Renacimiento

1,895 views
1,768 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,895
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,130
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Renacimiento

  1. 1. TEMA 5: LA LITERATURA DEL SIGLO XVI. HISTORIA Y SOCIEDAD. LA POESÍA Lengua castellana y literatura – 1º Bachillerato
  2. 2. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RENACIMIENTO El término Renacimiento define todo el periodo cultural y social posterior a la Edad Media. Alude al renacer de los estudios clásicos y a la veneración por los autores grecolatinos. Está estrechamente relacionado con el concepto de Humanismo: movimiento cultural iniciado en Italia que, considerando al hombre centro del universo, dedica sus esfuerzos al estudio de las letras humanas. Estos estudios acaban por extenderse a todas las ramas del saber y configuran una visión del mundo inseparable de las nuevas condiciones socioeconómicas de la época. Homo sum: nihil humanum alienum mihi puto. TERENCIO TERENCIO
  3. 3. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RENACIMIENTO El término Renacimiento define todo el periodo cultural y social posterior a la Edad Media. Alude al renacer de los estudios clásicos y a la veneración por los autores grecolatinos. Está estrechamente relacionado con el concepto de Humanismo: movimiento cultural iniciado en Italia que, considerando al hombre centro del universo, dedica sus esfuerzos al estudio de las letras humanas. Estos estudios acaban por extenderse a todas las ramas del saber y configuran una visión del mundo inseparable de las nuevas condiciones socioeconómicas de la época. Soy humano: nada de lo humano me parece ajeno. TERENCIO TERENCIO
  4. 4. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO DIGNIDAD DEL HOMBRE DIGNIDAD DEL HOMBRE VITALISMO VITALISMO OPTIMISMO OPTIMISMO RACIONALISMO RACIONALISMO NEOPLATONISMO NEOPLATONISMO AFÁN DE REFORMAS AFÁN DE REFORMAS REVALORIZACIÓN DEL LATÍN REVALORIZACIÓN DEL LATÍN GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL
  5. 5. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO DIGNIDAD DEL HOMBRE DIGNIDAD DEL HOMBRE Centro del mundo y dueño de su destino, lo cual se opone al teocentrismo y al inmovilismo medieval. Estamos ante el INDIVIDUALISMO burgués
  6. 6. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO VITALISMO VITALISMO Se manifiesta tanto en el arte y en la literatura de este periodo como en el esplendor casi pagano de cortes y palacios, con sus fiestas y lujos.
  7. 7. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO VITALISMO VITALISMO Se canta al amor y los placeres en una sociedad muy secularizada y alejada de la concepción teocéntrica de la Edad Media.
  8. 8. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO OPTIMISMO OPTIMISMO Es una época esencialmente optimista en la que se cree que el hombre es la medida de todas las cosas y es capaz de dominar el universo con sus conocimientos.
  9. 9. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO RACIONALISMO RACIONALISMO • Será el rasgo dominante de la época. • La confianza en el poder de la razón explica el nacimiento de una idea tan fecunda desde entonces: la idea de PROGRESO. •• La idea de PROGRESO indica que la La idea de PROGRESO indica que la economía yyel mundo material pueden avanzar economía el mundo material pueden avanzar de forma indefinida yytambién el hombre en el de forma indefinida también el hombre en el terreno moral puede alcanzar cotas de terreno moral puede alcanzar cotas de humanidad desconocida. Considera que el humanidad desconocida. Considera que el saber puede hacer mejor al hombre. saber puede hacer mejor al hombre.
  10. 10. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO NEOPLATONISMO NEOPLATONISMO • La realidad material no es sino una manifestación del orden espiritual superior, armónico y perfecto, que el hombre puede alcanzar por el conocimiento, el amor, la contemplación de la belleza natural, etc.
  11. 11. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO AFÁN DE REFORMAS AFÁN DE REFORMAS • La insatisfacción intelectual humanista lleva a proponer profundas reformas, propugnar utopías y, en algunos casos, al escepticismo y al desengaño.
  12. 12. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO AFÁN DE REFORMAS AFÁN DE REFORMAS • El deseo de renovación religiosa culminará pronto en el Cisma de Occidente que supondrá la fragmentación por el auge de la reforma protestante promovida por Martín Lutero que propugna : • El ideal de la pureza evangélica. • La religiosidad individual basada en el libre examen. • La lectura personal de los libros sagrados. La figura de Erasmo de Rotterdam fue clave en la nueva religiosidad
  13. 13. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO AFÁN DE REFORMAS AFÁN DE REFORMAS • Ante estas propuestas de renovación religiosa, la Iglesia católica convocó el Concilio de Trento. • En él se definieron los dogmas católicos esenciales en un intento de hacer frente al protestantismo. • Esta reacción dará lugar a un movimiento religioso y político llamado Contrarreforma, en el que desempeñó un papel importantísimo en España.
  14. 14. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO REVALORIZACIÓN DEL LATÍN REVALORIZACIÓN DEL LATÍN • Se produjo una revalorización del latín, al mismo tiempo que se promociona el uso de las lenguas vulgares. • Por una parte, se intenta llegar al máximo de lectores. • Por otra, la cultura se va convirtiendo en coto cerrado para los entendidos, los humanistas, y el latín es el idioma apropiado para entenderse entre ellos por encima de las fronteras, pero también el muro de contención adecuado para impedir el acceso a intrusos.
  15. 15. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL RAFAEL
  16. 16. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL MIGUEL ÁNGEL
  17. 17. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL FRAY ANGELICO
  18. 18. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL PIERO DELLA FRANCESCA
  19. 19. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL BOTTICELLI
  20. 20. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL BRUNELLESCHI
  21. 21. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL BRAMANTE
  22. 22. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL PALESTRINA
  23. 23. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL TOMÁS LUIS DE VICTORIA
  24. 24. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL WILLIAM SHAKESPEARE
  25. 25. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL CHRISTOPHER MARLOWE
  26. 26. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL FRANÇOIS RABELAIS
  27. 27. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL RONSARD
  28. 28. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL MONTAIGNE
  29. 29. PENSAMIENTO Y CULTURA EN EL SIGLO XVI RASGOS DEL RENACIMIENTO GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL GRAN AUGE ARTÍSTICO Y CULTURAL CAMOËNS
  30. 30. ESPAÑA EN EL SIGLO XVI
  31. 31. ESPAÑA EN EL SIGLO XVI 1516 1517 1519 1520 1545 Inicio del reinado de Carlos I de España y V de Alemania. Inicio de la Reforma protestante El alemán Martín Lutero expone sus 95 tesis en las que critica a la Iglesia Católica y pide cambios. Carlo I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico El emperador deberá luchar por la unidad del imperio contra turcos y protestantes alemanes. Guerra de las Comunidades Los comuneros se rebelan en Castilla en un intento de limitar el poder de la nobleza. Concilio de Trento Organiza la Contrarreforma católica para frenar la expansión protestante y fijar los principios del catolicismo
  32. 32. ESPAÑA EN EL SIGLO XVI 1547 Guerra contra los protestantes. Las tropas imperiales triunfan en la batalla de Mülhberg. 1555 1556 Paz de Inicio del Augsburgo reinado de Este acuerdo Felipe II. establece la Tras la libertad religiosa abdicación de de los estados su padre, Felipe del Imperio. II hereda todos los territorios menos el Imperio 1571 1588 Batalla de Lepanto Victoria de la alianza cristiana sobre los turcos en el golfo de Lepanto. Derrota de la Gran Armada Invencible Destruida frente a las costas inglesas.
  33. 33. ESPAÑA EN EL SIGLO XVI • La vida en España era difícil y abundaban los mendigos y los vagabundos, como se puede comprobar en el Lazarillo de Tormes.
  34. 34. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI Los nobles siguen ocupando el rango más alto en el escalafón social, pero hay muchas diferencias entre la alta nobleza y la baja nobleza. Todos desean ser nobles para gozar de los privilegios de la nobleza.
  35. 35. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI LAS MINORÍAS RELIGIOSAS Uno de los grandes problemas sociales de España era el de las minorías religiosas de judíos y moriscos. Gran parte de ellos abandonaron España tras el decreto de expulsión, los que quedaron se convirtieron en conversos que, en ocasiones, seguían practicando su religión en secreto. Los conversos o cristianos nuevos fueron discriminados por los cristianos viejos y muchas veces fueron perseguidos por la Inquisición.
  36. 36. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI LA HONRA El sentimiento de la honra, consistía en la apreciación pública de los méritos de una persona. La amenaza de deshonra exigía una vigilancia constante, y, en caso de producirse, se justificaba el recurso a la violencia. La honra de los hombres dependía, en ocasiones, de la conducta de las mujeres, quienes eran consideradas una posesión masculina y sobre las que se podía ejercer el control y la violencia.
  37. 37. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI REINADO DE CARLOS V (1517-1556) • España está abierta a Europa y a sus líneas ideológicas y vitales. • Se generalizan el conocimiento y la imitación de modelos grecolatinos. • La poesía entra en la corriente italianizante. • Se incorporan las ideas platónicas • La moral pagana se manifiesta en una oleada de sensualidad. • Gran preocupación religiosa.
