¿Gobernadores eternos? Un análisis comparativo de las reelecciones en Argentina y Brasil

798 views
719 views

Published on

Cuando se plantea el tema de las reelecciones a nivel provincial emerge una idea directa y sencilla: esto es que las reelecciones son instituciones forzadas por los gobernadores para enquistarse en el poder. Y que, de forma consecuente, estos mecanismos permiten que ciertas oligarquías políticas provinciales se mantengan en el poder a su gusto. Pero, tal como queremos plasmar en el presente artículo, achacarle tantas cosas a la reelección es sobreestimar los efectos de la institución. Plantear el tema en términos tan simples pone de lado otros procesos políticos que facilitan la estabilidad de las elites en la cima del poder público. El objetivo de este artículo es analizar la relación que existe entre reelecciones y recambio de elites en el poder a nivel subnacional en Argentina y Brasil. ¿Acaso solo en aquellas provincias (o estados) en donde la reelección indefinida está permitida se produce una baja “oxigenación” del poder?

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
798
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Gobernadores eternos? Un análisis comparativo de las reelecciones en Argentina y Brasil

  1. 1. I N TER N A C IO N A L ESp olíti ca ¿Gobernadores eternos? Un análisis comparativo de las reelecciones en Argentina y Brasil Por Augusto M. Reina * y Lucas Jolías ** Cuando se plantea el tema de las reelecciones a nivel provincial emerge una idea directa y sencilla: esto es que las reelecciones son instituciones forzadas por los gobernadores para enquistar- se en el poder. Y que, de forma consecuente, estos mecanismos permiten que ciertas oligarquías políticas provinciales se manten- gan en el poder a su gusto. Pero, tal como queremos plasmar en el presente artículo, achacarle tantas cosas a la reelección es sobreestimar los efectos de la institución. Plantear el tema en tér- minos tan simples pone de lado otros procesos políticos que fa- cilitan la estabilidad de las elites en la cima del poder público. El objetivo de este artículo es analizar la relación que existe entre reelecciones y recambio de elites en el poder a nivel subnacional en Argentina y Brasil. ¿Acaso solo en aquellas provincias (o Esta- dos) en donde la reelección indefinida está permitida se produce una baja “oxigenación” del poder?60 · Reconciliando Mundos
  2. 2. Un vistazo a las reelecciones George Clinton, Gobernador de NewYork, se mantuvo en a temporalidad de los mandatos políti- el cargo desde 1777 a 1795, cuando renunció, volviendo L cos, es una adquisición occidental relati- al cargo por otros tres años, ya en su séptimo período. vamente reciente en perspectiva históri- Aun en la actualidad la reelección indefinida es ca. No fue sino hasta las convulsionadas comparativamente usual a nivel nacional en los paí- revoluciones liberales de siglo XIX que ses con un sistema parlamentarista como España, Ita- buena parte de las monarquías europeas lia, Francia, Gran Bretaña o Alemania. Los países con comenzaron a modificar sus regímenes regímenes presidencialistas suelen tener límites a lapolíticos. No ha sido sino en los últimos cien años que reelección, esto es así en toda Latinoamérica con lala mayoría de la población que habita este plantea se ha novedosa excepción de Venezuela. Pero no todo lo quehecho la costumbre de que sus líderes tienen límites de se dice a nivel del conjunto tiene valor a nivel del sub-diverso índole, entre ellos el temporal. Pero claro, una conjunto, diferentes formas de reelección son habilita-vez que el régimen democrático se ha ido convirtiendo das para los cargos ejecutivos provinciales.en una realidad cada vez más estable, hablar de manda- En Venezuela se habilitó una reelección consecutivatos ilimitados suena algo raro. De hecho en los oríge- de los mandatarios provinciales en la reforma consti-nes de la revolución americana, la constitución original tucional de 