VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Jesús dijo: «El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará;i...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El Padre les dará otro ParáclitoEl Paráclito es mencionado en la literat...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El Espíritu Santo y el ParáclitoEn el sermón de la Cena hay cinco promes...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Jesús y el otro ParáclitoJesús El otro ParáclitoProcede del Padre 5,43 1...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El verbo parakalein, del que deriva la palabra Paráclito, tiene un senti...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Estará con los discípulosLas cinco promesas de la venida del Paráclito e...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Juan es bastante diferente a los otros Evangelios. Esta promesa quieremo...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Según la TERCERA PROMESA, el Paráclito tiene una función forense:TESTIFI...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»La paz de Jesús«Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el m...
VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»La paz de Jesús«Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el m...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

6. jesús no nos deja solos

576

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
576
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

6. jesús no nos deja solos

  1. 1. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Jesús dijo: «El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará;iremos a él y habitaremos en él. El que no me ama no es fiel a mispalabras. La palabra que ustedes oyeron no es mía, sino del Padre queme envió.Yo les digo estas cosas mientras permanezco con ustedes. Pero elParáclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, lesenseñará todo y les recordará lo que les he dicho.Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No seinquieten ni teman! Me han oído decir: «Me voy y volveré a ustedes». Sime amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padrees más grande que yo. Les he dicho esto antes que suceda, para quecuando se cumpla, ustedes crean» (Jn 14,23-29).Jesús promete un regreso«Me voy y volveré a vosotros» (14,28). En el Evangelio de Juan esta promesa de Jesús no serefiere a la Parusía.Ése es el caso de Lucas (Hechos 1,11)o de las cartas de Pablo (1 Tes 4,16-17).En Juan el retorno de Jesús está relacionado con la venida del que es llamado Paráclito.Se trata de la asistencia a los discípulos en el tiempo de la ausencia de Jesús. O, mejordicho, de una nueva forma de presencia de Jesús.
  2. 2. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El Padre les dará otro ParáclitoEl Paráclito es mencionado en la literatura joánica en dos contextos muy diversos, perono desvinculados:griegoPARA - KLETOSlatínAD - VOCATUS«al lado de»Significado de la expresión:Es el que es llamado para estar al lado de alguien.Jesús dice en el sermón de la Cena:«Yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito» (Jn 14,16).El Apóstol dice en su exhortación:«Paráclito tenemos ante el Padre, Jesucristo el Justo» (1Jn 2,1).Jesús es el principal Paráclito. Está junto a Padre para interceder por lospecadoresMientras tanto, el Espíritu Santo permanece junto a los discípulos paraasistirlos. Ellos no quedan solos después de la partida de Jesús.«llamado»
  3. 3. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El Espíritu Santo y el ParáclitoEn el sermón de la Cena hay cinco promesas de la venida del Paráclito, yen todos estos textos se lo identifica con el Espíritu Santo.Sin embargo no es lo mismo decir «Paráclito» y decir «Espíritu Santo».Pues el ESPÍRITU es mencionado también en el diálogo de Jesús conNicodemo, como principio de vida y de regeneración. Esto está enconsonancia con toda la consideración bíblica del Espíritu de Dios.En cambio la expresión PARÁCLITO muestra al Espíritu en cuanto queasume las funciones de Jesús cuando él ya no está.Según Juan, después de su glorificación junto al Padre, la venida deJesús a sus discípulos se da mediante el envío del Paráclito: él esrespecto a Jesús lo mismo que Jesús es respecto al Padre.El PADREJESÚSEl PARACLITODiscípulosa los en losEs manifestado porEs hecho presente por
  4. 4. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Jesús y el otro ParáclitoJesús El otro ParáclitoProcede del Padre 5,43 15,26Es enviado por el Padre 14,24 14,26Es un don del Padre 3,16 14,16No es acogido por el mundo 5,43 14,17Es acogido sólo por los creyentes 1,12 14,17Es visto sólo por los creyentes 14,19 14,17Está con y en los discípulos 14,20 14,16No habla por propia autoridad 7,17 16,13Da testimonio 3,11 15,26Enseña 8,20 14,26Conduce a la verdad 14,6 16,13Anuncia 4,25 16,14Jesús y el Espíritu son dos sujetos distintos. Pero en el Evangelio de Juanaparecen caracterizados de un modo muy semejante. El Paráclito realizala misma obra de Jesús con y en los discípulos.
  5. 5. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»El verbo parakalein, del que deriva la palabra Paráclito, tiene un sentidomuy amplio, y sus matices son asumidos en los pasajes del discurso deJesús en que aquel es mencionado:Pedro exhorta a los peregrinos y habitantes de Jerusalén (Hech 2,40)El eunuco etíope ruega a Felipe que le explique un texto (Hech 8,31)Pablo y Silas animan a los hermanos de Filipos (Hech 16,40)Los sumos sacerdotes acusan a Pablo ante Festo (Hech 25,2)Pablo aconseja a la tripulación del barco que coman (Hech 27,33)Pablo prisionero tiene el consuelo de encontrarse con otros creyentes alllegar a Pozzuoli, camino a Roma (Hech 28,14)Este último matiz ha llevado a que a menudo se traduzca Parakletos como Consolador. Sinembargo ése es un participio activo (gr. Parakletor: como el rol que intentan desempeñar losamigos de Job [16,2]), mientras que en Juan es pasivo.Por eso lo mejor es simplemente transcribirlo como el Paráclito, entendiendo que es el que hasido convocado en nombre de Jesús para estar junto a los discípulos, desempeñando lasdiversas funciones significadas por el verbo parakalein.Las funciones del Paráclito