  38. 38. REINADO DE CARLOS V (1517-1556)
  39. 39. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI REINADO DE FELIPE II • España se cierra frente a Europa para evitar influencias de la Reforma protestante. • La Contrarreforma marca una etapa de esplendor de la literatura ascética y mística. • El vitalismo de la etapa anterior va adquiriendo un tono grave y un definitivo carácter nacional
  40. 40. LA POESÍA DEL SIGLO XVI
  41. 41. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI Dos grandes tipos de poesía se escucha y se lee durante el siglo XVI Lírica tradicional Lírica tradicional Romancero Cancioneros: convive poesía cultural y culta. Lírica italianizante 1543: año en que se publican póstumamente las obras de Juan Boscán y Garcilaso de la Vega. La rápida difusión de las obras de Garcilaso contribuirá al triunfo de la nueva poesía que introduce nuevos géneros, motivos, temas, versos y estrofas, además de una sensibilidad poética diferente.
  42. 42. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :TÓPICOS CLÁSICOS TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI TÓPICOS CLÁSICOS CARPE DIEM CARPE DIEM COLLIGE, VIRGO, ROSAM COLLIGE, VIRGO, ROSAM AUREA MEDIOCRITAS AUREA MEDIOCRITAS BEATUS ILLE BEATUS ILLE
  43. 43. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :TÓPICOS CLÁSICOS TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI TÓPICOS CLÁSICOS CARPE DIEM CARPE DIEM Significa ‘Goza del día de hoy’ Se trata de una llamada a aprovechar el momento, pues la vida es breve y la fortuna variable y no se sabe qué puede ocurrir mañana.
  44. 44. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :TÓPICOS CLÁSICOS TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI TÓPICOS CLÁSICOS COLLIGE, VIRGO, ROSAS COLLIGE, VIRGO, ROSAS Significa ‘Recoge, doncella, las rosas’ Exhortación a una joven para que ame antes de que el tiempo marchite su belleza
  45. 45. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :TÓPICOS CLÁSICOS TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI TÓPICOS CLÁSICOS AUREA MEDIOCRITAS AUREA MEDIOCRITAS Significa ‘La feliz mediocridad’ Alabanza de la vida moderada, alejada de grandes pasiones y ambiciones que sólo acarrearían preocupaciones e infelicidad.
  46. 46. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :TÓPICOS CLÁSICOS TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI TÓPICOS CLÁSICOS BEATUS ILLE BEATUS ILLE Significa ‘Feliz aquel’ Añoranza de la vida apartada del fragor mundano, generalmente en contacto con la naturaleza, lugar apropiado para encontrar la paz y la armonía. A este tópico estaría muy próximo otro tópico renacentista conocido como MENOSPRECIO DE CORTE Y ALABANZA DE ALDEA, en el que por iguales motivos se pondera la vida en el campo en detrimento de la ajetreada y conflictiva vida cortesana.
  47. 47. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :MITOLOGÍA TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI MITOLOGÍA Es notable la presencia de mitología en toda esta poesía. El acervo mitológico proporciona al poeta un considerable conjunto de asuntos y motivos, que son tomados bien directamente de los autores clásicos, bien indirectamente de las mitografías, verdaderos diccionarios universales muy frecuentes en la época.
  48. 48. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :AMOR TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI AMOR • Tema omnipresente de la poesía renacentista es el amor. • El amor está ahora influido por la filosofía neoplatónica. Es ahora una virtud del entendimiento, que contribuye a hacer mejores a los hombres. • Mediante el amor, el hombre se eleva de lo inmaterial a lo material: superando la sensualidad, que es “pura materia”, la contemplación de la belleza femenina (como de la belleza de la naturaleza o la armonía musical) le permite acceder al conocimiento de la Belleza Absoluta.
  49. 49. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :AMOR TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI AMOR • Sin embargo, el amor aparece también como fuente de frustración y dolor: el enamorado percibe que le resulta imposible alcanzar el amor o comprueba que éste no es eterno y se puede perder. • Por ello la poesía renacentista manifiesta la frustración y la inhibición, el deseo no satisfecho por medio de antítesis que son características de la lírica de este período: fuego/hielo, día/noche, calma/tormenta, paz/guerra… • Esta poesía desarrolla los tópicos del carpe diem, el collige, virgo, rosas…
  50. 50. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :AMOR TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI AMOR BELLEZA FEMENINA: DESCRIPTIO PUELLAE La mujer se idealiza como reflejo de la belleza divina y es descrita mediante comparaciones y metáforas basadas en elementos de la naturaleza: Cabello de oro Ojos azules como el cielo o verdes como el mar. Piel blanca como la nieve, los lirios o las azucenas. Mejillas rosadas como las rosas. Labios rojos como el rubí, el clavel, la rosa… Dientes blancos y pequeños como perlas.
  51. 51. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :AMOR TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI AMOR
  52. 52. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :AMOR TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI AMOR TÓPICOS VINCULADOS CON EL AMOR: CARPE DIEM y COLLIGE, VIRGO, ROSAS La constatación de que la juventud y la belleza son bienes fugaces y perecederos, se manifiestan en dos aspectos: •Se intenta fijar la belleza y la juventud por medio del arte de modo que persistan más allá de la muerte física. •El poeta anima a una mujer joven y bella a que aproveche su juventud y su belleza mientras éstas duren, ya que el tiempo de los placeres es muy breve. •Se identifica la juventud y la belleza con las estaciones (la primavera es la juventud, el otoño o el invierno es la vejez) o con las flores, en especial la rosa, cuya belleza dura poco
  53. 53. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI : :POESÍA DE CARÁCTER MORAL TEMAS DE LA POESÍA DEL SIGLO XVI POESÍA DE CARÁCTER MORAL La poesía de carácter moral crece en importancia a lo largo del siglo. Esta poesía es la que desarrolla los tópicos latinos del beatus ille o del aurea mediocritas. Hay que entenderla en dos sentidos: Como manifestación de la insatisfacción ante una nueva sociedad individualista y urbana Como consecuencia de la nueva moral de la Contrarreforma, surgida del Concilio de Trento, que postula un código de conducta más rígido frente al puritanismo protestante.
  54. 54. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES MÉTRICAS FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES MÉTRICAS VERSOS PREFERIDOS Endecasílabos y heptasílabos ESTROFAS FAVORITAS Soneto Canción Lira Tercetos encadenados Silva Octava real…
  55. 55. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES MÉTRICAS FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES MÉTRICAS EL SONETO • Catorce versos agrupados en dos cuartetos y dos tercetos. • Esta estrofa, surgida en el siglo XIII en Sicilia, tuvo un gran desarrollo en la lírica italiana desde Dante y Petrarca a los poetas renacentistas. • Hubo un primer intento fallido de adaptación del soneto al castellano con el Marqués de Santillana. • Fue adaptada al castellano con éxito por Garcilaso. • Durante los siglos XVI y XVII se escribieron miles de sonetos.
  56. 56. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES EN LOS GÉNEROS FORMAS DE LA POESÍA RENACENTISTA: INNOVACIONES EN LOS GÉNEROS • Se recuperan muchos géneros de la tradición grecolatina: églogas, odas, epístolas, elegías, sátiras, etc. POESÍA AMOROSA POESÍA AMOROSA POESÍA MORAL POESÍA MORAL Canciones Sonetos Madrigales Sextinas Epístolas Odas Tercetos encadenados Silvas Liras Sonetos
  57. 57. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI ESCUELAS POÉTICAS EN EL SIGLO XVI ESCUELAS POÉTICAS EN EL SIGLO XVI Primer Renacimiento: época Primer Renacimiento: época de Carlos I I de Carlos Segundo Renacimiento: Segundo Renacimiento: época de Felipe IIII época de Felipe Juan Boscán Garcilaso de la Vega Diego Hurtado de Mendoza Hernando de Acuña Gutierre de Cetina Escuela salmantina o Escuela salmantina o castellana castellana Fray Luis de León Francisco de Aldana Francisco de la Torre Francisco de Figueroa Escuela sevillana o Escuela sevillana o andaluza andaluza Luis Barahona de Soto Fernando de Herrera
  58. 58. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI LA LITERATURA MÍSTICA LA LITERATURA MÍSTICA Es llamativo el desarrollo en el siglo XVI de la literatura mística. Los místicos aspiran a comunicarse directamente con Dios y expresan esa experiencia en prosa y verso.
  59. 59. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI LA LITERATURA MÍSTICA LA LITERATURA MÍSTICA MÍSTICA Intenta describir el don gratuito que Dios concede al fundirse con ellas y llenarlas de amor ASCÉTICA FASES DE LA UNIÓN MÍSTICA Trata del esfuerzo del hombre para alcanzar la perfección moral y acercarse a Dios PURGATIVA PURGATIVA El alma se libra del pecado mediante la penitencia yyla El alma se libra del pecado mediante la penitencia la práctica de la virtud. práctica de la virtud. ILUMINATIVA ILUMINATIVA El alma se somete aaDios, renuncia aala razón yyrecibe El alma se somete Dios, renuncia la razón recibe una sabiduría especial que la ilumina. una sabiduría especial que la ilumina. UNITIVA UNITIVA Éxtasis: Supone la unión mística entre el alma yyDios. Éxtasis: Supone la unión mística entre el alma Dios. Supone la anulación de los sentidos yyuna sensación Supone la anulación de los sentidos una sensación de felicidad inefable. de felicidad inefable.
