El siervo de YAHVEH
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El siervo de YAHVEH

on

  • 8,961 views

 

Statistics

Views

Total Views
8,961
Views on SlideShare
8,943
Embed Views
18

Actions

Likes
0
Downloads
84
Comments
0

2 Embeds 18

http://www.slideshare.net 17
http://pluisbruno.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El siervo de YAHVEH Presentation Transcript

  • 1. Instituto de Ciencias Religiosas Antiguo Testamento II Profesor: Jaime Moreno Autores: Gonzalo Lorca F. David Castro B. Fecha: 16-11-2007
  • 2. ÍNDICE Presentación 2 Primer Cántico: Estructura y Análisis 3-4 Segundo Cántico: Estructura y Análisis 4-6 Tercer Cántico: Estructura y Análisis 6-7 Cuarto Cántico: Estructura y Análisis 8-10 Recuadro Comparativo Siervo de Yahveh y Jesús 11 Conclusión 12-13 Bibliografía 14 1
  • 3. PRESENTACIÓN En el siguiente trabajo, acerca de Jesús y el Siervo de Yahveh. Hemos realizado un trabajo de investigación, mediante este informe pretendemos descubrir la relación entre el Siervo de Yahveh y Nuestro Señor Jesucristo, por lo tanto una relación entre el antiguo y el nuevo testamento. Este trabajo está orientado y centrado en el tema desde la perspectiva de lo que se ha escrito e investigado sobre el mismo, que por sí mismo es de una consistencia radical en todo sentido. Para ello nos basaremos en un análisis de estructuras textuales de los Cánticos del Siervo de Yahveh además de ahí mismo y con referencias al Evangelio y al Nuevo Testamento trataremos llegar a identificar la figura de éste Siervo con la de Jesús. No pretendemos informar ni narrar una noticia que ya ha acontecido sino que pretendemos llegar a una interpelación sobre la figura del Siervo y de Jesús que sea lo más fehacientemente posible y que sea entendible en su plenitud de la cual también nosotros estamos llamados a participar activamente como seguidores y discípulos. 2
  • 4. PRIMER CÁNTICO: ESTRUCTURA Y ANÁLISIS Estructura Texto Análisis 1 He aquí mi siervo a quien Subparte 1: yo sostengo, mi elegido en Yahveh presenta a su quien se Siervo, que es su elegido, complace mi alma. He en él pondrá su espíritu de puesto mi espíritu sobre él: vida. En relación a Jesús encontramos citado éste texto en la escena del Bautismo de Jesús Mt 3, 17 Dictará ley a las Subparte 2: naciones. Aquí se nos presenta que 2 No vociferará ni alzará el éste Siervo tendrá que tono, y no hará oír en la llevar a todas las naciones Primera Parte calle su voz. su ley. Resalta en los verbos lo que hará y lo que 3 Caña quebrada no no hará. Yahveh mimo nos partirá, y mecha mortecina dice quien es él no apagará. Lealmente nombrando sus hará justicia; atribuciones. 4 no desmayará ni se quebrará hasta implantar En el Evangelio se le en la tierra el derecho, aplica este texto a la y su instrucción atenderán misión de Jesús las islas. Mt 12, 18-21 5 Así dice el Dios Yahveh, el que crea los cielos y los extiende, el que hace firme la tierra y lo que en ella brota, el que da aliento al pueblo que hay en ella, y espíritu a los que por ella andan. 3
  • 5. 6 Yo, Yahveh, te he Existen aquí dos claras llamado en justicia, te así señas lingüísticas que de la mano, te formé, y hacen referencia a que es te he destinado a ser Yahveh quien hace todo alianza del pueblo y luz de esto, dejando entremedio de aquellas señas la Segunda Parte las gentes, finalidad de la misión de 7 para abrir los ojos ciegos, éste Siervo. para sacar del calabozo al preso, de la Jesús mismo se aplica este cárcel a los que viven en extracto en Mt 11, 5 en lo tinieblas. que se refiere a los 8 Yo, Yahveh, ese es mi prodigios que él ha nombre, mi gloria a otro no realizado cedo, ni mi prez a los ídolos. Tercera parte 9 Lo de antes ya ha Dios hará todo nuevo, llegado, y anuncio cosas pues el mismo es novedad nuevas; antes que se en sí, es algo produzcan os las hago imperceptible pero que ha saber. de sentirse en cualquier momento. Jesús aplica un poco este tipo de enseñanzas cuando se refiere a la llegada del Reino esto se ve en Lc 17, 21-25 4
