• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Construccion de la identidad travesti denisse tafur
 

Construccion de la identidad travesti denisse tafur

on

  • 268 views

 

Statistics

Views

Total Views
268
Views on SlideShare
268
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Construccion de la identidad travesti denisse tafur Construccion de la identidad travesti denisse tafur Document Transcript

    • ESTUDIO EXPLORATORIO ACERCA DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD DE GENERO TRAVESTI A PARTIR DE DOS ESTUDIOS DE CASO DENISSE C. TAFUR SANTACRUZ SANTIAGO DE CALI JULIO DE 2012 1
    • ESTUDIO EXPLORATORIO ACERCA DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD DE GENERO TRAVESTI A PARTIR DE DOS ESTUDIOS DE CASO Trabajo para optar al titulo como psicóloga DENISSE C. TAFUR SANTACRUZ Directora: LUZ ADRIANA CHÁVES Psicóloga UNIVERSIDAD DEL VALLE INSTITUTO DE PSICOLOGIA SANTIAGO DE CALI JULIO DE 2012 2
    • TABLA DE CONTENIDO. Pág. 1. Introducción 7 2. Justificación 9 3. Antecedentes investigativos. 11 4. Marco conceptual 20 5. Planteamiento del problema 50 6. Objetivos 51 6.1 Objetivo General 51 6.2 Objetivos Específicos 51 7. Metodología de la Investigación 52 7.1 Fundamentos metodológicos 52 7.2 Tipo de investigación 52 7.3 Diseño de la investigación 52 7.4 Método 52 7.4.1 Test proyectivo de la figura humana 52 7.4.2 Entrevista semiestructurada 53 7.4.3 Test proyectivo de Apercepción Temática 53 7.5 Población 54 7.5.1 Muestra 55 7.6 Categorías de análisis 54 8. Ánalisis caso por caso 57 8.1 Ánalisis caso S1 57 8.2 Ánalisis caso S2 59 8.3 Ánalisis caso S3 60 9. Ánalisis general 9.1 Representación de las relaciones de referencia 62 62 9.2 Representacion de si mismo en relación a la vivencia corporal 64 9.3 Representación de si mismo en relacion a la vivencia de género. 65 3
    • 10. Conclusiones 66 11. Discusión 82 12. Referencias bibliográficas 83 Anexo 1 74  Protocolos de láminas 74  Hojas de analisis para el TAT de Bellack 77  Rejillas de análisis DFH 80 Anexo 2 82  Registros sujeto S1 82  Entrevista S1 82  Entrevista S2 89 Registro DFH 103  DFH S1 103  DFH S2 108 Registro TAT 111  Registro S1 111  Registro S2 116   Anexo 3 125  Cuadro de resultados S1 126  Cuadro de resultados S2 133 4
    • INDICE DE TABLAS Pág. Cuadro 1. Criterios para el diagnostico de Fetichismo Travestista según el DCM IV 42 Cuadro 2. Categorias de análisis 54 Cuadro 3. Asociaciones 1 DFH 93 Cuadro 4. Asociaciones 2 DFH 93 Cuadro 5. Asociaciones 1 DFH sujeto S1 103 Cuadro 6. Asociaciones 2 DFH sujeto S1 104 Cuadro 7. Asociaciones 1 DFH sujeto S2 106 Cuadro 8. Asociaciones 2 DFH sujeto S2 108 Cuadro 9. Asociaciones 1 DFH 2 sujeto S2 110 Cuadro 10. Asociaciones TAT lámina 2 113 Cuadro 11. Asociaciones TAT lámina 9VH 114 Cuadro 12. Asociaciones TAT lámina 10 115 Cuadro 13. Asociaciones TAT lámina 20 115 Cuadro 14. Asociaciones TAT lámina 2 S2 117 Cuadro 15. Asociaciones TAT lámina 9VH S2 118 Cuadro 16. Asociaciones TAT lámina 10 S2 119 Cuadro 17. Asociaciones TAT lámina 20 S2 121 Cuadro 18. Asociaciones TAT lámina 13V S2 122 Cuadro 19. Asociaciones TAT lámina 17VH S2 123 Cuadro 20. Asociaciones TAT lámina 13HM S2 124 Cuadro 21. Presentación de resultados sujeto S1 126 Cuadro 22. Presentación de resultados sujeto S2 133 5
    • INDICE DE IMAGENES Pág. Imagen 1. DFH realizadopor S3 61 Imagen 2. Lámina 2 TAT 74 Imagen 3. Lámina 9VH TAT 75 Imagen 4. Lámina 10 TAT 75 Imagen 5. Lámina 20 TAT 76 Imagen 6. DFH 1 realizado por S1 105 Imagen 7. DFH 1 realizado por S2 109 Imagen 8. DFH 2 realizado por S2 111 6
    • 1. INTRODUCCIÒN El presente estudio parte del interés en reflexionar, desde una perspectiva psicológica, sobre aquellas vivencias en las que la asignación del sexo desde la mirada fisiológica no se corresponde a la vivencia de género expresada por un sujeto. Es interesante pensar cómo para la sociedad formal existe un paradigma binario en el cuál hay dos categorías de personas: mujeres y hombres; a los cuales toda la gente pertenece. Este paradigma que se sostiene desde una mirada fisiológica (en el que se designa hombre o mujer según su anatomía al nacer: tiene pene o no tiene) pareciese ser simplista frente a la diversidad de las vivencias que pueden tener las personas de su propio género. En este sentido, puede pensarse que la categoría o concepto de género abarcaría una dimensión psicológica que reconoce una construcción individual referenciada de cierta forma por el contexto socio-cultural. Resulta entonces llamativo explorar cómo fue y es la vivencia de género de un individuo que se considera a sí mismo travesti. Este panorama, que plantea una dinámica psicológica, podría llegar a ser considerada un Tabú en nuestra sociedad tan conservadora como lo es la de la ciudad de Guadalajara de Buga, ya que esta pequeña ciudad imparte fuertes valores morales y religiosos, donde el deber ser de la iglesia y la educación nos dicen que se debe ser únicamente hombre o mujer. Es con este propósito que pretendemos analizar dos historias de vida complementándolas con el análisis de los datos arrojados por las pruebas proyectivas como el DFH y el TAT (pues sabemos que hay elementos inconscientes que no emergerán en una entrevista), buscando así comprender de qué forma los sujetos participantes en la investigación construyen su identidad de género. 7
    • Sin embargo con el desarrollo de la investigación nos pudimos dar cuenta de las dificultades para abordar esta población, marginada socialmente, y que por tanto no se expresa tan libremente sino en contextos muy pequeños e íntimos. Además, es una población que puede establecer lazos con otras poblaciones marginadas como las prostitutas y los drogadictos, compartiendo espacios urbanos de poca seguridad. Esto hizo complicado la consecusión de sujetos , al igual que la necesidad de que la participación fuera voluntaria y sin remuneración en la investigación. Otro factor que influyó en la dificultad para obtener el número de casos planeados (tres) fue la de identificar en uno de los sujetos, indicios de una estructura psicopatológica que interfería con el planteamiento de la investigación. Por lo tanto se decidió prescindir de este caso para que no invalidara el estudio. Finalmente, lo que buscamos por medio de esta investigación es poder reflexionar en torno a la forma en que los participantes se definen a partir de la construcción de su identidad de género y explorar lo que ponen de manifiesto en sus vivencias para así realizar un análisis desde la clínica psicológica. Cabe decir que no podemos negar el interés de otras disciplinas, entre ellas la ciencia política, el derecho, la antropología, la sociología, y la literatura en las cuales el género se articula de diferentes formas; pudiendo enriquecer en cierta medida nuestra comprensión desde la psicología, y aumentar el beneficio de indagar por medio de la propuesta de estudio, a partir de una mirada psicológica, el modo en que se construye la identidad de género en tres personas travestis, por medio de tres estudios de caso. 8
    • 2. JUSTIFICACIÓN Con la presente investigación queremos comprender cómo construyen su identidad de género tres sujetos travestidos por medio de una descripción de estudios de casos, utilizando una metodología la cual nos permita dar cuenta desde la teoría psicológica cómo se estructura cada uno de los sujetos al ir conociendo sus diferentes vivencias durante la infancia, la adolescencia y momento actual, de tal manera que se puedan conocer sus dinámicas relacionales en cuanto a la familia, en los grupos de pares y pareja. El poder situarnos en el marco teórico clínico - psicoanalítico nos va a permitir poner de manifiesto que en nuestra sociedad, el sistema de creencias culturales que regula las relaciones sexo/género son ejes del comportamiento humano, dado que contribuyen a la reflexión y comprensión de la complejidad del sujeto psicológico. En este sentido lo que buscamos con este trabajo es entender ciertos aspectos de la subjetividad de cada uno de los sujetos participantes en la investigación. Por otra parte nace de la necesidad de abordar un tema controversial y a la vez poco socializado en nuestra cultura, pero que existe, y es el travestismo. En vista de las escasas referencias encontradas sobre el travestismo en nuestro país nos surge la pregunta: ¿de qué modo dos personas que han hecho una elección de identidad de género travesti, construyen desde su subjetividad una identidad de género? Por ello tratamos de orientar los objetivos de esta investigación, a ampliar nuestros conocimientos relacionados al enfoque de género, masculinidades y feminidades, incluyendo también el conocimiento de las identidades de género y orientaciones sexuales en personas que de alguna u otra forma, transgreden las normativas que construyen las sociedades, desde el punto de vista social y cultural, en torno al significado de la masculinidad y el género. Esperamos pues hacer un pequeño aporte al tema de la identidad 9
    • de género, desde la psicología que plantea la subjetividad como construcción, aportando elementos para la compresión de los casos y que además esta investigación sirva de guía a posteriores trabajos académicos. 10
    • 3. ANTECEDENTES INVESTIGATIVOS De acuerdo a la exploración realizada, encontramos que son limitados los estudios colombianos que se dediquen completamente y con tal precisión al tema del travestismo desde la comprensión psicoanalítica, más bien los estudios competen a las ramas de la sociología y la antropología, y eventualmente a la psicología social. Es así como pensamos que el presente trabajo puede funcionar como estudio complementario en este espacio de investigación se da su mayor aporte, en lugar de reflexionar en la construcción de la identidad de género travesti. Es posible mencionar estudios generales sobre género que constituyen un aporte importante al presente trabajo ya que intentan abordar la identidad de género desde una perspectiva que trasciende lo biológico. El articulo «El problema de la identidad Femenina y los nuevos Mitos » (Caruncho y Mayorbre, 1998) dedicado al análisis de la identidad femenina a la luz de la perspectiva de género desarrolla una reflexión critica al rol de madre como única propiedad de la naturaleza femenina, refiriéndose a esta: La definición de género – según el estudio- tiene un efecto liberador para las mujeres, al poner de manifiesto que el comportamiento femenino no obedece a imperativos biológicos y al desembarazar al sexo femenino del presupuesto ontológico y epistemológico según el cual en la mujer la anatomía es destino. Su destino se va construyendo conforme a dictados diversos de carácter socio-cultural fundamentalmente, si bien hasta ahora ese destino estaba predeterminado por la concepción que el patriarcado tenia de la feminidad, siendo ya hora de que la mujeres deconstruyan esa definición y construyan una concepción de lo que significa ser mujer (p.4) Caruncho et al. (1998) descentran la visión tradicional de las peculiaridades femeninas y su papel cultural: A lo largo de la historia la elaboración del mundo simbólico, del significado y del sentido ha estado en las mentes de los varones, los que han configurado una representación del mundo a su imagen y semejanza erigiéndose como prototipo, patrón o medida de todo lo 11
    • existente. De esta forma se ha establecido el paradigma patriarcal como paradigma de todos los paradigmas, en cuanto que los valores de género masculinos sustentan todas las interpretaciones fisiológicas, científicas o religiosas de la realidad (…) Este panorama comienza a cambiar cuando en la década de los 70 la teoría sexogenero, junto con otras teorías sociales, deslegitiman la concepción esencialista de la naturaleza femenina. Desde esta plataforma se afirma que la identidad femenina y masculina es construcción social, que la subjetividad de las personas se configura por internalización e introyección del prototipo establecido por la cultura para la masculinidad o feminidad (p.1) Los estudios de Caruncho (1998) son importantes porque muestran una idea meramente esencialista y de tipo biológico sobre el ser mujer, que si bien es importante reconocer que el hecho de poseer un sexo puede influir sobre el comportamiento del sujeto, no lo ubica en un género como tal desde el punto de vista psicológico, y es precisamente eso lo que se quiere mostrar en la realización de esta investigación. A propósito de lo anterior, respecto a cambios biológicos, referimos el articulo «Sexualidad y adolescencia» (La Fonts, 2005) en el que se expone una posible relación entre la etapa en cuestión y el desarrollo corporal mientras se vinculan a este proceso elementos diversos que en perspectiva de continuidad lo caracterizan. El autor dice. Las diferencias con base neuro—hormonal separan los puntos de arranque del proceso: las chicas se adelantan casi dos años a los chicos. Pero tanto en ellas como en ellos el cuerpo va a ser el escenario de acción, el cuerpo como sustento y como carta de presentación de esa nueva identidad incipiente. Sus nuevas capacidades fisiológicas procreadoras recién estrenadas, la maduración ovárica y testicular, van a tomar significados vivenciales y sociales diferentes en nuestro contexto cultural: la legitimación del placer y el deseo sexual como un proceso activo va a ser mucho más lineal para los adolescentes y mucho menos explicito en las adolescentes. Lo dicho en la anterior cita nos hace pensar que la sexualidad se define entonces como la manera de vivirse como varón o como mujer, proponiendo como esta vivencia se convierte en la adolescencia en el registro más 12
    • emergente de sus vidas. Esta realidad marca de cierta manera los objetivos de competencia sexual en la adolescencia. La identidad tanto femenina como masculina depende de la sexuación y se estructura a la par en relación directa de la una con la otra, respecto de ello dice La Fonts (2005): Si durante la infancia el sexo es el hecho más radical a nivel existencial, durante la adolescencia, además, se convierte en el hecho más radical a nivel vivencial. La adolescencia, como periodo vital y social, se puede referenciar como un periodo de “ re individuación sexual”, en el que dominan unos cambios guía: pasar de un cuerpo de niña/o aun cuerpo de mujer/varón; trasformar una identidad infantil en una identidad adolescente, sustituir el núcleo funcional familiar por el núcleo funcional externo; el deseo sexual, como investimiento erótico del “otro”, se convertirá en el motor vivencial que con más fuerza organizara el mundo de los afectos y sentimientos (p.89) Podemos pensar en el estudio de la identidad como experiencia y como construcción vivencial y conceptual en cuanto a la subjetividad del ser humano, esta misma subjetividad esta ligada a una movilidad de estructuras conceptuales de la naturaleza diversa, desde la adolescencia abordando el tema citado así: Desde ontologías y epistemologías emergentes (sistemas, lenguaje: generador de mundos y emociones: motores de la acción humana) se estudia la construcción de la identidad sexual: no es fija, permanente, inamovible, si no móvil; se está siendo y haciendo su identidad de manera dinámica. Es la idea de sensaciones móviles de ser lo que se busca ser, en un tiempo. Sociedad y cultura, con relación a estas, u otras(os) seres en su entorno y consigo mismo, y de seguir siéndolo en el transcurso del tiempo, a partir de la propia experiencia sobre sí, cómo se emociona con ésta y la explica (Velandia, 2008, p.1) Se aproxima de esa manera el autor a la definición de identidad que termina por plantear puntualmente diciendo: La identidad puede definirse entonces como: las ideas y las sensaciones móviles que tiene el ser humano, en una sociedad y tiempo concretos, de ser lo que busca ser con relación a la cultura, a otros seres en su entorno y consigo mismo/a y de seguir siéndolo en el transcurso del tiempo. 13
    • Esta definición explicara que la identidad es: por un lado, la emergencia de una construcción, no consciente que afecta los procesos de socialización del sujeto; y por el otro; que a través de la educación (formal, no formal e informal) se proveen a las personas los referentes de un “deber ser” de la identidad, basados en la cultura, cuya asunción, en algunos casos, hace posible la perpetuación de la cultura, y en otros, la trasformación de ésta (p.7) Vemos pues como en el anterior estudio nos habla de que la identidad se construye también a partir de procesos socio-culturales, que fue lo que se planteo al inicio de la investigación y no únicamente como un proceso de subjetividad exclusivo del individuo e impermeable. Encontramos en esta línea la tesis de Oralidad y Genero de “Valle-Choco” (Zuluaga, 2000) que hace referencia al rol que cumple el hombre y la mujer al especificarse las labores cotidianas de un contexto cultural especifico (chocoana), en este sentido se establece que los oficios tradicionales como la pesca están predeterminados para los hombres y la labor domestica para la mujer, siendo el lenguaje un factor mas importante en los procesos de socialización y en la dinámica sociocultural. Estos modelos identitarios se van formalizando desde la infancia hasta la edad adulta, momento en que son evaluados por familiares y el pueblo: La condición de género se afirma a partir de los primeros contactos con el mundo, cuando se persuade a los varones a construir imágenes y pensamientos fuertes (utilizado por el termino de Gilmore) que produce una hipermasculinización en los cuerpos y en los ideales de los hombres. Sobre las hijas se ejerce una permanente vigilancia y control de su sexualidad, a cargo de las madres preferiblemente y se insiste en condiciones al igual que los hombres, a unos espacios determinados de acuerdo con su condición sexual. (P. 26) Esta investigación da cuenta de tales modelos culturales y de género a partir de narraciones en espacios auténticos del contexto de la población y como los espacios femeninos cumplen la función de construcción y reconstrucción de las identidades individuales, espacios en los cuales las mujeres se sienten libres de la opresión masculina y ejercen poder sobre el grupo de pares. Podemos pensar que algo muy parecida en la cultura Bugueña puede 14
    • ocurrirsin embargo, suele ocurrir algo muy parecido a la cultura Bugueña, donde por ser conservadora se le enseña a los niños “un deber ser” desde su primera infancia, impartido por la educación religiosa y los valores morales y familiares que conservan aun el tradicionalismo de la ciudad. Abordaremos a continuación algunas investigaciones que se han interesado por estudiar el fenómeno del travestismo. Buriticá (2008), esta autora pretende describir y explicar a partir de la historia de vida de un travestido, un caso particular que se acerca mucha a nuestra investigación a través de la pregunta: ¿cómo el travestido constituye su identidad de género? Este estudio de orientación sociológica resalta de manera especifica las implicaciones del ambiente que rodea al sujeto: Para el caso del travestido el ambiente juega un papel crucial porque es aquel que refleja el tipo de aceptación frente a este tipo de identidad. Por otro lado, en el ambiente se encuentran una serie de objetos que parecen relacionarse con las acciones del individuo; objetos materiales que permiten recrear las maneras y las formas en que se constituye la identidad de género. Este aspecto se debe tener en cuenta para ver el contexto social e histórico en que se inscribe esa acción a través de ese ambiente que rodea al individuo, en la medida en que permite referenciar sus acciones e intenciones, en un contexto específico (p. 20) Es por ello que este método permite ver al individuo no como un simple reflejo sino como alguien que filtra y media esa realidad a través de la relación que tiene con los objetos y el ambiente que la rodea, que proyecta desde la dimensión de su subjetividad e incluso la transforma, como al parecer sucede con este travestido. Un aspecto importante es como la autora anota que es difícil dar conclusiones que expliquen, cómo se presenta la constitución de la identidad de género de un travestido, cuando surge en la lectura de esta monografía más preguntas que respuestas. No obstante, al ser esta monografía descriptiva pudo considerar, primero, que las prácticas que se desarrollan alrededor de la constitución de una identidad femenina y masculina en Aguablanca, desde la historia de vida de Jhon, están trazadas por un heterosexismo que no dan lugar a otras expresiones de género, como 15
    • comenta, a Jhon desde muy pequeño le toca lidiar con el hecho de enfrentarse a sus vecinos, profesores, entre otros, por ser “amanerado” y a la par de recibir escarmientos por no ser el hombre ideal que en esa localidad se debe representar. Además, ella pudo ver que el proceso de transformación de hombre a mujer se presenta de manera gradual, a partir de la adquisición de una serie de elementos simbólicos que definen la feminidad, además de prácticas, preferencias y gustos femeninos, una representación que no refleja en Zuleidy (Jhon) el sentimiento de ser una mujer atrapada en un cuerpo de hombre, sino una manera de representarla, sentimiento que se veía en la decisión de conservar su pene aunque se vistiera de mujer. En síntesis, las continuas prácticas y adquisición de prendas femeninas generan una subjetividad, que para el caso de Zuleidy (Jhon), se expresa en representar una mujer subordinada. Este aspecto hace relevante el hecho de que la identidad de género es una construcción social y cultural que se presenta desde la subjetividad. En este orden de ideas, nos encontramos con el trabajo de Ancapá (2007), este autor ha realizado una investigación en el ámbito social, con el propósito de conocer experiencias de vidas de travestís y transexuales (hombre a mujer con cambio de sexo), dentro de la prostitución de la calle, siendo transgéneros. Además de los aspectos que involucran sus percepciones de riesgos frente al VIH y como perciben el trato recibido desde los servicios de salud chilenos, con el fin de ampliar la visión de las sexualidades e identidades de las personas. Además, porque incorpora y propone un nuevo ámbito a considerar en la investigación en salud: la influencia de lo sociocultural, en el ámbito de la Promoción en Salud y los Derechos Sexuales y Reproductivos. De esta manera, los objetivos de esta investigación fueron orientados a ampliar los conocimientos relacionados al enfoque de género, masculinidades y feminidades, incluyendo también el conocimiento de las identidades de género y orientaciones sexuales en personas que de alguna u otra forma, transgreden las normativas que 16
    • construyen las sociedades, desde el punto de vista social y cultural, en torno al significado de la masculinidad. En ese sentido Ancapán (2007) propone un término que poco tratamos y es el de transgénero, en donde involucra al transexual y travestido, por supuesto existen otras personas que integran esta subcategoría y son los transexuales de mujer a hombre, transformistas con apariencia femenina o drag queens, drag kings o transformistas con apariencia masculina y otras personas que no se consideren acorde a normas sociales, el aclara: “Las y los transgéneros tienen diferentes grados o niveles de transformación genérica y viven conforme al género que han escogido y sienten pertenecer.”(p. 14) Por último incluimos el trabajo elaborado por Espinoza (1999), que se ha basado en una investigación anterior de C. Avendaño, C. Espinoza y L. Valdevenito (1998): «La construcción de la identidad del travesti a través de relatos de vida; descripción y análisis», que pretende dar cuenta de la vivencia del travesti (desde una mirada psico-socio-cultural de la sexualidad), con el fin de acceder a subjetividad. Con este fin se utilizó el método de relatos de historias de vida, bajo la perspectiva teórica del psicoanálisis y con aportes conceptuales de la teoría de género, tomadas como miradas complementarias que permitieron aumentar la óptica con la que se comprende este fenómeno. La autora homologa el proceso que vive la mariposa para convertirse en tal, al proceso que vive el travesti desde que nace hasta manifestar su travestismo públicamente, esta metáfora es en cierta medida aclaratoria ya que marca tiempos y etapas (Espinoza 1999) en los que se gesta la identidad del travesti. Miremos pues estas etapas: “Saberse oruga: la antesala de la transformación” encontramos que al igual que la mariposa que para llegar a convertirse en tal, debe pasar un tiempo como oruga; el travesti necesita su tiempo de infancia para elaborar la inquietud de querer constituirse en otro ser, intuyendo que el devenir traerá consigo la transformación. Desde la infancia, entre 17
