08.03.2014
Señor, hay ocasiones en que te siento
fuerte en mí, otras en que no me
siento capaz de nada; días en que Tú eres
mi fortal...
Hay días en que creo que mis brazos
pueden ser refugio para otros,
para acoger a quien se siente
hambriento de prójimo,
y ...
Gure Aita, zeruetan zerana,
santu izan bedi zure izena,
etor bedi zure erreinua,
egin bedi zure naia,
zeruan bezela lurrea...
Proclamación del texto
íntegro del Sermón de la
Montaña (Mt 5, 1 – 7, 28)
Se puede elegir otra forma (película,...)
Las bienaventuranzas ¿son un programa para
la actividad moral humana, un catálogo de normas?
¿O la buena noticia de lo que...
Las bienaventuranzas se deben comprender y
leer partiendo de las partes finales, que expresan
la base de todo lo que prece...
1.- Dios, todopoderoso rey y pastor, está totalmente de vuestra parte.
2.- Dios os consolará, esto es, cambiará definitiva...
No podemos olvidar las segundas partes de
las Bienaventuranzas: hacen presente que este obrar
divino no alcanza su eficaci...
1.- Podéis se conscientes de vuestra pobreza, no debéis
negarla, porque Dios todopoderoso está de vuestra parte.
2.- Podéi...
5.- Podéis perdonar a vuestros deudores y tener toda
clase de misericordia, no debéis estar cerrados,
concentrados angusti...
La acción de Dios funda tanto la
bienaventuranza como la acción humana y, de
hecho, se presenta como elemento principal. Q...
«1Viendo a las muchedumbres, subió al monte, se
sentó y se le acercaron los discípulos. 2Y,
abriendo su boca, les enseñaba...
7Bienaventurados los misericordiosos, porque
alcanzarán misericordia.
8Bienaventurados los limpios de corazón, porque verá...
Bienaventurados
Oscar Silva
http://www.youtube.com/watch?v=gUDKCItLqnc
 ¿Las Bienaventuranzas sólo son
promesa de felicidad para la vida
futura?
 ¿Cuál de las Bienaventuranzas tiene
más peso ...
Felices los que siguen
tu senda Señor,
los que se atreven
a andar tras sus pasos,
a superar las dificultades del camino,
a...
Felices los que se apresuran
a salir a tu encuentro
en el que sufre.
Felices los que dan la vida por los
demás, los que tr...
21Habéis oído que fue dicho a los antiguos: ‘No matarás’;
y el que mate será reo ante el tribunal. 22Pero yo os digo:
todo...
27Habéis oído que fue dicho: ‘No cometerás adulterio’.
28Pero yo os digo: todo el que mire a una mujer
deseándola, ya come...
33También habéis oído que fue dicho a los antiguos: ‘No
perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos’. 34Pero
yo...
43Habéis oído que fue dicho: ‘Amarás a tu prójimo y
odiarás a tu enemigo’. 44Pero yo os digo: amad a
vuestros enemigos y o...
Alégrense – Preocúpense
Luis Guitarra.
http://www.youtube.com/watch?v=_gM04OwERC4
 De las propuestas de Jesús para
llevar a plenitud la ley:
• ¿Cuál me interpela más
directamente? ¿Por qué?
• ¿Qué cambio...
Felices los que caminan juntos,
en la búsqueda comunitaria de
tu Reino de fraternidad abierta .
Felices los que siempre es...
Felices los que trabajan
con los pobres.
Desde los pobres.
Junto a los pobres.
Con corazón de pobre.
Felices los que viven...
«19No os atesoréis tesoros en la tierra, donde la polilla y la
carcoma los corroen y donde los ladrones abren boquetes
y r...
25Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida,
qué comeréis o qué beberéis, ni por vuestro cuerpo, con
qué os ...
30Pues si la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa
al horno Dios la viste así, ¿no lo hará mucho más
con vosotros,...
