1                                                                                                                         ...
2       Index    Editorial ..................................................................................................
3                                                                                        Editorial      La Revista Argenti...
4                                                                                           Editorial         The Argentin...
5EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA,  DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CONTRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN:...
6                                        CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLtativas. Investigaciones en...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
8                                       CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLy mujeres. Para este objetiv...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
10                                       CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLmujeres no clínicas. Las pa...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
12                                      CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELL    En el estudio de Zonnevy...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
14                                       CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLtambién actúan como filtros...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
16                                           CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLreducción en los mismos...
EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN.....
19          DIAGNÓSTICO Y EVALUACIÓN DE LAS RELACIONES            INTERPERSONALES Y SUS PERTURBACIONES                    ...
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Estrategias psicoeducativas padres y docentes
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Estrategias psicoeducativas padres y docentes

3,189

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,189
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
35
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estrategias psicoeducativas padres y docentes

  1. 1. 1 IndiceEditorial ............................................................................................................................................. 3EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CONTRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN: UNA REVISIÓN TEÓRICAClaudia V. Cruzat Mandich e Ingrid M. Cortez Carbonell ....................................................... 5DIAGNÓSTICO Y EVALUACIÓN DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES Y SUS PERTURBACIONESMariana Maristany .............................................................................................................. 19COMPRENSIÓN CLÍNICA Y PERTURBACIÓN ESTRATÉGICA GRADUALÁlvaro T. Quiñones Bergeret ............................................................................................................. 37FOCO, INTERACCIÓN GRUPAL Y PATRONES VERBALES EN GRUPOS DE PADRES:PRIMEROS RESULTADOS DE UN ESTUDIO PILOTOElena Toranzo, Alejandra Taborda, Thomas Ross, Erhard Mergenthalery María Isabel Fontao ......................................................................................................................... 49TRATAMIENTOS PSICOTERAPÉUTICOS EFICACES PARA MUJERES GOLPEADAS CON TRASTORNO POR ESTRÉSPOSTRAUMÁTICOMariana C. Miracco, Giselle Vetere, Alejandro Zarankin, Miguel Vallejos y RicardoRodríguez Biglieri .............................................................................................................................. 57ESTRATEGIAS PSICOEDUCATIVAS PARA PADRES Y DOCENTES DE NIÑOS CON TDAHCelina Korzeniowsk y Mirta Susana Ison ........................................................................................ 65Serie de Actualización en Metodología de la Psicología ClínicaEVALUACIÓN DEL ACUERDO INTERJUECES EN INVESTIGACIÓN CLÍNICA. BREVE INTRODUCCIÓN A LACONFIABILIDAD INTERJUECESJ. Éric Dubé .......................................................................................................................................... 75Entrevista: Christine A. Padeskypor Claudia Bregman ......................................................................................................................... 81Actualización Bibliográfica ......................................................................................................... 87 REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA
  2. 2. 2 Index Editorial ............................................................................................................................................. 3 EMOTIONAL EXPRESSION, NEGATIVE AFFECT, ALEXITHYMIA, DEPRESSION AND ANXIETY IN YOUNG WOMEN WITH EATING DISORDERS: A THEORETICAL REVISION Claudia V. Cruzat Mandich and Ingrid M. Cortez Carbonell ................................................... 5 DIAGNOSIS AND EVALUATION OF INTERPERSONAL RELATIONSHIPS AND THEIR DISTURBANCES Mariana Maristany .............................................................................................................. 19 CLINICAL UNDERSTANDING AND GRADUAL STRATEGIC DISTURBANCE Álvaro T. Quiñones Bergeret ............................................................................................................. 37 FOCUS, GROUP INTERACTION AND VERBAL PATTERNING IN PARENTAL GROUPS: FIRST RESULTS OF A PILOT STUDY Elena Toranzo, Alejandra Taborda, Thomas Ross, Erhard Mergenthaler and María Isabel Fontao .................................................................................................................... 49 EFFECTIVE PSYCHOTHERAPEUTIC TREATMENTS FOR BATTERED WOMEN WITH POSTTRAUMATIC STRESS DISORDER Mariana C. Miracco, Giselle Vetere, Alejandro Zarankin, Miguel Vallejos and Ricardo Rodríguez Biglieri .............................................................................................................................. 57 PSYCHO-EDUCATIONAL STRATEGIES FOR PARENTS AND TEACHERS OF CHILDREN WITH ADHD Celina Korzeniowsk and Mirta Susana Ison.................................................................................... 65 Series on Upgrading Methodology in Clinical Psychology EVALUATION OF INTERRATER RELIABILITY IN CLINICAL RESEARCH. A BRIEF INTRODUCTION TO INTERRATER RELIABILITY. J. Éric Dubé .......................................................................................................................................... 75 Interview with Christine A. Padesky by Claudia Bregman ........................................................................................................................... 81 Bibliographical Update ................................................................................................................ 87 REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA
  3. 3. 3 Editorial La Revista Argentina de Clínica Psicológica es editada desde 1992 porla Fundación Aiglé con el objetivo de promover y difundir en idioma españolla producción científica en el área de la Clínica Psicológica. Con este númeroinauguramos el Volumen XVII y lo hacemos con algunas novedades. En estos años, la revolución tecnológica posibilita una expansión yaccesibilidad a la información a través de la instrumentación de nuevosrecursos. Nos encontramos con el desafío de afrontar con éxito los retostecnológicos actuales y asegurarnos afrontar los futuros para la transmisiónde información de nuestro area. Teniendo en cuenta estas consideraciones es que tenemos el agradode presentarles junto a la publicación en papel de este número, la versiónelectrónica de la Revista, a la cual podrá acceder por la web a la dirección:www.clinicapsicologica.org.ar. Renovamos así nuestro compromiso de mantener actualizado un es-pacio científico para la comunidad de profesionales de la Salud Mental. Esperamos que estos avances sean recibidos con entusiasmo porparte de los lectores al igual que los contenidos de los artículos que eneste número presentamos. Lilian Corrado Editora REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA
  4. 4. 4 Editorial The Argentine Journal of Clinical Psychology has been published on a continuous basis since 1992. Through it the Aiglé Foundation aims to promote research among Spanish-speaking professionals at home and abroad, as well making the latest scientific developments worldwide more widely available to Spanish-speaking readers. Recent advances in information technology now make it possible to reach an ever wider audience over the Internet. However, web based pu- blications require additional investments in training and technology if they are to be sustainable on a regular basis, not least because a wider number of readers places new demands on editorial and technological resources. After working for some time to solve these problems, we are pleased to announce that the Argentine Journal of Clinical Psychology will be available simultaneously in both its traditional paper format and a new web-based format, starting with this first issue of Volume XVII. In this way, we renew our commitment to maintaining a lively and up- to-the-minute forum for the community of the Mental Health professionals. The electronic version of the Journal can be accessed at: www.clinicapsic ologica.org.ar Whichever format you choose, we hope that you will enjoy the con- tents of this current edition and that our latest initiative will be welcomed by current and future readers alike. Lilian Corrado Editora REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA
  5. 5. 5EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CONTRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN: UNA REVISIÓN TEÓRICA Claudia V. Cruzat Mandich e Ingrid M. Cortez Carbonell* Resumen Esta revisión teórica intenta profundizar en la relación de los trastornos alimenticios con ciertas emociones en pacientes que padecen de Bulimia y Anorexia Nerviosa. Además, intenta responder preguntas guiadas hacia la expresión y regulación emocional en trastornos alimenticios, niveles de alexitimia, ansiedad y depresión, al igual que los efectos de la vergüenza y culpa en tales trastor- nos. El principal objetivo es una mejor comprensión del tema de las emociones relacionadas a los trastornos alimenticios de manera que se pueda ayudar en la intervención y prevención de los mismos. La idea es guiar el proceso a través de un mejor entendimiento de sus propias emociones para proporcionar una manera más sana de expresarlas. Palabras claves: Regulación emocional, afectos negativos, alexitimia, trastornos alimenticios. Key words: Emotion regulation, negative affect, Alexithymia, eating disorders. A través de los años han surgido muchas hipótesis para distinguir el esfuerzo emocional en pacientesy teorías que intentan conocer cuáles son los com- con anorexia nerviosa (AN). ¿Cómo estos pacientesponentes que causan un trastorno alimenticio (TA). expresan sus emociones?.Investigaciones previas sugieren que tanto factores Se describen niveles de ansiedad y compor-emocionales como sociales se presentan en el desa- tamiento compulsivo en pacientes con bulimia, yrrollo de tal trastorno. El principal enfoque de este sentimientos de control en pacientes con anorexia.artículo es conocer el rol de las emociones en el de- La idea es guiar el proceso a través de un mejor enten-sarrollo de un TA. ¿Cuál es el rol de la vergüenza y la dimiento de sus propias emociones para proporcionarculpa en personas con TA? ¿Cómo los síntomas de es- una manera más sana de expresarlas.tas personas se ven conectados a estas emociones?. Esta revisión teórica busca dar respuestas a los in-La vergüenza, la culpa y la rabia son emociones que terrogantes mencionados con el objetivo de entregarestán relacionadas con afectos negativos, estados una mejor comprensión del tema referente a las emo-de ánimo, bajo autoestima, carencia de regulación ciones relacionadas con los trastornos alimenticios,emocional, insatisfacción corporal y alexitimia entre de manera que podamos ayudar en la intervención yotros. En algunos casos, pacientes bulímicos con prevención de los mismos.un alto nivel de rabia recurren al vómito como víade escape. Es importante entender las emocionesejercidas a través del “ciclo de atracón y purga” y Expresión y regulación emocional enqué niveles alcanzan estas. No existe una forma fácil los trastornos alimenticios *Claudia V. Cruzat Mandich e Ingrid M. Cortez Carbonell La experiencia clínica sugiere que mujeres con Pontificia Universidad Católica de Chile. Vicuña Mackenna 4860. trastornos alimenticios están propensas a desarrollar Comuna Macul .Santiago, Chile E-Mail: imcortez@uc.cl emociones negativas hacia su cuerpo. Los trastornos E-Mail: ccruzat@udd.cl REVISTA ARGENTINA DE CLINICA PSICOLOGICA XVII p.p. 5-17 alimenticios son frecuentemente conceptualizados © 2008 Fundación AIGLE. como estrategias de regulación emocional desadap- REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA
  6. 6. 6 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLtativas. Investigaciones en este aspecto sugieren que Es decir, mientras menos expresen sus emociones,el afecto negativo es un importante mediador en la más insatisfechos se encuentran con sus cuerpos yrelación entre la insatisfacción corporal y síntomas viceversa. Esta asociación fue importante despuésbulímicos. de controlar el índice de masa corporal, fragilidad y Sim y Zeman (2005) diseñaron un estudio para síntomas depresivos. Las conclusiones son tratadasexaminar el rol de la mediación de procesos de re- en términos de estrategias posibles para modificar lasgulación emocional específicos (ej. emocionalidad preocupaciones de figura y peso en mujeres.negativa, carencia del conocimiento de las emo- Gilbert y Meyer (2005b) replicaron la relaciónciones, afrontamiento no adaptativo con emoción transversal entre actitudes restrictivas alimenticiasnegativa) en síntomas bulímicos. Es así como 234 y el temor de ser evaluado negativamente por otros,niñas de 12 años, 11 meses, fueron evaluadas en y midieron si los temores a la evaluación negativavariables de regulación emocional, insatisfacción longitudinalmente predicen los cambios en actitu-corporal y síntomas bulímicos. El resultado indicó des alimenticias sobre un periodo de siete meses.que el afecto negativo, la carencia del conocimiento Durante la primera semana de un año académico yde las emociones y el afrontamiento no adaptativo nuevamente en la semana 33, 143 mujeres estudian-con emoción negativa, parcialmente medió la relación tes completaron la escala de temor a la evaluaciónentre la insatisfacción corporal y los comportamientos negativa (TEN), la escala de autoestima de Rosenbergbulímicos. (EAR), la escala de depresión y ansiedad, y las tres Una investigación preliminar indicó una corre- escalas alimenticias del inventario de los trastornoslación entre actitudes alimenticias restrictivas y el alimenticios (EDI). Los resultados indicaron que latemor a la evaluación negativa (TEN). Sin embargo, relación entre un acentuado temor a la evaluacióntal investigación se concentró exclusivamente en te- negativa y actitudes alimenticias restrictivas fueronmores relacionados con gente en general. El estudio repetidas transversalmente. Sin embargo, el modelode Gilbert y Meyer (2005) intentó repetir y extender longitudinal que predice el desarrollo de restriccionesestas conclusiones explorando las relaciones entre la no fue significativo. Por otra parte, junto a la depre-restricción y TEN relacionado con amigos cercanos y sión, los temores a la evaluación negativa predijeronparientes. Noventa y un mujeres jóvenes completaron un aumento en actitudes bulímicas, mientras que lados versiones cortas de la escala del temor a la eva- autoestima predijo un aumento en la insatisfacciónluación negativa (TEN). Primero, ellas completaron la corporal. Las conclusiones apoyaron un modelo porescala estándar (relacionada con gente en general) lo cual los individuos con un acentuado temor a laluego una versión corregida (relacionada con amigos evaluación negativa usarían una patología restrictivacercanos y parientes). Finalmente, ellas completaron para aumentar su posición entre sus pares. Si estelas tres subescalas alimenticias del inventario de los mecanismo no es suficiente, los individuos podríantrastornos alimenticios (EDI). Los resultados indica- desarrollar síntomas bulímicos para resolver susron que para todo el grupo (relacionado con gente temores a la evaluación negativa.en general y relacionada con amigos) fueron signifi- En pacientes con trastornos alimenticios se pre-cativa y positivamente correlacionadas con actitudes senta una incapacidad para procesar emociones.restrictivas (obsesión por la delgadez e insatisfacción Tal como señala Bruch (1985 en Bydlowski y otros,corporal) pero no con actitudes bulímicas. Sin embar- 2005), los pacientes anoréxicos no sólo muestran unago, sólo la escala relacionada con gente en general distorsionada diferenciación entre hambre y saciedadtuvo un poder predictivo individual significativo en las sino que rara vez pueden diferenciar sus sensacionesactitudes restrictivas cuando estas dos escalas fueron físicas de sus emociones íntimas, las cuales frecuen-incorporadas en el análisis de regresión. Así entre la temente no pueden describir. Pacientes bulímicos ge-población normal, el temor a la evaluación negativa neralmente presentan crisis bulímicas y vómito comorespecto a la gente en general están relacionadas respuesta al stress, rara vez relacionan sus crisis conpero no con la psicopatología bulímica. cualquier estímulo emocional (Davis y Marsh, 1986 Hayaki, Friedman y Brownell (2002) examinaron en Bydlowski y otros, 2005).la correlación entre expresión emocional e insatisfac- La dificultad en la regulación de los estados deción corporal en una muestra de 147 mujeres jóvenes ánimo negativos está casi completamente relacio-universitarias. Las mujeres completaron mediciones nada con la bulimia (Cooper y otros, 1988; Leon yevaluando la expresión emocional, insatisfacción otros, 1993; Stice y otros, 1998; Telch, 1997 en Gilboa-corporal, fragilidad y síntomas depresivos. La única Schechtman y otros, 2006). La regulación emocionalrelación entre la expresión emocional e insatisfacción se refiere a los procesos por los cuales los individuoscorporal fue analizada usando regresión múltiple. Los ejercen influencia en como experimentan y expresanresultados indican que la expresión emocional fue sus emociones. La regulación emocional involucrarelacionada inversamente a la insatisfacción corporal. cambios en el estado temporal extendido de los
