Porque no queremos nada con multinacionales: juicio ético a Endesa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Porque no queremos nada con multinacionales: juicio ético a Endesa

on

  • 319 views

En el corregimiento de la Jagua, municipio de Garzón – Huila, se realizó la Audiencia ...

En el corregimiento de la Jagua, municipio de Garzón – Huila, se realizó la Audiencia
Energética contra la
Multinacional Emgesa – Endesa, en el marco del
Juicio Ético y Político
contra el despojo de las
multinacionales. Allí
hablamos con Flora
Valenzuela Lozano,
integrante del Comité Por
La Defensa del Río
Magdalena del Municipio

Statistics

Views

Total Views
319
Views on SlideShare
277
Embed Views
42

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

4 Embeds 42

http://cronicasdeldespojo.blogspot.com.es 29
http://cronicasdeldespojo.blogspot.com 9
http://cronicasdeldespojo.blogspot.com.ar 3
http://cronicasdeldespojo.blogspot.mx 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Porque no queremos nada con multinacionales: juicio ético a Endesa Document Transcript

  • 1. "Porque no queremos nada con multinacionales" Publicado el Sábado, 22 Junio 2013 En el corregimiento de la Jagua, municipio de Garzón – Huila, se realizó la Audiencia Energética contra la Multinacional Emgesa – Endesa, en el marco del Juicio Ético y Político contra el despojo de las multinacionales. Allí hablamos con Flora Valenzuela Lozano, integrante del Comité Por La Defensa del Río Magdalena del Municipio Colombia Informa: ¿Cuál es la problemática en el municipio de Oporapa? Flora Valenzuela: Oporapa es uno de los afectados por el Plan de Aprovechamiento del Río Magdalena, porque en nuestro municipio también se piensa o se tiene planeado realizar una represa que se va a llamar el Guineo, entonces eso nos afecta, porque el municipio tiene su producción o su nivel económico es netamente agrícola, nosotros producimos café especial; en menor escala está el cacao, el frijol, el maíz, nuestro principal renglón es el café. A raíz de otras experiencias, esto nos afecta mucho ya que se dice que esto afectaría los pisos térmicos y que entraría a tener problemas lo que es el café, ya estamos viviendo veranos muy extensos, que incluso hacen mella, y también inviernos muy largos, con mucha lluvia que hay deslizamiento de tierra y el sedimento se está yendo de la tierra, todos los nutrientes de la misma, entonces eso nos afecta muchísimo. También nos vemos afectados a nivel de municipio, porque no es solamente la (represa) de Oporapa sino también la del Quimbo, la de La Plata, son nueve que se tienen planeadas, eso también nos afecta porque incluso si hacen una nada más, eso entraría a repercutir en todo el municipio y no estaríamos erróneos que incluso a nivel mundial. Colombia Informa: ¿Qué acciones de resistencia han hecho en contra de estas multinacionales?
  • 2. F.V.: Desde que nosotros nos organizamos en el año 2012 en el mes de agosto hemos hecho plantones en el pueblo, marchas, hemos asistido a foros a otros municipios como Pitalito, San Agustín, Garzón, hemos estado en la Semana de la Indignación, articulado con organizaciones de carácter local, regional, nacional e internacional para todo lo que tiene que ver con esto de las represas y enterarnos de cuáles serían las afectaciones que tienen realmente en nuestro territorio, no hemos dejado entrar (a las multinacionales), al inicio ellos entraron a hacer mediciones, ahora si ellos quieren volver a ingresar por otra parte del municipio la gente sabe y no queremos que ingresen, ni siquiera que vuelvan a tomar mediciones ni a que nos digan nada porque no queremos nada con multinacionales, no queremos represas no queremos minería, no queremos eso. Eso es el proceso de resistencia, incluso estamos en formación con una organización que se llama Red Proyecto Sur, que nos hace un acompañamiento, articulamos con el Coordinador Nacional Agrario, el Congreso de los Pueblos, con Defensores y Defensoras del Macizo Colombiano de San Agustín, Rescatadores del Macizo de Isnos, articulamos con gente de la Plata y estamos