    • los primeros recuerdos mencionados, aparece claramente la idea de sentirse y saberse diferentes, ya que como niños, no cumplen, de alguna u otra forma, con el rol tradicional otorgado a los varones. Esta diferencia les va marcando una pauta de comportamientos para poder enfrentarse y relacionase con su grupo de pares «con los otros», y que en cierta medida les hará mas facil su diario vivir. “ La crisálidas: el inicio de lo travesti”: esta etapa se caracteriza por tener que enfrentarse a una serie de interrogantes y de sucesos que marcarán el inicio de su nueva forma de vida, estos interrogantes se presentarán con mayor fuerza durante la adolescencia y se relacionan con el momento en que la transformación, que ya ha empezado clandestinamente, pueda hacerse pública y llegar a su culminación. Esta nueva etapa tiene por objetivo llegar a convertirse en mujeres, para ello necesitan de la construcción de una máscara la que caracterice y exprese el sentido de un «emerger», de un «convertirse», de un «nacer otra». “Siendo Mariposa: el travesti y su mundo”: el ser mariposa comienza en el momento en el que realiza su acto de transformación e ingresa al ambiente. El ambiente juega un rol fundamental en el ser travesti. Generalmente es en la adolescencia cuando parten sus historias dentro del comercio sexual, siendo una amiga las que las inicia, la cual les indica algunas reglas basicas del ambiente. La autora expone que por lo general estos sujetos provienen de familias que han roto rus lazos con la familia extensa, de modo que no existe otro modelo masculino, como un tío o un abuelo, que ofrezca una alternativa al modelo paterno. Factores como el alcohol, las drogas, la violencia o el abuso por parte del padre lo convierte en una figura odiada, una presencia-ausente que llega a dificultar la posterior identificación con él. Junto a ese padre, aparece la madre, ella es la que logra mantener unida a la familia y la sostendrá económicamente, ella los entiende, los protege, etc. estos elementos serán la base de la idealización que el sujeto hará de ella elevándola a la condición de mujer fálica. Es así como desde la infancia aparece la idea de sentirse y saberse diferente, ya que como niños, no cumplen, de alguna forma con el rol tradicional otorgado a los varones. “Esta diferencia es la que marca una pauta de comportamientos para poder enfrentarse y relacionarse con su grupo de pares. Sin embargo, no están conformes con su forma de ser, no se aceptan tal como son, lo que será el inicio de una serie de cambios que culminaran una vez 18
    • en la adolescencia. Situaran sus preguntas y respuestas en el ámbito de la sexualidad, insertándolas en lo femenino, ya que desde ahí es donde les gustaría posicionarse a la hora de “asumirse-convertirse” (Espinoza 1999). Así, las ideas que se conjugarán en este trabajo acerca de a construcción de a identidad travesti forman un paralelo entre lo cultural y psicológico como una posible estructura dependiente del falocentrismo tan mencionado y predominante en las concepciones freudianas y neofreudianas. Es esta perspectiva la que se ve contrastada con el concepto de identidad como una construcción que remite a una vivencia y el sentir del sujeto a una relación con el cuerpo, además de que el componente de género que aporta una visión descentrada en el sentido de la reivindicación de la identidad travesti como emergencia de la diferencia en el plano social. 19
    • 4. MARCO CONCEPTUAL Debido a que la construcción de este tipo de marcos debe realizarse paulatinamente y en conjunto con el desarrollo substancial de la investigación, se han escogido unos conceptos claves para mejorar la comprensión del tema que se desea trabajar. Iniciamos diciendo que los mamíferos nacen con una morfología genital de género conocida como SEXO BIOLÓGICO. Delval (1994) expone que el sexo biológico, aparece determinado en el momento de la concepción. Según el autor: Si un espermatozoide con un cromosoma de tipo Y fecunda el ovulo el resultado será un varón, y si es un espermatozoide con un cromosoma de tipo X será una mujer. En los primeros meses del desarrollo embrionario el embrión masculino segrega una hormona que determina que las gónadas hasta ahora no diferenciadas se desarrollen en testículos que a su vez producen una hormona, la testosterona, que determina el desarrollo de los órganos del individuo. A partir de la octava semana de la vida intrauterina se empiezan a diferenciar los órganos genitales y empiezan a hacerse visibles externamente. Así pues, el embrión está programado para desarrollarse como una hembra y es el efecto de las hormonas masculinas las que convierten a algunos en machos. Las hormonas tienen a su vez una segunda función durante el periodo de la pubertad en que desencadenan los cambios que se producen durante esa edad. Quizá por esa tendencia de los embriones a desarrollarse de forma femenina es por lo que las dificultades para desarrollar un individuo de sexo masculino son mayores y el numero de intentos es superior para obtener luego un resultado inferior, diciéndolo en otras palabras hay más mujeres que hombres. Los varones son más frágiles y presentan un mayor número de enfermedades y la vida media del varón es considerablemente más corta que la de la mujer lo cual hace que en la mayor parte de las sociedades el número sea superior al de los varones. Este termino citado es vital ya que primera instancia nos dice que un sujeto nace con un genero, que esta determinado por el aspecto de sus genitales, se nace hombre o se nace 20
    • mujer, lo cual mas adelante “determinará” ciertos comportamientos frente al sujeto. Es interesante también la manera en como el autor expone que incluso hasta en la adolescencia las diferencias en el cuerpo entre niños y niñas son muy pequeñas pero que a partir de la pubertad se producen cambios considerables. En este sentido empezamos a hablar acerca de LA DIFERENCIA DE LOS SEXOS, donde a portas de la pubertad la diferenciación de los sexos es un aspecto fundamental ya que es hasta este momento en que el carácter femenino y masculino influye decisivamente en el curso de la vida humana; pero si bien son ciertas estas diferencias de los sexos, son claramente reconocidas desde la infancia. Es aquí en donde la interacción no sólo entre los niños, niñas y adultos padres y/o cuidadores presentan elementos normativos, morales y simbólicos que son construidos no sólo en función del propio cuerpo, sino también en función del cuerpo de los padres y hermanos; ya que es el cuerpo de estos el que sé desea para posteriormente realizar una identificación con éste. De esta manera la aparición de diques sexuales, se hace más temprano en las niñas; ya que en la represión sexual es un factor apremiante en su desarrollo psicológico; por ello todos aquellos instintos no completos de la sexualidad se eligen de forma pasiva, quedando la actividad autoerótica como forma de general placer en las zonas erógenas. Es necesario tener en cuenta que Freud (1905) hace una apreciación frente a la actividad autoerótica de las zonas erógenas en ambos sexos; diciendo: “la actividad autoerótica de las zonas erógenas en ambos sexos no determina la misma, y por esta coincidencia, falta en los años infantiles una diferenciación sexual tal y como aparece después de la pubertad” (Freud, 1905, P.1201). 21
    • Es entonces y a partir de este planteamiento que Freud (1905) nos presenta que a pesar que desde la infancia se reconozca claramente la diferencia de los sexos; es en realidad el advenimiento de la pubertad que hace que la diferencia de los sexos se reconozca, no sólo por su desarrollo genital exterior, sino también por aquella funcionalidad que estos genitales ahora poseen en la consecución de un fin sexual. Así, el concepto de femenino y masculino genera contenidos precisos que van en vías de construir una realidad propia, generando independencia y experiencias individuales, importantes que difieren lo que es ser hombre y mujer. Para Freud (1905), LA INFANCIA se suscribe como una etapa en la que se evidencia la sexualidad en su carácter erógeno y la incidencia del deseo en los aspectos anales y orales, un ejemplo de ello es el chupeteo y su relación con la actividad de alimentarse como la primera faceta que liga la necesidad de supervivencia, la gratificación corporal y el onanismo. Aquí, la relación niño-entorno, se configura a partir de la relación madre-hijo, contacto que posibilita el Edipo como fenómeno central del temprano periodo sexual infantil. Al respecto Dolto (1997), refiere la infancia como la etapa en la cual se descubre la diferencia de los genitales y agrega: Con el desarrollo muscular y neurológico el niño se yergue, se tiene de pie y marcha, es decir, desplaza su masa que puede identificar con su nombre, sonoridad que significa su persona en relación con los demás, para los demás, por los demás; mediante la observación cada vez mas ejercitada sobre lo referente a los funcionamientos de su cuerpo y del cuerpo de otros. Percibe la diferencia característica peneana vinculada al comienzo por el funcionamiento urinario (p. 49) Creyendo entonces que éste es el comienzo fundamental donde las diferencias de los genitales permiten a los niños diferenciar ellos mismos su sexo, explorando y descubriendo así las características de cada uno, reconociendo que las particularidades de cada sexo que posee lo inscribe, lo 22
    • significa y le permite también significar a los otros que se encuentren en los espacios donde el niño se desarrolla. Todas aquellas significaciones simbólicas dadas por medio de la exploración antes mencionada también se presentan a nivel social, ya que la interacción con otros y el intercambio de cuestionamientos permiten evocar no sólo sus angustias, si no también esas historias que recrea la madre y que hacen pensarse a la niña con un comportamiento emocional femenino y al niño con uno masculino, y además aquellos fenómenos culturales que proveen de significados frente a lo que es ser mujer y ser varón. Por esa razón la infancia se convierte en una etapa en la cual el niño o la niña no sólo reconocen sus diferencias anatómicas, sino también la diferencia de su papel como sujeto de un sexo en relación con el sexo contrario y los adultos, creando a partir de su experiencia su propia identidad. Todas las experiencias corporales, fundamentan no sólo la necesidad de satisfacción, sino, igualmente de un reconocimiento de identidad. Por ello creemos que la infancia es un periodo de continua exploración y simbolización para todos los niños. En este sentido es muy importante conceptualizar LA SEXUALIDAD INFANTIL; entendemos que desde los años infantiles el conocimiento de los genitales conlleva a múltiples fantasías en los niños y niñas, siendo la principal la creencia de que todas las personas poseen falo, como un órgano erotizador, conllevando a reconocerle como estructura definitiva sexual hasta en los adultos; generando además pensamientos y sensaciones castradoras o mutiladoras en el caso de las niñas(Freud, 1905). Pero en este carácter diferencial anatómico las niñas no encuentran como tal su feminidad, pero si el faltante de su cuerpo, el conjunto de acciones predispuestas a la búsqueda de la completud, Freud (1905) lo denomino “primacía de falo”. El niño percibe las diferencias externas entre hombres y mujeres, pero inicialmente no puede relacionarlas con sus genitales, entonces adjudica a 23
    • todos los demás seres animados, e inanimados, órganos genitales iguales al suyo. A partir de esa percepción en la cual la genitalidad infantil se concibe desde lo masculino para ambos sexos, pues la concepción y la creencia de que todos los seres humanos lo poseen conllevan a la comparación de lo que se posee con otros. Es sabido que el conocimiento de esta ausencia en la niña lleva al Complejo de Edipo que estructura su sexo pero no su sexualidad, ya que ésta sólo se comprende con la llegada de la pubertad. a. Entrada al complejo de Edipo Pese a que Freud no hace una exposición sistemática del complejo de Edipo (Laplanche, 1987 p.61) a través de otros autores se puede señalar que, entendido desde tres aspectos, es un “conjunto organizado de deseos amorosos y hostiles respecto a sus padres” (Dolto, 1997). El primero, positivo, se presenta en la forma tradicional de la tragedia griega, deseo de asesinar a su padre y el deseo sexual por la madre. El segundo, negativo, contrario al primero, se presenta como amor hacia el mismo sexo y odio al sexo opuesto y, el tercero, la forma completa en la que se encuentran las dos anteriores vinculadas en diferentes grados. En la niña el descubrimiento de su faltante y la necesidad de completud, aparece simbólicamente a través de un deseo de hijo, dice Dolto: que estos fantasmas edípicos aparecen entre los 6 y 8 a 9 años. El padre, como referente de masculinidad y poseedor del pene, es visto por la niña como el medio para conseguir tal fin, así, el hijo será depositado en ella por la penetración del pene paterno que ella desea obtener, emerge entonces, por un lado, rivalidad mortífera respecto a su madre, estorba a la consecución, requiere al padre; por otro lado, la madre como apoyo, como posibilidad de referente, imitando para agradar al padre. 24
    • Esta esperanza subyace a sus juegos de mascarada, los pies en los zapatos de tacón altos de su madre, sus deambulaciones con el tocado de esta o cualquier otro accesorio ornamental que le pertenezca (…) convencida de ser la mujer se su padre, o más bien, convencida de que este es posesión suya (Dolto, 1997, p. 62). El complejo de Edipo femenino es pues caracterizado según Dolto por el cambio de objeto de deseo a partir del reconocimiento de la diferenciación de los sexos y la falta en que, con ello, se pone la niña. La consecución de la parte faltante del pene que no posee su cuerpo, es entonces el fundamento del deseo femenino evidenciando al padre como poseedor del objeto de deseo. De esta manera y sin necesidad de verbalización, la niña llega a una conclusión, y es que, en vista de la desproporcionalidad del pene de su padre, en relación con su vagina pequeña, se impide la visión de sus relaciones sexuales. Idealizando aquel pene y quedando en ella la aparición de fantasmas que en sus sueños son angustia de violación, por los penes a los que puede generar valor , simbolizados, algunos de ellos como el pene de su padre; esa violación sólo es realizada, entonces, por el padre. En Dolto (1997) encontramos el desarrollo de la angustia de violación presente en el complejo de Edipo femenino, la autora comenta: “La angustia de violación por el padre, en la edad edípicas, es al desarrollo de la niña lo que la angustia de castración es al desarrollo del varón (p. 97)” En cambio el complejo de Edipo en el Varón Freud (1905) lo ve como el proceso que debe conducir a la desaparición de los investimientos amorosos y hostiles que el niño hace sobre los padres y que más adelante reemplazará por identificaciones. S. Freud registró muy rápidamente las manifestaciones del complejo de Edipo y midió su importancia en la vida del niño así como en el inconciente del adulto. “He encontrado en mí, como en todas partes -escribe a W. Fliess-, sentimientos de amor hacia mi madre y de celos hacia mi padre, sentimientos que, pienso, son comunes a todos los niños pequeños”. Luego escribirá: “Esto es tan fácil de establecer que ha sido verdaderamente necesario un gran esfuerzo para no reconocerlo. Todo 25
    • individuo ha conocido esta fase pero la ha reprimido” (Las resistencias contra el psicoanálisis, 1925). Por otra parte, Freud apoya su descripción en el caso del varón, considerado más simple y con menos zonas de sombra que el de la niña. Le parece difícil establecer con certeza la “prehistoria” del complejo de Edipo, pero plantea que incluye, por una parte, una identificación primaria con el padre tomado como ideal, identificación desde el comienzo ambivalente y, por otra parte, un investimiento libidinal primero que interesa a la persona que cuida al niño: la madre. Estas dos relaciones, inicialmente independientes, confluyen en la realización del complejo de Edipo. La descripción que da en el Esquema del psicoanálisis (1940) que permite apreciar cómo se liga el complejo de Edipo a la fase fálica de la sexualidad infantil. Cuando el varón (hacia los 2 o 3 años) entra en la fase fálica de su evolución libidinal, cuando experimenta las sensaciones voluptuosas producidas por su órgano sexual, cuando aprende a procurárselas él mismo a su voluntad por excitación manual, se enamora entonces de su madre y desea poseerla físicamente de la manera en que sus observaciones de orden sexual y sus intuiciones le han permitido adivinar. Busca seducirla exhibiendo su pene cuya posesión lo llena de orgullo, en una palabra, su virilidad tempranamente despierta lo incita a querer remplazar junto a ella a su padre que hasta entonces había sido un modelo por su evidente fuerza física y por la autoridad de la que estaba investido; ahora, el niño considera a su padre como su rival. (Laplanche, 1996, Pg. 148) Pero hay un punto que nos interesa resaltar, y son lo las otras elecciones de objeto dentro del complejo; Freud (1923) en una investigación más acabada lo descubre casi siempre en su forma completa, positiva y negativa, adoptando el varón simultáneamente la posición femenina tierna hacia el padre y la posición correspondiente de hostilidad celosa respecto de la madre. Esta doble polaridad se debe a la bisexualidad originaria de todo ser humano (Freud, 1923). Producto de la fase fálica, el complejo de Edipo es “destruido” por el complejo de castración. En efecto, una vez que el varón ha admitido la posibilidad de la castración, ninguna de las dos posiciones edípicas es ya sostenible: ni la posición masculina, que implica la castración como castigo del incesto, ni la posición femenina, que la implica como premisa (Freud, 1924). El varón debe por lo tanto abandonar el investimiento 26
    • objetal de la madre, que será trasformado en una identificación. La mayoría de las veces se trata de un refuerzo de la identificación primaria con el padre (es la evolución más normal puesto que acentúa la virilidad del varón), pero también puede ser una identificación con la madre, o aun la coexistencia de estas dos identificaciones. Estas identificaciones secundarias, y más especialmente la paterna, constituyen el núcleo del superyó. Tras reconocer al padre como obstáculo a la realización de los deseos edípicos, según Freud (1924) el niño “introyecta su autoridad, torna del padre la fuerza necesaria” para establecer en sí mismo ese obstáculo. Lo que debe desembocar no en una simple represión (pues entonces habrá siempre un retorno de lo reprimido) sino, “si las cosas se cumplen de una manera ideal, en una destrucción y una supresión del complejo”. Freud (1924) agrega sin embargo que la frontera entre lo normal y lo patológico nunca es totalmente definida. Además, éste mismo observa en otros textos que la elección de objeto edípica reaparece en la pubertad y que la adolescencia se encuentra ante la muy pesada tarea de rechazar sus fantasmas incestuosos y cumplir con “una de las realizaciones más importantes pero también más dolorosas del período puberal: la emancipación de la autoridad parental” (Tres ensayos de teoría sexual, 1905. P .1206) b. La disolución del complejo de Edipo: Es necesario para nuestra investigación que podamos definir cómo se presenta y transcurre el complejo de Edipo y posteriormente su disolución, ya que es fundamental para nuestro conocimiento cómo se estructura la sexualidad infantil en el niño y la niña, puesto que en esta etapa se crean cuestionamientos sobre su cuerpo, cuerpo castrado o privilegiado. Es por este cuestionamiento y descubrimientos de los niños que el desarrollo de su sexualidad pasa por momentos en que reelaboran el concepto, la evolución de su género, su sexualidad y su cuerpo. De esta manera tomamos a Freud como referencia principal para conocer el complejo, ya que sus planteamientos del desarrollo y su fin nos permite 27
    • comprender que el Complejo de Edipo en la niña, parece que transcurriera por cuatro momentos únicos que dan la esencia a la feminidad; estos momentos son: a) El conocimiento de la anatomía: el clítoris de la niña al principio se comporta como un pene, pero al compararlo con el pene verdadero, encuentra pequeño el suyo, sintiéndolo como un motivo de inferioridad y desventaja (Freud, 1996. D. p. 2751). b) El complejo de masculinización: la niña se consuela a sí misma, con la esperanza de que aquel pene crezca con ella (Freud, 1996. N.P. 3172). c) Complejo de castración: la niña no relaciona su falta de pene con un carácter sexual, puesto que ella supone es que ese órgano peneano que posee el niño en su cuerpo le hace falta a ella; así desde un principio, la niña piensa que poseía uno igual al que ha visto en el niño, pero que ha perdido luego en la castración (Freud, 1996. N.p. 2751) d) Aceptación del complejo de la castración: la niña ya ha aceptado como un hecho consumado la castración de ese pene; la perdida perpetua de ese órgano que no emergerá con el crecimiento de su cuerpo y que su deseo sucumbirá en la desesperanza, aceptando entonces que no tiene un pene real en su cuerpo, pero quedando en el inconsciente, intensamente una carga del deseo de poder poseerle (Freud, 1996, D. p. 2751) Creemos entonces que a partir de estos momentos, el Complejo de Castración, anticipa al complejo de Edipo, ya que la falta de aquel pene hace que el deseo vaya en vía de obtenerle simbólicamente, es decir que ahora, en el complejo de Edipo, la niña encaminara su deseo. El complejo de Edipo no va en vías de obtener de cualquier forma el amor del padre, por ello la sustitución de la madre y las actitudes femeninas no 28
    • son un rasgo característico del complejo en sí; pero si bien es cierto, la renuncia que hace la niña al pene no es en vano, ya que ella espera ser recompensada como dice Freud, de manera simbólica, la idea de tener un pene, sustituida por la idea de tener un niño, así en la espera de ello culmina el Complejo de Edipo, este deseo retenido durante mucho tiempo, de tener un hijo de su padre, sucumbe a la desesperanza, ya que este se convierte en un inalcanzable, alejándola lentamente de la posibilidad de su cumplimiento y dándole fin al complejo, por ello quedando deseos de poseer un pene y tener un hijo en el inconsciente intensamente cargado. Estos deseos ayudan a preparar a la niña para el papel sexual que durante el desarrollo permitan que todos los procesos sexuales evolutivos estén acompañados de los deseos que no han tenido la posibilidad e ser cumplidos jamás. Por otra parte en el complejo de Edipo se espera pues que ocurra la disolución, llegue mas tarde a represión y le siga el periodo de latencia; pero no hemos visto aún claramente cuáles son las causas que provocan su fin en el varón. El análisis parece atribuirlo a las decepciones dolorosas sufridas por el sujeto. El niño que considera a su madre como propiedad exclusiva suya la ve orientar de repente su cariño y sus cuidados hacia un nuevo hermanito. Pero también en aquellos casos en que la ausencia de la satisfacción deseada acaba por apartar al infantil enamorado de su inclinación sin esperanza. El complejo de Edipo sucumbiría así a su propio fracaso, resultado de su imposibilidad interna. Otra hipótesis sería la de que el complejo de Edipo tiene que desaparecer porque llega el momento de su disolución, como los dientes de leche se caen cuando comienzan a formarse los definitivos. Aunque el complejo de Edipo es vivido también individualmente por la mayoría de los seres humanos, es, sin embargo, un fenómeno determinado por la herencia, y habrá de desaparecer conforme a una trayectoria predeterminada, al iniciarse la fase siguiente del desarrollo. 29