1999. La medida parece haber sido muyde los Estados Unidos no limitaba temporalmente los popular entre la clase política porque 17 (sobre un to-mandatos ejecutivos, argumento presente en el artículo tal de 23 estado provinciales) optaron por presentarse,69 de El Federalista, donde marcaba que “[El Presiden- con éxito, a su reelección. El caso de México, uno dete] será elegido por cuatro años; y podrá ser reelecto los casos clásicos de federalismo en America Latina, estantas veces como así el pueblo de los Estados Unidos singular en este vistazo. Para comprenderlo hay que re-piensen que vale la pena otorgarle la confianza. En estas montarse a 1910 donde, luego de 34 años bajo el régi-circunstancias hay una total disimilitud entre él y el Rey men del reelecto Porfirio Díaz, sectores de la sociedadde Gran Bretaña, quien es un monarca hereditario, en mexicana agrupados alrededor de Madero propugnanposesión de una Corona que es patrimonio a ser he- un lema que, años más tarde, se hará un grito de todaredado por sus sucesores. El Presidente de los Estados la sociedad y una foto de la revolución mexicana: “Su-Unidos sería un funcionario electo por el pueblo por fragio efectivo, no reelección”. Una vez caído el porfi-cuatro años; el Rey de Gran Bretaña es un príncipe per- riato, esta tradición de no reelección se mantuvo hastapetuo y hereditario”. el día de hoy en todos los estados mexicanos, donde Fue por la acción de George Washington en 1796, los gobernadores son elegidos solo por periodos deque sentó el precedente de “resignar” un tercer mandato 6 años sin posibilidad de renovar ni en forma con-al máximo cargo ejecutivo, ejemplo que fue seguido por secutiva ni espaciada. También en los Estados UnidosAdams, Jefferson, Lincoln y los demás presidentes hasta está habilitada, en distintos Estados, la reelección porque legislada la enmienda de los dos términos. Pero esta dos mandatos e incluso existe la reelección indefinidasituación no se reprodujo a nivel estatal-provincial. El pri- a nivel subnacional. Los casos son Connecticut, Idaho,mer Gobernador de New Jersey, William Livingstone, se Illinois, Iowa, Massachussets, Minnesota, Nueva York,mantuvo en el cargo de 1776 hasta su muerte en 1790. Dakota del Norte, Texas, Utah, Washington, Wisconsin, New Hampshire y Vermont. En América Latina, con el avance de la democratiza- ción a principios y mediados de los noventa, tanto en* Politólogo. Consultor político y direc-tor de Tres Cuartos Comunicación. mes y docente del Instituto Tecnológico de Monterrey (sede Argentina). Direc- Argentina como en Brasil y Venezuela, se comenzaron a llevar adelante procesos de reformas constitucionales** Politólogo. Docente e investiga-dor de la Universidad Nacional de Quil- tor de PrincePolls, empresa de estudios políticos y consultoría. Reconciliando Mundos · 61
  3. 3. I N TER N A C IO N A L ESp olíti caprovinciales con un doble objetivo visible, por un lado sus campañas electorales. Desde 1983 hasta el 2003, to-incorporar los llamados derechos de “tercera genera- mando todas las provincias, solo perdieron cinco gober-ción” y por otro lado, buscar que las asambleas cons- nadores que se presentaron a una reelección consecutiva.tituyentes les habiliten la posibilidad de un segundo De los 59 gobernadores habilitados para ser reelectos enmandato antes vedado. En paralelo, una de las preocu- forma inmediata en el período 1987-2007, lo intenta-paciones que fue emergiendo en el debate público, es ron 51, de los cuales 43 (84%) pudieron obtenerla yque la reelección es una puerta de acceso a la perpe- sólo 8 (16%) no consiguieron su objetivo (ya sea porquetuidad de los elencos gobernantes. La descripción relata perdieron en internas o porque fueron derrotados en lasque dichos gobernantes se convierten paulatinamente elecciones generales). De los 59 gobernadores habilita-en cómodos huéspedes de las casas de gobierno, donde dos para ser reelectos en forma inmediata en el períodoel ejercicio de poder se hace