ACEITES ESENCIALES<br />Las propiedades organolépticas que presentan algunas sustancias pueden ser percibidas por inhalaci...
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Aceites Esenciales
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Aceites Esenciales

58,254 views

Published on

Published in: Health & Medicine, Business
5 Comments
42 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
58,254
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
13
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
5
Likes
42
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Aceites Esenciales

  1. 1. ACEITES ESENCIALES<br />Las propiedades organolépticas que presentan algunas sustancias pueden ser percibidas por inhalación en la cavidad buco nasal. Hay sustancias que pueden ser aromáticas para unos organismos y no para otros. Existe relación directa entre estructura química y sensación olfativa. Esta propiedad organoléptica está vinculada a la volatilidad de la sustancia. El estímulo depende:<br />Tamaño y forma <br />Estado electrónico<br />Isomería<br />Posición cis /trans <br />Se relaciona el aroma de un alimento con la presencia de determinados compuestos, así se pueden ofrecer aromas artificiales por recomposición de mezclas. El aroma también presenta un umbral de sensación, este está situado a bajas concentraciones. Los receptores presentan mayor disponibilidad a la fatiga.<br />La percepción depende de la intensidad, tipo y variedad. Normalmente no pueden valorarse estos tres factores de forma cuantitativa ni tampoco hay una clasificación de olores básicos. Cabe distinguir tres tipos de aditivos aromatizantes.<br />AGENTES AROMATICOS<br />De acuerdo con la reglamentación técnico sanitaria española son preparados comerciales que contienen principios activos aromáticos con objeto de proporcionar olor y sabor a los alimentos.<br />Productos naturales<br />Transformados <br />Exudados <br />Concentrado natural<br />Obtenido por destilación (aceites esenciales) <br />Obtenido por extracción (extractos, oleorresina)<br />Sustancias químicas<br />A pesar de que aparecen en gran número de alimentos en muchos casos no se indica exactamente de cual se trata.<br />ACEITES ESENCIALES<br />Características<br />Productos naturales obtenidos directamente por destilación de la materia prima, encontrándose prácticamente en todas las plantas distribuidas por la raíz, fruto, hojas, etc., esto es un aceite esencial.<br />Se oxidan por exposición al aire.<br />Son sustancias volátiles de naturaleza orgánica, el término aceite no se relaciona con las grasas, se llaman así porque son insolubles en agua y solubles en disolventes orgánicos. Aunque son mezclas de sustancias orgánicas no todos contribuyen al aroma. No hay que confundirlo con aceites esenciales rectificados, es decir aceites esenciales purificados por redestilación. En su estructura abundan sustancias terpenoides y sus derivados, es decir hidrocarburos derivados del isopreno.<br />Las sustancias terpenoides pueden ser:<br />Monoterpenos (dos isoprenos) <br />Sesquiterpenos<br />Diterpenos<br />Sesteterpenos<br />Triterpenos<br />En todos estos compuestos la unión de isoprenos es cola-cabeza. La mayoría de los monoterpenos proceden del mantano, limoneno, mentol. Se obtienen por destilación por arrastre de vapor. Los terpenos superiores no son volátiles por lo que no contribuyen al aroma. Su insolubilidad en agua plantea problemas al adicionarlos a los alimentos. Se emplea como disolvente: etanol y propilenglicol.<br />En un aceite esencial pueden encontrarse hidrocarburos alicíclicos y aromáticos, así como sus derivados oxigenados; Ej., alcoholes, aldehídos, cetonas, ésteres, etc.,, sustancias azufradas y nitrogenadas. Los compuestos frecuentes derivan biológicamente del ácido mevalónico; se les cataloga como terpenos: menoterpenos (C10) y sesquiterpenos (C15). <br />192849513335<br />CLASIFICACIÓN DE ACEITES ESENCIALES<br />Se clasifican con base en diferentes criterios: como consistencia y origen (entre otros).       <br />De acuerdo con su consistencia los aceites esenciales se clasifican en esencias fluidas, bálsamos y oleorresinas.<br />Las esencias fluidas son líquidos volátiles a temperatura ambiente.<br />Los bálsamos son de consistencia más espesa, son poco volátiles y propensos a sufrir reacciones de polimerización, son ejemplos el bálsamo de copaiba, el bálsamo del Perú, bálsamo de Tolú, Estoraque, etc.<br />Las oleorresinas tienen el aroma de las plantas en forma concentrada y son típicamente líquidos muy viscosos o sustancias semisólidas (caucho, gutapercha, chicle, oleorresina de paprika, de pimienta negra, de clavero, etc.). <br />De acuerdo a su origen los aceites esenciales se clasifican como naturales, artificiales y sintéticos: <br />Los naturales se obtienen directamente de la planta y no sufren modificaciones físicas ni químicas posteriores, debido a su rendimiento tan bajo son muy costosos. <br />Los artificiales se obtienen a través de procesos de enriquecimiento de la misma esencia con uno o varios de sus componentes, por ejemplo, la mezcla de esencias de rosa, geranio y jazmín enriquecida con linalol.<br />Los sintéticos como su nombre lo indica son los producidos por procesos de síntesis química. Estos son más económicos y por lo tanto son mucho más utilizados como aromatizantes y saborizantes. <br />DISTRIBUCIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES<br />Los aceites esenciales se encuentran ampliamente distribuidos en diferentes partes de las plantas: <br />En las hojas (ajenjo, albahaca, eucalipto, hierbabuena, mejorana, menta, pachulí, romero, salvia, etc.).<br />En las raíces (angélica, cúrcuma, jengibre, sándalo, sasafrás, valeriana, vetiver, etc.).<br />En el pericarpio del fruto (cítricos como limón, mandarina, naranja, etc.).<br />En las semillas (anís, cardamomo, hinojo, comino, etc.).<br />En el tallo (canela, etc.).<br />En las flores (lavanda, manzanilla, piretro, tomillo, rosa, etc.).<br />En los frutos (nuez moscada, perejil, pimienta, etc.).  <br />Los aceites se forman en las partes verdes (con clorofila) del vegetal y al crecer la planta son transportadas a otros tejidos, en concreto a los brotes en flor. Se desconoce la función exacta de un aceite esencial en un vegetal; puede ser para atraer los insectos para la polinización, o para repeler a los insectos nocivos, o puede ser simplemente un producto metabólico intermedio.<br />EXTRACCIÓN Y AISLAMIENTO<br />Los aceites esenciales se pueden extraer mediante  diferentes métodos como: expresión, destilación con vapor de agua, extracción con solventes volátiles, enfleurage y con fluidos supercríticos. <br />En la expresión el material vegetal es exprimido mecánicamente para liberar el aceite y este es recolectado y filtrado. Este método es utilizado para la extracción de esencias cítricas. <br />En la destilación por arrastre con vapor de agua, la muestra vegetal generalmente fresca y cortada en trozos pequeños, se coloca en un recipiente cerrado y sometida a una corriente de vapor de agua sobrecalentado, la esencia así arrastrada es posteriormente condensada, recolectada y separada de la fracción acuosa. Esta técnica es muy utilizada especialmente para esencias fluidas, especialmente las utilizadas en perfumería. Se aplica a nivel industrial debido a su alto rendimiento, la pureza del aceite obtenido y porque no requiere tecnología sofisticada. <br />En el método de extracción con solventes volátiles, la muestra seca y molida se pone en contacto con solventes como alcohol o cloroformo. Estos compuestos solubilizan el aceite esencial,  pero también extraen otras sustancias como grasas y ceras, obteniéndose al final una esencia impura. Se utiliza a escala de laboratorio, pues a nivel industrial resulta costoso por el valor comercial de los solventes y porque se obtienen esencias mezcladas con otras sustancias. <br />En el método de enflorado o enfleurage, el material vegetal (generalmente flores) es puesto en contacto con una grasa. La esencia es solubilizada