    • Cuando el sujeto infantil de sexo masculino ha concentrado su interés sobre: los genitales, lo revela con manejos manuales y no tarda en advertir que los mayores no están conformes con aquella conducta. Surge entonces la amenaza de privarle de aquella parte tan estimada de su cuerpo. Esta amenaza de castración parte casi siempre de alguna de las mujeres que rodean habitualmente al niño, las cuales intentan muchas veces reforzar su autoridad asegurando que el castigo será llevado a cabo por el médico o por el padre. En algunos casos llevan a cabo por sí mismas una atenuación simbólica en su amenaza anunciando no ya la mutilación del órgano genital, pasivo en realidad, sino la de la mano, activamente “pecadora”. Con gran frecuencia sucede que el infantil sujeto no es amenazado con la castración por juguetear con el pene, sino por mojar todas las noches la cama. Sus pantoloncitos se conducen entonces como si esta incontinencia nocturna fuese consecuencia y testimonio de los tocamientos del órgano genital y probablemente tienen razón. En todo caso, tal incontinencia duradera puede equipararse a la polución del adulto, siendo una manifestación de la misma excitación genital que por esta época ha impulsado al niño a masturbarse. Habremos de afirmar ahora que la organización genital fálica del niño sucumbe a esta amenaza de castración, aunque no inmediatamente, y sin que a ella se agreguen otras influencias, pues el niño no presta al principio a la amenaza fe ni obediencia alguna. Por ejemplo la primera pérdida corporal del niño de la cual toma conciencia es el pecho materno, seguido en una escala de desarrollo de su contenido instestinal (siendo inicialmente temporal luego definitivas) dándole un gran valor a estas pero no se advierte que las mismas experiencias entren en juego con motivo de la amenaza de castración. Sólo después de haber hecho otra nueva comienza el niño a contar con la posibilidad de una castración, y aún entonces muy vacilantemente, contra su voluntad y procurando aminorar el alcance su propia observación. 30
    • A partir de esta observación podemos pensarnos en romper por fin la incredulidad del niño, es su descubrimiento de los genitales femeninos. Siempre se le presenta alguna ocasión de contemplar la región genital de una niña y convencerse de la falta de aquel órgano, del que tan orgulloso está, en un ser tan semejante a él. De este modo hace ya posible crear una idea de la pérdida de su propio pene, y la amenaza de la castración comienza entonces a surtir sus efectos. En este orden de ideas explicando desde las etapas del ciclo vital, vemos ahora EL FLORECIMIENTO DE LA PUBERTAD, aquí nos pensamos que la pubertad es la etapa en las que empiezan a surgir recapitulaciones de procesos psicológicos que definen las conductas de los hombres y mujeres púberes, a partir del cambio en sus cuerpos y el establecimiento en las nuevas relaciones. El cambio en sus deseos y el nuevo fin sexual; apareciendo completamente determinados y trasformados no sólo para proporcionar el desarrollo de los productos sexuales sino también acoger la formación de un nuevo ser y un nuevo cuerpo. Es por ello y partir de esta concepción que se tomó el escrito de Sigmund Freud (1981) «Metamorfosis de la pubertad» (en el cuál nos muestra que con el advenimiento de la pubertad ya el placer no es auto erótico, sino que priman las zonas genitales, que el placer ya no es un placer preliminar como en la infancia; ya que en esta etapa existe un placer final, que viene acompañado por materias sexuales como una función determinada. De esta manera Freud nos muestra que en la pubertad aparece un punto inicial final, pero que para que esto suceda se llevan acabo unos procesos que él define al abordar las trasformaciones a las que conlleva la pubertad: La primacía de las zonas genitales y el placer preliminar, el mecanismo del placer preliminar, el placer preliminar y el placer final (Freud, 1996 P.1227). 31
    • Ahora bien, con la llegada de LA PUBERTAD, el cambio corporal y el cambio del objeto de deseo; se lleva a cabo una organización genital, estableciendo por medio de la actividad de los órganos sexuales la feminidad y la masculinidad. De esta manera la feminidad y la masculinidad no son sólo el conocimiento de la anatomía por parte del individuo, si no que va mas allá de su trasformación sexual, su trasformación corporal y la formación de su propia identidad la cual le permitirá complementar su feminidad-masculinidad ejerciendo roles características de cada género y de los cuales complementara y sustentara sus comportamientos en fusión de la misma. Es en esta segunda fase en la cual Freud define la actividad y la pasividad de los géneros y de lo que cada uno de ellos comprende. “Lo masculino comprende al sujeto, la actividad y la posición del pene, lo femenino integra el objeto de pasividad. La vagina es reconocida ya entonces como el albergue del pene”, (Freud, 1996 p.1227). A este punto se hace preciso realizar una explicación de lo que es la adolescencia destacando aspectos como la categorización y especificación de sus periodos constitutivos subrayando los matices psicológicos que se encuentran involucrados y que debe enfrentar el adolescente envías de su construcción identitaria. Es por esto que nos interesa seguir el planteamiento de (Kaplan, 2004) que define la adolescencia como: “El elemento de conjunción de la infancia y la edad adulta” (p.86) y desarrolla ese concepto ofreciendo planteamientos que permiten ver la adolescencia como aquél momento en el que el sujeto se encuentra “recapitulando” aquellos sentimientos de “separación e individuación” que ocurrieron en la niñez y que de nuevo debe afrontar en vías de realizar una construcción propia de sí, acompañadas de nuevas experiencias que son propias de la adolescencia. 32
    • Kaplan (2004) describe que dentro de la adolescencia existen unos periodos de aceleración del crecimiento dentro de ellos encontramos la adolescencia y la pubertad descritas de la siguiente manera: “El primer acto es la pubescencia, biológicamente es le proceso de llegar a la pubertad, abarca de los 11 a los 14 años; la pubertad abarca de los 15 a los 18 años y es el segundo acto, en el se completan los cambios biológicos que trasforman el niño en cuerpo del niño en el cuerpo de un adulto” (p. 96) Por otro lado, como ya se ha mencionado antes, el sujeto a lo largo de su desarrollo ubica en su cuerpo lo sexual de acuerdo con la intensidad de los placeres y disgusto que esto le causa. Sin embargo, para Freud (1905) con “el advenimiento de la pubertad se introducen los cambios que llevan a la vida sexual infantil a su conformación definitiva. La pulsión sexual era hasta entonces predominante autoerótica, ahora halla el objeto sexual”. Los cambios fisiológicos que se producen en esta etapa hacen que emerjan los impulsos sexuales y la primicia del erotismo genital, la dinámica psíquica del sujeto impone al yo un largo y complejo proceso de reactivación y reorganización, ya que ahora surge la pulsión genital, primero como tensión y más tarde, ya en el tiempo de la pubertad, como posibilidad de descarga de satisfacción a partir de la interacción de un objeto. Encontramos que estos cambios corporales, como se nombró anteriormente influyen en las relaciones del adolescente con sus figuras paternas, pues ya no es aquel niño (a) que papá o mamá cuidaban, ahora posee un cuerpo adulto dotado de genitalidad que transforma el establecimiento de dicha relación simbiótica y dual con sus padres, volviendo a vivir el proceso de separación e individuación, donde se instaura la prohibición por aquellos objetos de amor incestuosos. Ahora su deseo debe iniciar un proceso de búsqueda hacia objetos externos. Estas renuncias hacen que el adolescente empiece a tener choques con su propio ser, con las figuras de autoridad, con el mundo, choques que no son fáciles de afrontar y para los cuales se ve la necesidad de recurrir a mecanismos de defensa o fugas, como los nombra Kaplan (2002, p. 120), 33
    • para poder entrar a ese nuevo mundo donde el deseo toma otro rumbo y empiezan a surgir lo que denominamos la construcción identitaria “masculina o femenina”. En este mismo sentido podemos pensarnos que en el adolescente por un lado se reactualizan los conflictos edípicos infantiles y por otro, la necesidad de resolverlos con una mayor independencia de sus progenitores. El adolescente pasa por situaciones de gran excitación sexual la cual se dirige inconscientemente hacia los objetos de su infancia, reafirmándose aun más el tabú del incesto. Durante esta etapa se reactivan las fantasías y tendencias homosexuales inconscientes, se intensifican las relaciones amistosas con otras personas de su mismo sexo y, paralelamente, la necesidad de establecer una relación amorosa con un sujeto, dirigiendo la mirada primeramente hacia el padre (en la mujer) y en la madre (en el hombre) y posteriormente hacia sujetos del sexo de sus padres. Con relación a esto, Kaplan (1996) plantea que los adolescentes se ven enfrentados emocionalmente a los apegos amorosos de la primera infancia, los cuales presentan un poder mayor que ningún otro vínculo emocional. Los padres son los primeros destinatarios del deseo, pero con el inicio de la pubertad ya no es posible mantener el control sexual, siendo necesario direccionarlos hacia otros objetos que sean aceptados por la sociedad, pues los ideales morales impuestos por esta les impiden que sus padres sean objeto de su realización. Ahora bien, hablemos de cuales son aquellos mecanismos de defensa que utiliza el adolescente para lograr situarse en esta nueva forma de vida. Según Kaplan (2002) una de las formas que utiliza el adolescente para llevar su deseo a otro objeto puede verse en que, en algunos casos, llega a su casa con un(a) novio(a) o tal vez, de forma más común es que empiecen a establecer relaciones con personas de su mismo sexo. Aquí el dilema se puede decir que ha sido resuelto, de allí que ya los padres no sean las personas que una vez tanto se amo si no que son un “estorbo”, pues ellos no 34
    • permiten que el adolescente tome el rumbo que desea en su vida, estos adolescente son aquellos que se caracterizan por tener comportamientos excéntricos y fuertes, en pro de no estar bajo la norma que los perturba, si no enfrentarla; acción que posiblemente, logre llevarlos a ese estado tan primario que fue su apego a las figuras paternas; no permitiéndole así acceder a las maravillas que les ofrece el mundo y que en el plano de lo social se encuentran instauradas para ellos. De igual forma encontramos el adolescente que se niega la búsqueda y que su fuga se ve sujeta al sometimiento a las figuras paternas, presentando renuncias a la construcción de sí; es decir, deja de lado su querer y se fusiona al querer de sus padres. Por otro lado este es el adolescente que se aparta del mundo y entra en un estado donde las ideas de autoflagelación y denigración son la mejor salida para escapar, el adolescente resulta ser solitario “el raro” como el grupo de pares lo denominaría, donde el deseo se transforma en odio recayendo sobre el, de allí que los estados depresivos sean frecuentes y se encuentren ideas suicidas. Para Kaplan(2004), algunos adolescentes recurren a ciertos mecanismos de desplazamiento que pueden ser combinados según la circunstancia, adoptando conductas que los protegen de la contradicción entre el acatamiento del orden moral, característico del periodo de latencia, y las pasiones que emergen y los ponen en una constante pelea contra el dese incestuoso para convertirlo en deseo genital adulto. Esto es denominado por ella como “remoción” la cual puede darse de tres maneras diferentes:  En posición: aquí la remoción del conflicto edípico se caracteriza principalmente por el establecimiento de las relaciones amorosas que van en contra del ideal parental. Los adolescentes buscan por fuera de sus familias todo lo que no son sus padres y establecen relaciones que pueden ser llevadas con tranquilidad porque no sienten la presión del incesto. 35
    •  La melancolía: refiere al absoluto sometimiento de los padres, pero este sometimiento se da gracias a la introyección en la propia persona de los aspectos que desea abandonar de sus padres o incluso a los que los mismos le resultan perturbadores para construir su propia identidad. La melancolía está en función de incorporar el duelo o el malestar por sus padres, situación que propicia la eliminación de ellos dentro de la propia persona, asumiendo este malestar como parte de la identidad.  La no remoción: el adolescente se conserva para los padres evitando crecer psíquicamente, son sujetos que no adolecen o permanecen con su condición adolescente, es decir, al estar su libido ya ocupada por los padres, no transfieren su deseo amoroso ni realizan ningún tipo de elección objetal, precisamente porque la libido ya encontró su destino en las figuras parentales. En este sentido, para Kaplan (2004) “lo que el adolescente está haciendo es revisar el pasado al representarlo en el presente. Está volviendo a representar los elementos del pasado que deberán quedar sepultados en el fondo de su vida adulta, casi como si nunca hubieran existido. Esos elementos son los diálogos de amor del pasado que mas podrían obstaculizar su avance hacia el futuro” (p.136). Se reflejan esas primeras relaciones que quedaron encarnadas en su mente. No replica su pasado, las representaciones se relaciones porque parte de sus dilemas personales adolescente se asemejan a algunos dilemas de la infancia. Al respecto, algunos autores consideran la adolescencia como una etapa de crisis que debe ser entendida como un proceso de duelo. Para Freud(1912): “el duelo es por lo general, la reacción a la pérdida de un ser amado o de una abstracción equivalente… su función es llevar a cabo el examen de la realidad la cual indica que el objeto amado ya no existe más, y demanda que la libido abandone todas las relaciones con el 36
    • mismo… cada uno de los recuerdos y esperanza que constituyen un punto de enlace de la libido con el objeto es sucesivamente sobrecargado, realizando en él la sustracción de la libido. Al final de la labor de aflicción vuelve a quedar el Yo libre y exento de toda inhibición”.(Tomo VI) Para Aberastury (1970), en la adolescencia se puede observar la elaboración de tres duelos fundamentales:  Duelo por el cuerpo infantil: el sujeto vive en esta etapa la pérdida de sus características corporales infantiles mientras que su cuerpo se va haciendo adulto. En este momento se conforma un cuerpo que es desconocido para él, en tanto elabora esa perdida y finaliza la constitución de su personalidad.  Duelo por la identidad y el rol infantil: la infancia se caracteriza por la relación de dependencia con las figuras parentales, por asumir el rol de niño protegido y sin responsabilidades. Cuando el sujeto llega a la adolescencia hay una confusión de roles, ya que su comportamiento es contradictorio y ambiguo, no tiene seguridad si debe actuar como niño o adulto. En este caso, el adolescente debe aceptar la pérdida de su rol infantil para así posteriormente lograr asumir la independencia y el cumplimiento de las expectativas sociales de la adultez.  Duelo por los padres de la infancia: las figuras parentales de la infancia dejan de ser modelos identificatorios ideales, el adolescente critica a su padres y empieza a ver sus defectos, se rebela contra todos los valores establecidos por ellos, produciéndose el alejamiento que rompe innumerables lazos con su familia basados en el afecto, la autoridad, el respeto, la responsabilidad, etc. En esta etapa el adolescente para definir su propia identidad debe separarse o hacer una ruptura de la relación con sus padres de la infancia, es imagen paterna 37
    • idealizada de la infancia debe ser sustituida por nuevas figuras idealizadas para facilitar la definición de su nueva identidad. Retomando la diferenciación sexual, y la elección de objeto pensamos entonces que las diferencias sexuales en realidad no son tan tajantes; se nace hombre o mujer, pero la situación se nos presenta más confusa cuando pasamos al terreno del GÉNERO. Entendemos que la palabra género tiende a confundirse mucho, dicha confusión empieza por el mismo término, este se deriva del inglés (gender), que entre las personas hispanoparlantes crea complicaciones. En castellano género es un concepto taxonómico útil para clasificar a que especie, tipo o clase pertenece alguien o algo; como conjunto de personas con un sexo común se habla de las mujeres y los hombres como género femenino y género masculino. También se usa para referirse a la manera de hacer algo, de ejecutar una acción; igualmente se aplica al comercio; para referirse a cualquier mercancía y en especial de cualquier clase de tela (Moliner, 1966) En cambio, la significación anglosajona de gender esta únicamente referida a la diferencia de sexos. En ingles el género es “natural” es decir, responde al sexo de los seres vivos ya que los objetos no tienen gender, son “neutros”. En otras lenguas como el castellano, el género es “gramatical” y a los objetos (sin sexo) se les nombra como femenino o masculino. Todavía hay mucho por investigar respecto a las diferencias entre los sexos, al género y a la diferencia sexual (con su connotación psicoanalítica); sobre todo, es imprescindible distinguirlas, pues persiste la confusión entre diferencias de sexo y diferencia sexual; y porque con frecuencia se utiliza por parte de cierto sector de la academia feminista para referirse a cuestiones que atañen a la diferencia sexual únicamente. Aunque para estudiar a los seres humanos cuya sexuación produce una simbolización especifica en una cultura determinada, resulta especialmente útil la 38
    • comprensión de cuestiones básicas de la teoría psicoanalítica, para no confundir los abordajes teóricos. Cuando no se distingue el ámbito de lo psíquico del ámbito de lo social surgen dificultades y errores; de allí que afinar la distinción epistemológica entre diferencias de sexo, género y diferencia sexual resulte tan necesaria; y es precisamente como pretendemos guiar este marco teórico-conceptual. En la cotidianidad podemos ver cuando las mujeres y los hombres son más o menos femeninos o masculinos ya que en las sociedades avanzadas es evidente que existe una cierta libertad para elegir entre una multiplicidad de estilos de vida entorno a la identidad sexual (Giddens, 2000) a través de pautas de comportamiento, circuitos sociales de expresión, reconocimiento, interacción y acción. A partir de esta diferencia (masculino/femenino) basada en la diferencia sexual, se instalan diferentes simbolizaciones y construcciones socioculturales en torno a lo que es masculino o femenino, es decir, aquello denominado género. Siendo esta perspectiva desde donde “los procesos biológico, anatómicos y fisiológicos, no pueden ser atribuidos a un estado natural de manera simple y directa, sino que siempre se encuentran mediatizados por procesos culturales” (Rubin, 1989). Habitualmente se entiende que el sexo corresponde al plano biológico como decíamos anteriormente, en tanto que el género es el producto de la construcción socio cultural. En ese sentido para Tubert (2003) el problema es que esta polaridad no hace más que reproducir la posición naturalezacultura y el dualismo cuerpo-mente. (Estos se han visto marcados principalmente por occidente). Podemos suponer entonces que esta oposición encaja con una diferencia real o evidente, que aunque es producto de cualquier tipo de artimaña cultural en cierta medida traza unos límites que por lo “general” son continuos, el contraste está en que resulta en ocasiones muy difícil o diría que casi imposible “distinguir en los sujetos aquello que resulta de su condición biológica y aquello que ha sido generado por su 39
    • formación en el seño de un universo humano, lingüístico, cultural (Tubert, 2003)”. Este punto es importante tenerlo muy claro y presente para poder entender una argumentación desde la psicología; ya que hay una diferencia de posiciones dentro de la misma, que corresponde a una división dentro de las teorías del pensamiento psicoanalítico. A pesar de que el mismo psicoanálisis menciona las dos perspectivas mencionadas anteriormente – la biológica (el sexo) y la sociología (el género)- con las que se pretende explicar las diferencias entre hombres y mujeres; plantea la existencia de una realidad psíquica distinta a una esencia biológica o a la marca implacable de la socialización. Por un lado está la escuela psicoanalítica que trabaja con el género y la teoría de las relaciones de objeto, y por el otro la escuela lacaniana que usa el concepto psicoanalítico de la diferencia sexual. Es entonces como bajo el concepto de “Genero se proponen unas identidades de género y dentro de estas trataremos de explicar en qué consiste EL TRAVESTISMO1; Básicamente se trata de utilizar la vestimenta y complementos socialmente delimitados para el sexo opuesto en hombres y mujeres. Podemos verlo también como un trastorno entre hombres heterosexuales, sin excluir a los homosexuales, en el que se obtiene excitación sexual a través de vestirse como el género femenino usando ropas apropiadas para esto, cuya clasificación se encuentra entre las parafilias fetichistas2 que implican objetos no vivientes, esto hace que hagamos una distinción del transexualismo, este último es un problema relacionado con la identidad de género, -como hemos venido diciendo-, estos trastornos se caracterizan por un conflicto entre el sexo anatómico (genético) de la persona y su autoidentificación como hombre o mujer. 1 Travestido: palabra de origen italiano, significa disfrazado o encubierto con un traje que hace que se desconozca al sujeto. (http://www.elalmanaque.com/lexico/travestismo.htm) 2 Fetichismo: es la atracción sexual patológica hacia situaciones y objetos que proporcionan excitación y placer. (http://depsicologia.com/fetichismo/) 40
    • En el transexualismo la persona se identifica en forma intensa y persistente con el género opuesto, por lo tanto la propia identidad de género está en conflicto con su sexo biológico. Los transexuales tienden a mostrar conflictos a temprana edad, exhibiendo sentimientos transexuales desde pequeños; aquellos que son atraídos por hombres no se consideran homosexuales debido a que creen que en realidad son parte del sexo opuesto. Según el DSM IV, el travestismo es considerado una parafilia, que ingresa en la categoría de los trastornos sexuales, la disforia sexual y/o la disforia de género. Es así como lo define: F65.1 Fetichismo transvestista [302.3] La característica esencial del fetichismo transvestista consiste en vestirse con ropas del otro sexo. Por lo general, el individuo guarda una colección de ropa femenina que utiliza intermitentemente para transvestirse; cuando lo ha hecho, habitualmente se masturba y se imagina que es al mismo tiempo el sujeto masculino y el objeto femenino de su fantasía sexual. Este trastorno ha sido descrito sólo en varones heterosexuales. El diagnóstico no debe efectuarse en los casos en los que el transvestismo aparece en el transcurso de un trastorno de la identidad sexual. Los fenómenos transvestistas comprenden desde llevar ropa femenina en solitario y de forma ocasional hasta una involucración extensa en la subcultura transvestista. Algunos varónes llevan una pieza de ropa femenina (p. ej., ropa interior o lencería) bajo su vestido masculino; otros visten completamente como una mujer y llevan maquillaje. El grado con el que el individuo transvestido parece ser una mujer varía y depende de los gestos, el hábito corporal y la habilidad para transvestirse. Cuando el individuo no se encuentra transvestido, por lo general tiene un aspecto completamente masculino. Aunque la preferencia básica es heterosexual, estas personas tienden a poseer pocos compañeros sexuales y en ocasiones han realizado actos homosexuales. Un rasgo asociado a este trastorno puede ser la presencia de masoquismo sexual. El trastorno empieza típicamente con el transvestismo en la infancia o a principios de la adolescencia. En muchos casos el acto transvestista no se efectúa en público hasta llegar a la edad adulta. La experiencia inicial puede suponer un transvestismo parcial o total; cuando es parcial progresa a menudo hacia un transvestismo completo. Un artículo favorito de vestido puede transformarse en un objeto erótico en sí mismo y utilizarse habitualmente primero para la masturbación y después para las relaciones sexuales. En algunos individuos la excitación que produce el transvestirse puede cambiar a lo largo del tiempo, de manera temporal o permanente, tendiendo a disminuir o desaparecer. En estos casos el transvestismo se convierte en un antídoto para la ansiedad o la depresión, o contribuye a obtener una sensación de paz y tranquilidad. En otros individuos puede aparecer disforia sexual, especialmente en 41