No podéis servir
a Dios y al dinero
Mt 6, 24
Dios y dinero (Editorial Verbo Divino)
http://www.youtube.com/watch?v=OUqU80e...
Revisemos el lugar que
ocupan en nuestra
vida Dios y el dinero:
 ¿En qué medida comparto mis bienes con
los pobres?
- dan...
Señor, ayúdanos a no
rendir culto al dinero;
enséñanos la astucia y
la lucidez de invertir nuestros
bienes, tus bienes,
en...
Ayúdanos a reconocer que
con dinero se pueden
tener cosas,
pero solo amando a las personas
podemos llegar a ser felices.
S...
24Todo el que oye mis palabras y las hace
será como un hombre sensato que
edificó su casa sobre roca. 25Y cayó la
lluvia, ...
La casita sobre la roca
Grupo Valivan
http://www.youtube.com/watch?v=jckJ9lxEFn0
Si la fortaleza es poner por obra las
palabras que escuchamos a Jesús:
¿Yo estoy edificando
mi vida cristiana
sobre roca ...
Te agradecemos, Señor,
este encuentro de oración,
en el que nos recuerdas
que Tú eres la roca firme
sobre la que podemos
e...
QUE LA CUARESMA SEA
UN VERDADERO
CAMINO DE
CONVERSIÓN
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
El Sermon de la Montaña en clave de Crisis
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El Sermon de la Montaña en clave de Crisis

931 views

Published on

Encuentro sobre el Sermón de la Montaña en clave de crisis

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
931
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
270
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Sermon de la Montaña en clave de Crisis

  1. 1. 08.03.2014
  2. 2. Señor, hay ocasiones en que te siento fuerte en mí, otras en que no me siento capaz de nada; días en que Tú eres mi fortaleza, mi baluarte, mi roca, mi seguridad, mi resurrección; otros en que eres mi grito, mi llanto, mi cruz y mi herida, y otros en que ni te siento.
  3. 3. Hay días en que creo que mis brazos pueden ser refugio para otros, para acoger a quien se siente hambriento de prójimo, y otros en que esos brazos míos ni se levantan para pedir ayuda. Dame, Señor, tu fuerza y firmeza para que siempre viva fundamentado en ti. Tú que vives y reinas por lo siglos de los siglos. Amén
  4. 4. Gure Aita, zeruetan zerana, santu izan bedi zure izena, etor bedi zure erreinua, egin bedi zure naia, zeruan bezela lurrean ere. Emaiguzu gaur egun ontako ogia, barkatu gure zorrak, guk ere gure zordunai barkatzen diegun ezkero; eta ez gu tentaldira eraman, bainan atera gaitzazu gaitzetik.
  5. 5. Proclamación del texto íntegro del Sermón de la Montaña (Mt 5, 1 – 7, 28) Se puede elegir otra forma (película,...)
  6. 6. Las bienaventuranzas ¿son un programa para la actividad moral humana, un catálogo de normas? ¿O la buena noticia de lo que Dios realiza a favor de las personas? ¿Son ley o son evangelio? Primariamente las Bienaventuranzas son evangelio, buena noticia para las personas, de parte de Dios. Ellas explicitan el significado del anuncio de Jesús: “Se ha avecinado el reino de los cielos” (Mt 4, 17) y muestran lo que Dios está dispuesto a hacer por las personas, qué futuro realizará para ellas y qué posibilidades, ya desde ahora, ha abierto.