  60. 60. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA POESÍA EN EL SIGLO XVI LA LITERATURA MÍSTICA LA LITERATURA MÍSTICA Las figuras más representativas de la mística española son Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.
  61. 61. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) VIDA Y PERSONALIDAD VIDA Y PERSONALIDAD • h. 1501. Nació en Toledo, en el seno de una familia noble. • Fue miembro de la corte de Carlos I y defensor de la causa del emperador, incluso frente a los comuneros. • 1526: Tras haberse casado, conoce a Isabel Freyre, la dama que va a inspirarle sus más bellos poemas. Ella se casó en 1529 y murió en 1533. Su amor imposible y el dolor por la muerte dejaron profunda huella en sus poemas. • 1529-30: Primer viaje a Italia. Contacto con el Humanismo. • 1532: Desterrado por el emperador a una isla del Danubio y luego, a Nápoles. El contacto con Italia fue definitivo. • 1536: Muere en el asalto a la fortaleza de Muy en La Provenza.
  62. 62. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) VIDA Y PERSONALIDAD VIDA Y PERSONALIDAD Garcilaso de la Vega fue el prototipo del cortesano renacentista, tal como lo definió Baltasar de Castiglione. Fue un hombre culto, elegante, valeroso y hombre de letras. Vivió, como él mismo dice: “tomando ora la pluma, ora la espada” Su escasa producción literaria cambió el rumbo de la lírica castellana y le otorgó su definitiva configuración.
  63. 63. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) SU OBRA SU OBRA • Fue preparada para su edición por su amigo Juan Boscán y publicada en 1543. • Es relativamente breve: • Oda a la flor de Gnido • Una epístola en verso a Juan Boscán. • Dos elegías • Tres églogas • Cuatro canciones • Cuarenta sonetos • Algunas muestras de poesía tradicional
  64. 64. EVOLUCIÓN POÉTICA DE GARCILASO* PRIMERA ETAPA Influencia cancioneril SEGUNDA ETAPA Influencia del petrarquismo italiano Cultivó una poesía arraigada en el Cancionero. Sus poemas de esta etapa se caracterizan: TEMAS -Silencio intimista. -Austeridad imaginativa. -Desinterés por todo lo exterior. -Influencia de Ausias March. FORMAS - Octosílabos -Practica ya formas italianas. - Artificios cancioneriles: juegos de palabras, antítesis, derivaciones… INFLUENCIA DE PETRARCA Garcilaso imitó los temas, el vocabulario, el estilo, el repertorio de imágenes de la belleza y de los elementos de la naturaleza empleadas por Petrarca para retratar a su amada y describir su vivencia amorosa INFLUENCIA DE SANNAZARO La lectura de la Arcadia le llevó a incluir en sus composiciones a pastores caracterizados por su melancolía en un entorno idealizado. El contacto con el Humanismo italiano fomentó la lectura de autores clásicos TERCERA ETAPA Garcilaso no se limita a imitar: encuentra su propia voz poética y alcanza una plenitud en la expresión raras veces conseguidas.
  65. 65. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) SU OBRA SU OBRA LOS SONETOS Y LAS CANCIONES • Significan la definitiva aclimatación de esta estrofa en la literatura española. • Son generalmente de índole amorosa, algunos próximos aún al estilo y tópicos de la lírica de cancionero; otros, portadores de la nueva sensibilidad renacentista.
  66. 66. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) SU OBRA SU OBRA LAS ELEGÍAS • Descubren la influencia directa de los clásicos y una actitud estoica ante los sucesos desgraciados no exenta, sin embargo, de cierto vitalismo optimista
  67. 67. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) SU OBRA SU OBRA LAS ÉGLOGAS • Junto con los sonetos, representan la culminación del talento poético garcilasiano. • La égloga es una composición poética bucólica en la que varios pastores dialogan sobre determinados temas, generalmente amorosos. • Las Églogas condensan toda la riqueza del mundo poético de Garcilaso. • En las Églogas la sinceridad de Garcilaso se aproxima a la confidencia, pese al convencionalismo pastoril. • Fueron compuestas durante su estancia en Nápoles
  68. 68. ÉGLOGA I Contiene los monólogos de dos pastores, Salicio y Nemoroso. SALICIO Un narrador introduce las tristes quejas de Salicio, quien se lamenta por el rechazo de Galatea. NEMOROSO Llora la muerte de su querida Elisa. Ambos parecen ser el “yo” del poeta, que plantea el debate sobre qué pena es mayor: la del que ha sido rechazado o la del que ha perdido a su amada para siempre. El poeta concluye en una atmósfera de melancolía y afirmación del “dolorido sentir” como condición de la existencia humana. ESTILO Frecuentes exclamaciones y preguntas Énfasis en la ponderación. Descripción hiperbólica del sentimiento amoroso Identificación de la naturaleza con el dolor del poeta. Sincera confesión y contención sobria.
  69. 69. ÉGLOGA II Es la primera que escribió. Es la más extensa de las tres y la única que presenta acción dramática. ALBANIO Se centra en el amor no correspondido de Albanio hacia Camila. Albanio intenta suicidarse y relata sus desventuras. NEMOROSO Además de contar sus experiencias amorosas, elogia las hazañas del duque de Alba, protector del poeta.
  70. 70. ÉGLOGA III • Es quizá la obra más lograda de Garcilaso. • Escrita en octavas reales, cuenta que, a orillas del Tajo, cuatro ninfas bordan en sus telas sendas historias de amor y muerte: ORFEO ORFEO Y Y EURÍDICE EURÍDICE DAFNE DAFNE Y Y APOLO APOLO VENUS VENUS Y Y ADONIS ADONIS ELISA ELISA Y Y NEMOROSO NEMOROSO La inclusión de la historia amorosa de Garcilaso (Elisa=Isabel y Nemoroso= Garcilaso) supone una reelaboración artística considerable: la vida se transforma en poesía que, a su vez, se transforma en tema de pintura.
  71. 71. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) TEMAS TEMAS EL AMOR • Es el tema predominante en la poesía garcilasiana. • La concepción de Garcilaso es marcadamente neoplatónica y con evidentes muestras de la tradición petrarquista: • Indiferencia de la amada. • Dolor del amante • Oscilación entre esperanza y desesperanza. • Secreto • Diversos estados de conciencia analizados con agudeza.
  72. 72. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) TEMAS TEMAS EL AMOR • Su poesía transmite una fuerte sensación de sinceridad, que se ha relacionado con el carácter autobiográfico de los poemas de Garcilaso. • Sin descartar el contenido autobiográfico, hay que tener en cuenta que era propia de la poesía de la época una cierta RETÓRICA DE LA SINCERIDAD, que pretendía que los sentimientos expresados en los versos transparentaran siempre cierta idea de verdad. • Posiblemente, en la poesía de Garcilaso se combinan ambas cosas.
  73. 73. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) TEMAS TEMAS LA NATURALEZA • El otro gran tema de la poesía de Garcilaso es la presencia de la naturaleza : • Entorno idealizado donde los poetas se lamentan de sus cuitas amorosos. • Confidente que escucha y consuela a los pastores en sus quejas.
  74. 74. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) TEMAS TEMAS LA NATURALEZA • El elogio de la naturaleza primitiva y rústica tiene su antecedente directo en la égloga clásica de Virgilio. • La utopía pastoril tiene un innegable carácter idealista y en ella las relaciones humanas y económicas se atienen a los modelos que la inmutable naturaleza ha establecido
  75. 75. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) ESTILO ESTILO La labor poética de Garcilaso se inscribe en un fenómeno más amplio: la creación de un nuevo tipo de poesía, la lírica española de los siglos XVI y XVII en la que se funde la poesía de cancionero con las influencias procedentes de Italia. La nueva lengua poética de Garcilaso se ajusta a los ideales renacentistas: NATURALIDAD NATURALIDAD ELEGANCIA ELEGANCIA El lenguaje es aparentemente sencillo, fluido y natural. SENCILLEZ SENCILLEZ EQUILIBRIO EQUILIBRIO Busca el equilibrio clásico entre la pasión y la contención ARMONÍA ARMONÍA El deseo de armonía se refleja en la frecuente simetría de sus estructuras simétrica: versos bimembres, elementos duplicados o triplicados, paralelismos, etc.
