15 mitos del empresario
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

15 mitos del empresario

on

  • 6,090 views

 

Statistics

Views

Total Views
6,090
Views on SlideShare
6,090
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
35
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    15 mitos del empresario 15 mitos del empresario Presentation Transcript

    • MITO 1. Los empresarios no analizan.Esta concepción es muy generalizada e incluso, con granfrecuencia, los mismos empresarios plantean un despreciopor los métodos de análisis formal cuando dicen: “Yo paramis negocios, no hice nunca un estudio”. La verdad esdistinta, los empresarios exitosos por una largo período, nojuegan a la ruleta rusa, no se arriesgan por corazonadas opor impulsos emocionales. Ellos analizan muy bien laoportunidad, la miran por todos lados, la evalúan con unsoftware mental que ya tienen estructurado y que recibedatos por todos los sentidos; calculan cuidadosamente susmovimientos antes de actuar.La verdad es que ese software mental y esa lecturasensorial de datos forman parte del desarrollo delempresario, en muchos casos logrado a tropezones, y casisiempre es muy particular para ciertos tipos de negocio enlos cuales él tiene experiencia.
    • MITO 2. Los empresarios nacen, no se hacen.Esta frase ha sido repetida muchas veces pero no sólo para elcaso de los empresarios, sino también para políticos,diplomáticos, artistas, gerentes, deportistas, etcétera, y en todoslos casos se ha demostrado errada.Existe evidencia clara de que muchos empresarios no tienenancestro empresarial, entendido esto como hijos de padresempresarios, y muchos de los que no son empresariosprovienen de padres empresarios.El ser empresario implica unos atributos y unos conocimientosque son adquiridos y aprendidos. La verdad es que losempresarios se forjan mediante aprendizaje y experienciaseducativas que combinan en proporciones diversas lo formal yno formal. Nadie va a negar que se requiere salud, energía, unpoco de inteligencia, características biológicas necesarias perono suficientes; tampoco se va anegar que se precisanconocimientos y habilidades que no se dan al nacer sino que sedesarrollan en función del ambiente en que se viva: iniciativa,toma de decisiones, capacidad de riesgo, creatividad, etcétera.
    • MITO 3. El empresario clásico o puro.Existe la creencia de que sólo es empresario quien cumpletodos los requisitos que se puedan formular sobre losprocesos empresariales o sobre las característicasempresariales, y esto lleva a posiciones ingenuas comoaquella que afirma que quien no parte de una invención ode alta tecnología no es empresario. La verdad es queexisten empresarios que cumplen todas las característicasdel modelo ideal, pero también hay muchas excepciones.Lo que define a un empresario es su perspectivaempresarial, y por esos tanto el empresario rural como elde alta tecnología lo son, no por la tecnología o mercadosque manejan, sino por su perspectiva empresarial.
    • MITO 4. Todo lo que se necesita es dineroEsta es la disculpa más frecuente de quienes no sonempresarios para explicar su falta de creatividad, decisióne iniciativa. A veces en esta disculpa hasta el gobierno cae.Una de las habilidades empresariales, es identificar yconseguir recursos, y entre ellos recursos financieros. Otroaspecto suficientemente documentados en investigacionesa nivel mundial es que, en genera, la mayoría del dineroque se invierte para empezar una empresa proviene deahorros personales, de los familiares y de los amigos.Incluso muchas veces la abundancia de dinero más queuna ayuda es un perjuicio, pues no se valoran lasdecisiones y se cometen grandes desperdicioseconómicos.
    • MITO 5. El empresario es falto de preparación.Este concepto se escucha y hay evidencias como estas:“Si usted mira a los empresarios famosos de hay, que talvez empezaron sus negocios en 1950, se da cuenta deque ellos no fueron a la universidad y tal vez ni siquiera albachillerato”; y, claro, uno puede continuar y afirmar: “Siusted mira los empresarios de 1900, ellos no fueron nisiquiera a la escuela primaria”.Indudablemente, esto es falaz, pues se olvida de lascaracterísticas de la población del país; en 1950 elporcentaje de ciudadanos latinoamericanos queterminaban bachillerato era mínimo, el número de empleosdisponibles también era mínimo. Por tanto, lo normal eraque los empresarios tuvieran como característica no haberido a la universidad.
    • MITO 6. Los empresarios son los fracasadosEn Latinoamérica existe una tendencia muy marcada aasociar factores de degradación con una persona de éxito,y esta pasa con los empresarios: despido del trabajo, bajorendimiento académico, divorciados, revolucionarios,etcétera; pero no se acostumbra mirar los factorespositivos o las razones por las cuales se dieron los factoresnegativos.Una persona pudo haber sido un mal estudiante, porqueestudió algo que no le gustaba, que le fue impuesto o quefue su única alternativa, pero un día encontró la forma dedesarrollar su verdadero potencial y lo hizo. ¿Qué sentidotiene analizar que fue mal estudiante?
