PrefacioLa primera edición del Tratado de fisiología médica fueredactada por Arthur C. Guyton hace prácticamente 55 años.A...
PrefacioEs necesaria una explicación breve acerca de varias carac­terísticas de la 12.aedición. Aunque muchos de los capít...
índiceUNIDAD Iintroducción a la fisiología: la célulay la fisiología generalCAPÍTULO 1Organización funcional del cuerpo hu...
indiceRegistro de potenciales de membranay potenciales de acción 69CAPÍTULO 6Contracción del músculo esquelético 71Anatomí...
IndiceInterrelaciones entre la presión,el flujo y la resistenciaCAPÍTULO 15Distensibilidad vascular y funcionesde los sist...
índiceShock anafiláctico e histamínico 280Shock séptico 280Fisiología del tratamiento en elshock 280Parada circulatoria 28...
IndiceRegulación renal del potasio, el calcio, elfosfato y el magnesio; integración de losmecanismos renales para el contr...
índiceInmunidad adquirida (adaptativa) 433Alergia e hipersensibilidad 443CAPÍTULO 35Grupos sanguíneos; transfusión; traspl...
IndiceEfectos de las fuerzas de aceleración sobre elorganismo en la fisiología de la aviacióny el espacio 531«Clima artifi...
índiceFunción nerviosa de la retina 617CAPÍTULO 51El ojo: III. Neurofisiologia central dela visión 623Vías visuales 623Org...
índiceEl sistema nervioso autónomoy la médula suprarrenalOrganización general del sistema nerviosoautónomoCaracterísticas ...
índiceDepósitos de grasa 821Uso energético de los triglicéridos:formación de trifosfato de adenosina 822Regulación de la l...
índiceEl glucagón y sus funciones 947La somatostatina inhibe la secreciónde glucagón e insulina 949Resumen de la regulació...
B859B9NBMHKSBHHM/Introducción a la fisiología: la célulay la fisiología general1. Organización funcional del cuerpohumano ...
CAPÍTULO 1Organización funcional del cuerpo humanoy control del «medio interno»El objetivo de la fisiología esexplicar los...
Unidad I Introducción a lafisiología: la célulay lafisiología generalotros residuos celulares que se transportan a los riñ...
©ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio int...
Unidad I Introducción a lafisiología: la célulay lafisiología generallas hormonas proporcionan un sistema de regulación qu...
©ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio int...
Unidad I Introducción a la fisiología: la célulay lafisiología generaldiciones constantes está determinado por la ganancia...
ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio inte...
CAPÍTULO 2Lacélula y sus funcionesCada una de los 100 billonesde células de un ser humano esuna estructura viva que puedes...
Unidad I introducción a la fisiología: la célulay lafisiología generalenergía para las funciones celulares, están cataliza...
ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 2 La célula y sus funcionesEstructuras membranosas de la célulaLa ma...
Unidad I Introducción a la fisiología: la célulay la fisiología generalLas moléculas de colesterol de la membrana también ...
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Guyton 12
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Guyton 12

117,808

Published on

18 Comments
233 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
117,808
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
11,493
Comments
18
Likes
233
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Guyton 12"

  1. 1. PrefacioLa primera edición del Tratado de fisiología médica fueredactada por Arthur C. Guyton hace prácticamente 55 años.A diferencia de muchos tratados médicos importantes, quea menudo cuentan con 20 o más autores, las primeras ochoediciones del Tratado de fisiología médica fueron escritasíntegramente por el Dr. Guyton, llegando cada nueva ediciónsegún lo previsto durante casi 40 años. El Tratado defisiolo­gía médica, publicado por primera vez en 1956, se convirtiórápidamente en el tratado de su especialidad más vendido enel mundo. El Dr. Guyton tenía un don para comunicar ideascomplejas de un modo claro e interesante que hacía amenoel estudio de la fisiología. Escribió el libro para ayudar a losestudiantes a aprender fisiología, no para impresionar a suscolegas de profesión.Tuve el privilegio de trabajar estrechamente con elDr. Guyton durante casi 30 años y el honor de ayudarle con la9.a y la 10.a ediciones. Después del trágico fallecimiento delDr. Guyton en un accidente de automóvil en 2003, asumí laresponsabilidad de completar la 11.a edición.En la 12.aedición del Tratado defisiología médica tengo elmismo objetivo que en ediciones precedentes: explicar, en unlenguaje fácil de entender por los estudiantes, cómo las dife­rentes células, tejidos y órganos del cuerpo humano trabajanen conjunto para mantener la vida.Esta tarea ha sido desafiante y excitante porque nuestrosconocimientos, en rápido crecimiento, de la fisiología siguendesvelando nuevos misterios de las funciones corporales.Los avances en fisiología molecular y celular han hecho posi­ble explicar los principios de la fisiología en la terminologíade las ciencias molecular y física en lugar de simplementecomo una serie de fenómenos biológicos independientes einexplicados.Sin embargo, el Tratado de fisiología médica no es unlibro de referencia que pretenda ofrecer un compendio delos avances más recientes en fisiología. Es un texto que man­tiene la tradición de haber sido escrito para los estudiantes.Se centra en los principios de la fisiología necesarios para ini­ciar una carrera en las profesiones de la atención sanitaria,como la medicina, la odontología y la enfermería, así comoen los estudios de licenciatura en las ciencias de la biologíay la salud. También debería ser de utilidad para médicos yprofesionales de la atención sanitaria que deseen revisar losprincipios básicos necesarios para comprender la fisiopato-logía de la enfermedad humana.En esta edición he procurado mantener la misma organiza­ción unificada del texto, que ha resultado útil a los estudiantesen el pasado, y garantizar que el libro es suficientemente exhaus­tivo para que los estudiantes deseen utilizarlo en momentosposteriores de su vida como base de sus carreras profesionales.Confío en que este tratado transmita la majestad delcuerpo humano y sus numerosas funciones y que estimule alos estudiantes a estudiar la fisiología a lo largo de sus carre­ras. La fisiología representa el vínculo entre las ciencias bási­cas y la medicina. La gran belleza de la fisiología radica enque integra las funciones individuales de todas las células,tejidos y órganos diferentes del organismo en un todo fun­cional, el cuerpo humano. De hecho, el cuerpo humano esmucho más que la suma de sus partes, la vida depende deesta función global y no solamente de la función de partescorporales individuales aisladas del resto.Esto plantea una cuestión importante: ¿cómo se coor­dinan los distintos órganos y sistemas para mantener unafunción adecuada del organismo en su totalidad? Afortuna­damente, nuestros cuerpos están dotados de una inmensa redde controles por retroalimentación que permiten los equili­brios necesarios sin los cuales no sería posible la vida. Losfisiólogos denominan homeostasis a este alto nivel de con­trol corporal interno. En caso de enfermedad, los equilibriosfuncionales se alteran seriamente a menudo y se deteriora lahomeostasis. Incluso cuando un trastorno aislado alcanza undeterminado límite, el conjunto del organismo ya no es capazde vivir. Por consiguiente, uno de los objetivos de este textoconsiste en resaltar la eficacia y la belleza de los mecanismoshomeostáticos del organismo, así como en presentar su fun­ción anormal en la enfermedad.Otro objetivo es ser lo más preciso posible. Se han bus­cado las sugerencias y críticas de muchos estudiantes, fisió­logos y clínicos de todo el mundo y se han utilizado paracomprobar la precisión objetiva, así como el equilibrio en eltexto. Aun así, debido a la probabilidad de error al clasificarmuchos miles de bits de información, sigo transmitiendo unasolicitud adicional a todos los lectores para que envíen notifi­caciones de errores o inexactitudes. Los fisiólogos entiendenla importancia de la retroalimentación en la función ade­cuada del cuerpo humano; por tanto, también es importantepara la mejora progresiva de un tratado de fisiología. Expresomi más sincero agradecimiento a las numerosas personasque ya han contribuido.
  2. 2. PrefacioEs necesaria una explicación breve acerca de varias carac­terísticas de la 12.aedición. Aunque muchos de los capítuloshan sido revisados para incluir nuevos principios de fisiolo­gía, la extensión del texto se ha controlado rigurosamente afin de limitar el tamaño del libro y que pueda ser utilizadoeficazmente en los cursos de fisiología para estudiantes demedicina y profesionales sanitarios. Muchas de las figurastambién se han modificado y ahora aparecen a todo color.Se han seleccionado nuevas referencias bibliográficas prin­cipalmente por su presentación de principios fisiológicos,por la calidad de su propia bibliografía y por su fácil accesi­bilidad. Las referencias seleccionadas al final de los capítulosrecogen artículos procedentes principalmente de revistascientíficas publicadas recientemente a las que puede acce-derse gratis a partir de la página electrónica de PubMed enhttp://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez/. La utilización deesta bibliografía, así como de sus referencias cruzadas, aportaal estudiante una cobertura prácticamente completa de todoel campo de la fisiología. Por desgracia, el esfuerzo de ser lomás conciso posible ha exigido una presentación más sim­plificada y dogmática de numerosos principios fisiológicosde lo que habría deseado. Sin embargo, la bibliografía puedeutilizarse para extender el aprendizaje acerca de las contro­versias y las preguntas sin respuesta que aún persisten en lacomprensión de las funciones complejas del cuerpo humanoen la salud y en la enfermedad.Otra característica consiste en que el texto impreso apa­rece en dos tamaños. El material en letra grande constituyela información fisiológica fundamental que los estudiantesprecisarán en prácticamente todas sus actividades y estudiosmédicos.El material en letra pequeña es de varios tipos diferentes:en primer lugar, información anatómica, química y de otrostipos que es necesaria para la exposición inmediata, pero quela mayor parte de los estudiantes aprenderá con mayor de­talle en otros cursos; en segundo lugar, información fisioló­gica de especial importancia para determinados campos dela medicina clínica, y, en tercer lugar, información que seráde utilidad para aquellos estudiantes que deseen aprendermecanismos fisiológicos concretos con mayor profundidad.Deseo manifestar mi agradecimiento a muchas perso­nas más que han colaborado en la preparación de este libro,entre ellas mis colegas del Departamento de Fisiología y Bio­física del University of Mississippi Medical Center, quie­nes aportaron sugerencias útiles. En la página electrónicahttp://physiology.umc.edu/ puede encontrarse una relación delos miembros de nuestro claustro docente y una breve des­cripción de las actividades de investigación y formación deldepartamento. También expreso mi gratitud a StephanieLucas y Courtney Horton Graham por su excelente labor desecretariado, a Michael Schenk y Walter (Kyle) Cunninghampor la calidad de sus ilustraciones, y a William Schmitt,Rebecca Gruliow, Frank Morales y el resto del personal deElsevier Saunders por su excelencia editorial y de produccióncontinuada.Por último, he contraído una enorme deuda con ArthurGuyton por el gran privilegio de contribuir al Tratado defisiología médica, por una carrera apasionante en fisiología,por su amistad y por la inspiración que proporcionó a todosquienes le conocimos.John E. Hall