  • 6. SEGUNDO CÁNTICO: ANÁLISIS Y ESTRUCTURA Estructura Texto Análisis Primera Parte 1 ¡Oídme, islas, atended, Éste es un llamado que se pueblos lejanos! interpreta como universal y es puesto en la boca de Yahveh Yahveh desde el seno Aquí el Siervo habla y va materno me llamó; narrando su experiencia de desde las entrañas de mi llamado con Yahveh, madre recordó mi asimismo va recordando nombre. como lo ha preparado a él para la misión 2 Hizo mi boca como encomendada. espada afilada, en la sombra de su mano me escondió; hízome como Ha reconocido el siervo las saeta aguda, en su carcaj obras de Yahveh en su me guardó. vida y como Él le da 3 Me dijo: «Tú eres mi esperanzas para el futuro. siervo (Israel), en quien me gloriaré.» Segunda Parte 4 Pues yo decía: «Por Se recalca la importancia poco me he fatigado, en del llamado desde el seno vano e inútilmente mi materno quedando las obras y misión entre estos vigor he gastado. ¿De signos lingüísticos. veras que Yahveh se ocupa de mi causa, y mi Por sus sufrimientos Jesús Dios de se nos mostrará mi trabajo?» misericordioso, así lo 5 Ahora, pues, dice afirma el escritor sagrado Yahveh, el que me en Heb 4, 14-16; 5, 7-9 plasmó desde el seno asimismo materno para siervo suyo, para hacer que Jacob vuelva a él, y que Israel se le una. Mas yo era glorificado a los ojos de Yahveh, mi Dios era mi fuerza. 5
  • 7. 6 «Poco es que seas mi No sólo un fruto de su siervo, en orden a misión será de reunir al levantar las tribus de pueblo para hacerlo volver también le promete ser luz Tercera Parte Jacob, y de hacer volver los para todos los pueblos preservados de Israel. Te Jesús se autoproclama ser voy a poner por luz de las la Luz del Mundo en Jn gentes, para que mi 8,12 y 12, 45, pero también salvación alcance hasta nos hace la invitación a ser los confines de la tierra.» luz del mundo en Mt 5, 13- 16. TERCER CÁNTICO: ESTRUCTURA Y ANÁLISIS Estructura Texto Análisis 4 El Señor Yahveh me ha En esta introducción se dado lengua de discípulo, van detallando las para que haga cualidades de un discípulo saber al cansado una de Yahveh, lengua y oídos palabra alentadora. atentos de discípulo pero más que nada en la Mañana tras mañana Primera Parte escucha es el énfasis que despierta mi se le da. oído, para escuchar como los discípulos; Jesús recurre a la constante 5 el Señor Yahveh me ha oración con su Padre para abierto el oído. de ahí emprender su misión y elegir a sus apóstoles Lc 6, 12, así también en la lectura que él hizo un sábado en la sinagoga Lc 4, 16-21 6
  • 8. Y yo no me resistí, ni me Éste Siervo tuvo hice atrás. ciertamente grandes 6 Ofrecí mis espaldas a sufrimientos, a pesar de los que me golpeaban, esto no se desanima mas mis mejillas a los que su actitud se ha dignificado pues ante Dios mesaban mi barba. Mi Segunda Parte no se resistió y confía que rostro no hurté a los en que Él no lo defraudará. insultos y salivazos. 7 Pues que Yahveh Esto se aplica a la Pasión habría de ayudarme para de Jesús especialmente en que no fuese insultado, lo que se refiere a las por eso puse mi cara burlas previas a su como el pedernal, a crucifixión. sabiendas de que no quedaría avergonzado. 8 Cerca está el que me Existe una clara justifica: ¿quién disputará manifestación de la conmigo? confianza del Siervo en Presentémonos juntos: Yahveh, usa las preguntas ¿quién es mi retóricas del tipo Tercera Parte ¿Quién…?, asimismo demandante? ¡que se muestra una imagen de llegue a mí! Yahveh como abogado. 9 He aquí que el Señor Yahveh me ayuda: El que pone su confianza ¿quién me condenará? sólo en los bienes y no en Pues Dios terminara roído todo todos ellos como un su tesoro por la polilla y vestido se gastarán, la robado por el ladrón polilla se los comerá. Lc 12, 33-34 10 El que de entre En esta parte conclusiva El vosotros tema a Yahveh Siervo nos recomienda oiga la voz de su Siervo. escuchar la voz de El que anda a oscuras y Yahveh, siendo éste un Cuarta Parte carece de claridad confíe llamado inclusivo que no rechaza a nadie, ahí se en el nombre de Yahveh pone él mismo de ejemplo. y apóyese en su Dios. También podemos aplicárselo a Jesús como la Luz del Mundo que no rechaza sino que viene a salvar Jn 3,16-21; 8,12 7