  76. 76. GARCILASO DE LA VEGA (1501- 1536) ESTILO ESTILO • El tono de la poesía de Garcilaso es dulce, triste y melancólico, como reflejan los ADJETIVOS ANTEPUESTOS, característicos de su estilo: dulces prendas, dulce nido, triste canto, triste y solitario día, cansados años… • A este tono contribuye la NOVEDOSA MÉTRICA GARCILASIANA, con predominio del ENDECASÍLABO, frecuentemente asociado al HEPTASÍLABO, lo que le proporciona una gran libertad expresiva. • Es un verso muy musical por la acertada combinación de acentos y rimas, por sus aliteraciones, hipérbatos, etcétera. Todo ello es fruto del contexto histórico yy literario en que se movió Garcilaso yy de Todo ello es fruto del contexto histórico literario en que se movió Garcilaso de los sistemas poéticos que conoció. El primer tercio del siglo XVI es una época de los sistemas poéticos que conoció. El primer tercio del siglo XVI es una época de intensa innovación yyapertura que Garcilaso vivió en España yyen Italia. intensa innovación apertura que Garcilaso vivió en España en Italia.
  77. 77. LOS SONETOS
  78. 78. SONETO Amor, amor, un hábito vestí el cual de vuestro paño fue cortado; al vestir ancho fue, mas apretado y estrecho cuando estuvo sobre mí. Después acá de lo que consentí, tal arrepentimiento me ha tomado que pruebo alguna vez de congojado, a romper esto en que yo me metí; mas, ¿quién podrá de este hábito librarse, teniendo tan contraria su natura que con él ha venido a conformarse? si alguna parte queda, por ventura, de mi razón, por mí no osa mostrarse, que en tal contradicción no está segura.
  79. 79. Soneto de Garcilaso Soneto de Petrarca En tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto, y que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; ¿Dónde cogió el Amor o de qué vena, el oro fino de tu trenza hermosa? ¿En qué espinas halló la tierna rosa del rostro, o en qué prados la azucena? y en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena, ¿Dónde las blancas perlas con que enfrena la voz suave, honesta y amorosa? ¿Dónde la frente bella y espaciosa, más que el primer albor pura y serena? coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. ¿De cuál esfera en la celeste cumbre eligió el dulce canto que destila al pecho ansioso regalada calma? Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre. y ¿de qué sol tomó la ardiente lumbre de aquellos ojos, que la paz tranquila para siempre arrojaron de mi alma?
  80. 80. En tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto, y que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; y en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena, coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre.
  81. 81. Descriptio puellae En tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto, y que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; y en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena, coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. Carpe diem Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre.
  82. 82. En tanto que de rosa yyazucena En tanto que de rosa azucena se muestra la color en vuestro gesto, se muestra la color en vuestro gesto, yyque vuestro mirar, ardiente, honesto, que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; con clara luz la tempestad refrena; yyen tanto que el cabello, que en la vena en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce yydesordena, el viento mueve, esparce desordena, coged de vuestra alegre primavera coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. cubra de nieve la hermosa cumbre. Marchitará la rosa el viento helado, Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre. por no hacer mudanza en su costumbre.
  83. 83. En tanto que de rosa yyazucena En tanto que de rosa azucena se muestra la color en vuestro gesto, se muestra la color en vuestro gesto, yyque vuestro mirar, ardiente, honesto, que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; con clara luz la tempestad refrena; yyen tanto que el cabello, que en la vena en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce yydesordena, el viento mueve, esparce desordena, coged de vuestra alegre primavera coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. cubra de nieve la hermosa cumbre. Marchitará la rosa el viento helado, Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre. por no hacer mudanza en su costumbre. ELEMENTOS ROJOS PASIÓN-AMOR-JUVENTUD- CALOR Rosa Mirar ardiente Tempestad Dulce fruto Rosa
  84. 84. En tanto que de rosa yyazucena En tanto que de rosa azucena se muestra la color en vuestro gesto, se muestra la color en vuestro gesto, yyque vuestro mirar, ardiente, honesto, que vuestro mirar, ardiente, honesto, con clara luz la tempestad refrena; con clara luz la tempestad refrena; yyen tanto que el cabello, que en la vena en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto del oro se escogió, con vuelo presto por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, por el hermoso cuello, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce yydesordena, el viento mueve, esparce desordena, coged de vuestra alegre primavera coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado el dulce fruto antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. cubra de nieve la hermosa cumbre. Marchitará la rosa el viento helado, Marchitará la rosa el viento helado, todo lo mudará la edad ligera todo lo mudará la edad ligera por no hacer mudanza en su costumbre. por no hacer mudanza en su costumbre. ELEMENTOS ROJOS PASIÓN-AMOR-JUVENTUD- CALOR Rosa Mirar ardiente Tempestad Dulce fruto Rosa ELEMENTOS BLANCOS CASTIDAD, DESDÉN, VEJEZ, FRIALDAD Azucena Mirar honesto Clara luz Cuello blanco Tiempo airado Nieve Viento helado
  85. 85. Escrito está en mi alma vuestro gesto Escrito está en mi alma vuestro gesto yycuanto yo escribir de vos deseo: cuanto yo escribir de vos deseo: vos sola lo escribisteis, yo lo leo vos sola lo escribisteis, yo lo leo tan solo, que aun de vos me guardo en esto. tan solo, que aun de vos me guardo en esto. En esto estoy yyestaré siempre puesto, En esto estoy estaré siempre puesto, que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo, que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo, de tanto bien lo que no entiendo creo, de tanto bien lo que no entiendo creo, tomando ya la fe por presupuesto. tomando ya la fe por presupuesto. Yo no nací sino para quereros; Yo no nací sino para quereros; mi alma os ha cortado aasu medida; mi alma os ha cortado su medida; por hábito del alma misma os quiero. por hábito del alma misma os quiero. Cuanto tengo confieso yo deberos; Cuanto tengo confieso yo deberos; por vos nací, por vos tengo la vida, por vos nací, por vos tengo la vida, por vos he de morir yypor vos muero. por vos he de morir por vos muero. ..
  86. 86. A Dafne ya los brazos le crecían A Dafne ya los brazos le crecían yyen luengos ramos vueltos se mostraban en luengos ramos vueltos se mostraban en verdes hojas vi que se tornaban en verdes hojas vi que se tornaban los cabellos que al oro oscurecían; los cabellos que al oro oscurecían; de áspera corteza se cubrían de áspera corteza se cubrían los tiernos miembros que aún bullendo estaban; los tiernos miembros que aún bullendo estaban; los blancos pies en tierra se hincaban los blancos pies en tierra se hincaban yyen torcidas raíces se volvían. en torcidas raíces se volvían. Aquel que fue la causa de tal daño Aquel que fue la causa de tal daño aafuerza de llorar, crecer hacía fuerza de llorar, crecer hacía este árbol, que con lágrimas regaba. este árbol, que con lágrimas regaba. ¡Oh miserable estado, oh mal tamaño, ¡Oh miserable estado, oh mal tamaño, que con llorarla crezca cada día que con llorarla crezca cada día la causa yyla razón por que lloraba. la causa la razón por que lloraba. ..
  87. 87. Transformación de la ninfa Alusión a Apolo Alusión general A Dafne ya los brazos le crecían A Dafne ya los brazos le crecían yyen luengos ramos vueltos se mostraban en luengos ramos vueltos se mostraban en verdes hojas vi que se tornaban en verdes hojas vi que se tornaban los cabellos que al oro oscurecían; los cabellos que al oro oscurecían; de áspera corteza se cubrían de áspera corteza se cubrían los tiernos miembros que aún bullendo estaban; los tiernos miembros que aún bullendo estaban; los blancos pies en tierra se hincaban los blancos pies en tierra se hincaban yyen torcidas raíces se volvían. en torcidas raíces se volvían. Aquel que fue la causa de tal daño Aquel que fue la causa de tal daño aafuerza de llorar, crecer hacía fuerza de llorar, crecer hacía este árbol, que con lágrimas regaba. este árbol, que con lágrimas regaba. ¡Oh miserable estado, oh mal tamaño, ¡Oh miserable estado, oh mal tamaño, que con llorarla crezca cada día que con llorarla crezca cada día la causa yyla razón por que lloraba. la causa la razón por que lloraba. ..