en la grasa que actúa como vehículo extractor. Se obtiene inicialmente una mezcla (el concreto) de aceite esencial y grasa la cual es separada posteriormente por otros medios físico-químicos. En general se recurre al agregado de alcohol caliente a la mezcla y su posterior enfriamiento para separar la grasa (insoluble) y el extracto aromático (absoluto). Esta técnica es empleada para la obtención de esencias florales (rosa, jazmín, azahar, etc.), pero su bajo rendimiento y la difícil separación del aceite extractor la hacen costosa. <br />El método de extracción con fluidos supercríticos, es de desarrollo más reciente. El material vegetal cortado en trozos pequeños, licuado o molido, se empaca en una cámara de acero inoxidable y se hace circular a través de la muestra un fluido en estado supercrítico (por ejemplo CO2). Las esencias son así solubilizadas y arrastradas y el fluido supercrítico, que actúa como solvente extractor, se elimina por descompresión progresiva hasta alcanzar la presión y temperatura ambiente. Finalmente se obtiene una esencia cuyo grado de pureza depende de las condiciones de extracción. <br />Este procedimiento presenta varias ventajas: alto rendimiento, fácil eliminación del solvente (que además se puede reciclar),  no se alteran las propiedades químicas de la esencia por las bajas temperaturas utilizadas para su extracción. Sin embargo el equipo requerido es relativamente costoso, ya que se requieren bombas de alta presión y sistemas de extracción también resistentes a las altas presiones.  <br />PROPIEDADES <br />Todos los aceites esenciales son antisépticos, pero cada uno tiene sus virtudes específicas, por ejemplo pueden ser analgésicos, fungicidas, diuréticos o expectorantes. La reunión de componentes de cada aceite también actúa conjuntamente para dar al aceite una característica dominante. Puede ser como el de manzanilla, refrescante como el de pomelo, estimulante como el aromático de romero o calmante como el clavo.<br />En el organismo, los aceites esenciales pueden actuar de modo farmacológico, fisiológico y psicológico. Habitualmente producen efectos sobre diversos órganos (especialmente los órganos de los sentidos) y sobre diversas funciones del sistema nervioso.<br />También son utilizados en plantas para alejar a los insectos herbívoros.<br />Propiedades físico-químicas<br />Las propiedades físico-químicas de los aceites esenciales o esencias son muy diversas, puesto que el grupo engloba substancias muy heterogéneas, de las que en la esencia de una planta, prácticamente puede encontrarse solo una o más de 30 compuestos como en la de jazmín o en la de manzanilla.<br />La composición de una esencia puede cambiar con la época de la recolección, el lugar geográfico o pequeños cambios genéticos. En gimnospermas y angiospermas es donde aparecen las principales especies que contienen aceites esenciales, distribuyéndose dentro de unas 60 familias. Son particularmente ricas en esencias las pináceas, lauráceas, mirtáceas, labiáceas, umbelíferas, rutáceas y asteraceas. Para ilustrar las variadas estructuras que pueden encontrarse en los aceites esenciales, se verán las principales contenidas en la esencia de:<br />Romero (del Rosmarinus officinalis): hay pineno (a), canfeno (b), cineol (c), limoneno (d), alcanfor (e), borneol (fi y su acetato, cariofileno (g). <br />En la esencia de menta (de Mentha piperita) se encuentra mentol (h), rnentona (i), felandreno (j), cadineno (k), limoneno (d), pineno (a), mentolfurano (m), isovalerianaldehído (y), cariofileno (g), etil-n-amilcarbinol e isovalerianato de metilo. <br />En la esencia de anís (Pimpinella anisum) hay anetol (n) (70-90 %), estragol (o), anisona (p), p-metoxifenol, eugenol (q), anisaldehído (r) y vainillina (s). <br />Otras substancias interesantes son: la nepetalactona (de Nepeta catoria) bisaboleno (u), humuleno (u) (Humulus lupulus), vetivona (de Vetiveria zizanioides) y zerumbono (de Zingiber zerumbei).<br />Para una mejor comprensión podemos ver las estructuras en la Figura 1.