cada vez más personalista y 1987-2007, lo intentaron 51, de los cuales 43 (84%)el poder público se va privatizando bajo su órbita. pudieron obtenerla y sólo 8 (16%) no consiguieron su objetivo (ya sea porque perdieron en internas o porqueEl caso Argentino fueron derrotados en las elecciones generales).A comienzos de los noventa, varios gobernadores lleva- Como se puede observar en el cuadro 1, el mayorron adelante procesos de reformas constitucionales que porcentaje de reelecciones a nivel fue obtenido por elles habilitaron la posibilidad de un segundo mandato o Partido Justicialista (72,09%), mientras que el segundotantos mandatos como los comicios ratifiquen. Previa- partido con mayor peso a nivel nacional -UCR- obtuvomente algunas provincias argentinas ya tenían la habili- un 23,26% de las reelecciones totales. Analizar el éxitotación para reelegir sus autoridades (i.e. La Rioja), pero de las reelecciones nos lleva a un dilema teórico y me-se trataba solo de algunos pocos casos. todológico. Por un lado, podríamos decir que la gran Pero no fue sino hasta hace tres años que la cuestión cantidad de reelecciones se debe a que el PJ se debe ase instaló a nivel nacional. El 29 de Octubre del 2006, un mayor número de gestiones exitosas, pero el incon-más de 650 mil misioneros asistieron a las urnas para veniente teórico en este punto es ¿cómo podemos eva-votar los constituyentes que reformarían la constitución luar empíricamente una “buena gestión” sin contar concon el eje en torno a la habilitación de la reelección del sondeo de opinión pública para todos los casos? La otragobernador. Pero no solo Misiones estaban movilizada, opción para interpretar el éxito electoral -mucho más co-la opinión pública argentina, los medios de comunica- rriente en la bibliografía- es razonar que se debe a queción y la dirigencia política se aprestaron al debate en los oficialismos cuentan con recursos estatales mayorestorno a la duración de los mandatos provinciales. Final- que sus opositores (ya sean propios o por transferenciasmente el obispo Joaquín Piña, a la cabeza de una coali- del gobierno central) que les da ventajas a la hora de en-ción multicolor, superó al gobernador Carlos Rovira por frentar una elección. Pero tampoco es una explicación56,6% contra 43,4%. El tema queda zanjado en dicha concluyente. Las “mañas” institucionales de los sistemasprovincia, pero no todos se hicieron el mismo eco, al- electorales también han sido consideradas, porque cabegunos mandatarios provinciales continúan gobernan- destacar, en comparación con Brasil, la multiplicidad dedo sus provincias desde hace más de dos décadas y no sistemas electorales y fórmulas de elección existente enexiste cláusula constitucional que lo limite. De hecho, las provincias argentinas. No existe una homogeneidad arecientemente hemos sido testigos de la aprobación por la hora de seleccionar candidatos ya que cada provinciamedio de un plebiscito a competir por un tercer man- cuenta con autonomía para seleccionar sus propios siste-dato al actual gobernador de la provincia de San Juan, mas. En la mayoría de las provincias los sistemas electo-José Luis Gioja. rales fueron diseñados para consolidar al partido predo- Más aun, los gobernadores argentinos parecen haber minante a nivel local, fortalecer la posición del Ejecutivoconseguido una gran senda de éxitos para llevar adelante y sobrerrepresentar a las minorías.62 · Reconciliando Mundos