  3. 3. índiceUNIDAD Iintroducción a la fisiología: la célulay la fisiología generalCAPÍTULO 1Organización funcional del cuerpo humanoy control del «medio interno» 3Las células como unidades vivas del cuerpo 3Líquido extracelular: el «medio interno» 3Mecanismos «homeostáticos» de los principalessistemas funcionales 4Sistemas de control del organismo 6Resumen: automatismo del organismo 9CAPÍTULO 2La célula y sus funciones 11Organización de la célula 11Estructura física de la célula 12Comparación entre la célula animaly las formas de vida precelulares 17Sistemas funcionales de la célula 18Locomoción de las células 23CAPÍTULO 3Control genético de la síntesis proteica,las funciones de la célula y lareproducción celular 27Genes en el núcleo celular 27El código de ADN del núcleo celular setransfiere al código de ARN en el citoplasmacelular: proceso de transcripción 30Síntesis de otras sustancias en la célula 35Control de la función génica y actividadbioquímica de las células 35El sistema genético de ADN tambiéncontrola la reproducción celular 37Diferenciación celular 39Apoptosis: muerte celular programada 40Cáncer 40UNIDAD IIFisiología de la membrana, el nervioy el m úsculoCAPÍTULO 4Transporte de sustancias a través de lasmembranas celulares 45La barrera lipídica y las proteínasde transporte de la membrana celular 45Difusión 46«Transporte activo» de sustancias a travésde las membranas 52CAPÍTULO 5Potenciales de membrana y potencialesde acción 57Física básica de los potenciales de membrana 57Medición del potencial de membrana 58Potencial de membrana en reposo de los nervios 59Potencial de acción nervioso 61Funciones de otros iones duranteel potencial de acción 64Propagación del potencial de acción 65Restablecimiento de los gradientes iónicosde sodio y potasio tras completarse lospotenciales de acción: la importancia delmetabolismo de la energía 65Meseta en algunos potenciales de acción 66Ritmicidad de algunos tejidos excitables:descarga repetitiva 66Características especiales de la transmisiónde señales en los troncos nerviosos 67Excitación: el proceso de generacióndel potencial de acción 68
  4. 4. indiceRegistro de potenciales de membranay potenciales de acción 69CAPÍTULO 6Contracción del músculo esquelético 71Anatomía fisiológica del músculo esquelético 71Mecanismo general de la contracción muscular 73Mecanismo molecular de la contracciónmuscular 74Energética de la contracción muscular 78Características de la contracción de todoel músculo 79CAPÍTULO 7Excitación del músculo esquelético:transmisión neuromuscular y acoplamientoexcitación-contracción 83Transmisión de impulsos desde las terminacionesnerviosas a las fibras del músculo esquelético:la unión neuromuscular 83Biología molecular de la formacióny liberación de acetilcolina 86Fármacos que potencian o bloqueanla transmisión en la unión neuromuscular 86Miastenia grave que causa parálisis muscular 86Potencial de acción muscular 87Acoplamiento excitación-contracción 88CAPITULO 8Excitación y contracción del músculo lisoContracción del músculo lisoControl nervioso y hormonal de lacontracción del músculo lisoUNIDAD III919194El corazónCAPITULO 9Músculo cardíaco: el corazón como bombay la función de las válvulas cardíacas 101Fisiología del músculo cardíaco 101El ciclo cardíaco 104Relación de los tonos cardíacos conel bombeo cardíaco 107Generación de trabajo del corazón 108Energía química necesaria para lacontracción cardíaca: la utilizaciónde oxígeno por el corazón 109Regulación del bombeo cardíaco 110CAPÍTULO 10Excitación rítmica del corazón 115Sistema de excitación especializadoy de conducción del corazónControl de la excitación y la conducciónen el corazónCAPÍTULO 11Electrocardiograma normalCaracterísticas del electrocardiograma normalMétodos de registro electrocardiográficosFlujo de corriente alrededor del corazóndurante el ciclo cardíacoDerivaciones electrocardiográficasCAPÍTULO 12Interpretación electrocardiográfica de lasanomalías del músculo cardíaco y el flujosanguíneo coronario: el análisis vectorialPrincipios del análisis vectorial deelectrocardiogramasAnálisis vectorial del electrocardiograma normalEje eléctrico medio del complejo QRSventricular y su significadoSituaciones que provocan voltajesanormales del complejo QRSPatrones prolongados y extrañosdel complejo QRSCorriente de lesiónAnomalías de la onda TCAPÍTULO 13Arritmias cardíacas y su interpretaciónelectrocardiográficaRitmos sinusales anormalesRitmos anormales derivados del bloqueode las señales cardíacas en el interior delas vías de conducción intracardíacasExtrasístolesTaquicardia paroxísticaFibrilación ventricularFibrilación auricularAleteo auricularParada cardíacaUNIDAD IVLa circulaciónCAPÍTULO 14Visión general de la circulación; biofísicade la presión, el flujo y la resistenciaCaracterísticas físicas de la circulaciónPrincipios básicos de la función circulatoria119121121123123124115129129131134137137138142143143144146148149152152153157157158x
  5. 5. IndiceInterrelaciones entre la presión,el flujo y la resistenciaCAPÍTULO 15Distensibilidad vascular y funcionesde los sistemas arterial y venosoDistensibilidad vascularPulsaciones de la presión arterialLas venas y sus funcionesCAPÍTULO 16La microcirculación y el sistema linfático:intercambio de líquido capilar, líquidointersticial y flujo linfáticoEstructura de la microcirculacióny del sistema capilarFlujo de sangre en los capilares: vasomotilidadintercambio de agua, nutrientes y otrassustancias entre la sangre y el líquidointersticialIntersticio y líquido intersticialLa filtración de líquidos a través de loscapilares se encuentra determinada porlas presiones hidrostática y coloidosmóticay por el coeficiente de filtración capilarEl sistema linfáticoCAPÍTULO 17Control local y humoral del flujosanguíneo por los tejidosControl local del flujo sanguíneo enrespuesta a las necesidades tisularesMecanismos de control del flujo sanguíneoControl humoral de la circulaciónCAPÍTULO 18Regulación nerviosa de la circulacióny control rápido de la presión arterialRegulación nerviosa de la circulaciónFunción del sistema nervioso en el controlrápido de la presión arterialCaracterísticas especiales del controlnervioso de la presión arterialCAPÍTULO 19Función dominante de los riñones en elcontrol a largo plazo de la presión arterialy en la hipertensión: el sistema integradode regulación de la presión arterialSistema de líquidos renal-corporal parael control de la presión arterialEl sistema renina-angiotensina: su funciónen el control de la presión arterial159167167168171177177178179180181186191191191199201201204209213213220Resumen del sistema con múltiples aspectosintegrados de regulación de la presión arterialCAPÍTULO 20Casto cardíaco, retorno venosoy su regulaciónValores normales del gasto cardíacoen reposo y durante la actividadControl del gasto cardíaco por el retornovenoso: función del mecanismo deFrank-Starling del corazónElevación y disminución patológicadel gasto cardíacoMétodos para medir el gasto cardíacoCAPÍTULO 21Flujo sanguíneo muscular y gasto cardíacodurante el ejercicio; la circulacióncoronaria y la cardiopatía isquémicaRegulación del flujo sanguíneo en el músculoesquelético en reposo y durante el ejercicioCirculación coronariaCAPÍTULO 22Insuficiencia cardíacaDinámica circulatoria en la insuficiencia cardíacaInsuficiencia cardíaca izquierda unilateralInsuficiencia cardíaca de bajo gasto: shockcardiógenoEdema en los pacientes coninsuficiencia cardíacaReserva cardíacaCAPÍTULO 23Válvulas y tonos cardíacos; cardiopatíasvalvulares y congénitasTonos cardíacosDinámica circulatoria anormalen la cardiopatía valvularDinámica circulatoria anormal en lascardiopatías congénitasUso de la circulación extracorpóreadurante la cirugía cardíacaHipertrofia del corazón en las cardiopatíasvalvulares y congénitasCAPÍTULO 24Shock circulatorio y su tratamientoCausas fisiológicas de shockShock provocado por hipovolemia:shock hemorrágicoShock neurógeno: aumentode la capacidad vascular226229229229232240243243246255255259259259261265265268269271272273273274279xi
  6. 6. índiceShock anafiláctico e histamínico 280Shock séptico 280Fisiología del tratamiento en elshock 280Parada circulatoria 281UNIDAD VLos líquidos corporales y los riñonesCAPITULO 25Los compartimientos del líquido corporal:líquidos extracelular e intracelular; edema 285La ingestión y la pérdida de líquido estánequilibradas durante las situaciones estables 285Compartimientos del líquido corporal 286Compartimiento del líquido extracelular 287Volumen sanguíneo 287Constituyentes de los líquidos extracelulare intracelular 287Medida de los volúmenes de líquido en losdiferentes compartimientos hídricos delcuerpo: el principio de la dilución del indicador 287Determinación de los volúmenes decompartimientos líquidos específicos 289Regulación del intercambio de líquido y delequilibrio osmótico entre los líquidosintracelular y extracelular 290Principios básicos de la osmosis y lapresión osmótica 290El equilibrio osmótico se mantiene entrelos líquidos intracelular y extracelular 291Volumen y osmolalidad de los líquidosintracelular y extracelular en estadosanormales 292Soluciones de glucosa y otras para la nutrición 294Anomalías clínicas de la regulación del volumende líquido: hiponatremia e hipernatremia 294Edema: exceso de líquido en los tejidos 296Líquidos en los «espacios virtuales» del cuerpo 300CAPÍTULO 26Formación de la orina por los riñones:I. Filtración glomerular, flujo sanguíneorenal y su control 303Múltiples funciones del riñón en lahomeostasis 303Anatomía fisiológica de los riñones 304Micción 307Anatomía fisiológica de la vejiga 307Transporte de orina desde el riñón hastalos uréteres y la vejiga 308Llenado de la vejiga y tono de la paredvesical; la cistometrografíaReflejo miccionalAnomalías de la micciónLa formación de orina es resultado delfiltrado glomerular, la reabsorción tubulary la secreción tubularFiltrado glomerular: el primer paso parala formación de orinaDeterminantes del FGFlujo sanguíneo renalControl fisiológico de la filtración glomerulary del flujo sanguíneo renalAutorregulación del FG y del flujosanguíneo renalCAPÍTULO 27Formación de la orina por los riñones:II. Reabsorción y secreción tubularReabsorción y secreción tubular renalLa reabsorción tubular comprendemecanismos pasivos y activosReabsorción y secreción a lo largode diferentes partes de la nefronaRegulación de la reabsorción tubularUso de los métodos de aclaramiento paracuantificar la función renalCAPÍTULO 28Concentración y dilución de orina; regulaciónde la osmolaridad del líquido extracelulary de la concentración de sodioLos riñones excretan un exceso de aguamediante la formación de una orina diluidaLos riñones conservan agua excretandouna orina concentradaCuantificación de la concentración y diluciónrenal de la orina: «agua libre» y aclaramientososmolaresTrastornos en la capacidad de concentrarla orinaControl de la osmolaridad y de la concentraciónde sodio del líquido extracelularSistema de retroalimentaciónosmorreceptor-ADHImportancia de la sed en el control de laosmolaridad y la concentración de sodioen el líquido extracelularMecanismo de apetito por sal para el controlde la concentración de sodio y el volumen dellíquido extracelularxii309309310310312314316317319323323323329334340345345347353354355355357360