  7. 7. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 7estados emocionales: la latencia, tiempo, magnitud reportan experimentar tanto emociones agradablesy duración en reacciones de conductas, experiencial como desagradables más frecuentemente que las mu-y psicológicas (Gross, 2002 en Gilboa-Schechtman jeres del grupo control. Un hallazgo sorprendente fuey otros, 2006). La asociación entre dificultades de saber que las emociones agradables (alegría, interés,regulación emocional y bulimia está basada en las sorpresa) correlacionaron más consistentemente concaracterísticas del ciclo de atracón y purga de esta trastornos alimenticios que las emociones desagra-patología, porque los episodios de este ciclo son vis- dables en el grupo de mujeres con un TA, mientrastos como métodos para regular el afecto negativo. que el resultado fue inverso en el grupo control. AúnEspecíficamente, estos ciclos permitirían reducir el más, las mujeres con un TA reportaron significati-reconocimiento de estados mentales cognitivos dolo- vamente menos rabia y niveles similares de temorrosos (Everill y otros, 1995; Heatherton y Baumeister, frente al grupo control. Mientras que las mujeres con1991 en Gilboa-Stchetman y otros, 2006). un TA apuntaron más que las del grupo control en La relación entre las emociones y las patologías todos los esquemas desadaptados (sugiriendo altosalimenticias ha sido largamente establecida, pero niveles de angustia en mujeres con un TA). El patrónse sabe relativamente poco sobre el rol que juega de correlaciones entre el esquema y experiencia dela rabia específicamente, y tampoco existe una com- emociones fue claramente diferente en cada grupo yprensión de los factores cognitivos que llevan este contra intuitivo en el grupo con un TA. En particular,afecto a un trastorno alimenticio. El estudio de Waller las emociones agradables fueron altamente correla-y otros (2003) tuvo dos objetivos: determinar los ni- cionadas con el esquema mal adaptado en el grupoveles de rabia en distintas facetas de los comporta- con un TA, pero no en el grupo control. Estos gruposmientos y diagnóstico de un trastorno alimenticio e de marcadas diferencias en el patrón de relacionesinvestigar si las facetas de rabia están relacionadas entre experiencia emocional, trastornos alimenticioscon las creencias negativas del individuo. La muestra y sistemas de creencia sugieren que no es válido sacarconsistía en 140 mujeres quienes cumplían con los conclusiones sobre trastornos alimenticios de inves-criterios de DSM-IV para trastornos alimenticios y tigaciones que usan muestras o ejemplos no clínicos.50 mujeres grupo control. Las mujeres completaron Los autores discuten dichas conclusiones y sugierencuestionarios de auto reporte de niveles de rabia y de que mujeres con TA son hábiles al usar comporta-creencias no saludables y la presencia de comporta- mientos de trastornos alimenticios para manipularmientos bulímicos fueron grabados en la evaluación. sus experiencias de estados emocionales positivosLas mujeres con trastornos alimenticios tenían niveles y negativos, y esta dinámica debería ser reconocidade rabia y supresión de la rabia más alto, particular- como un importante factor de mantención.mente si el diagnóstico incluía síntomas bulímicos. Un estudio evaluó si las dificultades para regularDiferentes aspectos de la rabia fueron asociados con emociones explican una varianza en el atracón ycomportamientos bulímicos específicos. Las creen- examinó qué tipos de dificultades para regular lascias no saludables fueron asociadas con altos niveles emociones están más fuertemente asociadas conde rasgos de rabia en ambos grupos mientras que la el atracón. Whiteside y otros (2007) diseñaron unsupresión de la rabia sólo en el grupo de mujeres con estudio que utilizaba la Escala de Diagnóstico de untrastornos alimenticios. Algunas sugerencias fueron Trastorno Alimenticio y la Escala de Dificultades en lahechas respecto a las formas en las cuales la rabia y Regulación Emocional, los que fueron completadosla supresión de ésta pueden ser entendidas y tratadas por 695 universitarias. Los resultados de la regresiónen mujeres con trastornos alimenticios. indicaron que las dificultades para regular las emo- El estudio de Overton, Selway, Strongman y Hous- ciones mostró una cantidad significativa de varianzaton (2005) investigó la relación entre la experiencia en el atracón más allá del sexo, las restricciones ali-emocional, los sistemas de creencias esquemáticos menticias y la evaluación de la figura y el peso. Losy los temas psicológicos asociados a los trastornos resultados también indicaron que existe una mayoralimenticios. En comparación a la mayoría de los estu- dificultad para identificar y dar sentido a los estadosdios los cuales se concentran en una o dos emociones emocionales y, un acceso limitado a estrategias de re-y usan muestras no clínicas, este estudio comparó el gulación de emociones fueron principalmente respon-rango completo de la experiencia emocional en muje- sables en la relación entre dificultades de regulaciónres con trastornos alimenticios versus las mujeres del de emociones y el atracón. Esto respalda un modelogrupo control. Las medidas usadas incluyen la escala de atracón que incluye vulnerabilidad emocional y undiferencial emocional IV, el cuestionario del Esquema déficit de habilidades que funcionalmente modulanmal-adaptativo temprano de Jung y el Inventario de estados de ánimo negativos.los Trastornos Alimenticios (EDI-2). El estudio entre- Meyer y otros (2005) diseñaron un estudio conga la primera evidencia empírica que indica que las el propósito de encontrar un vínculo entre la rabiamujeres diagnosticadas con trastornos alimenticios y la psicopatología entre hombres adultos-jóvenes
  8. 8. 8 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLy mujeres. Para este objetivo 125 hombres y 125 para regular los estados afectivos disfóricos. Polivymujeres voluntarios completaron dos cuestionarios y Herman (2002 en Gilboa-Schechtman y col., 2006)de auto reporte que medían la rabia (Inventario de indicaron que al refocalizar la tensión en el peso, laEstados de Rabia) y comportamientos y actitudes bu- figura y el consumo de alimentos puede ser alcan-límicas (Test de Investigación Bulímica, Edinburgh). zado un cierto sentido de control emocional. RezekLos resultados indicaron que aunque, en general, y Leary (1991 en Gilboa-Schechtman y otros, 2006)los niveles de rabia no difirieron ampliamente entre sugieren que las restricciones alimenticias no estaríangéneros, las actitudes bulímicas fueron asociadas con única y directamente regulando las sensaciones deestados de rabia en hombres pero con supresión de la la falta de control sino que también, y quizás prin-rabia en mujeres. Los hombres parecieron tener más cipalmente, regulando otras emociones negativascomportamientos bulímicos para reducir los estados que acompañan estas percepciones. Basado ende rabia, mientras que las mujeres parecieron usar estas conceptualizaciones, postulamos que los pa-tales comportamientos para reducir la probabilidad cientes anoréxicos también mostrarían deficienciasde aparición de estados de rabia. de regulación emocional. Forbush y Watson (2006) diseñaron un estudiopara evaluar la inhibición emocional y rasgos de per- Alexitimia, Ansiedad y Depresiónsonalidad en mujeres con un TA. Mujeres pacienteshospitalizadas y pacientes ambulatorios diagnosti-cados con anorexia nerviosa (N=14) o Bulimia ner- Estudios relacionados con pacientes con tras-viosa (N=11) fueron comparadas con mujeres sin un tornos alimenticios han revelado la presencia deTA (N=31). Los resultados del estudio indican que las Alexitimia, trastornos depresivos y ansiedad. Zon-participantes con un TA inhibieron sus expresiones nevylle-Bender y otros (2004) compararon estosde emociones negativas y positivas, incluso después aspectos de función emocional en dos grupos dede ser controladas por neuroticismo. Las mujeres con pacientes con anorexia nerviosa: adolescentes yun TA también reportaron altos niveles de hostilidad adultos. Cuarenta y ocho adolescentes (ADO) y 23y neuroticismo. Además, las participantes con un TA adultos (ADU) con anorexia nerviosa completaronestaban menos conscientes de sus pensamientos y un set de tareas y cuestionarios para medir los dis-sentimientos internos (auto-consciencia privada) y tintos aspectos de la función emocional y el controluna acentuada consciencia de los pensamientos y de diferencias de un aspecto cognitivo más general.expectativas de los otros (auto-consciencia públi- Ambos grupos mostraron una marcada semejanza;ca). Finalmente, las mujeres con bulimia nerviosa ambos mostraron un alto nivel de alexitimia teniendoreportaron altos niveles de inhibición emocional, un mal desempeño en tareas emocionales midiendoneuroticismo, auto-consciencia pública, y hostilidad aspectos relacionados con alexitimia. Además, amboscuando fueron comparadas con mujeres con anorexia grupos mostraron un alto porcentaje de depresiónnerviosa. Por lo tanto, esta información sugiere que y ansiedad. A diferencia del grupo adolescente, loslos individuos que no son capaces de identificar y adultos obtuvieron puntajes más altos solamente enconsecuentemente expresar sus emociones apren- fobias sociales y específicas. Finalmente, ambos gru-derán a manejar la angustia emocional, conflictos pos no discreparon substancialmente con respecto ainterpersonales y hostilidad no explícita cambiando la función emocional.sus expresiones y falta de visión de perfeccionamien- La literatura sobre proceso emocional entre muje-to activo (sentirse “gorda”). res con trastornos alimenticios se ha centrado princi- Opuesto a la considerable cantidad de investi- palmente en dos temas: Primero, en la especificacióngaciones que tratan la alexitimia y la consciencia entre anorexia y bulimia por una parte, y en la defi-emocional, regulación del estado de ánimo y buli- ciencia en el proceso emocional por el otro. Segundo,mia, las investigaciones con respecto a la regulación la contribución de los trastornos alimenticios comoemocional en anorexia nerviosa es limitada. Incluso, una categoría general al proceso emocional más alláel ciclo conductual de atracón y purga no existe en de la depresión y la ansiedad. Estudios sobre concien-los subtipos restrictivos de anorexia. Sin embargo, las cia emocional y trastornos alimenticios subrayan laconclusiones de un estudio reciente sugieren que el relación entre alexitimia y anorexia nerviosa (Bruch,excesivo ejercicio en anoréxicas sería un mecanismo 1973; Jimerson y otros, 1994 en Gilboa-Schechtman yalternativo que reemplaza el ciclo de atracón y purga otros, 2006) y algunos autores han asumido que algu-típico de la bulimia y serviría como una estrategia nos pacientes con trastornos alimenticios podrían serpara la regulación emocional en la anorexia (Penas- también alexitímicos. Inicialmente este concepto fueLledo y otros, 2002 en Gilboa-Schechtman y otros, desarrollado al observar pacientes psicosomáticos2006). Además existe evidencia que indica que _suponiendo que la alexitimia es un factor precipi-pacientes anoréxicos usan restricciones de comida tante en enfermedades orgánicas (Sifneos, 1973, 1991 en Bydlowski y otros, 2005). La alexitimia está