  7. 7. Las bienaventuranzas se deben comprender y leer partiendo de las partes finales, que expresan la base de todo lo que precede. Esas partes finales abren la mirada a la plenitud de las acciones salvíficas de Dios, revelan un futuro y un cumplimiento que las personas no podemos ni imaginar, constituyen una verdadera buena noticia. Leyendo en continuidad tales partes finales, recibimos este MENSAJE:
  8. 8. 1.- Dios, todopoderoso rey y pastor, está totalmente de vuestra parte. 2.- Dios os consolará, esto es, cambiará definitivamente vuestro destino doloroso por una existencia de alegría 3.- Dios, vuestro Padre, mediante testamento, ha destinado para vosotros la tierra, el espacio de una vida tranquila y segura. 4.- Dios os saciará, os asegurará la plenitud de la vida. 5.- Dios tendrá misericordia de vosotros, os perdonará todas vuestras culpas. 6.- Dios saldrá de su estado velado y escondido y se os presentará en un encuentro personal inmediato. 7.- Dios os reconocerá como sus verdaderos hijos, os hará entrar en su familia. 8. - Dios todopoderoso rey y pastor, está totalmente de vuestra parte.
  9. 9. No podemos olvidar las segundas partes de las Bienaventuranzas: hacen presente que este obrar divino no alcanza su eficacia sin las personas o, aún menos, contra las personas, porque la actitud y el comportamiento humanos son de una importancia decisiva. La acción de Dios constituye la base y la condición posibilitadora de unas tales acciones o actitudes humanas. Las personas que aceptan con fe el mensaje sobre Dios y que hacen experiencia de ese Dios que se halla en el corazón del Sermón de la Montaña, el Dios Padre Providente, llegan a ser capaces de actuar y de vivir así:
  10. 10. 1.- Podéis se conscientes de vuestra pobreza, no debéis negarla, porque Dios todopoderoso está de vuestra parte. 2.- Podéis dejaros alcanzar por los sufrimientos, no debéis endureceros, porque Dios os consolará. 3.- Podéis ser mansos, no debéis afirmaros con la violencia, porque Dios ya ha destinado para vosotros la tierra, el espacio de vida 4.- Podéis orientar todo vuestro hambre y sed hacia la justicia, no debéis preocuparos con afán de las necesidades terrenas, porque Dios os asegura la plenitud de vida.
  11. 11. 5.- Podéis perdonar a vuestros deudores y tener toda clase de misericordia, no debéis estar cerrados, concentrados angustiosamente en vuestro propio interés, porque Dios es generoso con vosotros. 6.- Podéis ser puros de corazón, determinados sólo por la voluntad de Dios, no debéis tener otros intereses, porque Dios os hará el don de tener un encuentro inmediato con Él. 7.- Podéis empeñaros por la paz, no debéis devolver las ofensas y los sufrimientos recibidos, porque Dios os hace entrar en su familia. 8. – Podéis soportar el rechazo hasta la muerte, no debéis ceder a las presiones de los hombres para salvaros, porque Dios todopoderoso está de vuestra parte.
  12. 12. La acción de Dios funda tanto la bienaventuranza como la acción humana y, de hecho, se presenta como elemento principal. Quien cree en ese Dios y quien se aventura a caminar por la senda marcada en las bienaventuranzas se puede considerar feliz, puede ser declarado y reconocido como dichoso, porque sabe de quién se ha fiado. Las tres partes, entonces, son esenciales y no se puede renunciar a ninguna de ellas. Pero el primer puesto concierne y pertenece a la acción de Dios. Por eso, el mensaje que lo proclama es, desde el principio, Buena Noticia, EVANGELIO.
  13. 13. «1Viendo a las muchedumbres, subió al monte, se sentó y se le acercaron los discípulos. 2Y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo: 3“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. 4Bienaventurados los que lloran, porque serán consolados. 5Bienaventurados los mansos, porque heredarán la tierra. 6Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
  14. 14. 7Bienaventurados los misericordiosos, porque alcanzarán misericordia. 8Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios. 9Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. 10Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. 12Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa es grande en los cielos; porque de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.
  15. 15. Bienaventurados Oscar Silva http://www.youtube.com/watch?v=gUDKCItLqnc
  16. 16.  ¿Las Bienaventuranzas sólo son promesa de felicidad para la vida futura?  ¿Cuál de las Bienaventuranzas tiene más peso mi experiencia de vida cristiana?  En la sociedad y cultura actual ¿Qué significado tienen las Bienaventuranzas?
