En su Día Internacional, 5 de septiembre, mujeresindígenas afirman que siguen en lucha contradiscriminaciónConstruyendo la...
individuales, los derechos colectivos exigen del entrecruzamiento devarios factores que dependen unos de otros por ejemplo...
De esta manera podemos decir que los principales obstáculos seencuentran al interior de nuestros Estados, principalmente a...
Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala -CONAVIGUA-,Comité de Unidad Campesina –CUC- Coordinadora Nacional Indígena  ...
proceso de lucha y resistencia y exigencia de sus derechos comomujeres, en diferentes comunidades del país mujeres forman ...
¡Por la dignidad de las mujeres, exigimos derecho a la tierra!       ¡Globalicemos la lucha, Globalicemos la esperanza!   ...
en grave riesgo no solo a nosotras como sujeto colectivo mujer, sinoa Pueblos Indígenas enteros, vistos integralmente.El c...
A pesar de lo anterior, las mujeres indígenas hemos seguidoluchando, generando estrategias de resistencias, consolidandonu...
búsqueda de la identidad que muchos jóvenes experimentarán, yquizás en la conmemoración del Día de la Mujer Indígena comie...
Llanquileo, se convirtió en un referente de su pueblo en el “corazónde Chile”, territorio indígena histórico que desconoce...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

En su día internacional, 5 de septiembre, mujeres indígenas afirman que siguen en lucha contra discriminación

323
-1

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
323
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

En su día internacional, 5 de septiembre, mujeres indígenas afirman que siguen en lucha contra discriminación

  1. 1. En su Día Internacional, 5 de septiembre, mujeresindígenas afirman que siguen en lucha contradiscriminaciónConstruyendo la soberanía de nuestra felicidadMensaje de Tarcila Rivera Zea, presidenta de CHIRAPAQCentro de Culturas Indígenas del Perú, en conmemoración delDía Internacional de la Mujer Indígena.La situación de los derechos de las mujeres indígenas en AméricaLatina se encuentra condicionada por un problema fundamental yestructural: los pueblos indígenas no somos considerados sujetos dederechos y esto lo podemos evidenciar en los diferentes procesos deimplementación de los mecanismos de consulta que se están dandoen la región al amparo del Convenio Nro. 169 de la OIT.Un rápido análisis de este proceso nos muestra que los pueblosindígenas somos considerados un obstáculo para los modelos dedesarrollo basados en el extractivismo, que se vienen practicandodesde siempre, pero que en las últimas décadas han cobrado unnuevo impulso que ha encontrado resistencia en los procesosorganizativos y de autoafirmación indígenas.Ello nos lleva a pensar que se cierra un ciclo y se inicia otro en laúltima década como fruto de la incidencia de las organizacionesindígenas -en especial las mujeres indígenas- en el ámbitointernacional que se traduce en una apropiación de los mecanismosinternacionales a partir de nuestras lógicas, necesidades yproblemática iniciándose procesos de afirmación de derechos.La situación de los derechos de las mujeres indígenas no puede serentendida fuera de este marco, a diferencia de la noción de derechos
  2. 2. individuales, los derechos colectivos exigen del entrecruzamiento devarios factores que dependen unos de otros por ejemplo el deterritorio, lengua y cultura o el de salud, identidad y género etc.Pese a que la región no ha experimentado dramáticamente losembates de la crisis económica en sus cifras macroeconómicas, estono se ha traducido en la mejora de las condiciones sociales yeconómicas de los pueblos indígenas, de cuyos territorios en granmedida procede la riqueza que está manteniendo las economías de laregión.La violencia contra la mujer también tiene rostro indígena, y lainvisibilidad es una de sus dimensiones, pues se tiende a abordar laproblemática de la mujer indígena circunscrito a espacios ruralesaislados. Los pueblos indígenas desde siempre hemos demostradouna alta movilidad geográfica, y en las últimas décadas los cinturonesque se han fortalecido en torno alas grandes urbes son esencialmenteindígenas y son donde se presentan altos índices de criminalidad yviolencia puesta de manifiesto muchas veces en suicidios.En este sentido la construcción de procesos de ejercicios de derechoscomienza a mediados de la década de los 90´ cuando las mujeresindígenas y afrodescendientes coincidimos en condenar el racismo yla discriminación y denunciar las múltiples formas de violencia contralas mujeres indígenas que no se reducía únicamente al ámbito de lossexual y lo doméstico, si no que se ramificaba en muchas otras másque tienen que ver precisamente con nuestra condición de pueblos.De parte de los Estados e hay avances al haber suscrito tratados yconvenios referidos a los derechos de los pueblos indígenas y alconformarse dentro de sus respectivos gobiernos diferentesinstancias referidas a mujeres. No obstante, ponemos estos avancesen condicional, pues como vienen mostrando diferentes organismos ynuestra práctica diaria, la implementación de políticas estructuralesse dan de cara con escases presupuestal, ajustes estructurales deacuerdo a las agendas de los organismos internacionales y en muchoscasos el ampararse en indicadores macro como sucedió en paísescomo Perú que llevaron a la esterilización inconsulta de cientos demujeres indígenas dentro de las políticas de control natal y de luchacontra la pobreza, crímenes que aún están pendientes dejuzgamiento en el fuero internacional.El principal avance en el proceso de ejercicio de nuestros derechos esuna creciente organicidad del movimiento de mujeres indígenas y sutraducción en redes que trascienden lo nacional, configurándose endiferentes instancias de incidencia y participación en el ámbitointernacional.