  88. 88. A Dafne ya los brazos le crecían D E y en luengos ramos vueltos se mostraban A R R I B A los cabellos que al oro oscurecían A B A J O en verdes hojas vi que se tornaban de áspera corteza se cubrían los tiernos miembros que aún bullendo estaban los blancos pies en tierra se hincaban y en torcidas raíces se volvían Elementos humanos Elementos vegetales
  89. 89. Aquel que fue la causa de tal daño a fuerza de llorar, crecer hacía este árbol, que con lágrimas regaba Alusión perifrástica a Apolo ¡Oh miserable estado, oh mal tamaño, que con llorarla crezca cada día la causa y la razón por que lloraba! Identificación con el poeta El poeta identifica su propia historia de amor con la historia de amor de Apolo. De esta manera, dignifica su amor al otorgarle valor de mito. Oraciones enunciativas: tono frío. Oraciones enunciativas: tono frío. Vocabulario del campo semántico del Vocabulario del campo semántico del dolor: dolor: Daño, llorar, lágrimas… Daño, llorar, lágrimas… Exclamaciones: tono emotivo Exclamaciones: tono emotivo Vocabulario del campo semántico del Vocabulario del campo semántico del dolor: dolor: miserable, mal, llorar… miserable, mal, llorar…
  90. 90. Pasando el mar Leandro el animoso, Pasando el mar Leandro el animoso, en amoroso fuego todo ardiendo, en amoroso fuego todo ardiendo, esforzó el viento, yyfuese embraveciendo esforzó el viento, fuese embraveciendo el agua con un ímpetu furioso. el agua con un ímpetu furioso. Vencido del trabajo presuroso, Vencido del trabajo presuroso, contrastar aalas ondas no pudiendo, contrastar las ondas no pudiendo, yymás del bien que allí perdía muriendo más del bien que allí perdía muriendo que de su propia vida congojoso, que de su propia vida congojoso, como pudo, esforzó su voz cansada como pudo, esforzó su voz cansada yyaalas ondas habló de esta manera, las ondas habló de esta manera, mas nunca fue su voz de ellas oída: mas nunca fue su voz de ellas oída: “Ondas, pues no se excusa que yo muera, “Ondas, pues no se excusa que yo muera, dejadme allá llegar, yyaala tornada dejadme allá llegar, la tornada vuestro furor ejecutá en mi vida” vuestro furor ejecutá en mi vida”
  91. 91. LAS ODAS
  92. 92. LAS ODAS ODA A LA FLOR DE GNIDO Si de mi baja lira tanto pudiese el son que en un momento aplacase la ira del animoso viento y la furia del mar y el movimiento, y en ásperas montañas con el suave canto enterneciese las fieras alimañas los árboles moviese y al son confusamente los trujese, no pienses que cantado sería de mí, hermosa flor de Gnido, el fiero Marte airado, a muerte convertido, de polvo y sangre y de sudor teñido […]
  93. 93. Mas solamente aquella fuerza de tu beldad sería cantada, y alguna vez con ella también sería notada el aspereza con que estás armada […] Hablo aquí de aquel cativo de quien tener se debe más cuidado, que está muriendo vivo al remo condenado, en la concha de Venus amarrado […] Hágale temerosa el caso de Anaxárate, y cobarde, que de ser desdeñosa se arrepintió muy tarde, y así su alma con su mármol arde. […]
  94. 94. LAS ÉGLOGAS
  95. 95. SALICIO: ¡Oh más dura que el mármol a mis quejas, y al encendido fuego en que me quemo más helada que nieve, Galatea! Estoy muriendo, y aún la vida temo; témola con razón, pues tú me dejas: que no hay sin ti el vivir para qué sea. Vergüenza he que me vea ninguno es tal estado, de ti desamparado, y de mí mismo me avergüenzo ahora. ¿De un alma te desdeñas ser señora, donde siempre moraste, no pudiendo della salir un hora? Salid sin duelo, lágrimas , corriendo. […] …..Por ti el silencio de la selva umbrosa, por ti la esquividad y apartamiento del solitario monte me agradaba; por ti la verde hierba, el fresco viento, el blanco lirio y colorada rosa y dulce primavera deseaba.
  96. 96. ¡Ay ,cuánto me engañaba! ¡Ay, cuán diferente era y cuán de otra manera lo que en tu falso pecho se escondía! Bien claro con su voz me lo decía la siniestra corneja repitiendo la desventura mía. Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. […] Tu dulce habla ¿en cúya oreja suena? tus claros ojos ¿a quién los volviste? ¿por quién tan sin respeto me trocaste? Tu quebrantada fe ¿dó la pusiste? ¿Cuál es el cuello que, como en cadena de tus hermosos brazos anudaste? No hay corazón que baste aunque fuese de piedra viendo mi amada yedra de mí arrancada, en otro muro asida y mi parra en otro olmo entretejida que no se esté con llanto deshaciendo hasta acabar la vida. Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. […]
  97. 97. ……Con mi llorar las piedras enternecen su natural dureza y la quebrantan; los árboles parece que se inclinan; las aves que me escuchan, cuando cantan, con diferente voz se condolecen y mi morir cantando me adivinan. Las fieras que reclinan su cuerpo fatigado, dejan el sosegado sueño por escuchar mi llanto triste. Tú sola contra mí te endureciste, los ojos aun siquiera no volviendo a los que tú hiciste. Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. […]
  98. 98. NEMOROSO Corrientes aguas puras, cristalinas; árboles que os estáis mirando en ellas, verde prado de fresca sombra lleno, aves que aquí sembráis vuestras querellas, hiedra que por los árboles caminas, torciendo el paso por su verde seno; yo me vi tan ajeno del grave mal que siento, que de puro contento con vuestra soledad me recreaba, donde con dulce sueño reposaba, o con el pensamiento discurría por donde no hallaba sino memorias llenas de alegría. Y en este mismo valle, donde agora me entristezco y me canso, en el reposo estuve tan contento y descansado.
  99. 99. ¡Oh bien caduco, vano y presuroso! Acuérdate durmiendo aquí algún hora, que despertando, a Elisa vi a mi lado, ¡Oh miserable hado! ¡Oh tela delicada antes de tiempo dada a los agudos filos de la muerte! Más convenible fuera aquesta suerte a los cansados años de mi vida, que es más que el hierro fuerte, pues no la ha quebrantado tu partida
  100. 100. ¿Dó están agora aquellos claros ojos que llevaban tras sí, como colgada, mi alma, doquier que ellos se volvían? ¿Dò está la blanca mano delicada, llena de vencimientos y despojos que de mi mis sentidos le ofrecían? Los cabellos que veían con gran desprecio al oro como a menor tesoro ¿adónde están? ¿adónde el blanco pecho? ¿Dó la columna que el dorado techo con proporción graciosa sostenía? Aquesto todo agora ya se encierra, por desventura mía, en la oscura, desierta y dura tierra.
  101. 101. Después que nos dejaste nunca pace en hartura el ganado ya, ni acude el campo al labrador con mano llena. No hay bien que en mal no se convierta y mude: la mala hierba al trigo ahoga, y nace en lugar suyo la infelice avena la tierra que de buena gana nos producía flores con que solía quitar en solo verlas mis enojos produce agora en cambio estos abrojos, ya de rigor de espinas intratable: yo hago con mis ojos, crecer, llorando , el fruto miserable.
  102. 102. FRAY LUIS DE LEÓN VIDA Y PERSONALIDAD • 1527: nació en Belmonte (Cuenca) en el seno de una familia de ascendencia judía, y vivió, pues, en el ambiente de sospecha, cautela y ocultación propias de la minoría conversa. • Ingresó como fraile en el convento agustino de Salamanca, en cuya universidad estudió teología. Estudió después hebreo en la universidad de Alcalá. • 1561: fue catedrático en la Universidad de Salamanca. Allí participó en las disputas teológicas entre agustinos y dominicos. • 1572: Las intrigas acabaron por llevarlo a las cárceles inquisitoriales de Valladolid, donde permaneció más de cuatro años y medio. Fue acusado de haber traducido al castellano el Cantar de los Cantares y de haberse pronunciado a favor del texto de la Biblia en hebreo, desautorizando la versión de la Vulgata. • Salió absuelto, pero su larga permanencia en prisión ejerció una influencia decisiva sobre su obra. Continuó entonces con sus tareas universitarias y se vio envuelto en nuevas acusaciones. • Acabó siendo vicario general de Castilla y provincial de la orden agustina, poco antes de morir en 1591.
  103. 103. FRAY LUIS DE LEÓN VIDA Y PERSONALIDAD • De carácter difícil y apasionado, su vida fue turbulenta, lo que explica su deseo íntimo y profundo de apartamiento, recogimiento y serenidad. De ahí su anhelo de paz y de tranquilidad. • Palabras insistentemente reiteradas en sus escritos son armonía, concierto, concordia, música apaciguada… • El trasfondo filosófico de su pensamiento es una conjunción de platonismo y cristianismo. Las ideas humanas no son más que copias imperfectas de las de Dios y el hombre debe aspirar al conocimiento divino por medio del amor.