  17. 17. Felices los que siguen tu senda Señor, los que se atreven a andar tras sus pasos, a superar las dificultades del camino, a vencer los cansancios de la marcha. Felices los que caminan abriendo sendas nuevas para que otros te sigan con entusiasmo y continúen tu obra en el mundo, Señor.
  18. 18. Felices los que se apresuran a salir a tu encuentro en el que sufre. Felices los que dan la vida por los demás, los que trabajan por la justicia, los que entregan su vida para que otros vivan más y mejor; los que con su esfuerzo abren sendas de nueva humanidad en un mundo cargado de egoísmo.
  19. 19. 21Habéis oído que fue dicho a los antiguos: ‘No matarás’; y el que mate será reo ante el tribunal. 22Pero yo os digo: todo el que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; y el que llame a su hermano ‘insensato’, será reo ante el sanedrín; y el que le llame ‘imbécil’ será reo de la gehenna de fuego. 23Así pues, si vas a presentar tu ofrenda al altar y recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, 24deja tu ofrenda allí, ante el altar, y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve y presenta tu ofrenda. 25Ponte a buenas con tu adversario rápido, mientras vas con él por el camino, no sea que el adversario te entregue al juez y el juez al alguacil, y seas llevado a la cárcel. 26En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo.
  20. 20. 27Habéis oído que fue dicho: ‘No cometerás adulterio’. 28Pero yo os digo: todo el que mire a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. 29Si tu ojo derecho te escandaliza, sácalo y arrójalo de ti; porque más te vale que se pierda uno de tus miembros que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna. 30Y si tu mano derecha te escandaliza, córtala y arrójala de ti; porque más te vale que uno de tus miembros se pierda que no que todo tu cuerpo vaya a parar a la gehenna. 31También fue dicho: ‘El que repudia a su mujer, que le dé acta de divorcio’. 32Pero yo os digo: todo el que repudia a su mujer, excepto en caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.
  21. 21. 33También habéis oído que fue dicho a los antiguos: ‘No perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos’. 34Pero yo os digo: no juréis en absoluto; por el cielo no, porque es el trono de Dios; 35por la tierra tampoco, porque es el estrado de sus pies; por Jerusalén tampoco, porque es la ciudad del gran rey; 36no jures tampoco por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco ni negro un solo pelo. 37Sea vuestro lenguaje ‘sí, sí’, ‘no, no’; lo que sobrepasa de ahí viene del mal. 38Habéis oído que fue dicho: ‘Ojo por ojo y diente por diente’. 39Pero yo os digo: no resistáis al mal. Al contrario, al que te abofetea en tu mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40y al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, déjale también la capa; 41y a quien te fuerza a caminar una milla, acompáñalo dos; 42al que te pide, da; y al que quiere que tú le prestes, no le vuelvas la espalda.
  22. 22. 43Habéis oído que fue dicho: ‘Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo’. 44Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen, 45para que lleguéis a ser hijos de vuestro Padre del cielo, que hace salir el sol sobre malos y buenos y hace llover sobre justos e injustos. 46Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿no hacen lo mismo los publicanos? 47y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de sobreabundante? ¿no hacen lo mismo los paganos? 48Así pues, seréis perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto».
  23. 23. Alégrense – Preocúpense Luis Guitarra. http://www.youtube.com/watch?v=_gM04OwERC4
  24. 24.  De las propuestas de Jesús para llevar a plenitud la ley: • ¿Cuál me interpela más directamente? ¿Por qué? • ¿Qué cambio de actitud exigen en mi relación con el prójimo?  ¿Cuál de esas propuestas hemos de proponer la comunidad cristiana hoy con más fuerza? ¿Por qué?