  3. 3. De esta manera podemos decir que los principales obstáculos seencuentran al interior de nuestros Estados, principalmente al intentartransformar las imágenes y estereotipos que pesan sobre los pueblosindígenas y las mujeres indígenas, el avance de la agroindustria acosta de nuestros territorios, la erosión de las variedades genéticasde nuestra biodiversidad por una parte y por otra la presencia deempresas extractivas que generan violencia, transformación depatrones culturales, explotación sexual entre otros.Desde el Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las AméricasECMIA y el Foro Internacional de Mujeres Indígenas FIMI ha sidopreocupación fundamental el de la violencia y sus ramificaciones.Entre ellas, la creciente militarización de nuestros territorios; por eldesplazamiento y arrinconamiento interno que sufren nuestrascomunidades ente la implantación de megaproyectos; por losconflictos armados; por la intolerancia religiosa y política y por elsaqueo de nuestros recursos naturales, conocimientos y saberes.Las mujeres indígenas venimos construyendo espacios de intercambioy sanación espiritual y física, recuperando y construyendo nuestroderecho a la felicidad sin perder de vista que nuestras luchas son lasde nuestros pueblos y la de la sociedad en su conjunto, nada – desdenuestra concepción- está separado, todo es interdependiente y es poresta razón que las soluciones parte desde nosotras pero para elconjunto de toda la humanidad. En el Día Internacional de la Mujer Indígena
  4. 4. Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala -CONAVIGUA-,Comité de Unidad Campesina –CUC- Coordinadora Nacional Indígena y Campesina -CONIC-Nosotras mujeres indígenas y campesinas de la CLOC Vía Campesinaal rememorar esta fecha expresamos:Hoy miércoles 5 de septiembre se rememora el Día Internacional dela Mujer Indígena en honor a la lucha de Bartolina Sisa mujer Aymaraque se opuso a la dominación y opresión de los conquistadores.En Guatemala las mujeres indígenas y campesinas continuamos enlucha por la triple discriminación que somos víctimas, por nuestroorigen, por nuestro género y por la pobreza que se incrementan enlas comunidades del área rural. Además por la lucha que libramos porla defensa de la madre tierra y el territorio y por los bienes naturalesque nos rodean se ha incrementado la persecución e intimidaciónpara nuestros compañeros y compañeras lideresas.Al mencionar casos concretos de intimidaciones y persecuciones porla defensa de nuestros derechos individuales y colectivos señalamosel caso de las hermanas de San Miguel Ixtahuacan SanMarcos Gregoria Crisanta Pérez Bámaca; Patrocina Mejía Pérez;Catalina Dominga Pérez Hernández; Marta Juliana Pérez Cinto; MaríaSanta Díaz Domingo; Crisanta Tomasa Yoc Hernández; CrisantaHernández Pérez y Olga Bámaca Hernández que han librado unalucha en contra de la empresa minera Montana Exploradora.También las hermanas de San Juan Sacatepéquez que se oponen a lainstalación de la cementera en sus territorio y por mencionar otrocaso las hermanas del Norte del Quiche que se oponen ainstalación la hidroeléctrica Palo Viejo.En la actualidad la lucha y resistencia desde las mujeres continúa, sinque exista el cumplimiento de parte del gobierno a los derechos detoda mujer como el derecho a la educación, salud, trabajo conremuneración que cubra el costo de la canasta básica, tampoco secuenta con el derecho a la justicia para las mujeres.Denunciamos que los entes de gobierno que tienen que velar por losderechos de las mujeres no cumples con sus obligaciones por loscuales fueron creados tales como la Defensoría de la Mujer Indígena,y la Secretaria Presidencial de la Mujer -SEPREM-A pesar de las realidad que se vive en el país de discriminación, depobreza y falta de oportunidades de desarrollo personal y familiarpara las mujeres, en la actualidad cientos de ellas ocupan espaciosde dirección local, regional y nacional esto se da después de un