  4. 4. CUADRO 1 Reelecciones a nivel subnacional en Argentina (1987-2007) Pro- Reelec- UCR- Provincias Gobernadores PJ vin- ciones ALIANZA cial Buenos Aires 2 Duhalde / Solá 2 - - C.A.B.A 1 Ibarra - 1 - Catamarca 2 Castillo / Brizuela - 2 - Chaco 1 Rozas - 1 - Maestro / intendente, concejal, diputado o senador provincial, o go- Chubut 2 Das Neves 1 1 - bernador) deja su cargo para pasar a desempeñar alguno Angeloz (2) / similar a nivel provincial o nacional. Forma parte de la Córdoba 3 De la Sota 1 2 - “esencia” política el querer permanecer en el poder, por lo que una limitación institucional no siempre genera que Formosa 4 Joga / Insfrán (3) 4 - - exista un recambio en las elites gobernantes. En el cuadro Jujuy 1 Fellner 1 - - 2 podemos observar cómo las elites provinciales pueden La Pampa 2 Marín (2) 2 - - permanecer en el poder (aunque en algunos casos no de Menem / Maza(2)/ manera continuada) por largos períodos de tiempo, co- La Rioja 4 4 - - Herrera múnmente intercambiando la gobernación con parientes Misiones 2 Puerta / Rovira 2 - - o hermanos o herederos políticos. Neuquén 1 Sobisch - - - El caso brasilero Massacessi / Río Negro 3 Verani / Saiz - 3 - A diferencia del caso anterior, Brasil cuenta con una gran homogeneidad a la hora de fijar reglas y sistemas electo- Salta 2 Romero (2) 2 - - rales para la elección de gobernadores. Hasta el año 1998Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio del Interior. San Juan 2 Escobar / Gioja 2 - - ningún gobernador podía ser reelecto de forma inme- Adolfo R. Saa (4) / diata, y a partir de 1994 los comicios para presidente y San Luis 5 5 - - Alberto R. Saa gobernador son concurrentes (cuando el mandato del Kirchner (2) / presidente se pasa de 5 a 4 años). Además, los goberna- Santa Cruz 3 3 - - Peralta dores son electos por mayoría absoluta, lo que fue esta- S. del Estero 1 Juárez 1 - - blecido en la reforma constitucional de 1998, mientras que la reelección inmediata (permitida por única vez) TDF 1 Estabillo - - 1 fue introducida en 1997 por medio de la Enmienda Tucumán 1 Alperovich 1 - - Constitucional n° 16. Total 43 31 10 2 El hecho de que los gobernadores durante la prime- Porcentaje 100% 72% 72% 4,65% ra década del regreso a la democracia no pudrieran ser reelectos, los ubicaba en la confortable posición de nom- brar un sucesor que pudiera ser electo. La mayoría de las La otra cuestión que conviene remarcar en cuanto a veces se nombraba un sucesor que responda directamen- la reelección, tiene que ver con las reelecciones y las eli- te a las órdenes y directivas del gobernador saliente para tes en el poder. La prohibición de la reelección (ya sea conservar el cargo a largo plazo. inmediata o no) es un mecanismo que tiende a prohibir Brasil cuenta Estados (unidad comparable a las pro- a las personas de manera individual, es decir, imposibili- vincias argentinas) controladas por familias o elites oli- tar un segundo o tercer mandato a una misma persona, gárquicas que logran perdurar en el tiempo más allá de pero nada se dice acerca de los partidos o las elites. Como las limitaciones legales. Los sistemas oligárquicos son, en sabemos, por más personalización que se pueda experi- parte, resultado de las restricciones a la dinámica electoral mentar, la política es una actividad de conjunto, de equi- establecidas por el régimen militar, que procuró armar pos, facciones o en términos generales de partidos. Sería un sistema bipartidista fuertemente monitoreado por el un tanto ingenuo pensar que el dirigente que no puede gobierno nacional entre 1966 y 1979. En este esquema, permanecer en su cargo por razones legales deje su vida el partido del régimen recibía favores del gobierno fede- política para siempre y se dedique a su profesión privada. ral y mantenía su influencia en el aparato estatal luego de Son innumerables los casos en que un político (ya sea la democratización. El ejemplo más paradigmático es el Reconciliando Mundos · 63
