Your SlideShare is downloading. ×
Ensayos sobre la existencia de Dios
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ensayos sobre la existencia de Dios

40,150
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
40,150
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
292
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasd fghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq La Existencia de Dios wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui Ensayos opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg 05/03/2009 2º BCS – IES SANTA AURELIA hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas
  • 2. La Existencia de Dios Belén De la Cruz Segovia A nuestro entender existe Dios como un símbolo no como una realidad concreta, y este símbolo se exterioriza en la sociedad en forma de religiones. Las religiones tratan de llevarnos hacia él, a través de comportamientos, ritos, pensamientos y/o formas de convivir con el resto. Lo que trata la religión, a mi modo de entenderla, es de acercarnos a Dios a través de nuestra vida diaria realizando buenos actos (según cada religión) y evitando los malos, por lo tanto podemos ver a Dios como el juez que impartirá justicia como llegue nuestra muerte; por eso existe el cielo, el infierno, el paraíso, la reencarnación… donde teóricamente acabaremos una vez hayamos sido juzgados por Dios. Pero ¿Sólo gracias a la religión podemos diferenciar entre bien y mal? Mi opinión es que no, pues la sociedad sin necesidad de de la participación de Dios ni de la religión es capaz a través de la ética y la moral, y a través de la propia justicia ejercida por el ser humano de poder diferenciar entre el bien y el mal. Cualquier persona no creyente en Dios es capaz de diferenciar entre el bien y el mal y sólo se enfrentará a la religión en aspectos puntuales y concretos donde la ética y la moral también duda y son matices culturales los que nos decantan por un lado u otro, son por ejemplo temas tan comprometidos como el aborto, la homosexualidad, la eutanasia…, pero estos son casos minoritarios. Por ello, la mayoría de los países desarrollados son naciones laicas, que tramitan la justicia, es decir, la diferencia entre el bien y el mal a través de una justicia en la que no se tiene en cuenta la divinidad sino la ética social, y curiosamente son las sociedades en donde se tiene en cuenta a la divinidad en la justicia, casos como por ejemplo las regiones musulmanas o algunas regiones asiáticas y africanas, donde se cometen verdaderas atrocidades como pueden ser la lapidación o la ablación del clítoris. Tras todo lo comentado anteriormente nos planteamos la cuestión de ¿qué es lo que sucedería y hubiese sucedido si supiéramos a ciencia cierta que Dios ni ningún tipo de religión existe? y podemos responder que la vida no sería en muchas partes del mundo tan diferente a la actual y en otras esto sería un cambio radical en su forma de vivir y de convivir con el resto de seres vivos. Por ejemplo podrían ocurrir curiosidades como que en la India existirían McDonald’s con hamburguesas con carne 100% de vacuno y Marruecos podría ser nuestro principal comprador de jamones y demás productos de procedentes del cerdo Ibérico. Estos son sólo algunas hipótesis pero lo que sí que sería aun más probable es que las diferencias entre todos los seres humanos disminuirían considerablemente, lo que provocaría un mayor entendimiento entre todos pues todos veríamos el mismo bien, el mismo mal y los mismos dilemas morales en unos pocos temas comprometidos, pero que gracias a la no existencia de la religión serían mucho menos notables dichas diferenciables. Pero otro aspecto a 2
  • 3. destacar sería que muchas de las guerras que se están viviendo, hemos vivido y probablemente se vivirán en un futuro no se producirían si conociéramos a ciencia cierta esta inexistencia de Dios y la ausencia de religiones que nos diferenciara a unos de otros y provocara esas disputas. Por todo esto nos cuestionamos cuales son las pruebas si es que existe de la existencia de Dios. Hasta ahora nos hemos planteado hipótesis sobre lo que ocurre por la supuesta existencia de Dios y lo que ocurriría si no existiera, y como vemos actualmente la presencia de Dios en la sociedad; pero ahora queremos saber en qué nos basamos para probar la existencia de Dios. Según la mayoría de las religiones su prueba se basa en hechos sobrenaturales o milagros como es el caso de la religión católica, y por esa falta de conocimiento, de razones de dichos casos sobrenaturales (en muchos casos poco veraces o dudosos) se otorgan a una divinidad. El común de todos los dioses de las diferentes religiones y culturas es que dicho Dios da respuestas a aquellas preguntas que no podemos responder como por ejemplo ¿Cómo se creó el universo? ¿Qué hay tras la muerte? ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?…, por lo tanto creemos que la existencia de Dios se basa en las dudas del ser humano, dudas que somos incapaces de responder por nuestro desconocimiento. Este desconocimiento nos crea inseguridad y la inseguridad da paso al miedo o al temor, y por eso podemos decir que Dios nos ayuda a salvaguardarnos de este posible miedo o temor, nos da seguridad, y nos solventa esas dudas, pero ¿lo hace realmente? Mi opinión es que sigue sin haber pruebas y solo seguimos teniendo aun más dudas si cabe, por lo tanto, la existencia de Dios es solo una manera fácil de llenar ese vacío de dudas para las personas que no conocen las respuestas a las preguntas esenciales que se ha hecho el ser humano durante toda la historia. Para finalizar, y como desenlace debemos decir que nos basamos para la realización de la tesis en meras opiniones personales, y obviamos multitud de aspectos y conocimientos algunos conocidos (pero en los que no hemos profundizado) y otros totalmente desconocidos por nuestra ignorancia sobre ellos. Así que teniendo en cuenta lo dicho anteriormente podemos decir que nuestra tesis puede ser modificada en cualquier aspecto debido a esa “ignorancia”, y esa “ignorancia” es la base fundamental de nuestra conclusión pues que al igual que puede ser modificable nuestra tesis en el tema de la existencia de Dios puede ser modificada cualquier tesis dada la ignorancia global del tema, nadie puede ser conocedor a ciencia cierta de su existencia, por lo tanto podemos decir que ninguna de ellas es no modificable y todas podrían tener parte de veracidad . Así que vamos a finalizar diciendo que existe una duda razonable sobre su existencia, duda por la que se ha matado, se ha muerto y se ha manejado a muchas personas a nuestro parecer, por tanto en caso de duda pensamos que lo mejor sería realizar lo más beneficioso para la mayoría y pensamos que lo más beneficiosos sería creer en las personas en lugar de Dios, pues con esas si convivimos día a día todos. 3