  9. 9. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 9definida centralmente con tres deficiencias cognitivas réxicos y bulímicos. El estudio tenía un doble interés.afectivas: 1. Dificultad para identificar emociones. 2. Primero, se propuso medir la conciencia emocional yDificultad para describir emociones. 3 Limitada capa- la alexitimia lo cual facilita una mejor comprensión decidad de imaginación y pensamiento orientado hacia los déficits al procesar emociones. Segundo, aumentael exterior (Bagby y otros, 1994; Taylor y otros, 1992, la confiabilidad de las medidas limitando la influencia1996 en Gilboa-Schechman y otros, 2006). La alexiti- de los factores confusos (depresión y ansiedad) quemia ha sido casi exclusivamente evaluada usando la hacen difícil la identificación y expresión de emo-escala de alexitimia de Toronto (TAS) (Bagby y otros, ciones. Tal examen de la habilidad para procesar1994; Taylor y otros, 1992, 1996 en Gilboa-Schechman emociones en pacientes con trastornos alimenticiosy otros, 2006). debería ayudar a tener una mejor comprensión de Desde la descripción de Bruch (1973 en Gilboa- sus estilos afectivos cognitivos.Schechman y otros, 2006) sobre las dificultades Los participantes completaron el Inventario decognitivas y emocionales evidentes en mujeres con Depresión de Beck (Beck Depression Inventory (BDI,anorexia nerviosa, las deficiencias en la conciencia depression), una escala de depresión y ansiedademocional han sido vistas como una de las principa- (Hospital and Anxiety Depression Scale (HADS,les características de esta condición. Es más, Taylor anxiety), la escala de alexitimia de Toronto (TAS) yy otros (1996 en Gilboa-Schechtman y otros, 2006) la escala del nivel de conciencia emocional (Level ofhan encontrado marcadas diferencias en los factores Emocional Awareness Sacle (LEAS). Los resultadosafectivos en la TAS entre pacientes con anorexia y indican que los pacientes con trastornos alimenticiosel grupo control. Específicamente, los pacientes con presentan altos puntajes relacionados con la alexiti-anorexia demostraron gran dificultad en identificar mia y bajos puntajes relacionados al LEAS con unasus emociones y describir sus sentimientos a otros. incapacidad para identificar y describir sus propiasEn relación al aspecto cognitivo del pensamiento emociones, además de una incapacidad para menta-orientado hacia lo externo, no se encontraron mar- lizar la experiencia emocional de otros. A diferenciacadas diferencias entre los pacientes con anorexia y de los puntajes del LEAS, los puntajes de alexitimiael grupo control. También, altos niveles de alexitimia fueron relacionados con los puntajes de depresión.fueron encontrados en mujeres con bulimia nerviosa Después de haber controlado la depresión, los pun-(Taylor y otros, 1997 en Gilboa-Schechtman y otros, tajes de alexitimia fueron similares en pacientes con2006). trastornos alimenticios y el grupo control. Pacientes con anorexia y bulimia presentan al- Por lo tanto, pacientes con trastornos alimenticiostos niveles de alexitimia y muestran dificultad para mostraron evidencia de un déficit en el proceso dereconocer emociones faciales que se les presentan. emociones independiente de un desorden afectivo,Kessler y otros (2006) diseñaron un estudio con el fin debido a los altos puntajes en depresión y ansiedad.evaluar si el reconocimiento de emociones faciales es En este estudio, pacientes con trastornos alimenti-una habilidad básica independiente de la alexitimia. cios se caracterizaron por presentar un déficit paraSe evaluó la habilidad para reconocer emociones y procesar emociones globales, con una dañada habili-alexitimia en 79 pacientes mujeres con trastornos dad para identificar sus propias emociones así comoalimenticios y luego se les comparó con un grupo también una incapacidad para juzgar la experienciacontrol de 78 mujeres. Fueron usadas la escala de emocional de otros. Además, la alexitimia y el nivel dealexitimia de Toronto, Facially Expressed Emotion La- conciencia emocional aparecen aquí como dos ideasbeling (FEEL) y Symptom Check List revisada (SCL-90- diferentes y complementarias para el proceso en lasR). Los resultados no mostraron grandes diferencias evaluaciones de emociones porque los puntajes delen los puntajes de reconocimiento de emociones TAS y el LEAS no fueron correlacionados en los pa-entre pacientes con trastornos alimenticios y los de cientes con un TA y el grupo control. Esta informacióncontrol, pero los pacientes con trastornos alimenti- tiende a confirmar la naturaleza global del déficit paracios mostraron significativamente más alexitimia y procesar emociones en los trastornos alimenticios.psicopatología. El reconocimiento de emociones no En este estudio, los pacientes anoréxicos tuvieronfue relacionado con la alexitimia, la psicopatología o una significativa baja en la conciencia de emocioneslos síntomas clínicos. Así, los autores sugieren que comparados con los pacientes bulímicos. El puntajela alexitimia presentada en pacientes con trastornos del TAS no pudo diferenciarse entre ellos.alimenticios es compleja e independiente al recono- La ansiedad social y los trastornos alimenticioscimiento de emociones faciales básicas. frecuentemente coinciden y la evidencia sugiere que Bydlowski y otros (2005) diseñaron un estudio de la expresión emocional sería un importante mediador.proceso emocional en una población de 70 mujeres El estudio de Mclean, Miller y Hope (2007) examinacon trastornos alimenticios, comparándolo con 70 la relación entre la ansiedad social, supresión emo-mujeres control, y luego comparando pacientes ano- cional y desórdenes alimenticios en un grupo de 160
  10. 10. 10 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLmujeres no clínicas. Las participantes completaron y otros, 2006). Además, la amplia comorbilidad entremedidas de auto reporte midiendo ansiedad social, trastornos del ánimo y trastornos de ansiedad, portrastornos alimenticios, supresión expresiva, de- una parte, y los trastornos alimenticios, por otra, res-presión y afecto negativo. Los resultados indican paldan esta conceptualización (Braun y otros, 1994;que la relación entre ansiedad social y trastornos Polivy y Herman, 2002 en Gilboa-Schechman y otros,alimenticios está completamente mediada por la 2006). Si los trastornos alimenticios son realmente unsupresión expresiva. Las conclusiones concuerdan subtipo de trastorno emocional, entonces los déficitscon una teoría de desplazamiento en la cual un en el proceso emocional observados en pacientes conafecto negativo no expresado es desplazado hacia un TA deberían ser completamente mediados por lael cuerpo, promoviendo así síntomas relacionados depresión y la ansiedad. Por otro lado, si los trastor-con trastornos alimenticios. nos alimenticios constituyen una patología distinta, De acuerdo a otros estudios, la información emo- entonces la depresión y la ansiedad deberían moderarcional del estudio de Bydlowski y otros (2005) (alexi- esta relación. En forma consistente con la hipótesis detimia, conciencia emocional) no permite diferenciar mediación, Corcos y otros (2000 en Gilboa-Schecht-entre anoréxicos restrictivos y anoréxicos con purga man y otros, 2006) se encontraron que altas tasas de(Chocharen y otros, 1993; Schmidt y otros, 1993 en alexitimia en pacientes anoréxicos comparada con lasBydlowski y otros, 2005). Opuestamente, anoréxicos tasas de pacientes bulímicos estuvieron más relacio-con purga se encontraron claramente más depresivos. nados con la depresión que con un modo incremen-El dominio y control característicos de los anoréxicos tado de alexitimia de función autónoma. Además, enrestrictivos han sido frecuentemente descritos como un estudio reciente, Espina Eizaguirre y otros (2004un factor protector ante el riesgo de una depresión. en Gilboa-Schechtman y otros, 2006) examinaron laPacientes con trastornos alimenticios tienen buenas relación entre alexitimia, ansiedad y depresión en loshabilidades orales, pero no pueden usarlas adecua- trastornos alimenticios. Se encontró que la depresióndamente para describir sus experiencias emociona- y la ansiedad mediaron la relación entre trastornosles, indicando una acentuada incapacidad para la alimenticios y alexitimia.comprensión emocional. Esta información también El papel que juega la depresión y la ansiedad en laes consistente con las descripciones clínicas de los relación entre trastornos alimenticios y la regulacióntipos de dificultades afectivas que caracterizan a los emocional, ha sido considerado solamente de maneraanoréxicos y bulímicos. Incluso, algunos autores indirecta, mayormente en estudios en los cuales seconsideran los déficits en el proceso de las expe- examinan varias técnicas de afrontamiento. Por ejem-riencias subjetivas y la percepción de uno mismo plo, Pastón y Dignes (1997 en Gilboa-Schechtman ycomo las dificultades más fundamentales en este otros, 2006) investigaron la relación entre el atracóntipo de trastornos (Corcos, 2000; De Groot y Rodin, (ingerir compulsivamente), evitación de afrontamien-1994; Jeammet, 1997 en Bydlowski y otros, 2005). to y la depresión en mujeres universitarias. Se en-Estos temas parecieran tener un acceso limitado a contró que mientras comer compulsivamente estabasus vidas emocionales y/o sentirse fácilmente domi- correlacionado significativamente con la evitación alnados y abrumados por sus emociones (Bruch, 1962 afrontamiento, dicha relación estaba completamen-en Bydowski y otros, 2005). te influenciada por la depresión. Hinrichsen y otros Varios investigadores describen los trastornos (2003 en Gilboa-Schechtman y otros, 2006), propor-alimenticios como alteraciones en la regulación de cionan evidencias consistentes al punto de vista delos estados de ánimo donde se utilizan estrategias dicha influencia. Encontraron que, entre pacientesespecíficas reguladoras relacionadas con el cuerpo y con Bulimia Nerviosa (BN), la ansiedad social estabala alimentación (ej. dieta, vómito, ejercicio) como téc- asociada con niveles más altos de la psicopatologíanicas que apuntan a disminuir un afecto desagradable bulímica. Por otro lado, la ansiedad social en el grupo(Taylor y otros, 1997; Telch, 1997 en Gilboa-Schecht- de anorexia restrictiva, estaba conectada a un altoman y otros, 2006). De acuerdo con esta visión, los nivel de disociación que fue señalado como unatrastornos alimenticios serían un subtipo de trastorno medida de regulación emocional. Posteriormenteemocional. Recientemente, un estudio comprehensi- Penas-Lledo y otros (2002 en Gilboa-Schechtman yvo familiar de la asociación de los estados del ánimo otros, 2006), señalan que en la relación entre regula-y trastornos alimenticios concluye que la co-agrupa- ción de afecto, ansiedad y anorexia el hacer ejercicioción familiar de los trastornos alimenticios con los sirve como posible estrategia para regular el afectotrastornos del ánimo tuvo la misma magnitud a los de en pacientes con Anorexia Nerviosa (AN). De igualla agrupación de los trastornos del ánimo por separa- modo, indicaron que altos niveles de depresión esta-dos. Así, se sugiere que los trastornos alimenticios y ban presentes en todos los pacientes con trastornoslos trastornos del ánimo tiene factores causales en co- alimenticios (tanto BN como AN) quienes practicabanmún (Mangweth y otros, 2003 en Gilboa-Schechtman exceso de ejercicio; sin embargo, niveles de ansiedad y somatización eran particularmente altos solamente