  5. 5. I N TER N A C IO N A L ESp olíti ca CUADRO 2 Ejemplos de elites provinciales Años en Provincias Gobernadores Partido ejercicio Ramón Saadi / Vicente Saadi PJ 8 Catamarca Arnoldo Castillo / Oscar Castillo UCR 12 José Antonio Romero Feris / PAL 8 Raul Romero Feriscaso de Bahía, en donde hasta hace poco el “clan de los Corrientes Ricardo Colombi / Arturo Colombi 1 UCR 8Magalhaes” manejó las riendas del Estado subnacionalcon Antonio Carlos Magalhaes a la cabeza.También pode- Sergio Montiel UCR 8 Entre Ríosmos encontrar el caso de la familia del ex presidente Sar- Jorge Busti PJ 12ney en Maranhao, que incluye a su hija Rosseana Sarney, Córdoba Vicente Joga / Gildo Insfrán PJ 22quien fuera gobernadora por dos períodos.5 Carlos Snopek / Guillermo Snopek / En el cuadro 3 podemos ver los gobernadores reelec- Formosa Eduardo Fellner2 PJ 16tos desde el año 1988 hasta el 2006. Felipe Sapag / Jorge Sobisch / Jujuy MPN 22 Como se puede ver en el cuadro, Brasil cuenta con Jorge Sapagun vasto número de reelecciones a nivel subnacional, La Pampa Roberto Romero / J. Carlos Romero PJ 16similar a los que presenta Argentina. Se pueden extraer La Rioja Adolfo y Alberto Rodríguez Saa PJ 24dos grandes conclusiones: la primera es que a pesar de Misiones Carlos y Mercedes Juárez PJ 13que hasta el año 1998 no estaba habilitada la reelección Fuente: elaboración propia en base a datos obtenidos del ministerio del interior. Los años fueron contadosinmediata, igualmente durante los diez años posteriores hasta el año 2009al regreso de la democracia se dieron una gran cantidadde reelecciones.Y téngase en cuenta que en casos como Cassol en Rondonia y Jaime Lerner en Paraná. En parti-Bahía y Maranhao, los gobernadores presentaban candi- cular en el año 1998, es llamativo cómo muchos de losdatos afines para luego poder volver al Ejecutivo. A pesar gobernadores que durante el período 1994-1998 habíande la prohibición de la reelección inmediata, la reelección gobernado por el PDT, se presentan a la reelección (y lase producía igualmente. La segunda conclusión es que a ganan) por el PFL.diferencia de Argentina, es significativa la presencia degobernadores que ejercieron en el período autoritario y Conclusionesluego fueron elegidos democráticamente en el período Tanto el federalismo argentino como el brasilero, sonpost-1988. Esto se debe a las características distintivas del estructuras de organización territorial del poder dondeautoritarismo en Brasil, su sistema restringido de parti- los gobernadores cuentan de una autonomía suficientedos y su transición, algo que es bastante diferente al caso para construir robustas coaliciones socio-políticas queargentino pero que no es la finalidad de este artículo. los mantengan en el poder. En los dos países el régimen Existe otra gran diferencia en el caso de reeleccio- de gobierno subnacional es hiper-presidencialista, yanes en Brasil que no se presenta en Argentina: la reelec- que los gobernadores poseen una marcada autoridadción del mismo gobernador pero con otro partido. En para manejar la legislatura, definir políticas públicas,el cuadro 1 hemos visto que todas la reelecciones en la seleccionar candidatos y ejercer el poder sobre el par-Argentina se han dado con candidatos oficialistas que tido. Sin embargo, en la Argentina existe una marcadase presentan con el mismo partido con el cual han go- heterogeneidad en cuanto a los sistemas electorales quebernado. En Brasil se han dado varios casos en los que rigen cada provincia mientras que en Brasil existen leyesel candidato a la reelección se presenta con un partido y normas generales para todos los Estados, como la pro-distinto, como por ejemplo Siqueira Campos y Marce- hibición o no de la reelección inmediata.llo Miranda en Tocantins, Amazonino Mendes y Eduardo A pesar de estas diferencias, la congruencia más intere-Braga en Amazonas, Paulo Hartung en Espíritu Santo, Ivo sante –y la principal hipótesis del trabajo- es que a pesar de(1) El caso de los Colombi merece una la última elección, cuando se traspa- posteriormente se hayan distanciado Carlos Menem.aclaración. Si bien actualmente ambos saron inicialmente el mando el uno al no es sorprendente, ya se ha consta- (2) El actual gobernador Walter Ba-se encuentran en veredas opuestas e otro se reprodujo la lógica patrimonial tado el caso de Ángel Maza en La Rioja rrionuevo fue vicegobernador duranteincluso compitieron enfrentados en que estamos marcando. El hecho que distanciándose de su padrino político, el segundo mandato de Fellner, quien64 · Reconciliando Mundos