  • 4. La Existencia de Dios Laura Domínguez Hidalgo ¿Qué se entiende por existencia? ¿Y por Dios? El término existencia tiene varios significados, pero el que mejor lo define es aquello que tiene como característica la realidad, la facticidad, lo que está en relación con otros objetos. Por el término Dios entendemos, ser supremo, omnipotente, omnipresente y omnisciente; Creador, protector, precoz y en algunas religiones, salvador del universo y la humanidad. ¿Dios existe? ¿Por qué la gente cree en Dios? ¿Es posible afirmar la existencia de Dios de forma definitiva? ¿Por qué Dios, si es tan bueno, consiente la maldad que hay en el mundo? ¿Es posible que se acabe eliminando la idea de la existencia de Dios? ¿Se puede creer en algo de lo que dudas? La clave de este ensayo está en la pregunta ¿Dios existe? , de donde voy a partir para desarrollar el tema. De esta cuestión parten dos respuestas, según las creencias y vivencias de cada persona. En nuestra tesis, hay que considerar algunos argumentos a favor como es que gran multitud de personas creen en la existencia de Dios, debido a los documentos ,datos históricos que demuestran que Dios existió hace millones de años. Hay que tener en cuenta que en la sociedad que vivimos desde pequeños se nos inculcan los valores de la religión con el bautismo, la comunión, por eso gran parte de la población creen en él. Los porcentajes nos demuestran que un 72% de la población es creyente y tan solo el 28% no lo son. La imagen de Dios es un poco distinta según la iglesia y los historiadores, ya que la Iglesia abusa un poco de las condiciones de las personas. De manera análoga se podría decir que creer en la existencia de Dios es como pensar que los fantasmas existen, cada persona tiene una opinión distinta con respecto a ello. Sobre este tema, nadie ha visto a Dios ni a un fantasma, pero por diversos motivos y circunstancias personales creen en su existencia. Por otra parte, contraponiendo nuestra tesis, no todas las personas creen en la existencia de Dios por diferentes motivos. Muchas personas dudan de su existencia debido a que si el era tan bueno, quería el bien para todos, era poderoso, ayudaba a los más necesitados… ¿por qué ahora que el mundo está descontrolada no hace nada para evitar las guerras, la pobreza, las enfermedades…? él podría hacer algo para evitar el sufrimiento que la humanidad está pasando. A veces las personas creen que la creencia en Dios surgió fruto de la ignorancia que había en épocas atrás, de hecho el 70% de los creyentes son personas mayores. Cada vez más personas se plantean la duda de si existe o no Dios, porque cada vez que se descubren cosas nuevas se niegan muchos aspectos que apoyan su existencia, como por ejemplo, según los científicos 4
  • 5. aunque hay varias teorías sobre la creación del mundo, la que mas destaca es la que apoya que fue como resultado de la reacción de las partículas de la atmósfera primitiva. Mucha gente piensa que la existencia de Dios estuvo influenciado principalmente porque debido a la poca sabiduría que había hace millones de años, tomaron la idea de Dios para explicar la creación de todo lo existente, es decir, el origen del mundo. A veces pienso que Dios existe, porque es lo que me han mostrado desde que soy pequeña, pero hay cosas que me hacen dudar ,por ejemplo, que no nos ayude en situaciones extremas de violencia como las que están ocurriendo, esto me hace inclinarme porque no existe, pero es curioso porque cada vez que me ocurre algo y esto le pasa a bastante gente, siempre recurrimos a él ” Por favor Dios…”, aunque pensamos en realidad que no existe y que es fruto de la ignorancia que había en épocas anteriores. Con respecto a la última pregunta que he planteado en la introducción, pienso que si puedes creer en algo en lo que a su vez dudas, por ejemplo, muchas personas creen en Dios, pero a veces hay diversas circunstancias que les hacen dudar, y a pesar de todo siguen creyendo en él. El análisis que he hecho en este ensayo me ha servido para reflexionar sobre algunos aspectos y ponerme en el lugar de las personas que tienen opiniones opuestas a las mías y son igual de aceptable y respetables que las de cualquier otra persona estén a favor o en contra de la existencia de Dios. Personalmente pienso que los argumentos que he dado en contra de la existencia de Dios son más fuertes, ya que realmente dicen la verdad porque no hay muchos aspectos que demuestren la verdadera existencia de Dios, además, en varias ocasiones los defensores de la existencia de Dios como la Iglesia, se contradicen con sus propios argumentos, por ejemplo, cuando dicen que Dios era muy bueno, siempre ayudaba a los más necesitados…. ¿y por qué ahora no lo hace? Son cosas que nos hacen dudar aún mas de si Dios verdaderamente existe o todo ha sido un invento que se ha ido prolongando siglo tras siglo. A veces pienso que muchas personas creen en Dios porque se aferran a él y así se sienten un poco más protegidos. Respecto a las razones que he dado y los argumentos en los que me he basado, me parecen correctos porque he expresado lo que yo realmente pienso. 5
  • 6. La Existencia de Dios Sandra María Guerra Heredia Ante el debatible tema de la existencia de dios, yo me situare en la postura que está en contra: dios no existe. Quiero dejar claro que mis conclusiones y argumentos se centraran en la religión cristiana. Debido al análisis objetivo de las pruebas que acreditan que dios existe, llegamos a la conclusión de que es mentira; pues estas pruebas, y hablamos de los evangelios, son totalmente inválidas, solo son proyecciones personales de personas que eran cercanas a Jesús. Otro fallo corriente es asociar Jesús con dios. Jesús era o es el hijo terrenal de dios. Y bueno ya que aclaramos esto debemos decir que esta afirmación es errónea, pues es imposible que maría virgen como era y como supuestamente murió, quedara embarazada de algo o alguien, pues tampoco tenemos ninguna imagen ni definición de dios, sin mantener relaciones sexuales. Claro que de este asunto podemos partir hacia tres posibles caminos: 1. María quedo embarazada de dios, claro que el tenía que estar materializado. Y al mantener relaciones sexuales dejaría de ser virgen, algo que desmorona la bonita y perfecta teoría de la concepción de Jesús. 2. Por otra parte, maría pudo quedar embarazada sin mantener relaciones sexuales, pues con solo entrar en contacto el líquido pre seminal de dios con la vagina de maría existirían muchas probabilidades de embarazo. 3. Y naturalmente desechamos la última opción, que sería la inseminación in vitro y demás tecinas similares, que son totalmente imposibles de haber realizado en aquellos tiempos, ya que se han desarrollado desde los setenta hasta la actualidad. Respecto al asunto de que muriera virgen es aceptable hasta cierto punto, pues habría que tener suerte para: • Primero quedarse embarazada de dios, que es inmaterial • Y segundo para volver a quedarte embarazada, esta vez de un hombre mortal, y si tener relaciones sexuales, de la misma forma que explicamos antes. Claro que si quedo embarazada las dos veces, pues tuvo otro hijo mucho menos conocido como hijo de maría, pero mundialmente conocido: el apóstol Santiago, de la misma manera. no dejo de ser virgen, pues nunca tuvo relaciones sexuales plenas. Así que su virginidad, considerada como la acción de mantener relaciones sexuales, y no como la rotura del himen, permaneció intacta hasta su muerte. Claro que estas suposiciones son solo eso suposiciones y conjeturas, pues tampoco sabemos a ciencia cierta que Jesús existiera. Pero debido a los datos conservados a lo largo de siglos consideraremos verdadera la afirmación de que Jesús 6