  5. 5. proceso de lucha y resistencia y exigencia de sus derechos comomujeres, en diferentes comunidades del país mujeres forman partede los Consejos Comunitarios de Desarrollo -COCODES-, de lasJuntas Municipales y de otros espacios que son fundamentales para eldesarrollo de las propias comunidades.Las mujeres estamos presentes en espacios de toma de decisiónlocales regionales y nacionales.Las mujeres siempre hemos aportado en el desarrollo familiar localregional y nacional y con el fin de continuar la lucha por lareivindicación de nuestros derechos, desde la CLOC Vía Campesina anivel del continente se han lanzado las campañas “Por el Fin de laViolencia hacia las mujeres del campo y la ciudad” así como lacampaña “por el acceso a la tierra por parte de las mujeres” con ellascontinuaremos recordando a los gobiernos de nuestros países que lasmujeres tienen los mismos derechos y por ello exigimos se respeten.La falta de acceso uso y tenencia de la tierra por parte de las mujereses uno de los derechos que también se viola en el país, debido a quela poca tierra con que cuentan algunas familias está en manos de loshombres no así de las mujeres que son quienes también tienen lacapacidad de hacerla producir para alimentar a su familia, a lacomunidad y para el aporte de la economía familiar y de país.Reconocemos la lucha incansable que las mujeres realizamos paraque en nuestra familia comunidad y país existan condiciones de vidahumanitaria, por ello se hace necesario el fortalecimiento de nuestraparticipación sobre las bases de igualdad de oportunidades.Recordamos al gobierno lo descrito el Acuerdo Sobre AspectosSocioeconómicos y Situación Agraria firmado por el gobierno deGuatemala en 1996 que señala: “Reconocer la igualdad de derechosde la mujer y del hombre en el hogar, en el trabajo, en la produccióny en la vida social y política y asegurarle las mismas posibilidades queal hombre, en particular para el acceso al crédito, la adjudicación detierras y otros recursos productivos y tecnológicos”.Las mujeres indígenas y campesinas de la CLOC Vía Campesina enGuatemala exigimos:  Que la aprobación de urgencia nacional de la iniciativa de Ley de Desarrollo Rural integral A los entes que fueron creados a raíz de los Acuerdos de Paz para velar por los derechos de las Mujeres, que cumplas con su mandato.
  6. 6. ¡Por la dignidad de las mujeres, exigimos derecho a la tierra! ¡Globalicemos la lucha, Globalicemos la esperanza! Guatemala, 05 de septiembre de 2012Día internacional de la Mujer Indígena, 05 de septiembre. Somos Bartolina, somos la Gaitana: Mujeres indígenas transmisoras de cultura y garantes de la pervivencia de nuestros pueblosPor: Consejería de Mujer Familia y Generación. Organización NacionalIndígena de Colombia (ONIC)Todas somos Bartolina, su nombre simboliza el de miles de mujeresindígenas de la Madre Tierra, de Nuestra América, de Colombia; todasdesde nuestros distintos quehaceres luchando, en ocasiones sindarnos cuenta, por nuestros derechos; todas pariendo procesos,reivindicaciones, esfuerzos, hijos, hijas; todas transmisoras denuestra cultura, garantes de nuestra pervivencia.Hoy 5 de septiembre, se conmemora el Día Internacional de la MujerIndígena, y resulta importante, darle contenido desde nuestrossaberes y realidades para mostrar situaciones que validan nuestrasconsuetudinarias exigencias por la salvaguarda de nuestros derechos,los cuales han sido y aún hoy siguen siendo vulnerados de formareiterada y con variadas expresiones, que nos victimizan y nos sitúan