  6. 6. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Estará con los discípulosLas cinco promesas de la venida del Paráclito en el sermón de la Cenavan explicitando las diversas funciones del Paráclito.Según la PRIMERA PROMESA el Espíritu Santo permite superar lasoledad de los discípulos después de la partida de Jesús. ESTAR conellos es su primera función:«Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y él les dará otroParáclito para que esté siempre con ustedes: el Espíritu de la Verdad, a quien el mundo nopuede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Ustedes, en cambio, lo conocen, porque élpermanece con ustedes y estará en ustedes. No los dejaré huérfanos, volveré a ustedes»(14,15-18).Los discípulos verán a Jesús en el Paráclito, y podrán seguir experimentando su presenciaa través de él. Ése es el modo cómo Jesús vuelve a los suyos y continúa estando con ellos.Si Tomás se resistió a creer, fue por no comprender que es más dichoso quien sólo ve aJesús por el Paráclito.
  7. 7. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Juan es bastante diferente a los otros Evangelios. Esta promesa quieremostrar que las afirmaciones de este Evangelio no son una innovaciónrespecto a los anteriores, ya que son enseñadas por el Paráclito.Jesús no podía enseñarlas antes debido a la poca capacidad de losdiscípulos. El Paráclito no sólo recuerda, sino que también enseña acomprender lo que ya antes enseñó Jesús. El Paraclito, pues, no añadeotra revelación, sino que profundiza la misma acción de Jesús quienreveló al Padre.Enseñará a los discípulos«Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre,les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho» (14,26).Conforme a la SEGUNDA PROMESA, el Paráclito tiene una funcióndidáctica respecto a los discípulos. Está con ellos para ENSEÑAR:«Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las puedencomprender ahora. Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él losintroducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino quedirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo» (16,12-13).Esta función se manifiesta también en la QUINTA PROMESA:
  8. 8. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»Según la TERCERA PROMESA, el Paráclito tiene una función forense:TESTIFICAR en favor de Jesús ante el mundo que lo odia. Ese testimoniotambién deberán ofrecerlo los discípulos con su sangre:Dará testimonio«Cuando venga el Paráclito que yo les enviaré desde el Padre, elEspíritu de la Verdad que proviene del Padre, él dará testimonio de mí.Y ustedes también dan testimonio, porque están conmigo desde elprincipio» (15,26-27).Una función relacionada, pero esta vez acusatoria, aparece en la CUARTA PROMESA. Conla presencia del Paráclito los discípulos se encontrarán en una situación mejor que la quetenían cuando estaba Jesús entre ellos, pues el Paráclito transforma la vida de los discípulos,haciendo de ella una prueba que deja sin argumento (gr. elenkhei):La vida de los creyentes debe ser tan recta que muestre al mundo que el pecado está en nocreer en Jesús; debe mostrar que la justicia estaba de parte de Jesús, el inocente, a quienDios ha glorificado; los discípulos deben demostrar que ya pueden superar el poder del mal,que ha quedado vencido: «El príncipe de este mundo ya está juzgado» (16,11) y condenado.«Les conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el Paráclito no vendrá a ustedes. Perosi me voy, se lo enviaré. Y cuando él venga, probará al mundo dónde está el pecado,dónde está la justicia y cuál es el juicio» (16,7-8).
  9. 9. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»La paz de Jesús«Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo» (Jn 14,27).Para comprender la diferencia basta comparar este testamento de Jesúscon el testamento de un emperador romano:«Extendí las fronteras de todas las provincias que estaban bordeadas derazas que aún no se hallaban sometidas a nuestro imperium. Lasprovincias de las Galias, Hispania y Germania [...] las reduje a un estadode paz. Los Alpes [...] los conduje a un estado de paz sin librar ningunaguerra injusta con las tribus» (Hechos del Divino Augusto 5,26).La paz del mundo con frecuencia es resultado de la imposición. La que ofrece Jesús secorresponde con la anunciada por los profetas (cf. Is 66,12). Es una paz que surge del dongeneroso de la propia vida, y no de la privación de la vida ajena.Aunque Jesús deja de estar físicamente presente, la revelación de Dios prosigue medianteuna comunidad de discípulos que poseen el Espíritu y está animada así por la presenciadel ausente.Paz mediante laVICTORIAPaz mediante laJUSTICIAPAX Romana SHALOM BíblicoLa paz que da el mundo ≠
  10. 10. VI Domingo de Pascua «Me voy y volveré a vosotros»La paz de Jesús«Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo» (Jn 14,27).Para comprender la diferencia basta comparar este testamento de Jesúscon el testamento de un emperador romano:«Extendí las fronteras de todas las provincias que estaban bordeadas derazas que aún no se hallaban sometidas a nuestro imperium. Lasprovincias de las Galias, Hispania y Germania [...] las reduje a un estadode paz. Los Alpes [...] los conduje a un estado de paz sin librar ningunaguerra injusta con las tribus» (Hechos del Divino Augusto 5,26).La paz del mundo con frecuencia es resultado de la imposición. La que ofrece Jesús secorresponde con la anunciada por los profetas (cf. Is 66,12). Es una paz que surge del dongeneroso de la propia vida, y no de la privación de la vida ajena.Aunque Jesús deja de estar físicamente presente, la revelación de Dios prosigue medianteuna comunidad de discípulos que poseen el Espíritu y está animada así por la presenciadel ausente.Paz mediante laVICTORIAPaz mediante laJUSTICIAPAX Romana SHALOM BíblicoLa paz que da el mundo ≠
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×