  11. 11. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 11entre paciente con AN que hacían ejercicio en exceso. ción permaneció significativamente correlacionadaTomándolos en conjunto, estos estudios sugieren que con una medida continua de patologías alimenticias.el distres emocional se encuentra en la relación entre Los resultados apoyan y extienden los estudios detrastornos alimenticios y regulación emocional. Espinoza Eizaguirre y otros (2004 en Gilboa-Schecht- En concordancia con la hipótesis de manejo emo- man y otros, 2006), quienes reportan que en TA secional deficiente, Gilboa-Schechtman y otros (2006) presentan niveles más altos de alexitimia que los delencontraron que, como grupo, pacientes con AN y BN grupo control, pero que controlando la depresión y lareportaron niveles de conciencia emocional significa- ansiedad se extingue este efecto. Consistente con es-tivamente más bajos en comparación al grupo de con- tudios anteriores, Gilboa-Schechtman y otros (2006)trol, en la mayoría de ítems medidos. En comparación encontraron niveles significativamente más altos decon el grupo de control, pacientes con BN presentaron depresión y ansiedad vista como un estado emocionalniveles de conciencia emocional más bajos en dos de más permanente y ansiedad social entre pacienteslos cuatro ítems medidos. Así mismo estos pacientes con trastornos alimenticios comparados con el grupotambién reportaron haber usado más estrategias de de control (Braun y otros, 1994; Polivy and Herman,regulación emocional deficiente que los del grupo de 2002 en Gilboa-Shechtman y otros, 2006).control. La hipótesis de desorden específico recibió Braun y otros (1994 en Gilboa-Schechtman y otros,tan sólo apoyo parcial en este estudio. Tomando en 2006) encontraron que la comorbilidad psiquiátricacuenta que pacientes con AN reportaron consistente- es la norma entre pacientes con trastornos alimenti-mente más alexitimia y menos claridad emocional y cios. La depresión mayor es el diagnóstico comórbidoatención a emociones que los de BN, las diferencias más común en TA (Barun y otros, 1994; Polivy y Her-en alexitimia, resultaron no significativas cuando se man, 2002 en Gilboa-Schechtman y otros, 2006), elcontroló el distrés. En claridad emocional y atención desorden de ansiedad es el segundo más común ena emociones resultaron significativas las diferencias diagnósticos comórbidos (Braun y otros 1994; Polivy ycuando se controló el distrés. Herman, 2002, en Gilboa-Schechtman y otros, 2006), Tal hallazgo recalca la importancia de examinar la y la ansiedad social es el diagnóstico más comúntoma de conciencia emocional considerando tanto las dentro de la ansiedad entre BN y AN (Braun y otros,capacidades como las deficiencias. Los de AN repor- 1994; Laessle y otros, 1987 en Gilboa-Schechtman ytaron más dificultades que los pacientes con BN en la otros, 2006).mayoría de los factores medidos de conciencia emo- Gilboa-Schechtman y otros (2006) también encon-cional; los de BN no reportaron más dificultades que traron que la rumiación estaba asociada con la pa-los de AN en ningunas de las medidas de regulación tología de trastornos alimenticios sobre la influenciaemocional. De hecho, AN tendieron a reportar niveles del distrés emocional. Esto llama la atención ya quemás altos de desorden (medidos por la escala de dis- la rumiación ha sido relacionada directamente contracción de RSQ), y niveles emocionales más bajos en una gran variedad de estudios.cuanto a autoeficacia (como fue medido por el NMR) Zonnevijlle-Bender y otros (2002) investigaronen comparación con BN, aunque estas diferencias no si pacientes adolescentes con un trastorno alimen-fueron significativas. A pesar de haber sugerido con ticio también mostraban un déficit en regulaciónanterioridad diferencias significativas entre AN y BN emocional. Para medir el funcionamiento emocionalen algunas medidas de conciencia emocional, los dos se administró el cuestionario TAS y un test de reco-grupos aparentan ser más similares en el perfil total nocimiento de emociones a 30 adolescentes con unde deficiencias emocionales. trastorno alimenticio y a 31 niñas saludables. Dichas La hipótesis de la medición del distrés emocio- participantes fueron elegidas con igualdad en edad,nal estuvo mayormente respaldada en el estudio de educación y estrato social. Tareas cognitivas para-Gilboa-Schechtman y otros (2006). Ninguna de las lelas y no emocionales, fueron administradas en ladiferencias en la toma de conciencia emocional o en misma ocasión para ver si dicho déficit era debido ala regulación emocional entre mujeres con trastor- alguna emoción específica o a alguna razón cognitivanos alimenticios y controles normales, permaneció generalizada. Las pacientes con trastorno alimenticiosignificativa después de controlar estadísticamente obtuvieron un mayor puntaje en los TAS y obtuvie-la medición del distrés emocional. Es importante men- ron un menor puntaje en el test de reconocimientocionar que en el estudio de las medidas de distrés emocional. Sin embargo, no se observaron diferen-emocional se incluyeron una variedad de medidas cias en los instrumentos cognitivos no emocionalesde ansiedad, particularmente ansiedad social, la cual entre grupos. Por tanto, se concluyó que las pacien-suele existir mayormente en patologías alimenticias. tes adolescentes con un trastorno alimenticio, tantoSeguidamente, al controlar las medidas de depresión como los pacientes adultos, están caracterizadosy ansiedad, utilizando el análisis de regresión, los au- por alexitimia y muestran déficit específicos en sutores encontraron que tan sólo una medida de rumia- funcionamiento emocional.
  12. 12. 12 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELL En el estudio de Zonnevylle-Bender y otros (2004), criterios de diagnóstico suficientemente homogéneosel funcionamiento emocional de pacientes adolescen- en 2006. Los resultados indicaron que muy pocostes con Anorexia Nerviosa fue comparado con dos estudios incluyen grupos de control, pocos estudiosgrupos control, otro grupo de pacientes internados comparan subgrupos diagnósticos de sujetos conen un psiquiátrico y un grupo control saludable. Cua- trastornos alimenticios; los hallazgos son escasos orenta y ocho pacientes con Anorexia Nerviosa (AN), discrepantes. Los resultados son discutidos a la luz de21 pacientes psiquiátricos con desorden depresivo problemas metodológicos observados. Es importantey/o ansiosos (PSYCH) y 48 personas saludables como revisar los resultados de estudios publicados paragrupo de control (GC) completaron una batería de ta- plantear líneas de investigaciones futuras.reas y cuestionarios diseñados para medir diferentesaspectos de funcionamiento emocional. Tareas cog-nitivas paralelas fueron administradas con el fin de La vergüenza y la culpa en los trastor-controlar las diferencias de tipo cognitivo. Los grupos nos alimenticiosAN y PSYCH tuvieron déficit claro en funcionamientoemocional comparado al grupo GC. Considerando La investigación inicial sugiere que el afecto tími-la información del cuestionario de alexitimia, fue el do tal como vergüenza pueden perpetuar el síntomagrupo AN quien obtuvo un puntaje significativamente bulímico entre los individuos que sufren de bulimiapeor en cuanto al funcionamiento emocional com- nerviosa (BN). Hayaki, Friedman y Brownell (2002b)parado con el grupo GC. En los resultados sobre las presentan resultados de investigación a partir de dostareas emocionales, ambos grupos psiquiátricos ob- estudios donde examinan la relación de la vergüenzatuvieron peores resultados que el grupo control en el con los síntomas bulímicos. En el primer estudio, laprocesamiento de información emocional visual y, al relación de la vergüenza con los síntomas bulímicosigual, el grupo PSYCH tuvo más dificultades memori- fue examinada entre 137 estudiantes universitariaszando respuestas a estímulos emocionales auditivos de pre-grado de género femenino. La vergüenza ex-que los grupos AN y GC. Además, el grupo PSYCH pro- plicó partes significativas de la variación en síntomascesó más lentamente la información emocional que bulímicos después de haber controlado la edad, suel grupo GC. No se encontraron diferencias entre los peso, culpabilidad, y estado de ánimo. Un segundotres grupos en la tarea cognitiva no emocional. estudio examinó la severidad de la vergüenza en 30 El propósito del estudio de Kucharska-Pietura y pacientes bulímicos comparados con 28 pacientesotros (2004) fue el de examinar el reconocimiento que padecían de un trastorno alimenticio con sínto-emocional (prosódico y visual) en anorexia nerviosa. mas subclínicos. Aunque los pacientes con síntomasTreinta personas con anorexia nerviosa y un grupo bulímicos más severos