Your SlideShare is downloading. ×
0
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Nacimiento del bautista
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Nacimiento del bautista

641

Published on

2 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
641
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
2
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? «¿Qué llegará a ser este niño?» Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre dijo: «No, debe llamarse Juan». Ellos le decían: «No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre». Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. Este pidió una pizarra y escribió: «Su nombre es Juan». Todos quedaron admirados. Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: «¿Qué llegará a ser este niño?». Porque la mano del Señor estaba con él.El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel» (Lc 1,57-66.80).
  • 2. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Los cielos cerrados Hacia el final la época del Segundo Templo el antiguo profetismo parecía extinguido en Israel. • En el lugar de la palabra viva del profeta se había introducido la autoridad de los grandes profetas del pasado. • Desde la desaparición de los últimos profetas escritores (Ageo, Zacarías y Malaquías)se fue haciendo cada vez más común la convicción de que los cielos se habían cerrado y el Espíritu se había extinguido. • Esto quería decir que había quedado interrumpida la comunicación tradicional entre Dios y su pueblo y que no bajaba ya el Espíritu para inspirar a los profetas. Rollo de Isaías (Qumrán)
  • 3. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Desaparecieron las visiones «Zacarías, de Jerusalén, hijo de Yodaé, sacerdote, fue matado junto al altar, por Joás el rey de Judá; la casa de David derramó su sangre en el centro cerca del vestíbulo. Los sacerdotes lo recogieron y lo sepultaron junto a su padre. Desde entonces, hubo en el Templo prodigios extraños: los sacerdotes no pudieron ya ver en visión a los ángeles de Dios, dar oráculos desde el Santo de los Santos, ni echar suertes para dar respuestas al pueblo tal como se había hecho hasta entonces». Vidas de los profetas 21,1-2 El don de la profecía se presentaba, desde entonces, cada vez más como un fenómeno que sólo reaparecería al final de los tiempos, y lo haría de una manera muy visible. «Sucederá después de esto que yo derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Hasta en los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días» (Joel 3,1-2). También estaba extendida la idea de un único profeta: puesto que todos los profetas habían anunciado, en el fondo, la misma verdad divina, no debía haber más que un solo profeta que se venía manifestando sucesivamente en distintos personajes históricos.
  • 4. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? El Profeta del tiempo final El Profeta aparecería al final de los tiempos en su forma definitiva y plena, y la profecía llegaría entonces a su término y cumplimiento. Puesto que todos los profetas habían anunciado, en el fondo, la misma verdad divina, no debía haber más que un solo profeta que se venía manifestando sucesivamente en distintos personajes históricos. El Profeta aparecería al final de los tiempos en su forma definitiva y plena, y la profecía llegaría entonces a su término y cumplimiento. «Al Maestro de justicia ha hecho conocer Dios todos los misterios de las palabras de sus siervos los profetas». (1Qumran p Hab VII,4) «Yo [el Espíritu Santo] te he esperado en todos los profetas, a fin de que tú vinieras y yo reposara en ti» (Evangelio de los Hebreos 28)
  • 5. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? A semejanza de Moisés Ese Profeta no era en la esperanza judía un desconocido. A partir de la profecía del Deuteronomio se esperaba el regreso de MOISÉS: «El Señor tu Dios, te suscitará de entre tus hermanos un profeta como yo» (18,15). Este Profeta realizaría milagros, restablecería la Ley y el culto verdadero en el pueblo y conduciría también a otros pueblos al conocimiento de Dios. Nuevamente moriría a los 120 años y se llamaría el Maestro o Ta=eb (restaurador). Así, según el Evangelio de Juan, la samaritana del pozo de Jacob le aseguraba a Jesús: «Cuando venga, nos lo explicará todo» (Jn 4,25).
  • 6. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Un nuevo Elías En cambio, según otra «He aquí que yo os envío al profeta profecía, se creía que sería Elías antes que llegue el día de ELÍAS: YHWH, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres a los hijos, y Las figuras del mediador el corazón de los hijos a los padres; no de la Alianza y del gran sea que yo venga a herir la tierra de predicador de la anatema» (Mal 3,23-24). conversión a ella eran las más adecuadas para que el Profeta se manifestaría en su forma definitiva. Pero, a diferencia de los antiguos profetas, su mensaje anunciaría el fin del mundo y su llamada a la conversión sería la última oportunidad de salvación de parte de Dios para los hombres.
  • 7. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Ha vuelto a surgir un profeta Dedido a estas expectativas la aparición de Juan el Bautista en el Jordán podía ser considerada como un acontecimiento que manifestaba el fin: «En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes Año 27-28 EC tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Fórmula con la Traconítida, y Lisanias tetrarca de que se narra la Abilene; en el pontificado de Anás y vocación de los Caifás, profetas bíblicos fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto» (Lc 3,1-2) un profeta vivo había surgido nuevamente, como en los siglos anteriores. El rito bautismal por él practicado pudo haber sido estimado como un gesto profético, como era el caso de las acciones simbólicas que habían acompañado la predicación de Jeremías, Isaías o Ezequiel.
  • 8. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Los cielos otras vez abiertos «Sucedió que, mientras oficiaba delante de Dios, en el turno de su grupo, le tocó en suerte, según el uso del servicio sacerdotal, entrar en el Santuario del Señor para quemar el incienso. Toda la multitud del pueblo estaba fuera en oración, a la hora del incienso. Se le apareció el Angel de Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él» (Lc 1,8-12). La visión que tuvo su padre en el Santuario es una experiencia que no se había dado desde los días en que el profeta Zacarías había sido martirizado en el Templo: Concluyó el periodo del silencio de Dios «[Cuando nació su hijo], Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: «¿Qué llegará a ser este niño?» (Lc 1,64-66)..
  • 9. Nacimiento de Juan el Bautista ¿Qué será de este niño? Precursor y sucesor «en medio de vosotros está uno a quien no conocéis… Juan JESÚS Detrás de mí viene un hombre, que se ha puesto delante de mí» (Jn 1,26.30). PRECURSOR Continuidad Jesús sintonizó con la predicación del Bautista: con la fe en el juicio con la necesidad de la conversión y del bautismo para el perdón de los pecados. diferencias noción judía de Dios JUSTO - MISERICORDIOSO Juan destacó el aspecto del rigor destacó el aspecto del amor Jesús En la medida en que Juan evocaba la figura de Elías, el precursor mesiánico, la conciencia mesiánica de Jesús se iba acrecentando.

×