Your SlideShare is downloading. ×
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

GUIAS MAPPA FARINGOAMIGDALITIS

1,745

Published on

WWW.DRMANDINGO.COM.MX

WWW.DRMANDINGO.COM.MX

Published in: Health & Medicine
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,745
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
84
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Diagnóstico y tratamiento antibacteriano de Faringoamigdalitis bacteriana (FALB) Sánchez-González A (Coordinador del Grupo de Análisis), Dibildox-Martínez J, Ramos-Alcocer R, Reynoso-Othón J, García-Parra JJ, Macías-Reyes H, Radillo-Martínez-Sandoval CM. Primera Actualización
  • 2. Manejo Antibacteriano de Procesos infecciosos en el Paciente Adulto Diagnóstico y tratamiento antibacteriano de Faringoamigdalitis bacteriana (FALB) Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg Coordinador general Dr. José Luis Arredondo García Coordinador adjunto, Área Clínica Dr. Alberto Carlos Amábile Cuevas Coordinador adjunto, Área Microbiología Dr. Andrés Sánchez González Coordinador del Grupo de Análisis Documento de consenso de Actualización 2010 de las Guías MAPPA (Manejo Antibacteriano de Procesos infecciosos en el Paciente Adulto), llevada a cabo del 26 al 29 de agosto de 2010 en Ixtapa, Guerrero México. Avalado por la Academia Nacional de Medicina de México © Primera actualización de las Guías MAPPAMR: 2011.
  • 3. Coordinadores Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg Coordinador general Médico Internista Director General de Coordinación de Institutos Nacionales de Salud Miembro de la Academia Nacional de Medicina Dr. José Luis Arredondo García Coordinador adjunto, Área Clínica Jefe de la Unidad de Investigación Clínica del Instituto Nacional de Pediatría (INP) Infectólogo Pediatra Investigador Nacional Director, Livemed Institute Miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Mexicana de Pediatría Dr. Carlos Amábile Cuevas Coordinador adjunto, Área de Microbiología Doctor en Ciencias Presidente de la Fundación LUSARA para la Investigación Científica, A.C. Coordinador del Grupo de Análisis Temático sobre Faringoamigdalitis bacteriana (FALB) Dr. Andrés Sánchez González Otorrinolaringólogo. Presidente de la FESORMEX (Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, AC). Con la participación de los doctores Dr. Javier Dibildox Martínez Expresidente de la FESORMEX. Coordinador Académico del Comité Científico de la Fundación FESORMEX. Dr. Rubén Ramos Alcocer Expresidente del Grupo ORL “Dr. Adam Politzer” de Petróleos Mexicanos. Otorrinolaringólogo adscrito al Centro Médico del Potosí, SLP, México. Dr. Jesús Reynoso Othón Exprosecretario del Consejo Federado de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello de la República Mexicana, AC. Extesorero del Colegio de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Estado de Sonora, AC. Expresidente del Colegio Médico de Hermosillo, AC. Presidente de la Federación Médica de Sonora, Colegio Médico Estatal, AC. Vicepresidente de la Federación Nacional de Colegios de la Profesión Médica, AC, Zona Pacífico (FENACOME).