  104. 104. FRAY LUIS DE LEÓN OBRA OBRA EN PROSA OBRA EN PROSA Traducciones y comentarios: Cantar de los Cantares y Exposición del libro de Job. De los nombres de Cristo La perfecta casada. Poemas escritos antes de la prisión: Oda a la vida retirada La profecía del Tajo OBRA EN VERSO OBRA EN VERSO Poemas escritos en la prisión: Noche serena En la Ascensión A la salida de la cárcel Poemas escritos después de la prisión: Odas a Salinas, a Felipe Ruiz, a Pedro Portocarrero…
  105. 105. FRAY LUIS DE LEÓN OBRA POÉTICA • Aunque el propio fray Luis preparó una edición de sus poesías, estas no fueron publicadas durante su vida, salvo algunas traducciones. Fue Quevedo quien en 1637 las editó por primera vez, si bien eran ya conocidas, pues circulaban manuscritas. Traducciones de clásicos Traducciones de clásicos Geórgicas de Virgilio Bucólicas de Virgilio Traducciones bíblicas Traducciones bíblicas Cantar de los Cantares Libro de Job Obra original Obra original Oda a la vida retirada La profecía del Tajo Noche serena En la Ascensión A la salida de la cárcel Oda a Francisco Salinas Oda a Felipe Ruiz Oda a Pedro Portocarrero
  106. 106. FRAY LUIS DE LEÓN OBRA POÉTICA ORIGINAL • La obra poética original de fray Luis es bastante breve: menos de cuarenta poemas. Aparte de unos sonetos juveniles dentro de la tradición petrarquista, la mayoría de sus poemas pertenecen al género clásico de la oda. • Si bien no es segura la datación de los textos, los poemas de fray Luis suelen agruparse en tres periodos: Poemas escritos antes de la prisión (1572) Oda a la vida retirada La profecía del Tajo Poemas moralistas dentro de la tradición clásica: deseo de soledad, desprecio de los placeres mundanos… Poemas escritos en Noche serena prisión En la Ascensión (1572-1577) A la salida de la cárcel Dan cabida a contenidos religiosos, así como a las quejas por la injusticia cometida con él Poemas escritos tras la prisión (después de 1577) Estos poemas muestran el espíritu de un escritor más apaciguado, anhelo de armonía e infinitud, nostalgia del paraíso evocado, cierto misticismo intelectual. Oda a Francisco Salinas, a Felipe Ruiz, a Pedro Portocarrero
  107. 107. FRAY LUIS DE LEÓN TEMAS • Con una existencia tan tempestuosa como la de fray Luis y con una sensibilidad tan exquisita como la suya, su poesía podría ser explicada como una catarsis lírica que le permite olvidar sus desgracias y calmar sus tormentos interiores. • De ahí los temas predilectos de sus poemas: • La naturaleza • La añoranza del campo y de la vida de aldea • Su predilección por la noche • Su amor por la música.
  108. 108. FRAY LUIS DE LEÓN TEMAS • La mayor parte de los motivos de la poesía de fray Luis tienen su origen en la tradición clásica neoestoica y neoplatónica: BEATUS ILLE BEATUS ILLE Búsqueda de la “descansada vida” y alejamiento del “mundanal ruïdo”. LA NOCHE LA NOCHE ESTRELLADA ESTRELLADA La contemplación de la belleza del cielo eleva el espíritu. LA MÚSICA LA MÚSICA La armonía universal sentida al escuchar las notas musicales. ANHELO DE ANHELO DE PAZ PAZ DOMINIO DE DOMINIO DE LAS PASIONES LAS PASIONES EXALTACIÓN EXALTACIÓN DE LA DE LA VIRTUD VIRTUD
  109. 109. FRAY LUIS DE LEÓN TEMAS • Estos temas clásicos deben ser entendidos desde una PERSPECTIVA CRISTIANA. Deseo de armonía Deseo de paz Deseo de serenidad Ansia de perfección Anhelo de unión con la divinidad Añoranza del cielo cristiano como suprema liberación Experiencia mística Éxtasis intelectual en el que se intuye la armonía universal, pero del que se vuelve a caer a la tierra, vista como una dolorosa prisión.
  110. 110. FRAY LUIS DE LEÓN ESTILO Se caracteriza por la asimilación de Antigüedad grecolatina La Biblia Corriente poética italiana Tradición castellana Fray Luis es un gran conocedor de los clásicos griegos y latinos. Aportan imágenes y motivos diversos Usó el endecasílabo y la lira (Garcilaso) No olvida la tradición de la poesía castellana. Le proporciona la mayoría de los temas. Actualiza el tópico del Beatus ille. Conoce y asimila la poesía de Petrarca.
  111. 111. FRAY LUIS DE LEÓN ESTILO Simplicidad aparente Sus poemas se rigen por la norma renacentista de la elegancia y la sencillez Complejidad en la construcción poética Su formación y su pasión por el lenguaje se muestran en la trabajada composición de sus poemas. Abundantes figuras retóricas Sus poemas están dirigidas a una 2ª persona: carácter conversacional Polisíndeton Polisíndeton Hipérboles Hipérboles Aliteraciones Aliteraciones Hipérbatos Hipérbatos Metáforas Metáforas Personificaciones Personificaciones Enumeraciones Enumeraciones Exclamaciones Exclamaciones Interrogaciones Interrogaciones Exhortaciones… Exhortaciones…
  112. 112. TEXTOS DE FRAY LUIS DE LÉON
  113. 113. ODA A LA VIDA ODA A LA VIDA RETIRADA RETIRADA Jaspe: mármol veteado Jaspe: mármol veteado ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruïdo, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Que no le enturbia el pecho de los soberbios grandes el estado, ni del dorado techo se admira, fabricado del sabio moro, en jaspes sustentado. No cura si la fama canta con voz su nombre pregonera; ni cura si encarama la lengua lisonjera lo que condena la verdad sincera. ¿Qué presta a mi contento, si soy del vano dedo señalado, si en busca de este viento ando desalentado con ansias vivas, con mortal cuidado?
  114. 114. Beatus ille… Poder Lujos Fama Pregunta retórica sobre la fama ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruïdo, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Que no le enturbia el pecho de los soberbios grandes el estado, ni del dorado techo se admira, fabricado del sabio moro, en jaspes sustentado. No cura si la fama canta con voz su nombre pregonera; ni cura si encarama la lengua lisonjera lo que condena la verdad sincera. ¿Qué presta a mi contento, si soy del vano dedo señalado, si en busca de este viento ando desalentado con ansias vivas, con mortal cuidado?
  115. 115. Lo que Fray Luis NO quiere ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruïdo, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Que NO le enturbia el pecho de los soberbios grandes el estado, NI del dorado techo se admira, fabricado del sabio moro, en jaspes sustentado. NO cura si la fama canta con voz su nombre pregonera; NI cura si encarama la lengua lisonjera lo que condena la verdad sincera. ¿Qué presta a mi contento, si soy del vano dedo señalado, si en busca de este viento ando desalentado con ansias vivas, con mortal cuidado?
  116. 116. ODA A LA VIDA ODA A LA VIDA RETIRADA RETIRADA Almo: criador, vivificador Almo: criador, vivificador ¡Oh campo! ¡Oh monte! ¡Oh río! ¡Oh secreto seguro, deleitoso! Roto casi el navío, a vuestro almo reposo huyo de aqueste mar tempestuoso. Un no rompido sueño, un día puro, alegre, libre quiero: no quiero ver el ceño vanamente severo del que la sangre sube o el dinero. Despiértenme las aves con su cantar süave, no aprendido; no los cuidados graves de que es siempre seguido quien al ajeno arbitrio está atenido. Vivir quiero conmigo, gozar quiero del bien que debo al cielo, a solas, sin testigo, libre de amor, de celo, de odio, de esperanzas, de recelo.
  117. 117. Metáfora náutica: Navío: poeta Mar tempestuoso: Vida ajetreada Quiero Quiero NO quiero NO quiero Quiero Quiero NO quiero NO quiero Quiero Quiero ¡Oh campo! ¡Oh monte! ¡Oh río! ¡Oh secreto seguro, deleitoso! Roto casi el navío, a vuestro almo reposo huyo de aqueste mar tempestuoso. Un no rompido sueño, Pureza, alegría libertad Pureza, alegría libertad un día puro, alegre, libre quiero: no quiero ver el ceño Nobleza Nobleza vanamente severo Riqueza Riqueza del que la sangre sube o el dinero. Despiértenme las aves La naturaleza La naturaleza con su cantar süave, no aprendido; no los cuidados graves Preocupaciones Preocupaciones de que es siempre seguido por la fama por la fama quien al ajeno arbitrio está atenido. Vivir quiero conmigo, gozar quiero del bien que debo al cielo, Soledad Soledad a solas, sin testigo, Estoicismo Estoicismo libre de amor, de celo, de odio, de esperanzas, de recelo.
  118. 118. ODA A LA VIDA ODA A LA VIDA RETIRADA RETIRADA Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto, que con la primavera, de bella flor cubierto, ya muestra en esperanza el fruto cierto. Y como codiciosa de ver y acrecentar su hermosura, desde la cumbre airosa una fontana pura hasta llegar corriendo se apresura. Y luego, sosegada, el paso entre los árboles torciendo, el suelo, de pasada, de verdura vistiendo, y con diversas flores va esparciendo. El aire el huerto orea, y ofrece mil olores al sentido, los árboles menea con un manso ruïdo, que del oro y del cetro pone olvido.