exhibieron niveles más altosde comparación de 30 mujeres saludables fueron de vergüenza, esta relación no fue independiente depuestas a prueba a través de estímulos faciales y la relación compartida con la depresión y la culpa. Lasvocales que consistió en expresar emociones espe- conclusiones son discutidas relacionando el rol de lacíficas ante tareas neutrales. El grupo de mujeres con vergüenza con los síntomas bulímicos.anorexia nerviosa tuvo resultados pobres en cuanto a El ajuste entre la patología de trastornos alimen-reconocimiento emocional. Esto fue más marcado en ticios y la rumiación se puede mediar a través de laemociones negativas faciales y se dieron ambas emo- vivencia de la vergüenza. De hecho, investigacionesciones tanto positivas como negativas en estímulos recientes encontraron que tanto las comparacionesvocales. Esta habilidad disminuida para reconocer el sociales como la vergüenza están correlacionadasafecto negativo en caras se mantuvo hasta después perceptiblemente con la rumiación, y la asociaciónde haber ajustado las variables edad, educación y entre la vergüenza y la depresión no es mediadadepresión. Las personas con anorexia nerviosa tienen totalmente por la rumiación (Cheung y otros, 2004dificultad para reconocer emociones expresadas con en Gilboa-Schechtman y otros, 2006). Además, se hael rostro y el tono de voz. A esto se le puede atribuir encontrado que la vergüenza se puede relacionar consu bajo nivel de comunicación interpersonal y falta los síntomas bulímicos a nivel superior a los efectosde empatía, las cuales son asociadas con pacientes de la depresión (Hayaki y otros, 2002 en Gilboa-Sche-con anorexia nerviosa. chtman y otros, 2006). Específicamente, la relación Godart y otros (2007) condujeron una revisión entre la vergüenza, la clase social, y la depresióncrítica literaria acerca de estudios determinando el presente dentro de la anorexia y la bulimia necesitapredominio de trastornos del ánimo en sujetos con ser explorada.trastornos alimenticios. Una búsqueda en un manual Investigaciones substanciales se han realizadocomputarizado (Medline) fue realizado para todos los acerca de la influencia del clima de la familia enestudios publicados en comorbilidad entre trastorno el transcurso de enfermedades mentales severasalimenticio y trastorno del ánimo con el fin de tener según lo determinado por la construcción de la
  13. 13. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 13emoción expresada (EE) (Kuipers y Moore, 1995 en debido a las sensaciones asociadas a la vergüenzaPerkins y otros, 2005). El concepto de EE (Brown y a la culpabilidad (Brooks, LeCouteur y Hepworth,y Rutter, 1966 en Perkins y otros, 2005) se refiere 1998 en Perkins y otros, 2005), lo cual potencialmentea las actitudes y a los comportamientos afectivos sería otra razón para no involucrar a sus padres en(críticas, hostilidad, sobre-implicación emocional y el tratamiento.calidez) de algún familiar o ser significativo hacia elpaciente psiquiátrico. En muestras de personas contrastornos alimenticios, se ha encontrado una alta DiscusiónEE (es decir, mayores comentarios críticos y sobre-implicación emocional) que permite predecir los re- Los trastornos alimenticios en estos últimos añossultados (Butzlaff; Hooley, 1998 en Perkins y otros, han despertado una preocupación social y sanitaria2005) y la posibilidad de discontinuar el tratamiento creciente como enfermedad que se incrementa en(Szmukler y otros, 1985 en Perkins y otros, 2005). En el mundo. La incidencia de la Anorexia Nerviosa haun estudio de consecuencias en pacientes BN con aumentado en la década pasada en Chile así comofamilias de altos y bajos niveles de EE (Hedlund y también en países extranjeros. Los trastornos alimen-otros, 2003 en Perkins y otros, 2005) los pacientes ticios (TA) se refieren a las enfermedades psicosomá-provenientes de familias con altos niveles de EE de- ticas que aparecen con frecuencia como problemasmostraron inicialmente más patología de trastornos de salud crónicas durante la adolescencia y cuyaalimenticios y la profundidad de su depresión obtuvo tasa de mortalidad es la más alta entre desórdenesun resultado peor en las subescalas del “conflicto” y psiquiátricos. Las enfermedades psicosomáticasde la “organización” de la escala del ambiente de la son aquellas en las que una emoción persistentefamilia (Moos y Moos, 1981 en Perkins y otros, 2005). o recurrente acompaña la actividad física con dichaEn la admisión hospitalaria para el tratamiento, los emoción. Es decir, el sentido de la emoción bajo laresultados del estado de EE son importantes para forma de sensación subjetiva se encuentra ausente.predecir la severidad y el curso de los síntomas En Chile, se estima que el predominio de la Anorexiadepresivos del BN. Sin embargo, aunque un nivel Nerviosa en la población femenina está del 0.5 a 1.0alto de EE pueda contribuir a la continuación de los por ciento y el 1.0 a 3 por ciento en los casos para lasíntomas del trastorno alimenticio, es probable que la bulimia Nerviosa (BN) (Urrejola, 2005). Estos núme-relación sea bidireccional, con síntomas más severos ros aumentan doblemente cuando los adolescentesobteniendo un nivel de EE más alto. Así pues, al igual “sanos” con costumbres alimenticias desordenadasque los niveles de EE pueden predecir el resultado se preocupan anormalmente por su peso corporal.del tratamiento, los niveles de EE pueden también La edad media del inicio de un desorden alimenticiodeterminar si los pacientes involucran a sus padres es de 13.75 años de edad, con un radio de acción dedándoles un lugar especial en el tratamiento (Perkins edad de 10 a 25 años (Urrejola, 2005).y otros, 2005). Algunos estudios transversales establecen un Finalmente, pueden existir factores que rodean la mal pronóstico de tratamiento para estos casos.personalidad y la psicopatología de la gente con BN El cincuenta por ciento de pacientes reporta tenerque afectan su relación con sus padres y la probabi- recuperación totalmente, el 30% se ha recuperadolidad de implicarlos en el tratamiento. En compara- parcialmente, y el 20% restante no demuestra ningu-ción con pacientes con AN, los BN se muestran más na mejora en sus síntomas. La mortalidad prematuraindependientes, con mayor probabilidad de tener explica el cinco por ciento y es sobre todo debido arelaciones románticas, más conscientes de su lucha las complicaciones cardíacas y al suicidio (Urrejola,y de conflictos con sus padres (Le Grange Lock y Dy- 2005). En vista de esta situación, la importancia demek, 2003 en Perkins y otros, 2005). Estos autores entender estos trastornos se presenta de perspecti-expresan que la depresión y la ansiedad comórbidas vas distintas, para acercarse a estos trastornos deson comunes (Brewerton y otros, 1995; Bulik, 1995 en manera preventiva y/o promover el tratamiento enPerkins y otros, 2005) y que un subgrupo de indivi- un modo más eficaz. Los expertos tienden a ver losduos con BN demuestra comportamientos impulsivos trastornos alimenticios como reflejo de conflictostales como abuso de sustancias, intentos suicidas, emocionales. Una forma para entender TA, es condaño deliberado a sí mismos, desinhibición sexual una mirada más atenta a las emociones asociadas ay hurto en tiendas (Lacey, 1993 en Perkins y otros, estos trastornos.2005). Sería de esperarse que los pacientes que Las emociones juegan un papel crucial en nuestrasexhiben tales comportamientos puedan tener una vidas cotidianas tanto en nuestro interior como en lasrelación más pobre con sus padres y, por lo tanto, interacciones con las demás personas. Las emocioneses menos probable que los impliquen en el tratamien- son factores esenciales en la creación del significado,to. Además, los individuos con BN son típicamente las opiniones y las cogniciones sobre uno mismo y lareservados sobre sus comportamientos bulímicos percepción sobre los acontecimientos. Las emociones
  14. 14. 14 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLtambién actúan como filtros en la comunicación, la bre todo emociones negativas tales como vergüenza,interacción y orientan al ser interior hacia otros dentro cólera y culpa. Podemos convenir que estos pacientesde un contexto (Dankoski, 2001). Cómo y qué senti- desarrollan formas mal-adaptativas de expresión demos determina nuestro ánimo y reacciones a ciertas sus emociones reactivas, así pues, evidentementesituaciones que vivenciamos diariamente. Los trastor- perpetúan estas emociones como síntomas de dichosnos alimenticios afectan a las personas que se sienten trastornos. Otra línea de investigación alrededor deajenas al control sobre sus propias emociones, entre las emociones se liga a alexitimia la cual es la inha-estos están comúnmente los desórdenes de ansiedad bilidad de identificar emociones y se describe cony la depresión y como manera de canalizar emociones frecuencia en pacientes que padecen de trastornosnegativas como hemos mencionado anteriormente. alimenticios. Los pacientes con alexitimia no sóloLas emociones negativas afectan la autoestima de tienen dificultades en la regulación de la emoción yuna persona, las relaciones interpersonales desa- la expresión emocional, sino que también exhibenrrollan creencias destructivas que eventualmente dificultades en el reconocimiento de la mayoría deconcluyen en comportamientos mal-adaptativos. El las emociones en general.real conocimiento o la carencia de él y del significado Una característica distintiva de los trastornos ali-de su experiencia es lo que determina en gran parte menticios es la insatisfacción corporal que se puedeel comportamiento y disfunción mal-adaptativa. asociar a la emoción de la vergüenza. Esto es sobreLa disfunción viene de una falta en el proceso de todo porque la gente con anorexia o bulimia, basa susimbolización constructiva y de la activación de los autoestima en gran medida por la aceptación de suesquemas disfuncionales de la emoción desarrollada cuerpo. Podemos entonces especular que, en el casoen la experiencia de vida (Greenberg, Rice y Elliot, de estos pacientes, una