  • 4. Dr. José Juan García Parra Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Centro Médico del Noreste Número 25 del IMSS, Monterrey, NL. Dr. Héctor Macías Reyes Prosecretario de la FESORMEX. Coordinador de la Especialidad de Otorrinolaringología en el Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”. Profesor de Pregrado y Postgrado en Otorrinolaringología en la Universidad de Guadalajara. Dr. Carlos M. Radillo Martínez-Sandoval Otorrinolaringólogo experto en oído, nariz y garganta certificado por el Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, Guadalajara, Jal. Participantes en sesión plenaria Dr. Manuel H. Ruiz de Chávez Presidente de la Academia Nacional de Medicina de México, 2009-2010. Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg Coordinador general Médico Internista Director General de Coordinación de Institutos Nacionales de Salud Miembro de la Academia Nacional de Medicina Dr. José Luis Arredondo García Coordinador adjunto, Área Clínica Jefe de la Unidad de Investigación Clínica del Instituto Nacional de Pediatría (INP) Infectólogo Pediatra Investigador Nacional Director, Livemed Institute Miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Mexicana de Pediatría Dr. Carlos Amábile Cuevas Coordinador adjunto, Área de Microbiología Doctor en Ciencias Presidente de la Fundación LUSARA para la Investigación Científica, A.C. Dr. Favio Gerardo Rico Méndez Jefe del Departamento de Neumología, Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General Centro Médico Nacional (CMN) “La Raza”, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Dra. María Alba Cabrera Ruiz Coordinadora de la Clínica de EPOC, UMAE Hospital General CMN “La Raza”, IMSS. Dra. María Dolores Ochoa Vázquez Coordinadora de la Unidad de Sueño, Departamento de Neumología, Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General Centro Médico Nacional (CMN) “La Raza”, IMSS. Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 5. Dr. Agustín López de Lara Díaz Neumólogo del Hospital General de Zona “Dr. Emilio Varela Luján” Número 1, IMSS, Zacatecas, Zac. Dr. Jorge Arturo Cisneros Martínez Neumólogo adscrito al Hospital General Regional Número 1 del IMSS, Durango, Dgo. Profesor titular de la materia de Neumología de la Universidad Juárez del Estado de Durango. Dra. María Luz Alemán González Especialista en Neumología adscrita al Hospital General Regional No. 1 del IMSS, Tijuana, BC. Dr. Julián Jesús Genis Zárate Especialista en Neumología adscrito al Hospital San Ángel, Unidad Médica Ambulatoria, Nuevo Laredo, Tamaulipas. Dr. Jesús Ernesto Casillas Cancino Infectólogo. Jefe de Vigilancia Epidemiológica y Control de Antibióticos, UMAE Hospital General CMN “La Raza”, IMSS. Dr. Edgard Novelo Guerra Otorrinolaringólogo adscrito al Hospital “Ángeles Lomas”, México, DF. Ex presidente de la Sociedad Mexicana de Rinología y Cirugía Facial. Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SMORLCCC); editor en jefe de la revista Anales de otorrinolaringología mexicana. Dr. Alberto Tueme Arellano Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Dr. Daniel Bross Soriano Departamento de Otorrinolaringología del Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, Secretaría de Salud. SMORLCCC; director-editor de la revista Anales de otorrinolaringología mexicana. Dr. León Felipe García Lara Otorrinolaringólogo adscrito al Servicio de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Petróleos Mexicanos. SMORLCCC; miembro del Consejo Editorial de la revista Anales de otorrinolaringología mexicana. Dr. Rubén Gleason Rodríguez Otorrinolaringólogo. Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Dr. Octavio Narváez Porras Neumólogo e Intensivista. Postgraduado del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional “Siglo XXI”, certificado por el Consejo Nacional de Neumología. Adscrito al Servicio de Recuperación y Corta Estancia, INER (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias).