  7. 7. IndiceRegulación renal del potasio, el calcio, elfosfato y el magnesio; integración de losmecanismos renales para el control delvolumen sanguíneo y del volumendel líquido extracelular 361Regulación de la excreción y concentraciónde potasio en el líquido extracelular 361Control de la excreción renal de calcio y dela concentración extracelular del ion calcio 367CAPÍTULO 29 Corrección renal de la acidosis: aumento de laexcreción de H+y adición de H C 0 3~ al líquidoextracelular 391Corrección renal de la alcalosis: menor secrecióntubular de H+ y mayor excreción de H C 0 3_ 392Causas clínicas de los trastornos acidobásicos 392Tratamiento de la acidosis o de la alcalosis 393Medidas y análisis clínicos de los trastornosacidobásicos 394CAPÍTULO 31Nefropatías y diuréticos 397Los diuréticos y su mecanismo de acción 397Nefropatías 399Insuficiencia renal aguda 399Insuficiencia renal crónica: una reducciónirreversible del número de nefronas funcionales 401Trastornos tubulares específicos 408Tratamiento de la insuficiencia renal mediantetrasplante o por diálisis con un riñón artificial 409Control de la excreción renal de magnesio y dela concentración extracelular del ion magnesio 369Integración de los mecanismos renalesde control del líquido extracelular 370Importancia de la natriuresis por presión y de ladiuresis por presión en el mantenimientodel equilibrio corporal del sodio y del líquido 371Distribución del líquido extracelular entre losespacios intersticiales y el sistema vascular 373Los factores nerviosos y hormonalesaumentan la eficacia del control porretroalimentación renal-líquido corporal 373Respuestas integradas a los cambios enla ingestión de sodio 376Trastornos que dan lugar a aumentos grandesdel volumen sanguíneo y del volumendel líquido extracelular 376Trastornos que provocan un gran aumentodel volumen de líquido extracelular perocon un volumen sanguíneo normal 377CAPÍTULO 30Regulación acidobásica 379La concentración de H+ está reguladade una forma precisa 379Ácidos y bases: su definición y significado 379Defensas frente a los cambios en la concentraciónde H+:amortiguadores, pulmones y riñones 380Amortiguación de H+ en los líquidos corporales 380El sistema amortiguador del bicarbonato 381El sistema amortiguador del fosfato 383Las proteínas son amortiguadoresintracelulares importantes 383Regulación respiratoria del equilibrioacidobásico 384Control renal del equilibrio acidobásico 385Secreción de H+ y reabsorción de H C 0 3~ porlos túbulos renales 386La combinación del exceso de H+ con losamortiguadores de fosfato y amoníacoen el túbulo genera«nuevos» H C 0 3" 388Cuantificación de la excreción acidobásica renal 390UNIDAD VICélulas sanguíneas, inm unidady coagulación sanguíneaCAPÍTULO 32Eritrocitos, anemia y policitemia 413Eritrocitos (hematíes) 413Anemias 420Policitemia 421CAPÍTULO 33Resistencia del organismo a la infección:I. Leucocitos, granulocitos, sistemamonocitomacrofágico e inflamación 423Leucocitos (células blancas sanguíneas) 423Los neutrófilos y los macrófagos defiendenfrente a la infección 425Sistema monocitomacrofágico (sistemareticuloendotelial) 426Inflamación: participación de los neutrófilosy los macrófagos 428Eosinófilos 430Basófilos 431Leucopenia 431Leucemias 431CAPÍTULO 34Resistencia del organismo a la infección:II. Inmunidad y alergia. Inmunidad innata 433xiii
  8. 8. índiceInmunidad adquirida (adaptativa) 433Alergia e hipersensibilidad 443CAPÍTULO 35Grupos sanguíneos; transfusión; trasplantede órganos y de tejidos 445La antigenicidad provoca reaccionesinmunitarias en la sangre 445Grupos sanguíneos O-A-B 445Tipos sanguíneos Rh 447Trasplante de tejidos y órganos 449CAPÍTULO 36Hemostasia y coagulación sanguínea 451Acontecimientos en la hemostasia 451Espasmo vascular 451Mecanismo de la coagulación de la sangre 453Enfermedades que causan hemorragiaexcesiva en los seres humanos 457Enfermedades tromboembólicas enel ser humano 459Anticoagulantes para uso clínico 459Pruebas de coagulación sanguínea 460RespiraciónCAPÍTULO 37Ventilación pulmonar 465Mecánica de la ventilación pulmonar 465Volúmenes y capacidades pulmonares 469El volumen respiratorio minuto equivalea la frecuencia respiratoria multiplicadapor el volumen corriente 471Ventilación alveolar 471Funciones de las vías respiratorias 472CAPÍTULO 38Circulación pulmonar, edema pulmonar,líquido pleural 477Anatomía fisiológica del sistema circulatoriopulmonar 477Presiones en el sistema pulmonar 477Volumen sanguíneo de los pulmones 478Flujo sanguíneo a través de los pulmonesy su distribución 479Efecto de los gradientes de presión hidrostáticade los pulmones sobre el flujo sanguíneopulmonar regional 479Dinámica capilar pulmonar 481Líquido en la cavidad pleural 483Principios físicos del intercambio gaseoso;difusión de oxígeno y dióxido de carbonoa través de la membrana respiratoriaFísica de la difusión gaseosa y presionesparciales de gasesLas composiciones del aire alveolar y el aireatmosférico son diferentesDifusión de gases a través de la membranarespiratoriaEfecto del cociente de ventilación-perfusiónsobre la concentración de gas alveolarCAPÍTULO 40Transporte de oxígeno y dióxido de carbonoen la sangre y los líquidos tisularesTransporte de oxígeno desde los pulmonesa los tejidos del organismoTransporte del dióxido de carbono en la sangreCociente de intercambio respiratorioCAPÍTULO 41Regulación de la respiraciónCentro respiratorioControl químico de la respiraciónSistema de quimiorreceptores periféricos paracontrolar la actividad respiratoria: función deloxígeno en el control respiratorioRegulación de la respiración durante el ejercicioOtros factores que influyen en la respiraciónCAPÍTULO 42Insuficiencia respiratoria: fisiopatología,diagnóstico, oxigenoterapiaMétodos útiles para estudiar las anomalíasrespiratoriasFisiopatología de algunas alteracionespulmonares concretasHipoxia y oxigenoterapiaHipercapnia: exceso de dióxido de carbonoen los líquidos corporalesRespiración artificialCAPÍTULO 39UNIDAD VIIIFisiología de la aviación, el espacioy el buceo en profundidadCAPÍTULO 43Fisiología de la aviación, las grandesalturas y el espacioEfectos de una presión de oxígeno bajasobre el organismoxiv485487489492485495495502504505505507508510512515515517520522522527527
  9. 9. IndiceEfectos de las fuerzas de aceleración sobre elorganismo en la fisiología de la aviacióny el espacio 531«Clima artificial» en las naves espacialesselladas herméticamente 533Ingravidez en el espacio 533CAPÍTULO 44Fisiología del buceo en profundidady otras situaciones hiperbáricas 535Efecto de las presiones parciales elevadasde gases individuales sobre el organismo 535Submarinismo (equipo autónomode respiración subacuática) 539Problemas fisiológicos especialesen los submarinos 540Oxigenoterapia hiperbárica 540UNIDAD IXEl sistem a nervioso: A. Principiosgenerales y fisiología de la sensibilidadCAPÍTULO 45Organización del sistema nervioso,funciones básicas de las sinapsisy neurotransmisores 543Diseño general del sistema nervioso 543Principales niveles de función del sistemanervioso central 545Comparación del sistema nervioso conun ordenador 546Sinapsis del sistema nervioso central 546Algunas características especialesde la transmisión sináptica 557CAPÍTULO 46Receptores sensitivos, circuitosneuronales para el procesamientode la información 559Tipos de receptores sensitivos y estímulosque detectan 559Transducción de estímulos sensitivosen impulsos nerviosos 560Fibras nerviosas que transmiten diferentestipos de señales y su clasificación fisiológica 563Transmisión de señales de diferenteintensidad por los fascículos nerviosos:sumación espacial y temporal 564Transmisión y procesamiento de lasseñales en grupos neuronales 564Inestabilidad y estabilidad de loscircuitos neuronales 569Sensibilidades somáticas: I. Organizacióngeneral, las sensaciones táctil y posicionalClasificación de las sensibilidades somáticasDetección y transmisión de lassensaciones táctilesVías sensitivas para la transmisión de señalessomáticas en el sistema nervioso centralTransmisión por el sistema de lacolumna dorsal-lemnisco medialTransmisión de señales sensitivas menosesenciales por la vía anterolateralAlgunos aspectos especiales delfuncionamiento somatosensitivoCAPÍTULO 48Sensibilidades somáticas: II. Dolor,cefalea y sensibilidad térmicaTipos de dolor y sus cualidades: dolorrápido y dolor lentoReceptores para el dolor y su estimulaciónVías dobles para la transmisión de las señalesde dolor en el sistema nervioso centralSistema de supresión del dolor («analgesia»)en el encéfalo y en la médula espinalDolor referidoDolor visceralAlgunas alteraciones clínicas del dolory de otras sensibilidades somáticasCefaleaSensibilidad térmicaCAPITULO 47UNIDAD XEl sistem a nervioso: B. Los sentidosespecialesCAPÍTULO 49El ojo: I. Óptica de la visiónPrincipios físicos de la ópticaÓptica del ojoEl oftalmoscopioSistema humoral del ojo: líquido intraocularCAPÍTULO 50El ojo: II. Función receptora y nerviosade la retinaAnatomía y función de los elementosestructurales de la retinaFotoquímica de la visiónVisión en color571571571573573580581583583583584587588588590591592597597600605606609609611615xv
  10. 10. índiceFunción nerviosa de la retina 617CAPÍTULO 51El ojo: III. Neurofisiologia central dela visión 623Vías visuales 623Organización y función de la cortezavisual 624Patrones neuronales de estimulación duranteel análisis de una imagen visual 626Campos visuales; campimetria 627Movimientos oculares y su control 627Control autónomo de la acomodacióny de la apertura pupilar 631CAPÍTULO 52El sentido de la audición 633La membrana timpánica y el sistemade huesecillos 633Cóclea 634Mecanismos auditivos centrales 639Alteraciones de la audición 642CAPÍTULO 53Los sentidos químicos: gusto y olfato 645Sentido del gusto 645Sentido del olfato 648UNIDAD XIEl sistem a nervioso: C. Neurofisiologiam otora e integradoraCAPÍTULO 54Funciones motoras de la médula espinal:los reflejos medulares 655Organización de la médula espinal para lasfunciones motoras 655Receptores sensitivos musculares (husosmusculares y órganos tendinosos de Golgi)y sus funciones en el control muscular 657Reflejo flexor y reflejos de retirada 661Reflejo extensor cruzado 663Inhibición e inervación recíprocas 663Reflejos posturales y locomotores 663Reflejo de rascado 664Reflejos medulares que causan un espasmomuscular 664Reflejos autónomos de la médula espinal 665Sección de la médula espinal y shock medular 665CAPÍTULO 55Control de la función motora porla corteza y el tronco del encéfalo 667Corteza motora y fascículo corticoespinalFunción del tronco del encéfalo en elcontrol de la función motoraSensaciones vestibulares y mantenimientodel equilibrioFunciones de los núcleos del tronco delencéfalo para el control de los movimientosestereotipados subconscientesCAPÍTULO 56Contribuciones del cerebelo y los gangliosbasales al control motor globalEl cerebelo y sus funciones motorasGanglios basales: sus funciones motorasIntegración de las numerosas partesdel sistema de control motor totalCAPÍTULO 57Corteza cerebral, funciones intelectualesdel cerebro, aprendizaje y memoriaAnatomía fisiológica de la corteza cerebralFunciones cumplidas por áreascorticales específicasFunción del cerebro en la comunicación:recepción y emisión del lenguajeFunción del cuerpo calloso y de la comisuraanterior para transmitir los pensamientos,recuerdos, aprendizaje y otros tipos deinformación entre los dos hemisferios cerebralesPensamientos, conciencia y memoriaCAPÍTULO 58Mecanismos encefálicos delcomportamiento y la motivación:el sistema límbico y el hipotálamoSistemas activadores-impulsores del encéfaloSistema límbicoAnatomía funcional del sistema límbico;posición clave del hipotálamoEl hipotálamo, centro de controlimportante del sistema límbicoFunciones específicas de otros componentesdel sistema límbicoCAPÍTULO 59Estados de actividad cerebral: sueño,ondas cerebrales, epilepsia, psicosisSueñoEpilepsiaComportamiento psicòtico y demencia: funcionesde los sistemas neurotransmisores específicosEsquizofrenia: posible funcionamientoexcesivo de parte del sistema dopaminérgicoxvi66 7673674678681681690694697697698703704705711711714714715718721721725726727
  11. 11. índiceEl sistema nervioso autónomoy la médula suprarrenalOrganización general del sistema nerviosoautónomoCaracterísticas básicas del funcionamientosimpático y parasimpàticoReflejos autónomosEstimulación de órganos aislados en ciertoscasos y estimulación masiva en otros por partede los sistemas simpático y parasimpàticoFarmacología del sistema nervioso autónomoCAPÍTULO 61Flujo sanguíneo cerebral, líquidocefalorraquídeo y metabolismo cerebralFlujo sanguíneo cerebralSistema del líquido cefalorraquídeoMetabolismo cerebralCAPITULO 60UNIDAD XII729729731737738739743743746749Fisiología gastrointestinalCAPÍTULO 62Principios generales de la funcióngastrointestinal: motilidad, controlnervioso y circulación sanguínea 753Principios generales de la motilidadgastrointestinal 753Control nervioso de la función gastrointestinal:sistema nervioso entérico 755Tipos funcionales de movimientos enel tubo digestivo 759Flujo sanguíneo gastrointestinal: «circulaciónesplácnica» 759CAPÍTULO 63Propulsión y mezcla de los alimentosen el tubo digestivo 763Ingestión de alimentos 763Funciones motoras del estómago 765Movimientos del intestino delgado 768Movimientos del colon 770Otros reflejos autónomos que influyenen la actividad intestinal 772CAPÍTULO 64Funciones secretoras del tubo digestivo 773Principios generales de la secrecióndel tubo digestivo 773Secreción de saliva 775Secreción esofágicaSecreción gástricaSecreción pancreáticaSecreción de bilis por el hígado; funcionesdel árbol biliarSecreciones del intestino delgadoSecreción de moco en el intestino gruesoCAPÍTULO 65Digestión y absorción en el tubo digestivoDigestión de los diversos alimentosmediante hidrólisisPrincipios básicos de la absorcióngastrointestinalAbsorción en el intestino delgadoAbsorción en el intestino grueso:formación de hecesCAPÍTULO 66Fisiología de los trastornos gastrointestinalesTrastornos de la deglución y del esófagoTrastornos del estómagoTrastornos del intestino delgadoTrastornos del intestino gruesoTrastornos generales del tubo digestivoUNIDAD XIIIM etabolism o y regulaciónde la tem peraturaCAPÍTULO 67Metabolismo de los hidratos de carbonoy formación del trifosfato de adenosinaImportancia capital de la glucosa enel metabolismo de los hidratos de carbonoTransporte de la glucosa a través dela membrana celularEl glucógeno se almacena en el hígadoy músculoLiberación de la energía de la glucosapor la vía glucolíticaLiberación de energía a partir de la glucosapor la vía de la pentosa fosfatoFormación de hidratos de carbono a partir delas proteínas y de las grasas: «gluconeogenia»Glucosa sanguíneaCAPÍTULO 68Metabolismo de los lípidosTransporte de los lípidos en los líquidoscorporales776777780783786787789789793794797799799799801802803809810810811812816817817819819xvii
