5. reconocerán que son mis discípulos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

5. reconocerán que son mis discípulos

on

  • 625 views

 

Statistics

Views

Total Views
625
Views on SlideShare
625
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

5. reconocerán que son mis discípulos 5. reconocerán que son mis discípulos Presentation Transcript

  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Cuando [Judas] salió, dice Jesús: «Ahora ha sido glorificado el Hijo delhombre y Dios ha sido glorificado en él. Si Dios ha sido glorificado en él,Dios también le glorificará en sí mismo y le glorificará pronto».«Hijos míos, ya poco tiempo voy a estar con vosotros. Vosotros mebuscaréis, y, lo mismo que les dije a los judíos, que adonde yo voy,vosotros no podéis venir, os digo también ahora a vosotros.Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que,como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor losunos a los otros» (Jn 13,31-35).La Hora de JesúsLOSSIGNOSDE JESÚSPrólogo (1,1-18) La Palabra se hace carneCuerpo (1,19-12,36) Revela a Dios a través de signosEpílogo (12,37-50) A pesar de eso no creen en ellaLA HORADE JESÚSPrólogo (13,1) “los amó hasta el extremo”Cuerpo (13,2-20,29) Despedida, Pasión y Resurrección de JesúsLa Hora de Jesús divide al Evangelio de Juan en dos partesprincipales:Antes de la fiestade la Pascua,sabiendo Jesúsque había llegadosu hora de pasarde este mundo alPadre… (13,1)
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»La despedida de Jesúsa) Tienen clara conciencia de que el fin está próximo.b) quieren a los suyos (los hijos, los discípulos) cerca de sí.c) recuerdan acontecimientos o palabras importantes de su vida.d) dirigen la mirada al futuro y hace recomendacionesAlgunos personajes importantes en los relatos bíblicos dejan unlegado espiritual a los suyos:Isaac: Gn 27Jacob: Gn 49Moisés: Dt 31-33Josué: Jos 24Samuel: 1Sam 12Pablo: Hech 20Jesús habla de su partida (13,33.36; 14,3-5.28; 16,4-7)Jesús quiere que los suyos permanezcan en él y den fruto (15,1-17)exhorta a que sean servidores lo mismo que él (13,14.15-17)que crean en él y en el Padre (14,1.11)Jesús da un mandamiento nuevo (13,34-35; 15,12-13.17)Jesús ruega al Padre por la unidad de los discípulos y de los futuros creyentes (17,11.21)También Jesús en los discursos de despedida de Jn 13-17
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»La partidaComo los patriarcas, también Jesús se dirige a los suyos con unlenguaje paternal:Hijos míos, ya poco tiempo voy a estar con vosotros (Jn 13,33)Oíd, hijos de Jacob, y escuchad a Israel, vuestro padre (Gn 49,2)Ahora, hijos míos, que cada uno ame a su hermano (Test Gad 6,1)Ahora, hijos míos, os conmino a que guardéis los mandamientos delSeñor… Hijos míos, amaos unos a otros y no andéis examinando lamaldad de vuestro hermano (Test Zabulón 5,1; 8,5)Jesús anuncia su partida, perode un modo distinto de todoslos que se ven enfrentados conla inminencia de la muerte,como sucede en otros textosbíblicos, incluso evangélicos.En Juan la partida de Jesús esun retorno al lugar desdedónde él ha venido.José dijo a sus hermanos: «Yo muero, peroDios se ocupará sin falta de vosotros» (Gn 50,24).David, dijo a su hijo: «Yo me voy por el caminode todos. Ten valor y sé hombre» (1 Re 2,2).Jesús anunció: «el Hijo del hombre se va, comoestá escrito de él» (Mc 14,21).«Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros,y me voy al que me ha enviado» (Jn 7,32)
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Un mandamiento muy conocido¿En qué sentido puede ser nuevo un mandamiento presente enla Escritura y en las tradiciones judías cercanas al Evangelio?Amarás a tu prójimo como a ti mismo (Lv 19,18).Amad al Señor y al prójimo y tened compasión del pobre y del débil(Test Isacar 5,2).Hijos míos queridísimos, amad cada uno a vuestro hermano concorazón bondadoso y apartad de vosotros al espíritu de la envidia (TestSimeón (4,7).Temed al Señor y amad al prójimo (Test Benjamín 3,3).Tras la muerte de Jacob se multiplicaron los hijos de Israel en tierrade Egipto. Se convirtieron en un pueblo numeroso, en el que todos seamaban y ayudaban mutuamente (Jubileos 46,1).«Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros» (Jn13,34).«Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este esel mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo comoa ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas» (Mt 22,37-40).En otros Evangelios Jesús no lo considera nuevo, ya que cita Dt 6,5, y Lv 19,18:
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Una nueva etapa en la historiaEl mandamiento del amor no es nuevo históricamente (llevabasiglos su formulación) ni tampoco en su contenido ético. Lanovedad está en la naturaleza del amor; es decir, en su origen.Porque en la Escritura el adjetivo nuevo (kainós) caracteriza lasintervenciones definitivas de Dios:«He aquí que días vienen -oráculo de YHWH- en que yo pactaré con lacasa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza… todos ellos meconocerán del más chico al más grande -oráculo de YHWH- cuandoperdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme» (Jer 31,31.34).«Yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaréde su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne, para quecaminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan enpráctica, y así sean mi pueblo y yo sea su Dios» (Ez 11,19-20).Es nuevo el mandamiento de la alianza definitiva realizada en Jesús. El amor recibidode Jesús es el que transmitirán los discípulos:«Así como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros» (Jn 13,34)
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Con el amor con que Jesús amaEl «así como» establece una referencia comparativa:«Así como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a losotros» (Jn 13,34)Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yoos he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por susamigos (Jn 15,12-13).Pero establece también un fundamento. El amor del Hijo, recibido del Padre, pasa asus discípulos y engendra en ellos un movimiento de caridad:Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que elmundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que seanuno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, yel mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amadoa mí (Jn 17,21-23).Padre Hijo Discípulosama ama se aman
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Una señal de identidad¿Qué tan abarcativo es este precepto? Los posteriores escritos de latradición joánica mostrarían que ese amor se entendió de un modolimitado sólo a aquellos que formaban parte de la comunidad.Porque cuando ésta se divide por visiones divergentes, se reducetambién el círculo de la reciprocidad:«En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amorlos unos a los otros» (Jn 13,35)«Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesensido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros» (1 Jn 2,19).¿Cómo proceder en ese caso? Lamentablemente, muchas veces se busca afianzar laidentidad subrayando ciertas diferencias, más que en la capacidad de amar a todos:«Si alguno ve que su hermano comete un pecado que no es de muerte, pida y le dará vida- a los que cometan pecados que no son de muerte, pues hay un pecado que es de muerte,por el cual no digo que pida» (1 Jn 5,16).«Si alguno viene a ustedes y no es portador de esta doctrina, no lo reciban en casa ni losaluden, pues el que lo saluda se hace solidario de sus malas obras» (2 Jn 11-11).
  • V Domingo de Pascua «En esto conocerán que ustedes son mis discípulos»Amar como el Padre celestial amaSe trata de un repliegue que pretende conservar la identidadgrupal contra posibles desviaciones. Pero así la polémica impidever que tal actitud, más que consolidar la identidad del creyente,la desfigura hasta el punto de hacer que obre de modo semejantea un no creyente, contradiciendo la misma enseñanza de Jesús:«Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para queseáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos ybuenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que osaman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo tambiénlos publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿quéhacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial»(Mt 5,44-48).Para que el amor sea una señal de identidad de los discípulos de Jesús, reconocidapor los que no forman parte de la propia comunidad, la reciprocidad debe ampliarsehacia fuera. Esa diferencia en el modo de amar es la única que se debe fomentar.Todos quedan incluidos potencialmente en este amor diferente, porque Dios amó almundo entero y no sólo a un grupo de elegidos (cf. Jn 3,16).