  • 6. Dr. Jesús Javier Vázquez Cortés Consejo Nacional de Neumología. Dr. Abelardo Elizondo Ríos Profesor del Servicio de Neumología y Terapia Intensiva. Jefe de la Unidad de Broncoscopia e Intervencionismo Pulmonar. Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, NL. Dr. Sergio Humberto López Estupiñán Jefe de la Sección de Terapia Intensiva en la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax. Dra. Raquel Castañeda Godoy Especialista en manifestaciones pulmonares del VIH, Hospital Municipal de Tijuana, México. Profesora del Hospital Universitario del Estado de Baja California, BC, México. Dra. Virginia Novelo Retana Especialista adscrita a la Unidad de Neumología, Hospital General de México, Secretaría de Salud. Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 7. Guías MAPPA: un recurso actualizado Contribuir es un gran verbo: proyecta la idea de cooperación a partir de la convicción, del conocimiento sobre alguna causa, algún proyecto, alguna acción. En Bayer nos gusta involucrarnos en la conjugación de ese verbo, contribuir con nuestra cuota de esfuerzo para hacer concreto algún proyecto que rinda beneficios a la comunidad. Este es el caso del proyecto Guías MAPPA, nacido hace algunos años como producto del deseo de ayudar al abordaje correcto de las infecciones que se presentan en los pacientes adultos. Esta es la segunda edición de las Guías MAPPA; se trata de una edición exhaustiva, pero concreta y precisa, que los expertos médicos participantes han hecho para llevarnos al terreno de la actualización y de la incorporación de otras infecciones que no estuvieron incluidas en las primeras Guías. El mérito de todos los equipos médicos que intervinieron en la elaboración de cada Guía es digno de reconocimiento sin reservas, puesto que concretaron un trabajo que —sin duda— pone bases, objetivos y elementos de decisión al alcance de los lectores de las Guías para un abordaje más seguro y exitoso de las infecciones de los adultos. Estamos convencidos de que la publicación de estas Guías, en su versión actualizada y ampliada, no será un acto más que se extravíe en el bosque de trabajos que, por desgracia, al ser rutinarios, no destacan y tienen como rápido destino la indiferencia o el olvido. Basándonos en las múltiples peticiones que se formularon para entregar las primeras Guías a médicos en lo individual y a grupos organizados en lo general, creemos que estas Guías MAPPA, en su segunda versión, cubrirán las expectativas y serán decididamente aceptadas como un valioso recurso para seguir procedimientos terapéuticos acertados. Esta última afirmación no es en lo absoluto presuntuosa e innecesaria; se menciona porque, siendo testigos de las jornadas de discusión y acuerdos que los expertos vivieron para crear este texto, nos percatamos directamente de la vocación por la precisión y la exactitud, fundamentadas con toda seriedad, que cada grupo
  • 8. de trabajo siguió y consolidó para llegar a objetivos, descripciones, propuestas y conclusiones alejados de sesgos o descuidos no profesionales. Por todo lo anterior, nos entusiasma colaborar con la edición y la difusión de las Guías MAPPA, y a la vez vivir el sano orgullo de constatar el interés social de la Academia Nacional de Medicina de México para realizar proyectos que llegan hasta lo ojos y la reflexión de millares de médicos mexicanos, inmersos en la inacabable trayectoria de superación y actualización. La Academia cumple, así, con su responsabilidad dirigente y vanguardista en la medicina mexicana. Para cerrar este mensaje, no podemos dejar en el silencio nuestra expresión de compromiso que, como empresa responsable ante la sociedad, externamos a los médicos mexicanos en el sentido de estar conscientes y decididos a proseguir con el respaldo activo a la educación permanente y creciente de los médicos de