  12. 12. índiceDepósitos de grasa 821Uso energético de los triglicéridos:formación de trifosfato de adenosina 822Regulación de la liberación energética apartir de los triglicéridos 825Fosfolípidos y colesterol 826Aterosclerosis 827CAPÍTULO 69Metabolismo de las proteínas 831Propiedades básicas 831Transporte y almacenamientode los aminoácidos 831Funciones de las proteínas plasmáticas 833Regulación hormonal del metabolismo proteico 835CAPÍTULO 70El hígado como órgano 837Anatomía fisiológica del hígado 837Los sistemas vascular y linfático del hígado 837Funciones metabólicas del hígado 839Medición de la bilirrubina en la bilis comoherramienta clínico-diagnóstica 840CAPÍTULO 71Equilibrio energético; regulación prandial;obesidad y ayuno; vitaminas y minerales 843Existe, en condiciones estacionarias, unequilibrio entre las entradas y salidas energéticas 843Equilibrio dietético 843Regulación de la ingestión de alimentosy la conservación de energía 845Obesidad 850Inanición, anorexia y caquexia 851Ayuno 852Vitaminas 852Metabolismo mineral 855CAPÍTULO 72Energética y metabolismo 859Las funciones del trifosfato de adenosinacomo «divisa energética» del metabolismo 859Control de la liberación energética celular 861Tasa metabòlica 862Metabolismo energético y factoresque modifican las salidas energéticas 863CAPÍTULO 73Regulación de la temperatura corporaly fiebre 867Temperatura normal del organismo 867La temperatura corporal se regula por el equilibrioentre la producción y la pérdida de calor 867Regulación de la temperatura corporal:importancia del hipotálamo 871Alteraciones de la regulación térmica corporal 875UNIDAD XIVEndocrinología y reproducciónCAPÍTULO 74Introducción a la endocrinología 881Coordinación de las funciones corporales pormensajeros químicos 881Estructura química y síntesis de las hormonas 881Secreción, transporte y aclaramiento de lashormonas de la sangre 884Mecanismos de acción de las hormonas 886Determinación de las concentracioneshormonales en la sangre 891CAPÍTULO 75Hormonas hipofisarias y su controlpor el hipotálamo 895La hipófisis y su relación con el hipotálamo 895El hipotálamo controla la secreción hipofisaria 897Funciones fisiológicas de la hormona delcrecimiento 898La neurohipófisis y su relación conel hipotálamo 904CAPÍTULO 76Hormonas metabólicas tiroideas 907Síntesis y secreción de las hormonasmetabólicas tiroideas 907Funciones fisiológicas de las hormonas tiroideas 910Regulación de la secreción de hormonas tiroideas 914Enfermedades del tiroides 916921921924928934934939939CAPÍTULO 77Hormonas corticosuprarrenalesSíntesis y secreción de hormonascorticosuprarrenalesFunciones de los mineralocorticoides:aldosteronaFunciones de los glucocorticoidesAndrógenos suprarrenalesAnomalías de la secreción corticosuprarrenalCAPÍTULO 78Insulina, glucagón y diabetes mellitusLa insulina y sus efectos metabólicosxviii
  13. 13. índiceEl glucagón y sus funciones 947La somatostatina inhibe la secreciónde glucagón e insulina 949Resumen de la regulación de la glucemia 949Diabetes mellitus 950CAPÍTULO 79Hormona paratiroidea, calcitonina,metabolismo del calcio y el fosfato,vitamina D, huesos y dientes 955Sinopsis de la regulación del calcio y elfosfato en el líquido extracelular y el plasma 955El hueso y su relación con el calcioy el fosfato extracelulares 957Vitamina D 960Hormona paratiroidea 962Calcitonina 966Resumen del control de la concentraciónde iones calcio 966Fisiopatología de la hormona paratiroidea,la vitamina D y las enfermedades óseas 967Fisiología de los dientes 969CAPÍTULO 80Funciones reproductoras y hormonalesmasculinas (y función de la glándula pineal) 973Anatomía fisiológica de los órganos sexualesmasculinos 973Espermatogenia 973Acto sexual masculino 978Testosterona y otras hormonas masculinas 979Anomalías de la función sexual masculina 984Disfunción eréctil 985Glándula pineal: su función en el control de lafertilidad estacional de algunos animales 986CAPÍTULO 81Fisiología femenina antes del embarazoy hormonas femeninas 987Anatomía fisiológica de los órganos sexualesfemeninos 987Sistema hormonal femenino 987Ciclo ovárico mensual; función delas hormonas gonadótropas 988Funciones de las hormonas ováricas:estradiol y progesterona 991Regulación del ritmo mensual femenino:interrelación entre las hormonas ováricase hipotalámico-hipofisarias 996Anomalías de la secreción por los ovarios 999Acto sexual femenino 1000Fertilidad femenina 1000CAPÍTULO 82Embarazo y lactancia 1003Maduración y fecundación del óvulo 1003Nutrición inicial del embrión 1005Función de la placenta 1005Factores hormonales en el embarazo 1007Respuesta del organismo maternoal embarazo 1009Parto 1011Lactancia 1014CAPÍTULO 83Fisiología fetal y neonatal 1019Crecimiento y desarrollo funcional del feto 1019Desarrollo de los sistemas orgánicos 1019Adaptaciones del neonato a la vidaextrauterina 1021Problemas funcionales especialesen el neonato 1023Problemas especiales de la prematuridad 1026Crecimiento y desarrollo del niño 1027UNIDAD XVFisiología deportivaCAPÍTULO 84Fisiología deportiva 1031Los músculos en el ejercicio 1031Respiración durante el ejercicio 1036Aparato cardiovascular durante el ejercicio 1038Calor corporal durante el ejercicio 1040Líquidos corporales y sal durante el ejercicio 1040Fármacos y deportistas 1040La buena forma física prolonga la vida 1041índice alfabético 1043xix
  14. 14. B859B9NBMHKSBHHM/Introducción a la fisiología: la célulay la fisiología general1. Organización funcional del cuerpohumano y control del «medio interno»2. La célula y sus funciones3. Control genético de la síntesisproteica, las funciones de la célula y lareproducción celularUNIDAD
  15. 15. CAPÍTULO 1Organización funcional del cuerpo humanoy control del «medio interno»El objetivo de la fisiología esexplicar los factores físicosy químicos responsables delorigen, desarrollo y progre­sión de la vida. Cada tipo devida, desde el virus más sim­ple hasta el árbol más grandeo el complicado ser humano,posee sus propias características funcionales, por lo que lainmensa mayoría de las funciones fisiológicas pueden sepa­rarse en fisiología vírica, fisiología bacteriana, fisiologíacelular, fisiología vegetal, fisiología humana y muchas otrassubdivisiones.Fisiología humana. En la fisiología hum ana inten­tam os explicar las características y m ecanism os especí­ficos del cuerpo hum ano que hacen que sea un ser vivo.El hecho de m antenerse vivo es el resultado de sistemasde control complejos, ya que el ham bre nos hace buscaralimentos y el m iedo nos hace buscar refugio. Las sensa­ciones de frío nos hacen buscar medios para calentarnos yotras fuerzas nos hacen buscar com pañía y reproducirnos.Por tanto, en m uchos sentidos el ser hum ano es como unautóm ata y el hecho de que seamos seres que perciben,sienten y aprenden form a parte de esta secuencia auto­m ática de la vida; estos atributos especiales nos perm itenexistir en situaciones muy variables.Las células com o unidades vivas del cuerpoLa unidad viva básica del cuerpo es la célula. Cada órgano esun agregado de muchas células diferentes que se mantienenunidas mediante estructuras de soporte intercelulares.Cada tipo de célula está especialmente adaptada pararealizar una a más funciones concretas. Por ejemplo, los eri­trocitos, que ascienden a 25 billones en cada ser humano,transportan el oxígeno desde los pulmones a los tejidos.Aunque estas son las células más abundantes entre todas lascélulas corporales, hay otros 75 billones de células de otrostipos que realizan otras funciones diferentes, es decir, que elcuerpo entero contiene en torno a 100 billones de células.Aunque las múltiples células del cuerpo son muy dife­rentes entre sí, todas ellas tienen determinadas caracterís­ticas básicas que son similares. Por ejemplo, en todas ellasel oxígeno reacciona con los hidratos de carbono, grasas yproteínas para liberar la energía necesaria para mantener lasfunciones de la célula y los mecanismos químicos generalesque permiten cambiar los nutrientes en energía son básica­mente los mismos en todas las células y todas las células libe­ran los productos finales de sus reacciones químicas en loslíquidos circundantes.Además, prácticamente todas las células tienen la capa­cidad de reproducirse formando más células de su propiaestirpe. Por fortuna, cuando se destruyen células de un tipoen particular, el resto de las células de este tipo genera nuevascélulas hasta rellenar el cupo.Líquido extracelular: el «m edio interno»El 60% del cuerpo humano del adulto es líquido, principal­mente una solución acuosa de iones y otras sustancias. Sibien casi todo este líquido queda dentro de las células y seconoce como líquido intracelular, aproximadamente una ter­cera parte se encuentra en los espacios exteriores a las célulasy se denomina líquido extracelular. Este líquido extracelularestá en movimiento constante por todo el cuerpo y se trans­porta rápidamente en la sangre circulante para mezclarsedespués entre la sangre y los líquidos tisulares por difusión atrayés de las paredes capilares.En el líquido extracelular están los iones y nutrientes quenecesitan las células para mantenerse vivas, por lo que todasellas viven esencialmente en el mismo entorno de líquidoextracelular. Por este motivo, el líquido extracelular tambiénse denomina medio interno del organismo, o milieu intérieur,un término que fue introducido hace más de 100 años por elgran fisiólogo francés del siglo xix Claude Bernard.Las células son capaces de vivir, crecer y realizar sus fun­ciones especiales, siempre que este medio interno disponga delas concentraciones adecuadas de oxígeno, glucosa, distintosiones, aminoácidos, sustancias grasas y otros componentes.Diferencias entre los líquidos extracelular e intra­celular. El líquido extracelular contiene grandes cantidadesde iones sodio, cloruro y bicarbonato más nutrientes para lascélulas, como oxígeno, glucosa, ácidos grasos y aminoácidos.También contiene dióxido de carbono, que se transportadesde las células a los pulmones para ser excretado junto a© 2011. Elsevier España, S.L. Reservados todos los derechos 3UNIDAD