  • 7. si que existió. Lo que ya no aceptaremos es que era hijo de dios y que podía hacer milagros. Posiblemente la capacidad que tendría Jesús sería la de un gran don de gentes y gracias a ello podría convencer rápidamente y con facilidad a las multitudes. lo que se escapa de mi conocimiento es el porqué hacia esas cosas. Aunque a lo largo de la historia otras personas han afirmado escuchar una voz y entrar en contacto con dios. Pero esas cosas nunca se han podido probar, al igual que otras anomalías inexplicables como la conservación intacta de cuerpos de personas que han dedicado su vida a la religiosidad. Debido a todos estos sucesos y anomalías, podemos concluir que nos es imposible decir si dios existe o no existe. Hay tantas posibilidades de que si como de que no. Claro que hay que decir que dios no se ha personificado aun, pues jamás se le ha visto. Y si dios existe significa que es inmortal, que está vivo aun, o que existió pero que ya ha muerto. En el caso de que exista aun ¿porque deja que pasen esas cosas que afectan negativamente a las personas si su finalidad es protegerlas? Esas incógnitas son imposibles de responder. 7
  • 8. La Existencia de Dios Fernando Lara Peña Nuestro tema trata sobre “Dios y existencia”…; visto así resulta un tema muy abstracto que tratar, por tanto, ¿qué entendemos nosotros por Dios y por existencia? Para desarrollarlo deberemos explicar estos dos conceptos; tomaremos Dios como ser supremo considerado creador del universo por las religiones monoteístas, y existencia como realidad cualquiera de un ente cualquiera, en este caso, Dios. Aun así, estas definiciones resultan insuficientes para explicar el tema tratado y nos abordan numerosas preguntas como ¿qué es Dios realmente? ¿Por qué es necesaria la creencia en Dios? ¿Qué papel juegan la iglesia y la religión en este tema? Personalmente no creo en la existencia de Dios y, en caso de existir, debe de ser como un tipo de energía o ente cuyas capacidades resultan incomprensibles para el ser humano. La necesidad de esta creencia se funda en la incapacidad humana para explicar el origen de la vida y encontrar un significado de la existencia humana; de esta manera, se le atribuye a Dios. El papel de la religión en la sociedad está relacionado con la pregunta anterior; la religión se basa en una alabanza al “todopoderoso”, creador del universo y la vida. Más concretamente, la religión cristiana es una tergiversación de la palabra de Jesús, desembocando en la iglesia cuya labor es predicar esa palabra de Dios, ya tergiversada por la religión, convirtiéndose a lo largo de la historia en un elemento de poder político y, actualmente, un negocio más que juega con la fe de la gente. Por un lado, realmente no tenemos datos para negar la existencia de Dios. La vida es algo increíblemente complejo para comprender su origen y las teorías científicas, aunque hay algunas que consiguen explicar el origen de la vida en el caso de que se diesen unas condiciones idóneas para este hecho, como por ejemplo la teoría de la síntesis prebiótica y la formación de “coacervados”, resultan bastante hipotéticas. Un funcionamiento tan perfecto y tan preciso de la vida lleva a pensar en la posibilidad de una existencia superior creador de ellos que rija dicho funcionamiento. Resulta difícil de pensar que algo así haya podido surgir de manera espontánea o incluso a partir materia inorgánica, lo que deriva en el pensamiento de un ser perfecto responsable de ello. Descartes explicó la existencia de Dios argumentando que si el ser humano, que es un ser imperfecto, puede pensar en la perfección de un ser (Dios), alguien perfecto tuvo que haber puesto esa idea en el hombre y ese ser perfecto es Dios. Con este razonamiento Descartes quedó conforme sobre su existencia pero, ¿sabemos qué es realmente la perfección? Nosotros simplemente relacionamos todo lo que consideramos bueno a esa figura perfecta, 8
  • 9. pero resulta muy complicado que esa idea encaje en nuestra cabeza y que de dicha forma expliquemos la existencia de Dios. Así, por otro lado, igualmente que no tenemos datos para negar la existencia de Dios, tampoco tenemos datos para asegurarla. En el caso del Cristianismo, su fuente principal es la Biblia. Los datos narrados en el Antiguo Testamento resultan totalmente ilógicos e inverosímiles; y, en el caso del Nuevo Testamento, estudios del último siglo han demostrado que esos escritos carecen de relevancia histórica y fueron catalogados como poco fiables, en especial el evangelio de Juan. Además, se ha descubierto que fueron escritos unos 70 años después del nacimiento de Jesús e incluso que tergiversan lo que ocurrió. Pensemos que la transmisión de la palabra de Jesús durante esos años fue únicamente oral y esto puede dar lugar a las transformaciones del propio mensaje; ¿quién nos puede asegurar que Jesús fue un enviado de Dios y no simplemente un creyente que se consideraba hijo de Dios, al igual que todas las personas, y que su mensaje fue mal interpretado? Un ejemplo claro lo tenemos en los juglares de la época medieval que iban cantando y contando historias por las calles y cuyo único medio de transmisión era oral. Esto dio lugar a que una misma historia fuese cambiando con “el boca a boca”. En segundo lugar, existen numerosas religiones, tanto monoteístas como politeístas, y cada una adora a unos Dioses con unas características distintas y diferentes explicaciones sobre un mismo tema. Entonces, ¿cuál es la real? Esto es otro ejemplo de cómo un mismo mensaje puede tergiversarse en las distintas culturas dando lugar a diferentes creencias. En tercer lugar, la manipulación de la iglesia sobre la existencia de Dios incluso causa rechazo sobre esto. La iglesia se fundó, supuestamente, con la labor de predicar la palabra de Dios, la igualdad, el amor, la solidaridad… y de ellos ha hecho un verdadero negocio. Este negocio ha llegado hasta tal punto que el Vaticano está entre los 2 estados más ricos del mundo, fundado con el dinero de la fe de la gente. Incluso el mismo Papa ha ido a países subdesarrollados llevando una verdadera fortuna en oro. Si ellos mismos hacen un verdadero negocio de todo esto, se ríen de la fe de la gente y actúan en contra de lo que ellos mismos predican, ¿cómo se puede esperar que la gente no se desengañe sobre la existencia de Dios? Esto, unido a lo que cada día vemos en el mundo y las injusticias que en él ocurren, hacen difícil tener fe de su verdadera existencia. Por último, se observa como la iglesia y la fe en Dios han ido perdiendo fuerza y protagonismo en la sociedad. Mientras que antiguamente casi todo lo que acontecía era atribuido a Dios, hoy eso está cambiando. Conforme la razón del ser humano se va desarrollando, va descubriendo que lo que hasta entonces era atribuido a Dios no es así; simplemente que el ser humano otorga a Dios todo aquello a lo no encuentra explicación, y conforme se descubren nuevos hechos esa idea va cambiando. Esto es fácil de observar mirando atrás en la historia. En la antigua Grecia las explicaciones 9