nuestro país, y a la vez desearles que estas Guías no sean un texto cerrado, sino que se abra todos los días para apoyo de su constante y loable trabajo en pos de la salud de los mexicanos. Carlos Beck Director de División Bayer Pharmaceuticals Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 9. Mensaje del Dr. Alberto Lifshitz Guinzberg Director General de Coordinación de Institutos Nacionales de Salud, Miembro de la Academia Nacional de Medicina. La amplia variabilidad que suele poseer la práctica médica tiene muchas veces su sustento en las diferencias individuales entre uno y otro paciente. No obstante, también puede obedecer a preferencias caprichosas, a diferenciales en la información, a rutinas, accesibilidades y hasta a razones menos estructuradas. Hoy en día, la aportación de la medicina basada en evidencia permite trascender estas divergencias al proponer explícitamente que cada enfermo reciba la mejor alternativa existente, surgida de la investigación científica. La elección de esta opción no es ciertamente sencilla, dado que no es posible para un médico ocupado posponer las decisiones que tiene que asumir ante un paciente hasta hacer una búsqueda bibliográfica exhaustiva, analizar la validez y confiabilidad de cada investigación y estimar si se puede hacer la transferencia del conocimiento al caso individual. La otra alternativa para ejercer una medicina basada en evidencia es verterla en guías clínicas que incorporen lo mejor de la investigación científica, ya validada y seleccionada, en orientaciones para los médicos prácticos en beneficio de sus pacientes. Las guías se distinguen de las normas por su flexibilidad, pero aportan igualmente lineamientos que tienen las condiciones de validez y confiabilidad de evidencia. El Sector Salud de nuestro país está haciendo un gran esfuerzo por elaborar guías clínicas para orientar a los médicos en los principales problemas de salud, aun a sabiendas que tienen una vigencia transitoria por la vertiginosa renovación del conocimiento y su rápida obsolescencia. Por supuesto que las guías no son exhaustivas ni abarcan al detalle muchas de las decisiones cotidianas de los médicos, pero resultan de valor como referente. También será obvio que tienen el riesgo de que halla quien les asigne un valor absoluto, que se manejen como normas, que no se permita la adaptación que la práctica clínica exige y que la resolución de demandas y reclamaciones se apoye rígidamente en ellas. El otro valor de las guías tiene que ver con la planeación de recursos e insumos: en la medida en que se pueda prever la necesidad de ciertos fármacos, por ejemplo, los gerentes y administradores pueden hacer acopio oportuno de ellos.
  • 10. En el terreno de las enfermedades infecciosas comunes, la necesidad de contar con una orientación resulta particularmente importante, no sólo por la gran cantidad de alternativas que se ofrecen —con y sin fundamento científico—, sino por la constante variación de los agentes infecciosos y de su susceptibilidad a los fármacos antiinfecciosos. El uso de antimicrobianos, aun el buen uso, conlleva riesgos ecológicos que repercuten en los futuros pacientes. No se trata sólo de eficacia y seguridad para el paciente, pues las consecuencias los trascienden. La resistencia bacteriana se ha convertido en uno de los problemas sanitarios más importantes del mundo y no se han encontrado los caminos apropiados para menguarlo, o éstos resultan absolutamente teóricos. Por supuesto que este riesgo puede justificarse cuando se trata de salvar vidas o prevenir complicaciones y secuelas, pero no con el uso dispendioso, injustificado, equivocado, excesivo y mal seleccionado. Una parte del problema es, ciertamente, la autoprescripción por el público, y en este sentido la autoridad sanitaria ha iniciado la aplicación de medidas para reducirla. Sin