América Latina y el Caribe tienen poca voz en Tratado de Armas

140 views

Published on

La actuación de los países para transformar el Tratado de Comercio de Armas (TCA) en una política internacional concreta está caminando a pasos lentos y, según Amnistía Internacional, perjudicando la vida de miles de personas alrededor del mundo.
En América Latina, sólo Costa Rica, El Salvador, Panamá, México y Brasil ratificaron el TCA. En este último país, el asunto está parado desde hace por lo menos 10 meses.

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
140
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
46
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

América Latina y el Caribe tienen poca voz en Tratado de Armas

  1. 1. América Latina y el Caribe tienen poca voz en Tratado de Armas Adital, 9 de abril.- La actuación de los países para transformar el Tratado de Comercio de Armas (TCA) en una política internacional concreta está caminando a pasos lentos y, según Amnistía Internacional, perjudicando la vida de miles de personas alrededor del mundo. En América Latina, sólo Costa Rica, El Salvador, Panamá, México y Brasil ratificaron el TCA. En este último país, el asunto está parado desde hace por lo menos 10 meses. Hace cerca de un año, 155 países votaron en la Asamblea General de las Naciones Unidas por la adopción del Tratado de Comercio de Armas. De ese total, 118 firmaron el tratado mostrando la pretensión de implementarlo a través de ley nacional. Sin embargo, 43 países que se habían comprometido con la política internacional no tomaron ninguna medida para concretizarlo. Amnistía advierte que las consecuencias del comercio de armas mal regulado muchas veces son fatales. Cuando el TCA fue abierto para su firma, en junio de 2013, varias naciones se manifestaron positivamente, inclusive los cuatro mayores productores y exportadores de armas del mundo (Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos) firmaron el Tratado en septiembre del mismo año. Pero, pasado el tiempo, poco se está realizando para que la medida tenga validez. El último 2 de abril, fecha que marcó un año de la aprobación del acuerdo, otros 18 países anunciaron la ratificación del TCA, sumándose entonces 31 naciones.
  2. 2. En América Latina, sólo Costa Rica, El Salvador, Panamá y México ratificaron el TCA. Cuba fue uno de los 23 países que se abstuvo del acuerdo. La pequeña cantidad de países comprometidos con el TCA contrasta con los compromisos ya firmados. Los días 28 y 29 de enero de este año, Jefes de Estado y de Gobierno estuvieron reunidos en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Cuba y, en la ocasión, proclamaron a América Latina y el Caribe como ‘Zona de Paz’. Uno de los compromisos declarados fue el de seguir promoviendo el desarme nuclear como objetivo prioritario y "contribuir con el desarme general y completo, para propiciar el fortalecimiento de la confianza entre las naciones”. A pesar de esto, es pequeña la contribución de los países de la región para que entre en vigencia el Tratado de Comercio de Armas. En Brasil, país que fue uno de los primeros en firmar el TCA en 2013, organizaciones de derechos humanos están movilizándose para reclamar a los Ministerios de Justicia, de Defensa, de Relaciones Exteriores, y a la Secretaría General de la Presidencia de la República agilidad en el envío del texto del Tratado al Congreso Nacional. El documento está parado desde hace, más o menos, 10 meses esperando su traducción y elaboración de la exposición de motivos por parte de Itamaraty, para entonces ser enviado a los Ministerios. El TCA entrará en vigencia después de la 50ª ratificación. Cuando eso ocurra, será regulado el comercio internacional de todas las armas convencionales, incluyendo automóviles y vehículos blindados de combate, sistemas de artillería de gran calibre, aviones de combate, helicópteros de ataque, navíos de guerra, misiles y lanzadores de misiles y armas de pequeño calibre. El TCA también incluye la prohibición de transferencia de armas, que podrían ser usadas en genocidio, delitos en contra de la humanidad y delitos de guerra. Amnistía pretende continuar su campaña en pro de la ratificación del Tratado para que pueda entrar en vigencia cuanto antes. El trabajo de la ONU camina por el mismo sentido. El último 2 de abril, el Secretario General de la organización, Ban Ki-moon, pidió a los países que firmen y ratifiquen inmediatamente el Tratado. Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com http://site.adital.com.br/site/noticia.php?boletim=1&lang=ES&cod=8 0136 •

×