<br />-337185404495FIGURA 1. Tipos de Estructuras en los Aceites Esenciales<br />Estructura y propiedades químicas<br />Químicamente son una mezcla compleja de componentes, que pueden agruparse en:<br />Compuestos terpénicos, formados por unidades de isopreno (5 carbonos), que pueden ser monoterpenos (10 carbonos) y sesquiterpenos (15 carbonos). Estos monoterpenos y sesquiterpenos pueden ser a su vez acíclicos, monocíclicos y bicíclicos, y también oxigenados y no oxigenados. <br />Compuestos aromáticos derivados del fenilpropano: aldehído cinámico, eugenol, anetol, aldehído anísico y safrol entre otros. <br />Otros compuestos presentes en pequeña proporción: ácidos orgánicos (ácido acético, valérico e isovalérico), cetonas de bajo peso molecular y cumarinas volátiles (bergapteno). <br />Están formados principalmente por terpenoides volátiles, formados por unidades de isopreno unidas en estructuras de 10 carbonos (monoterpenoides) y 15 carbonos (sesquiterpenoides). Las sustancias responsables del olor suelen poseer en su estructura química grupos funcionales característicos: aldehídos, cetonas, ésteres, etc.<br />Cada aceite lo integran por lo menos 100 compuestos químicos diferentes, clasificados como aldehídos, fenoles, óxidos, ésteres, cétonas, alcoholes y terpenos. También puede haber muchos compuestos aún por identificar.<br />Los principales componentes pueden constituir hasta el 85% del aceite y el resto de los compuestos se encuentra en pequeñas cantidades o trazas. Existen evidencias de que los componentes menores desempeñan un papel relevante en la función antimicrobiana, probablemente generando un efecto sinérgico con los otros constituyentes de las mezclas. <br />Es precisamente debido a su compleja composición química, que son diversos en sus efectos, y en ello se fundamenta su acción antimicrobiana pues esto contribuye a hacer extremadamente difícil la mutación o inducción de resistencia de los microorganismos; por consiguiente, su uso en la industria alimentaria ha generado mucho interés. <br />Los aceites ricos en terpenos y compuestos fenólicos poseen alta actividad antimicrobiana; algunas hierbas o especias con estas propiedades incluyen a la pimienta, la albahaca, el laurel, el clavo, la canela, la cúrcuma, el eucalipto, el extracto de semilla de toronja, el orégano, la páprika, el rábano, el romero, la salvia, el tomillo, la valeriana, el estragón, entre otras más. <br />La actividad antimicrobiana del clavo, la pimienta y la canela se atribuye al eugenol (2-metoxi-4 alil fenol) y al aldehído cinámico que son sus principales constituyentes volátiles. <br />El tomillo y el orégano que se utilizan en la industria alimenticia como sazonadores y bioconservadores culinarios, contienen aceites esenciales que se consideran de actividad inhibitoria fuerte. Los terpenos carvacrol, p-cimeno y timol son los principales componentes volátiles de estas especias, siendo el timol el que se encuentra en mayor proporción (en el orégano hasta en un 50% y en el tomillo hay 43% de timol y 36% de p-cimeno). La actividad antimicrobiana de los aceites y oleorresinas de tomillo y orégano es amplia contra bacterias, hongos y levaduras. El aceite esencial del flavedo " o piel" del limón (Citrus aurantifolia Swingle) contiene monoterpenos, sesquiterpenos, alcoholes, ésteres y aldehídos, y se le atribuyen propiedades antisépticas, antivirales y bactericidas. En el AE de romero (Rosmarinus officinalis) las propiedades antimicrobianas se atribuyen a sus componentes alcanfor (21%), eucaliptol  1,8-cineol  (17.6%) y verberona (>12%). <br />Propiedades físicas<br />Los aceites esenciales son líquidos a temperatura ambiente, muy raramente tienen color y su densidad es inferior a la del agua (la esencia de sasafrás o de clavo constituyen excepciones). Casi siempre dotadas de poder rotatorio, tienen un índice de refracción elevado. Solubles en alcoholes y en disolventes orgánicos habituales, son liposolubles y muy poco soluble en agua, son arrastrables por el vapor de agua.