embargo, la mayor proporción de usos inadecuados deriva de la prescripción profesional y de que los médicos no solemos utilizar correctamente los medicamentos. Ésta es, precisamente, una de las virtudes de estas Guías Mappa. Ponen al alcance del médico práctico, el que tiene que tomar decisiones ante el paciente, los elementos necesarios para elegir la conducta apropiada con sustento tanto en la evidencia científica reciente, debidamente ponderada, como en la experiencia de los verdaderos entendidos, con la flexibilidad que el caso requiere. Esta es la segunda edición de las Guías. La primera tuvo muy buena aceptación y asumimos que contribuyó con una mejor atención de los pacientes por parte de quienes fueron sus lectores y seguidores. Esta edición no sólo actualiza los conceptos, sino que además adiciona otras infecciones frecuentes. Se trata de trascender la recomendación, el consenso, la inclinación, la predilección, el interés, para desviarlos hacia la orientación basada en evidencia científica. Nuevamente, es producto de jornadas de trabajo de expertos, bajo la guía de los coordinadores, con acceso a fuentes primarias de información y de largas discusiones y reflexiones que permitieron madurar un producto refinado que se somete a las pruebas de su aplicación exitosa. Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 11. Contenido Alcances de esta Guía 10 Objetivos 10 Introducción 10 Definición 11 Etiología 11 Diagnóstico y factores de riesgo 12 Tratamiento 13 Antibioticoterapia 13 Perfiles de susceptibilidad y resistencia en patógenos respiratorios en México y su impacto en la antibioticoterapia 15 Referencias bibliohemerográficas 16
  • 12. Alcances de esta Guía Las definiciones y abordaje estándar de la faringoamigdalitis bacteriana presentadas en este documento derivan de diversas guías y revisiones previamente publicadas y anotadas en la bibliografía. Objetivos I. Generales: 1. Proporcionar los elementos necesarios para diagnosticar y tratar la faringoamigdalitis aguda infecciosa. 2. Orientar la aplicación clínica de los médicos en general, con- siderando el criterio profesional y las características propias de cada paciente, permitiendo además el tratamiento individualizado. II. Específicos: 1. Conocer los lineamientos iniciales que orientan el diagnós- tico de la enfermedad. 2. Conocer los agentes patógenos involucrados en la etiología de este padecimiento. 3. Conocer los antibióticos existentes para aplicación en esta patología, promoviendo el uso racional y adecuado de los mismos. 4. Identificar el momento clínico en el cual el paciente debe ser referido al médico especialista. Introducción Las infecciones de vías aéreas altas son procesos inflamatorios de la mucosa respiratoria que abarcan desde nariz hasta bronquios. Cursan con malestar y numerosos síntomas que se sobreponen. Encontramos odinofagia, rinorrea, tos, ardor faríngeo, etc., que podemos encontrar en diversas patologías de vías aéreas altas.1 Las infecciones de la vía aérea superior constituyen la causa más frecuente de consulta en el grupo pediátrico. Dentro de éstas, la faringoamigdalitis aguda ocupa un lugar importante.2 10 Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 13. En México, las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) son:3 • Enero 2000 a octubre 2001. IMSS Guadalajara, Jalisco: 3 600 pacientes con adenoamigdalitis crónica de 6 a 10 años (45%), sinusitis recurrente, otitis serosa y otitis media aguda recurrente. En < 30.3% prevaleció obstrucción de la vía aérea superior, sinusitis crónica, bronquitis y otitis serosa. • En el grupo de 16 a 49 años (9.4%) fue notoria la presencia de otitis media crónica y abscesos periamigdalinos. Por otra parte, En Estados Unidos de América (EUA), se ha documentado que 75% de las prescripciones de antibióticos se indican en