    • situaciones de estrés, con o sin síntomas de depresión. Para un reducido número de personas, la disforia sexual se convierte en una parte fija del cuadro clínico y se acompaña del deseo de vestir y vivir permanentemente como mujer, así como de la búsqueda de un cambio de sexo hormonal o quirúrgico. Los individuos con este trastorno a menudo buscan tratamiento cuando aparece disforia sexual. El subtipo con disforia sexual ha sido establecido con el fin de permitir al clínico anotar la presencia de esta característica como parte del fetichismo transvestista.” Criterios para el diagnóstico de F65.1 Fetichismo transvestista [302.3] A. Durante un período de al menos 6 meses, fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican el acto de transvestirse, en un varón heterosexual. B. Las fantasías, los impulsos sexuales o los comportamientos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. Especificar si: Con disforia sexual: si el individuo presenta malestar persistente con su papel o identidad sexuales Cuadro 1. Criterios Para el Diagnostico Fetichismo Travestistas DCM IV Ahora bien, tratemos de entender el travestismo desde la clínica. Por una parte puede generalizarse que la diferencia fundamental entre las entidades del transexualismo y el travestismo, se debe al posicionamiento en relación al pene. Mientras que el travesti no renuncia a la funcionalidad peneana, es decir se viste de mujer pero considera indispensable para su excitación la anatomía del pene, el transexual renuncia a ello, y puede llegar a reclamar un cambio de identidad mediante la extirpación peneana (llegando a definir un error natural su contextura anatómica). En esta clasificación se enmarcaría el llamado popularmente transformismo, donde se trataría del comportamiento travestista pero sólo reservado a ciertas ocasiones (espectáculos, intimidad, relaciones de pareja, festejos, etc.), y donde no se pierde en ningún momento la masculinidad. 42
    • Es probable que si nos pensamos el travestismo desde la clínica, el sujeto intente causar o provocar sorpresa ante la visión del pene. Ubicándose en ese preciso momento como de goce. De esta manera reniega (fallidamente) de la castración simbólica. Demuestra que una mujer puede aparecer con pene. El transexual odia, rechaza al pene (Lopera y Ramírez 2005. p. 22.) En esta perspectiva frente a lo fallido a nivel simbólico, cobran importancia los rasgos imaginarios (roles, vestimenta, imagen, pinturas, etc.), cabe la pregunta si en algunos casos en los transexuales, no se tratará de un delirio en el orden de la psicosis, incluso recordando a Lacan cuando este se refiere que en la psicosis se registra una pendiente hacia el transexualismo (Lacan, 1984). Es conveniente recordar al respecto que es claro que un síntoma no constituye estructura. Mientras que en la neurosis se trata de una estructura basada en la diferencia y el enigma (el deseo de la madre mediatizado por el significante, el niño intenta alienarse al objeto deseado de la madre, aunque fracasa porque la madre también desea porque ella también es carente). El niño así rivaliza simbólicamente con el padre por la madre, el pene se constituye en el símbolo de la diferencia. En la psicosis, se muestra la ausencia paterna para metaforizar el deseo materno, el pene no simboliza la diferencia, solo es un pedazo de carne porque no aparece relacionado con el deseo materno porque este no fue nombrado. En este sentido si no se puede ser el Falo que le falta a la madre, sé es la mujer que le falta los hombres. Se acomoda a la imagen viril de los hombres. Se constituye en una mujer como Nombre del Padre que pone un límite a la exigencia mortificadora del Otro. En este sentido la nominación como mujer les da identidad. Por lo tanto para los transexuales no es cuestión de sexo sino de identidad. Porque no hay significante estructural de la femineidad. Todo lo contrario al travestismo, donde el sujeto tiene clara la posición de hombre y mujer, y aunque hay aspectos muy obvios que disfrazan la identidad, ésta se muestra principalmente en el fin sexual. 43
    • El travestismo, del mismo modo que el resto de las perversiones, no puede ser considerado como un síntoma psicopatológico, sino que debe ser visto como un estado diagnóstico separado con una estructura muy compleja y sus propias características, recordemos pues que la perversión no era sin objeto a, que el objeto a era la condición absoluta del deseo, que en la sexualidad del perverso el objeto ocupaba un lugar primordial. En la relación de objeto y las estructuras freudianas, Lacan (1984) comienza diciendo que antes de hablar de las estructuras freudianas no podía hablar de la relación de objeto, y que la fobia y el fetichismo le van a servir para mostrar que la relación de objeto tiene más que ver con la psicopatología que con la relación analítica. Encontramos la misma dialéctica de compromiso que en la neurosis: lo reprimido y el retorno de lo reprimido. El sujeto no quiere reconocer porque si reconoce algo, al mismo tiempo se verá forzado a reconocer una serie de otras cosas que le resultan intolerables, en tanto su enlace es el de una cadena significante articulada. Es a través de los caminos del Edipo, en el avance y resolución del Edipo, que debemos tomar la cuestión, el problema, de la constitución de esta perversión. El deseo en este caso, como en toda perversión es metáfora del amor, deseo de nada y por nada. Sabemos que en el amor lo que es deseado en el otro es justamente eso que le falta, y lo que le falta sabemos que es el falo. En el amor más idealizado lo que es buscado en el llamado objeto de amor es aquello que le falta, es decir el Falo como objeto central de toda la economía libidinal. La castración del sujeto, en la posición perversa, es afirmada y negada, y mediante el fetiche indica que no ha perdido el falo, pero al mismo tiempo, lo deja en situación de perderlo, en situación de ser castrado. Así como en la estructura neurótica podemos hablar de metáfora, en la estructura perversa podemos hablar de metonimia. La función de la perversión del sujeto es una función metonímica (Freud 1905). En cambio, en la neurosis decimos, por ejemplo en el caso Dora, que la Sra. K es su 44
    • metáfora. Sabiendo que en la metáfora no hay comparación sino identificación, similitud de posición, condensación. En “su gavilla no era ni avara ni odiosa”, podemos decir que la gavilla es literalmente idéntica al sujeto por su similitud de posición, se trata de la metáfora del sujeto, mientras que en la metonimia hay sustitución de algo que se trata de nombrar, podemos decir que estamos a nivel del nombre y que se trata de desplazamiento. Podemos decir que usando la técnica de la asociación libre, si le proponemos una palabra como choza, puede responder con un equivalente sinonímico: casucha, también puede responder con una metáfora: madriguera, por ejemplo. Pero también hay otro registro, si dice “techo», es decir una parte de la choza para designarla entera, como decir un pueblo de diez techos, para decir diez casas, entramos en la evocación, puede decir también “suciedad” o “pobreza”, y todavía estamos en la metonimia. Es por estar en el registro metonímico que lo que constituye el fetiche es algo de simbólico y es en la dimensión histórica que se fija como fetiche, es un momento de la historia que la imagen se detiene. Es una forma de nombrar, por alusión, el falo materno. Es antes de ese momento en que lo que es buscado en la madre, ese falo que ella tiene y no tiene, que tiene que ser captado en la connotación presencia-ausencia y ausencia-presencia, es el momento antes, en el cual la rememoración de la historia se detiene y se suspende. Freud nos dice que el fetiche es una defensa contra la homosexualidad (más no una garantía de no serlo), que el sujeto alterna su identificación a la mujer (una mujer cruel y colérica) y la identificación a ese falo imaginario, donde sus sentimientos son de destrucción, en tanto al identificarse con el falo destruye la completud de la madre. El análisis percibe la alternancia de sus posiciones. Es decir, la identificación a la madre y la identificación al fetiche (Lacan J. ). Otra cuestión es la adherencia libidinal al fetiche, fetiche que engloba toda serie de cosas, pero que a veces aunque parezcan de la categoría de fetiche 45
    • se trata de otra cosa. Así ocurre cuando el sujeto está ligado al impermeable, que es diferente a los zapatos o el corsé que están en posición de velo, de recuerdo encubridor entre el sujeto y el objeto. Podemos decir que el impermeable no es un velo sino algo detrás de lo cual el sujeto identifica a la madre, pero a una madre que tiene necesidad de ser protegida por el envolvimiento. Esto hace que se produzca una transición entre los casos de fetichismo y los casos de travestismo. Sobre el velo que el fetiche viene a figurar eso que falta más allá del objeto. En el polo opuesto del fetichismo, el travestismo, el sujeto se identifica con lo que está detrás del velo, a ese objeto al cual falta algo, es decir se identifica a la madre fálica en tanto que ella vela esa falta de falo. Las vestimentas no están hechas para ocultar lo que se tiene sino precisamente lo que no se tiene. (Ibíd.) Por último y no menos importante queremos hablar acerca de EL ESQUEMA Y LA IMAGEN CORPORAL, para desarrollar este apartado nos centraremos en la postura psicoanalítica de Dolto (1997). Esta autora plantea de entrada, una distinción entre lo que se entenderá en adelante como esquema corporal y lo que precisa como imagen del cuerpo. El esquema corporal se concibe como: Abstracción de una vivencia del cuerpo en la tres dimensiones de la realidad –y que- se estructura mediante el aprendizaje y al experiencia (…), entendido como- historia relacional del sujeto con los otros (…). Es inconsciente, preconsciente y consiente (…), evolutivo en el tiempo y en el espacio (p. 22) Por otro lado la imagen del cuerpo es explicada como “síntesis viva de nuestras experiencias emocionales: interhumanas, repetitivamente vividas a través de las sensaciones erógenas efectivas, arcaicas o actuales” (p. 21). En este caso, corresponde a la simbolización de la sensaciones corporales vividas en las relaciones intersubjetivas, se refiere en gran medida a como el sujeto es nombrado, hablado, y mirado, a la manera como los otros sujetos lo humanizan. Agrega Dolto que esta imagen del cuerpo: 46
    • es a cada momento memoria inconsciente de toda vivencia relacional , y al mismo tiempo, es actual y viva, se halla en situación dinámica, a la vez narcisista e interrelacional: camuflada o actualizable en la relación aquí y ahora, mediante cualquier expresión fundada en el lenguaje, dibujo, modelado, invención musical, plástica, como igualmente mímica y gestual. (p. 21) La imagen del cuerpo y el esquema corporal se articulan “a través del narcisismo, originado en la carnalización del sujeto en la concepción” (Dolto, 1997) La autora agrega: Gracias a nuestra imagen del cuerpo portada por –y entrecruzada connuestro esquema corporal, podemos entrar en comunicación con el otro, todo contacto con el otro, sea de comunicación o de evitamiento de comunicación, se asienta en la imagen del cuerpo; porque no es si no en la imagen del cuerpo, soporte del narcisismo, que el tiempo cruza con el espacio y que el pasado inconsciente resuena en relación con el presente (p. 22) Se entiende la perspectiva de la imagen corporal como un aspecto propio del sujeto y que está en el plano de lo inconsciente y, que a su vez, dista del concepto de esquema corporal, siendo la que permita entrar en una comprensión más profunda de lo que en realidad el sujeto desea y siente de sí mismo. “la imagen del cuerpo es siempre inconsciente, y está constituida por la articulación dinámica de una imagen base, una imagen funcional, y una imagen de las zonas erógenas donde se expresa la tensión de las pulsiones” (p. 22) Es por eso que la imagen corporal supone la organización de un deseo, ese que se origina en la relación con el otro y que desea ser castrado para que se logre su humanización. Según esta autora, la castración dese ser entendida como “la prohibición radical opuesta a una insatisfacción buscada y anteriormente conocida” (Dolto, 1986, p. 22). Y por ello entonces para Dolto “la imagen del cuerpo se estructura gracias a las emociones dolorosas articuladas al deseo erótico, deseo prohibido después de que el goce y el placer de este han sido conocidos y repetitivamente gustados”. 47
    • Lo anterior quiere decir que las castraciones son en ultimas, las que permiten que se vaya construyendo la imagen corporal, a medida que el deseo se va organizando, éste no se puede satisfacer de la misma manera, pues para la salud psíquica del sujeto, esta forma de satisfacción debe cambiar de objeto. El proceso por el cual se dan estos cambios de objeto es llamado por Dolto como castraciones simbolígenas. Le otorga el adjetivo de “simbolígena” a las castraciones, precisamente porque gracias a estos frutos de simbolización que proporciona es que el sujeto logra la humanización. El proceso que describe la autora para explicar esto es el siguiente: al suceder la castración, las pulsiones deben reestructurarse, de manera que el deseo, cuyo fin original ha sido prohíbo, debe abordar su realización por medios nuevos, sublimaciones para las que surge entonces la exigencia de una elaboración que no demandaba el objeto primitivo del deseo. Esta elaboración es la misma simbolización, de lo cual se entiende que la castración fue la causante y promotora de esta simbolización. En este orden de ideas, de acuerdo con la postura de Dolto, la imagen corporal se va estructurando inconscientemente gracias al vinculo que se crea con otros significantes, los cuales libidinizan al sujeto y permiten así la aparición del narcisismo primario y del Yo. Sin embargo, a pesar de que su constitución sucede principalmente en la infancia, este con el paso del tiempo queda reprimida, en particular por el descubrimiento de la imagen escópica del cuerpo, y luego definitivamente por la castración edípica. Cuando el sujeto entra al estadio del espejo, la castración primaria, la cual para Dolto no corresponde a un “estadio” sino a una asunción de su narcisismo, es una especie de proceso o fenómeno que acontece y que permite asimilar ciertas cosas en el niño. Según Dolto, la experiencia del espejo resulta la única que posibilita al niño el choque de captar que su imagen del cuerpo no bastaba para responder de su ser para los otros, por ellos conocido. Es decir, le permite reconocer los límites de su piel de su 48
    • esquema corporal, la representación de su cuerpo real, y por ende, darse cuenta de que no coinciden del todo con su imagen del cuerpo, dándose una incongruencia entre el uno y la otra. Sin embargo, este encuentro, para tener resultados gratificantes tendría que estar mediado o acompañado por otro, un conocido, que le permita ver que la imagen especular esta allí para todos y no solo para él. De esta manera, el espejo interesa y fascina al niño (a), quien lo convierte en objeto de investigación. Cuando el sujeto adquiere la capacidad de representarse mentalmente el mundo y por otro lado también su propia imagen, comienza a diferenciar su cuerpo de la imagen que aparece en el espejo. Así, la imagen de sí mismo se va gestando sobre la imagen del cuerpo vista en el espejo. Según la autora, a partir de estas experiencias se origina la identificación primaria, narcisismo primario que surge de la autopercepción de sí mismo como objeto total, de la comparación con los otros y el sentirse semejante a ellos. Asimismo, se aviene la castración primaria, al percatarse de la diferencia de los sexos. 49
    • 5. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA ¿Cómo comprender desde una perspectiva psicológica los modos de construcción de identidad de género travesti de dos sujetos pertenecientes a la ciudad de Guadalajara de Buga? 50
    • 6. OBJETIVOS 6.1 OBJETIVO GENERAL  Comprender desde una perspectiva psicológica el modo de construcción de identidad de género travesti de dos personas a través de estudios de caso. 6.2  OBJETIVOS ESPECIFICOS Explorar las vivencias en etapa de la infancia, adolescencia y respecto a la vivencia de género, de dos sujetos travestidos por medio de los diferentes instrumentos de recolección de datos.  Identificar diferentes aspectos proyectivos en función de la construcción de la identidad travesti de 3 sujetos en cuanto a las categorías de análisis planteadas en la metodología.  Plantear un acercamiento comprensivo sobre el proceso de construcción de identidad de género a partir de tres estudios de caso de sujetos que se viven como travestis. 51
    • 7. METODOLOGIA DE LA INVESTIGACIÓN 7.1 Fundamentos metodológicos La presente investigación se enmarca dentro del paradigma de la investigación cualitativa, porque busca explorar, describir, comprender y dar cuenta de la subjetividad de dos sujetos travestis, pertenecientes a la ciudad de Guadalajara de Buga. 7.2 Tipo de investigación Este proyecto de grado es de tipo descriptivo ya que se pretende examinar las relaciones, diferencias o semejanzas en cuanto al proceso de construcción de la identidad de género de dos sujetos travestidos, tomando como referencia un marco teórico psicológico que se apoya en el planteamiento de un sujeto que se construye. (Sabino, 1992) 7.3 Diseño de la investigación: Puesto que se estudiarán eventos psicológicos que no serán cuantificables y que dependen de la subjetividad de cada sujeto participante de la investigación se eligió el uso del Estudio de Caso, ya que además es no experimental debido a que no construirá ningún tipo de situación, sino que por el contrario se observaran situaciones ya existentes desde un marco de referencia psicoanalítico. 7.4 Método: Esta investigación se llevara a cabo con el uso de los siguientes instrumentos para la recolección de la información: 7.4.1 Test Proyectivo de la Figura humana de Karen Machover: sirve para investigar la personalidad del sujeto de estudio por medio del dibujo, para un mejor diagnostico y como instrumento de 52
    • evaluación mediante la interpretación que puede relacionar con los impulsos, la ansiedad, los conflictos y las comprensiones características de la personalidad, y como una de las pruebas proyectivas de mas uso nos permiten acceder a aspectos inconsientes que nos dan indicios para reaizar una interpretación aproximada de diferentes aspectos psicológicos. Además el test de la figura humana permite una representación o proyección de la propia personalidad y el papel que esta desempeña en el medio ambiente, y como actúa también de una forma profunda en la situación transferencial del individuo. Promueve que el individuo se ubique de una forma particular y también por medio del dibujo podemos observar las defensas y la significación que representa el sujeto. 7.4.2 Entrevista semiestructurada: Se construyeron varias entrevistas de tipo clínico con base en el marco teórico de referencia ya que estas permiten de cierta manera conocer como los sujetos conforman sus experiencias.(Ver Anexo 2) 7.4.3 Test proyectivo de Apercepción Temática (TAT): este consiste en una serie de láminas acerca de las cuales el sujeto construye narraciones que permite explorar de una manera más o menos sistemática las posibles áreas de conflicto. Para este trabajo se escogieron 4 laminas (2, 9VH, 10 Y 20) y se dio la posibilidad a los sujetos de escoger tres laminas adicionales. Con estos instrumentos se pretendió hacer un análisis a partir de los protocolos de las pruebas proyectivas, esto es muy importante ya que esto 53
    • ubica la investigación en un ámbito subjetivo, de esa manera se presentan estos hechos subjetivos merecedores de ser estudiados por la psicología. 7.5 Población La población para el estudio fueron travestis pertenecientes a la comunidad LGBT de la ciudad de Guadalajara de Buga, que se encuentren en disposición para participar de la investigación. La obtención de la muestra se llevó a cabo bajo los siguientes criterios los cuales se establecerán bajo las necesidades de la investigación: 1. Que sean mayores de 18 años, ya que suponemos que hay una construcción de la identidad mas sólida. 2. Que no hayan tenido hijos o ejercido un rol de padre desde una figura masculina; ya que ésta es una situación que define atributos, formas de relación, especialización, valores, jerarquías, y espacios en que organiza a los individuos según asignatura de género para la sociedad. 3. Mostrar interés de participar en la investigación y aceptar el compromiso. La selección de la muestra se realizara a través acercamiento a la población LGBT de la ciudad de Guadalajara de Buga, por medio de conexiones entre conocidos, y por medio de contacto en redes sociales, como los avisos en el periódico o grupos de internet. 7.5.1 Muestra La muestra está conformada por dos hombres pertenecientes a la ciudad de Guadalajara de Buga, con edades entre 21 y 26 años, el caso uno será denominado S1, y el caso dos S2. Adicionalmente se mostrará un S3 que refiere a un sujeto extraordinario el cual se tuvo que descartar posteriormente en la realización de análisis. Ver Nota. 54
    • 7.6 Categoría de análisis Se plantean unas categorías de análisis a partir de unos presupuestos de cómo se llevará a cabo la investigación, lo cual no quiere decir que durante la misma, éstas no puedan cambiar favoreciendo la misma investigación. Las categorías nos sirvieron para poder definir la relación entre los cambios corporales en el desarrollo de la identidad travesti y como estos influyen en la vivencia de género; nos conllevan a considerar a estas aspectos relacionados directamente con el cuerpo, la percepción que tienen del mismo, la etapa de “crisis” de la infancia y la adolescencia, los sentimientos, las actitudes, las valoraciones de sí, las conductas que reflejan identidad, las elecciones de objeto, las relaciones con los otros y los comportamientos propios del genero travesti en particular. A continuación presentamos las categorías, sus indicadores y las definiciones operacionales. Cuadro 2. Categorías de análisis. CATEGORIA DE ANALISIS SUBCATEGORIA DE ANALISIS DEFINICION OPERACIONAL Representación de las relaciones de referencia Infancia Hace referencia a la representación que tiene el sujeto de la relación con padres, hermanos o pares durante el período de infancia Adolescencia Hace referencia a la representación que tiene el sujeto de la relación con padres, hermanos o pares durante el período de la adolescencia Imagen Corporal Hace referencia a la representación que tiene el sujeto de la representación del cuerpo que el sujeto construye en su mente, sentimientos y Representación de Sí mismo en relación a la vivencia corporal. 55