  • 10. eran puros mitos y todo lo que acontecía era debido al deseo de los Dioses, un acontecer arbitrario. Lo que hoy en día se sigue atribuyendo a Dios son aquellas cosas a las que aun no hemos encontrado otra explicación. De esta manera, hemos observado que la causa principal por la que continuamos creyendo en Dios es nuestra incapacidad de encontrar una teoría firme sobre el origen de la existencia. A pesar de los grandes descubrimientos humanos, esto nos sigue quedando muy lejos y, seguramente, nunca consigamos demostrar ni la existencia ni la no existencia de Dios; somos seres imperfectos y algo así nos queda muy grande. Es cierto que conforme evoluciona la razón del hombre, Dios ha ido perdiendo protagonismo en la sociedad pero esto tampoco quiere decir que Dios no exista. Personalmente pienso que la existencia en Dios es algo muy propio de cada uno y de su fe; hay gente que necesita creer en ello para seguir adelante e incluso para darse una respuesta de qué hay después de la muerte. Además, las experiencias vividas por una persona decantan en gran medida dicha creencia como puede ser, por un lado, que alguien gravemente enfermo se haya curado, o por el otro lado, una de tantas injusticias que hay en este mundo. Yo no creo en la existencia de Dios, sino que me decanto por la incapacidad humana para explicar el origen de la vida sin la idea de un ente superior creador de todo. Por tanto, que cada uno crea y piense en lo que desee libremente aunque para mi hay datos y hechos que hablan por sí solos. 10
  • 11. La Existencia de Dios Laura López Domínguez El tema a tratar es la existencia de Dios, y como primer paso hay que definir ambos términos dentro del contexto a tratar, por lo que, Existencia significa vida y presencia, y Dios, ser hacedor del universo, ser supremo omnisciente, omnipresente y omnipotente. Como aclaración, hay que señalar que en este trataremos ambos temas en el ámbito religioso, lo que llevara a todo tipo de opiniones. Una vez definidos ambos términos, cabe señalar la relación existente que existe entre los dos, pues existencia es vida y Dios es el creador de esta. Algo que llegué a cuestionarme es si una vez creada la vida en los hombres, ¿dependen los seres humanos de la existencia de Dios o es al contrario? Algunos pensaran que es evidente que son los seres humanos quienes dependen de Dios, pero yo pienso que tiene carácter retroactivo, pues sí, los seres humanos dependen de Dios pero también Dios depende de nosotros, pues si dejáramos de creer en él, tener Fe, desaparecería, no de la misma forma que morimos los seres humanos, pero si de una manera espiritual, pues no tendría sentido la existencia de él cuando nadie cree en su presencia. Los conocimientos sobre la existencia de Dios podemos compararlos con los primeros estudios acerca de la estructura de los átomos, pues se crearon algunas hipótesis pero no se podían justificar ninguna de ellas por completo, ya que no se disponía del material necesario, al igual pasa con este dilema que tantas veces pasa por nuestras cabezas, todos tenemos hipótesis a favor y en contra pero ninguno puede mostrarla certeramente ya que no dispone del ‘’ material’’ necesario para probarlas. En primer lugar he de decir que creo en la existencia de Dios por lo que mis argumentos estarán un tanto desplazados hacia esta creencia, aunque de una forma equitativa, con respecto a los argumentos en contra. A favor de la tesis expuesta se encuentran argumentos, tales como, el enorme numero de creyentes existentes en el mundo, los cuales rondan los 1.700 millones, este dato da que pensar, pues parece no ser muy lógico que tal numero de personas creyeran en algo que no existe, y como se suele decir y ocurrir la mayoría no se equivoca, en vista de las opiniones contrarias a decir que este dato no es lo suficientemente aceptable, se puede añadir que la sociedad esta en continuo cambio y que nosotros, como comprobamos día a día, no pensamos igual que nuestros mayores, pero aun así seguimos creyendo en ello. 11
  • 12. Otro punto a favor es la existencia de diversas religiones, aunque esto suene un tanto extraño, se puede deducir, que aunque cada uno tenga ‘’ su propio Dios’’al fin y al cabo es el mismo, pues si nos fijamos detenidamente persiguen los mismos fines. Otro argumento es la presencia de la institución que promulga la existencia de Dios y la religión, pues si Dios no existiera ¿que sentido tendría? A esto podemos sumarle, esas pequeñas experiencias espirituales que han padecido algunas personas, por ejemplo el programa Cuarto Milenio, donde muestran historias acerca de los espíritus; si tenemos en cuenta que Dios esta relacionado con los espíritus, pues al fin y al cabo son almas perdidas, encontramos otro argumento a favor. Algún ejemplo más acerca de esta tesis, puede ser la Semana Santa, aunque no sea lo mas representativo de la religión, es una de las maneras por las que tantas personas muestran su Fe, y me refiero a esos hombres que hacen peticiones acerca de trabajo, dinero, salud…necesarias en sus vidas y que para mostrar su Fe cargan durante un camino decenas de kilos en su cuello. Esta creencia que no se puede probar totalmente, podríamos compararla con las Leyes de Mendel, pues cuando fueron elaboradas, se aceptaron solo por el hecho de poder comprobarlas a simple vista, sin ningún dato científico , en cierto modo es algo parecido a la Fe, pues los cristianos creemos en Dios sin tener pruebas científicas de su existencia. Haciendo uso de la empatía, he conseguido algunos argumentos, por los que se podría estar en contra de la existencia de Dios. El primero y mas común, es que no existen pruebas de su existencia, pues nunca se le ha visto y hoy por hoy, si no lo vemos no lo creemos. Otro punto en contra y aceptable, es que si Dios existe, por que permite la pobreza en el mundo, cuando la mayoría de los ciudadanos de esos países creen en Dios, a esto se podría responder desde el punto de vista cristiano que Dios hace esto para que así nos ayudemos unos a otros, pero eso no ocurre en nuestras sociedades y mueren miles de personas. En relación con lo anterior, si según la religión cristiana todos somos iguales porque existen esas diferencias del nivel de vida, de poder, de educación, situación social...etc. También aquellos que no creen pueden ‘’replicar’’ que creemos en Dios, porque nos lo han inculcado nuestros padres desde pequeños y es cierto, pero pocos de los que han sido educados de esa forma, han cambiado su pensamiento, al igual que puede cambiar el pensamiento político de aquellas personas que han sido educadas, por ejemplo, con la mentalidad del PP y cuando crecen y tiene sus propios conocimientos piensan que seria mejor vivir en una República. 12