  119. 119. Locus amoenus Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto, que con la primavera, de bella flor cubierto, ya muestra en esperanza el fruto cierto. Y como codiciosa de ver y acrecentar su hermosura, desde la cumbre airosa una fontana pura hasta llegar corriendo se apresura. Y luego, sosegada, el paso entre los árboles torciendo, el suelo, de pasada, de verdura vistiendo, y con diversas flores va esparciendo. El aire el huerto orea, y ofrece mil olores al sentido, los árboles menea con un manso ruïdo, que del oro y del cetro pone olvido. Primavera Flores Árboles Fuente Hierba verde Flores Aire perfumado Árboles
  120. 120. ODA A LA VIDA ODA A LA VIDA RETIRADA RETIRADA Ténganse su tesoro los que de un flaco leño se confían; no es mío ver el lloro de los que desconfían, cuando el cierzo y el ábrego porfían. La combatida antena cruje, y en ciega noche el claro día se torna; al cielo suena confusa vocería, y la mar enriquecen a porfía. A mí una pobrecilla mesa, de amable paz bien abastada, me baste; y la vajilla, de fino oro labrada, sea de quien la mar no teme airada. Y mientras miserablemente se están los otros abrasando con sed insacïable del no durable mando, tendido yo a la sombra esté cantando. A la sombra tendido, de yedra y lauro eterno coronado, puesto el atento oído al son dulce, acordado, del plectro sabiamente meneado
  121. 121. Metáfora náutica Quiero Quiero NO quiero NO quiero NO quiero NO quiero Quiero Quiero Ténganse su tesoro los que de un flaco leño se confían; no es mío ver el lloro de los que desconfían, cuando el cierzo y el ábrego porfían. La combatida antena cruje, y en ciega noche el claro día se torna; al cielo suena confusa vocería, y la mar enriquecen a porfía. A mí una pobrecilla mesa, de amable paz bien abastada, me baste; y la vajilla, de fino oro labrada, sea de quien la mar no teme airada. Y mientras miserablemente se están los otros abrasando con sed insacïable del no durable mando, tendido yo a la sombra esté cantando. A la sombra tendido, de yedra y lauro eterno coronado, puesto el atento oído al son dulce, acordado, del plectro sabiamente meneado
  122. 122. ODA A FELIPE RUIZ ODA A FELIPE RUIZ El aire se serena y viste de hermosura y luz no usada, Salinas, cuando suena la música extremada, por vuestra sabia mano gobernada. A cuyo son divino el alma, que en olvido está sumida, torna a cobrar el tino y memoria perdida, de su origen primera esclarecida. y como se conoce, en suerte y pensamientos se mejora; el oro desconoce que el vulgo vil adora, la belleza caduca, engañadora. Traspasa el aire todo hasta llegar a la más alta esfera, y oye allí otro modo de no perecedera música, que es de todas la primera. Ve cómo el gran maestro, a aquesta inmensa cítara aplicado, con movimiento diestro produce el son sagrado con que este eterno templo es sustentado.
  123. 123. ODA A FELIPE RUIZ ODA A FELIPE RUIZ y como está compuesta de números concordes, luego envía consonante respuesta; y entrambas a porfía mezclan una dulcísima armonía. Aquí el alma navega por un mar de dulzura, y, finalmente, en él ansí se anega, que ningún accidente extraño o peregrino oye o siente. ¡Oh, desmayo dichoso! ¡Oh, muerte que das vida! ¡Oh, dulce olvido ¡Durase en tu reposo sin ser restituido jamás a aqueste bajo y vil sentido! A aqueste bien os llamo, gloria del apolíneo sacro coro, amigos a quien amo sobre todo tesoro; que todo lo demás es triste lloro. ¡Oh!, suene de contino, Salinas, vuestro son en mis oídos, por quien al bien divino despiertan los sentidos, quedando a los demás amortecido
  124. 124. SAN JUAN DE LA CRUZ VIDA Y PERSONALIDAD • 1542: nació en Fontiveros (Ávila) en un medio social muy humilde. • 1563: ingresa en la orden carmelita • Estudia Filosofía y Teología en la Universidad de Salamanca, allí debió conocer a fray Luis de León. • 1567: Su inclinación por la vida austera le hizo unirse a la reforma de la orden carmelita cuando conoció a Teresa de Jesús. • Participa activamente en la reforma del Carmelo, lo que le valió la prisión en Toledo en condiciones humillantes. Sorprendentemente, comienza entonces su labor poética. • 1578: escapa de la prisión y se refugia en un convento de carmelitas descalzos. • Alcanza importante puestos en la orden y desarrolla gran parte de su incesante actividad en diversos lugares de Andalucía. • 1591: Al final de su vida sufre nuevos conflictos en la orden y muere en Úbeda.
  125. 125. SAN JUAN DE LA CRUZ VIDA Y PERSONALIDAD • Desde muy joven fray Luis se siente inclinado hacia el ascetismo de una vida libre de bienes materiales, en soledad y silencio. • La interpretación de la pobreza como camino ascético explica su desapego de la teología escolástica oficial y del saber universitario (pese a sus notables condiciones intelectuales) y su preferencia por el conocimiento experimental de Dios, en consonancia con el espiritualismo que se extendía por toda Europa.
  126. 126. SAN JUAN DE LA CRUZ SU OBRA • La producción poética de Juan de la Cruz es muy breve y, sin embargo, alcanza con ella un lugar señero en la lírica universal. • Compuso tres grandes poemas: Cántico espiritual Cántico espiritual Noche oscura Noche oscura Llama de amor vida Llama de amor vida • Escribió un comentario en prosa de cada una de sus obras en verso para explicar el sentido de los textos verso a verso y casi palabra a palabra. • Los poemas menores (romances, canciones, glosas) desarrollan motivos muy similares. Su valor es inferior al de los grandes poemas, aunque hay algunos de notable calidad.
  127. 127. SAN JUAN DE LA CRUZ SU OBRA CÁNTICO ESPIRITUAL • • • Sigue de cerca el Cantar de los cantares bíblico. Es un diálogo en la amada (el alma) y el Amado (Dios), a quien el alma ha buscado a través de valles y montañas hasta encontrarlo y celebrar la unión mística con el Amado. El poema se puede interpretar como una representación de las vías místicas.
  128. 128. SAN JUAN DE LA CRUZ SU OBRA NOCHE OSCURA DEL ALMA • • • • Expone, bajo la forma de una alegoría, el caminar del alma hasta su unión con Dios. Elige, como fundamento alegórico, una situación amorosa humana: la amada (el alma) sale “a oscuras y segura” a encontrarse con el Amado (Dios). La noche se transforma en luz, una vez que ha guiado a la amada hasta el Amado. Se establecen relaciones con las ideas espaciales: arriba (lo divino)/ abajo (lo humano)
  129. 129. SAN JUAN DE LA CRUZ SU OBRA LLAMA DE AMOR VIVA • Es un poema de cuatro estrofas centrado en las sensaciones amorosas que expresa la Amada en la unión con Dios, el éxtasis místico.
  130. 130. SAN JUAN DE LA CRUZ TEMAS Filosofía neoplatónica Filosofía neoplatónica Literatura religiosa anterior: Literatura religiosa anterior: Cantar de los Cantares Cantar de los Cantares El amor que saca de sí al enamorado yy El amor que saca de sí al enamorado lo transporta aala unión inefable con lo transporta la unión inefable con Dios. Dios. La luz como representación de la La luz como representación de la divinidad divinidad La imagen del centro inmóvil. La imagen del centro inmóvil. La experiencia La experiencia mística se explica mística se explica comparándola con el comparándola con el amor humano. amor humano.
  131. 131. SAN JUAN DE LA CRUZ TEMAS • Los poemas de san Juan de la Cruz pueden entenderse perfectamente como poemas amorosos dentro de su contexto poético. • San Juan explicó en sus comentarios que sus textos van más allá del obvio contenido erótico e intenta expresar un contenido espiritual trascendente. • Intenta comunicar la inefable unión mística y para ello el único término de comparación es el amor humano. • Esta era una idea habitual desde muy antiguo y ya aparece en el Cantar de los Cantares, en el neoplatonismo y a lo largo de la Edad Media.
  132. 132. SAN JUAN DE LA CRUZ TEMAS • La obra de san Juan fue vista con suspicacia desde el principio y de diversos modos se la intentaba integrar dentro de los límites de la teología positiva escolástica. • Frente a la teología positiva escolástica, Juan de la Cruz se muestra influido por la tradición de la teología negativa, que concibe la fe como tiniebla, como oscuridad que genera luz. • Ello nos da la clave del símbolo de la “noche oscura”, central en su poesía: símbolo de una fe en la que no se puede decir nada de Dios, una “fe” como itinerario a través de la “experiencia”, hacia lo incognoscible. • En la tradición de la teología negativa el modo de conocimiento no es racional, sino intuitivo.
  133. 133. SAN JUAN DE LA CRUZ TEMAS • La pérdida de lucidez y conciencia por parte de la amada en su búsqueda del Amado y la ausencia de proceso racional de conocimiento es evidente en el Cántico espiritual y en la Noche oscura del alma, pero en la Llama de amor vida y en algunos otros poemas la aniquilación de la voluntad y el abandono de la razón es más claro, reflejándose en ellos el momento de absoluta irracionalidad en el que se conoce intuitivamente. • Esta capacidad poética y este grado de profundidad y espiritualización del reformador carmelita son verdaderamente significativos en una época, la de Felipe II, en la que la riqueza y diversidad intelectual y espiritual de las décadas anteriores está siendo sustituida por la ideología totalizante de la Contrarreforma.
  134. 134. SAN JUAN DE LA CRUZ ESTILO MÉTRICA Sigue la métrica de la poesía de su tiempo: • La lira para los grandes poemas • El romance y las canciones para los poemas menores • Desemboca en sus textos toda una historia de la poesía lírica en Occidente, desde la poesía trovadoresca hasta la literatura del amor cortés. • Esta codificación pasa a través de sucesivas reelaboraciones en el petrarquismo como búsqueda de una definición laica del yo amante y acaba en Garcilaso, con la fundación del yo lírico absoluto moderno, momento crucial de la creación de una nueva lengua poética en Garcilaso, con la fundación del yo lírico absoluto moderno. • Desde aquí partiría la recreación poética de san Juan, reformulando ese yo lírico en la figura y la voz de una mujer que busca y encuentra a su amado.
