México: Se desata violencia antizapatista en Chiapas

186 views
113 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
186
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
42
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

México: Se desata violencia antizapatista en Chiapas

  1. 1. México: Se desata violencia antizapatista en ChiapasEnviado por ewituri el Jue, 05/02/2013.(Por Hermann Bellinghausen)Desinformémonos, San Cristóbal de las Casas, Chiapas., 29 de abril.-Dos hechos violentos contra zapatistas y prozapatistas marcaron estasemana en Chiapas, estado en el que fue asesinado un dirigentecampesino adherente a la Sexta Declaración; y, al mismo tiempo,toda una comunidad es amenazada de desalojo, muerte y violación.Soplan vientos alarmantes de violencia política antizapatista en laregión tzeltal de Chilón, donde el gobierno oficial, como el del estado,pertenece al Partido Verde Ecologista (PVEM), en caso de que esosignifique algo.En el ejido San Marcos Avilés, individuos identificados con losdiferentes partidos políticos (que por acá siempre comienzan, yterminan, por oler a PRI) han escalado su hostilidad, de por sísostenida desde hace más de dos años, contra las familias zapatistasde la comunidad.Lo mismo con amenazas reiteradas de muerte y violación, que robos,envenenamiento del agua y de los animales domésticos, amagos conarma de fuego, destrucción de parcelas y el riesgo de ser desplazadosviolentamente, como ya ocurrió en 2010.Y entonces, sin aparente explicación, el conocido dirigente de losadherentes de la Sexta en el ejido San Sebastián Bachajón, tambiénen Chilón, Juan Vázquez Guzmán, es asesinado de cinco certerosbalazos a la puerta de su casa por personas no identificadas queluego abordaron un vehículo rojo y se perdieron en las carreteras dela impunidad chiapaneca. Esto, la noche el miércoles 24, a las 23horas.En el ejido Jotolá, vecino de San Sebastián Bachajón, las familiasadherentes de la Sexta están amenazadas con ser pronto despojadas
  2. 2. de sus tierras por el grupo oficialista, con antecedentes penales, de lamisma comunidad.La señal de alarma, que llevaba zumbando varias semanas, sonófuerte el sábado 20 de abril cuando la Junta de Buen Gobierno delEZLN, en el caracol de Oventik, emitió un comunicado que detallabauna veintena de incidentes de agresión, algunos graves, en SanMarcos Avilés, este año y los dos anteriores.Ese mismo día llegó a San Marcos una misión civil de la Red por laPaz en Chiapas, compuesta por 10 centro de derechos humanos yorganismos independientes, para realizar una observación directa decarácter humanitario.Esa noche, los grupos oficialistas del PRI, PVEM y PRD amagaron conexpulsar a los observadores y despojarlos de sus vehículos, “aunquehaya sangre”. No obstante, la Caravana Civil de Observación cumpliósu cometido el domingo 21, y el jueves 25 dio a conocer su reporte,que confirmaba, con vívidos testimonios de las mujeres zapatistas delejido, lo denunciado por la JBG.Apenas unas horas antes habían asesinado a Juan Vázquez, firmedefensor del territorio de su pueblo contra el avasallamientogubernamental, a favor de la explotación turística de las cascadas deAgua Azul, en el municipio de Tumbalá, contiguas a San SebastiánBachajón.Las nuevas denuncias en San Marcos Avilés tienen un denominadorcomún con todas las anteriores: se trata de los mismos autoresmateriales. Sus nombres están detrás de cada agresión. Que se sepa,ninguno ha sido investigado. Más bien lo contrario, trabajan hombrocon hombro con la alcaldía de Chilón y desde hace varios años con elrespaldo directo del gobierno estatal, con una persistencia yatransexenal.La JBG de Oventic “culpa directamente” a Lorenzo Ruiz Gómez yErnesto López Núñez, así como a los hijos del primero, Sócrates eIsmael Ruiz Núñez. También los prístas José Cruz Hernández,Santiago Cruz Díaz, Vicente Ruiz López, Manuel Vázquez Gómez yJosé Hernández Méndez.Además de los “verdes” Rubén Martínez Vásquez, Manuel Díaz Ruiz,Víctor Núñez Martínez, Víctor Díaz Sánchez y otras 30 personas.Estos agresores “no dejan vivir en paz” a las bases zapatistas, que yafueron desalojadas temporalmente en 2010.La JBG recuerda que ha denunciado “los actos vergonzosos de estaspersonas partidistas” que provocan problemas entre indígenas de la