    • actitudes hacia el propio cuerpo. Autoimagen, autovaloración o investimiento sobre sí mismo. Esquema Corporal Representación de Si mismo en relación con la Vivencia de Genero Hace referencia a la descripción de aspectos relacionados con el cuerpo y la percepción que tiene sobre el mismo. Refiere aspectos de su tamaño, formas asociadas a la figura humana Vivencia Femenina Hace referencia a los sentimientos, actitudes o comportamientos que son propios o identificados desde la expectativa social para el género femenino. Referencia a sus propias expectativas sobre el ser mujer Vivencia Masculina Hace referencia a los sentimientos, actitudes o comportamientos que son propios o identificados desde la expectativa social para el género masculino. Referencia a sus propias expectativas sobre el ser hombre Elección de Objeto Hace referencia a la elección del objeto amoroso y su vivencia, pensamientos y sentimientos sobre esta elección. 56
    • 8. ANALISIS CASO POR CASO 8.1. Análisis caso S1 Inicialmente se identificó una problemática con este sujeto, la idea principal en torno a la cual giraba su conflicto con la figura paterna, a relación con él se encontraba en un plano de restricción que le impedía realizar una libre transformación corporal y así empezar su reconocimiento como mujer. Cuando Selena entró en la adolescencia, las significaciones de mujer estaban en función de la relación con la madre, que era su apoyo, en los momentos en que empezó a travestirse, pues ésta tenía conocimiento de sus inclinaciones sexuales desde temprana edad. Sin embargo, iniciar estos cambios generó en él un sentimiento atemorizante y adversivo que le impedían compartir con su padre lo que estaba ocurriendo con su imagen corporal, posiblemente porque esto representaba que frente a él Selena debía asumir su nueva condición femenina y que por los prejuicios sociales dentro de la familia no le era fácil mostrar. A pesar de la comprensión de la figura materna, ésta no ofreció elementos de cuidado que le permitieran a Selena vivir su feminidad desde la adolescencia y comprender e introyectar este rechazo que establecía el padre. Se puede decir que los cambios corporales no fueron vivenciados de la manera en que el sujeto esperaba, ya que ella demandaba un acompañamiento por la persona que mas podía entender este proceso que era su madre, tras la muerte de ella le permitió pensarse el cuerpo femenino y dejar el cuerpo adolecente y de varón a un lado, y es por eso que acciones tan sencillas como el uso de otro tipo de vestimenta y maquillaje representaba para él la posibilidad de dejar atrás las características infantiles y dar lugar a un cuerpo de mujer o al menos a una imagen de mujer, ya con un sentimiento de por medio sobre el ser femenino, debía reforzarlo a partir de las modificaciones corporales de su cuerpo. 57
    • En este sentido, finalizando la etapa de la adolescencia e iniciando estos cambios físicos su cuerpo ya empezaba a dejar de ser ascético de deseos femeninos, pero aun no dejaba de ser investido por múltiples preocupaciones sobre vivir este proceso. Paulatinamente empezaba a encontrar ventajas frente a la feminidad y a fortalecer su autonomía, permitiéndole experimentar su deseo sexual con alguna pareja y quitándole la presión que ejercía le padre, ya que su cuerpo empezaba a dejar de lado ese pleito sexual que tenía, que era el vivenciarse como hombre o como mujer sin olvidar su propia genitalidad. De esta manera podría pensarse que hay un sentimiento liberador en función a los cambios corporales, al cuerpo en sí, pues al despojarlas de los ideales y expectativas paternas (que era verse como un hombre) puede empezar a servir como escenario de deseo, para Dolto, la imagen corporal, en algún momento del desarrollo aparece ligada al deseo del “otro”, pero con el desarrollo de la misma se espera que ella sea incorporada al sujeto como un aspecto de su propia identidad inconsciente. Debemos retomar el hecho de que la mayoría de referencias de sí, están basadas a través de una referencia de la madre, quien para Selena es descrita como la figura principal de identificación y a la cual le rodean una serie de calificativos idealizados, lo que refleja una admiración consciente: “ella es mi ejemplo” sin embargo podemos pensar que esta identificación con la madre en algunos momentos toma elementos de díada o de fusión, una relación de complicidad entre madre e hijo. Si bien estos ideales maternos prevalecen de manera consiente como referentes de sí misma y como ideales a alcanzar en el proceso de “hacerse” mujer, no se presenta situación de rivalidad ante ella, más bien se inicia una rivalidad con el padre, percibido como un rival difícil de vencer, y que le impone el ser masculino en casa, ideales ofrecidos por la cultura y corroborados por el padre que hicieron mucho más difícil el pasaje de Selena en su adolescencia, para asumirse así mismo, percibir y reflexionar sobre lo que es ser mujer. 58
    • 8.2. Análisis caso S2 Se puede decir que S2 presenta un narcicismo elevado a inicios de su adolescencia, en cuanto a su imagen corporal, ya que presentaba interés por realizar acciones “ritualizadas” que para ella eran propias del ser mujer y que le permitieron ser aceptadas por otros diferentes a su familia, para S2 indiscutiblemente es muy importante la aprobación de los demás y considera que el ser femenina es determinante para ser incluida y no la discriminen en su grupo de pares. Sin embargo, se puede pensar que esta insistencia ante el cuidado de su apariencia, de su cuerpo que se va feminizando y descripción positiva de de ésta, inconscientemente alude a un temor de no poder alcanzar el estereotipo de mujer y así no lograr agradar, ya que ser o muy femenina o del todo masculina (y no encontrarse en un punto intermedio) le permite ser aceptada (o) por sus pares, pues considera que posee cualidades del ser hombre y del ser mujer en una sociedad tradicionalista como ella lo denomina, es decir que hay una búsqueda en función de la identidad en relación con el “ser mujer” ya que no consigue del todo elementos identitarios que hacen parte de la identidad femenina y que se remontan únicamente al estereotipo físico, o al ideal estético del sexo femenino, temor entonces que viene prescindido con el hecho de sentirse conforme con su genitalidad masculina. Respecto a las identificaciones, se encontró que S2 refiere siempre a su abuela, a su madre ausente le atribuye fantasiosamente características o atributos que destacan a una mujer, idealizándola como la persona que le hubiera gustado conocer y compartir, evidentemente muestra una dificultad en cuanto a la percepción de las figuras masculinas, su mayor referente es su padre, que aunque estuvo presente de cierta manera , no mantuvo un acompañamiento activo en su crecimiento como sujeto, ya que no le proveía de ningún tipo de satisfacción, y mucho menos impartía leyes u autoridad, quien se encargaba de ejercer esta función era su abuela. Por lo tanto no 59
    • hubo una verdadera figura paterna que representara una alteridad sexual necesaria para una identificación, y en ese mismo sentido a quien direccionar sus deseos. Es posible pensarse que para S2 realizar una búsqueda de ideales para su identificación se ven limitados, y los pone en otros, fuera de los vistos en casa, ya que no hay figura materna ni paterna que guíen correctamente el proceso de identificación, se da un ensimismamiento, negándose a las búsquedas amorosas, esperadas para su edad y que le permitiesen vivir otros aspectos en cuento a las relaciones y la madurez sexual, encontrándonos por el contrario una posible fijación en los afectos familiares ofrecidos por su abuela y tías quienes no tienen reparo en aceptar cualesquier tipo de comportamiento del sujeto en casa. 8.3. Análisis Caso S3 Este caso lo hemos llamado caso excepcional, ya que al inicio de la investigación el sujeto cumplió con todos los criterios de selección, edad, experiencia y vivencia en el mundo del travestismo y sin hijos. Sin embargo con la aplicación del Test DFH se encontraron ciertos rasgos esquizoides que indican la existencia de una posible psicopatología. Entre ellos señalamos los siguientes rasgos: expresión facial inexpresiva (contacto social defensivo), omisión de la boca (omisión de la afectividad) ojos vacíos y mirada fría (inmadurez emocional, alejamiento e introversión), pelo sombreado y de forma pobre (conducta sexual desviada), cejas en el dibujo del hombre y no en el de la mujer [hecho por hombre] (homosexualidad manifiesta), nariz sombreada (complejo se castración), el cuello muestra dificultad para controlar los impulsos instintivos (alto y delgado: rasgos esquizoides, rigidez e idealismo) , brazos frágiles, delgados (debilidad, deficiencia en las relaciones sociales), manos imprecisas (falta se confianza en el contacto social, falta de confianza en la productividad) los dedos remiten a practicas masturbatorias y culpabilidad por esta, piernas 60
    • pequeñas, delgadas y sombreadas (temor homosexual, trastornos en el desarrollo, deficiencia); en cuanto al tema general del dibujo, este se clasifica como un dibujo ridículo, realizado arriba a la izquierda de la hoja, con una connotación de auto desdén, cansancio, falta de concentración, disgregación y debido a la calidad y a la pobreza del dibujo, posiblemente a un bajo nivel mental, el movimiento también refiere a disgregación y despersonalización, en general muestra rigidez, angustia, líneas quebradas, cortas e imprecisa muestras inestabilidad e impulsividad, contorno pobre (despersonalización). Imagen 1 DFH realizado por S3 Ya con una vista del dibujo podemos aproximarnos a decir que es un dibujo con debilidad en los rasgos de concatto, dibujo desordenado, lineas debiles, sin borraduras, dibujo primitivo y vacío, expresión facial que refleja preocupación autística, cuello largo y delgado, (poca coordinación entre los impulsos-cuerpo- y la razón-cabeza-,disociación de la personalidad). 61
    • 9. ANALISIS GENERAL Siguiendo la postura de los diferentes autores citados en el marco conceptual propuesto en este trabajo de investigación, podemos decir que la construcción de la identidad travesti, va ligada a un anclaje subjetivo de la corporeidad (imagen corporal), es decir, de que el sujeto se vea femenino y a partir de eso crea sentimientos feminizados, recordemos que esta construcción se va conformando a partir de la experiencia (en este caso la real del cuerpo) y sus significaciones, las cuales siempre seran particulares para cada individuo ya que corresponden a una experiencia de vida que nunca sera igual a la de otro. Por lo tanto en esta construcción de la identidad pueden llegar a intervenir muchos factores que van desde la vivencia de la sexualidad hasta la relación con las figuras significativas, quienes brindan modelos de identificación, indicando ciertos valores sociales relativos a cada género y ciertas formas de ser que pueden ser instaladas en cada sujeto como si fuera una guía de conducta para su desarrollo psicológico. A continuación se presenta el análisis de las categorías de acuerdo a los elementos encontrados en cada uno de los casos: 9.1. Representación de las relaciones de referencia. Podemos ver de acuerdo a lo encontrado que no se puede plantear una dinámica con las figuras parentales como tal en los sujetos, ya que no se encuentran similitudes, por un lado hay un padre presente y por el otro en cuanto a otro sujeto la usencia es de la madre. Los sujetos que participaron en la investigación provienen de familias cuyos lazos familiares con la familia extensa se encuentran rotos, de modo que no existe un eficiente modelos masculino, como tíos, abuelo, o hermano mayor que pueda ofrecer una opción ante el modelo paterno. Diferentes factores, 62
    • como el uso de alcohol, drogas o maltrato puede convertir al padre en una figura odiada o despreciada por el sujeto, creando una ausencia-presencia que llega a dificultar las posibles identificaciones con el. Esta falta de identificación con la principal figura de autoridad, que bien sabemos que puede ser también representada por la madre, solo encontrará un canal de salida por medio de la transgresión de la ley; esta consistirá entonces es romper con el estereotipo de género común en la sociedad, donde solo hay dos opciones: ser hombre o ser mujer. Todos los aspectos negativos de las figuras perentales robre el sujeto harán que se les atribuya a las personas que mas se le parezcan, por lo tanto la madre o figura materna (presente) será elevada a una condición de mujer fálica e idealizada por el propio sujeto. Por lo encontrado en las entrevistas, desde la infancia aparece la idea de sentirse diferentes al resto de los demás niños, los sujetos afirman que desde pequeños se setian “muy gays”, pero en realidad sucedía que por ser tan niños no asumían un rol determinado, simplemente se les considera como niños, lo cual con el crecimiento de su cuerpo asumirán diferencias en cuanto al rol femenino y masculino y a su vez, lo cual se supone debe marcar unas pautas de comportamiento para poder relacionarse con su grupo de pares; sin embargo ellos no se aceptan como son, lo cual llevara a realizar cambios en la etapa de la adolescencia. Se empiezan a asumir actuaciones en escenarios donde ellos son una mujer más, por ejemplo, jugar con otras niñas, jugar a la mamá y el papá, jugar muñecas, situándose así en lo que se espera es femenino. Con respecto al grupo de pares de la escuela ano se obtuvo mucha información, salvo de que en el proceso de escolarización se empezaron a vivir los primeros momentos de confusión, donde había un ocultamiento se la sexualidad por miedo a lo que se supone esta mal. Al inicio de su adolescencia las relaciones entre iguales son cada vez mas solidas, pero mantenidas en secreto, ya que hay un reconocimiento y búsqueda de iguales, que les permite compartir tan y como son experiencias que están 63
    • negadas para los hombres, por ejemplo, el culto al cuerpo, le maquillaje, las primeras experiencias transformistas (uso de ropas femeninas) 9.2. Representación de Sí mismo en relación a la vivencia corporal. Respecto a la imagen corporal, encontramos que hay expectativas en cuento al proceso de avance o retroceso de feminización de estos, por ejemplo, no se deseo el cambio de sexo, pero si se desean tener un cuerpo voluptuoso, con grandes senos y derrier, o en sus defecto, dejar atrás la hormonización para perder el tamaño de los pechos y que se vea mas masculino (en el caso de retroceso de Sarai) esto puede deberse a que aun hay un duelo del cuerpo infantil y la búsqueda de este ideal se manifiesta además de otras maneras, no solo en un cambio corporal, si no con ensimismamiento, depresión, angustia, soledad. Estas manifestaciones son una muestra de como los sujetos significan lo que es ser mujer y que estos cambios por lo que atraviesan aparecen como fantasía o realidad corporal que permite crear una reflexión no solo sobre el cuerpo si no también de lo que es ser mujer, sentirse mujer y vivirse como mujer. La mayoría de las vivencias de los sujetos van dirigidas al esquema corporal en general, ya que hay una percepción que le otorgan al cuerpo y es así como este empieza a ser el centro del a construcción identitaria travesti, es decir que antes de realizar cualquier cambio es su aspecto físico como mujeres ya es percibido como una realidad que tiene sentido para ellos: vivirse como mujer. Pero para que esta construcción de lleve a cabo tendrán que darse cambios lentos a nivel de la psiquis, no basta únicamente con el deseo de vivirse como mujer, si no de ir integrando aspectos aislados de la feminidad, como la maternidad, las relaciones de pareja, el estereotipo físico, ya que habrá que irles dando sentido y no aparezcan tan fragmentados del esquema y así irles dando espacio para una incorporación al yo. 64
    • 9.3. Representación de Si mismo en relación con la Vivencia de Genero. De acuerdo a la información obtenida de lo sujetos, podemos suponer que en cuanto a la elección objetal de estos es de tipo narcisista ya que ninguno tiene una escogencia de pareja, a pesar de tener un gusto sexual definido (homosexual), es posible que lo que busquen en sus parejas sea resolver, de forma inconsciente, diversos conflictos que afectan la vivencia de si y que se atenúan con el cambio corporal de convertirse en travestis; es decir que eso que esperan resolver por si mismos no se elabora en el otro sujeto (pareja) si no en condición de su proceso de transformación. Es posible que la principal vivencia del Género Travesti se sitúe cuando empieza a haber una renuncia por el cuerpo infantil y en la adolescencia o adultez sobre el cuerpo masculino. Recordando también que la identidad femenina no es solo producto de los acontecimientos físicos, anatómicos y biológicos como se esperaría, si no también de sentimientos y emociones que giran en torno al sentirse femenino, de este modo la identidad travesti no puede ocurrir como un producto causal de condición exclusivamente cultural, biológica o psicológica, si no como un conjunto armónico de diferentes aspectos y experiencias en relación con los otros y los elementos previos de la identidad ya construidos durante la infancia sobre los cuales se organizaron elementos que responden a la necesidad de lo que es ser mujer para estos sujetos. Es como en todo este proceso de construcción se incorporan o no estos elementos mencionados anteriormente a la identidad yoica , y es así como la belleza, y el culto al cuerpo, además de la transformación física no solo refieren a componentes del cuerpo, si no a diferentes ideales de alcanzar un estereotipo femenino, este no puede convertirse en una cualidad estandarizada, ya que encierra diversos ideales particulares para cada sujeto, que a demás son asumidos desde la subjetividad e cada uno. Es así como nuestros sujetos posiblemente sigan en la búsqueda de convertirse en mujeres, pero esto hablando desde la feminidad, no se relaciona con el papel de ser madre, si no mas bien a ideales de belleza físicos. 65
    • 10. CONSLUSIONES De acuerdo a los supuestos planteados en el marco teórico y en la información arrojada por los instrumentos de recolección de datos se puede plantear lo siguiente: 1. Es posible que los sujetos vivan un complejo de Edipo femenino, en la niña se presenta una castración de un pene imaginario y la aceptación de que ese órgano no emergerá con el crecimiento de su cuerpo, pero queda en el inconsciente el deseo de poseerle, intentará entonces “obtener el pene de forma simbólica” ya que no busca el amor del padre ( la sustitución de la madre y las actitudes femeninas son un rasgo muy marcado) 2. En este sentido al poseer el sujeto el pene no teme ante su castración, sin embargo considera el suyo como inferior al de su padre, o no logra identificarlo con el de su padre ausente, por lo tanto, el sujeto no desea obtener el pene, desea el falo de manera simbólica. 3. Es posible también que en la búsqueda del amor del padre, sustituya a la madre, y por eso asume actitudes femeninas. Respecto a la etapa de la adolescencia, recordemos que Freud la definía como la etapa de la actividad y la pasividad de los géneros; “lo masculino supone que comprende al sujeto y la actividad en cuanto a la posesión del pene, al objeto de pasividad, vagina, es reconocida y enfocada como el albergue del pene” (Freud, 1946, p. 1227), en este proceso pasa también lo siguiente: suceden los cambios que lleva la visa sexual infantil y su conformación definitiva. En la infancia la pulsión sexual era predominantemente “autoerótica”, ahora haya un objeto sexual, es así como pensamos que surge una pulsión genital, primero como tensión y más tarde como descarga a partir de la interacción de un objeto. 66
    • 1. Suponemos entonces que el sujeto vuelve a vivir un proceso de separación e individuación de la relación simbólica y dual con sus padres, pero recordemos que en la infancia no se llevo a cabo este proceso de la forma esperada, por lo tanto sigue sin haber una “castración” o instauración esta vez de la prohibición por aquellos objetos de amor incestuosos. ¿De qué manera su deseo iniciará entonces la búsqueda hacia otros objetos? Este es el interrogante que nos planteamos de acuerdo a los visto en el análisis de los casos, por un lado pensamos que se hacen renuncias por parte de los sujetos, cuando empiezan a tener choques con su propio ser, con las figuras de autoridad, con el mundo, choques que no son fáciles de afrontar como los nombra Kaplan (2002, p. 120) para poder entrar a ese nuevo mundo donde el deseo toma otro nuevo rumbo y empieza a surgir lo que denominamos “castración identitaria masculina o femenina”. Esto significa que el adolescente reactualiza los conflictos edípicos infantiles e intenta resolverlos, es así como redirige su deseo sexual hacia otros objetos de la infancia, reafirmando el tabú del incesto y reactivando fantasías sexuales y tendencias homosexuales inconscientes para unos y conscientes para otros, como en nuestros casos estudiados. El sujeto necesita entonces establecer una relación amorosa con un sujeto dirigiendo la mirada de nuevo al padre (como lo hizo en la niñez) y posteriormente hacia sujetos del mismo sexo de sus padres. Es posible que el sujeto se vea enfrentado a los apegos amorosos de su infancia, recordemos que los padres son los primeros destinatarios del deseo, pero con la pubertad no es posible mantener el control sexual, siendo necesario como se dijo anteriormente, direccionarlas hacia otros objetos aceptados socialmente, pues los padres no pueden ser objeto de realización 67
    • por lo que buscaran entonces un remplazo con las características de ese objeto (padre). 68
    • 11. DISCUSIÓN Durante el proceso de investigación se tuvo inconvenientes inicialmente con la muestra ya que se contactaron un total de 7 sujetos de los cuales unos se tuvieron que descartar por inconvenientes en cuanto a la participación y dedicación de su tiempo la trabajo que realizamos, y además porque también se encontraron aspectos psicopatológicos, los cuales automáticamente incumplían con los criterios de selección. Nuestros sujetos fueron inconstantes, algunos cambiaban de residencia, a información quedaba incompleta, además de que realizar una búsqueda de interesados en participar se hizo en un momento peligroso, ya que se intervino en un espacio donde había mucho consumo de alcohol y drogas. En general se cumplió con los objetivos propuestos en la investigación, se realizó una acercamiento a la comprensión de la construcción de la identidad travesti de nuestros sujetos, teniendo en cuenta de que cada uno tiene aspectos psicológicos y subjetividades diferentes, sin embargo no se hizo fácil plantear las categorías de manera sesgada y estricta dentro del análisis individual ya que, diferentes aspectos de cada sujeto se encontraron medianamente explícitos dentro de los datos recolectados. 69
    • 12. BIBLIOGRAFÌA  ANCAPÁ Q. Juana Carlos. Vidas, decisiones y riesgos: historias de vidas de personas transexuales y travestís en sus vivencias dentro del comercio sexual de la calle y sus percepciones frente al contagio de infecciones de transmisión sexual y de la calidad de las prestaciones que reciben desde los servicios de salud. Tesis presentada para optar por el titulo como Licenciado en obstetricia y puericultura. Universidad Austral de Chile. Maldivia, Chile (2007)  BENITEZ, M. L. (1996). “La argumentación teórica y metodológica que sustenta la aproximación biográfica, una aproximación a la obra de Franco Ferraroti”, Documento de Trabajo-CIDSE. Cali: Universidad del Valle.  CARUNCHO, cristina y Mayorbe, Purificacion (1998) el problema de la identidad femenina y los nuevos mitos. Universidadb de Vigo. Documento electronico en Microsoft Word. Recuperado el 28 de octubre de 2010 en : http://webs.uvigo.es/pmayobre/indicedeaeticulos.htm#el_problema_de _la_identidad_femenina_y_los_nuevos_mitos  CROOKS, R., & Baur, K. (1999) Our sexuality. (7a. ed.). USA: Brookx/Cole Publishing Company.  DELVAL Juan. El desarrollo Humano. Siglo XXI de España editores S.A. Madrid.España 1994.  FREUD, S. (1905). Tres ensayos de una teoria sexual (Vol. t. VII). Buenos Aires: Morrotu. 70