  • 13. Por ultimo y utilizando un punto que también me ha servido de argumento a favor, utilizo a la Iglesia para contradecir o señalar que no esta totalmente estructurada por los patrones de la religión cristiana. Pues la Iglesia posee un poder absoluto sobre la mayoría del mundo cristiano, y podría aprovechar ese poder y su capital para ayudar a los mas necesitados y no solo ayudar a unos cuantos. Como resultado de todo esto, llego a la conclusión de que ninguna de las dos posturas puede ser totalmente aceptable pues ambas poseen argumentos fuertes. Pienso que todo depende de cada uno pues la existencia de Dios, se encuentra dentro del ámbito religioso y todo aquel que se encuentre dentro creerá en el, mientras que los que están al margen de esta o cualquier otra religión, no creen en el. Por ultimo me gustaría saber como es la vida de una persona que no cree en Dios, en el Más Allá o en la vida eterna, pues para cuando a alguno de nuestros familiares fallece, al recordarlo pensamos que nos escucha y que sabe que lo extrañamos, pero si no crees, pierdes todo el contacto con esa persona, es algo bastante complicado, que cuesta explicar, pues al no ser algo material cuesta trabajo definirlo. 13
  • 14. La Existencia de Dios Ana López Vázquez ¿Qué se entiende por existencia y qué se entiende por Dios? Se puede entender por existencia el hecho de estar en el mundo, lo que vendría a ser la presencia. Por Dios no entiendo ese ser sobre natural, con poderes divinos, santo, etc., sino lo entendería como una parte del alma de las personas, ese dios interno y personal que cada cual lleva consigo. Entonces, se nos pueden plantear preguntas tales como: ¿Qué es exactamente Dios?, ¿Es necesario para que la vida tenga sentido?, ¿Puede cambiar?, ¿Cuándo muere?, ¿Es anterior o posterior a la persona física? ¿Cómo puedes conocerlo?, ¿Conociéndolo a él puedes conocer tu realidad?, ¿Se complementa con la religión?, etc. Mi tesis sería la siguiente: Dios existe como el conjunto de valores, ideas, creencias, etc., que comenzaron a formarse en la etapa infantil de una persona y se van enriqueciendo con el paso de los años. Así, todo este conjunto, hace que podamos relacionarnos e interactuar con el resto de los seres sociales que habitan en nuestro planeta, por lo que dicho dios personal está sometido a cambio según las vivencias de la persona. Una vez que te conoces a ti mismo, a tu dios, puedes conocer tu propia realidad, que hace que tenga sentido tu vida y que no esté vacía. De esta manera, el dios interno nunca muere, precisamente por el hecho de que de suceder así, la vida no tendría sentido. La religión está muy lejos de este punto de vista. Doy por probada desde un principio la existencia de Dios, porque aunque no se vea ni lo podamos tocar ni percibir, se siente dentro. Un hecho en contra de esto podría ser que si no ves algo es porque no existe, si llegas a tu casa y no ves a nadie es porque no hay nadie, pero Dios existe como un elemento abstracto tal como puedan serlo la alegría, la tristeza, la tranquilidad, etc. Forzosamente tiene que existir para que la vida en sociedad tenga sentido, porque, ¿qué sería de todos nosotros si no dispusiéramos de “algo” que nos guie en esta vida y que haga que no nos comportemos de manera arbitraria? Así, Dios nunca muere, porque representa la esencia de la persona, lo mismo que todos los objetos tienen su esencia, su ser, y cuando se rompen o dejan de servir, sigue permaneciendo lo que es. Una silla sirve para sentarse, una vez que una silla se rompe (deja de existir) el significado de silla sigue siendo el mismo. Dios puede cambiar, realmente una parte de él nunca cambia, correspondería a la parte de que más arraigada se encuentra de su ser, esa parte que fue formada más antiguamente y quedó incrustada en su ser personal, y luego existiría otra parte de Dios que sí cambia, se correspondería con la parte más externa de él, esos valores y pensamientos que han sido adquiridos más recientemente y que por las 14
  • 15. condiciones de vida no se ha introducido plenamente en el interior personal. Conociéndote a ti mismo, realizando un análisis de tus valores personales, tus ideas, puedes conocer tu propia realidad. Aunque la religión y Dios no están unidos, si existiría una cierta relación entre ambos desde el punto de vista de la influencia de pensamientos, pues si perteneces a una serie de creencias, propias de tu religión, eso va a condicionar mucho tus pensamientos. Después de un análisis de argumentos y contraargumentos, concluyo que dios existe como el conjunto de valores e ideales personales, excluyendo todo tipo de pensamientos y creencias, porque los considero más influenciados por las condiciones de vida de una persona. Hago una distinción en eso, pensamientos e ideas son simplemente eso, no forman parte de dios, puesto que no son propios de la persona, sino propios de grupos y creencias. Establezco ahora que, dios solamente es esa parte íntima y auténtica del propio ser personal que nunca cambia, esa parte que anteriormente suponía como arraigada a la persona, y no cambiará sean cuales sean las condiciones de vida. Sí podrán cambiar esos pensamientos y creencias, que ya no están incluidos en dios. Este hecho hace que se determine que el dios personal nace con la persona, no se iría formando con el paso de los años como decía anteriormente, sino que ya se puede observar desde que la persona nace, realmente lo que se observarían serían algunos comportamientos de dicha persona que nos proporcionan algunas características de su dios. Éste no puede ser conocido por los demás. Sí lo puede conocer la propia persona, conforme va creciendo, va conociendo su propio dios, y, así mismo, su realidad mediante su análisis. Ahora establezco una relación más estrecha entre dios y la realidad personales, aunque considero ésta última algo, muy poco, más ligada a las condiciones de vida. Sigo aprobando la inmortalidad de dios, así como su necesidad en la sociedad, ahora, menos dirigida a las relaciones sociales entre los seres que habitan el planeta y más dirigida a la persona propia. Cabría modificar la relación entre dios y religión. Ahora, nada tienen que ver en ningún aspecto, puesto que esas creencias propias de la religión, para nada modifican el dios interno personal, pues éste no cambia nunca. Así, concluyo que mi tesis final será la siguiente: Dios existe como el conjunto de valores e ideales particulares de una persona, excluyendo todo tipo de creencias y pensamientos que se hayan ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida. Vendría a ser como el ser interno de la persona, esa parte mental de ella que es auténtica y no cambia, a pesar de todas las vivencias particulares que se hayan dado en su vida y hayan modificado sus pensamientos o ideas, esa parte de sí mismo que diferencia una persona del resto. No podría ser cambiante, pues, de serlo, no sería auténtico ni puramente personal. Es una parte de la mente que nace cuando lo hace la persona, y a través de la cual se pueden extraer algunos aspectos de la forma de ser de dicha persona. Esto no quiere decir que los demás puedan conocer el dios interno de una persona, pues es imposible entrar en la mente de otros, pero sí pueden conocer algunas de las características de su forma de ser. Una persona puede 15