  3. 3. misma comunidad, organizados por los gobernadores Juan SabinesGuerrero y Manuel Velasco Coello”. Y apunta: “La respuesta anuestras denuncias ha sido de groserías, burlas y más amenazas”.El comunicado detalla más de 20 agresiones contra las familiaszapatistas desde julio de 2011 hasta el pasado 18 de abril, cuando unzapatista fue despojado de un predio por el edil de Chilón, quien“mandó un tractor para aplanar un solar de 32 por 25 metrospropiedad de Javier Ruiz Cruz.Y así empezó a trabajar, resguardado por 120 personas de losdiferentes partidos” el 17 de abril. “Nuestro compañero no pudohacer nada para defender su propiedad”. Antes, el pasado 29 deenero, Ruiz Cruz había informado a la JBG que el terreno, a orillas deuna laguna, “fue cercada por los agresores”, entre “rumores de quese trata de la construcción de un campamento militar”.Desde 2011 no han cesado amenazas ni hostigamientos,“encabezados” habitualmente por el policía municipal y militante delPVEM Lorenzo Ruíz Gómez. La JBG relata diversas agresiones contralas familias autónomas. Ya en marzo de 2012, el priísta ErnestoLópez Núñez alardeaba “que los de su partido tienen un nuevo plan”para desalojar a los zapatistas, y que habría una “segunda etapa paraquitarles sus derechos”.El 3 de marzo de este año, “agresores y autoridades del PVEM sereunieron con el principal cabecilla” (el mencionado Ruiz Gómez),quien habría dicho “que no hay otra forma que asesinar a los hijos denuestros compañeros” y después pidió a sus cómplices “que asesinena Juan Velasco Aguilar y a los demás zapatistas”; sus correligionarios,según la JBG, se dijeron “listos” para hacerlo y que tienen “suficientesarmas”.
  4. 4. «»La Red por la Paz informa.- La Red por la Paz en Chiapas sostuvodías después: “La fuente de la agresión principal es el despojo de lastierras laborables de las bases zapatistas por parte de miembros delos partidos PRI, PVEM y PRD”.El informe privilegia los testimonios de las mujeres del EZLN de SanMarcos Avilés, quienes se dijeron hostigadas constantemente por lospartidistas: “Dicen que si salimos solas nos van a violar. Hace dosaños murió mi hija de 10 años por tristeza, porque le dijeron muchasveces que la iban a violar”, dijo una.Niños y niñas “preguntan constantemente porqué no pueden salir ajugar, y sienten la preocupación de sus padres”. Las consecuenciaspsicológicas “son fuertes”, sostiene el informe. Según otro testimonio,“ya no dormimos por el riesgo”. La discriminación y la exclusióncontra los zapatistas “es marcada”, y las provocaciones “constantes”.Se documentaron diversas amenazas de muerte. “Por ejemplo, el 27de marzo autoridades ejidales y municipales se reunieron en un lugarprivado para compartir información sobre un hombre zapatista ydecidir si lo matarían. Acordaron que una vez ejecutado, harían lomismo con las demás bases del EZLN”.Posteriormente, la misión civil se entrevistó con autoridades oficiales,aunque el edil verde Leonardo Rafael Guirao Aguilar tuvo el tino deno presentarse. Los observadores hablaron no obstante con eldelegado de Gobierno Nabor Orozco Ferrer, el síndico FranciscoGuzmán Aguilar y otros funcionarios municipales.Ante la documentación de las violaciones a los derechos humanos, elsíndico “reconoció el desplazamiento y el despojo de tierras de lasbases del EZLN desde 2010, comentando que ‘lo que sí es cierto esque los zapatistas compraron tierras, pero se las volvieron a quitarporque no pagan predial, luz ni agua’, pero negó la existencia de unasituación de violencia en la actualidad”.El delegado de Gobierno admitió “que existen intereses políticosdetrás de estos sucesos por parte de algunas personas que podríanestar provocando la conflictividad”. La misión detectó “precariedadalimentaria” en las familias del EZLN, y el “riesgo inminente” de undesplazamiento forzado por acción de los pobladores que se dicenafiliados al PRI, PVEM y PRD.Con su informe, la Red por la Paz expuso con claridad al gobierno “lagravedad y urgencia de la situación” y le demandó “accionesinmediatas para evitar daños irreparables a la vida e integridadpersonal de los indígenas pertenecientes al EZLN”.
