Your SlideShare is downloading. ×
El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre. hoy extremadura(badajoz)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre. hoy extremadura(badajoz)

70

Published on

El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre según el estudio de EAE en el hoy extremadura(badajoz)

El consumo de cultura, ocio y espectaculos sigue en caida libre según el estudio de EAE en el hoy extremadura(badajoz)

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
70
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Miércoles 03.09.14 33 HOY CULTURAS Y SOCIEDAD Hércules Poirot resucita en 50 países MADRID. Como los viejos roqueros, los grandes detectives de ficción nun-ca mueren. Son eternos y sobrevi-ven a sus autores con cada nuevo lec-tor. Muerto su creador, otro escritor puede además asumir el desafío de revivirlo, como el reciente Príncipe de Asturias John Banville hizo con el Marlowe de Chandler. Quien aho-ra resucita es Hércules Poirot. Lo hace en la pluma de Sophie Hannah (Man-chester, 1971), maga de la intriga con ventas millonarias, que insufla vida por encargo al bigotudo y puntillo-so detective belga creado hace 94 años por Agatha Christie, la gran dama británica del crimen. Sus albaceas dieron el histórico sí hace ahora un año. Los encantados editores hicieron números y los lec-tores reciben con alborozo ‘Los crí-menes del monograma’ (Espasa), tri-gésima cuarta novela de Poirot que sale a la venta el 9 de septiembre de forma simultánea en 50 de países y en 30 idiomas. Poirot había protagonizado antes 33 novelas y 54 relatos cortos. La úl-tima firmada por Agatha Christie, ‘Telón’, se publicó en 1975 e incluía la muerte por infarto del detective. Su óbito mereció una esquela en el diario The New York Times el 6 de agosto de aquel año. En la secuela autorizada Hannah evita resucitar al detective. Prefiere recuperar a un Poirot retirado pero aún en plenas facultades, tan elegante, metódico, vanidoso y solemne como siempre, con su olfato de sabueso tan intac-to como su agudeza para ver lo que otros no ven. La trama arranca en un restauran-te londinense en el que Poirot dis-fruta en solitario de una cena trun-cada por la enloquecida aparición de una mujer aterrorizada porque al-guien, dice, está a punto de matarla. En pocas páginas sabremos que Poi-rot debe esclarecer tres asesinatos perpetrados en sendas habitaciones del elegante hotel Bloxham. En la boca de cada cadáver, un gemelo de oro con una inicial. Será la pista que dispare el privilegiado magín del de-tective belga, que armará el rompe-cabezas y dará una inesperada solu- MIGUEL LORENCI ción al misterio. «Es un puz-le que confunde y frustra al incomparable Poirot duran-te un buen número de capí-tulos, como en las novelas originales» adelantó Hannah, que sitúa a su redivivo Poi-rot en 1929, en su «edad de oro», el periodo entre las dos guerras mundiales. El elegante detective bel-ga que Christie alumbró en 1920 para ‘El misterioso caso Styles’ husmea en solitario. Su secuela prescinde de sus inseparables socios, el capi-tán Hastings y el inspector Japp. Como contrapunto, Hannah recurre a un narra-dor inexistente en las histo-rias de Christie, el joven de-tective Agatha Christie. de Scotland Yard Ed-ward Catchpool, con quien Poirot entabla amistad. Los ufanos editores se fro-tan las manos. Saben que in-suflando nueva vida al im-pecable detective del sombrero hongo y el bigotín engomina-do y puntiagudo abren veta en un nego-cio que no acabó, ni mu-cho menos, con la muerte de Agatha Christie en 1976. La in-discutible ‘emperatriz’ del crimen ha vendido más de 1.000 millones de libros en inglés y otros tantos en otros idiomas, cifras solo al alcan-ce de la Biblia y Shakespea-re. El regreso de un perso-naje de éxito en la pluma y el magín distintos a los de su creador no es algo nue-vo. Sherlock Holmes ha sido reescrito y reformulado por infinitud de narradores y ci-neastas. Más cercanos son los precedentes