La historia del grupo de vecinos que ha detenido a Monsanto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La historia del grupo de vecinos que ha detenido a Monsanto

on

  • 135 views

La vida de Gastón Mazzalay y Esther Quispe, así como la de cientos de personas oriundas de la ciudad Malvinas Argentinas en Córdoba, cambió radicalmente desde que se enteraron, por voz de la ...

La vida de Gastón Mazzalay y Esther Quispe, así como la de cientos de personas oriundas de la ciudad Malvinas Argentinas en Córdoba, cambió radicalmente desde que se enteraron, por voz de la propia Presidente Cristina Fernández de Kirchner, de la instalación en su ciudad de la Planta de Monsanto de Acondicionamiento de Semillas Transgénicas más grande de Latinoamérica.

Statistics

Views

Total Views
135
Views on SlideShare
82
Embed Views
53

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

7 Embeds 53

http://cronicasdeldespojo.blogspot.com.es 26
http://cronicasdeldespojo.blogspot.com 18
http://cronicasdeldespojo.blogspot.com.ar 3
http://cronicasdeldespojo.blogspot.in 2
http://cronicasdeldespojo.blogspot.com.br 2
http://cronicasdeldespojo.blogspot.de 1
http://cronicasdeldespojo.blogspot.mx 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La historia del grupo de vecinos que ha detenido a Monsanto La historia del grupo de vecinos que ha detenido a Monsanto Document Transcript

