Your SlideShare is downloading. ×
Modificacionl ley tierras indigenas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Modificacionl ley tierras indigenas

156
views

Published on

Published in: News & Politics

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
156
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Intentos de parlamentarios por modificar Ley Indígenasobre terrenos es una grave transgresión de derechosAnálisis realizado por equipo jurídico de la Fundación InstitutoIndígena sobre propuesta parlamentaria encabezada por elDiputado René Manuel García y de todos los diputados de la regiónde la Araucanía, en orden a modificar la Ley Indígena respecto alas limitaciones de los terrenos indígenas, ello con el fin deenajenarlas a terceros particulares con la finalidad de que elterreno enajenado sea de uso exclusivo para la construcción deviviendas sociales e infraestructura asociada.20 October, 2012Dicha moción que modifica a la ley 19253, llamada ley indígena, enprimer lugar transgrede desde ya, el convenio 169 de la OIT,tratado de derechos humanos que se encuentra actualmenteplenamente vigente en nuestro país, y que forma parte del bloquede constitucionalidad de la Constitución Política de la República, enese sentido, forma parte de la Constitución material, con plenavalidez y eficacia jurídica, de ese modo, deben ser respetados ypromoverlos, como asimismo protegerlos a través de un conjuntode garantías constitucionales destinadas al pleno respecto dedichos derechos asegurados.En específico la modificación legal, promovida por los diputados dela región, respecto a la enajenación de terrenos indígenas, a fin deque el terreno enajenado sea utilizado para la construcción deviviendas sociales, infringe el derecho que tienen los pueblosindígenas a ser consultados cada vez que se provean medidaslegislativas que afecta directamente. Es indudable que la medidapromovida por los diputados de nuestra región, debe serconsultada bajo el estándar mínimo indicado por Relator Especialde Naciones Unidas para los pueblos indígenas James Anaya, esto
  • 2. es, de buena fe, es decir, desarrollarse conforme un procedimientoque genere confianza entre las partes; flexible, para asegurar laefectiva participación de los pueblos indígenas; de carácter previo,esto es en las primeras etapas de la medida legislativa que seimpulsa e informada, traducida al lenguaje del pueblo indígena,todo ello con el fin de generar el consentimiento.Lo anterior va de la misma línea con lo que expresa el artículo 17del Convenio 169, que señala: “deberá consultarse a los pueblosinteresados siempre que se considere su capacidad de enajenarsus tierras o de transmitir de otra forma sus derechos sobre estastierras fuera de la comunidad”.El artículo 17 del Convenio 169 de la OIT, es del vital importanciapara la protección de las tierras indígenas, y que es afectado enconsideración con la medida legislativa impulsada por losparlamentarios de la región, considerando que para los pueblosindígenas la tierra es la base fundamental para garantizar lacontinuidad y existencia perdurable en el tiempo de un puebloindígena, más aun, teniendo en cuenta los factores físicos,culturales, y los valores espirituales se encuentran, en relación conlas tierras o el territorio que tradicionalmente ocupan o que seposee. Esta relación única puede expresarse en la existencia desitios sagrados o ceremoniales, asentamientos, cultivos, terrenoscultivables, etc., por lo que antes de proceder con una medidalegislativa que afecte las tierras indígenas, el Estado tiene laobligación de consultar a los pueblos indígenas, sobre el alcance eimplicancias respecto de estas medidas.La moción de reforma sobre enajenación de tierras indígenasreguladas en la ley 19.253, que los Diputados de la región haningresado a la Comisión de Vivienda de la Cámara, no ha sidoconsultada a los pueblos indígenas, derecho consagrado en elartículo 6 de la OIT, y menos se le ha garantizado su participación,más aun, si su finalidad sea para la construcción de viviendassociales, ello abre temerariamente el camino que las tierrasindígenas adquiridas por particulares pierdan la calidad de tal, ysalgan del patrimonio de un indígena.Las compras realizadas con Fondos de la Corporación Nacional deDesarrollo Indígena, ya sea vía por el articulo 20 letra a) y b) de laley indígena, que busca aumentar precisamente el patrimonio, elsustento cultural e espiritual del mismo pueblo.Cabe recordar que antiguos procesos, cuando existía la libertad deadquisición de los terrenos indígenas, existió varias artimañasfraudulentas que afectaron el patrimonio de un indígena, como sonlos contratos simulados de arrendamientos a 99 años, cuyaposesión generalmente quedaba en manos de particulares noindígenas las usurpaciones, las ventas a precios irrisorios, etc.
  • 3. El espíritu de creación de la ley indígena es la protección de losterrenos indígenas, así lo da a entender el Párrafo “De laprotección de las tierras indígenas”, el dada la gran cantidad deprohibiciones que ostenta y que lo señala el artículo 13 que señalaque” Las tierras a que se refiere el articulo precedente por exigirloel interés nacional, gozarán de la protección de esta ley y nopodrán ser enajenadas, embargadas, gravadas ni adquiridas porprescripción, salvo entre comunidades o personas indígenas.”Por último, el país está en vías de desarrollo, ello en busca de unproceso de modernización, de liberación económica, y de la librecirculación de todo tipos de bienes, siendo uno de ellos, losterrenos indígenas, por lo que buscan eliminar restricciones deprotección jurídica que imperan sobre dichas tierras, para asíliberarlas al mercado a fin de puedan ser adquiridas porparticulares a un precio ínfimo, lo que produciría un proceso dereduccionismo de superficie de terrenos en manos de los pueblosindígenas, quedando en el peligro latente de ir perdiendo su culturay espiritualidad en el tiempo.En síntesis, es dable afirmar que la propuesta es contraria aderecho, tanto porque permite derogar la normativa interna,desconociendo el sentido que para los indígenas tiene la tierra, lacual ha justificado la lucha que por años se viene sosteniendo yque fue plasmada en la propia ley 19.253, que reconoce la especialrelación tierra – pueblo originario.Por demás es contraria a lo dispuesto en el ánimo de dicha normay el sentido del convenio 169 de la OIT que previa constancia delos abusos y la lucha histórica de los pueblos indígena, han previstola ampliación de sus tierras mediante reconocimiento de la caridadde tal a aquellas en posesión y sin título dominio propiamente tal,inclusive reconociendo la especial relación con un conceptosuperior o si se quiere más comprensivo del habitad, del entorno ysus elementos como lo es el territorio, que comprende también latierra.Por último estimamos que la propuesta es contraria a laConstitución, toda vez que en su articulado establece como deberdel Estado y la sociedad, la búsqueda del más amplio desarrollo dela persona, inclusive de su aspecto espiritual que centra el sermapuche- indígena en la tierra como fundamento de su existenciacultural, ergo, sin aquel elemento central, no puede persistir lacultura, en consecuencia desaparece con ello parte significativa delpatrimonio cultural de la nación.De esta forma, la propuesta señalada contraría la obligación estatalde promoción y resguardo del patrimonio cultural de la nación,toda vez que con propuestas legislativas como la comentadadesconoce la esencia de los pueblos indígenas de chile y niega loseñalado expresamente en el nº 10 del artículo 19 CPR y 7 inc.
  • 4. Firma de la ley 19.253 el que reconoce la cultura indígena comoparte del patrimonio cultural de la nación.Equipo Jurídico Fundación Instituto Indígena de Temuco