  16. 16. Unidad I Introducción a lafisiología: la célulay lafisiología generalotros residuos celulares que se transportan a los riñones parasu excreción.El líquido intracelular es muy distinto del líquido extra-celular; por ejemplo, contiene grandes cantidades de ionespotasio, magnesio y fosfato en lugar de los iones sodio ycloruro que se encuentran en el líquido extracelular. Losmecanismos especiales de transporte de iones a través de lamembrana celular mantienen las diferencias en la concen­tración de iones entre los líquidos extracelular e intracelular.Estos procesos de transporte se comentan en el capítulo 4.M ecanism os «hom eostáticos»de los principales sistem as funcionalesHomeostasisLos fisiólogos em plean el térm ino homeostasis parareferirse al mantenimiento de unas condiciones casi cons­tantes del medio interno. Esencialmente todos los órganos ytejidos del organismo realizan funciones que colaboran enel mantenimiento de estas condiciones relativamente cons­tantes, por ejemplo, los pulmones aportan el oxígeno allíquido extracelular para reponer el oxígeno que utilizan lascélulas, los riñones mantienen constantes las concentracio­nes de iones y el aparato digestivo aporta los nutrientes.Gran parte de este texto está dedicado a la forma en quecada órgano o tejido contribuye a la homeostasis. Paracomenzar esta discusión, en este capítulo se exponen los dis­tintos sistemas funcionales del organismo y sus contribu­ciones a la homeostasis, para después revisar brevemente lateoría básica de los sistemas de control corporal que permi­ten colaborar a los distintos sistemas funcionales para m an­tenerse unos a otros.Transporte en el líquido extracelular y sistemade mezcla: el aparato circulatorioEl líquido extracelular se transporta por todo el organismo endos etapas. La primera de ellas consiste en el movimiento dela sangre por el cuerpo dentro de los vasos sanguíneos y lasegunda es el movimiento del líquido entre los capilares san­guíneos y los espacios intercelulares entre las células tisulares.En la figura 1-1 se muestra la circulación general de lasangre. En este modelo toda la sangre atraviesa todo el cir­cuito una media de una vez por minuto cuando el cuerpoestá en reposo y hasta seis veces por minuto cuando la per­sona está muy activa.A medida que la sangre atraviesa los capilares sanguíneosse produce también un intercambio continuo de líquidoextracelular entre la porción del plasma de la sangre y ellíquido intersticial que rellena los espacios intercelulares,proceso que se muestra en la figura 1-2. Las paredes de loscapilares son permeables a la mayoría de las moléculas delplasma sanguíneo, con la excepción de las moléculas protei­cas plasmáticas, que son demasiado grandes para pasar confacilidad a través de los capilares. Por tanto, grandes cantida­des de líquido y sus componentes disueltos difunden yendoy viniendo entre la sangre y los espacios tisulares, comodemuestran las flechas. Este proceso de difusión se debe almovimiento cinético de las moléculas en el plasma y en elPulmonesQFigura 1-1 Organización general del aparato circulatorio.Figura 1-2 Difusión dei líquido y de los componentes disueltosa través de las paredes de los capilares y a través de los espaciosintersticiales.líquido intersticial, es decir, el líquido y las moléculas disuel­tas están en movimiento continuo y van dando tumbos entodas las direcciones dentro del plasma y el líquido en los4
  17. 17. ©ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio interno»espacios intercelulares, además de atravesar los poros capila­res. Pocas células se encuentran a más de 50 |xm de un capi­lar, lo que garantiza la difusión de casi cualquier sustanciadesde el capilar hacia la célula en pocos segundos, es decir,que el líquido extracelular de cualquier zona del organismo,tanto en plasma como en líquido intersticial, se está mez­clando continuamente, manteniendo la homogeneidad dellíquido extracelular en todo el organismo.Origen de los nutrientes en el líquido extracelularAparato respiratorio. En la figura 1-1 se muestra quecada vez que la sangre atraviesa el organismo también fluyepor los pulmones y capta el oxígeno a través de los alvéolos,adquiriendo el oxígeno que necesitan las células. La membranaque separa los alvéolos y la luz de los capilares pulmonares, lamembrana alveolar, tiene un grosor de tan sólo 0,4 a 2 (Jimy eloxígeno difunde rápidamente por el movimiento molecular através de esta membrana para entrar en la sangre.Aparato digestivo. Una gran porción de la sangre quebombea el corazón también atraviesa las paredes del aparatodigestivo, donde se absorben los distintos nutrientes, inclui­dos los hidratos de carbono, los ácidos grasos y los amino­ácidos, desde el alimento ingerido hacia el líquido extracelularde la sangre.Hígado y otros órganos que realizan principalmentefunciones metabólicas. No todas las sustancias absorbidasdel aparato digestivo pueden usarse tal como las células lasabsorben y el hígado es el encargado de cambiar la composiciónquímica de muchas de ellas, para convertirlas en formas másutilizables, mientras que otros tejidos corporales, los adipoci-tos, la mucosa digestiva, los riñones y las glándulas endocrinas,modifican o almacenan las sustancias absorbidas hasta que sonnecesitadas. El hígado elimina también ciertos residuos produ­cidos en el cuerpo y las sustancias tóxicas que se ingieren.Aparato locomotor. ¿De qué forma contribuye el apa­rato locomotor a la homeostasis? La respuesta es evidente ysencilla: si no fuera por los músculos, el organismo no podríadesplazarse el espacio apropiado en el tiempo pertinentepara obtener los alimentos que se necesitan para la nutrición.El aparato locomotor también permite la movilidad comoprotección frente al entorno, sin la cual todo el organismo,incluidos sus mecanismos homeostáticos, sería destruidoinmediatamente.Eliminación de los productos finales metabólicosEliminación del dióxido de carbono en los pulmo­nes. Al mismo tiempo que la sangre capta el oxígeno en lospulmones, se libera el dióxido de carbono desde la sangre hacialos alvéolos y el movimiento respiratorio de aire que entra ysale de los pulmones transporta el dióxido de carbono hacia laatmósfera. El dióxido de carbono es el más abundante de todoslos productos finales de metabolismo.Los riñones. Con el paso de la sangre a través de los riño­nes se eliminan del plasma la mayoría de las sustancias que,además del dióxido de carbono, las células ya no necesitan,como son los distintos productos finales del metabolismocelular, como la urea y el ácido úrico y el exceso de iones yagua de los alimentos, que podrían acumularse en el líquidoextracelular.Los riñones realizan su función filtrando primero unagran cantidad de plasma a través de los glomérulos hacia lostúbulos y reabsorbiendo hacia la sangre aquellas sustanciasque necesita el organismo, como la glucosa, los aminoácidos,cantidades apropiadas de agua y muchos de los iones. Lamayoría de las demás sustancias que el organismo no nece­sita, en especial los productos finales metabólicos, comola urea, se reabsorben mal y atraviesan los túbulos renaleshacia la orina.Aparato digestivo. El material no digerido que entra enel aparato digestivo y algunos productos residuales del metabo­lismo se eliminan en las heces.Hígado. Entre las funciones del hígado se encuentra ladetoxificación o eliminación de numerosos fármacos y pro­ductos químicos que se ingieren. El hígado secreta muchosde estos residuos en la bilis para su eliminación ulterior enlas heces.Regulación de las funciones corporalesSistema nervioso. El sistema nervioso está compuestopor tres partes principales: la porción de aferencia sensitiva, elsistema nervioso central (o la porción integradora) y la porcióneferente motora. Los receptores sensitivos detectan el estado delcuerpo o de su entorno. Por ejemplo, los receptores de la pielinforman al sujeto de que un objeto ha tocado la piel en cual­quier punto, los ojos son órganos sensitivos que aportan unaimagen visual del entorno y los oídos también son órganos sen­sitivos. El sistema nervioso central está formado por el cerebroy la médula espinal. El cerebro almacena información, generalos pensamientos, crea la ambición y determina las reaccionesque debe realizar el cuerpo en respuesta a las sensaciones para,a continuación, transmitir las señales apropiadas a través de laporción motora eferente del sistema nervioso para transmitirlos deseos del sujeto.Un segmento importante del sistema nervioso es el sis­tema nervioso autónomo o neurovegetativo, que funciona aescala subconsciente y controla muchas de las funciones delos órganos internos, como la función de bomba del cora­zón, los movimientos del aparato digestivo y la secreción enmuchas de las glándulas corporales.Sistemas hormonales. Dentro del organismo seencuentran ocho glándulas endocrinas mayores que segre­gan productos químicos denominados hormonas. Estashormonas se transportan en el líquido extracelular a todaslas partes del cuerpo para regular las funciones celulares,por ejemplo, la hormona tiroidea aumenta la velocidad dela mayoría de las reacciones químicas de todas las células,con lo que se facilita el ritmo de la actividad corporal, mien­tras que la insulina controla el metabolismo de la glucosa,las hormonas corticosuprarrenales controlan el ion sodio, elion potasio y el metabolismo proteico y la hormona parati-roidea controla el calcio y el fosfato en el hueso; por tanto,5UNIDAD
  18. 18. Unidad I Introducción a lafisiología: la célulay lafisiología generallas hormonas proporcionan un sistema de regulación quecomplementa al sistema nervioso. El sistema nervioso regulanumerosas actividades musculares y secretoras del organis­mo, mientras que el sistema hormonal regula muchas de lasfunciones metabólicas.Protección del cuerpoSistema inmunitario. El sistema inmunitario está for­mado por los glóbulos blancos, células tisulares derivadasde los glóbulos blancos, el timo, los nodulos linfáticos y losvasos linfáticos que protegen el cuerpo de patógenos comobacterias, virus, parásitos y hongos. El sistema inmunitarioproporciona un mecanismo para que el cuerpo: 1) diferenciesus propias células de las células y sustancias extrañas, y2) destruya al invasor porfagocitosis o mediante la produc­ción de linfocitos sensibilizados o proteínas especializadas(p. ej., anticuerpos) que destruyen o neutralizan al invasor.Sistema tegumentario. La piel y sus diversos ane­jos, como el pelo, las uñas, las glándulas y otras estructuras,cubren, amortiguan y protegen los tejidos profundos y losórganos del cuerpo y, en general, definen una frontera entreel medio corporal interno y el mundo exterior. El sistemategumentario es importante también para la regulación dela temperatura y la excreción de los residuos y proporcionauna interfaz sensorial entre el cuerpo y el medio exterior. Lapiel suele comprender entre aproximadamente el 12 y 15%del peso corporal.ReproducciónA veces no se considera que la reproducción sea una fun­ción homeostática, aunque ayuda a mantener la homeostasisgenerando nuevos seres que ocuparán el lugar de aquellosque mueren. Dicho así, puede sonar como un uso abusivodel término homeostasis, pero nos muestra que, en el análi­sis final, esencialmente todas las estructuras corporales estánorganizadas de tal forma que ayudan a mantener el automa­tismo y la continuidad de la vida.Sistem as de control del organism oEl cuerpo humano contiene miles de sistemas de control.Los más intrincados son los sistemas de control genéticoque actúan en todas las células para mantener el control dela función intracelular y también de las funciones extrace-lulares. Esta materia se comenta con más detalle en el capí­tulo 3.Hay muchos otros sistemas de control que actúan dentrode los órganos para controlar las funciones de cada compo­nente de los mismos, otros actúan a través de todo el orga­nismo para controlar las interrelaciones entre los órganoscomo, por ejemplo, el aparato respiratorio, que actúa aso­ciado al sistema nervioso y regula la concentración de dió­xido de carbono en el líquido extracelular. El hígado y elpáncreas regulan la concentración de glucosa en el líquidoextracelular y los riñones regulan las concentraciones dehidrógeno, sodio, potasio, fosfato y otros iones en el líquidoextracelular.Ejemplos de mecanismos de controlRegulación de las concentraciones de oxígeno ydióxido de carbono en el líquido extracelular. Comoel oxígeno es una de las principales sustancias que requie­ren las reacciones químicas de las células, el organismo tieneun mecanismo de control especial para mantener una con­centración casi exacta y constante de oxígeno en el líquidoextracelular. Este mecanismo depende principalmente de lascaracterísticas químicas de la hemoglobina, que está presenteen todos los eritrocitos. La hemoglobina se combina conel oxígeno a medida que la sangre atraviesa los