  7. 7. en grave riesgo no solo a nosotras como sujeto colectivo mujer, sinoa Pueblos Indígenas enteros, vistos integralmente.El conflicto armado, el accionar de los actores armados legales eilegales, el despojo, la globalización financiera y de lastransnacionales, los megaproyectos, las múltiples formas violencias yotros muchos factores han materializado para los Pueblos Indígenasriesgos específicos que se muestran con crudeza en los cuerpos,mentes y espíritus de las mujeres indígenas, ¿Cómo no alzar nuestrasvoces ante la injusticia, la impunidad y la discriminación? ¿Cómo noreaccionar ante las distintas formas de violencias que nos aquejan?¿Cómo no seguir movilizándonos desde distintos escenarios paravisibilizar nuestra situación y con ello generar estrategias deprevención y protección para nosotras y con ello para nuestrospueblos?Contundentes son los datos que en materia de desplazamientoforzado se muestran a 2009; para dicha anualidad se cuentan entotal 37.986 mujeres indígenas en situación de desplazamiento; cifraque no tiene en cuenta el sub-registro que, por aspectos de diversaíndole (que van desde la no realización de la declaración del hecho,hasta la carencia de un enfoque diferencial al recepcionar ladeclaración), impiden consolidar y mostrar el total de casosexistentes: la cifra a 2012 es mucho más elevada, guardando relacióndirecta con los niveles de invisibilidad. (Lea Informe Consejería ONIC,La Violencia Sexual, una estrategia de Guerra)A este panorama se adicionan, los casos de feminicidios (Leacomunicado al respecto), al menos uno por mes en lo que va del año;siendo el más reciente el ocurrido en el Municipio de Pueblo Bello endonde la víctima fue una niña del pueblo Arhuaco, su cuerpo sin vidafue encontrado con señales claras de violencia sexual.Desafortunadamente no se cuenta con cifras exactas que permitanevidenciar la grave y sistemática situación de violencia sexual, perosabemos de los altos niveles de impunidad, que nos permiten que lasmujeres indígenas accedamos efectiva y diferencialmente a lajusticia.Estas y otras formas de violencias en contra de las mujeres indígenasafectan de manera individual, a las víctimas; y colectiva, a suscomunidades, generando impactos graves en la cosmovisión de lospueblos: la agresión a una mujer, se transforma en una afectacióndirecta para la totalidad del pueblo al que pertenece.
  8. 8. A pesar de lo anterior, las mujeres indígenas hemos seguidoluchando, generando estrategias de resistencias, consolidandonuestros argumentos, hablando, tejiendo y construyendo desde elúnico lenguaje que entendemos como parte de nuestras entrañas: lapaz. Nuestros aportes al movimiento indígena en Colombia y enNuestra América han sido determinantes para fortalecer procesosorganizativos fundamentados en la autonomía, el respeto a nuestrosterritorios, la unidad de los pueblos, la consolidación de nuestrasculturas y en el reconocimiento de nuestros derechos ancestrales.Sin lugar a dudas este no ha sido un ejercicio sencillo; plagado deresistencias y oposiciones, nuestras luchas como mujeres indígenasse ven abocadas históricamente a la duplicidad de esfuerzos paraenfrentar las diferentes formas de violencia y las vulneraciones denuestros derechos individuales y colectivos. Nuestras acciones en loprivado y en lo público han buscado y buscan consolidar nuestra voz,nuestras voces, evidenciando que en la polifonía se han consolidadonuestras posturas colectivas.Hoy nosotras, mujeres indígenas, reiteramos que somosindispensables en la consecución de libertades y derechos para todas,para todos, para nuestros pueblos. De la misma forma que aBartolina Sisa, muchas hermanas han sido silenciadas, sin embargono han podido ni podrán acallar nuestro ser en tanto dadoras deamor, de resistencias. La semilla que sembramos al parir pervive másallá de nosotras mismas, más allá del hoy, se transforma en historia,en sujetos con la potencia de cambiar el mundo, en sabiduría, enbuen vivir, en la consolidación de garantías colectivas. Se transformaen el legado de la Madre Tierra, porque nosotras somos unaproyección de ella; se transforma, en últimas, en vida.Fuente: http://cms.onic.org.co/2012/09/mujeres-indigena-transmisoras-de-cultura-y-garantes-de-la-pervivencia-de-nuestros-pueblos/ 5 September, 2012 Natividad Llanquileo: “Nos falta camino por recorrer” “Mi tema es la unidad de nuestro pueblo, con nuestras diferencias y discutir las cosas”, enfatizó la lideresa, quien sueña con volver al campo –como dice- para “seguir difundiendo” en esta constante