  5. 5. «»Desde agosto de 2010.- El inicio de la desventura de la comunidadzapatista San Marcos Avilés fue el establecimiento de la escuelaEmiliano Zapata, parte del Sistema Autónomo Educativo Zapatista, enagosto de 2010. Los oficialistas desataron una hostilidad ya latente, ya las pocas semanas las familias zapatistas debieron refugiarse en lasmontañas durante 33 días. Al regresar, encontraron sus casas ysembradíos saqueados y destruidos.Las amenazas de expulsión y de muerte alcanzaron proporcionesalarmantes en junio de 2011, fecha en la que ya el Centro deDerechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) señalaba laresponsabilidad del Estado por omisión en estas agresiones, ya quelas autoridades no han actuado para garantizar la integridad yseguridad de las bases zapatistas y el acceso a la tierra.Ello, a pesar de las denuncias de la junta de buen gobierno (JBG) deOventik y las varias intervenciones enviadas por el propio Frayba algobierno de Chiapas. El organismo, que preside el obispo Raúl Vera,demanda desde entonces el cese de las amenazas de muerte, elhostigamiento y el despojo contra las bases de apoyo del EZLN porintegrantes de los partidos políticos del ejido.Así como proteger y garantizar su vida y seguridad, respetando suproceso autonómico, que vienen construyendo hace años, en elmarco del derecho a la libre determinación de los pueblos,sancionado por la OIT, la ONU y firmado por el Estado mexicano.Las 170 personas desplazadas de San Marcos Avilés el 9 deseptiembre de 2010, regresaron el 12 de octubre de ese año. Enaquella ocasión, la JBG de Oventik responsabilizó al gobierno estatalde cualquier nueva agresión contra sus compañeros, quienes eran yson perseguidos por practicar la autonomía de manera pacífica.En septiembre de 2010, la junta denunció que 30 personas del ejido,integrantes de los mencionados partidos, encabezadas por LorenzoRuiz Gómez y Vicente Ruiz López, habían irrumpido violentamente,con palos, machetes y armas de fuego, en las casas de los zapatistas,donde intentaron violar a dos mujeres, que lograron escapar.Para no responder a la agresión, las bases zapatistas se refugiaron enel monte. Después de 33 días de desplazamiento forzado, sinalimentos y desprotegidos, retornaron a sus casas. El Fraybadocumentó entonces que las viviendas de los desplazados habían sidosaqueadas de todas sus pertenencias, incluyendo cosechas de maíz yfrijol. Sus cultivos, cafetales y árboles frutales fueron destruidos, yrobados sus animales de corral.
  6. 6. Desde entonces, el centro ha informado en varias ocasiones a lasautoridades sobre la situación en San Marcos Avilés, a fin de solicitarel cumplimiento en su obligación de garantizar la integridad yseguridad de los habitantes, y buscar una solución al conflicto. Pese aesto, no hubo respuesta del gobierno.Aun cuando la población desplazada decidió retornar, el Frayba haseguido documentando amenazas persistentes y cotidianas en lacomunidad, y sostiene que hay un riesgo de desplazamiento forzado.El 6 de abril de 2012 se instaló en el ejido un campamento civil por lapaz, cuyos observadores civiles también fueron amenazados, algo sinprecedente, que habla del escalamiento de las agresiones contra lasbases zapatistas.Más adelante, en agosto del año pasado, nuevamente las bases deapoyo zapatistas denunciaron que se estaría planificando un nuevodesalojo en su contra. Los partidistas se la pasaban en asambleasextraordinarias para discutir estos asuntos, e incluso hicieron públicoel plan de desalojo violento.La comunidad agredida reportó que estos partidistas estabantratando de conseguir a más personas en las comunidades dePantelhó, Corralito y La Providencia para ayudarles en realizar eldesalojo.Los indígenas en resistencia y perseguidos, unas 200 personas,compraron el terreno hace 13 años y poseen la escritura. Sinembargo, igual que en todo el territorio zapatista, esto no detiene alos gobiernos y siguen entregándole la tierra a otros a cambio deldesplazamiento forzado de lo que más temen los de arriba: un buenejemplo.
  7. 7. http://desinformemonos.org/2013/04/se-desata-violencia-antizapatista-en-chiapas/•

×