<br />MECANISMO DE ACCIÓN<br />La información actualmente disponible respecto al mecanismo de acción de los aceites esenciales es escasa; en lo reportado se coincide en que, al ser mezclas complejas de numerosas moléculas con  gran diversidad de grupos químicos, es muy probable que la actividad antimicrobiana  no se atribuya a un mecanismo específico ya que en las células hay diferentes sitios en donde pueden actuar, y los eventos pueden llevarse a cabo en forma independiente, simultánea  o consecuente. El carácter hidrofóbico de los aceites les permite incorporarse en los lípidos de las membranas bacterianas y mitocondriales, perturbando su estructura y consecuentemente su permeabilidad, dando lugar a la fuga de iones y otros contenidos celulares vitales, conduciendo finalmente a la muerte del microorganismo. Los aceites también podrían actuar sobre las proteínas embebidas en la membrana citoplasmática deformando la interacción lípido-proteína y afectando la actividad de enzimas como la ATPasa, disminuyendo la producción de energía requerida para el funcionamiento celular; otra posible acción sería la interacción directa de los componentes lipofílicos con las partes hidrofóbicas de la molécula de proteína. <br />USOS DE LOS ACEITES ESENCIALES<br />Los aceites esenciales se utilizan para dar sabor y aroma al café, el té, los vinos y las bebidas alcohólicas. Son los ingredientes básicos en la industria de los perfumes y se utilizan en jabones, desinfectantes y productos similares. También tienen importancia en medicina, tanto por su sabor como por su efecto calmante del dolor y su valor fisiológico. <br />Efectos terapeúticos de los aceites esenciales <br />Sus acciones farmacológicas son muy variadas y en muchos casos específicos de cada uno, pudiéndose esquematizar como sigue:<br />A nivel digestivo: estomáquicos, carminativos, eupépticos, colagogos, hidrocoleréticos y vermífugos. <br />A nivel respiratorio: antisépticos y expectorantes. <br />A nivel renal: antisépticos y diuréticos. <br />A nivel del Sistema Nervioso Central: estimulantes, depresores, convulsivantes y emenagogos. <br />Por vía externa son antiinflamatorios y vulnerarios. <br />CONTRAINDICACIONES<br />Posible efecto tóxico de los aceites esenciales<br />Los aceites esenciales pueden llegar a ser tóxicos por su alta concentración. A pesar que se consideran productos naturales poco peligrosos fácilmente puede producirse una sobre-dosificación, incluso con aceites esenciales de plantas que en sí mismas son poco tóxicas.<br />Hay que considerar que son productos extractivos, que en raras ocasiones están en una proporción superior al 1% del peso de la planta en seco, pero al destilarlos esta concentración aumenta considerablemente.<br />Además algunos muestran una toxicidad específica por tener componentes que atraviesan fácilmente la barrera hemato-encefalica afectando al Sistema Nervioso Central, como ocurre con la tuyona, que abunda en las esencias de ajenjo, tuya y salvia.<br />Industrialmente se emplean para la obtención de diversos principios activos (anetol, pinenos, eugenol), como excipientes, aromatizantes y para la fabricación de perfumes y colonias.<br />Antes de aplicarlos es necesario diluirlos en otros aceites, conocidos como aceites bases, o en agua. <br />Preferentemente los aceites esenciales no deben de ser ingeridos. <br />No deben entrar en contacto con los ojos. <br />Deben de usarse con moderación en mujeres embazaradas y niños. <br />No confundir los aceites esenciales con los aceites sintéticos, su calidad es muy inferior a los aceites esenciales y si son aplicados en la piel causan quemaduras y alergias. <br />Debe vigilarse el uso sistémico de los siguientes aceites esenciales, fijando la dosis y duración del tratamiento, (contraindicados en niños de corta edad): <br />Contienen cetonas: (en proporción menor que las anteriores)Cedro (Cedrus atlantica)Boldo (Pneumus boldo)CarviManzanilla azul (Artemisia arborescens)Helichrysum italicumLavanda aspic (L. latifolia)Romero