  6. 6. CUADRO 3 Reelecciones a Gobernador en Brasil (1988-2006) Estados Reelecciones gobernadores Acre 1 Jorge Viana (PT) Divaldo Suruagy (2)* / Alagoas 3 Ronaldo Lessa Gilberto Mestrinho (2)* / Amazonino Amazonas 4existir prohibiciones a la reelección de los ejecutivos pro- Mendes / Eduardo Braga (PMDB)vinciales o estaduales, los gobernadores se encargan de vol- Anníbal Barcellos* / Amapá 4ver al poder, ya sea nombrando hombres de confianza para Joao Capiberibe / Antonio Waldezluego volver al Ejecutivo o reeligiéndose consecutivamente Antônio Carlos Magalhães*cuando la ley se lo permite. Como señalaba Hume, al elabo- Bahía 2 / Paulo Ganem Soutorar una constitución, una red de instituciones, debe supo- Ceará 2 Tasso Jereissati (2)nerse (con fines preventivos) que todo hombre es un sin- Distrito Federal 2 Joaquim Roriz (2)vergüenza y no tiene otro fin en sus acciones que el interésprivado. Es de suponer que el político quiere mantener su Espirito Santo 1 Paulo César Hartungcargo, su poder y en la medida de lo posible buscar las for- Íris Rezende Machado* / Goiás 2mas de maximizarlo. Las instituciones son las encargadas de Marconi Ferreira Perilloestablecer las reglas del juego donde se desenvuelve el po- Maranhao 1 Roseana Sarneylítico, son ellas quienes constriñen o refrendan el accionar. Hélio de Carvalho Garcia* /En tal caso, la existencia de diversas formas de reelección es Minas Gerais 2 Aécio Nevesla consecuencia de gobernadores con robustos mecanismos Marcelo Miranda Soares* / Pedroinstitucionales y apoyo público que les permite reformar M. G. Do Sul 4 Pedrossian* / Wilson Barbosa Martins* /las instituciones. Entonces la limitación de la reelección no José dos Santoses condición suficiente para generar una renovación de losejecutivos provinciales según lo que se ha visto en los casos Mato Grosso 2 Dante de Oliveira / Blairo Borges Maggianalizados. En diversos casos hay presentes elites partidarias Pará 2 Jáder Barbalho* / Almir Gabrielprovinciales que se van alternando manteniendo un predo- Paraíba 2 Tarcísio Burity* / Cássio Cunha Limaminio predominancia partidario. Miguel Arraes de Alencar (2)* / Es cierto que la reelección elimina uno de los conflic- Pernambuco 3 Jarbas Vasconcelostos básicos de un régimen democrático; el sucesorio. Sin Alberto Tavares * / Hugo Neto* /embargo los enrevesados caminos de la democracia son Piauí 3 José Wellington Diasun tanto más complejos que los sucesorios a secas. En los Paraná 3 Roberto Requião (2) / Jaime Lernercasos de elites provinciales que hemos señalado, la alter-nancia efectiva entre sujetos detentadores de poder se ha Rio de Janeiro 1 Leonel Brizolarealizado, pero no ha habido una alternancia de dirigen- Rio Grande 3 José Agripino Maia*/ Garibaldi Alves /tes partidarios sino de las elites gobernantes. Por eso, vale do Norte Wilma Maria de Fariatener en claro que la alternancia no implica cambio. Rio Grande 1 Sinval Duarte* No es tanto por la reelección en sí, sino por la con- do Sulcentración de diversos atribuciones políticas formales e Rondonia 1 Ivo Cassolinformales que el gobernador goza de algún grado de Ottomar de Sousa Pinto (2)* /discreción para establecer sus propias reglas de juego. Así Roraima 3 Neudo Campospues el problema no sólo está en limitar o no la reelec- Antônio Reis* / Esperidião Filho* /ción, sino en qué incentivos crear para oxigenar las elites Santa Catarina 3 Luiz Henrique da Silveiragobernantes en el poder. ◊ Sergipe 3 João Alves Filho (2)* / Albano Franco Sao Paulo 1 Mario Covas José Siqueira Campos (2) / Marcelo Tocantins 3continúa siendo el líder político provincial. de Miranda(3) En las elecciones del 2006, tanto la hija de Sarney Fuente: elaboración propia en base a daos de Rulers.orgcomo ACM resultaron derrotados, frustrando así la in- *Fueron gobernadores en el período autoritario, pero luego fueron elegidos democrá-tención de la gobernadora de ser elegida por tercera vez. ticamente en el período post-1988. Reconciliando Mundos · 65

×