    •  Freud, S. (1917) Duelo y Melancolía. En Obras completas. Tomo VI (De esta revisión 1a edición).Madrid, España: Editorial Biblioteca Nueva.  Freud, S. (1981) Tres ensayos para una teoría sexual (1905) En Obras completas. Tomo I (De esta revisión 1a edición).Madrid, España: Editorial Biblioteca Nueva.  Freud, S. (1981) El ello y el yo. (1923) En Obras completas. Tomo I (De esta revisión 1a edición).Madrid, España: Editorial Biblioteca Nueva.  Freud, S. (1940) Esquema del Psicoánalisis. Volumen XXIII - Moisés y la religión monoteista, Esquema del psicoanálisis, y otras obras (1937-1939) (Buenos Aires/Madrid: Amorrortu, 1980.  GALARCIO, Valencia José Fernando (2006) Formación de la identidad en la adolescencia. Tesis escuela de ciencias sociales. Facultad de psicología. Universidad Pontifica Bolivariana. Medellin. Documento electrónico versión pdf recuperado el 4 de septiembre de 2010 de: http://eav.upb.edu.co/banco/files/Tesisidentidadadolescencia.pdf  GIDDENS, A. (2000): La transformación de la intimidad. Sexualidad, amor y erotismo en las sociedades modernas, Madrid, Cátedra (ed.or.1992).  JACQUES, C. (2006). Proyecto “Salir del closet". Recuperado el 07 de 08 de 2010, de HUMAN RIGHTS CAMPAIGN FOUNDATION: (Disponible en http://www.hrc.org).  LACAN, J. (1984). Seminario 3, La psicosis. Barcelona: Paidós. 71
    •  Lacan, J. Seminario XIV. La Logica del Fantasma.  LA FONT, Mitjans L (2005) Sexualidad y adolescencia. Direccion general de Salut Publica, Conselleria de Sanitat, Genaralitat Valenciana. Articulo electrónico en pdf el 4 de septiembre de 2010 en: http://www.aepap.org/pdf/sexualidad_y_adolescencia.pdf  LAMAS, M. (1998). Sexualidad y género: la voluntad de saber feminista”. En I. S. (Comps), Sexualidades en México. Algunas aproximaciones desde la perpectiva de las ciencias sociales. El Colegio de México.  Laplanche, Jean (1996). Diccionario de psicoanálisis. Barcelona: Paidós. pp. 148  LOPERA S.Claudia, Ramirez M. Yako (2005) “Implicaciones Jurídicas generadas por el cambio de sexo” Universidad de Medellín. Facultad de Derecho. Medellín, Colombia.  LOPEZ, Sandra y VELEZ, Beatriz Elena (2001) La puesta en escena de la corporalidad femenina y masculina en la escuela urbana: Linda como una muñeca y fuerte como un campeón. Artículo publicado en documento electrónico pdf, recuperado 4 de septiembre de 2010 en: http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/laventan/Ventana14/1 4-2.pdf.  MILLAN de Benavides, C. E. Pensar (en) Genero. Teoría y práctica para nuevas cartografías del cuerpo. . Cali: Editorial Pontoficia Universidad Javeriana. Cap 11. Pp. 272.  RODRIGUEZ, María Gabriela (2005) La construcción de la identidad femenina adolescente: una encrucijada entre el culto mariano y el mundo público. Universidad de Chile. Facultad de ciencias sociales. 72
    • Escuela de postgrado. Centro interdisciplinario de estudios de genero. Documento publicado en 2005 y recuperado el 24 de octubre de 2010 en: http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2005/rodriguez_m/sources/rodrigu ez_m.pdf  RUBIN, G. 1989. Reflexionando sobre el sexo Notas para una teoría radical de la sexualidad. Ed. Revolución, Madrid, España. Págs 15-21.  SABINO, C. (1992). El proceso de investigacion. Caracas, Venezuela: Panapo.  SCOTT, J. (1996). "El género: una categoria útil para el analisis historico". En M. L. (Comp), El Género: la construccion cultural de la diferencia sexual. Mexico: PUEGUNAM/Miguel Angel Porrúa  TAYLOR. (1990). Introducción a los métodos cualitativos de investigación:. En B. Tylor. Buenos Aires. Argentina: Paidos.  VELANDIA, (2008) Nuevas definiciones para las orientaciones sexuales y los tránsitos identitarios. Diversidades e identidades sexuales transitadas. I Foro sobre Transgenerismo y el I Encuentro Nacional de los y las Transgeneristas en Colombia: “Cuerpos transgresores -Cuerpos Transéroticos. Bogotá 17 al 20 de agosto del 2007  ZULUAGA, Juan Carlos (2000). Oralidad y género de “Valle-Chocó”. Tesis. Facultad de ciencias sociales y economía. Universidad del Valle Colombia. 73
    • ANEXO 1 Protocolos de láminas. Se muestran a continuación las láminas del TAT que se han escogido para su posterior aplicación. Lámina 2: Escena campestre en primer plano hay una joven con libros en la mano; en el fondo un hombre trabajando en los campos y una mujer mayor observa. Imagen 2. Lamina 2 TAT Se puede obtener información por medio de esta lamina, acerca de la percepción que se tiene del embarazo, también puede proporcionar información acerca de las actitudes heterosexuales y homosexuales, así mismo como también se puede detectar la impresión que se tiene sobre el papel de los sexos. Lámina 9VH: cuatro hombres con overoles están sentados sobre la hierba descansando. 74
    • Imagen 3. Lamina 9VH TAT. Esla lamina es importante para descubrir las relaciones entre varones de la misma edad. Proporciona datos sobre las relaciones sociales en general. Pueden hacerse evidentes los impulsos y temores homosexuales, adema de los prejuicios sociales. Lámina 10: la cabeza de una joven contra el hombro de un hombre Imagen 4. Lamina 10 TAT Esta lámina pone de manifiesto la relación de los hombres hacia las mujeres. Muestra indicadores de homosexualidad latente o incluso problemas manifiestos de esta naturaleza. Lámina 20: la figura de un hombre (o una mujer) mal iluminado en la oscuridad de la noche, reclinado contra un farol. 75
    • Imagen 5. Lamina 20 TAT Como la figura puede verse como un hombre o una mujer, nos permite dar una indicación sobre la identificación del rol de género del sujeto. Se han seleccionado 4 láminas claves de test proyectivo del T.A.T, las cuales nos darán cierta información acerca de la subjetividad de las personas que participan de los estudios de caso, por otra parte cada una de ellas tiene la posibilidad de escoger tres láminas adicionales; esta selección personal de las láminas nos mostrara también parte importante de lo que colocan en su subjetividad, y que se proyecta para ser analizado a partir de su escogencia. 76
    • Hojas de análisis para utilizarse con el TAT de Bellack Nombre:__________________________________________________ Historia No:_________________ (Lam. Del T.A.T No________) 1. Tema principal (descriptivo, interpretativo, diagnostico) 2. Héroe Principal: Edad:_____________ Sexo:_________________ Ocupación:____________________________________________ Intereses:___________________________________________ Rasgos: __________________________________________________ Habilidades:________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ Adecuación ( ) _________________________________________________________________________ ____________________ Imagen corporal y/o autoimagen: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 3. Principales necesidades del héroe: a) Necesidades de conductas del héroe (como en la historia): _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ b) Personajes, objetos o circunstancias introducidos: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ Que implican necesidad de o para: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ c) Personajes, objetos o circunstancias omitidos: _________________________________________________________________________ 77
    • _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ Que implican necesidad de o para: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 4. Concepto del ambiente (del mundo) como: ________________________________________________________________________ 5. Las figuras paternas: (mas_____ fem ____) son vistas como: _______________________ __________________________________ y la reacción de sujeto es:_______________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ Las figuras contemporáneas: (mas_____ fem ____) son vistas como: _______________________ ______________________________ y la reacción de sujeto es:_______________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ Las figuras del menos edad (mas_____ fem ____) son vistas como: _______________________ ________________________________ y la reacción de sujeto es:_______________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 6. Conflictos significativos: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 7. Naturaleza de las ansiedades ( ) De daño físico, castigo o ambos:_______________________________ De enfermedad o lesión: ____________________________________________________________________ De desaparición: ___________________________________________ De privación: _________________________________________________________________________ 78
    • De falta o perdida de amor: __________________________________ De ser devorado: _________________________________________________________________________ De ser abandonado: ________________________________________ De ser fuerte e inerme: __________________________________________________________________ Otras: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 8. Principales defensas contra conflictos o temores ( ) Represion __________ formación reactiva ___________ racionalización ___________ aislamiento ___________ regresión __________ Introyeccion __________ negación ___________ anulación ___________ escisión ___________ identificación proyectiva __________ Otras _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 9. Severidad del superyó que se manifiesta por: ( ) El castigo por un “crimen” ______________ inmediato _____________ justo _____________ demasiado severo ______________ demorado______________ injusto ___________ demasiado indulgente ______________ inhibiciones _____________ tartamudeo __ ___________ respuesta inicial demorada o pausas _____________ 10. Integración del yo, manifiesta en sí misma en ( ) Adecuación del héroe: ___________ desenlace feliz _________ infeliz ___________ realista __________ irrealista _____________ Procesos del pensamiento como se revelan en el argumento que es ( ) Estructurado __________ inestructurado _________ estereotipado __________ original ___________ apropiado ____________ Racional ___________ bizarro ___________ completo __________ incompleto ___________ inapropiado ___________ Inteligencia: ( ) superior _________ superior al promedio _________ promedio __________ inferior al promedio _____________ 79
    • Rejillas de análisis Test de la Figura Humana. TEST PARA DIBUJAR Dibujo No. Nombre: Edad: Fecha: Observaciones: Rasgos con mayor acentuación: Borraduras: Orden del dibujo: Cuadro 3. Asociaciones 1 DFH ASOCIASIONES Nombre del personaje: Edad del personaje: Con quien vive: A que se dedica: Que lo hace feliz: Que lo pone triste: Cual es su mejor rasgo: Cual es su peor rasgo: 80
    • Mejor rasgo de la personalidad: Que hace en este momento: Cuadro 4. Asociaciones 2 DFH 81
    • ANEXO 2 Registros sujeto S1 Entrevista: E: Durante esta parte de la infancia y la adolescencia me parece que sería bueno saber cómo ha sido el papel de tu familia, cual ha sido la importancia de tu familia durante todos estos cambios? S1: Pues hasta ahora, pues ninguna E:¿ Hay que dejar claro a quienes consideras tu familia? S1: Pues a decir verdad son mis amigas E: ¿Tú puedes decir que ellas son como una familia para ti? S1: Pues si, pues tengo a mi papá, pero de resto, pareciera que no tengo más familia. E: ¿Qué recuerdas de tu infancia y tu familia? S1: Pues más que todo yo mantenía con mi mamá, siempre iba y me llevaba a la escuela ¿Tu papa siempre ha sido una persona autoritaria y conservadora, que sentimientos te despertaba esto acerca de él? S1: Pues ahora pues, uno se pega de ellos, ¿entendés? Pero yo mantenía con mi mamá y el mantenía trabajando ¿Es decir que lo veías poco en casa? S1: Aja, poco en casa ¿y tú a quién reconocías como la figura paterna? S1: mi mamá 82
    • ¿Cuáles han sido los momentos más significativos de tu infancia? S1: Pues hasta ahora nada la verdad ¿No recuerdas? S1: No ¿Los momentos más significativos de tu adolescencia? S1: Pues para mi, ¿pues como que te acabo de decir? ¿Algo así que me haya pasado? La muerte de mi madre, eso fue todo lo que me marco a mí en la vida, o sea haber perdido a mi madre, el ser más querido ¿Tal vez el hecho de iniciar la parte de los cambios, salir de casa? S1: Tal vez el hecho de iniciar los cambios lo fue todo, yo ya comencé a trabajar por mi propia cuenta y a estudiar por mi propia cuenta. Un hecho significativo no quiere decir que tenga que ser algo negativo, muchas veces pueden ser cosas y esos también son hechos significativos, y entonces ¿tal vez algo bonito que te haya pasado que tu recuerdes? S1:¿Algo bonito que yo me acuerde? Pues que me dieron un regalo, fue lo único bonito ¿Y qué te regalaron? S1: Me regalaron un combo que traía anillos, pulseras ¿Qué actividades realizabas fuera del colegio y de la casa? S1: Pues salía con mis amigas a una casa abandonada ¿Y qué hacían allá? S1: Pues a jugar a ponernos vestidos, ahí comencé a vestirme de mujer 83
    • ¿Y qué edades tenían tus amigas? Teníamos la misma edad todas, teníamos como unos 11 años Y tú ¿cómo conseguiste esas amigas? S1: Desde la infancia, nosotras estudiábamos juntas ¿Y como se dieron cuenta de todo este proceso o cambio? S1: Como se dieron cuenta del este proceso, pues ellas con el machismo de la familia y todo eso, entonces nosotras comenzamos a… una por una fue saliendo, ¿Quiénes fueron tus amigos y tus amigas de la infancia? S1: ¿Quienes fueron? Pues al amigo que yo tenía lo mataron hace como unos 5 años y mis amigas pues siempre somos tres porque ellas ya vinieron a aparecer ahorita después de que ya teníamos 17 o 18 años, pues mis amigas somos tres las verdaderas que siempre estamos juntas. ¿Y estas amistades se conservaron hasta la adolescencia? S1: Si ¿En esta etapa conociste nuevas personas que tu consideres que son amigos o amigas? S1: Pues hasta ahora yo diría que no, no mas ellas. ¿De qué manera empezaste tú a hacer pública tus preferencias sexuales? S1: A los 18 Antes de tomar la decisión de hacerlo público ¿tú cómo manejabas tus sentimientos? 84
    • S1: Pues yo prácticamente tuve una vida solitaria, todo me lo tragaba, me lo callaba para mí misma, ¿Tú piensas que eso es algo positivo o negativo? S1: Para mí siempre es positivo, porque si fuera negativo no pensaría por lo menos en esa forma de salir adelante y demostrarle a alguien, que a pesar de que no me sentía capaz de decirlo ¿Y qué te impulso a expresarle a esa persona aquello que estabas sintiendo? S1: Pues lo que te diga, no mira que lo normal, no fue difícil, mira para mí no fue difícil ni salir, y tal vez en la cuestión de los sentimientos yo todo me lo tragaba para mí, pero de ahí para allá para mí no fue nada difícil, porque yo me aguante las cosas ¿No te encontraste con otros obstáculos cuando tomaste la decisión de decir: yo soy así, y realmente no me importa? S1: No pues el verdadero obstáculo fue mi familia, eso fue lo único que se metió en mi vida, pero de ahí para allá yo no tuve ni un obstáculo, no hubieron más obstáculos. ¿Cómo fue la elección de tu primera pareja? S1: Bueno mi primera pareja fue mayor que yo, y para mí una persona mayor que yo no volvería a tener. ¿Y cómo fue esa experiencia de establecer una relación con esta persona? S1: Pues yo viví muchas cosas al conocerme con una persona mayor que yo, si rico, yo lo comencé a querer, fue la primera vez que yo experimenté el amor, fue el primero, y así como fue el primero me marcó mucho 85
    • ¿Cuáles fueron los sentimientos que te despertó la primera persona que te atrajo sexualmente? S1: Pues él fue el primero ¿Pero antes de eso tú ya tenías claras tus preferencias sexuales? S1: Claro, pero la primera relación fue con él. Con él yo sentía muchos nervios, cuando comenzó a gustarme él y todo eso yo decía: Ay ¿cuándo me irá a llamar? ¿qué hora es? Sin embargo yo mantenía de su llamada casi todos los días Parece que de entrada el sentimiento fue mutuo, y ¿quién lo expreso primero? S1: Yo expresé primero mis sentimientos que él. ¿Y tú que esperabas de esa persona? S1: No él de una me aceptó, no me rechazo, acepto, pero como te dijera, él me acepto pero a la vez fue ¿Y en ese momento en qué parte de tu cambio físico te encontrabas? S1: No seguía igual ¿Te seguías vistiendo de mujer en ese momento? S1: Aja ¿Y qué edad tenías? S1: Tenía 18, a los 18 fue que o vine a conocer el primer novio, el primer marido ¿Tú ya habías tomado antes decisiones, pero fue como el empuje para ya decir: este definitivamente el estilo de vida que ya me gusta, así es como yo me siento y quiero seguir siento? 86
    • S1: Si ¿Antes tenías dudas? S1: No, ninguna duda, quería hacer el papel de saber que era tener marido, el papel de que era levantarse en la madrugada a hacer de comer para que llevara de trabajo, quería vivir una experiencia como una ama de casa ¿Y cuáles fueron tus miedos durante esta experiencia? S1: La traición, la traición y que me fuera a cambiar por otra ¿Y había algo que te hiciera pensar eso? S1: Si, porque ya era un hombre recorrido ¿Cuántos te llevaba? S1: Imagínate la tenía como 38 años y yo 18 ¿Y cuáles fueron tus seguridades? S1: Ya única seguridad que yo tuve en el fue que respondió por la casa y por mí durante estos tres años que estuvimos juntos ¿Y seguridades de ti como persona? S1: Que brinde todo de mí, que hice lo mejor que pude ¿Qué cambiarias y qué no cambiarias de tu infancia? S1: De mi infancia no cambiaría nada y de mí tampoco ¿Y de tu adolescencia qué cambiarias y qué no? S1: De mi adolescencia, pues haberme enamorado de él, no era yo no sé si era amor o era capricho, yo si lo sentía, amor vine a sentir ahora a mis 26 años con este pelado, pero de ahí para allá, vine a sentir amor, lo que siento por él no lo he sentido por otra persona. Mira no me arrepiento, del todo sólo 87
    • que por él dejé muchas cosas, a mi familia, a mi papá, a mis amigas, dejé muchas cosas por estar al lado de él, él no lo valoro lo suficiente. ¿Y qué sacas de positivo de esa relación? S1: Después de tantos golpes que viví de la vida, él no puede decir nada de mí de estos tres años. ¿Cómo te imaginabas la etapa de la adultez? S1: Trabajar, me imaginaba trabajando, eso da mucho gusto ¿Cuáles eran tus sueños? S1: Me hubiera gustado viajar, y estar muy lejos y ayudar a mi familia también. ¿Algo negativo de las relaciones con tus amigos y amigas? S1: No yo me la llevo bien con todos ¿Cómo fueron tus primeros acercamientos con otras personas de tu mismo sexo? S1: Con mis amigas hacíamos el papel, de nosotras somos muy femeninas, amigos son amigas y amigas son amigas y de ahí no pasaba nada más ¿Cómo fue tu primera experiencia sexual? S1: Mi primera experiencia sexual, pues me dieron nervios, yo le preguntaba a mis amigas y ellas por molestar me decían que dolía mucho, pero con la persona que uno quiere no siente miedo y no siente confianza., me gusta tener con la persona que a uno quiere, lo hace sentir vivo a uno. ¿Sientes que fue un momento significativo? S1: Si, porque uno quería quemar esa etapa que me causaba curiosidad. 88
    • Entrevista sujeto S2. E: Háblame un poco acerca de tu infancia o lo que recuerdes de ella. S: ¿De mi infancia? De ni infancia. E: Si quieres te puedo guiar con preguntas. S: Pues ¿qué te digo? Mi infancia, pues que al principio fue bien E: ¿Qué recuerdas de tu infancia? S: Todo. Desde el principio. Pues lo único que sé es que yo no tengo mamá, o sea yo no tuve. Pero mi mamá me dejo con mi mamita a los 4 meses de nacido. Yo tengo mi papá pero él nunca ha vivido conmigo y él es, siempre yo, no he hablado muy bien de él porque él es como irresponsable y todo el cuento, entonces a él, como que yo no tengo sentimientos hacia él. Pues mi infancia fue normal, pues si fue normal. Me llevaban a la guardería y a mí no me gustaba ir a la guardería, yo chillaba, pero cuando ya estaba allá yo peleaba y mordía. E: ¿eras agresivo? ¿Te llamaban mucho la atención en la escuela? S: ¿cómo así? E: como tu decías que mordías S: ¡ah! pero en la guardería, yo era muy peleón, aunque yo siempre he sido como peleoncito, porque yo quiero ser sólo yo. E: ¿te gusta siempre tener la razón? S: Siiiii (si) me gusta siempre tener la razón E: ¿Tú a quién consideras realmente a tu familia? S: ¿a quienes considero realmente mi familia (susurrando)?, dura esa pregunta, porque mirá que yo considero que todos son mi familia y entre 89
    • todos nos ayudamos, pero yo soy una persona que yo soy muy fría, me gusta ser así. E: ¿fría en qué sentido? S: noooo no soy así como cariñoso, no demuestro nada, yo, yo aquí, cuando yo estoy acá yo casi no le hablo a nadie, son muy pocas las palabras que yo cruzo con mi familia, yo soy muy solo, soy muy yo por aparte. E: cuéntame, cuando tú estabas pequeño ¿cómo era la relación con tu abuela? S: muy bien, pero yo era muy apegado a ella, yo no me acostaba si ella no estaba al lado mío, si yo me levantaba y no la veía a ella yo me ponía a llorar y a llorar, pero yo creo que cambio la relación con mi mamita una vez que ella se fue para Italia, ella se fue y a mí me dio tan duro E: ¿qué edad tenias? S: yo tenía como 7 años, si como 7, y a mí me dio tan duro que yo desde que ella se fue yo me puse a llorar y yo era llore, llore y llore, y me enfermé, yo no comía E: si tu abuelita se fue ¿quién te cuidaba? S: mi tía E: ¿y tu abuela en que rango de edad se encuentra? S: mi mamita tiene como 70 años? E: ¿y todavía está allá? S: no, ella ya esta acá, ella volvió al año, pero fue un año de sufrimiento para mí, porque yo era muy apegado a ella, porque ella era como mi mamá, ella es la que me ha criado, la que me ha dado todo, yo siempre he estado al lado de ella, yo dormía con ella. 90
    • E: ¿con quién más vivías? S: pues siempre he vivido con mis tías, siempre he vivido con mis tías y mis primos, y a mí siempre me han cuidado mujeres, cuando no me cuidaba mi mamita, mi mamita siempre me llevaba donde una tía, y ella me cuidaba mi tía, cuando mi mamita se fue ara Italia me cuidó otra tía, y yo tengo son puras tías y primos, y tenía pues solo dos primos, esos dos primos que tuve, fue un primo y otro que eran dos hermanos pero yo mantenía mucho con uno que era gay, él también es, era gay E: ¿y cómo te sentías tú en compañía de tantas mujeres? S: pues bien E: ¿no te hacía falta la presencia masculina en tu casa? Como decir un papá o la imagen de un papá. S: hay no creo, pues cuando estaba pequeño, creo que más que todo cuando yo vine a tomar conciencia, como digamos que desde los 10 y entre los 12, y 14, pues yo siempre noté que mi papá nunca había estado conmigo, de por si mi papá cada vez que nos veíamos era horrible, porque mi papá un tiempo él fue drogadicto, y él llegaba acá, y él siempre que venía llegaba al otro día y decía y que lo habían apuñaleado, que lo habían robado y llegaba siempre borracho, y llegaba siempre a acostarse en el mueble y así como muy, y quería mandarme y si yo no le hacía caso me quería estar pegando E: ¿tú que sabes de tu mamá y qué recuerdas de tu mamá? S: pues ella me dejó a los 4 meses de nacido y lo que yo sé es porque mi mamita me lo ha comentado, que ella se fue porque ella no quería llevarme a sufrir por allá. E: ¿dónde se encuentra ahora o a dónde se fue? 91
    • S: pues supuestamente ella se fue para Cienaga Magdalena, y lo que yo he escuchado es que la gente que la conoce es que ella era muy histérica, era como que se le corría el caspero y tomaba mucho, mi mamita dice que yo soy igualito a ella en todo E: ¿tú nunca has sentido curiosidad de saber más de ella? S: mmmm, yo no sé, no sé si es, mirá que yo nunca he sentido como llegar a conocerla a ella, mirá que no porque yo me siento bien acá, y nunca pues hay veces que si me dan las ganas y la curiosidad como de conocerla, pero se me pasa, pero la que yo si siempre he querido conocer es una hermanita que ella me negó, pues yo tenía una hermanita, me cuenta mi mamita que es 1 año mayor que yo a ella si se la llevó, a ella si se la llevó con ella, y a ella si siempre he querido conocerla E: ¿las veces que tú has hablado con tu papá, él no te llegó a hablar de tu mamá? S: no, él nunca me decía cosas de mi mamá E: ¿de qué hablaban cuando te veías con él? ¿O que hacían cuando compartían el tiempo? S: pues yo pequeño nunca compartí el tiempo con él, como te digo el siempre mantenía era acostado, y hace como 2 años se fue para Italia, se lo llevo un tío y allá fue que vino a cambiar y dejó la droga, y todo, pues yo nunca he hablado con él, él a veces llama pero yo no hablo con él, igual cuando hemos hablado yo siempre lo he tratado mal y le decía todas las cosas malas que él ha tenido E: ¿y tú cómo te sentías diciéndole eso? S: con rabia, yo siempre me siento como con rabia E: ¿quién consideras que ha sido la figura de autoridad en tu familia? 92