    • MITO 7. Todo lo que se necesita es suerte.En este se escudan lo que no son empresarios, pues noentienden que hay personas que estuvieron en el lugarindicado en el momento apropiado y fueron capaces decaptar la oportunidad que se les presentó. La suerte es lacapacidad de ver apreciar las oportunidades, es el trabajoserio que se hace en búsqueda de algo, es aprovechar ymaximizar las épocas buenas y minimizar el impacto de lasépocas malas. La idea es crearnos la suerte y no esperar aque ella nos llegue, o sea; crear la empresa y no esperar aque alguien nos la traiga.
    • MITO 8. Con el primer negocio me enriquezco.Con gran frecuencia las personas esperan identificar unnegocio que en poco tiempo les resuelva sus problemaseconómicos, y rechazan mientras tanto ideas de negociosporque no muestran todo el potencial que ellos esperaban;la mayoría de las personan con esta idea mueren sinencontrar ese Dorado, y obviamente mueren frustrados.Como se anotó, el proceso empresarial es un procesocontinuado en el cual se establecen permanentementeoportunidades de negocio y por lo cual lo importante esiniciar el camino, aunque de pronto las primeras accionesno sean tan rendidoras económicamente pues éstas tienenla importancia de dar aprendizaje y acceso a negocioscada vez mejores.
    • MITO 9. La mayoría de los negocios fallan rápidamenteMuchas personas no entran en el mundo empresarial porel temor a las fallas, pues se dice que la mayoría de losnegocios fallan antes de los cinco años. Obviamente, conesta perspectiva nadie quiere meterse en esta aventura.¿Cuál es la verdad? La realidad es que toda inversióntiene riesgos, y que actos 100% seguros no existen en elmundo. La verdad también es que en el procesoempresarial hay negocios que no son exitosos, igual queocurre en el proceso de empleo en que no todo el mundopermanece y asciende.Hay que definir muy bien qué son fallas empresariales ysobre todo si la falla fue productiva o no. En variasinvestigaciones se ha encontrado que muchos de losempresarios exitosos o, tuvieron fallas, pero que de éstasaprendieron lecciones útiles en sus actividades posterioresy constituyeron la base del éxito empresarial.
    • MITO 10. Solo los experimentados pueden serempresariosMuchas personas siguen creyendo que únicamente laspersonas con mucha experiencia y con mucha edad estánen condiciones de ser empresarios, pues sólo ellos tienenlos conocimientos y los recursos para producir eventosempresariales.Existen múltiples evidencias en todo el mundo de que estono es verdad y que muchísima gente joven, aun gente quenunca ha sido empleada, aun estudiantes de universidad ocolegio, están creando empresas exitosas.
    • MITO 11. La situación del país no permite crear empresasCon mucha frecuencia se plantea cómo la situación socio-económica, política, legal y , en general, ambiental es muydifícil o poco favorable para el proceso empresarial.Sin embargo, en Latinoamérica, con todos los problemasya indicados, y a pesar de ese entorno macroeconómicotan difícil de los últimos 40 años, se ha dado todo unproceso empresarial vibrante que en gran medida haevitado el hundimiento total de la economía regional.
    • MITO 12. Para formar empresas hay que ser inventor o trabajaren tecnología avanzadaAunque muchas empresas ejemplares implicaron una invencióno un trabajo en tecnología avanzada, la realidad es que unamínima parte de las empresas que se constituyen, aun en lospaíses desarrollados, tienen como base estos elementos. Lagran mayoría de las empresas nuevas se basan en tecnologíasconvencionales y conocidas.MITO 13. Mi estatus profesional se rebaja por serempresario.Se oye con mucha frecuencia críticas a una persona porque noejerce el oficio normal de su profesión, e incluso haymovimientos para formular leyes que impidan que alguien queno tiene un título, pueda ejercer un oficio.Se llegó a pensar que la función del sistema educativo eraproducir personas para desempeñar oficios concretos, lo cualconduce a la súper especialización desde la secundaria, aenfatizar el cómo hacer cosas, a desechar las bases científicasy tecnológicas por considerarlas no prácticas, etcétera.
    • MITO 14. El empleo es seguro, los negocios no lo son.Este mito se ha arraigado a tal punto que los profesionalesviven asustados por el fantasma de la pérdida del empleo.Lo cual los obliga a no tener posiciones ideológicas oconceptuales firmes, sino a ceder en sus principios comouna manera de sobrevivir organizacionalmente. Este mitole indica al profesional que no debe correr riesgos y que enese sentido debe buscar algo estable y de por vida.MITO 15. Mi profesión no es para formar empresas.La noción de dependencia lleva a creer que lasprofesiones son para ocupar cargos o empleos. Se las hamirado siempre con una óptica muy estrecha, pues todapersona, y mas el profesional, tiene la posibilidad demúltiples caminos de acción, y de identificar entre ellos elque más le satisfaga.