremendo caballo de batalla entre el Ejecutivo y el sector de resultado más que incierto. «No se ha resuelto el problema de la re- forma energética porque lo hecho no ha funcionado», asegura Cuen- ca. «El coste de la electricidad es un aspecto fundamental para las em- presas y también para las familias», recuerda el profesor de ESADE Eu- genio Recio. Uno de los problemas de este sec- tor tiene que ver con la existencia de un mercado en muy pocas ma- nos. «Hay un grado de oligopolio que es contraproducente y contrario a los intereses del consumidor», cri- tica JoséAntonio Herce, directorAso- ciado de AFI. En su opinión, el gra- do de competencia en estos servi- cios es «insatisfactorio como poco». La reciente polémica desatada con la subasta de la luz es el último ejem- plo. Sin embargo, tampoco en este caso existe una política de Estado, y los bandazos estratégicos están a la orden del día. Al final, seguimos en la casilla de salida y el peligro de sa- lir de la crisis sin cambiar el modelo productivo es volver a las andadas. España vislumbra la salida de la crisis sin cambios en el modelo productivo :: D. V. MADRID. Hay que continuar con las reformas. Ese es el incansable mensaje que tanto desde el FMI, la UE o la OCDE en su reciente infor- me de primavera, se traslada a Es- paña. Pero ¿qué reformas son las necesarias? «La economía españo- la sigue siendo vulnerable dados los altos niveles de deuda privada y las necesidades de desendeuda- miento público», explica el profe- sor de la Universidad de Santiago de Compostela Luis Carames. En su opinión, «debe proseguirse con la reforma fiscal, ampliando la base impositiva y reduciendo las cargas sobre el factor trabajo». Una opi- nión que también comparte José Ignacio Conde, subdirector de Fe- dea y profesor de la Universidad Complutense de Madrid: «Hay que hacer una reforma fiscal en profun- didad». Este experto considera ne- cesario acabar con las deducciones en el IRPF y el Impuesto de Socie- dades a cambio de bajar los tipos y aumentar los impuestos indirectos para mejorar los ingresos. Sin em- bargo, cree que el Gobierno no afrontará una reforma «tan ambi- ciosa». Piensa que la falta de estas políticas no va a impedir la recupe- ración, «pero la ralentizará». Otra de las medidas largamente anunciadas pero nunca concreta- da tiene que ver con la reforma de la Administración pública. «Pres- tar más y mejores servicios con me- nos recursos logrando una mayor productividad de los empleados pú- blicos», asegura Alain Cuenca, di- rector de Economía Pública de Fun- cas. En su opinión, hasta ahora se ha buscado esta racionalización a través de la bajada de sueldos, pero cree necesarias otras medidas que conlleven una simplificación de la burocracia. «Hay servicios que pue- den externalizarse», asegura. Y pone un ejemplo: «Necesitamos más jue- ces que agentes judiciales». Sin em- bargo, es consciente de la dificul- tad para llevar a cambio estos cam- bios. Máxime en tiempos electora- les. «Para hacer reformas los ciclos electorales no son muy favorables», admite. En cuanto a la reforma laboral, existen discrepancias sobre la ne- cesidad de seguir profundizando como solicita la patronal y organis- mos como la OCDE y la Comisión Europea. «La dualidad en el merca- do de trabajo crea un empleo muy precario», asegura el experto de Fe- dea, quien es partidario de crear un contrato único con indemnización creciente y eliminar los contratos temporales. En lo que sí hay coin- cidencia es en modificar las políti- cas activas de empleo dando entra- da a la participación privada. A la espera de la reforma fiscal y de la Administración Los expertos coinciden en la necesidad de ampliar la base impositiva y de adelgazar y mejorar la eficacia de los servicios públicos Las cuatro torres de Madrid, ejemplo del modelo del ladrillo. :: C. R. Entre2008y2012la industriaenEspañaha caídoun30%yhaperdido unmillóndetrabajadores DAVID VALERA Domingo 11.05.14 EL CORREO54 ECONOMÍAA