manera de mantener el con-1993). Consecuentemente, podemos presumir que trol ante una situación de tensión, es con restricciónalgo salió mal en los procesos experimentados en de alimentos. Es decir, una manera de disminuir loslas relaciones interpersonales tempranas del paciente niveles de angustia y de ansiedad es con una dietaanoréxico o bulímico y que se vieron confundidos en drástica. Y en gran parte, en el caso de pacientesla capacidad de distinguir entre emociones y hambre. BN, los síntomas tales como vomitar podrían ser losLos conflictos maritales, la pérdida de un amigo o un medios para expresar rabia. Las purgaciones sonmiembro de la familia son ejemplos de las circunstan- gesticuladas por la tensión o la infelicidad y segui-cias difíciles que, pasadas por alto, pueden accionar das a menudo por mayor infelicidad. Si unimos esteesquemas emocionales disfuncionales. Es importan- enfoque o marco de referencia al discutir trastornoste considerar experiencias anteriores así como las alimenticios, con un enfoque de los sistemas de lasituaciones actuales, para facilitar una reconstruc- familia, podemos relacionar cierta dinámica familiarción apropiada de estos esquemas emocionales. El con el tema de las emociones. Para entender esteterapeuta puede dirigir así al paciente para construir enfoque es importante ver a la familia como unnuevos significados a las experiencias de vida con sistema y no al individuo afectado por el trastornouna mejor comprensión de emociones. solamente. Las conceptualizaciones tempranas de la La terapia enfocada en la emoción de Greenberg anorexia en la adolescencia, proponen modelos de(EFT), describe tres tipos de emociones: emociones familias psicosomáticas (Minuchin, Rosman; Baker,primarias, secundarias e instrumentales (Greenberg, 1978, en Cook-Darzens, y otros, 2005). Según Grinker2002). Un trastorno alimenticio es una manera de y Spiegel (1945 en Greenberg y Safran, 1987) las fa-escaparse o un medio de distracción a emociones milias “anorexígenas”, generan a un miembro con ANmal-adaptativas. Cuando una persona no internaliza en la familia (Selvini-Palazzoli, 1978 en Cook-Darzensemociones adecuadamente, el centro de la atención y otros, 2005). Así, se sugieren patrones específicoses entonces hacia fuera, precisamente en el aspecto familiares o disfunciones en la familia que contribu-físico. Greenberg cree que si los esquemas emociona- yen al desarrollo y perpetuación del trastorno.les mal-adaptativos pueden ser reestructurados, los Uno de los autores más influyentes de la teoríaclientes desarrollarían una relación diferente con sus sistémica, Salvador Minuchin, desarrolló un modeloemociones. Además, desarrollarían diferente sentido estructural de la familia (Cook-Darzens y otros, 2005;o concepto de sí mismos, así como el manejo de sus Vidovic, Juresa, Begovac, Mahnik, y Tocilj, 2005) queemociones. identificó cinco características predominantes de las Subsiguiente a una revisión teórica de varias interacciones que mantienen el “trastorno de la soma-investigaciones, que relacionan el tema de las tización” en la estructura familiar: (1) límites difusosemociones a los trastornos alimenticios, es posible en sus subsistemas donde no están bien definidos losafirmar que éstas desempeñan un papel importante roles; (2) sobreprotección, reflejada en el alto nivel deen su desarrollo. Existe un gran nivel de dificultad en preocupación que los miembros de la familia tienenla expresión emocional en pacientes con BN y AN, so- del bienestar de los otros; (3) rigidez, caracterizada
  15. 15. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 15por una necesidad para mantener el status quo; (4) ma instancia al desarrollo de un trastorno alimenticio.evitación del conflicto, caracterizada por la negación; El dominio de sí mismo en pacientes anoréxicas y la(5) y la triangulación, ejemplo de casos en que la hija purgación constante en pacientes bulímicas es unaparticipa en conflictos maritales. manera de hacer frente a la tensión, cólera, vergüen- Una descripción típica de una familia con un za, culpa y tristeza y como una forma de expulsión demiembro anoréxico es que se manifiesta general- emociones acumuladas.mente fusionada, rígida, y dedicada al sacrificio Estos trastornos o hábitos alimenticios mal-personal. Posteriormente, podemos predecir que las adaptativos se pueden perpetuar en la edad adultafamilias que tienen un adolescente diagnosticado con temprana y ser reforzados por la presión social en laAN, evitan el conflicto, cuidan excesivamente a sus etapa universitaria. Dicha etapa (en casos donde lamiembros, y usan límites difusos en sus subsistemas. persona se va de su ciudad para asistir a la univer-En este caso, la restricción del alimento podría ser una sidad) suele ser la primera vez que el adolescentemanera de expresar un estado emocional negativo. experimenta las tareas de un adulto en relación aEn estos tipos de familias, la expresión emocional proporcionarse su alimento, dinero y de estudiar bajono es favorecida. Así, nos ayuda a comprender el sus propios medios. Si no existe una autoestima sanapor qué estos adolescentes aprenden a expresar sus y buenos hábitos alimenticios fomentados desde unaemociones negativas en una forma mal-adaptativa y edad temprana en sus propios hogares, es entoncesdesarrollan dificultades en el reconocimiento de sus muy probable que éstos empeoren una vez lejos depropias emociones. Cabe destacar también que los sus casas.expertos suelen describir a estos pacientes como La presión de ser aceptado de acuerdo al perfil deperfeccionistas. Tienden a sentirse como centros belleza propuesto por los medios, por nuestros pa-de atención y a sentir una presión externa puesta en dres, y los modelos actuales, afecta más a las chicasellos. Posteriormente, sus mayores niveles de fun- jóvenes hoy en día. Aunque muchachas adolescentescionamiento aumentan la ansiedad que genera la y las mujeres jóvenes comprendan el 90 por ciento denecesidad de mantener sus niveles inalcanzables de los casos de los trastornos alimenticios en los Esta-demanda hacia sí mismos. Está claro que los síntomas dos Unidos, según el Instituto Nacional para la Saludtales como la dificultad en el reconocimiento de la Mental, hombres y niños pueden también desarrollaremoción y la expresión emocional están asociados a estos trastornos. Los investigadores de la Facultad delos trastornos alimenticios. Siendo el alimento la ne- Medicina de la Universidad de Harvard tienen nuevoscesidad básica para sobrevivir como seres humanos, datos que sugieren que hasta un 25 por ciento depodemos sostener la hipótesis de que privándose de adultos con trastornos alimenticios son de géneroél, podría ser la manera de ejercer control y disminuir masculino. El estudio fue basado en la informaciónla angustia. obtenida de la réplica nacional de la encuesta sobre Los trastornos alimenticios han sido más frecuen- la comorbilidad, una encuesta sobre salud mental detes entre la población femenina como resultado de casi 9.000 adultos a través de los E.E.U.U. (ANRED).cómo funciona nuestra cultura. La mayoría de las in- Una investigación adicional dirigida hacia una po-vestigaciones encontradas con respecto a trastornos blación más amplia que incluya a hombres y a niñosalimenticios se enfoca sobre todo en adolescentes y es necesaria debido a la psicopatología creciente demujeres jóvenes de nivel universitario. Una razón para estos grupos en los últimos años.esto se podría atribuir a la pubertad, durante los años Además la mayoría de las investigaciones encon-de la preparatoria en los que ocurren aumentos hor- tradas muestran ejemplos clínicos principalmentemonales fluctuantes y que, consecuentemente llevan debido a la accesibilidad que se tiene de los casosa la adolescente a un mar de diferentes emociones. registrados. Con el fin de promover programas pre- Erikson a través de la teoría del desarrollo psico- ventivos, sería interesante investigar en muestrassocial, en la que considera ocho etapas que vive la no-clínicas observando a los individuos que podríanpersona a través de su vida, explica lo que vivencia el estar en peligro de caer en un TA. De manera que,adolescente típico. Durante el quinto escalón o quinta desarrollando una escala para medir niveles deetapa, Erikson define la “identidad contra la confusión afecto negativo u otras formas mal-adaptativas dede roles” (Erikson, 1968), el adolescente se muestra expresión emocional se podría tal vez proporcionarpreocupado por primera vez de cómo se presenta a conocimiento personal, evitando algún trastorno.sí mismo ante otros. Esto hace que las jóvenes ado- El acceso a estos programas podría así, ayudar alescentes sean afectadas intra-psíquicamente por sus informar, educar, y a supervisar a cualquier personacambios corporales inesperados. Esto en conjunto en riesgo. A través de dicho acercamiento, los tera-con el impacto de los medios de comunicación y con peutas podrían adquirir una mirada más atenta enla necesidad de sentirse parte del grupo, genera una las estructuras familiares y al efecto que tienen susconstante necesidad de “perfección” que lleva en últi- miembros en los hábitos alimenticios, llevando a una