pulmones.Posteriormente, cuando la sangre atraviesa los capilares tisu­lares, su propia afinidad química importante por el oxígenopermite que no lo libere en los tejidos si ya hay demasiado.Pero si la concentración de oxígeno en el líquido tisular esdemasiado baja se libera oxígeno suficiente para restable­cer una concentración adecuada. Es decir, la regulación dela concentración de oxígeno en los tejidos se basa principal­mente en las características químicas de la propia hemoglo­bina, regulación que se conoce comofunción amortiguadorade oxígeno de la hemoglobina.La concentración de dióxido de carbono en el líquido extra-celular está regulada de una forma muy diferente. El dióxidode carbono es el principal producto final de las reacciones oxi-dativas de las células; si todo el dióxido de carbono que seforma en ellas se acumulara en los líquidos tisulares, todas lasreacciones que aportan oxígeno a la célula cesarían. Por for­tuna, una concentración mayor de lo normal de dióxido decarbono en la sangre excita el centro respiratorio, haciendo quela persona respire rápida y profundamente, lo que aumenta laespiración de dióxido de carbono y, por tanto, elimina el exce­so de dióxido de carbono de la sangre y los líquidos tisulares.Este proceso continúa hasta que la concentración vuelve a lanormalidad.Regulación de la presión arterial. Hay varios sistemasque contribuyen a la regulación de la presión arterial. Uno deellos, el sistema de barorreceptores, es un ejemplo sencillo yexcelente de un mecanismo de control de acción rápida. Enlas paredes de la zona en que se bifurcan las arterias carótidasen el cuello, y también en el cayado aórtico en el tórax, se en­cuentran muchos receptores nerviosos denominados barorre­ceptores que se estimulan cuando se estira la pared arterial.Cuando la presión arterial es demasiado elevada los barorre­ceptores envían descargas de impulsos nerviosos al bulboraquídeo cerebral, que es donde estos impulsos inhiben el cen­tro vasomotor y, a su vez, disminuyen el número de impulsostransmitidos desde el centro vasomotor a través del sistemanervioso simpático hacia el corazón y los vasos sanguíneos.La ausencia de estos impulsos hace que disminuya la actividadde bomba en el corazón y también produce una dilatación delos vasos sanguíneos periféricos, lo que permite aumentar elflujo de sangre a través de ellos. Ambos efectos hacen que lapresión arterial disminuya hasta sus valores normales.Por el contrario, el descenso de la presión arterial pordebajo de lo normal relaja los receptores de estiramientoy hace que el centro vasomotor se vuelva más activo de lohabitual, con lo que se provoca vasoconstricción, aumenta laacción de la bomba cardíaca. El descenso en la presión arte­rial también eleva la presión arterial hasta la normalidad.6
  19. 19. ©ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio interno»Valores normales y características físicas de losprincipales componentes del líquido extracelularEn la tabla 1-1 se enumeran algunos de los componentesmás importantes del líquido extracelular y sus característicasfísicas, junto a sus valores normales, los intervalos de nor­malidad y los límites máximos que no llegan a provocar lamuerte. Obsérvese que el intervalo normal de cada uno deellos es muy estrecho. Los valores fuera de estos intervalossuelen deberse a una enfermedad.Lo más im portante es conocer los límites por encimade los cuales estas alteraciones provocan la muerte. Porejemplo, un aum ento de la tem peratura del organismo detan sólo 7 °C por encima de la normalidad provoca un ciclovicioso en el que aum enta el metabolismo celular y se des­truyen las células. Obsérvese también el estrecho intervalodel equilibrio acidobásico en el organismo, con valor nor­mal de pH de 7,4 y con valores mortales tan sólo a 0,5unidades a cada lado de la normalidad. Otro factor im por­tante es la concentración del ion potasio, porque siempreque disminuya a menos de un tercio de la normalidad esprobable que la persona quede paralizada porque los ner­vios ya no pueden transportar las señales. Por el contra­rio, cuando la concentración del ion potasio aum enta doso más veces por encima de lo normal es probable que elmúsculo cardíaco esté muy deprimido. Además, cuando laconcentración del ion calcio se reduce a la mitad de la nor­malidad aparecen contracciones tetánicas de los m úscu­los de todo el cuerpo por la generación espontánea de unnúmero excesivo de impulsos nerviosos en los nervios peri­féricos. Cuando la concentración de glucosa disminuyepor debajo de la mitad de lo normal, se desarrolla una irri­tabilidad mental extrema y, en ocasiones, incluso aparecenconvulsiones.Estos ejemplos deberían bastar para apreciar el importantevalor e incluso la necesidad del gran número de sistemas decontrol que mantienen al organismo funcionando con salud;ante la ausencia de cualquiera de ellos puede producirse unadisfunción grave del organismo e incluso la muerte.Características de los sistemas de controlLos ejemplos mencionados de los mecanismos de controlhomeostáticos son sólo algunos de los muchos miles queactúan en el organismo y todos ellos poseen algunas carac­terísticas comunes que se exponen en la presente sección.Retroalimentación negativa de la mayoríade los sistemas de controlLa mayoría de los sistemas de control del organismo actúanmediante una retroalimentación negativa que podemos com­prender mejor si revisamos algunos de los sistemas de con­trol homeostáticos que hemos mencionado. Al hablar de laregulación de la concentración del dióxido de carbono,la ventilación pulmonar aumenta cuando dicha concentraciónse eleva en el líquido extracelular. A su vez, el aumento de laventilación pulmonar disminuye la concentración de dióxidode carbono en el líquido extracelular porque los pulmonesespiran cantidades mayores de dióxido de carbono del orga­nismo. En otras palabras, la concentración elevada de dióxidode carbono inicia una serie de sucesos que disminuyen la con­centración hacia la normalidad, lo que es una señal negativapara iniciar el estímulo. Por el contrario, cuando la concentra­ción de dióxido de carbono disminuye demasiado se crea unaretroalimentación que tiende a aumentar la concentración.Esta respuesta también es negativa para iniciar el estímulo.En cuanto a los mecanismos que regulan la presión arterial,una presión arterial elevada provoca una serie de reaccionesque favorecen el descenso de la presión o unas presiones bajasprovocan una serie de reacciones que favorecen la elevaciónde la presión. En ambos casos, estos efectos son también nega­tivos con respecto al estímulo que inició la reacción.Por tanto, en general, si algún factor se vuelve excesivo odeficiente, un sistema de control inicia una retroalimentaciónnegativa que consiste en una serie de cambios que devuelvenese factor hacia un determinado valor medio, con lo que semantiene la homeostasis.«Ganancia» de un sistema de control. El grado deeficacia con el que un sistema de control mantiene las con­Tabla 1-1 Componentes importantes y características físicas del líquido extracelularValor normal Intervalo normal Límite no mortal aproximadoa corto plazoUnidadesOxígeno 40 35-45 10-1.000 mmHgDióxido de carbono 40 35-45 5-80 mmHgIon sodio 142 138-146 115-175 mmol/lIon potasio 4,2 3,8-5 1,5-9 mmol/lIon calcio 1,2 1-1,4 0,5-2 mmol/lIon cloruro 108 103-112 70-130 mmol/lIon bicarbonato 28 24-32 8-45 mmol/lGlucosa 85 75-95 20-1.500 mg/dlTemperatura del organismo 37 37 18,3-43,3 °CAcidobásico 7,4 7,3-7,5 6,9-8 pH7UNIDAD
  20. 20. Unidad I Introducción a la fisiología: la célulay lafisiología generaldiciones constantes está determinado por la ganancia de laretroalimentación negativa. Por ejemplo, supongamos que sehace una transfusión de un gran volumen de sangre a una per­sona cuyo sistema de control de la presión en los barorrecepto-res no está funcionante y que su presión arterial se eleva de unvalor normal de 100 mmHg hasta 175 mmHg. Supongamos,entonces, que el mismo volumen de sangre se inyecta a la mismapersona cuando el sistema de barorreceptores está funcio­nando correctamente, y que esta vez la presión arterial aumentasólo 25 mmHg. Es decir, el sistema de control por retroali­mentación ha provocado una «corrección» de -50 mmHg,es decir, desde 175 mmHg hasta 125 mmHg. Queda un incre­mento de la presión de +25 mmHg que se conoce como«error», lo que significa que el sistema de control no tiene unaeficacia del 100% para prevenir los cambios. La ganancia delsistema se calcula utilizando la fórmula siguiente:Cananc¡a = CorrecciónErrorEsdecir, en elejemplo delsistema de barorreceptores lacorrec­ción es de -50 mmHg y el error que persiste es de +25 mmHg.Por tanto, la ganancia del sistema de barorreceptores de esapersona en cuanto al control de la presión arterial es de -50 divi­dido por +25, o -2, es decir, un trastorno que aumente o dis­minuya la presión arterial tiene un efecto de tan sólo un terciode lo que ocurriría si no actuara el sistema de control.Las ganancias de algunos otros sistemas de control fisio­lógicos son mucho mayores que las del sistema de barorre­ceptores. Por ejemplo, la ganancia del sistema que controlala temperatura interna del organismo cuando una personaestá expuesta a un clima frío moderado es del -33, de loque se deduce que el sistema de control de la temperaturaes mucho más eficaz que el sistema de control de la presiónmediante barorreceptores.La retroalimentación positiva a veces provocacírculos viciosos y la muerteNos podríamos preguntar: ¿por qué la mayoría de los sis­temas de control del organismo actúan utilizando una retro-alimentación negativa y no una retroalimentación positiva?Si se tiene en cuenta la naturaleza de la retroalimentaciónpositiva, inmediatamente nos damos cuenta que no consiguela estabilidad, sino la inestabilidad y, en algunos casos, puedecausar la muerte.En la figura 1-3 se muestra un ejemplo en el que puedellegarse a la muerte como consecuencia de la retroalimenta­ción positiva. En ella se muestra la eficacia del bombeo delcorazón, demostrándose que el corazón de un ser humanosano bombea aproximadamente 5 1 de sangre por minuto.Si una persona tiene bruscamente una hemorragia de 2 1, lacantidad de sangre del organismo disminuye hasta un niveltan bajo que no queda sangre suficiente para que el corazónbombee eficazmente. En consecuencia, cae la presión arte­rial y disminuye el flujo de sangre que llega hacia el mús­culo cardíaco a través de, los vasos coronarios, con lo que sedebilita el corazón, disminuye el efecto de bomba, disminuyeaún más el flujo de sangre coronario y el corazón se debili­ta aún más; este ciclo se repite una y otra vez, hasta quese produce la muerte. Obsérvese que cada ciclo de retroali­mentación provoca además el debilitamiento del corazón, enHorasFigura 1-3 Recuperación del bombeo cardíaco provocado por laretroalimentación negativa después de extraer 1 1 de sangre dela circulación. La muerte se debe a la retroalimentación positivacuando se eliminan 2 l de sangre.otras palabras, el estímulo inicial provoca más reacciones delmismo tipo, que es en lo que consiste la retroalimentaciónpositiva.La retroalimentación positiva se debería denominar mejor«círculo vicioso», aunque los mecanismos de control de retro-alimentación negativa del organismo pueden superar los gra­dos leves de retroalimentación positiva y no se desarrolla elcírculo vicioso. Por ejemplo, si la persona del ejemplo ante­rior tuviera una hemorragia de 11 en lugar de 2 los mecanis­mos normales de retroalimentación negativa que controlanel gasto cardíaco y la presión arterial superarían la retroali­mentación positiva y la persona se podría recuperar, comomuestra la curva de puntos de la figura 1-3.La retroalimentación positiva a veces es útil. En algu­nos casos, el organismo usa la retroalimentación positiva a sufavor. La coagulación sanguínea es un ejemplo del gran valorque tiene la retroalimentación positiva. Cuando se rompe unvaso sanguíneo y comienza a formarse un coágulo, dentrode este se activan muchas enzimas denominadas factores decoagulación. Algunas de estas enzimas actúan sobre otrasenzimas inactivadas que están en la sangre inmediatamenteadyacente, con lo que se consigue que coagule más sangre.Este proceso continúa hasta que se tapona el orificio del vasoy cesa la hemorragia. A veces, este mecanismo se va de lasmanos y provoca la formación de coágulos no deseados. Enrealidad, este proceso es el que inicia la mayoría de los ata­ques cardíacos, que se deben al comienzo de un coágulo enla superficie interna de una placa aterosclerótica en la arteriacoronaria y el crecimiento del coágulo continúa hasta que sebloquea la arteria.El parto es otro ejemplo en el que la retroalimentaciónpositiva tiene gran importancia. Cuando las contraccionesuterinas son suficientemente fuertes como para que la cabezadel niño comience a empujar el cuello uterino, el estiramientode este envía señales a través del músculo uterino que vuel­ven hasta el cuerpo del útero, provocando contracciones aúnmás potentes. Es decir, las contracciones uterinas estiran elcuello y el estiramiento del cuello provoca contracciones más8