    • S: pues las reglas siempre desde el principio mi mamita, es la que me ha mandado, pero es que yo siempre he sido como muy rebelde E: ¿rebelde en qué sentido? S: me gusta llevar la contraria, al principio no me gustaba el estudio, yo no terminé el bachillerato, ahora último siempre me metían a cosas y yo no las terminaba, si no que las iniciaba, duraba un tiempo y luego me salía. E: ¿tu abuela era quien te castigaba? S: no, de pronto cuando me iba y no avisaba que iba a llegar tarde E: ¿y todavía eras menor de edad? S: si, pues una vez, sólo me acuerdo una vez, una vez que yo me fui para donde un amigo y yo estaba ahí a la vuelta donde un amigo, y ella era búsqueme que búsqueme, yo me fui todo el día para allá, y yo tenía como 10 años y ella me pegó, es la única pela que ella me ha dado. E: y dentro de tu familia, ¿tú a quién podrías reconocer como una figura paterna? S: a nadie, todas son mujeres y a ninguna la reconozco como mi figura paterna, porque yo siempre quise fue tener una familia, mi papá, mi mamá, yo, y si mucho un hermano, no me gustaban muchos hermanos E: ¿y tú de chiquito no te preguntabas por qué no tenias esa familia? S: no, mirá que no, porque a mí siempre me dijeron que mi mamá se había ido y me había dejado, y yo siempre que hablaban de mamá les decía que no tenia mamá que mi mamá se fue y me había dejado, yo siempre he dicho eso, y a mí me preguntan: ¿y su mamá? Yo digo: yo no tengo mamá. Mi mamá se fue y dejó con mi mamita a los 4 meses de nacido, siempre he dicho desde pequeñito y también cuando mi mamita, íbamos al psicólogo o a cualquier parte ella decía: con la mamá pasó esto y esto y ya. 93
    • E: ¿cuáles consideras tú que han sido los momentos significativos o momentos que te hayan marcado durante tu infancia? S:¿ pero marcado de felicidad o de qué? E: que sean importantes, ya sea de manera positiva o negativa para ti. S: pues muchos me gustaron, me gustaron cuando me gradué de quinto, una fiesta que me hicieron a los 5 años, que fue la fiesta más grande que hubo, me gustaban los días de Halloween cuando yo me disfrazaba. E: y cuando te disfrazabas ¿lo hacías como te gustaba o como te tocara? S: pues cuando estaba pequeño me disfrazaban como ellos querían, era sólo una sola vez que yo pedí un disfraz, fuimos a ver el disfraz y me encantó, era de gato, el disfraz era de gato todo pegado así, me disfracé de gato y ese disfraz me encantó E: ¿qué edad tenías? S: como unos 6 años… me encantó ese disfraz de gato. E:¿ persona importantes, amigos o amigas durante esta etapa? S: durante esta etapa pues han pasado tanto, pues yo siempre tuve una amiguita o una amiguito que vive por ahí en diagonal (suspiro) y mirá que él es de lo más inteligente y yo iba mucho a la casa de él, y a mí me gustaba él y yo siempre iba allá y hacíamos cosas. E: ¿y cómo es eso? ¿Eran pareja? S: pues no sé, nosotros… yo iba mucho allá, mantenía mucho allá, y nosotros siempre jugábamos o algo y nos metíamos en la pieza a hacer cosas 94
    • E: ¿qué cosas? S: groserías. ¡Si! Yo le hacía sexo oral y lo pasábamos más rico, hasta que él se fue y se lo llevaron para Italia, a los 8 años yo tenía también 8. Y a mí me destrozó eso el corazón, porque se fue y yo que iba a saber cuándo lo iba a volver a ver, todos los días me soñaba con él y vine a soñar con él hasta los 10 años E: ¿y tú nunca te preguntabas por qué hacías esas cosas con un niño y no con una niña? ¿La situación entre ustedes dos fue espontanea? S: no, las cosas se daban, yo mantenía con él y siempre se daban las cosas y más de una vez nos pilló el hermano, pero a él no le importaba, y seguíamos, nos bañábamos, una vez, pues el hermano me molestaba y me decía: la piña es gay, la piña es gay. Me decía: a usted le gustan los hombres o las mujeres, y yo le decía: las mujeres, pero yo sabía que a mí me gustaban los hombres. Desde que yo tengo uso de conciencia a mi me han gustado son los hombres. Y yo siempre tuve muy claro lo que era un hombre o una mujer, pero siempre me gustaba más tirar para el lado de la mujer. Yo jugaba con los peladitos, siempre jugaba con mis primos a la mamá y al papá y siempre terminábamos besándonos y tocándonos. E:¿tú cómo eres consciente a la edad de ocho años de lo que significó el sexo oral? S: lo mismo me he preguntado yo, yo también me lo he preguntado y yo a la edad de tres años sabía lo que era un oral y yo cogía, y como te cuento yo en la guardería, había un peladito y también siempre con él cada vez que yo iba nos metíamos al baño y él me tocaba y yo lo tocaba, lo que no me acuerdo si era él el que se excitaba o era yo E: ¿cómo te sentías tú en esas situaciones? S: bien, me gustaba pues yo me sentía bien, lo disfrutaba mucho, porque yo sé que nunca volví a tener algo así, porque yo sé que los hombres de ahora 95
    • solo están con uno por vaciarse y yo en cambio en ese momento era más como que se entregaban, era la inocencia, pues había la inocencia pero también había como cariño, pues a mí me gustaba más antes que ahora E:¿ a quién admirabas cuando estaba pequeño? S: pues no admiraba a nadie pero si me gustaba, me gustaba mucho Shakira, desde pequeñito me gustó Shakira y yo bailaba Shakira en todas partes y me gustaban los Power Rangers, yo siempre decía que era Kimberly, la rosada o la amarilla, o las Sailor Moon, y yo me ponía a jugar y decía: por los poderes de la luna. E: cuando tú empezaste con estas actitudes ¿cuál fue la manera de comportarse de tu abuela? S: pues no, ella no decía nada. No nunca en mi familia me han dicho nada, yo siempre he tenido la libertad de ser como yo he querido ser. Mi abuela nunca me dijo nada, nunca ha esperado nada de mí, nunca he estado confundido, pero ahora si estoy confundido. Hubo un tiempo en que me encantaba y yo decía que me fascinaba ser gay, pero ahorita ya me siento como mas frustrada, no me siento yo, porque a mí me gusta ser bien gay, bien femenino y que se me vea lo gay y desde el cambio que hubo de travesti a otra vez piroba, ahora ya todo es diferente, yo me arrepiento mucho porque no estoy siendo como a mí me gusta ser. E: ¿por qué crees que es tan difícil ser así? ¿Cómo realmente quieres ser? S: pues para mí no es difícil, pero es que yo no sé, yo lo hago es por mi familia, por la gente porque ellos son los que me quieren ver a mi así. Por ellos fue que yo cambie, por ellos fue que yo dejé muchas cosas en las que me sentía bien, también las deje porque estaba haciendo cosas malas y no quería sentirme mal con ellos, ellos son los que a mí me han dado todo, es que mirá, cuando era travesti mi familia me decía que me vistiera otra vez de hombre y cuando yo viví ese mundo hay cosas que no me gustaron, yo creo 96
    • pues que si hubiera seguido siendo travesti pues a ellos no les importaba, pero es que yo en ese mundo conocí el mundo de las drogas y yo me volví fue ya drogadicto. Entonces, ellos me decían que no siguiera siendo travesti por eso para que no cayera otra vez en el mundo de las drogas, igual yo no cogí las drogas de travesti, yo las cogí cuando ya era así E: ¿tú que sentías de pequeño cuando te mirabas en el espejo? S: me gustaba lo que veía E: bueno ahora háblame un poco de tu adolescencia. S: mi adolescencia. Yo la viví normal, yo tuve una adolescencia normal por ahí hasta los 15. E: ¿tú querías que te celebraran los 15 años? S: nooo. Para mí no hay cosa más que me entristezca más que el día del cumpleaños no me llamen o no me compren una torta, eso para mí es horrible. E: ¿quienes eran los amigos de la adolescencia? S: mis amigos. Antes yo era más entrador que ahora, yo siempre tuve un amigo pero él se fue para Italia también, ya se lo llevaron ahora grande y yo mantenía con él, pero después yo conocí a un amiguito, o no, una amiguita de aquí a la vuelta, y yo siempre mantenía con ella, yo fui monaguillo, íbamos a la iglesia, luego nos metimos a la band de bomberos y siempre yo mantenía con ella para todas partes y por medio de mi, ella conocían a sus demás amigos, yo era muy entrador, yo hacía comitivas y los reunía a todos aquí, yo cambie tato desde que me volví travesti. E: ¿a qué edad tuviste tu primera pareja? S: pues yo nunca he tenido pareja. Pues una vez tuve un muchacho que conocí por internet, luego lo conocí en una discoteca Lulú, supuestamente nos íbamos a hacer novios, lo traje para acá y ahí estuvimos, nunca me 97
    • había gustado tener relaciones la primera vez, es decir yo siempre me creo como una mujer, porque como siempre han sido mujeres acá, yo creo que uno absorbe eso de que yo soy muy así, y yo cuando estuve con el, yo no quise tener relaciones todavía. Pues si uno roces y todo porque yo no quería tener relaciones. E:¿ tú nunca has sentido curiosidad de experimentar con mujeres? S: no, yo nunca me han gustado, pero ahora ultimo si he sentido la curiosidad. No es que a mí me da un asco. Al principio yo sentía así, como cuando era más pequeño, como cuando a uno se le destiempla algo. Decía: ¡uy no! ¿Cómo será meterse en una vagina? Y yo sentía una cosa ahí en el chichí como maluca. E: ¿a qué edad empezaste a hacer públicas tus preferencias sexuales? S: a los 17 años E:¿ y cómo fue ese momento? S: fue muy especial, yo ya me estaba dando a conocer, pero por fuera ¿no? Como por fuera con mis amistades, aquí en la casa yo no decía nada. Y yo conocí a un amigo en el Albergue, y yo creo que por él fue que yo me destapé. Hay llegó el tiempo en el que yo me cansé, yo veía que él era como tan bien de gay, yo lo veía tan libre, él trabajaba y todo, y yo como que vi eso y una vez vine acá y empecé a discutir con mi tía y yo no me acuerdo que es lo que yo le decía a ella y ella me decía que todos los hombres eran cacorros, cacorros y me acuerdo que me iba a pegar, entonces yo no me dejaba y nos pusimos a pelear horrible. E:¿ tú desde pequeño tenías claro que te gustaban los niños. S: pero yo a todo el mundo le decía que no, que me gustaban las mujeres. 98
    • E: ¿tú tratabas de mantener una imagen masculina frente a las demás personas?¿Qué pasaba con tu voz? S: mirá que no, el tono de voz mío siempre ha sido así, chillona. No porque yo nunca le paré bolas a eso, yo siempre supe que era gay, yo no sé, yo creo que yo nací así porque yo lo sentía, yo sentía que yo era gay, yo sentía que yo era diferente, porque yo siempre he hecho cosas de mujeres. Bueno, después de que yo me declaré gay acá en la casa, me empecé a depilar las cejas, a usar la ropa bien gay, bien femenino, hasta que conocí a un amigo que es con el que trabajo ahora, pero él me dijo: si usted va a trabajar conmigo tiene que dejarse crecer las cejas. Y también me dijo que te tenía que ser tan gay, lo que pasa es que Wilsar también fue travesti, y el andaba con mucha gente travesti y de todo tipo, lo que pasa es que el andaba con una amiga que era travesti y a ella la desaparecieron y yo creo que debido a eso él decidió cambiar y no volver a ser mas así, pues entonces él me decía a mi mirá que llegó el momento donde yo estudiaba con un amigo y yo era en el colegio muy gay, yo le decía que se declarara que se destapara. Yo en el colegio era como muy reprimido, la gente me decía: usted es gay, o a usted le gustan los hombres o las mujeres me decían, yo decía a mí me gustan es las mujeres. Porque siempre me han visto muy gay, el culito parado y el caminado, y yo toda la vida jugué con muñecas, siempre eran las muñecas de mis primas y a mí me encantaba tenerlas todas organizaditas, no me gustaba, yo les hacia cortes, las mantenía bien peinadas, les hacia ropa y siempre jugaba con las muñecas. E: ¿cómo manejabas esos sentimientos reprimidos? S: yo me sentía mal porque la gente siempre me decía si me gustaban los hombres o las mujeres, entonces mi mamita siempre me llevaba al psicólogo, entonces ella me llevaba al psicólogo porque le decían que yo estaba mal, entonces allá en el psicólogo me preguntaban: ¿usted qué?¿ A usted qué le gusta los hombres o las mujeres? Yo decía las mujeres pero yo sabía que me gustaban los hombres. Porque con mi primito Cristian siempre 99
    • hablábamos hombres. Los psicólogos me ponían a dibujar. Me decían que tenía que, no que yo no tenía nada, que tenía que mantener la mente ocupada. E: ¿y tú que pensabas de eso? S: pues me daba pereza, porque yo siempre pensaba que me gustaban los hombres. E: ¿crees que el hecho de decir que te gustaban las mujeres era positivo o negativo? S: pues no sé, yo solo lo decía porque calmaba a la gente, no era la respuesta que tenía que decir pero con eso, como que ya paraban el tema, ¿es lo que quieren escuchar? Escúchenlo. E:¿ te encontraste con obstáculos? S: no, ese día yo pelie y ya, no afecto nada, todo siguió normal, hasta yo mejore, todo cambia, yo me volví bien gay yo me pintaba las estañas, hasta cierto punto cuando entre donde Wilsar, cuando entre allá cambie un poco, yo ya me maquillaba, cuando yo me declare empecé a maquillarme, yo usaba polvos, me depilaba bien las cejas hilito hilito, me echaba lápiz y pestañina y ya, y me ponía busitos, pegaditos, me compraba ropa pegadita uno que otro pantalón ajustado. E: ¿tú que buscas en una pareja? ¿Por qué crees que sea tan difícil encontrar pareja? S: pues como yo lo busco, que sea varonil, que me quiera como soy, bien gay, pero yo no quiero otra persona que sea femenina, pues si es gay que sea varonil que tenga cuerpo chusco, si no es así, que a mí me guste que me guste físicamente, la forma de ser, que sea una persona sincera, honesta, que sea fiel. 100
    • E:¿te han decepcionado en esa búsqueda de pareja? S: pues mira que yo no, no tuve pareja nunca. Sólo ese muchacho. E: ¿por qué no funciono la relación? S: por mi, porque el volvió, a los 8 días, entonces en ese tiempo había una amiga, entonces en ese tiempo yo estaba en le cuento de la rumba de la farra, estaba rumbeando cada rato y saliendo entre semana y el vino y yo quería salir y él quería quedarse viendo televisión, compartiendo y todo el cuento, entonces que yo que yo me iba que era mi prima, que ella se iba y había que hacerle la despedida, entonces quédese ahí acostado que cuando yo viniera normal. Mira que yo siempre he querido tener una pareja y en ese momento yo la descubrí que cuando uno la tiene es tan diferente, pero no se ya tuve y ya. Pero lo que demostró si lo demostró. Es que nosotros somos tan raros, pero cuando tiene uno pareja y le llega el hombre indicado no le para muchas bolas. Yo me considero muy pasivo, muy femenino, yo cuando estaba con un hombre me gustaba complacer, pero cuando me volví travesti todo cambio, me pide el cuerpo, ahorita me considero versátil, y cambie esa idea de ser, porque cuando los hombres lo ven a uno como mujer y en vez de sentir como lo ven a uno, no a ellos les gusta es uno les de, se cambian los papeles y yo digo por lo que yo veía eso es como una fantasía para los hombres, porque es una mujer con un miembro masculino. E: ¿tú qué esperabas en cuanto a tu crecimiento personal? S: cuando estaba pequeño a mí me gustaba mucho el diseño de ropa, yo decía que yo iba a ser diseñador o algo, a mí siempre me metían a hacer cosas pero yo no las terminaba, si no que hacia eso porque me decían, pero lo que siempre he querido yo nunca he podido, ya eso uno, ya eso murió. Sé que voy a estudiar porque tengo que estudiar para yo poder darme los gustos y poder salir adelante, por eso quiero estudiar para terminar, quiero estudiar para poder estudiar otra cosa y trabajar. 101
    • E: ¿ser travesti es costoso? S: si al principio, uno de travesti lo que quiere es ponerse tetas y culo, pero yo tomaba hormonas, yo tomaba pastillas y yo mantenía inyectándome también, cuando no tenía yo le pedía a mis tías. E: ¿viste cambios? S: si de una yo lo empecé a notar, al mes me salieron los pezones, cundo ya me puse el culo ya de una quería las tetas. Yo traje a una muchacha de Cali, yo fui a Cali y compre todo lo que necesitaba para ponérmelo, yo tenía fe de que todo iba a salir bien. E: ¿hay alguien a quien te quisieras parecer en ese proceso de transformación? S: no, yo siempre he querido ser yo, yo siempre he sido como he querido. Cuando yo trabajaba, yo lo hacía por mí, porque yo quería convertirme físicamente mujer, pero cuando yo deje esa primera etapa, pero dure un tiempo en la religión, pero no me sentí bien , pero el 31 de octubre del otro año yo me disfrace de travesti, y me daba pereza empezar otra vez, entonces yo seguí como transformista, salía por la noche vestido. A mí los hombre siempre les gustaba porque yo era muy seguro de mí, yo con la mirada les decía todo, y siempre me maquillaba y así, yo los dominaba porque yo sé que lo más fuerte de mi, que yo siento que es más fuerte mío, con eso yo puedo tener muchos hombre, entonces yo salía y la gente me decía: tan bonitos esos ojos. Y yo desde ahí empecé a dominar una cosa: mi mirada. Yo los miraba a los ojos. 102
    • Registro DFH  Registro sujeto S1 Este test fue aplicado al sujeto en una sola sesión. Su única aplicación fue correspondiente a la planteada por Portuondo3. Se le presentaron los materiales de trabajo, se utilizo una consigna y se hizo un registro. TEST PARA DIBUJAR Dibujo No. 1 Nombre: Selena Edad: 26 años Fecha: Observaciones:  El tiempo total de la realización de dibujo fue de 4 minutos  El sujeto utilizó los dedos para medir y comparar distancias de las partes del cuerpo del dibujo.  Poca actividad durante la realización del dibujo. Rasgos con mayor acentuación:  Nariz  Camisa  Pantalón  Botones  Borraduras: Correa y cierre del pantalón  Un zapato Orden del dibujo:  Cabeza 3 Juan A. Portuondo Test proyectivo de Karen Machover. La figura Humana Bliblioteca Nueva Madrid, 1971 103
    •  Cabello  Ojos  Boca  Nariz  Camisa  Pantalón  Brazos  Correa  Zapatos  Botones  Brazos Cuadro 5. Asociaciones 1 DFH sujeto S1 Después de la realización del dibujo, no se obtuvo colaboración para la creación de una historia así que se hicieron una serie de preguntas. ASOCIASIONES Nombre del personaje: Alex el terrible Edad del personaje: 18 años Con quién vive: con los padres A qué se dedica: no hace nada es un haragán Qué lo hace feliz: jugar con las personas, utilizarlas y luego dejarlas. Qué lo pone triste: que le hablen con la verdad 104
    • Cuál es su mejor rasgo: más que todo la cara Cuál es su peor rasgo: lo bajito Mejor rasgo de la personalidad: ninguno, el no tiene personalidad Que hace en este momento: haciéndole visita a la novia Cuadro 6. Asociaciones 2 DFH sujeto S1 Es importante tener en cuenta de que el sujeto no quiso colaborar con la realizacion del segundo dibujo, por lo cual solo se tuvo en cuenta un unico dibujo. Imagen 6. DFH realizado por S1 105
    • Registro sujeto S2. Este test fue aplicado al sujeto en una sola sesión. Su única aplicación fue correspondiente a la planteada por Portuondo4. Se le presentaron los materiales de trabajo, se utilizo una consigna y se hizo un registro. TEST PARA DIBUJAR Dibujo No. 1 Nombre: Sarai del Sol Edad: 21 años Fecha: Observaciones:  El tiempo total de la realización de dibujo fue de 12.30 minutos.  El sujeto no utilizó elementos para medir y comparar distancias de las partes del cuerpo del dibujo.  Mucha conversacion durante la realización del dibujo. (No se registró) Rasgos con mayor acentuación:  Cabello  Ojos  Cejas  Barba (copia del dibujo)  Ropas.  Borraduras: Área genital masculina (copia del  Ninguna dibujo) Orden del dibujo: 4 Ibíd. 106
    •  Cabeza  Ojos  Boca  Nariz  Camisa  Cabello  Falda  Correa  Brazos  Piernas  Zapatos Cuadro 7. Asociaciones 1 DFH sujeto S2 Después de la elaboración del primer dibujo se obtuvieron las siguientes asociaciones: Dibujo N° 1: Se llama Laura, digamos que tiene 16 años. [¿Cuéntame una historia sobre Laura?] Una historia de Laura, ¿qué será? ¿Qué te puedo decir o inventar’ mmm, qué, qué qué. Laura vive supongamos que con la familia, el papá, la mamá, tiene un hermana, es menor. Si digamos que estudia, digamos que es una niña juiciosa, en sus ratos libres pues está en casa. Pues como que no tiene novio ni nada, pues como yo la dibujo, es como una niña muy tapada, no es alborotada, es juiciosa de casa, pues si tiene amigos pero muy poco, a veces sale con ellos, los papás le tienen confianza pero sale muy poco pero como que no le gusta. No creo que Laura esté interesada en nadie, porque es una niña juiciosa, de pronto piensa en 107
    • su futuro, de pronto piensa en conseguir alguien cuando termine sus estudios, que pone feliz y que pone triste a Laura, pues aparentemente vive con los papás, estudio, como que le gusta el estudio y todo, pues que, no, ¿qué la pone feliz? Pues compartir con la familia, ¿qué la pone triste? Digamos que los problemas, no le gustan los alegatos los problemas. Pues en este momento debe estar estudiando o con algún amigo. El mejor rasgo de ella son los ojos y el cabello, porque los ojos expresan mucho, los de ella son grandes y negritos, bonitos. Y la parte de su cuerpo que no le gusta, pues yo como a dibuje acá, digamos que el cuerpo, no me gusto el cuerpo. Yo lo dibuje a la carrera, me hubiera gustado más femenino. La forma de ser? Lo bueno pues que le gusto el estudio, pues me parece una niña educada, eso es como lo mejor que tiene es como muy ella, lo malo es que de pronto es que ella puede ser un poquito muy tímida. ASOCIASIONES Nombre del personaje: Laura Edad del personaje: 16 años Con quién vive: con los padres y hermana menor A qué se dedica: no hace nada solo estudia Qué lo hace feliz: compartir con la familia Qué lo pone triste: los problemas Cuál es su mejor rasgo: los ojos y el cabello, porque los ojos expresan mucho, los de ella son grandes y negritos, bonitos. Cuál es su peor rasgo: el cuerpo Mejor rasgo de la personalidad: le gusta el estudio y es una niña educada Qué hace en este momento: nada Cuadro 8. Asociaciones 2 DFH sujeto S2 108
    • Imagen 7. DFH 1 realizado por S2 Dibujo N° 2: ¿qué nombre le poneos a éste? ¿Qué nombre le ponemos a este chico? Pongámosle José. José, pongámosle digamos unos 35 años. José a qué se dedica…. Ummm, pues digamos que trabaja, es un hombre responsable, trabajador, José vive solo, tiene familia, digamos que están en la casa paterna. Él vive aparte, digamos que en un apartamento, ya se independizó, le gusta vivir solo. En sus ratos libre de pronto le gusta escuchar música, salir con unas amigas, tomarse unas copitas. La manera de ser de este José, es un hombre educado, serio, muy entregado a su trabajo, le gusta como dar todo de él, su amistad. Aspectos positivo de él. A ver, nada, todo él es bueno, pero no, todos tenemos algo malo, digamos que como vive solo no tiene confianza en alguien. El compartir lo pone alegre, el salir con los amigos, no es rumbero, es un hombre de salir a un lugar como 109
    • Jazz Bar a tomarse sus traguitos y ya. Digamos que pueda que le guste alguien como pueda que no, porque él nunca ha tenido pareja. Lo pone triste digamos que él hay veces lo pone triste no tener a alguien para compartir, porque supuestamente él tiene todo, el hombre trabaja, tiene sus amigos, sale con ellos y comparte, pero no tiene a nadie, como pareja. El mejor rasgo de él es la cara, es que lo feo es que lo veo como muy chaparrito. ASOCIASIONES Nombre del personaje: Jose Edad del personaje: 35 años Con quién vive: solo A qué se dedica: trabaja Qué lo hace feliz: compartir y salir con los amigos Qué lo pone triste: que no tiene pareja Cuál es su mejor rasgo: la cara Cuál es su peor rasgo: lo bajito Mejor rasgo de la personalidad: educado, serio, muy entregado a su trabajo, le gusta como dar todo de él, su amistad Qué hace en este momento: nada Cuadro 9. Asociaciones 1 DFH 2 sujeto S2 La realización de la copia del DFH tuvo una duración de 2. 32 minutos. 110
    • Imagen 8. DFH 2 realizado por S2 Registro TAT  Registro sujeto S1 Lámina 2: escena campestre en primer plano hay una joven con libros en la mano; en el fondo un hombre trabajando en los campos y una mujer mayor observa. 111