  • 9. CUARTO CÁNTICO: ESTRUCTURA Y ANÁLISIS Estructura Texto Análisis 13 He aquí que El Siervo se nos presenta prosperará mi Siervo, acá por parte de Yahveh. será enaltecido, Éste no es un personaje levantado y común, es alguien que ensalzado sobremanera. tendrá un desfigurado aspecto lo que no impedirá 14 Así como se que provoque la asombraron de él muchos admiración en los pueblos - pues tan desfigurado Primera Parte de la tierra incluyendo los tenía poderosos y los que no lo el aspecto que no parecía han conocido han de hombre, ni su apariencia reconocerle. era humana - 15 otro tanto se Jesús hace referencia al admirarán muchas misterio de su Pasión y naciones; ante él cerrarán Muerte la que ha de atraer los reyes a todos los hombres a él y la boca, pues lo que que es incomprendido por que no se pudiese esperar nunca se les contó verán, nada de él Jn 12, 33-36 y lo que nunca oyeron reconocerán. 1 ¿Quién dio crédito a Este es un verso de Segunda nuestra noticia? Y el transito, en el cual se nos Parte brazo de Yahveh ¿a ponen dos preguntas de quién tipo retórico con respuesta se le reveló? negativa. 2 Creció como un retoño El Siervo es alguien de delante de él, como raíz quien nada se podría de tierra árida. No esperar, más encima él ha tenía apariencia ni de levar los pecados y presencia; (le vimos) y dolores del pueblo, claro está que eso a la vista de no tenía aspecto que ellos era despreciable. pudiésemos estimar. El pueblo participa de esta 3 Despreciable y desecho lamentación dándose Tercera Parte de hombres, varón de cuenta de la misión que le dolores y sabedor de había sido encomendada a dolencias, como uno ante él, la que era la liberación quien se oculta el rostro, de las culpas, por ese despreciable, y no le sacrificio de él han sido tuvimos en cuenta. sanados. 4 ¡Y con todo eran Cuando Jesús sanaba a los nuestras dolencias las enfermos Mt 8, 17 8
  • 10. que él llevaba y nuestros Cuando finalmente muere dolores los que Jesús un centurión exclama soportaba! Nosotros le “Verdaderamente éste era tuvimos por azotado, el Hijo de Dios” Mc, 15,39 herido de Dios La situación del pueblo y humillado. previa a ésta liberación 5 El ha sido herido por queda de manifiesto en el nuestras rebeldías, texto recurriendo a una molido por nuestras especie de flash back. El culpas. Siervo pagó las culpas de El soportó el castigo que todos los demás de parte de nos trae la paz, y con sus Yahveh, él a pesar de sufrir cardenales hemos sido un injusto castigo lo acepta curados. siendo dócil al querer de 6 Todos nosotros como Yahveh. Tercera Parte ovejas erramos, cada uno marchó por su Éste cántico es puesto en perspectiva de futuro en camino, y Yahveh 1 Ped 2, 21-25 poniendo de descargó sobre él la relieve que era necesario culpa de todos nosotros. que Jesús padeciese él por 7 Fue oprimido, y él se todos para que todos se humilló y no abrió la salvasen boca. Como un cordero al degüello era llevado, y como oveja que ante los que la trasquilan está muda, tampoco él abrió la boca. 8 Tras arresto y juicio Estas situaciones el Siervo las ha tenido que padecer fue arrebatado, y de sus solo, sin la ayuda de nadie contemporáneos, y menos del pueblo que es ¿quién se preocupa? Fue sólo un espectador de lo arrancado de la tierra de que a él le ocurre. los vivos; por las rebeldías de su pueblo ha Pero a su muerte será sido herido; puesto con los ricos que 9 y se puso su sepultura representan la maldad entre los malvados y con asimismo los malos los ricos su tumba, propiamente tal, eso esta por más que no hizo claro que es una situación atropello ni hubo engaño injusta y que él no debiese estar padeciéndola ya que en su boca. él no le ha hecho maldad a 10 Mas plugo a Yahveh nadie tanto en palabras quebrantarle con como en acciones. dolencias. Si se da a sí mismo en expiación, 9