alcanforado (Rosmarinus officinalis canfor.)Romero verbenona (Rosmarinus officinalis verb.) <br />Otras moléculas:Nuez moscada (Myr. fragans): con miristicina y apiolPerejil: con miristicina y apiolCalamos aromático (Acorus calamus): con asaronaSassafras (Sassafras albidum): con safrol<br />Aceites esenciales anisados: de diversos géneros botánicos, que presentan poblemática en situaciones de abuso, y que deben usarse de forma razonable.BadianaAnís verde (Pimpinela anisum)<br />CominosHinojo (Foeniculum vulgaris)<br />Coriandro (Coriandrum sativum) <br />Aceites esenciales ricos en fenoles, como el timol o el carvacol, que en situaciones de ingesta continuada durante largo tiempo (a veces en la dieta), pueden resultar hepatotóxicos.<br />Tomillos (género Thymus)<br />Canela (Cinnamomum ceylanicum) <br />Aceites esenciales irritantes para las mucosas bucal y digestiva (ver modos de empleo). <br />Efectos sobre el sistema nervioso <br />Algunos componentes de ciertos aceites esenciales pueden provocar convulsiones, al tener un efecto tóxico sobre el sistema nervioso. Principalmente, pertenecen al grupo de las cetonas y de los fenoles, como la carvona, la thuyona o el anetol. Entre los aceites esenciales con riesgo de toxicidad tenemos el anís estrellado y el verde,  la alcaravea, el hinojo, el hisopo, la menta, el ajenjo, el perejil y el romero, el pino, el sasafrás, la salvia o la thuya. <br />Otros componentes tienen efectos narcoticos y estupefacientes, perteneciendo a los grupos de los fenoles y terpenos, como el anetol, la miristicina, el timol o ellinalol. Citemos a los aceites de anís verde y estrellado, angélica, albahaca, coriandro, comino, eucalipto, enebro, lavanda, tomillo, serpol, menta o de nuez moscada. <br />Otras plantas son ricas en thuyona y poseen una notable toxicidad, cuando se administran en forma de aceites esenciales. Entre éstas tenemos la popular salvia, el hisopo o la thuya. La ingestión de dosis elevadas de los aceites esenciales de estas plantas puede provocar el coma y la muerte en casos graves; y convulsiones, temblores y alteraciones respiratorias, que han tardado en curarse más de dos meses después de haberse producido la intoxicación. En el caso del hisopo, se ha detectado toxicidad con dosis de 30 gotas diarias. <br />Efectos sobre la piel <br />La toxicidad sobre la piel deriva del contenido de carburos y alcoholes terpénicos, de fenoles, de compuestos aromáticos o de cumarinas. Citemos el safrol, el limoneno, el pineol, nerol, linalol, mentol y eucaliptol o el bergapteno. Los terpenos, y los fenoles tienen una acción irritante directa sobre la piel, mientras que los otros producen más fenómenos de hipersensibilidad o alergia. Los aceites más proclives a producir efectos indeseables sobre la piel son los de angélica, limón, melisa, laurel, comino, eucalipto, naranja, ruda, sasafrás y tomillo. Debido a su notable agresividad, los aceites esenciales producen con frecuencia reacciones alérgicas y de hipersensibilidad de la piel. Entre los aceites esenciales más proclives a producirlas están los de laurel, de naranja, y de otros cítricos. <br />Efectos sobre el sistema digestivo <br />Los aceites esenciales pueden tener un efecto irritante sobre la mucosa del sistema digestivo, es por ello que la primera precaución que se ha de tener al administrarlos es el tomarlos diluidos en un terrón de azúcar, o mejor aún, diluidos en una tisana. De esta manera se reduce la potencialidad tóxica al disminuir su concentración y se aumenta la capacidad de absorción al distribuirse más uniformemente por toda la mucosa del estómago e intestino. La acidez se mide por el valor del pH. Pequeñas variaciones del pH en el estómago provocan síntomas digestivos muy comunes, como la flatulencia o la digestión difícil. Con el paso de los años, el estómago se vuelve más lento en el control de su acidez, provocando un problema conocido como " fatiga gastrica" . <br />Las sustancias ácidas de los aceites están entre las principales causantes de la gastritis típica