otitis media, sinusitis, bronquitis, faringitis e infecciones no especificadas de las vías respiratorias superiores. La probabilidad de prescribir antibióticos aumenta conforme el médico tiene más años de haber egresado de la carrera. En 1997, se prescribían antibióticos para infecciones agudas de vías respiratorias altas en 52.1% de los casos; en 1999, esa cifra se redujo a 41.5%. Los médicos familiares prescriben más antibióticos que los internistas; en EUA, la probabilidad de recibir antibióticos para una infección respiratoria aguda alta es 70% mayor si el paciente es atendido por un médico familiar.1 En la Unión Europea (UE), se registran más de 40 millones de consultas al año. También en la UE, la faringoamigdalitis aguda es el tercer cuadro respiratorio por su frecuencia y su origen bacteriano, en el que más de 23% de los casos corresponde en frecuencia a Streptococcus pyogenes.4 Definición La faringoamigdalitis es un proceso inflamatorio difuso del tejido linfoide de la faringe y las amígdalas con participación de la mucosa y las estructuras adyacentes.5, 6 Etiología Desde el punto de vista infeccioso, los virus (influenza tipos A y B, parainfluenza tipos 1, 2, 3, adenovirus, metapneumovirus, Coxsackie) 11
  • 14. son la causa más común de este padecimiento (90% en adultos, 70% en niños). S. pyogenes (estreptococo β-hemolítico del grupo A [SBHGA]) es la causa bacteriana más común de esta patología, aislándose en 15 a 30% de los niños, y en 5 a 10% de los adultos con faringoamigdalitis. Se cree que otras bacterias de la microbiota orofaríngea pueden influir en el desarrollo de esta enfermedad. El SBHGA no es común en niños menores de 3 años. S. pyogenes puede aislarse de secreción faríngea durante todo el año, siendo más frecuente en otoño y primavera. Sin embargo, existen otras bacterias (incluyendo Moraxella catarrhalis y Haemophilus influenzae) que pueden encontrarse en amígdalas, ya sea aisladas o en combinación con SBHGA.4, 7-13 Diagnóstico y factores de riesgo • Cuadro clínico, exploración y diagnóstico. El cuadro clínico que manifiestan estos pacientes es de inicio brusco, con incubación de 2 a 4 días, fiebre > 38 oC y odinofagia; pueden existir disfagia, cefalea, mialgias y artralgias, escalofríos, anorexia, halitosis, tos ocasional y ataque al estado general. En la exploración, suelen detectarse eritema, edema e hiperplasia linfoide en anillo de Waldeyer y faringe posterior, eritema en pilares amigdalinos, exudado purulento (amigdalitis pultácea), ganglios linfáticos cervicales anteriores y de ángulo de mandíbula palpables y dolorosos. La inflamación y el edema amigdalino pueden provocar obstrucción, ya sea respiratoria o ante alimentos.5, 6, 8, 9 El diagnóstico es clínico y puede complementarse con la prueba rápida de detección de SBHGA (RADT: Rapid AntigenDetection Test). El estudio de exudado faríngeo es controversial. Las complicaciones comprenden: absceso periamigdalino, otitis media aguda y abscesos en cuello. • Factores de riesgo. El tabaquismo activo y pasivo se ha asociado con mayor riesgo de infecciones respiratorias y mayor tiempo de evolución. 12 Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 15. La exposición a pacientes con faringoamigdalitis es un factor para desarrollar la enfermedad aguda. • Factores predisponentes. Son, básicamente: presencia de reflujo gastroesofágico (extraesofágico), síndrome de apnea obstructiva del sueño e inmunosupresión.5, 6, 8-13 Tratamiento El tratamiento médico involucra una serie de recomendaciones a los pacientes, entre ellas: • Reposo en cama. • Hidratación adecuada. • Mantener una alimentación normal. • Antimicrobianos. • Uso de sintomáticos: analgésicos, antipiréticos. • Evitar irritantes. En los cuadros de origen viral, no se indican antibióticos. El tratamiento sintomático con analgésicos como ibuprofeno