  • 11. verá descendencia, Jesús fue puesto y alargará sus días, y lo enterrado en la tumba que que plazca a José de Arimatea le cedió, Yahveh se cumplirá por esto lo encontramos en su mano. Mt 27, 57-60 Nada de lo que ha hecho éste Siervo será en vano Tercera Parte pues todo Dios lo ha previsto para que ese sacrificio sea fecundo lo cual se traducirá en un beneficio para su descendencia. Jesús con su sacrificio nos ha obtenido la libertad verdadera de los hijos de Dios, rescatar a una multitud como lo dice él mismo en Mc 10,45 11 Por las fatigas de su Esta es la promesa de alma, verá luz, se saciará. Yahveh hacia el Siervo que Por su conocimiento argumentará a favor de justificará mi Siervo a muchos. muchos y las culpas de Ahora con los ricos con los ellos él soportará. que estuvo enterrado sólo 12 Por eso le daré su repartirá las sobras. Cuarta Parte parte entre los grandes y con poderosos repartirá Por mostrarse indefenso despojos, ya que ante la muerte y ser indefenso se entregó a la considerado como un muerte y con los rebeldes criminal ha de recibir su fue premio. contado, cuando él llevó el pecado de muchos, e Jesús acepto la ignominia intercedió por los de ser contado y rebeldes. crucificado con los criminales como lo dice el Evangelio en la parte de la Crucifixión en los cuatro evangelios 10
  • 12. RECUADRO COMPARATIVO SIERVO DE YAHVEH Y JESÚS En este recuadro ponemos las características comunes y distintas que se tienen entre el Siervo de Yahveh y Jesús, para eso nos valemos de las lecturas de los Cuatro Cánticos del Siervo de Yahveh y de extractos del Nuevo Testamento. Siervo de Yahveh Jesús Siervo de Dios Toma condición de Siervo Trabajo por Dios, ya que se ocupó de su Se humillo y obedeció causa Lo conoce desde el vientre materno Concebido por obra y gracia del Espíritu Santo Luz de las gentes Sal y Luz de la tierra Dios se gloria en él Dios lo exaltó Para que se pueblo vuelva a Él Para gloria del Padre Vino a traer justicia y a enseñarla Vino a saciar a los que tenían hambre y sed de justicia Sufrió diversos padecimientos de manera Sufrió de los azotes, la corona de espinas, injusta cargo y murió en la cruz. Fue puesto en medio de malhechores Lo crucificaron en medio de dos ladrones Murió por las culpas de otros Cargó con la culpa de todos Será más grande que los Reyes de la tierra Le otorgó un Nombre sobre todo nombre, lo conoció. Toda rodilla se doble …y toda lengua confiese… en los cielos, tierra y abismos. No tuvo juicio ni defensor No tuvo defensor ante las acusaciones Fue un despreciable, un Don nadie Era un Nazareno, de una familia sencilla. No era alguien de importancia Tenia sobre sí el Espíritu de Yahveh sobre él bajó el Espíritu Santo Fue Alianza para el pueblo Con él se crea una Nueva Alianza 11
  • 13. CONCLUSIÓN La crítica histórica no ha conseguido identificar con seguridad al Servidor de Yahveh. Se ha discutido entre una identificación colectiva (el pueblo de Israel desterrado), presente en el judaísmo postcristiano y quizá también en el libro de Daniel, o identificaciones personales: el rey persa Ciro, autor del edicto de repatriación, o el profeta Jeremías, o el mismo autor de los cantos, o el rey judío cautivo Yohakim o alguno de sus descendientes, como Zorobabel que acompañaron a los israelitas en su repatriación. También se han propuesto diferentes interpretaciones para cada uno de los Cantos. Al insertarse los poemas en el texto corrido del Deuteroisaías se perdió la figura concreta a que pudo aludir el autor, y ocurrió lo que tantas veces sucede en el Antiguo Testamento: que un acontecimiento del pasado se convierte en una profecía del futuro. Tras su fusión con el texto del Deuteroisaías, ya no es la historia sino la temática de los Cantos lo que puede interesarnos a nosotros. En un primer momento, la figura del Siervo se convierte en una especie de enigma, o de “objeto no identificado” y, por eso mismo, prácticamente olvidado o desfigurado. Todo eso hace más