que pueden provocar. Estas sustancias ácidas se concentran más y más cuanto más viejo sea el aceite esencial, o si éste ha sido sometido a deficientes condiciones de conservación. <br />Efectos sobre el embarazo <br />Algunos aceites esenciales están prohibidos en el embarazo debido a sus propiedades abortivas, derivadas especialmente de su contenido en terpenos como el sabino; o de cetonas como la pulegiona y la thuyona. Los aceites esenciales de ruda, sabina, thuya y tanaceto están entre los que provocan con mayor frecuencia este problema. <br />Efectos sobre el hígado y el riñón <br />La toxicidad sobre el hígado es debida a cetonas como la pulegiona ya compuestos aromáticos como la miristicina y el safrol. Un ejemplo de ello es el de la nuez moscada de cuyo nombre deriva la miristicina. Poca gente sabe que dos o tres nueces moscadas tienen una potencialidad tóxica suficiente como para matar una persona. La toxicidad sobre el riñón es debida a la eliminación de algunos aceites esenciales ricos en alcoholes, compuestos aromáticos y cetonas (felandreno, pineno, sabinol, eucaliptol, safrol, apiol, pulegiona, etc.). Esta eliminación provoca una irritación de las mucosas renales pudiendo presentarse incluso hemorragias urinarias. Los aceites de eucalipto, de sabina o de sasafrás son los más tóxicos en este sentido. <br />DOSIS DIARIA ALIMENTARIA (DDA)<br />Al igual que a la mayoría de las personas no se les ocurriría tomar cuatro o diez veces la dosis recomendada de un antibiótico prescrita por el médico, lo mismo ha de suceder con el uso de los aceites esenciales. <br />Los aceites esenciales deberían ser utilizados con sumo cuidado y conociendo su potencialidad tóxica. Se han descrito incluso casos mortales por el uso de ellos, aunque también hay que decir que sólo tras la ingestión de cantidades importantes de ellos, de más de dos gramos diarios, cantidad equivalente al de un cucharadita de café. En principio, habría que señalar un límite de 300 mg diarios por debajo del cual la toxicidad es prácticamente nula, salvo en administraciones prolongadas en el tiempo (más de 15 días).<br />ACEITES ESENCIALES COMO CONSERVADORES DE ALIMENTOS <br />El reconocido principio aromático y de sabor de extractos vegetales de diferentes tipos de plantas ha motivado el uso de varios de ellos, principalmente como agentes saborizantes o sazonadores de alimentos y bebidas. Sin embargo, son pocos los alimentos que a nivel comercial contienen aceites esenciales como bioconservadores. Algunos estudios reportan lo siguiente: <br />Carne y Productos cárnicos <br />Una salsa estilo italiana, conteniendo  0,3% de aceite esencial de orégano y 0,3% de aceite esencial de tomillo redujo significativamente cuentas aeróbicas en placa de Escherichia coli en filetes crudos de pechuga de pollo. Esta combinación de orégano y tomillo fue altamente letal para Salmonella, Typhimurium, Campylobacter jejuni  y L. monocytogenes. El aceite esencial de ajo y cebolla además de tener efecto antimicrobiano contra Pseudomonas fragi y Lactobacillus, mejoró los atributos sensoriales en chorizo. <br />El ajo fresco picado añadido en una concentración del 1% en peso en mayonesa reduce cuentas de Salmonella enteritidis  después de 4 días a 25ºC. En general, para los productos cárnicos los aceites de orégano, tomillo, clavo y cilantro son los más efectivos en concentraciones entre 5-20µL/g. Se ha observado que entre mayor sea el contenido de grasa en el producto, se reduce notablemente el efecto de los aceites. <br />Pescado <br />La mostaza ha resultado altamente efectiva para controlar E. coli en salsa de pescado almacenada a 25ºC por 28 días. El aceite de orégano en una concentración tan baja como 0.5µL/g es efectivo para controlar Photobacterium phosphoreum en filetes de bacalao. Recubrir la superficie de pescado entero con AE o incorporar el aceite en un recubrimiento para aplicarlo en camarones resulta efectivo para inhibir la flora natural deteriorativa de estos productos. <br />Productos lácteos <br />Los