  • La historia del grupo de vecinos que ha detenido a Monsanto. La vida de Gastón Mazzalay y Esther Quispe, así como la de cientos de personas oriundas de la ciudad Malvinas Argentinas en Córdoba, cambió radicalmente desde que se enteraron, por voz de la propia Presidente Cristina Fernández de Kirchner, de la instalación en su ciudad de la Planta de Monsanto de Acondicionamiento de Semillas Transgénicas más grande de Latinoamérica. martes, 8 de abril de 2014 Fuente: eco conciencia activa “Nos enteramos como la mayoría de los vecinos, cuando la presidenta lo anunció en Nueva York, como una gran fuente de trabajo para la localidad de Malvinas Argentinas. Y empezamos a preguntarnos qué es esto de Monsanto, porque era la primera vez que escuchaba esta palabra”, cuenta Esther. Motivada por la necesidad de garantizar su bienestar y el de sus seres queridos, Esther empezó a formarse e informarse sobre las implicaciones de la llegada de Monsanto a su ciudad. Es así como decidió sumarse a la Primera Asamblea de Vecinos Autoconvocados en la que el Presidente de La Fundación para la Defensa del Ambiente -FUNAM-, que tiene status consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, Raúl Montenegro, expuso las amenazas socioambientales que acarrea la instalación de la Planta Industrial de Monsanto a tan sólo 600 metros de la ciudad. Ese día aproximadamente 400 malvinenses escucharon atentamente al Sr. Montenegro y desde entonces lxs más comprometidxs decidieron conformar la Asamblea Malvinas lucha por la Vida. A la lucha de la Asamblea se sumó el grupo Madres del barrio Ituzaingó Anexo, otro grupo de Córdoba que se organizó en contra de
  • las fumigaciones con agroquímicos. Estas madres fueron conocidas en todo el país, por el histórico juicio que, en agosto del 2012, sentenció a un productor agrícola y a un aviador por la realización de fumigaciones ilegales. También lo hizo la Asamblea Socioambiental de Córdoba -CASA- y la Red Médicos de Pueblos Fumigados, entre otras Organizaciones Sociales. Para Medardo Ávila Vázquez, coordinador de la Red Médicos de Pueblos Fumigados “La Planta Industrial de Monsanto y sus cerca de 200 silos de almacenamiento de semillas producirían contaminación aérea porque desprenderían cascarillas de maíz impregnadas de agroquímicos, lo que generaría enfermedades respiratorias, dérmicas y basculares”. Por su parte el Presidente de FUNAM señala que “La planta no puede disociarse de los campos que las sembrarían, ni del uso asociado de plaguicidas y sus efectos. Siendo Monsanto una de las empresas líderes en el mantenimiento del modelo extractivo, es inevitable predecir que una mayor presencia de la corporación agravaría regionalmente los efectos indeseados, esto es, expansión de la superficie cultivada, destrucción de ambientes nativos y sobre todo, más enfermedades y muertes por exposición a bajas dosis de plaguicidas”. EL PEREGRINAJE JURÍDICO El primer ciudadano en conocer la intensión de Monsanto de instalarse en Malvinas Argentinas, es la misma persona que ha defendido a capa y espada a la multinacional. Se trata de Daniel Arzani, el intendente del municipio, quien desde el inicio del conflicto se negó a dialogar con los asambleístas. “Él instaló esta empresa acá, esta fábrica de muerte, sin consultar nada a nadie, vino y la instaló como quien compra un objeto en su casa y lo pone de adorno. Esa fue lo que a muchos vecinos nos dio mucha bronca, porque nos trató de ignorantes, nos ninguneo”, comenta Esther con cierta frustración.
  • Ante la negativa de Arzani, lxs vecinxs de Malvinas Argentinas acudieron al Consejo Deliberante, y lo hicieron tras recolectar la cantidad de firmas necesarias para presentar un Proyecto de Ordenanza el cual pretendía que la decisión de la instalación de Monsanto se sometiera a una consulta popular. Sin embargo el proyecto fue rechazado por unanimidad. Seguramente porque se negaron a aceptar que emitieron la Ordenanza que otorgaba el permiso a la empresa para construir la Mega Plata Industrial de Semillas Transgénicas, sin tener en cuenta que la Ley General del Ambiente (nro. Ley 25.675) estipula necesaria la realización de un estudio de Impacto Ambiental y que la decisión pase por una instancia de consulta popular. Pero lejos de sentirse derrotados, la asamblea Malvinas lucha por la Vida, continuó su periplo en busca de la anhelada justicia. Esta vez lo hicieron presentando un amparo judicial ante un juez de primera instancia y una medida cautelar ante la Sala 2ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba. La decisión de la Cámara del Trabajo fue ordenar la suspensión de los efectos de la ordenanza que daba a la empresa permiso de obra para la primera etapa del proyecto. Sin embargo la dicha duró poco, ya que el Intendente Arzani apeló la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba para que Monsanto siguiera adelante con la construcción. “Aquí hay que hacer hincapié en por qué la Municipalidad de Malvinas Argentinas pone todo el aparato del estado al servicio de la multinacional”, comenta Gastón Mazzalay, joven asambleísta que ha acompañado la lucha de lxs vecinxs desde el comienzo del conflicto. Pero volviendo a la decisión del Tribunal, éste argumentó la invalidez de la cautelar porque supuestamente “se trata de una verosimilitud aparente, que se encuentra construida o apoyada más sobre un imaginario colectivo de amenaza que sobre indicios concretos que permitan colegir dicho riesgo”. Las declaraciones de los vocales evidencian, el absoluto desconocimiento del Principio Precautorio que establece la Ley General del Ambiente, el cual dice que “cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”. “Si bien el Tribunal Superior de Justicia falló a favor de Monsanto, levantando la cautelar, el recurso de amparo sigue en curso y
  • estamos aun esperando que se dicte sentencia. Pero también creemos que el Tribunal Superior ya marcó una línea y no creemos que un juez de primera instancia tome una decisión diferente a la decisión que marcó el Tribunal”, señaló Gastón. “TOMAMOS LAS ENTRADAS A LA PLANTA” Luego de más de un año de asambleas, marchas, y cortes en la ruta nacional 19, la asamblea Malvinas lucha por la Vida decidió emprender junto a las Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, vecinos de Catamarca, Chaco, Santiago del Estero y Traslasierra, una toma pacífica de los accesos del predio donde se edifica la planta. La consigna es simple, exigen que se suspendan las obras hasta que la empresa presente el estudio de Impacto Ambiental y se realice, durante la jornada democrática de octubre, una consulta popular que avale o no la construcción. Aunque las primeras carpas se instalaron el 18 de septiembre, fue el día 20 cuando lxs vecinxs tomaron las dos puertas del predio y restringieron el ingreso de camiones con material a la Planta. La antesala de la toma estuvo enmarcada por el festival “Primavera Sin Monsanto”, que se desarrolló el 19 de septiembre en la ruta A88, frente al lote donde se pretende instalar la multinacional transgénica. La jornada fue el espacio propicio para que organizaciones socioambientales, artistas y bandas musicales, tanto locales como de otras regiones, manifestaran su apoyo total a la expulsión de Monsanto de Malvinas Argentinas. Allí propios y extraños escucharon las voces de protesta de referentes culturales y expertos científicos como el Dr. Andrés Carrasco, investigador y profesor de Embriología, quien en el año 2010 publicó los resultados de un estudio de modelo experimental, que realizó con aves y anfibios a los que sometió a los productos que se usan habitualmente en el agronegocio, encontrando que dichos agrotóxicos producían malformaciones en los animales. “Monsanto puede querer venir a poner una planta y nosotros tenemos el derecho de decir NO, pero ellos no llegaron desde Marte en una