  16. 16. 16 CLAUDIA V. CRUZAT MANDICH E INGRID M. CORTEZ CARBONELLreducción en los mismos. Una investigación adicional Gilbert, N. y Meyer, C. (2005b). Fear of negative evaluationes necesaria para lograr comprender detalladamente and the development of eating psychopathology: A lon-las dinámicas familiares en cuanto al desarrollo de gitudinal study among nonclinical women. International Journal of Eating Disorders, 37(4), 307-312.trastornos alimenticios con el fin de poder ofrecer unavariedad más amplia de tratamientos. Gilboa-Schechtman, E., Avnon, L., Zubery, E. y Jeczmien, P. Considerando los resultados de las investigacio- (2006). Emotional processing in eating disorders: Spe-nes presentadas en este artículo, y en común acuerdo cific impairment or general distress related deficiency?con nuestras reflexiones, es relevante estudiar los Depression and Anxiety, 23, 331- 339.efectos de las emociones en estos trastornos. Desde Godart, N. T., Perdereau, F., Rein, Z., Berthoz, S., Wallier,un punto de vista preventivo, es importante incorpo- J., Jeammet, Ph. y Flament, M. F. (2007). Comorbidityrar nuevas técnicas en ciertos programas a través de studies of eating disorders and mood disorders. Criticalestrategias de prevención que se ocupen de la resolu- review of the literature. Journal of Affective Disorders,ción del conflicto y de la expresión emocional, con el 97 (1-3), 37-49.objetivo de ayudar a estos pacientes a reconocer susemociones reactivas y a expresarlas de una manera Greenberg, L. (2002). Emotion-Focused Therapy: Coachingmás adecuada. Nuevas intervenciones terapéuticas Clients to Work Through Their Feelings. Washington, DC:que incorporen un enfoque de comprensión de las American Psychological Association Pressemociones, paralelamente con la Terapia Cognitiva Greenberg, L. y Safran, J. (1987). Emotion in Psychotherapy.Conductual, por ejemplo, en pacientes diagnostica- Affect, Cognition, and the Process of Change. New York:dos con AN o BN, podrían ayudar a tomar conciencia The Guilford Press.de las emociones subyacentes y modificar los com-portamientos que perpetúan el círculo vicioso. Greenberg, L., Rice, L. y Elliot, R. (1993). Facilitating Emo- tional Change: The Moment –by-Moment Process. New York: The Guilford Press. Hayaki, J., Friedman, M. y Brownell, K. (2002). Emotional expression and body dissatisfaction. International BIBLIOGRAFÍA Journal of Eating Disorders, 31(1), 57-62.ANRED: Anorexia Nervosa and Related EDs, Inc. Eating Hayaki, J., Friedman, M. y Brownell, K. (2002b). Shame Disorders: Not For Women Only” Timothy Gower. Joe and severity of bulimic symptoms. Eating Behaviors, Weider’s men’s fitness, 1 Dec 1994 v10 n12 p28. http: 3 (1), 73-83. //www.menstuff.org/issues/byissue/eatingdisorders. html#maleanorexia. Kucharska-Pietura, K., Nikolaou, V., Masiak, M. y Treasure, J. (2004). The recognition of emotion in the faces andBydlowski, S., Corcos, M., Jeammet, P., Paterniti, S., Ber- voice of anorexia nervosa. International Journal of thoz, S., Laurier, C., Chambry, J. y Consoli, S. (2005). Eating Disorders, 35 (1), 42-47. Emotion-Processing Deficits in Eating Disorders. Int. J. Eat. Disord., 37, 321-329. McLean, C., Miller, N. y Hope, D. (2007). Mediating social anxiety and disordered eating: The role of expressiveCook–Darzens, S., Doyen, C., Falissard, B., y Mouren, MC. suppression. Eating Disorders: The Journal of Treatment (2005). Self-perceived family functioning in 40 french fa- & Prevention, 15 (1), 41-54. milies of anorexic adolescents: Implications for therapy. European Eating Disorders Review, 13, 223 – 236. Meyer, C., Leung, N., Waller, G., Perkins, S., Paice, N. y Mitchell, J. (2005). Anger and bulimic psychopathology:Dankoski, M. E. (2001). Pulling on the heart strings: An emo- Gender differences in a nonclinical group. International tionally focused approach to family life cycle transitions. Journal of Eating Disorders, 37 (1), 69-71. Journal of Marriage and Family Therapy, 21, 57–75. Overton, A., Selway, S. Strongman, K. y Houston, M. (2005).Erikson, E.H. (1968). Identity: Youth and Crisis. New York: Eating Disorders: The Regulation of Positive as well as Norton. Negative Emotion Experience. Journal of Clinical Psy- chology in Medical Settings, 12 (1), 39-56.Forbush, K. y Watson, D. (2006). Emotional inhibition and personality traits: A comparison of women with Perkins, S., Schmidt, U., Eisler, I., Treasure, J., Yi, I., Winn, S., anorexia, bulimia, and normal controls. Annals of Clinical Robinson, P., Murphy, R., Keville, S., Johnson-Sabine, E., Psychiatry, 18 (2), 115-121. Jenkins, M., Frost, S., Dodge, L. y Berelowitz, M. (2005). Why do adolescents with bulimia nervosa choose notGilbert, N. y Meyer, C. (2005). Fear of negative evalua- to involve their parents in treatment? Eur Child Adolesc tion and eating attitudes: A replication and extension Psychiatry, 14, 376- 385. study. International Journal of Eating Disorders, 37(4), 360-363.
  17. 17. EXPRESIÓN EMOCIONAL, AFECTO NEGATIVO, ALEXITIMIA, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD EN MUJERES JÓVENES CON TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN... 17Sim, L. y Zeman, J. (2005). Emotion Regulation Factors as Mediators Between Body Dissatisfaction and Bulimic Symptoms in Early Adolescent Girls. Journal of Early Adolescence, 25 (4), 478-496.Urrejola, P. (2005). Trastornos nutricionales. Lección 9 presentada en el curso salud y desarrollo del adoles- cente de la Universidad Católica de Chile. Módulo 3. Extraída el 30 Mayo de 2005 de la World Wide Web http:// escuela .med.puc.cl /paginas/OPS/ curso /Lecciones/Leccion09 /M3L9 Figura02 .html.Vidovic, V., Juresa, V., Begovac, I., Mahnik, M. y Tocilj, G. (2005). Perceived family cohesion, adaptability and communication in eating disorders. European Eating Disorders Review, 13, 19 – 28.Waller, G., Babbs, M., Milligan, R., Meyer, C., Ohanian, V. y Leung, N. (2003). Anger and core beliefs in the eating disorders. International Journal of Eating Disorders, 34 (1), 118-124.Whiteside, U., Chen, E., Neighbors, C., Hunter, D., Lo, T. y Larimer, M. (2007). Difficulties regulating emotions: Do binge eaters have fewer strategies to modulate and tolerate negative affect?. Eating Behaviors, 8 (2), 162-169.Zonnevijlle-Bender, M. J. S., van Goozen, S. H., Cohen- Kettenis, P. T., van Elburg, A., y van Engeland, H. (2002). Do adolescent anorexia nervosa patients have deficits in emotional functioning?. European and Adolescent Psychiatry, 11(1), 38-42.Zonnevylle-Bender, M., van Goozen, S., Cohen-Kettenis, P., van Elburg, A. y van Engeland, H. (2004). Emotional functioning in adolescent anorexia nervosa patients: A controlled study. European Child & Adolescent Psy- chiatry, 13 (1), 28-34. Abstract: This paper is a theoretic revision of previous research, which re-evaluates in depth the relationship of eating disorders with certain emotions in patients who suffer from Bulimia and Anorexia Nervosa. Furthermore, it seeks to answer questions guided towards emotional expression and regulation in eating disorders, levels of alexithymia, anxiety and depression, as well as the effects of shame and guilt in such disorders. The main objective is a broader comprehension of emotions related to eating disorders in order to aid during intervention and prevention. The idea is to coach the process through an improved understanding of their emotions and thus providing a healthier way to express them.
  18. 18. 19 DIAGNÓSTICO Y EVALUACIÓN DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES Y SUS PERTURBACIONES Mariana Maristany* Resumen Este artículo tiene por objetivo describir los diferentes métodos de evaluación y diagnóstico de las relaciones interpersonales y sus perturbaciones. Se realiza una revisión teórica de los modos de conceptualizar qué es una relación interpersonal y cómo evoluciona el desarrollo de los patrones interpersonales en niños y adultos. La psicología cognitiva y las teorías del apego son aportes fundamentales para su estudio. Por otro lado, nos centraremos en el problema del diagnóstico, ya que no contamos con clasifi- caciones consensuadas en torno a este tema. Se presentarán modelos dimensionales de diagnóstico como una alternativa. Finalmente, se describirán diversos instrumentos de evaluación de patrones de apego y relaciones interpersonales que pueden ser administrados tanto para consultas individuales como familiares y de pareja. Durante mucho tiempo, los modelos de trabajo familiar rechazaron los métodos de evaluación ya que eran un modo de etiquetar al individuo y no contemplar la dinámica familiar. En la actualidad este tipo de instrumentos ya son de gran utilidad en el ámbito clínico. Se incluyen instrumentos utilizados y adaptados en nuestro país, sus ventajas y desventajas. Palabras claves: Relaciones interpersonales, familia, evaluación, instrumentos. Key words: Interpersonal relationship, family, assessment, test. Introducción problemas y que siempre se está quejando por todo. No se entienden, Karina se irrita y pelea, y él se siente Carlos de 34 años, no se siente satisfecho con el desanimado, sin energías.tipo de relaciones que establece. Se siente distante,inseguro y siente que no encuentra en quién confiar, Cada uno de estos casos pueden ser motivos parano puede contar lo que íntimamente le ocurre, su realizar una consulta psicoterapéutica. En cada unosoledad afectiva se hace insoportable. Puede estar de ellos los problemas interpersonales se encuentranen reuniones, parecer sociable, pero sentirse muy en el foco de la consulta. En el primer caso, Carlosdistante emocionalmente. muestra patrones de relación insatisfactorios. ¿Di- chos patrones son el producto de una perturbación Beatriz, tiene muchas dificultades para comuni- individual crónica que organiza sus relaciones decarse con su hija adolescente. Desde hace unos me- este modo? ¿Son patrones estables o se han idoses su hija se dirige a ella agresivamente, cosa que la modificando? En el caso de los problemas de rela-irrita y terminan peleando. Hasta hace poco tiempo, ción materno-filiales, ¿los problemas relacionales sesu hija era cariñosa, expresiva y compañera. encuentran ligados a problemas en la dinámica fami- liar o son una consecuencia directa de los cambios evolutivos adolescentes?, ¿se modifican las alianzas, Karina y Eduardo se casaron hace 4 años, ella las fronteras, la comunicación y la cohesión familiar?siente que Eduardo no la escucha ni se interesa por Finalmente, en el último caso los problemas de re-sus cosas. Eduardo siente que Karina lo abruma con lación interpersonal, afectan la relación de pareja, *Mariana Maristany ¿es un problema de comunicación o de motivación Fundación Aiglé. Virrey Olaguer y Feliú 2679 interpersonal insatisfecha? E-Mail: fundacion@aigle.org.ar REVISTA ARGENTINA DE CLINICA PSICOLOGICA XVII p.p. 19-36 © 2008 Fundación AIGLE. REVISTA ARGENTINA Vol. XVII 1 ABRIL 2008 DE CLINICA PSICOLOGICA

×