  9. 9. búsqueda de la identidad que muchos jóvenes experimentarán, yquizás en la conmemoración del Día de la Mujer Indígena comiencea gatillar.Por Leyla NoriegaLa OpinionUn día como hoy, pero hace 230 años atrás Bartolina Sisa, lideresaaymara, por oponerse a la dominación y la opresión de losconquistadores españoles, fue brutalmente asesinada ydescuartizada el 5 de septiembre de 1782, en la Paz, Bolivia. Hoydistintas mujeres indígenas en todo el mundo enarbolan lasbanderas en defensa de sus territorios y conmemoran la fecha dehoy como el Día Internacional de la Mujer Indígena en memoria deBartolina. Y precisamente, desde las alturas del Illimani, - conaciertos y desaciertos- por primera vez en Sudamérica se instalóun Estado Pluricultural, donde flamean juntas la tricolor de laRepública y la multicolor Indígena.Pero ¿qué tiene que ver Bolivia con ese Chile indígena de ayer y dehoy? “Yo creo que nos falta camino por recorrer. La realidad delpueblo mapuche es muy distinta a la de los otros pueblosoriginarios, es que la realidad chilena es distinta, es complejo. Hayque ser aterrizado, no estamos en Bolivia… no me imagino a unapersona que no quiere imponerle nuestra cultura”, nos confesóNatividad Llanquileo Pilquimán, en conversación hace algún tiempocon La oPiñón, la joven mapuche que irrumpió entre huelgas dehambre, CAM y “conflicto”.La “Naty” detrás de la “vocera”Sin ser dirigenta, sin haber sido nunca imputada de “terrorista”,estudiando en una universidad privada y en Santiago, Natividad
  10. 10. Llanquileo, se convirtió en un referente de su pueblo en el “corazónde Chile”, territorio indígena histórico que desconoce su pasado.A sus 26, años, la estudianta universitaria oriunda de la comunidadde Puerto Choque, comuna del Tirúa, provincia de Arauco, asumióun rol que cambió su vida. “Nunca fui dirigenta, muy tímida, perovengo de una comunidad que siempre ha estado en movimiento.Siempre nos dijeron que somos mapuche”, afirmó recordando quedesde su infancia vivió procesos de recuperación de tierras.Rememoró que cuando su hermano Ramón, estaba en huelga y lesolicitaron ser vocera. “No pensé en decir que no. Pero no penséque iba hacer tan así…”, calificó la experiencia que sin duda leayudó a fortalecer y descubrir nuevos aspectos de ella y de cómoson visibilizadas las demandas de su pueblo.“En términos personales sigo siendo la misma, no obstante, ahoraveo de igual a igual a la autoridad con respeto, tampoco tengoproblemas en hablar en público. Me fortalecí, logré valorar más ami gente, vincularme con gente de otras comunidades… ha sido unenriquecimiento para mí”.La devuelta de manoNatividad, es realista y directa. Habla de la violencia con susantepasados –incluida la generación de su madre- tuvieron quenegar su lengua y hasta cambiar sus nombres, por la vergüenzaque la sociedad les hizo sentir solo por el hecho de ser mapuche.Procesos que las nuevas generaciones no quieren repetir. “Estamosrecuperando nuestra lengua… en proceso de reconstrucción de unpueblos tan destruido: por el Estado, los partidos políticos, elalcoholismo, la droga. Hay mucho trabajo por hacer”.En este sentido, Natividad aclaró que “hay una diversidad dentrode los mapuche con problemas distintos. Algunos ven una salidallegar al poder político, y otros creen en una forma de hacerpolítica dentro de las mismas comunidades. Nos queda mucho quehacer, pero decir: “tu hermano se está muriendo y se estámuriendo por defender la tierra”, mucha gente que ya no vive enlas comunidades se vio reflejada, empezó a recordar y actuar”.“Mi tema es la unidad de nuestro pueblo, con nuestras diferenciasy discutir las cosas”, enfatizó la lideresa, quien sueña con volver alcampo –como dice- para “seguir difundiendo” en esta constantebúsqueda de la identidad que muchos jóvenes experimentarán, yquizás en la conmemoración del Día de la Mujer Indígena comiencea gatillar.

×