  • nave espacial, ellos entraron a partir de convenios perfectamente estudiados con gobiernos provinciales y el nacional, por lo tanto acá hay una responsabilidad política seria por la adopción de un modelo productivo”, indicó el Dr. Carrasco durante el festival. Otro aporte al debate lo hizo el Dr. Medardo Ávila, Coordinador de La Red de Pueblo Fumigados, quien señaló que “la población rural tiene tasas de cáncer muy altas, en las zonas rurales en Argentina se están muriendo de cáncer una persona cada tres que fallecen, cuando en las ciudades que están lejos de la contaminación con agrotóxicos, muere de cáncer una de cada cinco que fallecen”. Según el Dr. Ávila, se trata de un fenómeno que viene sucediendo en los últimos años a consecuencia de la contaminación que acarrea el modelo productivo transgénico. Cabe recordar que en el 2012 se sembraron en Argentina 23,9 millones de hectáreas de cultivos transgénicos y se arrojaron más de 300 millones de litros de agrotóxicos. Para el asambleísta Gastón Mazzalay “la negativa a la llegada de Monsanto a la ciudad pasa por una cuestión de defender la salud, eso es lo primero que debe reclamar el ser humano, porque sin salud no somos nada. Creemos que Monsanto no sólo afecta la salud de las personas, sino que corrompe gobiernos y daña la salud de la democracia, por eso creemos que es fundamental invertir el tiempo de las personas en este conflicto, porque queremos cambiar el modelo productivo que se está imponiendo desde los gobiernos”. Desde que se inició la toma pacífica a la planta. El acampe ha sido víctima del hostigamiento de trabajadores del sindicato de la UOCRA, quienes mediante violencia física y verbal han intentado en reiteradas ocasiones amedrantar a los asambleístas, ante las cómplices miradas de los efectivos de la Policía de Córdoba que han estado presentes desde el inicio de la toma.
  • La primera represión fuerte como el pasado 30 cuando, en sociedad con el Grupo de Operaciones Especiales de la Policía de Córdoba – ETER-, los policías forcejearon y empujaron a lxs asambleístxs que detenían el ingreso de los camiones, simultáneamente retiraron las gomas y palos que obstaculizaban el ingreso, sin embargo lo camiones no pudieron pasar, porque esta vez la barrera la formaron lxs vecinxs acostado bajo sus llantas. El saldo en esa ocasión fue de 2 detenidos una persona herida con traumatismo de cráneo y mujeres golpeadas. FRENO JURÍDICO Después de la tormenta, vino la calma y con ella la noticia del cese temporal de las obras por decisión de Monsanto. Sin embargo el freno se legalizó el miércoles 8 de enero, día en que se anunció la resolución sobre el amparo presentado en septiembre de 2012. En esa ocasión la Sala Segunda de la Cámara en lo Laboral declaró como arbitraria e inconstitucional la resolución provincial que autorizaba la construcción de la Planta sin la previa aprobación del Estudio de Impacto Ambiental. Sin embargo lxs vecinos de Malvinas Argentinas nunca estuvieron tan cerca de despedir a Monsanto como el el 10 de febrero día que se hizo pública la Resolución de la Secretaría de Ambiente que rechazó el estudio presentado por la multinacional. Para la Comisión Técnica Interdisciplinaria el desarrollo del proceso productivo que llevaría a cabo Monsanto no cumple con los requisitos básicos de gestión integral de residuos. Tras evaluar la documentación presentada por la empresa la Secretaría de Ambiente de Córdoba determinó que “es insuficiente, reiterativa y sin la profundidad técnica”. Por tal motivo, fue decisión de la Secretaría de Ambiente de la Provincia no autorizar el estudio de impacto ambiental presentado por Monsanto, sin embargo la empresa afirmó que elaborará un nuevo estudio.
  • El pueblo malvinense celebró en la plaza la decisión de las autoridades y señalaron que sería un despropósito que la empresa insista con la instalación de la Planta ya que el rechazo popular fue respaldado por las tres Universidades de Córdoba, la Sala Segunda de la Cámara del Trabajo cordobesa y ahora por la Secretaría de Ambiente de la Provincia. REPRESIÓN MÁS MILITARIZACIÓN Con la firme intención de marchar pacíficamente hasta la Municipalidad decenas de vecinos, asambleístas y acampantes se dieron cita el pasado jueves 20 de febrero para pedirle al Intendente Arzani la firma de un Decreto que rechazara definitivamente la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas. La respuesta de la municipalidad ante la legítima protesta fue el vallado del acceso al edificio público, como si al marcar distancia entre los oídos del intendente y las voces de los manifestantes el clamor popular se logra acallar. Según el ECOS Córdoba, medio alternativo que estuvo en el lugar de los hechos “A eso de las 20:45hs, los vecinos lograron retirar las vallas. En ese momento, policía provincial e Infantería empezaron a abrir fuego. También se presentaron fuerzas de civil. Durante treinta minutos aproximadamente, la represión se mantuvo firme. En el transcurso de ese tiempo, hubo más de diez personas heridas, por las balas de goma, gases pimienta, como así también por el impacto de otros elementos contundentes, como piedras y palos.” La más afectada por la represión fue Daniela Pérez, vecina de Malvinas, quien tuvo que ser intervenida quirúrgicamente debido a un coágulo en la
  • cabeza que le provocó el impacto de una piedra arrojada por un policía que vestía de civil. Seguida de la represión vino la militarización de la ciudad y la restricción a la libre circulación de aquellos con D.N.I de domicilio diferente a Malvinas Argentinas. Luego empleados de la Municipalidad y simpatizantes a Arzani se “manifestaron por la paz social” y para que según ellos se vayan “los de afuera” refiriéndose a los ambientalistas que sostienen el acampe. Sin embargo en repetidas ocasiones Arzani ha manifestado su temor ante una posible demanda de Monsanto, ya que él firmó la Ordenanza que permitió el inicio de la obra sin la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental cuestión que, según el Periódico La Voz, Arzani está tratando de resolver estudiando junto a sus abogados “los pasos legales, incluso los que lo habilitarían a cancelar el permiso de construcción de la planta”. Publicado por Mae Londoño Rubio