o acetaminofén oral puede ser útil para aliviar las molestias.13-17 Antibioticoterapia • Elección del antibiótico. Los objetivos del tratamiento antimicrobiano son prevenir las complicaciones supurativas (por ejemplo, absceso periamigdalino) y evitar la presentación de enfermedades secundarias, como la fiebre reumática.11-13 Es posible iniciar tratamiento con antibiótico cuando el diagnóstico es evidente, existen síntomas considerados clásicos en la presentación de la enfermedad, y el paciente se manifiesta con un estado tóxico. El tratamiento antibiótico debe instituirse tomando como base el conocimiento de la resistencia a antibióticos en la comunidad. Tradicionalmente, se ha planteado una lista enorme de antibióticos para procesos faringoamigdalinos a cualquier edad, entre ellos:14, 16, 18-21 13
  • 16. —— Penicilina procaínica. —— Penicilina benzatínica. —— Amoxicilina sola. —— Cefalosporinas (cefalexina, cefaclor, cefadroxilo, cefuroxima, cefixima, cefdinir, cefpodoxima, cefditoren). —— Macrólidos (eritromicina, claritromicina, azitromicina). —— Lincomicina. —— Clindamicina. • Dosis y duración del tratamiento antibiótico:4, 16-23 —— β-lactámicos: –– Penicilina V oral: 70 mg/kg/día/4 dosis/10 días. –– Penicilina benzatínica: 1 200 000 UI/penicilina procaínica G, 800 000 UI/c 24 h/2 dosis. Intramuscular. –– Penicilina benzatínica: 1 200 000 UI/c 12 h/2 dosis, seguida de penicilina procaínica G, 800 000 UI/c 12 h/3 dosis. Intramuscular. –– Amoxicilina: 500 mg/c 8 h/VO/10 días. —— Cefalosporinas: –– Primera generación: cefalexina (1 a 4 g/día/3 dosis/ VO/10 días); cefadroxilo (30 mg/kg/día/c 12h/VO/10 días). –– Segunda generación: cefaclor (20 a 40 mg/kg/día/c 8 a 12 h/VO/10 días), cefprozil (15 a 30 mg/kg/día/c 12 h/VO/10 días), cefuroxima axetil (20 a 30 mg/kg/día/c 12 h/VO/ 10 días). –– Tercera generación: cefditoren (200 mg/c 12 h/VO/10 días), cefdinir (300 mg/c 12 h/VO/10 días). —— Alergia a penicilina: –– Eritromicina estolato: 20 a 40 mg/kg/día/c 6 a 12 h/ VO/10 días. –– Eritromicina succinato: 40 mg/kg/día/c 6 a 12 h/VO/10 días. 14 Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 17. –– Azitromicina: 5 a 15 mg/kg/día/c 24h/VO/5 días. –– Claritromicina: 15 mg/kg/día/c 12 h/VO/10 días. –– Clindamicina: 10 a 20 mg/kg/día/c 6 a 8 h/VO/10 días. –– Lincomicina: 500 mg/c 8 h/VO/10 días. Perfiles de susceptibilidad y resistencia en patógenos respiratorios en México y su impacto en la antibioticoterapia S. pyogenes presenta hoy en día una resistencia a macrólidos del orden de 13%. Es de señalarse que, en el caso de cefalosporinas como cefditoren no existen reportes de resistencia bacteriana. El algoritmo general para abordaje y seguimiento de esta patología se resume en la Figura 1, mientras que en la Figura 2 se expresa el correspondiente algoritmo para diagnóstico y tratamiento. FIGURA 1 Faringoamigdalitis: algoritmo general para abordaje y seguimiento. FARINGOAMIGDALITIS AGUDA CRÓNICA HIPERPLASIA CIRUGÍA CIRUGÍA ADENOAMIGDALINA TRATAMIENTO MÉDICO CURACIÓN ALTA 15
  • 18. FIGURA 2 Faringoamigdalitis: algoritmo para diagnóstico y tratamiento. CUADRO CLÍNICO SÍNTOMAS: Inicio brusco, odinofagia, disfagia, cefalea, mialgias, artralgias SIGNOS: Hiperemia y crecimiento amigdalino Exudado RADT (rapid antigen detection test) VIRAL Tratamiento sintomático BACTERIANA SIN TRATAMIENTO PREVIO: Penicilina ALERGIA A PENICILINA: Macrólidos Cefalosporinas (no indicado en alergia tipo I) FALLA TERAPÉUTICA A PENICILINA: Cefalosporinas Lincosamidas Referencias bibliohemerográficas 1. Ramírez Villaseñor I. Uso de antimicrobianos en infecciones agudas de vías respiratorias altas. Rev Med IMSS 2005; 43 (3): 247-55. 2. Muñoz S, Córdova M, Viera-Morales M, Cifuentes L. Faringitis aguda: ¿estreptocócica? Empleo del estudio etiológico y de antimicrobianos en dos centros pediátricos universitarios. Rev Chil Infect 2005; 22 (2): 147-153. 