  135. 135. SAN JUAN DE LA CRUZ ESTILO INFLUENCIAS Poesía culta Poesía culta renacentista italiana renacentista italiana Lírica castellana Lírica castellana tradicional tradicional Poesía bíblica Poesía bíblica Empleo del endecasílabo y la lira Octosílabo Cantar de los Cantares Uso de determinadas imágenes. Influencia de Garcilaso de la Vega y de Sebastián de Córdoba Temas Vocabulario Formas Motivos Estribillos…
  136. 136. SAN JUAN DE LA CRUZ ESTILO • Predominio del sustantivo y escasez de verbos y adjetivos. • Acumulación de adjetivos después del sustantivo. • Léxico procedente de la poesía popular, de los textos bíblicos y los de raíz latinizante. RECURSOS RECURSOS Reiteración, intensificación “En soledad vivía / y en soledad ha puesto ya su nido.” Oxímoron “Música callada, soledad sonora” Hipérbaton “Y miedos de la noche veladores” Exclamaciones afectivas “¡Oh dichosa ventura!” Concentración acumulativa “A las aves ligeras/ leones, ciervos, gamos saltadores/montes, valles, riberas…” Metáforas, alegorías, comparaciones, paradojas, apóstrofes… son recursos magníficamente utilizados por el poeta.
  137. 137. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA En una noche oscura con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada. A escuras y segura, por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a escuras y en celada, estando ya mi casa sosegada. En la noche dichosa, en secreto, que nadie me veía, ni yo miraba cosa, sin otra luz y guía, sino la que en el corazón ardía. Aquésta me guiaba más cierto que la luz del mediodía, adonde me esperaba quien yo bien me sabía, en parte donde nadie parecía. ¡Oh noche, que guiaste! ¡Oh noche, amable más que el alborada! ¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada! En mi pecho florido, que entero para él solo se guardaba, allí quedó dormido, y yo le regalaba, y el ventalle de cedros aire daba. El aire de la almena, cuando yo sus cabellos esparcía, con su mano serena en mi cuello hería, y todos mis sentidos suspendía. Quédeme y olvidéme, el rostro recliné sobre el Amado; cesó todo, y déjeme, dejando mi cuidado entre las azucenas olvidados
  138. 138. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA VÍA PURGATIVA VÍA ILUMINATIVA En una noche oscura con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada. A escuras y segura, por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a escuras y en celada, estando ya mi casa sosegada. En la noche dichosa, en secreto, que nadie me veía, ni yo miraba cosa, sin otra luz y guía, sino la que en el corazón ardía. Aquésta me guiaba más cierto que la luz del mediodía, adonde me esperaba quien yo bien me sabía, en parte donde nadie parecía. ¡Oh noche, que guiaste! ¡Oh noche, amable más que el alborada! ¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada! En mi pecho florido, que entero para él solo se guardaba, allí quedó dormido, y yo le regalaba, y el ventalle de cedros aire daba. El aire de la almena, cuando yo sus cabellos esparcía, con su mano serena en mi cuello hería, y todos mis sentidos suspendía. Quédeme y olvidéme, el rostro recliné sobre el Amado; cesó todo, y déjeme, dejando mi cuidado entre las azucenas olvidados VÍA UNITIVA
  139. 139. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA VÍA PURGATIVA En una noche oscura con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada. A escuras y segura, por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a escuras y en celada, estando ya mi casa sosegada.
  140. 140. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA La experiencia mística es inefable, es decir, no se puede La experiencia mística es inefable, es decir, no se puede expresar con palabras. Por ello, san Juan recurre aauna expresar con palabras. Por ello, san Juan recurre una alegoría, es decir, identifica lo que siente con una alegoría, es decir, identifica lo que siente con una experiencia de amor humano. experiencia de amor humano. Alma ==amada Alma amada Cuerpo ==casa Cuerpo casa Noche oscura ==vía purgativa Noche oscura vía purgativa VÍA PURGATIVA En una noche oscura con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!, salí sin ser notada, estando ya mi casa sosegada. A escuras y segura, por la secreta escala, disfrazada, ¡oh dichosa ventura!, a escuras y en celada, estando ya mi casa sosegada. En la vía purgativa el alma se libra del En la vía purgativa el alma se libra del pecado mediante la penitencia yy la pecado mediante la penitencia la práctica de la virtud. práctica de la virtud. El hombre debe renunciar a la razón y sumergirse en la oscuridad para que la luz de Dios pueda entrar en su alma. Por ello se repiten los elementos relacionados con la noche o la oscuridad. La penitencia y la práctica de la virtud permiten el control de las pasiones, por ello el poeta afirma que su “casa”, es decir, su cuerpo, está sosegada, tranquila. El camino que recorre el alma para abandonar el cuerpo es secreto, no conocido ni apto para muchos. El poeta habla de él como una escala secreta, disfrazada y en celada.
  141. 141. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA VÍA ILUMINATIVA En la noche dichosa, en secreto, que nadie me veía, ni yo miraba cosa, sin otra luz y guía, sino la que en el corazón ardía. Aquésta me guiaba más cierto que la luz del mediodía, adonde me esperaba quien yo bien me sabía, en parte donde nadie parecía.
  142. 142. El poema sigue con la alegoría, la amada (el alma) El poema sigue con la alegoría, la amada (el alma) sale del cuerpo (la casa) en medio de la noche sale del cuerpo (la casa) en medio de la noche oscura (la vía purgativa) guiada por la luz. oscura (la vía purgativa) guiada por la luz. VÍA ILUMINATIVA En la noche dichosa, en secreto, que nadie me veía, ni yo miraba cosa, sin otra luz y guía, sino la que en el corazón ardía. Aquésta me guiaba más cierto que la luz del mediodía, adonde me esperaba quien yo bien me sabía, en parte donde nadie parecía. En la vía unitiva, el alma se somete a Dios, renuncia a la razón y recibe una sabiduría especial que la ilumina. El poema insiste ahora en la luz que ilumina el alma del poeta y que lo conduce al encuentro con el Amado (Dios) Se repiten conceptos como el secreto. No hay que olvidar que mística significa “sabiduría secreta”. Se insiste en la dificultad de compartir la experiencia.
  143. 143. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA ¡Oh noche, que guiaste! ¡Oh noche, amable más que el alborada! ¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada! En mi pecho florido, que entero para él solo se guardaba, allí quedó dormido, y yo le regalaba, y el ventalle de cedros aire daba. El aire de la almena, cuando yo sus cabellos esparcía, con su mano serena en mi cuello hería, y todos mis sentidos suspendía. Quédeme y olvidéme, el rostro recliné sobre el Amado; cesó todo, y déjeme, dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado. VÍA UNITIVA
  144. 144. NOCHE OSCURA DEL ALMA NOCHE OSCURA DEL ALMA VÍA UNITIVA ¡Oh noche, que guiaste! ¡Oh noche, amable más que el alborada! ¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada! En mi pecho florido, que entero para él solo se guardaba, allí quedó dormido, y yo le regalaba, y el ventalle de cedros aire daba. El aire de la almena, cuando yo sus cabellos esparcía, con su mano serena en mi cuello hería, y todos mis sentidos suspendía. Quedéme y olvidéme, el rostro recliné sobre el Amado; cesó todo, y déjeme, dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado. La vía unitiva supone la unión mística entre el alma y Dios. Se produce el éxtasis místico: la anulación de los sentidos y una sensación de felicidad inefable. ÉXTASIS MÍSTICO: expresado por medio de exclamaciones, anáforas… juegos de palabras que indican la estrecha unión del alma con Dios. El poeta expresa la anulación de los sentidos y la sensación de felicidad mediante la figura del amante que duerme sobre el pecho de la amada. La imagen del viento acariciante sirve para proporcionar la sensación de bienestar absoluto. En la estrofa final se reproduce de nuevo la sensación de anulación de los sentidos mediante la aparición de los verbos que indican abandono.
  145. 145. CÁNTICO ESPIRITUAL CÁNTICO ESPIRITUAL AMADA ¿Adónde te escondiste, Amado, y me dejaste con gemido? Como el ciervo huiste habiéndome herido; salí tras ti clamando y eras ido. Pastores, los que fuerdes allá por las majadas al otero, si por ventura vierdes aquél que yo más quiero, decidle que adolezco, peno y muero. Buscando mis amores iré por esos montes y riberas; ni cogeré las flores, ni temeré las fieras, y pasaré los fuertes y fronteras. PREGUNTA A LAS CRIATURAS ¡O bosques y espesuras plantadas por la mano del Amado!, ¡o prado de verduras de flores esmaltado!, decid si por vosotros ha pasado. RESPUESTA DE LAS CRIATURAS Mil gracias derramando pasó por estos sotos con presura; y, yéndolos mirando con sola su figura vestidos los dejó de hermosura.

×