    • Aspectos a evaluar:  Actitudes heterosexuales  Actitudes homosexuales  Papel de los sexos Historia: Pues ahí viene de estudiar, jajaja, claro, pues mira este personaje yo la veo que viene de estudiar un poco triste, la razón por la que esta triste, acá hay atrás hay un hombre, tal vez discutió con él, tal vez discutieron por problemas sentimentales que tendrán ellos dos, va derechito a su house a encerrarse y consumirse en su dolor. Tema descriptivo Tema interpretativo Nivel diagnostico Joven con problemas en su Toda discusión con la pareja La relación de pareja. Se siente deprimida. Mujer depresiva. educación tiene un implica sentir se lastimado sentido fálico. de cierta forma por la otra persona. El estudio hace parte indispensable de la Se siente deprimida por alguna situación con un 112
    • vida. Sólo en la soledad se hombre. Su preocupación es la discusión que ha tenido con puede sobrellevar el propio dolor. un hombre que es su pareja. Necesidades de amor. Identificación con la figura femenina. Cuadro 10. Asociaciones TAT lámina 2 Lámina 9VH: cuatro hombres con overoles están sentados sobre la hierba descansando. Aspectos a evaluar:  Relaciones sociales entre varones de la misma edad  Relaciones sociales en general  Impulsos y temores homosexuales  Prejuicios sociales Historia: Es como un ejército ¿cierto? Eso me parece un ejército importante, están descansando, eso es lo que me da a entender. Están descansando de tanto trabajo, de tanta guerra. 113
    • Tema descriptivo Grupo de hombres Tema interpretativo que Todas conforman un ejército. Están descansando después de una guerra. Ellos son importantes. las autoridad figuras tienen Nivel diagnostico de El ejército tiene un sentido elevada fálico. importancia. Las peleas Necesidad de castración. constantes producen malestar psíquico. Autoridad relacionada con la figura de ejército. Cuadro 11 Asociaciones TAT lámina 9VH Lámina 10: la cabeza de una joven contra el hombro de un hombre Aspectos a evaluar:  Relación de los hombres hacia las mujeres  Homosexualidad latente. Historia: pues yo veo una persona abrazando, un abrazo, es una pareja, pues ¿cómo te digo? Se deben estar abrazando para una despedida o algo o un abrazo de amor. 114
    • Tema descriptivo Dos personas abrazándose. Demostraciones de afecto. Tema interpretativo Relación de pareja Nivel diagnostico que Posible melancolia del remite a la separacion y al sujeto hacia la pareja con la amor. cual no hay estabilidad emocional. Cuadro 12. Asociaciones TAT lámina 10 Lámina 20: la figura de un hombre (o una mujer) mal iluminado en la oscuridad de la noche, reclinado contra un farol. Aspectos a evaluar:  Identificación del rol de género del sujeto. Historia: yo aquí veo algo como medio fue, veo como media parte del cuerpo, es una persona debe venir de la obscuridad, o del lado del monte, puede estar vigilando algo, alguna finca o algo, porque es que aquí se ve. Tema descriptivo Hombre sin cuerpo definido. Proviene de la obscuridad. Tema interpretativo Nivel diagnostico Hombre que viene de una No hay un situación negativa que ha establecimiento marcado su vida. adecuado de la imagen corporal. 115
    • Hombre que vigila o cuida. No se reconoce en su cuerpo. Protege algo valioso. Posible paranoia. Mecanismo de defensa de racionalización. Cuadro 13. Asociaciones TAT lámina 20 El procedimiento de la aplicación del TAT de de tipo individual, se le dieron la instrucciones a Selena y posteriormente se le presentaron cada una de las laminas. Registro sujeto S2 Lámina 2: escena campestre en primer plano hay una joven con libros en la mano; en el fondo un hombre trabajando en los campos y una mujer mayor observa. Imagen 2. Lamina 2 TAT Aspectos a evaluar:  Actitudes heterosexuales  Actitudes homosexuales  Papel de los sexos 116
    • Historia: ¿qué veo acá? ¿Qué es lo que veo acá? Veo el campo, una chica con el libro, un hombre con un caballo en el campo, ¿y qué veo atrás? No sé que será, aquí esto es un establo (señalando), pues veo como que tantas cosas, hay cosas que no tienen que ver con la imagen. Bueno éste es el muchacho y está, el muchacho, como trabajando, atrás esta la casa y está como la finca digamos y una señora muy relajada y la muchacha va estudiar pero… ¿qué es de la vida de esta chica? ¿Para dónde va? (el mismo hace la reflexión) pues se ve así como distraída, muy elevada, muy pensativa, está como extrañando algo. ¿Para dónde iba esta chica? Pues al parecer va a estudiar o algo así, no lo sé, sigamos que va como a estudiar porque tiene un uniforme. Tema descriptivo Tema interpretativo Joven estudiante El central multiples dificultades. hace parte La indispensable de la vida. Hombre trabajando Personaje estudio con Nivel diagnostico educación tiene un sentido fálico. La distraccion y la indecisión El trabajo tambien tiene un como eje central. centido fálico. Personalidad en construcción. Identificación con la figura femenina. Cuadro 14 Asociaciones TAT lámina 2 S2 Lámina 9VH: cuatro hombres con overoles están sentados sobre la hierba descansando. 117
    • Aspectos a evaluar:  Relaciones sociales entre varones de la misma edad  Relaciones sociales en general  Impulsos y temores homosexuales  Prejuicios sociales Historia: parecen ebrios pero también pueden estar descansando, pero hay pasto y tienen los sombreros en la cabeza, pueden ser que eran trabajadores. ¿En qué trabajan estos? (silencio) ¿será en el campo? digamos que en construcción, tienen como pinta. Tema descriptivo Grupo de hombres Tema interpretativo Nivel diagnostico que Los hombres como figura de trabajan en construccion. autoridad. Están descansando después Comportamientos de una beber, estasn ebrios. parecen ser típicos de las figuras masculinas. Necesidad de castración. Identificación con la figura que masculina. Necesidad de construir 118
    • aspectos de la personalidad. Cuadro 15. Asociaciones TAT lámina 9VH S2 Lámina 10: la cabeza de una joven contra el hombro de un hombre Aspectos a evaluar:  Relación de los hombres hacia las mujeres  Homosexualidad latente. Historia: parece que le hubiera comentado algo y está ya como relajado, la señora lo está consolando ¿Qué crees que le habrán contado? Al parecer varias cosas sentimentales, de pronto creo que fue una desilusión con el novio ¿y esta persona que la esta consolando quién será? Pues parece la mamá. Tema descriptivo Dos personas abrazándose. Demostraciones de afecto. Tema interpretativo Nivel diagnostico La madre brinda consuelo Identificación con la figura ante la decepción amorosa. materna Cuadro 16. Asociaciones TAT lámina 10 S2 119
    • Lámina 20: la figura de un hombre (o una mujer) mal iluminado en la oscuridad de la noche, reclinado contra un farol. Aspectos a evaluar:  Identificación del rol de género del sujeto. Historia: es como un policía, me parece como digamos un policía antiguo de allá de USA y ¿ por dónde va? ¿Quién sabe, hay mucha oscuridad pues no se ve? ¿Pa dónde creo que va? Digamos que va a ir a visitar a alguien o a turniar. ¿ a quién va a visitar? Pues es un hombre, pues yo no sé, yo veo algo como que no me cuadra, a quien va a ir o a visitar, pues es una flor, la flor esta como o rara (señalando) no, digamos que viene de trabajar. Tema descriptivo Hombre sin cuerpo definido. Proviene de la obscuridad. Hombre que vigila o cuida. Parece un policia. Tema interpretativo Nivel diagnostico Las figuras como la policia No refieren autoridad. No se cuerpo. reconoce hay un establecimiento en su adecuado de la imagen corporal. Posible paranoia. Mecanismo de defensa de 120
    • Protege algo valioso. racionalización. Elementos femeninos como Necesidad de castracion. las flores. Cuadro 17. Asociaciones TAT lámina 20 S2 Lamina 13V: Un niño pequeño está sentado ante la entrada de una cabaña de troncos. Aspectos a evaluar:  Es semejante a la del violín, suscita historias de la niñez. Historia: ésta a mí me gusta porque el niño está sentado como calmado, está pensando en algo pero también está cantando. Pues él como que vive ahí, es la casa de él pero es un lugar muy pobre, pero como uno de niño no le preocupan casi las cosas ¿y con quién vive ese niño? Pues parece un niño que vive solo con la mamá porque como que no tiene papá y es como 121
    • muy pobre, y la mamá como que esta, de pronto tiene más hermanitos y entonces él es el mayor, la mamá debe estar cuidando el otro hijo. Tema descriptivo Tema interpretativo Niño descansando. Vive con hermanos, la madre huérfano Establecimiento y de padre del Nivel diagnostico rol Identificacion de las figuras materno. Madre nutriz. Sobresalir entre parentales. los La madre fálica hermanos por ser el mayor. Es un niño pobre. Mecanismo de defensa de racionalización. Cuadro 18. Asociaciones TAT lámina 13V S2 Lamina 17VH: un hombre desnudo se aferra a una cuerda. Esta en el acto de subir o bajar. Aspectos a evaluar:  Temores edípicos  Sentimientos homosexuales 122
    •  Imagen corporal Historia: ¿qué es eso? eso es un hombre bajando de una cuerda parece, pero no sé, parece un hombre de circo pero no le veo como el traje o como si pintara o está huyendo de la casa. Digamos que fue un hombre que como que se escapo. Tema descriptivo Hombre Tema interpretativo Nivel diagnostico bajando de una Hombre escapando de una Establecimiento cuerda. situación probablemente. Hombre de circo. Los payasos generan risa en Mostrarse Hombre que huye de casa. lso demas. de la imagen corporal masculina. como una persona agradable para los demas. Escape de situaciones uqe causan malestar psiquico. Cuadro 19. Asociaciones TAT lámina 17VH S2 Lamina 13 HM: un joven está parado con la cabeza inclinada oculta en un brazo, detrás de él se halla la figura de una mujer tendida en la cama. 123
    • Aspectos a evaluar:  Conflictos sexuales tanto en varones como en mujeres  Tendencias orales  Detalles obsesivos- compulsivos Historia: bueno una historia o lo que yo veo aquí. Es una historia digamos que un hombre parece como que hubiera abusado de ella que pasó algo o una discusión o algo, él la mató o algo y cometió un error, parece arrepentido o quien sabe o de pronto se desmayó, pero pues si está arrepentido eso es porque no quería. Parece como una mujer desconocida. ¿y cómo la mató? Yo creo que la ahorcó, claro que la ahorcó, quien sabe porque la mató, la mató porque se llenó de rabia porque ella como que no quería estar con él pues él la abusó y la mató. Tema descriptivo Tema interpretativo Nivel diagnostico Hombre que comete abuso Hombre que hace su vluntad Mecanismo de defensa de sexual. ante las situaciones. racionalización. Sepresentan discusiones con La pareja no quiso acceder El abuso sexual y la muerte la pareja. sexualmente a el. como imagen de autoridad. Muestra de arrepentimiento Relacionado ante el abuso. experiencias de con las comercio sexual del sujeto. Cuadro 20. Asociaciones TAT lámina 13VH S2 124
    • ANEXO 3 Rejillas de presentación de resultados. Se presentan a continuación una aproximación a los resultados obtenidos en cada una de las categorías de análisis y subcategorías, a partir de la aplicación de la entrevista semiestructurada, las láminas de test TAT y prueba de dibujo de la figura humana; en cada una de las categorías de análisis y subcategorías, que se plantearon como unidad de análisis para definir una posible relación entre sujetos de estudios y el proceso de construcción de la identidad travesti de estos. Es así como la información es presentada en forma de rejillas, debido a que estas facilitan la organización de los datos, y así con cada uno de los indicadores presentes, se permite que la comparación de cada tabla sea un proceso sencillo y pueda seleccionarse la información de manera inmediata. Podría decirse entonces que los resultados enseñados hacen parte de una comprensión conceptual plasmada durante el desarrollo de la exploración y la elaboración de la tesis. Cabe decir que la información que esta en las rejillas corresponde a lo mas textual de los datos arrojados por cada sujeto, con respecto a las entrevistas y las pruebas proyectivas, como se dijo anteriormente en relacion con las categorías. 125
    • Cuadro 21 . Presentación de Resultados SUJETO S1 CATEGORIA DE INDICADOR Entrevista TAT DFH ANALISIS Representación En la infancia Da cuenta de algunos No hay elementos para No hay elementos para de las relaciones (padres, pares, sentimientos, emociones, analizar en esta categoría. analizar en esta de referencia hermanos) conductas que reflejan identidad, categoría similitud o semejanza con alguien o algo. - Pues más que todo yo mantenía con mi mamá, siempre iba y me llevaba a la escuela-.Cuando jugaba con mis amigos, jugábamos a ponernos vestidos y ahí comencé a vestirme de mujer-.ninguna duda, quería hacer el papel de saber qué era tener marido, el papel de qué era levantarse en la madrugada a hacer de comer para que llevara de trabajo, quería vivir una experiencia como una ama de 126
    • casa-. En la Menciona cambios corporales a No hay elementos para Alex tiene 18 años, ¿en adolescencia priori, posterior a ello se observa analizar en esta categoría el sujeto podriamos (padres, pares) que le atribuye mayor importancia pnesar de uqe hay al comportamiento y la apariencia fjaciones o añoranzas física de sus amigas, manifestando respecto a esta epoca de el ideal de tener un cuerpo como el la vida?. de ellas, mas elaborado y femenino. –Entre nosotras jugábamos a vestirnos de mujer, y así comencé a vestirme de mujeryo empecé mis cambios a los 14 años, me maquillaba un poquito, a veces me vestía pero seguía de niño, fue con la muerte de mi mamá que hice el cambio totalluego ya empezaron las cirugías, ponerse la cola, dejarse crecer el cabello, las uñas, el maquillaje, entre nosotras hay mucha competencia, mis amigas todas 127
    • son muy bonitas y femeninas, parecen muy mujeres, cualquiera se confunde, toca ser la mejor, a mi me falta operarme lo senosesto nos hce pensar sobre una sposible competitividad, vista desde los atributos fisicosy femeninos de cada sujeto. Representación Esquema Los cambios del esquema corporal No hay elementos para El sujeto refiere a una de si Mismo en corporal del sujeto aparecen referidos como analizar en esta categoría. figura masculina en el relación con la lentos, sin embargo, el colocarse dibujo, Alex se ve muy Imagen ropas de mujer después de la niño, es un niño, esto corporal. muerte de la madre aparece como podria ser un indicio de hecho determinante en toda su identificacioncon la transformación. Los demás epoca de la niñez, donde cambios de la anatomía del cuerpo probablemente su aparecen ligados inicialmente a la vivencia personal al vivencia de un cuerpo infantil. momento no venia Cuando iniciaste tus primeras acompañada de experiencias sexuales en que conflictos o etapa de tu transformación transformaciones, en 128
    • seguías: - no pues yo seguía igual, pocas palabreas; era de vez en cuando me vestía de mas fácil. mujer pero me veía muy niño. No tengo senos todavía-. Imagen corporal Hace referencia, aunque no de Lamina 20: no logra Proyecta una imagen manera constante, a la identificar de ningún sexo atractiva para el transformación de su cuerpo, al personaje de la lámina, personaje del dibujo, aludiendo a que su cuerpo no ha solo menciona que se coincidiendo con la cambiado lo suficiente para verse trata de una persona. manera en que el mismo femenino, transformaciones que lo se ve, su mejor rasgo es hacen percibir y sentir su cuerpo la cara, el es muy bonito, feminizado. -Mi ex marido me tiene ojos azules, su colaboró para hacerme la cola, con peor rasgo es lo bajito, lo la cola el cuerpo se ve con hace verse menor. caderas, mas de mujer. Todavía no Selena, se da a sí mismo tengo senos. Cuando pueda me los un calificativo de opero y que queden bien grandes-. atractivo ante las figuras masculinas. Su dibujo a pesar de hacer referencia a un persnaje mayor de edad muestra 129
    • rasgos infantiles Vivencia Refiere a los sentimientos y Lamina 2: La historia gira No hay elementos para femenina actitudes que tiene hacia la alrededor de un personaje analizar en esta concepción de lo que es una mujer de sexo femenino que categoría femenina, separándola del género viene presentando una masculino, y haciendo énfasis en melancolía muy parecid a ciertos aspectos de la personalidad la de Selena. Es posible cambios físicos propios de una que esta lámina exprese mujer. Por otra parte le atribuye la mas proyectivamente la mayor importancia a las situación por la cual modificaciones corporales o pasaba el sujeto en el cirugías plásticas, siendo esto lo momento. que para el permite alcanzar la felicidad de un travesti que no cuenta con una apariencia física de mujer. – conseguí una pareja, y yo viví con él como una ama de casa, dedicada al hogar- cuando mi mama se murió, a mí me tocó hacer todo lo que hacia ella, hacerme cargo de mi casa, 130
    • mantener pendiente de mi hermanito y mi papá, que la comida, que el aseo, todo - con mi ex, yo pude cumplir el sueño de ser mamá, con la ex mujer de él, ella estaba embarazada, y murió en un enfrentamiento, mientras estaba embarazada, a mi ex le toco ir por el bebé y yo lo he criado, me quedé con él a pesar de que nos separamos, y él me dice mamá, aunque yo le digo que me diga Diego-. Vivencia En la entrevista, los únicos datos Lamina 20. Podemos El personaje se masculina sobre esta categoría refieren a que encontrar una figura encuentra en el no usaba elementos femeninos, masculina ligada a la momento haciéndole como ropa o maquillaje, antes de autoridad y de elevada visita a la novia (hay que los 14 años. importancia (ejercito), tener en cuenta de que posible masculinidad este es de sexo ligada a algo conflictivo o masculino), además usa expresiones que 131
    • mucho trabajo. describen al hombre, como por ejemplo que le personaje es aragan, no hace nada. Elección de Referida a una de las figuras Lamina 2: Vivencia de Identifica al personaje objeto parentales: quería llevar el papel pareja Compleja. – tal vez del DFH, como su pareja de esposa, tener u marido, saber lo discutieron por problemas actual, así que puede que es ser una ama de casa. – sentimentales que tendrán tener elementos Cuando mi mamá murió, yo tuve ellos dos, va derechito a proyectivos y que hacerme cargo de las cosas su house a encerrarse y a representativos de su de mi casa, y eso estaba bien, yo consumirse en su dolor - pareja. me sentía bien, porque así no quedo ningún vacio y mi papa empezó a portarse mejor conmigo Esposible pensarse en una reafirmación del lugar de mujer por parte del padre. Lamina 10: Relación de pareja que puede no ser clara o estar entre la separación y el amor, – es una pareja, pues que te digo, se deben estar abrazando para una despedida o algo – 132
    • Cuadro 22. Presentación de Resultados SUJETO S2 CATEGORIA DE INDICADOR Entrevista TAT DFH ANALISIS Relación de las En la infancia Figura materna y paterna ausente. Lamina 10: refiere a la No hay elementos para referencias (padres, pares, – pues lo único que yo sé es que figura materna analizar en esta significativas hermanos) no tengo mamá o sea, yo no tuve, principalmente, quine categoría yo tengo mi papá pero él nunca ha consuela al personaje vivido conmigo - debido a una desilusión sentimental. Primeras experiencias homosexuales con un par de su Lamina 13V: remite a la misma edad - yo siempre tuve un figura materna como amiguito que vive diagonal y yo iba principal sostén de la mucho a la casa de él, y a mi me familia, “Un niño pobre gustaba el y a mi me gustaba y que no tiene padre y no hacíamos cosas - recibe atención de la madre porque debe cuidar de sus demás hermanos” 133
    • En la Siempre se ha encontrado rodeado Los mismos elementos de No hay elementos para adolescencia de referentes femeninos, - siempre la lamina 10 en cuanto a analizar en esta (padres, pares) he vivido con mi abuela y mis tías – identificaciones con la categoría cuando no me cuidaba mi mamita, figura de los padres. me llevaba donde una tía, cuando mi mamita se fue para Italia me cuido otra tía y así Representación Esquema S2 alude a cambios en el esquema No hay elementos para La parte de su cuerpo de si Mismo en corporal corporal que para él en su analizar en esta categoría. que no le gusta, “pues yo relación con la adolescencia fueron positivos, como a dibuje acá, Imagen corporal. constantemente enaltece y destaca digamos que el cuerpo, la belleza de su cuerpo y rostro y no me gusto el cuerpo”. toma en cuenta las apreciaciones Yo lo dibuje a la carrera, que sus seres queridos hacen del me hubiera gustado más mismo (abuela, tías y amigos) – femenino. Porque siempre me han visto muy gay, el culito parado y el caminadoImagen corporal Pareciera que el sujeto establece Lamina 17VH: esta Su mejor rasgo es la una relación con su esquema lamina evalúa aspectos de cara, su peor rasgo es lo corporal, a pesar de que desea la imagen corporal. – 134
    • tener un cuerpo femenino no parece un hombre de insiste en realizar un cambio circo, no le veo el traje, o brusco, quiere volver a como si pintara o esta recomponerlo de forma masculina. huyendo de casa.- Sin embargo, permite pensarse que su cuerpo feminizado es una herramienta de comunicación y mediador de relaciones bajito, lo chaparrito. El mejor rasgo de ella son los ojos y el cabello, porque los ojos expresan mucho, los de ella son grandes y negritos, bonitos. interpersonales. Sarai logra significar su imagen desde todas las experiencias vividas por medio de su cuerpo, estos significados refieren a aquellos aspectos que permiten cambios en su esquema corporal, lo que cual le atribuyen valor y sentido a su proceso de transformación. – cuando yo me declaré empecé a maquillarme, yo usaba polvos, me depilaba bien las cejas hilito hilito, me echaba lápiz y pestañina y ya, y me ponía busitos, 135
    • pegaditos, me compraba ropa pegadita uno que otro pantalón ajustado.- Representación Vivencia Refiere a sentimientos o creencias Lamina 2: proyecta el Alude al ideal femenino, de lo que “debe” ser una mujer, o momento por el cual esta - es muy tapada, no es relación con la como concibe a una mujer – al atravesando – la alborotada, es juiciosa Vivencia de principio uno travesti lo que quiere muchacha va a estudiar, de pronto piensa en su es ponerse tetas y culo, pero yo pero que es de la vida de futuro - tomaba hormonas, yo tomaba esta chica? Para donde pastillas y mantenía inyectándome va? Pues se ve como también – de una empecé a notar distraída, muy elevada, cambios, al mes me salieron los muy pensativa, esta como pezones – yo me disfrace de extrañando algo - travesti y seguí solo como identifica al personaje transformista y salía por la noche como de sexo femenino así vestido, principalmente. Vivencia Sexualidad reprimida, aparentaba Lamina 9VH: grupo de Personaje de 35 años, Masculina ser heterosexual, cuando ya su hombres que trabajan en visualmente muy circulo social sabia sobre sus construcción y están masculino, con actitudes preferencias sexuales - yo siempre ebrios, el deber masculino masculinas, es de Si mismo en femenina Genero 136
    • me sentía mal porque la gente me al parecer se relaciona independiente, sale con decía que si me gustaban los con la ingesta de alcohol, amigas y le gusta hombres o las mujeres, entonces tal como lo expresa en la tomarse unas copas. mi mamita siempre me llevaba al sección del DFH. psicólogo, porque le decían que yo estaba mal, yo decía que me gustaban las mujeres, pero yo sabia que me gustaban los hombres. - Lamina 20: identificación con el rol de genero masculino, suscita figura de autoridad – es como un policía, me parece como digamos un policía de allá de USA- Elección de Refiere experiencias Lamina 13HM: Historia En ambos dibujos refiere objeto homosexuales significativas en su relacionada con el abuso personajes sin pareja y infancia, pero comenta que – pues sexual, posiblemente con dificultades para yo nunca he tenido pareja – yo relacionada con la tener una. busco en una pareja que sea experiencia de comercio varonil, que me quiera como soy, sexual del sujeto, - la bien gay, pero no quiero otra mató porque se lleno de persona que sea femenina - rabia porque ella como que no quería estar con el, 137
    • pues el la abusó y la mató.- 138
    • 139