escasos reportes en estos productos, mencionan el control del crecimiento de S. enteritidis  y de las especies iniciadoras de cultivo logrado con AE de menta con 0,05-20µL/g en yogurt de bajo contenido en grasa. Los aceites esenciales de canela, cardamomo y clavo han resultado ser más eficaces. <br />Panificación <br />Los aceites de canela, clavo y cardamomo, inhiben el crecimiento de microorganismos en galletas, sin embargo el cardamomo reduce los atributos sensoriales. <br />Frutas y hortalizas <br />Los aceites de cítricos usualmente se usan como saborizantes en bebidas de cola y ginger ale, así como en perfumería. Los terpenos oxidados contenidos en los aceites de cítricos poseen una alta capacidad antifúngica.<br />En ciertas hortalizas los aceites funcionan como aderezo en ensaladas y al mismo tiempo permiten su conservación.<br />CONCLUSIONES<br />Se han extraído más de 150 tipos, cada uno con su aroma propio y virtudes curativas únicas. Proceden de plantas tan comunes como el perejil y tan exquisitas como el jazmín. Para que den lo mejor de sí, deben proceder de ingredientes naturales brutos y quedar lo más puro posible.<br />Muchas veces la percepción del aroma de los aceites es doblemente más eficaz que la propagación de la planta de la cual es extraído de manera natural. <br />Los aceites esenciales tienen un grado de insolubilidad en agua, debido a la presencia de su enlaces hidrofóbicos, que los hacen repeler las moléculas de agua; pero cabe recalcar que tienen mayor índice de solubilidad en disolventes orgánicos, que le permite asociar sus moléculas a compuestos derivados del carbono.<br />Es necesario aclarar que no se debe confundir los aceites esenciales con aceites esenciales rectificados, debido a que su gran diferencia radica, en que estos últimos ya han pasado por un proceso de redestilación, es decir que ya han sido procesados con anterioridad.<br />Con respecto al metabolismo de los aceites esenciales, encontramos una estrecha relación de estos con sus sistemas vivos. Estos se encuentran en los componentes de las plantas como: flores, hojas, tallos, semillas etc.<br />Se puede utilizar a los aceites esenciales como un aditivo que permita la conservación de productos alimenticios a los cuales sean aplicados, ya que esta es una manera de inhibir el crecimiento de bacterias y agentes patógenos que se puedan presentar.<br />El proceso de regulación de aceites esenciales tiene un mayor grado de confiabilidad al momento de su uso, debido a que algunos de ellos, ya han sido aceptados y aprobados como aditivos y es necesario acentuar la preferencia del comprador ante estos, por su poder antimicrobiano.<br />Es importante recalcar que la potencia real y validez de los aceites esenciales debe de tratarse con mucho cuidado y precauciones, ya que la dosis inadecuada en el consumo de los mismos, representa un peligro dando como consecuencia efectos nocivos para el organismo, como por ejemplo intoxicaciones.<br />BIBLIOGRAFÍA<br />Publicaciones de  la Cátedra de Farmacognosia y productos naturales. Facultad de Química, Universidad de la República Oriental del Uruguay.  <br />http://www.elergonomista.com/alimentos/clasificacionaditivos.htm.<br />http://www.scielo.org.co/pdf/rcq/v34n1/v34n1a04.pdf <br />http://mail.fq.edu.uy/~planta/pdf/FarmacognosiaPE80/bolilla4.pdf .<br />http://plantasquecuran.com/documentos/que-son-los-aceites-esenciales.html .<br />http://www.profitocoop.com.ar/actualidad_cientifica/Citrus%20essential%20oils%20could%20be%20antimicrobials%20for%20food.pdf <br />http://belleza.comohacerpara.com/n2826/como-reconocer-la-pureza-de-los-aceites-esenciales.html<br />http://mail.fq.edu.uy/~planta/pdf/Quimica%20PN%20PE2000/viaIPP_2005.pdf<br />http://www.hierbitas.com/principiosactivos/Aceites_esenciales_aromaterapia.htm<br />www.essentialoiltherapies.com<br />Aceites esenciales: bioconservadores con alto potencial en la industria alimentaria. http://www.alfaeditores.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=2598&Itemid=68<br />

×