llamativa la repentina floración de citas y alusiones a los poemas del Servidor, identificado como Jesús de Nazaret, en los libros del Nuevo Testamento. Hasta que luego, en los Padres de la Iglesia, terminará siendo uno de los argumentos clásicos del cristianismo en su polémica con el judaísmo. Prescindiendo de ese último punto, comentaremos un poco en este capítulo la identificación que hace el N. T. entre Jesús y el Siervo de Yahveh. Recordemos que la gran revolución religiosa de Jesús –en seguimiento de los Profetas de Israel– consistió en proclamar que la relación del hombre con Dios se juega en las relaciones humanas, y no en las prácticas, usos u obligaciones religiosas. Éstas pueden ser útiles si ayudan al hombre para aquellas; pero Dios no las necesita. Por esta revolución Jesús fue condenado como blasfemo, y el Padre le resucitó “sentándole a su derecha”. Recordemos también (muy rápidamente) que, en la vida de Jesús, el anuncio del Reinado de Dios y la pretensión de reunir a las ovejas perdidas de la casa de Israel, empalman con la misión del Siervo en el Canto primero. La hostilidad temprana de sacerdotes y saduceos induce situaciones semejantes a las que evocaba el Canto segundo. Sus curaciones, palabras de consuelo y defensa de personajes maltratados (como la adúltera, o la viuda que sólo puso dos monedas en el Templo) evocan esa “lengua de iniciado” del Canto tercero. Además lo que hemos mencionado a propósito del Tercer Canto nos prepara para la subida a Jerusalén que sería el inicio del Cuarto Cántico La vida pública de Jesús está encuadrada por alusiones al Siervo, en tres momentos fundamentales: su comienzo, la última cena y la pasión. a) En la escena del bautismo de Jesús, la voz de la nube pronuncia una cita del primer canto, en la que la palabra Siervo es traducida al griego como país, que tiene la virtud de significar a la vez Siervo e Hijo. La filiación de Jesús es leída como servicio. Y el Juan en su evangelio, aunque no narra el bautismo de Jesús, enmarca también su vida con una alusión al Siervo, en las palabras del Bautista (“el cordero de Dios que carga con el 12
  • 14. pecado del mundo”: Jn 1,29). Esta alusión sería aún más clara si se acepta la versión propuesta por algunos: “He aquí el Siervo de Dios que carga... etc”. Esta versión se apoya en la ambigüedad de la palabra aramea tal'ya que significa a la vez siervo y cordero. Pero no podemos discutirla aquí. b) Las palabras de Jesús durante la Cena, sobre todo las palabras sobre el cáliz aluden también a “la vida entregada por una multitud”, y que consigue el perdón de los pecados. c) Finalmente, la pasión, además de los rasgos narrativos que puedan aludir al Siervo (como el silencio de Jesús etc), ha sido calificada por un credo de la primitiva iglesia como “muerte por nuestros pecados” (1 Cor 15,3-4; también Rom 4,24-25), donde el añadido de que esto ocurre “según las Escrituras” refuerza la alusión a Is 53. También cuando el Resucitado afirme que “tenía que ser así” (Lc 24, 26.27) aludiendo a que así estaba escrito, parece innegable la referencia a los cantos del Siervo. Enmarcada así la vida de Jesús, en su comienzo y en su consumación, el evangelista Mateo todavía nos lo pone de manifiesto con un par de citas explícitas: en Mt 12, 17ss, una cita muy larga de Is 42, 1-4. Y en Mt 8,17, como comentario a la actividad prodigiosa de Jesús otra cita explícita de Is 53,4. Con esta investigación hemos querido adentrarnos en el misterio de la palabra de Dios que se debe entender no como una noticia ya pasada sino como una novedad que nos interpela, en este caso Jesús y el siervo nos ponen en la perspectiva de estar atentos a la escucha de Dios y a disponer nuestras vidas ante Él, no poniendo la manipulación cuando veamos que el camino se pone difícil como estrategia para dominar los designios de Dios sino confiar en que Él desea nuestra felicidad plena. 13
  • 15. BIBLIOGRAFÍA Varios, “La Sagrada Escritura” Ed. BAC, 1970 Notas de la Biblia de Jerusalén, DDB, 1976 14