  21. 21. ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 1 Organización funcional del cuerpo humano y control del «medio interno»potentes. El niño nace cuando este proceso adquiere la poten­cia suficiente; si no lo hace, las contracciones se desvanecen ytranscurren algunos días hasta que vuelven a comenzar.Otro uso importante de la retroalimentación positiva esla generación de señales nerviosas, es decir, cuando se estimu­la la membrana de una fibra nerviosa, lo que provoca unapequeña pérdida de iones sodio a través de los canales desodio de la membrana nerviosa hacia el interior de la fibra.Los iones sodio que entran en la fibra cambian el poten­cial de membrana, lo que a su vez provoca la apertura demás canales, un cambio mayor del potencial, la aperturade más canales, y así sucesivamente. Es decir, una pequeñafuga se convierte en una explosión de sodio que entra enla fibra nerviosa creando un potencial de acción en el nervio.Este potencial de acción provoca, a su vez, una corriente eléc­trica que fluye a lo largo del exterior y del interior de la fibranerviosa e inicia nuevos potenciales de acción. Este procesocontinúa una y otra vez hasta que la señal nerviosa recorre lafibra hasta su extremo.Siempre que la retroalimentación positiva es útil, la pro­pia retroalimentación positiva forma parte de un procesoglobal de retroalimentación negativa. Por ejemplo, en elcaso de la coagulación de la sangre el proceso de retroali­mentación positiva de la coagulación es un proceso de retro-alimentación negativa para el mantenimiento del volumennormal de sangre. Además, la retroalimentación positiva queprovoca las señales nerviosas permite que los nervios partici­pen en los miles de sistemas de control de retroalimentaciónnegativa de los nervios.Tipos más complejos de sistemas de control:control adaptativoMás adelante, cuando hablemos del sistema nervioso,veremos que este sistema contiene abundantes mecanis­mos de control interconectados. Algunos son sistemasde retroalimentación simples similares a los que ya hemoscomentado, pero otros no lo son. Por ejemplo, algunos movi­mientos del organismo son tan rápidos que no hay tiemposuficiente para que las señales nerviosas se desplacen desdela periferia del organismo hasta el cerebro y vuelvan a la peri­feria para controlar el movimiento, por lo que el cerebroaplica un principio que se conoce como control anterógrado,que hace que se contraigan los músculos apropiados, es decir,las señales del nervio sensible de las partes en movimientoinforman al cerebro si el movimiento se está realizandocorrectamente. En caso contrario, el cerebro corrige las seña­les anterógradas que envía hacia los músculos la siguiente vezque se necesite ese movimiento. Después, si necesita nue­vas correcciones se realizarán cada vez en los movimientossucesivos; es lo que se denomina control adaptativo, que, encierto sentido, es una retroalimentación negativa retardada.En resumen, comprobamos lo complejos que pueden serlos sistemas de control de retroalimentación del organismo.La vida de una persona depende de todos ellos, por lo queuna gran parte de la presente obra se dedica a comentar estosmecanismos vitales.Resumen: autom atism o del organism oEl objetivo de este capítulo ha sido señalar, en primer lugar,la organización global del organismo y, en segundo lugar, losmedios por los que cada parte del organismo actúa en armo­nía con las demás. Para resumir, el organismo es en realidadun ente social formado por 100 billones de células organi­zadas en distintas estructuras funcionales, algunas de lascuales se conocen como órganos. Cada estructura funcionalcontribuye con su parte al mantenimiento de las condicio­nes homeostáticas del líquido extracelular, que se denominamedio interno. Mientras se mantengan las condiciones nor­males en el medio interno las células del organismo conti­nuarán viviendo y funcionando correctamente. Cada célulase beneficia de la homeostasis y, a su vez, contribuye con suparte al mantenimiento de la misma. Esta interrelación recí­proca proporciona un automatismo continuo del organismohasta que uno o más sistemas funcionales pierden su capa­cidad de contribuir con su parte a la funcionalidad. Cuandoesto sucede, sufren todas las células del organismo. La dis­función extrema provoca la muerte y la disfunción moderadaprovoca la enfermedad.BibliografíaAdolph EF: Physiological adaptations: hypertrophies and superfunctions.Am Sci 60:608, 1972.Bernard C: Lectures on the Phenomena of Life Common to Animals andPlants, Springfield, IL, 1974, Charles CThomas.Cannon WB: The Wisdom of the Body, New York, 1932, W W Norton.Chien S: Mechanotransduction and endothelial cell homeostasis:thewisdom of the cell. Am J Physiol Heart Circ Physiol 292: H 1209, 2007.Csete ME, Doyle JC: Reverse engineering of biological complexity, Science295:1664,2002.Danzler WH, editor: Handbook of Physiology, Sec 13: ComparativePhysiology, Bethesda, 1997, American Physiological Society.DiBona GF: Physiology in perspective:the wisdom of the body. Neural con­trol of the kidney, Am J Physiol Regul integr Comp Physiol 289:R633,2005.Dickinson MH, Farley CT, Full RJ, et al: How animals move:an integrativeview, Science 288:100, 2000.Gao Q, Horvath TL: Neuronal control of energy homeostasis, FEBS Lett582:132, 2008.Garland T Jr, Carter PA: Evolutionary physiology, Annu Rev Physiol 56:579,- 1994.Guyton AC: Arterial Pressure and Hypertension, Philadelphia, 1980, WBSaunders.Guyton AC, Jones CE, Coleman TG: Cardiac Output and Its Regulation,Philadelphia, 1973, W B Saunders.Guyton AC, Taylor AE, Granger HJ: Dynamics and Control of the Body Fluids,Philadelphia, 1975, W B Saunders.Herman MA, Kahn BB: Glucose transport and sensing in the maintenanceof glucose homeostasis and metabolic harmony,J Clin Invest 116:1767,2006.Krahe R, Gabbiani F: Burst firing in sensory systems, Nat Rev Neurosci 5:13,2004.Orgel LE:The origin of life on the earth, SciAm 271:76,1994.Quarles LD: Endocrine functions of bone in mineral metabolism regulation.J Clin Invest 118:3820, 2008.Smith HW: From Fish to Philosopher, New York, 1961, Doubleday.Tjian R: Molecular machines that control genes, SciAm 272:54, 1995.9
  22. 22. CAPÍTULO 2Lacélula y sus funcionesCada una de los 100 billonesde células de un ser humano esuna estructura viva que puedesobrevivir durante meses oincluso muchos años, siempreque los líquidos de su entornocontengan los nutrientes apro­piados. Para entender la fun­ción de los órganos y otras estructuras del organismo es esencialconocer la organización básica de la célula y las funciones desus componentes.Organización de la célulaEn la figura 2-1 se muestra una célula típica, tal como se ve enel microscopio óptico. Sus dos partes más importantes son elnúcleo y el citoplasma, que están separados entre sí por unamembrana nuclear, mientras que el citoplasma está separado delos líquidos circundantes por una membrana celular que tam­bién se conoce como membrana plasmática.Las diferentes sustancias que componen la célula se conocencolectivamente como protoplasma. El protoplasma está com­puesto principalmente por cinco sustancias: agua, electrólitos,proteínas, lípidos e hidratos de carbono.Agua. El principal medio líquido de la célula es el agua,que está presente en la mayoría de las células, excepto en losadipocitos, en una concentración del 70-85%. Muchos delos componentes químicos de la célula están disueltos en elagua, mientras que otros están en suspensión como micro-partículas sólidas. Las reacciones químicas tienen lugar entrelos productos químicos disueltos o en las superficies de laspartículas en suspensión o de las membranas.Iones. Algunos de los iones importantes de la célula sonel potasio, el magnesio, élfosfato, el sulfato, el bicarbonato ycantidades más pequeñas de sodio, cloruro y calcio. Todosellos se comentan con mayor detalle en el capítulo 4, en elque se plantean las interrelaciones entre los líquidos intrace-lular y extracelular.Los iones son los productos químicos inorgánicos de lasreacciones celulares y son necesarios para el funcionamientode algunos de los mecanismos de control celulares. Por ejem­plo, los iones que actúan en la membrana celular son necesa­rios para la transmisión de los impulsos electroquímicos enel músculo y las fibras nerviosas.Proteínas. Después del agua, las sustancias más abundan­tes en la mayoría de las células son las proteínas, que normal­mente constituyen entre el 10 y el 20% de la masa celular. Sonde dos tipos, proteínas estructurales yproteínasfuncionales.Las proteínas estructurales están presentes en la célulaprincipalmente en forma de filamentos largos que son polí­meros de muchas moléculas proteicas individuales. Unuso importante de este tipo de filamentos intracelulares esla formación de microtúbulos que proporcionan los «cito-esqueletos» de orgánulos celulares como los cilios, axonesnerviosos, husos mitóticos de las células en mitosis y masasarremolinadas de túbulos filamentosos finos que mantienenunidas las partes del citoplasma y nucleoplasma en sus com­partimientos respectivos. En el compartimiento extracelu­lar, las proteínas fíbrilares se encuentran especialmente en lasfibras de colágeno y elastina del tejido conjuntivo y en las pare­des de los vasos sanguíneos, tendones, ligamentos, etc.Las proteínas funcionales son un tipo de proteína total­mente diferente, compuesto habitualmente por combina­ciones de pocas moléculas en un formato tubular-globular.Estas proteínas son principalmente las enzimas de la célula y,al contrario de las proteínas fibrilares, a menudo son móvi­les dentro del líquido celular. Además, muchas de ellas estánadheridas a las estructuras membranosas dentro de la célula.Las enzimas entran en contacto directo con otras sustanciasdel líquido celular y, por tanto, catalizan reacciones químicasintracelulares específicas. Por ejemplo, todas las reaccionesquímicas que dividen la glucosa en sus componentes y des­pués los combinan con el oxígeno para formar dióxido decarbono y agua, mientras se proporciona simultáneamente© 2011. Elsevier España, S.L. Reservados todos los derechos 11UNIDAD