  • 16. llegar a conocer completamente su dios conociéndose a sí misma. Con el paso de los años y las vivencias personales que se van teniendo, vas conociendo esa parte íntima de tu ser cada vez más, hasta llegar a conocerte completamente. Considero que es entonces cuando una persona puede conocer su propia realidad, una vez que se conoce a sí misma y tiene una cierta madurez intelectual y una serie de vivencias personales. En ese punto, la persona sabe lo que quiere en su vida para ser feliz, y esa es su propia realidad. De ahí la necesidad de la existencia de dios en nuestras vidas. Sin esa parte de sí, que, por así decirlo, nos guía en la vida por un camino u otro, las personas se comportarían de una forma arbitraria y sus comportamientos no estarían regidos por nada. Por eso, su presencia es necesaria, para también, posibilitar las relaciones sociales que se dan entre los distintos seres que habitan el planeta. Aunque dios no solo existe cuando viven esos seres sociales, el dios interno va más allá, permanece vivo, aún cuando el cuerpo muere físicamente, permanece en otro “mundo distinto” que nada tendría que envidiarle a este, porque si no esta vida no tendría sentido. Por último, dios no tiene relación ninguna con la religión ni con la Iglesia, porque solo podrían estar relacionados desde el punto de vista de la influencia de las creencias religiosas en el pensamiento de las personas, pero, como defiendo que dios nace con ellas y no es cambiante, solo lo va conociendo la persona en su evolución, concluyo, que dios no guarda relación con la religión. 16
  • 17. La Existencia de Dios Gonzalo Pulido Rodríguez Comenzamos el ensayo filosófico con el análisis sobre lo que vamos a tratar: La existencia de Dios. Tenemos 2 términos que sobresalen, que son existencia y Dios. Existencia podemos definirla como “todo aquello que está en el mundo”, nos deja claro a lo que se refiere en relación a Dios, definido como “el ser supremo, omnipotente, omnipresente y omnisciente que, según las escrituras, creo el universo” Cabe preguntarse: ¿es real Dios? ¿porque tenemos que preguntarnos por su existencia? ¿influye el gran numero de religiones con la existencia de Dios? ¿Dios está solo en el interior de las personas? A la pregunta de si es real Dios, yo creo sinceramente que no; a la pregunta de preguntarnos por su existencia, pienso que es debido a que somos humanos y nos lo preguntamos todo.; ¿influye el gran numero de religiones? Pues creo que sí, si hubiera un Dios real y verdadero no habría tantas religiones; y pienso que sí , que Dios existe solo en nuestro interior....como una vocecita.... Mi tesis básicamente va a ir en contra de la existencia de Dios, o sea, pienso que no existe. Como argumento a favor de la existencia de Dios pienso que realmente, que este justificado, no hay ninguno y como argumento en contra (apoyado por mi) es, básicamente, la ciencia. Ella solita ha demostrado que Dios, como ser supremo creador del universo, es falso, que después exista dentro de nosotros, nos proteja y eso, ya sería un Dios no real. Yo creo que eso de preguntarnos si existe, o sea, no sé, cada persona es libre, pero creo que está más que sabido. Es verdad que los muy creyentes juran haberlo visto y que se han cumplido sus plegarias, pero creo que todo ha podido ser producto de su imaginación, o que están tan ciegos que piensan que ver un olivo arder es que Dios ha venido a visitarles. Creo que todo esto de Dios es un circo muy bien montado por la iglesia. Yo más bien creo que tenemos “Dioses”, familiares que se han ido y que pensamos en ellos ( y hasta les hablamos) haciendo que ellos sean nuestro verdadero “Dios”, una persona en la que confiar, en la que rezar y contar nuestros problemas, no al creador del universo que lo creo en 7 días y nos puso a su imagen y semejanza; así es como veo yo a Dios, como la persona que tenemos en nuestro interior, muy parecida a la conciencia pero sin contarles los problemas que tenemos día a día. Como conclusión a mi tesis decir que creo que le he encontrado el verdadero significado ( por lo menos para mí) de Dios. Pienso que es bueno tener a un “Dios” en nuestra mente que nos ayude en los momentos malos y nos proteja. Como único 17
  • 18. argumento presentado, aunque creo que es lo suficientemente convincente, es el de los descubrimientos de la ciencia. Pienso, ya para acabar, que la ciencia ha demostrado la verdadera existencia de Dios, o sea ninguna, y como seres humanos que somos podemos estar equivocados, pero pienso que Dios sólo existe en nuestro interior. 18
  • 19. La Existencia de Dios Alberto Ruiz Fulgueira No sería desacertado decir que la existencia de Dios es una de las mayores incógnitas del ser humano. Sin embargo, antes de profundizar en el tema, debemos aclarar el concepto de Dios ya que hoy en día podemos escuchar esta palabra muchas veces sin hacer referencia al significado que vamos a tratar, tal es el caso de expresiones como: Dios del fútbol, ¡Dios mío!, este hombre es un Dios, etc. El significado de la palabra Dios que vamos a usar es: ser supremo, que en las religiones monoteístas es considerado como el hacedor del universo. Por otra parte, es preciso definir el concepto de existencia como acto de existir, esto es, dicho de una cosa: ser real y verdadera. De este modo, idea de Dios solo hay una, pero llegados a este punto es necesario realizarnos una serie de preguntas. ¿Es posible demostrar que Dios existe?