Análisis de la Sentencia:     CODELCO CHILE con FERNANDO VIAL AMSTRONG                             “Constitución de Servid...
Considerandos:La Constitución Política de la República en su artículo 19 Nº 24 inciso 6º, contempla la sujeción delos pred...
establecer limitaciones sobre predios superficiales, siendo estos contiguos o lejanos, mientras estossean parte de la expl...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

CODELCO CHILE con FERNANDO VIAL AMSTRONG

1,161

Published on

Análisis de Sentencia.
http://derechounapvic.cl

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,161
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

CODELCO CHILE con FERNANDO VIAL AMSTRONG

  1. 1. Análisis de la Sentencia: CODELCO CHILE con FERNANDO VIAL AMSTRONG “Constitución de Servidumbres”Este análisis recae sobre una sentencia emitida por la Corte de Apelaciones de Rancagua, fechadaveintitrés de octubre de dos mil ocho, sobre un Recurso de Apelación. Las partes intervinientesfueron: Codelco Chile, división El Teniente (demandante), con Fernando Vial Amstrong(demandado).Hechos:La Corporación Nacional del Cobre de Chile, División “El Teniente”, dueña de las pertenenciasmineras de explotación coya 4 al 489, que cubren terrenos superficiales abiertos y sin cultivo.Solicita para una conveniente y cómoda explotación de la mina “El Teniente”, constituir una seriede servidumbres mineras de ocupación, acueducto, postación y tránsito sobre parte del prediosuperficial denominada “El Peumal”, colindante con el embalse de relave ubicado dentro de losterrenos que forman parte de la concesión minera.La negativa del demandado a la constitución de las servidumbres se ha fundado en lo siguiente:1. que, las servidumbres solicitadas requieren de la autorización expresa del dueño del predio y2. que estas servidumbres son improcedentes, por cuanto el terreno del particular, no es un predio superficial vinculado al área de concesión minera “El Teniente”, no cumpliendo así con los fines de las servidumbres, siendo éstas innecesarias.No obstante, el fundo “El Peumal” se encuentra ubicado fuera del área de concesión de la mina “ElTeniente”, éste es colindante con el embalse de relaves “Cauquenes”, perteneciente al área deexplotación de la concesión minera.Resolución de la Corte de Apelaciones de Rancagua:La Corte ha rechazado el recurso deducido, confirmando lo dicho por el tribunal inferior en loconcerniente a la autorización judicial, la cual no puede suplir aquella que necesariamente debe serotorgada por el dueño, tratándose de predios superficiales que poseen plantaciones y árbolesfrutales.Integrantes de Grupo:Astrid Barría, Miriam Millañir, Juan Carlos Villa, David Saavedra 1
  2. 2. Considerandos:La Constitución Política de la República en su artículo 19 Nº 24 inciso 6º, contempla la sujeción delos predios superficiales a las limitaciones al dominio para facilitar, entre otros, la explotaciónminera. Entendiéndose por predios superficiales, según la doctrina (basándose en la historia de laley que ha sido aceptada en la Jurisprudencia de los Tribunales Superiores) no sólo el abarcado porel predio dominante, sino que todos los demás, sean vecinos o distantes, que se requieran paracumplir los fines propios de las servidumbres. Frente a esto la Ley Orgánica Constitucional Nº18.097 de Concesiones Mineras en su artículo 7º, entrega a todo concesionario minero la facultad decatar y cavar en tierras de cualquier dominio, estableciendo eso si como requisito previo laautorización del sueño del suelo o de la autoridad correspondiente.Si bien, el artículo 15 del Código de Minería se refiere puntualmente a las facultades de catar ycavar, limitando el ejercicio de estas facultades en terrenos plantados con árboles frutales, cuyoejercicio sólo se puede verificar con la anuencia expresa del dueño. La autorización a que se refiereel mencionado artículo se hace extensiva al concesionario, sea de exploración o explotación, esto,en base a lo que señala el artículo 17 del Código de Minería “Sin perjuicio de los permisos de quetrata el artículo 15, para ejecutar labores mineras…” haciendo una referencia general de laslabores mineras, comprendiéndose en estas no sólo las de catar y cavar, sino también las de explorary explotar. A lo anterior, cabe consignar que el artículo 123 del Código de Minería al señalar que laautorización puede ser consensuada o por resolución judicial, no está diciendo que está procede encualquier circunstancia , sino sólo en los casos en que esté contemplada como supletoria de la deldueño, de manera que según la disposición del inciso final del artículo 15 del mencionado Código,la única autorización posible es la del dueño, ante lo cual no resulta procedente suplirla por el juezcuando aquel se niega a autorizar la servidumbre.Por último, el artículo 19 del Código exige para la constitución de servidumbres mineras permisodel dueño del predio plantado con árboles, de tal manera que si dicho permiso no ha sido otorgado,la autorización judicial es improcedente.Critica:En la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Rancagua ratificó el fallo dictado por eltribunal de inferior, en la aplicación de las normas en que fundamenta el fallo denotamos unalimitación en los artículos: 14, 15,16,17 y 116 del Código de Minería y de la Ley de Minería,artículos: 7, 8, 11, limitando con esto el derecho que posee un titular de concesión minera deIntegrantes de Grupo:Astrid Barría, Miriam Millañir, Juan Carlos Villa, David Saavedra 2
  3. 3. establecer limitaciones sobre predios superficiales, siendo estos contiguos o lejanos, mientras estossean parte de la explotación minera que se lleva a cabo. Específicamente esto lo vemos en laaplicación del artículo 14 y 15 del Código de Minería, correspondientes a catar y cavar.De acuerdo a la sentencia dictada por la corte de apelaciones de Rancagua, esta aplica el artículo 15inc. Final: “…con todo, tratándose de casas y sus dependencias o de terrenos plantados de vides oárboles frutales, solo el dueño podrá otorgar el permiso.”, con lo cual, la Corte está aplicandoerróneamente el artículo, ya que este se refiere exclusivamente a las facultades de catar y a cavarcomo lo dice en su inciso 1º, y no se relaciona con lo que pide el demandante, lo cual es: laaplicación de una servidumbre sobre un predio superficial. Que por lo demás es un derecho quecorresponde al titular de la concesión minera constituida, esto con el fin de una cómoda yconveniente exploración de una mina, esto se plasma en el artículo 120 del Código de Minería ensus numerales 1, 2, y 3 respectivamente. El art.19 numero 24 inc.6 de la Constitución Política de laRepública: “reconoce al titular de una concesión minera el derecho de establecer limitaciones aldominio sobre los predios superficiales”, entendiéndose por tales, los predios vecinos y losdistantes que se requieran para cumplir los fines propios de la servidumbre. Si el dueño de un predioniega el permiso para establecer una servidumbre, se estaría limitando el derecho que posee eltitular de una concesión minera, en relación con lo que señala el art. 8 de LOC de concesionesmineras: “Los titulares de concesiones mineras tienen derecho a que se constituyan lasservidumbres convenientes a la exploración y explotación mineras.”, el que se refiere al derechodel titular de una concesión minera constituida.Integrantes de Grupo:Astrid Barría, Miriam Millañir, Juan Carlos Villa, David Saavedra 3

×