visitando otros municipios aledaños como Saladoblanco, Elias, para que dentro de sus municipios también se organicen y pues nos acompañen en todo lo que es el movimiento social. C.I: ¿Cómo ve el panorama con nueve represas en el departamento del Huila? F.V: Pues imagínate, CATASTRÓFICO, no es nada alentador, porque el Huila es agrícola, eso afecta los terrenos, afecta a muchas familias que viven de la pesca, que lo tienen como su sustento diario, porque nosotros tenemos la pesca artesanal todavía, entonces a nivel económico, yo digo que si dado el caso que las tierras quedarán funcionando para algo la transición a otro cultivo que no sea el café o que no sea el cacao, cosas que ya sabemos cultivar va a ser
  • 3. devastadora, no puedo expresar lo que se me viene, digamos en imágenes que pasaría a un agricultor, estoy hablando de un agricultor joven, que se deprime, que entraría a ensayo y error que producto me sirve, que no, mientras tanto de que voy a vivir o que sustento ahora imagínese usted una persona de cincuenta años que ya no tiene las mismas energías que de pronto tiene un persona joven, si, y que tiene también una familia al lado que mantener. C.I: ¿Y en la parte social? F.V: El cambio de vocación sería muy trágico, porque imagínate alguien que está acostumbrado a cultivar, que se ponga a excavar para encontrar coltán, lo van a utilizar por un tiempo y eso sería un x número de personas y el resto qué, mientras tanto ¿se quedarán en el parque en pantalonetas? Va a haber un desorden, creo que va a haber delincuencia, va a haber prostitución, como hemos visto en casos a nivel internacional, como en San Juan, en Argentina, que lo único que han dejado la explotación sobre todo de los Andes es mucha prostitución las mujeres tienen que venderse, para adquirir el sustento. Entonces a nivel social sería el desintegro de la familia, delincuencia. C.I: ¿Dónde estamos y qué actividad se está realizando en estos momentos? F.V: Estamos en lo que tiene que ver con el Juicio Ético y Político a las Multinacionales, estamos en el municipio de Garzón, en una zona que se llama La Jagua, en una de las fincas que han tomado las personas desplazadas por el proyecto hidroeléctrico El Quimbo, entonces estamos todos recogiendo denuncias y evidencias propias de estos casos. En estos momentos en el Huila tenemos el caso tipo que es El Quimbo, con la multinacional Emgesa – Endesa y también contándonos nuestras experiencias, siendo participes de estos procesos y haciendo el acompañamiento, como les decía, si se construye El Quimbo también nos afecta, a Oporapa le afecta, le afecta a San Agustín, le afecta a todo el Huila. Creemos que es deber estar acompañándolos pues nos sentimos identificados, no queremos
  • 4. vivir una realidad que ellos están viviendo. A nosotros solamente han ido a hacer mediciones, pero no queremos llegar hasta estas instancias, que me despojen y estar en ese corre corre con mi familia y en la inseguridad de no tener un techo o alimento. C.I: ¿Qué es el Juicio Ético y cuál es su importancia? F.V: Para mí el Juicio Ético es, yo, como ciudadana, no solo de Colombia sino del Mundo, entro a participar en este proceso de crear un mejor planeta, mi contribución como ser humano a nivel de testimonio, a nivel de proceso, para adelantar algo que va en contra de la misma humanidad, en contra de la vida misma, en toda su extensión, porque no es solamente la vida humana, ahí viene la vida de la flora, la vida de la fauna y otras cantidad de especies que yo en estos momentos no te sabría decir y que no conozco porque no soy científica (risas), pero que entraría también a perjudicar y que estando en este ecosistema, viven y permanecen en equilibrio, si entra una multinacional como Emgesa, con una hidroeléctrica, pues entra ya a haber un malestar dentro del ecosistema. Entonces el Juicio para mí es eso, es como yo como ciudadana le puedo dar una sanción, haciendo mi deber de soberanía en el territorio, entonces yo como juez, puedo impartir eso, una sanción, un dictamen, una sentencia a una multinacional que entra a perjudicarnos.