  23. 23. Unidad I introducción a la fisiología: la célulay lafisiología generalenergía para las funciones celulares, están catalizadas poruna serie de enzimas proteicas.Lípidos. Los lípidos son varios tipos de sustancias que seagrupan porque tienen una propiedad común de ser solublesen disolventes grasos. Lípidos especialmente importantes sonlosfosfolípidos y el colesterol, que juntos suponen sólo el 2% dela masa total de la célula. Su importancia radica en que, al serprincipalmente insolubles en agua, se usan para formar las barre­ras de la membrana celular y de la membrana intracelular queseparan los distintos compartimientos celulares.Además de los fosfolípidos y el colesterol, algunas célulascontienen grandes cantidades de triglicéridos, que tambiénse conocen como grasas neutras. En los adípocitos los tri­glicéridos suponen hasta el 95% de la masa celular. La grasaalmacenada en estas células representa el principal almacéndel organismo de nutrientes energéticos que después se pue­den disolver y usarse para proporcionar energía siempre queel organismo la necesite.Hidratos de carbono. Los hidratos de carbono tie­nen escasas funciones estructurales en la célula, salvo porqueforman parte de las moléculas glucoproteicas, pero sí tienenun papel muy importante en la nutrición celular. La mayoríade las células del ser humano no mantienen grandes reservasde hidratos de carbono, con una media que suele suponer el1% de su masa total, que puede aumentar hasta el 3% en lascélulas musculares e incluso hasta el 6% en los hepatocitos.No obstante, los hidratos de carbono siempre están presentesen forma de glucosa disuelta en el líquido extracelular circun­dante, de forma que es fácilmente accesible a la célula. Además,se almacena una pequeña cantidad de hidratos de carbono enlas células en forma deglucógeno, que es un polímero insolublede glucosa que se puede despolimerizar y usar rápidamentepara aportar la energía que necesitan las células.Estructura física de la célulaLa célula no es una simple bolsa de líquido, enzimas y pro­ductos químicos, también contiene estructuras físicas muyorganizadas que se denominan orgánulos intracelulares. Lanaturaleza física de cada orgánulo es tan importante comolo son los componentes químicos para las funciones de lacélula. Por ejemplo, sin uno de los orgánulos, la mitocondria,más del 95% de la energía de la célula que se libera de losnutrientes desaparecería inmediatamente. En la figura 2-2 semuestran los orgánulos más importantes y otras estructurasde la célula.Cromosomas y ADNMitocondria Retículo Retículo Microfilamentosendoplásmico endoplásmicorugoso liso (agranular)Figura 2-2 Reconstrucción de una célula típica, en la que se muestran los orgánulos internos en el citoplasma y en el núcleo.12Aparatode GolgiCentríolosGrànulosecretorMicrotúbulosMembrananuclear MembranacelularNucléoloGlucógenoRibosomasLisosoma
  24. 24. ELSEVIER.Fotocopiarsinautorizaciónesundelito.Capítulo 2 La célula y sus funcionesEstructuras membranosas de la célulaLa mayoría de los orgánulos de la célula están cubiertos pormembranas compuestas principalmente por lípidos y proteí­nas. Estas membranas son la membrana celular, la membrananuclear, la membrana del retículo endoplásmico y las mem ­branas de la mitocondria, los lisosomas y el aparato de Golgi.Los lípidos de las membranas proporcionan una barreraque impide el movimiento de agua y sustancias hidrosolu-bles desde un compartimiento celular a otro, porque el aguano es soluble en lípidos. No obstante, las moléculas proteicasde la membrana suelen atravesar toda la membrana propor­cionando vías especializadas que a menudo se organizan enporos auténticos para el paso de sustancias específicas a tra­vés de la membrana. Además, muchas otras proteínas de lamembrana son enzimas que catalizan multitud de reaccionesquímicas diferentes, que se comentarán en este y en capítu­los sucesivos.Membrana celularLa membrana celular (también denominada membranaplasmática), que cubre la célula, es una estructura elástica,fina y flexible que tiene un grosor de tan sólo 7,5 a 10 nm.Está formada casi totalmente por proteínas y lípidos, con unacomposición aproximada de un 55% de proteínas, un 25% defosfolípidos, un 13% de colesterol, un 4% de otros lípidos y un3% de hidratos de carbono.La barrera lipídica de la membrana celular impidela penetración del agua. En la figura 2-3 se muestra laestructura de la membrana celular. Su estructura básicaconsiste en una bicapa lipídica, una película fina de doblecapa de lípidos, cada una de las cuales contiene una solamolécula de grosor y rodea de forma continua toda lasuperficie celular. En esta película lipídica se encuentranintercaladas grandes moléculas proteicas globulares.La bicapa lipídica básica está formada por moléculas de fos­folípidos. Un extremo de cada molécula de fosfolípido es solu­ble en agua, es decir, es hidrófilo, mientras que el otro es solublesólo en grasas, es decir, es hidrófobo. El extremo fosfato del fos­folípido es hidrófilo y la porción del ácido graso es hidrófoba.Como las porciones hidrófobas de las moléculas de fos­folípidos son repelidas por el agua, pero se atraen mutua­mente entre sí, tienen una tendencia natural a unirse unasa otras en la zona media de la membrana, como se mues­tra en la figura 2-3. Las porciones hidrófilas de fosfato cons­tituyen entonces las dos superficies de la membrana celularcompleta que están en contacto con el agua intracelular enel interior de la membrana y con el agua extracelular en lasuperficie externa.La capa lipídica de la zona media de la membrana es imper­meable a las sustancias hidrosolubles habituales, como iones,glucosa y urea. Por el contrario, las sustancias hidrosolubles,como oxígeno, dióxido de carbono y alcohol, pueden penetraren esta porción de la membrana con facilidad.Hidrato de carbonoLíquidoextracelularProteína integralBicapalipídicaProteínaperiféricaLíquidointracelularCitoplasmaProteína integralFigura 2-3 Estructura de la membrana celular en la que se muestra que está compuesta principalmente por una bicapa lipídica de moléculasde fosfolípidos, pero con un gran número de moléculas proteicas que hacen protrusión a través de la capa. Además, las estructuras de hidra-© tos de carbono se unen a las moléculas proteicas en el exterior de la membrana y a otras moléculas proteicas en el interior. (Reproducido apartir de Lodish HF, Rothman JE:The assembly of cell membranes. Sci Am 240:48, 1979. Copyright Ceorge V. Kevin.)13
  25. 25. Unidad I Introducción a la fisiología: la célulay la fisiología generalLas moléculas de colesterol de la membrana también tie­nen una naturaleza lipídica, porque su núcleo esteroide esmuy liposoluble. Estas moléculas, en cierto sentido, estándisueltas en la bicapa de la membrana. Una de sus funcionesmás importantes consiste en determinar el grado de permea­bilidad (o impermeabilidad) de la bicapa ante los componen­tes hidrosolubles de los líquidos del organismo. El colesteroltambién controla gran parte de la fluidez de la membrana.Proteínas de la membrana celular integrales y perifé­ricas. En la figura 2-3 también se muestran masas globularesque flotan en la bicapa lipídica. Son proteínas de membrana,glucoproteínas en su mayoría. Existen dos tipos de proteínasde membrana celular: proteínas integrales que hacen pro­trusión por toda la membrana y proteínas periféricas que seunen sólo a una superficie de la membrana y que no pene­tran en todo su espesor.Muchas de las proteínas integrales componen canalesestructurales (o poros) a través de los cuales las moléculas deagua y las sustancias hidrosolubles, especialmente los iones,pueden difundir entre los líquidos extracelular e intracelular.Estos canales de proteínas también tienen propiedades selec­tivas que permiten la difusión preferente de algunas sustan­cias con respecto a las demás.Otras proteínas integrales actúan como proteínas trans­portadoras de sustancias que, de otro modo, no podrían pe­netrar en la bicapa lipídica. En ocasiones, incluso transportansustancias en dirección contraria a sus gradientes electroquí­micos de difusión, lo que se conoce como «transporte acti­vo». Otras proteínas actúan como enzimas.Las proteínas integrales de la membrana pueden actuartambién como receptores de los productos químicos hidroso­lubles, como las hormonas peptídicas, que no penetran fácil­mente en la membrana celular. La interacción de los receptoresde la membrana celular con ligandos específicos que se unen alreceptor provoca cambios conformacionales de la proteína delreceptor, lo que, a su vez, activa enzimáticamente la parte intra­celular de la proteína o induce interacciones entre el receptory las proteínas del citoplasma que actúan como segundos men­sajeros, con lo que se transmite la señal desde la parte extra-celular del receptor al interior de la célula. De esta forma, lasproteínas integrales que ocupan la membrana celular son unmedio de transmisión de la información sobre el entorno haciael interior de la célula.Las moléculas proteicas periféricas se unen con frecuen­cia a las proteínas integrales, de forma que las proteínas peri­féricas funcionan casi totalmente como enzimas o comocontroladores del transporte de sustancias a través de los«poros» de la membrana celular.Hidratos de carbono de la membrana: «glucocáliz»celular. Los hidratos de carbono de la membrana se presen­tan casi invariablemente combinados con proteínas o lípidos enforma deglucoproteínas oglucolípidos. De hecho, la mayoría delas proteínas integrales son glucoproteínas y aproximadamentela décima parte de las moléculas lipídicas de la membrana songlucolípidos. Las porciones «gluco» de estas moléculas hacencasi siempre protrusión hacia el exterior de la célula, colgandohacia fuera de la superficie celular. Hay muchos otros com­puestos de hidratos de carbono, que se denominan proteoglica-nos y son principalmente hidratos de carbono unidos a núcleosde proteínas pequeñas, que también se unen laxamente a lasuperficie externa de la pared celular, es decir, toda la superficieexterna de la célula a menudo contiene un recubrimiento débilde hidratos de carbono que se conoce como glucocáliz.Las estructuras de hidratos de carbono unidas a la super­ficie exterior de la célula tienen varias funciones importan­tes: 1) muchas de ellas tienen una carga eléctrica negativaque proporciona a la mayoría de las células una carga nega­tiva a toda la superficie que repele a otros objetos negati­vos; 2) el glucocáliz de algunas células se une al glucocálizde otras, con lo que une las células entre sí; 3) muchos delos hidratos de carbono actúan como componentes del recep­tor para la unión de hormonas, como la insulina; cuando seunen, esta combinación activa las proteínas internas unidasque, a su vez, activan una cascada de enzimas intracelulares,y 4) algunas estructuras de hidratos de carbono participan enreacciones inmunitarias, como se comenta en el capítulo 34.Citoplasma y sus orgánulosEl citoplasma está lleno de partículas diminutas y grandes yorgánulos dispersos. La porción de líquido del citoplasma en elque se dispersan las partículas se denomina citosol y contieneprincipalmente proteínas, electrólitos y glucosa disueltos.En el citoplasma se encuentran dispersos glóbulos degrasa neutra, gránulos de glucógeno, ribosomas, vesículassecretoras y cinco orgánulos especialmente importantes: elretículo endoplásmico, el aparato de Golgi, las mitocondrias,los lisosomas y los peroxisomas.Retículo endoplásmicoEn la figura 2-2 se muestra una red de estructuras vesicu­lares tubulares y planas del citoplasma que forman el retí­culo endoplásmico. Los túbulos y vesículas están conectadosentre sí y sus paredes también están formadas por membra­nas de bicapa lipídica que contienen grandes cantidades deproteínas, similares a la membrana celular. La superficie totalde esta estructura en algunas células, como los hepatocitos,por ejemplo, puede ser hasta 30 o 40 veces la superficie de lamembrana celular.En la figura 2-4 se muestra la estructura detallada de unapequeña porción del retículo endoplásmico. El espacio quequeda dentro de los túbulos y vesículas está lleno de unamatriz endoplásmica, un medio acuoso que es distinto dellíquido del citosol que hay fuera del retículo endoplásmico.Las microfotografías electrónicas demuestran que el espacioque queda dentro del retículo endoplásmico está conectadocon el espacio que hay entre las dos superficies de la mem­brana nuclear.Las sustancias que se forman en algunas partes de la célulaentran en el espacio del retículo endoplásmico y después sonconducidas a otras partes de la célula. Además, la enormesuperficie de este retículo y los muchos sistemas enzimáticosunidos a su membrana constituyen la maquinaria responsablede una gran parte de las funciones metabólicas de la célula.Ribosomas y retículo endoplásmico rugoso. Unida ala superficie exterior de muchas partes del retículo endo-plásmico nos encontramos una gran cantidad de partícu­las granulares diminutas que se conocen como ribosomas.Cuando están presentes, el retículo se denomina retículoendoplásmico rugoso. Los ribosomas están formados por unamezcla de ARN y proteínas y su función consiste en sinteti­zar nuevas moléculas proteicas en la célula, como se comentamás adelante en este mismo capítulo y en el capítulo 3.14

×