  25. 25. Felices los que caminan juntos, en la búsqueda comunitaria de tu Reino de fraternidad abierta . Felices los que siempre están dispuestos a ayudar, los que piensan primero en el hermano y encuentran su alegría y el sentido de la vida en trabajar por los demás, por el Reino de Dios. Felices los que encuentran al Señor vivo en medio de nosotros y saben reconocerlo en el rostro de los pobres.
  26. 26. Felices los que trabajan con los pobres. Desde los pobres. Junto a los pobres. Con corazón de pobre. Felices los que viven solidarios, los que aman al hermano concreto y no se quedan en palabras sino que muestran su amor verdadero en obras de vida, de compañía y de entrega sincera.
  27. 27. «19No os atesoréis tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los corroen y donde los ladrones abren boquetes y roban; 20atesoraos tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni carcoma que corroan ni ladrones que abran boquetes y roben. 21Porque donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón. 22La lámpara del cuerpo es el ojo. Así que si tu ojo es sincero, todo tu cuerpo estará luminoso. 23Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Así que si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá! 24Nadie puede servir a dos señores; porque odiará a uno y amará al otro, o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero.
  28. 28. 25Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento y el cuerpo más que el vestido? 26Mirad las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni recogen en graneros: y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? 27¿Quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a su estatura? 28Y del vestido ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen: no se afanan ni hilan;29pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos.
  29. 29. 30Pues si la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno Dios la viste así, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? 31Así que no andéis preocupados diciendo: ‘¿Qué vamos a comer? ¿Qué vamos a beber? ¿Con qué vamos a vestirnos?’. 32Porque por todas estas cosas se afanan los gentiles; porque ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. 33Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. 34Así que no os preocupéis por el mañana, porque el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal.
  30. 30. No podéis servir a Dios y al dinero Mt 6, 24 Dios y dinero (Editorial Verbo Divino) http://www.youtube.com/watch?v=OUqU80eT8NI
  31. 31. Revisemos el lugar que ocupan en nuestra vida Dios y el dinero:  ¿En qué medida comparto mis bienes con los pobres? - dando de lo que me sobra - siendo más austero - privándome de algo - destinando a ellos una parte de mis bienes…  ¿Qué podemos hacer para lograr un cambio de modelo económico en nuestra sociedad? (Consumo responsable, banca ética, ecología, comercio justo …)
  32. 32. Señor, ayúdanos a no rendir culto al dinero; enséñanos la astucia y la lucidez de invertir nuestros bienes, tus bienes, en los pobres y necesitados. Haznos comprender que con dinero se compra la diversión, pero no la alegría; se compra una casa, pero no un hogar; se compran tranquilizantes, pero no la paz.
  33. 33. Ayúdanos a reconocer que con dinero se pueden tener cosas, pero solo amando a las personas podemos llegar a ser felices. Señor, haznos comprender que no podemos servir a Dios y al dinero
  34. 34. 24Todo el que oye mis palabras y las hace será como un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. 25Y cayó la lluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba cimentada sobre roca. 26Y todo el que oye mis palabras y no las hace será como un hombre necio que edificó su casa sobre arena. 27Y cayó la lluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, e irrumpieron contra aquella casa; y se cayó, y era grande su ruina.
  35. 35. La casita sobre la roca Grupo Valivan http://www.youtube.com/watch?v=jckJ9lxEFn0
  36. 36. Si la fortaleza es poner por obra las palabras que escuchamos a Jesús: ¿Yo estoy edificando mi vida cristiana sobre roca o sobre arena?
  37. 37. Te agradecemos, Señor, este encuentro de oración, en el que nos recuerdas que Tú eres la roca firme sobre la que podemos edificar sólidamente nuestra vida. Ayúdanos, Señor, a acoger tu Palabra y ponerla por obra para mantenernos firmes como discípulos tuyos en medio de las dificultades. Amén.
  38. 38. QUE LA CUARESMA SEA UN VERDADERO CAMINO DE CONVERSIÓN

×