de James Bond y Philip Marlowe. El espía creado por Ian Fle-ming va por su tercer resu-citador, el escritor William Boyd, último autor ‘invita-do’ por los herederos del creador de 007 para mante-ner vivo al agente con licen-cia para matar. El Laureado narrador irlandés John Ban-ville, que publica bajo el seudónimo de Benjamin Black novelas negras ambientadas en el Dublín de los 50, aceptó la invitación de los herederos de Raymond Chandler para resuci-tar en ‘La rubia de ojos negros’ al duro y enigmático Philip Marlowe. A sus 43 años Hannah es una triunfadora en el género de la intri-ga policial y psicológica, con exita-zos como ‘Matar de amor’, ‘La cuna vacía’ o ‘No es mi hija’ publicados en 25 países. Pero su novela de Poirot será, a buen seguro, el libro más ven-dido de la ganadora en 2013 del bri-tánico National Book Award en la ca-tegoría de crimen y suspense por ‘The Carrier’. La resurrección de Poirot se ade-lanta al 125 aniversario del na-cimiento de Christie, que se cumple en 2015, y coincide con los 75 años de la publicación de ‘Diez negritos’, la novela de misterio más vendida de la his-toria. Fue el agente de Hannah quien sugirió a Harper Collins que le lanzaran el anzuelo con el cebo Poi-rot- Christie. Picó a la primera. Como si le hubieran leído la mente, confe-só llevar años maquinando algo así y que tenía un borrador. No tuvo du-das ni remilgos morales para aceptar un encargo feliz y nada comprome-tido. «Tan pronto como el editor dijo ‘novela de Agatha Christie’ supe que funcionaría a la perfección mi histo-ria situada en los años 20», decía hace un año la devota admiradora de Agatha Christie y de uno de sus per-sonajes de más éxito. Sophie Hannah firma ‘Los crímenes del monograma’, nueva novela del detective que Agatha Christie creó hace 94 años Sophie Hannah. :: ILUSTRACIÓN MIKEL CASAL :: M. L. MADRID. La crisis sigue haciendo estragos en la industria y el consu-mo cultural. En cinco años el con-sumo de los hogares españoles cayó un 24%, según el estudio ‘El Gasto en Ocio y Cultura en España 2014’ elaborado por EAE Business School. Los españoles gastamos 27.990 mi-llones de euros en ocio, cultura y espectáculos en 2013, un 7,38% me-nos que el año anterior. El gasto se retrae un 17% respecto a 2006 y un 24% respecto a 2007, año en el que oficialmente España entró en cri-sis económica. El gasto medio por hogar cae un 8% en 2013 y pasa a ser de 1.537 euros, mientras que el gasto medio por persona se sitúa en 607 euros anuales, lo que supo-ne una caída del 7% respecto a 2012. Con 755 euros de gasto por ha-bitante, los navarros tienen el bol-sillo más rumboso, seguido de ma-drileños (735 euros), vascos (724), catalanes (684) y asturianos (672). Los menos gastadores son los resi-dentes en Melilla, con 367 euros, por detrás de Ceuta (453), Castilla- La Mancha (461), Galicia (478) y Andalucía (488). Por comunidades autónomas, son de nuevo las familias de Nava-rra las que más gastan en ocio y cul-tura, con 1.896 euros al año. Le si-guen Madrid (1.861), País Vasco (1.745), Cataluña (1.711) y Canta-bria (1.600). Las que menos gastan son las de Castilla-La Mancha (1.208 euros), Melilla (1.215), Galicia (1.219), Extremadura (1.243) y An-dalucía (1.299). Las familias que más recortaron en este tipo de gas-to son las de Ceuta (18%), Galicia (15%) y Madrid (13%), Solo las fa-milias de cinco comunidades gas-tan algo más en ocio, cultura y es-pectáculos: Melilla (2,08%), La Rio-ja (1,14%), Baleares (0,37%), Can-tabria (0,24%) y Murcia (0,08%). Si se contempla la evolución en-tre 2006 y 2013, ninguna comuni-dad incrementa el gasto familiar en ocio y cultura. Los descensos más pronunciados se producen en las familias residentes en Canarias (36%), Baleares (35%), Comunidad Valenciana (31%) y Navarra (31%). El consumo de cultura, ocio y espectáculos sigue en caída libre El gasto desciende hasta los 27.990 millones de euros, un 24% menos que en 2007, con una media de 1.537 euros por hogar y 607 por persona

×