¿o que sí existe? ¿En qué nos basamos para creer o no creer en Dios? ¿Es lógico pensar en el cielo y en el infierno? ¿Podrían desaparecer en un futuro las religiones? En mi opinión, es imposible demostrar la existencia o la no existencia de Dios, ya que no se constatan indicios de ni una cosa ni de la otra, pero pienso que hay una que sí se acerca más a la realidad, que es la no existencia de Dios basándome para ello en una comparación entre ciencia y religión. Este tema será la base de mi tesis acerca de la existencia de Dios. Mi opinión se basa en una cuestión de probabilidad, en la que considero que es mucho más probable que Dios no exista que lo contrario. Sin embargo, con esto no quiero dejar claro que Dios no exista, porque lo que realmente pienso es que resulta algo imposible de demostrar por el hombre tanto a favor de su existencia como en contra. Por otra parte, si enfocamos el tema desde el punto de vista científico, nos encontramos con una postura mucho más a favor de que Dios probablemente no exista ya que prácticamente la totalidad de los acontecimientos que tienen lugar en el universo tienen una base científica demostrable, de este modo, sería completamente innecesaria la existencia de un Dios bondadoso y omnipresente que lo controle todo. Por el contrario, también hay que tener en cuanta la postura opuesta, en la que se puede afirmar que verdaderamente la ciencia ha conseguido explicar muchas cosas pero otras, se quedan sólo en hipótesis que tampoco ningún científico ha sido capaz de demostrar. Por mi parte pienso que es verdad que la ciencia no es capaz de demostrar todo, pero sí que es capaz de proporcionar muchos más argumentos a favor de sus teorías que la religión. Poniéndonos en una situación en concreto, como la creación del universo, podemos comparar el grado de credibilidad que le podemos dar tanto a la ciencia como a la religión. Según la religión, Dios es el creador del universo, el qué y el cómo nadie lo sabe, sólo sabemos que él lo creó. Basándonos en el hecho de que Dios es eterno y, en consecuencia, anterior al universo. Como consecuencia de esto, todo lo 19
  • 20. relacionado con el universo (formación de planetas, estrellas, la vida, etc) tiene su comienzo en Dios. Por otra parte, nos encontramos con la posición científica: la teoría del Big Bang. Según ella, el universo se creó como consecuencia de una explosión enorme y, a partir de esta, el universo comenzó a expandirse.¿Alguien puede demostrar que esto ocurrió así? ¿tanto la teoría religiosa como la científica? No, pero la ciencia sí que nos podría proporcionar muchos más argumentos a su favor a modo de explicaciones físicas, químicas y matemáticas, todas ellas demostrables de porqué probablemente el origen del universo fue el Bing Bang. Sin embargo nada ni nadie puede acercarnos tan siquiera a la idea de que Dios creó el universo, por lo tanto, podemos considerar que seguramente esto no ocurriera así y si continuamos tratando las “acciones” de Dios que repercuten en la vida y en el ser humano, nos iríamos encontrando con teorías y hechos científicos demostrables en su mayoría, que se contrapondrían con la idea de la acción divina. En mi opinión sólo hay un tema en el que la ciencia todavía no ha podido rebatir a la religión: la continuidad de la vida después de la muerte. En efecto, la muerte es desconocida para el ser humano y puede ser motivo de miedo ante ella porque todos sabemos que va a llegar a pesar de que no queramos. La ciencia tiene poco que decir ante este tema ya que considera a la muerte como el fin de la vida, por tanto, no hay nada más posterior a ella. La creencia en Dios, por su parte, tiene como consecuencia la creencia de un “algo” posterior a la muerte, algo que sí controla Dios y no la ciencia si nos referimos a lo que puede haber después de ella. En este punto nos encontramos con los relatos de muchas personas (no todas) que se han encontrado en una situación cercana a la muerte y que sostienen entre otras cosas haber sentido una separación de alma y cuerpo y también, haber atravesado un túnel en cuyo final había una especie de seres esperándoles. En mi opinión, no necesariamente tiene esta situación que ver con la existencia de Dios pero sí que se acerca más a ese ideal divino mucho más propio de la religión que de la ciencia, es por eso por lo que creo que la verdadera justificación de porqué se cree en Dios es porque, en cierto modo, da una ligera respuesta a la muerte y lo que puede haber posteriormente. Finalmente me gustaría acabar esta comparación entre ciencia y religión desde el punto de vista de la racionalidad del ser humano. El ser humano, como todos sabemos, es racional por lo tanto pensar en la existencia de un ser divino o supremo escapa a lo que puede entender la razón humana ya que no es explicable de ningún modo, así como la creencia de otra especie de dimensión en la que existieran un cielo y un infierno. En conclusión, pienso que el tema de mi tesis queda bien argumentado con la comparación entre ciencia y religión porque, a mi entender, es la forma más sencilla de tratar un tema tan abstracto como la existencia de Dios. Quizás puede que no haya podido quedar del todo claro el porqué pienso que las personas puedan creer en Dios, ya que tan sólo argumento para ello que es por miedo a la muerte. Sinceramente no pienso que tenerle miedo a ella sea algo malo ni mucho menos que te convierta en algo inferior por ello ya que en el fondo todos tenemos algún miedo, lo que pienso es 20
  • 21. que puede que creer en Dios les sirva para aquellas personas menos preparadas con respecto a la muerte para vivir mejor, más a gusto, pensando en que realmente haya algo posterior a ella y no sea el fin. Yo, en mi opinión, prefiero pensar en la muerte como una parte más de la vida, y más profundamente, como el fin. Lo que no me parece del todo lógico es apoyarnos en una esperanza de vida posterior a la muerte sin tener ningún verdadero indicio de ello, pero es perfectamente comprensible ya que cada uno afronta sus miedos e inquietudes de la forma más fácil aunque puede que para ello nos estemos dejando el uso de la razón por el camino. 21
  • 22. La Existencia de Dios María Salcedo Vázquez Antes de empezar a hablar sobre el tema, tenemos que tener muy claro lo que significa, por lo que primero vamos a analizarlo: por existencia entendemos todo lo que tiene que ver con la realidad, es decir, lo que está en relación con los objetos; por Dios entendemos que es el supremo existente, el fundamento absoluto del mundo. Una vez aclarados estos términos, podemos volver a relacionarlos de la siguiente manera: “La relación entre los objetos y el fundamento absoluto del mundo”. Como ya entendemos de qué va el tema, se me vienen algunas preguntas a la cabeza como, por ejemplo, ¿para qué sirve creer en Dios? ¿Es necesario creer en Dios? ¿Cómo podemos creer en algo que escapa a nuestros sentidos? Teniendo en cuenta las definiciones anteriores, creer en Dios sirve a los creyentes para que sus vidas tengan sentido, ya que necesitan creer que hay “algo más” después de la muerte puesto que necesitan darle sentido tanto a sus vidas como a la propia muerte. Por otro lado, no veo necesario creer en Dios ya que hay otros métodos perceptibles por los sentidos que ayudan a los no creyentes a seguir adelante como, por ejemplo, la familia o los psicólogos. Así mismo, no creo que se pueda creer en algo que no podamos percibir por ningún sentido (vista, olfato, etc.) ya que la realidad la percibimos a través de ellos. A continuación, daré argumentos a favor y en contra de mi tesis: “La no existencia de Dios”. A favor puedo decir que no hay pruebas de su existencia, por lo que, en realidad, nadie sabe nada de Él, por lo que no se pueden demostrar a ciencia cierta; tampoco nadie lo ha visto en ningún lugar ni saben realmente cómo es o lo que hace. Por ejemplo, los creyentes dicen que Dios está en todos lados, es decir, que es omnipresente pero, ¿cómo lo saben si no lo ven? ¿si no lo tocan? Otro ejemplo podría ser que, con respecto a la Biblia, los sacerdotes dicen que lo que predicaba Jesús, que está en la Biblia, es la palabra de Dios y, entonces, vuelvo a realiza una pregunta parecida a las anteriores, ¿cómo saben que es la palabra de Dios si nadie nunca lo ha escuchado? Y es que afirmar que lo que hay en la Biblia es verdad es como decir que lo que pone en todos lo libros es verdad cuando, a veces, es una simple opinión del autor. Otra de las cosas que se puede tener en cuenta es la suposición de la existencia de un sólo Dios, si esto es así, debería de existir una sola religión. También se supone que Dios creó a Adam y a Eva, entonces ¿por qué no conocemos nada sobre su infancia si todo el mundo pasamos la etapa de ser bebé? Además, en al religión también se dice que todos somos hermanos, puesto que procedemos de Adam y Eva, y que la ciencia destruye esa idea pero, en realidad, la 22