3. Chávez-Delgado ME, Castro-Castañeda S, Celis de la Rosa A, Jiménez-Cordero AA. Comorbilidad en adenoamigdalitis crónica e hipertrófica. Estudio de 3 600 casos. Rev Med IMSS 2005; 43 (2): 103-16. 4. Sociedad Española de Quimioterapia, Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cervicofacial, Sociedad Española de Infectología Pediátrica, Sociedad Española de Medicina General, 16 Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 19. Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista, Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias. Documento de Consenso sobre tratamiento antimicrobiano de la faringoamigdalitis. Rev Esp Quimioter 2003; 16 (1): 74-88. 5. Alberta Clinical Practice Guideline Working Group. Guideline for the diagnosis and management of acute pharyngitis. Canada, 2008 update. 6. University of Michigan Health System. Guidelines for Clinical Care. Pharyngitis. October 2006. 7. Møiniche S, Rømsing J, Dahl JB, et al. Nonsteroidal antiinflammatory drugs and the risk of operative site bleeding after tonsillectomy: a quantitative systematic review. Anesth Analg 2003; 96: 68-77. 8. Olsen RJ, Shelburne SA, Musser JM. Molecular mechanisms underlying group A streptococcal pathogenesis. Cell Microbiol 2009; 11 (1), 1-12. 9. Tart AH, Walker MJ, Musser JM. New understanding of the group A Streptococcus pathogenesis cycle. Trends Microbiol 2007; 15 (7): 318-25. 10. Sonal-Singh S, Centor RM. Optimal management of adults with pharyngitis: a multi-criteria decision analysis. BMC Med Inform Decis Mak 2006; 6: 14. 11. Casey JR, Pichichero ME. Cefalosporinas vs. penicilina en el tratamiento de la faringoamigdalitis por estreptococo betahemolítico del Grupo A. Metaanálisis. Pediatrics 2004; 113 (4): 866-82. 12. Pichichero M. Clinical management of streptococcal pharyngitis. Professional Communications, USA, 2007. 13. Alvez-González F, Sánchez-Lastres JM. “Faringoamigdalitis”. En: Protocolos de infectología. Asociación Española de Pediatría, Sociedad Española de Infectología Pediátrica, España, 2009. 14. Villegas-Sánchez E, De Lago-Acosta A, Parada-Tapia MG, González-De la Parra M. Estudio comparativo de eficacia y seguridad de azitromicina vs. amoxicilina-ácido clavulánico en niños con faringoamigdalitis. Acta Pediátrica de México 2009; 30 (6): 305-11. 15. Nobbs AH, Lamont RJ, Jenkinson HF. Streptococcus adherence and colonization. Microbiol Mol Biol Rev 2009; 73 (3): 407-50. 16. Adell-Gras A, Novoa-Farías O, Granados J, et al. Prevalencia de gérmenes causantes de faringoamigdalitis en niños. Sensibilidad y respuesta terapéutica a la ampicilina. Rev Enf Infecc Ped 2000; 14 (53): 24-9. 17
  • 20. 17. Cofré F, Rodríguez J. Faringoamigdalitis aguda. Rev Ped Elec 2005 (2): 3. 18. Brook I, Dohar JE. Management of Group A β-hemolytic streptococcal pharyngotonsillitis in children. Supplement to The Journal of Family Practice, December 2006. 19. León AP, Cano C, Argott EE. Aspectos bacteriológicos y serológicos de faringitis estreptocócica en la ciudad de México. Bol Of Sanit Panam 1985; 99 (l). 20. Edmonson MB, Farwell KR. Relationship between the clinica likelihood of Group A streptococcal pharyngitis and the sensitivity of a rapid antigen-detection test in a pediatric practice. Pediatrics 2005; 115 (2): 280-5. 21. Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Guía de práctica clínica. Diagnóstico y tratamiento de faringoamigdalitis aguda. IMSS, Julio de 2009. 22. Robertson KA, Volmink JA, Mayosi BM. Antibiotics for the primary prevention of acute rheumatic fever: a meta-analysis. BMC Cardiovasc Disord 2005; 5: 11. 23. Bartlett JG. Pocket book of infectious disease therapy. Williams&Wikins, Baltimore, 9th ed., 1998. 18 Faringoamigdalitis bacteriana (FALB)
  • 21. LMXGM.32 1 .9 2 . . 0 .0 20 9 N .2300C 96 E 13022 04

×