  • 23. ciencia no destruye nada ya que, para que nosotros existiésemos fue necesaria la existencia de un primer organismo de cuál todos procedemos. Por último, quiero decir, a favor de mi tesis, que si se supone que Dios es el bien supremo, no debería permitir que hubiese mal alguno en su “obra”. Algunos de los argumentos que contraponen mi tesis serían que, al igual que no hay pruebas de que Dios exista, tampoco hay pruebas de que no exista, por lo que hay una posibilidad de creer en Él. También se podría decir que Dios existe, puesto que, si la lógica del ser humano lo necesita, Dios existe para esa persona. Otros argumentos serían que, por ejemplo, el movimiento de un objeto es generado por un segundo objeto, y el movimiento de ese segundo por un tercer objeto, y, así, sucesivamente; por esta razón, debió existir un primer motor que no fuese movido por nadie, ese motor es Dios. Por ejemplo, es como el movimiento de un lápiz: para mover el lápiz, antes necesitas mover la mano y, para mover la mano, antes necesitas mover el músculo, para mover el músculo, antes necesitas mandar un estímulo al cerebro,... Tampoco hay ninguna cosa que sea su propia causa puesto que eso implicaría que esa cosa existiera antes de sí misma y esto es imposible; esto implica que tuvo que haber una causa eficiente primera que no necesitase de nada ni de nadie, esa causa primera es Dios. Otra de mis argumentaciones en contra es que, si algo existe, es porque antes no existió pero, para existir ahora, debía haber algo anterior a él para poder existir. Ese primer “algo” que no necesita nada ni nadie para poder existir por sí mismo y, sin embargo, hay personas que si necesitan de él es Dios. Por ejemplo, para obtener leche, primero tiene que existir la vaca y, para que la vaca siga existiendo para dar leche, debe existir la hierba para que se pueda alimentar, para que, a su vez, exista la hierba, es necesaria la tierra y el agua,... Esto es como la cadena alimentaria, se van sucediendo unos procesos hasta llegar a un fin determinado; en el caso de mi ejemplo el fin es conseguir la leche, en el caso de la cadena alimentaria es nutrirse y, en el caso de Dios, es existir. El último de mis contraargumentos está relacionado con el bien y el mal. El bien para una persona, puede ser el mal para otra, y viceversa. Por esta razón, el bien y el mal no existen puesto que no tienen una definición universal de ello, es decir, que no todo el mundo entiende lo mismo por bien y por mal. Esto implica que no podamos basarnos en esto para tratar de averiguar la existencia de Dios. Por ejemplo, los españoles comemos toda clase de carne y, ésto, lo vemos bien y, sin embargo, los indios tienen a las vacas como animales sagrados, por lo que comer carne de vaca, para ellos, es algo malo. 23
  • 24. La Existencia de Dios Verónica Torres Sánchez ¿Dios existe o solo es una invención de la iglesia? Bien es sabido que la iglesia ha usado la palabra de Dios desde hace mucho tiempo y que eso le ha generado muchas riquezas. Pero, ¿Cómo ha llegado a oídos de la iglesia la existencia de Dios? ¿Quién escribió el antiguo testamento? ¿Con qué intención? El antiguo testamento son “cuentos” que necesitan ser interpretados para su entendimiento, como por ejemplo la historia de Adán y Eva cuenta que ellos dos fueron el primer hombre y la primera mujer. Pero, científicamente, el hombre deriva del mono. Esto significa que Adán y Eva son ficticios ya que en el antiguo testamento los describe como unas personas como la de hoy día. Aparte de eso, hay muchos argumentos a favor y en contra de la existencia de Dios, tales como la aparición de la virgen o de Santos, manchas en la pared en forma de cara... Pero estos acontecimientos no tienen solidez, ya que las apariciones no han sido grabadas ni fotografiadas, solo han sido vistas por personas que podrían habérselo inventado o por diversos motivos haber visto alucinaciones por ejemplo como en el desierto que por culpa de la sed y el calor se puedo tener alucinaciones. Mientras que las manchas en formas caras puede ser por culpa de la imaginación ya que cuando por ejemplo observamos las nubes podemos distinguir diferentes figuras gracias a la imaginación. Cierto es que hay sucesos inexplicables científicamente que nos hace pensar en la existencia de un ser superior, aunque no se sepa que Dios es, ya que las personas tienen diferentes culturas y creencias, por lo que no se sabe si existe un solo Dios pero con diferentes nombres, si existen diferentes Dioses o si no existe ninguno y todo lo enigmático tiene una explicación aun desconocida por los seres humanos o tal vez todo lo ocurrido, por ejemplo la creación de la tierra, ha sido pura casualidad. En conclusión, no se puede saber a ciencia cierta la existencia de Dios, porque los argumentos provienen de la fe y la fe no tiene demostración es confianza, pero la ciencia con sus investigaciones tampoco ha demostrado que no exista. El análisis de los datos a favor apoyan por completo mi tesis de que Dios no existe, ya que, como he dicho anteriormente, no podemos percibirlo por los sentidos y, en mi opinión, si algo no podemos percibir por los sentidos, ese algo no existe. Sin embargo, en mis argumentos en contra, hay algo en lo que estoy de acuerdo: la no- existencia del bien y del mal. En realidad no existen, puesto que, aparte de que no 24
  • 25. podemos percibirlo por los sentidos, las personas no tienen la misma opinión sobre ambos términos. Con todo esto, mi tesis queda algo modificada pero sólo en un aspecto, en el del bien y el mal, ya que todos los datos que he puesto a favor creo que están bien argumentados y bien explicados. La modificación sería la siguiente: Dios no existe, puesto que no podemos verlo, tocarlo, sentirlo, es decir, no lo podemos percibir por ninguno de los cinco sentidos; pero, sin embargo, no podemos intentar explicar su existencia a través del bien y del mal, puesto que tampoco existen. 25

×